Análisis semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo

Club de la Pluma: Arte, Ciencia, Cultura, Derechos Humanos, Geopolítica, Deuda Externa, Relatos, Cuentos, Educación, Opinión, Editorial, Efemérides, Comunidades Originarias, Filosofía Y Mucho mas….

TEMA:

Reflexiones sobre lo que deja la 74 Reunión de la Naciones Unidas

Bolsonaro

Trump

Que Globalizacion está perdiendo?

Guerra de Yemen

Irán 

EEUU y su relación con Inglaterra

La Guerra que marco un antes y un después para Occidente La Guerra de Siria

Giusseppe Conte y Sergio Mattarella son los personajes clave de la trama que dejó afuera al líder de la Liga Norte.

Por GONZALO FIORE VIANI [*]

En Italia existe una expresión muy extendida: “caduta di stile” o “caída de estilo”. Es decir, que se quiten las caretas, que se deshaga un personaje cuidadosamente construido para dar paso a la verdadera esencia de la persona.

Eso es lo peor que le puede pasar a un italiano, y ni hablar si se trata de alguien público, especialmente, un dirigente político. Silvio Berlusconi, a pesar de sus escándalos de toda índole, nunca terminó de perderla, para hoy mantener cierta aura de estadista liberal y empresario infalible: una mezcla de Giulio Andreotti y Gianni Agnelli.

Golpe sobre la mesa

Matteo Salvini había construido gran parte de su popularidad y de su mística política basado en un personaje dotado de una supuesta infalibilidad. No obstante, esto no le alcanzó y quedó fuera del nuevo Gobierno italiano.

Tras intensas negociaciones, Giuseppe Conte volvió a convertirse en primer ministro luego de un breve período fuera del Ejecutivo tras su renuncia. El presidente Sergio Mattarella demostró ser mucho más que un mero tecnócrata, dando un golpe sobre la mesa y propiciando la nueva formación.

Fue Andreotti, apodado “Il Divo” por su impecable estética, quien, refiriéndose a la política española de la época de la transición, acuñó la frase: “manca finezza”.

La falta de muñeca política se ha visto patente en los últimos días. Así como también su contracara: Sergio Mattarella y Giuseppe Conte movieron sus piezas de manera espectacular para enviar al ostracismo temporal a Salvini, contra todo pronóstico.

Si bien tres meses en la política de Italia pueden convertirse en tres eternidades, por ahora Salvini ha perdido su pulseada personal con la clase política “tradicional”. Le será más complejo hacer campaña desde el llano, sin contar con los recursos estatales.

El factor Macron

Algo que, por estas horas, debe tener al ex hombre fuerte particularmente molesto es que Conte y Mattarella se reunieron con Emmanuel Macron, pasando página a 14 meses de hostilidades diplomáticas debido a la cuestión de la inmigración.

Enemigo declarado de Salvini, el francés es uno de los grandes ganadores dentro de la Unión Europea con el nuevo reparto del poder italiano. El líder legista llegó a proferir insultos contra Macron en sus redes sociales, apoyando públicamente a los chalecos amarillos.

No son pocos quienes, en los cafés, en los comercios y en otros lugares de reunión de la vida pública italiana, desprecian al nuevo Ejecutivo como un “gobierno de palacio”.

Otros ven la injerencia de Bruselas e incluso de Donald Trump, quien, contrario a lo que cabía esperar, se reveló en contra de Salvini y apoyó decididamente a Conte.

Movidas

El primer ministro había renunciado acusando a su excompañero en el gobierno de ser un “irresponsable” y un “oportunista”.

El Movimiento Cinco Estrellas y el Partido Democrático se aliaron a pesar de los pronósticos que lo auguraban imposible, constituyendo así un gobierno de centro izquierda, proglobalista y alineado con la Unión Europea. En tanto, Matteo Renzi formó su propio partido, acusando a sus excompañeros del PD de “fuego amigo”.

De todas maneras, continuará apoyando a la coalición del PD y a Cinco Estrellas.

La estrategia de Salvini

No es difícil notar cierto hastío del pueblo de a pie para con la “burocracia estatal”. Hay una extendida idea en Italia de que la clase política se atornilla en el poder para repartirse siempre los cargos entre ellos.

Salvini ha sabido aprovecharse muy bien de esto, mostrándose como un outsider que viene a romper con los privilegios sectoriales. Este nuevo armado de laboratorio puede llegar a favorecerlo a largo plazo si sabe jugar bien sus cartas.

Su popularidad sigue en niveles relativamente altos. Si bien su imagen cayó unos cinco puntos porcentuales según algunos sondeos, sigue sosteniendo una intención de voto superior al 30%. Con esos datos, ningún político del país está en condiciones de hacerle frente.

Sin embargo, su estrategia, que consistía en dinamitar el gobierno del que formaba parte con el objetivo de constituir uno nuevo convocando a elecciones, no funcionó.

Seguramente, tanto él como Conte o Renzi seguirán siendo las figuras principales de la política italiana por las próximas décadas.

Si no sucede ninguna “caída de estilo” inesperada, nada parece indicar otra cosa.

* Experto en política internacional, especial desde Italia Miembro de Dossier Geopolitico

Cuatro personajes clave del poder en Italia


Giuseppe Conte. El actual primer ministro llegó al poder en 2018 de la mano de la Alianza entre La Liga del Norte y Cinco Estrellas. Tras un año, renunció por diferencias con Matteo Salvini sobre la política migratoria. Pero tras la alianza entre las 5-E y el PD volvió al cargo.


Matteo Salvini. El líder de la Liga del Norte es la más fuerte expresión de la derecha en Italia, tiene una posición antieuropea y es un acérrimo enemigo de la apertura migratoria. Fue ministro del interior en el anterior gobierno, pero su apuesta a quedarse con el poder le salió mal.

Matteo Renzi. Fue consagrado primer ministro de Italia con sólo 39 años en 2014. Pero tuvo que dimitir en 2016 tras perder un referéndum constitucional. Hace unos días, renunció al Partido Demócrata porque este hizo un acuerdo de gobierno con Cinco Estrellas.
Sergio Mattarella. Es el presidente de Italia desde 2015. Militante de la Acción Católica Ingresó a la política en 1980, luego de que su hermano fue asesinado por la mafia. En 1983, fue elegido diputado por Palermo. Desde entonces fue ascendiendo hasta su actual cargo.

Análisis semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo

Club de la Pluma: Arte, Ciencia, Cultura, Derechos Humanos, Geopolítica, Deuda Externa, Relatos, Cuentos, Educación, Opinión, Editorial, Efemérides, Comunidades Originarias, Filosofía Y Mucho Más…

Temas:

Conferencia en la Universidad Católica de Córdoba en el ICDA sobre la Nueva Ruta de la seda China, que confirmo nuestras tendencias sobre los efectos de ese Proyecto Geopolitico

Fin del Dominio Occidental y caída de la Unión Europea surgimiento de potencias emergentes

El despido del secretario de Seguridad de EEUU Bolton por el Presidente Trump y su lucha contra el “estado profundo” de EEUU

11S sorpresas los Bomberos piden reabrir la investigación de los atentados porque hay pruebas contundentes que desmienten la “Historia Oficial” y las consecuencias globales que origino ese ataque “terrorista”

EEUU y su Gasto en Defensa descomunal

Hong Kong y Londres unen sus Bolsas de valores (?)

AUDIO:

TIAR y Venezuela

Por el Licenciado Jorge Nelson Poma.

Derivado de las experiencias en los viajes con una visión geopolítica, debemos cultivar deducciones que sean de aplicaciones válidas para el desarrollo nacional, en ello consiste parte del patriotismo de cualquier ciudadano de bien.

Traer a la palestra nuestra experiencia desde la Unión Europea y otros países satélites no asociados, para motivar a algún funcionario, alguna plataforma política, convencer sindicatos y partidos sobre cuál es el bien supremo que saque a la Argentina de una decadencia rayana a lo terminal, es un deber de estricta justicia.

En Geopolítica Comparada vemos las similitudes, diferencias, extraemos lo bueno o lo malo de cada experiencia con una mirada objetiva, plena y en lo posible cargadas de esperanza.

En el inicio de esta última experiencia, descendiendo en el Aeropuerto de Barajas en Madrid, nos encontramos con una infraestructura gigantesca, con un movimiento aéreo descomunal, es tan impresionante el tamaño, que para ejemplificar la comprensión integral, especialmente para aquellos que no tuvieron la oportunidad en una experiencia similar, creemos que con sólo expresar que para trasladarnos de una puerta a otra puerta de embarque tuvimos que tomar un tren subterráneo y viajar diez minutos, creemos que ello brinda una idea aproximada del gigante europeo.

Luego nos trasladamos a Kiev Ciudad Capital de Ucrania, en un aeropuerto que nos sonó extraño ver que el único medio aéreo que operaba era la compañía de bandera ucraniana; recordemos que este maravilloso país se encuentra en un largo conflicto de pro rusos y anti rusos, sumado al conflicto en la Península de Crimea, tema de otra entrega.

Todas la ciudades europeas recorridas cuentan con un sistema de transporte urbano, especialmente de tranvías y trolebuses ultramodernos que evidencian que si algo les sobra es energía, energía que constituye la base del desarrollo de cualquier nación, retengamos este concepto necesario para nuestra región.

En este punto deseamos hacer hincapié en una experiencia que no agotó nuestra capacidad de asombro; sabemos que los trenes de alta velocidad circulan normalmente a 350 km/h, como también conocemos que alcanzaron velocidades récord de hasta casi 600 km/h, siendo el líder europeo en esta especificidad el famoso tren AVE (Alta Velocidad Española). 

La descomunal sorpresa que nos llevamos a cabo fue cuando decidimos viajar desde Kiev hasta Lviv en Ucrania y que cubre una distancia de 600 km aproximadamente, como los transportes automotores en Europa son de muy baja calidad fue impensable utilizarlo en tan extensa recorrida ya que ni baños interiores disponen, entonces decidimos hacer en recorrido en el tren común, no de alta velocidad.

Desde una gigantesca estación de trenes que sin el auxilio de un guía nos hubiéramos perdido, uno de los cientos o miles de trenes que circulan por día, el que tomamos llegó desde otro punto de Ucrania cinco minutos antes del horario de partida y con la más estricta puntualidad partió, vale decir que el que llega un segundo más tarde del horario establecido no lo puede abordar, una disciplina ejemplar.

El tren que aludimos pertenece a los de trocha ancha, recordemos que las trochas son anchas, medianas y chicas, este pertenecía a la trocha ancha como dijimos, su interior impecable con todos los servicios de aire acondicionado, calefacción, baños de primera y cada vagón para cien personas cuenta con un buffet en el que hasta almuerzos sirven.

No termina acá nuestra sorpresa, estamos hablando de un tren común, cuando adquiere la velocidad normal de viajes de rutina, observamos que el velocímetro marcaba 160 km/h, recorrimos en trayecto Kiev-Lviv de 600 km en cinco horas, no lo podíamos creer.

Instrumentamos esta forma de redactar, lo más sencilla posible, para la comprensión de la magnitud que presentaremos, cuando debamos llegar al ejercicio de una apreciación geopolítica a través de esta técnica de Geopolítica Comparada; continuando con el relato, Lviv es la segunda ciudad ucraniana en categoría, en esta Ciudad antiquísima donde nació Rusia, según los relatos de los guías, con una población de casi 800 mil habitantes, es adornada por distinguidos castillos de príncipes de la nobleza antigua que no vamos a detallar por no ser de interés para esta ponencia.

