Por Germán Graiff -8 octubre, 2021

Una de las principales debilidades estratégicas de la República Argentina reside en su gran espacio aéreo, costero y marítimo. Esto es especialmente evidente en estos dos últimos, no solo por su vastedad, sino porque en las islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur se encuentra la principal amenaza a sus pretensiones soberanas que interrumpen la continuidad jurisdiccional hacia el sur de la Argentina bicontinental. En el presente siglo XXI, nuestro país debe enfrentar su gran desafío estratégico de consolidar la ocupación y explotación de la última frontera a la que accedió a finales del siglo XIX, el océano Atlántico Suroccidental – Austral. Sostener que, sin pensar en él, vamos a crecer en forma continua y armónica es simplemente carecer de visión geopolítica.

El Mar Argentino no solo constituye una enorme fuente de recursos naturales estratégicos, sino que también cumple la función de puente geográfico para la necesaria integración con la porción antártica sudamericana y el afianzamiento de los lazos políticos y económicos con el resto de América, el Asia-Pacífico y el centro sur de África.

No mirar al mar y desatender los intereses que en él poseemos sería un error de magnitud tal que soslayarlo resulta imposible. No diseñar estrategias en relación al valor geopolítico de nuestros mares será imperdonable.

Si prestamos atención al escenario global y las relaciones de poder que atraviesan el Atlántico Sur, podemos reconocer fácilmente que la República Argentina se encuentra en las antípodas de los últimos hechos de relevancia mundial. Con posterioridad a junio de 1982 era frecuente advertir el abordaje de este espacio marítimo en relación con el conflicto del Atlántico Sur. A finales de la década del 80 y principios de la del90, el análisis estuvo ligado a la finalización del conflicto entre los EE.UU. y la O.T.A.N. en oposición a la U.R.S.S. y el Pacto de Varsovia, por lo que se registró una baja en la relevancia estratégica que los grandes poderes le otorgaban al área. Sin embargo, en el presente, y como consecuencia del cambio en la distribución del poder mundial, por el ascenso de la República Popular China y la declinación relativa de los EE.UU., cada vez son más las investigaciones que documentan el retorno de un vigoroso interés geoestratégico del Atlántico Sur.

Consideramos necesario y pertinente primero conocer las concepciones más clásicas que delimitan al Atlántico Sur, con las siguientes demarcaciones basadas en criterios geográficos: al norte con la línea del Ecuador, al oeste con el litoral sudamericano y el meridiano del cabo de Hornos, al este con las costas africanas y el meridiano del cabo de la Agujas y al sur hasta el paralelo 60º S.

El océano Austral rodea a la Antártida y corresponde a los cuerpos de agua de los extremos sur de los océanos Pacífico, Atlántico e Índico. Su límite norte se considera demarcado por el paralelo de latitud 60° S; sin embargo, oceanográficamente su límite se encuentra en la llamada Convergencia Antártica o Frente Polar, el cual forma un anillo irregular alrededor de la Antártica entre los 50° S y 62° S, aproximadamente, variando su posición según las estaciones del año.

La declinación de la importancia geoestratégica del Atlántico Sur comenzó en 1869 con la inauguración del Canal de Suez; luego, en 1914 se habilitó oficialmente el canal de Panamá. Ambos acontecimientos representaron un duro golpe para la ruta del Cabo de Hornos. En estas circunstancias, el Atlántico Sur terminó convirtiéndose en un océano excéntrico y alejado de los principales conflictos mundiales. No obstante, y si pensamos que los intereses de una Nación se relacionan estrechamente con el concepto de asegurar la mejor calidad de vida posible a sus ciudadanos y habitantes, queda absolutamente claro que la República Argentina no solo debe mirar hacia el mar sino que debe asumir todas las responsabilidades que, por otra parte, le son indelegables de acuerdo a la legislación y el Derecho Internacional de incumbencia en el Mar Territorial, Zona Contigua, Zona Económica Exclusiva, Plataforma Continental Argentina, Islas del Atlántico Sur y Antártida Argentina.

La seguridad y la defensa son actividades que no pueden ser soslayadas ni menospreciadas por ningún estado en el mundo actual. Podemos discutir si, para los ciudadanos, la defensa constituye un bien o una carga pública; pero tal discusión surge en definitiva del concepto de seguridad que asuma cada estado. Es indudable que las acciones inherentes a la defensa nacional no deben supeditarse a las leyes del mercado, toda vez que la misma está íntimamente relacionada con la propia existencia y desarrollo de una Nación.

El paso del mundo unipolar hegemónico de la década de 1990 en transición hacia uno multipolar abrió el juego a un sinfín de debates respecto al nuevo ordenamiento mundial. El Atlántico Sur continúa siendo un área geopolítica de baja prioridad estratégica, comparado con la importancia que los EE.UU. le atribuye al Asia-Pacífico o al Medio Oriente. Pero esta circunstancia ha generado las condiciones necesarias para que potencias insatisfechas con el actual status quo, como la República Popular China y la Federación de Rusia, busquen incluir tanto al Atlántico Sur como al océano Austral en su área de influencia.

Podemos argumentar que aún no se advierte una iniciativa concreta de proyección de poder militar en el Atlántico Sur, pero es inocultable que el gigante asiático por el momento opera en la región a través de fuertes inversiones y préstamos estatales.

Como resultado, China junto con Brasil se ha convertido en el principal socio comercial de Argentina, avanzando cada vez con más determinación. 4 Muestra de ello es también la construcción en la provincia de Neuquén de la Estación CLTC-CONAE-NEUQUEN cuyo propósito es el de brindar soporte de telemetría, seguimiento, control de las misiones del Programa Chino para Exploración de la Luna (CLEP) y programas de investigación científica del espacio lejano. También es digno de destacar el incremento exponencial de inversiones en materia energética cuyo ejemplo más relevante es el proceso de diseño y construcción de la Central Nuclear Atucha III y Atucha IV.

La región antártica también se ha revelado como un espacio de gran interés para China, dado que de las cinco bases que actualmente administra el Instituto de Investigación Polar China, cuatro se encuentran en la Antártida y se prevé que en 2022 iniciará operaciones otra más. El principal objetivo de estas bases es el estudio de los glaciares y de la atmósfera, como así también astronomía, topografía, geofísica, etc. Así mismo, la ubicación y el equipamiento de estas bases les permiten recibir, enviar e interceptar señales satelitales.

Todos estos eventos revelan a China como un nuevo e importante actor estratégico para las potencias rectoras y statuquistas del Atlántico Sur. Así lo manifestó de manera explícita los EE.UU. durante la administración de Donald Trump: “Potencias revisionistas, como China y Rusia, utilizan la tecnología, la propaganda y la coerción para imponer un mundo que representa la antítesis de nuestros intereses y valores”.

Para EE.UU., los principales y mayores desafíos estratégicos estarán planteados por “una China asertiva y autoritaria en donde sus líderes buscan obtener ventajas injustas, se comportan de manera agresiva coercitiva socavan las reglas y valores en el corazón de un sistema internacional abierto y estable… y una Rusia desestabilizadora y determinada a mejorar su influencia global y jugar un papel disruptivo en el escenario mundial”.

Tampoco podemos perder de vista que Gran Bretaña no ha abandonado sus aspiraciones de mantenerse como un activo actor estratégico en la región, manteniéndose como una potencia naval como su eje fundamental en las estrategias de defensa y política exterior. Conservando un alineamiento irrenunciable con EE.UU., representa un miembro statuquista del sistema internacional, que apoya, ejerce y comparte la distribución de poder actual. 9 Si añadimos la creación unilateral de Áreas Marítimas Protegidas, no sorprende que el conjunto de posiciones de ultramar que domina Gran Bretaña en el Atlántico (Gibraltar, Ascensión, Santa Elena, Tristán de Acuña, Malvinas, Georgias y Sándwich del Sur) no solo cumplen la función de ser “portaviones” naturales, sino que tienen gran relevancia estratégica para la proyección de la O.T.A.N. La protección de los territorios de ultramar es considerada un punto clave para garantizar su bienestar futuro.

Estos territorios ofrecen canales de abastecimiento y comunicación que legitiman el reclamo territorial sobre el continente antártico, además de posibilitar el despliegue de estrategias de anti acceso y negación de área de manera efectiva alrededor de las zonas en disputa con respecto a la República Argentina.

Ese tipo de estrategias pretenden limitar la libertad de movimiento de un actor estratégico adversario en espacios cercanos o contiguos al área de interés propia. A pesar de que no necesariamente implican proyectar poder, sí pretenden erosionar sostenidamente las operaciones comerciales y militares del adversario incrementando sus costos de manera ostensible. Esto le permite a Gran Bretaña la explotación exclusiva de recursos en ciertas áreas del Atlántico Sur y del océano Austral además de otorgarle la capacidad de controlar, limitar y negar el acceso a las mismas por parte de la República Argentina. Además, el mantener una alianza estrecha con EE.UU. le permite sostenerse en posiciones favorables por largos períodos de tiempo y maniobrar para mantenerse fuera del alcance del enemigo. En suma, podemos deducir que respecto a las responsabilidades compartidas entre aliados y socios, EE.UU. se presenta en el Atlántico Sur como el actor estratégico dominante.

Ante esta situación, estamos en condiciones de considerar los posibles márgenes de maniobra de la República Argentina en relación con su posición geoestratégica. Si observamos su mapa bicontinental comprobaremos inmediatamente que la provincia de Tierra del Fuego se sitúa en el punto medio del territorio nacional. Por lo que la clave para materializar los esfuerzos necesarios tendientes a ejercer desde allí el control de ese extenso espacio marítimo dependerá en gran medida de la posibilidad de generar instalaciones permanentes y de cierta importancia en la isla de los Estados. “La ubicación espacial (posición relativa y absoluta) de la isla de los Estados, facilita el establecimiento de un Sistema de Control Geovial para ejercer la supervisión de la navegación naval y aérea en el Atlántico Sur y permite la reterritorialización de los sectores afectados”.

La isla de los Estados es la última extensión continental de la Cordillera de los Andes, antes de hundirse en el Atlántico Sur, para volver a emerger en el Arco de las Antillas Australes y finalmente culminar en el extremo de la Península Antártica. A pesar de que la isla de los Estados debiera representar un asentamiento militar de importancia, dada su proximidad a Malvinas y la Antártida, en la actualidad no es más que uno de los lugares más inhóspitos del territorio nacional. Aun así, constituye el único fiordo natural del Atlántico Sur, con una estrecha entrada costera de mar que se avizora como un excelente refugio natural de una flota de fuerzas submarinas, capacidades que son propias de las estrategias de anti acceso y negación de área.

La República Argentina precisa imperiosamente recuperar, entre otras, la capacidad de acción submarina y antisubmarina, si es que conserva un verdadero interés por salvaguardar sus intereses estratégicos en el Atlántico Sur. El costo de un submarino resulta pequeño en relación con los daños que puede ocasionar. Su presencia en determinada área obliga al oponente a un considerable despliegue de diferentes fuerzas para proteger las líneas de abastecimiento naval de un oponente con lógicas de acción unilaterales. 14 Por lo anteriormente expuesto sería deseable trasladar a aquellas latitudes el Comando de la Fuerzas de Submarinos, actualmente apostado en la Base Naval Mar del Plata, aprovechando los beneficios naturales que ofrece la geografía más austral del país. También sería oportuno que toda la Fuerza Naval Antártica, incluyendo el rompehielos ARA “Almirante Irízar”, sean apostados en la Base Aeronaval Ushuaia.

Aunque la República Argentina tiene un interés histórico y estratégico por el Atlántico Sur, más allá de sus iniciativas diplomáticas, de la ampliación de los límites, etc., en la actualidad prácticamente no constituye ningún poder naval ni está desarrollando acciones que le permitan convertirse en uno.

Muchas veces y por falta de una idea general, o de una filosofía, hemos flotado a merced de los vientos adversos. En efecto, “la estrategia no ha de ser una doctrina única, sino un método de pensamiento, que permita clasificar y ponderar los acontecimientos, para luego escoger los procedimientos más eficaces”. 17 En cuanto a los procedimientos es preciso aclarar que no son los de orden exclusivamente militar, sino que deben ser incluidos también los correspondientes a los ámbitos político, económico, diplomático, psicosocial y científico. Cada campo y nivel estratégico comprende una estrategia específica que responde y contribuye a la política nacional adoptada. Por lo tanto, son los componentes de la estrategia nacional los que especifican la manera en la que los elementos, que forman parte del ámbito correspondiente, deben ser orientados, desarrollados, y aplicados para alcanzar los objetivos nacionales.

El camino hacia las estrategias de anti acceso y negación de área parece ser el más viable para la República Argentina, de cara a los conflictos que se avecinan a partir del 2030 – 2040. Pero para ello resulta imprescindible claridad en la determinación de los objetivos al más alto nivel estratégico que contemple racionalidad entre los objetivos que se persiguen y los instrumentos disponibles.

Obviamente, la idea del poder y su aplicación se complica cuando se le opone la voluntad de un actor adversario. En este caso, vemos que se origina una situación de conflicto. El ejercicio de este poder puede concretarse ya sea sobre los fines propios, para permitir el desarrollo de los planes correspondientes y el logro de los objetivos establecidos, o sobre los fines del adversario, para neutralizarlos e impedir que sus objetivos puedan ser alcanzados.

Es necesario plantearse escenarios probables, posibles y deseables a partir de las acciones presentes. Entre los cuales el comportamiento de algunos actores estratégicos en la región de los océanos Atlántico Sur y Austral nos permiten advertir posibles conflictos en los que no se descarte el empleo del instrumento militar. Si bien es cierto que el statu quo basado en la cooperación del continente blanco está ligado al Tratado Antártico, firmado en 1959, también es lícito pensar en que éste sea abandonado y que se inicie una carrera desenfrenada por los recursos naturales en ese continente.

A pesar de que la República Argentina no es considerada un actor de importancia geoestratégica en el Atlántico Sur por su poder o sus motivaciones, sí lo es más bien por su situación geográfica. Argentina está determinada por una geografía con capacidad de definir las condiciones de acceso y negación de área a actores geoestratégicos de importancia. En tal sentido, si Argentina modifica su racionalidad, un eventual reposicionamiento de sus capacidades navales en Ushuaia, como línea de proyección a la Antártida, y en la ciudad de Río Grande, como proyección al Atlántico Sur, podría impulsar un proceso de cohesión espacial que incremente su margen de maniobra y avanzar sobre su reterritorialidad y proyección naval.

El Mar Argentino es un tema estratégico de alta importancia y requiere de conocimiento y tecnología, de desarrollo e inversión y también de educación. En este último ámbito se debería hacer hincapié a efectos de que los ciudadanos de hoy y mañana conozcan la importancia de los intereses nacionales en el mar que pueden influir notablemente en la economía y bienestar nacional.

En palabras de Wilson Churchill, “Aquellos pueblos que buscan la paz a costa de su dignidad perderán ésta y no encontrarán aquella”.

Trabajo realizado en el Curso en Seguridad, Defensa y Conflictos Internacionales impartido en ZM.

FUENTE https://www.zona-militar.com/2021/10/08/el-vientre-blando-de-la-argentina-bicontinental/

Argentina Bicontinental

FUENTES DEL TRABAJO:

Fraga, Jorge. 1983. La Argentina en el Atlántico Sur. Buenos Aires: Instituto de Publicaciones Navales.

Instituto Antártico Chileno. www.inach.cl.

Ohanessian-Tajan. 2015. Geopolítica del Mar Argentino. Buenos Aires. Instituto de Publicaciones Navales.

Brasil y China concentran el 22% de las exportaciones argentinas: ¿cuáles son los principales productos? https://www.cronista.com/economia-politica/brasil-y-chinaconcentran-el-22-de-las-exportaciones-argentinas-cuales-son-los-principales-productos/

Prevén iniciar en junio de 2022 la construcción de Atucha III y relanzar de quinta central https://www.telam.com.ar/notas/202107/562454-junio-2022-construccion-atucha-iiiproyecto-quinta-central.html

China aumenta su presencia en la Antártida https://www.unav.edu/web/globalaffairs/detalle/-/blogs/china-aumenta-su-presencia-en-la-antartida

Departamento de Estado de los Estados Unidos 2017.

White House. 2021. National Security Strategy. Washington D.C. https://www.whitehouse.gov/wp-content/uploads/2021/03/NSC-1v2.pdf

Camilo Gioffreda. 2021. Los espacios vitales del sur argentino: el Atlántico Sur y el futuro de la Antártida – Revista Latinoamericana de Estudios de Seguridad No. 30. https://revistas.flacsoandes.edu.ec/urvio/article/view/4609/3714

La cuestión Malvinas ante la crisis y transición del sistema mundial: perspectivas frente al Brexit https://www.geograficando.fahce.unlp.edu.ar/article/view/GEOe095/13788

Battaleme, Juan. 2015 “Cambiando el statuquo de la geopolítica internacional: el acceso a los espacios comunes y las estrategias de negación de espacio y anti-acceso”. Ponencia presentada en XII Congreso Nacional de Ciencia Política, UNCUYO, 12 al 15 de agosto.

Pereyra Barrancos, María. 2014. La isla de los Estados (RA) un lugar para el control de navegación (aérea y marítima) del Mar Argentino, que permitiría el ejercicio responsable de la soberanía nacional. http://geousal.usal.edu.ar/archivos/geousal/docs/a3_tesis_doctoral_bertotto.pdf

Battaleme, Juan. 2015 “Cambiando el statuquo de la geopolítica internacional: el acceso a los espacios comunes y las estrategias de negación de espacio y anti-acceso”. Ponencia presentada en XII Congreso Nacional de Ciencia Política, UNCUYO, 12 al 15 de agosto.

Martin, José María (Clte. RE). 2015. La defensa y el Atlántico Sur. Geopolítica del Mar Argentino. Instituto de Publicaciones Navales.

Battaleme, Juan. 2019. Defensa hoy es un cascarón vacío. https://www.infobae.com/def/defensa-y-seguridad/2019/02/23/juan-battaleme-defensa-hoyes-un-cascaron-vacio/

Altieri, Mariana. 2017. “El poder naval en el Atlántico Sur Occidental del SXXI”. Tesis de maestría, Universidad de la Defensa Nacional.

Beaufre, André. 1965. Introducción a la Estrategia. https://amej20111.files.wordpress.com/2011/03/introduccic3b3n-a-la-estrategia.pdf

Escuela Superior de Guerra. 1994. Bases para el pensamiento estratégico. Fundamentos teóricos de la estrategia. http://www.cefadigital.edu.ar/bitstream/1847939/351/1/Bases%20pensamiento%20estrategi co_V.%201-t.%201%20y%202_1.pdf

16 años promoviendo semanalmente la Geopolitica; Análisis Radial Semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el Programa: el Club de la Pluma, que conduce el periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo. 

Eje Central:

Sigue profundizandose el conflicto entre Atlantistas (EEUU y socios) y Continentalistas (China y sus socios) conflicto que conduce a un mundo Bipolar nuevamente

AUDIO:

En la columna semanal del Club de la Pluma, el director de Dossier Geopolítico, Carlos Pereyra Mele, comienza su relato por Brasil, analizando las manifestaciones de Bolsonaro, en su desafío a la Corte de Justicia, avisando que no acataría sus decisiones y promoviendo acciones que evocan el asalto al Capitolio de Washington por las turbas de Trump. 

Luego sigue por Perú, donde sus poderes históricos continúan tratando de eliminar al presidente Castillo con argucias legales y amenazas de juicio político, y con una Constitución creada a medida de ese poder y desde un parlamento que no refleja los votos reales del electorado.

Mientras que desde Venezuela trae datos alentadores por el avance de las negociaciones entre Gobierno y oposición bajo el auspicio de México, y nos habla de los puntos posibles de acuerdos  y de que se podrían suavizar las crueles sanciones de EEUU y la UE, que tanto dolor injusto provoca al pueblo de ese país.

Y termina con la región resaltando las tensiones en el Mercosur por el anuncio del  presidente Lacalle Pou de sus gestiones unilaterales para un Tratado de Libre Comercio China – Uruguay por fuera del organismo. Mientras que China ha propuesto que Argentina ingrese en el grupo BRICS (las potencias emergentes). Dos hechos profundos que darán mucho que hablar. 

Sobre la actualidad internacional, nuestro director se refiere a la noticia de la ocupación íntegra del territorio Afganistán por el poder Talibán, con la toma del Valle del Panshir, y la formación de un gobierno provisional en ese país, recientemente abandonado por EEUU. También nos señala que tres iglesias cristianas (Católica, Ortodoxa y Anglicana) se han unido en un mensaje, con motivo de la cumbre en Glasgow sobre la Protección del Medio Ambiente, pidiendo «LA PROTECCIÓN DE LA CREACIÓN». 

Y entrando en materia de Geopolítica, Pereyra Mele nos ofrece un profundo análisis de LA GUERRA DEL YEMEN, (“una guerra ignorada y olvidada que casi nadie conoce”), empezando por su posición geográfica clave, mientras nos ilustra de los primeros brotes de violencia interna por sus enfrentamientos tribales y religiosos, de los hutíes en el contexto de la disputa entre suníes y chiitas, de la gasolina que echaron las Primaveras Árabes y como la injerencia Saudita la convirtió en una guerra mayor, cruel, terrible. Una guerra que la Petromonarquía y Occidente la imaginaban rápida y fácil y que ahora negocian la paz porque las bazas están virando. Lo que demuestra que el poderío armado, la alta tecnología y los mercenarios contratados, no son garantía de victoria. Y Afganistán es la prueba de esa realidad. 

Y desde esa perspectiva, el politólogo desentraña la estrategia geopolítica de las potencias anglosajonas con el Yemen. Un punto neurálgico y en disputa permanente, ya que sus costas son bañadas por el mar Arábigo, el Golfo de Adén y el Mar Rojo, por el cual fluye gran parte del tráfico marítimo internacional, que condiciona el comercio mundial y el paso de los petroleros del Golfo Pérsico hacia el Mediterráneo. Y por eso menciona al estrecho de Bab el-Mandeb, en el golfo de Adén, como un paso tan importante como el canal de Suez o el estrecho de Gibraltar y que depende del Yemen. Y de allí surgen los motivos de este conflicto que ya es otra GUERRA PROXY, tal cual las definió en el programa anterior. 

Entretanto nos confirma que corren mejores aires para  Siria, Irán y el Líbano luego de guerras impuestas, del sembrado de terroristas y de bloqueos sangrantes para sus pueblos. Todo por parte del imperio anglosajón. Lo que da paso a un cambio sustancial en las relaciones del poder en la región, donde Irán se confirma como potencia regional, que en Siria la guerra va llegando a su fin y que se neutraliza el hostigamiento al Líbano ante la rotura del embargo impuesto por Occidente. Unas realidades que dejan de ser propicias para los intereses de Washington y sus aliados.

Y termina reflexionando que: “El desafío geopolítico mundial se juega también en la península arábiga y con la guerra de Yemen.” 

Eduardo Bonugli (Madrid, 12/09/21)

Yemen entre Mar Rojo y Mar Arabigo: Tres Pasos claves: 1 Ormuz -Golfo Persico/Mar Arabigo – 2 Estrecho de Bab Al-Mandeb Mar Arabigo/Mar Rojo –3 Canal de Suez Mar Rojo/Mar Mediterraneo
Bab al Mandeb es una pieza importante en la disputa geopolítica regional. Por un lado, da acceso a los recursos minerales de África oriental, codiciados por economías occidentales, árabes y asiáticas. El continente africano reúne el 57% del cobalto del mundo y su suelo representa el 24% del terreno cultivable del planeta. Por otro lado, el estrecho es un chokepoint, un cuello de botella fundamental en el comercio global: alrededor del 10% del petróleo mundial que se transporta por mar pasa por aquí. Cualquier incidente en estas latitudes tiene consecuencias directas en los mercados internacionales.

El nuevo mundo que se está configurando, con un orden internacional cambiante y complejo, que nos está brindando oportunidades impensadas a la Argentina. Si nuestras dirigencias no perciben y entienden este momento del mundo y tratan de insertar a nuestro país en él inteligentemente para evitar que se nos caiga encima, habremos perdido una oportunidad histórica que no estará disponible para siempre. No es posible pensar hoy un modelo de país, si no pensamos dentro de este nuevo mundo que está emergiendo. Perón maestro y estadista nos enseñaba que la política internacional es la política en grande, seria y que la política nacional son asuntos de entrecasa; tan invertido esta esté orden de la cosa hoy, que prácticamente la política ha desaparecido sepultada por la anti política que es el reino de la no idea y su práctica es el vuelo gallináceo y gana el que mejor lo practica. Los argentinos debemos darnos a la tarea de recuperar la política como la más alta expresión de la ética humana puesta al servicio del bien común. como un acto de servicio hacia los demás, para superar nuestra viciosa «politización» y conquistar una «cultura política» como nos enseñaba Perón. Laboriosa empresa, pero necesaria para poder volver a pensar en grande y poder recuperar la grandeza. Dr. Antonio Mitre Colaborador de Dossier Geopolitico

POLITICA INTERNACIONAL

Los EEUU luego de su retiro y abandono de Afganistán y del Asia Central, está reformulando su presencia y su rol en el Asia Occidental para preocupación de sus aliados regionales, en particular Israel. Los estados de la región deberán readaptarse a esta nueva situación. Con el telón de fondo de la debilidad y decadencia progresiva, la nueva administración estadounidense, se enfoca en los intereses vitales de los EEUU.

EEUU está buscando un nuevo lugar en el mundo que emerge, tratará de adaptarse a él y para ello hará los cambios necesarios y posibles. Entre otras cosas no se empantanará en conflictos abiertos en ninguna región.

APARECE LA DOCTRINA BIDEN EL GOLFO PÉRSICO

Por M.K.Bhadrakumar 13 de setiembre

Los signos incipientes de una reducción de Estados Unidos en Arabia Saudita han aparecido en una serie de movimientos en las últimas dos o tres semanas. En una vía paralela, la Administración Biden tiene en cuenta que el nuevo gobierno iraní está regresando a la mesa de negociaciones en Viena sobre cuestiones nucleares.

Las maniobras interconectadas se basan, indirectamente al menos en este punto, en un alivio esperado de las tensiones entre Estados Unidos e Irán en un futuro concebible.

Sin duda, la Administración Biden acaba de hacer una gran declaración en sus estrategias regionales en Asia occidental al eliminar el sistema de defensa antimisiles más avanzado de EE. UU. y las baterías Patriot desplegadas en Arabia Saudita para contrarrestar a Irán y enfrentar los ataques aéreos de los rebeldes hutíes de Yemen. 

Riad ya mostró su disgusto al cancelar abruptamente una visita programada al reino del secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin. 

El Pentágono citó «problemas de programación» como la razón, pero el aplazamiento se produjo cuando Austin ya estaba en la región en ruta a Arabia Saudita después de visitar Qatar, Bahrein y Kuwait. 

La agencia de noticias oficial de Irán, IRNA, se ha apresurado a concentrarse en nuevos movimientos de Estados Unidos en Arabia Saudita. Un comentario de IRNA el domingo se titula ¿Tiene la intención de EE.UU. retirar 20 mil soldados de Arabia Saudita? 

Mientras tanto , en una intrigante coincidencia el viernes, la Administración Biden desclasificó un informe del FBI de 16 páginas que vinculaba a los secuestradores del 11 de septiembre con ciudadanos saudíes que vivían en Estados Unidos. La NPR ha comentado: 

«El informe parcialmente redactado muestra una relación más estrecha de la que se conocía anteriormente entre dos saudíes en particular, incluido uno con estatus diplomático, y algunos de los secuestradores … Si bien la Comisión fue en gran medida incapaz de vincular a los hombres saudíes con los secuestradores, el documento del FBI describe múltiples conexiones y llamadas telefónicas   Aunque el documento del FBI no establece ningún vínculo directo entre los secuestradores del 11 de septiembre y el gobierno de Arabia Saudita en su conjunto, valida los argumentos en esa dirección y, junto con la evidencia pública recopilada hasta la fecha, proporciona un modelo de cómo Al Qaeda operaba dentro de los EE. UU. con el apoyo activo y consciente del gobierno saudí. Lee mas

Curiosamente, secciones muy influyentes de los medios de comunicación iraníes también han informado que Estados Unidos ha evacuado tres de las 13 bases militares estadounidenses en Siria en las últimas semanas.

Por supuesto, estos son los primeros días, pero si la retirada de las tropas continúa, los principales perdedores serán los kurdos sirios, pero los estados regionales también serán llamados a adaptarse a las nuevas realidades en Siria. 

Teherán seguirá de cerca los desarrollos posteriores. En pocas palabras, en este complejo telón de fondo regional, el nuevo gobierno del presidente Ebrahim Raisi ha demostrado una notable flexibilidad para resolver el desacuerdo sobre el retraso en el mantenimiento del equipo de monitoreo en el sitio nuclear de Natanz por parte del Organismo Internacional de Energía Atómica [OIEA]. 

La declaración conjunta emitida en Teherán el domingo después de una visita del Director General del OIEA, Rafael Grossi, dice: “Los inspectores del OIEA pueden reparar el equipo identificado y reemplazar sus medios de almacenamiento que se mantendrán bajo los sellos conjuntos del OIEA y AEOI en la República Islámica. de Irán. La forma y el momento los acuerdan las dos partes «. 

Esto puede parecer un paso de bebé incipiente, pero la discordia amenazó con convertirse en una bola de nieve en un enfrentamiento en la Junta de Gobernadores de 35 naciones de la AIEA esta semana en el que las potencias occidentales amenazaban con buscar una resolución que criticara a Irán por obstaculizar al organismo de control de la ONU. (El tono optimista de los comentarios públicos de Grossi en Teherán fue evidente).

De hecho, también tiene un significado más profundo, ya que no solo es la primera decisión importante de política nuclear adoptada por Raisi, sino que transmite una actitud constructiva. De hecho, Teherán se está preparando para la demorada séptima ronda de negociaciones nucleares en Viena. 

Lo que hace que esto sea aún más significativo es que Rusia se está coordinando con Estados Unidos para instar a Irán a avanzar en esta dirección. El viceministro de Relaciones Exteriores, Sergey Ryabkov, dijo en Moscú el jueves que las formas de reanudar las negociaciones en Viena se discutieron durante las conversaciones con el enviado especial de Estados Unidos para Irán, Robert Malley, del 8 al 9 de septiembre. Él dijo,

«Es importante destacar que compartimos con los estadounidenses un entendimiento sobre la necesidad de seguir avanzando en las negociaciones, que deben reanudarse desde el punto en que las partes se detuvieron en junio, cuando se interrumpieron las negociaciones».  

Rusia, por supuesto, va a la liga extra para navegar las conversaciones nucleares. En un gesto significativo hacia el gobierno de Raisi, Rusia ha asignado un préstamo de $ 5 mil millones a Irán para el desarrollo de la planta de energía nuclear de Bushehr y algunos otros proyectos. 

Curiosamente, estos proyectos incluyen la implementación del ferrocarril Incheboron-Zahedan, que se espera que conecte la red ferroviaria rusa con los puertos iraníes de Bandar Abbas y Chabahar. 

Sin duda, Rusia está ayudando a que los planes de Irán emerjan como un centro de conectividad regional entre el Golfo Pérsico, África y Asia del Sur con Afganistán y Asia Central y Eurasia en general.  

Es una estimación realista de que Moscú está en el proceso de mejorar la trayectoria de la cooperación económica ruso-iraní a la espera del levantamiento de las sanciones contra Irán.  El presidente Putin no aspirará a ser el nuevo alguacil en Asia occidental ni se complacerá con la grandilocuencia, pero Moscú tampoco dejará de notar que la retirada de Estados Unidos de Arabia Saudita y un acuerdo nuclear entre Estados Unidos e Irán pueden abrir nuevas vías para promover los intereses rusos. . 

Por lo tanto, si bien una forma de ver el nuevo acuerdo de cooperación militar ruso-saudí firmado en Moscú el 24 de agosto podría ser que Riad está mostrando su voluntad de diversificar sus relaciones de defensa más allá de su enfoque desde hace mucho tiempo en los EE. UU., Sin lugar a dudas, también sirve como un signo de crecimiento entre el Kremlin y el reino.

El acuerdo fue firmado por el viceministro de Defensa de Arabia Saudita, el príncipe Khalid Bin Salman, que también es el hermano menor del poderoso príncipe heredero Mohammed bin Salman.   

Todos estos sucesos sucesivos a lo largo de las últimas dos semanas «posteriores a Afganistán», tomados en conjunto, presagian vientos de cambio que soplan en la región del Golfo. 

Parece que la Doctrina Biden está fuera de la mesa de dibujo, una característica clave es el enfoque en los intereses nacionales vitales de Estados Unidos. 

Fundamentalmente, el patrón que está surgiendo en el llamado Gran Medio Oriente es que Estados Unidos está buscando un nuevo lugar en el mundo y no se empantanará en conflictos abiertos en ninguna región. 

Dicho de otra manera, aparte de las perspectivas para la conclusión de un acuerdo entre Estados Unidos e Irán sobre el tema nuclear claramente mirando hacia arriba, está apareciendo en el horizonte todo un espectro de opciones estratégicas. 

Los informes de Teherán sugieren que el nuevo ministro de Relaciones Exteriores, Hossein Amir-Abdollahian, planea visitar Nueva York a finales de este mes para asistir a la Asamblea General anual de la ONU. Tradicionalmente, es una ocasión en la que la diplomacia de Irán dispara todos los cilindros.

Amir-Abdollahian no es ajeno a los funcionarios estadounidenses.  Es un diplomático experimentado que trabajó para el Ministerio de Relaciones Exteriores de 2005 a 2016. Había participado en las conversaciones con Estados Unidos en 2007 en Bagdad, lo que lo llevó a uno de esos raros momentos en los que las dos partes pudieron desarrollar un terreno común y una relación de trabajo pragmática en Irak basada en la convergencia de intereses.

16 años promoviendo semanalmente la Geopolitica; Análisis Radial Semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el Programa: el Club de la Pluma, que conduce el periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo. 

Eje Central:

Sigue profundizandose el conflicto entre Atlantistas (EEUU y socios) y Continentalistas (China y sus socios) conflicto que conduce a un mundo Bipolar nuevamente

Las Guerras por el Agua llegaron

AUDIO

El director de Dossier Geopolítico, Carlos Pereyra Mele, inicia la columna semanal del Club de La Pluma alertando que la saturación de noticias sobre Afganistán tiene mucho más que ver con la propaganda que con la información y que procura la victimización de Occidente ante su humillante derrota. 

Y de inmediato entra de lleno en nuestro continente donde la situación es fluida en conflictos, para hablarnos del intento de suicidio de la ex golpista y tirana, Jeanine Áñez, que va camino de victimizarse con el apoyo de los sectores económicos, de las fuerzas armadas y especialmente de Washigton, donde están fugados la gran parte de los responsables del golpe.

También se lamenta del asesinato esta semana, del joven dirigente político, Esteban Mosquera, a manos de los sicarios colombianos en este narco estado manejado por los presidentes Uribe y Duque. Y nos confirma que la resistencia popular ha vuelto a activar paros y movilizaciones para forzar un cambio político y un trasvase generacional, como en casi toda Sudamérica, contra la seudo democracia liberal impuesta por EEUU.

Y además, da cuenta del ridículo escándalo de la oposición peruana al intentar impedir el juramento en lengua Quechua de un nuevo ministro de Pedro Castillo, como lo permite la constitución y que demuestra la estrategia de evitar, con cualquier excusa, que no se consolide en Perú el nuevo gobierno legítimo. 

Luego, Carlos nos lleva hasta Etiopía donde ha explotado la anunciada Guerra del Agua con sus primeros 210 muertos, por el llenado de una mega represa en ese país, en lo alto del río Nilo, que afecta al caudal que baja hacia Sudán y Egipto. Y al explicar los detalles de esta violencia tribal, el analista ve la acción de una “mano negra” en la misma, mientras nos señala el hilo conductor de las nuevas formas estructurales del terrorismo supranacional, que condicionan y desestabilizan gobiernos, hasta el punto de que no puedan disponer de sus propios recursos naturales. 

Y ya sobre Afganistán, aborda el resurgimiento del ISIS con los atentados de Kabul que vienen en auxilio de Occidente porque le victimiza y le da excusas para acelerar su retirada, y nos ilustra de los orígenes de este grupo terrorista llamado también DAESH o Estado Islámico, con los dineros de Arabia Saudí, y la participación en ello de EEUU, Inglaterra y Francia, en todas las guerras funcionales a Washington, siempre para crear el caos permanente en el cercano y mediano Oriente, como ocurrió en Siria e Irak, donde el ISIS solo terminó derrotado gracias a las tropas de esos países, a la lucha de Hezbolá, de Irán y de la fuerza aérea rusa. También nos habla de lo que el ISIS es al Islam y de lo que fueron para su formación, las escuelas coránicas de Las Madrazas.

También se refiere a las teorías occidentales sobre “células durmientes talibanes”, del gran desastre que deja Occidente, de la democracia cleptómana basada en el robo a gran escala que desplazó a la idea inviable de una democracia liberal, del imperio de un estado generalizado de corrupción durante los 20 años, de la “locura de Occidente” tratando de imponerse por encima de un milenario mosaico de sociedades, culturas y religiones que conforman decenas y decenas de etnias ancestrales. 

Y aborda la importancia geopolítica de los yacimientos de litio y de las tierras raras en una zona que afecta a la Ruta de la Seda, de los intereses de Rusia y de las gestiones de China para que haya de verdad un nuevo Talibán 2.0, inclusivo y catalizador de tribus.. 

Tampoco falta su análisis sobre el destino desconocido de los 2,6 billones de dólares gastados en la guerra, ni del fabuloso negocio de la banca occidental por financiarla, que ya se habría embolsado 700 millones de los mismos en concepto de intereses, más lo que venga en el futuro, por otorgar un préstamo casi imposible de pagar

Y mientras sentencia que: “… detrás de estos atentados está la mano negra de…  ya sabemos quién”, nuestro director también define durante el audio la palabra TERRORISMO como «Toda acción violenta con fines políticos«. 

Eduardo Bonugli (Madrid, 29/08/21)

La represa que podria llevar a un nuevo escenario de Guerra en Africa

16 años promoviendo semanalmente la Geopolitica; Análisis Radial Semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el Programa: el Club de la Pluma, que conduce el periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo. 

Eje Central:

Sigue profundizandose el conflicto entre Atlantistas (EEUU y socios) y Continentalistas (China y sus socios) conflicto que conduce a un mundo Bipolar nuevamente

Las Guerras por el Agua llegaron

AUDIO

La columna de Geopolitica del Club de La Pluma, que realiza el director de Dossier Geopolítico, Lic. Carlos Pereyra Mele, comienza esta semana en Bolivia, dando detalles de las investigaciones que confirman la participación de Argentina y Ecuador en el golpe de estado de 2019 contra Evo Morales, junto a Chile y Brasil, además  de la colaboración estratégica de EEUU. Una operación orquestada como un golpe de estado tradicional, con la activa complicidad de la OEA y de su presidente Almagro. 

Y siguiendo por nuestra región, nos describe la evidente renovación generacional de los partidos políticos en Chile, donde los candidatos de la izquierda y derecha tradicionales, que eran favoritos, terminaron derrotados.

Y nos habla de la Cumbre de la CELAC, de las declaraciones de López Obrador, llamando a crear una nueva organización que reemplace a una OEA sin representación. También describe el éxito diplomático de Argentina, al lograr que el presidente Alberto Fernández, sea nombrado presidente para el próximo año y con los sorprendentes votos de Colombia, Chile, Ecuador o Brasil. 

Y ya en terrenos de la Geopolítica, y centrado en el Ciberespacio, se adentra en la operación de la NSO (Israelí) y su software «Pegasus» que ha espiado a fondo a más de 50.000 personalidades de todo tipo en el mundo entero.

Un escándalo que ha golpeado duramente a Israel y ha puesto en foco cómo dos países como Arabia Saudita y Emiratos Árabes, enfrentados a Israel,  también adquirieron esta herramienta en secreto y de manos de su “enemigo”, lo que demuestra que las Petromonarquías las utilizan para la persecución de sus opositores. Y mientras nos recuerda que el actual aspirante a la corona Saudita, Bin Salman, está acusado del descuartizamiento del periodista opositor, Kasohggui, ironiza sobre la frase en boga: «Pegados al móvil, vulnerables al espionaje». 

Finalmente, sobre el cambio climático, Carlos se centra en el tema del Agua Dulce, que representa solo el 3% del total del agua del planeta, cuyo mayor gasto no es para el consumo sino para el sistema agroalimentario e industrial, y cuya escasez es ya dramática y conflictiva por la desertización, el cambio climático y sus tempestades y sequías.

Y al respecto, nos recuerda que el FMI, en el 2000, anticipó aquello de: «Las guerras del futuro serán por el agua»,  mientras avisa que el histórico y legendario Río Nilo es hoy epicentro de un posible gran conflicto bélico en África.

Y nos da otra lección de geografía, historia y política, sobre este río que desemboca al Mediterráneo en la entrada al Mar Rojo, de la importancia de sus nacientes y afluentes, del acuerdo de 1959 manipulado por Inglaterra, que dejó para Egipto el 75% de su aprovechamiento, de los 11 países miembros de su cuenca que lo utilizan para energía, regadío y navegación, de las represas que se construyen y van estrechando su caudal, y del serio conflicto actual con Etiopía, que ha construido una gigantesca presa hidroeléctrica y ahora tiene que llenarla, con perjuicio para otros estados, que ya les han amenazado con acciones militares. Y por ello nos recuerda que en el mundo existen otros 260 ríos internacionales, lo que supone otros tantos focos potenciales de conflictos. 

Llegado a ese punto, encara la propia realidad Argentina con la imagen dramática de estos días de la bajante del Río Paraná, la más grave de las últimas décadas, siendo la vía de navegación más importante del país y por donde exporta la gran mayoría de sus productos y con los pronósticos que auguran una situación aún más acentuada, que mucho tiene que ver con las nacientes de estos ríos, con la deforestación de Brasil, con la ausencia de lluvias y con las abruptas crecidas a tanto dañan a nuestro litoral. Y también por que Brasil ha desarrollado un extenso sistema de represas que van asfixiando la afluencia de aguas al Paraná

Pereyra Mele termina reflexionando que si estas situaciones, que tanto afectan a  los principales países de América del Sur, no se resuelven y se acuerdan en un marco de buena vecindad, la conflictividad va seguir creciendo y afectará a todo nuestro subcontinente.

Eduardo Bonugli. (Madrid, España)

RIO NILO
Cuenca del Plata

Y sin pasar por la justicia, ni acatar una ejemplar y merecida condena histórica, ni indemnizar por los enormes daños causados, y encima, continuando hoy con aquellas idénticas políticas de explotación y exterminio. 

Es claro y notorio que el mismo sistema colonial de siempre sigue con sus expolios, ahora con la complicidad de una oligarquía local, corrupta y complaciente, que son las serpientes nacidas de aquellos huevos envenenados, que las potencias dejaron sembrados cuando huyeron cobardemente al haberse agotado la etapa de dominio colonial. 

Mientras tanto, desde la centralidad del sistema, la estrategia es provocar permanentes conflictos y tragedias locales, crear trampas políticas interminables, y terribles trabas económicas de todo tipo para que esos países no consigan superar su atraso. 

Por más que se rasgue las vestiduras con su típica caradurez insultante, no hay lugar para el perdón para esta Europa genocida. Demasiadas graves son las atrocidades cometidas durante siglos contra África y sus habitantes como para dar una simple vuelta de página a cambio de una simple e hipócrita disculpa. 

Solo corresponde la condena universal, permanente y sin derecho al olvido, más una indemnización superior a las deudas externas de sus Estados y la obligatoriedad de las potencias criminales de dar a esa gente una verdadera independencia total, a la par de cumplir con una orden de alejamiento total a perpetuidad de estos dirigentes necios y de sus multinacionales.

Eduardo Bonugli Madrid 27/5/2021

Macron reconoce la «responsabilidad» de Francia en el genocidio de Ruanda

El presidente galo rinde homenaje a las víctimas de la matanza de 1994 durante una visita oficial al país para recomponer las maltrechas relaciones

EL GENOCIDIO

Un millón.

Entre 800.000 y un millón de tutsis murieron a manos de los hutus entre el 7 abril y el 17 julio de 1994.

Pasividad.

El genocidio se cometió ante la indiferencia internacional. La ONU retiró a sus cascos azules y dejó a la población civil sin protección.

El papel de París.

Un informe dirigido por el profesor Vincent Duclert y publicado hace dos meses determina la «abrumadora responsabilidad» de Francia en la matanza.

Fuente: https://www.diariosur.es/internacional/union-europea/macron-reconoce-responsabilidad-20210527195254-ntrc.html 

“Para afrontar los problemas de fondo, que no pueden ser resuelto por acciones de países aislados, es indispensable un consenso mundial”.

Es un hecho indiscutible que la tecnología hoy, ya está presente en todos los aspectos de nuestra vida cotidiana, merced al nuevo entorno en que nos hallamos inmersos y del cual somos parte, un lugar que nunca antes en la historia de la humanidad se haya experimentado en absoluto. De allí la afirmación de que nos encontramos ante un verdadero cambio epocál, donde la cuarta revolución industrial irrumpe en una etapa del sistema mundo.

También es dable expresar que en esta nueva era que tiene como principal actor a la revolución digital o la digitalización, donde la lucha entre potencias se manifiesta día a día, a cada momento por la supremacía tecnológica mundial, que en este momento de la historia no es ni más ni menos que el control de la tecnología de quinta generación 5G.

Para conocer cómo se llega a la Tecnología 5G se hace necesario realizar un breve recorrido histórico y saber de aquellas que la precedieron en el tiempo, empezando por la Tecnología 1G (1970-1980), ésta fue lanzada en Japón por la NTT en 1979 y corresponde a las primeras telefonías móviles. El 1G es analógico y permitieron a un pequeño grupo de abonados principalmente empresarios a comunicarse entre diferentes centros urbanos. Tecnología 2G (1980-2000), en esta generación de móviles ya se introduce protocolos de telefonía digital y permite entre otros SMS, FAX y MODEN, además de Roaming Internacional, llamada en espera, identificación de llamada, etc.; el móvil más reconocido de la época era el Nokia 3310, dispositivos con velocidades inferiores a 100 Kbit/S o 2.75G dependiendo de los diferentes estándares. 

Tecnología 3G (2003-2007), que utilizaba la conmutación de paquetes, con un ancho de banda de 5-20Mhz. Esta generación daba servicio de alta velocidad, internet inalámbrico fijo, de voz, videollamada, videoconferencia, navegación web, correos, mapas, música. En esta época sobresalieron los Blackberry y luego el Iphone el Smartphone que revoluciono la telefonía digital. Tecnología 4G (2007-2015), se basa en el estándar “LTE” que es el sucesor directo del 3G o 3G+, se basa en la tecnología IP que se alcanza por la convergencia entre las redes de cables y redes inalámbricas. También se caracteriza por un aumento significativo de tráfico de datos y puede alcanzar a los 150 Mb/s. De acceso a la internet móvil, televisión 3D, DVB, entre otras. El dispositivo sobresaliente de esta tecnología fue el Samsung Galaxy J1 Ace. 

Tecnología 5G (2015-2020) esta nueva generación usa la arquitectura inalámbrica abierta (OWA), utiliza tecnología de telefonía IP banda ancha, se prevé que para el 2025 una de cada cinco conexiones móviles se realizara sobre redes 5G, su velocidad máxima 10 Gbp/s y más ecológico entre otras bondades. El teléfono insignia de esta época Samsung S10.

Sin dudas que la conectividad 5G que está llegando a nuestra cotidianeidad tiene un sello mayoritariamente Asiático. Las marcas europeas han quedado rezagadas y las de EEUU luchan para frenar el embate proveniente de Asia, de allí radica la pelea por el liderazgo respecto a la tecnología de quinta generación donde la lista está liderada por Huawei, Samsung, Lg, ZTE y Ericsson.

Si bien la tecnología 5G aún no se ha implantado de lleno en todo el mundo pues aún son muy pocos los países que pueden poner en funcionamiento este tipo de alta tecnología y en la actualidad solo el 14% de la población mundial son usuarios merced a múltiples impedimentos de los propios Estados que no cuenta con la debida infraestructura para posibilitar el funcionamiento de la misma, por ende el número actual de países que operan, despliegan o comercializan en el mundo con Tecnología 5G son 38 entre ellos: Corea del Sur, Suiza, Emiratos Árabes, Finlandia, Reino Unido, España, Italia, Alemania, Japón, Irlanda, China, Rumania, Suecia, EEUU, Canadá, Austria, Tailandia y Bélgica, Australia, Nueva Zelanda y Brasil en nuestra región entre otros alrededor del mundo, en tanto Uruguay está en pleno despliegue de esta tecnología 5G y nuestro país Argentina junto a varios países cordilleranos están realizando recién inversiones en el 5G y se aguarda que para el 2025 el 60 de usuarios de todo el mundo tengan acceso a la misma.

Ahora bien, cuando afirmamos que la mencionada tecnología de quinta generación se halla pleno proceso de inversión, despliegue y comercialización en todo el mundo; el avance vertiginoso de la Tecnología en la actualidad parece no tener freno, debido a que nuevamente países Asiáticos continente que se ha apropiado de la vanguardia tecnológica en el presente; países como China ya ha lanzado al espacio el primer satélite 6G del mundo (Start Era-12 o UESTC), satélite que cuenta con un sistema óptico de detección remota para monitorear los desastres de cultivos y prevención de inundaciones e incendios forestales; a los efectos de verificar la tecnología 6G en el espacio, desde China afirman que esta tecnología 6G puede llegar a ser 100 veces más rápida que el 5G.

Cuando todo parecía que China había tomado la delantera en este tema trascendental y vaticino que para el 2035 se podría contar con este tipo de tecnología en el mundo; la empresa Surcoreana Samsung presento el pasado año su visión respecto a la comunicación en materia 6G, afirmando que su comercialización podría estar para el 2028, y para que esto se dé se, trabaja de lleno en tres pilares fundamentales que son: rendimiento, arquitectura y confiabilidad.

Algunos ejemplos y potencial de esta Tecnología 6G que ser distante a nuestra realidad ya se empiezan a entablar fechas menores a una década; entre ellos la velocidad que es una de las categorías que caracterizan a la Cuarta Revolución Industrial, estima que el 6G posee una máxima de datos de 1,000 Gbp/s y una latencia de aire inferior a 100 microsegundos, 50 veces la velocidad de datos máximos y una décima parte de latencia de 5G, en otras palabras y a efectos comparativos el 4g se mide en Megabyts, el 5G en Gigabyts y esta última que realmente se presenta como algo único en el mundo consta de una velocidad de 1 Terabyts.

De allí radica la importancia del presente trabajo académico, donde cada vez se hace más necesario la Regulación Global del Ciberespacio, ante el avance incierto de esta tecnología que pareciera sin lugar a dudas, viene a revolucionar toda la estructura de la red cableada inalámbrica, pero sin un freno regulatorio de la misma, poniendo en riesgo desde el simple y posible usuarios hasta los Estados mismos parte de la Comunidad Mundial.

La Cibergeopolitica es una realidad que no podemos negar y que nos indica e induce a entender lo que pasa en ese famoso quinto elemento que es el Ciberespacio y que sin una debida reglamentación, se abren puertas a limites impensados que busca esta tecnología 6G basada principalmente en Hologramas móvil de alta fidelidad, realidad extendida y replica digital; la velocidad que ya arranca de 50 a 100 veces más rápido que el 5G, dando paso de lleno con este tipo de velocidad a temas tan controvertidos en todo el mundo como la Inteligencia Artificial, el Transhumanismo, los Vehículos Autónomos, la revolución de los Smartphone, la atención Medica Digital (temas tratados en varios artículos desde el 2017 en adelante), Ciudades Inteligentes como una realidad inexcusable, y el nuevo estándar comunicacional que trata de las comunicaciones y transferencias de información bajo el agua.

Pero el análisis no culmina con los ensayos de la nueva tecnología 6G que aún no está en función, los avances siguen realizándose sin descanso más allá de todos los interrogantes que ésta ocasiona entre ellos principalmente los estándares éticos de la misma al momento de ser puesta en funcionamiento. 

Todo lo mencionado ut-supra, nos brindan datos y pistas importantes que no estaban en los planes de la mayoría de la población mundial, es que ya hay muchas teorías que esbozan que estamos antes los umbrales de la Quinta Revolución Industrial, y otros que afirman que esta nueva revolución se está dando en forma simultánea con la 4ta RI, y como puede ser que ya se esté hablando y pensado como un hecho concreto, si aún nos encontramos abrumados por los avances propios de la 4ta RI (big data, machine learnig, computación cuántica, internet de las cosas, XR, Industria 4.0, etc) y como si fuera poco ya asoma por el horizonte una nueva disrupción, llamada a sacudir otra vez los cimientos de la sociedad. En fin, hacemos alusión a la antes mencionada Quinta Revolución Industrial, atisbada en los principales foros económicos y tecnológicos del planeta; una revolución deseada por muchos y temidas por otros.

Por último, es menester saber tres puntos esenciales ante estas cuestiones que vienen a poner sobre tela de juicio más incertidumbres que certezas por no contar con una hoja de ruta clara hacia donde nos llevan estos avances sin una Regulación del Ciberespacio. Tampoco podemos negar que, a través del devenir de los tiempos en todas las revoluciones precedentes a la fecha, han tenido un denominador común donde hubo trabajos que desaparecieron y otros nuevos que se crearon, y por ello pensamos que no hay razón para pensar que la 4ta RI y la posible Quinta Revolución Industrial que se estaría dando en simultaneo a la precedente (4ta RI), vayan a quedar al margen de eta dinámica pre-existente.

Una de las voces que ya se han alzado y más precisamente en WEF fue la de Marc Benioff, fundador de Salesforce, quien afirmo que como lo exprese anteriormente la ETICA debe estar en el centro de la Quinta Revolución Industrial, que muchos afirman ya estar transitando; además otra característica a tener en cuenta es el abandonar la idea del crecimiento por el crecimiento mismo y poner los avances tecnológicos al servicio de los valores puramente humanos y de la inclusión. Entre los puntos sobresalientes de esta Quinta Revolución Industrial que muchos afirman estar ya en vigencia, repito en simultaneidad con la 4ta RI, los de:

  • Compatibilizar los beneficios y el progreso de la sostenibilidad, el cuidado del medio ambiente y el respeto de los derechos humanos.
  • Igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres.
  • Lograr un mundo mejor, más eficiente y más productivo.
  • Facilitar la plena accesibilidad social y laboral.

Todos estos fundamentos para quienes venimos tratando la geopolítica de la internet y desde la cibergeopolitica hace ya varios años, muchos de estos puntos nos remiten directamente a los 17 puntos ODS de la ONU, que, al día de hoy, en lo que respecta a nuestra parte como centro de estudios y desde una perspectiva académica con un pensamiento netamente sudamericano, son más los cuestionamientos y preguntas sin respuestas las que se nos presentan y varios los temas a tratar que parecieran estar camuflados dentro de ese programa que se lleva adelante y pretenden implementar para el 2030. Lo repetimos cientos de veces y en cada lugar que tengamos que exponer o disertar, que primeramente la Falta de Regulación Global O Universal del Ciberespacio, hace que todo se torne turbio y la normativa quede en manos del más fuerte, quien impondrá su postura si es necesario a la fuerza, y esto ocurre por un pendiente que hasta el día de hoy han fracasado los organismos multilaterales que deberían abogar por una Regulación Definitiva y esto se logra con el conjunto de las partes integrante de la sociedad y desde una mirada: social, política, económica, educativa, religiosa, culturales, etc…

Por ultimo dejo una reflexión del Papa Francisco con una impronta ecuménica, que se desprenden de la Encíclica “Laudato Si” sobre los cambios tecnológicos y también a los efectos de que cada uno tomemos dimensión de los momentos cruciales que vivimos y afrontamos, agravados por una pandemia de por medio: “…Alegrarse ante los avances tecnológicos porque la ciencia y la tecnología son un maravilloso producto de la creatividad humana donada por Dios, la Tecnociencia bien orientada puede producir cosas realmente valiosas para mejorar la calidad de vida del ser humano; pero no podemos ignorar que las tecnologías dan a quienes tienen el conocimiento, sobre todo el poder económico para utilizarla, un dominio impresionante sobre el conjunto de la humanidad en el mundo entero, nunca la humanidad tuvo tanto poder sobre sí misma y nada garantiza que vaya a utilizarla bien, sobre todo si se considera el modo como lo está haciendo”.

Estos son los grandes desafíos estratégicos que nos esperan y nos deparan día a día, y de nosotros depende dejar que el avance sea con el ser humano como un mero instrumento de la tecnología o bregamos una lucha ininterrumpida para marcar el camino a los efectos de lograr una Tecnología con Alma.

DR. MARIO R. DUARTE

Abogado (UCASAL) Juez Adm. Faltas M/C (Ctes-ARG). Esp. Derecho Público (UCSF) Esp. Seg. Ciud. Y Prev. Del. (FILDSyS) Académico Argentino AICTEH (Valencia-ESP). Miembro Dossier Geopolitico (-ARG).Seminarian Biolaw and Bioetic (U. Georgentawn-EEUU).

https://actualidad.rt.com/actualidad/372700-china-lanzar-espacio-primer-satelite-6g-probar-tecnologia

https://news.samsung.com/co/samsung-la-tecnologia-6g-sera-una-experiencia-hiperconectada-para-todos

https://www.muycomputerpro.com/2020/12/21/tecnologia-6g

https://blog.masmovil.es/la-evolucion-de-la-tecnologia-movil-1g-2g-3g-4g/

Laudato Si – Autor: Papa Francisco – Editorial: Ediciones Paulinas. (2015)

En lugar de una democracia regional, lo que ha florecido son los acuerdos de armas, los conflictos y los regímenes autoritarios.

Por VIJAY PRASHAD

Hace diez años, un vendedor ambulante en Túnez se prendió fuego , lo que provocó que la gente a lo largo de las orillas del mar Mediterráneo, desde Marruecos hasta España, se rebelara. Salieron a sus plazas públicas indignados por las terribles condiciones en las que tenían que vivir.

Poco se ha avanzado en su agenda en la última década. Los gobiernos de los estados del sur de Europa han traicionado uno a uno las aspiraciones de la gente; El fracaso más dramático fue el del gobierno de Syriza en Grecia, que ganó un mandato contra la austeridad y luego se  rindió  ante la troika (el Banco Central Europeo, la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional) en 2015.

Los levantamientos en el norte de África terminaron con el regreso de los generales ( como en Egipto ), la destrucción de estados ( como en Libia ) y la afirmación de las monarquías árabes ( desde Marruecos hasta Arabia Saudita ).

Finalmente, el presidente Donald Trump talló el obituario en la lápida de esa rebelión de la “Primavera Árabe” cuando usó la inmensidad del poder estadounidense para  fortalecer a  los aliados de Estados Unidos, como las monarquías árabes e Israel, en detrimento de la gente de la región.

Lo que queda de la Primavera Árabe es un recuerdo lejano de las multitudes en la plaza Tahrir de El Cairo; una imagen más típica del presente es la de los monarcas de Marruecos y los Emiratos Árabes Unidos besando a Israel para complacer a Estados Unidos.

Peligro en el Mediterráneo Oriental

En los países de habla árabe, surgieron dos conjuntos de conflictos cuando la gente en las plazas públicas sacudió la política en sus países. El primero fue entre Irán y las monarquías del Golfo Pérsico (lideradas por Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos). Esto tuvo un impacto catastrófico en el Líbano y Siria.

El segundo fue el conflicto entre los países afines a los Hermanos Musulmanes (Qatar y Turquía) y las monarquías del Golfo Pérsico.

Ambos conflictos, enardecidos por Israel, continúan amenazando guerras regionales.

Fue bajo la presión de Arabia Saudita e Israel que Estados Unidos inventó una «amenaza nuclear» de Irán e impulsó una agenda que resultó en el  acuerdo con Irán de 2015 . Mientras tanto, varios de los científicos nucleares iraníes fueron asesinados desde 2010 hasta el presente; Irán  culpa a  Israel y Estados Unidos por estos asesinatos. Las sanciones y amenazas de intervención militar casi se han vuelto ahora normales.

La gravedad de este conflicto no ha disminuido y no disminuirá incluso si el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, devuelve a su país al marco del acuerdo nuclear.

Más siniestros han sido los conflictos cada vez más profundos contra Qatar y Turquía.

En 2017, Arabia Saudita y sus aliados iniciaron un bloqueo contra Qatar; la animosidad fue tan grande que Arabia Saudita  planeó  cortar la masa de tierra alrededor de Qatar y convertirla en una isla.

Tanto los árabes del Golfo como los europeos estaban  preocupados  por la influencia de Turquía sobre los nuevos gobiernos en el norte de África. Conspiraron para derrocar al gobierno de la Hermandad Musulmana en Egipto en 2013 y para llevar a cabo una guerra en Libia contra la influencia turca sobre el gobierno reconocido por la ONU en Trípoli.

El descubrimiento de campos masivos de gas natural en el Mediterráneo Oriental en 2009  cambió la ecuación de antiguas rivalidades en la zona, particularmente entre Israel y sus vecinos, y entre Turquía y Grecia por Chipre.

En la última década, las alianzas en todo el Mediterráneo se han consolidado en torno al control de estos campos de gas. Se han publicado mapas con afirmaciones contradictorias y ha sido difícil evitar los conflictos casi militares.

El armamento turco de las tropas en Libia dio a los  barcos franceses  (junio de 2020) y alemanes (noviembre de 2020) la oportunidad de intentar abordar los barcos turcos. La Unión Europea amenazó con imponer duras sanciones contra Turquía en su cumbre del 10 al 11 de diciembre, pero luego  decidió  posponer cualquier decisión sobre sanciones hasta la próxima reunión en marzo de 2021.

Francia, que se ha  esforzado  al sur del desierto del Sahara en la región del Sahel, ahora ha fortalecido sus vínculos con los países que se oponen a Turquía. Los acuerdos de armas   con Grecia han ido de la mano de los ejercicios militares con Egipto y los Emiratos Árabes Unidos (los ejercicios de Medusa que incluyen a Chipre y Grecia). El francés Emmanuel Macron honró al presidente egipcio Abdel Fattah el-Sisi (un ex general) con el premio más alto de Francia.

Cuando el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, visitó Francia en noviembre, se quejó a Le Figaro sobre las acciones de Turquía en el Mediterráneo oriental. Durante su visita a Turquía después de Francia, Pompeo  evitó a  altos funcionarios turcos. El desaire fue claro. Israel, respaldado por Estados Unidos, ha anunciado ahora   que aumentará la cooperación militar con Chipre y Grecia.

Turquía, mientras tanto, ha aumentado su cooperación con Rusia y, curiosamente, con el Reino Unido, cada vez más alienado de los europeos por sus balbuceantes negociaciones del Brexit.

Aplastamiento de Palestina, Sáhara Occidental, Yemen

Trump ha propuesto un alucinatorio » acuerdo  del siglo» que prometía solucionar la ocupación de larga data de los palestinos por Israel. No se ha logrado nada por el estilo. Lo que Trump y Pompeo han hecho en cambio es descartar una serie de resoluciones de la ONU para entregar a Israel muchas de sus demandas máximas en bandeja.

Un primer gesto fue el anuncio de que la Embajada de Estados Unidos se  trasladaría  de Tel Aviv a Jerusalén; luego vino el visto bueno para la posible anexión a gran escala   de Jerusalén Este y Cisjordania por parte de Israel y el reconocimiento estadounidense   de la ocupación israelí de los Altos del Golán en Siria.

Estados Unidos hizo favores como la  venta  de armas por valor de 23.000 millones de dólares a los Emiratos Árabes Unidos y la  eliminación de Sudán de la lista de patrocinadores estatales del terrorismo para ganar el reconocimiento público de Israel. Estas armas, particularmente los F-35, vendidos a los Emiratos Árabes Unidos permitirán a los árabes del Golfo continuar su cruel guerra contra Yemen.

Luego, casi de la nada, Estados Unidos reconoció este mes   la ocupación marroquí del Sahara Occidental a cambio del reconocimiento de Marruecos de Israel y de que el rey marroquí comprara armas por valor de mil millones de dólares a Estados Unidos. Este acuerdo fue negociado por los EAU.

Las esperanzas de los pueblos palestino, saharaui y yemení se han visto seriamente comprometidas por estos cínicos acuerdos.

Diez años después de la Primavera Árabe, hay poco que celebrar. Se han dejado de lado grandes esperanzas. Han vuelto los viejos cinismos, el cinismo de las transacciones de armas y de energía, el cinismo de la brutalidad.

Este artículo fue producido por  Globetrotter , que lo proporcionó a Asia Times.

https://asiatimes.com/2020/12/ten-years-on-hopes-of-arab-spring-snuffed-out/?mc_cid=61d8c3edaa&mc_eid=3ab8a50a07 
Vijay Prashad es un historiador, editor y periodista indio. Es compañero de redacción y corresponsal en jefe de Globetrotter. Es el editor en jefe de  Left Word Books  y el director de  Tricontinental: Institute for Social Research . Es miembro senior no residente del  Instituto de Estudios Financieros de Chongyang , Universidad Renmin de China. Ha escrito más de 20 libros, incluidos  The Darker Nations  y  The Poorer Nations . Su último libro es  Washington Bullets , con una introducción de Evo Morales Aym

Todavía no está claro si el comercio masivo y las inversiones de Beijing han mejorado su imagen en África y el mundo en general.

Por FRANCESCO SISCI

16 DE DICIEMBRE DE 2020

El comercio y la inversión chinos en África son los factores más importantes que permitieron a oleadas de millones de africanos pagar miles de dólares a los traficantes de personas por la posibilidad de una vida mejor en el mar Mediterráneo.

Esta migración, a su vez, al modificar los hábitos sociales y la antropología, es un elemento crucial que altera la política europea, polariza las pasiones y alimenta los nuevos sentimientos de derecha populista en el viejo continente.

Sin embargo, mirando las cosas desde la perspectiva de Beijing, todas estas son consecuencias no deseadas de un simple impulso: comprar materias primas de África para impulsar el crecimiento chino y pagarlo en infraestructura, reubicación industrial y productos manufacturados con mejores relaciones de precio y calidad que las que provienen de países desarrollados. países.

Este proceso, que tardó unos 20 años en desarrollarse, está modificando África para siempre con el crecimiento de una nueva clase media sin precedentes. De estas personas, los más aventureros de rango medio-bajo se están mudando al norte, los más ricos se quedan en casa para comenzar una nueva vida y nuevas empresas y los de la clase más baja que se sienten descartados pueden llenar las decenas de milicias religiosas y no religiosas errantes. el continente como aves rapaces en busca de un saqueo fácil, una venganza social o ambos.

Para tener alguna referencia, la inversión china en África aumentó de 75 millones de dólares en 2003 a 5.400 millones en 2018. El valor del comercio China-África en 2018 fue de 185.000 millones de dólares, frente a 155.000 millones de dólares en 2017. En 2018, el mayor exportador a China de África fue Angola, seguida de Sudáfrica y la República del Congo. En 2018, Sudáfrica fue el mayor comprador de productos chinos, seguida de Nigeria y Egipto.

Unos dos millones de chinos viven y trabajan en África, mientras que solo unos pocos miles estaban allí hace dos décadas.

China proporcionó una ayuda masiva en la atención médica. El servicio de Internet chino, la plataforma de mercado Alibaba y los sistemas de transferencia de dinero y finanzas de Tencent están transformando los hábitos de compra y las formas de hacer negocios. La vida en África está evolucionando gracias a China.

Esto, debido a la importancia directa e indirecta de África para el mundo entero y para Europa en particular, es una tendencia positiva para todos. O al menos debería serlo.

China ennegrecida en África

Sin embargo, no está claro cómo este enorme esfuerzo ha mejorado, si es que ha mejorado, la imagen de China en África y en el mundo. Es muy posible que la narrativa dominante y la percepción de China hayan empeorado.

La impresión que China dio al mundo fue que tenía la intención de una nueva oleada de colonización paternalista en el viejo continente.

Los reporteros extranjeros dicen que China no estaba interesada en mejorar la vida de los africanos comunes, que los chinos no se mezclan con los africanos y que no estaban interesados ​​en lo que estaba sucediendo en el continente. Están ahí por negocios, no para mejorar vidas, para difundir ideas o valores. A muchos les suena frío e insensible.

Seguramente, esta falta de interés, verdadera o falsa, no es en modo alguno comparable a la magnitud del daño que los europeos infligieron al continente. Los colonizadores europeos masacraron y esclavizaron a muchos millones de africanos y destruyeron el tejido y la civilización del continente.

Incluso borraron la memoria de imperios poderosos como el reino de Mali o el imperio de Etiopía que gobernaron esa parte del mundo durante siglos, y trajeron riqueza y contribuyeron a la civilización del Mediterráneo. Ningún chino hizo a los africanos lo que los europeos hicieron hace solo unas décadas.

Sin embargo, el mundo ha cambiado por completo en unas pocas décadas y una mentalidad colonial mucho menos opresiva, que todavía puede percibirse como “colonial”, ahora se vuelve menos tolerable en la percepción global.

Esto hace que la presencia europea y los crímenes pasados ​​de alguna manera sean más fácilmente «olvidables» y «perdonables» porque pueden atribuirse al pasado. Sin embargo, el comportamiento mucho más humano de los chinos es menos perdonable ahora que se ha elevado el listón de la buena conducta.

Y, de todos modos, los dos no se pueden comparar: un gran error cometido en el pasado por X no justifica un error menor cometido ahora por Y. África y el mundo no estaban preparados para que un nuevo colonizador reemplazará al antiguo colonizador.

Además, los europeos exportaban valores y afirmaban que estaban llevando la civilización a la gente incivilizada. La afirmación era falsa, por supuesto, pero al menos prestó algún propósito humanitario a la vieja explotación blanca del continente.

China no pretendió traer valores controvertidos, pero tampoco trajo nada más que dinero. Además, los chinos no son buenos para trabajar con trabajadores africanos y traen al continente a sus propios trabajadores del campo chino.

Al principio, esto provocó algunos choques de culturas y costumbres, por lo que las autoridades chinas recluyeron a sus propios trabajadores en África en campos separados con poco o ningún intercambio con los lugareños.

Esto facilitó las relaciones con los líderes locales y sin las trampas de valores externos y, a veces, hipócritas. Sin embargo, el patrón de pago a lo largo de África también creó una nueva forma de hacer negocios.

No era suficiente pagarle al presidente o al primer ministro del país, incluso los pequeños jefes tribales querían su parte de los negocios. Una ola de secuestros y fusilamientos de trabajadores chinos en África obligó a los chinos a pagar por sus vidas de arriba abajo.

Algunas empresas chinas se sintieron obligadas a abrirse paso mediante sobornos en las filas de liderazgo. Algunos chinos se quejaron de que al final del día estaban perdiendo dinero en África y no ganaban nada.

Además, todo se hizo de una manera turbia donde la gente común disfrutaba de pocos beneficios de todos los negocios y los sobres rojos que intercambiaban manos y, por lo tanto, no tenían buenos sentimientos sobre los chinos. En comparación con la colonización blanca pasada, que se abrió paso a través de África por la fuerza bruta, esto es ciertamente mejor. Pero, nuevamente, los tiempos son diferentes.

Mientras tanto, ahora Europa y América están haciendo un esfuerzo para integrar y promover a las personas de ascendencia africana en la política y los negocios convencionales. Es tarde y seguro que no es suficiente, pero al menos hay un esfuerzo y está enviando una señal importante al continente.

No ocurre lo mismo en China. Hay millones de hombres y mujeres africanos que viven principalmente en la zona de Guangzhou. Viven con inquietud en los márgenes de la sociedad china, a menudo sin papeles y apenas tolerados por las autoridades chinas. Esto se conoce tanto en África, Europa y América.

Con todo, esto refuerza la impresión de que la presencia china en África es de neocolonización, sin buena voluntad hacia los africanos. Verdadero o falso, aparentemente China no está abordando esta impresión, que por supuesto es peligrosa para la propia China.

Los intelectuales africanos también pueden despreciar a los chinos. Después de todo, en las últimas décadas Nigeria solo ha producido algunos de los escritores más influyentes del mundo, incluidos Chinua Achebe y Wole Soyinka. Posiblemente se lean mejor que los escritores chinos modernos.

Nueva competencia positiva

Al mismo tiempo, la presencia china en África está atrayendo la atención sobre nuevos actores. Japón e India se están uniendo para trasladarse a África. Japón tiene un músculo económico y tecnológico que puede resultar útil para los países africanos.

India tiene un mercado potencial enorme y tiene una experiencia histórica compartida porque la burocracia india se utilizó para gobernar el imperio británico en el continente.

Turquía está haciendo incursiones nuevamente en el continente, aprovechando la antigua herencia musulmana. Los europeos y estadounidenses también están prestando más atención después de décadas de ausencia. Esta nueva atención, de jugadores que quieren competir con China, está ayudando a África.

Esta competencia también crea nuevas dificultades para China. Además, estratégicamente, África está peligrosamente lejos de China. Si el comercio y la inversión aumentan en África, también aumentan los pasivos de China.

Los barcos chinos no están protegidos por la armada china, que tiene poca o ninguna capacidad de proyección, y podría dañarse o cortarse fácilmente por cualquier número de jugadores en el continente o fuera.

En otras palabras, la estrategia africana de China en retrospectiva era demasiado simple. China pensaba en sus empresas extranjeras sólo en términos de dinero, sin considerar la cultura, la antropología, el elemento de seguridad general. Es decir: China dio por sentada la buena voluntad que Estados Unidos estaba proporcionando globalmente a China en todo el mundo.

Mientras la buena voluntad estadounidense esté desapareciendo y China no la sustituya creando una buena voluntad alternativa global, todo el ejercicio se desmorona. Las ventajas económicas a corto plazo son contraproducentes y eventualmente pueden costar mucho más que las ganancias pasadas. Esto puede ocultar eventualmente todos los elementos positivos que los chinos trajeron a África, que está siendo puesto en marcha por el propio impulso de desarrollo de Beijing.

O quizás sea una percepción errónea. La popular película china Wolf Warrior está ambientada en África y muestra a un soldado chino luchando y golpeando a una multitud de mercenarios blancos involucrados en todo tipo de actividades ilegales e inmorales en el continente. La imagen que los chinos querían mostrar era que son los salvadores de África de los antiguos saqueadores occidentales.

No está claro si los africanos se sienten más como en casa en Beijing o en Londres, Nueva York o París, o si los chinos son más bienvenidos en Lagos o Addis que un estadounidense o un europeo. Pero si las dos percepciones sobre la presencia china en África no se reconcilian, esto también podría contribuir al enfrentamiento en curso con Estados Unidos.

Entonces África, con sus recursos, nuevas actividades en auge y motores de crecimiento potencialmente grandes como Etiopía y Nigeria, también podría convertirse en un nuevo campo de batalla de este choque y una vez más derribar a África.

Esta historia apareció por primera vez en Settimana News.http://www.settimananews.it/informazione-internazionale/global-impact-for-china-africa/

Significa el triste destino del pueblo Saharuí, aplastado desde hace medio siglo por la codicia de las potencias.-

EEUU, Marruecos, Israel, España, Trump, el Rey Juan Carlos, Franco, y el fraude de la  actual monarquía española completan el paisaje de la persecución y genocidio de “los olvidados del desierto”, ante la indiferencia e hipocresía del mundo libre.

-o-

Otra brecha abierta en el mundo árabe, más una durísima e histórica patada en la boca a la cancillería española, es el resultado del reconocimiento de EEUU a la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental, ex colonia española, a cambio de que Rabat establezca relaciones diplomáticas con Israel.

Tal acuerdo pretende cerrar la maniobra inconclusa gestada en 1975 por el sempiterno secretario de estado en la sombra, Henri Kissinger y por el Rey Hasán II de Marruecos, cuando se apropiaron por la fuerza de los 260 mil kilómetros cuadrados del desierto, sobre la costa atlántica, justo al norte de África, privando a sus 70 mil pobladores de su independencia como nación libre.

El reconocimiento es también un golpe bajo a los equilibrios diplomáticos internacionales, que divide aún más al mundo árabe, acorrala a Palestina para imponer la supremacía de Israel en Oriente Medio, y es un cheque en blanco para que Marruecos termine de someter y/o aniquilar a este pueblo perseguido.

El Sahara Occidental es una zona estratégica para las andanzas bélicas de Occidente, muy ricas en minerales altamente demandados para las nuevas tecnologías. Y que siempre despertaron la codicia de Occidente. 

El idilio entre el Israel y Marruecos viene ya desde 1965, cuando los servicios secretos israelíes, con la complicidad de la policía francesa, asesinó en los bosques de Saint Germain, cerca de Paris, al opositor marroquí Ben Barka a cambio de que Hasán permitiera un amplio espionaje en la Cumbre Árabe de Casablanca de ese año, que fueron fundamentales en la Guerra de los Seis Días. Luego de esta exitosa complicidad, ambos bandos comenzaron el asalto a las remotas arenas del desierto, que aún eran colonia española.

La ocupación marroquí de 1975 quedó inconclusa, porque al año siguiente los habitantes del Sahara reaccionaron con su Frente POLISARIO, quién proclamó la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y declaró la guerra a Marruecos. Aunque la ONU reconoció al Frente como único interlocutor de la zona y ordenó la realización de un referéndum de autodeterminación, el mismo fue siempre boicoteado por las potencias de Occidente.

En aquel 1975, Juan Carlos de Borbón ya ejercía de facto como jefe del estado español en funciones mientras Franco agonizaba y, según  historiadores de la época, el imberbe heredero del dictador, habría facilitado la entrega de la entonces colonia española a Marruecos en un acuerdo a tres con EEUU.

Los entretelones de aquella entrega preocuparían seriamente a la actual Monarquía española, asediada hoy por los escándalos diarios sobre la fortuna ilegal del viejo monarca, ante la posibilidad de que la jauría de la prensa pretenda relacionar los dineros opacos descubiertos ahora, con alguna supuesta “contraprestación” a Juan Carlos por aquella también supuesta y nula resistencia a la entrega del Sahara.

En cualquier caso, la realidad dice que Trump ha impuesto su voluntad haciendo pagar al gobierno de Madrid un duro precio por vivir en la irresponsable fantasía de creerse socio y aliado importante de EEUU, que no ha dudado en demostrar hasta donde le importa su alianza con España. 

Semejante bochorno diplomático es también el resultado de la errante y pusilánime política española en este conflicto, que puso de manifiesto su fobia histérica a la realización del referéndum, como lo obligaba la ONU y lo reclamaba medio mundo.

Es que España no puede apoyar ningún tipo de referéndum, aunque sea en el norte de África, porque se le abriría la caja de Pandora en su propio reino ya que no podrían frenar otros referéndums similares, como por ejemplo el de la monarquía borbónica o sobre la independencia de Cataluña o del País Vasco.

Por lo tanto, el boicot de La Moncloa al mandato de la ONU ha sito total, y se entiende porque cualquier referéndum, del tipo que sea, es la peor pesadilla para la privilegiada elite cortesana, política, empresarial y mediática de España

En el plano internacional, se demuestra que Trump, en solo 4 años y sin disparar un solo balín, ha logrado más para Israel y ha golpeado más a Palestina, que las anteriores 6 administraciones norteamericanas con todas sus frenéticas tempestades bélicas, a lo largo y ancho del globo.

Ni siquiera el muy progresista Obama, ni la muy feminista Hillary Clinton, con sus bombardeos, invasiones y matanzas por todo el globo, consiguieron darle semejante alegría a Tel Aviv, como lo ha hecho Trump en estos tiempos.

El electo Joe Biden debe estar hoy muy agradecido del presidente saliente por haberle hecho este penúltimo «trabajo sucio». Un acto de vandalismo diplomático que ya es un “Hecho Consumado”, irreversible y definitivo, muy a gusto de la Casa Blanca, toda vez que Marruecos pasa a ser un activo del cada vez más menguante patrimonio geopolítico del Sionismo Internacional y de la debilitada Alianza Atlántica. En consecuencia, poco le importa al “Gran Hermano Imperial”, la vergüenza infringida a España y a la UE

Tanto la derecha española como el partido Socialista y el pretencioso poder mediático, se lamen las heridas en silencio ante la evidencia y la magnitud del desprecio inflingido por el coloso del Norte. Un siglo y medio de dominación colonial en el Sahara no les alcanzaron a los gobiernos de Madrid para tener una posición digna y respetuosa con su historia y con aquellos a los que impuso su imperio. De la misma manera que en 1975, “la cruel España franquista” huyó y abandonó la zona sin pegar un solo tiro, en 2020, “la monarquía parlamentaria” de hoy no se atreve ni siquiera a levantar la voz. 

.

La ignominia va cerrando así el penúltimo capitulo del “Imperio donde nunca se ponía el sol”, aquel mito de Felipe II en el siglo XVI que resumía como románticas y valientes a las sanguinarias conquistas coloniales de su reino por todo el mundo.

Las últimas dos páginas escritas sobre la agonía de aquel “Glorioso Imperio Monárquico” son la Guerra de Las Malvinas en 1981 y esta patada en la boca de Trump por el Sahara. 

En ambos casos, los herederos de Felipe II y de Franco, más los actuales monarcas y la elite política moderna, han pisoteado aquella leyenda de romanticismo y valentía, renegando de la propiedad de esas tierras que fueron suyas, avergonzándose ante los países ocupantes y dando las espaldas a sus antiguos súbditos.

Eduardo A Bonugli

Madrid, 16 Diciembre 2020