La importancia del crimen organizado como actor geopolítico, su impacto en las relaciones internacionales y sus diferencias según continentes.

El crimen organizado tiene un papel importante como actor geopolítico, ya que disputa con los Estados el poder político, económico, territorial y social. De esta forma, la delincuencia organizada influye en los Estados y sus sociedades, así como las relaciones entre sí y con otros Estados, teniendo como base objetivos tanto económicos, políticos como geopolíticos.

La Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional, define el crimen organizado como aquel cometido por: “Un grupo estructurado de tres o más personas que exista durante cierto tiempo y que actúe concertadamente con el propósito de cometer uno o más delitos graves o delitos tipificados con arreglo a la presente Convención con miras a obtener, directa o indirectamente, un beneficio económico u otro beneficio de orden material”.

En resumen, el crimen organizado es aquel cometido por un grupo de personas (deben ser tres o más) con carácter de permanencia y con el objetivo de cometer delitos para conseguir un lucro económico o material.

Según Miguel Ángel Barrios, experto en geopolítica, no se puede estudiar ni analizar el crimen organizado sin estudiar y analizar al mismo tiempo la territorialidad, ya que sería estudiarlo en el vacío y sin tener en cuenta las sinergias e influencias mutuas y concretas entre ambos fenómenos.

Además, el hecho de que el crimen organizado sea casi por definición transnacional y que tenga diferentes vertientes y consecuencias en función del territorio en el que se lleva a cabo, hace patente la correlación casi indisoluble entre el crimen organizado y las relaciones internacionales. Por ello, también existen lo que se conocen como Estados criminales, cómplices necesarios del crimen organizado.

El crimen organizado en la política macroeconómica

La implementación de políticas y relaciones internacionales que permitan disociar el crimen organizado y el espacio territorial permitirán abordar el problema desde un enfoque geopolítico, porque, además de un problema criminológico y de seguridad, se trata de un problema de lucha de poder en muchos casos, con muchas repercusiones y sinergias políticas y geográficas.

Miguel Ángel Barrios afirma que la globalización del crimen organizado ha sido causada por la desregulación de la economía, el comercio internacional y las relaciones económicas a nivel mundial. A todo esto hay que añadirle la digitalización masiva y la existencia de la Dark Web.

El crimen organizado influye de manera importante en el sistema económico internacional y, por tanto, en las relaciones de poder entre Estados, ya que mueve grandes cantidades de dinero y lleva a cabo muchas actividades de blanqueo de capitales difíciles de detectar por la internacionalidad del fenómeno delictivo.

En ocasiones, incluso, las organizaciones criminales actúan como entidades legítimas en el mercado mundial y pueden llegar a ser vistas por algunos países como parte del sistema.
Según la ONU, los ingresos de las organizaciones criminales transnacionales a nivel mundial suman alrededor de un billón de dólares, cifra equivalente al PIB de todos los países de bajos ingresos, teniendo una población de tres mil millones de personas.

La influencia que tiene el crimen organizado sobre la política macroeconómica de los países es tácita, y la mayoría de servicios de inteligencia no tienen un papel claro y definido de actuación frente al crimen organizado, teniendo en cuenta la importante influencia de éste en las relaciones internacionales y la geopolítica.

Diferencias del crimen organizado, según continentes

El crimen organizado tiene un papel importante como actor geopolítico, ya que disputa con los Estados el poder y el control territorial y social. Además, en términos criminológicos, compite con los países y las leyes por el monopolio de la violencia. Esto hace que el crimen organizado pueda ser usado como una clave geopolítica estratégica en el enfrentamiento por el poder entre Estados.

De esta forma, el establecimiento de alianzas entre países, ya sea de manera ilegal y pactando con el crimen organizado para adquirir más poder, o para combatir esta amenaza, establece dos polos bien diferenciados sobre el fenómeno. A su vez, hay países de todo tipo que promueven o se benefician de las redes criminales y terroristas a nivel internacional para llevar a cabo sus estrategias geopolíticas contra otros Estados que consideran enemigos.

Como afirma el criminólogo Daniel Sansó-Rubert, la criminalidad organizada es capaz de tergiversar los mapas oficiales, imponiendo una nueva realidad geopolítica, que conlleva un reparto geográfico de áreas de dominio e influencia y el establecimiento de fronteras invisibles pero muy reales.

Cada organización tiene su propia demarcación territorial, de carácter infra y supranacional, al margen de los límites oficial y legalmente establecidos. Este orden territorial desafía las soberanías locales, estatales e internacionales.

Continuamente se pueden ver cambios geopolíticos marcados por la criminalidad organizada, puesto que su modelo de expansión se fundamenta en el control territorial de diferentes puntos calientes o hot spots donde tienen lugar las actividades delictivas de cada organización criminal.

En definitiva, el crimen organizado rompe el contrato social y el lugar del Estado puede ser ocupado por una organización criminal y su influencia, que se legitima aportando bienes y aumentando el poder político, económico y social del país a nivel estratégico, según afirma el analista Gabriel De Paula.

Europa

La libertad de circulación en Europa favorece las actividades del crimen organizado, pues las fronteras son muy permeables y hay mucha facilidad de movimiento. Esta movilidad transnacional aumenta la impunidad, al dificultar las tareas de investigación para la policía y los servicios de inteligencia y al moverse rápidamente de una jurisdicción a la otra, impidiendo así llevar a cabo investigaciones eficaces.

Incluso aunque la Policía de cada país (con o sin la colaboración de otros países), consiga identificar y detener a los grupos u organizaciones criminales, posteriormente debe darse una cooperación en el ámbito judicial, en muchas ocasiones con países de fuera de Europa. De lo contrario, se dificulta llegar a la cúspide de la organización criminal y afectar directamente a sus fuentes de financiación, reorganización y restablecimiento.

Según Europol, las organizaciones criminales en Europa desarrollan actividades criminales en ámbitos concretos de los negocios (fraudes informáticos, blanqueo de capitales, etc.), no siendo tan frecuente como en otros lugares el tráfico ilegal de bienes, por ejemplo.

Además, destaca la trata de personas y la inmigración ilegal como principales actividades de los grupos criminales en este territorio, existiendo también grupos y organizaciones criminales relacionadas con el terrorismo o la radicalización violenta.

Rob Wainwright, director de Europol, afirma que: “El crimen organizado es un negocio multimillonario en Europa y que está creciendo gracias a la expansión de Internet y las tecnologías móviles, la proliferación de rutas de tráfico clandestino, así como las oportunidades que ofrece la crisis económica global. Todas ellas han contribuido al desarrollo de una mayor amenaza”.

Europa, finalmente, es en muchos casos “receptora” de los productos del crimen organizado de otros lugares (por ejemplo, de las drogas). Además, este territorio y, especialmente España por su situación geopolítica, es un lugar de intercambio y de tránsito, que podría decirse que “conecta” y abre las puertas hacia el resto de continentes, principalmente América y África.

América

Es el continente donde se registra una tasa más alta de muertes relacionadas con el crimen organizado, según la ONU. Por consiguiente, el crimen organizado en América es muy visible para la ciudadanía y especialmente violento.

Aunque en EEUU también se dan gran parte de los fenómenos delictivos que tienen lugar en el resto del continente, se producen a menor escala y tienen menor repercusión que en Centroamérica y Sudamérica. El crimen organizado hace de Latinoamérica un territorio especialmente peligroso en este sentido, ya que los grupos criminales están asentados y consiguen operar con cierta facilidad y resiliencia.

Las muertes que causa el crimen organizado, la gran mayoría en esta zona, superan las producidas en conflictos armados y guerras. Y los únicos cuatro países a nivel mundial con una tasa de homicidios de más de 40 personas por 100.000 habitantes se encuentran en América: El Salvador, Venezuela, Jamaica y Honduras.

En cuanto a las tipologías, destacan especialmente los grupos violentos y las bandas urbanas, el narcotráfico y el tráfico de armas. A todo esto se le suma la elevada tasa de impunidad que tiene el crimen organizado en América, según las estadísticas de la ONU e, incluso, cierta connivencia por parte de instituciones públicas locales o regionales en donde predomina la corrupción.

Asia

Asia es el continente con menor tasa de homicidios según la ONU y más seguro en este sentido en relación con el crimen organizado. Esto se debe a que los grupos organizados de este territorio suelen llevar a cabo sus acciones criminales en otros países, conformando una extensa red que suele operar fuera del continente asiático.

Entre los delitos más destacados del crimen organizado asiático están: la ciberdelincuencia, las apuestas ilegales, la extorsión, el secuestro, el tráfico de drogas, el tráfico de personas y el blanqueo de capitales.

África

Es el segundo continente con mayor tasa de criminalidad organizada y muertes asociadas a la misma después de América. Nigeria y la República Democrática del Congo son los países que registran una mayor tasa de criminalidad, según un informe publicado por Interpol.

En África destacan especialmente los delitos relacionados con la corrupción y en la gran mayoría de los países africanos hay organizaciones criminales estrechamente ligadas a los gobiernos, dando lugar a una extraña relación simbiótica, en la que las primeras obtienen poder e impunidad y los segundos poder y recursos económicos, retroalimentándose entre sí.

Por otro lado, también destacan los delitos de tráfico de personas y de armas, no siendo tan frecuente el delito de tráfico de drogas, aunque también está muy extendido especialmente en países fronterizos con Europa como son Marruecos, Argelia, Libia o Túnez. Otra problemática del continente con relación al crimen organizado es el tráfico de animales exóticos y la pesca irregular.

Australia y Oceanía

Si bien el crimen organizado en Oceanía no es muy significativo, en los últimos tiempos está cobrando mayor importancia, pues muchas bandas criminales de América y Asia se están asentando allí.

Algunos cárteles de la droga mexicanos han comenzado a establecer laboratorios para la fabricación de drogas sintéticas en Australia, que se está consolidando, al igual que Europa, como un lugar de destino estratégico para el crimen organizado.Todo esto está dando lugar a unas restricciones y controles cada vez mayores para evitar y prevenir el crimen organizado en este continente.

Entre las tipologías delictivas más significativas en Oceanía se encuentran: el lavado de dinero, el terrorismo, los incendios intencionados, la evasión de impuestos y los delitos de cuello blanco. Además, diversos grupos de cibercriminales se están especializando dentro del continente en infracciones cibernéticas, como ciberdelitos contra la propiedad intelectual en Internet y la ciberguerra.

Miguel A. Barrios entrevistado por Judit Robles Desde siempre me ha apasionado conocer el por qué de la delincuencia y cómo prevenirla, y por eso estudié Criminología. Además, he ampliado esta formación estudiando Psicología. Me motiva especialmente hacer del mundo un lugar mejor, buscando dar respuestas y aportar todo lo posible a la sociedad.

PUBLICADO EN: https://www.lisanews.org/seguridad/la-geopolitica-del-crimen-organizado/

16 años promoviendo semanalmente la Geopolitica; Análisis Radial Semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el Programa: el Club de la Pluma, que conduce el periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo. 

Eje Central:

Sigue profundizandose el conflicto entre Atlantistas (EEUU y socios) y Continentalistas (China y sus socios)

AUDIO

El director de Dossier Geopolítico, Carlos Pereyra Mele, inicia la columna semanal de geopolítica, del Club de La Pluma analizando la declaración del estado de excepción del presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, para frenar la violencia y al narcotráfico en medio de la crisis por sus cuentas secretas descubiertas con los “Pandora Papers” y coincidiendo con la visita a su país -y al narco estado de Colombia- del Secretario de Estado de EEUU, Anthony Blinken, y reconociendo que en esta lucha contra la criminalidad, no encuentran ya otro método que la “manu militari”. 

Luego, nuestro director aborda  el tema del narcotráfico, su estructura y funcionamiento paralelo al estado, donde se refugia, se protege y crece. De cómo avanza con la narcopolítica y de allí al narcoestado, para finalmente dominar al país y destruir la nación.

También nos cuenta quién es Lasso. Un banquero furiosamente liberal que representa al sistema económico occidental y es parte de las pléyades de políticos que han arruinado a Sudamérica. El mismo del Grupo Lima que cuestionó la legalidad diplomática de Venezuela y que con Macri, intentaron el bloqueo total de ese país, precisamente, e irónicamente, con la acusación de lavado de dinero.

Y nos lo describe como un delincuente de cuello blanco, que ha hecho de la evasión fiscal su fuente de riqueza personal, tal cual lo demuestran los “Pandora Papers”, junto al presidente de Chile, Piñera, y a otros 3.000 latinoamericanos multimillonarios. Un Lasso, que se niega a responder por esos hechos, mientras ha privado a su país de dineros fundamentales para su desarrollo y que declara ahora de forma espectacular la guerra al narcotráfico cuando se sabe que esta mafia cuenta con el visto bueno del gran capital financiero, del que él es parte.

¡¡O casualidad!! -exclama Carlos- “Se juntan los dos caminos, el narcotráfico y el señor Lasso y nada menos que en los paraísos fiscales, cuando él y los suyos son compañeros y aliados del narcotráfico a la hora de esconder sus fortunas mal habidas en sus fechorías criminales.” 