Debemos dejar bien sentado que toda la Unión Europea y países satélites se encuentran conectados por una red ferroviaria descomunal y de muy alta calidad, a tal punto, para que se tenga una idea, les informamos que los guardas de los trenes hablan entre 3 y 5 idiomas como mínimo, son verdaderos señores que con un trabajo, que ellos mismos lo hacen digno, con el ejercicio pleno de sus responsabilidades, son sostenedores de su hogar con una categoría envidiable.

Lo señalado es un poco una anécdota que hace a una cuestión geopolítica y cultural, llevada de la mano a través de una institucionalidad laboral de cualquier empresa, en este caso la empresa ferroviaria con un sentido de verdadera excelencia.

En razón de la experiencia del trayecto de Kiev a Lviv, decidimos continuar en tren hacia Cracovia en Polonia, observamos un tren con una trocha mucho menor que la anterior, entonces pensamos que no debería tener los beneficios de la experiencia anterior; pero nos equivocamos en todo sentido, debemos nuestro reconocimiento a la excelencia de los trenes en toda esa región, el bienestar, velocidad, atención, etc., son de una categoría desconocida en Iberoamérica para quienes no tuvieron la oportunidad de vivir éstas experiencias acá relatadas.

La lógica conclusión geopolítica, trata de la visión de un transporte ferroviario y acuático de alta calidad integrando todas las ciudades europeas con un nivel de seguridad, disciplina, seriedad, confiabilidad, bajo costo, cuestión que por estos lares alguna vez tuvimos y que no supimos cuidar.

Ahora nos toca la difícil pero encomiable tarea de efectuar la comparación geopolítica con nuestra región, para ello haremos un poco de historia, centrándonos en este caso en los antiguamente famosos Ferrocarriles Argentinos con una vasta red ferroviaria, industria pesada propia y empleados de excelencia.

Argentina con una visión comunitaria, creadora del colectivo, posee en la actualidad un servicio urbano muy apropiado a nuestras necesidades, un servicio automotor interurbano muy superior al europeo; no se puede decir lo mismo del sistema de transporte naval y menos aún ferroviario, veamos los porqués.

Los Ferrocarriles Argentinos nacieron en 1857 con capitales nacionales hasta que a partir de cinco años después, el Gral. Bartolomé Mitre y sus secuaces funcionarios gerentes de empresas británicas y funcionarios de la política argentina, los entregaron al capital británico.

Capitales británicos y franceses, observaron una oportunidad única al apoderarse de los FFCC en Argentina, entonces extendieron, con fines comerciales, la red ferroviaria a 772 km en 1870, con la finalidad de sacar productos rentables por los puertos argentinos.

El fuerte crecimiento en los kilometrajes de las redes ferroviarias llevó a Argentina a ubicarse entre los diez países de mayor extensión en vías férreas del mundo, contaba entonces con 33.000 km en 1915, en tanto que en 30 años más llegó a tener 42.700 km, simultáneamente finalizaba la IIGM (Segunda Guerra Mundial).

En 1948 se nacionalizaron los ferrocarriles, continuó su crecimiento con una industria nacional naciente en esa temática, llegó a tener algo más de 47.000 km de red, hasta que posteriormente a la “Revolución Fusiladora” de 1955, comenzó la decadencia de nuestros FFCC, cuando los perduellis (cipayos) de turno, funcionales a los británicos comenzaron a desmantelar toda la industria nacional, no sólo ferroviaria, cuyo desarrollo descomunal nos posicionaban en el umbral del desarrollo. En este contexto, comenzó la “Guerra Híbrida” contra Argentina, tipología de guerra ya descripta en entregas anteriores.

En el marco de esta prognosis histórica, varias veces denunciada por uno de los más grandes patriotas argentinos, el agrimensor, escritor y economista Raúl Scalabrini Ortiz, quien advirtió sobre ésta guerra híbrida contra Argentina, con diversos y sofisticados “modus operandi”, que nuestro eterno enemigo aplicaba para la destrucción y desmantelamiento total de la industria nacional; utilizando para ello a diversos actores, entre ellos el marxismo:

TESIS: “……. Los ferrocarriles constituyen la llave fundamental de una nación. La economía nacional, pública y privada, el equilibrio de las diversas regiones que la integran, la actividad comercial e industrial, la distribución de la riqueza y hasta la política doméstica e internacional están íntimamente vinculadas a los servicios públicos de comunicación y transporte . . . .”. Raúl Scalabrini Ortíz.

ANTÍTESIS: “. . . . El ferrocarril extranjero es el instrumento del antiprogreso. Como muy bien lo explica Allen Hutt en “El fin de la crísis”. Dice Hut.” La construcción de los ferrocarriles en las colonias y países poco desarrollados no persigue el mismo fin que en Inglaterra, es decir, no son parte – y una parte esencial – de un proceso de industrialización. Estos ferrocarriles se emprenden solamente parta abrir esas regiones como fuentes de productos alimenticios y materias primas, tanto vegetales como animales. No para apresurar el desarrollo social por un estímulo a las industrias locales. En realidad la construcción de ferrocarriles coloniales y de países subordinados es una muestra del imperialismo, en su papel antiprogresista que es su esencia.” Raúl Scalabrini Ortiz.

SÍNTESIS: el resultado de esta lucha por lo nacional y lo opuesto, termina lamentablemente en un ataque mortal en la década de los 90 del Siglo XX a nuestros ferrocarriles, por parte de un neoliberalismo salvaje, funcional a los intereses británicos, como consecuencia del vergonzoso, traicionero y suicida “Acuerdo de Madrid” (1990) o rendición incondicional de Argentina con sumisión total a los intereses británicos.

Hoy no existen los Ferrocarriles Argentinos, como bienes estratégicos y de servicios públicos esenciales para el ejercicio de la soberanía, integración regional y ubicación de nuestros recursos e industria con precios competitivos; terminamos expresando que nadie es “responsable” dada la impunidad que los ampara. 

Señalando, en el marco del transporte interior, cabe mencionar que: aparte del transporte aéreo que es el más caro, le sigue el transporte terrestre o camionero, que es el principal en Argentina y muy costoso, lo que es una causa de la falta de competitividad de nuestros productos, luego siguen el transporte ferroviario con una red gigantesca que quedará en la historia por haber sido achicada a los fines de los 50 y comienzo de los 60; para ser totalmente destruida en la década del 90 como ya se mencionó; en tanto que obviamente el más rentable y a un costo mínimo es el transporte fluvial por trenes de barcazas, con una descomunal red fluvial existente, cuya flota fluvial fue destruida desde la “Revolución Fusiladora” en adelante. 

Triste es, para los que conocemos los costos geopolíticos, ver desde nuestras costas, pasar todos los días gigantescas columnas de trenes de barcazas de los paraguayos, a un costo irrisorio; ni a propósito se puede ser tan incompetente en un país donde abundan las aguas navegables interiores, entonces deducimos que los funcionarios actuantes para esta canallada, en cada momento de nuestra historia, fueron comprados, no queda otra alternativa de pensamiento. 

Ahora sabemos el porqué de la Argentina de hoy, como país decadente, en caída libre hasta la disolución nacional, como herramienta de deducción o ¿porque creen que quitaron la figura de traición a la Patria de la Constitución Nacional? Ah! para eso para traicionarla impunemente. 

En Geopolítica Comparada debemos reconocer y borrar nuestros errores, en tanto que los aciertos deben ser valorados y repotenciados, entonces queremos los trenes ferroviarios comunes a 160 km/h y la utilización de los trenes de barcazas como servicios públicos esenciales y bienes estratégicos de soberanía nacional.

Nos duele Argentina sumisa a los poderes que ya conocemos y padecemos, a consecuencia de la corrupción histórica de nuestros funcionarios, ya sean civiles, militares o eclesiásticos, por ello gritamos ¡Argentina despierta!

FUENTE DE CONSULTA:

Desde hace años  los integrantes que conformamos el Tanque de Ideas de Dossier Geopolitico sosteniamos en soledad -Por no ser Políticamente Correctos-, los cambios que se producirían en este S XXI: que serían el auge de Potencias Emergentes y un incremento de Poderío del Eje Euroasiático sobre la el Bloque Anglo-Sajón y la Unión Europea, luego la dinámica nos fue corroborando esas tendencias. También dijimos que en su espíritu de supervivencia bien desarrollada la Gran Bretaña -respaldandose en su commonwealth- se aleja de de esa realidad para volver a posesionarse y jugar “sola” en el nuevo orden en formación y tener un lugarcito bajo el sol. 

Por ello es importante observar que las crisis del atlantismo se profundiza y hoy lo refleja en los informes reflexiones y trabajos de uno Tanque de Ideas de los más importantes de Europa: “Política Exterior”

Carlos Pereyra Mele

Dossier Geopolitico Análisis Geopolitico desde Suramerica

Difundimos 3 Artículos que sustentan lo antes expresado: [1] Fractura europea; [2] División norte-sur en Europa; [3] ¿Eurasianismo frente a europeísmo?

[1] Fractura europea

En los años noventa, la prensa anglosajona acuñó el acrónimo PIGS (cerdos, en inglés) para agrupar en sus análisis económicos a los cuatro países del sur de Europa (Portugal, Italia, Grecia y España) en vísperas de su entrada al euro. Todos tenían problemas de competitividad y balanza de pagos, que ensombrecían su ingreso en la moneda común. Años después, en plena crisis económica –cuyas consecuencias explora en este número Joaquín Estefanía reseñando el último libro de Adam Tooze– Financial Times rescató el término. Reconocía su carga peyorativa al tiempo que defendía su “mucha verdad”.

Más allá de acrónimos desafortunados, la fractura entre el norte y el sur de Europa fue muy real. Pasado lo peor de la crisis, lo sigue siendo. Según Jonathan Hopkin, ha emergido una nueva brecha en la zona euro, reflejando el conflicto entre votantes y gobiernos en torno a la relación acreedores-deudores. En los países deudores del sur, la crisis ha provocado un crecimiento notable del apoyo a nuevos partidos de izquierda, mientras que la derecha radical apenas ha progresado. En los países acreedores del norte, la tendencia es la opuesta.

El sur ha encajado esta nueva relación de diferentes formas. Como explica José María Lassalle, España afrontó una triple crisis económica, de legitimidad y territorial que sus instituciones, de momento, han logrado contener. Ocurre lo contrario en Italia, hoy dirigida por fuerzas nacional-populistas: Steven Forti detalla el pulso que su gobierno mantiene con la Unión Europea. En Portugal, Patrícia Lisa señala que la geringonça izquierdista ha sabido gestionar la economía con éxito mientras mantiene una buena relación con Bruselas. Esta forma de cuestionar las políticas de austeridad, menos directa que la griega, ha tenido más recorrido. Pero Syriza, según Irene Martín, abandona el poder con Grecia en la senda de la recuperación económica.

Política Exterior se rodea desde siempre de un extraordinario elenco de colaboradores, consejeros, y amigos. El 17 de julio, lamentablemente, uno de ellos nos dejó: Emilio Ybarra, consejero de esta casa desde 2008. Siempre nos honró con su inteligencia, compromiso e inestimable generosidad. Gracias, Emilio. DEP

[2] División norte-sur en Europa

La crisis financiera de 2008, que desembocó en una crisis de deuda soberana en 2010, está lejos de terminar. La división entre países acreedores y deudores aún puede convertirse en un eje conductor de la política europea.

La crisis financiera de 2008 pudo haber empezado como un problema del mundo anglosajón, pero pronto se convirtió en fuente de nuevas y profundas tensiones en la política europea. A medida que la inestabilidad de los mercados se expandió desde Wall Street y la City de Londres a bancos europeos vulnerables, y en última instancia a gobiernos soberanos, resquebrajó las frágiles instituciones de la unión monetaria. Como es bien sabido ahora, la crisis empujó a los países periféricos de la zona euro hacia una crisis de deuda soberana, a medida que los mercados comenzaron a cuestionar su habilidad para pagar lo que debían. Lo que a menudo se olvida es que la crisis financiera también hizo saltar por los aires los balances de grandes bancos en el norte de Europa, que necesitaron rescates multimillonarios en 2008-09 y se arriesgaban a necesitar nuevas intervenciones, si algún país periférico caía en la bancarrota. La gestión de la crisis devino en un juego de culpas cuando los políticos del norte de Europa, enfrentándose al enfado de sus propios votantes, impusieron duras condiciones a los gobiernos del sur de que necesitaban asistencia financiera.

Este artículo examina las consecuencias políticas de esta división. El auge de fuerzas populistas o antisistema tras la crisis está claramente relacionado con el estrés económico que recayó sobre los votantes ante la falta de crecimiento y la austeridad fiscal perseguida por los gobiernos europeos. La mayoría de países donde los salarios se han visto más devaluados son también los que han presenciado mayor inestabilidad política, con las fuerzas gobernantes sufriendo fuertes derrotas y el sistema tradicional de partidos cediendo terreno a actores antisistema. Grecia, el país más afectado por la crisis –su PIB se contrajo un 25%– vio su sistema de partidos sacudido por el colapso y casi desaparición del socialista Pasok y la emergencia de un nuevo partido de izquierdas, Syriza, que obtuvo el poder en 2015. Pero los sistemas de partidos en países que salieron más o menos intactos de la crisis también se han visto impactados, con el declive de fuerzas tradicionales y el crecimiento de alternativas políticas que han afectado a las economías más estables como Alemania, Países Bajos o Dinamarca. ¿Cómo sacar sentido de esta dinámica?

La respuesta gravita en torno a dos facetas relacionadas de la crisis. Primera, aunque algunos países sufrieron mucho más que otros, el crecimiento en el conjunto de la zona euro fue débil, e incluso las historias de éxito relativo, como Alemania, crecieron de manera poco espectacular y sin mejoras en las condiciones de vida. El resultado es que los votantes se sintieron molestos en toda la zona euro y votaron en consecuencia. Segunda, la manera en que interpretaron la crisis, varía. Los votantes en Europa del Norte, enfrentándose a medidas de austeridad cuando sus gobiernos buscaron cuadrar las cuentas tras el shock de 2008-09, resintieron profundamente que se destinaran fondos a rescatar a los países atribulados del sur. Los votantes en estos últimos, lejos de expresar gratitud por la asistencia financiera, resintieron las duras medidas de austeridad y reformas impopulares exigidas como contraparte.

Esta política conflictiva ha dado nueva forma a los sistemas políticos en la zona euro durante la década de 2010. El conflicto tiene unas profundas raíces económicas y las brechas entre acreedores y deudores se han traducido en modalidades diferentes de políticas antisistema en el norte y sur de la Unión Europea. Estas pautas, a su vez, han establecido una serie de fallas que están socavando la totalidad de la unión monetaria…

[3] ¿Eurasianismo frente a europeísmo?

Vladímir Putin actúa como aglutinante de quienes, desde posiciones nacionalistas, antagonizan con la idea de una UE liberal.

La apuesta por la Unión Europea es hegemónica en España, pero conviene no dar el europeísmo por descontado. Desde el comienzo de la crisis de 2008, las encuestas apuntan a una cierta insatisfacción de la opinión pública con el desempeño de la UE. Insatisfacción que no cabe leer en una sola dirección en cuanto a sus implicaciones: la máxima de Ortega, “España es el problema, Europa la solución”, sigue pesando en el imaginario colectivo español. Pero estas encuestas sugieren la existencia de un incipiente caldo de cultivo, propicio para quienes abogan por una redefinición profunda del proyecto europeo, lejos del sustrato tradicionalmente compartido por las familias popular, socialdemócrata y liberal. Estas voces siguen siendo minoritarias, pero aumentan a derecha e izquierda. Dada la volatilidad del panorama político y la emergencia de nuevos partidos, no cabe descartar que ganen fuerza durante el nuevo ciclo político europeo iniciado tras las elecciones de mayo. El aumento de las voces que cuestionan consensos básicos de la UE desde el propio Parlamento Europeo contribuirá, probablemente, a una mayor difusión de estas visiones alternativas en la discusión política en España.

En estos debates, la vigencia del vínculo transatlántico y una posible reorientación estratégica hacia Rusia ocupan un espacio significativo. La Rusia de Vladímir Putin suele actuar como aglutinante inspirador de quienes, desde posiciones identitarias y nacionalistas, antagonizan con la idea de una UE liberal y abierta. El Kremlin, no obstante, mantiene la suficiente ambigüedad discursiva como para sostener opciones diversas, reservándose el mayor número de oportunidades. Desarrolla así un enfoque pragmático y oportunista, sin renunciar por ello a la coherencia y solidez estratégicas.

La idea de una Eurasia ampliada e integrada es uno de los conceptos impulsados por el Kremlin para redefinir los debates sobre su relación con la UE y el futuro geopolítico de Europa. El concepto de Eurasia es –conviene no perderlo de vista– flexible, polisémico y no significa lo mismo en Moscú que en Minsk, Nur-Sultán (antigua Astaná), Bishkek, Kazán, Yereván o Kiev. Además, el Kremlin lo modula en función de su audiencia.

