Por Javier Benítez

Arabia Saudí decidió romper la baraja. Tras ver frustrado su objetivo de renovar el pacto OPEP+ al que condicionó a un recorte mayor en la producción de petróleo a partir del 1 de abril, resolvió dar un paso temerario y anunció un incremento en su producción y una rebaja sustancial en el precio del barril en un intento de golpear a Rusia.

AUDIO: https://mundo.sputniknews.com/popup/radio/?audio_id=28294835

Rusia estaba de acuerdo en renovar el pacto vigente sin mayores recortes, pero Arabia Saudí no lo aceptó, y arremetió con una medida agresiva y que contradice sus propias iniciativas: quería pactar una extensión del acuerdo con más recorte, y termina resolviendo, no sólo aumentar la producción, sino además bajar el precio del barril.

Entonces, se desató la debacle. El precio del barril, las bolsas, y las monedas de varios países se derrumbaron. Sin mencionar la propia caída al máximo de lo permitido del precio de las acciones de la petrolera Saudí Aramco.

Pero sobre todo, una decisión que pretendía ser un golpe contra Rusia, terminó siendo un hachazo en los riñones de la industria petrolera de EEUU, ‘el socio’ de Arabia Saudí. De tal envergadura fue el palazo que fulminó uno de sus planes estratégicos de la industria: EEUU debió suspender una venta planeada de crudo de su Reserva Estratégica como consecuencia de la acción de Arabia Saudí.

Una venta cuyo objetivo era generar ingresos para mantener y actualizar las instalaciones de la reserva. Pero Arabia Saudí le hizo jaque mate a esta venta, y posiblemente a la industria del fracking, que es inviable con unos precios por debajo de los 50 dólares el barril.

“Arabia Saudí ha jugado con fuego y creo que se va a terminar quemando”, señala al respecto Carlos Pereyra Mele, director de Dossier Político, un think tank de ideas geopolíticas que analiza el mundo desde Suramérica.

Al indicar que se trató de una decisión unilateral de Riad por encima de todos los demás miembros de la OPEP, el analista puso el foco en que el 80% del PIB del país árabe deriva precisamente de su exportación de petróleo.

“Parece que se ha pegado un tiro en el pie, y además esto le ha causado un serio problema a su principal socio estratégico y sostenedor en Medio Oriente que es EEUU porque le ha afectado una estrategia en la que ya lleva varios años y que le ha costado muchos problemas internos y que es el esquisto, esta forma de extracción que es muy agresiva”, apunta el experto.

Pereyra Mele incide en que toda esa inversión y ese trabajo que EEUU ha venido desarrollando con el fracking hoy se ven tirado por la borda debido a esta decisión unilateral de Arabia Saudí. “Le hace prácticamente imposible desde el punto de vista económico a EEUU mantener esa producción con esa metodología. Por lo tanto vemos que hay un efecto boomerang muy grande sobre sus propios aliados y esto va a traer consecuencias”, remacha.

Rusia saldrá adelante

En este contexto, el presidente de Rusia, Vladímir Putin enfatizó que Rusia atravesará con dignidad los actuales avatares de la economía global provocados por este movimiento de Arabia Saudí y la irrupción en escena del coronavirus, al indicar que las potencias mundiales buscan cualquier oportunidad para ‘contener’ a Rusia.

“En realidad, la llamada política de contención se ha aplicado desde hace mucho tiempo, todos lo sabemos bien, y quienes lo hacen hablan abiertamente sobre ello sin ceremonias. Esperan que cometamos un error en algún lugar o nos resbalemos, que perdamos la orientación o, lo que es peor, que nos atasquemos en conflictos internos que a veces se calientan, se nutren e incluso se financian desde el exterior”, sentenció Putin en un discurso ante la Duma del Estado.

“Todo el mundo sabe que Rusia está preparada, no por este caso, sino por alguna otra circunstancia política internacional, geopolítica, o algún conflicto serio de que bajaran los valores de los commodities, en este caso de los hidrocarburos, y que tiene un colchón de reserva para seguir manteniendo su producción y los contratos que había establecido”, concluye Carlos Pereyra Mele.

Publicado en: https://mundo.sputniknews.com/radio_que_pasa/202003111090751155-arabia-saudi-petroleo/

Análisis semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo

Club de la Pluma: Arte, Ciencia, Cultura, Derechos Humanos, Geopolítica, Deuda Externa, Relatos, Cuentos, Educación, Opinión, Editorial, Efemérides, Comunidades Originarias, Filosofía Y Mucho Más…

TEMA:

  • Los juegos a varias bandas del neo otomanismo de Turquía con Erdogan
  • EEUU abandonado la zona y dejando el caos
  • Turquía y su relación con el terrorismo islámico y su participación en Libia
  • Turquía y su responsabilidad en el caso de Idlib ocupada por los terrorista, firma del “acuerdo” alcanzado con rusia, para dividir la zona en cuestión.
  • El conflicto afgano en un nuevo vuelco de la historia con el acuerdo alcanzado por EEUU y los Talibanes luego de años de guerra. Un nuevo Vietnam (?)
  • Las cortinas de humo del Coronavirus que oculta la alta posibilidad de una nueva crisis de los mercados mundiales peor que los del 2008
  • Coronavirus una guerra bacteriológica que afecta a los países que firmaron acuerdos profundos con China Irán e Italia
  • Los tanques de Ideas de EEUU plantean un panorama complicado para las realidades internacionales por parte de EEUU.
AUDIO:

Un excelente artículo de Bhadrakumar sobre el mundo posoccidental que se vislumbra en el foro noratlantista de la Conferencia de Seguridad de Múnich celebrada en la ciudad bávara hace 10 días. Conceptualmente en la misma dirección, va el artículo de Jalife Rahme aparecido en Sputnik el 21/02 titulado “Mundo posoccidental de la Conferencia de Seguridad de Múnich contra China y Rusia”, La conferencia mostró la fractura de EEUU con Francia y Alemania y la pérdida de rumbo de la OTAN. Sugerente fue el comentario del embajador alemán Wolfgang Ischinger, uno de los jerarcas de la Conferencia , “podemos entonces estar al borde de la era posoccidental, en la que actores no-occidentales reconfiguran los asuntos internacionales, seguido aun en detrimento de precisamente aquellos marcos multilaterales que formaron el cimiento del orden internacional liberal desde 1945”.  Sin dudas el centro de gravedad económico y político en el orden mundial y la ecuación de poder resultante se está alejando inexorablemente de occidente. A. Mitre Dossier Geopolitico

Un mundo que ya no está formado por las potencias atlánticas por M. K. BHADRAKUMAR

La conferencia anual de seguridad de Munich la semana pasada (14-16 de febrero) resultó ser un evento icónico, comparando con el que se celebró en la misma ciudad bávara el 10 de febrero de 2007, donde en un discurso profético el presidente ruso Vladimir Putin había criticado al mundo orden caracterizado por la hegemonía global de los Estados Unidos y su “uso casi incontenible de la fuerza en las relaciones internacionales”.

Si el discurso de Putin en Munich fue profético sobre una nueva Guerra Fría entrante y el aumento de las tensiones en las relaciones de Rusia con Occidente, trece años después, en el evento de la semana pasada, fuimos testigos de los lazos transatlánticos que se desarrollaron a través de las dos guerras mundiales en El siglo pasado y florecido en un sistema de alianza de pleno derecho han llegado a una encrucijada.

Grietas profundas han aparecido en la relación transatlántica. En un discurso de apertura extraordinario, el presidente alemán Frank-Walter Steinmeier, una excelencia de la diplomacia europea, acusó a Washington de “rechazar la idea de una comunidad internacional”.

Steinmeier reconoció que no hay retorno a los días felices de una estrecha asociación transatlántica, ya que Europa y los Estados Unidos se están alejando el uno del otro. Advirtió: “Si el proyecto europeo falla, las lecciones de la historia alemana se pondrán en tela de juicio”.

Dicho esto, Steinmeier tampoco defendió que Europa pudiera hacerlo solo. Más bien, “solo una Europa que pueda y quiera protegerse de manera creíble podrá mantener a los Estados Unidos en la alianza”.

Pero lamentó que “Europa ya no es tan vital para los EE. UU. Como solía ser … Debemos protegernos de la ilusión de que el interés cada vez menor de los Estados Unidos en Europa se debe únicamente a la administración actual … Porque sabemos que este cambio comenzó hace un tiempo y continuará incluso después de esta administración “.

El tema de la independencia europea (Europa convirtiéndose en un poder soberano, estratégico y político) fue también el leitmotiv de un discurso del presidente francés Emmanuel Macron, quien trajo un dinamismo raro al debate europeo, luchando enérgicamente por una política exterior y de seguridad europea común. Los responsables políticos alemanes han firmado un amplio acuerdo con la idea de Macron de que Europa debe hacerse cargo de su propio destino.

En contraste, el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, había insistido anteriormente en que la conversación sobre la desaparición de Occidente es “extremadamente exagerada” y, de hecho, “Occidente está ganando”. Estamos ganando colectivamente. Lo estamos haciendo juntos “.

Mientras tanto, dos subtramas que siguieron apareciendo en las discusiones fueron, una, la relevancia continua del multilateralismo en el sistema internacional y, dos, una profunda ansiedad por el entorno de seguridad global actual.

Steinmeier enmarcó las preocupaciones con dureza, diciendo: “La idea de comunidad internacional no está pasada de moda”, y agregó que “retirarse a nuestros depósitos nacionales nos lleva a un callejón sin salida, a una edad oscura”.

En general, estos fuertes intercambios entre los europeos y algunos de la delegación estadounidense confirmaron, más que nunca, la debilidad y la desunión de Occidente. Un informe en el Político con fecha de Munich señaló: “Las dos partes no están muy separadas en las grandes preguntas que enfrenta Occidente (amenazas de Rusia, Irán, China), están en universos paralelos”.

Una cuestión importante que dividió a Munich fue China. Ni Pompeo ni el secretario de Defensa, Mark Esper, dejaron ninguna duda de que Washington considera que China es una fuerza nefasta en el mundo, que representa una amenaza significativa a largo plazo. Pero esa opinión no es compartida por muchos países de la UE. La pregunta subyacente es qué postura debería adoptar la alianza occidental hacia China, que es fundamental y tiene consecuencias de largo alcance. Europa está profundamente preocupada por las consecuencias que el rechazo de Beijing tendría sobre el comercio y la inversión.

En la conferencia se hizo evidente que no había aceptación de la petición de Pompeo de que China es el nuevo enemigo. Su advertencia contra la participación de la compañía tecnológica china Huawei en el próximo lanzamiento de 5G se encontró con un silencio pedregoso por parte de los aliados europeos. La política hacia China podría surgir como la mayor división transatlántica.

¿Puede Occidente recuperar su influencia? El quid de la cuestión es que con la disminución de la riqueza material y la decadencia de los valores morales, la capacidad de influencia se ha reducido. Y la forma de organización económica de Occidente ya no es tan atractiva como lo era antes. Además, con el auge de China, el rápido desarrollo de la India y el resurgimiento de Rusia, se está formando una nueva dinámica del poder global.

A medida que estas y otras potencias emergentes crecen en fuerza, se acelerará una dispersión de poder e influencia, y es poco probable que Occidente recupere la influencia preponderante que ejerció en la era posterior a la Segunda Guerra Mundial.

Este drenaje de influencia podría disminuir si solo un “nuevo Occidente” liderado por Europa que combinara poder y valores se extendiera a potencias como India o Japón para construir alianzas globales. Pero una gran laguna radica en el desprecio de los Estados Unidos hacia el multilateralismo y un orden basado en reglas.

Del mismo modo, el impulso de Washington por las compensaciones para avanzar en sus confrontaciones unilaterales, ya sea con Rusia y China o Irán y Venezuela, no logran llegar a un acuerdo con sus principales socios occidentales, la mayoría de los cuales son reacios a cualquier forma de confrontación, al menos todos con Beijing.

“No podemos ser el socio menor de los Estados Unidos”, dijo Macron, citando fracasos recientes en la política de desafío de Occidente. Claramente, las divisiones internas afligen a Occidente y es difícil ver cómo se pueden superar.

En el mejor de los casos, pueden aparecer coaliciones voluntarias dentro y entre los estados occidentales sobre temas específicos. Pero incluso entonces, Occidente puede, en el mejor de los casos, desacelerar su declive relativo, pero no revertirlo.

El meollo del asunto es que el centro de gravedad económico en el orden mundial y la ecuación de poder global resultante se está alejando inexorablemente de Occidente, mientras que, por otro lado, ya no hay un “Occidente” que esté unido por principios, valores y políticas.

PRIMERA COLUMNA DE GEOPOLITICA DEL AÑO 2020 

Análisis semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo

Club de la Pluma: Arte, Ciencia, Cultura, Derechos Humanos, Geopolítica, Deuda Externa, Relatos, Cuentos, Educación, Opinión, Editorial, Efemérides, Comunidades Originarias, Filosofía Y Mucho Más…

TEMAS:

Crisis Sistémica se profundiza – La Teoría Geopolitica de Mackinder un geógrafo inglés del S XIX se consolida en el S XXI – 

EEUU entre su frente interno Elecciones Presidenciales y Juicio Político a Trump y sus dificultades en Medio Oriente priorizando lo “táctico” sobre lo “estratégico”, muy especialmente luego del asesinato del Gral Irani: Qassen Solemaini, contra ataque asimetrico de Iran, la desaparición del jefe de operaciones secretas, de la CIa para Iran y Afganistan, que sería uno de los tripulantes del avión derribado por los talibanes en Afganistán – El acuerdo del Siglo presentado por Trump y Netanyahu, sobre Israel y Palestina, tiene una fuerte resistencia.

Europa en su laberinto – desde Febrero se aplica el BREXIT (Gran Bretaña y sus idea se ser el centro financiero de los países asiáticos productivos y transformarse en un Paraíso Fiscal, como la Gran singapur financiera)

Hispanoamérica: Crisis sin solución política y consecuencias económicas y sociales:

Crisis boliviana Crisis Chilena crisis Peruana Crisis Colombiana Argentina Tierra de disputa de atlantistas globalistas y Continentalistas emergentes

AUDIO:

por Martin van Creveld

[NR: es importante destacar que no solo gran parte de los países del mundo se oponen al plan del siglo para la Paz entre Israelíes y Palestinos. Sino que surgen voces opuestas al mismo desde el corazón del mundo israelí, en este caso del Dr. Martin van Creveld, profesor de la Univ Hebrea de Jerusalén, y asesor de las Fuerzas de Defensa Israelí. Que se declara abiertamente sionista; y que nos advierte:  “El Plan de Paz de los EEUU para Medio Oriente: “Una derrota de todo lo legal. De todo lo decente. De todo lo que está bien. Y también, me temo mucho, de lo que es israelí.” Gracias a la traducción del Cnel Carlos Pissolito y miembro de DG, podemos ofrecer a nuestros lectores este importante argumento sobre el Plan de Paz que quiere imponer el Presidente Trump a Israel, palestina y al mundo. Dossier Geopolitico DG]

¿Por qué el plan del presidente Trump para Palestina representa una rotunda derrota para los palestinos? Apenas requiere una explicación. Si, y es genial, el plan se implementa alguna vez, no obtendrán el derecho a un estado territorial totalmente soberano, contiguo. No obtendrán Jerusalén Oriental como parte de su territorio, y mucho menos como su capital; en cambio, la idea es tomar un municipio miserable no muy lejos de allí y cambiarle el nombre a Al Quds.

Y esto es solo el comienzo de la lista. Los palestinos no obtendrán el control sobre los lugares santos, incluido, sobre todo, el Monte del Templo. No se les permitirá construir sus propias fuerzas armadas. No se librarán de las docenas de asentamientos que Israel ha dispersado por todo su territorio durante el último medio siglo. No dispondrán de un acceso gratuito a sus hermanos árabes en el Medio Oriente, pero seguirán dependiendo de Israel para el control fronterizo. No obtendrán derechos soberanos sobre el agua debajo de sus tierras. No tendrán soberanía sobre el espacio aéreo y electrónico sobre su tierra. No podrán ejercer el “derecho de retorno”. No lo harán, no lo harán, no lo harán. Todo el asunto se parece, sospechosamente, a los bantustanes, (1) lo que significa enclaves negros semiautónomos, que el difunto gobierno del apartheid de Sudáfrica estaba tratando de establecer en la década de 1970. No es de extrañar que los palestinos, con Abu Mazen a la cabeza, se nieguen, incluso a hablar sobre el llamado plan. Si yo, un sionista y un patriota israelí que ha vivido en su país desde los cuatro años (ahora tengo casi setenta y cuatro años) estuviera en su lugar, haría exactamente lo mismo. Como, sin duda, lo haría la gran mayoría de los israelíes.

Sin embargo, el plan representa una derrota para Israel también. Olvídese de los detalles: el complejo imposiblemente complicado de caminos enredados, puentes, túneles, viaductos, puntos de cruce, lo que usted necesita para que esto funcione. Olvídese, también, de otros puntos que, probablemente, se encontrarán con más oposición interna de la que se puede manejar, como la entrega de un territorio soberano israelí a los palestinos. La verdadera razón por la que es una derrota es porque pone fin al sueño de establecer un estado judío único, unificado y contiguo con la gran mayoría de sus habitantes compuesta por judíos. En otras palabras, al sueño sionista.

Estos son problemas serios. Todavía podría decirse que la mayor derrota de todas no es la de los palestinos ni la de Israel. Es, más bien, la del Derecho Internacional. Me refiero al Capítulo de la ONU de 1945 que establece que, legalmente, no pueden obtenerse ganancias territoriales mediante la guerra, incluso para un Estado que actúe en defensa propia. Desde entonces, ha sido confirmado varias veces por varias resoluciones de la ONU.

Como cualquier otro tipo de ley desde que se creó el mundo, el Derecho Internacional está lleno de agujeros. Probablemente, más que cualquier otro tipo de ley desde que se creó el mundo por primera vez, a falta de una mano firme soberana para que funcione, se lo ha violado, a menudo. Sin embargo, el principio ha funcionado bien en general. Si no en el sentido de que las invasiones y anexiones llegaron a su fin, en cualquier caso, obtener reconocimiento legal internacional para ellos se ha vuelto casi imposible. Por ejemplo, solo dos países, la Gran Bretaña y Pakistán, han reconocido la anexión de Jordania de Cisjordania en 1948. Ningún país ha reconocido la anexión de Marruecos del Sahara español. De unos 190 miembros de la ONU, solo catorce han reconocido la anexión de Crimea por parte de Rusia. Tan eficaz ha sido el régimen de no anexión que la mayoría de los invasores, ni siquiera intentaron obtener el consentimiento internacional para sus conquistas. Para algunos, la solución fue abrir negociaciones destinadas a restaurar el statu quo ante, como sucedió, por ejemplo, entre la India y Pakistán en 1966 y en 1971. Otros pretendieron que su presencia continua era un asunto temporal que se resolvería mediante negociaciones eventualmente; mientras que otros, todavía, establecieron repúblicas “independientes” como lo hicieron los rusos después de sus conflictos con Georgia y Ucrania.

Ahora este régimen, por imperfecto que sea, está en peligro. No porque alguna semi-dictadura lo haya violado; sino porque el país más poderoso de la tierra parece decidido a dejarlo de lado. Dos señales tempranas de esto fueron el reconocimiento del presidente Trump de la soberanía de Israel sobre Jerusalén Este y sobre los Altos del Golán en 2017 y 2019. Ahora está yendo, aún más lejos, anunciando su intención de reconocer su soberanía, también, en grandes partes de Cisjordania. Lo que sea que esto signifique para Israel y los palestinos; sospecho, firmemente, que “sobre el terreno”, como dicen los israelíes, tendrá que pasar mucho, mucho tiempo antes de que signifique algo, desde el punto de vista del Derecho Internacional. Es una derrota.

Una derrota de todo lo legal. De todo lo decente. De todo lo que está bien. Y también, me temo mucho, de lo que es israelí.

Traducción y notas: Carlos Pissolito

Nota: (1) Bantustán es el término que designa a las reservas tribales en Sudáfrica y Namibia en la época del apartheid. (N.T.)

Como escribí en mi última columna, nuestro desempeño en la reciente crisis con Irán siguió el patrón estadounidense típico de sacrificar la estrategia a la táctica. Parece que los iraníes, en contraste, están poniendo sus objetivos estratégicos primero y asegurándose de que sus acciones tácticas, o sus inacciones (de igual importancia), sirvan a sus objetivos estratégicos.

Bases militares norteamericanas en Irak. 

El objetivo de Irán es sacarnos del Medio Oriente y del Golfo Pérsico. Ese también debería ser nuestro propio objetivo, ya que el presidente Trump ha dicho, repetidamente, que es un objetivo que comparte. Lamentablemente, el Estado Profundo está intensamente comprometido en la región y quiere que nos quedemos. Como es habitual en Washington, el Estado Profundo prevalece sobre un mero presidente, por lo que solo saldremos cuando nos expulsen.

Irán no tiene el poder militar para echarnos, pero hay otros caminos para alcanzar este objetivo. Irán parece entender eso, y su respuesta a nuestro asesinato del general Soleimani muestra que sabe cómo jugar el juego a nivel estratégico. Hizo lo mínimo que tenía que hacer en respuesta militar directa, en forma de algunos ataques con misiles contra un par de nuestras bases en Irak. Los ataques con misiles causaron pocos daños y no hubo víctimas, lo que parece haber sido la intención de Irán. Siguió a los misiles, un mensaje inmediato a Washington de que Irán no planeaba más acciones en este momento. Eso, a su vez, alejó al mundo de una guerra que Irán no quería y probablemente no podría ganar.

Creo que Irán ve que la mejor y más segura forma de sacarnos de su región es comenzar con Iraq y actuar políticamente en lugar de militarmente. Controla, en gran medida, al gobierno iraquí y, a través de sus milicias chiítas aliadas, también, controla gran parte del terreno en Irak. El actual primer ministro iraquí fue puesto en el cargo por Irán. No es sorprendente que redactara una nueva ley que ordenaba a los estadounidenses que se retiraran de Irak, la que, rápidamente, fue aprobada por el parlamento de Irak. Ahora, los iraníes están esperando que se la haga cumplir.

¡Esto a su vez ha llevado a una situación extraña en la que nuestro Secretario de Estado neoconservador, Mike Pompeo, les ha dicho a los iraquíes que no nos iremos! ¿Perdónenme? Según el tratado que rige nuestra presencia en Iraq, tenemos que irnos si los iraquíes nos lo dicen. Además, tenemos alrededor de 5.200 tropas estadounidenses dispersas en paquetes de centavos que entrenan al ejército iraquí. ¿Se espera que esas tropas se nieguen a irse cuando las fuerzas armadas y las milicias estatales iraquíes, que suman cientos de miles, con sus armas en la mano y digan: “Adivina: ¿quién, se estás moviendo”? Solo los neoconservadores viven en un mundo tan alejado de la realidad.

Tal rechazo jugaría directamente en las manos de Irán, ya que podría activar su opción más poderosa: ordenar a las milicias chiítas iraquíes que tomen a todos los soldados estadounidenses que puedan como rehenes. En ese momento, el presidente Trump se convierte, nuevamente, en el presidente Carter. Si nuestras fuerzas lucharan, estarían luchando contra iraquíes, no iraníes. Nuevamente, el ganador estratégico sería Irán.

Dudo que la respuesta de Irán al asesinato del general Soleimani haya terminado. Todo lo que está terminado es la respuesta militar directa de Irán. En el nivel estratégico, es probable que las acciones de Irán incluyan forzar a todas las tropas estadounidenses a salir de Irak y de Siria, garantizando así su línea de comunicación con Hezbolá en el Líbano; reduciendo aún más nuestra presencia e importancia en el Golfo Pérsico mediante un acercamiento con Arabia Saudita y sus aliados del Estado del Golfo; y a usar la influencia que tiene en Afganistán para sacarnos de ese lugar, también. Su objetivo estratégico de hacer que el ejército estadounidense salga de toda la región está al alcance, si juega sus cartas con cuidado y continúa subordinando el nivel táctico al estratégico. Puede contar con nosotros para ayudarlo subordinando el nivel estratégico al táctico, como siempre lo hacemos.

Traducción: Cnel Carlos Pissolito Miembro de Dossier Geopolitico

Fuentes: http://www.traditionalright.com/author/wslind/ 

https://espacioestrategico.blogspot.com/2020/01/iran-una-leccion-de-estrategia.html?fbclid=IwAR0TJLEMURrjgfbBlCZcrNB3OkLcuryDTjK1lvgZX2mwsv2PyhHjNFsaDxk

Por Mario Duarte*

Las nuevas tecnologías están cambiando los comportamientos de la sociedad a una velocidad nunca vista en la historia de la humanidad, se producen nuevos hábitos y disfunciones en los individuos, que adquieren nueva entidad social como usuarios capaces de acceder, crear, compartir y modificar información y conocimiento. 

En este nuevo contexto internet juega un papel vital, como un medio anónimo que facilita el acceso e intercambio de información y datos, convirtiéndose en la nueva frontera de las relaciones sociales y políticas.

Es un término inglés que devenido al español significa: internet profunda, internet oscuro, internet invisible; es decir el contenido de internet que no está indexado por los motores de búsqueda convencionales, debido a diversos factores, es decir el opuesto al internet superficial. Este término es atribuido al informático Mike Bergman. 

En otras palabras la web deep es aquella parte de la red que contiene material  información y páginas web que no se hallan indexadas en ninguno de los buscadores existentes como puede ser google, yahoo, bing, etc. Por eso, en el hipotético caso que los buscadores pudieran indexar la totalidad de contenido en la web, ello devengaría en la desaparición de web deep.

La web deep no es una región prohibida o mística de internet, y la tecnología relacionada con ella por lo general no es conspirativa, peligrosa o ilegal. En ella se alberga todo tipo de recurso al que se es difícil de acceder mediante métodos comunes como los motores de búsqueda populares.

Una parte de web deep consiste en redes internas de instituciones científicas y académicas que forman la denominada Academic Invisible Web (Internet Académica Invisible) la cual se refiere a las bases de datos que contienen avance tecnológico, publicaciones científicas, y material académico en general a los cuales no se puede acceder fácilmente.

En lo que se refiere al tamaño o la capacidad de la web deep es realmente asombrosa, en el año 2010 se estimaba que la internet superficial tenía un tamaño de 167 terabytes, en tanto que en ese mismo año la internet profunda u oscura oscilaba en un tamaño de 7.500 terabytes, lo que arrojaba como resultado que el contenido de la web deep era de 45 veces superior a la información que teníamos acceso en aquel momento. Un dato actualizado a tener en cuenta es el de la Universidad de California en Berkeley estima que el tamaño real de la internet profunda es de 91.000 terabytes.

En fin que contenidos podemos encontrar en wep deep y de que características? Es más que necesario aclarar este tema porque no todo lo que hay en la web deep es intrínsecamente malo, sino que se puede encontrar contenidos diversos e interesantes, como por ejemplo el contenido almacenado por los países, organizaciones que almacenan información calificada por ejemplo la NASA, datos meteorológicos, datos financieros, etc., multitud de bases de datos de distinta índole, foros de diversas temáticas, entre otros.

No obstante a ello, también se puede encontrar contenido muy desagradable como ser: venta de drogas, pornografía, narcotráfico, mercado negro de sicario, documentación clasificada (wikilieaks), foros de crackquers en busca de víctimas, phishers, spammers, botnetsagents, todos estos también en busca de víctimas, paginas para comprar o fabricar armas, piratería de software, libros, música, etc.

Si bien hay muchas formas de acceder a ella, la más sencilla es la TOR, que se descarga sin costo y se caracteriza por enmascarar la IP real como la zona geográfica desde donde se conectan los usuarios. la web profunda atrae, como es de esperarse, a hackers, phreakers, crackers y demás: la economía del bitcoin (la moneda virtual de los mercados negros en la deep web, que actualmente se cotiza en un bitcoin=US$ 1066.10) reina en el intercambio de bienes de contrabando, servicios de pirateo y mercancías ilegales de diversa índole que se encuentran en estos reinos.

Estados Unidos tiene más de 300.000 usuarios diarios.

Por ello, la Universidad de Oxford acaba de publicar un mapa que muestra cómo se usan las páginas Tor en el mundo, de acuerdo con datos de TorMetrics de dominio público. Más de dos millones de usuarios utilizan Tor a diario, la mitad en Europa, la región donde tiene más penetración (80 de cada 100.000 internautas europeos). De estos dos millones, 185.000 se conectan desde Alemania, seguida por Francia, Italia y España en niveles de popularidad en el uso de Tor.

Estados Unidos tiene más de 300.000 usuarios diarios. Si bien en Sudamérica el uso es más intenso en Argentina y Uruguay (25-50 usuarios por cada 100.000 internautas), superando la intensidad de países como Brasil, Venezuela y Ecuador (10-25 usuarios) y Colombia y Perú (5-10), llaman la atención pequeñas naciones centroamericanas como Belice, Trinidad y Tobago o Islas Vírgenes, donde se registran de 100 a 200 usuarios por cada 100.000 internautas.

No obstante, es el Oriente Medio y el Norte de África los que tienen la segunda tasa más alta de uso, con un promedio de más de 60 por cada 100.000 usuarios de Internet que utilizan el servicio.

La deep web es una red enorme y masiva cada día son más y más los usuarios que se agregan al uso de dicha red y cada vez es más difícil controlar la circulación de usuarios de toda estirpe en su mayoría con problemáticas que están a la orden del día y en ascenso, para lo cual se hace más que necesario una adecuada regulación del Ciberespacio, como llave madre de todos estos flagelos.-

La internet es un espacio que no conoce términos no es de extrañar que surjan ciertas irregularidades en la actividad de los usuarios en que lo conforman.  Las tecnologías de la información pueden utilizarse y se utilizan para facilitar y perpetrar diversas actividades delictivas a través de nuevas técnicas de criminalidad que ponen en peligro nuestra convivencia en sociedad. 

Por eso recalcamos que La web deep es un espacio inhóspito, en el que la seguridad informática no está garantizada. Para entrar a la red oculta no solo tienes que tener conocimientos tecnológicos y manejo de programas, sino también la estabilidad emocional para no ser víctima de lo que puedes hallar en ella.

The Hidden Wiki es tradicionalmente la casilla de salida de la deep web: un directorio de otras páginas invisibles que los propios usuarios revisan a diario. Es un servicio fundamental porque las páginas cambian constantemente de dominio y Tor sólo es navegable con una lista actualizada de enlaces a mano. 

La mayoría de la gente nunca logra acceder, aunque el software que se necesita para entrar es gratuito y lleva menos de tres minutos descargarlo e instalarlo. Si hay una parte de la red que puede ser considerada fuera de la red, eso es la “web profunda” y tiene muchas razones válidas para existir.

Es una herramienta esencial para los agentes de inteligencia, la policía, los disidentes políticos y cualquier persona que necesite o quiera conducir sus asuntos en la red pero de manera privada que es, cada vez más, todo el mundo. De acuerdo con un estudio publicado en septiembre por el Pew Internet & American Life Project, el 86% de los usuarios de internet han tratado de eliminar u ocultar su historia digital, y el 55% ha intentado evitar ser espiados por sus propios empleadores privados o estatales o por organismos del gobierno.

¿Pero para qué más puede ser útil la deep web? La policía podría usarla para solicitar información anónima en línea, establecer los operativos policiales y explorar sitios web ilegales,  sin que sus propietarios se den cuenta. Agencias militares y de inteligencia podrían utilizarlo para las comunicaciones secretas. El Departamento de Estado podría entrenar disidentes extranjeros para esos fines.

Por último es dable entender que amen de lo poco que se conozca sobre este tema, juega un rol primordial en la era de las nuevas tecnologías, debido a su carácter de ser un vasto espacio digital oculto y desconocido; Si bien como lo hemos pronunciado en infinidad de veces en dicho estudio, este espacio de internet es más famoso por su uso como mercado negro digital para el tráfico de casi cualquier cosa, la internet profunda es también un espacio anónimo que permite la privacidad en línea y la seguridad de las comunicaciones digitales y protege a los usuarios de la vigilancia masiva y la censura.

Internet, a pesar de su breve tiempo de vida, es ya una infraestructura social central para el funcionamiento del mundo que afecta, entre otras cosas, a cómo nos relacionamoscompramos y pensamos. La importancia de Internet para la sociedad, la economía y la vida de las personas en general, para bien o para mal, no va a hacer más que aumentar a medida que avanza el siglo XXI. No obstante, a pesar de que el uso de internet no para de extenderse y ampliarse debido a su rápida y potente irrupción en múltiples aspectos de la vida, el conocimiento del usuario medio acerca de qué es y cómo funciona es más bien escaso y la falta de regulación global, es y seguirá siendo el pendiente en este nuevo entorno.-

*Dr. MARIO R. DUARTEABOGADO (UCASAL)JUEZ ADM. MUN. FALTAS (M/C) – CTES. ARG.

ESP. DER. PUBL. MUN (UCSF)MIEMBRO DOSSIER GEOPOLITICO – CBA. ARG. y COLABORADOR CENEGRI – RJ. BRA.

FUENTES CONSULTADAS

https://www.xataka.com/analisis/una-semana-en-la-deep-web-esto-es-lo-que-me-he-encontrado

https://www.excelsior.com.mx/hacker/como-entrar-a-la-deep-web-te-decimos-paso-a-paso/1341102

https://elpais.com/tecnologia/2017/01/03/actualidad/1483438810_913917.html

https://www.ma-no.org/es/seguridad/las-mejores-paginas-de-la-deep-web-onion-deep-web


¿Puede el asesinato del general Qasem Soleimani provocar una conflicto armado global? La opinión de un especialista en política internacional

En el siglo 21, los conflictos bélicos tienen características muy diferentes de las que tenían en el 20. La última guerra tradicional que involucró directamente a una potencia occidental fue la segunda invasión a Irak por parte de George Bush hijo, en 2003, que con los años se ha transformado en un nuevo Vietnam para Estados Unidos. 

Si bien conocer los hechos del pasado es fundamental para entender el presente, es un error analizar los acontecimientos haciendo comparaciones históricas que no se condicen con la realidad actual.

El asesinato de Qasem Soleimani, ordenado por Donald Trump, no será comparado, en los libros de historia, con Gavrilo Princip jalando el gatillo contra Francisco Fernando en 1914.

El papel de China

La hegemonía por sobre el resto de los países del globo que pretende China no es necesariamente militar. El gigante asiático prefiere llamar a la prudencia y mirar “por arriba”, sin involucrarse demasiado, en cualquier tipo de conflicto bélico. 

Aunque ha demostrado tener un ejército que si se enfrentara con Estados Unidos podría llegar a provocar una destrucción mundial sin precedentes, es consciente de que su fuerte se encuentra en una dominación tanto comercial como tecnológica que al día de hoy se perfila prácticamente imbatible en el mediano plazo.

Por ello, Xi Jinping es uno de los principales interesados en arreglar cuanto antes cualquier tipo de controversias o, al menos, que pasen lo más lejos posible del patio trasero chino.

Un mundo diferente

Una tercera guerra mundial, entendida en los mismos términos de la Primera o de la Segunda, claramente capta la imaginación del público y de las redes sociales. 

Sin embargo, el mundo de hoy es completamente diferente del que existía en 1914 o en 1939. El derecho internacional, si bien muchas veces funcional a los países centrales, tiene una capacidad de contención con la que sólo podía soñar previo a la conformación de la Organización de Naciones Unidas.

Pero, más importante aún, los líderes mundiales comprenden sin dudar que una confrontación de este tipo podría terminar con “el fin de la civilización”, como declaró recientemente Vladimir Putin. 

El ruso explicó muy bien que desde 1945 sólo estallan conflictos regionales porque entre las principales potencias militares se ha establecido una “paridad estratégica” que, debido al miedo al “exterminio mutuo”, frena cualquier tipo de movimiento brusco entre ellas. Como si se tratase de una reedición de la “destrucción mutua asegurada” de los tiempos de la Guerra Fría.

Conflictos regionales

Por ello, como dice el papa Francisco, lo que vive el mundo desde hace ya varios años, quizás desde la invasión de Estados Unidos a Afganistán tras los atentados del 11 de septiembre, es una “tercera guerra mundial a pedazos”.

Una serie de conflictos regionales o parciales que se engloban dentro de un solo conflicto mundial o total. 

Una partida de ajedrez grupal que enfrenta a las principales potencias, y a jugadores secundarios, con los países restantes utilizados como campo de operaciones.

Por lo menos cuatro países de África se encuentran bajo cruentos conflictos armados: Libia, República Centroafricana, Sudán del Sur y Mali.

Los coletazos de la guerra en Siria perduran, mientras que la guerra civil en Yemen sigue causando una catástrofe humanitaria con pocos precedentes. El reclamo por un Kurdistán independiente quizás encuentre nueva fuerza y Estados Unidos aproveche para desestabilizar aún más a la zona de influencia iraní. 

No se sabe aún cómo responderá exactamente Irán al asesinato de uno de sus dirigentes más influyentes y queridos por su pueblo.

Por lo pronto, el tablero parece encenderse cada día un poco más. Y, como cualquier jugador de ajedrez sabe muy bien, las primeras bajas siempre son los peones.

GONZALO FIORE VIANI*

Analista Internacional y Miembro de Dossier Geopolitico

Publicado en la Voz del Interior Córdoba Argentina

https://www.lavoz.com.ar/mundo/iran-una-tercera-guerra-mundial-pero-en-pedazos

Gavrilo Princip https://es.wikipedia.org/wiki/Gavrilo_Princip 

Tensión en Medio Oriente: el Papa pidió “diálogo” y “autocontrol”

https://www.lavoz.com.ar/mundo/tension-en-medio-oriente-papa-pidio-dialogo-y-autocontrol

Atentado a las Torres Gemelas: publicaron un archivo con fotos inéditas del 11 de septiembre de 2001

https://www.lavoz.com.ar/mundo/atentado-torres-gemelas-publicaron-un-archivo-con-fotos-ineditas-del-11-de-septiembre-de-2001

Nuevas amenazas de Trump: aviso a Irak y mensaje a los iraníes

https://www.lavoz.com.ar/mundo/nuevas-amenazas-de-trump-aviso-a-irak-y-mensaje-a-iranies

Por Paul Krugman (1)

Las crisis internacionales, a menudo, conducen, al menos inicialmente, a un creciente apoyo para el liderazgo de un país. Y eso está sucediendo claramente ahora. Hace apenas unas semanas, el líder de la nación enfrentó un descontento público tan intenso que su control del poder parecía estar en riesgo. Ahora el asesinato de Qassim Suleimani ha transformado la situación, generando una ola de patriotismo que ha fortalecido enormemente a los responsables.

Desafortunadamente, esta manifestación patriótica alrededor de la bandera no está ocurriendo en los Estados Unidos, donde muchos (con buena razón) sospechan profundamente de los motivos de Donald Trump, sino en Irán.

En otras palabras, el último intento de Trump de intimidar a otro país ha fracasado, al igual que todos sus intentos anteriores.

Desde sus primeros días en el cargo, Trump ha actuado bajo la aparente creencia de que podría intimidar fácilmente a los gobiernos extranjeros, que se retirarían rápidamente y se dejarían humillar. Es decir, se imaginó que se enfrentaba a un mundo de Lindsey Grahams, (2) dispuesto a abandonar toda dignidad ante el primer indicio de un desafío.

Pero esta estrategia sigue fallando; los regímenes que amenaza se fortalecen en lugar de debilitarse, y Trump es quien termina haciendo concesiones humillantes.

¿Recuerdan, por ejemplo, cuando Trump prometió “fuego y furia” a menos de que Corea del Norte detuviera su programa de armas nucleares? Reclamó el triunfo después de una reunión cumbre de 2018 con Kim Jong-un, el líder de Corea del Norte. Pero Kim no hizo concesiones reales, y Corea del Norte anunció, recientemente, que podría reanudar las pruebas de armas nucleares y misiles de largo alcance.

O considere la guerra comercial con China que, supuestamente, pondría a los chinos de rodillas. Presuntamente se ha llegado a un acuerdo, aunque los detalles siguen siendo escasos; lo que está claro es que está muy lejos de los objetivos de los Estados Unidos y que los funcionarios chinos están contentos por su éxito al enfrentar a Trump.

¿Por qué la estrategia internacional de Trump, que podría describirse como ganar a través de la intimidación, sigue fallando? ¿Y por qué sigue haciéndolo de todos modos?

Sospecho que una respuesta es que, como muchos estadounidenses, a Trump le cuesta mucho comprender el hecho de que otros países son reales, es decir, que no somos el único país cuyos ciudadanos que prefieren pagar un precio muy alto, en dinero e incluso en sangre, en lugar de hacer lo que ven como concesiones humillantes.

Pregúntese, ¿cómo reaccionarían los estadounidenses si una potencia extranjera hubiera asesinado a Dick Cheney, alegando que tenía la sangre de cientos de miles de iraquíes en sus manos? No respondas que Suleimani fue peor. Eso no viene al caso. El punto es que no aceptamos el derecho de los gobiernos extranjeros a matar a nuestros funcionarios. ¿Por qué imaginar que otros países son diferentes?

Por supuesto, tenemos muchas personas en el cuerpo diplomático con un profundo conocimiento de otras naciones y sus motivaciones y que entienden los límites de la intimidación. Pero cualquiera con ese tipo de comprensión ha sido excluido del círculo íntimo de Trump.

Ahora, es cierto que durante muchos años, los Estados Unidos tuvo una posición de liderazgo especial, una que a veces implicaba jugar un papel en la remodelación de los sistemas políticos de otros países. Pero aquí es donde entra el segundo error de Trump: nunca ha mostrado ninguna señal de comprensión de por qué Estados Unidos solía ser especial.

Parte de la explicación, por supuesto, era el crudo poder económico y militar. Los Estados Unidos solía ser mucho más grande que todos los demás. Eso, sin embargo, ya no es cierto. Por ejemplo, según algunas medidas clave, la economía de China es significativamente más grande que la de los Estados Unidos.

Aún más importante, sin embargo, fue el hecho de que los Estados Unidos era algo más que un gran país por su peso. Siempre representamos algo más grande.

Eso no significa que siempre fuimos una fuerza para el bien. Los Estados Unidos hizo muchas cosas terribles durante su reinado como hegemón global. Pero, claramente, defendimos el estado de derecho global, un sistema que impuso reglas comunes a todos, incluidos nosotros mismos. Estados Unidos puede haber sido el socio dominante en alianzas como la OTAN y organismos como la Organización Mundial del Comercio, pero siempre tratamos de comportarnos como uno más,  el primero entre iguales.

Ah, y como estábamos comprometidos a hacer cumplir las reglas, también éramos relativamente confiables; una alianza con los Estados Unidos era significativa, porque no éramos el tipo de país que traicionaría a un aliado por conveniencia política a corto plazo.

Sin embargo, Trump le ha dado la espalda a todo lo que solía hacer grande a los Estados Unidos. Bajo su liderazgo, nos hemos convertido en nada más que en un gran matón egoísta, un matón con delirios de grandeza, que no es tan duro como él piensa. Abandonamos abruptamente a los aliados como los kurdos; honramos a los criminales de guerra; aplicamos aranceles punitivos a naciones amigas como Canadá sin una buena razón. Y, por supuesto, después de más de 15.000 mentiras, nada de lo que digan nuestro líder y sus secuaces puede ser confiable.

Los funcionarios de Trump parecen desconcertados por las consecuencias uniformemente negativas del asesinato de Suleimani: el régimen iraní está empoderado, Irak se ha vuelto hostil y nadie ha intensificado nuestro apoyo. Pero eso es lo que sucede cuando traicionas a todos tus amigos y malgastas toda tu credibilidad.

Traducción y notas: 

Cnel Carlos Pissolto Miembro de Dossier Geopolitico

Publicado en Espacio Estratégico el Blog del Cnel. Pissolito

https://espacioestrategico.blogspot.com/2020/01/trump-el-intimidador-falla-nuevamente.html

Notas:

(1) Paul Robin Krugman es un profesor de Economía yen la Universidad de Princeton. En el 2008 fue laureado con el Premio Nobel en Ciencias Económicas por sus contribuciones a la Nueva Teoría del Comercio y la Nueva Geografía Económica. 
(2) Lindsey Olin Graham es un senador norteamericano del partido republicano por el estado de Carolina del Sur. Es conocido por sus posiciones ideológicas conservadoras, en especial  en temas de defensa.

Análisis semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo

TEMAS:

Último programa de Dossier Geopolitico del 2019 para el Club de la Pluma – Balances y tendencias globales para el 2020

EUROPA ERA LA LLAVE; ASIA EL CERROJO” Jhon May secretario de estado de EEUU Presidencia Teodoro Roosevelt 

EUROPA

Inglaterra holgada victoria de los Conservadores, tremenda derrota Laborista la mayor desde 1935 BREXIT CONFIRMADO EN LAS URNAS (lo sostenemos desde hace años)

FIN de la era MERKEL debilitamiento alemán 

Crisis de la Unión Europea + conflicto en los países del este europeos -Ucrania- los negocios con Rusia

Una OTAN en crisis Macron: “La OTAN en muerte cerebral”

Crecimiento de los Nacionalismos Austria Hungría Polonia

EURASIA:

EEUU vs China continuará el conflicto que no es “comercial” es por el poder global: Politico Economico Tecnologico y Cientifico

Corea del Norte Vs EEUU se reducirá lentamente pero será siempre un conflicto

EEUU Vs Iran continuara el ataque de Trump por su campaña en contra para satisfacer a su electorado especialmente el ala dura de los israelíes norteamericanos (Trump en campaña electoral)

Rusia mejoró su relación con los países del ex espacio soviético Moldavia, Bielorrusia, con Ucrania y el nuevo presidente Zelenski se abre un nuevo periodo de negociación por el tema del Donbass

También mejorará la relación con la Europa post Merkel; Macron quiere abrir un nuevo espacio de acuerdos con Rusia y levantar las sanciones

China 

Sigue la larga marcha para alcanzar su posición de gran Poder global

Acuerdo  con los países del Sudeste asiático que se incorporan a la conducción del China antes el abandono de EEUU

Incrementara su poder tecnológico y científico en especial en la clave del Siglo XXI: “la Inteligencia Artificial”

Por primera vez regulará el Poder suave con el Poder Duro desarrolla a pasos acelerados la creación de un gigantesca flota de portaaviones (7 siete) la mayor en tiempo de Paz

MEDIO ORIENTE

EEUU se repliega solo sostendrá a su aliado estrategico Israel

La victoria Siria-rusa-Irani en la larga guerra en Siria marca un cambio geopolitico y realineamiento de los países del Golfo que ya negocian por separado con Irán junto a Arabia Saudita con la vigilancia de Rusia

BUEN 2020

AUDIO: