Entrevistado por el Programa «La sintesis» de Radio Universidad Nacional de Cordoba AM580, que conduce Guillermo Vagliente. sobre el tema Ucrania y los poderes Occidentales que incitan al conflicto con la Federacion Rusa y de la Visita al Kremlin del Presidente de la Republica Argentina Dr. Alberto Fernandez y la importancia del mismo

UCRANIA PEON SACRIFICABLE EN EL JUEGO DE LAS POTENCIAS

Entrevista realizada a nuestro socio estrategico de Dossier Geopolitico en Italia, el Dr. Tiberio Graziani por la revista: «Asuntos Internacionales» del Ministerio de Relaciones Exteriores de la Federación Rusa. NdR

Entrevista con Tiberio Graziani, presidente del grupo de expertos Vision & Global Trends

Asuntos internacionales: ¿Cuál es su conclusión de las conversaciones que acaban de concluir en Ginebra entre el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, y su homólogo estadounidense, Anthony Blinken, sobre las garantías de seguridad en Europa? ¿Está Washington dispuesto a escuchar las propuestas de Moscú en materia de seguridad europea o, como ha ocurrido en repetidas ocasiones, al menos desde mediados de la década de 1990, las cosas nunca irán más allá de las declaraciones, las filas de la OTAN seguirán creciendo y las tensiones en las fronteras de Rusia también se mantendrán? creciendo, junto con las sanciones contra Rusia?

Washington está dispuesto a escuchar las propuestas de Moscú sobre la seguridad europea o, como ha ocurrido varias veces antes, al menos desde mediados de los 90, las cosas nunca irán más allá de las declaraciones, las filas de la OTAN seguirán creciendo y también las tensiones en las fronteras de Rusia. seguir creciendo, junto con las sanciones contra Rusia?

Estamos en medio de un punto muerto. Las posiciones del campo occidental, es decir, EE. UU., la UE y la OTAN, y la Federación Rusa son, en este momento, muy distantes e irreconciliables. Los enfoques son demasiado diferentes. En algunos casos incluso muy ambigua, impregnada de una retórica que ciertamente no facilita el diálogo. La OTAN, por ejemplo, que a través de las palabras de su máximo representante, el Secretario General Stoltenberg, cree que la temporada de esferas de influencia entre las Grandes Potencias ha terminado. Creo que esta es una actitud antihistórica y engañosa. Esto lo niegan los hechos y la propia práctica de la OTAN que, desde la disolución de la URSS, nunca ha dejado de expandirse hacia el Este creando serios problemas no sólo para la estabilidad regional sino también para la global. No debemos olvidar que existe -históricamente- una estrategia de largo plazo que Occidente, en sus diversas expresiones históricas, ha tratado de implementar frente al espacio que hoy en día preside mayoritariamente la Federación Rusa. Recordemos, por ejemplo, los intentos de Napoleón y Hitler. Estos intentos, debe recordarse, sin embargo, fueron parte de una dinámica histórica intraeuropea, es decir, en una confrontación militar y política entre las naciones europeas continentales: la Francia revolucionaria de Napoleón contra la Rusia de los zares y la Alemania nacionalsocialista de Hitler contra la Rusia de Stalin. Unión Soviética. En el caso de la agresión alemana, sólo la intervención de Gran Bretaña y luego de Estados Unidos (es decir, de dos potencias globalistas) hizo del choque entre Berlín y Moscú un choque mundial.

El «nuevo» llamado Occidente, el surgido de la Segunda Guerra Mundial -liderado por los EE.UU.- desde el punto de vista del análisis geopolítico ha adoptado este tipo de estrategia, es más, dadas las condiciones geográficas, utiliza el espacio de la Unión Europea como una verdadera cabeza de puente lanzada contra la Federación Rusa para hegemonizar -militarmente (con la excusa de una interpretación unilateral y particular de la seguridad colectiva regional y global), políticamente (con la difusión y «exportación» de valores democráticos, pero interpretados exclusivamente en versión democrática liberal), económicamente (según los dictados hiperliberales del mercado global), toda la masa euroasiática. En el marco de tal perspectiva geoestratégica,

Dicho esto, creo que todavía hay que seguir las vías diplomáticas, a pesar de los fracasos de las últimas semanas.

Asuntos internacionales: El final del año pasado y el comienzo de este se caracterizó por una campaña antirrusa, implacablemente alimentada por los medios de comunicación en los Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá, así como en Alemania y otros países europeos. todos acusando a Moscú de supuestamente prepararse para atacar a Ucrania. A pesar de la ausencia total de evidencia alguna de las malas intenciones de Rusia, el flujo de tales acusaciones no muestra signos de agotarse. ¿Podría esto significar que en poco tiempo deberíamos esperar otro repunte en el conflicto armado en el Donbass, y que Bruselas y Washington realmente están tratando de envalentonar a Kiev para que lance una nueva ofensiva allí?

La campaña antirrusa es parte de esa serie de medidas de acompañamiento que apoyan la práctica geopolítica actual destinada a contener y limitar a la Federación Rusa. El objetivo es crear un clima psicológico amplio en el campo occidental capaz de justificar acciones contra Rusia, ya sean de carácter jurídico-legal (como, por ejemplo, los diversos proyectos de ley presentados recientemente por algunos senadores estadounidenses contra Putin (Putin Accountability Ley), tanto militares (financiación de armamentos para Ucrania) como políticas. Obviamente, cuanto más aumenta un clima anti-ruso generalizado en “Occidente”, más probable es un aislamiento de la Federación Rusa, más probables las situaciones de un enfrentamiento.

Sin embargo, creo que no le conviene a nadie (ni a Occidente ni a Moscú) una batalla bélica. Lo más probable es que ahora haya comenzado una temporada sin precedentes de guerra híbrida permanente, solo parcialmente comparable a la llamada guerra fría.

Asuntos internacionales: ¿Cómo evalúa la crisis política que estalló recientemente en Kazajstán? ¿Podemos estar de acuerdo con el presidente kazajo, Kassym -Jomart Tokayev, que culpa del malestar social en su país a fuerzas externas, incluidas las fundamentalistas, o se trata, ante todo, de un conflicto interno ?

Este derrumbe no se ha producido hasta ahora gracias a la política de equilibrio que Kazajstán y Uzbekistán han establecido en los últimos treinta años con Rusia y China. El peligro de una extensión del conflicto interno originado a partir de las revueltas de enero encaminadas al cambio de régimen e ingobernabilidad del país con la consecuencia de generar una grave y catastrófica crisis regional, dada la delicada situación geográfica de Kazajstán, ha llevado al presidente Tokayev a pedir la intervención de la CSTO.

Asuntos internacionales: la gente en Rusia es generalmente pesimista sobre las perspectivas de los acuerdos que se pueden alcanzar con la UE y los EE. UU. ¿Podría esto conducir a otro conflicto de intereses en Eurasia entre Moscú, Washington y Bruselas?

Todos los elementos que han surgido hasta ahora sobre posibles acuerdos entre las partes involucradas no describen objetivamente un panorama optimista, ni nos llevan a pensar en una solución a corto plazo. Creo que hemos entrado en una nueva temporada de relaciones entre el llamado Occidente y la Federación Rusa, a la que tendremos que acostumbrarnos. Lo más probable es que las conversaciones diplomáticas, si duran, solo ganarán tiempo que podrían utilizar aquellas partes interesadas europeas que ven más beneficios que desventajas en la relación con Rusia.

FUENTE: https://en.interaffairs.ru/article/t-graziani-the-anti-russian-campaign-is-part-of-that-series-of-accompanying-measures-that-support/

El director de Dossier Geopolítico, *Carlos Pereyra Mele*, ante los hechos de actualidad mundial, hace una pausa en sus vacaciones y nos trae al Club de La Pluma una columna exprés y reducida de geopolítica, alertando que el bombardeo mediático sobre Ucrania forma parte de una gigantesca operación de guerra híbrida, que sirve también para ocultar el imparable avance de las fuerzas euroasiáticas y el ocultamiento de importantes acontecimientos que están siendo relegados por los medios masivos de información, al tratarse de logros significativos de este bloque en ascenso mundial.

Sobre Ucrania nos confirma sus reiterados análisis que vienen desde el año pasado, sobre que la crisis es parte de una serie de operaciones psicológicas para transmitir a la población global, un supuesto intento de invasión rusa a ese país, anunciado para fin del año pasado, luego en enero y ahora en febrero. Y nos confirma que “Rusia no quiere comprarse un problema” y mucho menos un estado fallido administrado por mafias, quebrado y en guerra civil, cuyo gobierno es disputado por cooperativas de oligarcas. Mientras  desgrana las razones por las que “la OTAN no es una Fuerza Monolítica”, que los más importantes países europeos están en contra, y que los ucranianos son apenas jugadores para ser sacrificados en la mesa de negociación de las grandes potencias.

AUDIO:

Y que detrás de esta gigantesca cortina de humo, se esconden realidades como el fracasado golpe de Estado en Kazajstán, con evidente apoyo de Occidente y que despareció de la noche a la mañana de las portadas la prensa. También del aumento sustancial del  precio del petróleo ante los duros reveses de Arabia Saudita en su sangrienta invasión al Yemen, lo que demuestra que Occidente  no puede proteger eficazmente  a sus aliados y socios de la región.

También que China “está midiendo a Taiwán con la misma vara de Ucrania” y  observando cómo reaccionan los occidentales con el tema, para tomar nota en vistas a un proceso que podría ser muy similar con Taiwán. Además nos informa que, a pesar del silencio mediático, avanzan las negociaciones entre Irán y las potencias por el acuerdo sobre energía nuclear, hasta el punto de existir ya un borrador que abre la posibilidad de que en febrero pudiera ser firmado, lo que significaría el fin de las actuales sanciones a Irán.

Nuestro director resalta otras noticias oscurecidas por el conflicto de Ucrania, que se está utilizando como “el árbol que tapa el bosque”. Tal es el caso de las flotas rusas que han partido del Mar Báltico, siendo la primera vez que salen en gran número y hacia el Pacífico de la base de Vladivostok, mientras que también el viernes se iniciaron las maniobra militares navales entre China, Rusia e Irán en el Océano Índico. Lo que es  una clara demostración de que “nada ya es igual a lo que era”. Y que hoy en día, Estados Unidos no puede controlar los océanos en su totalidad y al sentirse amenazado, se aboca a estas acciones, como la de Ucrania, que explican su desesperación actual.

Finalmente, Carlos nos avanza que el Producto Bruto Interior de China creció en el 2021 -cerca del 10%- a pesar del virus Omicrón y mucho más de lo que preveían los analistas económicos occidentales, lo que  demuestra que su potencialidad económica, tecnológica e industrial prosigue avanzando raudamente.

De esta manera, termina este informe exprés del director de Dossier Geopolítico, que resalta la cantidad de información malintencionada y carente de fundamentos lógicos, que la prensa monopólica transmite minuto a minuto, echando un cono de sombra a los grandes acontecimientos importantes de verdad, que si están ocurriendo más allá de lo que se nos quieren mostrar.

Todo para ocultar la fluidez y la cantidad de acciones y actos que van cambiando el mundo hacia una nueva multipolaridad y que son desconocidos por la mayoría de la población del mundo, fundamentalmente por la occidental,

Los hutíes quitan a Abu Dhabi su aura de seguridad Los ataques con drones Abu Dhabi exponen las vulnerabilidades de Emiratos Árabes Unidos, y de su reputación como refugio para el turismo y el comercio.
CHINA OBSERVA EL JUEGO POR UCRANIA ENTRE LOS PODERES ATLANTISTA Y CONTINENTALISTAS SACANDO CONCLUCIONES SOBRE EL CONFLICTO QUE TIENE EN TAIWAN
LA INTERVENCION DE LA OTSC EN KAZAJISTAN EN 24HS DESMANTELO EL GOLPE HIBRIDO (Y DE ESTADO) ALENTADO POR OCCIDENTE.
NEGOCIACIONES POR EL ACUERDO 5+1+IRAN AVANZAN CON UN EEUU QUE PARTICIPA A TRAVES DE LAS POTENCIAS OCCIDENTALES REUTERS

Plan diseñado en el 2019 por la corporación RAND (subsidiaria del Pentágono) para favorecer revueltas internas en las repúblicas ex soviéticas.

Este resumen resume un informe que examina exhaustivamente las opciones no violentas que imponen costos que Estados Unidos y sus aliados podrían perseguir en áreas económicas, políticas y militares para enfatizar, sobreextender y desequilibrar, la economía y las fuerzas armadas de Rusia y la posición política del régimen en casa. y en el extranjero. Algunas de las opciones examinadas son claramente más prometedoras que otras, pero cualquiera debería evaluarse en términos de la estrategia general de Estados Unidos para tratar con Rusia, lo que ni el informe ni este informe han intentado hacer.

La máxima de que «Rusia nunca es tan fuerte ni tan débil como parece» sigue siendo tan cierta en el siglo actual como lo fue en los siglos XIX y XX.Compartir en Twitter

La Rusia actual sufre de muchas vulnerabilidades : precios del petróleo y del gas muy por debajo del nivel máximo que han provocado una caída en los niveles de vida, sanciones económicas que han fomentado ese declive, una población que envejece y que pronto estará en declive, y un autoritarismo creciente bajo el actual gobierno de Vladimir Putin. -continuó la regla. Tales vulnerabilidades se combinan con ansiedades profundamente arraigadas (aunque exageradas) sobre la posibilidad de un cambio de régimen inspirado en Occidente, la pérdida del estatus de gran potencia e incluso un ataque militar.

A pesar de estas vulnerabilidades y ansiedades, Rusia sigue siendo un país poderoso que aún se las arregla para ser un competidor de EE. UU. En algunos dominios clave. Reconociendo que algún nivel de competencia con Rusia es inevitable, los investigadores de RAND llevaron a cabo una evaluación cualitativa de las “opciones que imponen costos” que podrían desequilibrar y extender demasiado a Rusia. Tales opciones que imponen costos podrían imponer nuevas cargas a Rusia, idealmente cargas más pesadas que las que se impondrían a los Estados Unidos por perseguir esas opciones.

El trabajo se basa en el concepto de competencia estratégica a largo plazo desarrollado durante la Guerra Fría, algunos de los cuales se originaron en RAND. Un informe seminal de 1972 de la RAND postuló que Estados Unidos necesitaba cambiar su pensamiento estratégico de tratar de mantenerse por delante de la Unión Soviética en todas las dimensiones y tratar de controlar la competencia y canalizarla hacia áreas de ventaja estadounidense. Si este cambio se pudiera realizar con éxito, concluyó el informe, Estados Unidos podría impulsar a la Unión Soviética a trasladar sus recursos limitados a áreas que presentaban una amenaza menor.

El nuevo informe aplica este concepto a la Rusia actual. Un equipo de expertos de RAND desarrolló opciones económicas, geopolíticas, ideológicas, informativas y militares y las evaluó cualitativamente en términos de su probabilidad de éxito en la extensión de Rusia, sus beneficios, sus riesgos y costos.

Figura 1. Las exportaciones de petróleo de Rusia están disminuyendo

Medidas económicas que imponen costos

La expansión de la producción de energía de EE . UU. Estresaría la economía de Rusia, restringiendo potencialmente su presupuesto gubernamental y, por extensión, su gasto en defensa. Al adoptar políticas que amplíen la oferta mundial y depriman los precios mundiales, Estados Unidos puede limitar los ingresos rusos. Hacerlo conlleva poco costo o riesgo, produce beneficios de segundo orden para la economía estadounidense y no necesita respaldo multilateral.

La imposición de sanciones comerciales y financieras más profundas también degradaría probablemente la economía rusa, especialmente si tales sanciones son amplias y multilaterales. Por tanto, su eficacia dependerá de la voluntad de otros países de sumarse a ese proceso. Pero las sanciones conllevan costos y, según su gravedad, riesgos considerables.

El aumento de la capacidad de Europa para importar gas de proveedores distintos de Rusia podría extender económicamente a Rusia y proteger a Europa de la coerción energética rusa. Europa avanza lentamente en esta dirección mediante la construcción de plantas de regasificación de gas natural licuado (GNL). Pero para ser realmente eficaz, esta opción necesitaría que los mercados mundiales de GNL se volvieran más flexibles de lo que ya son y necesitaría que el GNL se vuelva más competitivo en precio con respecto al gas ruso.

Fomentar la emigración de Rusia de mano de obra calificada y jóvenes bien educados tiene pocos costos o riesgos y podría ayudar a Estados Unidos y a otros países receptores y perjudicar a Rusia, pero cualquier efecto, tanto positivo para los países receptores como negativo para Rusia, sería difícil de resolver. aviso excepto durante un período muy largo. Esta opción también tiene una baja probabilidad de extender Rusia.

Opciones económicas que imponen costosProbabilidad de éxito en la ampliación de RusiaBeneficiosCostos y Riesgos
Expandir la producción de energía de EE. UU.ALTOALTOBAJO
Imponer sanciones comerciales y financieras más profundasALTOALTOALTO
Aumentar la capacidad de Europa para importar GNL de fuentes distintas de Rusia.MODERARALTOMODERAR
Fomentar la emigración de Rusia de mano de obra calificada y jóvenes bien educados.BAJOBAJOBAJO

NOTA: Para todas las tablas de este resumen, las clasificaciones altas y bajas de costos y riesgos se invierten en la conveniencia del resto de la tabla; es decir, los costos bajos son buenos de la misma manera que lo es una alta probabilidad de éxito. Por lo tanto, un bajo costo se sombrea en naranja claro mientras que una baja probabilidad de éxito se sombrea en naranja oscuro. Todas las evaluaciones enumeradas en las tablas de este informe se basan en el análisis de los autores del informe.

Medidas geopolíticas de imposición de costos

Los aprendices de las Fuerzas Democráticas Sirias, que representan un número igual de voluntarios árabes y kurdos, se forman en su ceremonia de graduación en el norte de Siria, el 9 de agosto de 2017.

Foto del sargento. Mitchell Ryan / Departamento de Defensa

Proporcionar ayuda letal a Ucrania explotaría el mayor punto de vulnerabilidad externa de Rusia. Pero cualquier aumento en las armas militares estadounidenses y el asesoramiento a Ucrania debería calibrarse cuidadosamente para aumentar los costos para Rusia de mantener su compromiso existente sin provocar un conflicto mucho más amplio en el que Rusia, debido a la proximidad, tendría ventajas significativas.

El aumento del apoyo a los rebeldes sirios podría poner en peligro otras prioridades políticas de Estados Unidos, como la lucha contra el terrorismo islámico radical, y podría correr el riesgo de desestabilizar aún más toda la región. Además, esta opción podría no ser factible, dada la radicalización, fragmentación y declive de la oposición siria.

Promover la liberalización en Bielorrusia probablemente no tenga éxito y podría provocar una fuerte respuesta rusa, una que resultaría en un deterioro general del entorno de seguridad en Europa y un revés para la política estadounidense.

Ampliar los lazos en el sur del Cáucaso —competir económicamente con Rusia— sería difícil debido a la geografía y la historia.

Reducir la influencia rusa en Asia Central sería muy difícil y podría resultar costoso. Es poco probable que un mayor compromiso extienda a Rusia mucho económicamente y es probable que sea desproporcionadamente costoso para los Estados Unidos.

Dar la vuelta a Transnistria y expulsar a las tropas rusas de la región sería un golpe para el prestigio ruso, pero también ahorraría dinero a Moscú y posiblemente impondría costos adicionales a Estados Unidos y sus aliados.

Opciones geopolíticas que imponen costosProbabilidad de éxito en la ampliación de RusiaBeneficiosCostos y Riesgos
Proporcionar ayuda letal a UcraniaMODERARALTOALTO
Incrementar el apoyo a los rebeldes siriosBAJOMODERARALTO
Promover la liberalización en BielorrusiaBAJOALTOALTO
Ampliar lazos en el sur del CáucasoBAJOBAJOMODERAR
Reducir la influencia rusa en Asia CentralBAJOBAJOMODERAR
Voltear TransnistriaBAJOBAJOMODERAR

NOTA: Para todas las tablas de este resumen, las clasificaciones altas y bajas de costos y riesgos se invierten en la conveniencia del resto de la tabla; es decir, los costos bajos son buenos de la misma manera que lo es una alta probabilidad de éxito. Por lo tanto, un bajo costo se sombrea en naranja claro mientras que una baja probabilidad de éxito se sombrea en naranja oscuro. Todas las evaluaciones enumeradas en las tablas de este informe se basan en el análisis de los autores del informe.

Medidas ideológicas e informativas que imponen costos

Moscovitas protestando por la guerra en Ucrania y el apoyo de Rusia al separatismo en Crimea en los bulevares circulares de Moscú el 15 de marzo de 2014.

Foto de Dmitry Vereshchagin / Adobe Stock

Sería difícil disminuir la fe en el sistema electoral ruso debido al control estatal sobre la mayoría de los medios de comunicación. Hacerlo podría aumentar el descontento con el régimen, pero existen serios riesgos de que el Kremlin aumente la represión o arremeta y persiga un conflicto de distracción en el extranjero que podría ir en contra de los intereses occidentales.

Crear la percepción de que el régimen no persigue el interés público podría centrarse en la corrupción generalizada a gran escala y desafiar aún más la legitimidad del estado. Pero es difícil evaluar si la volatilidad política y las protestas conducirían a una Rusia más extendida, menos capaz o inclinada a amenazar los intereses occidentales en el extranjero, oa una Rusia más inclinada a arremeter en represalia o distraer, lo que hace que esto sea de alto riesgo. opción.

Fomentar las protestas internas y otras resistencias no violentas se centraría en distraer o desestabilizar al régimen ruso y reducir la probabilidad de que lleve a cabo acciones agresivas en el extranjero, pero los riesgos son altos y sería difícil para los gobiernos occidentales aumentar directamente la incidencia o la intensidad de la lucha contra la violencia. -actividades del régimen en Rusia.

Socavar la imagen de Rusia en el extranjero se centraría en disminuir la posición y la influencia de Rusia, socavando así las pretensiones del régimen de devolver a Rusia su antigua gloria. Las sanciones adicionales, la eliminación de Rusia de foros internacionales ajenos a la ONU y el boicot de eventos como la Copa del Mundo podrían ser implementados por estados occidentales y dañarían el prestigio ruso. Pero es incierto hasta qué punto estos pasos dañarían la estabilidad interna rusa.