El eurasianismo no ha sido el eje doctrinal para articular la unión económica eurasiática, pero desempeña un papel en los debates sobre su conceptualización y proyección internacional. En su versión clásica –afianzada en el periodo de entreguerras– se trata de una doctrina construida sobre la idea de Eurasia como tercer continente entre Europa y Asia, con Rusia en el centro como eje de una civilización singular, distinta de Occidente e históricamente enfrentada a ella. En su versión actual –impulsada sobre todo por la figura del filósofo y activista ruso, Aleksandr Dugin– se convierte en un constructo ecléctico y ambiguo, menos constreñido geográficamente. Esto facilita su creciente difusión y adaptación en contextos diversos y en apariencia contrapuestos: resuena en grupos europeos de derecha e izquierda radicales que comparten animadversión hacia la democracia liberal. Dugin ha reformulado el eurasianismo dentro de su autodenominada “cuarta teoría política”, con la que aspira a superar el eje izquierda-derecha y articular la confrontación contra la democracia y valores liberales en nombre de lo que denomina populismo integral…

FUENTE:

[1] https://www.politicaexterior.com/articulos/politica-exterior/polext191-fractura-europea/

[2] https://www.politicaexterior.com/articulos/politica-exterior/division-norte-sur-europa/

[3] https://www.politicaexterior.com/articulos/politica-exterior/eurasianismo-frente-europeismo/ 

Análisis semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo

Club de la Pluma: Arte, Ciencia, Cultura, Derechos Humanos, Geopolítica, Deuda Externa, Relatos, Cuentos, Educación, Opinión, Editorial, Efemérides, Comunidades Originarias, Filosofía Y Mucho Más…

Temas:

La Crisis de los Incendios en la Amazonia y el intento de internacionalizarla por los Poderes globales

El Control de los recursos naturales de nuestra región por parte de los Atlantistas

Declaración de una Amazonia continentalista e Iberoamericana

Un G7 devaluado y que no representan la realidad Geopolitica del primer cuarto del siglo XXI

Porque EEUU quiere compara la Isla de Groenlandia ?

AUDIO:

G7: Un Grupo obsoleto e inútil

Por FINIAN CUNNINGHAM

Las naciones desarrolladas autodeclaradas como el Grupo de los Siete (G7) se reúnen este fin de semana en Francia para su 45ª cumbre anual. El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, causó revuelo antes de la reunión en Biarritz cuando comentó que Rusia debería incluirse en el formato, convirtiéndose así en una cumbre del G8.

Rusia debería estar en la mesa de negociaciones“, dijo Trump, en un raro momento de lucidez.

Su punto de vista sobre la inclusión de Moscú parece ser compartido por el presidente de Francia, Emmanuel Macron, quien recibió a su homólogo ruso Vladimir Putin en el sur de Francia a principios de esta semana, solo unos días antes de la cumbre del G7.

Por supuesto, Rusia debería estar en la mesa para discutir la resolución de los problemas económicos mundiales. No sólo Rusia, sino también China, India y algunos otros.

Desde que se creó el club G7 en 1975 durante la administración de Gerald Ford, el mundo ha experimentado cambios transformadores desde los días en que los Estados Unidos, (el oeste) de Alemania, Gran Bretaña, Francia, Italia, Canadá y Japón eran considerados las economías nacionales más poderosas. .

Hoy, China es el segundo de los Estados Unidos en términos de su tamaño económico. Las 10 principales economías nacionales tienen varias iteraciones de clasificación, según el criterio utilizado para comparar.

En la medición nominal del Producto Interno Bruto (PIB), las 10 principales naciones, según el Fondo Monetario Internacional, son: EE. UU., China, Japón, Alemania, India, Francia, Gran Bretaña, Italia, Brasil, Canadá. En este ranking, Rusia ocupa el puesto 12 después de Corea del Sur.

Pero si las economías nacionales son clasificadas por la paridad del poder adquisitivo (PPA), que tiene en cuenta los factores de cambio de divisas, entonces las 10 principales economías nacionales son: China, EE. UU., India, Japón, Alemania, Rusia, Indonesia, Brasil, Gran Bretaña, Francia.

En otras palabras, la línea actual de G7 es una lista arbitraria. De hecho, su exclusividad es una especie de anacronismo en el mundo de hoy. Es un retroceso a una época pasada cuando las naciones occidentales eran más dominantes (salvo por la inclusión de Japón en el club original). Los contornos del mundo se han vuelto más multilaterales y multipolares. La exclusión de China del G7 es quizás la anomalía más evidente.

En una admisión tácita de la realidad global cambiada, es por eso que existe un formato más grande del G20 (formado en 1999) que además del G7 incluye a China, India, Rusia, Brasil, Sudáfrica, Corea del Sur, Turquía, Arabia Saudita, y otros.

Los llamados BRICS (Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica) son otro signo de tiempos cambiados, al igual que muchos otros foros económicos como la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), la Cooperación Económica de Asia y el Pacífico (APEC) , la Unión Económica Euroasiática (EEE) y el bloque latinoamericano Mercosur.

Dado que se supone que el G7 es un foro para coordinar políticas macroeconómicas para mejorar el crecimiento económico global, uno pensaría que el requisito lógico sería, por lo tanto, la inclusión de más naciones para abordar de manera más efectiva el propósito aparente.

Tal como está, el club G7 limitado es un vehículo dañado. Es un poco como un auto averiado con llantas pinchadas, una junta rota y falta el cigüeñal. ¿Alguien piensa seriamente que Italia en su actual colapso político está en condiciones de impulsar la economía mundial?

También es incongruente que el miembro más importante del club, Estados Unidos, no tenga interés en coordinar la política con nadie más. La guerra comercial del presidente Trump con China, los europeos y el resto del mundo es más parecida a la práctica de los años treinta del mercantilismo autónomo y el capitalismo depredador. Sabemos lo desastroso que resultó con la depresión global y la guerra mundial.

La imprudente política de Trump de “Estados Unidos primero” (y al diablo con todos los demás) está arrojando una nube oscura sobre la economía mundial debido a la caída de la producción de China y la caída de las exportaciones de Alemania. Irónicamente, el “genio de los negocios” Trump parece estar dándose cuenta de que las repercusiones inevitables se están recuperando como un boomerang con un impacto nocivo en la economía de los Estados Unidos. Sin embargo, dice que no está dejando de lado su viaje de América Primero al abismo.

