MADRID: LA ECONOMÍA ANTES QUE NADA

-El delirio de pretender cuadrar un círculo-

De toda Europa, y de casi de todo Occidente, LA CAPITAL ESPAÑOLA ES, HOY POR HOY, LA GRAN BOMBA VÍRICA que se expande descontrolada con la Covid, a ritmo de vértigo y con perspectivas tan inciertas como angustiantes.

Sin embargo, y a pesar de esa situación, la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, ha esperado hasta el fin de las vacaciones para tomar medidas. Pero su anuncio causó sorpresa y trajo más  intranquilidad. 

”ESTAS MEDIDAS –dijo- NO SE BASAN EN UN OJO CLÍNICO, SINO PARA EVITAR A TODA COSTA EL DESASTRE ECONÓMICO QUE PROVOCARÍA OTRA CUARENTENA”

Y con esa premisa ha decretado para Madrid un singular tipo de APARTHEID RACIAL Y DE CLASES, contra algunos barrios y municipios, para inmovilizar a la población más pobre, con más emigrantes, con más trabajadores en negro y de mayor números de jubilados de renta baja, al que su gobierno señala abiertamente como responsables de propagar el Corona Virus. Pero, a la vez que les restringe sus movimientos, les exige que trabajen. (¿…?)

850 mil personas han sido señaladas, estigmatizadas y segregadas. Por no tener grandes recursos, por no vivir en el lujo, por trabajar de sol a sol por lo mínimo. Toda una brecha de vergüenza que parte en dos a la ciudadanía. Que indulta a los barrios ricos que nunca cumplieron con la normas, esos de las manifestaciones contra el barbijo, los que escupían, gritaban, saltaban, se abrazaban y se burlaban de todos.

Es que esta extraña restricción de movilidad, se contradice a sí misma al pretender que la gente señalada como “apestada”, siga con su trabajo habitual, ”para no dañar a la economía,” desplazándose por cualquier sitio de la ciudad, región o territorio nacional. También permite que el comercio, el ocio, las casas de apuestas, los colegios y otros servicios del área restringida sigan abiertos. 

COMO SI EL VIRUS FUESE UN EXPERTO AGENTE DEL CAPITALISMO, QUE SOLO ATACA A LOS QUE NO PRODUCEN GANANCIAS AL SISTEMA.

Al parecer, en las nuevas zonas restringidas, sólo se cerrarían los parques públicos, se  prohibirían las actividades deportivas de particulares, el caminar por las calles y las visitas a familiares. Mientras aseguran que van a establecer un férreo control sobre las reuniones en viviendas. Los residentes del “Madrid Sano,”  no podrán acceder a la “Zona Roja,” salvo que justifiquen razones económicas.

ES LA DELIRANTE PESADILLA POR CUADRAR EL CIRCULO. 

La doctrina neoliberal no admite cuarentenas ni confinamientos…para ellos.

Pero SI CONFINAR a los pobres y proclamar que NO es confinamiento. 

Que éstos salgan a trabajar, a gastar, a consumir. Y que por la noche se sometan al toque de queda. 

CUARENTENA SÍ para los emigrantes autónomos, luego de cumplir con su oficio y de poner en marcha la ciudad. Después de 10 o 12 horas de sudar.

¿QUÉ HARÍA ESTA RICA CIUDAD SIN SU CLASE TRABAJADORA, SIN SUS BARRIOS OBREROS?

Las barriadas del sur están ofendidas, humilladas, con ira y resentimiento. Mientras en el centro, de un lado y del otro del ex Paseo del Generalísimo Franco, en sus lujosos locales y terrazas, la clase alta seguirá con la barra libre, con sus fiestas y proclamas contra el barbijo, a cara descubierta y gritando su histérico odio al populismo.

Ayuso es líder del sector más extremista y de derechas del PP, muy cercana a la Plataforma Contra la Cuarentena donde figuran nombres como Mario Vargas Llosa, Mauricio Macri o José María Aznar, de quién se declara fiel seguidora y admiradora. Fue la punta de lanza más agresiva contra el gobierno central mientras duró el confinamiento. 

Una vez terminada la cuarentena, con la pandemia casi a cero, recuperó esas competencias, se olvidó de los 13 mil muertos de Madrid y solo privilegió la economía, especialmente al turismo y la gastronomía. En casi tres meses no tomó ninguna medida sanitaria, ni planificó el regreso de las aulas, ni realizó ninguna inversión, a pesar de los 1.500 millones de euros que recibió de La Moncloa. Los fulminantes rebrotes de contagios de Julio, hizo perder el 98% de la temporada turística, el ocio fue el foco principal de los contagios y el regreso de las aulas está siendo caótico.

En Mayo, Ayuso, era la punta de lanza más agresiva contra el gobierno central. Eran los meses del confinamiento. Reclamando la devolución del mando sobre las competencias sanitarias de la región, con acusaciones de “Dictadura Populista, Filo Comunista.” Ahora, ante un Otoño catastrófico, exige a ese gobierno central, con la misma agresividad, que ”reasuma el control de la situación y le acusa de no tomar MEDIDAS DRÁSTICAS contra la pandemia”

El PP en Madrid gobierna hace 25 años con las clásicas políticas neoliberales de recortes sociales. 

La sanidad, tanto como la educación fueron las más afectadas con lo de siempre: Privatización de hospitales y servicios, recortes de personal y nula inversión pública. 

Los resultados económicos han primado siempre sobre cualquier otro aspecto. 

Hoy, con un paisaje desolador y ante un futuro muy dramático, solo es seguro que  EL COSTOSO DESASTRE ECONÓMICO QUE SE AVECINA, Y QUE TANTO LE PREOCUPA A AYUSO Y A SU GENTE, SERÁ EL RESULTADO DE ESA POLÍTICA NEOLIBERAL.

Entre tanto, lo más sorprendente de su comparecencia, ha sido la falta absoluta de anuncios sobre medidas sanitarias específicas contra la pandemia.

Según parece, su idea sería que con la sola identificación de los culpables, señalandoles con crueldad y saña, solo con eso, se frenará la pandemia.

Lo más extraordinario fue que no anunció nada de nada.

Ni de volver a abrir los centros de atención primaria.

Ni  contratación de personal médico, enfermeros, y auxiliares de limpieza.

Ni de contratar a rastreadores de contagiados. 

Ni de acabar con los retrasos de los resultados de las pruebas.

Ni de reforzar el personal de la Educación Pública.

Ni de fondos y recursos para organizar los protocolos sobre el Covid. 

Ni de ampliar las frecuencias de trenes, buses y subtes, donde hoy la gente viaja como en latas de sardinas.

Nada de nada.

Es que para el neo liberalismo, todas esas medidas NO SON NEGOCIOS, SON GASTOS SOCIALES. 

Y en su universo, semejante dispendio resulta una herejía.

LAS MEDIDAS EN MADRID SON UN APARTHEID RACIAL Y CLASISTA.

APARTHEID porque, como en la Sudáfrica del siglo pasado, se gobierna separando, diferenciando y discriminando a los ciudadanos.

RACIAL porque tanto las declaraciones de la Presidenta como sus medidas anunciadas desnudan un racismo lacerante contra los emigrantes

CLASISTA porque estigmatiza y condena a casi un millón de personas por su nivel de ingresos.

Esperar que con estas políticas van a terminar con la pandemia, es como la fantasía de un niño que cree que todo un océano cabe dentro de un hoyo en la playa.

ES EL  EMPEÑO DELIRANTE DE UN IMBÉCIL POR CUADRAR EL CÍRCULO

Eduardo Bonugli colaborador en Madrid de Dossier Geopolitico

Madrid, 20/09/21

Análisis Radial Semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el Programa: el Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo. 

TEMAS:

Sigue profundizandose el conflicto entre Atlantistas (EEUU y socios) y Continentalistas (China y sus socios) conflicto que conduce a un mundo Bipolar nuevamente

A Política Internacional de la semana

1 Los Mega incendios en EEUU y los problemas además de los económicos los de salud sobre la población de los Estados afectados 2 La crisis Peruana con el intento de destitución de Presidente Vizcaya; 3 COVID-19: 15 millones de infectados en las  Americas, en latinoamerica 9 millones y 6,6 millones en EEUU, 4 La Presidencia del BID en manos de EEUU. 5 Putin apoya al gobierno Bieloruso 6 España apoya las elecciones de Legisladores en la República Venezolana. 6 Reunión de China y Unión Europea…

B Análisis Geopolitico de hoy: Breve análisis de la Geopolitica de USA en el Caribe

Mike Pompeo en el Caribe

El Secretario de Estado de EEUU. el ex marine, ex jefe de la CIA y actual jefe de la “diplomacia” norteamericana visitó el fin de semana, la zona de Surinam, Guyana Brasil y Colombia; con la argumentación de: “Promover la mutua prosperidad post Pandemia, la lucha contra el Covid-19 y Enfrentar los problemas de seguridad Regional”  en la visita a las ex guayanas europeas: Holandesa y Inglesa, apoyara a los nuevos elegidos ( a pesar de las denuncias de actos de fraude electoral), mas los negocios petroleros en la zona del Esequibo. Visitará luego Brasil viajando a la Ciudad de Boa Vista donde se encuentran muchos inmigrantes venezolanos (para instarlos a combatir al gobierno de Venezuela); y finalmente visitará su principal socio en suramerica Colombia, País en grave crisis socio política economica y muy especialmente luego de los enfrentamientos en las ciudades con la policía, de parte de la ciudadania, después que está asesinara a un abogado durante una detención callejera -hasta el viernes teníamos registrado 13 muertos en la represión y centenares de heridos de bala-, lo que en realidad es que esta gira tiene dos características, Una el frente interno estadounidense para convencer al voto latino de Florida en las presidenciales de Noviembre -que son claves por los delegados que nomina ese Estado- demostrando dureza y dos cercar mas a Venezuela…

Mas en:…

Dossier Geopolitico: 

Desde el 2005, sostengo, que el fin de 500 años de dominio occidental están tocando a su fin y que ese periodos de V Siglos fue una anomalía en la historia de la Humanidad, pues la mayor parte de la misma, fue controlada por las Potencias Asiáticas. Hoy estamos vislumbrando un retorno a esa “normalidad” histórica, y ello es muy complicado para nuestras mentalidades forjadas ideológicamente en una supuesta superioridad racial del hombre blanco en especial del europeo que fue con la idea que nos formaron. Ello nos llevó a desconocer realidades históricas, sociales, políticas, étnicas, demográficas, geográficas económicas y de conflictos, etc., etc., de ese “mundo” (por ocultamiento) que bien lo denominaron los británicos “Lejano Oriente”. Donde además la conquistas de esos pueblos fue sangrienta como lo fue en África y las Américas, por los Europeos. 

Este fin de ciclo de los V Siglos, pone en tela de juicio las “creaciones” post II Guerra Mundial de los Acuerdos de Yalta y Postdam que terminaron el día que la Unión Soviética se disolvió, pero que aún continúan mal funcionando ONU, FMI, Banco Mundial. 