Si bien ninguna de estas medidas tiene una alta probabilidad de éxito, cualquiera o todas se aprovecharían de las ansiedades más profundas del régimen ruso y podrían emplearse como una amenaza disuasoria para disminuir las campañas activas de desinformación y subversión de Rusia en el extranjero.

Opciones ideológicas e informativas que imponen costosProbabilidad de éxito en la ampliación de RusiaBeneficiosCostos y Riesgos
Disminuir la fe en el sistema electoral rusoBAJOMODERARALTO
Crear la percepción de que el régimen no persigue el interés público.MODERARMODERARALTO
Fomentar las protestas nacionales y otras resistencias no violentas.BAJOMODERARALTO
Socavar la imagen de Rusia en el exteriorMODERARMODERARMODERAR

NOTA: Para todas las tablas de este resumen, las clasificaciones altas y bajas de costos y riesgos se invierten en la conveniencia del resto de la tabla; es decir, los costos bajos son buenos de la misma manera que lo es una alta probabilidad de éxito. Por lo tanto, un bajo costo se sombrea en naranja claro mientras que una baja probabilidad de éxito se sombrea en naranja oscuro. Todas las evaluaciones enumeradas en las tablas de este informe se basan en el análisis de los autores del informe.

Medidas que imponen los costos del aire y el espacio

Marineros

Los infantes de marina asignados al Thunderbolts of Marine Fighter Attack Squadron (VMFA) 251 quitar un entrenamiento AGM-88 DAÑO de un F / A-18C Hornet en la cubierta de vuelo del portaaviones clase Nimitz USS Theodore Roosevelt (CVN 71).

Foto de Anthony N. Hilkowski / DVIDS

Reposicionar los bombarderos dentro del rango de ataque fácil de los objetivos estratégicos rusos clave tiene una alta probabilidad de éxito y sin duda llamaría la atención de Moscú y aumentaría la ansiedad de Rusia; los costos y riesgos de esta opción son bajos siempre que los bombarderos se basen fuera del alcance de la mayoría de los misiles de crucero balísticos y terrestres de Rusia.

El reposicionamiento de los cazas para que estén más cerca de sus objetivos que los bombarderos como una forma de lograr tasas de salida más altas para compensar sus cargas útiles más pequeñas probablemente preocuparía a Moscú incluso más que reposicionar los bombarderos, pero la probabilidad de éxito es baja y los riesgos son altos. Debido a que cada avión necesitaría realizar múltiples salidas durante un conflicto convencional, los líderes rusos probablemente estarían seguros de que podrían destruir muchos cazas en tierra y cerrar sus aeródromos de despliegue desde el principio con pocas o ninguna adición a su inventario de misiles.

El despliegue de armas nucleares tácticas adicionales en lugares de Europa y Asia podría aumentar la ansiedad de Rusia lo suficiente como para aumentar significativamente las inversiones en sus defensas aéreas. Junto con la opción del bombardero, tiene una alta probabilidad de éxito, pero el despliegue de más armas de este tipo podría llevar a Moscú a reaccionar de manera contraria a los intereses de Estados Unidos y sus aliados.

El reposicionamiento de los sistemas de defensa antimisiles balísticos estadounidenses y aliados para atacar mejor a los misiles balísticos rusos también alarmaría a Moscú, pero probablemente sería la opción menos efectiva porque Rusia podría saturar fácilmente los sistemas actuales y cualquier actualización planificada con un pequeño porcentaje de su inventario de misiles existente, dejando muchos misiles. todavía disponible para mantener en riesgo a objetivos estadounidenses y aliados.

También hay formas de lograr que Rusia se extienda en la competencia estratégica . En términos de beneficios, tales desarrollos explotarían el temor demostrado de Moscú a las capacidades y doctrinas del poder aéreo estadounidense. Desarrollar nuevos bombarderos de largo alcance y de baja observación, o simplemente agregar significativamente más de los tipos que ya están disponibles o programados (B-2 y B-21) sería preocupante para Moscú, al igual que desarrollar aviones de ataque autónomos o piloteados a distancia y producir ellos en gran número. Todas las opciones probablemente incentivarían a Moscú a dedicar cada vez más recursos a hacer que sus sistemas de comando y control sean más difíciles, más móviles y más redundantes.

Un riesgo clave de estas opciones es ser arrastrado a carreras de armamentos que resultan en estrategias de imposición de costos dirigidas contra Estados Unidos . Por ejemplo, invertir en sistemas de defensa de misiles balísticos y armas espaciales alarmaría a Moscú, pero Rusia podría defenderse de tales desarrollos tomando medidas que probablemente serían considerablemente más baratas que los costos de estos sistemas para Estados Unidos.

En cuanto a la probabilidad de éxito, algunas opciones son buenas estrategias de imposición de costos , pero algunas, como invertir más en HARM u otras tecnologías de guerra electrónica, son claramente mejores que otras, y algunos enfoques deben evitarse, como los que se centran en el espacio. -Armas basadas en armas o sistemas de defensa contra misiles balísticos.

Estados Unidos podría incitar a Rusia a una costosa carrera armamentista rompiendo el régimen de control de armas nucleares , pero es poco probable que los beneficios superen los costos estadounidenses. Los costos financieros de una carrera de armamentos nucleares probablemente serían tan altos para Estados Unidos como lo serían para Rusia, quizás más altos. Pero los costos más serios serían políticos y estratégicos.

Opciones que imponen costos aéreos y espaciales / nuclearesProbabilidad de éxito en la ampliación de RusiaBeneficiosCostos y Riesgos
Opción 1: Cambiar la postura y las operaciones de las fuerzas aéreas y espaciales
Bombarderos de reposicionamientoALTOMODERARBAJO
Combatientes de reposicionamientoBAJOMODERARALTO
Despliegue armas nucleares tácticas adicionalesALTOBAJOALTO
Reposicionar los sistemas de defensa antimisiles balísticos de EE. UU. Y sus aliadosBAJOBAJOMODERAR
Opción 2: Incrementar la investigación y el desarrollo (I + D) aeroespacial
Invierta más en aviones de baja visibilidadMODERARMODERARMODERAR
Invertir más en aviones autónomos o piloteados a distanciaALTOMODERARMODERAR
Invertir más en misiles y aviones de ataque de largo alcanceALTOALTOMODERAR
Invertir más en misiles antirradiación de alta velocidad (HARM) de mayor alcanceALTOMODERARMODERAR
Invertir más en nuevas tecnologías de guerra electrónicaMODERARMODERARBAJO
Centrarse en misiles convencionales de largo alcance guiados con precisión (p. Ej., Ataque global rápido convencional)MODERARMODERARALTO
Centrarse en las armas espacialesBAJOMODERARALTO
Centrarse en los «aviones espaciales»BAJO A MODERADOMODERARALTO
Centrarse en satélites pequeñosBAJOMODERARALTO
Opción 3: Aumento de los componentes aéreos y de misiles de la tríada nuclear
Romper el régimen de control de armas nuclearesBAJOMODERARALTO

NOTA: Para todas las tablas de este resumen, las clasificaciones altas y bajas de costos y riesgos se invierten en la conveniencia del resto de la tabla; es decir, los costos bajos son buenos de la misma manera que lo es una alta probabilidad de éxito. Por lo tanto, un bajo costo se sombrea en naranja claro mientras que una baja probabilidad de éxito se sombrea en naranja oscuro. Todas las evaluaciones enumeradas en las tablas de este informe se basan en el análisis de los autores del informe.

Medidas marítimas que imponen costos

USN

Un marinero estadounidense a bordo del destructor de misiles guiados USS Mustin (DDG 89) dispara un torpedo contra un objetivo simulado durante Valiant Shield 2014 en el Océano Pacífico el 18 de septiembre de 2014.

Foto por el suboficial de tercera clase Declan Barnes / DVIDS

El aumento de la postura y presencia de las fuerzas navales estadounidenses y aliadas en las áreas operativas de Rusia podría obligar a Rusia a aumentar sus inversiones navales, desviando inversiones de áreas potencialmente más peligrosas. Pero el tamaño de la inversión requerida para reconstituir una verdadera capacidad naval de aguas azules hace que sea poco probable que Rusia pueda verse obligada o tentada a hacerlo.

El aumento de los esfuerzos de I + D naval se centraría en desarrollar nuevas armas que permitan a los submarinos estadounidenses amenazar a un conjunto más amplio de objetivos o mejorar su capacidad para amenazar a los submarinos de misiles balísticos nucleares rusos (SSBN), que podrían imponer costos de guerra antisubmarina en Rusia. Existen riesgos limitados, pero el éxito depende de poder desarrollar estas capacidades y de si son lo suficientemente capaces de influir en los gastos rusos.

Cambiar la postura nuclear hacia los SSBN implicaría aumentar el porcentaje de la tríada nuclear estadounidense asignada a los SSBN al aumentar el tamaño de esa flota. Si bien podría obligar a Rusia a invertir en capacidades que puedan operar en un entorno de aguas azules en dos océanos y reduciría los riesgos para la postura estratégica de Estados Unidos, es poco probable que la opción induzca a Rusia a cambiar su estrategia y, por lo tanto, a extenderse.

Verificar la acumulación del Mar Negro implicaría desplegar un sistema reforzado de denegación de acceso y área de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) sobre el Mar Negro, tal vez en forma de misiles antibuque terrestres de largo alcance, para aumentar el costo de defender las bases rusas en Crimea y reducir el beneficio para Rusia de haberse apoderado de esta zona. Sin duda, Rusia organizaría una vigorosa campaña diplomática e informativa para disuadir a los estados costeros de la OTAN y de otros países de participar. Además, operar en el Mar Negro es política y logísticamente más difícil para la Armada de los Estados Unidos que para la Armada de Rusia; también es más peligroso para los primeros en un conflicto.

Opciones marítimas que imponen costosProbabilidad de éxito en la ampliación de RusiaBeneficiosCostos y Riesgos
Aumentar la postura y presencia de las fuerzas navales estadounidenses y aliadas.MODERARMODERARBAJO
Incrementar los esfuerzos de I + D navalMODERARMODERARMODERAR
Cambiar la postura nuclear hacia SSBNBAJOBAJOBAJO
Compruebe la acumulación del Mar NegroMODERARMODERARMODERAR

NOTA: Para todas las tablas de este resumen, las clasificaciones altas y bajas de costos y riesgos se invierten en la conveniencia del resto de la tabla; es decir, los costos bajos son buenos de la misma manera que lo es una alta probabilidad de éxito. Por lo tanto, un bajo costo se sombrea en naranja claro mientras que una baja probabilidad de éxito se sombrea en naranja oscuro. Todas las evaluaciones enumeradas en las tablas de este informe se basan en el análisis de los autores del informe.

Medidas de imposición de costos territoriales y multidominio

#Artemisa

El ejercicio Artemis Strike fue un ejercicio táctico de fuego real dirigido por alemanes con misiles Patriot y Stinger activos en la instalación de disparo de misiles de la OTAN en Chania, Grecia, del 31 de octubre al 9 de noviembre de 2017. Participaron más de 200 soldados estadounidenses y aproximadamente 650 aviadores alemanes en el entrenamiento realista dentro de una construcción combinada, ejercitando los rigores asociados con la proyección de fuerza y ​​educando a los operadores sobre sus sistemas de defensa antimisiles aéreos.

Foto de Anthony Sweeney / DVIDS

El aumento de las fuerzas estadounidenses en Europa, el aumento de las capacidades terrestres de los miembros europeos de la OTAN y el despliegue de una gran cantidad de fuerzas de la OTAN en la frontera rusa probablemente solo tendrían efectos limitados en la extensión de Rusia. Todas las opciones mejorarían la disuasión, pero los riesgos varían. Un aumento general de las capacidades de la fuerza terrestre de la OTAN en Europa, incluido el cierre de las brechas de preparación de los miembros europeos de la OTAN y el aumento del número de fuerzas estadounidenses estacionadas en ubicaciones tradicionales de Europa occidental, tendría riesgos limitados. Pero los despliegues a gran escala en las fronteras de Rusia aumentarían el riesgo de conflicto con Rusia, particularmente si se percibe como un desafío a la posición de Rusia en el este de Ucrania, Bielorrusia o el Cáucaso.

Aumentar el tamaño y la frecuencia de los ejercicios de la OTAN en Europa puede ayudar a mejorar la preparación y la disuasión, pero es poco probable que provoque una respuesta rusa costosa a menos que los ejercicios también envíen señales de riesgo . Los ejercicios de la OTAN a gran escala realizados cerca de las fronteras de Rusia y los ejercicios que practican escenarios de contraataque u ofensivos podrían percibirse como una muestra de la intención y la voluntad de considerar operaciones ofensivas. Por ejemplo, un ejercicio de la OTAN que simule un contraataque para recuperar el territorio de la OTAN perdido por el avance de las fuerzas rusas podría parecer un ejercicio para prepararse para una invasión de una parte del territorio ruso, como Kaliningrado.

Desarrollar pero no desplegar un misil de alcance intermediopodría hacer que Rusia vuelva a estar en conformidad con el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio, pero también podría provocar una aceleración de los programas de misiles rusos. Retirarse de ese tratado y construir los misiles, pero no desplegarlos en Europa, agregaría poco a las capacidades de Estados Unidos y probablemente incitaría a Rusia a desplegar esos misiles por sí misma y, tal vez, a invertir más en defensa contra misiles balísticos. Dar el paso más allá de desplegar los misiles en Europa, suponiendo que los aliados de la OTAN estuvieran dispuestos, también provocaría casi con certeza una respuesta rusa, que podría involucrar recursos sustanciales, o al menos la desviación de recursos sustanciales de otros gastos de defensa, aunque es difícil de lograr. evaluar qué parte se destinaría a las capacidades defensivas frente a las ofensivas o de represalia.

Las inversiones incrementales en nuevas tecnologías para contrarrestar las defensas aéreas rusas y aumentar los incendios de largo alcance de EE. UU. Podrían mejorar significativamente la defensa y la disuasión al tiempo que obligan a aumentar la inversión rusa en contramedidas. Las inversiones en tecnologías de próxima generación más revolucionarias podrían tener efectos aún mayores, dadas las preocupaciones rusas sobre los nuevos principios físicos, pero dependiendo de la capacidad, tales inversiones también podrían poner en riesgo la estabilidad estratégica al amenazar al régimen ruso y la seguridad del liderazgo en una crisis.

Opciones de imposición de costos de terrenos y dominios múltiplesProbabilidad de éxito en la ampliación de RusiaBeneficiosCostos y Riesgos
Opción 1: Incrementar las fuerzas terrestres de EE. UU. Y la OTAN en Europa
Incrementar las fuerzas estadounidenses en EuropaMODERARMODERARMODERAR
Incrementar las capacidades terrestres de los miembros europeos de la OTANBAJOALTOBAJO
Despliegue un gran número de fuerzas de la OTAN en la frontera rusa.MODERARMODERARALTO
Opción 2: Incrementar los ejercicios de la OTAN en Europa
Aumentar el tamaño de la participación de EE. UU.BAJOMODERARMODERAR
Generar una movilización masiva de las fuerzas europeas miembros de la OTAN.BAJOALTOMODERAR
Realizar ejercicios en las fronteras de RusiaMODERARMODERARALTO
Realizar ejercicios practicando escenarios de contraataque u ofensivosMODERARMODERARALTO
Opción 3: Retirada del Tratado sobre fuerzas nucleares de alcance intermedio
Financia un programa de desarrollo de misiles sin retirarteMODERARBAJOMODERAR
Retirar y construir misiles, pero no desplegarlos en Europa.ALTOBAJOMODERAR
Retirar, construir misiles y desplegar en EuropaALTOMODERARALTO
Opción 4: invertir en nuevas capacidades para manipular las percepciones de riesgo de Rusia
Invertir en mejoras incrementales en las capacidades de contra-acceso y denegación de área (por ejemplo, sistemas mejorados de misiles tácticos del ejército, misiles guiados anti-radiación avanzados)ALTOMODERARMODERAR
Invertir en capacidades revolucionarias, anti-acceso y denegación de áreas en enjambreALTOALTOALTO
Invertir en mejoras incrementales en fuerzas de contra-tierra / fuegos (p. Ej., Jabalina mejorada)BAJOBAJOBAJO
Invierta en capacidades de fuego / fuerzas terrestres no tripuladas revolucionariasMODERARMODERARMODERAR
Invertir en armas basadas en «nuevos principios físicos» (p. Ej., Armas de contra-defensa aérea de energía dirigida)MODERARALTOALTO

NOTA: Para todas las tablas de este resumen, las clasificaciones altas y bajas de costos y riesgos se invierten en la conveniencia del resto de la tabla; es decir, los costos bajos son buenos de la misma manera que lo es una alta probabilidad de éxito. Por lo tanto, un bajo costo se sombrea en naranja claro mientras que una baja probabilidad de éxito se sombrea en naranja oscuro. Todas las evaluaciones enumeradas en las tablas de este informe se basan en el análisis de los autores del informe.

Implicaciones para el Ejército

La tarea de «extender Rusia» no tiene por qué recaer principalmente en el Ejército o incluso en las fuerzas armadas estadounidenses en su conjunto. De hecho, las formas más prometedoras de extender Rusia —las que tienen el mayor beneficio, el menor riesgo y la mayor probabilidad de éxito— probablemente quedan fuera del dominio militar. Rusia no busca la paridad militar con Estados Unidos y, por lo tanto, podría simplemente optar por no responder a algunas acciones militares estadounidenses (por ejemplo, cambios en la presencia naval); otras acciones militares estadounidenses (por ejemplo, posicionar fuerzas más cerca de Rusia) podrían resultar más costosas para Estados Unidos que para Rusia. Aún así, nuestros hallazgos tienen al menos tres implicaciones importantes para el Ejército.

  1. El ejército estadounidense debería reconstruir su experiencia lingüística y analítica sobre Rusia. Debido a que Rusia representa una amenaza a largo plazo, el Ejército necesita desarrollar el capital humano para participar en esta competencia estratégica.
  2. El Ejército debería considerar invertir y alentar a los otros servicios a invertir más en capacidades, como los Sistemas de Misiles Tácticos del Ejército, el Incremento 2 de la Capacidad de Protección contra Incendios Indirectos, la defensa antiaérea de mayor alcance y otros sistemas diseñados para contrarrestar el anti-acceso y el área de Rusia. capacidades de negación. El Ejército también podría considerar gastar algunos recursos de I + D en sistemas menos maduros y más futuristas (por ejemplo, enjambres de vehículos aéreos no tripulados o vehículos de combate remotos). Si bien estas medidas probablemente serían insuficientes en sí mismas para extender enormemente a Rusia, beneficiarían los esfuerzos de disuasión de Estados Unidos y podrían aumentar una política más amplia de todo el gobierno.
  3. Incluso si el Ejército no estuviera directamente involucrado en la extensión de Rusia per se, jugaría un papel clave para mitigar el posible retroceso. Todas las opciones para ampliar Rusia conllevan algún riesgo. Como resultado, la mejora de la postura de disuasión de EE. UU. En Europa y el aumento de las capacidades militares de EE. UU. (Por ejemplo, un Javelin mejorado o sistemas de protección activa para vehículos del ejército) podrían necesitar ir de la mano con cualquier movimiento para extender Rusia, como una forma de protegerse contra la posibilidad de que las tensiones con Rusia se conviertan en conflictos.

Conclusiones

Las opciones más prometedoras para «extender Rusia» son aquellas que abordan directamente sus vulnerabilidades, ansiedades y fortalezas, explotando áreas de debilidad mientras socavan las ventajas actuales de Rusia. En ese sentido, la mayor vulnerabilidad de Rusia, en cualquier competencia con Estados Unidos, es su economía, que es comparativamente pequeña y muy dependiente de las exportaciones de energía. La mayor ansiedad del liderazgo ruso proviene de la estabilidad y durabilidad del régimen, y las mayores fortalezas de Rusia se encuentran en los reinos militar y de la guerra de información. La siguiente tabla se basa en las tablas anteriores para identificar las opciones más prometedoras.

La mayoría de las opciones discutidas, incluidas las que se enumeran aquí, son en cierto sentido escalonadas y la mayoría probablemente provocarían una contraescalación rusa. Por lo tanto, además de los riesgos específicos asociados con cada opción, existe un riesgo adicional asociado a una competencia generalmente intensificada con un adversario con armas nucleares a considerar. Esto significa que cada opción debe planificarse deliberadamente y calibrarse cuidadosamente para lograr el efecto deseado. Por último, aunque Rusia asumirá el costo de esta mayor competencia con menos facilidad que Estados Unidos, ambas partes tendrán que desviar recursos nacionales para otros fines. Ampliar Rusia por sí mismo no es una base suficiente en la mayoría de los casos para considerar las opciones discutidas aquí. Más bien, las opciones deben considerarse en el contexto más amplio de la política nacional basada en la defensa, la disuasión,y, donde los intereses de Estados Unidos y Rusia se alinean, la cooperación.

Las opciones más prometedoras que imponen costosProbabilidad de éxito en la ampliación de RusiaBeneficiosCostos y Riesgos
Expandir la producción de energía de EE. UU.ALTOALTOBAJO
Imponer sanciones comerciales y financieras más profundasALTOALTOALTO
Aumentar la postura y presencia de las fuerzas navales estadounidenses y aliadas.MODERARMODERARBAJO
Bombarderos de reposicionamientoALTOMODERARBAJO
Invertir más en aviones autónomos o piloteados a distanciaALTOMODERARMODERAR
Invertir más en misiles y aviones de ataque de largo alcanceALTOALTOMODERAR
Invertir más en DAÑOS de mayor alcanceALTOMODERARMODERAR
Invertir más en nuevas tecnologías de guerra electrónicaMODERARMODERARBAJO

NOTA: Para todas las tablas de este resumen, las clasificaciones altas y bajas de costos y riesgos se invierten en la conveniencia del resto de la tabla; es decir, los costos bajos son buenos de la misma manera que lo es una alta probabilidad de éxito. Por lo tanto, un bajo costo se sombrea en naranja claro mientras que una baja probabilidad de éxito se sombrea en naranja oscuro. Todas las evaluaciones enumeradas en las tablas de este informe se basan en el análisis de los autores del informe.

FUENTE: RAND https://www.rand.org/pubs/research_briefs/RB10014.html?s=09

En un audio muy crítico, profundo y realista, Eduardo Bonugli, colaborador de Dossier Geopolítico en Europa, resume las hechos más importantes del 2021 en el viejo continente, señalado por su dependencia estratégica con EEUU, que la deja en la vía muerta de la política global, casi arruinada y sin recursos, y la condena a la irrelevancia mundial, en un escenario marcado por el inevitable ascenso de China y Rusia. Especial para el Club de la Pluma

AUDIO

El relato de Eduardo comienza en los inicios del año, con el acuerdo sobre papel mojado del BREXIT, que confirmó EL MAYOR FRACASO CAPITALISTA DEL SIGLO, luego nos habla de la guerra impuesta en sus fronteras por la OTAN para hostigar a Rusia y de sus terribles derrotas militares sufridas en Asia por ser miembro de este organismo. De los fracasos en Irak, Siria y sobretodo de la vergonzosa huida de Afganistán, además de su complicidad con el apartheid israelí contra Palestina y de sus armas que alimentan las masacres en El Yemen, pero que no evitarán una nueva derrota de Occidente en la región.

También aborda la traición sufrida por  EEUU e Inglaterra con los submarinos nucleares de Australia que desnuda a los anglosajones,  como más parecidos a enemigos que a aliados. Y alerta sobre la fortaleza militar de Marruecos con armamento estadounidense, que engorda la tensión en el norte de África y que acentúa la avalancha de emigrantes hacia Europa.

Luego nos habla de la UE y de su canciller, Joseph Borrell, que han secuestrado la doctrina de los Derechos Humanos para su manoseo discrecional y para establecer amigos y enemigos según conveniencia. Y termina sintetizando una larga lista de titulares de acontecimientos y situaciones que señalan las contradicciones europeas y la soledad y fragilidad que sufre por ser el furgón de cola de los intereses globales de Washington.

En un relato corto, simple y con marcado tono de pesimismo, nuestro colaborador resume este año aciago para Europa cuya realidad, veracidad y profundidad nos hace comprender que ha sido abandonada por las grandes potencias, que durante siglos la acompañaron en sus conquistas imperiales.

Carlos Pereyra Mele

Director de Dossier Geopolítico (19/12/21)

16 años promoviendo semanalmente la Geopolitica; Análisis Radial Semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el Programa: el Club de la Pluma, que conduce el periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo. 

Eje Central:

Sigue profundizandose el conflicto entre Atlantistas (EEUU y socios) y Continentalistas (China y sus socios)

AUDIO

Carlos Pereyra Mele, inicia la última columna del año, expresando un sincero y merecido homenaje al Club de La Pluma y a su director, Norberto Ganci, quienes desde hace 16 años permiten a Dossier Geopolítico transmitir su visión mundial desde el sur de América, desde este hábitat y lugar de convivencia diaria, con unas reflexiones propias, profundas y diferentes a las poderosas potencias centrales, quienes usan sus medios de prensa como herramientas de poder, y para disimular su evidente declinación.

Y en nombre de todo este “tanque de Ideas”, despide un año muy productivo en el intercambio y divulgación de todo tipo de ideas y trabajos políticos, educativos, culturales y con conferencias por distintos medios, incluso desde universidades argentinas y brasileras Y siempre independiente de la financiación de cualquier grupo internacional, nacional, económico, o de poder. 

Luego de recordar la continuidad de los daños por la pandemia por el mundo, bastante menores para los países centrales por acaparar recursos y tecnologías, nuestro director se refiere a Afganistán como el hecho geopolítico más importante del año, ante la terrible y espantosa derrota militar completa de Estados Unidos y la OTAN y la apresurada huida tras 20 años de invasión y dominio, donde gastaron más de 2 billones de dólares para dejar un país más desmantelado, destruido y atrasado que antes, y sin asumir las características de una derrota que confirmó las caídas de sus potestades como centro mundial del poder, alcanzadas en los 90 tras el fin de la URSS, pero que solo mantuvieron por una década. Mientras persisten  tirando de la cuerda, amenazando y ampliando sanciones a los países que considera enemigos, buscando recuperar la vieja hegemonía perdida, y ya imposible de alcanzar. Unas consecuencias que se sintetizan en el fortalecimiento de Rusia y en el creciente éxito del plan geopolítico chino de unificar toda el Asia con parte de Europa y con parte de África. 

Xi Jinping apoya a Putin con las lineas Rojas rusas contra la OTAN/USA

A continuación, Carlos nos detalla dos hechos trascendentales de esta semana. Uno ha sido el apoyo de  Xi Jinping a Putin, respaldando sus exigencias a Biden sobre las líneas rojas rusas contra el avance de la OTAN en el Báltico y en Ucrania. Y el otro punto, que fue el acuerdo entre Rusia y China para comerciar por fuera del sistema bancario occidental “Swift”, lo que desmantelará esta herramienta financiera usada como arma por Washington en su guerra híbrida global, para chantaje y control de países.

Mientras recuerda que se cumple un año del acuerdo del RCEP firmado por China y 15 países asiáticos, ninguneado por la prensa occidental, pero avanzando con notorios resultados, y confirma que lo que hasta hace poco era una guerra entre Armenia y Azerbaiyán, se ha transformado en otro acuerdo estratégico gracias a la mano diplomática de Rusia, que alumbrará aparte de la paz, una línea ferroviaria – comercial de estos países con el resto del continente. Sin duda, son hechos concretos que están produciendo un profundo cambio en todas las estructuras de Asia, y que demuestran el gigantesco retroceso del imperio anglosajón en el mundo. 

Entretanto, en la UE  se agudiza el desconcierto y la división interna, resaltando la decisión de Alemania de no venderle más armas a Ucrania, lo que ha encolerizado a su presidente Selensky que ha vuelto a montar el típico show dramático de las “agresiones rusas”, pero que viene a demostrar que estos países fronterizos son señuelos sacrificables en la estrategia de Occidente, como si fuesen las cartas sin valor de un mazo de naipes global, con el que EEUU se juega el poder, usando y sacrificando a sus aliados.

También nuestro director nos explica al detalle, la bofetada histórica de los anglosajones a Europa por los submarinos australianos que la dejó en estado de somnolencia. Fue el precio de una maniobra para frenar a China con los acuerdos AUKUS Y QUAD, que el posterior acuerdo militar entre Rusia e India ha desmantelado. 

Y por último, Pereyra Mele comenta las elecciones en Chile donde el pinochetismo se juega el poder. Y también los informes occidentales que aseguran que Chile, Brasil y Colombia son los tres países sudamericanos con mayor posibilidad de sufrir profundas desestabilizaciones de todo tipo. Países alineados con Washington y con el neoliberalismo global, lo que indica que tal dependencia no ha servido para mejorar la situación de sus gentes.

 Eduardo Bonugli (Madrid, 19/12//21)

Trabajo Final, Diplomatura en Estudios Estratégicos Chinos Universidad de la Defensa UNDEF Argentina: análisis desde la visión clásica de los geopoliticos atlantistas occidentales y los continentalistas euroasiáticos  Por Carlos Alberto PEREYRA MELE 

Seleccione la consigna N8 La “Ruta de la Seda Marítima o Collar de Perlas” de la apuesta diplomática clave de Política Exterior China y su ambicioso giro hacia el Oeste incluyendo los fundamentos o críticas de la afirmación, su contexto histórico, económico, político y cultural y una reflexión personal. 

El llamado Collar de Perlas es la proyección geopolitica china, que nos permite establecer los gigantescos cambios de los paradigmas que controlan el “sistema mundo” y los “geopoliticos” que se avecinan, desde la conquista del Mundo por los Europeos (S XV-XVI) y muy especialmente desde que Juan Sebastián Elcano realizó la circunnavegación del mundo y lo dejo cerrado dándole a las potencias europeas la superioridad sobre otros continentes al poder colonizarlos, dominarlos y explotarlos, que con la primera y segunda revolución industrial, le permitio establecer su superioridad sobre los conquistados y globalizados según sus cánones políticos, culturales y económicos. Como hemos podido ver en el curso de está Diplomatura; hasta la mitad del S XIX los mercados y el PBI económico mundial seguía estando en Asia (China e India). Solamente recordar por ejemplo: la Ruta del famoso “Galeón de Manila”, La ruta española de México a Filipinas y el comercio con China nos recuerda la importancia que tenia ese mercado para los europeos, pues gran parte de esos productos luego viajaban a toda Europa vía Cadiz y Sevilla. Y que era disputado por todas las potencias navales del viejo continente.

Esto también nos debe poner la centralidad del presente análisis, lo que fue y es el control marítimo y su dominio, para construir poder, y recordar cómo se fue trasladando ese poder de estados-naciones europeos de países, como España y Portugal a Francia e Inglaterra fundamentalmente (especialmente Inglaterra “reina” de los mares desde 1805 -Batalla de Trafalgar- hasta primeras décadas del S XX) y desde 1898 como EEUU surgirá como la “nueva” potencia naval derrotando a España y capturando Cuba, Puerto Rico (en el Caribe), “su” mar mediterraneo, y la Isla de Guam y las Filipinas, en el Pacifico, lo que llevó al gran intelectual argentino de la generación de 1900:  Manuel Baldomero Ugarte (Buenos Aires, 1875 – Niza, 1951) a alertarnos con gran visión a hispanoamérica, sobre el nacimiento de la República Imperial Norteamericana con alcance global y sus consecuencia para los pueblos americanos al sur del río Bravo.

Desde la antigüedad se sabe de la importancia, para las navegaciones rudimentarias que utilizaban los recursos naturales como: corrientes marinas y los vientos, del control de los pasos marítimos y de los sistemas de islas para la logística y abastecimientos de flotas, un caso paradigmático es Gibraltar -que desde 1704 le permite a Inglaterra administrar, regular y controlar el paso del Mar Mediterraneo al Océano Atlántico hasta la fecha o el control del Canal de Suez por parte de Inglaterra que controló durante décadas -el paso del Mar Rojo al Mar Mediterraneo que lo transformó en un lago inglés al mismo o el control del Canal de Panamá que le dio a EEUU (1914) la llave del paso del Atlantico al Pacifico y viceversa, y que con Cuba y Puerto rico lo transformó en un lago norteamericano al Mar Caribe. Pero ese control de pasos marítimos no perdió importancia con el advenimiento de la navegación por el vapor y nuevas fuentes energéticas sino que se incrementó.

Mientras ello ocurría, en el llamado mundo “occidental”, en China se impondría un auto-aislacionismo en el Imperio del Centro a la navegación y expediciones de grandes flotas por diversos motivos, después de los grandes viajes del navegante Zheng He que les permitio llegar al sur del Pacifico, el Océano Índico, al Cuerno de África y el actual Yemen y las costas africanas hasta la altura del canal de Madagascar. Pero China decidió abandonar el tridente de Neptuno y tendría una consecuencia nefasta para su futuro cercano, que llegaría con el llamado “siglo de la Humillación” (1850/1949), invadida con las dos guerras del Opio por Inglaterra y las potencias europeas, y por EEUU y por Japón. Hasta el triunfo de la revolución comunista y la instauración de la República Popular China. Que modificara esa tendencia declinante, de pobreza, de hambrunas, atraso y dependencia del extranjero invasor.

Esto nos lleva a extraer una primera aproximación al tema elegido, que los alcance de la Nueva Ruta de la Seda y del Collar de las Perlas, es justamente una idea geopolitica que saca a China del encierro geográfico que se le impuso y que tienen en cuenta las teoría de los clásicos anglosajones de la Geopolitica como:

A1: Halford John Mackinder -15 de febrero de 1861 – 6 de marzo de 1947- y sus seguidores estadounidenses como Nicholas John Spykman -13 de octubre de 1893 – 26 de junio de 1943- y Almirante Alfred Thayer Mahan, -27 de septiembre de 1840, West Point, Nueva York-1 de diciembre de 1914- Todos estos teóricos del poder naval y el control de las rutas comerciales -Talasocracias o atlantistas-, que se enfrenta a las teorías de los llamados continentalistas. 

A2: como el aleman Karl Ernst Haushofer -Múnich, 27 de agosto de 1869 – Pähl, 13 de marzo de 1946- y de pensadores geopoliticos rusos como Alexander Duguin.

¿Por qué decimos esto?: Vivíamos en un mundo dominado por Estados Unidos pero que de cierto modo estaba organizado por tratados internacionales. Sin embargo, eso se está viniendo abajo. Controlar territorios es un concepto importante para los Estados más poderosos. Eso les brinda poder económico y apoyo militar.

A1: La Teoría de  Mackinder de 1904 que marcó profundamente la geopolítica durante décadas del siglo pasado y que ahora está nuevamente de vuelta. En aquella época, los océanos eran dominados por la marina británica, lo cual era crucial para que una isla como Gran Bretaña sostuviera su gran imperio. Sin embargo, Mackinder pensó que esta situación se encontraba amenazada y fue ahí donde comenzó a profundizar sobre lo que él llamaba el «Heartland» (Corazón de la Tierra) de Eurasia. Mackinder pensó que un área tan extensa y rica, que a la vez podía ser recorrida con un sistema ferroviario, era una zona clave para los países con ansias de poder. «Quien domina el este de Europa, domina Heartland, quien domina Heartland, reina en la ‘Isla del Mundo’, quien domina la ‘Isla del Mundo’, gobierna el mundo entero«, según la teoría de Mackinder. Pero no incluye a China en sus análisis centrales, que vivía el periodo de la humillación (Pero China sus estrategas y geopoliticos si estudiaron está teoría, evidentemente). El continuador estadounidense Spykman de esa teoría no piensa que el heartland, «ese pivote geográfico del mundo», esa centralidad según un enfoque económico-geográfico, se encuentre localizado en Europa central / Rusia sino en una zona periférica, sobre el litoral o sobre una cuenca. Según él, el centro del mundo está compuesto de tierras litorales, las coastlands de Mackinder a las que llama «borde de tierras» o «anillo de tierras» o «borde de cuencas», el rimland.​ Este territorio periférico estaría atrapado entre el corazón europeo (Alemania, Rusia), y los mares tutelados por los ingleses. Pero después de la 2da Guerra Mundial es evidente que se establece la geoestrategia de EEUU en el control y cerco al mundo euroasiático controlado por la ex URSS, al cual en 1949 se incorpora China en ese bloque que debía ser aislado, dividido y contenido. Qué en la práctica geoestratégica, es lo que vemos con el desplazamiento hoy del eje de contención, de Medio Oriente y Europa al Pacifico-Indico desde las administraciones de Obama para aquí? 

A2 Contrario sensu, el continentalismo encabezado por Haushofer teorizaba que su país Alemania, humillado tras la gran guerra, podía formar una gran alianza con Rusia, Persia y Japón y así cortar los tentáculos del poder naval británico. Y luego con la Guerra Fría, por ello Estados Unidos estableció una serie de bases alrededor de los bloques dominados por los soviéticos, desde Alemania hasta Italia, Turquía, Corea del Sur y Japón. Pero en 1991 ese esquema se disolvió con la implosión soviética y con el acuerdo Chino estadounidense de Mao y Nixon. En 1997, el pensador ruso Dugin expresó sus ideas en un libro llamado The Foundations of Geopolitics,  «En geopolítica, hay dos polos absolutos de poder. Está el poder naval, que pertenece a Occidente, y el poder terrestre, que es Rusia. Hay una pelea por controlar Heartland. Como decía Mackinder, quien controla el este de Europa, controla Heartland. Y quien controla Heartland, domina el mundo», dijo en una conferencia en Shanghái. Pero nuevamente esa posición no incorporaba totalmente a China como algo central en este despliegue del nuevo orden mundial multipolar de tres cabezas China, EEUU y Rusia. Y que además lo estamos comprobando, que se manifiesta con el proyecto de la Nueva Ruta de la Seda y el Collar de Perlas que se centra, cada día mas con una alianza mas profunda euroasiática, entre China y Rusia como eje. Y que se expresa en una  gran variedad de proyectos de cooperación, de infraestructura marítima y desarrollo de la cadena de valor centrados en la integración del mercado, y el desarrollo de la cadena de valor  comercial, que otorgaron al gigante asiático el estatus de “potencia global”. Pero también en Acuerdos sobre Seguridad y Defensa

REFLEXIÓN FINAL: Ahora bien: El territorio euroasiático ha sido testigo del crecimiento de un nuevo poder, un nuevo emergente para disputar el control de la región pero de alcance global. Si Mackinder viviera hoy; quizás estaría mas preocupado de las extensas redes ferroviarias, caminos, puentes, túneles, aeropuertos, puertos, gasoductos, oleoductos, etc., que China está construyendo a lo largo de todo el continente. Y su versión naval el Collar de Perlas y que por ejemplo tiene una importancia central El CECP (China Pakistán)  que incluye la modernización de carreteras, ferrocarriles, gasoductos y otros grandes proyectos de infraestructura desde la costa paquistaní del Mar Arábigo hasta la frontera noreste del país, que limita con China.Con el Puerto de Gwadar hacia la región del Golfo Pérsico y Medio Oriente y una posición ventajosa para tener mayor influencia en África, así como en el sur y centro de Asia, evitando el estrecho de Malaca. Otra realidad será con seguridad el nuevo rol de un Yemen estabilizado que será parte fundamental de nexo entre Asia, África y Europa en está red de puertos. Como lo son los acuerdos geoestratégicos de una alianza en gestación Chino-Rusa, que se contrapone a la revisión de la Postura Global del Pentágono, que se anunció el lunes, que señala una postura global y la intención de desarrollar una «capacidad de respuesta global» que abarque no solo el Indo-Pacífico y Europa, sino que también incluya «requisitos de postura duradera» en el Medio Oriente, en África y en América Latina. Por eso, países del «sur global» como el nuestro, nos guste o no, van a quedar en el medio de un escenario global de disputas y confrontaciones entre el «mundo euroasiático» que avanza y los EEUU, en un mundo que se ha achicado dramáticamente y que hoy parece un «vecindario populoso». Un problema de magnitud como el que se nos presenta, que además desconocemos está nueva realidad: como la reciente Asociación Económica Regional Integral o RCEP, o el Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras – BAII o la cada vez mas poderosa Organización de Cooperación de Shanghai (OCS), para no dejarnos alinear tipo manu militari o tratando de responder a todas las presiones simultáneamente. todas son acciones de naturaleza Geoestratégica, y no se pueden pensar y resolver sin tener presente este escenario global en que nos encontramos. Pero también los tiempos difíciles son también tiempos de oportunidades.

Por ello consideramos que 5 siglos de dominio absoluto occidental y en especial anglosajón han llegado a su fin”…y se abre un abanico de nuevas oportunidades como también de desafíos de gran calado a los pueblos del Sur y a nuestro subcontinente suramericano por encima de idiologismo que nos atosigan y nos confunden.

Lic. Carlos Alberto Pereyra Mele

Director de Dossier Geopolitico

Córdoba, Argentina, Diciembre de 2021 

Fuentes: Diccionario latinoamericano de seguridad y geopolítica. Coautor Editorial Biblos 2009 – Artículos propios y periodísticos Extranjeros

Los estrechos desde la Antiguedad hasta la actualidad siguen siendo el Control de la navegacion

CURSO PESA 2021 AQUI PROGRAMA DE LA DIPLOMATURA SOBRE ESTUDIOS ESTRATEGICOS DE CHINA UNDEF ARGENTINA

Los halcones de Washington flotan para expulsar a Rusia de SWIFT, pero la incipiente alianza geoeconómica de Moscú con Beijing mantendrá el flujo de dinero

Pepe Escobar 16 de diciembre de 2021

Xi Jinping y Vladimir Putin pasaron una hora y 14 minutos en una conversación por video el miércoles. Geopolíticamente, allanando el camino para 2022, este es el que realmente importa, mucho más que Putin-Biden hace una semana.

El secretario de prensa del Kremlin, Dmitry Peskov, quien generalmente mide cuidadosamente sus palabras, había insinuado anteriormente que este intercambio sería «extremadamente importante».

Era obvio que los dos líderes no solo intercambiarían información sobre el gasoducto Power of Siberia 2. Pero Peskov se refería a la geopolítica del horario de máxima audiencia: cómo Rusia-China coordinarían sus contragolpes contra el combo guerra híbrida / Guerra Fría 2.0 desplegado por Estados Unidos y sus aliados.

Si bien no se esperaban filtraciones sustanciales de la 37a reunión entre Xi y Putin desde 2013 (se volverán a encontrar en persona en febrero de 2022, al comienzo de los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing), el asistente del presidente de Política Exterior Yuri Ushakov logró Entregue sucintamente al menos dos bits importantes de información.

Estos son los aspectos más destacados de la convocatoria:

Moscú informará a Pekín sobre el progreso, o la falta del mismo, en las negociaciones con Estados Unidos / OTAN sobre garantías de seguridad para Rusia.
Beijing apoya las demandas de Moscú a EE.UU. / OTAN por estas garantías de seguridad.
Putin y Xi acordaron crear una "estructura financiera independiente para las operaciones comerciales que no podrían ser influenciadas por otros países". Fuentes diplomáticas, extraoficialmente, dicen que la estructura puede ser anunciada por una cumbre conjunta a fines de 2022.
Hablaron de la “Cumbre por la Democracia” organizada por Biden, concluyendo que era contraproducente e impuso nuevas líneas divisorias. 

De todo lo anterior, el tercer punto es el que realmente cambia las reglas del juego: ya se está trabajando desde hace algunos años, y está ganando un impulso definitivo después de que los halcones de Washington del tipo Victoria Nuland presentaran recientemente la idea de expulsar a Rusia de SWIFT, la vasta red de mensajería utilizada por los bancos y otras instituciones financieras para realizar instrucciones de transferencia de dinero, como el paquete de sanciones definitivo para la no invasión de Ucrania.

Putin y Xi discutieron una vez más uno de sus temas clave en las reuniones bilaterales y BRICS: la necesidad de seguir aumentando la participación del yuan y el rublo en acuerdos mutuos, sin pasar por el dólar estadounidense, y abriendo nuevas vías bursátiles para los inversores rusos y chinos.

Pasar por alto un mecanismo SWIFT «influenciado por terceros países» se convierte en una necesidad. Ushakov lo expresó diplomáticamente como «la necesidad de intensificar los esfuerzos para formar una infraestructura financiera independiente para dar servicio a las operaciones comerciales entre Rusia y China».

Las empresas energéticas rusas, desde Gazprom hasta Rosneft, saben todo lo que hay que saber no solo sobre las amenazas estadounidenses, sino también sobre los efectos negativos del tsunami de dólares estadounidenses que inundó la economía mundial a través de la flexibilización cuantitativa de la Fed.

Este impulso Rusia-China es otra dimensión más del poder geoeconómico, geoestratégico y demográfico que se desplaza rápidamente hacia Eurasia y posiblemente presagia el advenimiento de un nuevo sistema mundial relacionado con otros asuntos que Putin-Xi ciertamente discutió: la interconexión de la Franja y la Ruta con la Unión Económica Euroasiática (EAEU), el alcance ampliado de la Organización de Cooperación de Shanghái (SCO) y la próxima presidencia china de BRICS en 2022.

Estados Unidos, con una deuda de 34 billones de dólares, el 236% de su PIB militarizado, está prácticamente en bancarrota. Rusia-China ya ha experimentado con sus sistemas de pago alternativos, que inevitablemente se integrarán.

Los bancos más importantes de ambos países adoptarán el sistema, así como los bancos de Eurasia que hacen negocios con ellos, y luego vastas franjas del Sur Global. SWIFT, a largo plazo, se utilizará solo en casos excepcionales si China y Rusia se salen con la suya.

MAIDAN REDUX

Ahora el corazón del rompecabezas geopolitico.

Ushakov confirmó que la Federación de Rusia ha presentado propuestas sobre garantías de seguridad a Estados Unidos. Como el propio Putin había confirmado incluso antes de hablar con Xi, se trata de «seguridad indivisible»: un mecanismo que ha sido consagrado en todo el territorio de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa desde una cumbre de 1975 en Helsinki.

Como era de esperar, bajo las órdenes de los poderes fácticos, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ya lo rechazó.

Tanto Xi como Putin identifican claramente cómo el Equipo Biden está desplegando una táctica de polarización estratégica bajo el viejo divide y vencerás. La ilusión en juego es construir un bloque pro-estadounidense – con participantes que van desde el Reino Unido y Australia hasta Israel y Arabia Saudita – para «aislar» Rusia-China.

Eso es lo que se esconde detrás de la narrativa que estalló estruendosamente sin parar en todo Occidente, a la que también estaba vinculada la Cumbre para la Democracia de Biden. Taiwán está siendo manipulado contra Pekín, mientras que Ucrania está siendo literalmente armada contra Rusia. La «agresión de China» se encuentra con la «agresión de Rusia».

Beijing no ha caído en la trampa, pero ha afirmado en diferentes niveles que Taiwán eventualmente se integrará en la patria continental, sin ninguna «invasión» ridícula. Y la ilusión de que la presión estadounidense masiva conducirá a grietas dentro del Partido Comunista Chino probablemente también esté generando tracción cero.

Ucrania es una propuesta mucho más volátil: una pesadilla disfuncional de inestabilidad sistémica, corrupción generalizada, turbios enredos oligárquicos y pobreza.

Washington todavía sigue el plan Maidan elaborado por Zbigniew Brzezinski y presentado para el distribuidor de galletas Nuland en 2014. Sin embargo, siete años después, ningún «estratega» estadounidense logró entender por qué Rusia no invadió Ucrania, que ha sido parte de Rusia durante siglos.

Para estos «estrategas», es imperativo que Rusia se enfrente a un segundo Vietnam, después de Afganistán en la década de 1980. Bueno, no va a suceder porque Moscú no tiene ningún interés en «invadir» Ucrania.

Se vuelve más complicado. El miedo final, dictar toda la política exterior de Estados Unidos desde principios del sglo 20 º es la posibilidad de Alemania de alzarse con una nueva versión de 1887 Tratado de Reaseguro de Bismarck con Rusia.

Agregue China a la combinación y estos tres actores podrán controlar casi toda la masa continental euroasiática. Actualizando Mackinder, Estados Unidos se convertiría en una isla geopolíticamente irrelevante.

Putin-Xi puede haber examinado no solo cómo las tácticas de guerra híbridas imperiales contra ellos se tambalean, sino también cómo las tácticas están arrastrando a Europa hacia el abismo de la irrelevancia.

Para la UE, como señala el ex diplomático británico Alastair Crooke, el equilibrio estratégico es un desastre: “La UE virtualmente ha roto sus relaciones con Rusia y China, al mismo tiempo. Los halcones de Washington lo querían. Un ‘Brzezinski europeo’ sin duda habría aconsejado a la UE de otra manera: nunca pierdas a ambos a la vez, nunca eres tan poderoso ”.

No es de extrañar que el liderazgo en Moscú-Beijing no pueda tomar en serio a nadie en Bruselas, ya sea una variedad de chihuahuas de la OTAN o la espectacularmente incompetente Ursula von der Leyen en la Comisión Europea.

Un débil rayo de luz es que París y Berlín, a diferencia de la Polonia rusófoba y la franja báltica, al menos prefieren tener algún tipo de negociación con Moscú sobre Ucrania en lugar de imponer sanciones adicionales.

Ahora imagine al ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, explicando el ABC de la política exterior a una despistada Annalena “Grune” Baerbock, que ahora se hace pasar por ministra de Relaciones Exteriores de Alemania y muestra una nueva mezcla de incompetencia y agresividad. De hecho, hizo la llamada telefónica.

Lavrov tuvo que explicar meticulosamente las consecuencias de la expansión de la OTAN; el acuerdo de Minsk; y cómo Berlín debería ejercer su derecho a presionar a Kiev para que respete a Minsk.

No se deben esperar filtraciones al respecto de Ushakov. Pero es justo imaginar que con «socios» como Estados Unidos, la OTAN y la UE, Xi y Putin deberían concluir que China y Rusia ni siquiera necesitan enemigos.

16 años promoviendo semanalmente la Geopolitica; Análisis Radial Semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el Programa: el Club de la Pluma, que conduce el periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo. 

Eje Central:

Sigue profundizandose el conflicto entre Atlantistas (EEUU y socios) y Continentalistas (China y sus socios)

AUDIO

El director de Dossier Geopolítico, Carlos Pereyra Mele, en su columna de geopolítica del Club de La Pluma, comenta la actuación en esta semana del anciano presidente de EEUU, en dos “show mediáticos”. Uno de ellos, su Cumbre por la Democracia, con la presencia de dictaduras, estados  incumplidores de los derechos humanos y subversivos a las resoluciones de la ONU, “aunque amigos”. Y la videoconferencia con Putin, anunciada como “un mano a mano”, pero donde solo el ruso cumplió con el desafío, ya que Biden necesitó de 4 asesores para hacerle frente y ni así logró moverle un pelo al euroasiático.

Aunque para Carlos, la única gran noticia que hay, no es otra que EEUU ha reconocido con esta reunión que Rusia es un jugador de primer nivel mundial, que es parte del poder multipolar junto a China y que es una potencia en ascenso a pesar de la implosión de URSS en 1991, que dejó entonces la hegemonía mundial en manos del imperio norteamericano. Un poder que apenas pudo conservar por una década, en la que desmembró aquella potencia en 19 estados ingobernables, Ucrania incluida, pero donde hoy ha resurgido Rusia, para compartir el poder global y desnudar el fracaso y la decadencia de Occidente, en solo 30 años

Y entrando en geopolítica, reitera que los famosos cinco siglos de dominio occidental están llegando a su fin, lo que evidencia el fracaso de su estrategia de impedir que el mundo euroasiático, específicamente Rusia y China, se unifican y pudieran desarrollar todas sus potencialidades, siempre con conflictos creados por sus inteligencias, que también utilizaron, según coyuntura, a algún país europeo para impedir una alianza rusa europea, tanto en la guerra fía como en la actualidad. Y nos analiza cómo aquel poder absoluto sobrevenido en 1991 le llevó a EEUU a creerse dueño absoluto del mundo, del poder militar y del sistema económico, lo que a la postre lo debilitó profundamente. Porque las naciones asiáticas fueron tan arrinconadas por Occidente con una infernal panoplia de sanciones, de guerras comerciales, de obstáculos, de amenazas, etc., que el resultado fue el inverso al buscado, provocando que, ante tanta adversidad, las relaciones ruso chinas se profundizará en lo comercial, en lo económico y en todos tipo de aspectos, pero sobre todo en la geoestrategia de formar un bloque de poder mundial que ya ha salido a la luz. Todo un cambio geopolítico profundo y trascendente, que fue anticipado y advertido por nuestro director durante años, en esta columna y en otros medios alternativos.

Y nos detalla el gran avance de Eurasia, con su Ruta de la Seda china, con el Collar de Perlas, con la Asociación de Cooperación de Shanghái, con el acuerdo del mayor Tratado de Libre Comercio del mundo el RECEP con 15 países asiáticos que incluyen a Japón y Corea del Sur. El nuevo sistema ferroviario China – Laos que llegará a Singapur y a Vietnam, de los tratados comerciales, estratégicos, económicos y militares con Irán (siempre ninguneado, olvidado y castigado por Occidente) y… del trascendental acuerdo firmado el 6 de diciembre pasado entre la Federación Rusa con India para  potenciar la industria militar, el comercio y la colaboración en defensa, que rompe la estrategia de la OTAN  con sus tratados del QUAD y AUKUS. Mientras que Emiratos Árabes rompe su alianza con Arabia Saudita y crecen los indicios del triunfo de los hutíes en la guerra del Yemen contra los saudíes, apoyados por Israel y armados por los atlantistas.

Y Carlos finaliza la columna en Sudamérica, con los datos de la CEPAL que muestran que el  35% del comercio regional es con China, mientras que con EEUU apenas alcanza al 15% además de concentrarse en México, Colombia y Las Guayanas, y con la salvedad de que en los países ideológicamente más cercanos a Washington, la relación comercial con China sigue creciendo.

Y reflexiona con que los cambios que se avecinan con esta realidad son profundisimos y obligan a analizar seriamente el escenario para tomar decisiones importantes y acertadas en relación al presente y al futuro.

Eduardo Bonugli (Madrid 12/12/21)

TROPAS RUSAS EN INDIAS EN MANIOBRAS MILITARES
S400 RUSOS VENDIDOS A LA INDIA A PESAR DE LAS AMENAZAS DE SANCIONES POR EEUU

GEOPOLÏTICA – El 6 de octubre en Nueva Delhi se produjo la cumbre entre Putin y Modi, que alumbró la «Asociación para la Paz, el Progreso y la Prosperidad», que Rusia e India acordaron en un documento de 99 puntos, que tal vez sea uno de los sucesos diplomáticos mas relevantes en lo que va del siglo XXI, porque puede cambiar el juego geoestratégico global, potenciando y consolidando el nuevo orden multipolar. Sin embargo, poco se ha hablado sobre este evento y muy pocos comentarios sobre su importancia y trascendencia.

Este articulo hace un reflexivo análisis sobre el tema que merece la atención de ustedes, y el estudio detenido de los vectores que resultan de su proposición porque nos da la posibilidad de observar el flujo de las dinamicas geopoliticas, que no son blanco o negro, sino que admiten diversos matices. En mi opinión Rusia está llevando adelante una diplomacia muy sutil y delicada, muy pensada como en un juego de ajedrez, que para mi cuenta con la aquiescencia o consentimiento de la República Popular China con quien está convergiendo en una alianza estratégica. A. Mitre para Dossier Geopolitico

La Cumbre Putin-Modi: ¿Un cambio de juego geoestratégico global? Una alianza de equilibrio 

Andrew Korybko 10 de diciembre Global Research

La alianza de «equilibrio» de facto entre Rusia e India a nivel hemisférico que se acordó durante la Cumbre Putin-Modi de esta semana es uno de los desarrollos diplomáticos más importantes de este siglo hasta ahora. Es verdaderamente un cambio de juego geoestratégico global debido al papel insustituible que pretende desempeñar en la actual Nueva Guerra Fría entre Estados Unidos y China.

La cumbre de importancia mundial

La visita del presidente ruso Putin a Nueva Delhi para reunirse con el primer ministro indio Modi fue un acontecimiento que cambió las reglas del juego desde el punto de vista geoestratégico en el contexto de la Nueva Guerra Fría en curso. La “Asociación para la Paz, el Progreso y la Prosperidad” que ambas partes acordaron equivale a una alianza de facto en todo menos en el nombre y se basa en su “Tratado de Paz, Amistad y Cooperación” de 1971 de hace exactamente medio siglo. Este documento de 99 puntos tiene como objetivo alinear los actos de «equilibrio» de ambas grandes potencias en todo el hemisferio oriental para optimizar al máximo su impacto en la configuración de la dinámica del orden mundial multipolar emergente. Se puede considerar como uno de los desarrollos diplomáticos más importantes de este siglo hasta el momento y probablemente seguirá siendo relevante durante décadas.

Informe de antecedentes

El autor esboza los contornos de sus grandes estrategias complementarias en las siguientes piezas: 16 de mayo de 2020: «Las perspectivas de Rusia e India liderando conjuntamente un nuevo movimiento de países no alineados» – 17 de febrero de 2021: «Por qué los realistas estructurales se equivocan al predecir que Rusia ayudará a Estados Unidos contra China» – 7 de octubre de 2021: “Hacia la bi-multipolaridad”Lo que viene a continuación es un resumen simplificado de la información compartida anteriormente.

Actos complementarios de «equilibrio»

Básicamente, tanto Rusia como India aspiran a «equilibrar» las consecuencias de la Nueva Guerra Fría principalmente entre Estados Unidos y China, aunque hasta ahora lo han estado haciendo de diferentes maneras: Rusia se alineó más cerca de China mientras que India hizo lo mismo con Estados Unidos. Las sospechas mutuas sobre la gran intención estratégica de cada uno que esto provocó se resolvieron finalmente a principios de este año. Rusia e India se dieron cuenta de que pueden hacer más si coordinan sus políticas. Esto explica la cláusula 93 de su pacto de asociación reafirmado que declara que «Las partes acordaron explorar áreas de cooperación mutuamente aceptables y beneficiosas en terceros países, especialmente en Asia Central, Sudeste Asiático y África».

El «NEO-NAM»

Esa política equivale informalmente a un intento de organizar una red hemisférica de estados «no alineados» que comparten el interés de Rusia e India en el «equilibrio» entre Estados Unidos y China. En otras palabras, es el prototipo del «Neo-NAM» sobre el que el autor escribió en mayo de 2020 para la revista oficial del Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú (MGIMO, que está a cargo del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia). Como explicó en la publicación militar India Force hace dos meses, esto tiene como objetivo permitir que ambas grandes potencias se adapten de manera flexible a las circunstancias geoestratégicas en constante cambio de la Nueva Guerra Fría a través de lo que se describe como su visión de «bi-multipolaridad».

La ley de «equilibrio» indo-chino de Rusia

Es crucial aclarar que Rusia no tiene intenciones de infringir los intereses de China, incluso si algunos en la India desearían secretamente que lo hiciera o al menos pudiera ser engañado para hacerlo. Más bien, la Gran Potencia euroasiática entiende que tiene la responsabilidad de desempeñar un papel insustituible en la gestión pragmática de las tensiones entre sus compañeros BRICS y SCO para contrarrestar los incesantes intentos de Estados Unidos de dividirlos y gobernarlos. Moscú parece haber aceptado que si esta rivalidad no desaparece por algún tiempo, entonces el Kremlin debe buscar asegurarse de que no conduzca a otro conflicto similar al de Galwan que podría escalar a una guerra convencional total en el peor de los casos.

«Diplomacia Militar»

Con esto en mente, Rusia está practicando lo que se puede describir como “diplomacia militar” o el uso de medios militares para lograr fines políticos. En este caso, se trata de exportar armas igualmente estratégicas y de alta calidad a los rivales China e India para mantener el equilibrio de poder entre ellos con miras a alentarlos posteriormente a resolver sus disputas por medios políticos en lugar de militares. Esto contrasta con la práctica estadounidense de la «diplomacia militar», que intenta dar a su socio preferido en cualquier par de rivales la ventaja militar para alentar intentos agresivos de resolver las disputas existentes de manera unilateral en lugar de a través de una serie de compromisos políticos

RIC

El cálculo del Kremlin es que si la India se va a armar hasta los dientes de todos modos, entonces es mejor que lo haga con armas rusas que con las estadounidenses. Si bien, es comprensible que China se sienta incómoda con el aumento militar masivo de la India, parece preferir discretamente que Rusia la ayude a que sea Estados Unidos, si parece inevitable. Eso, a su vez, podría permitir a Moscú gestionar de forma más eficaz la perniciosa influencia de Washington de dividir y gobernar sobre Nueva Delhi y, con suerte, estabilizar los asuntos euroasiáticos. La prueba de este concepto en la práctica se vio a fines del mes pasado durante la reunión de Ministros de Relaciones Exteriores Rusia-India-China (RIC) que se llevó a cabo a pesar de las tensiones existentes entre China y la India, probablemente debido al papel mediador de Rusia

Nuevas dinámicas de la Guerra Fría

China no cree en plantear opciones de suma cero a sus socios como lo hace EE. UU., Pero se verá cada vez más obligada por la dinámica hipercompetitiva de la influencia estadounidense de la Nueva Guerra Fría a aceptar que se está presionando a terceros países para que elijan entre Beijing. y Washington. Esto podría colocar a esos estados en posiciones muy desafiantes ya que su cooperación con China es mutuamente beneficiosa, pero también temen la ira de la Guerra Híbrida de los EE. UU. si no se someten a las demandas de EE. UU. de distanciarse de la República Popular, como lo demuestra el alto perfil. ejemplo que Washington está tratando de hacer con Etiopía después de su negativa en principio a hacerlo.

La «válvula de presión» geopolítica

Lo que se necesita con urgencia es una «válvula de presión» para proporcionar a esos países la llamada «tercera opción» mediante la cual, con suerte, puedan lograr un equilibrio entre ambas superpotencias sin ofender inadvertidamente a una u otra. Ahí radica la gran importancia estratégica del Neo-NAM que el autor propuso que fuera liderado conjuntamente por Rusia e India. El primero mencionado se percibe como cercano a China, mientras que el segundo se considera más cercano a los EE.UU., Sin embargo, han demostrado su autonomía estratégica a través de la última Cumbre Putin-Modi. Rusia continúa armando a India hasta los dientes a pesar de las preocupaciones de China, mientras que India continúa comprando armas rusas a pesar de las amenazas de sanciones de Estados Unidos por hacerlo.

Alcance hemisférico

Su declaración de intención de cooperar en terceros países de Asia central, el sudeste asiático y África involucra significativamente los mayores escenarios de rivalidad en la Nueva Guerra Fría entre Estados Unidos y China y, por lo tanto, puede permitir que estas dos Grandes Potencias optimicen al máximo su complementariedad en todo el hemisferio «. actos de «equilibrio». También existe la posibilidad de que amplíen su cooperación para incluir a Asia Occidental teniendo en cuenta las estrechas relaciones que ambos disfrutan con Irán, Israel y los Emiratos Árabes Unidos. Cuando uno recuerda que también se comprometieron a trabajar más juntos en las regiones del Ártico ruso y el Lejano Oriente, se puede ver que su alianza de «equilibrio» de facto realmente abarca todo el hemisferio oriental.

La dimensión europea

Si bien puede que no tenga un gran impacto directo en Europa en Eurasia occidental, sí tiene uno muy influyente en lo que respecta a sus consecuencias indirectas. El Corredor de Transporte Norte-Sur (NSTC) entre ellos a través de Irán y Azerbaiyán tiene como objetivo facilitar el comercio UE-India a través de Rusia, mientras que la posible expansión del Corredor Marítimo Vladivostok-Chennai (VCMC) para incluir la Ruta del Mar del Norte (NSR) a través del Ártico. para conectar los océanos Atlántico y Pacífico podría lograr este fin económico a través de medios marítimos para complementar el componente continental del NSTC.

Hacia un «Pacto de no agresión» ruso- estadounidense

Algunos escépticos podrían cuestionar la viabilidad política de que Rusia facilite el comercio entre la UE y la India (ya sea por vía continental o marítima) considerando las intensas tensiones entre Moscú y Occidente, pero es aquí donde deberían contemplar la intención detrás de las dos últimas Cumbres Putin-Biden. Su objetivo es regular responsablemente su rivalidad para que finalmente puedan llegar a un llamado «pacto de no agresión». Este resultado sería mutuamente beneficioso, ya que le permitiría a EE. UU. redirigir más de sus recursos militares y de otro tipo al «Indo-Pacífico» para «contener» a China de manera más agresiva, mientras se restablecen las relaciones entre la UE y Rusia para mejorar las economías en dificultades de los demás.

La facción anti rusa del «Estado Profundo» estadounidense

Este escenario sigue dependiendo de la capacidad de la Administración Biden para administrar la facción anti-rusa de las burocracias militares, de inteligencia y diplomáticas permanentes de los EE. UU. («Estado profundo») que están tratando de sabotear el esperado «pacto de no agresión» de estos dos mediante el aprovechamiento su red de influencia en los países bálticos Polonia y Ucrania para provocar otra crisis Este-Oeste. En este momento, su rival (la facción anti china), anticipo es predominante con respecto a la formulación de la gran estrategia de Estados Unidos, como lo evidenciaron las dos últimas Cumbres Putin-Biden. Este cambio en la dinámica del «estado profundo» de EE. UU. fue el legado más perdurable del expresidente estadounidense Trump y fue heredado por Biden, como se acaba de argumentar.

Pensamientos concluyentes

Volviendo al tema de este análisis, la alianza de «equilibrio» de facto entre Rusia e India en todo el hemisferio que se acordó durante la Cumbre Putin-Modi de esta semana es uno de los desarrollos diplomáticos más importantes de este siglo hasta el momento. Es verdaderamente un cambio de juego geoestratégico global debido al papel insustituible que pretende desempeñar en la actual Nueva Guerra Fría entre Estados Unidos y China. Es de suma importancia que los observadores reconozcan esta realidad emergente a fin de formular las políticas más efectivas para que sus países se adapten a ella. El eje ruso-indio es ahora uno de los más importantes del mundo y probablemente lo seguirá siendo durante décadas, quizás incluso durante el resto del siglo XXI.