Y así, nuestro director desarrolla una preciso análisis político que termina por señalar a EEUU como el mayor responsable del narcotráfico, porque en su territorio se consume el 80% de la droga del continente, siendo a la vez, la principal potencia militar del mundo, quién tiene una específica Doctrina de Seguridad Interior, con 16 agencias de inteligencia, que dispone de la tecnología más avanzada en defensa y con un gasto cercano a los 700.000 millones de dólares.

Entonces se pregunta: ¿Por qué Norteamérica no ha eliminado aún ni a la gigantesca distribución interna, ni a su logística, ni a los capos mafiosos de sus ciudades, ni frena el ingreso de drogas por sus fronteras? La falta de respuesta a esas preguntas, confirma que EEUU, más que la solución, sería parte fundamental del problema. 

Y vuelve con los paraísos fiscales porque el Reino Unido y Norteamérica, son quienes sostienen este andamiaje de dinero sucio, tal cual se demostró en el G20, cuando rechazaron una propuesta para combatirlos, mientras permiten, tanto a los narcotraficantes, como a criminales de todo tipo, a banqueros, empresarios, explotadores, famosos, delincuentes de cuello blanco, políticos corruptos, traficantes de armas y a muchos más, que guarden sus fortunas manchadas de sangre. 

Y luego nos detalla la particular clase de democracia de Blinken justificando esta intervención militar, mientras recuerda aquella de de Kissinger en los 70 con el: ¡¡Vayan y maten!! Y  pone en duda los plazos, los tiempos y los alcances de esta doctrina, preguntando: ¿Cuánto cree Blinken que tiene que ser lo temporal, lo focalizado y lo apegado a derecho en el uso del ejército? Mientras Lasso maniobra para dar impunidad legal a los futuros exabruptos y abusos en la aplicación del estado de sitio. 

Y tras recordar los dolores humanos que provoca en nuestras tierras la implantación de esta guerra civil, a la sombra del Consenso de Washington, nos alerta que están en juego las libertades individuales y la seguridad de los ciudadanos de nuestro continente.

Eduardo Bonugli (Madrid, 24/10//21)

Presidente Lasso «El Excepcional»

16 años promoviendo semanalmente la Geopolitica; Análisis Radial Semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el Programa: el Club de la Pluma, que conduce el periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo. 

Eje Central:

Sigue profundizandose el conflicto entre Atlantistas (EEUU y socios) y Continentalistas (China y sus socios) conflicto que conduce a un mundo Bipolar nuevamente

Las Guerras por el Agua llegaron

AUDIO

El director de Dossier Geopolítico, Carlos Pereyra Mele, inicia la columna semanal del Club de La Pluma alertando que la saturación de noticias sobre Afganistán tiene mucho más que ver con la propaganda que con la información y que procura la victimización de Occidente ante su humillante derrota. 

Y de inmediato entra de lleno en nuestro continente donde la situación es fluida en conflictos, para hablarnos del intento de suicidio de la ex golpista y tirana, Jeanine Áñez, que va camino de victimizarse con el apoyo de los sectores económicos, de las fuerzas armadas y especialmente de Washigton, donde están fugados la gran parte de los responsables del golpe.

También se lamenta del asesinato esta semana, del joven dirigente político, Esteban Mosquera, a manos de los sicarios colombianos en este narco estado manejado por los presidentes Uribe y Duque. Y nos confirma que la resistencia popular ha vuelto a activar paros y movilizaciones para forzar un cambio político y un trasvase generacional, como en casi toda Sudamérica, contra la seudo democracia liberal impuesta por EEUU.

Y además, da cuenta del ridículo escándalo de la oposición peruana al intentar impedir el juramento en lengua Quechua de un nuevo ministro de Pedro Castillo, como lo permite la constitución y que demuestra la estrategia de evitar, con cualquier excusa, que no se consolide en Perú el nuevo gobierno legítimo. 

Luego, Carlos nos lleva hasta Etiopía donde ha explotado la anunciada Guerra del Agua con sus primeros 210 muertos, por el llenado de una mega represa en ese país, en lo alto del río Nilo, que afecta al caudal que baja hacia Sudán y Egipto. Y al explicar los detalles de esta violencia tribal, el analista ve la acción de una “mano negra” en la misma, mientras nos señala el hilo conductor de las nuevas formas estructurales del terrorismo supranacional, que condicionan y desestabilizan gobiernos, hasta el punto de que no puedan disponer de sus propios recursos naturales. 

Y ya sobre Afganistán, aborda el resurgimiento del ISIS con los atentados de Kabul que vienen en auxilio de Occidente porque le victimiza y le da excusas para acelerar su retirada, y nos ilustra de los orígenes de este grupo terrorista llamado también DAESH o Estado Islámico, con los dineros de Arabia Saudí, y la participación en ello de EEUU, Inglaterra y Francia, en todas las guerras funcionales a Washington, siempre para crear el caos permanente en el cercano y mediano Oriente, como ocurrió en Siria e Irak, donde el ISIS solo terminó derrotado gracias a las tropas de esos países, a la lucha de Hezbolá, de Irán y de la fuerza aérea rusa. También nos habla de lo que el ISIS es al Islam y de lo que fueron para su formación, las escuelas coránicas de Las Madrazas.

También se refiere a las teorías occidentales sobre “células durmientes talibanes”, del gran desastre que deja Occidente, de la democracia cleptómana basada en el robo a gran escala que desplazó a la idea inviable de una democracia liberal, del imperio de un estado generalizado de corrupción durante los 20 años, de la “locura de Occidente” tratando de imponerse por encima de un milenario mosaico de sociedades, culturas y religiones que conforman decenas y decenas de etnias ancestrales. 

Y aborda la importancia geopolítica de los yacimientos de litio y de las tierras raras en una zona que afecta a la Ruta de la Seda, de los intereses de Rusia y de las gestiones de China para que haya de verdad un nuevo Talibán 2.0, inclusivo y catalizador de tribus.. 

Tampoco falta su análisis sobre el destino desconocido de los 2,6 billones de dólares gastados en la guerra, ni del fabuloso negocio de la banca occidental por financiarla, que ya se habría embolsado 700 millones de los mismos en concepto de intereses, más lo que venga en el futuro, por otorgar un préstamo casi imposible de pagar

Y mientras sentencia que: “… detrás de estos atentados está la mano negra de…  ya sabemos quién”, nuestro director también define durante el audio la palabra TERRORISMO como «Toda acción violenta con fines políticos«. 

Eduardo Bonugli (Madrid, 29/08/21)

La represa que podria llevar a un nuevo escenario de Guerra en Africa

16 años promoviendo semanalmente la Geopolitica; Análisis Radial Semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el Programa: el Club de la Pluma, que conduce el periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo. 

Eje Central:

Sigue profundizandose el conflicto entre Atlantistas (EEUU y socios) y Continentalistas (China y sus socios) conflicto que conduce a un mundo Bipolar nuevamente

AUDIO

La columna semanal del Club de la Pluma, que presenta el director de Dossier Geopolítico Carlos Pereyra Mele trata como tema central LA DERROTA DE EEUU EN AFGANISTÁN Y SU PLAN DE DESESTABILIZACIÓN EN ESA REGIÓN.

El programa comienza describiendo la escandalosa situación en Perú al no designar como Presidente electo a Pedro Castillo, lo que aumenta la tensión y las posibilidades de un conflicto en el país.

Luego nos habla del magnicidio del presidente de Haití, Jovenel Moise. Un extraño atentado en una vivienda muy bien protegida, que apunta a un comando colombiano con presencia de estadounidenses y relacionado con el narcotráfico. Lo que evidencia el fracaso de la lucha antidrogas en la región y que extiende la sospecha a EEUU y a las ONG occidentales.

Sobre Rusia nos dice que acaba de anunciar su Modelo de Estrategia del Interés Nacional de la Seguridad, que incorpora la Seguridad Nacional Económica, con la reducción del uso de la moneda Dólar y el incremento del esfuerzo por la soberanía de las vacunas, con gran relevancia para la zona euroasiática. 

Y entrando en el tema geopolítico de la semana, Pereyra Mele  titula el análisis sobre Afganistán, como «CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA» y aborda la deshonrosa retirada de las tropas de EEUU en ese país, al que invadió en 2001, y la reciente huida nocturna y precipitada del personal de la principal base aérea, lo que ha causado perplejidad a las autoridades locales.

El politólogo considera esta derrota militar de EEUU muy parecida a la derrota de Vietnam de los 70, con similitudes en ambos casos sobre gobiernos títeres y sobre fuerzas armadas débiles, que están dejando el país a merced de las milicias talibanes.

También señala la similitud entre Vietnam y Afganistán con el brutal incremento de la producción y tráfico de droga en ambos períodos de ocupación. Si en aquel tiempo fue distribuida desde Birmania, a través de la logística militar estadounidense, primero entre sus tropas y luego hacia Norteamérica. Ahora se trata del opio de Afganistán, cuya producción se quintuplicó durante la presencia de sus tropas, para alcanzar tras diferentes escalas a Europa y EEUU.

La diferencia entre ambas derrotas estaría en que mientras el ejército de Vietnam del Norte fue de liberación y de unidad nacional, y por lograrlo, ese país goza hoy de estabilidad y progreso; mientras que para Afganistán, la huida de EEUU lo deja en manos de una milicia terrorista y fundamentalista, que fue creada, formada y financiada en el siglo pasado por EEUU y Arabia Saudí. 

Luego, Carlos nos explica cómo EEUU está transformando esta derrota militar en un logro estratégico al huir y dejar sembrado el llamado “Caos Organizado” en la región, gracias al terrorismo Talibán a pleno rendimiento y en un enclave geográfico como el de Afganistán, en el centro de Asia, plagado de disputas e intereses y rodeado de potencias regionales, además de Rusia y China. Y relaciona esta estrategia norteamericana con otra versión más universal, que provoca desde hace tiempo este mismo “Caos Organizado” desde El Caribe sudamericano, pasando por África del norte, por el Medio Oriente y alcanzando a Asia Central.

De esta manera, nuestro director nos brinda otra clase de geopolítica mundial donde muestra a EEUU llevando por el mundo y a lo largo de un siglo, la desestabilización como un arma política, con diferentes excusas, nombres y particularidades, para que los países donde tiene intereses no puedan alcanzar cotas de soberanía, democracia y progreso que les permita ser libres. 

Y cierra la columna anticipando que Afganistán no solo caerá en un nuevo caos, sino que será un caldo de cultivo de terroristas internacionales que buscarán incendiar una región clave para los planes estratégicos y económicos de China, Rusia y restos de países de la zona. Todo ello gracias a un Occidente que azuza el fuego de los conflictos y a la vez clama por sus particulares “derechos humanos” y sus oportunistas “valores democráticos”, 

Eduardo Bonugli (Madrid, 11/07/2)

Afganistan y sus vecinos
Rutas del Opio desde Afganistan

Por M.K.Bhadrakumar , AsiaTimes

El periódico británico Daily Telegraph hizo algunos vuelos de cometas el fin de semana que Londres está considerando el despliegue abierto de un contingente de fuerzas especiales de élite en Afganistán «para proporcionar entrenamiento a las unidades afganas y desplegarse con ellas en tierra como asesores». 

Al mismo tiempo, el New York Times informó que la Casa Blanca aprueba que el general Austin S. Miller, el principal comandante estadounidense en Afganistán, permanezca en su puesto durante «al menos un par de semanas más», aunque la retirada de las tropas estadounidenses está completa. 

Conectando los puntos, parece que Estados Unidos se esfuerza por reemplazar la guerra eterna en Afganistán con una guerra híbrida similar a Siria. El asombroso éxito que Rusia registró para garantizar la supervivencia del régimen de Assad en Siria proporciona un modelo a seguir para los comandantes del Pentágono. 

Por lo tanto, Miller «ayudará en la transición de la misión militar estadounidense» a una guerra híbrida. El Pentágono ha elaborado una «capacidad sobre el horizonte» mediante la cual aviones de combate estadounidenses y drones Reaper armados con base principalmente en el Golfo Pérsico participarán o respaldarán las operaciones militares afganas contra los talibanes.

Estados Unidos todavía espera reorganizar las capacidades y activos antiterroristas en la región. Los ministros de Relaciones Exteriores de Uzbekistán y Tayikistán fueron invitados recientemente a Washington para realizar consultas a fin de formular planes de respaldo que permitan a Estados Unidos contar con estos dos países. Uzbekistán parece tener una inclinación favorable, lo que llevó al presidente afgano Asharf Ghani a visitar Tashkent para hacer un seguimiento.

En efecto, Washington está buscando reposicionar algunas fuerzas en Uzbekistán y Tayikistán, lo que significa que las tropas de primer nivel, drones, aviones bombarderos y activos de inteligencia que se colocarán en bases o instalaciones apropiadas en estos países de Asia Central permanecen disponibles en tiempo real. por la intervención en la guerra contra los talibanes. 

Al igual que en Siria, los grupos de milicias afganas locales pueden participar en la lucha contra los talibanes. Los señores de la guerra afganos han trabajado anteriormente con el Pentágono y la CIA. Del mismo modo, el lobby de los contratistas del Pentágono es muy influyente en Beltway y la Casa Blanca seguramente extenderá sus contratos. 

La gran estrategia parece ser: a) reforzar la capacidad de las fuerzas afganas, lo que evitaría una toma total del poder por parte de los talibanes, pero sin que Estados Unidos asuma ningún deber de combate; b) copiar del libro de jugadas ruso en Siria mediante el uso intensivo del poder aéreo sin poner las botas en el suelo; c) y hacer que los talibanes se den cuenta a través de una guerra de desgaste que no hay alternativa a un acuerdo negociado. 

Talibanes capturan puesto Fronterizo Afgano con Iran

En un interesante cambio de rol de Siria, Estados Unidos afirmará que su participación en Afganistán es por invitación del gobierno de Kabul.  

De hecho, si se ve que la estrategia está funcionando, se puede esperar que otros países de la OTAN se unan a la refriega, como había sucedido en Siria e Irak, integrados en los grupos de milicias o unidades militares afganas. 

La fuerza de los contratistas del Pentágono se calcula en 18.000 personas, la mayor parte de los cuales han servido anteriormente en el ejército estadounidense. Las actividades del Grupo Wagner en Libia y algunos países africanos aparentemente proporcionan un modelo inspirador para el Pentágono.

Los medios estadounidenses están inundados de visiones apocalípticas del descenso de Afganistán a la guerra civil. Esto ha ayudado a generar apoyo interno en los EE. UU. para la participación continua del Pentágono y la CIA en Afganistán, incluso cuando el presidente Biden extrae millaje político para poner fin a la guerra eterna. En pocas palabras, una guerra híbrida será una situación en la que todos salgan ganando para la Casa Blanca, el Pentágono, la CIA y la OTAN. 

La conclusión es que, por razones geopolíticas, Estados Unidos y la OTAN están decididos a seguir siendo la presencia extranjera dominante en el tablero de ajedrez afgano. Washington visualiza que los estados regionales (Rusia, China, Irán o Pakistán) pueden tener serias reservas sobre una presencia a largo plazo de Estados Unidos y la OTAN en Afganistán, pero no se enfrentarán a Estados Unidos.

¿Funcionará la estrategia estadounidense de guerra híbrida? Una respuesta definitiva será posible solo hasta agosto, dadas las variables en juego. Pero las posibilidades son bastante sombrías. La humillante derrota a manos de los talibanes ha creado un profundo problema de credibilidad para Estados Unidos en la región. 

Además, intrínsecamente, esta es una estrategia de alto riesgo. Los talibanes resistirán y es posible que se pierdan vidas estadounidenses. Una vez más, los estados de Asia Central deben acordar proporcionar los puestos de apoyo para la guerra híbrida. Los talibanes les han advertido severamente. 

De hecho, Rusia y China se oponen a cualquier presencia militar estadounidense en la región de Asia Central. El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, atacó a sectores de la élite gobernante de Afganistán que están colaborando con los planes de guerra híbridos de Washington, acusándolos de intentar prolongar el proceso de negociación y frustrar las perspectivas de un gobierno interino. 

“Deberían pensar en las consecuencias de estas acciones para su tierra natal”, dijo Lavrov. «Rusia ya está celebrando consultas tanto a través de canales bilaterales como dentro de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva para proteger a sus vecinos en Asia Central de cualquier amenaza directa y seria», dijo Lavrov a periodistas en Moscú la semana pasada. Los comentarios se referían indirectamente a los estrategas estadounidenses. 

Pero Moscú no se arriesga. El distrito militar del sur de Rusia (que incluye instalaciones en Tayikistán, Kirguistán y Kazajstán) recibirá equipo militar avanzado, incluido el avión polivalente Sukhoi-34. Las capacidades de defensa aérea de la base rusa en Tayikistán se están fortaleciendo, incluso con el despliegue de los sistemas de misiles antiaéreos portátiles Verba más nuevos (MANPADS). El presidente Vladimir Putin tuvo una llamada con el presidente de Tayikistán, Emomali Rahmanov, la semana pasada, donde prometió todo el apoyo de Rusia para fortalecer las capacidades de defensa de Tayikistán. 

Más importante aún, el éxito de los talibanes durante las próximas 6 a 8 semanas para golpear, desmoralizar y destruir a las fuerzas armadas afganas y cambiar el equilibrio político-militar a su favor será un factor clave en la forma de lo que vendrá. Aquí es donde Afganistán es fundamentalmente diferente de Siria. Estados Unidos está pasando por alto el gran papel que desempeñó Irán junto con Rusia para cambiar el rumbo del conflicto sirio. 

Mientras tanto, los talibanes también han mostrado astucia para evitar que otros grupos afganos se unan detrás de Ghani, así como para crear una sinergia entre su vía política en Doha y la vía militar en Afganistán. En el contexto de los planes de Estados Unidos para librar una guerra híbrida, el portavoz talibán Zabihullah Mujáis dijo a Reuters el lunes: 

“Las conversaciones y el proceso de paz se acelerarán en los próximos días… y se espera que entren en una etapa importante, naturalmente se tratará de planes de paz. Posiblemente llevará un mes llegar a esa etapa en la que ambas partes compartirán su plan de paz escrito … Aunque nosotros (los talibanes) tenemos la ventaja en el campo de batalla, nos tomamos muy en serio las conversaciones y el diálogo «. 

La conclusión es que ningún estado regional fronterizo con Afganistán quiere que la guerra continúe de ninguna forma. También dentro de Afganistán hay oposición a cualquier otra intervención militar estadounidense. La manera cobarde en la que las tropas estadounidenses se escabulleron de la base de Bagram se hablará en el bazar afgano durante mucho tiempo y se convertirá en folklore.   

El ex presidente Hamid Karzai, que sigue siendo una figura influyente en la política afgana e internacionalmente, concedió recientemente una serie de entrevistas con los medios de comunicación extranjeros en las que su constante estribillo ha sido que Afganistán ha terminado con la interferencia de EE.UU en sus asuntos.

La mayor Base de EEUU -Bagram- en Afganistan avandonada apresuradamente…soldado del regimen Afgano monta guardia en la misma lugo de la huida de los estadounidenses

El dia Jueves 17 de Junio del 2021 disertó el Prof. Dr. Miguel A. Barrios Director Academico de Dossier Geopolitico en la Escuela Superior de Guerra de Brasil en Rio de Janeiro, invitado por el Director del Instituto de Doctrina Operacional de Guerra, General de Brigada Joao Cesar Zambao da Silva y por el Coordinador de los Grupos de Investigación de la Escuela Superior de Guerra Profesor Ronaldo Gomes Carmona; el Dr. Barrios disertó sobre la temática: Geopolitica, Soberanía y “Nuevo Orden Internacional” en la “Nueva Normalidad”

Importante evento promovido por el Grupo de Investigación de Estudios de Guerra, del cual participaron Personal Superior de la ESG de Rio de Janeiro e investigadores de la misma institución participó como invitados de la ESG, el Director Ejecutivo de Dossier Geopolitico.

