Con una triple palmada de Rusia-China-Irán en la hegemonía, ahora tenemos un nuevo tablero de ajedrez geopolítico.

Por Pepe Escobar Asia Times

Pasaron 18 años después de que Shock and Awe se desatara en Irak para que el Hegemón se sintiera impactado y atemorizado sin piedad por un uno-dos diplomático entre Rusia y China virtualmente simultáneo.

No se puede enfatizar lo suficiente cómo este es un momento real que cambia el juego; la geopolítica del siglo XXI nunca será lo mismo otra vez.

Sin embargo, fue el Hegemón quien primero cruzó el Rubicón diplomático. Los manipuladores detrás del holograma Joe “Haré lo que quieras que haga, Nance”, había susurrado Biden en su auricular para calificar al presidente ruso Vladimir Putin como un “asesino” sin alma en medio de una entrevista de softbol.

Ni siquiera en el apogeo de la Guerra Fría las superpotencias recurrieron a ataques ad hominem. El resultado de un error tan asombroso fue el regimiento de prácticamente toda la población rusa detrás de Putin, porque eso se percibió como un ataque contra el estado ruso.

Luego vino la respuesta fría, calmada, serena y bastante diplomática de Putin, que debe meditarse cuidadosamente. Estas palabras afiladas como una daga son posiblemente los cinco minutos más devastadores y poderosos en la historia de las relaciones internacionales posteriores a la verdad.

En Para Leviathan, hace tanto frío en Alaska , pronosticamos lo que podría suceder en la cumbre 2 + 2 entre Estados Unidos y China en un hotel destartalado en Anchorage, con tazones baratos de fideos instantáneos como bono adicional.

El protocolo diplomático milenario de China establece que las discusiones comienzan en torno a un terreno común, que luego se ensalza como más importante que los desacuerdos entre las partes negociadoras. Ese es el núcleo del concepto de “no perder la cara”. Solo después de las partes discuten sus diferencias.

Sin embargo, era totalmente predecible que un grupo de estadounidenses aficionados, sin tacto y desorientados rompiera esas reglas diplomáticas básicas para mostrar “fuerza” a su público local, destilando la proverbial letanía en Taiwán, Hong Kong, el Mar de China Meridional, el ” genocidio “de los uigures. 

Oh querido. No hubo un solo hackeo del Departamento de Estado con un conocimiento mínimo del este de Asia para advertir a los aficionados que no se meta con el formidable jefe de la Comisión de Asuntos Exteriores en el Comité Central del PCCh, Yang Jiechi , con impunidad.

Visiblemente sorprendido, pero controlando su exasperación, Yang Jiechi respondió.  Y los disparos retóricos se escucharon en todo el Sur Global.

Tenían que incluir una lección básica de modales: “Si quieres tratarnos como es debido, tengamos un poco de respeto mutuo y hagamos las cosas de la manera correcta”. Pero lo que se destacó fue un diagnóstico punzante y conciso que mezclaba historia y política:

“Estados Unidos no está calificado para hablar con China de manera condescendiente. El pueblo chino no lo aceptará. Debe basarse en el respeto mutuo para tratar con China, y la historia demostrará que aquellos que buscan estrangular a China sufrirán al final”.

Y todo eso traducido en tiempo real por la joven, atractiva y ultra-hábil Zhang Jing (traductora y vocera), quien inevitablemente se convirtió en una superestrella de la noche a la mañana en China, cosechando la asombrosa cantidad de 400 millones de visitas en Weibo.

La incompetencia del brazo “diplomático” de la administración Biden-Harris es increíble. Usando una maniobra básica de Sun Tzu, Yang Jiechi cambió las tornas y expresó el sentimiento predominante de la abrumadora mayoría del planeta. Rellena tu unilateral “orden basado en reglas”. Nosotros, las naciones del mundo, privilegiamos la carta de la ONU y la primacía del derecho internacional.

Así que esto es lo que el uno-dos Rusia-China logró casi instantáneamente: de ahora en adelante, el Hegemón debe ser tratado, en todo el Sur Global, con, en el mejor de los casos, desdén.

Un proceso histórico inevitable

Antes de Alaska, los estadounidenses emprendieron una encantadora ofensiva en Japón y Corea del Sur para “consultas”. Eso es irrelevante. Lo que importa es después de Alaska y la crucial reunión de Ministros de Relaciones Exteriores Sergey Lavrov-Wang Yi en Guilin.

Lavrov, siempre imperturbable, aclaró en una entrevista con los medios chinos cómo la asociación estratégica Rusia-China ve el actual choque de trenes diplomáticos de Estados Unidos:

“De hecho, han perdido en gran medida la habilidad de la diplomacia clásica. La diplomacia tiene que ver con las relaciones entre las personas, la capacidad de escucharse entre sí, de escucharse entre sí y de lograr un equilibrio entre intereses en competencia. Estos son exactamente los valores que Rusia y China están promoviendo en la diplomacia.”

La consecuencia inevitable es que Rusia-China debemos “consolidar nuestra independencia”: Estados Unidos ha declarado que limitar el avance de la tecnología en Rusia y China es su objetivo. Por lo tanto, debemos reducir nuestra exposición a las sanciones fortaleciendo nuestra independencia tecnológica y cambiando a liquidaciones en monedas nacionales e internacionales distintas del dólar. Tenemos que dejar de utilizar sistemas de pago internacionales controlados por Occidente “.

Rusia-China han identificado claramente, como dijo Lavrov, cómo los “socios occidentales” están “promoviendo su agenda impulsada por la ideología destinada a preservar su dominio al frenar el progreso en otros países”. Sus políticas van en contra de los desarrollos internacionales objetivos y, como solían decir en algún momento, están en el lado equivocado de la historia. El proceso histórico vendrá por sí solo, pase lo que pase”.

Como presentación cruda de un “proceso histórico” inevitable, no hay nada más claro que eso. Y, como era de esperar, los “socios occidentales” no tardaron en volver a caer en, qué más, en su misma vieja bolsa de trucos de sanciones.

Aquí vamos de nuevo: una “alianza” de EE. UU., Reino Unido, UE y Canadá que sanciona a funcionarios chinos seleccionados porque, en palabras de Blinken, “la República Popular China [República Popular China] continúa cometiendo genocidio y crímenes de lesa humanidad en Xinjiang”.

La UE, el Reino Unido y Canadá no tuvieron las agallas para sancionar a un jugador clave: el jefe del partido de Xinjiang,  Chen Quanguo , que es miembro del Politburó. La respuesta china habría sido, económicamente, devastadora.

Sin embargo, Beijing contraatacó con sus propias sanciones, dirigidas, de manera crucial, al loco evangélico de extrema derecha alemán que se hacía pasar por “erudito” que produjo la mayor parte de la “prueba” completamente desacreditada de un millón de uigures detenidos en campos de concentración.

Una vez más, los “socios occidentales” son impermeables a la lógica. Agregando al estado ya espantoso de las relaciones UE-Rusia, Bruselas opta por antagonizar también a China dependiente en un único expediente falso, jugando directamente en la agenda no exactamente secreta de Divide y Goberna del Hegemón.

Misión (casi) cumplida: los diplomáticos de Bruselas me dicen que el Parlamento de la UE está prácticamente dispuesto a negarse a ratificar el acuerdo comercial China-UE negociado minuciosamente por Merkel y Macron. Las consecuencias serán inmensas.

Así que Blinken tendrá motivos para estar alegre cuando se reúna con una variedad de eurócratas y burócratas de la OTAN esta semana, antes de la cumbre de la OTAN.

Hay que aplaudir el descaro de los “socios occidentales”. Han pasado 18 años desde Shock and Awe(conmoción y asombro), el comienzo del bombardeo, la invasión y la destrucción de Irak. Han pasado 10 años desde el inicio de la destrucción total de Libia por parte de la OTAN y sus secuaces del CCG, con Obama-Biden “liderando desde atrás”. Han pasado 10 años desde el comienzo de la destrucción salvaje de Siria por poder, con yihadistas disfrazados de “rebeldes moderados”.

