“Para afrontar los problemas de fondo, que no pueden ser resuelto por acciones de países aislados, es indispensable un consenso mundial”.

Es un hecho indiscutible que la tecnología hoy, ya está presente en todos los aspectos de nuestra vida cotidiana, merced al nuevo entorno en que nos hallamos inmersos y del cual somos parte, un lugar que nunca antes en la historia de la humanidad se haya experimentado en absoluto. De allí la afirmación de que nos encontramos ante un verdadero cambio epocál, donde la cuarta revolución industrial irrumpe en una etapa del sistema mundo.

También es dable expresar que en esta nueva era que tiene como principal actor a la revolución digital o la digitalización, donde la lucha entre potencias se manifiesta día a día, a cada momento por la supremacía tecnológica mundial, que en este momento de la historia no es ni más ni menos que el control de la tecnología de quinta generación 5G.

Para conocer cómo se llega a la Tecnología 5G se hace necesario realizar un breve recorrido histórico y saber de aquellas que la precedieron en el tiempo, empezando por la Tecnología 1G (1970-1980), ésta fue lanzada en Japón por la NTT en 1979 y corresponde a las primeras telefonías móviles. El 1G es analógico y permitieron a un pequeño grupo de abonados principalmente empresarios a comunicarse entre diferentes centros urbanos. Tecnología 2G (1980-2000), en esta generación de móviles ya se introduce protocolos de telefonía digital y permite entre otros SMS, FAX y MODEN, además de Roaming Internacional, llamada en espera, identificación de llamada, etc.; el móvil más reconocido de la época era el Nokia 3310, dispositivos con velocidades inferiores a 100 Kbit/S o 2.75G dependiendo de los diferentes estándares. 

Tecnología 3G (2003-2007), que utilizaba la conmutación de paquetes, con un ancho de banda de 5-20Mhz. Esta generación daba servicio de alta velocidad, internet inalámbrico fijo, de voz, videollamada, videoconferencia, navegación web, correos, mapas, música. En esta época sobresalieron los Blackberry y luego el Iphone el Smartphone que revoluciono la telefonía digital. Tecnología 4G (2007-2015), se basa en el estándar “LTE” que es el sucesor directo del 3G o 3G+, se basa en la tecnología IP que se alcanza por la convergencia entre las redes de cables y redes inalámbricas. También se caracteriza por un aumento significativo de tráfico de datos y puede alcanzar a los 150 Mb/s. De acceso a la internet móvil, televisión 3D, DVB, entre otras. El dispositivo sobresaliente de esta tecnología fue el Samsung Galaxy J1 Ace. 

Tecnología 5G (2015-2020) esta nueva generación usa la arquitectura inalámbrica abierta (OWA), utiliza tecnología de telefonía IP banda ancha, se prevé que para el 2025 una de cada cinco conexiones móviles se realizara sobre redes 5G, su velocidad máxima 10 Gbp/s y más ecológico entre otras bondades. El teléfono insignia de esta época Samsung S10.

Sin dudas que la conectividad 5G que está llegando a nuestra cotidianeidad tiene un sello mayoritariamente Asiático. Las marcas europeas han quedado rezagadas y las de EEUU luchan para frenar el embate proveniente de Asia, de allí radica la pelea por el liderazgo respecto a la tecnología de quinta generación donde la lista está liderada por Huawei, Samsung, Lg, ZTE y Ericsson.

Si bien la tecnología 5G aún no se ha implantado de lleno en todo el mundo pues aún son muy pocos los países que pueden poner en funcionamiento este tipo de alta tecnología y en la actualidad solo el 14% de la población mundial son usuarios merced a múltiples impedimentos de los propios Estados que no cuenta con la debida infraestructura para posibilitar el funcionamiento de la misma, por ende el número actual de países que operan, despliegan o comercializan en el mundo con Tecnología 5G son 38 entre ellos: Corea del Sur, Suiza, Emiratos Árabes, Finlandia, Reino Unido, España, Italia, Alemania, Japón, Irlanda, China, Rumania, Suecia, EEUU, Canadá, Austria, Tailandia y Bélgica, Australia, Nueva Zelanda y Brasil en nuestra región entre otros alrededor del mundo, en tanto Uruguay está en pleno despliegue de esta tecnología 5G y nuestro país Argentina junto a varios países cordilleranos están realizando recién inversiones en el 5G y se aguarda que para el 2025 el 60 de usuarios de todo el mundo tengan acceso a la misma.

Ahora bien, cuando afirmamos que la mencionada tecnología de quinta generación se halla pleno proceso de inversión, despliegue y comercialización en todo el mundo; el avance vertiginoso de la Tecnología en la actualidad parece no tener freno, debido a que nuevamente países Asiáticos continente que se ha apropiado de la vanguardia tecnológica en el presente; países como China ya ha lanzado al espacio el primer satélite 6G del mundo (Start Era-12 o UESTC), satélite que cuenta con un sistema óptico de detección remota para monitorear los desastres de cultivos y prevención de inundaciones e incendios forestales; a los efectos de verificar la tecnología 6G en el espacio, desde China afirman que esta tecnología 6G puede llegar a ser 100 veces más rápida que el 5G.

Cuando todo parecía que China había tomado la delantera en este tema trascendental y vaticino que para el 2035 se podría contar con este tipo de tecnología en el mundo; la empresa Surcoreana Samsung presento el pasado año su visión respecto a la comunicación en materia 6G, afirmando que su comercialización podría estar para el 2028, y para que esto se dé se, trabaja de lleno en tres pilares fundamentales que son: rendimiento, arquitectura y confiabilidad.

Algunos ejemplos y potencial de esta Tecnología 6G que ser distante a nuestra realidad ya se empiezan a entablar fechas menores a una década; entre ellos la velocidad que es una de las categorías que caracterizan a la Cuarta Revolución Industrial, estima que el 6G posee una máxima de datos de 1,000 Gbp/s y una latencia de aire inferior a 100 microsegundos, 50 veces la velocidad de datos máximos y una décima parte de latencia de 5G, en otras palabras y a efectos comparativos el 4g se mide en Megabyts, el 5G en Gigabyts y esta última que realmente se presenta como algo único en el mundo consta de una velocidad de 1 Terabyts.

De allí radica la importancia del presente trabajo académico, donde cada vez se hace más necesario la Regulación Global del Ciberespacio, ante el avance incierto de esta tecnología que pareciera sin lugar a dudas, viene a revolucionar toda la estructura de la red cableada inalámbrica, pero sin un freno regulatorio de la misma, poniendo en riesgo desde el simple y posible usuarios hasta los Estados mismos parte de la Comunidad Mundial.

La Cibergeopolitica es una realidad que no podemos negar y que nos indica e induce a entender lo que pasa en ese famoso quinto elemento que es el Ciberespacio y que sin una debida reglamentación, se abren puertas a limites impensados que busca esta tecnología 6G basada principalmente en Hologramas móvil de alta fidelidad, realidad extendida y replica digital; la velocidad que ya arranca de 50 a 100 veces más rápido que el 5G, dando paso de lleno con este tipo de velocidad a temas tan controvertidos en todo el mundo como la Inteligencia Artificial, el Transhumanismo, los Vehículos Autónomos, la revolución de los Smartphone, la atención Medica Digital (temas tratados en varios artículos desde el 2017 en adelante), Ciudades Inteligentes como una realidad inexcusable, y el nuevo estándar comunicacional que trata de las comunicaciones y transferencias de información bajo el agua.

Pero el análisis no culmina con los ensayos de la nueva tecnología 6G que aún no está en función, los avances siguen realizándose sin descanso más allá de todos los interrogantes que ésta ocasiona entre ellos principalmente los estándares éticos de la misma al momento de ser puesta en funcionamiento. 

Todo lo mencionado ut-supra, nos brindan datos y pistas importantes que no estaban en los planes de la mayoría de la población mundial, es que ya hay muchas teorías que esbozan que estamos antes los umbrales de la Quinta Revolución Industrial, y otros que afirman que esta nueva revolución se está dando en forma simultánea con la 4ta RI, y como puede ser que ya se esté hablando y pensado como un hecho concreto, si aún nos encontramos abrumados por los avances propios de la 4ta RI (big data, machine learnig, computación cuántica, internet de las cosas, XR, Industria 4.0, etc) y como si fuera poco ya asoma por el horizonte una nueva disrupción, llamada a sacudir otra vez los cimientos de la sociedad. En fin, hacemos alusión a la antes mencionada Quinta Revolución Industrial, atisbada en los principales foros económicos y tecnológicos del planeta; una revolución deseada por muchos y temidas por otros.

Por último, es menester saber tres puntos esenciales ante estas cuestiones que vienen a poner sobre tela de juicio más incertidumbres que certezas por no contar con una hoja de ruta clara hacia donde nos llevan estos avances sin una Regulación del Ciberespacio. Tampoco podemos negar que, a través del devenir de los tiempos en todas las revoluciones precedentes a la fecha, han tenido un denominador común donde hubo trabajos que desaparecieron y otros nuevos que se crearon, y por ello pensamos que no hay razón para pensar que la 4ta RI y la posible Quinta Revolución Industrial que se estaría dando en simultaneo a la precedente (4ta RI), vayan a quedar al margen de eta dinámica pre-existente.

Una de las voces que ya se han alzado y más precisamente en WEF fue la de Marc Benioff, fundador de Salesforce, quien afirmo que como lo exprese anteriormente la ETICA debe estar en el centro de la Quinta Revolución Industrial, que muchos afirman ya estar transitando; además otra característica a tener en cuenta es el abandonar la idea del crecimiento por el crecimiento mismo y poner los avances tecnológicos al servicio de los valores puramente humanos y de la inclusión. Entre los puntos sobresalientes de esta Quinta Revolución Industrial que muchos afirman estar ya en vigencia, repito en simultaneidad con la 4ta RI, los de:

  • Compatibilizar los beneficios y el progreso de la sostenibilidad, el cuidado del medio ambiente y el respeto de los derechos humanos.
  • Igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres.
  • Lograr un mundo mejor, más eficiente y más productivo.
  • Facilitar la plena accesibilidad social y laboral.