Ponemos a disposición de nuestros seguidores e interesados en estos temas el video de la Conferencia Completa:

Sostienen que Corrientes está en un lugar estratégico en lo geopolítico

Carlos Pereyra Mele aseguró que la provincia tiene una ubicación muy importante en Sudamérica y que debe aprovecharla. Además, fue muy crítico de la manera en la que se combate al narcotráfico actualmente, DIARIO EL LITORAL.

Para el especialista en geopolítica Carlos Pereyra Mele la provincia de Corrientes está emplazada en un lugar muy destacado para el desarrollo de Sudamérica y que debe buscar las alternativas para aprovecharlo. En ese sentido consideró clave recuperar la navegación en los ríos y coordinar mejor la relación con los países limítrofes.

Pereyra Mele visitó a la ciudad de Corrientes para brindar conferencias sobre el futuro de Latinoamérica. Se trata de un reconocido analista que actualmente dirige el sitiowww.dossiergeopolitico.comy en diálogo conellitoral.com.ardio detalles de lo que cree que el país debería hacer con su política exterior y elogió el potencial de Corrientes.

“Corrientes está ubicada en un lugar muy importante desde el punto de vista geopolítico, está en el medio de las rutas que conducen al corazón de América del Sur y es algo que hay que buscar aprovechar”, manifestó Pereyra Mele. En ese contexto detalló que es indispensable que el país recupere sus rutas fluviales, tanto el río Paraná como el Uruguay.

Comentó que restaurar los ríos para la navegación requiere inversiones no tan importantes y que eso permitirá que los países de la región saquen su producción hacia el mundo. “No hay que inventar nada nuevo, de esto ya se viene hablando desde 1930, lo que tenemos que hacer es empezar a aprovechar lo que tenemos naturalmente”, explicó.

Por otra parte opinó que los viajes del gobernador Gustavo Valdés al exterior buscando inversiones es el camino correcto para abrir nuevos mercados y hacer más viable a Corrientes. “Está muy bien lo que hace, pero esto también deja evidenciado que no hay en Argentina un plan de desarrollo propio, son muchos gobernadores viajan para buscar dinero en otros países”.

“En el fondo es muy complicado este movimiento de las provincias, ¿qué pasaría si una logra buenos acuerdos pero para otra resulta perjudicial? Vamos a tener dos provincias enfrentadas, dos gobernadores peleados, son conflictos que se llega por no tener un plan de desarrollo nacional”, graficó el conferencista. En ese contexto recordó como ejemplo la disputa que hubo entre Argentina y Uruguay por la instalación de la planta de Botnia frente a la localidad de Gualeguaychú.

Narcotráfico

Consultado sobre el peso de la seguridad transnacional en las agendas públicas, se manifestó muy crítico con la forma en la que se combaten los delitos como el narcotráfico y la trata de personas. El analista consideró que se inicia en el costado equivocado.

“Empezar la lucha por la seguridad simplemente en el área represiva es errarle totalmente a la posibilidad de combate”, aseveró y agregó que lo fundamental es investigar e ir contra los flujos de dinero que se movilizan a partir de los delitos. “La plata que se gana clandestinamente no se guarda en cajas fuertes, la realidad es que ese dinero circula a través de diferentes sistemas”, completó.

Otro aspecto determinante para la lucha contra el narcotráfico para Pereyra Mele es lograr un trabajo coordinado entre los diferentes países que intervienen. Esto afecta directamente a Corrientes, que es considerada como una frontera caliente.

“Es de suma importancia que no sólo esté coordinado el accionar de las fuerzas de seguridad de diferentes países, sino que también lo estén sus sistemas jurídicos. Es mucho lo que hay que hacer y trabajar en ese sentido, podría ser muy complicado que acá se combata el crimen de una forma y se tenga como delitos a ciertas acciones y enfrente sea totalmente diferente”, dijo y agregó que actualmente en el continente no hay estructuras regionales que obren en ese sentido.

“Quien dice que esto se arregla con más policías, con más armas y más tiros, es alguien que quiere vendernos armas. Porque o si no hace rato que no existiría el narcotráfico en Colombia por ejemplo, que tienen 7 bases norteamericanas pero la producción de cocaína sigue creciendo”, reflejó Pereyra Mele. Sin embargo, también se mostró en contra de la legalización de las drogas como alternativa.

Argentina y el mundo

Para el especialista Alberto Fernández desde el 10 de diciembre tendrá que buscar la forma de insertar a Argentina en un contexto caótico y donde se viven importantes cambios. “El mundo de hoy no es el mismo de ayer, y no hablo de hace 15 años, literalmente ayer. Todo cambia muy rápido y se puede prever que se vienen cambios profundos y muy importante en el sistema económico y financiero”, adelantó.

“El próximo presidente se va a encontrar con un mundo muy complejo, pero eso también puede ser favorable para la administración desde otros puntos de vista. Hay muchas nuevas oportunidades, pero hay que tener mucha cintura política, capacidad de adaptación, entender el mundo y un poco de suerte”, aseguró.

Uno de los leitmotiv del gobierno de Mauricio Macri fue que Argentina se abrió al mundo. El analista coincidió en esa apreciación pero la cuestionó desde otra perspectiva: “Sí, con Argentina se abrió al mundo, pero tendríamos que preguntarnos a qué mundo nos abrimos. ¿Al productivo, serio de los intercambios comerciales y los beneficios para el país, o al sistema financiero, que no invierte, que busca la máxima ganancia con el menor riesgo? La Argentina entró al segundo… ¿y cómo terminamos? Con el doble de deuda externa pero sin la plata, porque la plata se fue”.

Para Pereyra Mele es importantísimo replantear la política internacional y la definió como “la única que existe”. “Las políticas nacionales son el reflejo de las políticas internacionales, Argentina no puede cambiar el mundo, entonces, ¿qué hacemos? Hay que instalarnos, buscar entender el rol que tenemos y las posibilidades, cerrar acuerdos y tratar de invertir en esos sectores donde podamos instalarnos”, opinó. 

En medio de las peleas entre Alberto Fernández y el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, Pereyra Mele dijo que la visita del futuro mandatario a México abre una nueva era para el país. “Es una clara definición de una nueva política exterior, mucho más pragmática y menos ideologizada como se venía planteando”, concluyó.

Publicado: Diario el Litoral 11/11/2019: 

https://www.ellitoral.com.ar/corrientes/2019-11-11-7-30-0-sostienen-que-corrientes-esta-en-un-lugar-estrategico-en-lo-geopolitico

 “Latinoamérica es completamente diferente en 6 meses”

Así lo expresó el analista de geopolítica, Carlos Pereyra Mele. Se refirió al escenario que se plantea en Argentina y la región. Cambios políticos y sociales en el multilateralismo. DIARIO EPOCA

El es­pe­cia­lis­ta en ge­o­po­lí­ti­ca, Car­los Pe­rey­ra Me­le, di­ser­tó en Co­rrien­tes y Re­sis­ten­cia so­bre “A­mé­ri­ca La­ti­na en la dis­pu­ta glo­bal” y lue­go man­tu­vo un en­cuen­tro con épo­ca, en el que se re­fi­rió al pre­sen­te del con­ti­nen­te, los cam­bios po­lí­ti­cos y los de­sa­fí­os que se pre­sen­tan en el mar­co de los nue­vos mer­ca­dos emer­gen­tes.

La Uni­ver­si­dad de la Cuen­ca del Pla­ta fue se­de de la char­la des­ti­na­da a es­tu­dian­tes de dis­tin­tas ca­rre­ras y al pú­bli­co en ge­ne­ral. Pe­rey­ra Me­le es un re­co­no­ci­do ana­lis­ta y pro­fe­sor de la es­cue­la Su­pe­rior de Gue­rra de Pe­rú y Bra­sil, es con­fe­ren­cis­ta In­ter­na­cio­nal. For­ma par­te del si­tio Dos­sier Ge­o­po­lí­ti­co, en el que se pu­bli­can tex­tos de di­fe­ren­tes es­pe­cia­lis­tas his­pa­no­a­me­ri­ca­nos, de Ita­lia y Ru­sia.

En pri­mer lu­gar se­ña­ló que el es­ce­na­rio que se pre­sen­ta es “la ad­mi­nis­tra­ción de los re­cur­sos que son ne­ce­sa­rios pa­ra las po­ten­cias tra­di­cio­na­les, que es­tán con fran­cos pro­ble­mas y en de­cli­na­ción y hay po­ten­cias emer­gen­tes que avan­zan a pa­so fir­me.

El avan­ce del área Asia Pa­cí­fi­co es ca­da vez más ho­mo­gé­ne­o. Chi­na fir­mó es­ta se­ma­na un acuer­do con pa­í­ses del Su­des­te Asiá­ti­co, que tie­nen un ter­cio del PBI del mun­do. Un nue­vo ju­ga­dor es la Fe­de­ra­ción Ru­sa, pu­de ver el gran cam­bio en la ad­mi­nis­tra­ción de Vla­di­mir Pu­tin”, co­men­tó Pe­rey­ra, quien en ju­nio es­tu­vo allí.

El ana­lis­ta tam­bién cues­tio­nó las po­lí­ti­cas ne­o­li­be­ra­les apli­ca­das en La­ti­no­a­mé­ri­ca y pu­so de ejem­plo la si­tua­ción de Chi­le. “El alum­no más aven­ta­ja­do de ese mo­de­lo, por eso mu­chos se sor­pren­die­ron con lo que ocu­rrió” con la eclo­sión. “Chi­le pro­du­ce lo mis­mo que an­tes de Allen­de, ma­de­ra, co­bre y sal­món. Es co­mo si cre­yé­ra­mos que los ar­gen­ti­nos se­ria­mos po­ten­cia só­lo ven­dien­do so­ja. Lo que da po­ten­cia es la cien­cia y la tec­no­lo­gí­a”, sen­ten­ció y re­cal­có la im­por­tan­cia de “ir me­jo­ran­do la ca­li­dad de vi­da de las cla­ses ba­jas y me­dias”.

En cuan­to a nues­tro pa­ís opi­nó que “se va a en­co­lum­nar ha­cia un nue­vo mo­de­lo, ba­sa­do en acuer­dos es­tra­té­gi­cos in­ter­na­cio­na­les. Si se­gui­mos en la bur­bu­ja fi­nan­cie­ra, es­te pa­ís no tie­ne so­lu­ción. Con un 40% de po­bre­za no po­de­mos afron­tar los de­sa­fí­os del mun­do nue­vo”.

Se re­fi­rió a la ne­ce­si­dad de dar­le va­lor agre­ga­do a las ma­te­rias pri­mas, a ver el po­ten­cial que exis­te en ele­men­tos co­mo el li­tio, pa­ra las de­man­das ac­tua­les. “El 50% de es­te pro­duc­to en el mun­do lo com­par­ti­mos con Bo­li­via y Chi­le. En es­te es­ce­na­rio de mul­ti­po­la­ri­dad de­be­mos in­sis­tir que la res­pon­sa­bi­li­dad re­cae tam­bién en los em­pre­sa­rios y mul­ti­na­cio­na­les”, ex­pre­só.

La re­la­ción con Bra­sil

“Es nues­tro prin­ci­pal so­cio co­mer­cial, es­ta­mos en un quie­bre his­tó­ri­co” tras la li­be­ra­ción de Lu­la da Sil­va, “quien fue­ra de­te­ni­do an­tes de las elec­cio­nes por ser el can­di­da­to con ma­yo­res chan­ces de ga­nar. Jair Bol­so­na­ro ga­nó pa­ra sa­car a los po­pu­lis­tas pe­ro es un fra­ca­so, no so­la­men­te en ma­te­ria eco­nó­mi­ca, si­no so­cial”, co­men­tó Me­le.

“El te­ma de los ide­o­lo­gis­mos son to­tal­men­te ca­du­cos y fue­ra de la re­a­li­dad pa­ra in­ter­pre­tar el mun­do. Los ne­o­li­be­ra­les ja­más te van ha­blar de pro­duc­ti­vi­dad. No hay un so­lo pa­ís de la re­gión que no es­té en con­flic­to”, di­jo. El ana­lis­ta ci­tó los ca­sos de Pe­rú con una ins­ti­tu­cio­na­li­dad frá­gil, un Con­gre­so ce­rra­do, Chi­le con un mes de pro­tes­tas ca­lle­je­ras e in­ci­den­tes, en Ecua­dor los mo­vi­mien­tos in­dí­ge­nas tor­cie­ron las me­di­das de Le­nín Mo­re­no. “Nues­tra re­gión es com­ple­ta­men­te di­fe­ren­te en seis me­ses, y hoy Bra­sil es un cul­ti­vo de vio­len­cia fuer­te y si lle­ga a ex­plo­tar, lo de Chi­le va a ser anec­dó­ti­co. Es el pa­ís más vio­len­to del con­ti­nen­te, 90 mil ase­si­na­dos en un años. En 8 años Bra­sil tu­vo ma­yor can­ti­dad de muer­tos que la gue­rra de Si­ria”, com­pa­ró. Al mo­men­to de es­ta en­tre­vis­ta aún no se ha­bía con­su­ma­do el gol­pe de Es­ta­do en Bo­li­via, que de­ri­vó en la re­nun­cia de Evo Mo­ra­les.

Publicado Diario Época el 11/11/2019:

http://diarioepoca.com/1014711/latinoamerica-es-completamente-diferente-en-6-meses/

Dossier GeoPOLÍTICO: Actividad del Equipo En LAS PROVINCIAS DE Corrientes, Chaco, Santiago del Estero y Córdoba

PROVINCIA DE CORRIENTES
PROVINCIA DE SANTIAGO DEL ESTERO

PROVINCIA DEL CHACO
PROVINCIA DE CÓRDOBA

Gonzalo Fiore Viani

La gira de Mike Pompeo por cuatro países de América Latina deja más patente que nunca la intención clara de Estados Unidos de retomar el control perdido la década anterior sobre la región. Reeditando la vieja doctrina Monroe, Washington se ha decidido nuevamente a volver a poner un pie sobre la región. Con los gobiernos de Bolsonaro en Brasil, Macri en Argentina, Lenin Moreno en Ecuador y Sebastián Piñera en Chile, el panorama es mucho más alentador que hace una década. Por aquel entonces, y tras la derrota del ALCA en la cumbre celebrada en 2005 en Mar del Plata, las administraciones de Bush y Obama continuaron con el foco puesto en Medio Oriente. El Make America Great Again de Donald Trump, por lo visto, también incluye retomar la vieja idea de “América para los americanos”. Uno de los principales objetivos de Mike Pompeo respecto de los gobiernos de la región fue alinearlos con la “lucha contra el terrorismo”, declarando como tal a Hezbollah. Decisión que por ahora solo fue respaldada por el gobierno argentino. A su vez, la cuestión Venezuela también fue uno de los puntos centrales de su agenda. 

La gira de Pompeo comenzó en Argentina, donde junto al presidente Macri rindieron un homenaje a las víctimas del atentado de 1994 contra la AMIA, del cual se cumplían 25 años. Luego se dirigió a México, Ecuador y El Salvador. La Administración Trump se encuentra preocupada debido a la creciente influencia china en la región de Centroamérica y el Caribe. Donde en los últimos años pasó de no ser reconocida por la mayoría de los Estados a convertirse en uno de los principales socios comerciales de los países de la zona. Estados Unidos también perdió influencia económica por sobre su viejo “patio trasero”. Si bien, todavía mantiene prácticamente intacta su presencia cultural. El México de Lopez Obrador, por ahora, no ha presentado grandes desacuerdos con los Estados Unidos. AMLO, consciente que no puede enfrentarse abiertamente a Trump, debe necesariamente acodar con su par norteamericano algunas cuestiones, especialmente las concernientes a migrantes provenientes de los países más pobres de Centroamérica, que para dirigirse a los Estados Unidos deben pasar por México. Respecto de esta cuestión, en su paso por el país azteca, Pompeo destacó “los significativos avances de los operativos mexicanos, en cumplimiento con el acuerdo entre ambos países alcanzado el 7 de junio en Washington». De acuerdo al Secretario de Estado, gracias a los acuerdos se produjo «una reducción del flujo de inmigrantes ilegales que llegan a la frontera sur de EEUU».

Según Pompeo, el gobierno de Nicolas Maduro en Venezuela es “la mayor amenaza para América Latina”. Su fijación para con el gobierno bolivariano es tal que en uno de los momentos más álgidos de la crisis, aseguró públicamente que la intervención militar “no estaba descartada”, lo cual fue contradicho por el mismo Trump. El presidente también lo desautorizó en público cuando Pompeo criticó la actuación rusa en el país caribeño. Junto a Nayib Bukele, flamante presidente de El Salvador, el norteamericano declaró: «Por supuesto el riesgo en la región es Venezuela; es importante que cuando nosotros veamos afectados nuestros valores, los países que piensan como nosotros trabajemos de manera conjunta, hombro a hombro». Si bien, todo parece indicar que cualquier tipo de intervención armada estaría completamente descartada debido al escaso apoyo entre los países de la región, tanto Brasil como Argentina se encuentran alineados con el gobierno estadounidense respecto de la “amenaza venezolana”. En ese punto coinciden con Pompeo sobre la necesidad de “aislar diplomáticamente” al gobierno de Maduro. Sus acciones, especialmente a partir de la autoproclamación como presidente de Juan Guaidó hace seis meses, van en ese sentido.

En una especie de revival de la guerra fría, el sector de Pompeo identifica como “enemigos” a los países alineados con Rusia en la región, como Cuba, Nicaragua y Venezuela. A pesar de los avances diplomáticos de la Administración Obama con Cuba, donde gracias a la mediación del Vaticano se logró instalar sendas embajadas tanto en Washington como en La Habana por primera vez desde 1960, nunca llegó a discutirse el bloqueo ni el embargo. Trump ha dado marcha atrás con los avances, incluso amenazando con endurecer la Ley Helms Burton de 1997 que establece duras sanciones para los norteamericanos que quieran negociar con empresas cubanas. Según Pompeo, “Cuba es la verdadera presencia imperialista en Venezuela”, una pirueta discursiva llena de cinismo que no se condice de ninguna manera con la realidad. Tanto Cuba como Rusia apoyan el derecho a la libre determinación venezolana. El mismo Trump había dicho tras hablar con Putin que “Rusia tiene buenas intenciones en Venezuela”. A pesar de lo que suele asegurar Pompeo. 

Uno de los puntos más hablados de la visita del Secretario de Estado fue la declaración de Hezbollah como grupo terrorista por parte del gobierno argentino. La mayoría de los Estados árabes, con la excepción de Arabia Saudita, no lo considera de esa manera y lo reconoce como un factor estabilizador en la región. Al mismo tiempo, es un enemigo declarado del autodenominado Estado Islámico. Incluso, desde distintos sectores tanto políticos como mediáticos se ha intentado vincular a Hezbollah y la militancia islámica con el terrorismo y el gobierno venezolano. Al mismo tiempo que se intentan demostrar supuestas conexiones hasta ahora incomprobables entre estos y el narcotráfico. No es casualidad que la adjudicación de terrorismo por parte del gobierno argentino sobre la organización libanesa se produzca en el mismo momento de la visita de Pompeo. Un corrimiento a la derecha de la región tiene su correlato en el alineamiento total para con la política exterior de los Estados Unidos. La presidencia del bloque regional pasa a las manos del Brasil de Bolsonaro, cuyo hijo Eduardo ya ha sido nominado por su padre como futuro embajador brasileño en Washington. Quizás Trump responda nombrando a su propio hijo en Brasilia. Todo un signo de los tiempos, donde son los gobiernos de la misma América Latina quienes han decidido retomar los viejos lineamientos de la doctrina Monroe.