Sin embargo, ahora los “socios occidentales” están tan mortificados por la difícil situación de los musulmanes en China occidental.

Al menos hay algunas fisuras dentro del circo ilusionista de la UE. La semana pasada, el Círculo de Reflexión Conjunta de las Fuerzas Armadas francesas (CRI), de hecho, un grupo de expertos independientes de ex altos oficiales, escribió una sorprendente carta abierta al secretario general de la OTAN, Stoltenberg, acusándolo de facto de comportarse como un títere estadounidense con la implementación. del plan OTAN 2030. Los oficiales franceses sacaron la conclusión correcta: el combo Estados Unidos / OTAN es la principal causa de las espantosas relaciones con Rusia.

Estos idus de marzo

Mientras tanto, la histeria de las sanciones avanza como un tren fuera de control. Biden-Harris ya ha amenazado con imponer sanciones adicionales a las importaciones de petróleo chino desde Irán. Y hay más en camino: en fabricación, tecnología, 5G, cadenas de suministro, semiconductores.

Y, sin embargo, nadie tiembla en sus botas. Justo en el momento justo con Rusia-China, Irán ha intensificado el juego, con el ayatolá Jamenei emitiendo las pautas para el regreso de Teherán al JCPOA.

1. El régimen de Estados Unidos no está en condiciones de hacer nuevas demandas o cambios con respecto al acuerdo nuclear.

2. Estados Unidos está más débil hoy que cuando se firmó el JCPOA.

3. Irán está ahora en una posición más fuerte. Si alguien puede imponer nuevas demandas es Irán y no Estados Unidos.

Y con eso tenemos una triple bofetada Rusia-China-Irán al el Hegemón.

En nuestra última conversación / entrevista, que se publicará pronto en un paquete de video + transcripción, Michael Hudson, posiblemente el mejor economista del mundo, tocó el meollo del asunto:

La lucha contra China, el miedo de China es que no puedes hacer a China lo que le hiciste a Rusia. A Estados Unidos le encantaría que hubiera una figura de Yeltsin en China que dijera: démosle todos los ferrocarriles que hemos construido, el tren de alta velocidad, démosle la riqueza, démosle todas las fábricas a los individuos y dejemos que los individuos ejecutar todo y, luego, les prestaremos el dinero, o los compraremos y luego podremos controlarlos financieramente. Y China no está permitido que eso suceda. Y Rusia impidió que eso sucediera. Y la furia en Occidente es que, de alguna manera, el sistema financiero estadounidense es incapaz de apoderarse de los recursos extranjeros, la agricultura extranjera. Solo le quedan los medios militares para apoderarse de ellos, como estamos viendo en el Cercano Oriente.Y lo estás viendo en Ucrania ahora mismo.

Continuará. Tal como están las cosas, todos deberían asegurarnos de que los Idus de marzo, la versión 2021, ya hayan establecido un nuevo tablero de ajedrez geopolítico. La doble hélice Rusia-China en el tren de alta velocidad ha abandonado la estación y no hay vuelta atrás.

PUBLICADO: https://asiatimes.com/2021/03/welcome-to-shocked-awed-21st-century-geopolitics/ 

15 años promoviendo semanalmente la Geopolitica; Análisis Radial Semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el Programa: el Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo

TEMAS:

Sigue profundizandose el conflicto entre Atlantistas (EEUU y socios) y Continentalistas (China y sus socios) conflicto que conduce a un mundo Bipolar nuevamente

El director de Dossier Geopolítico, Carlos Pereyra Mele, dedica su tradicional columna semanal de geopolítica, para el Club de la Pluma, en analizar la política internacional del gobierno de Joe Biden, tras una semana que deja accionares preocupantes por parte de la Casa Blanca.

La feroz acusación de Biden contra Putin, en un descontrolado ataque de verborrea, cuando le llamó asesino, pareció toda una declaración de guerra, que pone otra vez en foco las facultades mentales del anciano presidente, a la vez que desvanece todas las esperanzas de un cambio de rumbo en las relaciones internacionales de Norteamérica. 

La realidad dice lo contrario. El acercamiento a la OMS o el giro sobre el cambio climático, o los débiles intentos por suavizar las condiciones de los emigrantes, no alcanzan ni de lejos, para diferenciar esta administración con la anterior.

Además, nuestro director detalla el ultimátum de Biden para la paralización de las obras del Gasoducto Nord Stream 2, y de su otro ataque de verborragia en Alaska, contra a China, sobre un “Orden basado en reglas”  que se parece más a “las reglas de un matón”. O la obsesión por restaurar el Hegemón absoluto. Mientras EEUU hace aguas en todos los frentes externos y sigue peor en lo interno, atrapado por la pandemia, la pobreza extrema y el colapso de una economía no competitiva, que traerá más quiebras y más crisis. Y nos recuerda que EEUU NO GANA UNA GUERRA DESDE HACE  MAS DE MEDIO SIGLO 

También nos explica que esas actitudes prepotentes demuestran desasosiego y no fortaleza, porque ahora lidia con adversarios a su altura y no como hasta ahora, contra países débiles y pobres. También nos cuenta que Biden no ha escuchado a Henry Kissinger aconsejado lo contrario, o sea, acercarse a Rusia para contrarrestar su alianza con China. 

Algo parecido pasa con su política en Sudamérica. Con la OEA pidiendo la libertad  de la golpista Áñez, y exigiendo que se juzgue a Evo Morales. Todo un absurdo que cobra sentido, al responder a los deseos de la política agresiva de Washington.

Nos detalla que la “Doctrina Monroe Siglo XXI” no es otra cosa que la intromisión de EEUU en los asuntos internos de los países de América del Sur. Luego se sumerge en la estrategia geopolítica del Reino Unido, último y único aliado real que le queda a EEUU.

Y nos informa que Boris Jonson ha sacado a la luz un documento sobre DEFENSA, SEGURIDAD Y POLÍTICA  EXTERIOR BRITÁNICA, por el cual, en sus 14 colonias de ultramar, aumentará la inversión militar e incrementará en un 40% el armamento nuclear de sus submarinos. Lo que atañe directamente a la Argentina.

Esto demuestra que la prioridad de EEUU y su socio británico, son El Caribe, el Atlántico Sur más sus islas (Malvinas incluidas) y la Antártida, con el objetivo de frenar la presencia China en la región. 

Y reflexiona en que esta realidad demuestra, que nuestra zona es centro de conflicto mundial, y echa por tierra las blandas teorías internas sobre que Argentina esta fuera de las zonas de conflictos. Y avisa que hay un enemigo frente a nuestras costas y ese enemigo está cada día más presente y desarrollando una actividad cada vez más intensa y agresiva.

Y como si esto fuera poco, nos adelanta que esta misma semana, el King’s College de Londres, anunció que Inglaterra usará a Las Malvinas para el crecimiento de su industria espacial, estableciendo allí un punto de apoyo en el hemisferio sur y para perfeccionar la vigilancia espacial sobre la región. Un hecho que evidencia la preocupación que significa para EEUU, la presencia en Argentina de una base China de seguimiento satelital.

Y concluye alertando de que estamos ante un escenario conflictivo, donde las herramientas militares y tecnológicas se han puesto en marcha y que los argentinos deberían tomar conciencia de ello. Mucho más cuando los conflictos internos en el país, como los recientes incendios en Chubut, han llevado caos, desamparo y zozobra a los habitantes de la Patagonia, abriendo dudas sobre una posible relación con el histórico conflicto que tenemos con el Reino Unido, desde el principio de nuestra historia.

Eduardo Bonugli

Biden y Putin se enfrascan en una guerra de palabras. ¿Esto afecta la seguridad del mundo? ¿Por qué le dijo asesino..? -PREGUNTEMOS: y dejemos que los protagonistas nos orienten y que usted alcance la conclusión. Programa “Detrás de la Razón” por canal Hispantv y su Canal de Youtube. ROBERTO DE LA MADRID: entrevista a Carlos Aznarez y a Carlos Pereyra Mele sobre este tema.

