Por Prof. Dr. Miguel Ángel Barrios *

El presente texto es un resumen de la exposición que el autor desarrolló en el Encuentro Virtual “América Latina y Argentina en el nuevo mundo”, organizado por el Instituto Independencia.

Evidentemente el Covid 19 como toda plaga, peste, epidemia en la historia trae un cambio de “orden” en sus diversos niveles. Es impensable la crisis del medioevo y la emergencia de la modernidad europea occidental sin estar de por medio, entre otras causas, la peste negra venida de Asia.

No quedaremos entrampados en el dilema si el Covid es de origen chino o norteamericano, sino de explorar los escenarios prospectivos estratégicos que aceleró la pandemia.

Estamos asistiendo al declive relativo de los EEUU, a la crisis de Occidente en su variante europea o norteamericana, al surgimiento de un “orden” mundial desoccidental, de círculos civilizacionales, cuyo epicentro es el Asia-Pacífico, y a la agonía de la fase neoliberal de la globalización, mundialización o universalismo, al decir de Juan Perón.

Entendemos que el sistema mundo no es un proceso economicista, sino un proceso histórico multidimensional de interacción mundial y no de integración, que genera oportunidades y amenazas y centros y periferias en forma dinámica y que se inició en el siglo XV.

El mundo de la pandemia y post pandemia revitaliza las categorías más que de izquierdas o derechas (categorías o conceptualizaciones eurocéntricas), las categorías geopolíticas de Patria Grande o Patria Chica,que nos hablaron desde siempre desde el pensamiento y la acción en Nuestra América. Pienso que en estos momentos, de alta heterogeneidad en América Latina, es un error abordar la integracion de la Patria Grande desde una perspectiva ideológica o reduccionista de “izquierdas” o “derechas”. Se trata de asumirlas desde una concepción estratégica, entendiendo a ésta como la praxis deliberada para llegar a un objetivo.

Muchas veces los grandes discursos o monumentales “ideas” caen en saco roto y entramos en un amesetamiento. No siempre en la historia aparece un estadista notable de las dimensiones de Juan Domingo Perón y el “Nuevo ABC”, con la matriz geopolítica del continentalismo o la voluntad geopolítica militante y casi desesperada, como un relámpago, de Hugo Chávez en épocas del post consenso de Washington. Por supuesto no fueron los únicos, pero sus figuras sintetizan la época.

Pienso que lo que le está faltando al Mercosur, como anillo fundante de la UNASUR y la CELAC, son objetivos de corto y mediano plazo para crear hondura geopolítica y, en una segunda etapa, de nuevos temas de una agenda de la llamada alta política. Si no resolvemos lo simple es imposible ir a lo complejo.Y esto ocurre cuando quedamos inmersos en grandes discusiones ideológicas.

Paso a enumerar los puntos que le podrían dar encarnadura al Mercosur. Por supuesto, no se agotan en estos puntos, sería demasiado pretencioso y personalista si pensar eso.

Enumero en forma rápida y sin entrar a analizar:

  • El Mercosur no es una zona de librecomercio. Es, por el contrario, un mercado común.
    Esto exige redefinir una Ciudadanía Regional. Se habló muchas veces, pero nunca se tomó como objetivo superior.
  • Impulsar un laboratorio de las experiencias fecundas en el Mercosur de una economía endógena, que solamente tiene dos polos: el cooperativismo y las pymes. Es una de las grandes escuelas para combatir el empleo informal y desarrollar la economía popular.
  • Creación de Cursos de especializaciones militares comunes de las FFAA en el Mercosur, en función de los nuevos conflictos. Existe un alto grado de integración educativa en el ámbito militar.
  • Crear en las academias diplomáticas la currícula Historia y Realidad del Mercosur. Hoy se desconoce en los ámbitos de las cancillerías el itinerario integracionista.
  • Crear un foro permanente de agilización y mecanismos de procedimientos comunes aduaneros y migratorios, en forma simple y evitando toda incursión de “poderes ocultos”.
  • Crear espacios académicos de formación política civil en seguridad ciudadana para evitar los gobiernos policiales de la seguridad. En la Argentina hay que crear una Universidad Nacional de la Seguridad que subsuma a las Academias policiales o trabajar con supervisión o coordinación del Estado Nacional.
  • Crear un Instituto de la Gestión Pública del Mercosur con indicadores comunes de gobernabilidad para la transversalidad de las políticas públicas.
  • Homologación directa de los títulos educativos en todos sus niveles. Y en el caso de carreras específicas crearle las cátedras para acreditar su título. Esto es fundamental. Los colegios profesionales, verdaderos poderes de boicot a la integracion, no pueden ser más fuertes que los Ministerios de Educación. Esto debe estar centralizado por una oficina digital. Existen numerosos Protocolos Educativos, todos dispersos. El secreto del éxito de este punto vital es su velocidad. Hay un falso discurso de la burocracia que manifiesta en muchas ocasiones que ya existe el reconocimiento de títulos, pero la verdad, que es la única realidad, dice todo lo contrario, por lo que da la sensación de funcionar una burocracia en este tema que se autojustifica no diciendo la verdad.

*Dr. en Ciencias de la Educación. Dr. en Ciencias Políticas. Autor de más de quince obras de política latinoamericana, Director Académico de Dossier Geopolitico

Publicado en NODAL

[Aporte de Dossier Geopolitico para el análisis sobre la “nueva política de Defensa de Brasil”, por la Investigadora del UADE Dana Sager]

Cada cuatro años, Brasil renueva su Manual de Defensa Nacional, también conocido como Libro Blanco. El documento renovado presenta continuidad y profundización de las directivas propuestas -y tomadas- por documentos anteriores aprobados bajo los gobiernos a cargo del PT, así también como importantes cambios que llamaron la atención de los medios de casi toda la región por asumir que existe posibilidad de conflictos en la región sudamericana. El nuevo Manual de Defensa Nacional ya está listo para ser entregado al Congreso en los próximos días y se espera que sea aprobado cómodamente por la amplia mayoría oficialista. 

El Libro Blanco es un manual que define los temas y posibles conflictos por los que se puede ordenar la movilización de tropas militares de todas las fuerzas dentro y fuera del país de acuerdo al escenario en el que se encuentra el país. A partir del 2008, Brasil presentó una clara tendencia en su Libro Blanco, poniendo un especial interés en el Amazonas -por su gran variedad de recursos naturales- y la zona marítima conocida como Amazonía Azul, donde se encuentran enormes yacimientos petroleros submarinos. Sin embargo, a partir de la reforma del 2016 se comenzó a presenciar una tendencia hacia la atomización en el Cono Sur, produciendo un creciente vacío de poder en la región. Si bien esta tendencia fue el resultado de numerosos factores, se debe reconocer que el rol que cumplió Brasil en los proyectos de integración regional fue clave, al punto tal de convertirse en la piedra angular para el éxito de los mismos. 

En este contexto, el cambio de la percepción brasileña respecto a la situación estratégica y de seguridad en la región confirma esta tendencia. Esto es de suma importancia ya que se debe tener en cuenta la influencia que posee el Estado carioca a la hora de definir la dinámica geopolítica de Sudamérica. Es por esto que el nuevo documento de la Defensa Nacional Brasileña plantea que las Fuerzas Armadas se deben preparar para intervenir en la solución de problemas regionales al mismo tiempo que velan por los intereses brasileños tanto en el Amazonas como en el litoral atlántico. De esta manera, queda en el pasado la prevención de inestabilidad por medio de la diplomacia y el regionalismo. 

A su vez, el nuevo LBD considera que la demanda de recursos naturales tales como agua dulce, alimentos, fuentes de biodiversidad y combustible, probablemente, implique injerencias controversias para la defensa brasileña -teniendo en cuenta que Brasil es propietario del 60% del Amazonas, uno de los territorios con más reserva de agua dulce y biodiversidad del mundo-. Justamente por este motivo, se insta a las Fuerzas Armadas a estar preparadas para asegurar la soberanía nacional ante “intereses extranjeros”, considerando que Brasil cuenta con un territorio de aproximadamente 8,5 millones de km2 y más de 17.000 km de frontera terrestre compartida con 10 países. Cabe destacar que esta medida ya estaba planteada en la estrategia de defensa propuesta por el gobierno de Lula da Silva. 

Siguiendo esta línea, pero sin nombrar a ningún Estado en particular, el LBD reconoce que las crecientes demandas por un mayor y mejor desarrollo humano y económico puede crear tensiones entre los Estados que pueden llegar a afectar la soberanía nacional de Brasil. Sin embargo, aclara que los intereses en común que comparten los Estados sudamericanos promueve la confianza mutua y la cooperación en proyectos de defensa, haciendo hincapié en el desarrollo tecnológico e industrial. Esto se debe a que reconoce que un punto clave en el campo estratégico actual son las asimetrías tecnológicas, las cuales ponen en riesgo tanto la ciberseguridad brasileña, como sus intereses a nivel internacional y regional. 

El Libro Blanco también incluyó a la pandemia del COVID-19 y resaltó los operativos sanitarios que llevó a cabo el Ejército de Brasil como la mayor movilización de fuerzas militares en el país desde la Segunda Guerra Mundial.

A su vez, el documento también sugiere mayor presencia militar naval en la costa atlántica norte con el objetivo de controlar daños ambientales y el cuidado de las áreas de interés estratégico para el país. El Gobierno de Bolsonaro mantendrá la atención militar, impulsada por el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, sobre la denominada Amazonía Azul que implican la protección de las riquezas estratégicas en esa zona donde se encuentran enormes yacimientos petroleros submarinos. En referencia a esto, el documento reza: “La Amazonía, así como el Atlántico Sur, son áreas de interés geoestratégico para Brasil, La protección de sus recursos, así también como el acceso y la soberanía sobre los mismos es prioridad para el país”.

En resumen, la principal diferencia entre el nuevo LBD con los proyectos anteriores es que los objetivos estratégicos del Estado carioca eran proyectados en un mundo en donde la región sudamericana era un espacio en donde Brasil asentaba su liderazgo y reunía su poder política a la hora de negociar y defender sus intereses a nivel sistémico. En contraste, las directivas actuales consideran que “no se puede dejar de considerar tensiones y crisis en el entorno estratégico, con posibles desdoblamientos para Brasil, de modo que el país podrá verse motivado a contribuir a la solución de eventuales controversias o defender sus intereses”. De esta manera, se caracteriza a la región como una fuente de posibles amenazas que posiblemente pongan en riesgos los intereses nacionales. 

Si la tendencia a la atomización continúa, el vacío de poder existente en la región no hará más que acentuarse al no existir un consenso regional respecto a la gestión de amenazas y la presencia de actores extrarregionales. De esta manera, el vacío de poder nombrado anteriormente será disputado por los actores más preponderantes del Sistema Internacional cuyos intereses poco tienen que ver con la prosperidad y bienestar de los Estados sudamericanos y de sus pueblos. Prueba de esto son las alianzas cruzadas existentes hasta el momento (entiéndase Brasil-Colombia-EEUU vs Venezuela-Rusia-China). Paradójicamente, el nuevo Libro Blanco brasileño reconoce este contexto de disputa por la supremacía entre “los actores más preponderantes del Sistema Internacional”. Sin embargo perciben a esta disputa como un contexto con gran interdependencia económica, lo cual fomenta la negociación para solucionar las controversias. Empero, no demuestra interés directo en proyectar su liderazgo en la región latinoamericana o utilizar a la región para aplacar las asimetrías económicas, políticas y militares con las potencias mundiales. 

La indiferencia brasileña para con Sudamérica y la construcción de poder en la región, trae aparejado la profundización de la irrelevancia estratégica del Cono Sur a nivel mundial. En otras palabras y casi en criollo, si ni siquiera el Estado que es (o por lo menos lo era en un pasado cercano) percibido como el Poder Regional de Sudamérica se interesa por Sudamérica, menos lo harán países ajenos al territorio en cuestión. 

En este contexto, los dirigentes de los Estados más preponderantes de la región deben decir cómo plantearán su defensa y si reaccionan ante el vacío de poder existente. Por el momento las opciones son dos: se continúa con una tendencia aislacionista, profundizando así la atomización de la región y aumentando la vulnerabilidad de los Estados que la componen o se opta por una integración prudente y sobre todo pragmática, con el objetivo de generar una construcción de poder que mejore la seguridad y estabilidad del Cono Sur, sobrepasando las fronteras ideológicas
publicado en el Blog: https://politologosalwhisky.com/brasil-modifica-su-libro-blanco/

Organizado por el Instituto Independencia de Buenos Aires, Argentina disertaron via Zoom el miercoles 22/7/2020 a las 17,30hs el Periodista Internacionalista y Director de la Agencia de Noticias NODAL: Pedro Brieger; el Catedratico Venezolano: Sergio Rodriguez Gelfenstein y el Director Academico de Dossier Geopolitico Dr. Miguel A. Barrios, modero el encuentro el dirigente de la Izquierda Nacional: Julio Fernandez Baraibar

VIDEO: https://youtu.be/c3-6T5eZDXk

El Director Academico de dossier Geopolitico Dr. Miguel A. Barrios entrevistado por el periodista Fabián Cardozo de GPS Internacional, analiza la situacion Geopolitica de america latina.

Análisis semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo. 

TEMAS:

Sigue profundizandose el conflicto entre Atlantistas (EEUU y socios) y Continentalistas (China y sus socios) conflicto que conduce a un mundo Bipolar nuevamente

A Política Internacional de la semana:

EEUU Realineando su zona de influencia- Reunión Trump/ López Obrador lanzamiento del Nuevo acuerdo que reemplaza al NAFTA y el Grupo Puebla ? La Geopolitica real pesa sobre México

CHINA reunión entre los Presidentes Putin y Xi, Rechazan el sabotaje y la intervención extranjera en su Zona: Hong Kong Macao y Ucrania Península de Crimea

América del Sur: La Pandemia sigue incrementandose y ahora afecta a varios dirigentes Políticos: Diosdado Cabello (Venezuela); Jair Bolsonaro (Brasil); Añez (Bolivia). Problemas económicos que surgen por el corte del envio de las remesas de los Migrantes a sus países de origen Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia y Paraguay desde Italia, España y los EEUU especialmente donde se radicaron. Chile una revuelta de la derecha oficialista contra Piñera por el tema de el retiro de los fondos aportados a las jubilaciones privadas para paliar los efectos económicos de las cuarentena y la crisis económica en ese País. 

B Análisis Geopolitico hoy: Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte

Gran Bretaña funciona como una súbdita de la Política Exterior de EEUU desde la finalización de la II Guerra Mundial, siguiendo el destino que le marcó el geoestratega norteamericano Zbigniew Brzezinski​y, que la definió como:  “Nuestra Jubilada de privilegio”-, y más aún a partir del Brexit, que la obliga a Gran Bretaña a definirse por EEUU. El Reino Unido se está estabilizando fuertemente en la posición de los Estados Unidos con respecto a Hong Kong, lo que demuestra que el atractivo de Washington para la elección de campo ha sido exitoso. Pero también que las estrategias “autonomistas” para el Londres posterior al Brexit se basaron en un cálculo incorrecto.

Más en el audio: 

Dossier Geopolitico: Reforzando nuestro análisis el Diario español “El Pais”, con la firma del analista Rafa de Miguel desde Londres publicó el 11/7/2020, el siguiente artículo que confirma las tendencia que expresamos, en el audio dominical:   

El Pais Hong Kong expone los límites de un Reino Unido solo

La crisis de la antigua colonia revela las dificultades en la política exterior de una potencia media en el siglo XXI

Fuente: https://elpais.com/internacional/2020-07-11/hong-kong-expone-los-limites-de-un-reino-unido-solo.html?ssm=whatsap p

El león británico que abandonó entre rugidos la “cárcel” de la Unión Europea corre el riesgo de ser percibido por el resto del mundo como un “tigre de papel”. Es la expresión china para definir una aparente amenaza que resulta ser inofensiva. La campaña del Gobierno de Boris Johnson contra Pekín, por la restricción de libertades impuesta en Hong Kong con la nueva Ley de Seguridad ha mostrado los límites de la ambición del Reino Unido por ser una voz única en la escena internacional -bajo el sello de Global Britain- en la era post-Brexit.

El Gobierno chino ha expresado su irritación por la oferta de puertas abiertas del Reino Unido a tres millones de ciudadanos de la antigua colonia y lo considera una “burda injerencia en sus asuntos internos”, pero ni le ha sorprendido ni parece preocuparle demasiado. Ya no existe el temor de los años noventa ante el posible éxodo de los habitantes de un increíble motor económico y financiero. Más allá de la cifra final de personas que se acojan al ofrecimiento, Pekín, creen los expertos, tiene abundante personal cualificado para reemplazarlos. “Es importante considerar la reacción del Reino Unido dentro del contexto del Brexit, con un Gobierno debilitado por su gestión de la crisis del coronavirus y que aún está intentando definir su papel en el mundo”, explica a EL PAÍS desde Hong Kong Tim Summers, asesor del programa Asia-Pacífico del centro británico de pensamiento Chatham House. “Algunos han llegado a la conclusión de que esta idea de Global Britain es bastante imperialista en su planteamiento. Hong Kong fue colonia, y de algún modo parece que Londres esté protegiendo a sus antiguos súbditos. Por eso la medida ha sido tan emocional y nada estratégica, ni calculada con detenimiento. Quizá sea una señal de la fragilidad de esta nueva política”, concluye Summers.

Johnson se balancea, en busca de un complicado equilibrio en el mejor de los casos o sin un objetivo claro en el peor, entre dos presiones contradictorias. Necesita mantener buenas relaciones con China en una era que le obliga a buscar socios comerciales fuertes que reemplacen a la UE. Y debe al mismo tiempo contener -y complacer- la exigencia de Washington y de un poderoso sector del Partido Conservador, de mostrar una actitud más firme y agresiva con el gigante asiático. Y corre el riego de no satisfacer a nadie. “La idea de Global Britain se basaba en gran parte en un incremento comercial con China. Lo ocurrido en Hong Kong, y la actitud del Gobierno de Xi Jinping, ha hecho mucho más complicado conseguir esa relación positiva”, explica a través de correo electrónico Gideon Rachman, el columnista jefe de Política Exterior del diario Financial Times. “En cuanto a la respuesta de Londres, nadie espera que logre por sí misma un cambio en la política china. El Reino Unido solo logrará algo si construye alianzas con otros países, como Estados Unidos o Australia”, sostiene.

Johnson -más el antiguo periodista que el actual político en muchas ocasiones- ofrece la ventaja de ser transparente en sus contradicciones. “El Reino Unido no persigue evitar el ascenso de China. Al contrario, trabajaremos codo con codo en todos aquellos asuntos en los que nuestros intereses coincidan, desde el comercio a la lucha contra el cambio climático. Queremos una relación moderna y madura, basada en el respeto mutuo y en el reconocimiento del papel de China en el mundo”, escribía el primer ministro en las páginas del diario The Times cuando estalló la crisis de Hong Kong. Negro sobre blanco, definía las premisas sobre las que parece basarse una nueva política internacional cuyos objetivos siguen siendo difusos: el mundo es un lugar benigno plagado de buenas intenciones y el Reino Unido goza de autonomía estratégica para escoger aquello que le interesa.

Si la antigua colonia ha sido la prueba del nueve del peso real de Downing Street, el caso Huawei ha sido la ducha escocesa con la que Johnson ha comenzado a entender, como decían los Rolling Stones, que “no siempre puedes lograr lo que quieres”. Su antecesora en el cargo, Theresa May, parecía haberle quitado el problema de encima al tomar la decisión de que el gigante asiático participara en el desarrollo de las nuevas infraestructuras de comunicación 5G en el Reino Unido. Sin tecnología propia equiparable, la empresa china resultaba fundamental para los grandiosos planes de reconstrucción del país prometidos en campaña por el Partido Conservador. Johnson pensó que bastarían algunos retoques para tranquilizar al aliado estadounidense, en guerra declarada contra Huawei, y al ala dura de su propia formación política. Halcones como Iain Duncan Smith o Tom Tugendhat (presidente este último de la Comisión de Exteriores del Parlamento) habían creado el China Research Group (Grupo de Investigaciones sobre China), un aparato de presión para endurecer la postura del Reino Unido respecto a la potencia asiática, después de años de acercamiento y compadreo desde el mandato de David Cameron. China lleva camino de convertirse en el nuevo Brexit de los tories, siempre dispuestos a tener un asunto con el que poder descuartizarse internamente.

Downing Street limitó la participación de Huawei en el proyecto a un 35% y vetó su acceso a instalaciones estratégicas y de seguridad. No contentó ni a Donald Trump ni a los críticos conservadores. Cuarenta de ellos se rebelaron en una votación parlamentaria que señaló a Johnson la grieta que podía desmoronar su aparente holgada mayoría. La posterior decisión de Washington de imponer nuevas sanciones a la empresa tecnológica ha creado “dudas muy serias”, según un informe del Centro Nacional de Ciberseguridad británico, de que Huawei mantenga la capacidad necesaria para colaborar en el desarrollo de la red 5G. En los próximos días, se da por hecho que el Gobierno acabará vetando su participación. “No puedes aspirar a una era dorada si tratas a China como un enemigo”, ha advertido a Johnson el embajador en el Reino Unido, Liu Xiaoming.

Todos los problemas parten de la misma indefinición y desconfianza. Londres quiere retener las ventajas adquiridas durante casi medio siglo de pertenencia a la UE sin sujetarse a ninguna de sus reglas; busca reforzar sus lazos comerciales y estratégicos con Washington sin aparentar servilismo alguno “con una Administración [estadounidense] que sigue siendo una de las más históricamente impopulares en el Reino Unido”, como recuerda Summers; o pretende usar su soft power (el “poder suave”, o la capacidad histórica de influencia del Reino Unido) con Pekín para hacerle entender en qué consisten la democracia y los derechos humanos y retener a la vez sus necesarias inversiones económicas.

El semanario The Spectator, manual imprescindible de cualquier conservador británico que se precie, celebró la salida de la UE con una famosa portada en la que se veía una mariposa con los colores de la Union Jack (la bandera del Reino Unido) que escapaba de la jaula. “Out, and into the world” (libres, para zambullirnos en el mundo), proclamaba la revista. Johnson comprueba ahora que el agua está fría, mucho más fría si se nada solo y sin rumbo, y con más tiburones que delfines.

EL DETERIORO DE LA AYUDA AL DESARROLLO

La decisión anunciada por Johnson de fusionar el Ministerio de Ayuda al Desarrollo con el de Exteriores ha unido en su protesta a ex primeros ministros como el conservador David Cameron o los laboristas Tony Blair y Gordon Brown, además de a numerosos diputados y organizaciones de ayuda humanitaria. La creación de este departamento, con un presupuesto anual de más de 16.000 millones de euros y capacidad para decidir de modo autónomo sus proyectos y objetivos, ha ayudado a impulsar el soft power (poder suave, o capacidad de influencia internacional) del Reino Unido considerablemente.

Creado en 1997 por un Gobierno laborista, supone el 0,7% del presupuesto nacional y ha sido actor fundamental en la lucha contra la pobreza, la violencia contra las mueres o la protección de los derechos humanos. “Durante mucho tiempo ha sido visto como un cajero automático gigante en el cielo” de libre disposición, ha argumentado Johnson para defender la lógica de la fusión. En su remodelación de la estructura del Gobierno, el primer ministro quiere que la ayuda exterior sea un elemento más, incorporado a su Global Britain, en la nueva política internacional. Y que esté coordinada con los objetivos perseguidos en cada momento. La decisión, ha advertido su predecesor Cameron, provocará “menos especialización, menos voces en defensa del desarrollo en las decisiones gubernamentales, y finalmente, menos respeto hacia el Reino Unido en el exterior”.

Análisis semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo. 

TEMAS:

Sigue profundizandose el conflicto entre Atlantistas y Continentalistas

A Política Internacional de la semana:

EEUU versus China Huawei y ZTE sancionadas por USA, senado de EEUU sanciona a China por Hong Kong – China muestra músculo militar en el Tíbet frente a India – Rusia Putin gana por el 75% las elecciones – Rusia, Iran y Turquia realizan la reunión del Grupo Astana – Inglaterra en tanden con EEUU se apodera del ORO de Venezuela – Francia crisis política luego de la derrota del oficialismo en manos de los Verdes – La Pandemia aumenta en América latina

B Análisis Geopolitico de hoy GUYANA:

La ex Colonia del Reino Unido en el Norte de Suramerica, se encuentra en una crisis política -elecciones presidenciales con acusaciones de fraude-, debida fundamentalmente a la vieja política colonialista inglesa de “liberar” territorios, pero dejar en los mismo, montados conflictos étnicos religiosos y culturales. Entre descendiente de los Indios, Chinos, Javenses y Africanos, cuando fueron implantados en esa colonia, como mano de obra barata y también esclava. Pero hoy asumen importancia Geopolitica por el conflicto territorial por el Esequibo con Venezuela y por el descubrimiento de grandes reservas de Petróleo y Gas Con la presencia de Exxon Mobil, y China en su territorio

Mas en Audio:…

Templo Indu en la Capital de GUYANA Georgetown

Por Natalia Arias

¿Por qué Donald Trump ha decidido sancionar a funcionarios de la Corte Penal Internacional en un momento tan crítico? Casualidad será que quienes han sido sancionados y restringidos de visa adicional, son quienes se encuentran investigando si las fuerzas norteamericanas han cometido crímenes de guerra en Afganistán. También son investigadas las fuerzas afganas, quienes presentaron su oposición a la misma investigación.

Ya son 67 los Estados Parte que rechazaron las sanciones unilaterales a través de un comunicado. En América Latina, El Salvador, Guatemala, Honduras, Panamá y Paraguay han decidido abstenerse a su firma. 

Los ya mencionados han sido actores clave este mes, aun así, contextualmente se deben tener en cuenta los recientes sismos en la zona y la necesidad de mantener a salvo a los habitantes. Por ende, a rasgos generales, quiero destacar una serie de cuestiones:

En un primer punto, la entrada en vigencia del T-MEC. Si bien los movimientos no esenciales entre los países están prohibidos hasta el 21 de julio, la circulación de bienes se mantiene, y se intentará reforzar la ya generada interdependencia económica entre las mismas.

En un segundo punto, lo sucedido el pasado 24 de junio: la declaración estadounidense, a través de un comunicado de prensa, de la destinación de una ayuda de 252 millones de dólares para El Salvador, Guatemala y Honduras en calidad de promover la seguridad nacional de EE. UU y disminuir la inmigración ilegal a su territorio. “El reforzar la inversión en el sector privado para abordar el impacto económico de la pandemia es un hecho clave a la hora de alcanzar el éxito a largo plazo, afrontando asuntos de seguridad, gobernanza y prosperidad, que llevan a la inmigración ilegal a los EE.UU” declara Pompeo en el comunicado de prensa, donde además señala que se pretende “ayudar a estas naciones a ser más seguras y prósperas, permitiendo al sector privado liderar las oportunidades económicas y proporcionar asistencia sanitaria”. Considero pertinente reconocer que, de manera paralela, se ha brindado ayuda económica extra para Honduras y para El Salvador, al primero en concepto de ayuda para la pandemia, y al segundo debido a la tormenta tropical Amanda y por la celebración de alianzas/Friendship Day.

Un tercer punto alude a la política migratoria norteamericana. El juez federal Timothy J. Kelly rechazó la política tomada por Trump de prohibir a los migrantes solicitar asilo en la frontera sur, diciendo que el gobierno no justificó el repentino cambio sin previo aviso ni comentario público, habiendo fallas en el procedimiento. Hay que subrayar que la política consiste en exigirle a los solicitantes de asilo que lo hagan primero en los países que se encuentran “en camino” hacia EE. UU, es decir, Guatemala y México.

Concluyendo estos puntos, procedo a destacar los avances en cuanto a alianzas en el territorio.

Por un lado, tenemos a México, donde recientemente el presidente López Obrador, a través de su conferencia de prensa, ofreció detalles de su futura visita a los Estados Unidos el 8 y 9 de julio. Se tratarán temas relacionados al T-MEC y otros temas cuyas “posturas ya conocemos”, según refirió en su conferencia de prensa. Cabe mencionar que, a principios de junio, también se informó por parte de la Secretaría de Relaciones Exteriores mexicana, un acuerdo con el gobierno estadounidense en plan de ampliar los puntos de revisión a lo largo de la frontera común, estableciendo un claro “compromiso de intercambio de información y fortalecimiento de la colaboración”.

Por otro lado, y en relación al narcotráfico, se debe destacar la reciente acción por parte de Panamá, quien, en conjunto con las fuerzas aéreas y navales de los Estados Unidos y la información suministrada por la armada colombiana, logró incautar 1000 paquetes de droga. Esto me da pie para hablar sobre la situación con Colombia, quien el mes pasado ha aceptado los despliegues militares de las tropas estadounidenses que tanto rechaza la oposición, sumado a la reciente donación de 7 millones de dólares para la seguridad alimentaria en épocas de pandemia, ya siendo 30 millones de dólares de donaciones en total.

A fines del mes de junio, el embajador estadounidense en Colombia, Philip S. Goldberg solicitó al presidente Duque y al ministro de comercio que se tomen medidas excepcionales para proteger la inversión extranjera, específicamente, la modificación de la ley 80 de 1993 de contratación de administración pública, quien según Goldberg, asegura que impone trabas a la inversión en proyectos de infraestructura: “La ley 80 de Colombia genera dudas generalizadas a las empresas estadounidenses a desarrollar algunos de los principales proyectos de infraestructura en Colombia, consideran que la ley impone a las empresas privadas requisitos fiscales y de responsabilidad penal poco realistas” Manifestó en el foro virtual realizado por la Cámara de Comercio. 

Otra injerencia a tener en cuenta alude a Paraguay, con quien el gobierno norteamericano decidió reimpulsar la agenda internacional y comenzar a concretar los compromisos ya establecidos el año pasado en relación al comercio, inversiones, etc. Paralelamente a mediados de junio, el informe del Departamento de Estado norteamericano halagó al gobierno paraguayo y a su Secretaria de Inteligencia, al haber catalogado al grupo libanés Hizbulá de “terrorista”.

Ahora bien, los problemas se complicaron para Nicaragua, Venezuela y Cuba, con quienes el gobierno norteamericano mantiene una relación muy tensa, y no es novedad al considerar el rechazo hacia las presidencias que difieren de ideología estadounidense. Puntualmente en Nicaragua, Pompeo ha incluido al gobierno nicaragüense a la lista negra de países que no hacen lo suficiente para combatir la trata de personas, diciendo que no cumplió con los estándares mínimos ni realizó esfuerzos significativos. En la otra cara, el presidente Ortega denunció a fines de mes que el gobierno norteamericano intenta “asfixiar” a Nicaragua con todas estas imposiciones y sanciones -recordemos las ya realizadas en relación a los acontecimientos de 2018-. 

Aludiendo ahora a Venezuela y Cuba, los bloqueos económico-comerciales siguen manifestándose abiertamente. En parte, Estados Unidos sancionó a siete empresas turísticas y financieras controladas por militares cubanos, bajo la justificación de que el gobierno cubano utiliza las ganancias para financiar su interferencia en Venezuela, y mientras tanto, esta última mencionada se opone a las últimas acciones norteamericanas. El gobierno de Trump sancionó a cuatro empresas navales por transportar petróleo hacia el país venezolano, bajo el argumento de que la explotación de crudo para beneficiar al régimen ilegítimo de Maduro es inaceptable. El Tribunal de EEUU decidió además subastar otro cargamento de gasolina supuestamente destinado a Venezuela.

En conclusión, se puede destacar un cierto fortalecimiento de relaciones con respecto a México, Paraguay, Panamá y Colombia, y muchas complicaciones en Nicaragua, Venezuela y Cuba. En un segundo punto, los problemas migratorios han aumentado considerablemente en República Dominicana, Guatemala y Honduras. A nivel de sector privado, se pueden destacar otros problemas: En Argentina, se estableció que el juicio de YPF continuará en los Estados Unidos, y en Chile, el procedimiento de la causa judicial de LATAM sigue entorpeciéndose. Finalmente, se debe recordar la injerencia en torno al reclamo opositor en Uruguay, de que Estados Unidos interviene en decisiones internas que le competen solamente al país, y en Ecuador, el embajador estadounidense mantiene su posición de lucha contra la corrupción, instando a los medios en que sigan investigando los casos y afirmando que Estados Unidos colaborará en lo que pueda.

Natalia Arias Investigadora Junior de Dossier Geopolitico

Fuentes:

https://www.state.gov/united-states-provides-additional-u-s-foreign-assistance-for-el-salvador-guatemala-and-honduras/

https://sv.usembassy.gov/u-s-government-donates-120000-in-emergency-relief-assistance-to-el-salvador-due-to-tropical-storm-amanda/

https://sv.usembassy.gov/u-s-government-provides-additional-5-million-for-tropical-storm-amanda-and-covid-19-relief-on-the-third-annual-u-s-el-salvador-friendship-day-celeb/

DOSSIER GEOPOLITICO: Mientras la sociedad argentina, en medio de una Pandemia Universal, de la cual no ha llegado aún su pico de contagio, en el ínterin, digo; la misma es direccionada a discusiones bizantinas y estériles carentes de la más mínima lógica y que sirven para desviar la atención de los verdaderos Intereses nacionales y de la proyección a futuro de la República en el marco de las nuevas realidades que el Covid-19 vino a desenmascarar, con zonceras, como que nos van a quitar la propiedad privada o que llegan ideologías totalitarias a gobernarnos y temas por el estilo. Además de enfrentarnos estérilmente por una empresa evasora y vaciada por sus propios propietarios. Lo bueno, es que los argentinos descubren; que el río Paraná, (un río Interior) no es controlado por el Estado nacional, al igual que los Puertos de donde salen casi el 80% de la riquezas alimentarias y minerales del País. Y usando el modelo Tero -poner el huevo en un lado y gritar en otro-, los grandes medios nos habla de la depredación de nuestro Mar por flotas extranjeras -eso si solo Chinas, y las Españolas, las Coreanas, las Noruegas, Las japonesas, que, NO depredan (?)- Sabedores que no tenemos Marina de Guerra, especialmente, después del hundimiento del ARA San Juan para ese control y que gran parte del mar económicamente exclusivo está bajo dominio del invasor Inglés, que da permisos de saqueo a esas flotas. Pero la principal sangría está en nuestros propios ríos interiores, digo, que mientras estamos “entretenidos” por esas discusiones. El Mundo sigue girando, y por ello aportamos está analisis del Sancta Sanctorum del Neoliberalismo o FORO ECONÓMICA MUNDIAL o también conocido como Foro de Davos donde nuestros funcionarios en especial los anteriores peregrinaban año a año a participar del besamanos con los poderosos del mundo de las Finanzas Globales. Destacó que el informe fue publicado el 9 de Enero de este año,  cuando aún no había estallado la pandemia y el Covid-19 se concentraba en China, el informe dice:

1 “En 2020, el producto interno bruto (PIB) de Asia será superior al PIB del resto del mundo en su conjunto.

2 “Se estima que esta región representará aproximadamente el 60 % del crecimiento mundial en 2030.”

3 “la región de Asia-Pacífico donde se radique la inmensa mayoría (el 90 %) de los 2 400 millones de nuevos miembros de la clase media que accederán a la economía mundial.”

Con estos datos contundentes se entiende la desesperación Norteamericana de hacerse con todos los recursos de las Américas, incluyendo hasta el Banco Interamericano de desarrollo (BID) controlando todo para poder negociar con algo de fortaleza en el Nuevo Orden Mundial en construcción, con Trump o sin él, esa es la realidad que hoy nos debe llevar a analizar, planificar y negociar: el cómo nos insertamos en este mundo cambiante con posibilidades reales, pues los alimentos y los minerales serán muy importantes, sin seguir depredando nuestros recursos todos finitos, sin casi ningún beneficio; para volver a ser la Nación que nos merecemos en estos tiempos, con una segunda independencia NO de bicentenarios festivos pero intrascendentes a la hora de hacer historia en el Siglo XXI.

Los tres puntos que determina lo que ocurrirá el World Economic Forum, lo adelantamos hace más de 15 años en nuestras libros y publicaciones…LA PANDEMIA ACELERO LOS TIEMPOS…”El futuro llegó”…Argentinos a las Cosas Lic. Carlos Pereyra Mele Director de Dossier Geopolitico.-

En 2020, Asia registrará el mayor PIB mundial. ¿Qué significa eso?

Foro Económico Mundial enero de 2020

En 2020, el producto interno bruto (PIB) de Asia será superior al PIB del resto del mundo en su conjunto. Se estima que esta región representará aproximadamente el 60 % del crecimiento mundial en 2030. También será en la región de Asia-Pacífico donde se radique la inmensa mayoría (el 90 %) de los 2 400 millones de nuevos miembros de la clase media que accederán a la economía mundial.

¿Has leído?

El grueso de ese crecimiento provendrá de los mercados en desarrollo de China, la India y el Sureste Asiático y obligará a empresas, gobiernos y organizaciones no gubernamentales (ONG) a tomar toda una serie de decisiones nuevas. Suya será la responsabilidad de guiar el desarrollo de Asia de manera que sea equitativo y esté encaminado a resolver numerosos problemas sociales y económicos.

Distintos países, distintas perspectivas

Aunque estas estimaciones reflejan un panorama de crecimiento masivo del consumo, la realidad es que los patrones de consumo serán diferentes según los mercados, con tasas de crecimiento que dependerán de la demografía local y otros factores macro. Por ejemplo, como demuestra el trabajo del Foro Económico Mundial sobre el Futuro del consumo en los mercados de consumo de rápido crecimiento, el envejecimiento de la población de China afectará negativamente al dividendo demográfico, pero el incremento de los salarios, la migración urbana, los empleos de servicio y la caída prevista en el ahorro doméstico impulsarán el consumo. El masivo dividendo demográfico y la pujante clase media de la India estimularán el consumo y favorecerán el crecimiento económico.

Entre tanto, Indonesia, Filipinas y Malasia experimentarán un crecimiento notable de su población activa, que dará lugar a un incremento de la renta per cápita disponible. El rápido avance de la economía digital en la región proporciona acceso adicional a quienes anteriormente carecían de servicio y satisfará las demandas de comodidad y eficacia de los consumidores.

Cómo ha crecido el PIB de Asia desde 2014 y su previsión de crecimiento

Un nuevo perfil de consumidor

Todas estas fuerzas macro llevan a una bipolarización del consumo, por la que los consumidores tendrán más fuerza y, al mismo tiempo, demandarán productos y servicios prémium y con buena relación calidad-precio. Es probable que el consumidor del futuro sea mucho más exigente en todo, desde lo que consume (personalizado/localizado/saludable/sostenible) hasta donde compra (omnicanal, compra según su comodidad), pasando por la influencia que reciba (menos de las empresas y más de las comunidades sociales).

Los operadores locales y regionales están ganando terreno

Las empresas locales y disruptivas crecerán más que las tradicionales y comenzarán a alterar el mercado: esta tendencia adquirirá cada vez mayor relevancia y se observa ya tanto en los mercados desarrollados como en los mercados en desarrollo. Los operadores locales más ágiles están ganando gracias a su facilidad de acceso y su conocimiento del medio local. Por ejemplo, Wardah se ha hecho con un 30 % de cuota de mercado en Indonesia centrando su actividad en los cosméticos halal.

Otra ventaja de las empresas locales es el compromiso para capear pequeños temporales. En un conglomerado indonesio, la opinión de los altos ejecutivos pasa por adoptar una visión secular, invertir en ella y mantener el rumbo… y no preocuparse por las fluctuaciones trimestrales o anuales de los resultados.

También observamos la continua aparición de corporaciones multinacionales asiáticas: Huawei en tecnología, DBS en banca, Unicharm y Kao en cuidados personales, y Suntori, Universal Robina e Indofood en alimentación y bebidas, por citar unas cuantas. El emprendimiento ha alcanzado cuotas máximas, con más de 140 empresas unicornio en Asia en 2019. China se sitúa a la cabeza en número de patentes de inteligencia artificial y aprendizaje profundo.

Las principales economías mundiales

Preguntas dirigidas a las empresas

Estamos viviendo una era asiática y, a medida que las empresas elevan sus ambiciones e intensifican sus esfuerzos, han de formularse varias preguntas básicas. Entre las más importantes:

  • ¿Tenemos una estrategia de «futuro con retrospectiva» (imaginar el futuro y después trabajar en las actuaciones necesarias para posicionar a una empresa de modo que pueda competir en 10 o 20 años) que sea adecuada para el dinamismo de la región?
  • ¿Estamos generando ventajas competitivas y modelos de negocio a prueba del futuro?
  • ¿Qué quieren nuestros clientes?
  • ¿Qué nuevos productos satisfarán sus necesidades?
  • ¿Cuál es la mejor manera de interactuar con ellos y darles servicio?¿Cómo manejamos los datos?
  • ¿Tenemos una agenda de sostenibilidad que nos ayude a apoyar este auge del consumo sin perjudicar todavía más al planeta?
  • ¿Cómo debemos organizarnos para aprovechar al máximo esta oportunidad sin precedentes con la máxima agilidad?

Un mercado de trabajo en transformación

Los gobiernos de los países en desarrollo de Asia-Pacífico se están dando prisa para superar la pobreza, la falta de infraestructuras y otros obstáculos importantes para alcanzar al resto del mundo digital. La transformación digital y la Cuarta Revolución Industrial de los mercados desplazarán a los puestos de trabajo existentes y la distribución del empleo entre sectores variará de forma considerable durante este proceso.

Por ejemplo, cabe esperar que aumente el empleo en atención sanitaria, estimulado por el envejecimiento de la población. Sin embargo, es probable que los sectores que utilizan mucha mano de obra, como la fabricación, el transporte y el almacenamiento registren una reducción de los niveles de empleo a raíz de la automatización. Cabe esperar que solo entre los miembros de la Asociación de Naciones de Asia Sudoriental (ASEAN) haya que reciclar a 53 millones de trabajadores. Esta dinámica se complica todavía más por el incremento de la economía bajo demanda (gig economy), que lleva a titulados universitarios a ofrecer sus servicios como conductores de plataformas de servicios de taxi o repartidores de comida.

El nuevo enfoque sobre la sostenibilidad

La sostenibilidad y su impacto ambiental, social y económico también seguirá adquiriendo mayor importancia para los gobiernos y las ONG de la región. Tanto la definición institucional como el ámbito de actuación de la empresa seguirán ampliándose para abarcar temas como la salud y el bienestar o la diversidad y la igualdad. Los inversores también tendrán que poner de su parte: muchos grandes inversores de la región de Asia-Pacífico han comenzado a abandonar sectores primarios como el petróleo y el gas, la minería y los productos agrícolas en favor de modelos de negocio que satisfagan necesidades ambientales y sociales, como las energías renovables y las redes de hospitales con fines de lucro que ofrecen mejor acceso a atención sanitaria a las poblaciones peor atendidas.

Un equilibrio complicado para los gobiernos

Conforme este futuro se vaya materializando, los gobiernos tendrán que hacer cosas bien. Tendrán que hacer reformas adecuadas para el comercio y para los inversores, promover la inclusión social y financiera, invertir en infraestructuras físicas y lógicas y crear asociaciones público-privadas. Tendrán que innovar y reformar la enseñanza para asegurarse de que exista una población activa competitiva y con las competencias adecuadas. Al mismo tiempo, tendrán que equilibrar el progreso tecnológico con la creación de empleo y el reciclaje del talento, el desarrollo económico con la sostenibilidad, y las ventajas de escala con la concentración del poder. De ello dependerá, en gran medida, que el Sureste Asiático esté a la altura de su potencial de crecimiento.

Por Praneeth Yendamuri Partner, Bain & Company
Zara Ingilizian Head of Shaping the Future of Consumption; Member of the Executive Committee, World Economic Forum

Fuente: https://es.weforum.org/agenda/2020/01/en-2020-asia-registrara-el-mayor-pib-mundial-que-significa-eso/ 

Por Omar Ruiz*

El gobierno del Presidente Alberto Fernández ha tomado la decisión de poner nuevamente en agenda, visibilizar y afirmar la cuestión de nuestra soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur. Los anuncios tanto en el mensaje del 10 de diciembre como en la apertura de sesiones en el Congreso de la Nación expresan una voluntad, que comenzó a implementarse con la restitución del rango de Secretaría al área de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur.

En el Congreso de la Nación el día 1° de Marzo, el Presidente, mencionó los tres proyectos que tienen como objetivo “afianzar la soberanía territorial”. El canciller Felipé Sola, sostuvo que las iniciativas “tienen como objetivo fortalecer nuestra presencia soberana, nuestra actividad económica y promover la memoria con hechos concretos, por los héroes de Malvinas”. El Secretario Daniel Filmus, en tanto, consideró que “es necesario encontrar nuevos caminos que nos permitan generar las condiciones tendientes a recuperar el diálogo imprescindible para lograr el ejercicio pleno de nuestra soberanía”.

El primero de los proyectos se refiere a la creación del “Consejo Nacional de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y espacios marítimos correspondientes”, un espacio que permitirá la búsqueda de consensos para una política de Estado que trascienda los sucesivos gobiernos; con una conformación plural que aseguré la participación de mayorías y minorías parlamentarias, la academia, la provincia de Tierra del Fuego, Malvinas e Islas del Atlántico Sur y los veteranos de Malvinas. El Consejo estará presidido por el propio Presidente y elaborará políticas a mediano y largo plazo que conciten el apoyo internacional para enfrentar la situación colonial. La política hacia Malvinas necesita además una plataforma nacional integrada por personalidades de distintos ámbitos, que promueva una concientización en la cuestión Malvinas, para que no sea sólo una efemérides en el calendario y se asocie la misma con su importancia geopolítica para el país y su proyección sobre la Antártida y Atlántico Sur; instando además a un papel activo de la sociedad civil en distintas iniciativas, tanto dentro como fuera del país, para desarrollar una paradiplomacia coordinada con la diplomacia exterior.

El segundo proyecto tiene como objetivo la defensa de los recursos naturales nacionales en el Atlántico Sur y propicia la modificación del régimen federal pesquero para endurecer las sanciones a los buques que pescan ilegalmente en los espacios marítimos bajo jurisdicción argentina o en aguas donde nuestro país tiene soberanía sobre recursos marinos, lo que incluye a las islas Malvinas. En lo que va de la actual gestión de gobierno, se han capturado y aplicado sanciones a tres barcos pesqueros. Es necesario que Argentina busque acuerdos con otros países para evitar la pesca depredatoria en la milla 201 y más allá. Nuestro país debe avanzar en la ocupación del Mar Argentino, impulsar el proyecto Pampa Azul, reconstituir capacidades navales militares y pesqueras; y explotar los recursos transformando la producción primaria pesquera en una industria para generar mayores divisas, valor agregado y empleo, revisando el modelo extractivo.

Por último, el proyecto de ley sobre demarcación del límite exterior de la plataforma continental argentina, en base a la presentación que se realizó en la Convención de Naciones Unidas sobre Derecho del Mar, permitirá defender los derechos de soberanía más allá de las 200 millas, los recursos del lecho y subsuelo del mar argentino y más oportunidades a la exploración y explotación de las riquezas (hidrocarburos y minerales) de nuestra plataforma. Es para destacar el trabajo desarrollado en varios gobiernos por la Comisión Nacional del Límite Exterior de la Plataforma Continental (COPLA).

La falta de voluntad negociadora y de respeto por las reglas del derecho internacional público por parte del Reino Unido está ejemplificada en la actitud que tomó frente a la reciente decisión de la Corte Internacional de Justicia en el caso Chagos, quien a petición de la Asamblea General de la ONU intimó al Reino Unido a restituir en seis (6) meses dicho archipiélago a la República de Mauricio, el plazo operó y el Reino Unido no cumplió, como no cumple también las resoluciones de Naciones Unidas respecto de Malvinas y nueve (9) casos más (Anguilla, Bermudas, Caimán, Turcas y Caicos, Islas Vírgenes Británicas, Montserrat, Santa Elena, Pitcairn y Gibraltar) que se encuentran en el Comité de Descolonización de Naciones Unidas.

Argentina debe insistir con el diálogo por la soberanía endureciendo al mismo tiempo sus políticas frente a la ocupación ilegal.

*Omar Ruiz Integrante de la Red Federal Malvinas 2065 y Observatorio Malvinas.AR

El Profesor Dr. Miguel A. Barrios -Dossier Geopolitico-, junto a los Drs. Lucas Kerr Oliveira y Fabio Borges, trataron el dia 10/6/2020 en una Conferencia Tripartita: La Geopolitica de latino America en el Siglo XXI, Organizado por el Nucleo Estrategico Geopolitico y de Integracion (https://web.facebook.com/neegiunila/ )de la Universidad Federal de Integración Latinoamericana UNILA (https://portal.unila.edu.br/) Ver Video

VIDEO: https://youtu.be/3rDVaJ6fo-g