Entonces, claro, si existiera un compromiso genuino para mejorar la perspectiva económica global y elevar el bienestar de la gente común en todo el mundo, entonces las naciones líderes deberían estar trabajando juntas de manera colegiada y con el mayor alcance posible a los demás.

Por lo tanto, sin duda, los líderes de China, Rusia, India y otros deberían asistir a la cumbre en Francia este fin de semana. Entonces, supuestamente, se convertiría en un foro similar al G20. Lo que hace el punto: ¿por qué el G7 sigue existiendo?

Existe una analogía con la alianza militar de la OTAN liderada por Estados Unidos. Esa organización se formó en un mundo geopolítico muy diferente en comparación con el presente. ¿Por qué la OTAN sigue existiendo? Su supuesta función de seguridad es redundante.

También se podría argumentar que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas es redundante con sus cinco miembros permanentes de Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Gran Bretaña. Seguramente ese foro debería ser revisado también para reflejar un mundo multipolar contemporáneo. En resumen, el mundo, como la historia, cambia, y también deberían hacerlo los mecanismos de gobernanza.

Podría decirse, sin embargo, que el G7 no es un foro económico, a pesar de su imagen pública. Es una camarilla política arbitraria destinada a reforzar un supuesto dominio occidental. Una señal de este capricho fue cuando la Federación Rusa fue admitida en el G7 en 1997, que luego pasó a llamarse G8. La admisión del ex presidente Boris Yeltsin fue permitida porque era imprudente ante las demandas estratégicas occidentales. Rusia siguió siendo miembro del G8 durante 17 años hasta que estalló el conflicto de Ucrania y el presidente Vladimir Putin fue acusado de “invadir” ese país y “anexar” Crimea. Esas acusaciones occidentales se contrarrestan fácilmente con evidencia de la subversión de la OTAN del gobierno electo en Kiev para alejar a la ex república soviética de la órbita de Moscú.

La exclusión de Rusia del G8, que luego volvió al G7, ha sido un castigo político para impulsar una narrativa de propaganda por socavar y aislar a Rusia internacionalmente. Esta es la razón por la cual el G7 ya no es un foro viable para su propósito declarado de avanzar en la economía global. Es una tienda de conversación inútil en un mundo completamente cambiado.

FINIAN CUNNINGHAM

Ex editor y escritor para las principales organizaciones de medios de comunicación. Ha escrito extensamente sobre asuntos internacionales, con artículos publicados en varios idiomas.
Publicado por la Fundacion para la Cultura Estrategica

https://www.strategic-culture.org/news/2019/08/23/g7-an-obsolete-useless-talking-shop/

Análisis semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo

Club de la Pluma: Arte, Ciencia, Cultura, Derechos Humanos, Geopolítica, Deuda Externa, Relatos, Cuentos, Educación, Opinión, Editorial, Efemérides, Comunidades Originarias, Filosofía Y Mucho Más…

Temas:

A – América del Sur

Las Agresivas declaraciones de un devaluado Jair Bolsonaro contra el Pueblo Argentino después de las elecciones PASO del domingo 11/8/19, con una clara intromisión en los asuntos internos de Argentina (Y demuestra la ondisima preocupación en los políticos de la región ante posibles cambios en la RREE del Continente contrario a los intereses geoestratégicos de EEUU) Las consecuencia de un cambio de signo político en la Argentina y el efecto dominó en la región como es el Grupo Lima

B –  Inglaterra y sus Bases en América del Sur (Venezuela)

C – Conflicto Global entre Atlantistas y Continentalistas se sigue profundizando en lo Político, Económico, Social (desestabilizaciones en Hong Kong y Moscú), Carrera Armamentística. La Teoría del Caos en marcha y una guerra Híbrida en Asia por parte de EEUU Trump y Clinton apoyan a los “disidentes” chinos y rusos. La recesión que acarrea la guerra Chino Vs EEUU. Ventas de armas de EEUU a taiwan reacción de China Continental

D – El conflicto entre EEUU e Irán toma una nueva dimensión ante la derrota diplomática de Washington pues Inglaterra devuelve el Petrolero secuestrado irani en el estrecho de Gibraltar – Acuerdo petrolero entre Irán Rusia y Azerbaiyán 

AUDIO


por M. K. BHADRAKUMAR

Los jeques árabes que instigaron el enfrentamiento entre Estados Unidos e Irán han escuchado el proverbio africano: “Cuando los elefantes pelean, es la hierba la que sufre”. Pero decidieron ignorarlo. La suposición en Riad y Abu Dabi fue que la estrategia de “máxima presión” del presidente Trump asustaría a Teherán y que la vida volvería a la normalidad muy pronto con un Irán debilitado sometido.

Por el contrario, el giro del enfrentamiento entre Estados Unidos e Irán solo se está ampliando día a día. Lo que se pensaba que era un asunto localizado ha adquirido dimensiones internacionales. Los aliados árabes de Estados Unidos ya no tienen voz en la mutación del enfrentamiento entre Estados Unidos e Irán.

El papel de Arabia Saudita y Emiratí se reduce a financiar el proyecto angloamericano sobre Irán y permitir que las bases occidentales en sus territorios se utilicen como plataformas de lanzamiento para actos beligerantes destinados a provocar el liderazgo de Teherán en movimientos de represalia. En resumen, existe un peligro creciente de que puedan verse atrapados en una situación de conflicto en un futuro cercano.

Los estados del Golfo carecen de “profundidad estratégica” frente a Irán y seguramente se encontrarán en la primera línea de cualquier conflagración militar. Posiblemente, ni Arabia Saudita ni los EAU negociaron tal eventualidad.

Es posible discernir en medio de la multitud de interpretaciones dadas a la retirada “parcial” de las fuerzas de los EAU de Yemen, el cálculo de Abu Dhabi de que salvaguardar la seguridad nacional es lo primero, muy por encima de cualquier agenda imperial. Ese pensamiento aleccionador también puede haber llevado a los EAU a hacer algunas gestiones más recientemente hacia Teherán.

Los EAU han adoptado una postura de que ningún país podría ser considerado responsable de los ataques a los petroleros en el Golfo en junio. El ministro de Relaciones Exteriores, Abdullah bin Zayed Al-Nahyan, dijo que se necesitan “pruebas claras y convincentes” sobre los ataques que atacaron a cuatro buques frente a la costa de los EAU, incluidos dos petroleros sauditas. En esencia, distanció a los Emiratos Árabes Unidos del hallazgo del Asesor de Seguridad Nacional de EE. UU. John Bolton de que los ataques a los petroleros fueron obra de “minas navales casi seguramente de Irán”.

Significativamente, Al-Nahyan hizo el comentario en una conferencia de prensa conjunta con el canciller Ruso, Sergey Lavrov, durante una visita a Moscú a fines de junio, que según todos los indicios se centró en los esfuerzos para poner fin a la guerra en Yemen y sobre una iniciativa rusa para moderar las tensiones de los EAU con Irán. (Curiosamente, dentro de la semana posterior a la visita de Al-Nahyan a fines de junio, Moscú también acogió al Secretario General de la Organización de la Conferencia Islámica y al enviado especial de la ONU en Yemen).

Es totalmente concebible que Rusia esté haciendo lo que pueda detrás de escena para reducir las tensiones entre Irán y los Emiratos Árabes Unidos y en la región del Golfo Pérsico en su conjunto. Moscú ha reiniciado recientemente su propuesta de un sistema de seguridad colectiva para el Golfo Pérsico. De hecho, el 29 de julio, el concepto ruso de seguridad colectiva en el Golfo Pérsico se distribuyó como un documento oficial aprobado por la ONU.

El documento ruso prevé un grupo para esta iniciativa y para preparar una conferencia internacional sobre seguridad y cooperación en el Golfo Pérsico, que luego conduciría al establecimiento de una organización sobre seguridad y cooperación en esta región. China dio la bienvenida a la iniciativa rusa y ofreció contribuir a su éxito: “También nos gustaría impulsar la cooperación, la coordinación y la comunicación con todas las partes correspondientes”.

Claramente, la propuesta rusa va en contra del proyecto angloamericano de crear una armada naval occidental liderada por los EE. UU. para tomar el control de las 19,000 millas náuticas dentro y alrededor del Estrecho de Ormuz que pondrán a Occidente efectivamente como moderador de el mercado mundial del petróleo, con todas las implicaciones que conlleva para la política internacional, y literalmente reduce a los países ricos en petróleo del Golfo Pérsico a estaciones de bombeo de facto. En pocas palabras, los EE. UU. y Gran Bretaña se molestarán con Rusia.

Sin embargo, hay otras pajitas en el viento. La reunión conjunta Irán-Emiratos Árabes Unidos para abordar la cooperación de seguridad litoral en Teherán el 30 de julio es una señal reveladora de que los estados del Golfo Pérsico pueden haber comenzado a darse cuenta de que las inseguridades endémicas de la región finalmente requieren una solución regional. Irán ha acogido con beneplácito la obertura emiratí y ve en ella un “ligero cambio” en la política.

La gran pregunta es hasta qué punto los EAU pueden escapar con una política exterior independiente hacia Irán. Occidente dicta tradicionalmente el resultado final y eso no puede cambiar fundamentalmente a menos que los regímenes árabes en la región den paso a un gobierno representativo.

Aquí es donde radica la verdadera tragedia. Las grandes potencias, ya sea EE. UU. o Rusia, se guían en gran medida por sus propios intereses mercantilistas y son partes interesadas en los regímenes autocráticos de la región, que encuentran fácilmente susceptibles de manipulación. Hace un siglo, cuando apareció una revuelta árabe en la región, Gran Bretaña la había diseñado para hacer retroceder al Imperio Otomano. Hoy no existe tal posibilidad. El triste final de la Primavera Árabe en Egipto fue una ventaja y un deleite absoluto tanto para los Estados Unidos como para Rusia.

Dicho esto, la situación no es del todo sombría. Las potencias occidentales y Rusia compiten ferozmente para asegurar lucrativas ventas de armas que alcanzan decenas de miles de millones de dólares anualmente. Esto puede convertirse en una oportunidad.

El eje Rusia-Arabia Saudita que calibra el mercado mundial del petróleo muestra el potencial de cambiar gradualmente el lugar de la política de Medio Oriente.

Del mismo modo, la aparición de China en la escena abre posibilidades ininterrumpidas para los estados del Golfo. La reciente visita del Príncipe Heredero de los EAU a China subraya el ingenio árabe para poner a prueba las fronteras de la autonomía estratégica incluso en condiciones tan difíciles. El hecho es que los EAU han desafiado abiertamente la presión estadounidense y se están posicionando como un centro de la Iniciativa de la Franja y la Carretera de China y, además, se han convertido en el primer país en el Golfo Pérsico en introducir la tecnología 5G de China. (Ver mi blog Belt and Road da un salto hacia el Golfo).


Entrevista realizada el 1ro. de Agosto en el Programa: “Tópicos para Conversar” por Sudamericana Radio de la Ciudad de Villa Carlos Paz, que conduce el Periodista Norberto Ganci. 

Tratamos los Temas que partieron de la pregunta principal: Que es la Geopolitica?

Hablamos de que estudia, cuantas geopoliticas existen, como ellas influyen en nuestro territorio, Para que sirve? Porque se la anuló en los 90. Porque está de moda?

La mesa solicitó aclarar temas diversos Internacionales, regionales y nacionales, en una fluida charla de dos horas, donde logramos instalar: las líneas generales y dejamos abierta temáticas importantes para futuros encuentros radiales.

El Audio escuchar en: