16 años promoviendo semanalmente la Geopolitica; Análisis Radial Semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el Programa: el Club de la Pluma, que conduce el periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo. 

Eje Central:

Sigue profundizandose el conflicto entre Atlantistas (EEUU y socios) y Continentalistas (China y sus socios)

AUDIO

El director de Dossier Geopolítico, Carlos Pereyra Mele, inicia la columna semanal de geopolítica, del Club de La Pluma analizando la declaración del estado de excepción del presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, para frenar la violencia y al narcotráfico en medio de la crisis por sus cuentas secretas descubiertas con los “Pandora Papers” y coincidiendo con la visita a su país -y al narco estado de Colombia- del Secretario de Estado de EEUU, Anthony Blinken, y reconociendo que en esta lucha contra la criminalidad, no encuentran ya otro método que la “manu militari”. 

Luego, nuestro director aborda  el tema del narcotráfico, su estructura y funcionamiento paralelo al estado, donde se refugia, se protege y crece. De cómo avanza con la narcopolítica y de allí al narcoestado, para finalmente dominar al país y destruir la nación.

También nos cuenta quién es Lasso. Un banquero furiosamente liberal que representa al sistema económico occidental y es parte de las pléyades de políticos que han arruinado a Sudamérica. El mismo del Grupo Lima que cuestionó la legalidad diplomática de Venezuela y que con Macri, intentaron el bloqueo total de ese país, precisamente, e irónicamente, con la acusación de lavado de dinero.

Y nos lo describe como un delincuente de cuello blanco, que ha hecho de la evasión fiscal su fuente de riqueza personal, tal cual lo demuestran los “Pandora Papers”, junto al presidente de Chile, Piñera, y a otros 3.000 latinoamericanos multimillonarios. Un Lasso, que se niega a responder por esos hechos, mientras ha privado a su país de dineros fundamentales para su desarrollo y que declara ahora de forma espectacular la guerra al narcotráfico cuando se sabe que esta mafia cuenta con el visto bueno del gran capital financiero, del que él es parte.

¡¡O casualidad!! -exclama Carlos- “Se juntan los dos caminos, el narcotráfico y el señor Lasso y nada menos que en los paraísos fiscales, cuando él y los suyos son compañeros y aliados del narcotráfico a la hora de esconder sus fortunas mal habidas en sus fechorías criminales.” 

Y así, nuestro director desarrolla una preciso análisis político que termina por señalar a EEUU como el mayor responsable del narcotráfico, porque en su territorio se consume el 80% de la droga del continente, siendo a la vez, la principal potencia militar del mundo, quién tiene una específica Doctrina de Seguridad Interior, con 16 agencias de inteligencia, que dispone de la tecnología más avanzada en defensa y con un gasto cercano a los 700.000 millones de dólares.

Entonces se pregunta: ¿Por qué Norteamérica no ha eliminado aún ni a la gigantesca distribución interna, ni a su logística, ni a los capos mafiosos de sus ciudades, ni frena el ingreso de drogas por sus fronteras? La falta de respuesta a esas preguntas, confirma que EEUU, más que la solución, sería parte fundamental del problema. 

Y vuelve con los paraísos fiscales porque el Reino Unido y Norteamérica, son quienes sostienen este andamiaje de dinero sucio, tal cual se demostró en el G20, cuando rechazaron una propuesta para combatirlos, mientras permiten, tanto a los narcotraficantes, como a criminales de todo tipo, a banqueros, empresarios, explotadores, famosos, delincuentes de cuello blanco, políticos corruptos, traficantes de armas y a muchos más, que guarden sus fortunas manchadas de sangre. 

Y luego nos detalla la particular clase de democracia de Blinken justificando esta intervención militar, mientras recuerda aquella de de Kissinger en los 70 con el: ¡¡Vayan y maten!! Y  pone en duda los plazos, los tiempos y los alcances de esta doctrina, preguntando: ¿Cuánto cree Blinken que tiene que ser lo temporal, lo focalizado y lo apegado a derecho en el uso del ejército? Mientras Lasso maniobra para dar impunidad legal a los futuros exabruptos y abusos en la aplicación del estado de sitio. 

Y tras recordar los dolores humanos que provoca en nuestras tierras la implantación de esta guerra civil, a la sombra del Consenso de Washington, nos alerta que están en juego las libertades individuales y la seguridad de los ciudadanos de nuestro continente.

Eduardo Bonugli (Madrid, 24/10//21)

Presidente Lasso «El Excepcional»
1 comentario
  1. Donato Toledo Dilascio
    Donato Toledo Dilascio Dice:

    Exelente análisis, y esclarecedor para todos nuestros “economistas” argentinos, que ven un paradigma virtuoso, en Europa y USA, y tratar de aplicar esas fórmulas “milagrosas” de que hoy “gozan” esas regiones, bajo la tiranía de Bruselas, que con sus “leyes” suscriben y permiten estas políticas..

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.