Reflexiones Geopoliticas y Estratégicas desde Irán (V)
El des(orden) mundial del sistema mundo

El día 5 de marzo estuve invitado por la Facultad de Estudios del Mundo de la Universidad de Teherán en la Maestría de Estudios Latinoamericanos. Esta casa de altos estudios es mundialmente conocida por su prestigio y antigüedad, y es donde empezaron a funcionar las carreras de Medicina, Farmacia y Bioquímica por primera vez como carreras universitarias en el 700 alrededor .
Tuve el honor de ser designado Profesor Invitado de la Universidad. E investigador consultor .

Ante la presencia de las autoridades, del Embajador de la República Bolivariana de Venezuela quién vino a saludarme con su cuerpo diplomático, el sheij Abdul Karim Paz, y alumnos, desarrollé la conferencia sobre El «orden» mundial.
La palabra «orden» en el lenguaje vulgar significa armonía y en la Política internacional , sujetos con capacidad de poder para lograr una estabilidad.

Existen en las Relaciones Internacionales tres tipos de «órdenes»:

  • 1. «orden» unipolar:cuando un Estado impone las reglas del juego.Puede ser a través de un imperio militar o una hegemonía económica o una combinación de ambas.
    Nunca en la historia existieron imperio militar global ,si imperios regionales(ej el imperio romano o inca)

  • 2. «orden» multipolar: en este caso pueden existir dos variables.
    El equilibrio de poderes multipolar,cuando varios Estados estabilizan un sistema. Existio en una ocasión,como equilibrio de poderes en Europa, con la Santa Alianza armada por el canciller austriaco Metternich una vez caído Napoleón y muy admirado por el estratega norteamericano Henry Kissinger.
    Y el equilibrio de poderes de variante bipolar que fue el Pacto bipolar de EEUU-URSS.

  • 3. «orden» de comunidad internacional: nunca existió en la historia una verdadera comunidad internacional, si constituye nuestra aspiración para una verdadera paz mundial. En verdad existe una sociedad internacional compuesto por unidades políticas territoriales y unidades políticas sin territorio (bancos, mafias, fondos buitres, internet, opinión pública, cadenas mundiales de información, ONG con fines ocultos, etc.)
    Esta es una novedad Geopolitica, ya que el sistema internacional ha dejado de ser interestatalista.


Podemos afirmar-de acuerdo a nuestro maestro, el pensador uruguayo Alberto Methol Ferré- que la única soberanía posible como capacidad de autonomía relativa  en el sistema mundo de la interdependencia asimétrica del siglo XXI serán los Estados Continentales industriales .
Un Estado continental industrial es un espacio geográfico continental con un poder que contenga la dimensión política, económica, industrial, científica tecnológica y cultural
La dimensión más profunda de la soberanía es la cultura y su plano más profundo su nivel ético espiritual.


Los Estados Continentales industriales son los actores activos para generar un equilibrio de poderes multipolar alrededor de una ecúmene cultural.
El siglo XXI ya es multipolar , y en ese equilibrio de poderes multipolar están EEUU, Rusia,China, la India. Europa en decadencia y América Latina con un papa aglutinador de un cristianismo fundante como el Papa Francisco  y el islam chiita con el Imám Jomeini con la República Islámica de Irán será aglutinador de la cultura Islámica.
Son los desafíos que nos espera la historia en forma urgente

Miguel Ángel Barrios-Argentina
Dr en Educación
Dr en Ciencia Política

Director Académico de Dossier Geopolitico DG
Autor de numerosas obras de política internacional y latinoamericana

Análisis semanal radial de Geopolitica por Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo:

Temas

Tensión en Cachemira

La huella que deja la historia Colonial imperial Inglesa en el subcontinente Indio

Tres Países con armamento nuclear en la disputada zona: China-India-Paquistán.

Reunión de Varsovia

Reunión de EEUU + Israel + Arabia Saudita y Petromonarquías del Golfo Pérsico.

Todos contra la República Islámica de Irán

La Tensión en Latinoamérica

El fracaso  de la operación 23F de EEUU, para ingresar a Venezuela la “supuesta ayuda humanitaria”; doble fracaso, en el frente cultural: fracaso del recital propagandístico fronterizo y en el frente político, luego del no ingreso de los camiones en forma ilegal e irresponsable en la República Bolivariana de Venezuela. Y ahora con un desdibujado pelele político como es el caso del auto-proclamado presidente interino el Sr. Guaido que recorre américa del sur como un fantasma.

Aquí lo peligroso que vemos, pues cada vez se van cerrando las herramientas de la Guerra Híbrida, quedando solamente el uso de la fuerza directa como última razón de EEUU, con una agresión.

Fracaso de la Reunión EEUU Corea del Norte

Reunión en Vietnam de Trump-Kim que no llegó a ningún acuerdo y NO se avanzó y se intentó imponer solo condiciones a Corea del Norte y no fue aceptada la postura.

Dossier Geopolitico en Irán

Visita del Director Académico de Dossier Geopolitico Prof. Dr. Miguel Barrios a la República Islámica de Irán invitado por Universidades e Institutos Culturales y centros de política internacional y de seguridad con el fin de dictar seminarios académicos de Relaciones Internacionales, Ciencia Política, Geopolitica, Seguridad integral y Sociología de las Religiones y la Cultura.

 

  Audio:

ANEXO  #DossierGeopolitico DG

Remito este artículo sobre conflicto de Caribe-Venezuela que receptamos en DG:

México y AMLO, el llamado a la política para evitar la guerra.

1.-EUA tiene estrangulada a Venezuela.

2.-Rusia y China anuncian que intervendrán en PDVSA para reorganizarla y recuperar la producción petrolera.

3.-La injerencia directa de Rusia y China resultó demasiado para EUA.

4.-EUA inmediatamente responde diciendo que desconoce a Maduro y reconoce a Juan Guaidó como nuevo presidente de Venezuela, obligando a muchos países a hacer lo mismo.

5.-México se declara neutral.

6.-EUA impone sanciones a Venezuela y le prohíbe al mundo entero comprar crudo venezolano.

7.-Aquí viene lo interesante: EUA amenaza atacar militarmente a Venezuela para forzar la salida de Maduro e inicia movilizaciones militares en el Caribe y Colombia. De inmediato Putín amenaza a EUA con montar bases de misiles en Cuba o Venezuela advirtiendo que Rusia está lista para otra «Crisis de los Misiles como la de 1962».

8.-La TV rusa muestra mapas de EUA con los sitios donde impactarían los misiles rusos y hacen ejercicios con en nuevo misil nuclear hipersónico «Zircón» que puede viajar a Mach 9 ó 10, como 3 km/seg advirtiendo que disparados desde submarinos rusos alcanzarían sus blancos en territorio de EUA en menos de 5 minutos.

9.-Por las sanciones, las refinerías de EUA suspenden la compra de 500,000 barriles diarios de petróleo de Venezuela misma que es absorbido por China y principalmente por India, la que es advertida por EUA de no comprar crudo de Venezuela pero sigue haciéndolo.

10.- Misteriosamente, un grupo guerrillero islámico de Paquistán que estaba tranquilo, revive, cruza la frontera hacia India y ataca una patrulla de la policía militar matando a 41 efectivos y para que no quedara duda, reivindica la autoría del atentado. En represalia, la Fuerza Aérea Hindú despacha jets Mig a realizar ataques terrestres sobre los campos de ese grupo terrorista islámico. El día de hoy las defensas aéreas de Paquistán derribaron dos Mig-21 de la India, cayendo uno de ellos sobre territorio de Paquistán y el otro sobre territorio Hindú. La India está siendo castigada por comprar crudo de Venezuela.

11.-Grave error de EUA. Las sanciones contra Rusia la acercaron a China con quien ahora conforma una poderosa alianza que rebasa a EUA en lo económico, tecnológico y militar. La India se había mantenido neutral entre EUA y Rusia-China. Este acto de terrorismo de grupos controlados por la CIA contra tropas de la India y provocar un enfrentamiento con Paquistán, va a desencadenar que la India se distancie de EUA y se acerque mucho a Rusia-China, que muy pronto conformará una alianza Rusia-China-India que empequeñecerá a EUA.

12.-Por otro lado EUA empieza a atacar a México anunciando que está por castigar al regiomontano David Martínez por hacer negocios con Venezuela, al tiempo que la dupla EUA-Colombia se va quedando sola en el asunto de Venezuela tras de que la doctrina de AMLO cobra adeptos y gana conversos en Europa y América. Tanto la Unión Europea como el belicoso Grupo de Lima, se retractan y anuncian su rechazo al uso de la fuerza y piden una solución negociada. Mike Pence desesperado pide directa y públicamente a México que reconozca a Guaidó. AMLO se mantiene firme. Al irse imponiendo en el mundo la doctrina de AMLO, este ya ofrece el territorio mexicano para las pláticas de Maduro con la oposición.

13.- Una última opción de EUA para evitar que se inicien las pláticas sobre Venezuela, es una operación de bandera falsa para asesinar a Juan Guaidó y que toda la prensa mundial concertadamente culpe a Maduro. Tal y como le hicieron 2 ó 3 veces con los ataques químicos de bandera falsa en Siria para culpar a Assad y justificar un ataque con misiles crucero.

14.-México está recuperando su influencia en el mundo. Si se inician las pláticas tendrá un importante significado en América Latina y hasta en la Unión Europea. Significará que México, un país que los supremacistas de Washington llaman: «Una nación de turbas envilecidas y harapientas donde la mitad de la población vive en estado semi-salvaje», esa nación de «pinches indios» como nos llaman, habrá podido levantar un muro de contención a las invasiones militares de EUA en el continente americano. Será AMLO quien erija el muro contra EUA y no al revés.

15.-No se levante de su asiento que esto se va poner interesante. Manténgase sintonizado y juzgue por usted  mismo si todo es coincidencia o no”.

 

Reflexiones Geopoliticas y Estratégicas desde Irán (I) x Miguel Barrios(*)

Acabo de llegar a la República Islámica de Irán a una gira invitado por Universidades e Institutos Culturales y centros de política internacional y de seguridad con el fin de dictar seminarios académicos de Relaciones Internacionales, Ciencia Política, Geopolitica, Seguridad integral y Sociología de las Religiones y la Cultura. Especialmente esto último desde los factores religiosos culturales que acercan al islam y en este caso el islam chiita con el cristianismo y en este caso,con el catolicismo que expresa nuestro Papa Francisco,el primer Papa jesuita y latinoamericano.

-Antes de emprender mis actividades, hoy sábado 2 de Marzo, realizaré una serie de incompletas reflexiones pero necesarias,en forma rápida que me parecen importantes puntualizar y lo haré en forma de ideas fuerzas estratégicas.Por supuesto es un esbozo y ojalá se me pueda modestamente entender:

-El sistema mundo se dirige a un «orden» multipolar des occidental donde los Estados continentales industriales son las únicas unidades territoriales que tendrán soberanía en un sistema mundo de asimetría interdependiente. Nada más falso que la teoría de la interdependencia simétrica.
Ellos son EEUU, Rusia, China, la India, Europa constituye un signo de interrogante y Nuestra América,una verdadera preocupación ante la nueva Doctrina Monroe que pretende crear una doctrina de la injerencia en Venezuela para ir por más ,en una norteamericanización de la seguridad de América del sur con el afán de apropiarse de los recursos naturales.
El problema estratégico no es el falso dilema Maduro-Antimaduro, sino un rechazo directo ante esta nueva doctrina y su nueva OEA: el Grupo de Lima, porque se trata de una guerra latinoamericana en el contexto mayor de la tercera guerra de «a trozos» que denunció el Papa Francisco.Y hay que evitar sangre de hermanos , y que las Naciones Unidas apadrinen un real diálogo.

El Islamismo por su lado hay tomado vigor e impulso a partir de la Revolución islámica que derrocó al Sha y que se cumplieron 40 años con el Imán Jomeini.
Una revolución religiosa del islam chiíta en Irán, la primera en la historia y en nuestra opinión de una dimensión gigantesca geocultural,que la revolución luterana quedó diminuta.
Y en estos últimos tiempos -para no excedernos en estas sencillas reflexiones- hemos visto cómo el ISIS «Estado islámico», cuya particularidad es que no era un Estado ni era islámico, sino un engendro de terroristas financiados por EEUU y sus aliados, como se desprende de Wikileaks y otras fuentes, han fracasado en Siria, derrotados por el ejército sirio, la aviación rusa, la diplomacia multilateral del Papa Francisco y por los voluntarios iraníes que pelearon cara a cara a terrorismo por tierra, en el fondo el destino de las guerras la sigue definiendo la infantería.
Siria era en verdad un paso hacia el verdadero objetivo estratégico; la República Islámica de Irán, con la finalidad de crear una nueva cartografía Geopolitica en Medio Oriente con «Estados ficticios» como por ejemplo hoy la partición de Libia en el norte de África ,para el dominio absoluto de EEUU, Arabia Saudita e Israel de esa región estratégica  .
La República Islámica de Irán era el objetivo y paradójicamente resultó ganador, aumentando su área de influencia en Irak, Líbano, Palestina, Yemen, etc.
Y hoy forma el bloque China, Rusia e Irán, que con sus matices han evitado una nueva «Pax americana» brindando una esperanza de «orden» multipolar.
-El islam chiita a diferencia de lo que se cree vulgarmente o por prejuicios ,que representa una religión oscurantista, encuentra a la República Islámica de Irán en un momento de desarrollo integral sin igual en el campo de la: nanotecnología, biotecnología, desarrollo pacífico nuclear, ciberseguridad, ciberdefensa, seguridad integral, en el campo cinematográfico y en el campo del desarrollo universitario, repetimos las palabras, sin igual.
Podemos afirmar sin dudar que la República Islámica de Irán demuestra con hechos, que modernidad no es sinónimo de occidental, como pretende hacernos creer el positivismo darwinista spenceriano.


-La fortaleza de la revolución islámica reside en su esencia moral y espiritual de la cosmovisión religiosa integral que pregonó el Profeta Muhammad y posteriormente el Imán Jomeini, porque el islam chiita es una cosmovisión religiosa de la lucha por la justicia en este mundo como preparación al otro, y por lo tanto el campo de lo secular está ausente dentro de la cosmovisión integral.
Esta cosmovisión religiosa, de la cual derivan la dimensión jurídica, política, económica, social, cultural, educativa, militar, tiene un objetivo: la justicia social y la liberación de toda opresión externa.
Esto pone afuera,a pesar del riesgo siempre latente a una globalización contaminante donde el consumismo todo destruye.

-Podemos hablar no de una teocracia, como se piensa en muchos ámbitos como si se tratase de una monarquía divina al estilo de la monarquía absoluta de Luis XIV, «el Estado soy yo».
Nada más alejado de la realidad, hay una democracia que va mucho más allá de la democracia electoral occidental o plutocracia hoy en crisis, y comprender en una alianza solo entendible desde la cultura política de islamismo-democracia y pensar en una nomocracia, o sea, una comunidad política basada en la Ley de la Revelación divina.
Es muy importante, estudiar la obra de Jomeini «El gobierno islámico», y en Irán se elige por el voto popular desde el intendente, los gobernadores y el presidente .
Y el Imán Khamenei preside en Consejo de Expertos de la Revolución guiando la Revolución.

Por eso repito,hay que analizar desde la cultura política o como se dice en Ciencia Política desde la política comparada, pero no, desde la anglosajonizacion de las ciencias sociales.
-El islamismo como religión monoteísta con tronco en Abraham reconoce en El Corán la figura del Profeta Jesús y el rol central de nuestra Virgen María como madre de Jesús.
Esto profundiza al diálogo ecuménico que impulsa el Papa Francisco, y no debemos obviar que tuvo encuentros en el Vaticano con el presidente Rohani y la vicepresidenta.
El acercamiento religioso es un puente al decir del Papa, de civilizaciones en un mundo que no debe ser un choque de civilizaciones, como planteó el estratega norteamericano Samuel Huntington.

-Por último,en nuestro amado país, la República Argentina, el General Juan Domingo Perón definió al Peronismo como «una doctrina simple, humanista, popular y cristiana».
Y advirtió a su regreso del exilio y en el Modelo Argentino en 1974 el peligro de vacío de espiritualidad del hombre o ser argentino, invadido por un individualismo asocial que se convertía en el principal enemigo de la comunidad organizada.
No habrá Estado continental industrial sudamericano con anomia social, con el veneno neoliberal del «sálvese quien pueda», es decir la supremacía del más fuerte en la ley de la selva.
La gran tarea es la reconstrucción del tejido social bajo las banderas de Tierra, Techo y Trabajo para avizorar como horizonte la Comunidad Organizada .
Y aquí en este punto nodal ,la revolución islámica es una guía y puente con la Argentina y América Latina invadida de neoliberalismo, porque ha sido y es, en mi opinión, la más importante revolución nacional, social y anti-imperialista que ha triunfado ante el imperio norteamericano, como lo acaba de reconocer el Financial Times, basada en la tríada en su cultura política advertimos, de moralidad, espiritualidad y justicia social y liberación nacional.

(*) Prof. Dr Miguel Ángel Barrios-Argentina
Dr en Educación
Dr en Ciencia Política

Director Académico de Dossier Geopolitico
Ha escrito más de quince obras de política latinoamericana y mundial

XVI JORNADAS GEOPOLÍTICA Y ESTRATEGIA – LAS ESTRATEGIAS SEGURIDAD DE LOS EEUU conferencia del Coronel Pedro Baños

La reconfiguración del orden mundial

El contexto convulso en el que se desarrolla el siglo XX, con grandes revoluciones y dos guerras mundiales, ve alterados sustancialmente los equilibrios geopolíticos existentes en cada momento, pero es al final de siglo cuando los cambios son vertiginosos. Al fin de las largas dictaduras personales se sumarán cambios en el Islam, especialmente con la revolución Iraní y su posterior extensión. Pero la mayor alteración se produce con el fin de la guerra fría, un sistema altamente peligroso por la amenaza de destrucción mutua segura, pero que aportaba estabilidad basada en enfrentamientos indirectos entre las dos superpotencias, que servían de válvula de escape a las tensiones y crisis generadas.

Este equilibrio desaparece con la disolución de una de sus partes, la URSS, y la desaparición del Pacto de Varsovia, del sistema de economía y organización social de los países integrantes del bloque, y la consiguiente pérdida de influencia a nivel global del nuevo Estado, la Federación Rusa. En menos de una década, toda la construcción teórica de la geopolítica global había quedado anticuada. Se necesitaba un nuevo paradigma capaz de explicar la situación resultante. En 1992, Francis Fukuyama publica en Free Press su obra EL FIN DE LA HISTORIA Y EL ÚLTIMO HOMBRE, en el que anuncia el triunfo global del sistema basado en el capitalismo, y la hegemonía mundial de la potencia vencedora, los EE. UU.

El 26 de febrero de 1993 se produce el primer atentado al World Trade Center de Nueva York, y una Al Qaeda a la que nadie había prestado atención lo reivindica. Aparece un factor que había permanecido aletargado en el mundo de la guerra fría, las identidades culturales, y que se constituye en motor de los principales conflictos con los que acaba el siglo XX y empieza el siglo XXI. Religión, Lengua, Banderas; símbolos nuevos pero con base histórica en un pasado más o menos reciente retornan del baúl de los recuerdos y ocupan las portadas de los medios de comunicación.

En busca de un nuevo paradigma que sirva de marco para la construcción de un corpus teórico, Samuel P. Huntington, profesor de Fukuyama, publica en el verano de 1993 un artículo en la revista Foreign Affairs con el provocador título de The Clash of Civilizations?, en el que presenta un mapa mundial de posibles zonas de conflicto, unas líneas de fractura que delimitan las civilizaciones y los puntos de confluencia/concurrencia/competencia. El éxito del artículo, del que este verano se cumplirán 25 años, animó al autor a desarrollarlo en un texto, publicado tres años después, en el que el título quedó matizado perdiendo el interrogante y siendo complementado: EL CHOQUE DE LAS CIVILIZACIONES Y LA RECONFIGURACIÓN DEL ORDEN MUNDIAL.

Con motivo de la conmemoración de los 25 años de la publicación del artículo original, y con el objetivo de debatir sobre la actualidad u obsolescencia de las teorías de Huntington, se programan las XVI jornadas sobre geopolítica y geoestrategia, en las que, partiendo de una exposición de la situación actual , se tratarán temas relacionados con el renacimiento de la religión como elemento creador de identidades; o la importancia que tuvo el descubrimiento de América como elemento motor de una reconfiguración del orden mundial al inicio de la Edad Moderna, y el uso de la Leyenda Negra como instrumento geopolítico contra España. La segunda jornada se dedica a las potencias emergentes del subcontinente Indio; a Rusia y su esfuerzo por retornar al papel de potencia global, y a China, que busca un posicionamiento acorde con tu potencial demográfico, económico y militar. Esto complementado con un descriptivo estudio de la situación en el Cáucaso, punto de confluencia de los interese geopolíticos de Europa, EE. UU., Rusia, Turquía, e Irán.

La tercera jornada se dedica a la ciberseguridad y su influencia en la geopolítica, y por último, la potencia hegemónica y su estrategia de seguridad y defensa, EE.UU; para terminar con una mesa redonda sobre la teoría de S P. Huntington sobre el choque de las civilizaciones.

 

Análisis semanal de Geopolitica por Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo:

Por primera vez iniciamos nuestro análisis desde lo menor para discurrir hacia lo más en Política Internacional y Geopolitica. Por ello expusimos cómo se puede con un personaje menor iniciar una guerra híbrida, como es el caso de Venezuela donde EEUU ha instalado una dicotomía falsa: Maduro-Guaido, para alcanzar sus objetivos que no son otros que alinear a Latinoamérica detrás de ellos, ante la lucha ya desencadenada por el Nuevo Orden Mundial. Y dentro de este esquema nos preguntamos: Dónde está Michel Temer?, el corrupto ex presidente de Brasil y que hace la justicia del Lava jato con ese personaje, con fuertes denuncia y pruebas de corrupción.

Luego entremos de lleno en esa lucha por el dominio Global de los Emergentes:

  1. La decadencia de EEUU se acelera:
  2. EEUU negocia con los Talibanes su retirada tras 18 años de guerra de Afganistán
  3. III Vietnam de EEUU en el Siglo XXI; después de Irak, Siria y ahora Afganistán

Declinación de todos los Organismos Internacionales creados después de la II Guerra Mundial: ONU/FMI/BM/OMC y en nuestra Región OEA.

El Sistema Mundo idílicamente Multipolar en el mundo de la Real Politik es un Mundo: Tripartito: China – EEUU – Rusia.

Trump pelea con el estado profundo yanki, y la herencia de la decadencia y los conflictos que le dejo Obama: una Rusia atacada con las sanciones económicas (que no la afectaron) y una Chica agredida con proyectos económicos que nunca llegaron a consolidarse como es el caso del Tratado Transpacífico (anulado por Trump).

Ello llevó a una Alianza estratégica entre Rusia y China y trump siguiendo los consejos de Kissinger, tratar de separar los socios.

La declinación de los EEUU, no es novedad, solo los dirigentes mal informados de nuestro continentes desconocen las alertas como las del Tanque de Ideas de la globalización de los 90s: Consejo Atlántico ya decía en el 2013 que para el 2050 EEUU y sus socios del ex G7 pasaron de representar el 40% del PBI mundial a solo el 25%.

También el crecimiento de nuevas estructuras como: Asociación de Cooperación de Shanghai; el Foro de Vladivostok y la Unión Económica Euroasiática con su Club Astana.

Y para cerrar en esta última reunión de Davos, el Secretario de Estado de EEUU Mike Pompeo, dio una lapidaria exposición contra todo lo que representó davos para el mundo neoliberal, dándole un certificado de defunción

AUDIO:     

Análisis semanal de Geopolitica por Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo   

Difícil tiempos atraviesa nuestro subcontinente Suramericano –En especial la intervención en Venezuela-,

Pero empezaremos a explicar que lo que ocurre en estos momentos es el desarrollo en nuestro continente de un conflicto del Nuevo Orden Mundial con un enfrentamiento entre EEUU y China-Rusia y que se vio claramente en lo ocurrido en Davos donde el Secretario de Estado de EEUU: Nike Pompeo -Dictamino la Muerte de la Globalización, como la conocemos-. Todo ello causó un revuelo entre los seguidores de esa línea que quedaron a la intemperie. Y por otro lado empezamos a ver el resurgimiento de los estados nacionales. Estos cambio de poder global se notan en la retirada de EEUU de algunas zonas y reforzar su mal llamado “patio trasero” (Pues américa latina, NO es patio trasero de nadie); con la aplicación de la doctrina Monroe -América para los  (norte)Americanos- y la de Nicolas Spykman -Impedir la Union Suramericana-; aplicando las herramientas de Gene Sharp (Lucha «pacifica») para derrocar gobiernos hostiles a los intereses de Washington (bajo la falacia de apoyar la “democracia” y la “libertad” por ellos entendida).

Sostenemos desde Dossier Geopolitico:

  • el Principio de la nacionalidades

  • La autodeterminación de los Pueblos “políticamente constituido”

  • Sostenemos una posición superadora para estos tiempos la de la “Tercera posición”

  • Y también consideramos que debe ser regla de nuestra Politica exterior: el Respeto, Unidad, Cooperación e integración entre los pueblos Suramericanos, las cuales nos debe regir como Norma. Y respetar a rajatabla la Doctrina Drago y Calvo -generadas por nuestra Diplomacia- y el de Neutralidad cuando está en juego a nivel mundial un enfrentamiento entre Potencias.

Listado del Top Ten de Naciones para el 2030 según los Tanques de Ideas Occidentales, lo que demuestra las luchas actuales:

  1. China

  2. India

  3. EEUU

  4. Indonesia

  5. Turquía

  6. Brasil

  7. Egipto

  8. Rusia

  9. Japón

  10. Alemania

AUDIO https://ar.ivoox.com/es/columna-geopolitica-carlos-pereyra-mele-club-de-audios-mp3_rf_31845457_1.html?fbclid=IwAR1opyeSKUGRE-xLNZrbs9sPfP6165E4wLQLz_-j_5-XqmLWUIqg-8gl9PQ  

 

CONFERENCIA EN LA ESCUELA SUPERIOR DE GUERRA DEL EJÉRCITO DE PERÚ

El Director de Dossier Geopolitico Lic. Carlos Pereyra Mele, fue invitado el viernes próximo pasado a disertar en la Primera conferencia del año lectivo para los oficiales alumnos de los Cursos de la VII y VIII cohorte de la maestría de Estrategia. Presentado por el Sr. Tte Crl Jose Avalos Arellano, como analista político argentino, especialista en geopolítica y geoestratégia suramericana, disertó sobre: “500 años de dominio occidental llegan a su fin.

Inició su conferencia con un agradecimiento al Perú, por ser unos de los países que brindó apoyo a Argentina en momentos cruciales de su historia, durante la Guerra del Atlántico Sur.

Algunos de los pasajes de su Conferencia:

Globalizados: El mundo está cambiando. La Geopolítica ha reemplazado a las ideologías en los conflictos internacionales. Las actuales condiciones de fragmentación no se reducen a problemas coyunturales de las capacidades estatales o a fallas puntuales en el sistema políticos sociales. Antes bien, hay que pensar el presente como un momento fundacional y al mismo tiempo problemático de la experiencia de un mundo en un estado de transición a la multipolaridad. La Globalización como fenómeno y proceso histórico tiene una velocidad inédita. La política mundial se entremezcla con la política nacional y regional, los límites de sus esferas se tornan débiles conformando una triple relación dialógica entre lo local, regional y mundial.

Pensamiento estratégico: En consecuencia, dado los cambios Geopoliticos y el Nuevo Orden Mundial en conformación que se da, por enfrentamiento entre los  Países que denominamos: Atlantistas contra Continentalistas. Estamos transcurriendo este primer cuarto del Siglo XXI y con una nueva posibilidad para rescatar y re definir un auténtico Pensamiento Estratégico y Geopolitico para nuestra Isla Continente: Suramerica
“Pues América, nos exige a los americanos no imitar  para llegar a ser dueños de nosotros mismos y así fundar una estirpe. Para esto, ella, nos ofrece su grandiosa matriz que definimos como lo hóspito.”

Planificación: Para ello deberemos romper con estructuras mentales y paradigmas que nos fueron impuestas como verdades reveladas y tener ese pensamiento crítico y práctico, para obtener la suficiente libertad de pensamiento que permita diseñar políticas de estado propias y no ser meros espectadores de los cambios mundiales. Pero para ello deberemos partir de un análisis internacional serio y basados en hipótesis concretas para poder tener ese pensamiento crítico estratégico propio, que no nos cansaremos de convocar.

Choque entre Atlantistas y Continentalistas: realizó una breve descripción de Atlantistas (EEUU, Unión Europea, Japón) y los Continentalistas (China, Rusia, Turquía, Irán, India) y además transmitió las Tendencias hacia el 2030 (realizadas por los tanques de Ideas de EEUU y Europa), donde solo quedan EEUU y Alemania dentro de las 10 primeras economías mundiales y las Euroasiáticas desplazan a todos los demás miembros del ex G7.

“Tablero Inestable” y sus consecuencias sobre nuestro Continente Sur Americano.

A este tablero inestable lo sintetizamos hoy en el 2018, así:
1. Nivel supremo. Multipolaridad con tres centros: Washington, Moscú y Pekín.
2. Nivel de elevada autodeterminación. Unión Europea y Japón.
3. Nivel de resistencia: India, Turquía, Sudáfrica, Australia, Canadá, Brasil que tienen capacidad de limitar la interferencia de la globalización en su propio territorio. O sea tienen autodeterminación interna y muy limitada autodeterminación externa.
4. Nivel de dependencia. El resto de los países, prácticamente toda Iberoamérica.

Concluyó: Siempre nos dicen que cuando hay una crisis, también hay oportunidades, como vimos en la descripción anterior, el mundo está en reconfiguración y por ello en crisis. Y recordemos entonces que la historia, tal como en la primera década de del siglo XIX, nos pone de nuevo ante la posibilidad, de alcanzar un nuevo estadio de independencia ya no solamente formal política, sino cultural, económica tecnológica.
Hoy en día, los cambios mundiales vuelven a darnos una oportunidad de consolidar una unidad regional que nos permita tener la capacidad de limitar la interferencia de la globalización en nuestro propio territorio, en un mundo ávido de recursos naturales y con la venta de los mismos, Para utilizar los capitales obtenidos el fortalecimiento de las áreas de Ciencia y Tecnología y poder entrar en el mundo de la revolución industrial 4.0. Se impone entonces el “realismo político”: aquel que nos permite asumir con un cierto escepticismo los proyectos teóricos, pero no por eso dejarlos de pensar e intentar realizarlos.  

Perú, Lima, 18/01/2019

Director de Dossier Geopolitico Carlos Pereyra Mele y el Sr.. Tte Crl Jose Avalos Arellano

 

 

Análisis semanal de Geopolitica por Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo      

Primer análisis Radial Geopolítico de las tendencias globales en este 2019.
Camino a cerrar el primer cuarto de este Siglo XXI.
Y las proyecciones posibles

Lic. Carlos Pereyra Mele
Director de DG

AUDIO: https://ar.ivoox.com/es/columna-geopolitica-carlos-pereyra-mele-club-de-audios-mp3_rf_31276558_1.html?fbclid=IwAR1IlHp_mdolgqs8hR1JRAGIdqWA5XCKOFvaAxlLWX8TkNcX-J5WDAkhzo4

 

Nota: Visión Eurocentrista

A medida que Estados Unidos deja de liderar el orden internacional, cada vez más países tratan de reforzar su influencia mediante la intromisión en conflictos de otros Estados. En esta nueva era de puesta a prueba de los límites, el presidente de International Crisis Group, Robert Malley, enumera las 10 guerras de las que hay que estar pendientes en 2019.

En un mundo con menos reglas, la única verdadera es saber cuánto es posible hacer sin pagar un precio por ello. Y la respuesta en el mundo de hoy es: mucho.

A medida que se desvanece la hegemonía indiscutible de Estados Unidos, el orden internacional sufre convulsión tras convulsión. Cada vez hay más dirigentes que sienten la tentación de poner a prueba los límites, se disputan el poder y tratan de reforzar su influencia —o disminuir la de sus rivales— entrometiéndose en conflictos de otros Estados. El multilateralismo y sus mecanismos de contención sufren el acoso y el cuestionamiento que representa una política más transaccional y de suma cero. Los instrumentos de acción colectiva, como el Consejo de Seguridad de la ONU, están paralizados; los de responsabilidad colectiva, como la Corte Penal Internacional, son ignorados y despreciados.

La nostalgia puede ser ilusoria. Pintar un retrato demasiado favorable de la era de la hegemonía occidental sería engañoso. El uso de armas químicas por parte de Irak contra Irán en los años 80; las matanzas de los 90 en Bosnia, Ruanda y Somalia; las guerras de Afganistán e Irak tras el 11-S; la brutal campaña de Sri Lanka contra los tamiles en 2009 y la caída de Libia y Sudán del Sur ocurrieron en una época —y a veces debido a— de dominio estadounidense y un Occidente razonablemente coherente. Un orden liberal y teóricamente basado en ciertas reglas no impidió que los que habían establecido esas normas se las saltaran cuando les parecía. En otras palabras, la erosión de la influencia occidental se ve distinta desde Moscú, Pekín y el sur del planeta que desde Bruselas, Londres y Washington.

Aun así, para bien o para mal, durante años, el poder de Estados Unidos y sus alianzas fueron determinantes en los asuntos internacionales, fijaron los límites y estructuraron los órdenes regionales. Ahora, con el declive de la influencia de Occidente, acelerado por el desprecio del presidente Donald Trump hacia sus aliados tradicionales y los problemas de Europa con el Brexit y los nacionalismos, los líderes de todo el mundo están empezando a probar y tantear hasta dónde pueden salirse con la suya.

Muchos de esos líderes, en la política interior de sus respectivos países, adoptan una mezcla nefasta de nacionalismo y autoritarismo. La mezcla varía según los lugares, pero suele incluir el rechazo a las instituciones y las normas internacionales. La crítica de un orden mundial injusto no tiene nada de nuevo. Ahora bien, si antes esa crítica solía tener su origen en la solidaridad internacional, hoy procede sobre todo de un populismo egocéntrico que ensalza la identidad social y política en sentido estricto, denigra a las minorías y los inmigrantes, ataca el Estado de derecho y la independencia de la prensa y eleva la soberanía nacional por encima de todo lo demás.

Trump es quizá el ejemplo más visible, pero no el más extremo, ni mucho menos. El viento sopla en todo el mundo a favor de los gobernantes autoritarios. Están dándose cuenta, a veces para su asombro, de que los mecanismos de contención están derrumbándose, y su forma de comportarse como consecuencia de ello alimenta a menudo los actos de violencia y las crisis. La expulsión en masa de 700.000 rohingyas en Myanmar, la brutal represión de una revuelta popular por parte del régimen sirio, la obvia determinación del Gobierno de Camerún de aplastar una rebelión anglófona en lugar de abordar los motivos de queja que la provocaron, la guerra económica del Gobierno venezolano contra su propio pueblo y el silenciamiento de la disidencia en Turquía, Egipto y otros países, no son más que unos cuantos ejemplos. Todos ellos motivados, en parte, por lo que los gobernantes consideran una luz naranja donde antes había una luz inequívocamente roja.

Estos líderes también ponen a prueba las normas más allá de sus fronteras. Después de anexionarse partes de Georgia y Crimea y fomentar la violencia separatista en la región del Donbas en Ucrania, ahora Rusia está haciéndose notar en el Mar de Azov, envenenando a disidentes en Reino Unido y socavando las democracias occidentales mediante la guerra cibernética. China impide la libertad de navegación en el Mar del Sur de China y detiene de forma arbitraria a ciudadanos canadienses, incluido Michael Kovrig, de International Crisis Group. Arabia Saudí ha traspasado los límites con la guerra en Yemen, el secuestro de un primer ministro libanés y el repugnante asesinato del periodista disidente Jamal Khashoggi en su consulado en Estambul. Irán planea atentados contra disidentes en territorio europeo. Israel se atreve a sabotear de forma cada vez más sistemática las bases para una posible solución de dos Estados.

Estas acciones no son nuevas ni tienen la misma dimensión. Pero sí son más audaces y descaradas. Y todas tienen una cosa en común: parten del supuesto de que infringir las normas internacionales tiene pocas consecuencias.

El Gobierno estadounidense no ha sido un espectador inocente. El desprecio de Trump hacia los derechos humanos y su afición a la diplomacia transaccional han marcado un tono asombrosamente negativo, igual que su incumplimiento de los compromisos internacionales de Estados Unidos: rompe el acuerdo nuclear con Irán y, peor aún, amenaza con imponer sanciones económicas a los que decidan respetarlo; da a entender que abandonará el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio si no se cumplen las demandas de Estados Unidos, en vez de trabajar desde dentro para obligar a Rusia a cumplir sus obligaciones; y señala, con sus críticas a la Corte Penal Internacional y sus discursos arrogantes sobre la soberanía, que ni Estados Unidos ni sus amigos tienen por qué rendir cuentas de sus actos.

El peligro de la batalla campal actual no se limita a la violencia que ya ha generado. El mayor peligro es el de cometer errores de cálculo. Si un líder convencido de que es impune se extralimita, puede provocar una reacción inesperada de otro y un sucesivo toma y daca que muy bien puede escalar si no existe una tercera potencia creíble y dispuesta a desempeñar el papel de árbitro.

Por supuesto, no todo el mundo se sale siempre con la suya. Parecía que Bangladesh iba a devolver por la fuerza a algunos refugiados rohingyas a Myanmar pero se detuvo, seguramente debido a las presiones internacionales. La temida reconquista de Idlib, el último bastión rebelde en Siria, bajo los auspicios de Rusia, se ha evitado por ahora, en gran parte gracias a las objeciones turcas, europeas y norteamericanas. Lo mismo ocurre (también por ahora) con una posible ofensiva encabezada por los saudíes contra el puerto yemení de Hodeida: a Riad y Abu Dabi les han impedido actuar en gran parte las advertencias sobre las repercusiones humanitarias y el deterioro de su prestigio internacional.

En otros países, dirigentes que preveían poder actuar con impunidad se han sorprendido al ver la gravedad de las reacciones: por ejemplo, el presidente ruso Vladimir Putin ante las duras sanciones y la muestra de unidad y determinación de las potencias occidentales después de la anexión de Crimea y el asesinato de un antiguo agente en suelo británico, o el príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman ante la indignación desatada por el asesinato de Khashoggi.

Sin embargo, en general, es difícil no tener la sensación de que estas son las excepciones que prueban la ausencia de reglas. El orden internacional que conocemos está descomponiéndose, y no está nada claro qué vendrá a sustituirlo. Es muy posible que el riesgo resida, más que en el destino final, en el proceso hasta llegar allí. Tal y como ilustra con creces la lista de 10 guerras de las que conviene estar pendientes en 2019, va a ser un camino accidentado y peligroso.

Fuente: https://www.esglobal.org/las-guerras-de-2019/

*Juan Martin González Cabañas / analista junior en dossiergeopolitico.com

«El entorno geopolítico es el más peligroso que ha existido en décadas«.

Esa es la línea de apertura del informe “Top Risks 2019” de la consultora Eurasia Group, una firma de consultoría y análisis de riesgo político cuyos clientes incluyen importantes instituciones financieras globales y corporaciones multinacionales.

El mayor riesgo, según el informe del Eurasia Group, no es que 2019 sea el año en que el mundo como lo conocemos se desmorone, aunque eso es posible si por ejemplo los chinos y los estadounidenses entran en una guerra comercial que causa una profunda recesión, entre otros eventos factibles de suceder, pero lo más riesgoso es la configuración que tomara este reordenamiento mundial y la incertidumbre que generan ciertas variables.

El informe sostiene que:

  • «Las alianzas de Estados Unidos en todos lados se están debilitando”                                               
  • «El gobierno de Trump considera que las alianzas son corsés que restringen la capacidad de los EE. UU. Para perseguir sus intereses. Esto crea oportunidades para otros líderes mundiales como el chino Xi Jinping y el ruso Vladimir Putin”.
  • Esta tendencia populista / nacionalista que representan Trump y otros líderes se está «volviendo más radicalizada a medida que un número creciente de trabajadores en todo el mundo pierden sus empleos en la automatización y no tienen la educación, capacitación o habilidades para encontrar un nuevo empleo. «
  • “Estas tendencias polarizantes se están explotando políticamente en todo el mundo industrial avanzado y en los mercados emergentes más ricos… y junto con el conflicto entre EE. UU. Y China se intensificarán con la próxima recesión económica mundial»

Top 10 riesgos geopolíticos principales del 2019 según la consultora Eurasia Group

1. Las Semillas de la tormenta: riesgos como “el cambio climático, pero en la esfera geopolítica”. Incluyen las relaciones entre Estados Unidos y China; la fragmentación de Europa, incluido el Brexit; las fuerzas decrecientes de las alianzas e instituciones mundiales como la UE, el G20, el G7 y la OMC.»Más del 90%» de los eventos geopolíticos en desarrollo mas relevantes y que el Eurasia Group sigue ahora “van en dirección de colisión».

2. Estados Unidos y China. El Eurasia Group no está «confiado» en que los desacuerdos comerciales y económicos entre las dos economías más grandes del mundo «se resolverán pronto».
Incluso si se alcanza un acuerdo sobre las tarifas, la fricción económica se mantendrá entre las dos mayores potencias: Estados Unidos querrá que sus compañías reduzcan la dependencia de los aportes de China y las transferencias en el sector de alta tecnología y China tomará represalias. Las posibilidades de una confrontación militar accidental aumentarán.
Hace un tiempo, en Washington y Beijing, se consideraba que la mejor manera de manejar su futura rivalidad era tratar de mantener la relación lo más amigable posible, durante el mayor tiempo posible. Eso ha cambiado, especialmente en los EE. UU. que ha adoptado un enfoque abiertamente de confrontación con China en la administración Trump, lo que ha desatado una guerra comercial entre las dos economías más grandes del mundo. Se espera más discordia en los ámbitos tecnológico, económico y militar

3. Los “ciber guantes” se podrían desenfundar. El 2019 podría ser un punto de inflexión para la ciberseguridad a medida que EE.UU se vuelva más agresivo, participando potencialmente en ataques cibernéticos “preventivos” y permitiendo que actores privados tomen represalias por ciberataques. Tal agresividad es poco probable de funcionar porque esos actores tienen menos que perder al pasar a la ofensiva y otras naciones aumentar la apuesta contra EE.UU.
Este año es probable que sea un punto de inflexión en la competencia cibernética. Por primera vez, EE. UU. Realizará un esfuerzo serio para establecer una disuasión real al proyectar su poder cibernético de manera mucho más asertiva.

4. “Populismo europeo y Brexit”. El 2019 podría ser el año en que los “populistas” ganen más poder, erosionando la Unión Europea desde adentro. Se espera la llegada en las elecciones de más euroescépticos desde la derecha y desde la izquierda al parlamento europeo que en última instancia podría “socavar la cohesión de la Comisión Europea” y la habilidad de la UE de rescatar a miembros en crisis económicas.
La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, casi no tiene oportunidad de aprobar su impopular acuerdo de retiro cuando lo someta a votación. Eso promete un 2019 muy desordenado en Europa. Tres años después del referéndum, casi cualquier resultado de Brexit sigue siendo posible.

5. Los EE.UU en casa. Se vivirá un clima de volatilidad política excepcionalmente alto debido a una creciente confrontación entre Trump y una Cámara de Representantes demócrata que repercute en los mercados.

6. El invierno en la innovación. Se predice una reducción del capital financiero y humano disponible para impulsar el desarrollo tecnológico. Se señala como causa a tres factores: las preocupaciones sobre seguridad de los estados líderes para reducir su exposición a proveedores extranjeros; las preocupaciones sobre la privacidad que hacen que los gobiernos regulen más estrechamente la forma en que se pueden utilizar los datos de sus ciudadanos; y las preocupaciones económicas que llevan a los países a poner barreras para proteger a sus nuevos campeones tecnológicos.

7. La “coalición de los no dispuestos” La elección de Trump fue un golpe para el compromiso de Washington de proteger un orden mundial liderado por Estados Unidos durante décadas. Desde entonces, Trump ha reunido a algunos compañeros de ruta, una coalición de líderes mundiales que no están dispuestos a defender esos principios, y algunos incluso se empeñan en derribar ese sistema.

8. México Los ambiciosos planes económicos y sociales de AMLO podrían chocar con su capacidad fiscal. Su gestión en seguridad será un verdadero desafío.

9. Ucrania “La interferencia rusa en las elecciones parlamentarias y presidenciales, ya sea para apoyar o socavar a candidatos es una certeza”, lo que implicaría mas sanciones por parte de la UE y EE, UU. Los gobiernos ruso y ucraniano no se retiraran de sus posiciones del Mar de Azov, en el estrecho de Kerch o territorios cercanos, aumentándose la posibilidad de incidentes militares. La clase dirigente rusa ve a Ucrania como un territorio vital en su zona de influencia y perímetro de seguridad.

10. Nigeria El país más poblado de África y el mercado más importante del continente tendrá sus elecciones más disputadas desde el retorno de la democracia en 1999. esto inclusive podría significar una crisis política, en un ambiente polarizado y una gran incertidumbre en un mercado critico.
Uno de los candidatos es el presidente Muhammadu Buhari, un líder anciano y enfermo que carece de energía, creatividad o conocimientos políticos para mover significativamente la aguja a los problemas más difíciles de Nigeria. El otro es el ex vicepresidente Atiku Abubakar, perseguido durante mucho tiempo por las denuncias de corrupción.