El conflicto que se vive en Ucrania por estas horas es una de las tensiones que se producen por la propuesta de Rusia ante EE.UU. y la OTAN para establecer una nueva arquitectura de seguridad mundial.

Rusia propone que la OTAN desmantele sus infraestructuras críticas retirando sus sistemas de misiles de los países que a partir del año 2000 forman parte de la Unión Europea (Rumania, Bulgaria, Países Bálticos, etc) y que otrora pertenecían al Pacto de Varsovia, y en particular exige que Ucrania y Georgia no se incorporen a la OTAN y con ello no establezcan contingentes militares y bases de misiles, como una forma de crear una zona de amortiguación o “buffer” entre Rusia y la OTAN.

Cuando se desintegró la Unión Soviética y esta retiró sus tropas de Europa Oriental, en las conversaciones previas entre los ex presidentes Ronald Reagan y Mijail Gorvachov estaba implícito que la OTAN no se extendería hacia al este y esto no ocurrió.

La OTAN presenta como algo natural que sus misiles estén establecidos en sus países socios que limitan con Rusia, ¿qué diría EE.UU., sí México se asociara con Rusia y colocara misiles rusos en el límite con Texas?

El planteo ruso de una nueva arquitectura de seguridad mundial mediante la celebración de varios tratados regidos por el Derecho Internacional, no es más que el reflejo de la nueva realidad multipolar y policéntrica que debe incluir también a China para disminuir las tensiones en las adyacencias de su zona marítima y en otras regiones del mundo, tal como se estableció en Helsinki en los 70 y en los 80 con el tratado INF de reducción de misiles de corto y medio alcance (rangos de 500 a 1500 km). Esta propuesta encuentra resistencia en la intransigencia anglosajona, con hegemonía dentro de la OTAN, que impulsa la globalización de esta organización, formalmente definida como de defensa, pero que no dudo en atacar Yugoslavia, Irak, Libia, Afganistán e instigar hoy en Ucrania enviando importantes ayudas militares.

El conflicto en Ucrania, que por su complejidad excede a esta nota, es presentado en gran parte de occidente como responsabilidad de una agresión rusa, señalando que Rusia invadió Crimea en 2014; omiten decir que el 98 % de los habitantes de Crimea votaron a favor de la integración con Rusia, país al que pertenecían hasta 1953 cuando el ex presidente Nikita Jrushchov la incorporó administrativamente a la Republica Socialista Soviética de Ucrania integrante de la ex URSS. Las tensiones actuales en las repúblicas populares de Donestk y Lugansk (ubicadas al este de Ucrania), deberían resolverse a partir de los acuerdos de paz firmados en Minsk I (Ucrania, Rusia y la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa) y Minsk II (Ucrania, Alemania, Bieolorrusia, Francia y Rusia) que reconocen a estas repúblicas como regiones autónomas de Ucrania con autoridades electas en elecciones supervisadas por la UE, entre otras cuestiones. La guerra civil que ya provocó la muerte de 13.000 personas, los desacuerdos y contradicciones en la política interna ucraniana, el incumplimiento del alto del fuego, la ecuación electoral de Kiev respecto de la participación de estas regiones, el interés de EE.UU y el Reino Unido de apoyar militarmente a Ucrania (RU trabaja en la modernización de la flota ucraniana), la posibilidad que Rusia reconozca formalmente a estas repúblicas (cuestión que viene ocurriendo en los hechos con la extensión de pasaportes rusos y reconocimiento de derechos sociales como jubilaciones) y la decepción de parte de la sociedad ucraniana respecto a las propuestas de paz y convivencia del presidente Volodimir Zielinski, no han permitido que avancen estos acuerdos y han consolidado una situación de inestabilidad en la región del Donbass.

La escalada de este conflicto pone en una situación incómoda a Europa por los impactos económicos y sociales sobre la provisión de gas ruso a través de los gasoductos de Nordstream II, próximo a funcionar, y los gasoductos que atraviesan Ucrania y Bielorrusia. Es hora que Europa recupere un papel protagónico y equidistante para aportar a su propia seguridad como en su tiempo promovió el presidente francés Charles de Gaulle.

Ucranianos y rusos son pueblos hermanos, una Ucrania que asuma una postura independiente y neutral puede aportar a la solución del conflicto. Sería bueno que los gobernantes anglosajones apoyen esta idea… por el bien de la humanidad y la paz de los pueblos… dejen que Ucrania sea Ucrania y que Rusia sea Rusia.

Omar Ruiz. Magister en RR.II. Analista Internacional

Entrevista realizada a nuestro socio estrategico de Dossier Geopolitico en Italia, el Dr. Tiberio Graziani por la revista: «Asuntos Internacionales» del Ministerio de Relaciones Exteriores de la Federación Rusa. NdR

Entrevista con Tiberio Graziani, presidente del grupo de expertos Vision & Global Trends

Asuntos internacionales: ¿Cuál es su conclusión de las conversaciones que acaban de concluir en Ginebra entre el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, y su homólogo estadounidense, Anthony Blinken, sobre las garantías de seguridad en Europa? ¿Está Washington dispuesto a escuchar las propuestas de Moscú en materia de seguridad europea o, como ha ocurrido en repetidas ocasiones, al menos desde mediados de la década de 1990, las cosas nunca irán más allá de las declaraciones, las filas de la OTAN seguirán creciendo y las tensiones en las fronteras de Rusia también se mantendrán? creciendo, junto con las sanciones contra Rusia?

Washington está dispuesto a escuchar las propuestas de Moscú sobre la seguridad europea o, como ha ocurrido varias veces antes, al menos desde mediados de los 90, las cosas nunca irán más allá de las declaraciones, las filas de la OTAN seguirán creciendo y también las tensiones en las fronteras de Rusia. seguir creciendo, junto con las sanciones contra Rusia?

Estamos en medio de un punto muerto. Las posiciones del campo occidental, es decir, EE. UU., la UE y la OTAN, y la Federación Rusa son, en este momento, muy distantes e irreconciliables. Los enfoques son demasiado diferentes. En algunos casos incluso muy ambigua, impregnada de una retórica que ciertamente no facilita el diálogo. La OTAN, por ejemplo, que a través de las palabras de su máximo representante, el Secretario General Stoltenberg, cree que la temporada de esferas de influencia entre las Grandes Potencias ha terminado. Creo que esta es una actitud antihistórica y engañosa. Esto lo niegan los hechos y la propia práctica de la OTAN que, desde la disolución de la URSS, nunca ha dejado de expandirse hacia el Este creando serios problemas no sólo para la estabilidad regional sino también para la global. No debemos olvidar que existe -históricamente- una estrategia de largo plazo que Occidente, en sus diversas expresiones históricas, ha tratado de implementar frente al espacio que hoy en día preside mayoritariamente la Federación Rusa. Recordemos, por ejemplo, los intentos de Napoleón y Hitler. Estos intentos, debe recordarse, sin embargo, fueron parte de una dinámica histórica intraeuropea, es decir, en una confrontación militar y política entre las naciones europeas continentales: la Francia revolucionaria de Napoleón contra la Rusia de los zares y la Alemania nacionalsocialista de Hitler contra la Rusia de Stalin. Unión Soviética. En el caso de la agresión alemana, sólo la intervención de Gran Bretaña y luego de Estados Unidos (es decir, de dos potencias globalistas) hizo del choque entre Berlín y Moscú un choque mundial.

El «nuevo» llamado Occidente, el surgido de la Segunda Guerra Mundial -liderado por los EE.UU.- desde el punto de vista del análisis geopolítico ha adoptado este tipo de estrategia, es más, dadas las condiciones geográficas, utiliza el espacio de la Unión Europea como una verdadera cabeza de puente lanzada contra la Federación Rusa para hegemonizar -militarmente (con la excusa de una interpretación unilateral y particular de la seguridad colectiva regional y global), políticamente (con la difusión y «exportación» de valores democráticos, pero interpretados exclusivamente en versión democrática liberal), económicamente (según los dictados hiperliberales del mercado global), toda la masa euroasiática. En el marco de tal perspectiva geoestratégica,

Dicho esto, creo que todavía hay que seguir las vías diplomáticas, a pesar de los fracasos de las últimas semanas.

Asuntos internacionales: El final del año pasado y el comienzo de este se caracterizó por una campaña antirrusa, implacablemente alimentada por los medios de comunicación en los Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá, así como en Alemania y otros países europeos. todos acusando a Moscú de supuestamente prepararse para atacar a Ucrania. A pesar de la ausencia total de evidencia alguna de las malas intenciones de Rusia, el flujo de tales acusaciones no muestra signos de agotarse. ¿Podría esto significar que en poco tiempo deberíamos esperar otro repunte en el conflicto armado en el Donbass, y que Bruselas y Washington realmente están tratando de envalentonar a Kiev para que lance una nueva ofensiva allí?

La campaña antirrusa es parte de esa serie de medidas de acompañamiento que apoyan la práctica geopolítica actual destinada a contener y limitar a la Federación Rusa. El objetivo es crear un clima psicológico amplio en el campo occidental capaz de justificar acciones contra Rusia, ya sean de carácter jurídico-legal (como, por ejemplo, los diversos proyectos de ley presentados recientemente por algunos senadores estadounidenses contra Putin (Putin Accountability Ley), tanto militares (financiación de armamentos para Ucrania) como políticas. Obviamente, cuanto más aumenta un clima anti-ruso generalizado en “Occidente”, más probable es un aislamiento de la Federación Rusa, más probables las situaciones de un enfrentamiento.

Sin embargo, creo que no le conviene a nadie (ni a Occidente ni a Moscú) una batalla bélica. Lo más probable es que ahora haya comenzado una temporada sin precedentes de guerra híbrida permanente, solo parcialmente comparable a la llamada guerra fría.

Asuntos internacionales: ¿Cómo evalúa la crisis política que estalló recientemente en Kazajstán? ¿Podemos estar de acuerdo con el presidente kazajo, Kassym -Jomart Tokayev, que culpa del malestar social en su país a fuerzas externas, incluidas las fundamentalistas, o se trata, ante todo, de un conflicto interno ?

Este derrumbe no se ha producido hasta ahora gracias a la política de equilibrio que Kazajstán y Uzbekistán han establecido en los últimos treinta años con Rusia y China. El peligro de una extensión del conflicto interno originado a partir de las revueltas de enero encaminadas al cambio de régimen e ingobernabilidad del país con la consecuencia de generar una grave y catastrófica crisis regional, dada la delicada situación geográfica de Kazajstán, ha llevado al presidente Tokayev a pedir la intervención de la CSTO.

Asuntos internacionales: la gente en Rusia es generalmente pesimista sobre las perspectivas de los acuerdos que se pueden alcanzar con la UE y los EE. UU. ¿Podría esto conducir a otro conflicto de intereses en Eurasia entre Moscú, Washington y Bruselas?

Todos los elementos que han surgido hasta ahora sobre posibles acuerdos entre las partes involucradas no describen objetivamente un panorama optimista, ni nos llevan a pensar en una solución a corto plazo. Creo que hemos entrado en una nueva temporada de relaciones entre el llamado Occidente y la Federación Rusa, a la que tendremos que acostumbrarnos. Lo más probable es que las conversaciones diplomáticas, si duran, solo ganarán tiempo que podrían utilizar aquellas partes interesadas europeas que ven más beneficios que desventajas en la relación con Rusia.

FUENTE: https://en.interaffairs.ru/article/t-graziani-the-anti-russian-campaign-is-part-of-that-series-of-accompanying-measures-that-support/

Bajo el título de VIENTOS DE GUERRA EN EUROPA, el colaborador de Dossier Geopolítico en Madrid, Eduardo Bonugli, describe el clima pre bélico que se vive en Europa desde el punto de vista humano, más allá de los análisis políticos y estratégicos del asunto.

Y nos habla de 550 millones de ciudadanos resignados y tratados casi como súbditos sin derechos, que prefieren la ignorancia y la indiferencia ante el avasallamiento de la UE por parte de Norteamérica, que le ha hecho perder su autoridad, su dignidad y su soberanía. También de la parafernalia bélica y de la retórica de la guerra por parte de un EEUU en debacle, que con estas provocaciones, parece exhalar el estertor de la muerte de un imperio moribundo que se revuelve violentamente desesperado, asustado y acorralado.

AUDIO

Y que los señores de la guerra anglosajones le están haciendo una burla macabra a Europa, quién será a la postre la que va a pagar los platos rotos, la que pondrá los muertos y cuyas tierras serán arrasadas por estas perversas armas de destrucción masiva. Mientras que la OTAN, hasta le ha prohibido a Bruselas participar en las negociaciones con Rusia, ni siquiera como oyente, cuando es su futuro el que juega.

Y nos dice que es imposible comparar los movimientos internos de Rusia para defender su territorio, con el circo de la muerte que EEUU está desplazando. Cruzando un océano y los 8.000 km  de distancia, para instalar en tierras lejanas y extrañas este infierno de armas. Junto a otro ejército de periodistas, que como cantantes de coro repiten noticias calcadas, segadas, manipuladas y recortadas, dentro de una  censura informativa total, como parte de la clásica dictadura mediática blanda de Occidente. Un duro precio a pagar por ser gobernados por políticos cobardes, obsecuentes e incompetentes que están exponiendo a sus gentes a un holocausto.

Y finalmente, Eduardo se despide con una pragmática frase de Henrry Kisinger, muy ajustada a estas circunstancias, que bien harían los europeos y ucranianos en tenerla presente. Todo ello, en este corto y fácil audio, tan descriptivo como humano.

Carlos Pereyra Mele

Director de Dossier Geopolítico

VIENTOS DE GUERRA
GRUPOS «DEMOCRATICOS» RECORREN LAS CALLES DE KIEV (UCRANIA) INCITANDO EL CONFLICTO CON RUSIA

Coincidiendo con el momento más crítico de las negociaciones entre Argentina y el FMI, el colaborador de Dossier Geopolítico en Madrid, Eduardo Bonugli, desnuda la doble cara de los poderes financieros, con un informe lapidario para EL CLUB DE LA PLUMA, sobre las recetas neoliberales que han desembocado en LA CATASTRÓFICA DEUDA EXTERNA DE EUROPA DE 11,5 BILLONES DE DÓLARES en solo 20 años, imponiendo como normalidad la pérdida de soberanía de los estados europeos bajo el chantaje de la refinanciación de la deuda.

Y nos explica cómo sus políticas de austeridad -que intentan hoy volver a imponer en Argentina- están generado en su propia tierra y contra su propia gente, la más monstruosa estafa universal de todos los tiempos, en forma de una deuda infinita e impagable además de silenciosa e invisible.
Un descarado robo planetario y un saqueo en toda regla al futuro de la humanidad, y que confirma el preludio del inevitable derrumbe económico del sistema capitalista.
En este audio, Eduardo nos describe con cifras y argumentos, y sin caer en dogmas repetidos ni en nombres propios, cómo los poderes financieros tienen la doble vara de castigar o premiar a los estados, no ya por sus resultados sino por sus lealtades geopolíticas. Igual que el predicador vicioso y corrupto que fustiga a sus fieles, mientras vive en la falsedad y la ignominia.
Un informe para reflexionar sobre esos “hombres de negro” que hoy exigen condiciones inasumibles, pero que en Europa, emiten y emiten euros de forma descontrolada para refinanciar una deuda que, desde principio de siglo, ha aumentado más de cinco veces.
Y nos cuenta cómo financian todo si pagar nada, sin dramas, sin angustias, sin crear zozobras. Todo muy fácil, muy simple, sin despliegue mediático, sin oposición. Premiando el fracaso y el quiebre de los resultados. Jugando al solitario y haciendo trampas, practicando lo mismo que critican al tercer mundo. Mientras los mentados inversores privados, huyen de las deudas soberanas.
Así, la deuda Europea es una mole de dinero que se sostiene enganchada al dólar, mientras éste se mantenga como primera moneda mundial. Hasta que se le rompan la costuras y sucumba ante otras divisas que ya son reflejos de economías pujantes y solventes, generadoras de riquezas genuinas.

Carlos Pereyra Mele
Director de Dossier Geopolítico.

En un audio muy crítico, profundo y realista, Eduardo Bonugli, colaborador de Dossier Geopolítico en Europa, resume las hechos más importantes del 2021 en el viejo continente, señalado por su dependencia estratégica con EEUU, que la deja en la vía muerta de la política global, casi arruinada y sin recursos, y la condena a la irrelevancia mundial, en un escenario marcado por el inevitable ascenso de China y Rusia. Especial para el Club de la Pluma

AUDIO

El relato de Eduardo comienza en los inicios del año, con el acuerdo sobre papel mojado del BREXIT, que confirmó EL MAYOR FRACASO CAPITALISTA DEL SIGLO, luego nos habla de la guerra impuesta en sus fronteras por la OTAN para hostigar a Rusia y de sus terribles derrotas militares sufridas en Asia por ser miembro de este organismo. De los fracasos en Irak, Siria y sobretodo de la vergonzosa huida de Afganistán, además de su complicidad con el apartheid israelí contra Palestina y de sus armas que alimentan las masacres en El Yemen, pero que no evitarán una nueva derrota de Occidente en la región.

También aborda la traición sufrida por  EEUU e Inglaterra con los submarinos nucleares de Australia que desnuda a los anglosajones,  como más parecidos a enemigos que a aliados. Y alerta sobre la fortaleza militar de Marruecos con armamento estadounidense, que engorda la tensión en el norte de África y que acentúa la avalancha de emigrantes hacia Europa.

Luego nos habla de la UE y de su canciller, Joseph Borrell, que han secuestrado la doctrina de los Derechos Humanos para su manoseo discrecional y para establecer amigos y enemigos según conveniencia. Y termina sintetizando una larga lista de titulares de acontecimientos y situaciones que señalan las contradicciones europeas y la soledad y fragilidad que sufre por ser el furgón de cola de los intereses globales de Washington.

En un relato corto, simple y con marcado tono de pesimismo, nuestro colaborador resume este año aciago para Europa cuya realidad, veracidad y profundidad nos hace comprender que ha sido abandonada por las grandes potencias, que durante siglos la acompañaron en sus conquistas imperiales.

Carlos Pereyra Mele

Director de Dossier Geopolítico (19/12/21)

NOTICIAS DEL VIEJO CONTINENTE POR EDUARDO BONUGLI: ¡¡ EUROPA SANGRA CON EL PRECIO DE LA LUZ!!

Eduardo Bonugli, colaborador de Dossier Geopolítico, nos relata desde Madrid el brutal aumento de la electricidad en Europa como consecuencia de una maniobra especulativa de empresas, bancos y fondos de inversión para lograr con una subasta pública, alcanzar el precio más alto de la luz. 

Lo que está afectando a la gente y a todos los sectores económicos.

También nos habla de las contradicciones internas entre los países y de la dependencia de la UE con EEUU que está complicando el abastecimiento de gas en el viejo continente.

Carlos Pereyra Mele Director de Dossier Geopolitico

AUDIO:

Eduardo Bonugli colaborador permanente del Tanque de Ideas Latinoamericano Dossier Geopolítico desde Europa -España- ha sido invitado por el Programa la Radio del club de la Pluma de Argentina para realizar un informe semanal de los acontecimiento claves del viejo mundo Que difundimos por nuestro sitio Web 

AUDIO:

Eduardo nos relata cómo 31 personas, hijas de un dios menor y llegadas desde la cara oscura del mundo, mueren en el Canal de La Mancha, al negarles auxilio tanto Francia como Inglaterra, ante la indiferencia e hipocresía de la Europa de la solidaridad, la libertad y los derechos humanos

Carlos Pereyra Mele Director de Dossier Geopolitico

Redacción: Mientras los medios masivos de comunicación occidentales nos “informan” del brote del seudo nacionalismos europeo y sus campañas “soberanistas”, como el Trumpismo, los VOX los Orban, los Mateo Salvini o Despertar de Alemania o Amanecer de Grecia y los neo fascistas Ucranianos etc, que jamas afectaron al orden liberal que los condenó a este estadio que hoy viven, y que viven de la nostalgia y querer retornar al pasado de sojuzgar a otros y que los esquilmaron a mas no poder, su única propuesta de hoy es responder con una xenofobia imperialista e ideas demode de racismo ya superadas, pero estos grupos de conservadores y anticuarios de ideas envejecidas NO pueden luchar contra el mayor talón de aquiles que tiene Europa especialmente y EEUU también, que no es otro que el envejecimiento y baja procreación de sus pueblos que se creían, llamados a “civilizar”, el Mundo. Que pasara ahora con los refugiados y emigrantes que son hiper necesarios para mantener la maquinaria económica en funcionamiento. Dossier Geopolitico.

La covid mantuvo a muchas personas encerradas en casa. Ahora, varios países desarrollados, que enfrentan el envejecimiento de sus fuerzas laborales y la escasez de trabajadores, se apresuran a reclutar, capacitar e integrar a los extranjeros.

Por Damien Cave y Christopher F. Schuetze – https://www.nytimes.com/

A medida que la economía global se reinicia e intenta poner la pandemia a un lado, ha comenzado una batalla mundial por los jóvenes y los capacitados. Con visas rápidas y promesas de residencia permanente, muchas de las naciones ricas que impulsan la economía mundial están enviando un mensaje a los inmigrantes calificados de todo el mundo: les ofrecemos empleo. Ahora.

En Alemania, donde las autoridades advirtieron recientemente que el país necesita 400.000 nuevos inmigrantes al año para cubrir puestos de trabajo en campos que van desde el académico hasta la industria de los aires acondicionados, una nueva Ley de Inmigración ofrece visas de trabajo aceleradas y seis meses para visitar y encontrar un trabajo.

Canadá planea dar la residencia a 1,2 millones de nuevos inmigrantes para 2023. Israel ha cerrado recientemente un acuerdo para traer trabajadores de la salud desde Nepal. Y en Australia, donde las minas, los hospitales y los bares están escasos de mano de obra tras casi dos años con la frontera cerrada, el gobierno pretende duplicar aproximadamente el número de inmigrantes que permite entrar en el país durante el próximo año.

La campaña mundial para atraer a extranjeros con habilidades, especialmente los que se encuentran entre el trabajo físico y el doctorado en física, pretende suavizar la accidentada recuperación de la pandemia.

Trabajadores inmigrantes cosechando manzanas en una granja de Ontario, Canadá, el año pasado. Canadá planea dar la residencia a 1,2 millones de nuevos inmigrantes para 2023.
Trabajadores inmigrantes cosechando manzanas en una granja de Ontario, Canadá, el año pasado. Canadá planea dar la residencia a 1,2 millones de nuevos inmigrantes para 2023.Credit…Brett Gundlock para The New York Times

Los trastornos por la covid han hecho que muchas personas se jubilenrenuncien o simplemente no vuelvan al trabajo. Pero sus efectos son más profundos. Al mantener a tanta gente sin salir de su casa, la pandemia ha hecho más evidente el desequilibrio demográfico de la humanidad: las naciones ricas que envejecen rápidamente producen muy pocos trabajadores nuevos, mientras que los países con un excedente de jóvenes a menudo carecen de trabajo para todos.

Los nuevos enfoques frente a ese desajuste podrían influir en el debate mundial sobre la inmigración. Los gobiernos europeos siguen divididos sobre cómo gestionar las nuevas oleadas de solicitantes de asilo. En Estados Unidos, la política de inmigración sigue estancada en su mayor parte, centrándose en la frontera con México, donde las detenciones de inmigrantes han alcanzado un récord. Sin embargo, muchos países desarrollados están creando programas más generosos, eficientes y sofisticados para acoger a los extranjeros y ayudarlos a convertirse en una parte permanente de sus sociedades.

“La covid es un acelerador del cambio”, dijo Jean-Christophe Dumont, jefe de investigación sobre migración internacional de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). “Los países han tenido que darse cuenta de la importancia de la migración y los inmigrantes”.

La pandemia ha originado varios cambios importantes en la movilidad mundial. Frenó la migración laboral. Creó más competencia para los “nómadas digitales”, ya que más de 30 países, entre ellos Barbados, Croacia y Emiratos Árabes Unidos, crearon programas para atraer a trabajadores tecnológicos móviles. Y condujo a una flexibilización general de las normas de trabajo para los extranjeros que ya se habían mudado.

Solicitantes de asilo preparándose para cruzar desde México a Texas este año. En Estados Unidos, la política de inmigración sigue estancada en su mayor parte, centrándose en la frontera sur, donde las detenciones de migrantes han alcanzado un récord.
Solicitantes de asilo preparándose para cruzar desde México a Texas este año. En Estados Unidos, la política de inmigración sigue estancada en su mayor parte, centrándose en la frontera sur, donde las detenciones de migrantes han alcanzado un récord.Credit…Daniel Berehulak para The New York Times

Muchos países, como Bélgica, Finlandia y Grecia, concedieron derechos de trabajo a los extranjeros que habían llegado con visas de estudiante u otros. Algunos países, como Nueva Zelanda, también ampliaron las visas temporales de trabajo de forma indefinida, mientras que Alemania, con su nueva Ley de Inmigración, aceleró el proceso de reconocimiento de los títulos profesionales extranjeros. En Japón, un país que envejece rápidamente y que tradicionalmente se ha resistido a la inmigración, el gobierno permitió a los trabajadores temporales cambiar de empleador y mantener su estatus.

Estas medidas —enumeradas en un nuevo informe de la OCDE sobre las perspectivas de la migración mundial— constituyeron las primeras advertencias de la desesperación del mercado laboral. Las preocupaciones humanitarias parecían combinarse con la incertidumbre administrativa: ¿cómo se aplicarían las normas de inmigración durante una epidemia única en el siglo? ¿Cómo sobrevivirían las empresas y los empleados?

“En toda la OCDE veías que los países trataban a la población inmigrante del mismo modo que al resto de la población”, dijo Dumont.

Cuando llegó el momento de la reapertura, parecía que a la gente le importaba menos que se redujeran los niveles de inmigración, como demostró una encuesta realizada en Gran Bretaña a principios de este año. Entonces llegó la escasez de mano de obra. Carniceros, conductores, mecánicos, enfermeros y personal de restaurante: en todo el mundo desarrollado no parecía haber suficientes trabajadores.

En Gran Bretaña, la escasez de trabajadores calificados y semicalificados ha afectado a los criadores de cerdos, que podrían empezar a sacrificar sus reservas.
En Gran Bretaña, la escasez de trabajadores calificados y semicalificados ha afectado a los criadores de cerdos, que podrían empezar a sacrificar sus reservas.Credit…Andrew Testa para The New York Times

En Gran Bretaña, donde el Brexit ha dificultado el acceso a los inmigrantes procedentes de Europa, una encuesta realizada en junio a 5700 empresas reveló que el 70 por ciento había tenido problemas para contratar nuevos empleados. En Australia, las empresas mineras han recortado sus previsiones de beneficios debido a la falta de trabajadores, y solo en el sector de la hostelería hay unas 100.000 vacantes. En las noches de mayor afluencia, los lavaplatos de un restaurante de lujo de Sídney ganan 65 dólares la hora.

En Estados Unidos, donde los baby boomers abandonaron el mercado laboral a un ritmo récord el año pasado, los pedidos para reorientar la política de inmigración hacia la economía son cada vez más fuertes. La Cámara de Comercio de Estados Unidos ha instado a los responsables políticos a revisar el sistema de inmigración para permitir más visas de trabajo y tarjetas de residente permanente (green cards).

El presidente Joe Biden intenta primero desatascar lo que ya existe. El proyecto de ley de política social de 2,2 billones de dólares del gobierno, si se aprueba en un Senado dividido, liberaría cientos de miles de tarjetas de residente permanente que datan de 1992, poniéndolas a disposición de los inmigrantes actualmente atrapados en un retraso burocrático.

En Australia, las cafeterías han pedido al gobierno una visa especial para los baristas.
En Australia, las cafeterías han pedido al gobierno una visa especial para los baristas.Credit…Asanka Brendon Ratnayake para The New York Times

Muchos otros países van más allá. Israel, por ejemplo, ha ampliado sus acuerdos bilaterales para trabajadores de la salud. Inbal Mashash, director del programa del gobierno israelí para la gestión de la mano de obra extranjera, señaló que en la actualidad hay 56.000 inmigrantes, en su mayoría procedentes de Asia, trabajando en el sector de cuidados de enfermería del país. Y eso puede no ser suficiente.

“El Estado sigue preguntándose hacia dónde quiere llevar esto”, dijo. “¿Queremos 100.000 trabajadores extranjeros, solo en el sector de los cuidados de enfermería, para 2035?”.

En las economías avanzadas, las medidas migratorias que se están desplegando incluyen la reducción de las barreras de entrada para los inmigrantes calificados, la digitalización de las visas para reducir el papeleo, el aumento de los requisitos salariales para reducir la explotación y la supresión de los salarios, y la promesa de una ruta hacia el estatus permanente para los trabajadores más demandados.

Los nómadas digitales en Portugal pueden quedarse todo el tiempo que quieran. Canadá, que experimentó su quinto año consecutivo de descenso de nacimientos en 2020, ha suavizado los requisitos lingüísticos para la residencia y ha abierto 20.000 plazas para los trabajadores de la salud que quieran convertirse en residentes de pleno derecho. Nueva Zelanda anunció recientemente que concedería visas permanentes, en una oferta única, a hasta 165.000 titulares de visas temporales.

Integrantes del personal médico tratando a pacientes con coronavirus en Zefat, Israel, en febrero. Israel ha ampliado sus acuerdos bilaterales para inmigrantes en el sector de la salud.
Integrantes del personal médico tratando a pacientes con coronavirus en Zefat, Israel, en febrero. Israel ha ampliado sus acuerdos bilaterales para inmigrantes en el sector de la salud.Credit…Atef Safadi/EPA, vía Shutterstock

Uno de los cambios más bruscos puede darse en Japón, donde una bomba de relojería demográfica ha hecho que los pañales para adultos se vendan más que los pañales para bebés. Tras ofrecer hace dos años vías de residencia a los trabajadores de atención geriátrica, agricultura y construcción, un funcionario japonés dijo la semana pasada que el gobierno también estudiaba la posibilidad de permitir que otros trabajadores con visas de cinco años se quedaran indefinidamente y trajeran a sus familias.

“Es una guerra por los talentos jóvenes”, dijo Parag Khanna, autor de un nuevo libro titulado Move, quien ha asesorado a los gobiernos en materia de política de inmigración. “Hay una escalera mucho más clara y una codificación de los niveles de residencia a medida que los países se toman en serio la necesidad de tener una demografía equilibrada y satisfacer la escasez de mano de obra”.

Para los países de los que suelen proceder los inmigrantes, la mayor apertura a la migración calificada plantea el riesgo de una fuga de cerebros, pero también ofrece una válvula de escape para los jóvenes y frustrados.

Países como Alemania están deseosos de acogerlos: su cacareado sistema de formación profesional, con estrictas certificaciones y formación en el trabajo, está cada vez más falto de personal.

Uno de los cambios más bruscos en materia de inmigración puede darse en Japón, ya que el envejecimiento de la población está obligando al gobierno a cambiar su política para permitir la permanencia de los trabajadores extranjeros.
Uno de los cambios más bruscos en materia de inmigración puede darse en Japón, ya que el envejecimiento de la población está obligando al gobierno a cambiar su política para permitir la permanencia de los trabajadores extranjeros.Credit…Charly Triballeau/Agence France-Presse — Getty Images

“Durante la crisis del coronavirus, el sistema colapsó”, afirma Holger Bonin, director de investigación del Instituto de Economía Laboral IZA de Bonn. “Hemos visto el número más bajo de contratos de aprendizaje desde la unificación alemana”.

Los jóvenes alemanes prefieren cada vez más ir a la universidad, y la mano de obra del país está disminuyendo. Según un estudio publicado por el Instituto Económico Alemán, Alemania perderá cinco millones de trabajadores en los próximos 15 años: 3,2 millones para 2030.

Los inmigrantes se han convertido en un recurso provisional. Hace tres años vivían en Alemania alrededor de 1,8 millones de personas de origen refugiado. Y con el tiempo, el país ha intentado mejorar la forma de integrar tanto a los solicitantes de asilo como a los extranjeros con visas de trabajo.

Una mañana reciente, en Bildungskreis Handwerk, un centro de formación regional en Dortmund, cerca de la frontera con los Países Bajos, un centenar de aprendices recorrían los pasillos con suelo de linóleo de un edificio de cinco plantas situado en una tranquila zona residencial. En las aulas y espacios de trabajo, aprendían a ser peluqueros profesionales, electricistas, carpinteros, soldadores, pintores, mecánicos de planta, operadores de máquinas de corte e ingenieros de mantenimiento.

Los costos de los programas de 24 a 28 meses son cubiertos por la oficina de empleo del gobierno local, que también paga los gastos de apartamento y manutención. Para entrar, los candidatos deben hacer primero un curso de integración y otro de idiomas, también pagados por el gobierno alemán.

Serghei Liseniuc, a la derecha, que llegó a Alemania desde Moldavia en 2015, ha empezado a formarse como mecánico de planta en Bildungskreis Handwerk, en Dortmund, lo que le reportará pronto un trabajo estable y un salario más alto.
Serghei Liseniuc, a la derecha, que llegó a Alemania desde Moldavia en 2015, ha empezado a formarse como mecánico de planta en Bildungskreis Handwerk, en Dortmund, lo que le reportará pronto un trabajo estable y un salario más alto.Credit…Laetitia Vancon para The New York Times

“En este momento, no importa cuál de nuestros departamentos gradúe a nuestros aprendices: se buscan desesperadamente trabajadores formados en casi cualquier ámbito”, afirma Martin Rostowski, subdirector del centro.

Serghei Liseniuc, de 40 años, que llegó a Alemania desde Moldavia en 2015, ha empezado a formarse como mecánico de planta, lo que pronto le reportará un trabajo estable y un mayor salario. “Somos un poco como los médicos”, dice. “Los médicos ayudan a las personas y nosotros a los edificios”.

Pero a pesar de las ganancias para algunos trabajadores y algunos lugares, los economistas y demógrafos sostienen que las brechas del mercado laboral persistirán y se ampliarán, ya que la pandemia revela lo mucho que hay que hacer para gestionar un desequilibrio mundial no solo en la población, sino también en el desarrollo.

Hay una pregunta que quizás corre como una corriente de agua fría justo debajo de la nueva y cálida bienvenida: ¿Qué pasa si no hay suficientes trabajadores calificados que quieran mudarse?

“Escuchamos lo mismo en todas partes”, dijo Dumont, investigador de la OCDE. “Si se quiere atraer a nuevos trabajadores, hay que ofrecerles condiciones atractivas”.

Personas en formación aprendiendo a construir muros en Bildungskreis Handwerk. Para hacer frente a la escasez de mano de obra, Alemania intenta mejorar la forma de integrar tanto a los solicitantes de asilo como a los extranjeros con visa de trabajo.
Personas en formación aprendiendo a construir muros en Bildungskreis Handwerk. Para hacer frente a la escasez de mano de obra, Alemania intenta mejorar la forma de integrar tanto a los solicitantes de asilo como a los extranjeros con visa de trabajo.Credit…Laetitia Vancon para The New York Times

Damien Cave es el jefe de la corresponsalía en Sídney, Australia. Anteriormente reporteó desde Ciudad de México, La Habana, Beirut y Bagdad. Desde que se unió al Times en 2004, también ha sido editor nacional adjunto, jefe de la corresponsalía de Miami y reportero de la sección Metro. @damiencave

Christopher F. Schuetze cubre las noticias, la sociedad y, ocasionalmente, el arte de Alemania desde el buró en Berlín. Antes de mudarse a Alemania, vivió en los Países Bajos, donde cubrió todo, desde los tulipanes hasta el aumento del nivel del mar. @CFSchuetze

FUENTE NYT: https://www.nytimes.com/es/2021/11/24/espanol/migracion-mundial.html?campaign_id=42&emc=edit_bn_20211203&instance_id=46856&nl=el-times&regi_id=73753412&segment_id=75984&te=1&user_id=da3d9d58eb2d64da0004ec72d4d55bb6

Ante la decadencia de EE.UU. y el aislacionismo británico, la divergencia entre Francia y Alemania puede trasladar la lucha por la hegemonía mundial al interior de Europa. Por: Eduardo J. Vior – https://www.elpaisdigital.com.ar/

El Tratado del Quirinal, concluido por Francia e Italia, así como el proyecto de gobierno del próximo Canciller alemán, Olaf Schotz, expresan políticas divergentes que tienden a dividir a la Unión Europea. Mientras que uno busca recuperar espacio de soberanía en la política europea y regional, el otro se pliega a la hegemonía anglonorteamericana. Ambos cursos no pueden convivir bajo el mismo techo. Si no encuentran dónde convergir, los días de la UE están contados.

El viernes 26 de noviembre Francia e Italia firmaron con gran pompa en Roma un tratado bilateral de cooperación reforzada. El tratado fue rubricado por la mañana en el palacio presidencial del Quirinal por el presidente francés Emmanuel Macron y el jefe del gobierno italiano Mario Draghi en presencia del presidente italiano Sergio Mattarella.

Este tipo de «tratado de cooperación bilateral reforzada» es poco frecuente en Europa. Para Francia es sólo el segundo después del Tratado del Elíseo con Alemania, de 1963, completado por el Tratado de Aquisgrán en 2019. El texto, que prevé una intensificación del trabajo conjunto en materia de diplomacia y defensa y las transiciones digital, medioambiental y espacial, contiene pocas novedades o ambiciones concretas a corto plazo, aunque propone crear mecanismos para desactivar las crisis y sistemas de convergencia para ir profundizando la integración.

Desde el nombramiento en febrero pasado del ex presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, como jefe del gobierno italiano, París y Roma han superado sus diferencias de años anteriores y trabajan estrechamente. Esto tiene mucho que ver con las coincidencias entre Emmanuel Macron y Mario Draghi en la mayoría de los temas importantes que el tratado intenta institucionalizar.

«Para ser soberana, Europa debe ser capaz de protegerse, de defender sus fronteras, debemos crear una verdadera defensa europea. Este tratado ayuda a esta defensa europea, que por supuesto es complementaria de la OTAN, no la sustituye: una Europa más fuerte hace más fuerte a la OTAN. Este es uno de los primeros y más fundamentales pasos hacia los que se dirige este tratado». Esto es lo que ha dicho el primer ministro Mario Draghi en la rueda de prensa con el presidente francés Emmanuel Macron tras la firma del tratado en el Quirinal.

Al firmar el acuerdo, ambas potencias se resguardan ante los cambios en curso en el continente y su entorno: el fin del gobirtno de Angela Merkel deja a la UE sin liderazgo y las primeras señales que da la coalición “semáforo” a punto de sucederla hacen temer que el vacío de liderazgo se profundice; la salida de Gran Bretaña de la UE la ha debilitado económicamente, pero la ha acercado aún más a EE.UU. y la ha tornado todavía más agresiva, como se evidencia en Europa Oriental, donde la política británica de formación de un «cordón sanitario” en torno a Rusia no sólo está dañando a ésta y a Alemania, sino también interceptando la tradicional influencia francesa sobre Polonia y Serbia. Finalmente, el repliegue de EE.UU. en Oriente Medio y su limitada capacidad en el Sahel han abierto espacios al ingreso de Rusia y otros actores menores (Turquía, Emiratos, Egipto) que amenazan lo que Italia y Francia han considerado siempre como “sus” áreas de influencia.

 La Canciller a cargo, Angela Merkel, y su sucesor electo, Olaf Scholz

La coalición entre la socialdemocracia (SPD), los Verdes (Die Grünen) y los liberales (FDP),  punto de asumir el gobierno en Berlín, ofrece para la opinión pública algunas sorpresas positivas, pero también suscita muchos interrogantes entre los socios de la UE. Una de estas sorpresas positivas es la claridad con la que los tres socios se comprometen a la protección del clima como «prioridad absoluta». El cuidado del clima, dicen, asegura «la libertad, la justicia y una prosperidad sostenible». Este mantra tiene la función de mantener unida a la coalición. Sin embargo, es dudoso que mantenga su efecto durante cuatro años o incluso sea adoptado por los socios europeos.

El contrato de la coalición contiene otro anuncio sorprendentemente claro: la UE debe convertirse en un Estado federal, sujeto a la subsidiariedad y la proporcionalidad. La regla de la unanimidad en la Política Exterior y de Seguridad Común va a desaparecer. La coalición afirma que Europa “debe volver a la cima del mundo”. Esto se garantizará, supone, mediante una iniciativa de inversión «centrada en proyectos con valor añadido para el conjunto de la UE», que se concretaría mediante esfuerzos conjuntos de investigación y desarrollo, proyectos de política industrial subvencionados y cerrando las brechas en las redes transnacionales de ferrocarril, datos y energía. No obstante, el programa de la nueva coalición no aclara de dónde saldrán los fondos para financiar proyectos tan encomiables ni cómo se gestará la “transición ecológica”, para que el abandono del carbón no provoque una crisis energética mayúscula.

Si está decidido no aumentar los impuestos, van a tener que encontrar la forma de evadir los límites a la toma de deuda o liberar miles de millones de euros previstos para otros gastos. El Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la UE se mantendrá como «base» de la sostenibilidad de la deuda, pero el programa de la coalición introduce la novedad de «garantizar inversiones sostenibles y respetuosas con el clima», lo que implica un ablandamiento de facto de la política de ajuste.

Annalena Baerbock y Robert Habeck (Verdes), Olaf Scholz (SPD, Canciller) y Christian Lindner (FDP)

Mientras que en la política europea la nueva coalición ofrece más Alemania que antes, en la política internacional y de Defensa parece un dócil cachorrito del Departamento de Estado. Vuelve «a una política exterior alemana normativa y basada en valores», dice Cathryn Clüver Ashbrook, directora del Consejo Alemán de Relaciones Exteriores. Es un eufemismo para decir que será una política menos realista que la de Merkel y más llena de declaraciones altisonantes al gusto del universalismo liberal. No por casualidad la experta citada predice que «especialmente el gobierno de EE.UU., bajo la presidencia de Joe Biden, acogerá muy bien esta oferta».

«La futura coalición muestra una nueva claridad y sigue viendo a China como un socio, pero también como un rival sistemático», dice también Clüver Ashbrook. La internacionalista acoge con satisfacción que Alemania coordine su futura política hacia China con EE.UU., “para reducir la dependencia estratégica respecto a ese país”. El acuerdo también adopta un tono más duro que antes con respecto a Rusia.

Sintetizando, puede describirse la política europea del gobierno a punto de asumir como ilusoria: suponer que sus socios en la UE van a aceptar delegar soberanía a un Estado federal con un claro predominio alemán, es carecer de sentido de realidad y despertar en el continente los peores fantasmas del pasado. Por otra parte, la tan cacareada “transición ecológica” necesita mucha plata. No basta con insinuar que se permitirán “trasgresiones” al Plan Europeo de Estabilidad y Crecimiento. Es necesario cancelarlo y convertir al Banco Central Europeo (BCE) en un Banco de desarrollo e inversión, pero este giro chocaría con la resistencia de la oligarquía financiera que domina Europa y mantiene la alianza con Gran Bretaña a pesar de la salida de ésta de la Unión.

Durante años, Alemania y Francia tomaron la delantera en el desarrollo de la integración europea. François Mitterrand y Helmut Kohl imaginaron la transformación del mercado común en un Estado supranacional capaz de competir con la URSS y China. Sin embargo, debido a la incorporación de los antiguos miembros del Pacto de Varsovia, que fue forzada por Estados Unidos, esta estructura se convirtió en una colosal e inoperante burocracia cuyas decisiones son determinadas por la OTAN.

Los ejércitos británico y francés eran los únicos con peso en la Unión Europea. Por eso se unieron mediante los Tratados de Lancaster House en 2010, pero, cuando se produjo el Brexit, el ejército francés se quedó solo, como demuestra la rescisión de los contratos de submarinos franco-australianos en favor de Londres. La única opción que le quedaba a Francia, entonces, era acercarse al ejército italiano, que tiene la mitad de tamaño del francés. Esto es lo que se acaba de decidir con el Tratado del Quirinal.

Sucede que, al mismo tiempo, la canciller Angela Merkel deja paso a Olaf Scholtz cuya política europea y exterior se somete a los dictados de EE.UU. y el Reino Unido. El futuro Canciller es un abogado preocupado por hacer funcionar la industria de su país sobre la base de un compromiso entre trabajadores y empresarios. Nunca se ha interesado por las cuestiones internacionales y en las negociaciones para formar la coalición ha consentido que se nombre  a la abogada ecologista Annalena Baerbock como ministra de Asuntos Exteriores. No sólo se trata de una defensora de las energías renovables que no dice cómo se pagará la transición ecológica, sino que es también una lobbista de la OTAN, una firme defensora de la adhesión de Ucrania a la Alianza y a la Unión Europea y una feroz opositora de Rusia, por lo que rechaza el gasoducto Nord Stream 2 y favorece la construcción de más terminales de gas licuado importado de Estados Unidos. Por último, califica a China de «rival sistémico» y apoya todos sus separatismos (el taiwanés, el tibetano y el uigur).

Francia persigue contra la voluntad de los otros 26 miembros la quimera de una Unión Europea independiente que compita con Estados Unidos. Alemania, en cambio, se equivoca al refugiarse bajo el paraguas nuclear de Estados Unidos, cuando esa gran potencia ha empezado a decaer y la República Federal tendría todas las de ganar, si se asocia con Rusia y China.

La Unión Europea tiende hoy a disolverse por las políticas divergentes de sus miembros principales. Estados Unidos se está hundiendo sobre sí mismo y pronto la Unión Europea no tendrá dueño. Sin embargo, la experiencia enseña que los imperios nunca caen pacíficamente. El bloque comunitario tiene la elección: renovarse como asociación de estados y culturas que, entonces, debería incluir a Rusia; disolverse y arriesgarse a que la guerra vuelva a instalarse en el corazón del continente o plegarse ciegamente al coloso en hundimiento y correr el mismo riesgo, sólo que algunos quilómetros más al Este. Está claro cuál de las tres alternativas es la deseable.

Sobre el autor: Dr. en Ciencias Sociales analista internacional

FUENTE: https://www.elpaisdigital.com.ar/contenido/puede-disolverse-la-unin-europea/33748

S.S. Fransisco llegó el jueves a la isla de Chipre, el país europeo que mayor número de refugiados recibe en comparación con su población, y desde allí lanzó un discurso contra los muros «del miedo» y «los vetos dictados por intereses nacionalistas» en Europa.

Cristina Cabrejas elDiario.es

El Papa Francisco se reunió con el presidente chipriota Nicos Anastasiades en la capital Nicosia. En este viaje también visitará Grecia y la isla de Lesbos, para poner el foco en la cuestión migratoria en Europa. En el discurso a las autoridades en el palacio presidencial hizo referencia a la ocupación por parte de Turquía de la parte norte de la isla con su invasión en 1974 lo que ha dejado desde entonces a Chipre partida en dos, cuando se creó la República Turca del Norte Chipre, reconocida sólo por Ankara.

Se refirió entonces a que «la herida que más hace sufrir a esta tierra es la provocada por la terrible laceración que ha padecido en los últimos decenios» y «que impide que muchas personas puedan volver a sus lugares de culto o a sus casas». Sin citar nunca a Turquía, Francisco afirmó que «el camino de la paz, que sana los conflictos y regenera la belleza de la fraternidad, está marcado por una palabra: diálogo». «Tenemos que ayudarnos a creer en la fuerza paciente y humilde del diálogo» y huir de «gestos de poder, de las amenazas de venganza y de las demostraciones de fuerza», agregó.

El pontífice pidió entonces «el compromiso por entablar un debate sincero que ponga las exigencias de la población en primer lugar» y también «una implicación cada vez más activa de la comunidad internacional a la salvaguardia del patrimonio religioso y cultural, a la restitución de cuanto en este sentido es más querido por la gente, como los lugares o, al menos, los objetos sagrados».

Tanto la Iglesia ortodoxa como la católica piden desde hace tiempo a Turquía que sean devueltas las iglesias situadas en el norte de la isla.

Por su parte, en su intervención, Anastasiadis «hizo hincapié en que Chipre es el único país en Europa que sigue dividido» y que «a día de hoy sigue vigente el drama para muchas familias de no conocer el paradero de sus allegados desaparecidos» y que a ello se añade que «el saqueo de monumentos culturales y religiosos en los territorios ocupados son aspectos que ofenden brutalmente a la humanidad».

Los muros del miedo no contribuyen al progreso

Francisco sostuvo en su discurso que «el continente europeo necesita reconciliación y unidad, necesita valentía e impulso para caminar hacia adelante». Y añadió: «Porque no serán los muros del miedo ni los vetos dictados por intereses nacionalistas los que contribuirán al progreso, ni tampoco la recuperación económica por sí sola podrá garantizar la seguridad y la estabilidad».

El Papa pronunció este discurso en un momento en el que Polonia ha militarizado sus fronteras con Bielorrusia ante la llegada de miles de migrantes procedentes sobre todo de Afganistán y Siria. Pero también Chipre y Grecia han construido muros para impedir la llegada de los refugiados.

«Miremos la historia de Chipre y veamos cómo el encuentro y la acogida han dado frutos beneficiosos a largo plazo; no sólo en lo que se refiere a la historia del cristianismo, para la que Chipre fue el trampolín de lanzamiento en el continente, sino también por la construcción de una sociedad que ha encontrado su propia riqueza en la integración», dijo Francisco.

En este país, la llegada de refugiados ha aumentado sensiblemente en los primeros diez meses del año, con un total de 10.868 inmigrantes sin papeles, lo que supone un 38 % más que en todo 2020. Es el país que más refugiados recibe en comparación con su población y la mayoría llega a través de la llamada línea verde que divide la parte griego chipriota del sur de la parte turcochipriota del norte.

Al respecto, el presidente de Chipre, Nikos Anastasiadis agradeció al papa Francisco que haya impulsado el llevar a Italia a 50 refugiados, una acción que calificó de altamente «simbólica» de cara a la necesidad de revisar la política migratoria de la Unión Europea. El presidente subrayó, como ya lo ha hecho ante las instituciones europeas, que Chipre tiene grandes dificultades para gestionar estas llegadas. 

Evitar las guerras religiosas

Los católicos en Chipre no llegan al 1 % de la población y los maronitas apenas rozan los 8.000, por lo que esperan que la visita del papa les ayude a conservar su cultura.

El viernes Francisco iniciará otro de los objetivos de este viaje. Relanzar el diálogo con la iglesia ortodoxa groega. Para ello se reunirá con Jrisóstomo II, arzobispo ortodoxo de Chipre, en el palacio arzobispal y después seguirá un encuentro con el Santo Sínodo en la catedral ortodoxa de Nicosia, al que el Papa dirigirá un discurso.

Celebrará una misa en el «GSP Stadium» para la pequeña comunidad católica, formada sobre todo por trabajadores inmigrantes. Por la tarde, rezará una oración ecuménica con los migrantes en la iglesia parroquial de la Santa Cruz de Nicosia.

El sábado el Papa viajará a Grecia, un país que visitó Juan Pablo II en 2001, y comenzará la jornada con la visita de cortesía a la presidenta de la República y después habrá un encuentro con el primer ministro y después su discurso a las autoridades.

El Papa vuelve a la isla griega de Lesbos, al campo de concentración de migrantes

Además de un encuentro con el arzobispo de Atenas, Jerónimo II y con el clero local que asiste a una comunidad de cerca 300.000 personas, también la mayoría migrantes, el momento más importante del viaje será su visita a Lesbos.

“En Lesbos me acercaré a una humanidad herida en la carne de tantos migrantes en busca de esperanza. Les pido, por favor, que me acompañen en la oración”, había dicho el papa Francisco el miércoles en el Vaticano durante la audiencia general.

Francisco regresa a Lesbos, cinco años después de su histórica visita en un momento dramático para la isla donde se hacinaban más de 10.000 personas en el campo de Moira.

El pontífice visitará el nuevo campo de Mavrovouni, donde hay cerca de 2.500 migrantes que viven en condiciones algo mejores, aunque lamentan que con la justificación de la pandemia pueden salir del recinto sólo pocas horas a la semana. Desde aquí Francisco, volverá como hace cinco años, a realizar un llamamiento a su recepción en Europa continental.

Isla de Lebos «campos de refugiados»

FUENTE: https://www.eldiarioar.com/mundo/viaje-papa-fronteras-maritimas-europa-fijar-posicion-iglesia-geopolitica-migracion_1_8549217.html