Y que tuvieron su ilusión del mundo anglosajón y sus aliados de un nuevo “Sistema Mundo” donde ese sector controlaría el mundo de forma Unipolar administrado por la República Imperial Norteamericana y sub representantes regionales en Europa y Japón desde 1991 al 2005. Para ello usaron las Guerras Infinitas, las Revoluciones de Colores, las Intervenciones “Humanitarias”, el “Consenso” de Washington, el “fin de la Historia” y el choque de Civilizaciones. Hoy todo eso es basura de la historia, el repliegue norteamericano es claro -reconocido por sus propios ideólogos- Kissinger, Bremmer;  Brezinski; y todos los tanques de ideas importantes de EEUU y la Unión Europea. 

En estos días una publicación de origen israeli titula:   Sergey Lavrov de Rusia esboza un «nuevo orden mundial» post-occidental, que lo presenta como la “novedad” de los cambios tectónicos profundo que ya estaban en marcha en los traspasos de Poder del Atlantismo  al Mundo Asia-Pacifico y que el Covid-19 vino solo a acelerar. Destacando que lo mismo dijo Lavrov en Múnich 18/2/2017 Serguéi Lavrov anunció en la Conferencia sobre Seguridad de Múnich el fin “del orden mundial liberal”, sostenido según él por las potencias occidentales. Y también ratificó en la entrevista del Canal 4 de Gran Bretaña en el 2018: “El fracturado “Occidente (whatever that means)” intenta infructuosamente frenar el nuevo orden multipolar: “después de cinco siglos de dominio de Occidente en forma colectiva –nota: se ha de referir al advenimiento industrial británico y al concomitante colonialismo europeo, sumados de la hegemonía de EU después de la Segunda Guerra Mundial– no es muy sencillo ajustarse a las nuevas realidades de que existen otras potencias desde el punto de vista económico, financiero y político” 

Pero esta información -Hoy una verdad de perogrullo- de un Mundo Post occidental. Sólo confirma nuestras apreciaciones de hace años a esta parte; Hoy los -Iberoamérica-Hispanoamérica o Latinoamérica- debe entender que estos no son cambios cosméticos sino cambios profundo y que debemos estar a la altura de las circunstancia históricas con nuestra excepcionalidad de ser  criollos mestizos y no quedar encerrados en una retórica hueca de que somos “occidente” CUAL (?); sino desde nuestra interpretación del mundo insertarnos con autonomía y pensamiento original en este nuevo orden mundial Post Pandemia

Carlos Pereyra Mele -Director de Dossier Geopolitico-

Artículo de Israel Noticias al que hacemos referencia del 19/9/20:

Sergey Lavrov Rusia esboza un «nuevo orden mundial» post-occidental

“Rusia y China ya no jugarán con las reglas occidentales”, sugirió el Ministro de Relaciones Exteriores ruso Sergey Lavrov en una entrevista, según el medio estatal ruso Tass. Según la corta pero importante declaración, el estadista ruso dijo que “estaba leyendo a nuestros politólogos que son bien conocidos en Occidente. La siguiente idea se está haciendo más fuerte y más pronunciada: es hora de dejar de aplicar la métrica occidental a nuestras acciones y dejar de tratar de gustar a Occidente a cualquier precio”.

La declaración forma parte de un creciente intento de Rusia y otros países de ir más allá del orden internacional liberal basado en normas de la posguerra fría que el Presidente de los Estados Unidos, George H.W. Bush, impulsó. Este “nuevo orden mundial” debía incluir valores como el derecho internacional y también la democratización, así como la hegemonía de los Estados Unidos.

Incluía la intervención humanitaria y la prevención de la agresión de los Estados entre sí, al menos en su ideal. Sin embargo, los conceptos planteados por Bush y luego por la administración Clinton se han erosionado rápidamente en las últimas dos décadas. A medida que los EE.UU. se retiran de su papel en el mundo a raíz de la guerra mundial contra el terrorismo, se ven desafiados por Rusia, China, Irán y Turquía. Esto ha llevado a más conflictos en zonas fronterizas como Ucrania o el Cáucaso, Siria y las posibles islas frente a China.

“Estas son personas muy respetables y una declaración bastante seria. Está claro para mí que Occidente nos está empujando, consciente o inconscientemente, hacia este análisis. Es probable que se haga sin querer”, señaló Lavrov. “Sin embargo, es un gran error pensar que Rusia jugará con las reglas occidentales en cualquier caso, al igual que pensar esto en términos de China”. China realizó un simulacro militar esta semana cuando un enviado de EE.UU. visitó Taiwán.

El hecho de que la TASS de Rusia tratara de destacar la discusión de Lavrov muestra lo importante que es para Rusia. Rusia está diciendo abiertamente que ya no “jugará” con las reglas occidentales. Eso significa una mayor coordinación del trabajo entre Rusia, Irán, Turquía y China. Es probable que signifique la venta de armas de China y Rusia y tal vez incluso de Turquía a Irán. Rusia ya está vendiendo sus S-400 a Turquía.

Turquía ha enviado mercenarios sirios a Libia y junto con China y Rusia está moviendo fuerzas y recursos a África. Irán tiene sus tentáculos en Yemen, Siria, Líbano e Irak. Esto ilustra cómo el nuevo orden mundial que está siendo impulsado por Rusia, un mundo que es multipolar, que tiene más poderes regionales y menos hegemonía de los EE.UU., está siendo rehecho. India, Arabia Saudita, Brasil, Japón y otros Estados también jugarán un papel clave. Sin embargo, la importancia del desafío Rusia-China para los EE.UU. ha sido señalado por los estrategas de la defensa nacional de EE.UU. que ven a Rusia y China como el mayor desafío.

FUENTE https://israelnoticias.com/internacional/sergey-lavrov-de-rusia-esboza-un-nuevo-orden-mundial-post-occidental 

PARA CONOCER MAS:

Rusia defiende un nuevo orden mundial “post-occidental” en Múnich

https://www.rfi.fr/es/europa/20170218-rusia-lavrov-munich-postoccidental-putin

El nuevo orden post-Occidental, según el canciller ruso Sergei Lavrov

https://www.telesurtv.net/bloggers/El-nuevo-orden-post-Occidental-segun-el-canciller-ruso-Sergei-Lavrov-20180709-0004.html

Las Potencias Emergentes de Hoy IEEE Ministerio de defensa España 2011

http://www.ieee.es/Galerias/fichero/cuadernos/CE_151_PotenciasEmergentesHoy.pdf

Por Emilio Sánchez de Rojas Díaz

El reformismo islámico de Al Afgani, dio lugar a dos tendencias aparentemente contradictorias, la primera tendencia era modernizar el islam, encarnada en Turquía por Kemal Atatürk, el padre de la Turquía laica moderna y en Egipto por el gran líder del movimiento de los no alineados, Gamal Abdel Nasser. 

La segunda tendencia era islamizar la modernidad encarnada actualmente por los Hermanos Musulmanes, cuyo objetivo último es extender el estado islámico –el Califato- a todos los territorios que tienen, o alguna vez tuvieron, presencia musulmana, como España. Esta última opción es la apoyada por Recep Tayyip Erdoğan, el nuevo califa, que cuenta con el apoyo –cómo no– del agresivo emirato de Qatar, pero que es odiado por el resto del mundo árabe.

La geopolítica, tras la guerra de Siria y en el marco de una errática política exterior estadounidense hacia la zona, particularmente con la secretaria de Estado, Hillary Clinton, ha propiciado una pérdida de relevancia de los Estados Unidos y la Unión Europea (UE), y una remergencia de Rusia en la zona.

A nivel regional, es notable la «creciente chiíta», potenciada por Irán, pero también el nuevo papel geopolítico de Turquía que, incapaz de acceder a la UE, utilizó el grifo de los refugiados sirios para obtener unos pingües beneficios económicos y dañar seriamente la imagen de la UE.

El megalómano Erdoğan, tras librarse de los líderes militares laicos, con un más que dudoso autogolpe de Estado, reconvirtió a sus militares, otrora defensores de la Turquía laica, en la punta de lanza del Partido Justicia y Desarrollo, la rama Turca de los Hermanos Musulmanes.

La guerra de Siria sería su gran oportunidad: con el pretexto de luchar contra el terrorismo, ataca en su lugar a los kurdos en Siria e Irak, abandonados por Estados Unidos, tras ser la primera línea contra de Daesh. 

En 2020, Turquía ha iniciado una intervención militar directa en Libia. Tras el aislamiento de Qatar por parte de gran parte del mundo árabe, incluidas las monarquías del Golfo, Turquía establece en 2015 su primera base militar en territorio árabe.

Posteriormente, con el apoyo militar y financiero de Qatar, Turquía ha proyectado sus fuerzas en Libia, prolongando y endureciendo la segunda guerra civil Siria, dando lugar a una escalada regional y propiciando el despliegue de fuerzas egipcias en Libia para neutralizar su acción. Turquía trata de ir sirianizando el conflicto libio.

Desde Siria pasando por Qatar, se ha detectado un incremento en las intervenciones militares turcas sin precedentes desde el colapso del Imperio Otomano

Desde la desolada Siria pasando por Qatar, las naciones empobrecidas de África oriental y occidental, y los Balcanes hasta Libia, se ha detectado un incremento en las intervenciones militares turcas sin precedentes desde el colapso del Imperio Otomano.

Muchos expertos se cuestionan si Erdoğan no estará tratando de alcanzar su objetivo –nunca escondido– de expandir la presencia militar global turca. Pero también es posible que la realidad sea más simple.

La Turquía de Erdoğan, rechazada por la UE, y que podría propiciar la desaparición de la OTAN, al menos como la hemos conocido hasta ahora, ha ido perdiendo fuelle económico, con una devaluación de un 36% de la lira turca y una salida de inversores extranjeros. Además, su mala gestión de las respuestas ante desastres naturales ha gestado una importante caída de la popularidad de su partido, incrementada tras su gestión de la pandemia. 

Como ha ocurrido con otros líderes populistas, Erdoğan necesita urgentemente un gesto drástico para recuperar la popularidad ante su electorado. La decisión del otrora principal promotor –junto con Rodríguez Zapatero– del «dialogo de las civilizaciones» fue reconvertir de nuevo Santa Sofía en mezquita. Con estos amigos para qué necesitamos enemigos.

Para satisfacer su propio ego, Erdoğan trata de extender su influencia más allá del antiguo califato otomano. Pero en contra de la relativa tolerancia otomana, que permitió la supervivencia de cientos de minorías religiosas y étnicas en el espacio imperial, Erdoğan ha optado por el sectarismo y la ruptura definitiva con lo poco que quedaba del fundador de la Turquía moderna y laica.

Erdoğan pretende convertirse en una especie de nano-califa, con el apoyo económico de Qatar, cuyo emir continúa empeñado en convertir la singular catedral de Córdoba en una mezquita más, otra muestra palpable de diálogo unidireccional de civilizaciones. 

Poderoso caballero es don dinero pero, afortunadamente, la influencia de Qatar, y por ende de los Hermanos Musulmanes, en el resto del mundo árabe está en continuo declive.

