Análisis semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo

Club de la Pluma: Arte, Ciencia, Cultura, Derechos Humanos, Geopolítica, Deuda Externa, Relatos, Cuentos, Educación, Opinión, Editorial, Efemérides, Comunidades Originarias, Filosofía Y Mucho Más…

TEMA:

  1. El Sínodo de Amazonia el “extraño” silencio mediático mundial…y el ataque de los agentes imperiales aquí atacan a Francisco
  2. El tema Geopolitico de la semana es lo que ocurre en nuestra región: Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Brasil, Uruguay y Argentina.
  3. La Velocidad de los “cambios” y sus consecuencias a nivel global (No hay “fin de la historia”)
  4. Nos adelantamos a los acontecimientos ecuatorianos donde el presidente Moreno ya es “ilegítimo” aunque sea “legal”, ya que el lunes el Pueblo le torció la mano a Moreno y tuvo que derogar el “decretazo” 
  5. Macri reconoce como embajadora de Venezuela a la representante del oscuro personaje de poca monta Guaido, rompiendo la Argentina toda la tradición Diplomática de los últimos 150 años 
  6. ULTIMO MOMENTO Ofensiva Turca en el Norte de Siria atacando a los grupos Kurdos

AUDIO:


EDITORIAL de la Fundación de Cultura Estratégica. 4/10/2019 Moscu Rusia

Estados Unidos y sus aliados occidentales están creando más tensiones internacionales e inestabilidad en un intento inútil de dividir al mundo en “esferas de interés” y “exclusividad”. Así lo ve el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, y pocos observadores objetivos de las relaciones internacionales podrían estar en desacuerdo con su advertencia.

El principal diplomático de Rusia dice que el único camino a seguir es que prevalezca el multilateralismo y que todos los estados cumplan con los principios de la Carta de las Naciones Unidas, de la cual son signatarios.

Un excelente ejemplo de la destructiva política occidental liderada por Estados Unidos se ve en el Golfo Pérsico, donde las tensiones han alcanzado un punto explosivo que podría desencadenar una guerra total en todo el Medio Oriente, posiblemente afectando a todo el mundo.

No cabe duda de que la precaria situación en el Golfo existe debido a las provocaciones irresponsables de Washington hacia Irán. La abrogación unilateral del histórico acuerdo nuclear de 2015 por parte de la administración Trump y la militarización de una presencia estadounidense dominante en el Golfo en los últimos meses es un caso descarado de que Washington lo haga solo en contravención del derecho y las normas internacionales. (Por desgracia, ¿Estados Unidos ha sido diferente ?, uno podría objetarlo).

En su iniciativa unilateral, Estados Unidos ha reunido una camarilla de naciones para apoyar su presunto derecho militar de actuar como policía en el Golfo Pérsico: Gran Bretaña, Australia y Arabia Saudita han indicado que están dispuestos a unirse a una “coalición” estadounidense para supuestamente salvaguardar la “libertad de navegación” a través del punto crítico en el comercio mundial de petróleo.

Dejando de lado las intenciones declaradas, el problema es el intento de Washington de demarcar una “esfera de influencia” en Oriente Medio, estratégicamente importante. Parece que no importa que esta acción esté agravando seriamente las tensiones y la inestabilidad en la región. Irán tiene todo el derecho de protestar contra lo que ve como una campaña de agresión liderada por Estados Unidos, además de la mala fe de Washington con respecto al acuerdo nuclear respaldado por la ONU.

Sin embargo, por el contrario, una forma viable de salir del callejón sin salida que ha creado la política de unilateralismo de Washington es la formación de un sistema multilateral de seguridad naval, que involucra a todas las naciones del Golfo Pérsico, incluidos Irán, Arabia Saudita y otros. También pueden participar naciones extrarregionales, incluidas China, India, Japón, la Unión Europea, así como Rusia y los Estados Unidos.

Dicha propuesta ha sido presentada a la ONU por Rusia a principios de este año. Esta semana, durante una reunión con Sergei Lavrov, el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohammed Javad Zarif, brindó su pleno apoyo a dicho mecanismo de seguridad multilateral. La iniciativa es consistente con los principios de la ONU de respetar las soberanías nacionales y la no agresión. Se obvia la noción de naciones que presumen tener “esferas de influencia”. El último concepto es una reliquia del colonialismo y el imperialismo, y debería ser obsoleto en el mundo de hoy.

Otro ejemplo contemporáneo de unilateralismo destructivo es el conflicto en curso en Ucrania. El país ha quedado atrapado en una guerra de casi cinco años en la que los civiles en la región oriental de Donbass han sufrido mucho. Los gobiernos occidentales y los medios acusan a Rusia de entrometerse en Ucrania. Pero la realidad es que fueron Washington y los estados europeos los que interfirieron derrocando ilegalmente a un gobierno electo en Kiev con un violento golpe respaldado por la CIA en febrero de 2014.

Ucrania se ha convertido en un estado fallido porque Washington y sus aliados occidentales querían imponer una “esfera de influencia” en la frontera con Rusia.

Es evidente que dicha política unilateral es una violación del derecho internacional y los principios democráticos. Es una afirmación criminal de “intereses” y “objetivos” geopolíticos. Además, esa mala conducta conduce inevitablemente a una ciénaga de conflicto, destrucción e inmenso sufrimiento humano.

La vergonzosa ironía es que mientras Rusia es constantemente acusada, sin evidencia, de interferir en otros países, la prueba abundante e irrefutable es lo contrario: Washington y sus aliados occidentales tienen la costumbre incesante de violar y desestabilizar a las naciones y regiones en una supuesta suma cero. juegos geopolíticos.

Por el bien de la paz mundial y el desarrollo progresivo, todas las naciones deben adherirse al concepto de multilateralismo, respeto mutuo y cooperación genuina, libres de estereotipos y demonización de los demás para obtener ganancias de propaganda.

Sin embargo, la pregunta es: ¿pueden el capitalismo corporativo estadounidense y su máquina militarista cumplir con esa demanda razonable y mínima de cooperación internacional?

Si no, entonces el sistema político estadounidense y su camarilla de secuaces occidentales están llevando al mundo a un callejón sin salida abismal.

Fuente: https://www.strategic-culture.org/news/2019/10/04/western-zero-sum-geopolitics-is-a-dead-end/

Por el Profesor Enrique Lacolla [*]

China es la gran potencia emergente del siglo. En apenas 70 años pasó de ser la última de las grandes potencias a ser la segunda, con una clara perspectiva de convertirse en la primera a la vuelta de una década.

En un marco que se conectaba directamente con los fastos de la época del “socialismo real” y con las grandes demostraciones de regocijo colectivo propio de la era comunista, la República Popular China conmemoró el pasado lunes el septuagésimo aniversario de su fundación.

¡Qué trayecto! Pues lo que cabe contabilizar hoy no son sólo los 70 años de la toma del poder por el partido comunista, sino la enorme, trágica y sin embargo optimista peripecia del pueblo chino desde que inició su lucha por liberarse de la dominación extranjera bajo la cual había caído desde la época de los “tratados desiguales”. Vistas las cosas desde esta perspectiva, las discusiones acerca de si China es un estado socialista o un estado capitalista suenan académicas. ¿Quién puede seguir sosteniendo que “el socialismo es el camino más largo hacia capitalismo” como ironizan algunos, si se tiene ante los ojos la evidencia de que sólo rompiendo con las prácticas del capitalismo dependiente y construyendo un estado fuertemente centralizado fue posible dotar al inmenso conglomerado chino de una planificación y de una voluntad de llevarla a la práctica que lo arrancaron del atraso y lo llevaron a colocarse, en apenas siete décadas, como la segunda potencia económica del globo y la tercera militar?

En esa ruta quedaron múltiples despojos, se consumaron atrocidades y se realizaron actos de heroísmo incontables, pero ¿quién puede creer sinceramente que una transformación semejante se podía producir sin promover una enorme sacudida? El dato fundamental que cabe retener de esta gigantesca transformación es el de la emergencia de un mundo arrancado del pantano del atraso, informado por una concepción del mundo básicamente solidaria y capaz de cuestionar el modelo capitalista-imperialista de factura occidental al proponer una relación más equilibrada entre las potencias.

Desde luego que los problemas que acucian a la sociedad china, por lo poco que podemos saber de ellos desde aquí, son de una magnitud que se equipara al gigantismo de la sociedad que los produce. Desigualdades económicas suscitadas por la apertura al modo capitalista de producción, diferencias en la escala del desarrollo que existe entre las diferentes regiones, tendencias centrífugas de carácter étnico o confesional que son incesantemente alimentadas desde afuera, existencia de focos de irritación derivados del contraste entre una juventud estudiantil que protesta y se rebela sordamente contra una dirección político-partidaria que peca de hermética…, son factores que influyen para hacer de la china una sociedad quizá mucho menos estable de lo que parece. Pero las contradicciones son inevitables en cualquier organismo vivo y, en suma, son una señal de salud, en la medida en que el choque entre ellas debería ir generando el dinamismo que lo propulse hacia adelante. O lo condene, si ese organismo es incapaz de asimilarlas y resolverlas en una síntesis nueva.

Voluntarismo y realismo

El decurso de la República Popular de 1949 al presente mostró una gran variedad de esas contradicciones. El voluntarismo de Mao se dong tuvo mucha parte en la forma en que estas se manifestaron. El padre de la revolución china labró su carrera discurriendo ideológicamente sobre un doble carril: en la práctica su marxismo tuvo un carácter heterodoxo respecto de la línea fijada por Moscú, y aunque prometió siempre hacer lo que quisiera Stalin, de hecho se atuvo en la medida de lo que le era posible a los intereses de su país y a sus propios requerimientos estratégicos. En el plano interno y en el de su propio estilo de conducción se mantuvo adherido, probablemente tanto por convicción como por predisposición personal, a los lineamientos que marcaron al estilo del líder soviético. Es decir, una gran concentración del poder en sí mismo, y el “culto de la personalidad”. Esto fue funesto porque provocó tropiezos y retrocesos, desalentó la contestación crítica y trabó el desarrollo tecnológico. Aunque cabe señalar que le faltaron,  afortunadamente, la veta paranoica, la desconfianza y la sádica inclinación a la venganza que distinguieron a Stalin, lo que permitió que los cuadros de la “vieja guardia” que habían liderado la revolución desde sus orígenes no sólo lo sobrevivieran sino que incluso lo sucedieran después de su muerte e invirtieran el curso arbitrario que había impuesto a la revolución en la última etapa de su vida.

“El gran timonel” Mao, en efecto, se distinguió por los bruscos cambios que imprimió a la barra de dirección de la nave del estado. Algunos fueron catastróficos, como “El gran salto adelante”, que fue un intento de alcanzar a la productividad capitalista en base a la improvisación y al voluntarismo, que culminó en una desorganización de la economía que acarreó millones de muertos por hambruna. Otros no fueron menos desastrosos, como “La revolución cultural”,  que Mao fraguó para fortificar su poder frente a los cuadros del partido que lo criticaban por los desaciertos que había cometido. Usando a los estudiantes como fuerza de choque provocó una anarquía que removió a la sociedad de arriba abajo y lo dejó como único referente capaz de mantener una apariencia de orden. Pero el saldo que dejó fue el exilio interno y una humillación perdurable en los mejores cuadros políticos culturales y un caos educativo que debe haber costado carísimo remontar. De cualquier modo, una vez desaparecido Mao la sociedad china fue nuevamente encarrilada por Deng xiao ping, que puso en marcha un proceso de apertura vigilada al capitalismo, con generación de reformas que aprovechaban el aporte de la inversión y del “know how” extranjeros para lanzar un programa de desarrollo planificado que en pocas décadas ha llevado a China al nivel en que está.

¿Ha vuelto por esto China al capitalismo? El futuro dirá, pero no creo que sea así ni que el proceso culmine en esa meta. Una cosa es cierta: podemos dar por seguro que si no hubiera existido el control estatal y una fuerza política imbuida en el materialismo crítico China no hubiera nunca alcanzado el estadio en el que actualmente se encuentra. El nacionalismo antimperialista fue el otro elemento de la revolución, quizá el más enérgico, pero cabe creer que sólo el componente marxista –y el increíble tacto político de Zhou En lai, el segundo de Mao, capaz de corregir sus errores sin perder la cabeza en el intento- fue el factor determinante para establecer el equilibrio que finalmente llevó la nave a puerto.

Es inevitable establecer una analogía entre las revoluciones rusa y china. La primera soportó pruebas espantosas, degeneró (en parte como consecuencia de deformaciones causadas por la situación de asedio en que vivía), venció en la lucha a vida o muerte librada por rechazar la agresión nazi, prosperó, se estancó y finalmente se deshizo sin gloria en una implosión poco aparatosa que, sin embargo, desequilibró al planeta al quitar contrapeso al imperialismo norteamericano. Desde entonces la situación se ha recompuesto: Rusia ha recuperado su peso específico como gran potencia militar con intereses geopolíticos concretos, aunque su economía todavía está rezagada en relación a la norteamericana y europea,  y China ha crecido de una manera desaforada. El mundo unipolar ha desaparecido y China y Rusia, junto a otras potencias como la India e Irán, proponen una vía multipolar para el desarrollo para la cual el “Silk Road Belt” propuesto por China debería constituirse en el nexo estratégico fundante, susceptible de futuras e innumerables ramificaciones.

Ahora bien, ¿China ha renegado de su pasado marxista, como lo ha hecho la Rusia de Vladimir Putin con sus oligarcas? ¿No son discernibles elementos provenientes de pasado revolucionario en la experimentación china? En los primeros años 20 la Nueva Política Económica o NEP fue instaurada en la Rusia soviética para corregir los excesos del Comunismo de Guerra, que prácticamente había paralizado la actividad económica y estaba empujando a la sociedad al nivel de la carestía. Se permitió vender privadamente a los campesinos gran parte de la producción del campo, dejando una pequeña proporción para el gobierno, mientras se aflojaban los controles sobre las empresas manufactureras y el comercio. Esto tuvo efectos muy positivos y reanimó a la sociedad soviética, pero planteó el riesgo de un retorno al capitalismo, contra el cual Stalin reaccionó con la brutalidad administrativa que lo caracterizaba: hacia fines de la década lanzó la colectivización del campo  y la industrialización forzada, que significaron la segunda revolución y la erección del poderío que permitió a Rusia hacer frente diez años más tarde a la invasión nazi, pero imponiendo un sacrificio y unas tensiones terribles a la sociedad soviética, de los cuales es posible que no se repusiera nunca.

China podría estar produciendo una continuación especular de la NEP. Sin tener que afrontar los riesgos que hubo de enfrentar en soledad la “primera patria del socialismo” y en cierto modo cortejada por las dos mayores potencias a las que interesaba como aliado eventual o como mayor cliente para la producción y sobre todo para la inversión de capitales provenientes de Estados Unidos, se permitió una capitalización rigurosamente controlada de su economía. Esta combinación ha hecho que se convierta en la segunda economía del mundo en materia de producto bruto nominal y en la mayor en términos de paridad de poder adquisitivo.[i]  La Silk and Road Belt Initiative que China ha lanzado supone una iniciativa de contornos revolucionarios, que propone rutas mundiales por carretera y ferrocarril, así como el establecimiento de rutas marítimas que interconectan a lugares de todo el mundo, con miras a establecer un mercado mundial unificado con múltiples protagonistas, es tan interesante como complicada, pues choca con la pretensión hegemónica que Estados Unidos o al menos su círculo de poder más influyente se reserva para sí mismo.

No es poco para apenas 70 años.

[*] Enrique Lacolla  es un escritor y periodista argentino. Fue docente de Historia del Cine en la Escuela de Artes de la Universidad Nacional de Córdoba durante 30 años, forma parte de la corriente genéricamente conocida como “izquierda nacional”, cuyos referentes intelectuales han sido o son, entre otros, figuras como Aurelio Narvaja, Jorge Abelardo Ramos, Juan José Hernández Arregui, Jorge Enea Spilimbergo, Alfredo Terzaga y Norberto Galasso.

———————————————–

[i] Según el Fondo Monetario Internacional.


Análisis semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo

Club de la Pluma: Arte, Ciencia, Cultura, Derechos Humanos, Geopolítica, Deuda Externa, Relatos, Cuentos, Educación, Opinión, Editorial, Efemérides, Comunidades Originarias, Filosofía Y Mucho mas….

TEMA:

Reflexiones sobre lo que deja la 74 Reunión de la Naciones Unidas

Bolsonaro

Trump

Que Globalizacion está perdiendo?

Guerra de Yemen

Irán 

EEUU y su relación con Inglaterra

La Guerra que marco un antes y un después para Occidente La Guerra de Siria

Análisis semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo

Club de la Pluma: Arte, Ciencia, Cultura, Derechos Humanos, Geopolítica, Deuda Externa, Relatos, Cuentos, Educación, Opinión, Editorial, Efemérides, Comunidades Originarias, Filosofía Y Mucho Más…

Temas:

Conferencia en la Universidad Católica de Córdoba en el ICDA sobre la Nueva Ruta de la seda China, que confirmo nuestras tendencias sobre los efectos de ese Proyecto Geopolitico

Fin del Dominio Occidental y caída de la Unión Europea surgimiento de potencias emergentes

El despido del secretario de Seguridad de EEUU Bolton por el Presidente Trump y su lucha contra el “estado profundo” de EEUU

11S sorpresas los Bomberos piden reabrir la investigación de los atentados porque hay pruebas contundentes que desmienten la “Historia Oficial” y las consecuencias globales que origino ese ataque “terrorista”

EEUU y su Gasto en Defensa descomunal

Hong Kong y Londres unen sus Bolsas de valores (?)

AUDIO:

TIAR y Venezuela

…..Bhadrakumar un diplomático Indio de larga trayectoria y experiencia en temas del mundo continental Euroasiático, nos describe con gran precisión en el siguiente artículo, que el ataque a la petrolera saudí Aramco ( la más grande del mundo) y sus consecuencias encierran una gran complejidad política, mucho mayor que la simpleza con que los grandes medios occidentales tratan de hacernos ver el evento, para que infiramos que Irán es el responsable del hecho….opinamos que detrás de esto está un gran poder global que trata de empujar al mundo a una gran conflagración en todos los terrenos, y por ello hoy China logra unificar una postura de todos los grandes de Asia aun cuando sean competitivos entre ellos para frenar una escalada que tiene al mundo anglosajón como el principal sospechoso. Dossier Geopolitico 

Ganadores y perdedores de los ataques a la Saudi Aramco

por MK BHADRAKUMAR [*]

Los futuros del petróleo de referencia subieron hasta US $ 11.73 por barril a US $ 71.95 cuando el mercado se abrió en Asia el 16 de septiembre de 2019.

El tweet del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, el domingo sobre el ataque a dos plantas de Saudi Aramco dice lo siguiente:  

“El suministro de petróleo de Arabia Saudita fue atacado. ¡Hay razones para creer que conocemos al culpable, estamos encerrados y cargados dependiendo de la verificación, pero estamos esperando saber del Reino sobre quién creen que fue la causa de este ataque, y bajo qué términos procederemos!”  

Es un tweet ingeniosamente redactado con múltiples audiencias a la vista. Trump se tomó el tiempo para reaccionar. Y no llegó a culpar a Irán. Estados Unidos carece de pruebas contundentes. Por lo tanto, se necesita “verificación” y es el llamado de Riyadh estimar “la causa de este ataque y bajo qué términos procederemos”.  

Trump se jactó de que Estados Unidos está “bloqueado y cargado” para acudir en ayuda de Arabia Saudita. Sin embargo, solo el día anterior, cuando Trump telefoneó al Príncipe Heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, este último “subrayó la voluntad y la fuerza del Reino para frustrar una agresión terrorista y enfrentar sus consecuencias”.  

De hecho, esto se ha convertido en el refrán saudí: que está dentro de la capacidad saudí manejar la crisis. Durante una llamada telefónica del Príncipe Heredero de los Emiratos Árabes Unidos que condena los ataques con aviones no tripulados, MbS enfatizó que “el Reino tiene la capacidad de enfrentar esta agresión terrorista”. El Rey Salman también le dijo al Emir de Kuwait que “el Reino tiene la capacidad de enfrentar tales ataque terrorista y lidiar con sus consecuencias “.  

Ninguno de los estados regionales (Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Bahrein, Jordania, Turquía, etc.) ni ninguna potencia extranjera ha culpado a Irán por organizar los ataques con aviones no tripulados en las plantas de Saudi Aramco. Eso deja al secretario de estado estadounidense Mike Pompeo como la única excepción.  

Curiosamente, MbS recibió al embajador ruso Sergei Kozlov. No se han divulgado detalles; El comunicado saudita simplemente dijo y destacó que “se discutieron una serie de cuestiones de interés mutuo para los dos países amigos”.  

Por supuesto, el interés ruso radica en la disminución de las tensiones regionales y Moscú y Teherán están en contacto cercano. El presidente Vladimir Putin tiene previsto reunirse hoy con el presidente de Irán, Hassan Rouhani, al margen de la cumbre trilateral en Turquía de la troika de Astaná. Putin también visitará Arabia Saudita en octubre.  

Sin embargo, es improbable que los sauditas quieran que Estados Unidos se involucre. El déficit de confianza es palpable. (La administración Trump ha decidido revelar la identidad del funcionario saudí que presuntamente ayudó a los terroristas del 11 de septiembre).  

La confianza de Arabia Saudita en la determinación de Estados Unidos y el compromiso con la defensa de Arabia Saudita cuando llegue el momento crítico es inestable. La influencia de Riad en Washington ha disminuido significativamente, especialmente después del asesinato de Jamal Khashoggi. El estado de ánimo en el Congreso de los Estados Unidos es hostil.  

Una vez más, hay aspectos muy sensibles, que Riad querría manejar por sí mismo. Los hutíes afirman haber tenido “inteligencia y cooperación” desde Arabia Saudita para organizar los ataques con aviones no tripulados. Si es así, los hutíes tienen contactos dentro de la provincia oriental de Arabia Saudita, donde la mayoría chiíta está agitando por el empoderamiento y la autonomía.  

Riad querrá cavar hondo, pero por sí solo sin que la CIA tenga “observadores”, ya que esto se refiere a la seguridad interna y la unidad del Reino y al destino de la familia real.

Los ataques del sábado han demostrado que la defensa saudita es altamente vulnerable. Cualquier escalada de los EE. UU. Puede llevar a una confrontación militar con Irán y que puede derivar en el peligro de la destrucción del Reino 

Los EAU (y otros estados del CCG) también se opondrán a cualquier escalada adicional. En las últimas semanas, tanto Arabia Saudita como los Emiratos Árabes Unidos han hecho gestiones hacia Irán con el objetivo de reducir las tensiones.  

Otra dificultad es que han aparecido diferencias entre los sauditas y los emiratíes sobre Yemen, y este último proyecta el poder en el sur de Yemen a través de grupos de milicias, debilitando al gobierno encabezado por Mansur Hadi (de quien Riyadh es mentor).

Por otra parte, la OPI de Aramco ahora pende de un hilo, y el programa Vision 300 del Príncipe Heredero de Arabia Saudita para reestructurar la economía del país e iniciar reformas muy necesarias pierde fuerza.  

Los eventos del sábado han demostrado que el techo caerá sobre la economía mundial si surge una conflagración regional que conduzca a la destrucción de los estados petrodólares. Brent Crude saltó un 20% más alto el domingo por la noche.  

Si la interrupción de Arabia Saudita podría durar meses, como parece probable, se espera que la embestida de Brent continúe hasta que el precio llegue a $ 80 y siga subiendo. Baste decir que la amenaza de Irán de que no será el único perdedor en una confrontación militar con Estados Unidos debe tomarse muy en serio. El IRGC ha reiterado esto el domingo.  

En resumen, Estados Unidos se ha quedado sin opciones sobre Irán. Si la intención detrás del tuit de Trump es poner nervioso a Teherán y obligarlo a acordar una reunión entre él y Rouhani en Nueva York, eso es pura ingenuidad. Sin embargo, hay posibilidades de que sea probable una reunión Trump-Rouhani.  

Teherán nunca pierde la oportunidad de destacar que: a) puede ser un factor de estabilidad en el Golfo Pérsico; y, b) la seguridad regional es mejor manejada por los estados regionales exclusivamente, a través del diálogo.  

Los primeros comentarios detallados de Rouhani el domingo en estas líneas son significativos. No se puede descartar algún tipo de contacto entre Arabia Saudita y los EAU e Irán.  

La conclusión es que los sauditas y los emiratíes incitaron a Trump a tomar el camino de la ‘máxima presión’ contra Irán, pero a medida que miran hacia el abismo hoy, no les gusta lo que están viendo.    

Los hutíes han estado detrás de una serie de ataques contra oleoductos, buques y otras infraestructuras energéticas sauditas. Un portavoz de Houthi explicó: “Prometemos al régimen saudí que nuestras futuras operaciones se expandirán y serán más dolorosas mientras continúe su agresión y asedio”. El enfoque debe estar en terminar la guerra en Yemen, donde se vuelve crucial para Riad y Abu Dhabi para comprometerse con Teherán.

[*] M.K. Bhadrakumar ha desarrollado una carrera diplomática en el Ministerio de Relaciones Exteriores indio. Entre sus destinos figuran la URSS, Corea del Norte, Sri Lanka, Alemania, Pakistán, Uzbekistán, Kuwait y Turquía.

Redacción de Dossier Geopolitico:  Hoy China va en el camino que nos describe Bhadrakumar en su artículo, al unificar criterios con todas la Potencias Asiáticas con muchas de las cuales tiene conflictos pero en este punto del la seguridad de suministro de Petróleo están totalmente de Acuerdo…..”China argumentará que Estados Unidos es un socio voluble y poco confiable que provoca disturbios e inestabilidad en una región estratégica clave, y la narrativa china será que si te esfuerzas por alinearte con los Estados Unidos, estarás asociado con eso”  

China se une con sus enemigos asiáticos al proteger el petróleo saudí (y a sí mismos) https://www.urgente24.com/mundo/global/china-se-une-con-sus-enemigos-asiaticos-al-proteger-el-petroleo-saudi-y-si-mismos

Especial para Dossier Geopolitico: *Felipe Rodrigues de Camargo, geógrafo brasileño. Actualmente realiza el doctorado en Geografía en la Universidad Estatal Paulista (UNESP). 

La materialización de la presidencia de Vladimir Putin en Rusia puede describirse como uno de los grandes hitos de principios del siglo XXI, al marcar el regreso de Rusia al escenario mundial como actor protagónico. Desde el principio de su gobierno se caracterizó por su contraste a los de Boris Yeltsin en los 90s, se consideró como neoliberal. Esta reestructuración antihegemónica y revisionista es el hito de la figura de Putin para el mundo.

El orden político que Putin aplica, interna y externamente a su país, no es simplemente una visión personal, sino un nuevo pensamiento conceptual que intenta expresar una teoría política innovadora. Las reflexiones de Aleksandr Dugin que se promulgan como neo-eurasiáticas son una nueva perspectiva del mundo desde la construcción social rusa/eurasiática. Eso en sus palabras es: 

  • La principal preocupación de la filosofía eurasianista es la civilización. Hay diferentes civilizaciones, no solo una. Cada uno tiene su propia estructura que define los elementos en qué consiste, lo que les dá significado y coherencia. No podemos aplicar las reglas y la estructura que encontramos en otras civilizaciones, no de forma diacrónica o sincrónica. Cada estructura de civilización tiene su propio sentido del tiempo (la durée) y su propio espacio.Toda sociedad humana pertenece a una civilización particular y debe estudiarse sólo de acuerdo con sus propios criterios “.

Se entiende que esta es una visión basada en la singularidad de las civilizaciones, es decir, todas las sociedades son únicas. Que el ruso tiene su espacio, su forma de pensar, sentir y comprender su configuración en su propio espacio, un concepto de cosmovisión particular. 

Siendo este el punto de partida para la comprensión de Putin y su gobierno, la aplicación política de la cosmovisión euroasiática en un sistema internacional dominado por una visión neoliberal/atlantista/globalista establecida desde una naturaleza homogeneizadora de las características del individualismo a nivel universal y la expansión de la lógica capitalista.

Podemos ver esta construcción teórica neo-eurasiática de Dugin en las políticas de Putin sobre tres ejes principales del poder del estado: 

  • Economia
  • Acción exterior 
  • Acciones militares. 

Sin embargo, dado que las promulgaciones teóricas de Dugin se basan fuertemente en una postura intransigente de una visión del mundo extremadamente particular, las acciones de Putin son más maleables y adaptadas a las realidades rusas y mundiales.

En primera instancia, las políticas económicas de Putin desde 2000 hasta La actualidad están en línea con los postulados de Dugin, ya que él sostiene que 

  • Los sistemas económicos deben derivarse de las características históricas y culturales del desarrollo de los pueblos y las sociedades. que asisten en consecuencia, en la esfera económica, los eurasiáticos se ajustan al ideal de variedad, una pluralidad de sistemas, la necesidad de investigación creativa y desarrollo libre. Solo los sectores a gran escala de la economía que están vinculados a la necesidad de garantizar la seguridad de la autonomía (complejo militar-industrial, transporte, recursos naturales, energía y comunicaciones) deben estar sujetos a un control estricto. Todos los demás sectores deben desarrollarse libre y orgánicamente de acuerdo con las condiciones y tradiciones de la autonomía concreta en que se desarrolla dicha actividad económica“.

En efecto, se interrumpió el programa de privatización y se alentó el control del Estado sobre áreas clave de la economía, como la reorganización de Gazprom para convertir a Rusia como actor principal de la producción y el comercio de gas. La gran población alfabetizada con un alto nivel universitario, de cierta manera, favoreció el crecimiento de las pequeñas y medianas industrias.

La idea de Putin era restablecer una estructura económica interna fuerte libre de dependencia externa, fortaleciendo la industria nacional y mejorando la competitividad, colocando al estado como regulador de sectores estratégicos y aprovechando las grandes ganancias de precios. de hidrocarburos para diversificar La matriz económica.

En una segunda medida, ya en el gobierno de Mendvedev (2008 – 2011), el Primer Ministro de Putin como primer ministro, con quien invirtió cuando no se puede recurrir a la reelección, está propuso un programa de desarrollo económico de cinco puntos, basado en sectores de tradición histórica desde la era soviética:

• Eficiencia energética y nuevos combustibles;

• Tecnologías médicas y farmacéuticas;

• ingeniería de energía nuclear;

• tecnologías de la información;

• tecnología espacial y de telecomunicaciones.

Este plan de 5 ejes se conoció como “Go Russia en inglés, preparando sectores tecnológicos que ya tenían una ventaja histórica para desarrollar y promover la modernización estructural. Cabe señalar que los sectores abordados producirían tecnologías importantes que podrían “extenderse” a todo el amplio sector productivo ruso.

  • Podemos entender esta dimensión de la economía como la base material que fortalece las acciones políticas internacionales y las acciones militares, porque fue un proceso de fortalecimiento del poder geopolítico ruso.

Considerando la construcción teórica neo-eurasiática de la economía como una acción profunda de construcción del Estado, tendiente a fortalecer la capacidad de las acciones políticas internacionales y militares de Rusia. 

Volviendo a las palabras de Dugin, el origen del concepto de neo-eurasianismo tiene sus en la civilización situada en un territorio (Rusia, en el Heartland). Dado esto, en el caso ruso, hay dos direcciones que toma el poder (geopolítico), una hacia el propio Heartland y otra hacia el mundo como un espacio común, con la consolidación política del territorio euroasiático y la propuesta de un orden multipolar.

Para Rusia, en términos generales, la consolidación de Heartland se entiende como la reanudación del área de influencia que anteriormente constituía el territorio soviético, al igual que con la ruptura de la Unión Soviética, los Estados Unidos y los aliados europeos se esforzaron por promover la exclusión de Rusia. de su antigua área de influencia, especialmente las ex repúblicas soviéticas. Esta política tenía la premisa de llevar a la región a la esfera de influencia estadounidense, privando a Rusia del espacio euroasiático.

Sin embargo, Putin ha hecho un esfuerzo político para fortalecer las relaciones con los países de Asia Central (Kazajstán, Uzbekistán, Kirguistán, Turkmenistán y Tayikistán) a través del potencial económico del petróleo y el gas. Esta iniciativa se ha intensificado para establecer entidades supranacionales como la Organización de Cooperación de Shanghai, la Unión Económica Euroasiática y la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva, que promueven la integración económica y la cooperación político-militar del Heartland.

Este modelo enfatizó la valoración regional a través de la cultura, abarcando regiones (los Grandes Espacios de Haushofer) al estilo de la Unión Europea, la búsqueda por La formación de un Gran Espacio Euroasiático.

La acción de Putin, sin embargo, demostraba una realidad más limitada  que La propuesta por construcción teórica neo-euroasiática, ya que aunque construir grandes espacios en el mundo no estaba dentro de los límites de poder de los rusos, construir relaciones sólidas con estados clave y participar activamente en entidades supranacionales de carácter multilateral, era extremadamente viable

El gobierno de Putin tomó la forma principal en oposición al modelo neoliberal al establecer relaciones estratégicas bilaterales con Irán, India, Venezuela, Libia y Siria; también de manera multilateral, como los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), la Unión Euroasiática, el Pacto de Shanghai y la Cooperación Económica Asia-Pacífico. En el caso de BRICS, esto sería más una combinación de estrategias similares,  con el objetivo del impulso modelo alternativo al orden mundial.

En el escenario militar, se puede destacar la defensa de la integridad territorial de Rusia y su singularidad, la Guerra de Chechenia. Además de esta cruzada por la soberanía, hubo un intento de evitar la mayor presencia de los Estados Unidos en sus fronteras,. Esto está en línea con las motivaciones estratégicas con el mismo caso que la Guerra Ruso-Georgiana (2008), la Anexión de Crimea (2014), el Conflicto Civil en el Este de Ucrania (2014) y la interferencia directa en la Guerra Civil Siria (2015).

Podemos definir que la geopolítica-geoestrategia rusa de Putin busca los mismos objetivos de la teoría neo-eurasiática, sin embargo, su aplicación es pragmática en relación a las obras de Dugin, una interpretación coyuntural y situacional de la misma, con un contexto en el que se presenta la realidad de las relaciones de poder internas y externa que debe enfrentar Rusia.


Felipe Rodrigues de Camargo, geógrafo brasileño. Actualmente realiza el doctorado en Geografía en la Universidad Estatal Paulista (UNESP).

Análisis semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo

Club de la Pluma: Arte, Ciencia, Cultura, Derechos Humanos, Geopolítica, Deuda Externa, Relatos, Cuentos, Educación, Opinión, Editorial, Efemérides, Comunidades Originarias, Filosofía Y Mucho Más…

Temas:

BREXIT Duro

China aportara 400.000 millones de dolares en Irán

V Foro de Vladivostok Putin declara “El Liderazgo de Occidente toca a su fin”

China en Argentina Visita del Ministro de Defensa Chino a BsAs

Pacto de Letizia Pacto por la Amazonia suramericana

Por “VICE NEWS”

En el funeral de 14 marineros rusos, el capitán Sergei Pavlov elogió a los “héroes irreprensibles” por apagar el incendio que estalló en su submarino de espionaje nuclear, llamado Losharik, durante una misión secreta el mes pasado.

“A costa de sus vidas”, dijo Pavlov, “evitaron una catástrofe a escala planetaria”.

Pero a medida que Rusia prueba y despliega una serie de nuevas armas nucleares exóticas, aumenta el temor de que el próximo accidente nuclear no sea tan fácil de contener.

Solo este verano, Rusia ha sufrido unas dos docenas de víctimas en accidentes relacionados con hardware nuclear exótico, incluida la misteriosa explosión vinculada al programa de misiles Skyfall que mató a siete y envió niveles locales de radiación en una ciudad cercana.

Los incidentes mortales están avivando los temores de un regreso al desarrollo de armas nucleares desbocadas al estilo de la Guerra Fría, acompañado de accidentes peligrosos y encubrimientos al estilo soviético.

Puede culpar a la renovada carrera armamentista entre Estados Unidos y Rusia, que expertos nucleares advierten que está impulsando a Rusia a experimentar imprudentemente con nuevas ideas “absurdas”.

“Necesitamos reconocer que los rusos están involucrados en programas extravagantes”, dijo Aaron Stein, un experto en no proliferación nuclear en el Instituto de Investigación de Política Exterior. “Es indicativo de un complejo de armas que se ha liberado para perseguir proyectos exóticos y tontos. Y es peligroso “.

Cosas que se disparan

Estados Unidos y Rusia se han acusado amargamente de violar las obligaciones de control de armas durante décadas (a Putin todavía le gusta quejarse de la decisión de George W. Bush de deshacerse de un tratado de defensa antimisiles en 2002). Pero incluso en este contexto, las recriminaciones y la agitación de misiles han aumentado en los últimos años.

El presidente Trump comparte parte de la culpa. Desde que asumió el cargo, propuso miles de millones más en gastos en programas nucleares y comenzó a fabricar ojivas tácticas de bajo rendimiento que podrían desplegarse de manera más limitada en un campo de batalla, un factor que hace que sean más propensas a ser utilizadas.

Él avivó aún más la indignación en Rusia y gran parte de la comunidad internacional al retirar oficialmente a Estados Unidos del Tratado INF, que funcionarios estadounidenses y expertos independientes dicen que Rusia había estado violando durante años.

El Tratado INF de la era de la Guerra Fría prohibió los misiles terrestres de corto y mediano alcance, y su desaparición significa que ambas partes probablemente comenzarán a desarrollar nuevos misiles nucleares diseñados para ser lanzados mucho más cerca de sus objetivos que anteriormente se permitían.

Putin, por su parte, ha mejorado las cosas al presentar personalmente varias armas nucleares nuevas. En un lanzamiento masivamente publicitado la primavera pasada, Putin se jactó de que serían “invencibles” para los sistemas de defensa antimisiles de EE. UU., Y mostró un video de ojivas lloviendo sobre Florida con aplausos atronadores de una sala llena de la élite gobernante de Moscú.

Pero si bien las nuevas y brillantes armas nucleares pueden ganarle amor en casa, en última instancia, Putin está resolviendo un problema que Rusia no tiene en realidad: Rusia tiene tantos misiles que podría hundir fácilmente las defensas estadounidenses.

El arsenal estratégico ruso actual no enfrenta ningún desafío estratégico y no lo hará en el futuro previsible “, dijo Joshua Pollack, editor de The Nonproliferation Review.

Sin embargo, su carrera por la supremacía nuclear parece estar llevando a los desarrolladores de armas rusos a tecnologías más extrañas y riesgosas.

“Es como si los complejos nucleares y de armas se hubieran desatado para perseguir sus fantasías y sueños, como si fuera a finales de los 70 o principios de los 80 nuevamente”, dijo Pollack.

Algunos son francamente “absurdos”, dado el poder abrumador de misiles de Rusia, dijo Stein.

Los nuevos programas de armas de Putin incluyen:

Skyfall: un misil de crucero destinado a alcanzar un alcance infinito a través de un motor nuclear a bordo. Una idea similar fue abandonada por los planificadores de guerra estadounidenses en la década de 1960 como demasiado peligrosa, en parte porque el motor arrojó gases de escape radiactivos a su paso.

Poseidón: un torpedo nuclear de largo alcance diseñado para desatar un tsunami radiactivo de 500 metros de altura contra una ciudad costera. Los expertos occidentales dicen que el arma parece más adecuada para atacar a una población civil costera, en lugar de objetivos militares.

Daga: un misil de planeo hipersónico lanzado desde un avión diseñado para evadir la defensa antimisiles con velocidad y maniobrabilidad avanzadas.

Avangard: un arma planeadora alada hipersónica que se disparó a la atmósfera antes de resurgir y viajar en patrones impredecibles para sortear los sistemas de defensa.

Desastres y encubrimientos

La atmósfera de silencio que rodea a estos programas militares aumenta la ansiedad de que los errores no se tomen en cuenta adecuadamente, y que los locales no obtengan la información vital que necesitan para mantenerse a salvo después de un accidente nuclear.

Tales temores parecieron confirmarse después de la misteriosa explosión del 8 de agosto que mató a siete personas y envió lecturas de radiación locales que se dispararon 16 veces por encima del promedio en una ciudad cercana de casi 200,000 personas.

Investigadores independientes, y el presidente Trump en un tuit, vincularon la explosión a una prueba fallida del programa de misiles Skyfall. Posteriormente, Rusia dejó de compartir datos con observadores internacionales que rastrean estaciones cercanas de monitoreo de radionucleidos, ya sea por temor a causar pánico o por dar pistas sobre la naturaleza de su trabajo.

Según los informes, la temible agencia de espionaje FSB de Rusia obligó a los médicos que trataban a los heridos a firmar acuerdos de confidencialidad y no les advirtió que los pacientes podrían ser radiactivos. El lunes, Rusia dijo que las pruebas de aire habían encontrado cuatro tipos de partículas radiactivas que se habían liberado después de la explosión.

Y ese no fue un incidente aislado. En julio, un equipo internacional de investigadores rastreó los orígenes de una enorme y misteriosa nube radiactiva que cubrió Europa en 2017 hasta Rusia, lo adivinó.

El equipo dijo que la nube no representaba una amenaza para Europa, pero advirtió que el área alrededor del lanzamiento podría haber enfrentado consecuencias mucho más graves. Si lo hizo, nadie de Rusia lo admitió.

Naturalmente, después de todo eso, las autoridades rusas eligieron la semana pasada para lanzar una controvertida central nuclear flotante, llamada Akademik Lomonosov, en algunas de las aguas más peligrosas del planeta, cerca de la costa noreste de Rusia, cerca de Alaska.

LEA: La planta de energía flotante de Rusia “Titanic nuclear” está zarpando hacia Alaska. Esto es lo que debe esperar.

Los ambientalistas advierten que el barco es un “Titanic nuclear” y un desastre a la espera de suceder.

Sin tratados

Por supuesto, se necesitan dos para hacer una carrera armamentista nuclear, y los expertos occidentales dicen que Estados Unidos comparte la culpa por estimular la reciente imprudencia de Rusia, después de alejarse de los tratados de control de armas y participar en pruebas provocativas propias.

“Creo que ambas partes tienen la culpa”, dijo Sarah Bidgood, directora del Programa de No Proliferación de Eurasia en el Centro James Martin para Estudios de No Proliferación en Monterey, California. “Pero cada lado quiere señalar con el dedo al otro tipo”.

La semana pasada, Estados Unidos lanzó por primera vez un misil de crucero de alcance medio en California por primera vez desde que se retiró de un tratado de la era de la Guerra Fría que prohíbe esas armas.

En respuesta, Putin acusó a Estados Unidos de “intensificar las tensiones militares” y ordenó a su ministerio de defensa que “prepare una respuesta recíproca”.

De alguna manera, las cosas podrían empeorar. Moscú ha acusado a Trump de no responder a las llamadas para abrir las negociaciones sobre la extensión del tratado Nuevo START, que redujo el número de lanzadores de misiles nucleares estratégicos y expirará en 2021.

Si no se extiende el nuevo START será “bastante fatal”, advirtió el portavoz de Putin, Dmitry Peskov, el lunes.

Y sin más precauciones en Rusia, o un nuevo impulso hacia la transparencia, es probable que estos nuevos programas continúen en la oscuridad, donde probablemente causarán más percances fatales, dijeron los expertos.

“Indudablemente veremos más accidentes”, dijo David Szakonyi, quien estudia asuntos rusos en la Universidad George Washington en Washington D.C. “Si no implementa nuevos mecanismos de seguridad, esto seguirá sucediendo y sucediendo”. No veo que esto mejore antes de que empeore “.

Portada: el presidente ruso Vladimir Putin, a la derecha, escucha al presidente del Centro Nacional de Investigación “Instituto Kurchatov” Mikhail Kovalchuk, mientras visita el Instituto Kurchatov de Energía Atómica, el hogar del programa de armas nucleares soviéticas y más tarde las tecnologías nucleares no militares soviéticas y rusas en Moscú, Rusia, martes 10 de abril de 2018. (Alexei Nikolsky, Sputnik, Kremlin Pool Photo vía AP)

READ: Everything We Know About Russia’s Nuclear “Skyfall” Missile and That Mysterious Explosion 

https://www.vice.com/en_us/article/gyzg3m/russias-nuclear-titanic-floating-power-plant-is-setting-sail-toward-alaska-heres-what-to-expect

READ: Russia’s ‘Nuclear Titanic’ Floating Power Plant Is Setting Sail Toward Alaska. Here’s What to Expect.

https://www.vice.com/en_us/article/ne8nkw/all-the-absurd-new-weapons-russia-is-building-in-the-new-nuclear-arms-race

Misil de crucero ilimitada con planta de energía nuclear https://www.youtube.com/watch?time_continue=50&v=Xr7alYwCznQ

Análisis semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo

Club de la Pluma: Arte, Ciencia, Cultura, Derechos Humanos, Geopolítica, Deuda Externa, Relatos, Cuentos, Educación, Opinión, Editorial, Efemérides, Comunidades Originarias, Filosofía Y Mucho Más…

Temas:

Crisis de argentina Crónica de una Muerte anunciada

G7 Trump – Zarif – Bolsonaro/Macron

EEUU Emitir deuda publica a 50 o 100 a ñ os – Nuevos Ataques raciales – Trump crea el Comando Militar “Espacial”

La FARC vuelve a la Guerra