Todos estos fundamentos para quienes venimos tratando la geopolítica de la internet y desde la cibergeopolitica hace ya varios años, muchos de estos puntos nos remiten directamente a los 17 puntos ODS de la ONU, que, al día de hoy, en lo que respecta a nuestra parte como centro de estudios y desde una perspectiva académica con un pensamiento netamente sudamericano, son más los cuestionamientos y preguntas sin respuestas las que se nos presentan y varios los temas a tratar que parecieran estar camuflados dentro de ese programa que se lleva adelante y pretenden implementar para el 2030. Lo repetimos cientos de veces y en cada lugar que tengamos que exponer o disertar, que primeramente la Falta de Regulación Global O Universal del Ciberespacio, hace que todo se torne turbio y la normativa quede en manos del más fuerte, quien impondrá su postura si es necesario a la fuerza, y esto ocurre por un pendiente que hasta el día de hoy han fracasado los organismos multilaterales que deberían abogar por una Regulación Definitiva y esto se logra con el conjunto de las partes integrante de la sociedad y desde una mirada: social, política, económica, educativa, religiosa, culturales, etc…

Por ultimo dejo una reflexión del Papa Francisco con una impronta ecuménica, que se desprenden de la Encíclica “Laudato Si” sobre los cambios tecnológicos y también a los efectos de que cada uno tomemos dimensión de los momentos cruciales que vivimos y afrontamos, agravados por una pandemia de por medio: “…Alegrarse ante los avances tecnológicos porque la ciencia y la tecnología son un maravilloso producto de la creatividad humana donada por Dios, la Tecnociencia bien orientada puede producir cosas realmente valiosas para mejorar la calidad de vida del ser humano; pero no podemos ignorar que las tecnologías dan a quienes tienen el conocimiento, sobre todo el poder económico para utilizarla, un dominio impresionante sobre el conjunto de la humanidad en el mundo entero, nunca la humanidad tuvo tanto poder sobre sí misma y nada garantiza que vaya a utilizarla bien, sobre todo si se considera el modo como lo está haciendo”.

Estos son los grandes desafíos estratégicos que nos esperan y nos deparan día a día, y de nosotros depende dejar que el avance sea con el ser humano como un mero instrumento de la tecnología o bregamos una lucha ininterrumpida para marcar el camino a los efectos de lograr una Tecnología con Alma.

DR. MARIO R. DUARTE

Abogado (UCASAL) Juez Adm. Faltas M/C (Ctes-ARG). Esp. Derecho Público (UCSF) Esp. Seg. Ciud. Y Prev. Del. (FILDSyS) Académico Argentino AICTEH (Valencia-ESP). Miembro Dossier Geopolitico (-ARG).Seminarian Biolaw and Bioetic (U. Georgentawn-EEUU).

https://actualidad.rt.com/actualidad/372700-china-lanzar-espacio-primer-satelite-6g-probar-tecnologia

https://news.samsung.com/co/samsung-la-tecnologia-6g-sera-una-experiencia-hiperconectada-para-todos

https://www.muycomputerpro.com/2020/12/21/tecnologia-6g

https://blog.masmovil.es/la-evolucion-de-la-tecnologia-movil-1g-2g-3g-4g/

Laudato Si – Autor: Papa Francisco – Editorial: Ediciones Paulinas. (2015)

En lugar de una democracia regional, lo que ha florecido son los acuerdos de armas, los conflictos y los regímenes autoritarios.

Por VIJAY PRASHAD

Hace diez años, un vendedor ambulante en Túnez se prendió fuego , lo que provocó que la gente a lo largo de las orillas del mar Mediterráneo, desde Marruecos hasta España, se rebelara. Salieron a sus plazas públicas indignados por las terribles condiciones en las que tenían que vivir.

Poco se ha avanzado en su agenda en la última década. Los gobiernos de los estados del sur de Europa han traicionado uno a uno las aspiraciones de la gente; El fracaso más dramático fue el del gobierno de Syriza en Grecia, que ganó un mandato contra la austeridad y luego se  rindió  ante la troika (el Banco Central Europeo, la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional) en 2015.

Los levantamientos en el norte de África terminaron con el regreso de los generales ( como en Egipto ), la destrucción de estados ( como en Libia ) y la afirmación de las monarquías árabes ( desde Marruecos hasta Arabia Saudita ).

Finalmente, el presidente Donald Trump talló el obituario en la lápida de esa rebelión de la “Primavera Árabe” cuando usó la inmensidad del poder estadounidense para  fortalecer a  los aliados de Estados Unidos, como las monarquías árabes e Israel, en detrimento de la gente de la región.

Lo que queda de la Primavera Árabe es un recuerdo lejano de las multitudes en la plaza Tahrir de El Cairo; una imagen más típica del presente es la de los monarcas de Marruecos y los Emiratos Árabes Unidos besando a Israel para complacer a Estados Unidos.

Peligro en el Mediterráneo Oriental

En los países de habla árabe, surgieron dos conjuntos de conflictos cuando la gente en las plazas públicas sacudió la política en sus países. El primero fue entre Irán y las monarquías del Golfo Pérsico (lideradas por Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos). Esto tuvo un impacto catastrófico en el Líbano y Siria.

El segundo fue el conflicto entre los países afines a los Hermanos Musulmanes (Qatar y Turquía) y las monarquías del Golfo Pérsico.

Ambos conflictos, enardecidos por Israel, continúan amenazando guerras regionales.

Fue bajo la presión de Arabia Saudita e Israel que Estados Unidos inventó una “amenaza nuclear” de Irán e impulsó una agenda que resultó en el  acuerdo con Irán de 2015 . Mientras tanto, varios de los científicos nucleares iraníes fueron asesinados desde 2010 hasta el presente; Irán  culpa a  Israel y Estados Unidos por estos asesinatos. Las sanciones y amenazas de intervención militar casi se han vuelto ahora normales.

La gravedad de este conflicto no ha disminuido y no disminuirá incluso si el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, devuelve a su país al marco del acuerdo nuclear.

Más siniestros han sido los conflictos cada vez más profundos contra Qatar y Turquía.

En 2017, Arabia Saudita y sus aliados iniciaron un bloqueo contra Qatar; la animosidad fue tan grande que Arabia Saudita  planeó  cortar la masa de tierra alrededor de Qatar y convertirla en una isla.

Tanto los árabes del Golfo como los europeos estaban  preocupados  por la influencia de Turquía sobre los nuevos gobiernos en el norte de África. Conspiraron para derrocar al gobierno de la Hermandad Musulmana en Egipto en 2013 y para llevar a cabo una guerra en Libia contra la influencia turca sobre el gobierno reconocido por la ONU en Trípoli.

El descubrimiento de campos masivos de gas natural en el Mediterráneo Oriental en 2009  cambió la ecuación de antiguas rivalidades en la zona, particularmente entre Israel y sus vecinos, y entre Turquía y Grecia por Chipre.

En la última década, las alianzas en todo el Mediterráneo se han consolidado en torno al control de estos campos de gas. Se han publicado mapas con afirmaciones contradictorias y ha sido difícil evitar los conflictos casi militares.

El armamento turco de las tropas en Libia dio a los  barcos franceses  (junio de 2020) y alemanes (noviembre de 2020) la oportunidad de intentar abordar los barcos turcos. La Unión Europea amenazó con imponer duras sanciones contra Turquía en su cumbre del 10 al 11 de diciembre, pero luego  decidió  posponer cualquier decisión sobre sanciones hasta la próxima reunión en marzo de 2021.

Francia, que se ha  esforzado  al sur del desierto del Sahara en la región del Sahel, ahora ha fortalecido sus vínculos con los países que se oponen a Turquía. Los acuerdos de armas   con Grecia han ido de la mano de los ejercicios militares con Egipto y los Emiratos Árabes Unidos (los ejercicios de Medusa que incluyen a Chipre y Grecia). El francés Emmanuel Macron honró al presidente egipcio Abdel Fattah el-Sisi (un ex general) con el premio más alto de Francia.

Cuando el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, visitó Francia en noviembre, se quejó a Le Figaro sobre las acciones de Turquía en el Mediterráneo oriental. Durante su visita a Turquía después de Francia, Pompeo  evitó a  altos funcionarios turcos. El desaire fue claro. Israel, respaldado por Estados Unidos, ha anunciado ahora   que aumentará la cooperación militar con Chipre y Grecia.

Turquía, mientras tanto, ha aumentado su cooperación con Rusia y, curiosamente, con el Reino Unido, cada vez más alienado de los europeos por sus balbuceantes negociaciones del Brexit.

Aplastamiento de Palestina, Sáhara Occidental, Yemen

Trump ha propuesto un alucinatorio ” acuerdo  del siglo” que prometía solucionar la ocupación de larga data de los palestinos por Israel. No se ha logrado nada por el estilo. Lo que Trump y Pompeo han hecho en cambio es descartar una serie de resoluciones de la ONU para entregar a Israel muchas de sus demandas máximas en bandeja.

Un primer gesto fue el anuncio de que la Embajada de Estados Unidos se  trasladaría  de Tel Aviv a Jerusalén; luego vino el visto bueno para la posible anexión a gran escala   de Jerusalén Este y Cisjordania por parte de Israel y el reconocimiento estadounidense   de la ocupación israelí de los Altos del Golán en Siria.

Estados Unidos hizo favores como la  venta  de armas por valor de 23.000 millones de dólares a los Emiratos Árabes Unidos y la  eliminación de Sudán de la lista de patrocinadores estatales del terrorismo para ganar el reconocimiento público de Israel. Estas armas, particularmente los F-35, vendidos a los Emiratos Árabes Unidos permitirán a los árabes del Golfo continuar su cruel guerra contra Yemen.

Luego, casi de la nada, Estados Unidos reconoció este mes   la ocupación marroquí del Sahara Occidental a cambio del reconocimiento de Marruecos de Israel y de que el rey marroquí comprara armas por valor de mil millones de dólares a Estados Unidos. Este acuerdo fue negociado por los EAU.

Las esperanzas de los pueblos palestino, saharaui y yemení se han visto seriamente comprometidas por estos cínicos acuerdos.

Diez años después de la Primavera Árabe, hay poco que celebrar. Se han dejado de lado grandes esperanzas. Han vuelto los viejos cinismos, el cinismo de las transacciones de armas y de energía, el cinismo de la brutalidad.

Este artículo fue producido por  Globetrotter , que lo proporcionó a Asia Times.

https://asiatimes.com/2020/12/ten-years-on-hopes-of-arab-spring-snuffed-out/?mc_cid=61d8c3edaa&mc_eid=3ab8a50a07 
Vijay Prashad es un historiador, editor y periodista indio. Es compañero de redacción y corresponsal en jefe de Globetrotter. Es el editor en jefe de  Left Word Books  y el director de  Tricontinental: Institute for Social Research . Es miembro senior no residente del  Instituto de Estudios Financieros de Chongyang , Universidad Renmin de China. Ha escrito más de 20 libros, incluidos  The Darker Nations  y  The Poorer Nations . Su último libro es  Washington Bullets , con una introducción de Evo Morales Aym

Todavía no está claro si el comercio masivo y las inversiones de Beijing han mejorado su imagen en África y el mundo en general.

Por FRANCESCO SISCI

16 DE DICIEMBRE DE 2020

El comercio y la inversión chinos en África son los factores más importantes que permitieron a oleadas de millones de africanos pagar miles de dólares a los traficantes de personas por la posibilidad de una vida mejor en el mar Mediterráneo.

Esta migración, a su vez, al modificar los hábitos sociales y la antropología, es un elemento crucial que altera la política europea, polariza las pasiones y alimenta los nuevos sentimientos de derecha populista en el viejo continente.

Sin embargo, mirando las cosas desde la perspectiva de Beijing, todas estas son consecuencias no deseadas de un simple impulso: comprar materias primas de África para impulsar el crecimiento chino y pagarlo en infraestructura, reubicación industrial y productos manufacturados con mejores relaciones de precio y calidad que las que provienen de países desarrollados. países.

Este proceso, que tardó unos 20 años en desarrollarse, está modificando África para siempre con el crecimiento de una nueva clase media sin precedentes. De estas personas, los más aventureros de rango medio-bajo se están mudando al norte, los más ricos se quedan en casa para comenzar una nueva vida y nuevas empresas y los de la clase más baja que se sienten descartados pueden llenar las decenas de milicias religiosas y no religiosas errantes. el continente como aves rapaces en busca de un saqueo fácil, una venganza social o ambos.

Para tener alguna referencia, la inversión china en África aumentó de 75 millones de dólares en 2003 a 5.400 millones en 2018. El valor del comercio China-África en 2018 fue de 185.000 millones de dólares, frente a 155.000 millones de dólares en 2017. En 2018, el mayor exportador a China de África fue Angola, seguida de Sudáfrica y la República del Congo. En 2018, Sudáfrica fue el mayor comprador de productos chinos, seguida de Nigeria y Egipto.

Unos dos millones de chinos viven y trabajan en África, mientras que solo unos pocos miles estaban allí hace dos décadas.

China proporcionó una ayuda masiva en la atención médica. El servicio de Internet chino, la plataforma de mercado Alibaba y los sistemas de transferencia de dinero y finanzas de Tencent están transformando los hábitos de compra y las formas de hacer negocios. La vida en África está evolucionando gracias a China.

Esto, debido a la importancia directa e indirecta de África para el mundo entero y para Europa en particular, es una tendencia positiva para todos. O al menos debería serlo.

China ennegrecida en África

Sin embargo, no está claro cómo este enorme esfuerzo ha mejorado, si es que ha mejorado, la imagen de China en África y en el mundo. Es muy posible que la narrativa dominante y la percepción de China hayan empeorado.

La impresión que China dio al mundo fue que tenía la intención de una nueva oleada de colonización paternalista en el viejo continente.

Los reporteros extranjeros dicen que China no estaba interesada en mejorar la vida de los africanos comunes, que los chinos no se mezclan con los africanos y que no estaban interesados ​​en lo que estaba sucediendo en el continente. Están ahí por negocios, no para mejorar vidas, para difundir ideas o valores. A muchos les suena frío e insensible.

Seguramente, esta falta de interés, verdadera o falsa, no es en modo alguno comparable a la magnitud del daño que los europeos infligieron al continente. Los colonizadores europeos masacraron y esclavizaron a muchos millones de africanos y destruyeron el tejido y la civilización del continente.

Incluso borraron la memoria de imperios poderosos como el reino de Mali o el imperio de Etiopía que gobernaron esa parte del mundo durante siglos, y trajeron riqueza y contribuyeron a la civilización del Mediterráneo. Ningún chino hizo a los africanos lo que los europeos hicieron hace solo unas décadas.

Sin embargo, el mundo ha cambiado por completo en unas pocas décadas y una mentalidad colonial mucho menos opresiva, que todavía puede percibirse como “colonial”, ahora se vuelve menos tolerable en la percepción global.

Esto hace que la presencia europea y los crímenes pasados ​​de alguna manera sean más fácilmente “olvidables” y “perdonables” porque pueden atribuirse al pasado. Sin embargo, el comportamiento mucho más humano de los chinos es menos perdonable ahora que se ha elevado el listón de la buena conducta.

Y, de todos modos, los dos no se pueden comparar: un gran error cometido en el pasado por X no justifica un error menor cometido ahora por Y. África y el mundo no estaban preparados para que un nuevo colonizador reemplazará al antiguo colonizador.

Además, los europeos exportaban valores y afirmaban que estaban llevando la civilización a la gente incivilizada. La afirmación era falsa, por supuesto, pero al menos prestó algún propósito humanitario a la vieja explotación blanca del continente.

China no pretendió traer valores controvertidos, pero tampoco trajo nada más que dinero. Además, los chinos no son buenos para trabajar con trabajadores africanos y traen al continente a sus propios trabajadores del campo chino.

Al principio, esto provocó algunos choques de culturas y costumbres, por lo que las autoridades chinas recluyeron a sus propios trabajadores en África en campos separados con poco o ningún intercambio con los lugareños.

Esto facilitó las relaciones con los líderes locales y sin las trampas de valores externos y, a veces, hipócritas. Sin embargo, el patrón de pago a lo largo de África también creó una nueva forma de hacer negocios.

No era suficiente pagarle al presidente o al primer ministro del país, incluso los pequeños jefes tribales querían su parte de los negocios. Una ola de secuestros y fusilamientos de trabajadores chinos en África obligó a los chinos a pagar por sus vidas de arriba abajo.

Algunas empresas chinas se sintieron obligadas a abrirse paso mediante sobornos en las filas de liderazgo. Algunos chinos se quejaron de que al final del día estaban perdiendo dinero en África y no ganaban nada.

Además, todo se hizo de una manera turbia donde la gente común disfrutaba de pocos beneficios de todos los negocios y los sobres rojos que intercambiaban manos y, por lo tanto, no tenían buenos sentimientos sobre los chinos. En comparación con la colonización blanca pasada, que se abrió paso a través de África por la fuerza bruta, esto es ciertamente mejor. Pero, nuevamente, los tiempos son diferentes.

Mientras tanto, ahora Europa y América están haciendo un esfuerzo para integrar y promover a las personas de ascendencia africana en la política y los negocios convencionales. Es tarde y seguro que no es suficiente, pero al menos hay un esfuerzo y está enviando una señal importante al continente.

No ocurre lo mismo en China. Hay millones de hombres y mujeres africanos que viven principalmente en la zona de Guangzhou. Viven con inquietud en los márgenes de la sociedad china, a menudo sin papeles y apenas tolerados por las autoridades chinas. Esto se conoce tanto en África, Europa y América.

Con todo, esto refuerza la impresión de que la presencia china en África es de neocolonización, sin buena voluntad hacia los africanos. Verdadero o falso, aparentemente China no está abordando esta impresión, que por supuesto es peligrosa para la propia China.

Los intelectuales africanos también pueden despreciar a los chinos. Después de todo, en las últimas décadas Nigeria solo ha producido algunos de los escritores más influyentes del mundo, incluidos Chinua Achebe y Wole Soyinka. Posiblemente se lean mejor que los escritores chinos modernos.

Nueva competencia positiva

Al mismo tiempo, la presencia china en África está atrayendo la atención sobre nuevos actores. Japón e India se están uniendo para trasladarse a África. Japón tiene un músculo económico y tecnológico que puede resultar útil para los países africanos.

India tiene un mercado potencial enorme y tiene una experiencia histórica compartida porque la burocracia india se utilizó para gobernar el imperio británico en el continente.

Turquía está haciendo incursiones nuevamente en el continente, aprovechando la antigua herencia musulmana. Los europeos y estadounidenses también están prestando más atención después de décadas de ausencia. Esta nueva atención, de jugadores que quieren competir con China, está ayudando a África.

Esta competencia también crea nuevas dificultades para China. Además, estratégicamente, África está peligrosamente lejos de China. Si el comercio y la inversión aumentan en África, también aumentan los pasivos de China.

Los barcos chinos no están protegidos por la armada china, que tiene poca o ninguna capacidad de proyección, y podría dañarse o cortarse fácilmente por cualquier número de jugadores en el continente o fuera.

En otras palabras, la estrategia africana de China en retrospectiva era demasiado simple. China pensaba en sus empresas extranjeras sólo en términos de dinero, sin considerar la cultura, la antropología, el elemento de seguridad general. Es decir: China dio por sentada la buena voluntad que Estados Unidos estaba proporcionando globalmente a China en todo el mundo.

Mientras la buena voluntad estadounidense esté desapareciendo y China no la sustituya creando una buena voluntad alternativa global, todo el ejercicio se desmorona. Las ventajas económicas a corto plazo son contraproducentes y eventualmente pueden costar mucho más que las ganancias pasadas. Esto puede ocultar eventualmente todos los elementos positivos que los chinos trajeron a África, que está siendo puesto en marcha por el propio impulso de desarrollo de Beijing.

O quizás sea una percepción errónea. La popular película china Wolf Warrior está ambientada en África y muestra a un soldado chino luchando y golpeando a una multitud de mercenarios blancos involucrados en todo tipo de actividades ilegales e inmorales en el continente. La imagen que los chinos querían mostrar era que son los salvadores de África de los antiguos saqueadores occidentales.

No está claro si los africanos se sienten más como en casa en Beijing o en Londres, Nueva York o París, o si los chinos son más bienvenidos en Lagos o Addis que un estadounidense o un europeo. Pero si las dos percepciones sobre la presencia china en África no se reconcilian, esto también podría contribuir al enfrentamiento en curso con Estados Unidos.

Entonces África, con sus recursos, nuevas actividades en auge y motores de crecimiento potencialmente grandes como Etiopía y Nigeria, también podría convertirse en un nuevo campo de batalla de este choque y una vez más derribar a África.

Esta historia apareció por primera vez en Settimana News.http://www.settimananews.it/informazione-internazionale/global-impact-for-china-africa/

Significa el triste destino del pueblo Saharuí, aplastado desde hace medio siglo por la codicia de las potencias.-

EEUU, Marruecos, Israel, España, Trump, el Rey Juan Carlos, Franco, y el fraude de la  actual monarquía española completan el paisaje de la persecución y genocidio de “los olvidados del desierto”, ante la indiferencia e hipocresía del mundo libre.

-o-

Otra brecha abierta en el mundo árabe, más una durísima e histórica patada en la boca a la cancillería española, es el resultado del reconocimiento de EEUU a la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental, ex colonia española, a cambio de que Rabat establezca relaciones diplomáticas con Israel.

Tal acuerdo pretende cerrar la maniobra inconclusa gestada en 1975 por el sempiterno secretario de estado en la sombra, Henri Kissinger y por el Rey Hasán II de Marruecos, cuando se apropiaron por la fuerza de los 260 mil kilómetros cuadrados del desierto, sobre la costa atlántica, justo al norte de África, privando a sus 70 mil pobladores de su independencia como nación libre.

El reconocimiento es también un golpe bajo a los equilibrios diplomáticos internacionales, que divide aún más al mundo árabe, acorrala a Palestina para imponer la supremacía de Israel en Oriente Medio, y es un cheque en blanco para que Marruecos termine de someter y/o aniquilar a este pueblo perseguido.

El Sahara Occidental es una zona estratégica para las andanzas bélicas de Occidente, muy ricas en minerales altamente demandados para las nuevas tecnologías. Y que siempre despertaron la codicia de Occidente. 

El idilio entre el Israel y Marruecos viene ya desde 1965, cuando los servicios secretos israelíes, con la complicidad de la policía francesa, asesinó en los bosques de Saint Germain, cerca de Paris, al opositor marroquí Ben Barka a cambio de que Hasán permitiera un amplio espionaje en la Cumbre Árabe de Casablanca de ese año, que fueron fundamentales en la Guerra de los Seis Días. Luego de esta exitosa complicidad, ambos bandos comenzaron el asalto a las remotas arenas del desierto, que aún eran colonia española.

La ocupación marroquí de 1975 quedó inconclusa, porque al año siguiente los habitantes del Sahara reaccionaron con su Frente POLISARIO, quién proclamó la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y declaró la guerra a Marruecos. Aunque la ONU reconoció al Frente como único interlocutor de la zona y ordenó la realización de un referéndum de autodeterminación, el mismo fue siempre boicoteado por las potencias de Occidente.

En aquel 1975, Juan Carlos de Borbón ya ejercía de facto como jefe del estado español en funciones mientras Franco agonizaba y, según  historiadores de la época, el imberbe heredero del dictador, habría facilitado la entrega de la entonces colonia española a Marruecos en un acuerdo a tres con EEUU.

Los entretelones de aquella entrega preocuparían seriamente a la actual Monarquía española, asediada hoy por los escándalos diarios sobre la fortuna ilegal del viejo monarca, ante la posibilidad de que la jauría de la prensa pretenda relacionar los dineros opacos descubiertos ahora, con alguna supuesta “contraprestación” a Juan Carlos por aquella también supuesta y nula resistencia a la entrega del Sahara.

En cualquier caso, la realidad dice que Trump ha impuesto su voluntad haciendo pagar al gobierno de Madrid un duro precio por vivir en la irresponsable fantasía de creerse socio y aliado importante de EEUU, que no ha dudado en demostrar hasta donde le importa su alianza con España. 

Semejante bochorno diplomático es también el resultado de la errante y pusilánime política española en este conflicto, que puso de manifiesto su fobia histérica a la realización del referéndum, como lo obligaba la ONU y lo reclamaba medio mundo.

Es que España no puede apoyar ningún tipo de referéndum, aunque sea en el norte de África, porque se le abriría la caja de Pandora en su propio reino ya que no podrían frenar otros referéndums similares, como por ejemplo el de la monarquía borbónica o sobre la independencia de Cataluña o del País Vasco.

Por lo tanto, el boicot de La Moncloa al mandato de la ONU ha sito total, y se entiende porque cualquier referéndum, del tipo que sea, es la peor pesadilla para la privilegiada elite cortesana, política, empresarial y mediática de España

En el plano internacional, se demuestra que Trump, en solo 4 años y sin disparar un solo balín, ha logrado más para Israel y ha golpeado más a Palestina, que las anteriores 6 administraciones norteamericanas con todas sus frenéticas tempestades bélicas, a lo largo y ancho del globo.

Ni siquiera el muy progresista Obama, ni la muy feminista Hillary Clinton, con sus bombardeos, invasiones y matanzas por todo el globo, consiguieron darle semejante alegría a Tel Aviv, como lo ha hecho Trump en estos tiempos.

El electo Joe Biden debe estar hoy muy agradecido del presidente saliente por haberle hecho este penúltimo “trabajo sucio”. Un acto de vandalismo diplomático que ya es un “Hecho Consumado”, irreversible y definitivo, muy a gusto de la Casa Blanca, toda vez que Marruecos pasa a ser un activo del cada vez más menguante patrimonio geopolítico del Sionismo Internacional y de la debilitada Alianza Atlántica. En consecuencia, poco le importa al “Gran Hermano Imperial”, la vergüenza infringida a España y a la UE

Tanto la derecha española como el partido Socialista y el pretencioso poder mediático, se lamen las heridas en silencio ante la evidencia y la magnitud del desprecio inflingido por el coloso del Norte. Un siglo y medio de dominación colonial en el Sahara no les alcanzaron a los gobiernos de Madrid para tener una posición digna y respetuosa con su historia y con aquellos a los que impuso su imperio. De la misma manera que en 1975, “la cruel España franquista” huyó y abandonó la zona sin pegar un solo tiro, en 2020, “la monarquía parlamentaria” de hoy no se atreve ni siquiera a levantar la voz. 

.

La ignominia va cerrando así el penúltimo capitulo del “Imperio donde nunca se ponía el sol”, aquel mito de Felipe II en el siglo XVI que resumía como románticas y valientes a las sanguinarias conquistas coloniales de su reino por todo el mundo.

Las últimas dos páginas escritas sobre la agonía de aquel “Glorioso Imperio Monárquico” son la Guerra de Las Malvinas en 1981 y esta patada en la boca de Trump por el Sahara. 

En ambos casos, los herederos de Felipe II y de Franco, más los actuales monarcas y la elite política moderna, han pisoteado aquella leyenda de romanticismo y valentía, renegando de la propiedad de esas tierras que fueron suyas, avergonzándose ante los países ocupantes y dando las espaldas a sus antiguos súbditos.

Eduardo A Bonugli

Madrid, 16 Diciembre 2020

Finalizada la II Guerra Mundial, y tras la formación de la ONU en 1945, el mundo experimentó un vasto proceso de descolonización. A pesar de eso en pleno Siglo XXI aún quedan dominios coloniales, como en el Océano Índico sus Islas Dispersas, en los que Francia es un actor principal.

Francia lleva más de cuatro siglos presente como potencia colonial en el Océano Índico, una extensión de 75 millones de km2 que hoy concentra un cuarto del tráfico marítimo mundial y dos tercios del transporte de petróleo.

A pesar de la independencia de Madagascar (1960), las Comoras (1975) y Djibouti (1977), y la transferencia de posesiones a India (1950-1962), Francia sigue reivindicando y ejerciendo actos de soberanía, de facto en muchos casos, sobre varias pequeñas entidades insulares del océano Índico.

Entre ellas figuran las dos islas habitadas de Mayotte y Reunión, así como las deshabitadas de los cuatro distritos de las “Tierras Australes y Antárticas Francesas” (TAAF): Crozet, Kerguelen, Saint-Paul y Amsterdam y las Islas Dispersas. Esos 10.560 km2 albergan a un millón de personas y permiten a Francia reclamar más de 2,7 millones de km2 de espacios marítimos (sudoeste y sur del Océano Índico).

La rápida expansión china en la zona en los últimos años llevó a la creciente competencia sino-india, que se verifica en múltiples niveles, desde bases militares hasta apoyo a candidatos en elecciones en los estados ribereños.

Las islas del Océano Índico están situadas cerca de las principales rutas de tránsito que dan acceso e influencia a importantes puntos estratégicos y vías fluviales y, por lo tanto, sus geografías pueden influir en la geopolítica mundial.

Actor colonial

Con una superficie marítima de 11 millones de km2 bajo su administración-la segunda más grande del mundo después de la de Estados Unidos- Francia es un actor marítimo de trascendencia mundial. Su actividad en el Índico ha reflejado su interés por mantenerse como potencia política, militar y económica, además de cultural.

Así, las Islas Dispersas y el departamento de Mayotte, que le ofrecen a Francia un territorio que abarca dos tercios del Canal de Mozambique, han sido concebidas como instrumentos esenciales para que Francia persiga sus propios intereses nacionales en esta región del mundo.

Por las características físicas de las Islas Dispersas, la instalación de bases militares sería costosa –e inútil, puesto que ya dispone de bases aeronavales operativas y ampliables en esta parte del mundo- para el presupuesto francés.

Además, su militarización provocaría fuertes protestas de los países ribereños del Océano Índico que, al igual que la República de Madagascar, desean, de conformidad con la resolución 2832 (XXVI) aprobada por la Asamblea General de la ONU en 1971 crear una “zona de paz” en la región. Francia mantiene allí tres estaciones meteorológicas permanentes y una dotación militar mínima.

En general, los intereses de Francia en el Índico tienen dos costados. Por un lado, están relacionados con sus necesidades y objetivos en materia de cooperación regional e integración económica. Por otro, Francia, como potencia, tiene también importantes intereses estratégicos, económicos y culturales en el Océano Índico.

Ello implican la cooperación regional marítima, la vigilancia y el control de policía marítima (en su ZEE pero también en las de sus vecinos), así como la seguridad de las vías de comunicación marítima (lucha contra la piratería y patrullaje desde el Mar Rojo hasta el Golfo Pérsico en el noroeste del Índico, en el Canal de Mozambique y el resto del Océano Índico sudoccidental).

Por lo tanto, Francia es un actor que no puede ser ignorado en el Índico. Teniendo en cuenta su presencia territorial y sus intereses, Francia opta por seguir participando de manera significativa en la región. En muchos aspectos, es un socio regional muy valioso para los demás Estados ribereños, especialmente en los ámbitos del desarrollo humano y sostenible, en las cuestiones marítimas, de cooperación cultural y en cuestiones de paz y seguridad.

Esta relación particular explica también la estrategia pendular de Madagascar respecto a la disputa de soberanía por las Islas Dispersas. Teniendo en cuenta que la República de Madagascar es uno de los países menos adelantados (PMA) según la Organización Mundial de Comercio (OMC), su dependencia de Francia, su ex potencia administradora, impide una estrategia más agresiva como la adoptada por la República de Mauricio contra el Reino Unido por el Archipiélago de Chagos.

La situación económica de Madagascar constituye, a su vez, un “incentivo” para la solución de la disputa con Francia debido al potencial económico que se desprende del ejercicio efectivo de la soberanía sobre esos territorios.

Según el derecho del mar, cada extensión natural de tierra rodeada de agua y sobre su nivel es ahora una apuesta económica considerable, fuera de toda proporción con la superficie de su territorio terrestre. Las islas generan en beneficio del Estado ribereño derechos de soberanía para explorar y explotar recursos naturales.

DESCOLONIZACIÓN INCOMPLETA

La disputa franco-malgache sobre las Islas Dispersas tiene su nacimiento a partir del decreto francés del 1 de abril de 1960 que desmembró al territorio de Madagascar previo a su independencia el 26 de junio de ese año. Estas islas, que pertenecieron al reino soberano de Madagascar hasta su anexión por Francia el 6 de agosto de 1896, formaron parte de las dependencias administrativas de la Isla Grande de Madagascar durante todo el periodo colonial francés.

Al desmembrar el territorio nacional de Madagascar, ese decreto de 1960 atentó contra principios básicos del derecho internacional como el de la libre determinación de los pueblos y la integridad territorial de los territorios bajo dominación colonial.

No fue un hecho aislado en la historia de la descolonización. En el Océano Índico, Gran Bretaña actuó parecido cuando separó -en noviembre de 1965- el archipiélago de Chagos de su colonia de Mauricio, previo a su independencia, para formar una nueva colonia británica: el Territorio Británico del Océano Índico (BIOT).

La historia de la disputa por las Islas Dispersas ha tenido momentos de mayor tranquilidad y momentos de mayor actividad por parte del gobierno malgache. Durante la década de los 70, el gobierno de Antananarivo ha buscado una solución negociada a la controversia.

En 1979, Francia y Madagascar acordaron negociaciones bilaterales. Sin embargo, frente a la intransigencia francesa, Madagascar planteó el problema a nivel multilateral ante la Organización para la Unidad Africana (OUA) -antecesora de la Unión Africana- y del movimiento de los países no alineados (MPNA).

La XVI Conferencia Anual de líderes de la OUA, en 1979, declaró -por primera vez- que “las Islas Gloriosas, Juan de Nova, Europa y Bassas da India son parte integrante del territorio nacional” de Madagascar e invitó a Francia a devolverlas. La VI Conferencia de Jefes de Estado o de Gobierno del MPNA (La Habana, 1979) se expresó en el mismo sentido.

Así, la propia Madagascar presentó la cuestión de las Islas Dispersas ante la ONU, cuyo órgano plenario aprobó el 12 de diciembre de 1979, la resolución 34/91 por una amplia mayoría (93 votos a favor, 7 en contra y 36 abstenciones), que reafirmó “la necesidad de respetar escrupulosamente la unidad nacional y la integridad territorial de un territorio colonial en el momento de obtener su independencia”.

La resolución “invita al Gobierno de Francia a iniciar sin más demoras negociaciones con el Gobierno de Madagascar encaminadas al reintegro de las islas mencionadas, que fueron separadas arbitrariamente de Madagascar”.

Hasta 1992, la actitud del Gobierno malgache fue proactiva en la búsqueda de la resolución de la disputa de soberanía, pero sin mayores resultados frente a la intransigencia francesa. Con la vuelta de la democracia en el país africano en 1993, las tensiones con Paris disminuyeron hasta entrado el Siglo XXI.

Con su llegada a la presidencia, el socialista François Hollande se propuso en 2016 la creación de una nueva comisión mixta franco-malgache para alcanzar una posible solución a la controversia, sin mayores resultados. Hubo que esperar la reunión Macron-Rajoelina, el 29 de mayo de 2019 en París, para ver algún cambio.

Macrón anunció: “Lo que estamos lanzando hoy es un trabajo conjunto, totalmente en asociación, político y administrativo sobre este tema para construir una solución común. Y creo que el objetivo que legítimamente podemos apuntar es que para las celebraciones del 26 de junio del próximo año se encuentre esa solución”.

El 18 de noviembre de ese año, en Antananarivo, una primera reunión de una nueva Comisión mixta francesa-malgache sobre las Islas Dispersas terminó sin mayores resultados. La pandemia de COVID-19 retrasó todo el proceso negociador.

Sin embargo, en julio de 2020, un grupo de senadores franceses presidido por Christophe-André Frassa publicó un informe. “Es urgente reafirmar la soberanía de Francia sobre estas islas” pero “debe ser ejercida con responsabilidad, porque es un bien común de la humanidad”, sostuvo.

En este contexto, el Ministerio de Transición Ecológica y Solidaria de Francia realizó una consulta pública respecto a la posibilidad de convertir las islas en una “reserva natural nacional”. Se recibieron 113 “comentarios”: 14 apoyaban la restitución de las Dispersas a Madagascar, 79 fueron favorables a la creación de una reserva natural, 11 no dieron una opinión formal y otras 9 se consideraron nulas.

Al igual que en el caso de la separación del archipiélago de Chagos de la República de Mauricio, esta disputa de soberanía se enmarca en un proceso de descolonización que, producto de la separación del territorio bajo disputa, no ha concluido de conformidad al derecho internacional.

Cualquier título de soberanía que pueda alegar Francia cede ante el principio de libre determinación del pueblo malgache que, al verse violada su integridad territorial previo a su independencia, se ve impedido de ejercerla en todo su territorio.

Al respecto la Corte Internacional de Justicia (CIJ) dijo en el caso de Chagos que “los pueblos de los territorios no autónomos tienen derecho a ejercer su derecho a la libre determinación en relación con su territorio en su conjunto, cuya integridad debe ser respetada por la Potencia administradora” y que de ello se desprende que “todo desmembramiento de la Potencia administradora de parte de un territorio no autónomo, a menos que se base en la voluntad libremente expresada y genuina del pueblo del territorio en cuestión, es contrario al derecho a la libre determinación”.

Respecto a este último punto -la expresión libre y genuina del pueblo en cuestión- Francia ha sostenido que el presidente malgache aceptó tácitamente esta separación ya que durante 12 años (1960-1972) no avanzó en su reclamación. Al respecto, nuevamente la opinión consultiva sobre Chagos nos ofrece respuestas.

Como Reino Unido con Mauricio, Francia desmembró el territorio de Madagascar previo a su independencia y alega la aceptación de la contraparte. La CIJ sostiene que no puede haber una “expresión libre y genuina” del pueblo avalando el desmembramiento de parte de su territorio por parte de la potencia administradora cuando dicho territorio estaba, aún, bajo la autoridad de esta última.

La reciente victoria de Mauricio, tanto en la CIJ, como en la Asamblea General de la ONU, es clave para aquellos Estados que se encuentran como parte de una disputa y en donde la contraparte decide adoptar una posición intransigente, dado que controlan la situación de facto y buscan mantener el statu quo indefinidamente.

Con este antecedente, Madagascar se puede ver persuadido a utilizar las herramientas que el derecho internacional le ofrece. Esto puede llevar a Francia a buscar una solución negociada de la disputa para evitar una derrota como la del Reino Unido y avanzar hacia el final del colonialismo en el mundo.

Publicado el 14/10/2020. Sitio web EMBAJADA ABIERTA https://www.embajadaabierta.org/post/descolonizaci%C3%B3n-incompleta-el-caso-de-las-islas-dispersas

Análisis Radial Semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el Programa: el Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo. 

TEMAS:

Sigue profundizandose el conflicto entre Atlantistas (EEUU y socios) y Continentalistas (China y sus socios) conflicto que conduce a un mundo Bipolar nuevamente

A Política Internacional de la semana:

1 Bielorusia aumenta la conflictividad, Rusia está de acuerdo en establecer una posibilidad de solucionar el conflicto con la participación de la Unión Europea. 2 Golpe de Estado en la zona francófona: La República de Mali. 3 EEUU: Congreso Demócrata de USA elige la compañera de fórmula de Joe Biden Kamala Harris, mientras esto ocurría Esteve Bannon era detenido en EEUU, el creador del triunfo de Trump en las elecciones del 8 de noviembre de 2016. y creador de la Orden Negra de las derechas a nivel global. 4 El Triunfo diplomático de Irán sobre EEUU  en el Consejo de seguridad de la ONU.

B Análisis Geopolitico de hoy: Breve introducción a la Nueva Ruta de la Seda sobre la Europa de los 27.

CHINA: Proyecto Geopolitico (2013), que incluye: Rutas Terrestres, Ferroviarias, aeropuertos, Infraestructura vial, Puertos, oleoductos, etc, y acuerdos estratégicos mas amplios con los países donde se desarrolla la instalación del Proyecto que va mas allá de lo comercial, sino también: político, legal, legislativo, tecnológico, científico, cultural y en algunos casos militar; en  Asia, Europa, África que concluye en América del Sur, esto tiene una arista de financiamiento propio por fuera de los organismos tradicionales creados por el occidente tras la segunda Guerra Mundial, Una noticia: los trenes se incrementan sustancialmente llegando durante en plena pandemia, analizamos brevemente, las rutas terrestres y la marítimas, y sus alternativas. Cuales son los conflictos -debilidades- que le imponen los Poderes anglosajones para impedir este despliegue. Importancia del aumento de la potencialidad militar naval para frenar estos lineas desarrolladas del Plan de la Ruta de la Seda y el Cinturón.

Mas en:…

Con Bolsonaro y su antichinoismo la Ruta se modificara
El conflicto en los mares asia-pacifico

por Denis Korkodinov

La ofensiva contra la posición de las fuerzas de Khalifa Haftar, organizada por el Gobierno del Acuerdo Nacional de Libia, no parece haber logrado su objetivo. Las Fuerzas Armadas Árabes de Libia permanecen alertas y un jugador clave en el proceso de negociación. Mientras tanto, en Libia, aparentemente, comenzaron los cambios estructurales, como resultado de lo cual el escenario de la división del país se volvió casi inevitable. La situación se debe en gran parte a la actitud de las tribus beduinas hacia el gobierno de Al-Vefak. Los beduinos libios, que viven principalmente en la parte occidental del país, en su mayor parte, rechazan firmemente el islam político y son extremadamente negativos hacia los militantes de al-Qaeda e ISIS, que forman el pilar principal de la política de Fayez al-Sarraj.

La creencia convencional de que las fuerzas armadas árabes libias bajo el liderazgo de Khalifa Haftar están tratando de implementar un ataque de este a oeste del país es errónea. De hecho, el Trípoli oficial, utilizando las herramientas del Islam político y el terrorismo internacional, contribuye a la decadencia del estado y, sobre todo, en su parte occidental, que el mariscal de campo libio está tratando de prevenir, ya que la principal prioridad de Khalifa Haftar es preservar la unidad y la libertad de Libia. Al mismo tiempo, Fayez al-Sarraj busca capitalizar los disturbios involucrando a nuevos participantes en el conflicto y prometiéndoles parte del territorio libio. Por lo tanto, el gobierno de Al-Vefak promueve activamente la escalada de contradicciones regionales y étnicas en Libia, busca una alianza con organizaciones terroristas, creando condiciones privilegiadas para ellos que contribuyan al desarrollo del caos estatal.

Mientras tanto, Fayez al-Sarraj no logró el objetivo de su campaña ofensiva. Entonces, la mayoría de las tribus locales, incluidas las que viven en el territorio controlado por Trípoli oficial, son opositores irreconciliables del Islam político, desde el derrocamiento del líder de la Jamahiriya. La razón principal de esto es que durante la revolución libia de 2011, muchos representantes de las tribus fueron asesinados sin sentido, que es el principal reclamo que la gente hace contra el gobierno de Al-Vefak. Como resultado, los beduinos son generalmente leales o neutrales hacia el Ejército Nacional de Libia y sus organizaciones afiliadas. La participación de Turquía del lado de Trípoli ciertamente representa una fuente adicional de irritación para las uniones tribales que se niegan a participar en intervenciones externas.

Además, los líderes de la opinión pública en Libia, por regla general, no están afiliados a la organización de la Hermandad Musulmana, por lo que son ajenos a la ideología del Islam político. Es por eso que muchos representantes tribales niegan cualquier cambio en el estado libio que ocurrió después de 2011. Y Trípoli no puede rectificar la situación, porque no goza de una autoridad significativa entre los líderes de opinión. Un ejemplo particularmente llamativo de esto es la situación en la aldea de Bani Walid, donde el Gobierno del Acuerdo Nacional intenta sin éxito persuadir a las tribus a su lado.

Vale la pena señalar que la mayor parte de la población libia son representantes de sindicatos tribales que no son partidarios de la guerra. Al mismo tiempo, la lucha principal entre las fuerzas de Fayez al-Sarraj y Khalifa Haftar se lleva a cabo exclusivamente para 1/3 de la población, que está involucrada en operaciones militares en un grado u otro. Sin embargo, una población tan pequeña es muy pequeña para cambiar significativamente el curso de las hostilidades en uno u otro favor. Mientras tanto, es obvio que como resultado de la presión del gobierno de Al-Vefak en Trípoli, una guerra civil puede comenzar pronto, ya que los militantes, apoyados por Fayez al-Sarraj, ya están cansados ​​de la población local, y esta es la razón principal de los posibles disturbios. Entonces, Bani-Walid, Zintan y Fasan, muy probablemente, se convertirán en los epicentros de la rebelión popular, donde las tribus locales son especialmente sensibles a la presión de las fuerzas de Trípoli.

La sociedad libia está extremadamente irritada por el hecho de que Ankara siente la red en el cielo de Libia, como en casa.

Hasta hace poco, la posición de Turquía con respecto al expediente de Libia era incierta, ya que las opiniones de los políticos turcos estaban divididas en la evaluación de la situación, lo que los obligó a implementar la opción oportunista, por ejemplo, para apoyar a Fayez al-Sarraj, ya que esta limitada intervención rusa. Tal apoyo se debió al hecho de que Libia es una fuente de importantes reservas de hidrocarburos, así como un escenario de clara competencia entre Moscú y Ankara por la influencia. Además, el papel de la organización de la Hermandad Musulmana era llevar a los turcos a una alianza con el oficial Trípoli. Sin embargo, los líderes tribales, por regla general, estaban en contra de esta unión, que declararon repetidamente a nivel nacional. Mientras tanto, el gobierno de Al-Vefak continúa ignorando la opinión de los grupos tribales que están listos para organizar un golpe de estado en el país y en realidad divide a Libia en pequeñas partes en caso de que Fayez al-Sarraj continúe su campaña militar.

Por Clara R. Venzalá para El Orden Mundial

El mar Mediterráneo ha sido uno de los puntos geopolíticos más importantes de la historia: el control de las rutas marítimas o la influencia sobre los países de su litoral han formado parte de los objetivos de distintas potencias durante siglos. En la actualidad, el Mediterráneo cede protagonismo a otras zonas del mundo, aunque nunca desaparece del interés global. Mientras, se enfrenta a importantes retos como la migración, el cambio climático y tensiones entre sus países ribereños.

Escribir sobre el mar Mediterráneo entraña una paradoja: su gran riqueza histórica hace difícil encontrar una forma de empezar el texto que le haga justicia. Esta enorme masa de agua de más de 2,5 millones de kilómetros cuadrados separa el sur de Europa, el norte de África y el extremo occidental de Asia. Desde ese enclave privilegiado, el Mediterráneo ha sido testigo de incontables intercambios culturales, económicos y políticos a lo largo de la historia. Algunas civilizaciones incluso debieron su auge al control de este mar, entre las que destaca el Imperio romano: su hegemonía, que duró siglos, se asentó sobre las rutas marítimas mediterráneas y el dominio de los territorios de los alrededores. Más tarde, distintas potencias han seguido disputándose el Mediterráneo hasta prácticamente el siglo XXI. 

El mar que baña tres continentes

Los pueblos mediterráneos comparten unos rasgos comunes fruto de siglos de condiciones climáticas similares, el dominio de distintos imperios y constantes intercambios culturales y comerciales. Esos rasgos forman una idiosincrasia mediterránea que abandera la célebre dieta mediterránea, que se basa en productos autóctonos. Hoy son veintidós los países que se bañan en la cuenca mediterránea. 

La importancia geoestratégica del Mediterráneo reside principalmente en que conecta tres continentes: África, Asia y Europa. Eso ha permitido que hoy siga siendo una importante ruta de transporte marítimo por la que se mueven decenas de millones de contenedores cada año cargados de todo tipo de mercancía. El principal puerto de contenedores en el Mediterráneo es El Pireo, en Grecia, con un tráfico de más de cinco millones de contenedores, uno de los más importantes del mundo junto a otros como el de Algeciras, en el sur de España, o Tánger Med, en Marruecos.

Mapa interactivo del Mediterráneo.

Sin embargo, las ventajas del Mediterráneo no se han traducido en una economía dinámica para los países de su cuenca. En contra están las barreras aduaneras, las alianzas políticas o la inestabilidad que agita algunos países. De hecho, pese a su importancia, los puertos mediterráneos no pueden competir con los del norte de Europa, mucho más relevantes a nivel global, con Rotterdam y Amberes a la cabeza. Para diferenciarse, los mediterráneos apuestan por convertirse en los mejores puertos hub: puertos especializados en funcionar como punto de apoyo en rutas intercontinentales o de largo recorrido. Muchos de esos puertos se sitúan cerca de los puntos estratégicos clave del Mediterráneo: los estrechos. 

Para ampliar“Las principales rutas comerciales marítimas del mundo”El Orden Mundial, 2019

Los estrechos, protagonistas de la historia mediterránea

Además de una posición singular, el Mediterráneo posee unas características geográficas especiales. Es un mar cerrado al que solo se puede acceder por determinados estrechos: Gibraltar en el oeste, el estrecho del Bósforo y el de los Dardanelos en el noreste, y el canal de Suez en el sureste. Además, el Mediterráneo se parte en el centro por otro estrecho que conforman las islas de Malta y Sicilia. Todos esos estrechos funcionan como cuellos de botella, o choke points, pues limitan la navegación marítima facilitando su control.

Así, los estrechos llevan siglos siendo lugares de importancia estratégica codiciados por distintas potencias: enclaves que conquistar, posiciones vulnerables que defender, espacios envueltos en la leyenda o puertas a otros mundos. Empezando por el oeste, el estrecho de Gibraltar, que ofrece salida directa al océano Atlántico, ya es mencionado en textos clásicos como el fin del mundo conocido. Además, Gibraltar también es el punto en el que Europa y África están más cerca, separados por solo catorce kilómetros, lo que supone al mismo tiempo oportunidades y riesgos.

Para ampliar: “Gibraltar, el istmo de la discordia”, Astrid Portero en El Orden Mundial, 2019

Por su parte, los estrechos del Bósforo y los Dardanelos separan el Mediterráneo del mar Negro, la puerta de entrada a Asia. Una de las epopeyas más importantes de la cultura occidental, la guerra de Troya narrada en la Ilíada de Homero, tiene lugar precisamente en esta región. Se cree incluso que el mito pudo inspirarse en un conflicto real entre las potencias de la época por el control de los estrechos, que ya entonces daban una importante ventaja geopolítica. En la actualidad, ambos estrechos están bajo control de Turquía, y su relevancia se mantiene, ya que son un puente de abastecimiento de recursos energéticos y la única salida de Rusia al Mediterráneo. 

Por último, la construcción del canal de Suez en el siglo XIX incrementó el valor geopolítico del Mediterráneo, abriendo una puerta directa al mar Rojo y al océano Índico. El canal se convirtió en la ruta más rápida para acceder a Asia desde Europa sin tener que rodear África, y varios países se disputaron su control hasta que el Gobierno egipcio lo nacionalizó en 1956. El canal es crucial en las rutas comerciales que conectan los puertos europeos con las fábricas de Asia y con los hidrocarburos del golfo Pérsico, y su importancia queda probada en los costes que supondría su cierre. Durante la inestabilidad que vivió Egipto en las revueltas de 2011, por ejemplo, se calculó que si el canal cerraba al tráfico el precio del crudo se incrementaría un 10%

Para ampliar: “El canal de Suez, la joya de la corona egipcia”, Ismael Nour en El Orden Mundial, 2019

El control de los estrechos ha motivado decenas de conflictos a lo largo de la historia, como demuestra Malta, que ha sido invadida y ha cambiado de manos en varias ocasiones por su posición central. Pero además de beneficiosas rutas comerciales, el Mediterráneo ofrece interesantes recursos naturales que también juegan un rol importante para las economías locales, como la pesca, que en ciertos lugares se sigue practicando con técnicas milenarias y sostenibles.

El Mediterráneo funciona como enlace entre tres continentes para todo tipo de productos, incluido el gas.

Otro de los recursos que más importancia ha adquirido en los últimos años es el gas. Mientras los países del Mediterráneo occidental, incluido España, se abastecen de los hidrocarburos de Argelia, el gas está cambiando la situación geopolítica en el extremo oriental del mar. El descubrimiento de yacimientos en aguas israelíes, libanesas, palestinas, chipriotas y egipcias ha abierto un conflicto regional: entre los interesados en explotar y comercializar el gas —Italia, Chipre y Grecia— se ha excluido a Turquía, reavivando viejas disputas en torno a la soberanía de las aguas mediterráneas. 

Para ampliar: “El gas natural abre una lucha geopolítica en el Mediterráneo oriental”, Eduardo Saldaña en El Orden Mundial, 2019

¿Unión en el Mediterráneo?

Compartiendo historia, cultura o recursos naturales, los países mediterráneos también han tratado de poner en marcha proyectos de cooperación política. Uno de los primeros intentos fue el proceso de Barcelona de 1995, que pretendía crear una organización internacional entre los países de la cuenca mediterránea, la Asociación Euromediterránea. Integrada por los entonces quince países miembros de la Unión Europea y por otros doce países mediterráneos, la Asociación Euromediterránea sirvió de marco para tratar por primera vez de forma explícita cuestiones de seguridad en la región. Sin embargo, la reactivación del conflicto de Israel y Palestina estancó los progresos a principios de los 2000.

Francia impulsó en 2007 una alternativa, la Unión por el Mediterráneo. Esta nueva organización tiene metas similares a su antecesora, incluyendo asegurar la estabilidad y paz en la región, y sí parece haberse consolidado, al menos como cita diplomática habitual y como lanzadera de proyectos sociales. La Unión por el Mediterráneo reúne a 43 países: los veintisiete miembros de la Unión Europea y otros dieciséis países del litoral mediterráneo; además, en sus encuentros también participa la Liga Árabe. Otra iniciativa diplomática es el Diálogo 5+5, también impulsado por Francia y que reúne a cinco países europeos y otros cinco africanos del Mediterráneo occidental: Malta, Italia, Francia, Portugal y España por un lado, y Marruecos, Argelia, Libia, Mauritania y Túnez por otro. Por su parte, otros actores como la OTAN o la Unión Europea han creado sus propias herramientas para promover relaciones con los Estados mediterráneos.

Una iniciativa diplomática distinta que también se ha puesto en marcha el marco regional son los Juegos del Mediterráneo, unos eventos deportivos de inspiración olímpica. Estos juegos se llevan celebrando desde 1951 con el objetivo de fomentar la identidad común y la buena relación entre los países de la región. Con todo, tampoco han quedado exentos de fricciones políticas: Yugoslavia, por ejemplo, dio plantón a España en los Juegos de Barcelona de 1955 como muestra de rechazo a la dictadura del general Franco. También ese mismo año, los países árabes vetaron la participación de Israel, que nunca ha asistido a esos juegos.

En líneas generales, las iniciativas diplomáticas en el Mediterráneo han obtenido pobres resultados, en buena medida porque los distintos países han priorizado otras alianzas o  intereses. En el caso de los países del norte, su orientación diplomática está claramente centrada en la Unión Europea. Los del sur y el este, por su parte, están lastrados por tensiones regionales, inestabilidad política y guerras que les impiden cooperar, y también dan más importancia a organizaciones como la Liga Árabe. 

Para ampliar: “Multilateralismo, no te rayes, Trump no te merece”, Pablo Moral en El Orden Mundial, 2020

Un mar de interés global

Incapaces de construir un foro diplomático de éxito, los países del Mediterráneo mantienen antiguas tensiones territoriales que amenazan la estabilidad de la región. Una de las más peligrosas es la que comparten Turquía y Grecia por la isla de Chipre y zonas del Egeo, a pesar de ser ambos miembros de la OTAN. También son graves la división entre los vecinos Argelia y Marruecos, que llevan años con la frontera cerrada o la rencilla entre España y Reino Unido con respecto a Gibraltar; y, por supuesto, el perenne conflicto entre Israel y Palestina. Las revueltas árabes pusieron al Mediterráneo en el centro del mundo en 2011, al igual que los conflictos de los últimos años: la guerra de los Balcanes y la guerra civil de Argelia en los noventa, o las actuales guerras en Libia y Siria. Unas décadas antes, el Mediterráneo también vivió las distintas guerras árabo-israelíes y fue un escenario importante de las dos guerras mundiales.

Aunque haya perdido algo de su protagonismo pasado a favor de Asia, el Mediterráneo sigue ocupando un lugar importante en la política internacional actual. En esta región se reúnen sólidas potencias locales, como Francia, Italia, Israel o Turquía, con otras potencias externas, como Estados Unidos o Reino Unido, que tienen presencia militar por toda la región. Además, en los últimos años están aumentando su presencia dos nuevos actores: Rusia y China, aunque con estrategias muy distintas.

Para ampliar: “Egipto e Israel, de enemigos mortales a aliados fieles”, Carlos Palomino en El Orden Mundial, 2019 

Rusia ha aprovechado la oportunidad de la guerra de Siria —en la que apoya al Gobierno de Al Assad— para consolidar su presencia en el Mediterráneo con dos bases militares en el país: el puerto de Tartús y la base aérea en Latakia. Además, Moscú ha participado en el conflicto de Libia través de mercenarios en apoyo al bando del mariscal Haftar, así como en las cumbres para los procesos de paz en el país. Ello permitirá al Gobierno ruso reclamar algún tipo de ventaja relacionada con la excelente ubicación o los ricos recursos del país una vez termine la guerra. 

El control o influencia en puertos mediterráneos forma parte de la estrategia de China para asegurar la seguridad de sus rutas comerciales.

Por su parte, China apuesta por usar herramientas comercialesculturales y diplomáticas. Pekín las ha puesto en práctica en conflictos como el de Siria, pero el mejor ejemplo de su estrategia es la Nueva Ruta de la Seda, cuyo extremo occidental llega hasta el Mediterráneo. En el marco de este proyecto, en los últimos años China ha adquirido la gestión del puerto griego de El Pireo y se ha convertido en accionista mayoritario en otros como el de Valencia, en España. También ha invertido en puertos clave como los de Tánger o Malta, varios puertos italianos, el Haifa en Israel o Port Said, en el canal de Suez. Al sur, Pekín extiende su influencia por África y ha abierto su primera base militar fuera de sus fronteras en Yibuti, en el Cuerno de África. Pekín pretende asegurar así el tráfico marítimo en este punto, imprescindible para conectar el océano Índico con el Mediterráneo por el estrecho de Bab al Mandebel mar Rojo y el canal de Suez.  

Para ampliar: “La Ruta de la Seda china pone los ojos en Europa”, Fernando Arancón en El Orden Mundial, 2019

Los retos futuros

A pesar de que las divisiones políticas impidan considerar a la región como un conjunto unido, la cuenca mediterránea enfrenta varios desafíos graves. Nuevas rutas comerciales como las que se abren con el deshielo del Ártico o la Nueva Ruta de la Seda pueden competir con el Mediterráneo y arrebatarle protagonismo. Por otra parte, la amenaza yihadista está muy presente en la región, agravada por las guerras en Siria y Libia. Hay focos en los BalcanesEgipto y el norte de África. Más al sur, en el Sahel, la mayoría de los países sufren una inestabilidad crónica, lo que permite la expansión de grupos yihadistas y criminales que han establecido rutas de tráfico ilegal de sustancias, armas y personas.

Para ampliar: “Hacia la ruta del Ártico”El Orden Mundial, 2020

Además, la desigualdad entre los litorales norte y sur hacen del Mediterráneo cada vez más en una frontera y menos en un espacio de unión. La violencia y la expansión demográfica obligan a miles de personas de África y Oriente Próximo a migrar hacia Europa, repercutiendo en los países mediterráneos de ambas orillas. La migración ya es uno de los mayores desafíos de la región: el mar se ha convertido en una tumba para miles de migrantes, y no hay medidas medidas contundentes que aplaquen la situación. Por si fuera poco, la crisis de refugiados sirios, esperando en Turquía y otros países a su oportunidad para llegar a la Unión Europea, representa uno de los mayores desastres humanitarios que se recuerdan

La inmigración es una de los grandes retos del Mediterráneo, no solo porque una guerra como la de Siria pueda provocar crisis de refugiados como la de 2015, sino por la bomba demográfica africana que se espera para las próximas décadas.

Por último, el cambio climático se perfila como una amenaza grave e inminente. Sus consecuencias serán especialmente duras en toda la cuenca mediterránea, que ya empieza a tener problemas de desertización. La escasez de agua puede generar tensiones como las que ya se dan entre Egipto, Etiopía y Sudán por la construcción de una presa en el Nilo, o entre Israel y sus vecinos. A todo ello se añaden los riesgos internos de muchos países que sufren una grave debilidad del Estado, alto desempleo, desigualdad o inseguridad alimentaria. Como demostraron las revueltas árabes en 2011, o Sudán y Argelia en 2019, estos problemas pueden dar lugar a protestas ciudadanas que en el mejor de los casos permiten avances democráticos pero, en el peor, suponen el estallido de una guerra civil.

Con retos de seguridad, demográficos y medioambientales tan graves como los mencionados, con la amenaza de que sus puertos pierdan importancia internacional y con el descubrimiento de bolsas de gas natural que pueden cambiarlo todo, el Mediterráneo sigue, siglos después, escribiendo su historia. 

Para ampliar: “Europa ya sabe que no va a poder escapar de la crisis climática”, Astrid Portero en El Orden Mundial, 2019

Clara R. Venzalá
Córdoba, 1990. Licenciada en Periodismo. Máster en Cultura de Paz, Conflictos, Educación y Derechos Humanos. Me interesan los temas relacionados con la geopolítica, los derechos humanos y la perspectiva de género.

Publicado por El Orden Mundial https://elordenmundial.com/geopolitica-del-mediterraneo/

Por Mario Duarte*

Las nuevas tecnologías están cambiando los comportamientos de la sociedad a una velocidad nunca vista en la historia de la humanidad, se producen nuevos hábitos y disfunciones en los individuos, que adquieren nueva entidad social como usuarios capaces de acceder, crear, compartir y modificar información y conocimiento. 

En este nuevo contexto internet juega un papel vital, como un medio anónimo que facilita el acceso e intercambio de información y datos, convirtiéndose en la nueva frontera de las relaciones sociales y políticas.

Es un término inglés que devenido al español significa: internet profunda, internet oscuro, internet invisible; es decir el contenido de internet que no está indexado por los motores de búsqueda convencionales, debido a diversos factores, es decir el opuesto al internet superficial. Este término es atribuido al informático Mike Bergman. 

En otras palabras la web deep es aquella parte de la red que contiene material  información y páginas web que no se hallan indexadas en ninguno de los buscadores existentes como puede ser google, yahoo, bing, etc. Por eso, en el hipotético caso que los buscadores pudieran indexar la totalidad de contenido en la web, ello devengaría en la desaparición de web deep.

La web deep no es una región prohibida o mística de internet, y la tecnología relacionada con ella por lo general no es conspirativa, peligrosa o ilegal. En ella se alberga todo tipo de recurso al que se es difícil de acceder mediante métodos comunes como los motores de búsqueda populares.

Una parte de web deep consiste en redes internas de instituciones científicas y académicas que forman la denominada Academic Invisible Web (Internet Académica Invisible) la cual se refiere a las bases de datos que contienen avance tecnológico, publicaciones científicas, y material académico en general a los cuales no se puede acceder fácilmente.

En lo que se refiere al tamaño o la capacidad de la web deep es realmente asombrosa, en el año 2010 se estimaba que la internet superficial tenía un tamaño de 167 terabytes, en tanto que en ese mismo año la internet profunda u oscura oscilaba en un tamaño de 7.500 terabytes, lo que arrojaba como resultado que el contenido de la web deep era de 45 veces superior a la información que teníamos acceso en aquel momento. Un dato actualizado a tener en cuenta es el de la Universidad de California en Berkeley estima que el tamaño real de la internet profunda es de 91.000 terabytes.

En fin que contenidos podemos encontrar en wep deep y de que características? Es más que necesario aclarar este tema porque no todo lo que hay en la web deep es intrínsecamente malo, sino que se puede encontrar contenidos diversos e interesantes, como por ejemplo el contenido almacenado por los países, organizaciones que almacenan información calificada por ejemplo la NASA, datos meteorológicos, datos financieros, etc., multitud de bases de datos de distinta índole, foros de diversas temáticas, entre otros.

No obstante a ello, también se puede encontrar contenido muy desagradable como ser: venta de drogas, pornografía, narcotráfico, mercado negro de sicario, documentación clasificada (wikilieaks), foros de crackquers en busca de víctimas, phishers, spammers, botnetsagents, todos estos también en busca de víctimas, paginas para comprar o fabricar armas, piratería de software, libros, música, etc.

Si bien hay muchas formas de acceder a ella, la más sencilla es la TOR, que se descarga sin costo y se caracteriza por enmascarar la IP real como la zona geográfica desde donde se conectan los usuarios. la web profunda atrae, como es de esperarse, a hackers, phreakers, crackers y demás: la economía del bitcoin (la moneda virtual de los mercados negros en la deep web, que actualmente se cotiza en un bitcoin=US$ 1066.10) reina en el intercambio de bienes de contrabando, servicios de pirateo y mercancías ilegales de diversa índole que se encuentran en estos reinos.

Estados Unidos tiene más de 300.000 usuarios diarios.

Por ello, la Universidad de Oxford acaba de publicar un mapa que muestra cómo se usan las páginas Tor en el mundo, de acuerdo con datos de TorMetrics de dominio público. Más de dos millones de usuarios utilizan Tor a diario, la mitad en Europa, la región donde tiene más penetración (80 de cada 100.000 internautas europeos). De estos dos millones, 185.000 se conectan desde Alemania, seguida por Francia, Italia y España en niveles de popularidad en el uso de Tor.

Estados Unidos tiene más de 300.000 usuarios diarios. Si bien en Sudamérica el uso es más intenso en Argentina y Uruguay (25-50 usuarios por cada 100.000 internautas), superando la intensidad de países como Brasil, Venezuela y Ecuador (10-25 usuarios) y Colombia y Perú (5-10), llaman la atención pequeñas naciones centroamericanas como Belice, Trinidad y Tobago o Islas Vírgenes, donde se registran de 100 a 200 usuarios por cada 100.000 internautas.

No obstante, es el Oriente Medio y el Norte de África los que tienen la segunda tasa más alta de uso, con un promedio de más de 60 por cada 100.000 usuarios de Internet que utilizan el servicio.

La deep web es una red enorme y masiva cada día son más y más los usuarios que se agregan al uso de dicha red y cada vez es más difícil controlar la circulación de usuarios de toda estirpe en su mayoría con problemáticas que están a la orden del día y en ascenso, para lo cual se hace más que necesario una adecuada regulación del Ciberespacio, como llave madre de todos estos flagelos.-

La internet es un espacio que no conoce términos no es de extrañar que surjan ciertas irregularidades en la actividad de los usuarios en que lo conforman.  Las tecnologías de la información pueden utilizarse y se utilizan para facilitar y perpetrar diversas actividades delictivas a través de nuevas técnicas de criminalidad que ponen en peligro nuestra convivencia en sociedad. 

Por eso recalcamos que La web deep es un espacio inhóspito, en el que la seguridad informática no está garantizada. Para entrar a la red oculta no solo tienes que tener conocimientos tecnológicos y manejo de programas, sino también la estabilidad emocional para no ser víctima de lo que puedes hallar en ella.

The Hidden Wiki es tradicionalmente la casilla de salida de la deep web: un directorio de otras páginas invisibles que los propios usuarios revisan a diario. Es un servicio fundamental porque las páginas cambian constantemente de dominio y Tor sólo es navegable con una lista actualizada de enlaces a mano. 

La mayoría de la gente nunca logra acceder, aunque el software que se necesita para entrar es gratuito y lleva menos de tres minutos descargarlo e instalarlo. Si hay una parte de la red que puede ser considerada fuera de la red, eso es la “web profunda” y tiene muchas razones válidas para existir.

Es una herramienta esencial para los agentes de inteligencia, la policía, los disidentes políticos y cualquier persona que necesite o quiera conducir sus asuntos en la red pero de manera privada que es, cada vez más, todo el mundo. De acuerdo con un estudio publicado en septiembre por el Pew Internet & American Life Project, el 86% de los usuarios de internet han tratado de eliminar u ocultar su historia digital, y el 55% ha intentado evitar ser espiados por sus propios empleadores privados o estatales o por organismos del gobierno.

¿Pero para qué más puede ser útil la deep web? La policía podría usarla para solicitar información anónima en línea, establecer los operativos policiales y explorar sitios web ilegales,  sin que sus propietarios se den cuenta. Agencias militares y de inteligencia podrían utilizarlo para las comunicaciones secretas. El Departamento de Estado podría entrenar disidentes extranjeros para esos fines.

Por último es dable entender que amen de lo poco que se conozca sobre este tema, juega un rol primordial en la era de las nuevas tecnologías, debido a su carácter de ser un vasto espacio digital oculto y desconocido; Si bien como lo hemos pronunciado en infinidad de veces en dicho estudio, este espacio de internet es más famoso por su uso como mercado negro digital para el tráfico de casi cualquier cosa, la internet profunda es también un espacio anónimo que permite la privacidad en línea y la seguridad de las comunicaciones digitales y protege a los usuarios de la vigilancia masiva y la censura.

Internet, a pesar de su breve tiempo de vida, es ya una infraestructura social central para el funcionamiento del mundo que afecta, entre otras cosas, a cómo nos relacionamoscompramos y pensamos. La importancia de Internet para la sociedad, la economía y la vida de las personas en general, para bien o para mal, no va a hacer más que aumentar a medida que avanza el siglo XXI. No obstante, a pesar de que el uso de internet no para de extenderse y ampliarse debido a su rápida y potente irrupción en múltiples aspectos de la vida, el conocimiento del usuario medio acerca de qué es y cómo funciona es más bien escaso y la falta de regulación global, es y seguirá siendo el pendiente en este nuevo entorno.-

*Dr. MARIO R. DUARTEABOGADO (UCASAL)JUEZ ADM. MUN. FALTAS (M/C) – CTES. ARG.

ESP. DER. PUBL. MUN (UCSF)MIEMBRO DOSSIER GEOPOLITICO – CBA. ARG. y COLABORADOR CENEGRI – RJ. BRA.

FUENTES CONSULTADAS

https://www.xataka.com/analisis/una-semana-en-la-deep-web-esto-es-lo-que-me-he-encontrado

https://www.excelsior.com.mx/hacker/como-entrar-a-la-deep-web-te-decimos-paso-a-paso/1341102

https://elpais.com/tecnologia/2017/01/03/actualidad/1483438810_913917.html

https://www.ma-no.org/es/seguridad/las-mejores-paginas-de-la-deep-web-onion-deep-web


Análisis semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo

Como lo adelantamos: Un nuevo mundo está ocurriendo ante nuestras miradas incrédulas

El equipo de Dossier no solo está preocupado por Iberoamérica, sino que se OCUPÓ de analizar y conocer las distintas variantes que están afectando nuestro subcontinente. 

por ello lo que predijomos se CUMPLIO pues no estábamos errados en los tiempos que vendrían ni en la peligrosidad de los mismos

Lo habíamos dicho que en su nuevo realineamiento global de EEUU, se volvería muy agresivo para tener bajo control absoluto lo que su “Destino Manifiesto” según ellos debe estar bajo Control, el “Patio Trasero” y el Mare Nostrum Caribeño. 

También está estallando la Crisis sistémica del Modelo que encabeza EEUU del Neoliberalismo: Ecuador, Perú y últimamente su Perla más promocionada “Chile”, este Modelo Americano del Norte que utiliza para el mundo las Guerras Híbridas y el caos Organizado, ahora se están aplicando hasta en su forma más tradicionales como son los golpes tradicionales usando las FFSS y las FFAA -Bolivia-, para controlar los Recursos naturales del Continente y los Minerales estratégicos. 

Por ello son tiempos de definiciones y de desarrollos de acontecimientos de una importancia para los próximos 50 años O creemos y propugnamos por una Patria Grande o seguimos el modelo de Patria Chica que no tiene destino en el Siglo XXI.

Los Choques están en pleno desarrollo en nuestra región, por ello más que preocuparnos nos tenemos que OCUPARNOS de nuestro destino

Los Imperios no Duermen y siempre están Alertas y NO perdonan

AUDIO: