Se trata de que el mundo que hoy vivimos y se pretende resetear, es un mundo en el cual, desde el inicio de la pandemia y según datos del FMI, la deuda pública global sobrepasa el producto bruto mundial y la deuda pública y privada del sector no financiero lo triplica.

Jorge Casals LLano

Para evitar confusiones, y como definiciones de geopolítica existen casi tantas como autores que se refieran a ella, bueno resulta comenzar por la que consideramos válida porque incluye, además de los mecanismos que se utilizan para incidir sobre el «orden» global establecido y la estrategia orientada a tal fin, el propio «orden», sea el existente o el que se pretende alcanzar. En el mismo sentido y para evitar confusiones, resulta útil aclarar que se parte para el análisis de la premonición marxista de que un modo de producción no es sustituido por otro hasta que este no haya agotado todas sus posibilidades y también de que el intento de manipulación mediática implícito en la declaración de la necesidad del «gran reinicio» está incluido y forma parte de la estrategia, ahora a lo lampedusa, haciendo parecer que todo cambia para que nada cambie.

Resulta imprescindible precisar, para continuar, que al referirnos al «orden» global existente, o más precisamente, al «orden» global todavía predominante, lo hacemos obviamente refiriéndonos al capitalismo, y más precisamente al capitalismo decadente y que por ello mismo, según el Foro Económico Mundial (Foro de Davos) y la revista The Economist, necesita de un «gran reinicio», y a su también decadente paradigma, EE. UU., que su presidente hoy intenta reconstruir.

No parece necesario, aquí y ahora, detallar cuánto significó el capitalismo para el desarrollo de la humanidad. Al menos una parte de los que habitamos hoy el planeta, en particular aquella que vive en el reducido mundo burgués –ni qué decir del 1 % de ese mundo– y la clase media que lo acompaña, alcanza hoy niveles de vida ni siquiera soñados 100 o 150 años atrás, o incluso a finales del pasado siglo, hace solo más de 20 años; tampoco hace falta referirse a cómo ese mismo capitalismo –cuya existencia solo es posible revolucionando constantemente los  medios de producción y expoliando los recursos del planeta que habitamos– ha puesto al mundo al borde de la catástrofe por el calentamiento global y el cambio climático.

Sin embargo, parece oportuno analizar si el sistema agotó sus posibilidades de funcionar y desarrollarse (y cuánto ello se ajusta al anuncio de Marx), incluso si fuera capaz de mantenerse en los estrechos e inhumanos marcos depredadores del egoísmo liberal burgués a que se nos invita por la élite del poder mundial.

Se trata de que el mundo que hoy vivimos y se pretende resetear, es un mundo en el cual, desde el inicio de la pandemia y según datos del FMI, la deuda pública global sobrepasa el producto bruto mundial y la deuda pública y privada del sector no financiero lo triplica; es un planeta en el que el número de pobres se ha incrementado en más de cien millones y en el que han muerto más de ocho millones, mientras que la riqueza de las farmacéuticas que producen vacunas se ha incrementado en más de 350 000 millones de dólares y en el que la riqueza acumulada de las primeras 11 (considerando los precios de sus acciones en bolsa) representa cerca del 16 % del producto bruto mundial y se desempeña en las esferas de los servicios y medios interactivos, la tecnología de hard y software, el comercio minorista en internet, solo una en semiconductores y también una en petróleo.

Es el mismo mundo en el que se pretende firmar (y seguramente se firmará) un acuerdo que garantice que de estallar una guerra convencional esta no derive en guerra nuclear, aunque todos sabemos que EE. UU. se ha encargado de situar los posibles escenarios del inicio de una nueva guerra lejos de su territorio, lo que les resultaría incluso conveniente de considerarse solo sus estrechos intereses geopolíticos incluyen la reducción de las potencialidades (todas) de los participantes directos en los campos de batalla y crearía destrozos que ellos podrían ayudar a reconstruir, claro, como después de la Segunda Guerra Mundial.

Luego del reseteo (reinicio) el mundo que nos espera, o mejor, el que espera el megacapitalismo, pudiera resumirse a partir de lo publicado en The Economist: El trabajo a distancia se mantendrá, en viviendas más tecnológicas y con las condiciones requeridas; la cantidad y la calidad del trabajo serán medidas por plataformas tecnológicas que lo evaluarán según los resultados; habrá una drástica reducción del empleo, pues la Inteligencia Artificial (IA) reemplazará el trabajo vivo cada vez más aceleradamente, sustituyendo primero las labores más sencillas, comenzando por la producción de bienes y servicios y el comercio minorista y luego las más complejas, incluida la educación, que se modificará, y la atención médica, que también lo hará y cada vez más aceleradamente, aumentarán el ocio, la recreación, la alimentación sana…

Pero por más que se busque nada puede leerse sobre cómo se pretende, con el  «gran reseteo», resolver lo relacionado con la pobreza y el desempleo, incluido el que resulte de la aplicación masiva y acelerada de la Inteligencia Artificial, ni siquiera lo relacionado con la urgencia de resolver los problemas del calentamiento global y el cambio climático luego del fracaso de la Cop26 con sus promesas huecas, tan huecas como las del New Green Deal usamericano o el Pacto Verde europeo, y ni qué hablar sobre la regresión social, la derechización del pensamiento y el cuestionamiento a la democracia, lo que por supuesto incluye a la liberal burguesa, rasgos con cada vez mayor prevalencia en las sociedades del denominado occidente, en particular EE. UU.

Y aunque occidente y el mundo posreseteo pretendan pasarlo por alto, en tanto que el «gran reinicio» se concibe como más capitalismo en el que seguirán imponiéndose y cada vez más las megaempresas, los megabancos y el individualismo exacerbado, nadie puede hoy obviar que el consumo en EE. UU., en gran medida, depende no de lo que produce, sino de lo que produce el socialismo en China, y que la energía que consume Europa no solo depende de la que produce, sino también de la que importa no de occidente, sino de Rusia, y que la interrupción de tales suministros no solo llevaría a su encarecimiento, al desmantelamiento de las actividades productivas y a la liquidación masiva de puestos de trabajo, sino que todo ello agudizaría la crisis y la competencia intercapitalista que profundizaría aún más la ya crisis crónica y acercaría la posibilidad de guerras a las que inevitablemente conduce la competencia propia del capitalismo, pero que ya la humanidad y el mundo en que vive no se pueden permitir.

Fuente: https://www.granma.cu/mundo/2022-01-11/la-geopolitica-global-y-el-gran-reinicio-11-01-2022-22-01-00

Por Wim Dierckxsens y Walter Formento

Introducción 

El fracaso de la política globalista de llamada “agenda climática” o “verde” es un hecho de características significativas, que implica el no avance por el mapa de poder trazado por el Globalismo en 1999-2021 y el no regreso al mapa de poder delineado ya por el Continentalismo estadunidense y su fase posterior Tricontinentalista en 1966-2001.

La puja de poder entre la OTAN y la OCS, que asumen la forma de enfrentamiento entre OTAN vs Rusia en la frontera de Ucrania-Bielorrusia y en la frontera interna Kiev-Donbás en Ucrania marca los límites de la OTAN pos Afganistán 2021 para resolver a su favor los conflictos que plantea y que se le plantean. Para la administración globalista, desde la administración Obama a la de Biden, a través de la OTAN, la crisis en Ucrania es el instrumento para evitar por todos los medios que la UE –Europa- consolide su articulación en el proyecto del Mundo Multipolar. Y, por lo tanto, la recuperación de la unidad estratégica de Europa. Para ello, en primer lugar, el Globalismo a través de la OTAN con base de apoyo en Polonia y Ucrania, busca sabotear con “todos los medios” la puesta en marcha concreta del Gasoducto Nordstream-2, que conectaría de modo directo Rusia-y-Alemania. 

La Iniciativa Globalista llamada Crisis Climática o Alternativa Verde han entrado en un momento de crisis terminal, porque los actores-e-intereses que las promovían han perdido la iniciativa, se han dispersado sus “fuerzas” e incluso están en desarrollo conflictos internos que adquieren cada vez mayor relevancia. Esto, por otro lado, se manifiesta como un regreso de las naciones del sur global a una agenda industrial y energética con iniciativa propia en el marco del multipolarismo ascendente.

Por ello, las “paradas” de suministro de energías fósiles en Europa, que ya está expuesta a las primeras olas de frio, se transforman en fuerzas que movilizan, bloquean y generan nuevas situaciones y escenarios, donde emergen y se consolidan estos actores ascendentes e incluso incluyendo nuevos.

Por ello, las amenazas de operaciones bélicas desde la OTAN no van más allá de su repliegue desordenado en Afganistán y ponen de manifiesto su pérdida de capacidades de proyectar poder económico técnico-militar, económico de inclusión social y estratégico cultural. Solo quedando aun la 4ta Ola de Covid-19, nuevamente tomando a la UE (Alemania-GB-Francia-Italia-etc.) como centro.

El «fracaso» de la COP26 y la agenda de la llamada “crisis climática” de la ONU

Hace 12 años, cuando las llamadas naciones en desarrollo se negaron a limitar su crecimiento económico. Luego, hace 7 años en París 2015, cuando nuevamente las naciones en desarrollo –o periféricas a los países centrales– recibieron carta blanca para seguir aumentando las emisiones. Y cuando llegó el momento de la crisis en 2021, las naciones en desarrollo –ahora participando de la Nueva Ruta de la Seda multipolar-, encabezadas por India, China, Sudáfrica e Irán, sabían claramente que no podían hacer funcionar sus economías sin carbón y otros combustibles fósiles, y mucho menos desarrollar cultivos y aliviar la pobreza. Por ello, el “Acuerdo” perdió respaldo o fuerza. 

Entonces, los organizadores de la ONU aceptaron los Hechos concretos y también cambiar la palabra “eliminación” por “fase descendente” lo cual termino de destruir el Acuerdo. Entonces, ahora, podrán seguir quemando todo el carbón que requieran, durante el tiempo que quieran. Entonces, lo que la COP26 realmente ha acordado se reduce a reunirse nuevamente el próximo año 2022. De hecho, se reconoció que las emisiones seguirían aumentando hasta 2030. Incluso, el llamado “Tercer Mundo” exige cada vez más. Las “naciones en desarrollo” plantean que se incremente el financiamiento para la adaptación al cambio climático, no quieren dinero para paneles solares. Prefieren tenerlo para desarrollar “capacidades” para enfrentar lo que el “cambio climático” de las transnacionales globales “produce” social y ecológicamente.

En la reunión en Glasgow-Escocia del COP26, hemos visto el principio del fin de la agenda climática de la ONU. El final del camino o de una estrategia discursiva del Globalismo que legítimo, desde fines de 1990, la deslocalización industrial desde los países centrales a los periféricos del tercer mundo, como modo de manifestarse el despliegue del Globalismo Unipolar Transnacional. Redefiniendo las realidades e incluso el modo cómo lo denominamos, su conceptualización: de País Central o Desarrollado a Norte Global y de País Periférico o Subdesarrollado a Sur Global. Pero en 2021, 30 años después, en un marco general internacional donde la Iniciativa Estratégica ya paso y está en “manos” de las Naciones que promueven el despliegue de la estrategia Multipolar Plurinacional. 

Esto nos muestra que los llamados “países en desarrollo” de todo el mundo se ponen de pie y se niegan a reducir el consumo de combustibles fósiles, porque saben que no tienen otra alternativa hoy, si su objetivo es desarrollar sus economías, naciones y dar a sus pueblos inclusión social y política, una mayor capacidad de consumo de bienes y servicios económicos y culturales, y una vida mejor. Pero también es claro que los actores trasnacionales-financieros-globales ya no pueden imponer sus condiciones para producir de modo global, según el orden disperso local-nacional que ellos “necesitan”, según un criterio de maximización de tasa de ganancia transnacional global. 

Los precios del gas en la UE, el NS2 y el cierre del oleoducto de Bielorrusia

Los precios europeos del gas natural continúan subiendo después  que  se “observaron” retrasos en el gasoducto Nord Stream 2 a fines de noviembre y, además, ahora un importante gasoducto de crudo de Rusia a Europa ha “detenido temporalmente” los flujos, debido a «reparaciones no programadas». 

El gigante de las exportaciones Transneft escribió: «Se iniciaron reparaciones no programadas en uno de los ramales del oleoducto Druzhba, limitando el flujo en dirección a Polonia durante aproximadamente tres días”. El operador de la sección bielorrusa, dijo que el mantenimiento comenzó el 16 de noviembre. Habiendo restringido el bombeo [de crudo] hacia Adamowa Zastawa [en Polonia] provisionalmente durante tres días, pero el plan para el mes no se revisa», dijo Transneft. 

https://assets.zerohedge.com/s3fs-public/styles/inline_image_mobile/public/inline-images/pipe_1.png?itok=Xnel9rcY

Druzhba es una de las redes de oleoductos más grandes del mundo. Su red se divide en dos y bombea el crudo a una sección norte, Polonia y Alemania, y una parte a la sección sur, Ucrania a Eslovaquia, la República Checa y Hungría.

Las reparaciones no programadas, se producen días después de que el líder bielorruso Alexander Lukashenko  amenazara  con cortar el suministro de gas de tránsito de Rusia a Europa debido a una “crisis migratoria” en la frontera entre Bielorrusia y Polonia. Esto se agrega al ahora retrasado proceso de aprobación para el gasoducto Nord Stream 2.

El regulador de energía de Alemania, anunció el martes que suspendió el proceso de certificación para el nuevo  gasoducto que  conecta Alemania y Rusia, luego de dictaminar que el operador que ésta dentro de Alemania no cumple con las condiciones establecidas por las leyes en Alemania.

La empresa “Nord Stream 2 AG”, que tiene su sede en Zug (Suiza), ha decidido no transformar su forma legal existente. Solo fundar una subsidiaria bajo la ley alemana únicamente para gobernar la parte alemana del oleoducto. Entonces, el índice de referencia europeo para el Gas, ha subido al menos un 33% esta semana. 

El cierre por mantenimiento de Druzhba y el retraso del proceso de certificación de Nord Stream 2 llegan en el peor momento posible. La UE se enfrenta a una crisis energética masiva. Mientras, los niveles de almacenamiento de gas natural en Europa son los más bajos desde 2013. Y estos retrasos “inesperados” en los flujos de gas natural y crudo de Rusia a Europa se dan antes de la  primera ráfaga fría de la temporada invernal, ya que la inflación energética y las interrupciones de la cadena de suministro, debido a la crisis energética y la pandemia, podrían combinarse de un modo “complejo” en un «invierno de descontentos», alimentando inestabilidades socioeconómicas en Europa. 

Estados Unidos, Biden y la “Caída de las reservas SPR

La administración de Biden estaría absolutamente “preocupada” por detener la subida de los precios minoristas de la gasolina en EEUU. Incluso habría hecho una “movida” donde solicito al presidente Xi que liberara parte de la Reserva Estratégica de Petróleo de China, pero JPMorgan-Texas ha confirmado que era «muy poco probable» que esto sucediera. De hecho China accedió pero aún siguió la tendencia al alza del petróleo.

Resulta que el SPR estadounidense ha experimentado reducciones durante 10 semanas consecutivas, durante las cuales se han retirado más de 15 millones de barriles de crudo. 

Como podemos observar la tendencia descendente en el uso y perdida de SPR -reservas estratégicas- viene desde marzo-septiembre de 2020, cuando una serie de crisis internas de poder en EEUU sucedieron ej.: la puja de poder y enfrentamiento entre dos fracciones financieras en el mercado de TICS, que impacto sobre el conjunto de las empresas que cotizan. 

https://assets.zerohedge.com/s3fs-public/styles/inline_image_mobile/public/inline-images/bfm6268.jpg?itok=U7UJ2uom

Con 606 millones de barriles, la SPR está en su nivel más bajo desde 2003, y parece que habrá más caídas. Como señala Bloomberg, la retirada de 3,25 millones de barriles del SPR es la mayor en más de una década. Aunque la tendencia a la perdida de Reservas Estratégicas de Petróleo comenzó en 2011, en la pos crisis financiera global de 2008-2009 y no ha sido revertida aún. 

Desde la liberación coordinada de las reservas de emergencia –SPR- en marzo-septiembre de 2011 y el llamado “levantamiento libio o de Gaddafi” con el “concurrente asesinato de Muammar Gaddafi” en octubre de 2011 por la OTAN, no se habían “gastado” tanto de las cavernas de almacenamiento en una sola semana. Además, también está claro que el “uso” de SPR –Strategic Petroleum Reserve-, del que tanto se habla, se está produciendo sigilosamente. 

Pero hay algo más, a pesar de liberar reservas estratégicas de petróleo               durante 10 semanas seguidas, los precios de la gasolina en el surtidor en EEUU han aumentado más del 7%. Por lo tanto, el uso de reservas estratégicas no está destinado al mercado interno norteamericano. ¿Tal vez están siendo destinadas a consumos presentes y futuros de la OTAN? Como en el 2011. Incluso es importante tomar nota que, EEUU y Biden han decidido dejar de confrontar con las empresas de combustibles fósiles.

https://assets.zerohedge.com/s3fs-public/styles/inline_image_mobile/public/inline-images/bfm37FF_0.jpg?itok=whf9Hypk

Pero, aunque el aumento de voces y diálogos sean crecientes, lo concreto es que el precio del petróleo internacional viene subiendo desde noviembre de 2020 de modo acelerado y sin interrupciones, aunque a partir de octubre-noviembre de 2021 se ha acelerado del mismo modo que lo hizo este febrero-marzo de 2021. 

Putin y Biden, reunión marco y juego de sombras

Estaba confirmado que Vladimir Putin y Joe Biden tendrían lo que se anuncia como una conversación «larga» (mediante video). Teniendo en cuenta las “tensiones extremas” que están teniendo lugar entre Estados Unidos, la OTAN, la UE y Rusia-OCS, este evento es nuevamente definido como un momento decisivo. 

Veamos qué han estado haciendo las dos partes: EEUU ha aumentado las “tensiones” lo más alto posible, tanto con una avalancha de declaraciones belicosas como mediante la participación en ejercicios de «acoso menor» cerca de la frontera rusa. La principal (y única) ventaja de esta estrategia previa a las negociaciones es que cuesta muy poco dinero y tiene un efecto de relaciones públicas, hacia adentro, importante. Las dos principales desventajas de esta estrategia previa a las negociaciones son 1) tienden a llevar arrinconar, limitar los márgenes, a Biden, de modo que cualquier tipo concesión, por razonable que sea, puede ser presentada como una “rendición ante el malévolo Putin” lo que lo debilitaría principalmente hacia adentro de Estados Unidos con los Republicanos comandados por Texas-Florida; y 2) en la Rusia-OCS saben que todo este ruido de sables es solo “humo” y, bien leído, un signo de debilidad. Por lo tanto, es solo una jugada para adentro del Unipolarismo Financiero en EEUU principalmente, pero también para intentar reducir los márgenes de acción en la UE continental de Alemania-Francia-Italia-España-etc., y de Escocia en el RU. 

Rusia ha hecho protestas verbales comparativamente «más fuertes» y ha mencionado «líneas rojas» que el Imperio Global (en la OTAN) ha ignorado por completo. Rusia, también, han realizado movimientos militares reales que han preocupado a la OTAN, incluido el repentino lanzamiento hacia el Pacífico de todos los submarinos estratégicos de la Flota Rusa de ese océano.

El problema podría llegar a plantearse de este modo: «Biden» ha “permitido” que los continentalistas ruso-fóbicos coloquen a la Administración Biden en el mismo rincón, donde esos mismos locos de Texas-Florida “atraparon” a Trump: un lugar donde no hay márgenes para negociaciones significativas. El problema principal es que en el mundo real (a diferencia del Hollywood y del de las TICs-IA), es Rusia-OCS la que está en una posición de fortaleza, mientras que Estados Unidos-OTAN están en una posición de vulnerabilidad significativa, tal como lo muestra la salida de la OTAN de Afganistán y el modo en cómo se constituyó la AUKUS.

En otras palabras, es extremadamente improbable que Rusia-OCS hagan concesiones importantes en algo, aunque solo sea para ganar tiempo. Rusia-OCS no quiere ni necesita una guerra en ningún lado, por lo que probablemente esté dispuesta a hacer concesiones relativamente menores, pero solo políticas. En términos militares, Rusia-OCS están ahora «prestos» y no se retirarán a menos que el llamado Imperio-Global-OTAN otorgue concesiones legalmente vinculantes y verificables para garantizar la seguridad de Rusia en su frontera occidental. 

La cuarta ola de Covid-19: ¿Hay condiciones para una rebelión?

En los últimos días de noviembre, la prensa corporativa y los gobiernos mundiales han producido una increíble cantidad de ruido sobre una nueva variante de COVID, la variante «Omicrón», que se habría detectado en Sudáfrica y Botswana. El pánico actual de la nueva cepa llega después de las “revueltas populares” en Europa contra las amenazas de nuevos cierres de la economía y la imposición “autoritaria” de la vacunación, cuando los casos de COVID-19 estaban aumentando en Europa. Señalan que la 4ta-Ola podría ser más grande que todas las anteriores y, por lo pronto, aún más entre los ya vacunados que los no vacunados. Se observa una “obsesión” para vacunar a toda la población sin excepción. El acento, por el momento, cae más sobre la vacunación obligatoria que sobre el confinamiento. Particularmente porque la 3ra dosis de vacunación podría significativamente limitar el poder de “daño” de la 4ta-Ola u Omicron.

Los vacunados, sin embargo, pueden contribuir justamente al desarrollo de variantes del virus y pueden acelerar la propagación del COVID, afirma el Dr. Günter Kampf, profesor asociado de higiene y medicina ambiental en la Universidad de Medicina Greifswald, Instituto de Higiene y Medicina Ambiental en Alemania. Como se demuestra en la revista del establishment The Lancet. El Dr. Kampf constituye una excepcional voz disidente en el establishment sobre las vacunas COVID-19. La nueva variante de Covid-19, «Omicrón», se observó primero en Sudáfrica, único país africano con niveles altos de vacunación. El Dr. Kampf afirma asimismo que la inmunidad generada por una infección por COVID es más duradera que la inmunidad obtenida por vacunación, ya que la misma pierde rápidamente efectividad.

Según datos del Johns Hopkins, las vacunas tampoco constituyen ningún ´salvavidas´ contra Covid-19 ya que el número total acumulado de muertes relacionadas con la enfermedad Covid-19 en el año 2021 y reportadas al 22 de noviembre en EEUU (con más de un mes por delante), superó la cifra de 386500 casos, cifra por encima de las 385300 muertes observadas en el año 2020. Esto ha sucedido a pesar del hecho que en el año 2020 no se vacunó a ningún estadounidense, contra el 59% de todos los estadounidenses vacunados en 2021. Entonces, nos preguntamos: ¿por qué las personas no pueden tener derecho a elegir si dejar vacunarse o no dejar que una vacuna “entre” en su cuerpo? La único que sabemos fehacientemente es que la élite globalista necesita y está decidida a imponer su ´Económic Reset´: imponer un orden de poder consistente con sus intereses financieros unipolares globalistas.  Este Economic-Reset ya no solo está planteado en relación a los Continentalismos Unipolares norteamericano, del RU, de la UE, etc. Sino también y principalmente al Multipolarismo Pluriversal Plurinacional de los Pueblos. Para ello quiere y necesita fomentar la obediencia masiva a fin de poder imponer el New Reset Global.

Las vacunas Pfizer y AstraZeneca no se habrían aprobado, si los gobiernos hubieran exigido seis meses entre una y otra dosis en lugar de dos, debido a la severa disminución de la eficacia de la vacuna conforme pasan los meses. Lo anterior concluye el epidemiólogo Dr. Paul Elias Alexander, quien fue asesor consultor de evidencia de la pandemia de COVID de la OMS y la OPS en Washington, DC (2020) y ex asesor principal de la política de la pandemia de COVID en salud y servicios humanos (HHS) en Washington, DC, quien publicó un artículo para el Brownstone Institute con una lista de 130 estudios de investigación sobre la inmunidad natural a COVID. El doctor señala que: “Los funcionarios de salud pública y el establishment médico están engañando al público con afirmaciones de que las inyecciones de COVID-19 brindan mayor protección que la inmunidad natural. A diferencia de la  protección a corto plazo que  ofrecen las vacunas, la protección obtenida por la infección ha demostrado ser duradera y amplia.  Lo lógico sería tener un debate sobre qué hacer entonces. 

Observamos, sin embargo, que hay una obsesión a nivel internacional para tener vacunados el 100% de la población a toda costa y aplicar una tercera o cuarta vacuna. Para el mes de diciembre de 2021 podemos esperar la implementación de medidas más autoritarias: más gente vacunada y quienes se resistan podrán estar expuestas a penas cada vez más duras particularmente en EEUU. Los no vacunados serán considerados parias de la sociedad. Las vacunas contra el COVID-19 figuran como el boleto para acceder a los “privilegios” de la vida comunitaria. 

¿Cuál es la razón? Condicionan a la población a la idea de que el ser parte de la sociedad no es un derecho, sino depende de la medida en que uno esté dispuesto a cumplir con los dictados del gobierno, no importa cuáles sean. Estos mandatos de COVID-19 a la vez han creado y podrán crear un nuevo escenario de grandes protestas a nivel internacional, amenazando con otro fracaso para las fuerzas globalistas de poder imponer su Economic Reset. La lucha gira especialmente en torno a la autonomía corporal y la soberanía individual ante el asalto masivo, coercitivo y autoritario y al derecho a la soberanía individual sobre la propia vida.

Hemos de entender que después de la derrota en el COP26-Escocia, los actores globalistas se encuentran en una situación “desesperada” para imponer su Economic Reset de cualquier “modo”. Las transnacionales de la comunicación global y los “gobiernos globalistas” han producido una increíble cantidad de ruido sobre la nueva variante de COVID, la «Omicron». Al igual que con los episodios de histeria-19 en el pasado, la misma fue fomentada por las fuerzas globalistas.

La nueva variante de “histeria” se originó en el Imperial College del Reino Unido. El Imperial College ha sido la fuente de innumerables versiones de la propaganda de una «nueva cepa» de Covid-19 a fin de llevar el “miedo” por terrorismo comunicacional virtual a nivel mundial.  No hay motivo estadístico de alarma sobre esta nueva cepa ya que es una más de las miles y miles de mutaciones en el coronavirus.  

Pero, a partir de la alarma, sí observamos en los últimos días de noviembre y los primeros de diciembre de 2021 un reforzado acuerdo entre el Estado tecno-corporativo global y el gobierno de los Estados Unidos sobre los “mandatos” de las vacunas. Es simplemente la manifestación desesperada de las fuerzas fascistas-globalistas para “derrocar” la república constitucional y anular los derechos individuales. La tarea, sin embargo, no es fácil y podría ser causa no solo de rebeliones callejeras en relación con o producto de choques entre las fracciones oligárquicas de capital que componen a la fracción financiera Globalista-OTAN, Nueva York-San Francisco, y a la fracción financiera Continentalista-SouthCom, Texas-Florida. 

Una encuesta realizada en EEUU por la Sociedad para la Gestión de Recursos Humanos estimó que el 28% de los estadounidenses empleados no están dispuestos a recibir una vacuna anti-COVID, incluso si eso significara perder sus trabajos. Aunque OSHA (la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional) exige a los empresarios con más de 100 trabajadores que vacunen a sus empleados. Aquellos que se nieguen a vacunarse, pero conserven sus trabajos, tendrán que dar negativo en la prueba de COVID semanalmente. Las empresas que no exijan que sus empleados se vacunen enfrentan multas de hasta $ 13,653 por tal violación  y 10 veces dicha cifra por violaciones intencionales o repetidas. 

La administración globalista de Biden está recibiendo mucha resistencia. La Corte de Apelaciones del 5to Circuito de los Estados Unidos en Nueva Orleans avaló la decisión de una instancia inferior, de poner en suspenso la orden considerada inconstitucional de Joe Biden para que las empresas con 100 trabajadores o más exijan vacunas contra el COVID-19. El tribunal argumentó que el mandato de la vacuna «plantea serias preocupaciones constitucionales» y excede la autoridad del gobierno federal». El fallo provocó desafíos legales en al menos 27 estados, así como de grupos empresariales y religiosos que argumentan que el mandato es inconstitucional. Hasta ahora, alrededor de 24 estados federales han presentado demandas contra los mandatos de vacunación de Biden. 

También a nivel de ciudades se observa la resistencia. En EEUU ya hay una ciudad en estado de rebelión: La ciudad de Oroville, California, se ha declarado a sí misma una “República Constitucional”, independiente de las órdenes ejecutivas emitidas por el gobierno federal y en protesta por las vacunas obligatorias, los confinamientos y los mandatos de máscaras impuestos por la administración Biden. El vicealcalde Thompson explicó: ´Creo que, en todos lados, pero especialmente en California, el tejido mismo de nuestra nación se encuentra en una encrucijada de cuánta autoridad dejaremos que obtenga el gobierno central. No creo que nadie gane cuando el gobierno central tiene mayor autoridad, enfatizó Thompson´, y agregó que ´cada vez que se pierde la libertad, generalmente se necesita un derramamiento de sangre para recuperarla. También a nivel de grandes fabricantes de automóviles observamos resistencia. Las tres grandes empresas continentalistas anti-globalistas de EEUU: Ford, General Motors y Stellantis, han acordado no exigir vacunas para los miembros del sindicato UAW.

En este punto podría surgir la pregunta: ¿cómo reaccionaría el ejército ante eventuales rebeliones sociales? También aquí nos encontramos con hechos concretos, que sorprenden. La Guardia Nacional de Oklahoma ‘rescindió’ el requisito del Pentágono de que los miembros del servicio reciban la vacuna COVID-19. El Pentágono no puede tomar medidas al respecto porque no es su jurisdicción, las tropas de la Guardia Nacional responden ante sus gobernadores.  

Es cierto también, que la gran mayoría de los fondos de la Guardia Nacional provienen del gobierno federal, que amenaza en cortarlos. Sin embargo, la única forma en que Oklahoma ‘perdería’ cualquier financiamiento federal sería por no cumplir con el Artículo 32, es decir, al ignorar el orden legal de la autoridad civil elegida, en este caso, el propio gobernador de Oklahoma quién está del lado de los “revoltosos”. Pero, en ese caso, el gobierno de Biden, donde dominan los Globalistas (Blackrock-Soros-Yellen-etc.), aparentemente no contaría con el ejército de los Estados Republicanos (la mayoría en números) para poder enfrentar la rebelión. 

Los Estados y Ciudades con población mayoritariamente republicana siguen luchando en todos los niveles contra los mandatos “autoritarios” de los intereses globalistas en el gobierno de Biden. Estos serían los modos y características que va asumiendo la puja de poder entre los intereses y oligarquías financieras Globalistas-vs-Continentalistas en Estados Unidos. Dando forma, modo y contenido a la guerra civil larvada que se viene desarrollando desde que el Gobierno Clinton-Globalista derogo la ley Glass Steagall en 1999, liberando todo el poder de las grandes Bancas Financieras de Inversión para que controlaran y subordinaran a la Banca Comercial. Y a partir de esto a las industrias. Claro que inmediatamente los Continentalistas de Texas-Florida respondieron con los golpes en las llamadas: “Caída de las Torres Gemelas” en 2001 y “Caída del Lehman Bothers-Citigroup” en 2007-08. 

Y, el 9 de diciembre de 2021, un número creciente de diputados y senadores demócratas en la Cámara y el Senado se están uniendo a los republicanos para confrontar rechazando las demandas de los globalistas en el gobierno de Biden, de imponer que las vacunas sean obligatorias. Los oponentes de éste mandato globalista argumentan que es inconstitucional. En este contexto, los tribunales que están tomando medidas para bloquear el mandato de “Biden”, no encontrarían mayor oposición en eventuales apelaciones ante la Corte Suprema. 

Mientras en Europa, el primer ministro británico, Boris Johnson, también en línea con los intereses pro-globalistas, contempla imponer su ronda de restricciones. Mientras, otros líderes europeos solo advierten que no se excedan al imponer otra ronda de bloqueos o estrictos mandatos de vacunas. El director regional de la OMS, Hans Kluge, afirma que se debe considerar el efecto que los mandatos tienen sobre la «confianza pública y pide que las naciones europeas eviten hacer que las vacunas sean obligatorias.  En el Reino Unido, un importante programa de televisión eliminó una encuesta vía Twitter (globalista) luego que mostrara que el 89% se oponen a las vacunas obligatorias, en una muestra de 42 mil encuestados. 

La credibilidad de los políticos ligados a las fuerzas globalistas que perseveran para imponer el Economic Reset a través de mandatos verticales, que esperaban poder implementar a partir del terror, el aislamiento y el ensimismamiento que causa el Covid-19, se pierde y no solo en Estados Unidos. Entonces, ¿qué otra medida les queda a los intereses globalistas para poder imponer su Economic Reset, cuando no pueden avanzar resolviendo la barrera que les imponen los Continentalismos y Localismo oligárquicos en cada nación: EEUU, Gran Bretaña, etc.  

¿Estarán preparando hacer que estalle una gran crisis bursátil, que las fuerzas globalistas han pospuesto hasta la fecha? Esta nueva crisis financiera global para imponer un escenario de guerra financiera globalista, tendrá márgenes para poder imponerla cuando es escenario internacional muestra a los actores multipolares-plurinacionales-pluriversales en la OEEA-OCS con márgenes de maniobra que les permiten hasta ahora neutralizar cualquier escenario de desestabilización global que impulsaran las fuerzas unipolares financieras, ej.: La salida relámpago de la OTAN de Afganistán o La provocación de la OTAN en Kiev contra Rusia, Ucrania y Bielorrusia.  Pronto lo vamos a ver, pero una cosa es segura, el proyecto multipolar sigue consolidando sus posiciones y sorteando los escenarios de guerra militar que le plantea la OTAN en diferentes momentos, situaciones y regiones. Aunque la OTAN este y de muestras de estar en una situación de debilidad técnico militar.

El Regreso del Reino del Medio

Nos encontramos en medio de una transición de carácter civilizatorio, una transición de un mundo Unipolar hacia otro Multipolar. El Proyecto Multipolar, en tanto que iniciativa estratégica del Siglo XXI, no solo es dominante ya en todas las naciones de la masa terrestre continental Eurasiática. También existe una tendencia clara y definida para que las iniciativas de hacer parte a otras naciones como México, Argentina, Brasil, Perú, etc. y regiones como la CELAC, etc., avancen de modo claro. Al igual que para África. Conformando de esto modo un dialogo de civilizaciones pluriversal, plurinacional y multipolar.

Consideramos que la China multipolar en los BRICS, con el proyecto de la Nueva Ruta de la Seda, permite invertir la lógica del valor-capital. La racionalidad económica en China no está autonomizada a partir de valor-capital. El Estado Nacional en China puede invertir la lógica y en estos días de la llamada “Crisis de Evergrande” ya está dando muestras que las inversiones hacia el ámbito improductivo parasitario están siendo frenadas, para evitar su desconexión con la economía real. 

Evergrande, que tenía más de 300.000 millones de dólares en pasivos a junio, se convierte en la mayor ´víctima´ de los esfuerzos del presidente Xi Jinping para tomar medidas enérgicas contra el libre sector inmobiliario y frenar la especulación inmobiliaria. Como señala Bloomberg, «la renuencia de Beijing a rescatar al desarrollador envía una clara señal de que el Partido Comunista no tolerará acumulaciones masivas de deuda que amenacen la estabilidad financiera». También es una señal de que los multimillonarios que hicieron su fortuna con negocios inviables no serán salvados ni rescatados. Por ello, los tenedores de bonos offshore son los últimos en la fila para el pago y ciertamente tendrán que aceptar recortes, posiblemente de un 80%. El mayor perdedor en términos de dólares es el fundador de Evergrande, Hui, quien a partir de la caída en el precio de las acciones de Evergrande ha visto reducir su  riqueza en un 73%, según Bloomberg. 

China hace los mayores esfuerzos para limitar las consecuencias en el mercado inmobiliario más amplio y para reducir el contagio más allá del sector, en un país donde los bienes raíces representan aproximadamente una cuarta parte de la producción económica y hasta el 75% de la riqueza de los hogares. La compañía informó el 5 de diciembre que los representantes del gobierno de Guangdong han ocupado la mayoría de los asientos en un nuevo comité de gestión de riesgos. Estamos, en otras palabras, en camino a la estatización de facto de las empresas privadas en problemas, pero sin salvar a los accionistas y menos aún al capital foráneo.

En lugar de invertir dinero en el circuito improductivo, la otra opción que China tiene, al conducir de facto las empresas, es cambiar la racionalidad económica, es decir, impulsar otro modo de producción que sí tenga respuestas para re-vincularse con lo productivo sin destruir la naturaleza, sin afectar negativamente el medio ambiente. Que, en lugar de acortar la vida media de los productos finales e intermedios, pueda decidir prolongar su vida media. Que pueda priorizar los productos (alargar su vida útil y su calidad) según las necesidades de la población, frenando el consumismo en beneficio exclusivo de las corporaciones y como motor del capitalismo, es lo que lleva claramente al llamado “cambio climático” y a la destrucción de la naturaleza y toda la vida animal. 

Con el desarrollo existente de la Inteligencia Artificial es posible hoy no solo conocer las necesidades populares, no para manipularlas a favor de las ganancias y los intereses exclusivos de los grandes consorcios, para generar productos y servicios en función de la vida misma de los Pueblos, de la Comunidad-Mundo. En un primer momento tal vez en China, pero con la potencialidad de incluir al mundo multipolar como un todo, donde nadie debería estar excluido y, particularmente, tampoco el Pueblo de Estados Unidos.

La Vía Oriental siempre ha construido comunidad e interés comunitario por sobre el interés individual. La Vía Occidental desde el neolítico tardío ha construido sociedad a partir del interés individual y la individualidad. En la vía occidental, a partir de la individualidad no hay modo de construir sociedad que logre alcanzar el Bien Común (Dierckxsens 2013). Nunca a partir de intereses privados en conflicto: entre amos y esclavos, señores feudales y siervos, ni entre capitalistas y trabajadores asalariados que operan en competencia o en conflicto de intereses particulares, hay modo de alcanzar el Bien Común y menos aún en su crisis final. La realidad actual en Occidente se dirige hacia una centralización de riqueza cuasi infinita, en manos de corporaciones económico-financieras en conflicto entre sí, con la exclusión cada vez más consolidada de grandes y crecientes mayorías de población.

En la historia Oriental (así como en la historia de la América precolombina, de Egipto, etc.), se conserva el concepto de lo comunitario/pueblo frente al desarrollo de intereses particulares o individuales occidentales. Es la historia de una comunidad directiva o meritocratica que dirige las obras colectivas para la sociedad como un todo, es decir en principio para las comunidades de base/pueblo. Este bagaje histórico aún se manifiesta en la China de hoy. La meritocracia tiene márgenes de explotar la comunidad de base/pueblo al apropiarse de una parte determinada (mayor o menor) del excedente para sí. Explotación de y en solidaridad con el pueblo no son excluyentes en la historia oriental. Mientras lo colectivo y re-productivo predomina sobre lo privativo, existe mayor legitimación de la meritocracia y si sucede lo contrario, la meritocracia se revela como clase dominante explotadora y en su extremo obsoleta y estalla la rebelión contra esta clase explotadora. 

La caída de una dinastía y consecuente desintegración de la gran comunidad implicó en la historia de China el abandono de las obras re-productivas. Lo cual llevo a que sea sucedida por otra comunidad directiva, a menudo en otro lugar, para volver a integrar comunidades a fin de levantar obras productivas colectivas. Esta es la historia cíclica y milenaria de Oriente en general y de China en particular, donde imperaba por milenios el Modo de Producción Tributario. 

La realidad de hoy es que en los trabajos colectivos (incluyendo la Nueva Ruta de la Seda) que impulsa la actual meritocracia (el partido) predominan los productivos, aunque en la China de hoy no se excluye la apropiación privativa, pero se la controla cada vez más con sanciones, como en el caso de Alibaba y Tencent por ejemplo, por sus fusiones monopolistas. No es extraño en este contexto observar un apoyo popular muy grande para su gobierno socialista en la República Popular de China, con rasgos históricos milenarios claros.

¿Ha formulado China ´Un Nuevo Manifiesto Comunista’?

Durante los últimos días del Foro sobre el Cambio Climático en Escocia (COP26) con su fracaso estructural, que marcó el comienzo del fin de la “agenda globalista de la crisis climática de la ONU”, también tuvo lugar en Pekín el sexto pleno del Partido Comunista de China. En dicho evento, dirigido por Xi Jinping, se adoptó una resolución histórica, solo la tercera en sus 100 años de historia, que presenta una visión para el futuro. Una visión que supone un Hecho Político internacional o geopolítico importante: China está de regreso. El «renacimiento» de China”, que implica en términos económico políticos “volver reposicionarla como centro del Mundo”. En el lugar que le “corresponde” según una historia larga que contiene al menos tres mil años de historia: ubicar al país justo en el centro del mundo, del Mundo Multipolar. Es decir, el regreso del Reino Medio. Claro que, al observar en espacio geográfico-político de China + Rusia + India, esta figura del Reino del Medio o del Heartland + el Rimland muestra su potencia para ser, incluir e integrar a todas las naciones. Pero particularmente neutralizar primero a la OTAN-Globalista e incluir luego a todo Estados Unidos, Gran Bretaña y la UE. 

Ya durante su primer mandato, Xi logró imprimir un nuevo marco de ideas-fuerza político-culturales. El Partido, en tanto que comunidad superior, debería conducir la economía hacia «la nueva era», utilizando mecanismos de regulación y supervisión para orientarla hacia el Bien Común de la comunidad de base – Pueblo. Controlando, por ejemplo, la esfera financiera improductiva parasitaria de la “banca en la sombra” o Shadow Banking, contener la expansión de la deuda pública, orientar el crédito a la inversión productiva y supervisar la extensión del crédito. Pekín no tardó mucho en intervenir en Evergrande ante los riesgos de la esfera financiera, “sin salvar ni considerar de modo preferencial” que puedan existir bancos “demasiado grandes para dejarlos caer”. Beijing –Pekín- ha intensificado, de este modo, sus esfuerzos para frenar a los desarrolladores inmobiliarios muy endeudados y pretende alejarse de un modelo de crecimiento económico impulsado por la inversión y la deuda. 

El papel del partido, en este caso, cumple las funciones de la comunidad directiva general que fomenta las alianzas público-privadas, pero no a costa del Bien Común, controlando el interés privado para priorizar los objetivos e intereses de la comunidad de base en general. El Partido comprendió perfectamente cómo la economía bajo dirección del Estado creaba riqueza y una tecnología que ya alcanza a ser superior a la del Occidente Globalista, a quién ya no teme enfrentar, enfrenta y supera cada vez en más caos, situaciones y regiones. El siguiente paso sería utilizar dicha riqueza para ponerla al servicio del renacimiento general, en el caso chino, de China. Orientar la producción más al consumo interno en un mundo donde globalismo lo ha sumergido en crisis pandémica y orientar este consumo para “reducir” cada vez más las desigualdades, es decir orientarlo más hacia el Pueblo mismo, a la Comunidad de Base – Pueblo.  

A nivel internacional, China busca hacer intercambios económicos, políticos y sociales, pero no la guerra. Esa sería la Pax sínica –China- bajo Xi, todo lo contrario, a la Pax estadounidense, que siempre se basó en la variante de la diplomacia de las cañoneras del Pentágono desde 1898 o con la OTAN luego, desde 1950. Todo muestra que Pekín no está interesado en convertirse en un nuevo hegemón o jefe dominante, ni esto tiene sustento en su trayectoria histórica milenaria. De todos modos, en tiempos de escala de poder Pluriversal, Universal, Global, sería un error estratégico concebir a China por fuera o por arriba de una concepción Universalista de los Pueblos. Sería caer en un error, que no es el caso, que la debilitaría y enfrentaría por ej.: a Rusia-India. 

De manera concisa, estamos hablando del “socialismo con características chinas”, un sistema económico único y siempre mutante. La historia milenaria de China ha demostrado que es capaz de reducir el grado de explotación y que puede acercarse al Bien Común no solo dentro de China sino potencialmente siendo parte y haciendo parte al mundo entero, para poder estar siendo el Reino del Medio. Como ya lo fue a través de la Antigua o Histórica Ruta de la Seda. 

Además, es importante considerar que hoy ya existen condiciones objetivas y subjetivas para que la Humanidad en su conjunto recorra el camino hacia una nueva civilización centrada en el trabajo en beneficio de la Comunidad-Mundo, que logre reducir la apropiación privativa de la riqueza socialmente producida como excedente, para una elite oligárquico-financiera global a costas de la explotación de las mayorías de Pueblos y Naciones. Más y más Naciones y Pueblos en Asia, África, América Latina-y-Caribe e incluso en Europa, se suman y alinean con el Proyecto de un Mundo Multipolar, la Nueva Ruta de la Seda, el nuevo Proyecto-Mundo, mostrando como va ganando terreno un proyecto posible hacia un Mayor Bien Común. En un camino que nunca concluye y siempre tendrá sus desafíos. 

Como ya hemos observado, éste no es un sistema preconcebido sino un proyecto que seguirá abierto a las nuevas necesidades, que nacen y emergen con el tiempo desde la comunidad pueblo/humanidad. Es un proyecto que se plantea sin exclusiones de ningún pueblo ni nación y, por ello, pluriversal, pluricultural y plurinacional, pero con dilemas a solucionar siempre. 

En verdad consideramos que, acorde con la dialéctica de la historia, se requiere de la unidad de estos dos contrarios: de la línea occidental y de la vía oriental de la historia. Esto será posible de lograrse partiendo de la Vía oriental multipolar (África-Asia-América precolombina) y no siguiendo la línea occidental (globalista), la cual sufre su crisis civilizatoria y está desembocando en autoritarismos de carácter fascista. Para lograr la síntesis, al Proyecto Multipolar le faltaría fomentar un mayor bienestar y libertad personal a nivel de los Pueblos en la vía oriental. La lucha por un mundo multipolar-plurinacional-pluriversal constituye el camino plausible para lograr dicha transición.  

Hoy el proyecto multipolar está comenzando a ser compartido concretamente por la mayoría de los pueblos y naciones del mundo y no excluye a ninguno, incluso al pueblo estadounidense y al británico. 

En el Foro globalista sobre el Cambio Climático (COP26), la derrota del proyecto globalista fue contundente, solo 46 de un total de 191 países se comprometieron con su resolución final (eliminar gradualmente el uso de carbón) según Alok Sharma, quien presidía la conferencia. Una enorme mayoría de países votó por la propuesta de los líderes del proyecto Multipolar (China, India, etc.) lo cual demostró una capacidad de convocatoria revolucionaria: ¡Pueblos de todas las naciones uníos! <>>

Bibliografía:

Crooke Alastair, Great transition must be imposed, now or never, https://theparadise.ng , 4 de diciembre de 2021.

Dierckxsens Wim y Formento  Walter, Por una nueva civilización: El proyecto multipolar, Ediciones Acerándonos, Buenos Aires 2021

Dierckxsens Wim, Formento Walter, La perestroika en Estados Unidos. Réquiem para la civilización occidental, Ediciones Acercándonos, Buenos Aires, 2021

Dierckxsens Wim, Formento Walter, “Cambio” climático globalista o diálogo de civilizaciones, ALAI, Ecuador noviembre de 2021

Dierckxsens Wim y Formento Walter, El multipolarismo, paradigma geopolítico hecho realidad. www.alainet.org,  octubre de 2021 

Dierckxsens Wim y Formento Walter, Perestroika: De la caída Soviética a la de Washington – 1989-2020, ALAI, Quito Ecuador, octubre de 2019. 

Dierckxsens Wim y Formento Walter, Del Choque al Dialogo: De la Globalización a la Perestroika en Estados Unidos, ALAI Ecuador, junio de 2020.

Dierckxsens Wim, La Transición hacia una nueva civilización, Casa Editorial ABRIL, La Habana, 2013.

Formento, Walter y Merino, Gabriel. Crisis financiera global, La lucha por la configuración del orden mundial, ISBN: 978-950-754-329-6, Ediciones Continente. CIEPE. Argentina – Buenos Aires, 2011. 

Durden Tyler, Los precios del gas en la UE se disparan por los retrasos de NS2 y el cierre repentino del oleoducto de Bielorrusia (titulo original en inglés), zerohedge 16 de noviembre de 2021.

Durden Tyler, Escobar: el espectáculo de payasos de la OTAN, zerohedge 3 de diciembre de 2021.

Durden Tyler, Evergrande’s Surprisingly Quiet Collapse, zerohedge 7 de diciembre de 2021. 

Escobar Pepe, El nuevo manifiesto comunista de Xi, zeroghedge, 16 de noviembre de 2021.

Homewood Paul , COP26 Ends In Humiliating Failure – Not a Lot of People Know, https://notalotofpeopleknowthat.wordpress.com, 14 de noviembre de 2021

Kampf Guenter, The Lancet Publishes Rare Dissenting Voice on COVID-19, www.transcend.org, 29 de noviembre de 2021.

Marey Philip, Nordstreaming, Rabobank, 9 de diciembre de 2021

Whitehead John W. y Whitehead Nisha, Big brother in disguise total control, Rutherford Institute, https://thevoice.us/metaverse, 18 de noviembre de 2021

Alexander Duguin analiza la idea unipolar imperialista que intentan imponer, los Neocom con la Cumbre Democratica que promovio Biden en estos dias. Dossier Geopolitico

Por: Alexander Dugin

Traducción de Juan Gabriel Caro Rivera

Este 10 de diciembre el presidente estadounidense Joe Biden celebró la famosa “Cumbre Democrática” a la que asistieron más de 110 países de los 197 que existen. Es por esa razón que resulta inútil subestimar la dimensión política de semejante acontecimiento.

No obstante, es obvio que el gobierno de Biden ha decidido seguir la línea de los neoconservadores y preservar a cualquier precio la unipolaridad: esta cumbre es un intento de revestir la hegemonía estadounidense con un halo de legitimidad.

Todo esto nos recuerda que los acontecimientos geopolíticos de los siglos XX-XXI siempre se han visto reflejados en las instituciones internacionales.

Por ejemplo, la ONU fue creada tras la Segunda Guerra Mundial y fue el resultado del equilibrio de poder que surgió tras la derrota del fascismo europeo y el militarismo japonés. De hecho, los aliados (es decir, los países antifascistas) ya había comenzado a bosquejar este nuevo reordenamiento del mundo antes de que hubiera acabado la guerra y simplemente lo legitimaron cuando esta terminó y nació un nuevo orden mundial post-fascista que solo reconocía la existencia de dos ideologías: el liberalismo (el Occidente capitalista) y el socialismo (el bloque soviético). Ambos actores terminaron por ser denominados como:

  • El Oriente socialista
  • Y el Occidente capitalista.

De todos modos, también aparecieron otros actores internacionales, como el Movimiento de los Países No Alineados, los cuales eran neutrales y se solidarizaban esporádicamente con uno u otro actor. Es, dentro de este contexto, que podemos comprender que la ONU no es otra cosa que un reflejo de las relaciones internacionales surgidas de la Segunda Guerra Mundial.

Por lo tanto, la ONU es en realidad una institución que nació del orden mundial bipolar, cuando dos sistemas mundiales diferentes estaban en competencia y se enfrentaban siguiendo unas reglas preestablecidas. Esto es confirmado por el hecho de que el órgano más influyente al interior de la ONU es el Consejo de Seguridad, compuesto por las cinco mayores potencias de su momento (que posteriormente se volvieron poderes nucleares): EE.UU., Rusia, China, Inglaterra y Francia. De hecho, tal composición del Consejo de Seguridad de la ONU es la encarnación por excelencia de la paridad del equilibrio estratégico del mundo bipolar.

La desintegración del bloque soviético y la caída de la URSS llevaron a muchos expertos estadounidenses a exigir la reforma o la disolución de la ONU, ya que este organismo había quedado desactualizado y necesitaba adaptarse a las nuevas condiciones internacionales o bien debía desaparecer y ser reemplazado por uno nuevo. El argumento era el siguiente: la ONU era un reflejo del mundo bipolar donde se enfrentaban de forma equivalente dos ideologías opuestas (el liberalismo y el comunismo)

El desplome de uno de los dos polos y la posterior aceptación del capitalismo por parte de los regímenes poscomunistas (las reformas económicas en la China de Deng Xiaoping y la imposición de las políticas liberales por parte de Yeltsin y los reformadores tanto en Rusia como en Europa del Este y las antiguas repúblicas soviéticas) significaba que en la práctica prevalecía un único sistema económico: el Occidente capitalista.

La unipolaridad que surgió en la década de 1990 contrastaba fuertemente con la estructura rudimentaria de la ONU, la cual no era otra cosa que una reliquia que pertenecía a una realidad histórica – la bipolaridad – completamente diferente.

Los neoconservadores estadounidenses impulsaron mucho este proceso, insistiendo en que la unipolaridad y la hegemonía estadounidense debían adquirir un “estatus legal” al interior de la comunidad internacional, tal y como el Imperio Británico había declarado en su momento que todos los océanos del mundo le pertenecían. Todo ello implicaba la disolución de la ONU y la creación de un organismo internacional que solo tuviera un único líder (EE. UU.) secundado por sus aliados más cercanos (es decir, sus vasallos). El resto de los países no poseerían otra cosa que el derecho asimétrico de estar de acuerdo (aunque sea a regañadientes) con las decisiones de Washington. Tales proyectos han sido formulados, presentados y discutidos en muchas partes por neoconservadores y defensores del Imperio Mundial estadounidense (como sucede con el británico Niall Fergusson).

El político republicano y neoconservador John McCain, quien fue el rival de Barack Obama en las elecciones presidenciales de 2008, fue uno de los que más promocionó la idea de crear una “Liga Democrática”, llegando al punto de proponer en su programa electoral la formación de “una nueva ONU, sin Rusia y China», especialmente porque semejante proyecto uniría a un total de “más de cien Estados democráticos” distintos.

La idea detrás de fundar esta “Liga Democrática” era la de legitimar la unipolaridad.

McCain comenzó a impulsar este proyecto en un momento en que Rusia y China habían dejado de ser satélites obedientes de Occidente (o, al menos, como parecía en la década de 1990) y empezaron a convertirse en polos soberanos e independientes: Rusia se convirtió en una potencia militar y energética, mientras que China era una potencia económica. Es por eso que el neoconservador McCain quería excluir de la “Liga Democrática” tanto a Rusia como China, siendo esta una especie de amenaza abierta frente al fortalecimiento de la soberanía de estos países.

Sin embargo, la influencia de Rusia y China ha aumentado significativamente y hoy es muy común hablar de un mundo tripolar en el que, además de Moscú y Pekín, han comenzado a aparecer otros países soberanos, como Irán, Turquía, Pakistán, etc., que desarrollan políticas soberanas cada vez más independientes de los Estados Unidos y la OTAN. Por lo tanto, la ONU vuelve a cambiar de papel y se ha convertido en una institución internacional que esta siendo testigo del nacimiento de un mundo tripolar, el cual probablemente se convertirá en multipolar en un futuro próximo. Resulta interesante que tanto Rusia como China hayan sido los antiguos pilares sobre los cuales se había creado el mundo socialista (China sigue siendo fiel al socialismo, a pesar de las reformas que ha experimentado en los últimos años).

Ahora bien, Joe Biden, el candidato del Partido Demócrata, es decir, el representante del mismo partido de Barack Obama, esta poniendo en práctica la agenda que John McCain propuso durante el 2008 y que los neoconservadores habían formulado hacía mucho tiempo: celebrar una “Cumbre Democrática” de la cual se excluyó a Rusia, China y otras naciones soberanas que no reconocen la hegemonía estadounidense. Es como si los acontecimientos hubieran dado un giro de 180 grados en los Estados Unidos. El candidato republicano Donald Trump terminó por convertirse en el “principal enemigo” de los neoconservadores y abrazó, a su manera, la multipolaridad, mientras que el demócrata y globalista Biden (que sustituyó a Trump) es el impulsor de una política hegemónica y abiertamente imperialista, adoptando todas las ideas de los neoconservadores. Es por eso que Biden quiere seguir ampliando la OTAN hacia el Este, promover el conflicto entre los rusos y ucranianos, o apoyar a la oposición liberal radical en Rusia; mientras tanto, ataca a China creando bloques económicos y militares como AUKUS y QUAD, y promueve el separatismo en Taiwán y Xinjiang.

Este es precisamente el sentido del eslogan presidencial de Build Back Better de Biden. Al principio su significado no era muy claro y muchos pensaron que se trataba de un retorno a la política de Obama. Pero no, era un retorno a la hegemonía unipolar estadounidense (y, en un sentido más amplio, anglosajona), siendo esto una especie de declaración de guerra contra el surgimiento de un mundo tripolar (multipolar) y un fortalecimiento del imperialismo estadounidense. Build Back Better significa regresar a la década de 1990, cuando la unipolaridad era indiscutible.

Por supuesto, la cumbre que ha celebrado Biden bajo el amparo de los neoconservadores nada tiene que ver con la democracia. Se trata de una iniciativa puramente imperialista y quienes la apoyan o no comprenden de lo que se trata o simplemente aceptan su condición de “vasallos” dentro de un sistema de relaciones internacionales rígidamente jerárquico en el cual solo existe una cabeza (los Estados Unidos) que tiene a su servicio una serie de estructuras subordinadas (como la OTAN).

¿Cómo responderán a esto los partidarios de la democracia? ¿O que harán Rusia y China?

Es necesario defender la ONU, sabotear todas las iniciativas que desean imponernos la unipolaridad e ignorar esta cumbre tildándola de un vergonzoso encuentro imperialista.

FUENTE: https://www.geopolitica.ru/es/article/la-sumision-de-los-esclavos

Por Andrés Ortega Hoy Dia Cordoba

No es la visión habitual, pero el mundo podría verse como tres esferas que compiten entre sí: una en torno a EEUU (que incluye Europa y otros); otra en torno a China; y una esfera de lo digital, por cuyo dominio y control hay una gran pelea en su propio interior –grandes empresas contra el poder político, inclusive en China–, y exterior en la gran competencia entre las dos grandes superpotencias o civilizaciones. Es decir, serían dos esferas o mundos físicos, muy de átomos y de geografía (incluido el espacio), y una virtual. Es una visión que se va extendiendo y que defiende, por ejemplo, el Centro para el Estudio de la Vida Digital (CSDL), que dirige el tecnólogo Mark Stahlman.

En términos de civilizaciones, hablaríamos de Occidente, de Oriente y de la esfera digital que es una extensión de nosotros mismos, aunque cada vez llega más allá. El matemático y filósofo español Javier Echeverría habló hace un tiempo del “tercer entorno”, que guarda relación con esta idea. No somos, dice Stahlman, “ciudadanos del mundo” sino habitantes de esferas potencialmente en conflicto y las tres con alcance global. Esto es algo absolutamente novedoso en la historia de la humanidad, porque las diferentes civilizaciones tendrán que enfrentarse no solo entre sí, sino también a una esfera, la digital, que ha penetrado las demás.

No son esferas cerradas, son y serán interdependientes en términos económicos y financieros, como se está viendo con la crisis del gigante inmobiliario chino Evergrande y con la del gas, con repercusiones globales. La competencia entre las dos esferas físicas sigue una lógica en parte equivocadamente militar, como vemos con la colaboración AUKUS para dotar a Australia de submarinos de propulsión nuclear y, en materia de ciberseguridad, de Inteligencia Artificial y de comunicación cuántica, que refuerza la cooperación entre los tres aliados anglosajones. Aunque lo abiertamente militar no tiene por qué ser lo principal, como ha quedado de relieve en la reciente reunión del Quad entre EEUU, Japón, Australia y la India.

La tercera esfera, la digital, más que líquida es gaseosa. En su seno está naciendo un llamado Metaverso en el que casi todos nos vamos a ver implicados y que puede llegar a ocupar casi todo lo humano. Metaverso (“meta-universo”) es un término que se ha impuesto desde Silicon Valley. Lleva tiempo entre nosotros pues lo acuñó en 1992 Neal Stephenson en su novela de ciencia ficción “Snow Crash”. Se refiere a una confluencia o convergencia de la realidad física, la realidad virtual y la realidad aumentada, todo sazonado por la inteligencia artificial. La realidad virtual es la que se crea únicamente en el mundo digital, como el videojuego Fortnite, de alcance global. La aumentada consiste en añadir elementos digitales a la realidad física, aunque esta se vea en pantalla, por ejemplo, en el juego, también global, de Pokémon, o a través de lentes especiales 3D.

Matthew Ball, inversor en capital de riesgo, identificó en 2020 algunas características del Metaverso. Tiene que abarcar los mundos físico y virtual, contener una economía en toda regla y ofrecer una “interoperabilidad sin precedentes”: los usuarios tienen que ser capaces de llevar sus avatares y bienes de un lugar en el Metaverso a otro, sin importar quién dirija esa parte en particular. De hecho, muchas grandes empresas –y no sólo las big techs de EEUU, también la Sony japonesa, por ejemplo–, están invirtiendo de forma notable en la construcción de este Metaverso. Por algo será.

Un jefe de la big tech como Mark Zuckerberg, el fundador de Facebook que quería convertir al mundo en una gran comunidad bajo su red social, ve ahora en el Metaverso una realidad alternativa universal, un “Santo Grial de las interacciones sociales”, que cree será una realidad para 2025. Se describen así futuros posibles de una Internet 2.0, una convergencia de realidad física, aumentada y virtual en un espacio en línea compartido. Según Zuckerberg, ninguna empresa dirigirá el Metaverso, sino que será operado por muchos en una forma descentralizada. ¿Lo permitirán los que dirijan las otras dos esferas?

El Metaverso estará plagado de tecno-personas, por usar la terminología de Echeverría, de tecno-empresas, de tecno-Estados e incluso de tecno-terrorismos de nuevo cuño. La cuestión no es solo si el Metaverso es controlable, sino si es gobernable, o vamos a una esfera digital que todo lo penetra, pero en el que ningún poder político acaba dominando y en la que las empresas y una multiplicidad de actores se revuelven contra el intento de cortarles las alas. China lo está intentando con una serie de medidas, para controlar desde el poder político al naciente Metaverso, al que no escapará. Pero ni siquiera el régimen chino, con sus controles, tiene garantizado que no se verá superado por un Metaverso anárquico e ingobernable por poderes públicos, o, de forma más amplia, por una esfera digital anárquica.

Ambas esferas físicas, geográficas y culturales, Oriente y Occidente, avanzan hacia un enfrentamiento, una guerra de nuevo tipo muy diferente de la clásica y de la llamada Guerra Fría entre Occidente y la Unión Soviética. En todo caso, sin un profundo conocimiento del impacto de la tercera esfera en las otras dos, de la tecnología digital en las civilizaciones, y sin un conocimiento recíproco entre estas civilizaciones no seremos capaces de navegar el futuro, advierte Stahlman. A este respecto Oriente conoce Occidente mucho más que al revés. Y el Metaverso nos conocerá a todos.

16 años promoviendo semanalmente la Geopolitica; Análisis Radial Semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el Programa: el Club de la Pluma, que conduce el periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo. 

Eje Central:

Sigue profundizandose el conflicto entre Atlantistas (EEUU y socios) y Continentalistas (China y sus socios)

AUDIO

El director de Dossier Geopolítico, Carlos Pereyra Mele, inicia la columna semanal de geopolítica, del Club de La Pluma analizando la reunión del G20 en Roma, en la que se llegó a un mínimo y frágil pacto climático, sin fechas ni alcances concretos y al acuerdo de un supuesto impuesto del 15% a las multinacionales, ni vinculante ni obligatorio. Fue un G20 con penas y sin gloria, ya que el tridente del poder multipolar de EEUU, China y Rusia estuvo ausente por la no asistencia de  Putin y Xi Jinping. 

Sobre la Cumbre del Clima en Glasgow nos cuenta que hubo muchos discursos y pocos resultados, mientras recuerda que en los años 70, Perón ya alertaba de lo que hoy ocurre, y que desde entonces nadie dio un paso en la dirección correcta, lo que ahora nos enfrenta a tremendas dificultades para la humanidad. También dice que el Occidente industrial y desarrollado repite el método de tratar al resto del mundo periférico como una neo colonia y nos da ejemplos y argumentos con la polémica resolución para eliminar el gas metano, producido por el ganado de los países pobres. 

También aborda con detalles la fragilidad de un desgastado Biden, de sus disgustos electorales ante el “trumpismo” y de la peligrosa pretensión de unir su dividido frente interno, haciendo un gran -y bélico- frente externo, lo que podría provocar situaciones de desmadre y de caos, todo muy destructivo para la raza humana. 

Luego nos lleva al África donde se confirma lo ya abordado en otras columnas anteriores sobre el grave conflicto del agua en el río Nilo, que ahora se suma el golpe de estado en Sudán. Y nos explica los intereses de las potencias y de Egipto en esta región del Cuerno de África, vecina al Mar Rojo, fundamental para la navegación del sistema comercial mundial y que es una nueva prueba del “Caos Permanente” sembrado por EEUU en todo el mundo.

Y para terminar con África, aborda el viejo enfrentamiento entre Argelia y Marruecos por el Sahara Occidental, que ha resurgido con ataques y muertos y siempre con los intereses de las potencias de por medio. Ahora además, afecta de lleno a la provisión de gas a Europa

Sobre Argentina, Carlos focaliza su análisis en las fortísimas y agresivas declaraciones del jefe de las fuerzas armadas  de EEUU, Mark Milley, sobre lo que debe hacer “el vecindario del sur”, de cómo se tiene que poner a trabajar “codo a codo” con la Casa Blanca y de lo que sufrirá aquel país que se oponga. Un discurso que rescata la teoría del “Gran Garrote” de Theodore Roosevelt, de principio del siglo pasado, y que debe interpretarse como que la conflictividad de Washington va a seguir en aumento, tal cual se reflejó en las recientes y muy polémicas declaraciones del propuesto -y aún no confirmado- embajador norteamericano en Argentina, Marc Stanley. 

Sobre política internacional, nuestro director informa que Putin aseguró que no permitirá alteraciones en el equilibrio estratégico de su zona de influencia en Europa del Este, que Rusia está preparada para cualquier ataque de misil intercontinental y que si se le intenta agredir, habrá una respuesta adecuada. Mientras informes occidentales reconocen que en Kaliningrado, el espacio ruso más cercano a Europa, Moscú ha instalado equipos de intercepción electrónica de última generación que neutraliza misiles, aviones o satélites y bloquea todo tipo de comunicaciones y señales. 

También nos habla del rearme de China con sus aviones de quinta generación y de sus avances espaciales, de las tensiones por Taiwán y de la preocupación de Occidente que ha avisado estar dispuesto a defender a la isla/colonia a cualquier precio. Aunque no esconde su angustia y reconoce que la potencialidad militar china alcanzará niveles nunca antes vistos. 

Además, Pereyra Mele nos relata el espectacular rescate de un petrolero iraní por parte de comandos de La Guardia Revolucionaria de Irán, que había sido secuestrado por fuerzas de la OTAN y de EEUU. 

Eduardo Bonugli (Madrid, 07/11/21)

Comando Sur El tio Sam y la nueva Doctrina Monroe S XXI

En la COP26, los gobiernos del mundo desarrollado están trabajando para mantener pobre al sur del mundo.
Por Vijaya Ramachandran , directora de energía y desarrollo del Breakthrough Institute

Con los precios del gas natural en niveles récord en Europa, Noruega lo está acumulando. El país es el segundo mayor proveedor de gas de Europa después de Rusia, y acaba de acordar aumentar las exportaciones de gas natural en 2 mil millones de metros cúbicos para aliviar la aguda escasez de energía del continente. Sus vecinos, como Gran Bretaña, están agradecidos por cada dosis de gasolina a medida que se acerca el invierno.

Sin embargo, incluso cuando los noruegos ricos cuentan sus coronas gracias al aumento de los precios y al auge de las exportaciones, su gobierno está trabajando arduamente para evitar que algunos de los países más pobres del mundo produzcan su propio gas natural. Junto con otros siete países nórdicos y bálticos, Noruega ha estado presionando al Banco Mundial para que detenga toda la financiación de proyectos de gas natural en África y en otros lugares a partir de 2025, y hasta entonces solo en «circunstancias excepcionales», según una declaración inédita del grupo. , visto por Foreign Policy , detalles. En la COP26, 20 países fueron aún más lejos y se comprometieron a detener toda financiación.para proyectos de combustibles fósiles en el extranjero a partir del próximo año. En cambio, sugieren los países nórdicos y bálticos, el Banco Mundial debería financiar soluciones de energía limpia en el mundo en desarrollo «como el hidrógeno verde y las redes de micro-redes inteligentes».

La idea de que algunas de las personas más pobres de la Tierra usarán hidrógeno verde, posiblemente la tecnología energética más compleja y costosa que existe, y construirán «redes de micro-redes inteligentes» en solo unos pocos años en cualquier lugar cercano a la escala requerida es absurda. . Ni siquiera la energía solar o la energía eólica, si pudiera construirse con la suficiente rapidez, podrían impulsar el desarrollo en el sur global sin energía de respaldo que utilice combustibles fósiles, de los cuales el gas es el más limpio con diferencia. En el África subsahariana, que tiene grandes yacimientos de gas en alta mar e incluye a muchos de los países más pobres del mundo, la prohibición de financiar proyectos de gas prácticamente acabaría con el apoyo a la infraestructura energética crítica necesaria para respaldar el desarrollo económico y mejorar el nivel de vida, incluida la electricidad para los hogares. , escuelas y fábricas; calor industrial para la producción de cemento y acero;el dióxido de carbono que es un componente esencial de los fertilizantes sintéticos; y gas licuado para transporte y combustible para cocinar.

Ese último ejemplo deja perfectamente claro lo que significa la lucha de Noruega contra el gas natural para los pobres del mundo. Aproximadamente 3,8 millones de personas mueren prematuramentecada año por los efectos de la contaminación del aire interior, según la Organización Mundial de la Salud. La gran mayoría de estas muertes ocurren entre los 2.600 millones de personas en países pobres que todavía queman leña, carbón, carbón vegetal o estiércol de animales en el interior para cocinar. Las mujeres y los niños que realizan tareas domésticas están particularmente expuestos a este humo tóxico, que penetra profundamente en los pulmones. El cambio al gas de cocina embotellado, promovido a gran escala por India, China y las Naciones Unidas, está salvando innumerables vidas en el mundo en desarrollo. Esa es una de las razones por las que la ONU, donde los países en desarrollo tienen una voz más fuerte que en Oslo, Washington o Berlín, incluye el gas natural entre las fuentes de energía limpia y está promoviendo el cambio al gas para cocinar en el contexto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que exigen acceso global a energía limpia asequible.

Nada de esto se pierde en los países que presionan al Banco Mundial: reconocen la necesidad de energía generada por combustibles fósiles para respaldar la energía eólica y solar dependiente del clima. También reconocen los beneficios de las estufas limpias. Y cuando el problema es su propio petróleo y gas, Noruega rechaza las restricciones. Antes de la COP26, el primer ministro noruego, Jonas Gahr Store, argumentó que las futuras perforaciones de petróleo y gas serán fundamentales para la transición a las energías renovables. En otras palabras: Noruega sabe que se necesita gas, pero no quiere que los países pobres lo produzcan.

Llamemos a las cosas por su nombre: Noruega está impulsando la versión verde del colonialismo. Y el problema no es solo Noruega. Es el mundo rico diciéndole al sur global que se mantenga pobre y deje de desarrollarse, lo que bajo ningún escenario es posible sin un gran aumento en el uso de energía. En cambio, la ayuda para el desarrollo se volverá a empaquetar como transferencias relacionadas con el clima, manteniendo al sur global dependiente. La acelerada transición a la energía renovable impulsada en África por los países desarrollados y sus agencias de ayuda, escribió el presidente de Uganda, Yoweri Museveni, en un artículo de opinión el mes pasado, «está para prevenir los intentos de África de salir de la pobreza».

Más de 400 millones de personas en África viven con menos de 2 dólares al día. Sus necesidades son demasiado grandes para satisfacerlas únicamente con las tecnologías actuales de energía verde, que también son demasiado caras para las finanzas de estos gobiernos. Los países más ricos pueden sufragar costosos subsidios, que son responsables de la gran mayoría de las emisiones de carbono pasadas y presentes del mundo. Las redes de cero carbono no existen casi en ninguna parte del mundo, siendo Islandia la principal excepción. En todos los demás lugares, todavía se necesita la generación de electricidad con combustibles fósiles para equilibrar la energía eólica y solar que dependen del clima. Todavía no se dispone de alternativas de bajo costo y bajas emisiones de carbono en lo que respecta a la producción de fertilizantes, cemento y acero.

Más allá de la electricidad, los combustibles fósiles son aún más críticos para el desarrollo de África. La agricultura moderna, que el continente necesita para alimentar a su población y ofrecer a la juventud rural un futuro mejor que la agricultura de subsistencia, depende en gran medida del petróleo y el gas. El fertilizante sintético para mejorar los rendimientos se produce de manera más eficiente con gas natural. La construcción de carreteras y edificios consume mucha energía, al igual que el almacenamiento en frío de alimentos y productos farmacéuticos. El sector del transporte sigue dependiendo casi por completo del petróleo y el gas. No ser honesto sobre las necesidades energéticas del mundo en desarrollo es inhumano, poco compasivo e inmoral.

Noruega es el país rico en combustibles fósiles del mundo. El petróleo crudo y el gas natural representan el 41 por ciento de las exportaciones, el 14 por ciento del PIB, el 14 por ciento de los ingresos del gobierno y entre el 6 y el 7 por ciento del empleo. Noruega tiene las mayores reservas de hidrocarburos de Europa y es el tercer exportador mundial de gas natural. Efectivamente, le está diciendo a África: nos mantendremos ricos, evitaremos que se desarrolle y le enviaremos un poco de caridad siempre que mantenga bajas sus emisiones.

La hipocresía se extiende a otros países, por supuesto. El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, ha establecido elevados objetivos, pero acaba de pedir a los principales proveedores de energía que aumenten la producción para satisfacer la demanda estadounidense de petróleo. La canciller alemana, Angela Merkel, ha delineado ambiciosos objetivos climáticos al tiempo que les ha dado a los alemanes suficiente tiempo, casi 20 años, para salir del carbón.

Muchos de los que apoyan las restricciones a los países pobres lo hacen, irónicamente, en nombre de la justicia climática, señalando con razón que los pobres del mundo corren mayor riesgo de sufrir los impactos climáticos. Sin embargo, ¿cómo serán los pobres del mundo más resistentes a los fenómenos meteorológicos extremos y otros efectos del cambio climático si no es a través del desarrollo? Los pobres del mundo corren un mayor riesgo porque no pueden permitirse medidas de adaptación como el aire acondicionado y el riego.

Mientras tanto, más de mil millones de personas en 48 países del África subsahariana son responsables de menos del 1 por ciento de las emisiones globales acumuladas de carbono. Incluso si esas naciones triplicaran la generación de electricidad únicamente con gas natural, un resultado poco probable dados los recursos renovables de África, como la energía hidroeléctrica, las emisiones globales solo aumentarían en aproximadamente un 1 por ciento . Negar a estos mil millones de personas el acceso a más electricidad, por otro lado, hace que sea mucho más probable que sigan siendo pobres y, por lo tanto, más vulnerables al calentamiento del que los países ricos son abrumadoramente responsables.

Los países ricos como Noruega afirman estar comprometidos con un desarrollo equitativo y sostenible. En lugar de bloquearlo, deberían realizar grandes inversiones en tecnología e infraestructura limpias para apoyar a los países pobres. Deben dejar de usar eslóganes fáciles y ser juiciosos sobre cómo y cuándo poner fin al apoyo a los combustibles fósiles, teniendo en cuenta las consecuencias sociales y económicas. Deberían permitir la financiación de proyectos de gas natural durante al menos las próximas dos décadas para que los países pobres puedan salir de la pobreza. Hagan lo que hagan, no deben perseguir ambiciones climáticas mientras pierden de vista la justicia social, que seguirá siendo una frase vacía si el sur global no tiene los recursos energéticos para aumentar los ingresos, la resiliencia y la calidad de vida.

Los países nórdicos y otros países ricos están apostando por lograr sus ambiciones climáticas sin la necesidad de políticas internas más estrictas. Es simplemente demasiado tentador para los líderes de los países ricos, incluidos los que producen mucho petróleo y gas, imponer restricciones a los demás. Perseguir las ambiciones climáticas sobre las espaldas de las personas más pobres del mundo no es solo hipócrita, es inmoral, injusto y el colonialismo verde en su peor momento.

Publicado en Foreign Policy: https://foreignpolicy.com/2021/11/03/cop26-climate-colonialism-africa-norway-world-bank-oil-gas/

PorJoseph Antony

 Las cumbres ‘G’ son los principales foros internacionales de cooperación política y económica. La ‘G’ es una abreviatura de la palabra grupo, por lo que existen tantos ejemplos como intereses conjuntos hay en el mundo: desde el G7, que reúne a siete de los principales países con más peso en el tablero geopolítico, hasta el G77, conferencia formada por las naciones en vías de desarrollo para que no solo las grandes potencias determinen el devenir de la humanidad.

En cualquier caso, estos grupos no son instituciones donde se tomen decisiones vinculantes, sino que su papel es el de fijar objetivos comunes y aunar posiciones entre diferentes países que, aunque puedan contar con gobiernos de distinto signo político, comparten una serie de valores, como pueden ser el respeto al derecho internacional, la promoción de la democracia o la protección de los derechos humanos. Bajo este marco común se busca hacer frente a los retos que presenta la globalización.

¿Cuáles son las principales cumbres ‘G’ y qué países forman parte de ellas?

G7, el club de Occidente… sin Rusia

El G7 o Grupo de los Siete es un encuentro informal que se celebra cada año entre jefes de Estado y de Gobierno de las principales economías capitalistas: Estados Unidos, Japón, Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y Canadá. Sus miembros suman el 58% de la riqueza neta mundial y más del 46% del producto interior bruto (PIB), pese a que entre todos acogen a apenas el 10% de la población. La Unión Europea, como bloque, también participa en el G7, representada por el presidente del Consejo Europeo y el presidente de la Comisión Europea.

La cumbre nació tras la crisis del petróleo de 1973 y reunió, a petición del secretario del Tesoro estadounidense, George Shultz, a los ministros de Finanzas de Estados Unidos, Alemania Occidental, Francia, Japón y Reino Unido. En 1975, se unió Italia; y en 1977, Canadá. Pasó a denominarse G8 a partir de 1997, cuando Rusia asistió por primera vez en calidad de socio, aunque no como miembro de pleno derecho. De ahí que en algunos titulares se optara por la fórmula G7+Rusia. El gigante euroasiático jugó un papel secundario por no pertenecer a la Organización Mundial del Comercio (OMC) y fue expulsado de la cumbre en marzo de 2014 como represalia por la adhesión de Crimea.

El acuerdo fiscal del G7 subirá los impuestos a 3.200 empresas españolas

Carlos SánchezEl G-7 ha dado un paso más en el objetivo de poner un gravamen mínimo del 15% a los beneficios. Si hay acuerdo en la OCDE, las grandes empresas serán las más afectadas

La presidencia del G7 se ejerce por turnos anuales en el siguiente orden: Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Japón, Italia, Canadá y Francia. El país que asume la presidencia se encarga de organizar y acoger la cumbre, así como de convocar reuniones previas de ministros, altos funcionarios y expertos. La presidencia también se encarga de la comunicación en nombre del G7 y de las relaciones con los países no miembros, las organizaciones internacionales, las ONG y la sociedad civil.

G20, el foro de las potencias industriales

El G20 es el mayor espacio de deliberación política y económica mundial en la actualidad. Reúne, como mínimo una vez al año, a gobernantes y líderes de bancos centrales de los principales países industrializados y emergentes: los siete miembros del G7 (Estados Unidos, Japón, Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y Canadá) más la Unión Europea en su conjunto, Rusia, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Brasil, China, Corea del Sur, India, Indonesia, México, Sudáfrica y Turquía. España no es miembro, pero se considera invitado permanente. Estos países suman el 90% del PIB mundial, el 80% del comercio y dos tercios de la población.

Surgió en 1999 para dar respuesta a la crisis financiera de finales de los 90; motivado, además, por la idea de incluir en los espacios de debate a las economías pujantes que quedaban fuera del G8. Desde su primera reunión, celebrada en Berlín, el G20 se ha encaminado a mejorar las políticas de crecimiento, la gestión de crisis financieras y la reducción de los abusos y actividades ilícitas en el sistema financiero. También ha abordado las mejoras en la transparencia y el intercambio de datos entre países para combatir la evasión fiscal, el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo.

ANTI G 20

La presidencia rota anualmente y la conferencia se celebra en el país que la ostenta en ese momento. Desde 2010, para elegir quién presidirá la cumbre se sigue un sistema que consiste en agrupar a los países en cinco bloques, de tal manera que cada año deberá presidirla un país de cada bloque. La ‘troika’, formada por el país que presidió el G20 el año anterior, el que ejerce la presidencia durante el año en curso y el que lo hará el año que viene, se encarga de garantizar la continuidad del debate.

G77, la respuesta de los más débiles

El G77 es una cumbre anual que busca la cooperación entre los países en vías de desarrollo y subdesarrollados. Como su propio nombre indica, en un principio aglutinaba a 77 países de África, Asia y América Latina que formaban parte del movimiento de países no alineados durante la Guerra Fría, pero el número se ha ampliado hasta los 134 miembros. Su papel de contrapeso a las decisiones de las grandes potencias se ha visto reducido en las últimas décadas, sobre todo teniendo en cuenta que sus dos principales componentes, China e India, también forman parte del G20.

La iniciativa se creó en 1964 como mecanismo de apoyo mutuo entre los países del sur global en las deliberaciones de la Organización de Naciones Unidas (ONU). Su primera cumbre se celebró en Argelia, en 1967, y desde entonces ha servido para promover intereses compartidos sobre el comercio, la industria o la agricultura, entre otros campos. En 1988, el grupo adoptó un acuerdo que contempla ventajas comerciales entre los países en vías de desarrollo.

El G77 elige cada año a un presidente, encargado de velar por los intereses de todos los integrantes y coordinar las reuniones. La idea es que cada año pertenezca a una región distinta. Por lo demás, las principales decisiones se toman en una reunión de ministros que se celebra anualmente en Nueva York y estas se transmiten a las delegaciones regionales. Además, se organizan otras reuniones sobre temas más específicos para las que no se requiere la participación de los 134 miembros.

G15, la cumbre de la cooperación sur-sur

El G15 integra a 17 países en vías de desarrollo de América Latina, África y Asia. En total, representa a más de 2.000 millones de personas de Argelia, Argentina, Brasil, Chile, Egipto, India, Indonesia, Irán, Jamaica, Kenia, Malasia, México, Nigeria, Senegal, Sri Lanka, Venezuela y Zimbabue. Los propósitos de esta cumbre son buscar la cooperación entre los Estados del llamado sur global para impulsar el desarrollo económico, servir de foro para consultas periódicas entre los miembros, facilitar el diálogo norte-sur y encontrar nuevas vías para abordar los problemas comunes de manera colaborativa.

El Grupo de los Quince nació en 1989, tras la novena conferencia de los países no alineados, realizada en Belgrado. Desde entonces, ha celebrado 15 cumbres —la última fue en 2012, en Sri Lanka— y la composición de sus miembros ha variado: ya no están la extinta Yugoslavia ni Perú, que abandonó la organización en 2011; mientras que se han sumado Chile, Irán y Kenia. Hasta ahora no ha tenido demasiado éxito. De sus reuniones han salido proyectos para llevar la tecnología y la inversión a los países en desarrollo, pero la mayoría tuvieron que paralizarse por falta de financiación, lo que ha llevado a que algunos de sus integrantes discutan la utilidad del foro.

De sus reuniones han salido proyectos interesantes para los países en desarrollo, pero la mayoría tuvieron que paralizarse

La columna vertebral del G-15 es la cumbre anual de jefes de Estado y de Gobierno, en la que se intercambian los puntos de vista sobre la agenda mundial y se adopta una declaración conjunta. En teoría, se organiza cada dos años —aunque ha habido parones y celebraciones de año en año—, en una sede que rota entre las tres regiones de los países miembros. La tarea de organizarla corresponde a un comité directivo formado por tres ministros de relaciones exteriores: el del país al que le corresponde organizar la cumbre, el del encargado de hacerlo en la ocasión anterior y el de la próxima. Además, el G-15 cuenta con un centro de soporte técnico en Ginebra (Suiza), bajo la dirección del organizador en curso de la conferencia.

G10, el grupo de los prestamistas

El G10 es el grupo formado por los países que pueden aportar dinero para los préstamos del Fondo Monetario Internacional (FMI), en caso de que sus recursos no se consideren suficientes para satisfacer las necesidades globales. Está formado por Estados Unidos, Canadá, Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, Bélgica, Países Bajos, Suecia, Suiza y Japón, cuyos ministros de Finanzas se reúnen una vez al año con los gobernadores de los bancos centrales y representantes del FMI y el Banco Mundial.

Los miembros del Grupo de los Diez son los países que firmaron en 1962 el Acuerdo General de Préstamos (GAB, por sus siglas en inglés), por el cual se comprometían a aumentar la financiación de los préstamos del FMI. A estos se sumó, en 1964, Suiza. Su papel pasa por suministrar préstamos adicionales al FMI y participar en la toma de decisiones en materia crediticia. Por ejemplo, en 1971 se firmó el Acuerdo de Smithsonian, que reemplazó el tipo de cambio fijo mundial (el valor de una moneda se ajusta a una divisa de referencia o a un patrón como el oro) por el tipo de cambio flotante (el valor de la moneda lo fija el mercado, sin la intervención de las autoridades monetarias).

Harry D. White, el ‘comunista’ que derrotó a Keynes y creó el capitalismo moderno

Óscar GiménezSe cumplen 70 años de la muerte Harry Dexter White, una de las personas más importantes y desconocidas de la historia económica del siglo XX

Desde 1963, los gobernadores de los bancos centrales del G10 se reúnen coincidiendo con las reuniones del Banco de Pagos Internacionales (BPI). Además, cuenta con comisiones permanentes que mantienen en contacto a los principales prestamistas del mundo. Aparte del FMI y el BPI, la Comisión Europea (CE) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ejercen de observadores oficiales de las actividades del G10.

FUENTE EL DIARIO DE HERMOSILLO http://www.diariodehermosillo.com/g7-g20-g77-que-son-las-cumbres-g-y-que-papel-juegan-en-la-geopolitica/

LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE DOSSIER GEOPOLITICO

El tema de este año es Global sacudida en la 21 st  Century: el individuo, los valores y el Estado. El programa de cuatro días incluye más de 15 sesiones presenciales y en línea .

Vladimir Putin, presidente de Rusia : Señorías,

Para empezar, me gustaría agradecerles por venir a Rusia y participar en los eventos del Valdai Club.

Como siempre, durante estas reuniones se plantean cuestiones urgentes y se llevan a cabo debates exhaustivos sobre estos temas que, sin exagerar, importan a personas de todo el mundo. Una vez más, el tema clave del foro se puso en un sencillo, incluso diría, de manera a quemarropa: Global sacudida en la 21 st  Century: el individuo, los valores y el Estado.

De hecho, vivimos en una era de grandes cambios. Si me lo permite, por tradición, ofreceré mis puntos de vista con respecto a la agenda que ha elaborado.

En general, esta frase, “vivir en una era de grandes cambios”, puede parecer trivial ya que la usamos con tanta frecuencia. Además, esta era de cambio comenzó hace bastante tiempo y los cambios se han convertido en parte de la vida cotidiana. De ahí la pregunta: ¿merece la pena centrarse en ellos? Estoy de acuerdo con quienes hicieron la agenda de estas reuniones; por supuesto que lo son.

En las últimas décadas, muchas personas han citado un proverbio chino. El pueblo chino es sabio y tiene muchos pensadores y pensamientos valiosos que todavía podemos utilizar hoy. Uno de ellos, como sabrá, dice: «Dios no permita vivir en una época de cambio». Pero ya lo estamos viviendo, nos guste o no, y estos cambios son cada vez más profundos y fundamentales. Pero consideremos otra sabiduría china: la palabra «crisis» consta de dos jeroglíficos – probablemente haya representantes de la República Popular China en la audiencia, y me corregirán si me equivoco – pero, dos jeroglíficos, «peligro «Y» oportunidad «. Y como decimos aquí en Rusia, «lucha contra las dificultades con tu mente y lucha contra los peligros con tu experiencia».

Por supuesto, debemos ser conscientes del peligro y estar preparados para contrarrestarlo, y no solo una amenaza, sino muchas amenazas diversas que pueden surgir en esta era de cambio. Sin embargo, no es menos importante recordar un segundo componente de la crisis: oportunidades que no se deben desaprovechar, tanto más cuanto que la crisis a la que nos enfrentamos es conceptual e incluso de civilización. Se trata básicamente de una crisis de enfoques y principios que determinan la existencia misma de los humanos en la Tierra, pero tendremos que revisarlos seriamente en cualquier caso. La pregunta es dónde moverse, qué renunciar, qué revisar o ajustar. Al decir esto, estoy convencido de que es necesario luchar por valores reales, defendiéndolos en todos los sentidos.

La humanidad entró en una nueva era hace unas tres décadas cuando se crearon las principales condiciones para poner fin al enfrentamiento político-militar e ideológico. Estoy seguro de que se ha hablado mucho de esto en este club de discusión. Nuestro Canciller también habló de ello, pero sin embargo me gustaría repetir varias cosas.

En ese momento se inició la búsqueda de un nuevo equilibrio, relaciones sostenibles en las áreas social, política, económica, cultural y militar y el apoyo al sistema mundial. Estábamos buscando este apoyo pero hay que decir que no lo encontramos, al menos hasta ahora. Mientras tanto, aquellos que se sentían los ganadores después del final de la Guerra Fría (también hemos hablado de esto muchas veces) y pensaban que habían escalado el Monte Olimpo pronto descubrieron que el suelo se estaba cayendo por debajo incluso allí, y esta vez fue su turno. , y nadie podía «detener este momento fugaz» por muy justo que pareciera.

En general, debió parecer que nos ajustábamos a esta continua inconstancia, imprevisibilidad y permanente estado de transición, pero esto tampoco sucedió.

Me gustaría agregar que la transformación que estamos viendo y de la que somos parte es de un calibre diferente a los cambios que ocurrieron repetidamente en la historia de la humanidad, al menos aquellos que conocemos. No se trata simplemente de un cambio en el equilibrio de fuerzas o de avances científicos y tecnológicos, aunque ambos también se están produciendo. Hoy, nos enfrentamos a cambios sistémicos en todas las direcciones, desde la condición geofísica cada vez más complicada de nuestro planeta hasta una interpretación más paradójica de lo que es un ser humano y cuáles son las razones de su existencia.

Miremos a nuestro alrededor. Y diré esto nuevamente: me permitiré expresar algunos pensamientos a los que me suscribo.

En primer lugar, el cambio climático y la degradación ambiental son tan obvios que incluso las personas más descuidadas ya no pueden ignorarlos. Se puede seguir participando en debates científicos sobre los mecanismos detrás de los procesos en curso, pero es imposible negar que estos procesos están empeorando y es necesario hacer algo. Los desastres naturales como sequías, inundaciones, huracanes y tsunamis casi se han convertido en la nueva normalidad y nos estamos acostumbrando a ellos. Baste recordar las devastadoras y trágicas inundaciones en Europa el verano pasado, los incendios en Siberia; hay muchos ejemplos. No solo en Siberia, nuestros vecinos en Turquía también han tenido incendios forestales, y los Estados Unidos y otros lugares del continente americano. A veces parece que cualquier geopolítico, científico y técnico,o la rivalidad ideológica se vuelve inútil en este contexto, si los ganadores no tendrán suficiente aire para respirar o nada para beber.

La pandemia de coronavirus se ha convertido en otro recordatorio de lo frágil que es nuestra comunidad, lo vulnerable que es, y nuestra tarea más importante es garantizar a la humanidad una existencia segura y resiliente. Para aumentar nuestras posibilidades de supervivencia frente a los cataclismos, es absolutamente necesario repensar cómo vamos con nuestras vidas, cómo administramos nuestros hogares, cómo se desarrollan las ciudades o cómo deberían desarrollarse; necesitamos reconsiderar las prioridades de desarrollo económico de estados enteros. Repito, la seguridad es uno de nuestros principales imperativos, en cualquier caso se ha vuelto obvio ahora, y cualquiera que intente negar esto tendrá que explicar luego por qué se equivocaron y por qué no estaban preparados para las crisis y conmociones que enfrentan naciones enteras. .

Segundo. Los problemas socioeconómicos que enfrenta la humanidad se han agravado hasta el punto de que, en el pasado, desencadenaría conmociones mundiales, como guerras mundiales o cataclismos sociales sangrientos. Todo el mundo dice que el modelo actual de capitalismo que subyace a la estructura social en la inmensa mayoría de los países ha terminado su curso y ya no ofrece una solución a una serie de diferencias cada vez más enredadas.

En todas partes, incluso en los países y regiones más ricos, la distribución desigual de la riqueza material ha exacerbado la desigualdad, principalmente la desigualdad de oportunidades tanto dentro de las sociedades individuales como a nivel internacional. Mencioné este formidable desafío en mis comentarios en el Foro de Davos a principios de este año. Sin duda, estos problemas nos amenazan con grandes y profundas divisiones sociales.

Además, varios países e incluso regiones enteras se ven regularmente afectados por crisis alimentarias. Probablemente discutiremos esto más adelante, pero hay muchas razones para creer que esta crisis empeorará en el futuro cercano y puede alcanzar formas extremas. También hay escasez de agua y electricidad (probablemente cubriremos esto también hoy), sin mencionar la pobreza, las altas tasas de desempleo o la falta de atención médica adecuada.

Los países rezagados son plenamente conscientes de ello y están perdiendo la fe en las perspectivas de ponerse al día con los líderes. La decepción estimula la agresión y empuja a la gente a unirse a las filas de los extremistas. Las personas en estos países tienen una sensación cada vez mayor de expectativas incumplidas y fallidas y la falta de oportunidades no solo para ellos, sino también para sus hijos. Esto es lo que les hace buscar una vida mejor y da como resultado una migración descontrolada que, a su vez, crea un terreno fértil para el descontento social en los países más prósperos. No necesito explicarte nada, ya que puedes verlo todo con tus propios ojos y, probablemente, estás más versado en estos temas que yo.

Como señalé anteriormente, las potencias líderes prósperas tienen otros problemas sociales urgentes, desafíos y riesgos en abundancia, y muchos de ellos ya no están interesados ​​en luchar por la influencia ya que, como dicen, ya tienen suficiente en sus platos. El hecho de que la sociedad y los jóvenes en muchos países hayan reaccionado exageradamente de manera dura e incluso agresiva a las medidas para combatir el coronavirus se demostró, y quiero enfatizar esto, espero que alguien ya lo haya mencionado antes que yo en otros lugares, así que, Creo que esta reacción mostró que la pandemia era solo un pretexto: las causas de la irritación y frustración social son mucho más profundas.

Tengo otro punto importante que hacer. La pandemia, que, en teoría, se suponía que uniría a la gente en la lucha contra esta enorme amenaza común, se ha convertido en un factor de división en lugar de unificador. Hay muchas razones para eso, pero una de las principales es que comenzaron a buscar soluciones a los problemas entre los enfoques habituales: una variedad de ellos, pero aún los antiguos, pero simplemente no funcionan. O, para ser más precisos, funcionan, pero a menudo y, por extraño que parezca, empeoran la situación actual.

Por cierto, Rusia ha pedido en repetidas ocasiones, y lo repetiré, detener estas ambiciones inapropiadas y trabajar juntos. Probablemente hablaremos de esto más adelante, pero está claro lo que tengo en mente. Hablamos de la necesidad de contrarrestar juntos la infección por coronavirus. Pero nada cambia; todo sigue igual a pesar de las consideraciones humanitarias. No me refiero a Rusia ahora, dejemos las sanciones contra Rusia por ahora; Me refiero a las sanciones que siguen vigentes contra aquellos estados que necesitan urgentemente ayuda internacional. ¿Dónde están los fundamentos humanitarios del pensamiento político occidental? Parece que no hay nada allí, solo charlas ociosas. Lo entiendes? Esto es lo que parece estar en la superficie.

Además, la revolución tecnológica, los impresionantes logros en inteligencia artificial, electrónica, comunicaciones, genética, bioingeniería y medicina abren enormes oportunidades, pero al mismo tiempo, en términos prácticos, plantean cuestiones filosóficas, morales y espirituales que eran hasta hace poco tiempo las más importantes. dominio exclusivo de los escritores de ciencia ficción. ¿Qué pasará si las máquinas superan a los humanos en la capacidad de pensar? ¿Dónde está el límite de interferencia en el cuerpo humano más allá del cual una persona deja de ser ella misma y se convierte en alguna otra entidad? ¿Cuáles son los límites éticos generales en el mundo donde el potencial de la ciencia y las máquinas se está volviendo casi ilimitado? ¿Qué significará esto para cada uno de nosotros, para nuestros descendientes, nuestros descendientes más cercanos, nuestros hijos y nietos?

Estos cambios están cobrando impulso y, desde luego, no pueden detenerse porque, por regla general, son objetivos. Todos tendremos que lidiar con las consecuencias independientemente de nuestros sistemas políticos, condición económica o ideología imperante.

Verbalmente, todos los estados hablan de su compromiso con los ideales de cooperación y su voluntad de trabajar juntos para resolver problemas comunes pero, lamentablemente, estas son solo palabras. En realidad, está sucediendo lo contrario, y la pandemia ha servido para alimentar las tendencias negativas que surgieron hace mucho tiempo y que ahora solo están empeorando. El enfoque basado en el proverbio, «tu propia camisa está más cerca del cuerpo», finalmente se ha vuelto común y ahora ni siquiera se oculta. Además, esto a menudo es incluso una cuestión de jactancia y blandir. Los intereses egoístas prevalecen sobre la noción de bien común.

Por supuesto, el problema no es solo la mala voluntad de ciertos estados y élites notorias. Es más complicado que eso, en mi opinión. En general, la vida rara vez se divide en blanco y negro. Cada gobierno, cada líder es el principal responsable ante sus propios compatriotas, obviamente. El objetivo principal es garantizar su seguridad, paz y prosperidad. Por lo tanto, los asuntos internacionales y transnacionales nunca serán tan importantes para un liderazgo nacional como la estabilidad nacional. En general, esto es normal y correcto.

Tenemos que afrontar el hecho de que las instituciones de gobernanza global no siempre son eficaces y sus capacidades no siempre están a la altura del desafío que plantea la dinámica de los procesos globales. En este sentido, la pandemia podría ayudar: mostró claramente qué instituciones tienen lo que se necesita y cuáles necesitan ajustes.

La realineación del equilibrio de poder presupone una redistribución de acciones a favor de países emergentes y en desarrollo que hasta ahora se sentían excluidos. Para decirlo sin rodeos, la dominación occidental de los asuntos internacionales, que comenzó hace varios siglos y, por un período corto, era casi absoluta a finales del 20 º  siglo, está dando paso a un sistema mucho más diverso.

Esta transformación no es un proceso mecánico y, a su manera, incluso podría decirse, no tiene paralelo. Podría decirse que la historia política no tiene ejemplos de un orden mundial estable que se establezca sin una gran guerra y sus resultados como base, como fue el caso después de la Segunda Guerra Mundial. Entonces, tenemos la oportunidad de sentar un precedente extremadamente favorable. El intento de crearlo después del final de la Guerra Fría sobre la base de la dominación occidental fracasó, como vemos. El estado actual de los asuntos internacionales es producto de ese mismo fracaso, y debemos aprender de esto.

Algunos se preguntarán, ¿a qué hemos llegado? Hemos llegado a un lugar paradójico. Solo un ejemplo: durante dos décadas, la nación más poderosa del mundo ha estado llevando a cabo campañas militares en dos países con los que no se puede comparar de ninguna manera. Pero al final, tuvo que cerrar sus operaciones sin lograr un solo objetivo que se había propuesto hace 20 años, y retirarse de estos países causando un daño considerable a los demás y a sí misma. De hecho, la situación ha empeorado dramáticamente.

Pero ese no es el punto. Anteriormente, una guerra perdida por un lado significaba la victoria del otro lado, que asumía la responsabilidad de lo que estaba sucediendo. Por ejemplo, la derrota de Estados Unidos en la guerra de Vietnam, por ejemplo, no convirtió a Vietnam en un «agujero negro». Por el contrario, surgió allí un estado en desarrollo exitoso que, sin duda, se basó en el apoyo de un aliado fuerte. Las cosas son diferentes ahora: no importa quién tome la delantera, la guerra no se detiene, solo cambia de forma. Como regla general, el hipotético ganador se muestra reacio o incapaz de garantizar una recuperación pacífica de la posguerra, y solo empeora el caos y el vacío que representan un peligro para el mundo.

Colegas,

¿Cuáles cree que son los puntos de partida de este complejo proceso de realineación? Permítanme intentar resumir los puntos de conversación.

En primer lugar, la pandemia de coronavirus ha demostrado claramente que el orden internacional se estructura en torno a los estados nacionales. Por cierto, los desarrollos recientes han demostrado que las plataformas digitales globales, con todo su poder, que pudimos ver en los procesos políticos internos en los Estados Unidos, no han logrado usurpar las funciones políticas o estatales. Estos intentos resultaron efímeros. Las autoridades estadounidenses, como dije, han puesto de inmediato a los propietarios de estas plataformas en su lugar, que es exactamente lo que se está haciendo en Europa, si se mira el tamaño de las multas que se les imponen y las medidas de desmonopolización que se están tomando. Eres consciente de eso.

En las últimas décadas, muchos han arrojado conceptos sofisticados que afirman que el papel del estado era obsoleto y extrovertido. La globalización supuestamente convirtió las fronteras nacionales en un anacronismo y la soberanía en un obstáculo para la prosperidad. Ya sabes, lo dije antes y lo diré de nuevo. Esto es también lo que dijeron quienes intentaron abrir las fronteras de otros países en beneficio de sus propias ventajas competitivas. Esto es lo que sucedió realmente. Y tan pronto como se supo que alguien en algún lugar está logrando grandes resultados, inmediatamente volvió a cerrar fronteras en general y, en primer lugar, sus propias fronteras aduaneras y lo que sea, y comenzaron a construir muros. Bueno, ¿se suponía que no íbamos a darnos cuenta, o qué? Todos ven todo y todos entienden todo perfectamente. Por supuesto que lo hacen.

Ya no tiene sentido discutirlo. Es obvio. Pero los eventos, cuando hablamos de la necesidad de abrir fronteras, los eventos, como dije, fueron en la dirección opuesta. Solo los estados soberanos pueden responder eficazmente a los desafíos de la época y las demandas de los ciudadanos. En consecuencia, cualquier orden internacional efectivo debe tener en cuenta los intereses y capacidades del Estado y proceder sobre esa base, y no tratar de probar que no deberían existir. Además, es imposible imponer nada a nadie, ya sean los principios que subyacen a la estructura sociopolítica o los valores que alguien, por sus propias razones, ha llamado universales. Después de todo, está claro que cuando golpea una crisis real, solo queda un valor universal y ese es la vida humana.que cada estado decide por sí mismo cómo proteger mejor en función de sus habilidades, cultura y tradiciones.

En este sentido, volveré a señalar lo grave y peligrosa que se ha vuelto la pandemia de coronavirus. Como sabemos, más de 4,9 millones han muerto a causa de ella. Estas aterradoras cifras son comparables e incluso superan las pérdidas militares de los principales participantes en la Primera Guerra Mundial.

El segundo punto sobre el que me gustaría llamar su atención es la escala del cambio que nos obliga a actuar con extrema cautela, aunque sólo sea por razones de autoconservación. El estado y la sociedad no deben responder de manera radical a los cambios cualitativos en la tecnología, los cambios ambientales dramáticos o la destrucción de los sistemas tradicionales. Es más fácil destruir que crear, como todos sabemos. Nosotros en Rusia sabemos esto muy bien, lamentablemente, por nuestra propia experiencia, que hemos tenido varias veces.

Hace poco más de un siglo, Rusia enfrentó objetivamente serios problemas, incluso debido a la Primera Guerra Mundial en curso, pero sus problemas no eran mayores y posiblemente incluso menores o no tan agudos como los problemas que enfrentaban los otros países, y Rusia podría haber lidiado con sus problemas. problemas de forma gradual y civilizada. Pero los choques revolucionarios llevaron al colapso y la desintegración de una gran potencia. La segunda vez que esto sucedió hace 30 años, cuando una nación potencialmente muy poderosa no logró entrar en el camino de reformas urgentes, flexibles pero bien fundamentadas en el momento adecuado, y como resultado fue víctima de todo tipo de dogmáticos, ambos reaccionarios. y los llamados progresistas: todos hicieron su parte, todas las partes lo hicieron.

Estos ejemplos de nuestra historia nos permiten decir que las revoluciones no son una forma de solucionar una crisis sino una forma de agravarla. Ninguna revolución valió la pena por el daño que hizo al potencial humano.

Tercera. La importancia de un apoyo sólido en la esfera de la moral, la ética y los valores está aumentando dramáticamente en el frágil mundo moderno. De hecho, los valores son un producto, un producto único del desarrollo histórico y cultural de cualquier nación. El entrelazamiento mutuo de naciones definitivamente las enriquece, la apertura amplía sus horizontes y les permite echar una nueva mirada a sus propias tradiciones. Pero el proceso debe ser orgánico y nunca puede ser rápido. Cualquier elemento alienígena será rechazado de todos modos, posiblemente sin rodeos. Cualquier intento de imponer los valores propios a los demás con un resultado incierto e impredecible solo puede complicar aún más una situación dramática y, por lo general, producir la reacción opuesta y un resultado opuesto al esperado.

Observamos con asombro los procesos en curso en los países que tradicionalmente se han considerado abanderados del progreso. Por supuesto, los choques sociales y culturales que están teniendo lugar en los Estados Unidos y Europa Occidental no son asunto nuestro; nos mantenemos al margen de esto. Algunas personas en Occidente creen que una eliminación agresiva de páginas enteras de su propia historia, la «discriminación inversa» contra la mayoría en interés de una minoría y la demanda de renunciar a las nociones tradicionales de madre, padre, familia e incluso género. , creen que todos estos son los hitos en el camino hacia la renovación social.

Escuche, me gustaría señalar una vez más que tienen derecho a hacer esto, nosotros nos mantenemos al margen. Pero nos gustaría pedirles que también se mantengan fuera de nuestro negocio. Tenemos un punto de vista diferente, al menos la inmensa mayoría de la sociedad rusa – sería más correcto decirlo de esta manera – tiene una opinión diferente sobre este asunto. Creemos que debemos confiar en nuestros propios valores espirituales, nuestra tradición histórica y la cultura de nuestra nación multiétnica.

Los defensores del llamado «progreso social» creen que están introduciendo a la humanidad en algún tipo de conciencia nueva y mejor. Buena suerte, iza las banderas como decimos, adelante. Lo único que quiero decir ahora es que sus recetas no son nuevas en absoluto. Puede ser una sorpresa para algunas personas, pero Rusia ya estuvo allí. Después de la revolución de 1917, los bolcheviques, apoyándose en los dogmas de Marx y Engels, también dijeron que cambiarían las formas y costumbres existentes y no solo las políticas y económicas, sino la noción misma de la moral humana y los fundamentos de una sociedad sana. La destrucción de los valores ancestrales, la religión y las relaciones entre las personas, hasta e incluyendo el rechazo total de la familia (eso también lo tuvimos), el estímulo para informar sobre los seres queridos, todo esto fue proclamado progreso y, por cierto,Fue ampliamente apoyado en todo el mundo en ese entonces y estaba bastante de moda, al igual que hoy. Por cierto, los bolcheviques eran absolutamente intolerantes con opiniones distintas de las suyas.

Creo que esto debería recordar algo de lo que estamos presenciando ahora. Al observar lo que está sucediendo en varios países occidentales, nos sorprende ver las prácticas domésticas que, afortunadamente, hemos dejado, espero, en un pasado lejano. La lucha por la igualdad y contra la discriminación se ha convertido en un dogmatismo agresivo rayano en el absurdo, cuando las obras de los grandes autores del pasado -como Shakespeare- ya no se enseñan en las escuelas o universidades, porque se cree que sus ideas son atrasadas. Los clásicos se declaran atrasados ​​e ignorantes de la importancia del género o la raza. En Hollywood, se distribuyen memorandos sobre la narración adecuada y cuántos personajes de qué color o género deben estar en una película. Esto es incluso peor que el departamento de agitprop del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética.

Contrarrestar los actos de racismo es una causa noble y necesaria, pero la nueva ‘cultura de cancelación’ la ha convertido en ‘discriminación inversa’, es decir, racismo inverso. El énfasis obsesivo en la raza está dividiendo aún más a las personas, cuando los verdaderos luchadores por los derechos civiles soñaban precisamente con borrar las diferencias y negarse a dividir a las personas por el color de piel. Les pedí específicamente a mis colegas que encontraran la siguiente cita de Martin Luther King: «Tengo un sueño de que mis cuatro hijos pequeños algún día vivirán en una nación donde no serán juzgados por el color de su piel sino por su carácter». Este es el verdadero valor. Sin embargo, las cosas están saliendo de otra manera allí. Por cierto, la mayoría absoluta de los rusos no cree que el color de la piel de una persona o su género sea un asunto importante. Cada uno de nosotros es un ser humano.Eso es lo que importa.

En varios países occidentales, el debate sobre los derechos de hombres y mujeres se ha convertido en una fantasmagoría perfecta. Mire, tenga cuidado de ir a donde los bolcheviques alguna vez planearon ir, no solo comunalizando pollos, sino también comunalizando a las mujeres. Un paso más y estarás ahí.

Los fanáticos de estos nuevos enfoques llegan incluso a querer abolir estos conceptos por completo. Cualquiera que se atreva a mencionar que los hombres y las mujeres existen realmente, lo cual es un hecho biológico, corre el riesgo de ser condenado al ostracismo. “Padre número uno” y “padre número dos”, “padre biológico” en lugar de “madre” y “leche materna” reemplazando a la “leche materna” porque podría molestar a las personas que no están seguras de su propio género. Repito, esto no es nada nuevo; En la década de 1920, los llamados Kulturtraegers soviéticos también inventaron un nuevo lenguaje creyendo que estaban creando una nueva conciencia y cambiando los valores de esa manera. Y, como ya he dicho, hicieron tanto lío que a veces todavía uno se estremece.

Sin mencionar algunas cosas verdaderamente monstruosas cuando a los niños se les enseña desde una edad temprana que un niño puede convertirse fácilmente en una niña y viceversa. Es decir, los profesores realmente les imponen una elección que supuestamente todos tenemos. Lo hacen mientras excluyen a los padres del proceso y obligan al niño a tomar decisiones que pueden cambiar toda su vida. Ni siquiera se molestan en consultar con psicólogos infantiles: ¿es un niño a esta edad capaz de tomar una decisión de este tipo? Llamar a las cosas por su nombre, esto raya en un crimen de lesa humanidad, y se está haciendo en nombre y bajo la bandera del progreso.

Bueno, si a alguien le gusta esto, déjelo que lo haga. Ya he mencionado que, al dar forma a nuestros enfoques, nos guiaremos por un conservadurismo saludable. Eso fue hace unos años, cuando las pasiones en el ámbito internacional aún no estaban tan altas como ahora, aunque, por supuesto, podemos decir que las nubes se estaban acumulando incluso entonces. Ahora, cuando el mundo atraviesa una ruptura estructural, la importancia de un conservadurismo razonable como base para un curso político se ha disparado, precisamente debido a los riesgos y peligros que se multiplican, y a la fragilidad de la realidad que nos rodea.

Este enfoque conservador no se trata de un tradicionalismo ignorante, un miedo al cambio o un juego de restricción, y mucho menos de retirarnos a nuestro propio caparazón. Se trata principalmente de la confianza en una tradición probada por el tiempo, la preservación y el crecimiento de la población, una evaluación realista de uno mismo y de los demás, una alineación precisa de prioridades, una correlación de necesidad y posibilidad, una formulación prudente de metas y un criterio fundamental. rechazo del extremismo como método. Y, francamente, en el período inminente de reconstrucción global, que puede llevar bastante tiempo, con un diseño final incierto, el conservadurismo moderado es la línea de conducta más razonable, hasta donde yo lo veo. Inevitablemente cambiará en algún momento, pero hasta ahora, no hacer daño, el principio rector de la medicina, parece ser el más racional. Noli nocere, como dicen.

Una vez más, para nosotros en Rusia, estos no son postulados especulativos, sino lecciones de nuestra difícil y a veces trágica historia. El costo de experimentos sociales mal concebidos a veces está más allá de toda estimación. Tales acciones pueden destruir no solo los fundamentos materiales, sino también espirituales de la existencia humana, dejando tras de sí una ruina moral donde nada se puede construir para reemplazarlo durante mucho tiempo.

Finalmente, hay un punto más que quiero hacer. Entendemos muy bien que resolver muchos problemas urgentes que el mundo ha estado enfrentando sería imposible sin una estrecha cooperación internacional. Sin embargo, tenemos que ser realistas: la mayoría de las consignas bonitas sobre encontrar soluciones globales a problemas globales que hemos estado oyendo desde finales del 20 º siglo nunca se convertirá en realidad. Para lograr una solución global, los estados y las personas tienen que transferir sus derechos soberanos a estructuras supranacionales en una medida que pocos, si es que hay alguno, aceptarían. Esto se debe principalmente al hecho de que tiene que responder por los resultados de tales políticas no a un público global, sino a sus ciudadanos y votantes.

Sin embargo, esto no significa que sea imposible ejercer cierta moderación para lograr soluciones a los desafíos globales. Después de todo, un desafío global es un desafío para todos juntos y para cada uno de nosotros en particular. Si todos vieran una manera de beneficiarse de la cooperación para superar estos desafíos, esto definitivamente nos dejaría mejor equipados para trabajar juntos.

Una de las formas de promover estos esfuerzos podría ser, por ejemplo, elaborar, a nivel de la ONU, una lista de desafíos y amenazas que enfrentan países específicos, con detalles de cómo podrían afectar a otros países. Este esfuerzo podría involucrar a expertos de varios países y campos académicos, incluidos ustedes, mis colegas. Creemos que desarrollar una hoja de ruta de este tipo podría inspirar a muchos países a ver los problemas globales desde una nueva perspectiva y comprender cómo la cooperación podría ser beneficiosa para ellos.

Ya he mencionado los desafíos que enfrentan las instituciones internacionales. Lamentablemente, este es un hecho evidente: ahora se trata de reformar o cerrar algunos de ellos. Sin embargo, las Naciones Unidas, como institución internacional central, conserva su valor perdurable, al menos por ahora. Creo que en nuestro mundo turbulento es la ONU la que aporta un toque de conservadurismo razonable a las relaciones internacionales, algo que es tan importante para normalizar la situación.

Muchos critican a la ONU por no adaptarse a un mundo que cambia rápidamente. En parte, esto es cierto, pero no es la ONU, sino principalmente sus miembros quienes tienen la culpa de esto. Además, este organismo internacional promueve no solo las normas internacionales, sino también el espíritu normativo, que se basa en los principios de igualdad y la máxima consideración por las opiniones de todos. Nuestra misión es preservar este patrimonio mientras reformamos la organización. Sin embargo, al hacerlo, debemos asegurarnos de no tirar al bebé con el agua de la bañera, como dice el refrán.

Esta no es la primera vez que utilizo una tribuna alta para hacer este llamado a la acción colectiva a fin de enfrentar los problemas que continúan acumulándose y agudizándose. Es gracias a ustedes, amigos y colegas, que el Valdai Club está emergiendo o ya se ha establecido como un foro de alto perfil. Es por esta razón que me dirijo a esta plataforma para reafirmar nuestra disposición a trabajar juntos para abordar los problemas más urgentes que enfrenta el mundo hoy.

Amigos,

Los cambios que mencioné aquí antes que yo, así como los de ustedes, son relevantes para todos los países y pueblos. Rusia, por supuesto, no es una excepción. Como todos los demás, buscamos respuestas a los desafíos más urgentes de nuestro tiempo.

Por supuesto, nadie tiene recetas preparadas. Sin embargo, me atrevería a decir que nuestro país tiene ventaja. Déjame explicarte cuál es esta ventaja. Tiene que ver con nuestra experiencia histórica. Es posible que haya notado que me he referido a él varias veces en el curso de mis comentarios. Desafortunadamente, tuvimos que traer muchos recuerdos tristes, pero al menos nuestra sociedad ha desarrollado lo que ahora llaman inmunidad colectiva al extremismo que allana el camino a los trastornos y cataclismos socioeconómicos. La gente realmente valora la estabilidad y la posibilidad de vivir una vida normal y prosperar mientras confía en que las aspiraciones irresponsables de otro grupo de revolucionarios no alterarán sus planes y aspiraciones.Muchos tienen recuerdos vívidos de lo que sucedió hace 30 años y de todo el dolor que se necesitó para salir de la zanja en la que se encontraron nuestro país y nuestra sociedad después de la caída de la URSS.

Las opiniones conservadoras que mantenemos son un conservadurismo optimista, que es lo que más importa. Creemos que es posible un desarrollo positivo y estable. Todo depende principalmente de nuestros propios esfuerzos. Por supuesto, estamos dispuestos a trabajar con nuestros socios en causas nobles comunes.

Me gustaría agradecer una vez más a todos los participantes por su atención. Como dice la tradición, con gusto responderé o al menos intentaré responder a sus preguntas.

Gracias por su paciencia.

Fyodor Lukyanov, moderador de la 18ª reunión anual de la sesión de clausura del Valdai Discussion Club: Muchas gracias, señor Presidente, por sus comentarios detallados que abarcan no solo y no tanto los problemas políticos actuales, sino también cuestiones fundamentales. Siguiendo con lo que ha dicho, no puedo dejar de preguntarle sobre la experiencia histórica, las tradiciones, el conservadurismo y el conservadurismo saludable que ha mencionado en varias ocasiones en sus comentarios.

¿Te asusta el conservadurismo malsano? ¿Dónde está el límite que separa a los saludables de los no saludables? ¿En qué momento una tradición deja de ser algo que une a la sociedad y se convierte en una carga?

Vladimir Putin: Cualquier cosa puede convertirse en una carga, si no se tiene cuidado. Cuando hablo de conservadurismo saludable, siempre me viene a la mente Nikolai Berdyayev, y ya lo he mencionado varias veces. Era un filósofo ruso notable y, como todos saben, fue expulsado de la Unión Soviética en 1922. Era tan progresista como puede serlo un hombre, pero también estaba del lado del conservadurismo. Solía ​​decir, y me disculparán si no cito sus palabras exactas: «El conservadurismo no es algo que impide el movimiento hacia arriba y hacia adelante, sino algo que le impide volver a caer en el caos». Si tratamos el conservadurismo de esta manera, proporciona una base eficaz para seguir avanzando.

Fyodor Lukyanov: Hablando de tradiciones, también tiende a mencionar los valores tradicionales con bastante frecuencia, y este es un tema candente en nuestra sociedad. En particular, ha propuesto confiar en los valores tradicionales como base para unir al mundo. Sin embargo, las tradiciones están destinadas a ser únicas para cada nación. ¿Cómo pueden todos unirse en torno a los mismos valores tradicionales, si tienen sus propias tradiciones?

Vladimir Putin: ¿Sabes cuál es el truco? El truco es que, por supuesto, hay mucha diversidad y cada nación del mundo es diferente. Aún así, algo une a todas las personas. Después de todo, todos somos personas y todos queremos vivir. La vida tiene un valor absoluto.

En mi opinión, lo mismo se aplica a la familia como valor, porque ¿qué puede ser más importante que la procreación? ¿Queremos ser o no ser? Si no queremos estar, está bien. Verá, la adopción también es algo bueno e importante, pero para adoptar un niño, alguien tiene que dar a luz a ese niño. Este es el segundo valor universal que no se puede cuestionar.

No creo que deba enumerarlos todos. Todos ustedes son personas inteligentes aquí, y todos lo entienden, incluido usted. Sí, necesitamos trabajar juntos sobre la base de estos valores universales compartidos.

Fyodor Lukyanov:  Hizo una declaración poderosa cuando dijo que el modelo actual de capitalismo ha seguido su curso y ya no ofrece una solución a los problemas internacionales. Uno oye esto mucho en estos días, pero se está refiriendo a la desafortunada experiencia de nuestro país en la 20 ª  siglo, cuando en realidad estábamos rechazando el capitalismo, pero esto no funcionó bien para nosotros. ¿Significa esto que aquí es donde queremos volver? ¿Hacia dónde nos dirigimos con este modelo capitalista disfuncional?

Vladimir Putin : También dije que no había recetas preparadas. Es cierto que lo que estamos presenciando actualmente, por ejemplo en los mercados energéticos, como probablemente discutiremos más adelante, demuestra que este tipo de capitalismo no funciona. Todo lo que hacen es hablar de la «mano invisible» del mercado, solo para obtener $ 1,500 o $ 2,000 por 1,000 metros cúbicos. ¿Es bueno este enfoque de la regulación basado en el mercado?

Cuando todo va bien y hay estabilidad, los actores económicos de todo el mundo exigen más libertad para sí mismos y un papel menor del Estado en la economía. Sin embargo, cuando surgen desafíos, especialmente a escala global, quieren que el gobierno interfiera.

Recuerdo muy bien 2008 y 2009 y la crisis financiera mundial. Yo era Primer Ministro en ese momento y hablé con muchos líderes empresariales rusos, que hasta ese momento se consideraban exitosos, y por cierto, todo está bien para ellos ahora. Vinieron a mí y estaban dispuestos a renunciar a sus empresas que valían decenas de millones, si no cientos de millones de dólares, por un rublo. ¿Por qué? Debían asumir la responsabilidad de su plantilla y del futuro de estas empresas. Para ellos era más fácil quedarse con lo que ganaban y traspasar su responsabilidad a otros.

En ese momento, acordamos que el estado les prestaría su hombro: ellos mantuvieron sus negocios, mientras que el estado pagó sus préstamos de margen y asumió la responsabilidad, hasta cierto punto. Junto con las empresas, encontramos una solución. Como resultado, salvamos a las empresas privadas más grandes de Rusia y permitimos que el estado obtuviera ganancias después. De hecho, ganamos dinero porque cuando las empresas se recuperaron, devolvieron lo que le debían al estado. El estado obtuvo una gran ganancia.

En este sentido, necesitamos trabajar juntos y explorar la experiencia de los demás. Otros países también tuvieron experiencias positivas al hacer que el estado y el mercado funcionen en sintonía entre sí. La República Popular China es un ejemplo de ello. Si bien el Partido Comunista conserva su papel de liderazgo allí, el país tiene un mercado viable y sus instituciones son bastante efectivas. Este es un hecho obvio.

Por esta razón, no hay recetas preparadas. El capitalismo salvaje tampoco funciona, como ya he dicho, y estoy dispuesto a repetirlo, como acabo de demostrar con estos ejemplos.

En cierto modo, esto es como arte. Debe comprender cuándo poner un mayor énfasis en algo: cuándo agregar más sal y cuándo usar más azúcar. ¿Verás? Mientras nos guiamos por los principios generales articulados por las instituciones financieras internacionales como el FMI, la OCDE, etc., debemos comprender dónde estamos. Para actuar, debemos comprender cómo se comparan nuestras capacidades con los planes que tenemos. Por cierto, aquí en Rusia hemos sido bastante eficaces durante los últimos años, incluso para superar las consecuencias de la epidemia. Otros países también se desempeñaron bastante bien, como podemos ver.

Fyodor Lukyanov:  ¿Quiere decir que nos estamos moviendo no solo hacia un conservadurismo optimista sino también hacia un capitalismo optimista?

Vladimir Putin: Verá, tenemos que construir un estado de bienestar social. A decir verdad, Europa, especialmente los países nórdicos, han estado abogando por un estado de bienestar social durante mucho tiempo. Esto es fundamental para nosotros, considerando la brecha de ingresos entre varios grupos sociales, incluso si este problema existe en todas las principales economías del mundo. Basta con mirar a Estados Unidos y Europa, aunque la brecha de ingresos es menor en Europa en comparación con Estados Unidos.

Como he dicho en múltiples ocasiones, solo un pequeño grupo de personas que ya eran ricas para empezar se beneficiaron de las preferencias que se hicieron disponibles durante los últimos años. Su riqueza aumentó exponencialmente en comparación con la clase media y los pobres. Este problema existe claramente allí, incluso si no es tan urgente en Europa, pero aún existe.

Fyodor Lukyanov : Gracias.

Haré la última pregunta para no hacer esperar a la audiencia. Ha mencionado el papel invaluable de la ONU. Podemos entender esto, ya que la ONU es una institución fundamental, y así sucesivamente. Sin embargo, muchos ahora critican a la ONU y usted lo ha mencionado en sus comentarios.

Hace apenas unos días, el presidente de Turquía, Erdogan, a quien usted conoce bien, dijo que el Consejo de Seguridad debe ser reformado porque un grupo de países vencedores de la Segunda Guerra Mundial monopolizó el poder, que no es como debería ser. ¿Estás de acuerdo con esta afirmación?

Vladimir Putin:  No lo hago. Recientemente visitó Rusia, como saben, y tuve una reunión con él. Yo mismo planteé esta pregunta, diciendo que vi sus puntos principales. Debo admitir que no leí todo el libro, pero sí miré algunas de las ideas. Estoy de acuerdo con algunos de ellos. Este es un buen análisis. Podemos entender por qué un líder turco plantea este problema. Probablemente crea que Turquía podría convertirse en miembro permanente del Consejo de Seguridad. Sin embargo, no le corresponde a Rusia decidir. Los asuntos de este tipo deben decidirse por consenso. También están la India y Sudáfrica. Verá, esta es una cuestión de justicia, de lograr un equilibrio.

Aquí son posibles diferentes soluciones. Preferiría no hablar de esto ahora, adelantarme y adelantarme a la posición de Rusia en este debate. Pero lo que es importante (lo acabo de decir en mis palabras de apertura, y también se lo dije al presidente Erdogan), si desmantelamos el veto de los miembros permanentes, las Naciones Unidas morirán el mismo día, se degradarán hasta convertirse en la Sociedad de Naciones. , y eso será todo. Será solo una plataforma de discusión, Valdai Club número dos. Pero solo hay un Valdai Club, y está aquí. (La risa.)

Fyodor Lukyanov:  Estamos listos para intervenir.

Vladimir Putin: El  Valdai Club número dos estará en Nueva York.

Fyodor Lukyanov:  Lo reemplazaremos con mucho gusto.

Vladimir Putin: Pero este es el punto: preferiríamos no cambiar nada. Es decir, podría ser necesario algún cambio, pero preferiríamos no destruir la base; ese es el objetivo de la ONU hoy, que hay cinco miembros permanentes y tienen el poder de veto. Otros estados están representados en el Consejo de Seguridad, pero son miembros no permanentes.

Necesitamos pensar cómo podríamos hacer que esta organización sea más equilibrada, porque de hecho, esto es cierto, y en este sentido, el presidente Erdogan tiene razón, surgió después de la Segunda Guerra Mundial, cuando había un cierto equilibrio de poder. Ahora está cambiando; ya ha cambiado.

Somos muy conscientes de que China ha superado a Estados Unidos en paridad de poder adquisitivo. ¿Qué piensas que es eso? Estos son cambios globales.

¿Y la India? Otra nación de casi 1.500 millones de habitantes, una economía en rápido desarrollo, etc. ¿Y por qué África no está representada? ¿Dónde está América Latina? Definitivamente debemos considerar esto: un gigante en crecimiento como Brasil. Todos estos son temas de discusión. Solo que no debemos apresurarnos. No debemos cometer errores en el camino de la reforma.

Fyodor Lukyanov : Los líderes del Valdai Club considerarán la posibilidad de celebrar una reunión en Nueva York. Solo que, me temo, es posible que no nos otorguen visas a todos, pero no hay problema, trabajaremos en eso.

Vladimir Putin : Por cierto, ¿por qué no? El Valdai Club también podría reunirse en Nueva York.

Fyodor Lukyanov : Después de que tú y Biden acuerden las visas. (La risa.)

Vladimir Putin:  No creo que los jefes de estado deban intervenir. Pregúntele a Sergei Lavrov, hablará con sus colegas allí.

¿Por qué no? Lo digo en serio. ¿Por qué no celebrar una sesión del Valdai Club en un sitio neutral, fuera de la Federación de Rusia? ¿Por qué no? Creo que puede ser interesante.

Tenemos personas importantes aquí en esta sala, buenos analistas que son bien conocidos en sus países. Se puede invitar a más personas en el país anfitrión a unirse a estos debates. ¿Qué hay de malo con eso? Esto es bueno.

Fyodor Lukyanov : Bueno, acabamos de establecer una meta.

Vladimir Putin:  No es un gol; es una posibilidad.

Fyodor Lukyanov : Una posibilidad. Como una crisis. También es una posibilidad.

Vladimir Putin : Sí.

Fyodor Lukyanov : Por favor, Piotr Dutkiewicz.

Piotr Dutkiewicz:  Señor Presidente, me gustaría volver a las palabras que acaba de decir, que Rusia debe confiar en los valores rusos. Por cierto, estuvimos hablando de esto en una reunión del Club Valdai anteayer.

Me gustaría preguntarle qué pensadores, eruditos, antropólogos y escritores rusos considera sus almas gemelas más cercanas, ayudándole a definir por sí mismo los valores que luego se convertirán en los de todos los rusos.

Vladimir Putin:  Sabes, preferiría no decir que se trata solo de Ivan Ilyin. Leí a Ilyin, lo leo hasta el día de hoy. Tengo su libro en mi estante y lo tomo y lo leo de vez en cuando. He mencionado a Berdiayev, hay otros pensadores rusos. Todos ellos son personas que estaban pensando en Rusia y su futuro. Me fascina el hilo de sus pensamientos, pero, por supuesto, tengo en cuenta el tiempo en que estaban trabajando, escribiendo y formulando sus ideas. La conocida idea sobre la pasión de las naciones es una idea muy interesante. Podría ser desafiado, los argumentos en torno a él continúan hasta el día de hoy. Pero si hay debates sobre las ideas que formularon, obviamente no se trata de ideas ociosas, por decir lo mínimo.

Permítanme recordarles la pasión de las naciones. Según el autor de esta idea, los pueblos, las naciones, los grupos étnicos son como un organismo vivo: nacen, alcanzan la cima de su desarrollo y luego envejecen silenciosamente. Muchos países, incluidos los del continente americano, dicen que la Europa occidental de hoy está envejeciendo. Este es el término que usan. Es difícil decir si esto es correcto o no. Pero, en mi opinión, la idea de que una nación debe tener un mecanismo de impulso interno para el desarrollo, una voluntad de desarrollo y autoafirmación tiene una base sobre la que apoyarse.

Estamos observando que ciertos países van en aumento a pesar de que tienen muchos problemas sin resolver. Se asemejan a volcanes en erupción, como el de la isla española, que está vomitando su lava. Pero también hay volcanes extinguidos, donde los incendios están apagados hace mucho tiempo y solo se puede escuchar el canto de los pájaros.

Usted por favor.

Piotr Dutkiewicz : Señor Presidente, se ha referido a Lev Gumilyov, quien me presentó una edición samizdat de su primer libro en San Petersburgo en 1979. Le pasaré este samizdat.

Vladimir Putin : Muchas gracias.

Fyodor Lukyanov : Samizdat, una tradición.

Queridos amigos, preséntense cuando tomen la palabra.

Alexei Miller:  Buenas tardes, señor presidente.

Soy Alexei Miller, historiador de la Universidad Europea de San Petersburgo.

Vladimir Putin:  Hay dos Alexei Millers. Rusia es un país rico. (La risa)

Alexei Miller : Hace dos años, se le preguntó durante una reunión en el Club Valdai sobre la resolución del Parlamento Europeo, que hizo que la Unión Soviética (y por lo tanto Rusia) y la Alemania nazi fueran igualmente responsables del estallido de la Segunda Guerra Mundial. Desde entonces, ha comentado este tema varias veces en sus declaraciones y en el artículo publicado en el verano de 2020.

En particular, durante la ceremonia para inaugurar un monumento a las víctimas del asedio de Leningrado en el complejo conmemorativo de Yad Vashem en enero de 2020, usted dijo que le gustaría proponer una reunión de los cinco líderes para discutir este tema también, así que que podríamos superar el enfrentamiento actual y poner fin a la guerra de la memoria. Creo que la situación no ha mejorado desde entonces. ¿O tal vez sabe algo de lo que el público en general no está al tanto, tal vez ha habido algunas mejoras? Sería genial si nos pudieras contar sobre esto.

Mi segunda pregunta sigue a la primera. Cuando existe tal enfrentamiento en los países involucrados en la guerra contra la memoria, algunas fuerzas pueden verse tentadas a unirse y restringir, en mayor o menor grado, la libertad de discusión, incluso entre historiadores. Tales discusiones siempre involucran una diferencia de opiniones y algunas opiniones atrevidas o incluso erróneas. ¿Visualiza la amenaza de tales restricciones en nuestro país?

Vladimir Putin:  No, no creo que exista tal amenaza en nuestro país. A veces vemos el peligro de no ser responsables de lo que dicen algunas personas, de hecho, pero este es el reverso de la libertad que ha mencionado.

En cuanto a mi iniciativa de realizar una reunión de los jefes de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, ha sido apoyada por todos, en principio, y tal reunión podría haberse organizado. Los problemas que surgieron no están relacionados con Rusia sino con algunas disputas dentro de este grupo de cinco países. Como he dicho, no están conectados con Rusia. Este es el primer punto.

Y el segundo es que la pandemia comenzó poco después y la situación se ha vuelto realmente complicada.

La idea de la reunión recibió una respuesta muy positiva y espero que se lleve a cabo en algún momento. Esto definitivamente será beneficioso. Estamos discutiendo esto con nuestros socios estadounidenses, con nuestros amigos chinos, con Francia; dicho sea de paso, el presidente francés lo apoyó de inmediato, así como con Gran Bretaña. Tienen sus propias ideas y propuestas sobre temas adicionales que se pueden discutir en dicha reunión. Espero que se desarrollen las condiciones necesarias y celebraremos esta reunión.

En cuanto a la memoria histórica, la memoria de la Segunda Guerra Mundial, ustedes saben, por supuesto, que estoy dispuesto a hablar de esto con argumentos en la mano. Tenemos muchas quejas sobre el liderazgo del país entre 1917 y 1990, lo cual es obvio. Sin embargo, colocar a los nazis y los comunistas antes de la Segunda Guerra Mundial en el mismo nivel y dividir la responsabilidad entre ellos por igual es absolutamente inaceptable. Es una mentira.

Lo digo no solo porque soy ruso y, actualmente, soy el jefe del estado ruso, que es el sucesor legal de la Unión Soviética. Lo digo ahora, en parte o al menos en parte, como investigador. He leído los documentos, que recuperé de los archivos. Los estamos publicando ahora en cantidades cada vez mayores.

Créame, cuando los leí, la imagen en mi mente comenzó a cambiar. Puedes pensar en Stalin de manera diferente, culpándolo por los campos de prisioneros, las campañas de persecución y cosas por el estilo. Pero he visto sus instrucciones en documentos. El gobierno soviético realmente estaba haciendo todo lo posible para evitar la Segunda Guerra Mundial, aunque fuera por diferentes razones. Algunas personas dirían que el país no estaba preparado para la guerra, por eso intentaron evitarla. Pero intentaron evitarlo. Lucharon por la preservación de Checoslovaquia, proporcionando argumentos para proteger su soberanía. He leído, realmente he leído, esto no es un secreto, y estamos desclasificando estos archivos ahora, sobre la reacción de Francia a esos eventos, incluida la reunión de los principales políticos con Hitler en Munich en 1938.

Cuando lee esto, cuando lo ve, comprende que de hecho se pueden hacer intentos para distorsionar estos hechos. Pero al menos puedes leer estos documentos. Puedo entender la actitud actual de los líderes polacos hacia los eventos de 1939, pero cuando les digas: solo eche un vistazo a lo que sucedió un poco antes de eso, cuando Polonia se unió a Alemania en la división de Checoslovaquia. Encendiste la mecha, sacaste el corcho, salió el genio y no puedes volver a meterlo en la botella «.

También leí los documentos de archivo que recibimos después de que el Ejército Rojo entró en Europa: tenemos documentos alemanes y también polacos y franceses, los tenemos. Discutieron directamente la división de Checoslovaquia y el momento de la invasión. ¿Y luego culpar a la Unión Soviética? Esto simplemente no se corresponde con la realidad y los hechos.

En pocas palabras, ¿quién atacó a quién? ¿Atacó la Unión Soviética a Alemania? No, no lo hizo. Sí, hubo acuerdos secretos entre Alemania y la Unión Soviética. Por cierto, me gustaría señalar que las tropas soviéticas entraron en Brest cuando las tropas alemanas ya estaban desplegadas allí; los alemanes simplemente retrocedieron un poco y el Ejército Rojo entró. ¿Lo ven?

No tiene sentido añadir aquí una dimensión política. Actuemos con calma a nivel de expertos, lea los documentos y arreglemos las cosas. Nadie está acusando al liderazgo polaco. Pero no permitiremos que nadie acuse a Rusia o la Unión Soviética de lo que no hicieron.

Y por último, me gustaría decir que hay algunas cosas perfectamente obvias. En primer lugar, fue Alemania la que atacó a la Unión Soviética el 22 de junio de 1941, y no al revés, y en segundo lugar, no olvidemos quién irrumpió en Berlín. ¿Fueron los estadounidenses, los británicos o los franceses? No, fue el Ejército Rojo. ¿Has olvidado esto? Es fácil de recordar, porque es un hecho obvio.

Tan solo 1,1 millones de personas murieron en la Batalla de Stalingrado. ¿Cuántas bajas puede reclamar Gran Bretaña? 400.000. Y Estados Unidos, menos de 500.000. Un total del 75 por ciento, y probablemente incluso el 80 por ciento del potencial militar alemán fue destruido por el ejército soviético. ¿Estás un poco oxidado con esto?

No, no estás oxidado en absoluto. Estos hechos están siendo utilizados para abordar de manera oportunista los actuales asuntos políticos internos. Esto está mal, porque nada bueno saldrá de la manipulación de la historia. Como mínimo, esto no promueve el entendimiento mutuo, que tanto necesitamos ahora.

Fyodor Lukyanov:  Orietta Moscatelli, adelante, por favor.

Orietta Moscatelli:  Orietta Moscatelli, Italia. Gracias por el encuentro.

Como mencionaste, se han dicho diferentes cosas sobre el Homo sovieticus durante los 30 años transcurridos desde la desintegración de la Unión Soviética. ¿Había realmente una persona así? Aquí está mi pregunta: ¿Crees que era verdad? ¿Cree que Rusia ha superado por completo la experiencia soviética como sociedad? ¿Cuáles son las principales características de la época soviética que ha mantenido en su vida?

Vladimir Putin : Yo, al igual que muchas personas de mi generación, ciertamente recuerdo esta idea y esta fórmula: una nueva comunidad, el pueblo soviético, la persona soviética. Por supuesto, todos recordamos esto. En realidad, esta definición no es del todo mala. Este es mi primer punto.

El segundo punto. Mire, el mundo entero y los Estados Unidos describen a los Estados Unidos como un «crisol», en el que personas de diferentes naciones, etnias y religiones se están fusionando. ¿Qué hay de malo en esto? Todos están orgullosos: los irlandeses, las personas de origen europeo y del este de Europa, lo que sea, así como los latinoamericanos y africanos por su ascendencia inicial, muchos de ellos están orgullosos de ser ciudadanos estadounidenses y esto es maravilloso. De esto se trata “el crisol de razas”.

Rusia también es «un crisol de culturas». Desde la formación de un estado de Rusia unida – Se hicieron los primeros pasos, probablemente en el 8 ° -9 °  siglos, y también después de la conversión de la Rus’, la nación rusa y un estado centralizado de Rusia comenzaron a tomar forma con un mercado común, lenguaje común, el poder de un príncipe y valores espirituales comunes. El estado ruso comenzó a establecerse y luego se expandió. Este también fue un «crisol».

No se creó nada particularmente nuevo en la Unión Soviética, excepto una circunstancia muy importante: esta nueva comunidad, la persona soviética, el pueblo soviético adquirió un tinte ideológico. Por supuesto, no había nada bueno en esto porque esto estrecha los horizontes de lo posible. Este es el primer punto.

El segundo punto. Los rasgos positivos de la época soviética se reflejan en el pueblo soviético. ¿Que eran? Patriotismo inherente a nuestros pueblos, supremacía de la dimensión espiritual sobre las cosas materiales, todos estos valores que mencioné, incluidos los familiares. Pero las cosas negativas en la vida y el destino de la Unión Soviética también se pegaron al pueblo soviético. Por lo tanto, fueron privados de la propiedad como tales. La propiedad privada estaba incorporada en una parcela familiar, pero esta es una categoría bastante diferente. De ahí su actitud hacia el trabajo, el enfoque único para todos, etc.

La Unión Soviética tuvo muchos problemas. Desencadenaron los eventos que llevaron al colapso de la URSS. Sin embargo, está mal, burdo e inapropiado pintar todo de negro. Sí, sé que tenemos gente que pinta todo de negro. Por lo tanto, merecen ser puestos en algo que huela mal.

Hay pros y contras, en cuanto al “crisol de razas”, creo que fue bueno tenerlo porque enriquece a la gente, enriquece a la nación.

Ya sabes, lo que es típico de Rusia, algo que puedes encontrar en todos los documentos históricos: al expandir su territorio, Rusia nunca puso difícil la vida a las personas que pasaron a formar parte del estado ruso unido. Esto se aplica a la religión, las tradiciones y la historia. Mire los decretos de Catalina la Grande, quien emitió su instrucción en términos claros: trate con respeto. Ésta era la actitud hacia quienes predicaban el Islam, por ejemplo. Este siempre ha sido el caso. Ésta es una tradición. En términos de preservación de estas tradiciones, la nueva comunidad del pueblo soviético no tenía nada malo, excepto la ideologización de este crisol y los resultados de su funcionamiento.

Creo que he descrito todo lo relacionado con el período soviético de nuestra historia. Ahora he mencionado esto nuevamente y no creo que valga la pena discutir este tema nuevamente.

En cuanto a mí, como la inmensa mayoría de la gente de mi generación, enfrenté los problemas de ese período, pero también recuerdo sus aspectos positivos que no deben olvidarse. Al ser de una familia de trabajadores, los suyos realmente se graduaron de la Universidad Estatal de Leningrado. Esto es algo, ¿verdad? En ese momento, la educación jugó el papel de un verdadero impulso social. En general, el enfoque igualitario estaba muy extendido y nos encontramos con su impacto negativo, como la nivelación de ingresos y una actitud relacionada con el trabajo, pero mucha gente todavía usaba las preferencias de ascensos sociales que mencioné. Tal vez, fue simplemente el legado de generaciones pasadas o incluso cultivado en la Unión Soviética hasta cierto punto. Esto también es importante.

Ahora he recordado a mi familia. Mi mamá y mi papá eran gente sencilla. No hablaban en eslóganes pero recuerdo muy bien que discutiendo diferentes problemas en casa, en la familia, ellos siempre, me gustaría enfatizar esto, trataban a su país con respeto, hablando de él a su manera, en términos simples, en el estilo popular. No se trataba de un patriotismo demostrativo. Estaba dentro de nuestra familia.

Creo que tengo derecho a decir que la inmensa mayoría del pueblo ruso y los demás pueblos de la URSS cultivaron estas características positivas. No es casualidad que más del 70 por ciento de la población votara a favor de la preservación de la Unión Soviética en vísperas de su colapso. Muchas personas en las repúblicas unidas que obtuvieron la independencia lamentaron lo sucedido. Pero ahora la vida es diferente y creemos que va por su propio camino y, en general, reconocemos las realidades actuales.

En cuanto a la persona soviética, la nueva formación, como decían entonces, creo que ya he dicho bastante sobre este tema.

Fyodor Lukyanov:  La reunión del Valdai Club de este año es especial en parte porque tenemos un premio Nobel de la Paz aquí con nosotros por primera vez en nuestra historia.

Me gustaría ceder la palabra a Dmitry Muratov.

Dmitry Muratov:  Gracias. Buenas tardes.

Señor Presidente, invitados del Valdai Club, Fyodor, quiero que todos sepan que se ha distribuido el dinero del premio.

Gracias a la Fundación Circle of Kindness. Además, esperamos que nuestra modesta contribución ayude a todos a darse cuenta de que la Fundación Circle of Kindness ayuda a los jóvenes menores de 18 años, pero que después de los 18 se quedan sin orientación. Es como decir: «Gracias, te salvamos, y ahora adiós». Esperamos que la Fundación Circle of Kindness (parece estar dispuesta a hacerlo) amplíe su mandato. Está el faro del hospicio para niños, la First Moscow Charity Hospice Foundation Vera, la Fundación Podari Zhizn, el Premio Anna Politkovskaya y la Foundation for Medical Aid for Media Members. Eso es todo.

Por supuesto, también creo que, en cierta medida, probablemente, este sea un premio también para nuestro país, aunque me considero un impostor. Haré todo lo posible para asegurarme de que beneficie a nuestra gente.

Ahora, si se me permite, un breve comentario y una pregunta.

Señor Presidente, he estudiado muy detenidamente la respuesta que dio durante la Semana de la Energía de Moscú sobre los agentes extranjeros, donde dijo que no fuimos los primeros en aprobar esta ley, que Estados Unidos lo hizo en los años treinta.

Pero, señor Presidente, dado que no adoptamos todas las leyes que se adoptan en los Estados Unidos, mi pregunta sobre los agentes extranjeros permanece. Después de todo, creo que esto concierne no solo a decenas y decenas de periodistas y activistas de derechos humanos que figuran en el registro, sino también a cientos de miles e incluso millones de lectores. Por tanto, creo que es un asunto serio.

Lo más importante es que acaba de mencionar la Universidad de Leningrado y creo que su tema de estudio nos ayudará a entendernos bien. Esta ley no prevé ningún recurso judicial. Se le designa como agente extranjero y no hay argumentos de las partes, no hay pruebas ni veredicto. Es una mancha. Permítanme recordarles nuestro libro favorito de la infancia. Este es el mismo tipo de marca que tenía Milady en Los tres mosqueteros. Pero antes de que Milady fuera decapitada, el verdugo de Lille le leyó el veredicto al amanecer, mientras que en nuestro caso no hay veredicto alguno.

Además, es imposible alejarse de esta ley. Ni siquiera hay una advertencia de que se convierta en un agente extranjero a partir de, digamos, mañana. Para muchos, este estatus sin duda significa que son enemigos de la Patria. Recuerdo de mis días de servicio militar que, según las normas del servicio de guardia, el centinela primero dispara un tiro de advertencia al aire. Disculpe, pero solo los guardias de seguridad en los campos de prisioneros disparan a matar sin un disparo de advertencia.

Creo que debemos solucionar esto, ya que los criterios son lamentablemente vagos. Tomemos, por ejemplo, recibir asistencia organizativa y metodológica. ¿Qué significa esto? Si le estoy pidiendo un comentario a un miembro del Club Valdai y viene de otro país, ¿eso me convierte en un agente extranjero? Hacen sus anuncios los viernes. Quiero recordarte que mañana es viernes.

Me gustaría pedirles que respondan a la forma en que se presenta este tema. Quizás usted, señor presidente y, por ejemplo, el presidente de la Duma del Estado, podría celebrar una reunión extraordinaria con los editores de varios medios para discutir los temas que nos ocupan.

Muchísimas gracias.

Vladimir Putin:  Primero, me gustaría felicitarlo por el Premio Nobel. Me gustaría llamar su atención sobre un hecho: Nikolai Berdyayev, a quien he mencionado, fue expulsado por los bolcheviques en el conocido Philosophy Steamer en 1922. Nominado al Premio Nobel más de una vez, nunca recibió este premio.

Dmitry Muratov:  Se trataba de literatura.

Vladimir Putin : No hay diferencia, pero sí, estoy de acuerdo. El primer presidente soviético Mikhail Gorbachev y Barrack Obama también recibieron premios Nobel de la paz. Entonces estás en buena compañía. ¡Felicidades! Pero realmente lo sabemos. Acaba de hablar de un hospicio. Te daría un premio por eso porque estás haciendo un buen trabajo. Es un trabajo verdaderamente noble, el Círculo de la Bondad y cosas por el estilo.

Su preocupación por los agentes extranjeros; No me desviaré ni a la derecha ni a la izquierda. Mira, dijiste que aquí cuando se toman estas decisiones … en primer lugar, las leyes estadounidenses. ¿Tenemos que copiar todo de los estadounidenses? No, no necesitamos copiar todo. Sin embargo, muchos liberales en Rusia todavía piensan que deberíamos copiar casi todo. Pero estoy de acuerdo contigo: no todo.

Dijiste que esto no se decide en la corte. Esto tampoco se hace en Estados Unidos. Convocan a personas al Departamento de Justicia. Pregúntele a Russia Today sobre lo que están haciendo. ¿Sabes lo duros que son? Hasta e incluida la responsabilidad penal. No tenemos esto. No se trata de la posición de una figura pública, alguna organización pública o un medio de comunicación. Su posición no importa. Esta ley no prohíbe a nadie tener su propia opinión sobre un tema. Se trata de recibir ayuda financiera del exterior durante las actividades políticas nacionales. Ese es el punto. La ley ni siquiera les impide continuar con estas actividades políticas. El dinero que viene del exterior, de allá, simplemente debe identificarse como tal.La sociedad rusa debe saber de qué posición viene alguien o qué piensa sobre los procesos políticos internos o algo más, pero también debe darse cuenta de que recibe dinero del exterior. Este es el derecho de la sociedad rusa. De hecho, este es el objetivo de esta ley. No hay restricciones en absoluto.

Entonces, cuando dijo que no hay veredicto, es correcto. No hay veredicto. Milady emitió un veredicto: le cortaron la cabeza. Aquí nadie corta nada. Entonces, continúe trabajando como lo hacía antes.

Pero tienes razón en una cosa. Ni siquiera discutiré contigo, porque esto es cierto. Por supuesto, probablemente debamos repasar estos criterios vagos una y otra vez. Puedo prometerles que los volveremos a ver. Sé que sucede de vez en cuando. Incluso mis conocidos personales que se dedican a actividades caritativas me decían que se estaban entablando casos en su contra presentándolos como agentes extranjeros. Soy consciente del hecho de que nuestros colegas debaten esto en el Consejo de Derechos Humanos. Sigo dando instrucciones al respecto a la Administración Presidencial y a los diputados de la Duma del Estado para que lo repasen una y otra vez, mejoren esta herramienta y de ninguna manera abusen de ella.

Entonces, gracias por mencionar esto. Lo investigaremos.

Muchísimas gracias.

Fyodor Lukyanov:  Solo un breve seguimiento de eso. Señor Presidente, ¿no le temen a los actos excesivos?

Vladimir Putin:  No le tengo miedo a nada, ¿por qué todos intentan asustarme?

Fyodor Lukyanov : Está bien, entonces tenemos miedo y usted nos cuenta sobre actos excesivos, ya que conoce bien a sus antiguos compañeros del servicio de seguridad.

Vladimir Putin:  No todo el mundo, esta es una organización de masas, ¿cómo puedo conocer a todo el mundo?

Fyodor Lukyanov:  Bueno, no todos, pero muchos.

Vladimir Putin:  Cuando era director [del FSB], a veces incluso convoqué a operativos con casos específicos y los leí yo mismo. Y ahora no conozco a todos los que están allí. Lo dejé hace mucho tiempo.

Fyodor Lukyanov : Me refiero a casos específicos. Su estructura psicológica es que exagerar las cosas es un enfoque más seguro que perder cosas. ¿No habrá un enfoque general para identificar a los agentes extranjeros?

Vladimir Putin:  ¿Qué?

Fyodor Lukyanov:  ¿No utilizarán un enfoque general para identificar a los agentes extranjeros?

Vladimir Putin:  ¿Hay algo allí que parezca un enfoque general? Cuantos tenemos? ¿Cada segundo o qué? Creo que no existe la marca generalizada de personas como agentes extranjeros.

Creo que el peligro es enormemente exagerado. Creo que he formulado las razones subyacentes para adoptar esta ley con bastante claridad.

Fyodor Lukyanov: Bien. Además de un premio Nobel, también tenemos un agente extranjero en la audiencia.

Margarita Simonyan, comparte tu experiencia.

Margarita Simonyan: Sí, gracias, buenas tardes.

Somos agentes extranjeros desde hace muchos años. Además, fui convocado para un interrogatorio en los Estados Unidos hace varios años, porque no nos registramos como agentes extranjeros antes, a pesar de que nuestros abogados, incluidos ex funcionarios de alto rango del Departamento de Justicia de los EE. UU. (Dima, esta información es principalmente para usted, felicitaciones por ganar el premio), nos dijo, y tenemos estas opiniones legales por escrito, que esta ley no se aplica a nosotros, porque decía claramente en inglés “excepto los medios de comunicación”.

Pero cuando nuestra audiencia empezó a crecer, y nos interpusimos en su camino, nos dijeron: «No nos importa lo que les diga el Departamento de Justicia, o se registran o van a la cárcel cinco años». Y tengo una citación para interrogarme porque yo mismo no me registré antes, antes de que me registraran. Ya no viajo allí, por si acaso, porque me podrían encarcelar. Este es mi primer punto.

Vladimir Putin: No hay valla contra la mala suerte, Margarita.

(Dirigiéndose a Dmitry Muratov) Verá, en los Estados Unidos, algunas personas enfrentan una sentencia de cinco años.

Margarita Simonyan: Sí, cinco. Y conocemos a personas que están cumpliendo una condena bajo esta ley, cinco años.

En segundo lugar, a diferencia de Rusia, esta ley definitivamente tiene consecuencias e implica sanciones. Por ejemplo, la acreditación de uno ante el Congreso se revoca instantáneamente, y si no está acreditado con el Congreso en los Estados Unidos, ya no puede ir a ningún lado, ni a un solo evento, a ninguna parte (puedo ver personas que saben esto asintiendo con la cabeza). De hecho, trabajas en términos semi-subterráneos allí. ¿Así es como llevamos trabajando desde hace cuánto tiempo? Seis años. Pero seguiremos haciendo este trabajo.

Señor Presidente, como madre de tres niños pequeños, me gustaría agradecerle mucho su conservadurismo saludable. Me aterroriza la idea de que le pidan a mi hijo de 7 años que elija un género, o de que le digan a mi hija de 2 años desde todos los dispositivos móviles, e incluso en la escuela, como está sucediendo ahora en muchos países occidentales, que su futuro es el de una «persona con leche materna que dio a luz a un bebé». Y la idea de que estos tentáculos del fascismo liberal, el llamado liberal, nos alcanzarán a nosotros y a nuestros hijos. Realmente espero que esto nunca se permita en nuestro país, a pesar de su gran apertura.

Ha mencionado el bloviating, que resultó ser el llamado fundamento humanista del pensamiento político europeo, pero esta llamada libertad de expresión resultó ser también bloviating. La libertad de expresión resultó ser una postal hecha para las personas que éramos en la década de 1990, para que pudiéramos mirarla y pensar: “Vaya, sí existe. Genial, también lo haremos, no tendremos agentes extranjeros y todo estará bien para nosotros «. Esta libertad de expresión acaba de estrangular nuestro canal de YouTube, que era muy popular, y todo estaba bien allí, de verdad. Y sabéis muy bien que no se trata de una empresa privada, sino de un proyecto público que no creamos para nosotros, sino para la Patria, y nos hemos quedado sin opciones para recuperar este proyecto. Y ya no creemos en nada más que en medidas recíprocas.

Según sus propios análisis, Deutsche Welle estaba detrás de nosotros en Alemania en ciertos rankings. Emite en Rusia sin problemas, pero no podemos retransmitir allí. Ya construimos estudios, contratamos gente, produjimos espectáculos y ganamos público, pero ahora, con el golpe de un bolígrafo y sin ningún motivo, y señor Muratov, sin un fallo judicial, todo se vino abajo en un solo momento.

En realidad, esta no es una pregunta, estoy pidiendo, pidiendo protección, señor Presidente. No veo otra forma de protegernos que no sea a través de medidas de represalia.

Mi pregunta es la siguiente. Moscú ha acogido recientemente un Congreso de Compatriotas y usted envió un saludo a los participantes. Hice uso de la palabra en este foro y les pregunté a mis colegas de la audiencia, personas que son proactivas en la defensa del mundo ruso y el idioma ruso en todo el mundo, a veces poniendo en riesgo sus vidas y su libertad, que querían pero no podían obtener ruso. ciudadanía, para levantar la mano. La mitad de la audiencia tenía las manos en alto.

Hemos hablado de esto muchas veces. Tal vez recuerde que hace varios años hablamos sobre la concesión de la ciudadanía a los residentes de Donbass. El procedimiento fue simplificado para ellos. ¿Se puede hacer esto para todos los rusos? ¿Por qué Rusia se niega a hacer esto? Los judíos no lo dudaron, ni tampoco los alemanes ni los griegos, pero nosotros dudamos. Esta es mi pregunta. Muchísimas gracias.

Vladimir Putin: Primero, con respecto a las medidas de represalia, creo que debemos ser cautelosos cuando alguien comete errores como este, y creo que usted los ha sufrido, cuando un canal está cerrado o no puede trabajar. Sé que sus cuentas fueron bloqueadas y que no pudo abrirlas, etc. Hay una gran cantidad de instrumentos a tal efecto.

Margarita Simonyan: Más como un bombardeo de alfombra.

Vladimir Putin: Sí, para que te sea imposible trabajar allí. Sé.

Por un lado, por supuesto, están infringiendo la libertad de expresión, etc., lo cual es malo. Pero ya que están haciendo esto, tú y yo tenemos que pensar en cómo hacer correr la voz sobre el hecho de que te están cancelando, y luego más personas se interesarán en lo que haces.

Margarita Simonyan: El único problema es que no hay lugar para que la gente nos mire. La gente está interesada, pero no hay ningún lugar donde mirarnos.

Vladimir Putin: Lo entiendo, pero debemos reflexionar un poco sobre esto y explorar las oportunidades técnicas y tecnológicas.

En cuanto a las represalias, permítanme reiterar que lo que más importa es que no resulten contraproducentes. No me opongo a ellos, pero no quiero que sean contraproducentes.

En cuanto a su pregunta sobre la ciudadanía rusa, tiene razón. Mi posición es que necesitamos mejorar esta herramienta. Aquí hay preguntas relacionadas con asuntos socioeconómicos: clínicas, jardines de infancia, trabajos, vivienda, etc. Aún así, las leyes de ciudadanía deben volverse cada vez más liberales. Esto es obvio. Por cierto, esto es lo que el mercado laboral nos obliga a hacer. Estamos pensando en esto.

Margarita Simonyan: Gracias, señor Presidente.

Vladimir Putin: Gracias.

Fyodor Lukyanov: Colegas, además de los que están en esta sala, hay otros participantes que nos están viendo en línea, ya que no pudieron unirse a nosotros aquí debido a las circunstancias bien conocidas.

Me gustaría preguntarle a Robert Legvold, nuestro viejo amigo, miembro del Consejo de Investigación Valdai, profesor de la Universidad de Columbia.

Robert Legvold: Muchas gracias, Fyodor. Para mí, es una decepción no haber podido estar con todos los participantes en la conferencia de Valdai, pero estoy particularmente complacido de tener esta oportunidad de ser parte de esta sesión. El tema de Valdai este año ha sido preguntas muy trascendentes y fundamentales, y admiro a Valdai por hacer eso.

El presidente Putin ciertamente ha estado a la altura del desafío de esa agenda y la ha abordado de una manera extremadamente atractiva y reveladora.

Mi pregunta, sin embargo, es más limitada pero más específica, y pido disculpas por descender a este nivel, pero es una pregunta que es importante en mi país. Creo que es importante en tu país. Aunque ni su gobierno ni la administración de Biden creen que es posible restablecer la relación entre Estados Unidos y Rusia en esta coyuntura, ¿cómo evalúa o evalúa la evolución de las relaciones entre Estados Unidos y Rusia desde su reunión con el presidente Biden en junio? ¿En qué áreas ha habido avances, si los hubo? ¿Y cuáles son, en su opinión, los obstáculos para seguir avanzando? Muchísimas gracias.

Vladimir Putin: En general, he hablado de esto; He respondido preguntas como esta. Solo puedo repetirme ahora. Pensándolo bien, no solo repita, en realidad hay algo que decir sobre lo que está sucediendo.

La reunión en Ginebra fue en general productiva y nos pareció, cuando digo «nosotros», me refiero a mis colegas y a mí mismo, que en general, la administración estaba interesada en construir lazos, reviviéndolos al menos en algunas áreas importantes.

¿En qué estuvimos de acuerdo? Acordamos iniciar consultas sobre estabilidad estratégica, y las consultas comenzaron y se llevan a cabo regularmente, también sobre cuestiones de ciberseguridad. A nivel de expertos, ha comenzado la cooperación. Por lo tanto, podemos decir con seguridad que, aunque el alcance de los asuntos en los que acordamos fue limitado, no obstante, estamos en el camino correcto.

Estos son los asuntos más importantes de hoy. Y, en general, la administración (del lado estadounidense) y Rusia (del otro lado) están cumpliendo los planes y avanzan por este camino. Y cuando esto sucede, como sabemos, siempre es una señal, una de carácter sistémico. Y ahora, mire, nuestro comercio ya ha crecido un 23 por ciento y en muchas áreas. Esto, entre otras cosas, es un efecto indirecto de nuestra reunión en Ginebra.

Entonces, en general, estamos en el camino correcto, aunque, desafortunadamente, no me gustaría hablar de cosas tristes ahora, pero también vemos ciertos retrocesos, recuerde esa frase que usamos hace años: un paso adelante, dos pasos atrás, esto también está sucediendo a veces. Aún así, estamos avanzando en línea con nuestros acuerdos generales.

Fyodor Lukyanov: Gracias. Dado que ahora estamos en un mundo nuevo, para mantener el equilibrio, le daré la palabra a nuestro amable amigo Zhou Bo de la Universidad de Tsinghua en Beijing.

Adelante por favor.

Zhou Bo: Señor Presidente, es un gran honor para mí hacerle esta pregunta. En primer lugar, permítanme agradecerles esta oportunidad. Le preguntaré algo sobre Afganistán. Afganistán se encuentra en el corazón de la Organización de Cooperación de Shanghai. Entonces, si Afganistán tiene un problema, entonces la Organización de Cooperación de Shanghai tiene un problema. Ahora Estados Unidos se ha retirado de Afganistán. Entonces, ¿cómo puede la Organización de Cooperación de Shanghai, liderada por China y Rusia, unida con otros países, ayudar a Afganistán a lograr la estabilidad política y el desarrollo económico? Gracias.

Vladimir Putin: La situación en Afganistán es uno de los problemas más urgentes en la actualidad. Sabes, acabamos de tener una reunión en el formato apropiado, en parte, con representantes de los talibanes. La República Popular China (PRC) también está activa en Afganistán. Este es un tema muy serio para todos nosotros porque tanto para China como para Rusia es extremadamente importante tener un Afganistán tranquilo y en desarrollo que no sea una fuente de terrorismo, o cualquier forma de radicalismo, al lado de nuestras fronteras nacionales, si no en nuestras fronteras.

Ahora estamos viendo lo que está sucediendo dentro de Afganistán. Desafortunadamente, diferentes grupos, incluido ISIS, todavía están allí. Ya hay víctimas entre el movimiento talibán, que, en su conjunto, todavía está tratando de deshacerse de estos elementos radicales y conocemos tales ejemplos. Esto es muy importante para nosotros, tanto para Rusia como para China.

Para normalizar la situación adecuadamente y al ritmo adecuado, es necesario, por supuesto, ayudar a Afganistán a restaurar su economía porque las drogas son otro gran problema. Es un hecho conocido que el 90 por ciento de los opiáceos llegan al mercado mundial desde Afganistán. Y si no hay dinero, ¿qué harán? ¿De qué fuentes y cómo financiarán sus programas sociales?

Por lo tanto, a pesar de toda la importancia de nuestra participación en estos procesos, tanto China como Rusia y otros países de la OCS, la principal responsabilidad de lo que está sucediendo allí todavía recae en los países que lucharon allí durante 20 años. Creo que lo primero que deben hacer es liberar los activos afganos y darle al Afganistán la oportunidad de resolver problemas socioeconómicos de alta prioridad.

Por nuestra parte, podemos implementar grandes proyectos específicos y ocuparnos de los problemas de seguridad nacional. Nuestros servicios especiales están en contacto con sus contrapartes afganas. Para nosotros, dentro de la OCS, es muy importante poner en marcha este trabajo porque Tayikistán y Uzbekistán están justo en la frontera con Afganistán. Tenemos una instalación militar en Tayikistán. Se basó en la división 201 cuando todavía era soviética.

Por lo tanto, continuaremos activamente este trabajo con China en un plano bilateral, desarrollaremos el diálogo con las estructuras relevantes y promoveremos la cooperación dentro de la OCS en su conjunto. En el proceso, asignaremos los recursos necesarios y crearemos todas las condiciones para que nuestros ciudadanos se sientan seguros independientemente de lo que esté sucediendo en Afganistán.

Fyodor Lukyanov: Gracias.

Mikhail Pogrebinsky, por favor.

Mikhail Pogrebinsky: Gracias, Fyodor. Gracias, señor presidente.

Intentaré hacer una pregunta, cuya respuesta, estoy seguro, esperan cientos de miles de personas en mi tierra natal.

Mencionaste un proverbio chino sobre vivir en una época de cambios. Nuestro país ha estado viviendo así durante casi 30 años y la situación se está volviendo más difícil en anticipación al invierno, en medio de la pandemia y, yo diría, la situación con los estadounidenses. Hace un par de días, el secretario de Defensa Lloyd Austin visitó nuestro país. Trajo armas por valor de 60 millones de dólares y nos prometió un futuro brillante como miembro de la OTAN, en sentido figurado.

Notaré de inmediato que cualquier alegación de que la OTAN es irrelevante porque Europa no está de acuerdo es una evasión. No es necesario ser miembro de la OTAN para tener una infraestructura militar estadounidense o británica desplegada en Ucrania. Creo que este proceso ya está en marcha.

En su artículo de julio sobre la unidad histórica, escribió que transformar Ucrania en un país anti-Rusia es inaceptable para millones de personas. Esto es cierto y las encuestas de opinión lo confirman. Más del 40 por ciento tiene buenos o muy buenos pensamientos sobre Rusia. Sin embargo, esta transformación, de hecho, ha comenzado. Es posible que ya se haya recorrido una distancia bastante larga y muy peligrosa, en mi opinión, en esta dirección. Creo que si esta idea con una infraestructura para-OTAN continúa aplicándose, el proceso para formar lo que ahora es una Ucrania anti-Rusia no tan estable se consolidará durante muchos años por venir.

Escribió en su artículo que si el proceso continúa sin cesar, representará una seria amenaza para el estado ruso, y esto puede estar plagado de que Ucrania pierda su condición de estado. Las personas que se oponen a este movimiento se enfrentan a represalias. Sabes que están intentando encarcelar a Viktor Medvedchuk basándose en algunos cargos extravagantes.

¿Cómo, en su opinión, se puede detener este proceso? Tal vez, ¿tienes un cronograma de cuándo podría suceder? ¿Qué se puede hacer al respecto?

Gracias.

Vladimir Putin: Desafortunadamente, probablemente tendré que decepcionarlo, todavía no sé la respuesta a esta pregunta. Por un lado, parece ser superficial: lo más fácil es decir que el pueblo ucraniano debe tomar una decisión por sí mismo y formar los órganos de poder y administración que satisfagan sus necesidades y expectativas. Desde una perspectiva, esto es cierto.

Pero, por otro lado, hay otra perspectiva y no puedo evitar mencionarla. Acaba de mencionar a Viktor Medvedchuk, que ha sido acusado de alta traición. ¿Para qué? ¿Robó algunos secretos y los reveló ilegalmente a un tercero? No. ¿Entonces qué? ¿Fue su posición política abierta sobre la estabilización de los asuntos internos de Ucrania y la construcción de relaciones con sus vecinos porque esas relaciones son extremadamente importantes para la propia Ucrania? Es preocupante que a esas personas no se les permita levantar la cabeza. Algunos acaban asesinados y otros encerrados.

Uno tiene la impresión de que al pueblo ucraniano no se le permite ni se le permitirá formar legalmente los órganos de poder que defenderían sus intereses. La gente incluso tiene miedo de responder a las encuestas. Tienen miedo, porque el pequeño grupo que se ha apropiado de la victoria en la lucha por la independencia tiene opiniones políticas radicales. Y ese grupo en realidad dirige el país, independientemente del nombre del actual jefe de estado.

Al menos así era hasta hace poco: la gente se postuló para puestos de liderazgo confiando en los votantes del sudeste, pero una vez elegidos, casi de inmediato cambiaron sus posiciones políticas al contrario. ¿Por qué? Porque esa mayoría silenciosa votó por ellos con la esperanza de que cumplieran sus promesas de campaña, pero la ruidosa y agresiva minoría nacionalista suprimió toda la libertad en la toma de decisiones que esperaba el pueblo ucraniano y, de hecho, están dirigiendo el país.

Este es un callejón sin salida. Ni siquiera sé cómo se puede cambiar esto. Esperaremos y veremos qué sucede en los asuntos políticos de Ucrania en un futuro próximo.

Por nuestra parte, hacemos todo lo posible por mejorar estas relaciones. Pero la amenaza de la que acaba de hablar, de la que ni siquiera habló, solo se mencionó, es bastante importante para nosotros. Y tiene usted razón en que la pertenencia formal a la OTAN puede que nunca suceda, pero la expansión militar en el territorio ya está en marcha, y esto realmente representa una amenaza para la Federación de Rusia, lo sabemos.

Considere lo que sucedió a fines de la década de 1980 y principios de la de 1990 (no contaré toda la historia ahora, aunque solo me hizo pensar en hablar más al respecto), cuando todos nos aseguraron que una expansión hacia el este de la infraestructura de la OTAN después de la unificación de Alemania era totalmente fuera de cuestión. Rusia podría estar absolutamente segura de esto, al menos, eso dijeron. Pero esas fueron declaraciones públicas. ¿Qué pasó en realidad? Ellos mintieron. Y ahora nos desafían a producir un documento que realmente diga eso.

Expandieron la OTAN una vez y luego la expandieron dos veces. ¿Cuáles son las consecuencias estratégicas-militares? Su infraestructura se está acercando. ¿Qué tipo de infraestructura? Implementaron sistemas ABM (antimisiles) en Polonia y Rumania, utilizando lanzadores Aegis, donde se pueden cargar Tomahawks, sistemas de ataque. Esto se puede hacer fácilmente con el clic de un botón. Simplemente cambie el software, y eso es todo, nadie lo notará. Allí también se pueden desplegar misiles de medio y corto alcance. ¿Por qué no? ¿Alguien ha reaccionado siquiera a nuestra afirmación de que no desplegaremos este tipo de misiles en la parte europea si los producimos, si nos dicen que nadie lo hará desde Estados Unidos o Europa? No. Nunca respondieron. Pero somos adultos, todos somos adultos aquí. ¿Qué debemos hacer en esta situación?

Llega el ministro de Defensa, que, de hecho, abre las puertas de Ucrania a la OTAN. De hecho, su declaración debe y puede interpretarse de esta manera. Dice que todos los países tienen derecho a elegir. Y nadie dice que no, nadie. Incluso los europeos que mencionaste. Lo sé, hablé con ellos personalmente.

Pero un funcionario no es una garantía de seguridad para Rusia: puede estar aquí un día y podría ser reemplazado al siguiente. ¿Qué pasará entonces? Ésta no es una garantía de seguridad; es solo una conversación sobre un tema determinado. Y naturalmente estamos preocupados.

Fyodor Lukyanov: Señor Presidente, ya que mencionó la OTAN …

Vladimir Putin: Sí, lo siento. Acerca de las bases: conozco las cláusulas correspondientes de la constitución ucraniana. Permite la creación de centros de formación. Pero estos pueden ser cualquier cosa, contabilizados como un centro de formación. Como ya dije, y también se dijo públicamente: ¿y si mañana hay misiles cerca de Jarkov? ¿Qué debemos hacer entonces? No vamos allí con nuestros misiles, pero los misiles están llegando a nuestra puerta. Por supuesto, tenemos un problema aquí.

Fyodor Lukyanov: Empezamos a hablar de la OTAN. El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, fue entrevistado hace apenas dos días y anunció que la OTAN está ajustando un poco su visión estratégica y ahora ve a Rusia y China como una amenaza común en lugar de dos amenazas. Este es un enfoque interesante, aparentemente de gran alcance. Pero si así es como nos ven, ¿quizás es hora de que nos unamos a China y consideremos a alguien más como una amenaza?

Vladimir Putin: Hemos dicho muchas veces que somos amigos de China, y no contra nadie más, sino por los intereses de los demás. Este es el primer punto. El segundo punto es que, a diferencia de la OTAN, de los países de la OTAN, no estamos creando un bloque militar cerrado. No existe un bloque militar Rusia-China y no crearemos uno ahora. Entonces, no hay razón para hablar de esto.

Fyodor Lukyanov: Ya veo.

Mark Champion.

Mark Champion: Gracias. Señor Presidente, sobre el tema de la posibilidad de enviar gas extra a Europa, que, como sabe, se encuentra en una crisis de gas en este momento, ha hablado de esto antes, pero, a veces, ha sido bastante confuso. . A veces, los funcionarios rusos indican que hay gas adicional disponible que se puede enviar si se abre Nord Stream 2, y en otras ocasiones, han sugerido que no hay gas disponible para enviar a Europa. Y solo me preguntaba si aprovecharía esta oportunidad para aclarar si hay gas adicional disponible que Rusia puede enviar a Europa, si digamos, Nord Stream abrió esta noche, o si no lo hay.

Vladimir Putin: Francamente, me resulta extraño escuchar preguntas como esta. Me parece que lo expliqué todo durante la Semana de la Energía de Rusia en Moscú. Sin embargo, si se formulan estas preguntas, ciertamente deberíamos hablar más al respecto.

Mira lo que está pasando. Creo que dije en la reunión con el Gobierno ayer o anteayer: no se trata solo de fuentes de energía o gas, sino también del estado de la economía mundial. La escasez está aumentando en los principales países económicamente avanzados. Tomemos a los Estados Unidos, por ejemplo. Recientemente, ha tomado una decisión más para aumentar su deuda nacional.

Para aquellos que no se ocupan de la economía, les puedo decir lo que significa una decisión de aumentar la deuda nacional. El FRS imprimirá dinero y lo pondrá a disposición del gobierno. Esta es la emisión. El déficit está aumentando y la inflación está aumentando como un derivado de las emisiones. Esto conduce a aumentos de precios de las fuentes de energía, de la electricidad. Así es como funciona, no al revés.

Sin embargo, la situación también se está deteriorando debido a la realidad del mercado energético. ¿Cuáles son estas realidades? Acabas de hablar de Europa. ¿Qué está pasando en Europa? Tal vez repita algunas de mis ideas o tal vez diga algo nuevo, si lo recuerdo. En los últimos años, la filosofía de la Comisión Europea se dedicó íntegramente a regular el mercado de las fuentes de energía, incluido el gas, a través de una bolsa de materias primas, a través del llamado mercado spot. Intentaron persuadirnos para que renunciéramos a los contratos a largo plazo donde los precios estaban atados al intercambio, es decir, las cotizaciones de mercado del petróleo crudo y los productos derivados del petróleo.

Por cierto, esta es la formación de precios de mercado. Dado que los precios del gas se establecen con un rezago de seis meses después de un cambio en los precios del petróleo, esta es, en primer lugar, una situación más estable y, en segundo lugar, un rezago de seis meses permite a los consumidores y proveedores realizar ajustes en el camino en función de la evolución de mercados mundiales.

Entonces, todo comenzó a llevarse a este mercado al contado, pero en gran medida contiene gas en papel, no gas real. Estas no son cantidades físicas, que no aumentan (explicaré por qué en un minuto). Se escribe una cifra en papel, pero no hay cantidad física, está disminuyendo. Entonces, un invierno frío requiere gas del almacenamiento subterráneo; Un verano caluroso sin viento significa una falta de generación de viento en la escala necesaria. Ya he mencionado las razones macroeconómicas, y estas son las razones sectoriales.

¿Qué pasó después en el mercado europeo? Primero, una disminución de la producción en los países productores de gas. La producción en Europa se redujo en 22,5 mil millones de metros cúbicos durante los primeros seis meses. Esta es la primera. En segundo lugar, las instalaciones de almacenamiento de gas se llenaron insuficientemente en 18.500 millones de metros cúbicos y solo están llenas en un 71 por ciento. Las instalaciones de almacenamiento de gas se llenaron por debajo de 18,5 durante los primeros seis meses del año. Si nos fijamos en el consumo anual, este número debe duplicarse.

Las empresas principalmente estadounidenses, junto con las de Oriente Medio, retiraron 9 mil millones de metros cúbicos del mercado europeo y redirigieron el gas a América Latina y Asia. Por cierto, cuando los europeos estaban formulando los principios que rigen la formación del mercado del gas en Europa y dijeron que todo el gas debe comercializarse en el mercado spot, partían del supuesto de que el mercado europeo es un mercado premium. Pero el mercado europeo ya no es un mercado premium, ¿ve? Ya no es un mercado premium. El gas se redirigió a América Latina y Asia.

Ya he dicho que 18.5 mil millones de metros cúbicos, más el doble de esa cantidad, 9 mil millones (desabastecidos al mercado europeo de los Estados Unidos y Medio Oriente), más una disminución en la producción de 22.5 mil millones – el déficit en el mercado europeo puede ascender a unos 70 mil millones de metros cúbicos, que es mucho. ¿Qué tiene que ver Rusia con eso? Este es el resultado de la política económica de la Comisión Europea. Rusia no tiene nada que ver con eso.

Rusia, incluida Gazprom, ha aumentado las entregas al mercado europeo en un 8,7 por ciento, creo, y las entregas a países que no pertenecen a la CEI en un 12 por ciento, creo. Pero cuando hablamos de países que no pertenecen a la CEI, también nos referimos a China. Esto también es bueno para el mercado internacional, porque estamos aumentando las entregas al mercado global y aumentando las entregas al mercado europeo en 8,7. En términos absolutos, esto representa más de 11 mil millones de metros cúbicos de gas. Las empresas estadounidenses y de Oriente Medio sufrieron un desabastecimiento de 9 mil millones, mientras que Gazprom aumentó sus suministros en más de 11 mil millones.

¿Todos pueden oírme? No en esta audiencia, sino en las llamadas partes interesadas. Alguien le está recortando suministros, mientras nosotros los aumentamos.

Pero esto no es todo. Hoy, bajo los llamados contratos a largo plazo, me gustaría que escucharan atentamente y escucharan lo que digo, el precio del gas ahora es de $ 1200 o $ 1150 por mil metros cúbicos. Las empresas europeas que tienen contratos a largo plazo con Gazprom lo reciben, tomen nota, ¡cuatro veces menos que el precio actual! Gazprom no obtiene ganancias extraordinarias. No nos preocupa esto porque estamos interesados ​​en contratos a largo plazo y compromisos mutuos a largo plazo. En este caso, aseguramos la oportunidad de invertir en producción y producir las cantidades requeridas para nuestros consumidores de manera constante y confiable.

Me pregunta si es posible aumentar los suministros. Si, esto es posible. Hablando de Nord Stream-2, su primera línea está llena de gas y si el regulador alemán emite el permiso de envío mañana, puede entregar 17,5 mil millones de metros cúbicos de gas pasado mañana.

Los trabajos tecnológicos para el llenado de la segunda línea de Nord Stream-2 se completarán antes de finales de este año, a mediados o finales de diciembre. El volumen total es de 55 mil millones de metros cúbicos de gas. Considerando que en nuestra estimación la escasez de gas en el mercado europeo alcanzará los 70 mil millones de metros cúbicos, 55 mil millones es una cantidad decente.

Una vez que se llene la segunda línea y el regulador alemán emita su permiso, podemos comenzar con los suministros al día siguiente. ¿Es esto posible o no ?, preguntaste. Sí, es posible, pero hay que tener una actitud responsable con los compromisos y trabajar en ello.

Por cierto, seguimos diciendo: Nord Stream-2, Gazprom… Pero hay cinco empresas europeas que participan en este proyecto. ¿Por qué mencionas a Gazprom solo? ¿Te has olvidado de ellos? Cinco grandes empresas europeas están trabajando en este proyecto. Por lo tanto, esto afecta no solo a los intereses de Gazprom, sino también a los intereses de nuestros socios, principalmente en Europa, por supuesto.

Fyodor Lukyanov: Señor Presidente, hasta cierto punto, Nord Stream 2, que ahora está en boca de todos, puede considerarse un logro conjunto con Angela Merkel. ¿Te arrepientes de que deje el cargo? ¿La extrañarás?

Vladimir Putin: Después de todo, la decisión de su partida no fue mía, sino de ella. Ella podría haberse postulado por otro período. Permaneció en el poder durante 16 años.

Fyodor Lukyanov : No es un mandato largo, en absoluto.

Vladimir Putin: No se puede decir que esto no sea suficiente. Toda una tenencia. Helmut Koehl, quien unificó Alemania, también estuvo 16 años en la cima.

En cuanto a Nord Streams, comenzamos este proceso en los días de Schroeder. En ese momento, cuando estábamos trabajando en Nord Stream 1, hubo intentos similares de socavar este proceso, al igual que hoy. Todo fue igual. Afortunadamente, hoy este gasoducto entrega gas a Europa y Alemania, y los volúmenes son bastante altos.

Por cierto, todos estamos hablando de energía verde. Esto es importante, por supuesto. Si hay preguntas sobre este tema, intentaré explicar cómo lo veo. En cuanto al gas natural ruso, permítanme enfatizar que tiene una huella de carbono tres veces menor en comparación con el GNL de los Estados Unidos. Si los activistas ambientales no se guían en sus esfuerzos por una agenda política y realmente se preocupan por el futuro de la humanidad, no pueden dejar de escuchar esto. Deben oponerse a la construcción y exigir el cierre de todas las terminales de GNL.

Desafortunadamente, lo mismo se aplica al sistema de tránsito de gas de Ucrania. Ya he dicho que Nord Stream 2 es una tubería moderna y de vanguardia que puede manejar una presión más alta. No hay absolutamente ninguna emisión involucrada cuando entrega gas a través del fondo del Mar Báltico. Las estaciones de compresión son como pequeñas fábricas. Se alimentan con gas y también emiten CO2 a la atmósfera. Las emisiones de Nord Stream 2 son 5,6 veces más bajas en comparación con los tránsitos de gas de Ucrania, porque el sistema es antiguo y se ha utilizado desde la época soviética. Los activistas medioambientales deberían haber dicho: «¡Cierre de inmediato el tránsito de gas en Ucrania!» Pero no, es todo lo contrario: «Adelante, aumente el suministro a través de Ucrania». ¿Cómo es eso posible?

De hecho, ocurre lo mismo con el aceite. Incluso si dejamos el gas en paz, dado que ya he hablado mucho de esto, ¿qué está pasando con el petróleo? Creo que desde 2012 hasta 2016 la inversión anual en extracción de petróleo fue de alrededor de $ 400 mil millones, pero en los años que precedieron a la pandemia la inversión disminuyó en un 40 por ciento, y ahora se sitúa en $ 260 millones. Este es un ciclo que dura de 15 a 30 años. ¿Entiendes esto?

En mi opinión, ¿cuáles son los problemas actuales además de lo que he dicho? Hablé de varios temas políticos. Este es uno de los temas importantes que me viene a la mente. Existe una falta de superposición entre los ciclos políticos y de inversión en las principales economías, incluida la energía, un sector muy importante. ¿Cuánto dura un ciclo político? Cuatro o cinco años. ¿Qué hacen las principales fuerzas políticas, partidos y políticos todo este tiempo? Hacen promesas. Prometen todo, tanto como sea posible y al menor costo. Esto se aplica, entre otras cosas, a la economía verde. ¿Qué sale de esto? Los bancos dejan de financiar la inversión y la inversión disminuye. Llegará un momento como el que estamos viendo hoy, cuando el mercado necesitará lograr un gran avance, pero no habrá nada que respalde este esfuerzo. Incluso hoy,Los países de la OPEP Plus están aumentando la producción de petróleo incluso ligeramente por encima de su acuerdo, pero no todos los países productores de petróleo pueden aumentar la producción rápidamente. Este es un proceso a largo plazo y el ciclo es bastante largo. 

Fyodor Lukyanov: Por favor, Raghida Dergham. 

Raghida Dergham: Muchas gracias, Fyodor. 

Señor Presidente, es bueno volver a verle en Valdai y Sochi. Mi nombre es Raghida Dergham. Soy el fundador y presidente ejecutivo de Beirut Institute. Por eso he venido a ustedes, he venido a Sochi, desde el Líbano, un país muy herido. Estoy seguro, señor, de que está al tanto de la explosión que tuvo lugar, la cuarta más grande, en el puerto, el puerto civil de Beirut. Ha habido un intento de investigar lo sucedido, la historia en sí. Había un capitán ruso, había un propietario georgiano del barco. 

Había una solicitud para usted, señor Presidente, para compartir – la solicitud le llegó del poder judicial, y es un organismo independiente del gobierno – para compartir lo que tiene, de sus imágenes de satélite, para decirnos, para ayudar a encontrar la historia, esta horrible historia que pasó, que equivalió al asesinato de la ciudad, de la capital. Mi primera pregunta, señor: ¿está dispuesto a compartir ahora la información que tiene, la información satelital, y prestar cooperación a esta investigación para que, ya sabe, los valores de los que habló se implementen donde realmente importa? 

Y en segundo lugar, sus dos aliados, Hezbollah e Irán, han estado resistiendo y, de hecho, han estado exigiendo el desalojo del – no el fiscal, él es realmente el investigador – el juez que está investigando el caso. Han emitido una advertencia de que si, a ambos amigos suyos, el presidente Michel Aoun y el primer ministro Najib Mikati, si no desalojan a este investigador, a este juez, el gobierno caerá. ¿Apoya esa posición, especialmente dado que este país está al borde de una guerra civil, con el Sr. Nasrallah anunciando que no retrocederá, anunciando, al mismo tiempo, que hay cien mil combatientes listos para lanzar? Entonces, esta es una guerra civil en acción, tal vez, justo al lado de un gran logro suyo, Vladimir Putin, que está en Siria. Te lo agradezco. 

Vladimir Putin: Un momento, por favor. ¿Puede explicar el comienzo de qué guerra está hablando? No comprendo. 

Raghida Dergham: Guerra civil, porque, como ve, ya hay gente armada en las calles. Recuerda la guerra civil en el Líbano, y ahora mismo … Hezbollah no es el único grupo armado, no estoy afirmando eso. Hay muchos grupos armados, pero ahora mismo el conflicto es por este investigador. Su nombre es Tariq al-Bitar. La insistencia de Hezbollah es que necesita ser desalojado. Y, de hecho, esto está interfiriendo con el principio mismo de la separación de poderes, y eso provocó enfrentamientos en las calles y la posibilidad de que realmente se produzca una guerra civil, señor Presidente. No descarte esa posibilidad; es muy aterrador. Y no estoy seguro de que redunde en los intereses de la política rusa ni siquiera para Siria, no importa para el Líbano, y deseamos que presten atención al Líbano, especialmente después de escucharle hoy enfatizar estos valores. 

Vladimir Putin: Primero, sobre la explosión en el puerto de Beirut. Hablando francamente, cuando sucedió esa tragedia, me gustaría una vez más ofrecer mis condolencias al pueblo libanés por la gran cantidad de víctimas y daños catastróficos, me enteré por los informes de los medios, por supuesto. 

Hace muchos años, el nitrato de amonio se entregó y se almacenó en el puerto; las autoridades locales no le prestaron la atención que necesitaba, aunque, que yo sepa, querían venderlo de forma rentable. Y ese deseo de vender con beneficio entró en conflicto con la posibilidad de hacerlo, con el mercado y algunas contradicciones internas relacionadas con quién obtendría el beneficio, etc. En mi opinión, esta es la razón principal de la tragedia, y eso es todo. 

En cuanto a ayudar con la investigación, francamente hablando, no entiendo cómo pueden ayudar las imágenes de satélite, ni siquiera si tenemos alguna. Sin embargo, prometo que haré averiguaciones y, si tenemos algo y podemos brindar asistencia en la investigación, lo haremos. Pero primero necesito discutir el asunto con mis colegas que pueden tener esta información. 

En cuanto a Hezbollah, Irán, etc., con respecto a la situación en el Líbano. Por ejemplo, Hezbollah: diferentes personas en diferentes países tienen una actitud diferente al respecto, de lo que soy muy consciente. Hezbollah es una fuerza política seria en el propio Líbano. Pero no hay duda de que siempre, incluido el Líbano, pedimos que se resuelva cualquier conflicto mediante el diálogo. Siempre hemos intentado hacer esto, de una forma u otra. Mantenemos contacto con casi todas las fuerzas políticas del Líbano e intentaremos seguir haciéndolo también en el futuro, para que la situación pueda resolverse sin derramamiento de sangre. Dios no lo quiera. A nadie le interesa esto. Recientemente, la situación en Oriente Medio ha sido precaria. Por supuesto,Haremos todo lo que podamos para convencer a todas las partes del proceso político interno de que se adhieran al sentido común y se esfuercen por lograr acuerdos. 

Por favor, toma el micrófono. 

Raghida Dergham: Presidente Vladimir Putin, ¿apoya el ultimátum dado por Hezbollah de que o el investigador Tarek Bitar es desalojado o hay una caída del gobierno? ¿Apoya ese ultimátum? 

Vladimir Putin: Escuche, colega, no podemos comentar sobre los procesos políticos internos que ha mencionado, ya sea que apoyemos un ultimátum de una de las partes o no, o las posiciones de una de las partes. Esto equivaldría a tomar partido por una de las partes en conflicto, lo que sería contraproducente para la eficacia de nuestros esfuerzos por lograr la paz. Por tanto, quisiera abstenerme de hacer tales comentarios. Como he apuntado, lo principal es encontrar una plataforma que pueda servir de base para acuerdos, sin disparos, si Dios quiere. Nosotros en Rusia definitivamente estamos interesados ​​en eso. 

Fyodor Lukyanov: Por favor, Stanislav Tkachenko. 

Stanislav Tkachenko: Gracias. 

Stanislav Tkachenko, Universidad Estatal de San Petersburgo. 

Señor Presidente, una pregunta sobre energía. El 13 de octubre, el Jefe del Servicio Europeo de Acción Exterior, Josep Borrell, dio a conocer por primera vez la Estrategia para el Ártico y luego la envió a la Comisión Europea y al Consejo de la UE, un nuevo documento de la UE que considera una amplia gama de problemas, incluida la energía. 

Destacaría dos puntos de esa estrategia. En primer lugar, la Unión Europea cree que los recursos minerales que se encuentran en el Ártico (petróleo, gas y carbón) deberían permanecer en el suelo, incluso en el Ártico, y para lograrlo, es posible que el mundo incluso tenga que imponer una moratoria temporal. El segundo punto está vinculado al primero. Se trata de planes de la Unión Europea y sus estados miembros para desarrollar una serie de instrumentos, financieros y otros, para evitar que los países (quizás principalmente la Federación de Rusia), que venderán recursos energéticos en el mercado global, vendan los recursos producidos en el Artico. 

Mi pregunta es: ¿Cuál es la actitud de Rusia al respecto? Gracias. 

Vladimir Putin: Correcto. Para ser honesto, trato de seguir lo que sucede allí detrás de la escena europea, lo que sucede allí todos los días, pero a veces, como dice nuestra gente, siento que me estoy perdiendo algo. 

En cuanto a la estrategia ártica de la UE, ¿qué puedo decir? Rusia tiene su propia estrategia para nuestra presencia en el Ártico; este es mi primer punto. En segundo lugar, siempre hemos trabajado y estamos trabajando de manera bastante productiva; Rusia preside actualmente el Consejo Ártico, donde también están representados los países de la UE. En tercer lugar, siempre hemos hablado de esto, y de hecho hablé de esto en la reunión con el presidente Biden y los miembros de su equipo en Ginebra: estamos dispuestos a continuar la cooperación, en un sentido amplio, con todos los países interesados ​​en el Ártico, dentro del marco del derecho internacional. 

Como saben, hay varios convenios, sobre aguas territoriales y sobre el derecho del mar, de 1986, creo. Actuamos sobre la base de esos documentos reconocidos internacionalmente, en los que Rusia es parte, y estamos dispuestos a establecer relaciones con todos los Estados, incluida la Unión Europea, sobre la base de esos documentos. 

Pero si alguien del exterior está tratando de eludir estos documentos reconocidos internacionalmente y limitar nuestro derecho soberano de usar nuestro propio territorio, de acuerdo con el derecho internacional, las aguas territoriales son parte del territorio de un estado costero, es una infracción utilizando medios de mala fe. 

Lo mismo se aplica a la zona de 400 millas, que se denomina zona de desarrollo económico preferencial. Las reglas que se aplican a esa área están determinadas por el derecho internacional y cumplimos plenamente con estos requisitos. 

Por cierto, considere el proyecto Nord Stream: de acuerdo con estas reglas, tuvimos que solicitar los permisos correspondientes a los estados costeros (Finlandia, Suecia y Dinamarca) cuando ni siquiera tuvimos que ingresar a su mar territorial, pero el oleoducto cruzó las zonas económicas exclusivas de esos países. Este es un requisito del derecho internacional, y nosotros cumplimos con esta ley, y todos, incluidos los europeos, insistieron en que actuamos dentro del marco de esas normas legales internacionales. ¿Significan que no van a acatarlos ahora, o qué? Estamos obligados a cumplir, pero de repente pueden ignorarlos, ¿es eso? Eso no sucederá. 

Y si quieren restringir nuestras actividades, incluso en el sector energético, les toca a ellos y pueden intentarlo. Podemos ver lo que está sucediendo en el mundo ahora, incluso en el mercado energético europeo. Si actúan así, toman medidas categóricas y mal fundamentadas, dudo que salga algo bueno de ello. 

Recuerdo este cuento de hadas popular, al menos entre la audiencia rusa, donde uno de los personajes hace un pez lobo en el agujero de hielo en invierno usando su cola como una vara, y luego se sienta al lado del lobo cantando en voz baja, ‘congela, congelar la cola del lobo. Si los europeos siguen este camino, se encontrarán en la misma posición que los personajes del cuento de hadas ruso. 

Fyodor Lukyanov: ¿Quién es el lobo? 

Vladimir Putin: No es difícil de adivinar, creo. 

Fyodor Lukyanov: No lo entiendo, realmente no lo entiendo. ¿Te refieres a Rusia? Ellos cantan – 

Vladimir Putin: El lobo es el que ha metido la cola en un agujero en el hielo en invierno tratando de pescar, en este caso en aguas turbulentas, eso es quién. Se congelarán. Pero claro, si intentan imponer restricciones. Ya están restringiendo las inversiones, como dije, el período de inversión en la industria petrolera es de 15 a 20, o incluso de 30 años, y ahora los bancos se niegan a emitir recursos crediticios adecuados para estos proyectos. Aquí tiene: la escasez se sentirá pronto y no se puede hacer nada al respecto. 

El problema es que, lamentablemente, las decisiones en este ámbito, en el sector energético, se toman como parte de ciclos políticos, que ya he mencionado, y no las toman los expertos. Como dijo uno de mis colegas, las decisiones no las toman los ingenieros, sino los políticos que no son realmente competentes en la materia, sino que simplemente engañan a sus votantes. 

Todos están alarmados por la agenda climática, que sugiere un futuro sombrío a menos que logremos una disminución en el aumento de temperatura hasta su nivel preindustrial, el nivel del inicio de la industrialización. Sí sabemos. Entre 1,5 y 2 grados es la línea crítica, lo sabemos. Pero esto debe hacerse con cuidado, confiando en un análisis minucioso y profundo, no en eslóganes políticos. Pero podemos ver que algunos países se guían precisamente por consignas políticas, que ni siquiera son factibles. 

Aún así, nadie puede prohibirnos actuar en nuestro territorio como mejor nos parezca. Estamos dispuestos a negociar con todos, pero esperamos que sea una conversación profesional. 

Fyodor Lukyanov: Señor Presidente, sigue refiriéndose al derecho internacional y lo acaba de mencionar una vez más. También lo hace la diplomacia rusa. Sin embargo, el derecho internacional no está escrito en piedra como las tablas de Moisés. Es el resultado de un cierto equilibrio de poder e intereses, luego cambia. ¿Quizás es hora de ajustarlo? 

Vladimir Putin: Pero estos ajustes siempre llegan tarde, lo que se aplica a todo tipo de leyes, incluidas las normas internacionales. Las interacciones sociales y las relaciones internacionales cambian más rápido que las normas legales. Este es un principio bien conocido de la teoría y el derecho estatales. Las relaciones cambian más rápido, necesitan ser reguladas y los encargados de establecer las normas generalmente no logran mantenerse al día con estos cambios. 

¿Qué es el derecho internacional? Es un agregado de normas internacionales. Por cierto, estas no son simplemente reglas que alguien ha garabateado debajo de una manta, pensando que todos deben seguirlas. Si hablamos de derecho internacional público, las normas que rigen las relaciones interestatales deben coordinarse y acordarse: usted las firma, asume obligaciones y las cumple. Si el orden mundial de hoy depende de la soberanía, esto significa que si alguien no firma un documento, no puede exigir que este estado cumpla con algo a lo que no se suscribió. A esto se le llama «intentar imponer la voluntad de alguien en otros países». Cuanto más rápido nos alejemos de los intentos de introducir tales prácticas en las relaciones internacionales, mejor, y esto hará que el mundo sea más tranquilo y estable. 

Fyodor Lukyanov: Tenemos otro colega de los Estados Unidos: Christian Whiton, Center for the National Interest. 

Christian, tienes la palabra. 

Christian Whiton: Hola, Fyodor. Excelente. Muchas gracias por visitarme y gracias a Valdai por organizar esta importante conferencia. 

Presidente Putin, realmente aprecio sus importantes comentarios, que no creo que hayamos escuchado de ningún otro líder mundial, sobre la cultura y su importancia. Una persona aquí en los Estados Unidos que podría estar interesada y apoyar lo que usted ha dicho es el ex presidente Donald Trump. No estoy seguro de eso, pero ha hablado de cosas similares. Mi pregunta para usted es que hay mucha especulación de que el ex presidente Trump podría postularse nuevamente para el cargo en 2024, y usted ha hablado de Angela Merkel, por ejemplo. ¿Qué opinas de la idea de una segunda presidencia de Donald Trump? 

Vladimir Putin: ¿Votarías por él? (La risa.) 

No estoy bromeando. ¿Dónde está la broma? Por favor ayudenos. ¿Votaría por Donald Trump como candidato presidencial en los Estados Unidos de América? 

Christian Whiton: Lo siento, pensé que le estaba preguntando al presidente Putin. 

Si. Mi punto de vista y yo trabajamos en la administración Trump en el Departamento de Estado, al principio de su administración. Creo que es notable. Ha redefinido el conservadurismo, tal vez, en líneas similares a las que el presidente Putin habló sobre el conservadurismo saludable. 

Sin embargo, en nuestro sistema, si comienza un segundo mandato, es esencialmente un pato cojo, en el sentido de que no puede volver a correr, por lo que la gente comienza a descontarlo. También me gusta lo que hace Donald Trump al desafiar a la minoría vocal que ha infectado nuestra cultura, pero por otro lado su administración tuvo muchas ineficiencias, por así decirlo, personal en niveles muy altos que no estaban de acuerdo con su agenda. A veces parecía que la autoridad de su presidencia no se extendía más allá de la Casa Blanca al resto del gran gobierno de Estados Unidos. 

Así que mi preferencia es que otros conservadores den un paso al frente como Ron DeSantis, el gobernador de Florida, y se presenten a la presidencia. Pero si es una elección entre Donald Trump y un demócrata, votaría por Donald Trump, sí. 

Vladimir Putin: Si me lo permite, preferiría guardarme mi punto de vista sobre este asunto y abstenerme de comentar lo que acaba de decir. De lo contrario, deberá registrarse como agente extranjero. (La risa.) 

Sin embargo, entiendo tu idea. 

Muchas gracias por su participación. 

Fyodor Lukyanov: Anastasia Likhacheva. 

Anastasia Likhacheva: Gracias. 

Señor Presidente, al hablar de los mayores desafíos de nuestro tiempo, ha mencionado la escasez de agua y los problemas del suministro de alimentos. En su opinión, ¿qué contribución positiva podría hacer Rusia para abordarlos tanto dentro como fuera de sus fronteras, considerando que Rusia ocupa el segundo lugar en el mundo en términos de sus recursos renovables de agua dulce, y tiene su lago Baikal único y grandes tradiciones en la investigación? superior a ser un importante exportador de alimentos. Gracias. 

Vladimir Putin: Ya lo estamos haciendo y redoblaremos nuestros esfuerzos aún más. Permítanme explicar qué significa esto y de dónde provienen las preocupaciones sobre una posible crisis alimentaria. 

Como ya he mencionado, tanto en una reunión reciente con miembros del Gobierno como ahora mismo, existen disfunciones en todo el sistema dentro de la economía mundial. Son atribuibles a los crecientes déficits y la inflación y provocan la interrupción de las cadenas de suministro. No se trata solo del Canal de Suez y la escasez de camioneros en Gran Bretaña para llevar combustible a la bomba. Hay una interrupción general, y COVID-19 jugó un papel en esto, desafortunadamente. 

Sin embargo, existen otras razones. ¿A dónde lleva todo esto? Estuvimos discutiendo el aumento de los precios del combustible. Esto, a su vez, eleva los precios de la electricidad. Si convertimos nuestros precios a euros, un megavatio hora cuesta 20 euros en Rusia y más de 300 euros en los países europeos. Por supuesto, hay una diferencia en términos de niveles de ingresos, pero esta brecha es demasiado grande. 

Algunos gobiernos y representantes de instituciones internacionales dicen: «Este es el camino correcto a seguir, sigan con el buen trabajo». Piensa en esto. Ahora están pensando en pagar subsidios para compensar este enorme aumento de los precios de la energía. Podría parecer apropiado. Después de todo, el estado debe apoyar a su pueblo. Sin embargo, esta es una solución única y, después, la gente seguirá sufriendo. 

¿Por qué? Porque el volumen de combustible primario permanece igual, lo que significa que alguien no lo obtendrá. Las personas, los hogares que reciben este subsidio no reducirán su consumo, a pesar de todo el miedo que se propaga en la televisión alemana. No reducirán su consumo mientras estén subvencionados. ¿Por qué recortar? Pero la oferta seguirá siendo la misma. ¿Qué significa esto? Alguien tendrá que consumir menos. ¿Quién será ese? Industria. En que sector La industria de los metales. Esto conducirá a precios más altos en todos los productos que contienen metal y en toda la cadena de valor. Esta es una cadena enorme, desde autos hasta alfileres. 

En segundo lugar, los productores de fertilizantes que utilizan gas natural ya están cerrando sus instalaciones de fabricación. Esto ya está sucediendo. Hay razones para creer que el sector de los fertilizantes para el suelo no contará con la financiación suficiente. ¿En qué resultará esto? Habrá menos alimentos en el mercado mundial y la gente tendrá que pagar precios más altos. Una vez más, todo recae en las personas, aunque todo empezó con una iniciativa pensada para ayudarles. 

Puede parecer que va en la dirección correcta, pero es necesario plantear la cuestión de si es apropiado restringir la extracción, incluso en el Ártico. ¿Necesitamos restringir las nuevas rutas de tránsito, incluido Nord Stream 2, por razones políticas? Estas son las preguntas que deben hacerse. Necesitamos pensar en cosas fundamentales. 

Teniendo en cuenta los crecientes riesgos y la incertidumbre, ¿realmente tenemos que transferir todos los suministros al mercado spot? O tal vez pensar en inversiones a largo plazo tendría más sentido y, en su lugar, utilizar contratos a largo plazo, al menos en parte. Esto es en lo que debemos pensar. Así es como podemos evitar que las crisis estallen repentinamente. 

Rusia está haciendo una contribución significativa a la seguridad alimentaria en la actualidad. Estamos aumentando el suministro de alimentos al mercado mundial; estamos exportando productos alimenticios por valor de más de 25.000 millones de dólares. Ya lo he dicho muchas veces y me gustaría agradecer una vez más a nuestros productores agrícolas. Este es principalmente el resultado de sus esfuerzos. Ni siquiera podríamos soñar con esto. Ahora debemos agradecer a los europeos sus sanciones agrícolas. Bien hecho. Gracias por todas tus sanciones. Hemos introducido contramedidas en la agricultura e invertido los recursos adecuados. 

Por cierto, hemos impulsado la llamada sustitución de importaciones en la industria, no solo en la agricultura. Y debo decir que el efecto ha sido bueno. Tengo algo de ansiedad, debo admitir, pero el efecto general ha sido muy bueno. Hemos utilizado nuestro cerebro, reanudamos algunos proyectos antiguos y comenzamos otros nuevos, incluso en industrias de alta tecnología. Espero que continúe aumentando la producción en la agricultura. 

El cambio climático también ha traído cambios a la agricultura rusa. ¿A qué me refiero? Por ejemplo, en las regiones rusas de suelo negro, la calidad del suelo está cambiando y las cosas se están moviendo un poco más al norte. También hay problemas causados ​​por fenómenos naturales y cataclismos: desertificación y cosas por el estilo. Pero Rusia se adaptará a esto, esto es bastante obvio, y satisfará plenamente no solo sus propias necesidades, sino que también proporcionará a nuestros principales socios en los mercados mundiales alimentos de alta calidad y asequibles a precios mundiales. 

También hay algo más. Acabo de decir que las plantas de fertilizantes están cerrando, pero la calidad y la cantidad de las cosechas, el volumen de las cosechas dependen de ellas. Pero suministramos las cantidades necesarias de fertilizantes a los mercados internacionales y estamos listos para aumentar aún más la producción. Por cierto, en este sentido, en términos de su impacto en la salud humana, nuestros fertilizantes se encuentran entre los mejores del mundo; los rivales de nuestras empresas son reacios a hablar de esto. Pero espero que después de haber mencionado esto, nuestros medios muestren lo que quiero decir, simplemente no quiero perder el tiempo ahora. 

Bueno, en cuanto a los recursos hídricos, algunos dicen que el agua pronto será más cara que el petróleo, pero aún no estamos planificando proyectos para revertir los ríos. Esto debe tratarse con mucho cuidado y comprender las consecuencias a largo plazo de las decisiones que tomamos. Pero, en general, Rusia es uno de los países cuyo balance hídrico será estable y seguro durante mucho tiempo. Aunque también debemos pensarlo. Debemos pensar en la pureza de nuestros ríos, observar con atención lo que está sucediendo con el sector del agua en el Lejano Oriente, en el lago Baikal, etc. 

No entraré en detalles ahora, pero realmente tenemos suficientes problemas que abordar. Los conocemos, identificamos nuevos problemas. Seguiremos trabajando de acuerdo con los planes que hemos trazado al respecto. Ante nuevos retos, intentaremos superarlos. 

Vladimir Putin: Acaba de mencionar la posibilidad de asumir el liderazgo. Sabes, por supuesto, me parece que hay que buscar abordar los objetivos más importantes. Pero es necesario partir de la realidad. Declaramos públicamente nuestro objetivo de lograr la neutralidad de los hidrocarburos para 2060, y por eso lo estamos haciendo. 

Por cierto (lo he mencionado repetidamente y lo diré una vez más), Rusia tiene una combinación energética más ecológica que la de muchos otros países industrializados. En Rusia, el 86 por ciento de la combinación de energía se compone de generación de energía nuclear que casi no produce emisiones, generación de energía hidroeléctrica, generación de gas y fuentes renovables. ¡Ochenta y seis por ciento! La cifra de Estados Unidos es del 77 por ciento. En Alemania, si no me falla la memoria, es del 64 por ciento, y menos en los países asiáticos. ¿No es esa la pista? ¡Ciertamente lo es! 

Entendemos, por supuesto, que esto no es suficiente. Esto no es suficiente ni siquiera para nosotros, porque aquí la temperatura está aumentando más rápidamente que el promedio mundial, mientras que en el Norte el aumento es incluso más rápido que el promedio en el resto de Rusia. Para nosotros, esto tiene graves consecuencias, dado que una parte considerable del territorio de Rusia se encuentra en el Extremo Norte. Ciertamente estamos pensando en esto. 

Algunas palabras sobre la vida de las personas. 

Empezando por la remoción de todo tipo de vertederos, que también generan CO2 en las grandes ciudades y contaminan la vida de las personas, algo en lo que estamos trabajando, y terminando con la situación en nuestros grandes centros industriales, tenemos un programa para todo esto. Puede que no estemos avanzando tan rápido como quisiéramos, pero, en general, estamos dentro de lo programado con nuestros planes. 

Lo habríamos logrado antes si no fuera por la crisis de 2008-2009, que nos llegó desde fuera, como todos sabemos. Pero nuestra industria simplemente gritó que muchas empresas se derrumbarían si comenzáramos a implementar las llamadas mejores tecnologías en esa esfera. Tuvimos que posponer la implementación de nuestros planes, pero ahora las decisiones se han tomado a nivel legislativo y se están implementando. 

Estamos dando atención prioritaria en nuestro programa a 12 ciudades que son los mayores productores de emisiones, después de lo cual dirigiremos nuestra atención a todos los demás productores de emisiones y todas las industrias. Esta es una de las prioridades de nuestros proyectos y planes nacionales. 

En cuanto a la neutralidad de carbono en general, hay que recordar que el 45 por ciento de las emisiones de carbono se están absorbiendo, si no me falla la memoria. Por cierto, en este sentido insistiremos en que se tenga en cuenta nuestra capacidad de absorción, es decir, la capacidad de absorción de nuestros bosques, nuestros mares y los territorios conectados con el océano. Es un hecho objetivo y debe tenerse en cuenta. 

Además, en este contexto tenemos importantes reservas en cuanto a la implementación de planes, por ejemplo, en el área de vivienda y servicios públicos y eficiencia energética. Esto es definitivamente en lo que podemos y debemos trabajar. 

En otras palabras, lo que necesitamos no es una implementación mecánica y sin sentido de las medidas formuladas por otros, sino un resultado. Tenemos la intención de trabajar hacia este resultado de manera absolutamente transparente y honesta. Sin embargo, no me gustaría que nuestros esfuerzos por proteger la naturaleza e implementar las recomendaciones de política climática se convirtieran en un instrumento encubierto de rivalidad en los mercados globales. Esto seria muy malo. Esto socavaría la confianza en lo que estamos haciendo por el futuro de la humanidad. 

Fyodor Lukyanov: Señor Presidente, ¿tenemos un programa propio con respecto a nuestras acciones en caso de que la UE introduzca un impuesto al carbono y los productores rusos tengan que pagarlo? 

Vladimir Putin: Hasta ahora, no se han tomado decisiones fundamentales que socaven nuestros intereses o que no sean transparentes o absolutamente injustas. He hablado con algunos de los líderes [occidentales] (no los nombraré ahora) que son conscientes de que los requisitos que se están formulando a nivel de las instituciones europeas no son transparentes y no pueden calificarse de justos. Todo esto ciertamente requiere más trabajo. Esperamos que esto se haga mediante el diálogo con otros países, incluida Rusia. 

Fyodor Lukyanov: Angela Stent, nuestra veterana y miembro del consejo científico, está con nosotros desde Washington. 

Ángela, por favor, sigue adelante con tu pregunta. 

Angela Stent: Muchas gracias, Fyodor, y lo siento, solo estoy aquí virtualmente. 

Señor Presidente, le he oído hablar de algunas formas en las que Estados Unidos y Rusia están trabajando juntos, y quiero hacerle otra pregunta sobre Afganistán. 

Hace veinte años, Rusia y Estados Unidos cooperaron para derrotar a Al Qaeda y sacar a los talibanes del poder. Veinte años después, ahora después de la retirada estadounidense, ¿cree que la cooperación antiterrorista entre Rusia y Estados Unidos es deseable? ¿Es posible? ¿Cree que seguiríamos compartiendo algunos de los mismos objetivos con respecto a Afganistán que teníamos hace veinte años? 

Vladimir Putin: Creo que la cooperación entre Rusia y Estados Unidos en la lucha contra el terrorismo no solo es posible, sino que es una necesidad. Hemos hablado de esto muchas veces, incluso contigo. Es una lástima que no pueda estar hoy en esta sala con nosotros. 

Es obvio que esta es una amenaza común. Desafortunadamente, no se ha vuelto menos peligroso que hace 20 años. Además, esta amenaza ha ido creciendo y adquiriendo una dimensión global bajo nuestra supervisión. Solo podemos ser efectivos para contrarrestarlo si trabajamos juntos. 

Ya he dicho que los servicios especiales de nuestros países mantienen contacto, aunque en mi opinión podrían haber establecido una relación aún más estrecha, pero agradecemos a nuestros socios estadounidenses la información que nos ha permitido prevenir ataques terroristas en la Federación de Rusia. 

Puedo asegurarles que haremos todo lo posible para transmitir cualquier información necesaria a nuestros colegas estadounidenses de manera oportuna si es relevante para ellos y si tenemos la información a nuestra disposición. Me gustaría enfatizar una vez más que todos se beneficiarán de esta cooperación. 

Fyodor Lukyanov: Señor Presidente, sobre Afganistán. Los talibanes tienen el control de facto allí. Vinieron a Moscú y, en general, se comunican con todos. ¿Cuánto tiempo Rusia los verá como una organización terrorista y todos tendrán que decir que es una organización terrorista cada vez que se mencione? 

Vladimir Putin: Esto no se trata de nosotros, Rusia. Pueden ver que trabajamos con los talibanes y los invitamos a Moscú, y hemos estado manteniendo contacto con ellos en Afganistán. 

De hecho, estas decisiones se tomaron a nivel de la ONU. Está claro que los talibanes controlan actualmente Afganistán y esperamos que generen un impulso positivo. Dependiendo de cómo vaya, nos reuniremos para decidir si se puede excluir de la lista de organizaciones terroristas. Creo que lo estamos logrando. La posición de Rusia será moverse precisamente en esta dirección. 

Sin embargo, debemos tomar decisiones como esta de la misma manera que se adoptaron antes, cuando decidimos designar a este movimiento como una organización terrorista. 

Fyodor Lukyanov: Asia está claramente subrepresentada. 

Tenemos al profesor Shimotomai uniéndose a nosotros. Por favor adelante. 

Nobuo Shimotomai: Gracias. 

Señor Presidente, me siento honrado, aunque esta vez no pude venir a Sochi. 

Encontré su informe muy interesante, incluido su punto de que las fronteras estatales se han convertido en un anacronismo. De hecho, quizás el antagonismo más agudo existe en el noreste de Asia sobre las fronteras estatales y similares. El Primer Ministro Abe y usted intentaron llenar este vacío en busca de un nuevo tratado de paz. Sin embargo, durante los últimos dos años, el primer ministro de Japón ha cambiado dos veces sin reunirse con usted. ¿Cómo ve las futuras relaciones bilaterales, principalmente, las perspectivas de un tratado de paz entre Rusia y Japón? Gracias. 

Vladimir Putin: Sí, de hecho, la vida política en Japón está estructurada de una manera en la que la escena política cambia con bastante rapidez, pero los intereses de los pueblos japonés y ruso permanecen sin cambios y se basan en el deseo de llegar a un acuerdo final en nuestras relaciones. incluida la celebración de un tratado de paz. Nos esforzaremos para que esto suceda a pesar de los cambios en las cifras en el escenario político de Japón. 

Más recientemente, como saben, el 7 de octubre hablé por teléfono con el nuevo Primer Ministro de Japón. Sin duda, es una persona con experiencia y está al día en nuestras relaciones desde que se dedicó a los asuntos internacionales. Es bastante cercano en un sentido político al ex primer ministro Abe. Entonces, en este sentido, por supuesto, creo que veremos una continuidad en la posición de Japón con respecto a sus relaciones con Rusia. 

Con Abe, alineamos una serie de acciones conjuntas y trabajo conjunto para llevar las relaciones ruso-japonesas a un nuevo nivel. Me gustaría mucho que este trabajo continuara en la misma línea en el futuro. 

Fyodor Lukyanov: Amigos, el presidente ha estado respondiendo nuestras preguntas, solo preguntas, durante dos horas y media. Tengo una sugerencia para optimizar nuestro trabajo. Tendremos una rápida sesión de preguntas y respuestas ahora. Por favor, haga preguntas breves, no haga declaraciones como acaba de hacer la Sra. Dergham, sino haga preguntas breves. El presidente dará respuestas rápidas como una ráfaga de ametralladora. ¿Sí? 

Vladimir Putin: Haré lo mejor que pueda. 

Fyodor Lukyanov: Ryan Chilcote, adelante, por favor. 

Ryan Chilcote: Gracias, Fyodor. 

Pero por favor, no me dé una ráfaga de disparos en respuesta. 

Fyodor Lukyanov : Depende de tu pregunta. 

Vladimir Putin: Nosotros también lo tenemos. (La risa.) 

Ryan Chilcote: Entiendo. 

Mi pregunta es sobre la pandemia. El mayor agente extranjero y la mayor amenaza externa es la pandemia continua. La única diferencia entre Rusia y muchos países es la baja tasa de vacunación. ¿Qué opinas de la vacunación obligatoria como solución al problema? 

Vladimir Putin: Ya dije que la vacunación será obligatoria cuando se incluya en el Calendario Nacional de Inmunización. La vacunación contra la infección por coronavirus no figura allí y, en este sentido, no es obligatoria. Pero según la legislación actual, las autoridades regionales tienen el derecho de introducir la vacunación obligatoria para ciertas categorías de personas en condiciones de una epidemia creciente por recomendación de los médicos jefes de salud. Eso es lo que está pasando en nuestro país. 

Pero un requisito no es el punto. Yo personalmente no lo apoyo. ¿Por qué? Porque es posible sortear cualquier decisión impuesta desde arriba. La gente comprará certificados. 

Quizás sea al revés con aquellos que reciben alguna vacuna occidental. He escuchado muchas veces cómo funciona: los ciudadanos de los países europeos vienen aquí y obtienen un golpe de Sputnik y luego compran un certificado que obtuvieron de Pfizer. Lo digo en serio. Esto es lo que dicen los médicos de los países europeos. Creen que Sputnik es más confiable y seguro. 

Pero este no es el punto. No digo esto para promover el Sputnik. Estoy diciendo que es relativamente fácil eludir cualquier solución impuesta. Es una observación bien conocida que cientos o miles trabajan en las leyes y millones piensan en eludirlas. Por regla general, lo consiguen. Por tanto, me parece que es necesario convencer a la gente en lugar de imponerles algo. Necesitamos convencerlos para demostrar que la vacunación es una mejor opción. Hablé de esto recientemente. 

Esto se aplica no solo a Rusia sino también a otros países. Hay solo dos escenarios para casi todas las personas: enfermarse o vacunarse. No es posible deslizarse a través de las gotas de lluvia. Es necesario fortalecer la confianza de las personas en las acciones de las autoridades. Es necesario ser más convincente y demostrar un punto a través del ejemplo. Espero que aprendamos a hacer esto. 

Fyodor Lukyanov: Sr. Sajjadpour, adelante, por favor. 

Seyed Kazem Sajjadpour: Gracias, señor Presidente. Mi pregunta se refiere a Afganistán. ¿Cómo ve la derrota estadounidense y la retirada de Afganistán en un sentido estratégico más amplio? ¿Cambiaría el posicionamiento global de EE. UU. Y qué impacto tendría en la alineación de fuerzas de la que habló? Gracias. 

Vladimir Putin: Primero, me gustaría decir que el presidente de los Estados Unidos hizo lo correcto al retirar las tropas de Afganistán. Probablemente, no conocía los detalles de cómo se llevaría a cabo esto, pero entendió que esta sería una línea de ataque en la escena política interna. Pero aún así tomó esta decisión y asumió esta responsabilidad. 

Por supuesto, vemos cómo sucedió esto y probablemente se podría haber hecho de otra manera. Naturalmente, esto afectará principalmente la actitud hacia Estados Unidos de aquellos países que consideran a Estados Unidos como su aliado. Pero creo que con el tiempo todo encajará y no habrá cambios cardinales. 

Sí, esto afectará las relaciones con los aliados en un futuro próximo, pero el atractivo de un país aún depende no de esto, sino de su poderío económico y militar. 

Fyodor Lukyanov: Alexander Rahr, adelante, por favor. 

Alexander Rahr: Señor Presidente, cuando usted y Gerhard Schroeder se reunieron en la primera sesión del Diálogo de Petersburgo, dijo que las relaciones entre Alemania y Rusia eran las mejores en cien años. 

Desafortunadamente, ahora se han deteriorado mucho. Mi pregunta es: ¿Será posible resucitar al menos el Diálogo de Petersburgo con el nuevo Canciller alemán? Con toda probabilidad, será Olaf Scholz. 

Gracias. 

Vladimir Putin: Sabes, Alexander, esto no depende únicamente de nosotros. Si los alemanes muestran interés en este tema, intensificaremos nuestros esfuerzos en este ámbito. Dicho esto, el diálogo de Petersburgo aún existe, no ha desaparecido y continúa en principio. Por supuesto, es posible hacer que los contactos bilaterales sean más intensivos y productivos. Entiendo esto pero es necesario despolitizar estos contactos. Espero que esto se haga. 

La coalición en Alemania parece complicada y es probable que sus diversas fuerzas políticas tengan diferentes puntos de vista. Veamos a qué conduce en la práctica. No sé. Pero estamos a favor, estamos preparados para esto. 

Fyodor Lukyanov: Anatol Lieven, adelante, por favor. 

Anatol Lieven: Gracias, señor Presidente, por asistir. Anatol Lieven del Quincy Institute for Responsible Statecraft. 

China y otros países se han movido hacia los autos eléctricos, una parte clave de su acción contra el cambio climático. ¿Cuáles son los planes de Rusia a este respecto? Gracias. 

Vladimir Putin: He hablado de esto muchas veces. Por supuesto, cuando los automóviles se mueven en las ciudades, son uno de los mayores contaminantes del aire, como la vivienda, los servicios públicos y la industria. Esto es obvio. Pero a escala global no debemos olvidar de dónde proviene la electricidad. 

Seamos honestos el uno con el otro. Los vehículos eléctricos son algo bueno, pero la contaminación del medio ambiente durante la generación de electricidad no es tan buena. Mientras tanto, la generación de carbón en países europeos, como Alemania, ya que Alexander acaba de preguntar sobre esto, es el doble que en Rusia. Allí es doble. Creo que asciende al 32 por ciento, y aquí es del 15 al 16 por ciento. 

Pero en principio esto es bueno. En Rusia, tales reservas globales de gas natural podrían hacer que el combustible para motores de gas sea una alternativa. Es necesario cambiar el balance energético a favor de la agenda verde y en este caso, lograremos el resultado deseado. 

Fyodor Lukyanov: Señor Presidente, ¿ha conducido un coche eléctrico? 

Vladimir Putin: Sí, lo hice, en Ogaryovo. 

Fyodor Lukyanov: ¿Cómo es? ¿Hay una diferencia? 

Vladimir Putin: Conduzco estos autos en Ogaryovo, esto es cierto, pero no siento mucha diferencia. Son buenos autos. 

Fyodor Lukyanov: Konstantin Zatulin. 

Konstantin Zatulin: Señor Presidente, soy Konstantin Zatulin, miembro de la Duma Estatal de la ciudad donde nos reunimos [Sochi]. Pero mi pregunta no es sobre esto. 

Vladimir Putin: Pero mencionar esto no está fuera de lugar. 

Konstantin Zatulin: Sí, ciertamente. 

Mi pregunta es sobre historia y memoria. Al comienzo de esta reunión se habló mucho sobre el “Homo Sovieticus”, los países postsoviéticos y el espacio postsoviético actual. Me gustaría señalar que el 2 de noviembre marcaremos los 300 años del Imperio Ruso. 

Este año celebramos el 800 aniversario del príncipe Alexander Nevsky, y usted personalmente inauguró un monumento que causó una gran impresión en muchas personas. Pero por alguna razón no se dice nada sobre el 300 aniversario del Imperio Ruso. ¿Es porque nos da vergüenza usar la palabra «imperio»? Si es así, esta es una mala idea. Este fue un período importante en nuestra historia, la existencia continua de nuestro estado, desde el Imperio Ruso hasta la Unión Soviética y luego hasta la Federación Rusa, aunque podrían rechazarse mutuamente de alguna manera. 

Me gustaría esperar – nos hemos dirigido a usted en esta ocasión – que reciba nuestra carta y considere la posibilidad de participar más activamente en este evento, incluso si perdemos la fecha exacta, el 2 de noviembre, al menos lo haremos. recuerdalo. 

Vladimir Putin: Estoy de acuerdo contigo. La continuidad de la historia es importante para saber hacia dónde nos movemos. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Si nos hemos perdido algo aquí, por favor acepte mis disculpas. El próximo evento estará conectado con su nombre. (La risa.) 

Fyodor Lukyanov: Yury Slezkin. 

Yury Slezkin: Mi pregunta también se refiere a la historia. Ha sido el jefe del estado ruso durante muchos años y ciertamente piensa mucho en su papel en la historia de Rusia. ¿Cuáles considera que son sus principales logros y sus mayores fracasos como jefe de Estado? 

Vladimir Putin: Sabes, nunca pienso en mi papel en la historia. Tan pronto como empiece a pensar en esto, debe retirarse porque estos pensamientos se interponen en el camino de la toma de decisiones. Hablo con absoluta sinceridad ahora. Tan pronto como piense: «¿Qué pasa si esto o aquello sucede, y qué diría la princesa María Alekseyevna?» – el juego ha terminado, y será mejor que renuncies. 

En cuanto a lo que he logrado, teníamos 40 millones de personas viviendo por debajo del umbral de la pobreza. Hoy en día también hay demasiados, más de 19 millones, o incluso 20 millones, según diversas estimaciones. Son demasiados, pero no tantos como 40 millones. Este es probablemente mi principal logro. 

Nuestra economía se ha recuperado. Algunas industrias, incluido el sector de la defensa, estaban casi muertas. Si hubiéramos perdido más tiempo, no habríamos podido restaurarlos; los eslabones de producción y nuestras escuelas científicas se habrían perdido para siempre. Los hemos restaurado, sin mencionar el hecho de que los estatutos y constituciones de los miembros constituyentes de la Federación de Rusia incluían todo tipo de disposiciones, incluido el derecho a acuñar dinero, incluso tenían sus propias fronteras estatales, pero no mencionaron el hecho de que eran miembros constituyentes de la Federación de Rusia. Fue un desafío muy serio. Nos hemos ocupado de eso. 

O tomar la lucha contra el terrorismo internacional. Sabes, te diré lo que pienso a veces y seré honesto contigo. Sí, superamos ese período difícil en la vida de nuestro país, especialmente en lo que respecta al terrorismo. Esta fue, de lejos, no solo mi contribución personal que lo hicimos, sino gracias a la paciencia, el coraje y la voluntad del pueblo ruso. No lo digo por el efecto, sino con toda sinceridad, porque vi las dificultades y el sufrimiento que enfrentan las familias rusas. Pero Rusia estuvo a la altura de la tarea, lo que significa que esta pasión que mencionamos al principio, tiene un papel importante que desempeñar en la nación rusa. Definitivamente tenemos el ímpetu interno para el desarrollo y es muy poderoso. 

Fyodor Lukyanov: Señor Presidente, como no quiere hablar de su papel en la historia, me gustaría probar con otra pista. 

Existe una tendencia popular a discutir la visión del futuro, todos buscan una visión del futuro. El Valdai Club también lo está buscando como muchos otros. El Sr. Andrei Bezrukov está sentado aquí en la primera fila; él también hace mucho en este sentido. 

Personalmente, me temo que no encontraremos una visión ahora, porque el mundo es increíblemente incierto. Pero podría estar equivocado. 

¿Tiene alguna visión del futuro de Rusia, o del mundo, algo que le gustaría ver o que le gustaría que vieran sus descendientes? 

Vladimir Putin: Sabes, se puede hablar mucho sobre esto, y ya he respondido a esta pregunta más de una vez, de una forma u otra, de diferentes formas, y no quiero repetir mis viejas frases. 

Comenzaría con el tema de la reunión de Valdai de hoy. ¿Qué es? 

Fyodor Lukyanov: El regreso del futuro. 

Vladimir Putin: No, no. ¿El lema de la reunión de hoy? 

Fyodor Lukyanov: Reorganización global. 

Vladimir Putin: Es más largo. 

Fyodor Lukyanov: El individuo, valores. Pero el «individuo» rara vez se recuerda. 

Vladimir Putin: Bueno, debería serlo, porque este es el punto más importante. 

He estado recordando a [Nikolai] Berdyaev. Como saben, escribió varias obras importantes y siguen siendo populares. Escribió sobre la nueva Edad Media, como era relevante en ese momento, sobre la libertad, cómo era una carga tan pesada. Pero también dijo algo más: que el individuo siempre debe estar en el centro del desarrollo. El individuo es más importante que la sociedad o el estado. Me gustaría mucho ver un futuro en el que todos los recursos de la sociedad y el estado se concentren en torno a los intereses del individuo. Definitivamente tenemos que luchar por esto. Es difícil decir ahora qué tan efectivos seremos en la creación de un sistema de este tipo, pero esto es por lo que debemos esforzarnos. 

Un joven de allí ha levantado la mano. Adelante por favor. 

Dmitry Suslov: Muchas gracias, señor Presidente. 

Dmitry Suslov, Escuela Superior de Economía. 

Usted señaló en sus comentarios de hoy que los desacuerdos en todo el mundo, tanto intranacionales como internacionales, han alcanzado un nivel en el que las guerras mundiales solían estallar en épocas anteriores. Hasta ahora, no hemos visto una guerra mundial, al menos no una «caliente». 

Vladimir Putin: ¿Extrañas esto? 

Dmitry Suslov: Solo quería preguntar si esto significa, probablemente no hemos visto una guerra mundial porque el mundo tiene armas nucleares, pero ¿significa esto que no puede suceder en absoluto? Y si no puede suceder, es como escribió Dostoievski: si no hay Dios, todo está permitido. Quiero decir, si no hay amenaza de guerra mundial, puede conducir a una total irresponsabilidad: puedes hacer lo que quieras porque no habrá guerra mundial, no hay obstáculos para seguir una política agresiva, y así sucesivamente. 

Pero, si existe la amenaza de una guerra mundial, si el peligro de una guerra mundial todavía existe, ¿no debería Rusia, como superpotencia nuclear, como un país que ha pasado por las guerras más duras? También lo mencionaste hoy. – un país que conoce el valor de la paz, y la paz es probablemente también un valor universal, ¿no debería Rusia declarar un poco más enérgicamente que la protección de la paz, el fortalecimiento de la paz es el objetivo de la política exterior de Rusia, y que deberían tomarse algunas medidas prácticas? tomado aquí también? 

Gracias. 

Vladimir Putin: Decimos muchas cosas positivas e importantes, pero nuestros socios simplemente prefieren no darse cuenta de muchas de ellas. 

Así que hablar más no tendría sentido; debemos actuar para lograr lo que estamos hablando. Este no es un trabajo fácil, no es una tarea fácil, pero definitivamente trabajaremos en ello. 

Hablaste de armas nucleares. Es una enorme responsabilidad que tienen las potencias nucleares. También dijo que una tercera guerra mundial puede ser improbable en la situación moderna; pero todavía existe una amenaza de destrucción mutua, no nos olvidemos de eso. 

El sector central ahora, por favor. 

Tatiana Kastoueva-Jean: Muchas gracias. 

Tatiana Kastoueva-Jean, Instituto Francés de Relaciones Internacionales. 

Tengo una pregunta que puede parecer inesperada pero es muy importante para Francia. Los periódicos han estado haciendo preguntas estos últimos días sobre la presencia de mercenarios rusos en Malí. Para ser breve, esta es mi pregunta: ¿pueden los intereses de una compañía militar privada que opera fuera de la ley rusa estar en desacuerdo con los intereses estatales de Rusia? Gracias. 

Vladimir Putin: Hemos discutido esto con nuestros colegas franceses en numerosas ocasiones, incluso con el presidente Macron, quien me planteó este tema. 

Dijiste que se trata de empresas privadas, no del estado. No representan los intereses del estado ruso. Si están operando en algún lugar sin instrucciones del estado ruso, este es un negocio privado, iniciativas privadas relacionadas, entre otras cosas, con la producción de combustible y otros recursos, oro o gemas, lo que sea. Sin embargo, si esto contradice los intereses del estado ruso, lo que puede suceder, lamentablemente tendremos que responder y definitivamente haremos algo al respecto. 

Mehdi Sanaei: Señor Presidente, 

Primero, gracias por esta oportunidad de tener esta conversación. 

Tengo una pregunta sobre el sur del Cáucaso. Hubo un alto el fuego y se alcanzaron algunos acuerdos, pero hasta ahora no ha habido una solución definitiva, y ustedes saben que algunos países, repúblicas en las regiones, tienen motivos para cuestionar si esto sucederá. 

Surgió el formato de tres más tres, incluso con el apoyo de Rusia. Sin embargo, aún no ha entrado en funcionamiento. Irán, Azerbaiyán y Rusia tenían una plataforma para trabajar en el corredor Norte-Sur. Irán, Rusia y Turquía tenían una plataforma trilateral para combatir el terrorismo. Por cierto, es lamentable que el sur del Cáucaso también se haya visto afectado por el terrorismo. 

Por supuesto, Rusia juega un papel muy importante aquí. También son posibles otros formatos con la participación de Armenia y otros países. 

¿Necesitamos acelerar las iniciativas para crear un formato de este tipo? ¿Qué piensas? ¿Qué formato, en su opinión, ofrecería la solución más eficaz, teniendo en cuenta los intereses de las repúblicas y países del Cáucaso Meridional de la región? 

Gracias. 

Vladimir Putin: Primero, quisiera elogiar al presidente de Azerbaiyán y al primer ministro de Armenia por su sabiduría política. Después de todo, a pesar de toda la tragedia con los desarrollos en curso, pudieron superar la refriega política y tomar algunas decisiones muy responsables. 

Sé que se han enfrentado a críticas dentro de sus propios países, por extraño que parezca. Siempre hay fuerzas políticas que están descontentas y creen que las cosas podrían haber ido mejor. «Adelante, haz un mejor trabajo»: esto es lo que siempre me viene a la mente. Después de todo, el presidente Aliyev y el primer ministro Pashinyan lograron detener el derramamiento de sangre. 

Sin embargo, hay más, aunque no hay nada más importante que salvar vidas humanas. No obstante, tiene otros aspectos críticos, a saber: es vital crear las condiciones adecuadas para un asentamiento a largo plazo en la región. Estas condiciones solo se pueden crear si ambas partes aceptan los arreglos existentes como a largo plazo y aprecian las ventajas, quiero enfatizar esto, que ofrece la convivencia pacífica, y todos están interesados ​​en esto. 

Azerbaiyán está interesado en las conexiones de transporte normales con Nakhichevan. Está interesado en desbloquear líneas de conexión. Una de las primeras tareas que enfrenta Armenia es crear una vida económica efectiva y una interacción efectiva en la región en el futuro, incluso con Azerbaiyán. Armenia está básicamente interesada en esto. Interesado en descongelar sus relaciones con Turquía y darles una dimensión moderna. 

En cualquier caso, debería llevarnos a lograr nuestro principal objetivo, que es crear un entorno seguro para la convivencia de los dos estados y para el crecimiento económico. ¿Es posible lograr esto o no? Bien puede ser. Hicimos todo lo posible para detener el derramamiento de sangre, y no solo esto. Nuestro personal de mantenimiento de la paz está cumpliendo con su deber de manera digna y más de 50.000 refugiados han regresado a sus hogares. 

En general, la situación en la zona de conflicto se mantiene sin mayores hostilidades. Desafortunadamente, algunos incidentes ocurren y, desafortunadamente, la gente muere a veces. Tal vez sea difícil evocar una imagen completamente idealista después de tantos años de confrontación. Lo más importante que debemos hacer ahora es resolver finalmente la situación en la frontera. Por supuesto, no se puede lograr mucho sin la participación de Rusia. Quizás, no necesitamos a nadie más que a las dos partes y a Rusia. ¿Por qué? Hay cosas simples y pragmáticas, como los mapas que muestran dónde estaba la frontera entre las repúblicas soviéticas en el período soviético, que son mantenidos por el Estado Mayor del ejército ruso. 

Sobre la base de estos documentos, ambas partes deberían sentarse y hablar. Hay cosas que requieren compromisos de ambas partes: algunas cosas deben enderezarse y se pueden hacer algunos intercambios, pero ambas partes deben reconocer que un acuerdo es beneficioso para ambas partes. ¿Se puede hacer esto o no? Puede. Pero, por supuesto, también estamos a favor de establecer un formato multilateral, como, por ejemplo, intensificar las actividades del Grupo de Minsk. Estamos trabajando en esto, incluso con nuestros socios. 

Más importante aún, debemos lograr nuestro objetivo principal, que es garantizar la seguridad y construir relaciones de manera positiva. Hasta ahora hemos podido alcanzar nuestros objetivos. Por supuesto, debemos mirar hacia el futuro y ver qué sucederá a continuación. No se trata de una declaración sobre una posible prórroga de la estancia del contingente ruso; no se trata de eso. El punto es alinear adecuadamente las relaciones entre estos dos países. Eso es lo que importa. Espero que podamos hacerlo. 

Fyodor Lukyanov: Igor Istomin. Lleva mucho tiempo levantando la mano. 

Vladimir Putin: Debemos terminar, ya son más de las 9 en punto. 

Fyodor Lukyanov: Sí, estamos terminando. 

Igor Istomin: Buenas noches, señor presidente. Igor Istomin, MGIMO [Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú]. 

En su discurso, espero citarlo correctamente, dijo que la reforma o cancelación de algunas organizaciones internacionales puede estar en la agenda. En este contexto, me gustaría preguntarle sobre las perspectivas del Consejo de Europa y la OSCE, así como las perspectivas de la participación de Rusia en ellos. Gracias. 

Vladimir Putin: En general, si estas organizaciones trabajan para implementar los objetivos para los que se establecieron en un sentido amplio, existen perspectivas para su existencia. El Consejo de Europa es principalmente una cuestión europea. Lo mismo se aplica en gran medida a la OSCE. Pero si trabajan exclusivamente con el espacio postsoviético, tratando de sermonear a los estados independientes recién formados que aparecieron en el espacio postsoviético, sus perspectivas son limitadas. Les puedo asegurar que si Rusia se retirara de una de estas organizaciones sería interesante ver qué pasaría con ellos en lo que respecta a la participación de otros países. 

Nadie necesita una predicación moral. Por lo tanto, debemos tener una visión más amplia de las cuestiones humanitarias y la cooperación con el Consejo de Europa, o las cuestiones de seguridad en Europa en el sentido amplio de esta palabra. 

Pero terminemos nuestra sesión. Hay un colega con la mano en alto en el centro. 

Muhammad Athar Javed : Muchas gracias. Dr. Athar Javed de Pakistan House, Islamabad. 

En realidad, con el debido respeto, por supuesto, la campaña antiterrorista es muy importante a nivel internacional y continuará. Mi pregunta, señor Presidente, se refiere a las negociaciones en curso en Pakistán, Irán, Rusia y China. Y, por supuesto, Pakistán también facilitó este proceso de Doha. Tras el fracaso total de la OTAN en casi todas las aventuras, o desventuras, que hicieron, incluido Afganistán, por supuesto, el lío es su responsabilidad. Pero si los talibanes logran prevenir el tráfico de drogas, asegura su territorio contra ISIS y pone fin a toda la infraestructura, ¿cuál será la reacción o la respuesta de Rusia, China y Pakistán? 

Por supuesto, no se trata solo de reconocimiento. Es, como ha dicho con mucha razón, importante empoderar económicamente a los talibanes sobre el terreno, por lo que la continuidad debe premiar áreas sociales, como médicos, salarios, enfermeras, educación, profesores o cualquier otra cosa relacionada con factores sociales. 

Creo que realmente agradecería que pudiera, digamos, arrojar luz sobre esto, sobre lo importante que es volver a envolver el lío de la OTAN. Pero es importante para la región, por eso creo que Rusia y China también deberían tomar la iniciativa en esta cuenta. Muchas gracias por esta oportunidad. 

Vladimir Putin: En cuanto al lío creado por la OTAN, no creo que debamos comentarlo porque todo el mundo ya ha expresado su opinión sobre lo que han hecho Estados Unidos y el presidente Biden. Ya he dicho lo que pienso sobre esto. Creo que hizo lo correcto al decidir retirar las tropas. Pero, por supuesto, ahora deberíamos mirar hacia el futuro. Pero debido a que fueron ellos los que crearon este lío, como dijiste, no deberían deshacerse de la responsabilidad de lo que está sucediendo allí y del futuro. Y tienen muchos instrumentos, principalmente financieros, para influir en la situación en Afganistán. Europa también los tiene. No se debería mirar hacia abajo a este territorio, como suelen hacer nuestros colegas del Consejo de Europa. También son responsables de lo que pasó allí. Por tanto, todos deberían unirse para ayudar al pueblo afgano. 

Sin embargo, aún debemos evitar repetir los errores del pasado. Nadie debería imponer al pueblo afgano lo que la Unión Soviética o los Estados Unidos intentaron infligirle. Por cierto, la Unión Soviética fue aún más prudente allí y es por eso que la palabra «shuravi», como se llamaba a los soviéticos, no tiene una connotación negativa. Los países de la región están aún más interesados ​​en la normalización y Rusia hará todo lo posible para lograrlo. 

Vemos a los talibanes tratando de luchar contra los radicales extremos y organizaciones como ISIS, que no dejan dudas sobre sus intenciones terroristas. Sí, fueron sus compañeros de viaje, entendemos que, al fin y al cabo, partimos de la realidad, compañeros de viaje momentáneos. Ahora están atacando a los talibanes. 

Pero la cuestión es que los talibanes necesitan establecer relaciones con todos los grupos étnicos y religiosos, con todas las organizaciones políticas y públicas dentro de Afganistán. 

Empecemos por el componente étnico. Sí, los talibanes están formados principalmente por grupos pushtun. Pero también están los tayikos, del 40 al 47 por ciento, según varias estimaciones. Esto es mucho, ¿no? Están los uzbekos, los hazara, etc. Si miramos este componente, entonces claro, sé por supuesto que estos grupos tienen sus representantes en el nivel de gobierno, en el gobierno, pero no están jugando los roles de liderazgo, y estas personas sí aspiran a tomar posiciones importantes en el ámbito nacional. sistema de gobernanza. Este equilibrio debe encontrarse. 

No los estamos presionando, solo estamos diciendo cómo esto se ve, en principio, desde afuera. Estamos haciendo todo lo posible para influir en ellos para que tengan en cuenta los apetitos de las personas con las que estamos en contacto y, por cierto, estamos en contacto con todas las fuerzas políticas del Afganistán y estamos estableciendo relaciones suficientemente estables con todos. Pero nos gustaría que se encontraran compromisos aceptables para que los problemas que enfrenta el país no se resuelvan solo con armas, como se ha hecho. También deben tenerse en cuenta los intereses de las mujeres. 

Después de todo, Afganistán aspira a ser un estado moderno. Y me parece que Pakistán juega un papel no menos importante en esto que Rusia o China. Por eso estamos interesados ​​en promover la cooperación, incluso con su país, para lograr un resultado común y deseable. 

No hay duda de que Rusia está interesada en Afganistán que finalmente sale de la interminable y permanente guerra civil. El pueblo de ese país sufrido, sin exagerar, debe sentirse seguro dentro de sus fronteras nacionales y tener una oportunidad de desarrollo y prosperidad. Buscaremos por todos los medios alcanzar este objetivo. 

Fyodor Lukyanov: Señor Presidente, gracias por la conversación. Lo relevaré de sus deberes como moderador, porque es el momento. 

Vladimir Putin: No reclamo su salario. 

Fyodor Lukyanov: Bueno, por si acaso, de forma preventiva. 

Creo que tuvimos una sesión sumamente interesante porque cubrimos prácticamente todos los asuntos. Muchísimas gracias. 

En el transcurso de esta sesión, pensé que probablemente deberíamos mantenernos alejados de Nueva York por un tiempo. El año que viene, el Valdai Club probablemente se volverá a reunir en Sochi. Tenemos muchas esperanzas de que todo vaya bien, y lo veremos así, en persona y hablando; solo nuestra conversación durará unas cinco horas. Gracias. 

Vladimir Putin: Muchas gracias. 

No es necesario celebrar la sesión de clausura en Nueva York; Lo digo sin ironía. Es divertido visitar Nueva York y algunas plataformas allí … Es bueno visitar Afganistán y tiene sentido hacerlo. En otros lugares, como Europa, también, y para debatir temas que preocupan sobre todo a Europa, como la energía y el clima. ¿Por qué no? Sé que los foros se llevan a cabo de una forma u otra. 

Fyodor Lukyanov: Los estamos celebrando en muchos lugares. 

Vladimir Putin: Sí. Nueva York también es una opción. 

Fyodor Lukyanov: Gracias. 

Vladimir Putin: ¿Te estás riendo? ¿Crees que esto es imposible? (La risa.) 

Colegas, quiero agradecerles. De hecho, ha estado viniendo a Rusia durante muchos años y continúa mostrando interés en nuestro país. Esto nos da a mis colegas y a mí una oportunidad (no soy el único en este foro, también asisten nuestros ministros, como el Ministro de Relaciones Exteriores y los alcaldes, y el alcalde de Moscú habló recientemente) de compartir nuestra visión de Rusia en el mundo moderno y hacia dónde nos dirigimos. En mi opinión, esto tiene un resultado práctico positivo. 

Nuestros compañeros viajan al extranjero de vez en cuando. Un viceprimer ministro regresó recientemente de Estados Unidos y dijo lo siguiente: «Me sorprendió descubrir durante mis conversaciones con altos funcionarios de la administración estadounidense o un asesor de seguridad nacional que hay una falta de información». Eso es extraño. Quizás no tengan suficiente confianza en la CIA, no estoy seguro. Pero, de hecho, estos foros son muy buscados, ya que brindan la oportunidad de tener una conversación sincera, de tener un sentido mutuo y de brindar a las personas que toman decisiones en diferentes niveles de poder la oportunidad de ser conscientes de lo que sucede. se está discutiendo, incluso en el Valdai Club. 

Muchísimas gracias.
Publicado originalmente en www.kremlin.ru

12 de octubre. Radio Grafica de BsAs, Programa: La Señal. En diálogo con Gabriel Fernández el pensador del campo nacional, Miguel Barrios, analizó una fecha emblemática y del proceso hispanoamericano que allí se abrió. «El pensamiento nacional ha rescatado siempre al 12 de octubre como el nacimiento de un mestizaje biológico cultural que trae como consecuencia de la nación latinoamericana», afirmó. «Hay una campaña de apología de una hispanidad anacrónica. Detrás de esa campaña están sectores como Vox, el partido populista antisistema», agregó.

AUDIO:

En momentos de cambios epocales debemos tener clara nuestra identidad, que es una categoría cultural, porque es la dimensión más profunda de la soberania.


No podemos hacer del 12 de octubre una disciplina en sí misma que sirve justamente para diluir lo que somos.
El 12 de octubre es el nacimiento del sistema mundo como totalidad geográfica con la llegada de Cristóbal Colón.
Se inicia un proceso sin precedentes de mestizaje biológico y cultural dando nacimiento a la Nación hispanoamericano con el barroco, el mestizaje, la lengua y el catolicismo popular.
El encuentro tuvo simultáneamente violencia, choques y confluencias.
Violencia y matanzas en el mundo caribeño, tortura en Perú y alianza hispano guarani en la provincia gigantesca de las Indias.
México es hijo de Cortéz y Cuahtemoc.


Pero lo importante es tener en claro la categoría geocultural para la batalla geopolitica del nuevo milenio que pasa por lograr la segunda independencia o independencia definitiva cuyo paradigma es la Patria Grande, la Magna Patria, «Nación de República «, la «Nación inconclusa», Nación Latinoamericana, españoles-americanos ,la Patria de la Justicia, la América Hispánica, Pueblo-Continente, la América meridional, Indoamerica, Nuestra América, Estado continental industrial, Continentalismo, «Unidos o Dominados», el Nuevo ABC, Estados Unidos del Sur, Iberoamerica, América Latina o Estados Unidos de América del Sur o América Latina.


El dilema es Patria chica o Patria Grande.


Por lo tanto NO imponer un reduccionismo con el nombre de Iberoamerica o nada, que debe ser rechazado de plano para No ser identificados como partidarios de VOX.
Resuena el mandato de Perón:«América Latina: ahora o nunca».
Sin ella, seremos el cementerio de la historia. Lo estratégico es darle el contenido y el sentido al Por-Venir…

16 años promoviendo semanalmente la Geopolitica; Análisis Radial Semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el Programa: el Club de la Pluma, que conduce el periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo. 

Eje Central:

Sigue profundizandose el conflicto entre Atlantistas (EEUU y socios) y Continentalistas (China y sus socios) 

AUDIO:

El director de Dossier Geopolítico, Carlos Pereyra Mele, inicia la columna de geopolítica del Club de La Pluma confirmando que la sexta cumbre de la CELAC celebrada en México ha puesto en juego la posibilidad de dejar de lado a la OEA, un organismo agotado al servicio de Washington, ante una realidad mundial con nuevos jugadores en ascenso y con el poder de EEUU en evidente ocaso. 

También se refiere a la 76ª Asamblea de la ONU, a la presencia del repudiado Jair Bolsonaro en su patética caricatura de adalid del anticomunismo y a la participación virtual del presidente de China con sus importantes reflexiones sobre la actualidad. Luego analiza el discurso de Biden, con sus promesas de no regreso a la guerra fría, de la hipótesis militar como última alternativa, de su visión del cambio climático, de los aportes prometidos para la lucha contra el Covid y de una inversión para combatir el hambre en el mundo, demasiada exigua si se compara con el gasto militar de EEUU. Un relato de buenas intenciones y muchas promesas, pero que viene de un país mal visto hasta por sus socios, que no cumple lo que firma y peligroso como ladero en sus intervenciones internacionales. 

A continuación, Pereyra Mele comenta un informe de la ONG británica Airways, que detalla los llamados «daños colaterales» o mejor dicho “asesinatos de civiles” del ejército norteamericano y sus aliados durante los últimos 20 años en Afganistán, Siria, Irak, Yemen, Somalia y Libia, que podrían haber provocado unos 48.000 muertos civiles, de los que Washington reconoce muy pocos, mientras los califica simplemente de «errores». Y da el ejemplo del ocurrido el 28 de Agosto, cuando 14 civiles afganos (7 niños) fueron brutalmente asesinados por sus misiles, a lo que siguió la simple excusa de “un error”, inútiles disculpas y falsas promesas de investigación. Lo que demuestra que la llamada «Guerra Infinita y sus ataques quirúrgicos precisos y fulminantes» han sido en realidad una gigantesca matanza de civiles y un total fracaso operativo. También se refiere a las consecuencias que esto provoca, a los infernales campos de concentración diseminados por Asia y a la hipocresía europea, que sermonea con los derechos humanos, mientras paga a países fronterizos para que cierren el paso a esas personas que todavía creen que Occidente es sinónimo de dignidad humana. 

Luego se extiende en un detallado informe del prestigioso especialista médico sanitario, analista político y colaborador de Dossier Geopolítico, Antonio Mitre, sobre los escalofriantes datos que confirman que EEUU es el país más contagiado por Covid y con más muertes en el mundo en las últimas cuatro semanas. Donde resalta el fracaso de su política de vacunación y el cinismo de pretender erigirse en un supuesto «Tribunal Mundial Científico de la Pandemia» declarando la guerra a la vacuna rusa Sputnik, prohibiendo el ingreso al país de personas inmunizadas con ese fármaco, presionando a Europa para que haga lo mismo y también a la OMS para que no le otorgue la aprobación sanitaria. Una actitud que nuestro director tilda de engreída y patética para un imperio en decadencia y repliegue. 

Y en lo geopolítico, Carlos analiza la rápida y agobiante evolución de los acontecimientos mundiales, que casi no permiten asimilar tanta información y nos recuerda que hubo un orden mundial que duró 100 años (Tratado de Viena) y que llegó a su fin en 1914. Por ello nos detalla esa historia a partir de la primera guerra mundial, que a su vez llevó a la tumba a otros imperios anteriores, del posterior reparto geográfico y de poder, del colapso de la URSS que dejó a EEUU como único hegemón mundial y del sueño de que “el siglo XXI sería el siglo de Norteamericana” al mando de un poder absoluto y definitivo. 

Pero la realidad del 2021 ha impuesto otra verdad. Una multipolaridad tripartita indiscutible, con potencias en ascenso, con el repliegue mundial de EEUU, con sus alianzas en crisis, con la decadencia europea y con el surgir de nuevos poderes económicos y estratégicos en Asia, como la Asociación de Cooperación de Shanghái, el Banco Asiático de Inversión, la Unión Económica Euroasiática, la Asociación Integral y Regional, y el gigantesco proyecto chino de la Ruta de la Seda, que en su conjunto certifican el trascendental cambio en la cúspide del poder internacional. 

Un mundo nuevo que Latinoamérica debe comprender para ser parte de él por sus propias capacidades y para dejar de ser un furgón de cola sin más. 

Eduardo Bonugli (Madrid, 26/09//21)