Tras la torpeza de la geopolítica errática de la Administración Obama hacia Oriente próximo, Rusia, y de alguna forma China, han ocupado su lugar. Los intereses rusos y turcos en la región entran en colisión: Ya han dado lugar a serios incidentes en Siria y están aumentando la tensión en Libia.

Con el aumento de la influencia de otros actores regionales como Irán con su creciente chií, o Arabia Saudí, dispuesta a intervenir en Bahréin o Yemen, no está claro el futuro geopolítico de un Erdoğan que, como un Putin menor, tratará de prolongar sine die su Presidencia. 

La Turquía moderna, y con ella la modernización del islam está moribunda; ha florecido el califato de los Hermanos Musulmanes, la democracia de una sola vez

La Turquía moderna, y con ella la modernización del islam, está moribunda; ha florecido el califato de los Hermanos Musulmanes, el de la democracia de una sola vez… Erdoğan ha dejado a Zapatero como «Cagancho en Almagro» y ha mandado a corrales al Diálogo de las Civilizaciones con su monólogo sectario.

Es más, la modernización secular del islam ha sido destruida por una Unión Europea intolerante con los militares turcos, pero extraordinariamente comprensiva con los Hermanos Musulmanes, y su retorno al islam más primitivo. Pero la generación Z turca, que votará por primera vez en 2023, podría terminar con esta rural aventura de Erdoğan.

Refiriéndose al conflicto sobre la influencia de los Hermanos Musulmanes en el mundo árabe el experto turco asentado en Washington Merve Tahiroglu afirmaba: «Erdoğan es el político islamista que encerró a los generales secularistas. Al Sisi es el general secularista que encerró a los políticos islamistas». 

Por su parte, el emir de Qatar quiere aprovechar la «extravagancia sectaria» de su gran socio turco para comprar, a precio de saldo, la Mezquita-Catedral de Córdoba, objetivo que comparte con la rural e intolerante Hermandad musulmana. Pero continuará siendo odiado por las restantes monarquías del Golfo, el mundo árabe en general y, quizás en el futuro, por la generación Z turca.

Emilio Sanchez de Rojas Díaz es coronel de Artillería (R) Ejército de Tierra España y profesor de EAE Bussiness School.

Por MAX BERGMANN es miembro senior del Center for American Progress. Se desempeñó en el Departamento de Estado de EE. UU. De 2011 a 2017.

Europa ha sido una entidad geopolítica desde la década de 1990. Con la economía más grande del mundo, 450 millones de personas y un gasto de defensa comparable al de Rusia, el continente podría ser un coloso. Sin embargo, Europa nunca se ha acercado a igualar la influencia combinada de sus países constituyentes. Acosada por crisis y limitaciones económicas, políticas e institucionales crónicas, la Unión Europea durante las últimas tres décadas ha ejercido una influencia notablemente pequeña en los asuntos globales. Mientras tanto, los estados miembros más poderosos de Europa han visto disminuir su influencia, como lo ha hecho Francia, o, como Alemania, se han resistido a asumir el liderazgo internacional.

Los analistas estadounidenses han llegado a ver la irresponsabilidad europea como un hecho. En 2011, Richard Haass, presidente del Consejo de Relaciones Exteriores, escribió que en el siglo XXI “la influencia de Europa en los asuntos más allá de sus fronteras será muy limitada”. Bruselas no solo ha decepcionado a Washington al negarse a compartir más la carga de la seguridad colectiva, sino que ha estado muy por debajo de su peso diplomático en asuntos de importancia mundial.

Ahora, de repente, Europa se mueve. La pandemia de COVID-19 parece haber despertado al continente de su letargo económico y político de décadas y revitalizado el proyecto de integración de la UE en formas que eran inimaginables hace solo seis meses. Jean Monnet, uno de los arquitectos fundadores de la Unión Europea, dijo que “Europa se forjará en crisis”. Esta crisis puede forjar una Europa más segura y asertiva en el escenario mundial, una que contribuirá a fortalecer y definir el orden global del siglo XXI.

BRUSELAS SIN LÍMITES

El COVID-19 devastó inicialmente Europa, al igual que gran parte del mundo. Pero al implementar cierres agresivos, siguiendo las recomendaciones de los científicos y apoyando a los trabajadores asalariados, la UE y sus estados miembros pudieron controlar la pandemia y evitar un colapso económico. A su vez, Europa ganó prestigio mundial y confianza. En los últimos meses, los líderes europeos han realizado una serie de movimientos inusualmente asertivos. Después de que China impusiera una nueva ley de seguridad nacional en Hong Kong en junio, la UE condenó a China y calificó la ley de “deplorable”. La UE acordó además limitar las exportaciones a Hong Kong de equipos sensibles como tecnología que podría utilizarse para vigilancia. En julio, por primera vez, la UE impuso sanciones cibernéticas a China, Rusia y Corea del Norte. Y este mes, los líderes europeos condenaron las elecciones fraudulentas en Bielorrusia y han abierto un diálogo con el Kremlin destinado a prevenir la intervención rusa.

La UE pudo controlar la pandemia y evitar un colapso económico.

Pero, con mucho, el paso más significativo que han dado los líderes europeos desde el comienzo de la pandemia fue aprobar un paquete de recuperación económica de 2 billones de dólares. De un solo golpe, la UE cerró el libro sobre una década de austeridad económica aplastante, que había contribuido al aumento del populismo, reducido el apoyo a la UE y puesto al euro perpetuamente al borde de la crisis económica. Combinado con el enorme gasto de estímulo de los estados europeos individuales, el paquete de rescate encamina a Europa hacia una fuerte recuperación económica. También abre la puerta a una expansión significativa de los poderes federales de la UE. El acuerdo puede permitir a la UE pedir prestado, gravar y gastar como un estado real. Si surge otra crisis, una pandemia, una deuda o una crisis migratoria, o cualquier otra cosa, la UE tendrá la capacidad de generar los recursos para responder.

La UE nunca antes había disfrutado de tales poderes. El proceso de integración de Europa y la creación de una estructura federal más fuerte se ha producido a trompicones desde la Segunda Guerra Mundial, con importantes avances seguidos de largos períodos de estancamiento. Desde que el Tratado de Lisboa, que estableció las reglas para la UE, entró en vigor en 2009, Europa se había quedado estancada con un sistema político híbrido: en parte un estado federal y en parte una organización multilateral. Donde la UE estaba empoderada, Bruselas emergió como un actor global, por ejemplo, en la regulación de los mercados globales. Como ha argumentado Anu Bradford de la Facultad de Derecho de Columbia, la enorme economía y la base de consumidores de la UE le otorgan el poder de establecer estándares para los mercados de todo el mundo. Pero donde la UE debe buscar el consenso de sus estados miembros, incluida la política exterior, se ha visto constantemente obstaculizada.

La UE nunca antes había disfrutado de tales poderes.

El acuerdo sobre el paquete de recuperación ha abierto un nuevo conjunto de posibilidades. Frente a una crisis económica de proporciones épicas, los líderes europeos de repente parecen dispuestos a ampliar las fronteras de los poderes de Bruselas, tal vez mediante la reinterpretación de las normas de la UE. Algunos políticos de la UE están pidiendo que se elimine el requisito de unanimidad en las decisiones de política exterior a favor de una “mayoría cualificada”. Como explicó Josep Borrell, jefe de política exterior de la UE, “Sería mejor adoptar una posición fuerte y sustancial por mayoría en lugar de adoptar unánimemente una posición débil con poca sustancia”. Tal cambio requeriría el acuerdo unánime de los estados miembros de la UE, un resultado poco probable en este momento. Pero la pandemia de COVID-19 ha dado nueva vida a la alianza franco-alemana, que históricamente ha abogado por una UE más fuerte. Si la UE, obstaculizada por su sistema híbrido, no puede forjar un enfoque más fuerte y cohesivo de la política exterior, los líderes de la UE, especialmente los franceses y alemanes, pedirán reformas con más fuerza que nunca.

LOS EUROPEOS MIRAN A EUROPA

El despertar geopolítico de Europa no ha surgido completamente de la nada. A medida que la rivalidad entre Estados Unidos y China se intensificó durante la presidencia de Donald Trump, Europa comenzó a ajustar con cautela su enfoque a un mundo cada vez más definido por la competencia de grandes potencias. La Unión Europea comenzó a debatir la noción de “autonomía estratégica”, que exige que Europa defienda su soberanía y promueva sus intereses independientemente de Estados Unidos. Pero en medio de una pandemia, la autonomía estratégica parece menos un concepto para que los líderes de la UE debatan y más una política urgente de promulgar. En lugar de buscar un aliado estadounidense que se ha vuelto abusivo bajo Trump o una China cada vez más agresiva para el liderazgo global, los líderes europeos están descubriendo que tienen que mirar a Europa.

Parte de este cambio ha sido impulsado por la respuesta catastrófica de Estados Unidos al COVID-19 y por el derrame simultáneo de tensiones raciales en sus calles. El apoyo europeo a la alianza transatlántica ya había decaído como resultado de los excesos de la “guerra contra el terror” de Estados Unidos, la fallida invasión de Irak y la crisis financiera de 2008. Pero los recientes fracasos de la administración Trump plantean preguntas más profundas sobre la capacidad básica de Estados Unidos para gobernarse a sí mismo. A los políticos europeos les preocupa que incluso si el exvicepresidente Joe Biden gana la Casa Blanca en noviembre, Estados Unidos estará tan preocupado por los desafíos internos que es posible que Europa no pueda depender del liderazgo global de Estados Unidos.

Pero el cambio en las perspectivas de Europa también es una respuesta a China. Europa había visto a China durante mucho tiempo principalmente a través de una lente económica. Espera que la apertura y el comercio conduzcan a la liberalización política e incluso a la democratización en China. Pero a medida que floreció la economía de China, su política se restringió aún más. La apertura demostró ser una calle de un solo sentido, lo que provocó que aumentara la frustración con las prácticas comerciales desleales de China en Europa, tal como lo hizo en Estados Unidos. La pandemia hizo que la opinión pública europea se volviera decisivamente contra China. Pekín trató de ocultar los orígenes del virus y, una vez que logró controlar la enfermedad en casa, se embarcó en una agresiva campaña de diplomacia de “guerreros lobos” que alarmó y alienó a los europeos.

Europa está entrando en esta nueva década con más confianza en su unión y menos en los demás.

Si las percepciones cambiantes de Estados Unidos y China han influido en la repentina asertividad de Europa en la política exterior, también lo han hecho las percepciones europeas de sí misma. COVID-19 ha convencido a una gran mayoría de europeos de la necesidad de una mayor cooperación de la UE. Al sentir el cambio en el sentimiento popular, los líderes europeos tomaron medidas económicas dramáticas. Europa está entrando en esta nueva década con más confianza en su unión y menos en los demás.

¿UN SIGLO EUROPEO?

La UE no se convertirá en una superpotencia de la noche a la mañana y es posible que nunca lo haga. El gran proyecto de construir una unión federal puede seguir siendo un trabajo perpetuo en progreso. La UE todavía se enfrenta a tremendos desafíos internos, desde los políticos populistas y la continua fortaleza del estado-nación, desde la divergencia económica entre el norte y el sur, y desde un déficit democrático interno que invita al escepticismo justificado de Bruselas. Pero no cabe duda de que Europa saldrá de esta crisis como un actor global más fuerte y unificado.

Esas son buenas noticias para Estados Unidos. Europa puede ser un socio importante de Estados Unidos, especialmente a medida que se intensifica la rivalidad de Estados Unidos con China. Washington debería alentar el ascenso de Europa donde pueda. También debería dejar de obsesionarse con lo que le falta a Europa, como ejércitos capaces. En cambio, debería centrarse en lo que tiene Europa: un cuerpo diplomático eficaz, la economía más grande del mundo y un prestigio mundial en aumento. Puede que el siglo XXI no sea un siglo europeo, pero para que sea un siglo liberal, Europa tendrá que desempeñar un papel de liderazgo.

El fin de la ilusión estadounidense

Trump y el mundo tal como es

Desde el final de la Guerra Fría, la mayoría de los políticos estadounidenses se han visto seducidos por una serie de ilusiones sobre el orden mundial. En cuestiones críticas, han visto el mundo como desearían que fuera y no como es realmente. El presidente Donald Trump, que no es producto de la comunidad de política exterior estadounidense, no trabaja bajo estas ilusiones. Trump ha sido un disruptor, y sus políticas, informadas por su perspectiva heterodoxa, han puesto en marcha una serie de correcciones largamente esperadas. Muchos de estos ajustes necesarios se han tergiversado o malinterpretado en los debates partidistas mordaces de hoy. Pero los cambios que ha iniciado Trump ayudarán a garantizar que el orden internacional siga siendo favorable a los intereses y valores de Estados Unidos y a los de otras sociedades libres y abiertas.

A medida que el primer mandato de la administración llega a su fin, Washington debería hacer un balance del desmoronamiento posterior a la Guerra Fría.

Análisis Radial Semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el Programa: el Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo. 

TEMAS:

Sigue profundizandose el conflicto entre Atlantistas (EEUU y socios) y Continentalistas (China y sus socios) conflicto que conduce a un mundo Bipolar nuevamente

A Política Internacional de la semana:

1 Beirut – Libano- Catastrofe apocaliptica, negros nubarrones sobre Medio Oriente; 2 Un exRey -Juan carlos I- que huye y pone en jaque a toda su dinastia y el sistema politico español; 3 Un expresidente Preso Alvaro Uribe detenido por corrupcion  pone en jaque al modelo politico Colombiano; 4 EEUU en guerra contra Tik Tok?, y casi 5.000.000 de contagiados, crece el descontento contra Trump con miras a las elecciones de Noviembre; 5 Brasil supera los 100.000 muertos por Coronavirus;6  Australia Toque de queda en Melbourne, para frenar el avance de la Pandemia; 7 Segunda Ola de contagio llega a Europa.

B Análisis Geopolitico hoy: Triangulo de Lublin contra Moscú 

Analizamos la creación geopolitica que intenta instalar Polonia con Ucrania y Lituania, que ha sido denominada “Triángulo de Lublin”-TL-, que intenta tener un peso específico en la Europa del Este, tratando de transformarse en una zona de amortiguación entre Rusia y la europa Occidental, cuyo primer objetivo tendra repercusion mañana (9/8/2020) con las elecciones presidenciales de Bielorusia donde se presenta nuevamente Lukashenko -antiguo aliado de Moscú, hoy distanciado-, por supuesto que por estas horas también siendo coqueteado por los EEUU para poner una nueva traba a Moscú en esa zona, que Rusia considera área importantísima de su seguridad nacional , al que los miembros del TL intentan que se incorpore al Grupo.

Lo que sí debemos destacar es que los integrantes del Grupo no tienen todos los mismos objetivos, pues Polonia intenta transformarse en un nuevo líder regional: 1 contra rusia y 2 contra Bruselas (Alemania), Lituania necesita nuevos aliados pues ya no puede avanzar mas con sus vecinos Letonia y Estonia y por último Ucrania que necesita desesperadamente una mayor cooperación con los Euro Atlantistas, pues la guerra con los separatistas del Donbass a minado su economía, pero ademas debemos los tres miembros del TL tienen una gran disparidad en lo que respecta a PBI, Población y tamaño territorial. 

Es importante si destacar que este TL intenta instalar un corredor en Europa del Este que va del Baltico al Mar Negro, que es visto con buenos ojos por EEUU y sus socios de la OTAN, es importante, las elecciones de manñana en Bielorusia porque si es reelecto Lukashenko este Pais permitiria una comunicacion mas fuida entre Polonia y Lituania que hoy solo puede usar un pequeno corredor -llamado el de Suwalki- de 100km de ancho y que tiene limite con Kaliningrado territorio ruso aislado de la federacion rusa pero de importancia militar por las bases militares y aereas alli instaladas. como vemos es un area muy conflictiva ahora para los intereses estrategicos de Moscu.

Quizás también el sueño de Polonia de reinstalar la vieja alianza Polaco Lituana del año 1500 sea mas una expresión de deseos voluntariosos que de real Politik, pues los países de Europa oriental desde hace siglos han estado en el camino de los conquistadores Orientales u Occidentales, y se los utilizó de peones en un partido de ajedrez que practican solo las grandes potencias. Las piezas están en movimiento… 

AUDIO:

TRIANGULO DE LUBLIN Polonia – Lituania – Ucrania

La República de Polonia (en polaco Acerca de este sonido Rzeczpospolita Polska es uno de los veintisiete estados soberanos que forman la Unión Europea, constituido en Estado democrático de derecho y cuya forma de gobierno es la república parlamentaria. Su territorio, con capital en Varsovia, tiene una extensión de 312 969​ km² y una población de más de 38,5 millones de habitantes, por lo que es el quinto país más poblado de la UE. PBI  -2018- U$S 593 295 millones PBI x cápita U$S 15.629.​ Es un Estado unitario con 16 subdivisiones o regiones administrativas denominadas Voivodatos. Limita con el mar Báltico al norte, comprende en su porción más grande al norte parte de la gran llanura europea y abarca al sur territorio montañoso de los Sudetes, los Cárpatos y la sierra de Santa Cruz. Aunque la capital y ciudad más poblada es Varsovia, el centro académico-cultural es la segunda ciudad más grande, Cracovia. Polonia limita al norte con el óblast de Kaliningrado (que pertenece a Rusia aunque sin conexión con ella), al noreste con Lituania, al este con Bielorrusia, al sureste con Ucrania, al sur con la República Checa y Eslovaquia y al oeste con Alemania.

Lituania, oficialmente República de Lituania (en lituano: Lietuvos Respublika), es uno de los veintisiete estados soberanos que forman la Unión Europea, con una extensión de 65. 300 km²; y una población de: 2,853,500 habitantes. PBI -2018-U$S 54.352 millones y PBI x cápita U$S 19.534. Constituido como un Estado social y democrático de derecho, cuya forma de gobierno es la república parlamentaria. Su territorio está organizado en diez condados. Su capital y, a su vez, la ciudad más poblada es Vilna. El pueblo lituano es étnica y lingüísticamente hermano del letón y tiene lazos históricos y culturales con los países nórdicos, aunque —a diferencia de estos— la mayoría de su población es católica. Lituania se ubica junto al mar Báltico que comparte con Suecia, Finlandia, Estonia, Letonia, Polonia, Alemania, Dinamarca y Rusia. Lituania limita al norte con Letonia, al sureste con Bielorrusia (antiguamente parte del Gran Ducado de Lituania), al sur con Polonia, al suroeste con el enclave ruso de Kaliningrado (antigua ciudad lituano-prusiana) y al oeste con el mar Báltico. Está al noreste de Europa.

Ucrania (en ucraniano: Україна (Acerca de este sonido Uk-Україна.ogg ); romanización: Ukrayina, pronunciación: [ukrɑˈjinɑ]) es un Estado soberano ubicado en el este de Europa. Su forma de gobierno es la república que se rige por un sistema semipresidencial, con la separación del poder entre el ejecutivo, legislativo y judicial. Su territorio está organizado según un Estado unitario compuesto por veinticuatro óblast (regiones o provincias), y dos municipios con un estatuto especial: Kiev, la capital y Sebastopol. Con una extensión de Con 603 550 kilómetros cuadrados, y con un litoral de 2 782 kilómetros,​ además es el segundo país más grande de Europa (después de la parte europea de Rusia y antes de Francia). Y una población de 41.510.726 habitantes. PBI Total -2018- U$S 390.336 millones PBI x cápita U$S 9 283.

Tiene frontera con siete países: Rusia por el norte y este, Bielorrusia por el norte, Polonia y Eslovaquia por el oeste, Rumania, Hungría y Moldavia por el suroeste. 

El debate no es la corrupción personal del Rey de España que, a decir de sus fieles, “iba de camino hacia su destino de gloria, y se entretuvo con algunos vicios tan humanos como comprensibles”

-o-

¿Acaso se puede considerar particular y privada una cadena de hechos presuntamente delictivos, repetidos incesantemente durante medio siglo? Con el silencio cómplice de la prensa, el guiño de los políticos, la obligatoria  participación del empresariado y la admiración de sus cortesanos.

Lógicamente la responsabilidad del individuo particular en el caso no deja dudas, pero… ¿Adónde está la responsabilidad del impresionante esquema de poder que le sirvió de tapadera? ¿Qué privilegios han recibido en contrapartida los creadores y sostenedores de este entramado tan preciso y efectivo para el privilegio de las elites?

¿No se debería exigir cuentas a los “Padres de la Constitución” española por haber introducido cláusulas arbitrarias y lesivas contra la democracia, como la de prohibir a la justicia el control de personas con tan fabuloso poder absoluto? 

Considerar como una violacion personal, el controlar, investigar y hasta imputar a un jefe de estado, por presuntos actos ilícitos, es algo que escapa a la razón y el sentido común de cualquiera. Tal abyecto delirio jurídico es la base donde asienta la incomprensible INVIOLABILIDAD DEL REY, igual que el resto de impunidades otorgadas.

Desde luego, lo que está en debate NO es la CORRUPCIÓN de un HOMBRE que, a decir de sus fieles “iba de camino hacia su destino de gloria, y se entretuvo con algunos vicios tan humanos como comprensibles” 

Ante semejante terremoto, el poder español ha salido en tromba, desplegando su poderoso armamento, a defender (o al menos a justificar) al Rey Emérito y a montar una cortina de acero alrededor de Felipe VI. 

La urgencia desesperante es salvar a la corona, y a su hermana siamesa, La Transición. Sea como sea y con los medios que sean. De la supervivencia de una, depende la vida de la otra.

Lo que está en juego No es una persona, es el SISTEMA. Por eso la sociedad  está siendo bombardeada con la amenaza clásica y legendaria de las monarquías en peligro: ¡¡Sumisión al Rey o morir bajo el Terror de la Plebe!! 

La primera consigna de guerra establecida es proclamar a viva voz aquello de ¡¡HUIDO EL REY, VIVA EL REY!! 

Subiendo a los cielos, como si fuese una divinidad, a Felipe VI. Afirmando como dogma que es un ejemplo de empatía, vocación de diálogo, olfato político, transparencia, honradez, moralidad, patriotismo, alto sentido de la democracia y mil virtudes más, propias de un cuento de príncipes y princesas.

Y siguiendo en esa ofensiva, usan cualquier argumento a mano, por más ridículos, gastados o vacuos que sean, para callar las voces críticas de  la oposición, partidos nacionalistas y amplios sectores de la población

Así es como el histórico director de ABC, Luís María Ansón, no tardó  en proclamar, nada menos que por el canal oficial del reino, que: ”Todo es culpa de Hugo Chávez”. Y no se le movió un pelo cuando dijo lo que dijo. El personaje es un monárquico plus y franquista reciclado, y uno de los principales artífices en la sombra del acuerdo de Franco con los Borbones, hace cuatro décadas, para que la dinastía y sus cortesanos económicos, heredasen de la dictadura, todo el manejo de España.

También, creyó ser original, cuando aseguró que esta trama que sufre el Rey Emérito la armó Hugo Chávez en 2008 como venganza de la famosa frase: “¡¡PORQUÉ NO TE CALLAS!!” y que, según su versión, desde entonces, la dictadura chavista y su franquicia de España -Podemos-, ha estado preparando lo que él considera ”Un Golpe de Estado de los enemigos de España”.

Y esos mismos argumentos infantiles y repetidos hasta la saciedad, los sostiene todo el mundo mediático, empresarial y financiero, más una impresionante corte de voceros y tertulianos, en sintonía total con las declaraciones del este octogenario periodista, contemporáneo e íntimo amigo de Juan Carlos, furibundo defensor de la Casa Real y muy cercano a los dinosaurios políticos  nostálgicos de la dictadura.

¡¡Los Populistas quieren derrocar a la “democracia en España!!  Es la consigna que domina titulares, noticias y editoriales de la “prensa respetable” del país, tanto de derechas como progres, tanto de monárquicos como de neo republicanos, de políticos de la vieja guardia o de la nueva camada, y multitud de opinólogos rendidos a la obsecuencia.

Entretanto, alejada de las luces, de los poderosos, de los famosos y de los millonarios, anda “LA CHUSMA CIUDADANA” silenciosa, sorprendida y sedienta de noticias menos estrambóticas y más creíbles. 

Nadie se traga el sapo de que Chávez y sus “populistas filo comunistas” sean el origen de los 2.300 millones de euros de la fortuna opaca del monarca. Denunciada y publicada por el The New York Times. ¿Un diario nada chavista populista, filo comunista?

Es que “el populacho” sospecha que la verdad se anida en otros paisajes que huelen más a contratos públicos y a petróleo. Tampoco se creen lo de los regalos de ida y vuelta con su más lujosa y novia, y duda sobre las propiedades en el extranjero, las cuentas en paraísos fiscales, la evasión permanente de impuestos, la red de testaferros, los hijos sin reconocer, los “regalos” de los jeques, los gastos del estado para armar y tapar sus permanentes aventuras amatorias

Y también recela de esa empalagosa red mediática, política, empresarial y de cortesanos que vive feliz y sumisa a la sombra de la corona desde hace medio siglo. Mientras la población, crisis tras crisis, ve como sus condiciones de vida se deterioran.  En resumen: el pueblo no mastica vidrio, y sabe que este bochorno real está lejos de ser una trama maquiavélica de la pérfida Venezuela.

En consecuencia, este escándalo universal pone en la picota un sistema económico, ideológico y de poder que prioriza el dinero sobre los valores humanos y al que no le importa convivir con cualquier clase de inmoralidad repugnante y criminal, con tal de mantener los privilegios que produce ese mismo sistema a base de injusticia, ilegalidad y oprobio.

Eduardo. A Bonugli, Colaborador de Dossier geopolitico en Madrid

Especial para Dossier Geopolitico por Eduardo Bonugli* desde Madrid

El escenario no tuvo desperdicio. Mostraba por un lado, al supremacismo germano teutón, sus perfiles racistas y la típica prepotencia de los ricos. El menú de los del norte no se quedó corto. Llevan años, y siglos, en ese plan. Tenían hambre de bochorno, la mesa estaba servida y la ocasión era propicia.

Al frente, aturdía el silencio resignado de los pobres. La resistencia estoica de los mediterráneos frenaba sus viejos y nuevos rencores. Es que el  agua ya rodea el cuello del Sur de Europa y estos, en lugar de dar batalla, optaron por resignarse manteniendo las formas. Creyeron falsamente que cuando te fuerzan por necesidad, es de virtuosos poner buena cara.

¡¡ CUMBRE DEL SIGLO!! Titula jubilosa la ola mediática. Por supuesto. Como todos los años y como cada una de las 5 o 6 tediosas cumbres anuales de los jefes de Gobierno de la UE. Adornada siempre con comunicados pomposos y titulares triunfalistas.

¡¡ACUERDO HISTÓRICO POR EL COVID 19!! Significa que por fin han llamado a los bomberos. Luego de 200.000 muertos, de 2,5 millones de infectados y de una economía en ruinas. Cuatro meses después que estallara el incendio y cuando el virus flaquea, pero la miseria arrasa. Eso sí, los bomberos vendrán en el camión pequeño y con la manguera corta. Nunca llegarán antes del 2022, si es que hay viento a favor. Y a cuentagotas. Es que son muchas las condiciones que poner y mucha la letra pequeña por escribir. Aunque el freno de mano sobre las transferencias ya está activado, para el uso discrecional de los desconfiados holandeses.

Aquel PLAN MARSHALL EUROPEO, anunciado con bombos y platillos hace 4 meses, quedó reducido a un mínimo Fondo de Recuperación. El BILLÓN Y MEDIO de euros se encogió hasta los 390.000 millones. Y además con contrapartidas no menores a pagar por el Sur. Y la fatal convicción que volverán los hombres de negro y la TROIKA. Quizás con trajes más a la moda y con otro nombre, pero con mucha austeridad y recortes.

Por un lado, estaban los países pobres o PIGS (“Cerdos” en Inglés), palabra con las iniciales de Portugal, Italia, Grecia y España. A cuestas con la leyenda negra escrita por sus socios del norte. “Vagos, derrochadores, corruptos, ineficaces e irresponsables”. Según la idiosincrasia protestante y calvinista, las penurias de estos pecadores resultan merecidas e irremediables. En sus juicios severos, mezclan intencionadamente cultura y geografía con vicios y malas artes. Algo de eso habrá, seguro. Pero también….  “Hazte la fama y échate a dormir.”

Del otro lado, los países ricos o “LOS FRUGALES” (Alemania, Holanda, Dinamarca, Bélgica, Austria, Suecia). Que según la fantasía paradisíaca, son solidarios, honestos, cumplidores y sobre todo, muy obedientes al fisco, cosa que suena a música mal afinada. Todo muy coherente con su moral protestante y calvinista, Aunque para ser más exactos, son líderes mundiales en paraísos fiscales, evasores de impuestos y expertos en el blanqueo del dinero sucio.

Y en el palco de honor, estaban LOS PADRES DE LA PATRIA EUROPEA, Merkel y Macrón. Endiosados por la prensa y siempre por encima del bien y del mal. Cumpliendo con su papel  de jueces en una partida con cartas marcadas y final amañado. La canciller, la más rica de los ricos y jefa de LOS FLUGARES, dirigió magistralmente a los suyos desde la sombras, mientras consolaba maternalmente a LOS PIGS. A su vera, el presidente galo, el más genuino pura sangre del neoliberalismo, cumpliendo con la tradición francesa de estar con Dios y con el Diablo. Ambos se llevaron todos los aplausos, tanto de víctimas como de verdugos. 

Luego de este espectáculo, resultan tragicómicos los titulares de la prensa: ¡¡UNA EUROPA UNIDA Y SOLIDARIA!! ¡¡TRIUNFA LA HERMANDAD EUROPEA!! Pero la realidad es terca. Un bando ha machacado al otro, luego de estrujarlo económicamente durante años. Y la brecha se ha vuelto insalvable. Las heridas están abiertas, la sangre cayendo y la miseria en la puerta. 

Y en Europa todo está atado para que no haya ningún cambio. Esta cumbre lo ha corroborado. Ya durante la pandemia mostraron sus más viscerales instintos egoístas, almacenando y mezquinado material sanitario, pirateando las compras e inflacionando los precios. Con estos mimbres, cualquier posibilidad de unión, armonía y progreso, es una falaz mentira.

El abandono por parte de Giuseppe Conte y de Pedro Sánchez de sus exigencias por los Eurobonos Soberanos marcó el camino de la claudicación del Sur. Una fatal decisión que terminó en una cruel condena para sus ciudadanos. Lo urgente destrozó a lo importante. Una vez más, a los dirigentes Europeos, les faltó el coraje de enfrentarse al poder establecido. La valentía, la firmeza y la convicción se escurrieron por el agujero de las angustias y el miedo.  La mentira triunfalista que proclaman hoy, es una burla siniestra para sus compatriotas. El ADN europeo de sumisión, larvado durante siglos en el feudalismo y en las monarquías, fue determinante para el triunfo de los ricos.

Así, y gracias a la pandemia, la Ortodoxia Austericida se consolidó como la única política económica por aplicar, sin dejar sitio en Europa para ninguna alternativa de capitalismo productivo. Y el Neoliberalismo Financiero, aplastó lo que quedaba de las soberanías, tanto en la política, como en la economía, como en  lo social. A su vez, la Socialdemocracia y restos de la izquierda, abducidas ya en su totalidad por el neoliberalismo, fueron fundamentales para dar el triunfo a “LOS FLUGARES”.

LOS PIGS recibirán en conjunto 213 mil millones de euros, de los 390 mil acordados para toda la UE. Irán cayendo en cuentagotas a lo largo de los próximos tres años, siempre que no haya un freno de LOS FLUGARES. La mitad de esa cantidad ya la han gastado en los últimos 4 meses en subsidios por los desempleos provocados por la pandemia, y todavía les queda tapar los agujeros del Brexit. Además  deben afrontar el rescate al sector del turismo estimado en medio billón de euros, sin olvidarse de la industria automotriz, las aerolíneas, los bancos, los autónomos y la quiebra de una multitud de gremios diversos. Hablar de éxito y solidaridad por este acuerdo suena a humor negro.

La propia Alemania ya ha tenido que inyectar 2 billones de euros a su economía y lo seguirá haciendo junto a los países de su entorno. Es que tiene barra libre para la liquidez libre y gratuita. Entonces, comparar las posibilidades  entre el norte y el sur produce sonrojo. El dinero otorgado en la Cumbre no pasa de ser una insignificante limosna. 

A la vista de ello, la única salida para los PIGS (si es que la hay) sería recuperar su soberanía monetaria y encarar en conjunto una recuperación independiente. Casualmente, el primer ministro holandés retó recientemente  a los países del sur a que se busquen la vida por su cuenta. Fue una bravateada típica del ¡¡SÁLVESE QUIÉN PUEDA!! Pero Alemania y los suyos tienen bien tensado el cordón sanitario para que nadie se salga del sendero de la ortodoxia. 

En la lista de los ILUSTRES AUSENTES  se apuntan dos grandes nombres. LA PRODUCTIVIDAD Y LOS PARAÍSOS FISCALES.  No hubo fondos destinados a proyectos industriales o para el rescate productivo. Tampoco hubo planes ni iniciativas. Alemania y los suyos tienen el monopolio de la producción europea y no parece dispuesta a abrir las manos a la creación de un polo de competencia dentro de sus propios dominios. El 60% de sus exportaciones es consumida por los europeos.

A pesar de la larga fila de insultos recibidos, los PIGS no se atrevieron a sacar el tema tabú de los paraísos fiscales. Su lamentable flaqueza los llevó a tragarse el sapo. El silencio fue ignominioso. Holanda, Luxemburgo, Dinamarca, Malta, Chipre, son paraísos fiscales de primer orden mundial. La gran evasión de impuestos, generalizada en Europa, es el principal cáncer de la economía de los países del Sur.

Y es también de suma utilidad para las grandes empresas y grandes fortunas, especialmente para las alemanas. Y también favorece el blanqueo de dinero negro de la droga, la prostitución, el terrorismo y la corrupción política. Así funcionan los honestos protestantes calvinistas en su estado puro. 

Google, Facebook, Apple, Amazon y muchas más empresas tienen sus sedes fiscales en estos países. Trasladan allí, con artilugios contables, los beneficios de todas sus filiales en Europa, América del Sur y África. Luego pagan un impuesto simbólico que puede ser hasta 70 veces menor que el de cualquier país y luego lo transfieren a otros paraísos más lejanos.

Esta pirueta le cuesta a los estados europeos unos 50 mil millones de euros anuales en impuestos corporativos, que multiplicado por el tiempo de actuación y sumando los beneficios caídos por la competencia desleal, se redondea una evasión aproximada de 2 billones de euros en los últimos 25 años, que han desaparecido bajo las alas de los buitres. Esa cantidad sí que sería apropiada para acordar un verdadero Plan de Recuperación.

Irlanda acaba de demostrar que primero es un paraíso fiscal y que luego, en segundo plano, es un estado. No solo se negó a recibir una indemnización de Apple de 13.500 millones de euros ordenada por una sentencia del Tribunal Europeo por evasión de impuestos de esa sociedad, sino que apoyó el recurso de la condenada y al final lo ganaron. Apple se quedó con el dinero, los ciudadanos irlandeses lo perdieron y su gobierno demostró que, antes que gobierno, es un paraíso fiscal fiel a sus clientes.

En suma, los Paraísos Fiscales, como sujeto político económico, fueron los grandes vencedores de la cumbre. Terminaron legitimados por la complicidad interesada de los países ricos y por el silencio cobarde del Sur.

En esta Unión Europea de las empresas y los evasores de impuestos, es Alemania, en términos absolutos, quien obtiene los mayores beneficios como locomotora continental, por haber monopolizado junto a su entorno la producción industrial europea, luego del caos económico y social del 2008, que ella misma ayudó a crear. Y lo es, porque tiene un acceso ilimitado a los fondos financieros, a pesar de ser responsable del agujero negro del Deutsche Bank y porque mantiene encriptada la alta cotización del euro en perjuicio de los países más modestos. 

Fue Alemania y su entorno, con su ilimitado acceso a los recursos financieros, quién compró voluntades políticas para vaciar los tejidos industriales del sur hasta reducirlos a países de servicios.  Desde fines de lo 80, y en nombre de la Globalización, fomenta o hizo la vista gorda a la corrupción generalizada de ida y vuelta, y gracias a aquellos ingentes flujos de liquidez siguió alimentando el monstruo porque sus bancos y los de sus vecinos lo necesitaban. Hasta que  … todo reventó en el 2008.

Hoy, el Pacto de Estabilidad, o mejor dicho el control del déficit en la UE, está suspendido debido a la pandemia, mediante un frágil acuerdo que puede saltar por un solo voto.  Entonces, cuando el déficit alemán comience a bajar, gracias a la libre inyección de dinero y a la recuperación de sus exportaciones, cualquiera de sus FLUGARES lo activará. Y volverá a mandar la hoja de cálculos, estrangulando la recuperación y la competitividad de los países modestos. Entonces regresarán los recortes en el Sur y la brecha económica se agrandará. Y el tren de las dos velocidades seguirá en su irremediable marcha hasta el desenganche de los vagones.

Entre los bastidores del acuerdo, los de Norte lograron jugosas contrapartidas como los Cheques de Compensación por el que evitan pagar 53 mil millones que les correspondían por ser contribuyentes netos. Y también no sólo redujeron el monto total de las ayudas sino que  consiguieron recortar partidas que afectan a LOS PIGS, como por ejemplo las ayudas directas a la agricultura que bajan un 10% en perjuicio de los del Mediterráneo. Caen a la mitad los fondos destinados a combatir el abandono rural. El Plan Hacia la Transición Verde pierde dos terceras partes. Se reduce a la nada el Plan de Salud previsto inicialmente con 7.700 millones y desaparece el Instituto de Colaboración Internacional. 

Por otra parte, cuando los miembros del gobierno de Holanda disparan sus petardos racistas contra España, parecen ser muy groseros y maleducados, pero también son sutiles y evitan que su fuego haga víctimas amigas. Por ejemplo, pueden decir que “los españoles derrochan el dinero en alcohol y mujeres”  Pero obvian que el gobierno de Rajoy y sus políticas, muy obedientes con su ortodoxia neoliberal, llevó en siete años, la deuda española de 400 mil millones a 1.2 billones de euros. También se cuidan de mencionar que este gobierno de derechas, aliado y fiel,  ha sido el que recibió más condenas judiciales por corrupción en toda la historia. Y además, como buenos monárquicos que son, se cuidan de acordarse de los monumentales escándalos fiscales y de corrupción de las casas reales, tanto española como europeas.

Ha terminado “LA CUMBRE DEL SIGLO” con la firma de un “HISTÓRICO ACUERDO DE RECUPERACIÓN”. Ambos bandos se declaran ganadores y tanto las derechas como los socialdemócratas están exultantes y ya no discuten por estas cosas. Ahora la batalla se libra en otro frente, entre el Norte y el Sur. Y a pesar de tanto festejo exagerado, los números son tiranos y la terca realidad  está ahí.

Pese al bochinche triunfalista de la prensa, entre las tribus de Europa sangran hoy viejas y nuevas heridas que difícilmente cicatrizarán, mientras la sombra de una miseria inquietante comienza a oscurecer el paisaje. 

*Eduardo A. Bonugli Empresario y colaborador de Dossier Geopolitico en Madrid

Madrid, 23.07.20

Por Patricio H Carvajal Aravena*

La modificación de la Constitución de la Federación Rusa para extender el mandato del Presidente Putin hasta el año 2036 es ya una realidad. Por la vía plebiscitaria –referéndum- , contemplada en la Constitución, el líder ruso consiguió extender su permanencia en el poder. Así, Putin sería el gobernante que más tiempo habrá gobernado Rusia. Superaría a Catalina La Grande (34 años) y a Pedro El Grande (29 años), si no consideramos la corregencia de este último con su hermano. Podemos discutir sobre la legitimidad de tal modificación. La reforma constitucional recién aprobada puede considerarse como parte del proceso de consolidación de un autoritarismo democrático. Para otros será la consolidación de un liderazgo político, el más importante en esta etapa de la Historia global. Solo el tiempo permitirá emitir un juicio sobre el tema. Pero la Historia de Rusia nos ilustra sobre el liderazgo de Putin y sus logros indiscutibles, entre los cuales cabe destacar el resurgir de Rusia como un imperio europeo global.

En la tradición política rusa existe la expresión “grande” para calificar los méritos y logros de un gobernante. Además, tiene una denotación en el pensamiento geopolítico ruso. En efecto, en la Historia de Rusia solo dos gobernantes han sido calificados como “grandes”por sus logros en política exterior, concretamente en la consolidación del imperio ruso como potencia europea: Pedro El Grande (петр великий) y Catalina La Grande (Eкатерина великая). De acuerdo con esta tradición, sin duda Putin puede ser llamado “Vladimir El Grande” (владймир великий), por los logros de su política exterior en la construcción de un nuevo imperio ruso

El legado del comunismo soviético fue catastrófico para la población de la Unión Soviética. La desaparición de la URSS en 1991 fue, a juicio de Putin, la peor catástrofe geopolítica del siglo XX. Tal vez hay un poco de exageración en las palabras del líder ruso, pero ni los ejércitos nazis habrían soñado con el derrumbe total del comunismo. Tampoco esperaban semejante colapso los Estados Unidos y sus socios europeos de la OTAN, quienes resultaron finalmente victoriosos en la Guerra Fría (1945-1991). El imperio soviético, construido en base a la  expansión y anexión geográfica de los territorios de sus vecinos, hasta constituir el mayor imperio comunista del mundo, se derrumbó entre 1989 –caída del Muro de Berlín- y  1991, año de la desintegración de la URSS. Todo esto fruto de la incompetencia de los líderes comunistas soviéticos. Una potencia nuclear que había desafiado el poder de los EEUU y de la OTAN desapareció por un decreto, al más puro estilo burocrático comunista. Lo que Lenin formó por decreto, el Tratado de 1922: la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS),  Yeltsin la desintegró por el Tratado de Belavezhna de 1991, dando origen al Estado sucesor de la URSS, la actual Federación Rusa.  El año 1991 fue el comienzo de la década más desgraciada en la Historia de Rusia. El legado del comunismo soviético se manifestó en sus más graves expresiones: desintegración territorial del imperio soviético; terrorismo nacionalista, guerras civiles, surgimiento de una mafia conformada por ex miembros del Partido Comunista. La pobreza, y todas sus lacras sociales, se enseñorean sobre Rusia durante 10 años. Un indicador clave fue la caída de la esperanza de vida de los rusos en esa época: 47 años. 

Pero hubo dos legados aún peores del comunismo soviético para la población rusa: la desmoralización de su población y la obsolescencia acelerada del sistema militar. Rusia era en la década de 1990 una potencia de segundo orden en el escenario global. La desmoralización y la pobreza llegaron a tal punto, que se formó una industria de tráfico de órganos humanos a base del secuestro y asesinato de personas, especialmente niños. Estos eran vendidos por sus padres y abuelos a las mafias. Los niños durmiendo en los portales de los edificios, y el surgimiento de una delincuencia adolescente, algo típico de América Latina, se dio en Rusia en la época de la guerra civil (1918-1921). La solución fue la creación de un sistema de orfanatos a cargo de la CHEKA. La situación en 1990 era peor que la de aquella época inicial del Estado soviético. Y es un problema que persiste aún. 

La desintegración de los imperios suele manifestarse con guerras civiles y la acción de grupos terroristas. Fue el legado más sangriento del comunismo. Esta era la situación de Rusia a fines de la década de 1990. Un país en ruina material y moral. En ese momento había dos opciones: o lo que quedaba de Rusia se repartía entre los victoriosos de la Guerra Fría o el país se levantaba de ambas ruinas y comenzaba a construir con sus propias fuerzas un futuro digno para su población. Era una ecuación compleja entre tradición y los desafíos de un futuro más que incierto. En ese momento surge la figura de Putin. Parte de las bases del renacer de Rusia fueron puestas por B. Yeltsin, el sepulturero de la URSS, líder indiscutido en la derrota del Partido Comunista en la intentona de golpe de Estado de agosto de 1991, y finalmente, el hombre que termina con la URSS y prohíbe el Partido Comunista. Toda una paradoja de la utopía de M y Lenin: un comunista acabando con el comunismo. Pero también Yeltsin fue responsable de la corrupción, de la aparición de las mafias que se formaron en esa época. Sin embargo, al amparo de Yeltsin estaba formándose la figura de un líder que cambiaría el destino de Rusia en la próxima década: Vladimir Putin. La estrategia geopolítica de Putin fue combatir parte del legado ideológico del comunismo soviético. Desde esta perspectiva la primera medida para el resurgimiento de la unidad nacional rusa fue la restauración de la Iglesia Ortodoxa. Algunos documentales soviéticos de la década de 1930 muestran la demolición y quema de iglesias en Moscú. Estas acciones del ateísmo militante comunista eran parte de la política de exterminio de los enemigos de clase. Este exterminio comenzó con el asesinato de la familia real en 1918, y se extendió por la URSS, especialmente en Ucrania, durante la década de 1930.

(Familia imperial rusa, asesinada en 1918)

(Sepultura de los restos de la familia imperial en la Catedral de San Pedro Y San Pablo, San Petersburgo, 1998)

La inauguración reciente de la catedral militar en Moscú, es la consolidación de la restauración del Cristianismo ortodoxo en Rusia como base de la civilización y de la cultura rusa.

(Demolición de la Iglesia del Salvador, Moscú, 1930)

(Iglesia del Salvador, Moscú, reconstruida, 2018)

(Inauguración de la Catedral militar de Moscú, 2020)

El segundo cometido de Putin fue la restauración moral y material de las Fuerzas Armadas. Para ello potenció el desfile militar de la Gran Parada de la Victoria, celebrado en Moscú y en las principales ciudades de la Federación Rusa, en conmemoración del triunfo del Ejército Rojo sobre la Alemania nazi. Es la principal fiesta cívica – militar del pueblo ruso. Se inaugura con la marcha “guerra sagrada” que se cantaba en las ciudades soviética sitiadas por los ejércitos nazis. Con esta marcha comienza el desfile de la Gran Parada del Día de La Victoria. Un conjunto de jóvenes militares, seleccionados por sus méritos, porta la bandera roja de la vitoria clavada en la cúpula de la Cancillería alemana, en mayo de 1945. Termina el desfile de la Gran Parada del Día de la Victoria con la marcha “Día de la Victoria”. Esta marcha evoca la alegría en el dolor del pueblo ruso por el fin de la guerra. En el discurso previo Putin rinde homenaje a los soldados veteranos que aún viven –hombre y mujeres portando sus condecoraciones-, muchos de ellos héroes de la Unión Soviética. Se confunden en un bosque de banderas los estandartes soviéticos con los símbolos actuales de la Federación Rusa.  El desfile militar muestra las unidades históricas de los blindados T 34, y los actuales tanques Armata T 90. Sobre el cielo de Moscú vuelan dos escuadrillas de aviones MIG 35 y Sukhoi 37. Otro tanto ocurre con la Parada Militar en la ciudad héroe de Sebastopol, donde se muestran las unidades más modernas de la Flota del Mar Negro. La marcha “Sebastopol Legendario” es el principal himno de la celebración. Esta marcha es emblemática en el contexto de la actual situación de Crimea y Ucrania. Una vez más los símbolos de la era soviética se funden con los de la Federación Rusa, ahora como elementos ideológicos para la unidad nacional frente a la desintegración apoyada por las fuerzas de la OTAN. Putin ha apelado al espíritu de resistencia del pueblo ruso, conjugando los ejemplos de Borodino (1812) y Stalingrado (1942-1943) ante las amenazas actuales. De hecho el Día de la Victoria se ha transformado en un concierto de gala: ”Concierto de la Victoria” y de festivales musicales, donde se interpretan marchas y cantos populares. La participación del pueblo en estos eventos es masiva.

(Veteranos rusos de la Gran Guerra Patria, portando sus condecoraciones en el “Día de la Victoria”)

(Desfile del Día de la Victoria. Escoltas de honor portando la bandera de la Federación Rusa y la Bandera del Regimiento que tomó la Cancillería alemana, Berlín, mayo de 1945)

(Desfile del Día de la Victoria. Compañía femenina de la Marina)

La Política exterior de Putin ha estado orientada a frenar la expansión de la OTAN sobre las fronteras de Rusia: Mar Báltico, Mar Negro. Polonia pertenece hoy a la OTAN. La situación de Ucrania, Crimea y el Mar Negro es inestable por la presencia de la OTAN y el apoyo a los separatistas. 

Pero la tradición y la Historia no serían suficientes para llevar a Rusia a la posición geopolítica que tuvo con Pedro el Grande y Catalina la Grande, y durante la Unión Soviética. Todo proceso geopolítico requiere de un pensamiento que lo oriente y de un liderazgo estratégico que lo guíe. Esto significa la restauración de algunos elementos fundamentales de la tradición cultural. El gobierno de Putin ha llevado a la Iglesia Ortodoxa a un sitial que habría resultado impensable hace veinte años atrás. Esta es una diferencia esencial en relación con los bolcheviques. Mientras los comunistas dinamitaron e incendiaron Iglesias, y asesinaron religiosos, Putin los ha traído de vuelta como el alma de la santa madre Rusia. En cada ceremonia oficial Putin participa en los actos rituales de la Iglesia. Las fuerzas armadas han vuelto a consagrar los estandartes de sus unidades de combate en ceremonias religiosas de juramento a la Patria. Esto ha dado una cohesión significativa a su proyecto nacional. Por otro lado, la democracia rusa, o el gobierno como representante de un mandato popular, ha sido claro en rechazar ciertas conductas consideradas como parte de la decadencia moral de Occidente.

En cuanto a la política exterior y las Relaciones Internacionales, Rusia debió reformular su participación en un sistema en el cual perdió la condición de potencia global que poseyó hasta el derrumbe de la Unión Soviética. Este ha sido otro mérito de Putin. En primer lugar, la relación con Alemania. Recordemos que las relaciones entre Alemania y Rusia han sido permanentes desde hace siglos. A modo de ejemplo, y que ilustra todo el conjunto de vínculos, de encuentros y desencuentros, a veces trágicos y sangrientos como la II Guerra Mundial, es el de Catalina la Grande. Su origen germano, y luego su condición de regente europea, una de las más  importantes  del siglo XVIII, llevó a Rusia a la mayor extensión de sus fronteras imperiales. Putin (Rusia) y Merkel (Alemania) han reanudado esta alianza histórica. Merkel, que nació y se formó en la extinta RDA tiene el ruso como lengua materna. Putin, que estuvo destinado cinco años en Alemania como oficial de la KGB también tiene un dominio fluido del alemán. En las ceremonias oficiales usan sus idiomas de origen, pero se sabe que en ámbitos menos oficiales usan el ruso. La Alianza Rusia – Alemania es hoy la más importante de Europa. Alemania y Rusia son socios comerciales estratégicos, a pesar de las sanciones en contra de Rusia establecidas por los Estados Unidos y sus aliados europeos. A cambio, Rusia provee la energía para la industria alemana, entre otros negocios. La Rusia de Gorbachov fue generosa con Alemania. La disolución de la RDA –para estupor de los comunistas, que hasta hoy no perdonan esta “traición” del padre de la perestroika- significó el fin de la Guerra Fría y el inicio de una Alemania unificada y poderosa, actualmente el Estado más importante de la Unión Europea. El negocio reportó beneficios mutuos: Alemania se reunificó; Rusia obtuvo miles de millones de dólares en efectivo, más otras ayudas y créditos blandos del Estado alemán. Se puede decir que la principal garantía de una paz con Rusia la provee Alemania, frente a las maniobras de acoso de otros miembros de la OTAN como los Estados Unidos e Inglaterra. Uno de los méritos de Putin ha sido orientar la política exterior de Rusia a partir de una visión geopolítica estratégica. Esto implica una visión de los territorios planetarios donde Rusia pueda tener algún tipo de interés. 

  1. Merkel, V. Putin. La Alianza estratégica europea germana-rusa)

Desde esa perspectiva geopolítica se ha propuesto construir un nuevo imperio ruso, ahora bajo un gobierno democrático con algunos rasgos autoritarios. Los fundamentos de la Geopolítica de Putin tienen su origen en la Escuela Geopolítica rusa: Themin y Duguin. La obra de este último ha servido de base a la política exterior de Rusia en la era Putin. Por otro lado, ha recogido las enseñanzas esenciales de la Geopolítica Marítima formulada por el almirante S. Gorshkov. La membresía de Rusia como socio de los BRICS le ha proporcionado un papel relevante en los temas de la política global. Incluso ha desafiado la política exterior de los Estados Unidos en América Latina. En este último aspecto el mensaje es claro. Mientras los Estados Unidos y la OTAN presionen las fronteras de Rusia en el Mar Báltico y el Mar Negro, Rusia apoya a la narco dictadura  de Venezuela y reanuda sus vínculos militares con la dictadura  cubana. En definitiva, en 20 años Putin levantó a Rusia de la situación de colapso que la dejó el derrumbe de la URSS, ordenando la casa con mano de hierro, combatiendo sin contemplación el terrorismo y las mafias. Sin duda una lección para algunos Estados, especialmente los latinoamericanos, que creen que el terrorismo y las mafias del narcotráfico se combaten con pactos de paz y negociaciones dilatorias. Otro tanto cabe decir del combate al ISI. Las Fuerzas Especiales rusas –los spetsnaz- y la aviación han demostrado cómo se combate y se acaba con el terrorismo islámico. En una palabra, Putin ha dado al mundo una lección de lo que es la Realpolitik. 

  1. Proharenko, Oficial Spetnaz, caído en Siria. Héroe de la Federación Rusa, 2018)

Finalmente, la dimensión geopolítica marítima de Rusia. Aquí hablamos específicamente de la Antártica, la frontera sur del planeta. A pesar de la prórroga del Tratado Antártico (1959), las reclamaciones territoriales se han incrementado. La renovación de la flota rusa apunta a una mayor presencia en dichos espacios. Una nueva generación de submarinos coloca la flota rusa en un nivel de paridad con los Estados Unidos. Esto nos lleva a considerar la seguridad de la Antártica y sus Islas adyacentes como elementos esenciales de la política exterior regional latinoamericana. La presencia británica en las Malvinas debe ser resuelta definitivamente a favor de la soberanía argentina del archipiélago que históricamente le pertenece. Por otro lado, Brasil, Chile y Perú han estructurado parcialmente sus flotas navales de acuerdo con los desafíos geopolíticos que plantea en el ámbito de la política global el continente antártico. Perú y Brasil han formulado un discurso geopolítico marítimo sobre estas nuevas realidades (Vidigal, 2006; Doig, 2013). Lamentablemente, la debilidad militar argentina, que pareciera ser una política de Estado, conspira para una visión geopolítica y estratégica regional de seguridad y defensa. Las declaraciones de los Estados deben tener un respaldo geoestratégico y militar congruente con sus aspiraciones en la política exterior y las Relaciones Internacionales. De lo contrario es mera retórica, a la cual están habituados algunos gobiernos latinoamericanos.

*Historiador y Geopolitico -Chile- haushofer@outlook.es

[NR.; La doctrina que sostiene el equipo de Dossier Geopolitico, que Inglaterra funciona como un súbdito de la Política Exterior de EEUU desde la finalización de la II Guerra Mundial, en este artículo de Andrea Muratore confirma está esta situación -Cuando  el geoestratega norteamericano Zbigniew Brzezinski​y la considero como:  “Nuestra Jubilada de privilegio”-, y más aún a partir del Brexit, que la obliga a Gran Bretaña a definirse por EEUU. CPM]

Por Andrea Muratore -3 de julio de 2020

El Reino Unido se está estabilizando fuertemente en la posición de los Estados Unidos con respecto a Hong Kong, lo que demuestra que el atractivo de Washington para la elección de campo ha sido exitoso. Pero también que las estrategias “autonomistas” para el Londres posterior al Brexit se basaron en un cálculo incorrecto.

Con la reapertura de la cuestión de Hong Kong, el Reino Unido ha confirmado definitivamente que ha internalizado la lógica del nuevo conflicto bipolar que se está definiendo entre los Estados Unidos y China y que ha hecho una elección de campo consecuente. Como se esperaba, Londres se ha movido hacia un apoyo sustancial para la estrategia estadounidense de reducir la influencia y la proyección global de Beijing.

El primer ministro Boris Johnson, con la intención de abordar las consecuencias de la pandemia de coronavirus [1] y la recesión económica en el frente interno , no ha fallado en atacar a China y Xi Jinping por los cambios en el sistema que integran mejor el Puerto Perfumado en el Arquitectura de la República Popular. El ex alcalde de Londres acusó a Beijing de romper el tratado firmado para finalizar la cesión de la ciudad a China en 1997 [2] , dijo que estaba listo para otorgar hasta 3 millones de visas [3] para ciudadanos de Hong Kong dispuesto a huir al Reino Unido y adoptó un estilo muscular comparable al de la administración no alineada de Trump en el Atlántico.

En algunos aspectos, la convergencia entre Londres y Washington es comprensible y lógicamente justificada por el viento cambiante de la geopolítica global: la superposición entre un contexto mundial cada vez más competitivo, una rivalidad multinivel entre las dos superpotencias [4] y la necesidad de que Londres La creación de un espacio para la acción posterior al Brexit empuja a mejorar los vínculos ya existentes entre los dos lados del Atlántico. En un momento en que se considera una prioridad en Washington movilizar todos los recursos disponibles, esto se está volviendo más urgente. La “relación especial” entre los británicos y los Estados Unidos vive en situaciones que se consideran, en una fase de crisis, fundamentales, como la integración entre los respectivos sistemas de espionaje en el grupo restringido de los “Cinco Ojos” [5]“, Los intereses comunes en el campo económico y financiero, con Hong Kong en el caso específico que es la cumbre de un triángulo con la ciudad de Londres y Wall Street y Nueva York, el predominio del eje anglosajón en el contexto militar de la OTAN.

Una dura reacción de realismo, por lo tanto, para Boris Johnson y para los partidarios de “Gran Bretaña global” como consecuencia de la salida del Reino de la Unión Europea. De hecho, es fundamental subrayar cómo, al acelerar la elección del campo, Londres se ubica directamente como el perdedor en el choque geopolítico entre China y los Estados Unidos. Esto por un triple orden de razones.

Ante todo, El gobierno británico conservador tendrá que congelar definitivamente sus estrategias “globales” en las que pretendía relanzar el país, combinando el mantenimiento de la solidaridad atlántica con el despacho de aduanas de relaciones cada vez más estrechas con países como China en términos económicos, financieros y comerciales. Esto representa una doble comprobación porque señala la falacia de una estrategia posterior al Brexit excesivamente centrada en una ideología economista ciertamente no muy diferente de la ortodoxia ordoliberal que caracterizó a la Unión Europea de la cual Londres afirmó encontrar “libertad” e impone Una reducción de las perspectivas comerciales con nuevos rivales estratégicos. Entre 2019 y 2020, los inversores chinos se movieron con facilidad en la ciudad, comprando marcas históricas como British Steel [6]y Greene King [7] y con el objetivo de ser parte de gran parte de la infraestructura del país y el relanzamiento ferroviario. Ahora, la competencia política hará que sea más difícil crear nuevos lazos de este tipo.

En segundo lugar, el mundo político-institucional del Reino Unido se ve profundamente reducido, ya que está convencido de la adhesión a la “cruzada” anti-china por una larga lucha interna en la que las presiones de los Estados Unidos se han sentido duramente. La línea es clara: la “relación especial” se aplica siempre que las apuestas sean las establecidas por Washington. Y Boris Johnson, primer ministro en la silla durante un año y hasta ahora con la intención de deambular entre las diversas almas del Partido Conservador, tuvo que admitir que había sido colocado en la minoría. El ex alcalde de Londres, de hecho, ha apuntado repetidamente a posponer el momento de la decisión. Sobre el tema de la tecnología 5G y los lazos con Huawei, por ejemplo, el gobierno de Johnson ha tratado de mantener una estrategia autónoma.[8] . Demasiado poco para los deseos de Trump, quien se enfrentó con su homólogo por teléfono [9] antes de que la ofensiva del frente más estrictamente atlantista, liderado por el inoxidable, se apoderara del aparato político conservador y los servicios de seguridad. halcón Tory Iain Duncan Smith, ex líder del partido [10] .

Finalmente, como consecuencia de los dos acontecimientos mencionados anteriormente, la explosión de una “nueva guerra fría” entre China y Estados Unidos [11]privará a Londres de cualquier margen de maniobra para establecerse como un actor independiente en el escenario global. La fase de salida negociada por la Unión Europea había revelado que Londres compartía en gran medida una serie de problemas con Bruselas que les impedían ser protagonistas en esta fase histórica; Al mismo tiempo, las estrategias implementadas en los últimos años para dar cabida a la arena global, con la excepción de la continuidad en el sistema bancario y financiero, han sido confusas y contradictorias. Londres no podrá convertir a los miembros de la Commonwealth en un eje geopolítico y aún no ha desarrollado una nueva doctrina estratégica para aumentar su proyección militar y naval. En general, tanto Theresa May como Boris Johnson siempre han alineado su visión con el hegemón de Over the Atlantic: desde Siria a Rusia, desde Venezuela a la cuestión de Hong Kong, no se ha visto ninguna posición británica original. Los ideólogos conservadores pensaban que “Gran Bretaña global” era un paraíso liberal, financiero y centrado en Londres, “Singapur en el Támesis”, que se lograría con la mezcla de los votos de la clase trabajadora cansada de la desindustrialización y el declive del país en el referéndum sobre Brexit; a fin de cuentas, solo los lazos autónomos residuales de Londres con China garantizaban una posibilidad mínima de supervivencia para una estrategia diseñada para un mundo multipolar y competitivo, pero no caótica y conflictiva como se ha convertido en los últimos meses y años. Brexit nació viejo 

El declive y la irrelevancia, por lo tanto, parecen ser las líneas de tendencia en las que se embarca un Reino Unido que ha pasado en unas décadas de ser imperio a convertirse en una provincia de otros, y en unos pocos años de cultivar la ingenua esperanza de poder separar el destino de uno de ese de una Unión apática y anticuada para que el mundo contemporáneo tenga que darse cuenta del valor de las relaciones de poder que los competidores y (sobre todo) los aliados siempre pueden ejercer. Incluso en el nuevo sistema bipolar, Europa, incluida Gran Bretaña, será una tierra de confrontación abierta y un objeto, no un sujeto, de la dinámica geopolítica que dará forma a los nuevos equilibrios mundiales.


NOTA

[1] El número de muertos es devastador más allá del Canal: el 2 de julio de 2020, el día que escribimos, el Reino Unido es con poco menos de 44 mil muertes la tercera nación más afectada por Covid-19 después de Estados Unidos y Brasil, y con Más de 310 mil infecciones, la quinta en el mundo por la propagación de la infección. El número de muertes podría aumentar aún más en el futuro cuando se comprenda el impacto real del virus en los hogares de ancianos, donde ha habido una subestimación excesiva de los riesgos, cf. Cristina Balotelli, Reino Unido: hogares para ancianos, un drama de 7.500 víctimas , Il Sussidiario, 21 de abril de 2020.

[2] Patrick Wintour, China está rompiendo el tratado de Hong Kong con el Reino Unido, dice Boris Johnson , The Guardian, 1 de julio de 2020.

[3] Boris Johnson ofreció un camino para la ciudadanía británica a 3 millones de residentes de Hong Kong , The Post, 3 de junio de 2020.

[4] Los frentes activos son, además de los problemas estratégicos relacionados con Hong Kong, de naturaleza comercial, tecnológica y de seguridad. Desde la lucha de brazos en Huawei hasta la “guerra” de los cables submarinos, el escritor habló sobre ello en Andrea Muratore, China-EE. UU .: la batalla de los gigantes , Globalization Observatory, 6 de febrero de 2020.

[5] Alianza de inteligencia compuesta por Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

[6] Federico Giuliani, China tiene hambre de acero: Beijing se hace cargo del gigante British Steel, Inside Over, 11 de noviembre de 2019.

[7] Federico Giuliani, Brexit puede llevar al Reino Unido a las manos de China , Inside Over, 26 de agosto de 2019.

[8] Francesco Bechis, Huawei y 5G, Washington congela Londres , hormigas, 7 de febrero de 2020.

[9] Andrea Muratore, El tira y afloja entre Trump y Johnson en 5G , Inside Over, 8 de febrero de 2020.

[10] Iain Duncan Smith, Debemos dejar de arrodillar a estos déspotas , Daily Mail, 29 de marzo de 2020.

[11] Sobre la bipolaridad sino-estadounidense y sobre posibles analogías y diferencias con el conflicto político entre Washington y la Unión Soviética, informamos el ensayo publicado recientemente en estas columnas por Amedeo Maddaluno, ¿ El amanecer de una nueva bipolaridad ? y Gino Fontana, Estados Unidos-China: ¿la nueva guerra fría ? , Observatorio de la globalización, 8 de junio de 2020.

[12] Pierluigi Fagan, desafío multipolar de Boris Johnson , Observatorio de la Globalización, 14 de diciembre de 2019.

PUBLICADO EN LA REVISTA EURASIA https://www.eurasia-rivista.com/il-tramonto-della-global-britain/