Los principales funcionarios de EE. UU. Y China se pusieron manos a la obra para las cámaras, pero bien se podrían hacer concesiones a puerta cerrada. Por RICHARD JAVAD HEYDARIAN19 DE MARZO DE 2021

Lejos de allanar el camino para un “restablecimiento” suave en las relaciones entre Estados Unidos y China, la tan esperada reunión de alto nivel en Anchorage, Alaska, pareció confirmar el hecho de que las dos superpotencias están atrapadas en una “Nueva Guerra Fría” de facto. . “

La reunión de “dos más dos” entre el secretario de Estado estadounidense Antony Blinken y el asesor de seguridad nacional Jake Sullivan con sus homólogos chinos Wang Yi y Yang Jiechi tuvo un comienzo tumultuoso, ya que ambas partes tomaron posiciones intransigentes ante las cámaras.

En lugar de explorar un terreno común y evitar la peligrosa escalada de varias tensiones bilaterales, cada lado jugó con su audiencia nacional adoptando una posición maximalista.

Como prometieron, los funcionarios estadounidenses ignoraron las “líneas rojas” de China al plantear directamente cuestiones delicadas de derechos humanos en China, incluso en lo que respecta al tratamiento de las minorías musulmanas uigures en Xinjiang y la represión de las protestas democráticas en Hong Kong.

Los dos diplomáticos más condecorados de China, que como embajadores en el pasado desempeñaron un papel fundamental en el restablecimiento de las tensas relaciones con Estados Unidos (Yang) y Japón (Wang), respondieron con su ahora característico estilo de “guerrero lobo”.

China inició acusando a sus anfitriones estadounidenses de violar los protocolos y retrasar el inicio de las conversaciones. Poco después estallaron los fuegos artificiales, y algunos participantes obviamente se salieron del guión con posturas espontáneas ante las cámaras.

A pesar de la advertencia de Wang, Blinken cumplió su promesa de plantear cuestiones de “línea roja”, incluidos los ciberataques chinos, su trato a las minorías uigures en Xinjiang y el aplastamiento de las protestas democráticas en Hong Kong.

“La alternativa a un orden basado en reglas es un mundo en el que el poder hace lo correcto y el ganador se lleva todo y ese sería un mundo mucho más violento e inestable”, dijo Blinken de manera provocativa.

Yang respondió de inmediato en un largo monólogo, acusando a Estados Unidos de ser el “campeón” de los ataques cibernéticos y cuestionando su ascendencia moral para hablar sobre cuestiones de derechos humanos y democracia.

“Mucha gente dentro de los Estados Unidos en realidad tiene poca confianza en la democracia de los Estados Unidos”, dijo, citando la violencia policial contra los afroamericanos y las consiguientes protestas Black Lives Matter en el país.

El ex embajador en los EE.UU. pasó a criticar el comentario de Blinken como no “normal”, mientras que curiosamente hizo un descargo de responsabilidad de que tampoco era su diatriba.

Luego, el asesor de seguridad nacional Jake Sullivan hizo una réplica en una crítica inequívoca del sistema autoritario de China al afirmar que “un país seguro de sí mismo es capaz de mirar detenidamente sus propias deficiencias y buscar constantemente mejorar, y esa es la salsa secreta de Estados Unidos”.

Yang respondió diciendo: “¿Es esa la forma en que esperaba llevar a cabo este diálogo?”, Según el traductor de su delegación, lamentándose sarcásticamente: “Creo que pensamos demasiado bien en Estados Unidos. Estados Unidos no está calificado para hablar con China desde una posición de fuerza “.

Pronto, se pidió a los periodistas que abandonaran la sala, ya que ambas superpotencias pasaron a varias rondas de reuniones privadas durante dos días. Según los informes, las conversaciones a puerta cerrada anteriores fueron “sustantivas, serias y directas”, según funcionarios estadounidenses.

Se espera que las conversaciones privadas se concentren en una serie de entregables, lo que podría allanar el camino para una cumbre de alto perfil entre el presidente estadounidense Biden y el presidente chino Xi Jinping el próximo mes, probablemente el Día de la Tierra (22 de abril) para resaltar sus esfuerzos compartidos para Combatir el cambio climático global.

Ambas partes también están explorando un diálogo institucionalizado de alto nivel para facilitar la gestión de las tensiones bilaterales. La administración Biden está considerando proponer varios frutos a la mano, de los cuales China puede prometer concesiones inmediatas antes de cualquier cambio radical en su sistema político o política exterior.

Por su parte, según los informes , China quiere cambios concretos en la política de Estados Unidos, incluida la revocación de las sanciones de la era de Trump a empresas e individuos chinos. En particular, Beijing quiere que la administración Biden:

(i) eliminar las restricciones a la exportación, incluso sobre insumos tecnológicos clave, a los campeones nacionales chinos como Huawei Technologies y Semiconductor Manufacturing International  Corp;

(ii) restricciones de visado revertidas a ciertos miembros del Partido de la Comunidad China, así como a estudiantes y periodistas de los medios de comunicación estatales chinos en campos sensibles de la ciencia y la tecnología; y reabrir el consulado chino en Houston.

A cambio, China también podría levantar las sanciones a las exportaciones industriales y agrícolas de Estados Unidos, así como hacer ciertos ajustes en su política industrial para apaciguar los temores de prácticas de inversión depredadoras.

China también parece decidida a establecer un mecanismo recíproco de “pasaporte de vacunas”, que legitimará en parte sus propias vacunas Covid-19, que aún no han sido aprobadas por los principales países occidentales.

Ambas partes expresaron bajas expectativas de cualquier avance antes de la reunión. No obstante, señalaron su compromiso de aprovechar al máximo la confab “única” a través de discusiones prolongadas en varias rondas de reuniones a puertas cerradas probablemente más productivas , que estaban programadas para terminar a las 10 pm hora local del viernes.

Poco después de las elecciones estadounidenses en noviembre, China comenzó a comunicarse con los asistentes del presidente electo Biden  en un esfuerzo por revertir las enconadas tensiones bilaterales bajo la antigua administración de Donald Trump.

La reunión de Alaska, según el Ministerio de Relaciones Exteriores de China, fue idea de la nueva administración estadounidense, con Biden señalando una nueva era en la política exterior estadounidense y rechazando el unilateralismo de “Estados Unidos primero” de su predecesor.

“La parte estadounidense propuso sostener este diálogo estratégico de alto nivel, que creemos que es significativo … [para que] las dos partes puedan tener un diálogo sincero sobre temas de interés mutuo”, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de China a The Wall Street Journal antes de la reunión.

China dejó en claro que esperaba que la reunión brinde la oportunidad de “volver a encarrilar las relaciones entre China y Estados Unidos”.

En cuanto a la administración de Biden, dio la bienvenida a la reunión como una plataforma para mejorar la cooperación bilateral sobre el cambio climático y la salud pública mundial, especialmente en términos de la provisión de la vacuna Covid-19 a los países en desarrollo.

Sin embargo, en una vista previa del colapso diplomático que se exhibió temprano en Alaska, los altos funcionarios de ambos lados lanzaron salvas no diplomáticas antes de la reunión.

El martes, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, admitió que esperan que “partes de la conversación … puedan ser difíciles”. 

Otro alto funcionario estadounidense dijo : “No tenemos expectativas poco realistas … Por supuesto, llegamos a estas discusiones con una visión muy clara sobre el historial bastante pobre de [China] en el cumplimiento de sus promesas”.

El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, subió la apuesta al dejar en claro: “Ciertamente no tiraremos de los golpes al discutir nuestras áreas de desacuerdo”.

El gobierno de Biden prometió plantear francamente sus preocupaciones sobre el historial de derechos humanos de China, así como su creciente presencia naval en aguas asiáticas y percibidas como prácticas comerciales y de inversión depredadoras.

Blinken también  pidió la liberación “inmediata e incondicional” de dos canadienses, Michael Spavor y el ex diplomático Michael Kovrig, actualmente detenidos en China bajo lo que muchos consideran cargos de motivación política.

Por su parte, el embajador de China en EE. UU., Cui Tiankai, admitió que “no tenemos grandes expectativas ni fantasías” y advirtió que “el prerrequisito para el diálogo y la comunicación entre cualquier país es que ambas partes tengan un espíritu de igualdad y respeto mutuo.”

El ministro de Relaciones Exteriores de China advirtió a Washington anteriormente sobre ciertas “líneas rojas”, incluida la discusión de asuntos políticos internos.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, pidió a la administración Biden que “deje de interferir en los asuntos de Hong Kong de China y se abstenga de seguir el camino equivocado”.

Es casi seguro que la reunión de Alaska no resolverá ninguno de estos temas clave a puerta cerrada. Pero a pesar de los fuegos artificiales públicos, la reunión todavía tiene el potencial de ayudar a romper el hielo en las relaciones bilaterales después de cuatro años de acritud bajo la administración Trump.

Publicado en Asia Times: https://asiatimes.com/2021/03/fireworks-and-fury-set-new-cold-war-tone-in-alaska/?mc_cid=27925b3103&mc_eid=3ab8a50a07

Por Denis Korkonidov (Periodista Federación Rusa)

La islamofobia se ha convertido en un fenómeno común de la vida en los Estados Unidos. La discriminación contra los musulmanes se ha vuelto muy notoria en el campo de la atención de la salud y en el hogar, cuando a las personas se les puede negar la asistencia médica o los servicios sociales solo por su afiliación religiosa. Tales restricciones, por supuesto, afectan negativamente la salud de la sociedad estadounidense.

Las manifestaciones de intolerancia religiosa, recibiendo un impulso adicional en relación con la guerra prolongada en Siria, los recientes ataques terroristas en Francia, Canadá, Bélgica, así como las declaraciones islamófobas de muchos políticos y diplomáticos, se han convertido en un sistema y se han convertido en un parte integral de la realidad estadounidense. Así, el número de crímenes registrados contra musulmanes en los Estados Unidos es ahora 5 veces mayor que antes de los eventos del 11 de septiembre de 2001. Al mismo tiempo, el número total de crímenes por otros motivos, excluida la islamofobia, ha disminuido significativamente. . De ello se desprende que los estadounidenses comunes se han vuelto más intolerantes con los musulmanes, a quienes se considera los principales culpables de una mala vida.

Actualmente hay más de 3 millones de musulmanes en los Estados Unidos, la gran mayoría de los cuales son afroamericanos y árabes. Según los expertos, para 2050, los musulmanes constituirán la gran mayoría de la población estadounidense.

La principal razón de este fenómeno es la alta tasa de natalidad en las familias musulmanas, así como la creciente afluencia de migrantes, principalmente del mundo árabe. Al mismo tiempo, según los analistas, el crecimiento de las manifestaciones de islamofobia en la sociedad estadounidense es directamente proporcional al crecimiento del número de musulmanes. La población protestante blanca de Estados Unidos, que se está convirtiendo en una minoría etnoconfesional, no quiere renunciar a sus posiciones y se opone resueltamente a la rápida expansión del Islam. Mientras tanto, los expertos señalan que Estados Unidos jugó un papel muy importante en la difusión de las enseñanzas del profeta Mahoma, que, a través de la organización de revoluciones y guerras en los países árabes, obligó a la población local a emigrar, incluso a territorio estadounidense, trayendo la religión islámica. con ellos a su nuevo lugar de residencia.

LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE DOSSIER GEOPOLITICO

“Para afrontar los problemas de fondo, que no pueden ser resuelto por acciones de países aislados, es indispensable un consenso mundial”.

Es un hecho indiscutible que la tecnología hoy, ya está presente en todos los aspectos de nuestra vida cotidiana, merced al nuevo entorno en que nos hallamos inmersos y del cual somos parte, un lugar que nunca antes en la historia de la humanidad se haya experimentado en absoluto. De allí la afirmación de que nos encontramos ante un verdadero cambio epocál, donde la cuarta revolución industrial irrumpe en una etapa del sistema mundo.

También es dable expresar que en esta nueva era que tiene como principal actor a la revolución digital o la digitalización, donde la lucha entre potencias se manifiesta día a día, a cada momento por la supremacía tecnológica mundial, que en este momento de la historia no es ni más ni menos que el control de la tecnología de quinta generación 5G.

Para conocer cómo se llega a la Tecnología 5G se hace necesario realizar un breve recorrido histórico y saber de aquellas que la precedieron en el tiempo, empezando por la Tecnología 1G (1970-1980), ésta fue lanzada en Japón por la NTT en 1979 y corresponde a las primeras telefonías móviles. El 1G es analógico y permitieron a un pequeño grupo de abonados principalmente empresarios a comunicarse entre diferentes centros urbanos. Tecnología 2G (1980-2000), en esta generación de móviles ya se introduce protocolos de telefonía digital y permite entre otros SMS, FAX y MODEN, además de Roaming Internacional, llamada en espera, identificación de llamada, etc.; el móvil más reconocido de la época era el Nokia 3310, dispositivos con velocidades inferiores a 100 Kbit/S o 2.75G dependiendo de los diferentes estándares. 

Tecnología 3G (2003-2007), que utilizaba la conmutación de paquetes, con un ancho de banda de 5-20Mhz. Esta generación daba servicio de alta velocidad, internet inalámbrico fijo, de voz, videollamada, videoconferencia, navegación web, correos, mapas, música. En esta época sobresalieron los Blackberry y luego el Iphone el Smartphone que revoluciono la telefonía digital. Tecnología 4G (2007-2015), se basa en el estándar “LTE” que es el sucesor directo del 3G o 3G+, se basa en la tecnología IP que se alcanza por la convergencia entre las redes de cables y redes inalámbricas. También se caracteriza por un aumento significativo de tráfico de datos y puede alcanzar a los 150 Mb/s. De acceso a la internet móvil, televisión 3D, DVB, entre otras. El dispositivo sobresaliente de esta tecnología fue el Samsung Galaxy J1 Ace. 

Tecnología 5G (2015-2020) esta nueva generación usa la arquitectura inalámbrica abierta (OWA), utiliza tecnología de telefonía IP banda ancha, se prevé que para el 2025 una de cada cinco conexiones móviles se realizara sobre redes 5G, su velocidad máxima 10 Gbp/s y más ecológico entre otras bondades. El teléfono insignia de esta época Samsung S10.

Sin dudas que la conectividad 5G que está llegando a nuestra cotidianeidad tiene un sello mayoritariamente Asiático. Las marcas europeas han quedado rezagadas y las de EEUU luchan para frenar el embate proveniente de Asia, de allí radica la pelea por el liderazgo respecto a la tecnología de quinta generación donde la lista está liderada por Huawei, Samsung, Lg, ZTE y Ericsson.

Si bien la tecnología 5G aún no se ha implantado de lleno en todo el mundo pues aún son muy pocos los países que pueden poner en funcionamiento este tipo de alta tecnología y en la actualidad solo el 14% de la población mundial son usuarios merced a múltiples impedimentos de los propios Estados que no cuenta con la debida infraestructura para posibilitar el funcionamiento de la misma, por ende el número actual de países que operan, despliegan o comercializan en el mundo con Tecnología 5G son 38 entre ellos: Corea del Sur, Suiza, Emiratos Árabes, Finlandia, Reino Unido, España, Italia, Alemania, Japón, Irlanda, China, Rumania, Suecia, EEUU, Canadá, Austria, Tailandia y Bélgica, Australia, Nueva Zelanda y Brasil en nuestra región entre otros alrededor del mundo, en tanto Uruguay está en pleno despliegue de esta tecnología 5G y nuestro país Argentina junto a varios países cordilleranos están realizando recién inversiones en el 5G y se aguarda que para el 2025 el 60 de usuarios de todo el mundo tengan acceso a la misma.

Ahora bien, cuando afirmamos que la mencionada tecnología de quinta generación se halla pleno proceso de inversión, despliegue y comercialización en todo el mundo; el avance vertiginoso de la Tecnología en la actualidad parece no tener freno, debido a que nuevamente países Asiáticos continente que se ha apropiado de la vanguardia tecnológica en el presente; países como China ya ha lanzado al espacio el primer satélite 6G del mundo (Start Era-12 o UESTC), satélite que cuenta con un sistema óptico de detección remota para monitorear los desastres de cultivos y prevención de inundaciones e incendios forestales; a los efectos de verificar la tecnología 6G en el espacio, desde China afirman que esta tecnología 6G puede llegar a ser 100 veces más rápida que el 5G.

Cuando todo parecía que China había tomado la delantera en este tema trascendental y vaticino que para el 2035 se podría contar con este tipo de tecnología en el mundo; la empresa Surcoreana Samsung presento el pasado año su visión respecto a la comunicación en materia 6G, afirmando que su comercialización podría estar para el 2028, y para que esto se dé se, trabaja de lleno en tres pilares fundamentales que son: rendimiento, arquitectura y confiabilidad.

Algunos ejemplos y potencial de esta Tecnología 6G que ser distante a nuestra realidad ya se empiezan a entablar fechas menores a una década; entre ellos la velocidad que es una de las categorías que caracterizan a la Cuarta Revolución Industrial, estima que el 6G posee una máxima de datos de 1,000 Gbp/s y una latencia de aire inferior a 100 microsegundos, 50 veces la velocidad de datos máximos y una décima parte de latencia de 5G, en otras palabras y a efectos comparativos el 4g se mide en Megabyts, el 5G en Gigabyts y esta última que realmente se presenta como algo único en el mundo consta de una velocidad de 1 Terabyts.

De allí radica la importancia del presente trabajo académico, donde cada vez se hace más necesario la Regulación Global del Ciberespacio, ante el avance incierto de esta tecnología que pareciera sin lugar a dudas, viene a revolucionar toda la estructura de la red cableada inalámbrica, pero sin un freno regulatorio de la misma, poniendo en riesgo desde el simple y posible usuarios hasta los Estados mismos parte de la Comunidad Mundial.

La Cibergeopolitica es una realidad que no podemos negar y que nos indica e induce a entender lo que pasa en ese famoso quinto elemento que es el Ciberespacio y que sin una debida reglamentación, se abren puertas a limites impensados que busca esta tecnología 6G basada principalmente en Hologramas móvil de alta fidelidad, realidad extendida y replica digital; la velocidad que ya arranca de 50 a 100 veces más rápido que el 5G, dando paso de lleno con este tipo de velocidad a temas tan controvertidos en todo el mundo como la Inteligencia Artificial, el Transhumanismo, los Vehículos Autónomos, la revolución de los Smartphone, la atención Medica Digital (temas tratados en varios artículos desde el 2017 en adelante), Ciudades Inteligentes como una realidad inexcusable, y el nuevo estándar comunicacional que trata de las comunicaciones y transferencias de información bajo el agua.

Pero el análisis no culmina con los ensayos de la nueva tecnología 6G que aún no está en función, los avances siguen realizándose sin descanso más allá de todos los interrogantes que ésta ocasiona entre ellos principalmente los estándares éticos de la misma al momento de ser puesta en funcionamiento. 

Todo lo mencionado ut-supra, nos brindan datos y pistas importantes que no estaban en los planes de la mayoría de la población mundial, es que ya hay muchas teorías que esbozan que estamos antes los umbrales de la Quinta Revolución Industrial, y otros que afirman que esta nueva revolución se está dando en forma simultánea con la 4ta RI, y como puede ser que ya se esté hablando y pensado como un hecho concreto, si aún nos encontramos abrumados por los avances propios de la 4ta RI (big data, machine learnig, computación cuántica, internet de las cosas, XR, Industria 4.0, etc) y como si fuera poco ya asoma por el horizonte una nueva disrupción, llamada a sacudir otra vez los cimientos de la sociedad. En fin, hacemos alusión a la antes mencionada Quinta Revolución Industrial, atisbada en los principales foros económicos y tecnológicos del planeta; una revolución deseada por muchos y temidas por otros.

Por último, es menester saber tres puntos esenciales ante estas cuestiones que vienen a poner sobre tela de juicio más incertidumbres que certezas por no contar con una hoja de ruta clara hacia donde nos llevan estos avances sin una Regulación del Ciberespacio. Tampoco podemos negar que, a través del devenir de los tiempos en todas las revoluciones precedentes a la fecha, han tenido un denominador común donde hubo trabajos que desaparecieron y otros nuevos que se crearon, y por ello pensamos que no hay razón para pensar que la 4ta RI y la posible Quinta Revolución Industrial que se estaría dando en simultaneo a la precedente (4ta RI), vayan a quedar al margen de eta dinámica pre-existente.

Una de las voces que ya se han alzado y más precisamente en WEF fue la de Marc Benioff, fundador de Salesforce, quien afirmo que como lo exprese anteriormente la ETICA debe estar en el centro de la Quinta Revolución Industrial, que muchos afirman ya estar transitando; además otra característica a tener en cuenta es el abandonar la idea del crecimiento por el crecimiento mismo y poner los avances tecnológicos al servicio de los valores puramente humanos y de la inclusión. Entre los puntos sobresalientes de esta Quinta Revolución Industrial que muchos afirman estar ya en vigencia, repito en simultaneidad con la 4ta RI, los de:

  • Compatibilizar los beneficios y el progreso de la sostenibilidad, el cuidado del medio ambiente y el respeto de los derechos humanos.
  • Igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres.
  • Lograr un mundo mejor, más eficiente y más productivo.
  • Facilitar la plena accesibilidad social y laboral.

Todos estos fundamentos para quienes venimos tratando la geopolítica de la internet y desde la cibergeopolitica hace ya varios años, muchos de estos puntos nos remiten directamente a los 17 puntos ODS de la ONU, que, al día de hoy, en lo que respecta a nuestra parte como centro de estudios y desde una perspectiva académica con un pensamiento netamente sudamericano, son más los cuestionamientos y preguntas sin respuestas las que se nos presentan y varios los temas a tratar que parecieran estar camuflados dentro de ese programa que se lleva adelante y pretenden implementar para el 2030. Lo repetimos cientos de veces y en cada lugar que tengamos que exponer o disertar, que primeramente la Falta de Regulación Global O Universal del Ciberespacio, hace que todo se torne turbio y la normativa quede en manos del más fuerte, quien impondrá su postura si es necesario a la fuerza, y esto ocurre por un pendiente que hasta el día de hoy han fracasado los organismos multilaterales que deberían abogar por una Regulación Definitiva y esto se logra con el conjunto de las partes integrante de la sociedad y desde una mirada: social, política, económica, educativa, religiosa, culturales, etc…

Por ultimo dejo una reflexión del Papa Francisco con una impronta ecuménica, que se desprenden de la Encíclica “Laudato Si” sobre los cambios tecnológicos y también a los efectos de que cada uno tomemos dimensión de los momentos cruciales que vivimos y afrontamos, agravados por una pandemia de por medio: “…Alegrarse ante los avances tecnológicos porque la ciencia y la tecnología son un maravilloso producto de la creatividad humana donada por Dios, la Tecnociencia bien orientada puede producir cosas realmente valiosas para mejorar la calidad de vida del ser humano; pero no podemos ignorar que las tecnologías dan a quienes tienen el conocimiento, sobre todo el poder económico para utilizarla, un dominio impresionante sobre el conjunto de la humanidad en el mundo entero, nunca la humanidad tuvo tanto poder sobre sí misma y nada garantiza que vaya a utilizarla bien, sobre todo si se considera el modo como lo está haciendo”.

Estos son los grandes desafíos estratégicos que nos esperan y nos deparan día a día, y de nosotros depende dejar que el avance sea con el ser humano como un mero instrumento de la tecnología o bregamos una lucha ininterrumpida para marcar el camino a los efectos de lograr una Tecnología con Alma.

DR. MARIO R. DUARTE

Abogado (UCASAL) Juez Adm. Faltas M/C (Ctes-ARG). Esp. Derecho Público (UCSF) Esp. Seg. Ciud. Y Prev. Del. (FILDSyS) Académico Argentino AICTEH (Valencia-ESP). Miembro Dossier Geopolitico (-ARG).Seminarian Biolaw and Bioetic (U. Georgentawn-EEUU).

https://actualidad.rt.com/actualidad/372700-china-lanzar-espacio-primer-satelite-6g-probar-tecnologia

https://news.samsung.com/co/samsung-la-tecnologia-6g-sera-una-experiencia-hiperconectada-para-todos

https://www.muycomputerpro.com/2020/12/21/tecnologia-6g

https://blog.masmovil.es/la-evolucion-de-la-tecnologia-movil-1g-2g-3g-4g/

Laudato Si – Autor: Papa Francisco – Editorial: Ediciones Paulinas. (2015)

El 15/2/2012 fui entrevistado por el Programa “Detrás de la Razón”, que conduce el Periodista mexicano Roberto de la Madrid, junto al Dr. Eduardo J. Vior, dos argentinos, analizando el futuro de Trump y la situación política interna de USA. que por supuesto tendrá efectos externos dado el rol de República Imperial que asumió luego de la Segunda Guerra Mundial y mas aún después de la desaparición de la Unión Soviética. 

Dossier Geopolitico Tanque de Ideas suramericano, cada dia tiene mas presencias en medios globales de habla hispana

¿Perdió o ganó? ¿O qué pierde y qué gana EEUU? El impeachment contra Donald Trump del cual se desprende que es dos veces inocente cuando lo acusan de villano violador de la Constitución, se volvió un show de cámaras y micrófonos que mostró lo que menos importa para analizar la situación estadounidense tanto social, económica como política. Si bien el impeachment que fue presentado como un acto necesario ante un acto grave el cual tenía que ser castigado según los demócratas, lejos de entrar en el si Trump fue culpable o no, si de verdad movió mentes Trump para que asaltaran el Capitolio o no, sí representa el estado esencial de la relación entre pueblo y política y entre pueblo y pueblo en sus diferentes aristas dentro de los EEUU. Ese el punto que analizaremos en este capítulo para ver la conformación de poder para los próximos 8 años, vitales para el reacomodo geopolítico. ¿Quién defiende a Trump que no lo pueden sentenciar o no es más que un reflejo de lo que pasa en lo más profundo del devenir de ese país? ¿Qué sigue para Biden, qué propone y cómo enfrentará al nuevo padrino de los republicanos que ya tiene oficina electoral virtual en el club de golf Mar-a-Lago?

15 años promoviendo semanalmente la Geopolitica, en este Programa

Análisis Radial Semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el Programa: el Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo. 

TEMAS:

Sigue profundizandose el conflicto entre Atlantistas (EEUU y socios) y Continentalistas (China y sus socios) conflicto que conduce a un mundo Bipolar nuevamente

AUDIO:

En la columna semanal de geopolítica para el Club de la Pluma de este domingo, Carlos Pereyra Mele, director de Dossier Geopolítico, comienza hablando de la Guerra de las Vacunas en Europa, que la define como una ESTAFA para los ciudadanos europeos y también da una mirada a la tragedia del Covid que se sufre en EEUU, Brasil y Perú. 

Luego, el experto en geopolítica, entra de lleno en el reciente Foro de Davos, al que encuentra cambiando su contenido clásico neoliberal, ese de la Globalización asimétrica y del dictado de las doctrinas de Washington, para ser poco a poco el atalaya de las nuevas voces determinantes del mundo. 

Y con una licencia copernicana, hace girar a ese nuevo mundo en tres ejes. El de  EEUU, el de Rusia y el de China. Todos acompañados por el resto de potencias de segundo orden. 

Nos descubre el director de Dossier Geopolítico, a un foro de Davos que ya vivió épocas doradas y de lujo, y que por la derrota del atlantismo y del resurgir de las viejas potencias asiáticas, se agotan en él las influencias de las elites, y siente y sufre el fin del glamour imperial. 

Nos habla también de la presión de los dirigentes europeos a EEUU durante el evento, para regular las actividades de los gigantes tecnológicos y para que colabore en el diseño de los nuevos equilibrios mundiales. 

Destaca la contradicción del canciller de Washington, quien insiste en la teoría de la EXCEPCIONALIDAD NORTEAMERICANA y en el deseo QUE TODO VUELVA A SER LO DE ANTES, a pesar de la grave brecha interna de su país, de la enorme crisis económica y del terrible sinceramiento de Biden, con aquello de: ¡¡EN EEUU HAY HAMBRE!! 

Pereyra Mele desmenuza al detalle la participación de Putin, que afirma que el poder unipolar ha terminado y cuando anuncia el final de una economía solo para un puñado de millonarios, en un mundo de 7 millones de personas y el acabose de un modelo económico insostenible. 

Sigue con el presidente ruso, que reclama a la UE trabajar juntos por su historia y por su pertenencia. Y a la que pide dejar de ser una cadena de distribución de las órdenes de EEUU. Mientras sostiene que el monopolio de la naturaleza por una potencia, va en contra de la pluralidad histórica de la civilización.

A seguir, el politólogo define Globalización y Globalismo y pregunta:

¿Qué es el multilateralismo coordinado, y qué el selectivo? y ¿Qué significa resetear las relaciones internacionales? Todo en referencia a que el protagonismo de Putin y Xi Jinping demuestra que el mundo está inmerso en una dura pugna por los liderazgos. 

Asegura también que China es la única vencedora del 2020 y que Xi Jinping fue el gran ganador de éste foro de Davos, destacando algunos aportes como:

-“El mundo no volverá a ser lo que fue en el pasado”

-“La universalidad no puede ser una colmena gigante al servicio de una nación reina”

-“La excepcionalidad (Como la de EEUU) significa ir a contra mano de la evolución de la humanidad.”

-“Que lo inverso a esto sería la guerra, en cualquiera de sus versiones, incluso la guerra tradicional si se empeñan en que una sola potencia sea la que intervenga en todos los conflictos.” 

Y concluye con que estos conceptos son parte de una lógica muy oriental que encaja con nuestro principio argentino de “… todo en su medida y armoniosamente…” Precisamente lo contrario a la imposición de la tabla de valores absolutos de los anglos sajones, que obligan a las comunidades organizadas a ser comunidades subordinadas. 

Y Pereyra Mele va cerrando su alocución alertando de que para evitar que se desaten todos los demonios, es necesario un arreglo geopolítico entre las potencias o nos vamos hacia un enfrentamiento global, con consecuencias catastróficas, 

Y cierra sentenciando que ningún organismo internacional de Occidente ha servido ni ha sido útil, para dirigir y luchar contra la pandemia, lo que califica  esa evidencia, como un total fracaso humanitario. 

Son unos pocos minutos de relato simple y entendible, que nos permite comprender en profundidad la actualidad del mundo. 

Eduardo Bonugli

Por NAZANÍN ARMANIAN

“Es posible que hayamos creado un Frankenstein” dijo un arrogante Richard Nixon en 1994, pidiendo perdón a la historia por permitir la incorporación de China en el mercado libre sin conseguir hacerse con el control de aquella milenaria civilización y someterle como un “socio menor” bajo su liderazgo: la creación traicionó a su creador, insinuó, disimulando su profunda ignorancia sobre el pasado y el presente de aquella potencia asiática. Cierto que entonces consiguió la cooperación china para aislar a la Unión Soviética, pero aquel país se define por ser protagonista de una de las revoluciones populares más determinantes de la historia de la humanidad que no de los errores que han cometido algunos de sus dirigentes.

EEUU se queda sin ideas, ya no para subordinar a la República Popular de China sino para contener su ascenso económico y el aumento de su peso político en el mundo. La Administración Obama ideó el Pivote asiático, que iba a consistir en crear una amplia estrategia militar, diplomática y económica en Asia, con el respaldo de sus aliados, con el fin de establecer su supremacía en el continente. No funcionó, entre otras muchas razones porque EEUU incumplió su promesa de invertir en los países del sudeste asiático y sus infraestructuras, y el gobierno de Trump abandonó la Asociación Transpacífica, demostrándoles que no se puede fiar de los lideres caprichosos de EEUU. ¿Por qué, entonces, el equipo de Biden cree que, a pesar de la desastrosa situación interna de EEUU, y el ascenso de China a ser la primera potencia comercial del mundo, podrá reavivar el “Pivote asiático” y devolver al genio en la botella, donde nunca estuvo?

Un Zar de Asia en el Gabinete

Así se apoda el exoficial naval y veterano funcionario experto en sudeste asiático Kurt Campbell, nombrado por Biden para coordinar las políticas asiáticas de su gobierno. Campbell, desde el Consejo de Seguridad Nacional (NSC) trabajará con Jake Sullivan, el asesor de seguridad nacional, para juntos impedir que China “consiga el dominio global”, recoger los pedazos de EEUU que dejó atrás Donald Trump por su paso, y “hacer América grande otra vez” como desea Joe Biden.

Campbell, el “Zar de Asia”, por sus relaciones de amistad con los líderes de los países aliados de EEUU en aquella región, es director de la consultora The Asia Group, fue subsecretario de Estado para Asuntos de Asia Oriental y el Pacífico durante la presidencia de Clinton, y el artífice de la política “Reequilibrio” hacia Asia en la administración Obama-Biden.

El “Pivote asiático 2.0” es la promesa de Biden de una política agresivo y más efectiva hacia China, un competidor económico como ningún otro al que se haya enfrentado la superpotencia occidental. Sin embargo, Biden ha empezado mal: llamar “matón” al presidente Xi Jinping y amenazar con “presionar, aislar y castigar a China” suenen más bien a las rabietas y amenazas de un niño prepotente que de un político maduro.

El presidente electo de EEUU cree que la única potencia capaz de desafiar la hegemonía mundial de EEUU es China, aunque el país de Mao cuenta sólo con una influencia económica global: para obtener una hegemonía mundial hace falta una industria cinematográfica como Hollywood, una influencia cultural, un sistema de alianzas globales y cientos de bases militares sembradas por el planeta. Lo que pretende China, hoy por hoy, es acabar con la primacía militar de EEUU en el Este de Asia, por representar una amenaza seria: nadie ha olvidado las agresiones militares de este país a Vietnam y Corea. De hecho, los conflictos entre ambas potencias se han centrado en las proximidades de la geografía china: las islas del Mar de China Meridional, Tíbet, Taiwán o Hong Kong.

Lo halcones del Partido Demócrata, como Michele Flournoy, la subsecretaria de Defensa en la administración Obama, proponen el fortalecimiento del ejército de EEUU para que pudiera “amenazar de manera creíble con hundir todos los buques militares, submarinos y buques mercantes de China en el Mar de China Meridional en 72 horas“. Obviamente, inflamar “el peligro chino” no tiene otro objetivo que más militarismo y más guerras de expolio a nivel global. Estos halcones que, como Mike Pompeu, proponen un “cambio de régimen” en China ¿estarían dispuestos a acoger en Occidente a cientos de millones de chinos que emigrarían en busca del pan? El “socialismo chino” a pesar de todos sus carencias, es el único sistema que ha sido capaz de alimentar a 1.400 millones de personas, uno de cada cinco habitantes del planeta. Miren a la India, el país con el que China debe ser comparada: vende su pobreza e incompetencia como “atracción espiritual” mientras la mitad de sus habitantes (650 millones) ni tienen wáter en casa. En las últimas cuatro décadas La República Popular ha sacado de la pobreza a más de 800 millones de personas. Estas realidades obligan a “las palomas” del partido de Biden defender un “nuevo tipo de relaciones de gran poder” con la potencia asiática “basado en cooperación y beneficio”. Afirma el exsecretario de Defensa Jim Mattis que EEUU tiene dos poderes clave: el poder de inspiración y el poder de intimidación. Ante una Estado con una población de 1.400 millones de habitantes, la intimidación no funcionará. Este sector del Partido Demócrata propone que EEUU debe dejar de buscar la supremacía militar en todo el planeta, crear interdependencias económicas entre ambas países con el fin de reducir las amenazas del enemigo, y además adoptar políticas de inmigración que mejoren la desventaja demográfica de EEUU respecto al país asiático.

¿Cómo se obtiene el “Reequilibrio” en Asia?

De los discursos y artículos publicados por los nuevos actores de la política estadounidenses, se deduce que la contención de China podrá tener los siguientes elementos:

  • Representar a China como un desafío existencial con dos principales objetivos: mantener cohesionada a un EEUU fragmentado y justificar los megapresupuestos militares beneficiando a las corporaciones armamentísticas.
  • Forjar el multilateralismo y cooperación con los aliados de EEUU con el fin de reducir riesgos y pérdidas en posibles choques con China.
  • Fortalecer el foro estratégico “Diálogo de Seguridad Cuadrilateral” (Quad, su abreviado en inglés) entre EEUU, Japón, Australia e India y centrado en la disuasión militar de China.
  • Regresar al Acuerdo de la Asociación Transpacífico, que fue impulsada por el gobierno de Obama-Biden y de la que salió Trump. Está por ver cómo va a enfrentarse a la Asociación Económica Integral Regional (RCEP, en inglés) constituida en noviembre pasado por China, Myanmar, Brunéi, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam, Australia, Corea del Sur, Japón y Nueva Zelanda.
  • Reconfigurar las alianzas asiáticas para formar una coalición anti-China más efectiva en torno del poder militar estadounidense.
  • Aprovechar las oportunidades que ofrece la India para los EE. UU., mediante el incremento del apoyo militar y de inteligencia al principal contrapeso regional de China. Pero, Nueva Delhi, que se siente incómoda ante las presiones de EEUU para enfrentarle con su vecina, ha desoído las advertencias de Washington sobre la compra de sistemas de defensa rusos S-400, cazas Sukhoi-30 MKI y MiG-29, no piensa entrar en este juego: “Quien tiene un tío en Alcalá no tiene tío, ni tiene ná”, dice el refrán español. A Corea del Sur tampoco le gusta esta contención rígida de China su mayor socio comercial. El temor de los aliados asiáticos de Washington de perder su autonomía política, y ser sacrificados ante los intereses particulares de EEUU es real. Biden y su equipo, anclados en la mentalidad de la Guerra Fría temen que sus amigos, los del ‘bloque estadounidense’, le abandonen para integrarse al inexistente ‘bloque chino’. Biden no consiguió disuadir a la Unión Europea (y sobre todo a Alemania) de firmar recientemente un ventajoso acuerdo de inversión con China. Incluso Japón, tras la salida del poder del primer ministro Shinzo Abe (quien tuvo un “bromance” con Donald Trump) en agosto de 2020, está mejorando sus relaciones con Beijing.
  • Crear órganos centrados en problemas individuales y concretos de la región con cada uno de los aliados, un enfoque más a la carta de las cuestiones que surgen día a día.
  • Restablecer los lazos entre Corea del Sur y Japón y ayudar a resolver sus problemas bilaterales.
  • Asignar un papel protagonista a Japón en la esfera de la seguridad de la región.
  • Facilitar la inmigración a EEUU para los uigures y los ciudadanos de Taiwán.
  • Utilizar el pretexto de los “defensa de los derechos humanos” y la “libertad religiosa” contra Beijing. No pregunten por qué EEUU ha matado a millones de “musulmanes” de Afganistán, Iraq, Libia, Siria o Yemen o incluso los sigue torturando en sus cárceles secretas, o por qué no rasga su vestidura por los fieles de Mahoma oprimidos por el nacionalhinduismo de Narendra Modi.
  • Apoyar inversiones en los países asiáticos para favorecer a su crecimiento y no necesitar productos chinos. Pero, ¿Tiene EEUU la capacidad de realizar tales inversiones?
  • Lanzar el plan de “Made in USA”, fabricando los mismos productos de amplia gama que llegan de China.
  • Presionar a las empresas y estados occidentales para que boicoteen la tecnología 5G china. A España, por ejemplo, EEUU le ha amenazado con dejar de suministrar información a sus servicios de inteligencia si en sus redes 5G entra la tecnología de Huawei.

China no está temblando de miedo

Biden recoge un EEUU más débil que hacer cuatro años. La pandemia ha destrozado la economía en crisis del país.

Beijing es consciente de que tanto la agitación interna de EEUU, en lo político, económico y social-, como la intención de Israel, Arabia Saudí y sus lobbies en Washington de imponer su agenda anti-iraní a Biden le impedirán que aplique una política agresiva contra China. La guerra para desmantelar Siria 2011 tenía entre sus 1+12 principales objetivos evitar la “Doctrina Obama“: retirar las tropas estadounidense de Oriente Próximo para enviarlas a cercar a China.

En la mentalidad china, que mira el presente con las gafas de futuro, EEUU no es más que un “tigre de papel“. Poco o nada podrá hacer para paralizar la Iniciativa de la Franja y la Ruta, el proyecto de construcción de una infraestructura terrestre y marina que una a China con Europa, Asia y África.

En 2020, a pesar del impacto de la pandemia del coronavirus, la economía china creció un 2,3%, y se convirtió en la economía más grande del mundo. Si utilizamos la Paridad de Poder Adquisitivo, el PIB de China alcanzó los 24,2 billones de dólares, frente a los 20,8 billones de EEUU.  Lo cual demuestra que la guerra comercial de Trump fue un simple arañazo a la amplia red de relaciones comerciales de China con el mundo.

Lo mejor que puede hacer Joe Biden es definir el nuevo lugar de EEUU en el nuevo orden multipolar y luego asimilarlo sin rencores: pensar que una guerra exportará la crisis interna es un error.

Publicado en Opiniones Blog del Diario Público España https://blogs.publico.es/puntoyseguido/6968/el-fracaso-anticipado-del-pivote-asiatico-2-0-de-biden-contra-china/

La Unión Europea y los EEUU

Entrevista a nuestro socio estrategico en Italia, Tiberio Graziani, presidente del Instituto Internacional de Análisis Globales Vision & Global Trends

THE INTERNATIONAL AFFAIRS

¿Cuál es la actitud de la Unión Europea ante los acontecimientos en los Estados Unidos, incluida la invasión del Capitolio de los Estados Unidos por los partidarios de Donald Trump?

Con respecto al reciente ataque al Capitolio de Estados Unidos por partidarios de Trump, los líderes europeos han expresado públicamente su asombro y han criticado esta acción. A nivel nacional, los líderes políticos de los principales partidos, incluso los considerados euroescépticos, nacionalistas y / o populistas, han gritado “escándalo”, alegando que el ataque al Capitolio de Estados Unidos fue un ataque a la democracia.

Tal tipo de declaración “ataque al Capitolio = ataque a la democracia” por parte de líderes europeos y políticos de las distintas naciones miembros de la Unión Europea merece al menos dos reflexiones. Una de estas reflexiones tiene un carácter general:

Los líderes europeos son incapaces de concebir un tipo de democracia diferente al modelo demócrata liberal, es decir, al modelo que Estados Unidos ha difundido y exportado desde 1945 a gran parte del planeta y que constituye la superestructura – al mismo tiempo ideológica y operativa – del llamado sistema Occidental liderado por Estados Unidos.

Desde el punto de vista de la cultura política, esta incapacidad somete a las posiciones e intereses exclusivos de Washington, las decisiones de las clases dominantes europeas y de sus políticos sobre la política económica y social interna; y la política exterior. Todo ello se traduce en opciones políticas que, además de no tener en cuenta las variadas identidades e intereses culturales del Viejo Continente, a medio y largo plazo podrían resultar muy negativas para la implementación de la propia integración europea y la evolución de la UE en sentido unitario.

Otra reflexión, más atenta a las circunstancias actuales, se refiere, en cambio, al interés práctico de Bruselas y de las clases dominantes europeas en general para complacer a la nueva administración que a partir del 20 de enero estará dirigida por el demócrata Joe Biden.

¿Cuáles serán las consecuencias de la situación política en EEUU para las relaciones con la UE ?

A largo plazo, no habrá consecuencias destacables, salvo que se produzcan cambios -actualmente no previsibles- en el actual liderazgo de la Unión Europea. La política de Bruselas, por otro lado, podría verse influenciada por el posicionamiento de algunos gobiernos nacionales. En particular, con referencia a Europa central occidental, habrá que prestar mucha atención a Francia, y en cierta medida a Alemania, en lo que respecta a la implementación de las políticas exteriores individuales de estos dos países hacia China, Rusia e Irán. La sintonía manifestada en algunas ocasiones entre París y Berlín en cuanto a sus intereses nacionales hacia China y Rusia podría, de hecho, reflejarse también en algunas decisiones futuras de Bruselas hacia las dos potencias euroasiáticas, además de estratégicas para su evolución. EEUU, obviamente obstaculizaría esas eventualidades.

Castigo a Hungría y premios al aliado polaco


En cuanto a Europa del Este, la situación parece menos clara, por los efectos que podrían tener sobre Bruselas las ambiguas y conflictivas iniciativas de Budapest y Varsovia y sus relaciones con Estados Unidos. La Hungría de Orban, retóricamente crítica de la visión liberal democrática de Bruselas y, hasta cierto punto, más cercana a la “doctrina Trump”, podría sufrir una fuerte “represalia” por parte de la nueva administración estadounidense, también en consideración de algunas “simpatías” entre Budapest y Moscú. En el caso de cualquier “represalia”, no se pueden excluir los procesos que podrían conducir a una especie de “revolución de color” sobre el modelo de lo vivido en Ucrania, con el objetivo de eliminar a Orban.
Polonia, igualmente crítica de Bruselas como Hungría, sigue siendo, sin embargo, el “mejor amigo” de Estados Unidos en Europa: por esta razón no creo que sufra “represalias” por parte de Biden. Por el contrario, la función anti-rusa y pro-ucraniana de Polonia se verá reforzada por el nuevo ocupante de la Casa Blanca.

Obstaculización al gasoducto germano ruso y a la participación en la Ruta de la Seda

¿Cambiarían las relaciones bilaterales entre la UE y los EEUU bajo la presidencia de Joe Biden y, si lo hicieran, cuán profundos serían los cambios?

Estados Unidos, incluso bajo la presidencia democrática de Biden, no cambiará su estrategia ahora secular hacia Europa. En el contexto de la estrategia estadounidense, Europa es considerada una cabeza de puente lanzada sobre la masa euroasiática y sobre el continente africano, en particular a través de Italia: por lo tanto, la administración Biden se mantendrá fiel a esta perspectiva, por otra parte vital para la supervivencia de Estados Unidos como potencia mundial. En vista de esto, debemos esperar que la nueva administración sea aún más asertiva que la anterior republicana hacia Bruselas y sus Estados miembros.

Probablemente, Biden tomará acciones aún más decididas que Trump para contrarrestar el proyecto ruso alemán de North Stream u otras iniciativas de asociación similares entre Moscú y Berlín y también entre Moscú y París. También es muy previsible que Biden obstruya cualquier tipo de iniciativa de asociación euro-china, centrada, de diversas maneras, en el proyecto Nueva Ruta de la Seda.

Ante esto, la contradicción entre los intereses reales europeos y estadounidenses sólo puede estallar si Alemania y Francia libran una batalla común en nombre de la refundación de la Unión Europea como actor independiente en el nuevo escenario global, aparentemente ahora policéntrico.Anuncios

Publicado en: https://revueltaglobal.home.blog/2021/01/24/eeuu-biden-puede-ser-mas-decidido-que-trump-obstaculizando-los-intereses-de-europa/