Trabajo del Equipo de Dossier Geopolitico presentado el 25 de Julio en la Ciudad de Asunción en el Congreso Organizado por la Asociación de Ciencia Política del Paraguay: “30 años de Democracia”. Y que forma parte de una zaga del reciente artículo del Dr. Miguel A. Barrios sobre: “ LAS NOVEDADES GEOPOLÍTICAS DE EEUU COMO PROMOTOR DEL TERRORISMO EN EL SIGLO XXI”. En como el Imperio Norteamericano ejerce la Teoría del Caos promoviendo el “Terrorismo”, como herramienta de dominación.-

Teoría del caos: cambios geopolíticos y sociales

Carlos Alberto Pereyra Melé*

Juan Martin González Cabañas

Resumen:

El objetivo de este trabajo es abordar el modelo de la Teoría del Caos como doctrina de la política exterior de los Estados Unidos como vector de cambios sociales y geopolíticos. Se vincula este modelo como variante de las guerras hibridas bajo los parámetros de los estudios estratégicos. 

Introducción

Objetivo                                                                                                                                                                  

Este trabajo busca analizar las características de la teoría del caos y la guerra hibrida dentro de los ámbitos internacionales, geopolíticos y estratégicos. Este análisis buscara, causas, correlaciones, consecuencias, de cómo han influido estas teorizaciones y estrategias en el escenario mundial y geopolitico.

Metodología

  • Tipo de bibliografía y fuentes: La realización de este trabajo se ha llevado a cabo fundamentalmente mediante el análisis de una gran variedad de fuentes secundarias: académicas y científicas, de libros, documentos oficiales, artículos, sitios especializados, portales de noticias, disponibles tanto en fuentes bibliográficas como en recursos en internet. 
  • Tipo de Investigación: La naturaleza de esta investigación es cualitativa, nos basamos en el método fenomenológico/histórico y el método comparativo de una serie de casos analizados por medio de la observación y constatación empírica de fenómenos sociales evidentes (ocurridos u ocurriendo actualmente) y de forma deductiva haciendo relaciones entre variables que guarden, coherencia con los enunciados teóricos que sostienen dichas conclusiones para hacer inferencias sobre el qué tipo de fenómeno social nos encontramos, en base a nuestro marco teórico.
  • La hipótesis inicial fue que al menos había una correlación (sino causalidad) directa entre todos los conceptos mencionados en el marco teórico, con casos empíricos y comparados como los fenómenos de las primaveras árabes y las revoluciones de color. Y que la teoría del caos y la guerra hibrida son conceptos complementarios y funcionales en el marco de las guerras de cuarta generación, y que estas han sido aplicadas en los casos abordados. 

Marco teórico: ubicamos la teoría del caos aplicado dentro del marco de las disciplinas de la geopolitica y los estudios estratégicos e internacionales, y luego constatamos estas teorías para analizar los casos abordados. 

Marco teórico: 

Teoría del caos y ciencias sociales. 

Un análisis que realizó el politólogo ruso Leonid Savin es pertinente para introducirnos al uso del concepto de caos y su teorización/aplicación dentro de las ciencias sociales y específicamente en los ámbitos que abordamos:

  • La ideología y las ciencias políticas en su conjunto están directamente ligadas al paradigma científico que prevalece en la sociedad. En su época, la lógica cartesiana influyó en los procesos políticos en los países europeos, al igual que los principios y métodos de la guerra (la continuación de la política en su extremo según Clausewitz) y la diplomacia cambiaron a raíz de nuevos descubrimientos científicos. La cosmovisión religiosa también está directamente vinculada a los diseños políticos.” 

Los modernos estudios académicos sobre el caos se originan en los estudios de Edward Laurentz (quien había estudiado los sistemas originados por Bertalanffy) y sus orígenes provienen más bien de las ciencias naturales. La llamada teoría del Caos empezó a difundirse masivamente en 1987 con la publicación del libro de James Gleick “Chaos-Making a new science” y de forma posterior se consagro en el imaginario popular en los libros y películas de la franquicia Jurasic Park.

Como es sabido y se sostiene desde la epistemología, aplicar las teorías de las ciencias naturales al análisis de la realidad social, es problemático, pero esto no ha impedido no solo el interés por extrapolar los conceptos de estos campos de conocimiento para entender, sino también para aplicar a la realidad social. 

Pero si según Savin a veces los nuevos descubrimientos científicos o conceptos que explican los procesos en la naturaleza de los procesos son aplicables o aplicados a la descripción de los fenómenos políticos ¿Por qué no podemos aplicarlos a la dinámica geopolítica?  

En este trabajo el concepto de caos es vinculado por deducción a la realidad sociopolítica y constatado por medio del bagaje del teórico de las disciplinas que abordamos. Concepto que vinculamos con deducción en la teoría y constamos por empírea en inducción en los casos presentados.

El Argumento de Savin prosigue:

Después de todo, los militares occidentales han estado considerando desde hace mucho tiempo el pensamiento no lineal, las teorías holistas y varias escuelas académicas, y se han esforzado por aplicarlas en simulaciones de conflictos, tácticas de combate y estrategias. También podría ser que las ideas filosóficas de la posmodernidad (como la existencia rizomática y las teorías de Gilles Deleuze y Félix Guattari) así como las ciencias más precisas que prefieren fórmulas complejas y cálculos matemáticos”. 

Siguiendo comparación entre ciencias sociales y naturales se infieren estas conclusiones siendo un cuerpo social, como cualquier otro sistema encontrado en la naturaleza:

  • Un sistema social funciona de forma cíclica, lo cual nos permite establecer la existencia de algunas fases, periodos perfectamente diferenciados: estabilidad, desorganización, desestabilización, caos, reorganización, estabilidad
  • Cuando se tiene un sistema caótico caracterizado por la extrema aleatoriedad, paradójicamente puede provocarse y producirse una conducta ordenada después de un cierto tiempo con un “Atractor”  adecuado.
  • Entonces se considera a la sociedad como un sistema abierto, complejo y dinámico. A ese sistema se le atribuye la cualidad tanto de organizarse como de desorganizarse.
  • Si el cuerpo social es un sistema complejo y dinámico, entonces es susceptible por medio de distintos  vectores a ser inducido a un estado entropía.

Entonces según ciertas tendencias epistemológicas y metodológicas, los esquemas teóricos sobre la configuración de los sistemas sean naturales y sociales son homólogos, equivalentes. Al mantener los sistemas en todos los ámbitos y los sistemas ciertas características en común. 

Como explicaremos más adelante distintos autores norteamericanos, académicos, militares y “decisores”, formularían y sostendrían el uso, la ingenierizacion social del caos como estrategia doctrina para reconfigurar el mapa geopolitico global a favor de los intereses de su nación. 

Siguiendo este esquema sobre los sistemas sociales. Si se entiende a la ingeniería social como acciones dirigidas a modificar, influenciar conductas, comportamientos, aptitudes, percepciones de personas o grupos sociales. 

En podemos inferir en los ámbitos y según las disciplinas que abordamos con sus respectivos marcos teóricos que las teorías y acciones analizadas en este trabajo son verdaderos esquemas estratégicos de ingeniería geopolitica

La relación entre conflicto y caos.

Siguiendo el esquema anterior sobre sistemas el caos y desestabilización de un sistema social, como un país, es homologo a un proceso o fase de entropía.

En este trabajo nos enfocamos de forma principal en los procesos de caos y desestabilización que se manifiestan en violencia, crisis políticas, desobediencia cívica, rebeliones, levantamientos, revoluciones, cambios de gobierno,  guerras civiles, conflicto entre facciones, Estados fallidos.

En base a observaciones y el análisis del material, tanto teórico como oficial de instituciones, podemos inferir que mucho de estos casos de caos y desestabilización en países, que si bien ya pueden presentar tensiones de distinto tipo en su interior, estas tensiones se pueden  radicalizar, inducir o provocar artificialmente por medio de ciertas acciones que entran en las categorías de guerras de cuarta generación, guerras hibridas, de la que la estrategias que buscan generar caos son una variable. El objetivo es un cambio de gobierno, o un caos geopolitico que conduzca al colapso de un país o región entera. Para justificar  la afirmación de la teoría del caos como variante de las guerras hibridas veamos nuestro marco teórico sobre conflictos bélicos.

Tipos de guerra: paradigmas y su evolución.

Abordemos brevemente las teorizaciones sobre la evolución de la guerra y el conflicto interestatal bajo la teoría de la guerra y los estudios estratégicos, con el objetivo de constatar bajo inferencia cualitativa cual esquema se vincula de forma más lógica a la teoría del caos, teoría que entendemos se comprende dentro de las guerras hibridas y de cuarta generación.

Una de las tipologías bélicas más conocidas en los estudios internacionales y los estratégicos son las cuatro generaciones de la guerra moderna descritas por William Lind primero en su artículo de 1989 titulado “The Changing Face of War: Into the Fourth Generation” (El cambiante rostro de la guerra: Hacia la cuarta generación). El luego publicaría un libro profundizando esta comprensión de las guerras titulado “Understanding Fourth Generation War” (Entendiendo la guerra de cuarta generación).                                                                   

Analicemos de qué manera se comprenden esas cuatro generaciones de la guerra moderna:

Primera generación: Según Lind, esta generación abarca el periodo entre 1648 y 1860 (incluso antes en el tiempo) y consiste en la guerra de líneas y columnas tácticas, con armas de fuego y ejércitos profesionales estatales. Además según Lind, se creó una cultura militar del orden, y aquí aparecen diversos elementos que distinguen a un militar de un civil, como los uniformes y gradaciones.                                                                   

Segunda generación: Ésta generación se enmarca en la revolución industrial y la potencia de fuego. Lind la ejemplifica con el periodo de la primera guerra mundial (1914-1918), una guerra basada en la capacidad industrial y de transportes así como la creación masiva de trincheras para proteger a los soldados de la potencia de fuego. Así mismo Lind también señala que esta generación sigue manteniendo el orden, los procesos y procedimientos. El objetivo principal de los combates sigue siendo el ejército enemigo.                                                                                                                                              

Tercera generación: Es una respuesta a la guerra de posiciones que se basa en la guerra de movilidad y maniobras (mediante blindados, fuerzas mecanizadas y aviones) de armas conjuntas. La guerra relámpago ejemplificada en el ejército alemán de la segunda guerra mundial. Según expone Lind, la tercera generación no solo está basada en la potencia de fuego y el desgaste sino en la velocidad, sorpresa y dislocación mental así como física. Se busca aislar las fuerzas enemigas por medio de ataques fulminantes y maniobras dinámicas, se busca destruir sus comunicaciones, para bloquear una respuesta sostenida conjunta. En este sentido la superioridad tecnológica es crucial para el éxito

Se impone además la idea de una guerra total (facilitada por el avance del poder aéreo) donde además de ser un objetivos las fuerzas armadas rivales se busca colapsar la infraestructura critica del rival (fabricas, centrales de energía, comunicaciones). Además de ataques a poblaciones civiles, para quebrantar la moral.                                                

Cuarta generación y guerras híbridas: Ante el notable avances de la Tics (tecnologías de la información y comunicación) y la Revolución en los asuntos Militares (RAM), la agresión y el conflicto pueden descentralizarse y difuminarse. Se desarrollan métodos no convencionales, no militares. Entran en juego los actores no estatales y los grupos irregulares (como terroristas y guerrillas, grupos rebeldes) . El campo electrónico

Y el ciberespacio y se convierten otra dimensión más del conflicto.

  • En este nuevo contexto, la victoria, los objetivos estratégicos, no necesariamente se logran (o no es conveniente hacerlo) en el campo de batalla (de forma militar, directa convencional) porque tales acontecimientos son cada vez menos frecuentes y de menor escala en relación a las generaciones anteriores por ciertas condiciones. 

En el contexto histórico esto es causado por el avance de la tecnología, el resultado del equilibrio de poder y la relación de fuerzas después de la Guerra Fría. Los EE.UU disponen de una amplia superiodad militar convencional, hasta el final de la primera década del siglo XXI, sus principales hipótesis de conflicto, y compromisos militares eran grupos irregulares y los denominados “Estados Canalla”. 

Si bien cierto lo anterior, también lo es que de los posibles Estados que podrían ser sus rivales, las otras potencias que se encuentran en el “podio del poder duro” disponen de un arsenal nuclear (China y Rusia por ejemplo). De todos modos lo que persiste como variable dentro del paradigma de guerras de cuarta generación, es la concepción de que la acción directa militar convencional es ineficiente o tendría unos costos muy altos.

Identificamos a las guerras hibridas, como un tipo o una evolución de las guerras de cuarta generación:     

  • La guerra hibrida se caracteriza por la combinación de medios convencionales de fuerza armada (militar o irregular) con métodos no convencionales /indirectos.  

Ahora siguiendo estos esquemas la victoria, los objetivos estratégicos se pueden conseguir por métodos no convencionales, no directos, los cuales como influenciar a la sociedad (opinión pública) de un país determinado como  objetivo (enemigo) impulsando levantamientos, rebeliones. El objetivo es el cambio de régimen en un país determinado. Es decir, el método principal seria provocar una reacción social en el país objetivo, esta influencia se consigue mediante propaganda, campañas de desprestigio en redes sociales o mediáticas, organización de movilizaciones, desobediencia civil, infiltración en el poder judicial (lawfare) ataques cibernéticos, conspiraciones políticas. 

  • Se busca la movilización y radicalización de grupos sociales, políticos, étnicos, religiosos dentro del país objetivo. En última instancia si estos golpes blandos no llegan a esos resultados, se usan grupos armados irregulares.

El objetivo en la guerra hibrida repetimos, es el cambio de un gobierno/régimen en un país determinado. Pero hacemos énfasis en lo siguiente.

  • Pero bajo la concepción y aplicación de la teoría del caos como estrategia el colapso de las estructuras sociopolíticas de un país o región entera del globo puede ser también un objetivo buscado. 

El caos como teoría y estrategia

Académicos, analistas, militares  y funcionarios norteamericanos, teniendo un lugar destacado los discípulos del filósofo Leo Strauss, interpretaron que para reconfigurar el mapa de un nuevo orden mundial donde EEUU tendría el predominio hegemónico mundial luego de la implosión de la Unión Soviética, se podrían aplicar estrategias, doctrinas, modelos de Caos. Entre los ideólogos de esos modelos se encuentran: Leo Strauss, Steve Mann, Zbigniew Brzezinski, Thomas Barnett.

Según Leo Strauss, cuya tendencia como la de sus discípulos, seguidores es conocida bajo la denominación de “neoconservadores” o neocons, el verdadero poder no se ejerce en una situación de inmovilidad sino, por el contrario, mediante la destrucción de toda forma de resistencia. Sólo arrojando las masas al caos pueden aspirar las élites a la estabilidad de su propia posición. 

El círculo de “straussianos” que luego formaría parte del gabinete de George W Bush entiende que los Estados Unidos luego de la caída de la Unión Soviética, es el poder único predominante del mundo”  como y que la nación tiene la oportunidad única, providencial de “configurar un nuevo siglo favorable a sus principios y sus intereses“.  

En 1992 Steve Mann en “Chaos Theory and Strategic Thought”  (teoría del caos y pensamiento estratégico) conceptualizo que la aplicación de una estrategia de caos dependería de ciertas variables, y que comprendiendo un entorno (social) se podrían trazar estrategias para promover los intereses de EE.UU.        

Mann compara la capacidad de inducir este tipo de cambios dentro de una sociedad como “hackear” el software de una sociedad implantando un “virus”.  

En el caso de un país objetivo, el método para lograr eso serian provocar descontento de una población frente a su población por medio de: maniobras económicas, apoyo a la oposición política, campañas mediáticas y en redes de desprestigio, el cambio del código político, social cultural de tal población desde adentro, el apoyo a grupos insurgentes, atentados, ataques de bandera falsa, movilizaciones, desobediencia civil. 

Los gobiernos de un “país como objetivo”, bajo la mira se encuentran ante el dilema y la confusión, al no poder distinguir fácilmente los elementos/agentes provocadores del caos implantados (como un virus) dentro de su sistema social y la población que ha sido inducida (cuyas causas a ser inducidas en la convulsión pueden ser legitimas) y cuya represión podría ser aun más contraproducente, escalando la tensión. Este factor de incertidumbre temor o confusión solo multiplica aún más el “efecto caos”. El resultado de la aplicación de estos principios es el cambio de actitud ante un gobierno, con el posible resultado de un cambio de gobierno, o en casos más extremos combates guerras civiles, fracturas al interior de países enteros.

Steven Mann habla abiertamente de la necesidad de utilizar “el aumento del nivel crítico” de presión para inducir al “caos controlado” y asegurar los intereses nacionales de los Estados Unidos. La idea principal que se deriva de los pensamientos de Mann es llevar el sistema a un estado de “crisis“. Entonces, el sistema, dadas ciertas condiciones, entrará inevitablemente en el caos y la “transformación” se realizara. 

La teoría del caos como geoestrategia

Brzezinski en “El gran tablero mundial. La supremacía estadounidense y sus imperativos geoestratégicos” reedita las ideas del gran juego del siglo XIX proponiendo un accionar geopolitico que responden a los clásicos esquemas sostenían la búsqueda del dominio de Eurasia, del controlar del Heartland y el Rimland 

Estas medidas serian cercar geográficamente a los rivales o posibles futuros rivales estratégicos en Eurasia como Rusia, Irán y China, por medio de un “cordón sanitario” de países hostiles, asociados a los EE.UU, o también la instalación bases militares o la inducción de zonas de caos y violencia en el “vecindario geográfico”.

Brzezinski sostiene la necesidad de  incitar conflictos, violencia, crisis económicas y/o sociales, con la finalidad de impulsar el acoso y derrocamiento de Gobiernos no favorables a los intereses de los EEUU o en su defecto, impulsar una fragmentación de ese territorio, con el objeto de colocar “gobiernos amigos” en los espacios geográficos. 

Brzezinski propone la siguiente geo-estrategia, donde el Oriente Medio está jugando un papel clave como peldaño hacia Eurasia, región que aseguraría la hegemonía total de EE.UU:

1. Fomentar el caos y la guerra en la región

2. Declarar la guerra contra el terrorismo y trasladar la carga a Rusia y China, aprovechándolos en un conflicto sin esperanza en la región.

3. Mantener o incluso aumentar su presencia militar bajo el pretexto de preservar la estabilidad en el Oriente Medio.

El planteamiento es simple: es necesario crear el “caos social” en los estados que condicionen o limiten la hegemonía de Estados Unidos, con el objetivo de crear un desorden de tal magnitud que nada pueda oponerse a la voluntad de la superpotencia. 

Korybbiko destaca: “la teoría geopolitica más influyente para la guerra hibrida es la idea de Balcanes Eurasiáticos” de Brzezinski, ya que junto con el caos dirigido, ambos conceptos se complementan. Por lo tanto si el objetivo de unos Balcanes Eurasiáticos es la estrategia, la guerra hibrida es la táctica para lograrlo. La idea es desestabilizar la periferia eurasiática por medio de fuerzas “proxys” (delegados armados), pero dirigidas detrás de bastidores por EE.UU. 

En el libro “The Pentagon’s New Map” (El nuevo Mapa del pentágono) Thomas Barnett propone el modelo “núcleo funcional y zonas no integradas”. En estas últimas regiones las guerras y conflictos se vuelven interminables y recurrentes. Ya no es necesaria una transición controlada con un dictador amigo o un gobierno sumiso; el desorden y el desgobierno son el objetivo. 

Esta idea no considera que el acceso a los recursos es crucial para Washington sino que los estados del “núcleo funcional” sólo tendrían acceso a esos recursos recurriendo a los estadounidenses. Para ello es necesario destruir la estructura estatal  de los países invadidos, de una forma que cuando lo necesiten estos recursos sean de fácil acceso.

Es esta ultima concepción es un cambio de paradigma frente a las demás concepciones teóricas  y estratégicas. El caos puede ser útil como herramienta, se puede gobernar por medio del caos

Teoría del caos aplicada 

El caos como categoría de la guerra hibrida.

Insertados los elementos y vectores que generan entropía en un sistema social, la guerras hibridas puede comenzar primero como protestas de la población e ir escalando hasta llegar altos niveles de violencia, llevando incluso a guerras civiles.

La metodología y práctica usual de este tipo de paradigma se ha aplicado en las “revoluciones de color” (en Europa oriental, el Cáucaso, Asia central, regiones que comprenden las zonas de influencia de la ex Unión Soviética y de la actual Rusia.

Siendo uno de los casos más paradigmáticos y actuales la revolución del Euromaidan en Ucrania). Siendo no solo de estudios de caso, sino de ser susceptibles de estudios comparativos 

Las revoluciones de color son las revueltas que ocasionaron cambios de gobierno en el ex espacio soviético de Europa oriental, Cáucaso y Asia Central, siendo la ultima hasta la fecha el Euromaidan en Ucrania que tuvo como resultado el derrocamiento del presidente Yanukovich. Las revoluciones de color pueden ser generalmente concebidas como “protestas populares” de origen internas pero, luego radicalizadas por elementos, vectores provocadores (agentes del caos) infiltrados con apoyo desde el exterior.

También son destacables las primaveras árabes, que comenzaron como levantamientos populares, pero terminaron con fuertes represiones, los casos sirios y libio siendo los más violentos terminando en guerras civiles.

Conclusiones:

En base al marco teórico ya visto sobre sistemas sociales y caos:

Se considerar a la sociedad como un sistema abierto, complejo y dinámico. A ese sistema se le atribuye la cualidad tanto de organizarse como de desorganizarse. El caos constructivo sucede cuando hay un intento de aprovechar estas fuerzas destructivas y aparentemente aleatorias, con propósitos estratégicos. 

La estrategia del caos propone la creación artificial de caos y violencia en un país o zonas que se consideran objetivos, mediante una guerra no convencional, esto es el uso de distintos métodos para lograr convulsiones interiores que influyan dentro de un país objetivo o el uso de intermediaros armados para que conduzcan a un escenario de guerra civil en un país objetivo. Es un enfoque estandarizado para el cambio de gobierno o el colapso político de un país o región. 

Con estos argumentos concluimos por medio de la evidencia inductiva de casos reales, y la deducción al comparar y contrastar las principales coincidencias entre todos los casos, además la coherencia interna relacional que guarda nuestro esquema teórico bajo estudio en relación a los otros constructos teóricos abordados.

Sostenemos en base al análisis teórico anterior y a la posterior constatación empírica por medio del material presentado que los fundamentos  de la teoría del caos  despertaron un gran interés por parte de un sector de la elite norteamericana. Distintos autores, académicos, militares y “decisores” tomaron premisas teóricas de la misma para entender la mecánica de los movimientos sociales en los países y operar sobre ellos para la obtención de ciertos objetivos. Formularían su aplicación como estrategia, por medio de un caos construido, para el logro de los intereses geoestratégicos norteamericanos. 

Siguiendo las secuencias lógicas de las teorías del caos y de la guerra hibrida:

Estos modelos se inician con la implantación de una revolución de colores, o una “primavera”, algún tipo de revuelta o manifestación popular, como intento de golpe suave, que es seguida luego de un golpe duro, por intermedio de una guerra no convencional si el primero fracasa

Se induce a las poblaciones a métodos de ingeniería social y de guerras hibridas, estos pueden escalar en violencia, pudrir guerras civiles, los resultados son el cambio de gobierno o el colapso del mismo. Si se repite esta secuencia en varios países de una misma región, podemos hablar de  zonas no integradas bajo los parámetros de Barnett.

La teoría del caos aplicada como estrategia es una forma de ingeniería social. 

En base a una comparación de los lineamientos principales de la estrategia del caos y la guerra hibrida, encontramos bajo deducción que la teoría del caos se entiende como una variante del paradigma de guerras hibrida y de cuarta generación.  El objetivo es el cambio de régimen de un país marcado como objetivo, pero tampoco se debe descartar que el colapso de una estructura estatal no sea un objetivo deseado.       

Según hemos observados en todos estos casos la Teoría del caos ha sido usada como fundamento geoestratégico de los EEUU para afianzar en su rol de hegemón global luego de la Guerra Fría, principalmente en el área de Medio Oriente. 

Siguiendo la metáfora de Barnett, la teoría del caos busca provocar, inducir actitudes,  comportamientos, mediante ingeniería social a la población de un país objetivo además de infiltrar elementos externos, la  violencia se esparce como el virus de una computadora, el resultado esperado es que el sistema se “reinicie” con un cambio de gobierno o se desintegración tal Estado. Si ese es el último caso también será favorable para los EE.UU de todos modos.  

En base a la metodología histórica para analizar, y la metodología prospectiva para proyectar, en base a de seguimiento de tendencias. No se descarta su uso futuro en otros escenarios. Así como han ocurrido las primaveras árabes y las revoluciones de color en el ex espacio soviético, esto no significa que no se puedan desarrollar fuera de esas áreas geográficas, según los intereses de contendientes en lucha por sus intereses. Se observan muchos de estos patrones anteriormente mencionados en Venezuela hasta la fecha. Se han detectados movimientos de este tipo en Hong Kong.

La teoría del caos es una de las tantas metodologías y estrategias disponible para una gran potencia, como lo son especialmente los Estados Unidos. Cuyo gran objetivo exterior y geopolitico es la fragmentación y fracturación del cinturón euroasiático. 

Debemos destacar que esa búsqueda de un proyecto de hegemonía unipolar norteamericano incuestionable encontró su contrapeso en los últimos años con la participación e intervención activa en varios escenarios y situaciones globales de China y Rusia, que hasta la fecha parecen buscar consolidar una asociación estratégica.

  • Director en www.dossiergeopolitco.com

licpereyramele@gmail.com

2 Leonid Savin: “the Eurasian Union and the complex systems theory”:

http://katehon.com/article/eurasian-union-and-complex-systems-theory

3   como veremos muchas de estas formulaciones de encuentran en libros y documentos oficiales, por lo que las inferencias que se pueden sacar de ellos no son meras especulaciones conspirativas.

4 Geoestrategias destinadas a cambiar las estructuras sociales y políticas de un país o el mapa geopolitico de regiones enteras y las relaciones de fuerzas en el equilibrio de poder del orden internacional.

5  Miguel Angel Barrios: “la evolución de la guerra y el caso venezolano” ://dossiergeopolitico.com/2019/05/15/la-evolucion-de-la-guerra-y-su-actualidad-en-el-caso-venezolano/

6 Carlos Pereyra Mele: “La Guerra Híbrida en Venezuela”
https://dossiergeopolitico.com/2019/02/10/la-guerra-hibrida-en-venezuela-x-carlos-pereyra-mele/

7 Miguel Angel Barrios:”Cibergeopolitica: un análisis estratégico desde nuestra América”
https://dossiergeopolitico.com/2019/06/23/cibergeopolitica-un-analisis-estrategico-desde-nuestra-america/

8 Ver en Carlos Pereyra Mele: “Guerra híbrida en Suramérica”:
https://www.alainet.org/es/articulo/186331

9 aunque esta concepción doctrinaria ya se ha modificado, en 2017 el documento conocido como “Estrategia de seguridad de los Estados Unidos” sostiene el regreso de la competencia entre grandes potencias como hipótesis de conflicto. Disponible en la web:
https://www.whitehouse.gov/wp-content/uploads/2017/12/NSS-Final-12-18-2017-0905-2.pdf

10  Concepto elaborado por Gene Sharp, es la el resultado de una secuencia de métodos para someter un gobierno a una situación de crisis y expuesto en su libros “de la tiranía a la democracia” y

11  Shadia Drury: “Leo Strauss and the American Right“.

12 Ver la declaración del think tank Proyecto para un Nuevo Siglo Americano, esta usina agrupo a estos dirigentes y pensadores Neocon: http://pnac.info/

13 Esas variables eran: Forma inicial del sistema/ Estructura subyacente del sistema/Cohesión entre los actores/ energía conflictiva entre los actores.

14 Competencia geoestratégica entre el imperio británico y el imperio ruso en el siglo XIX por el control e influencia en Asia Central. Este periodo histórico sirvió de contexto e influencia para las formulaciones de Halford Mackinder, uno de los pioneros de la geopolitica.

15 Tierra núcleo o cordial. Teoría propuesta por Halford Mackinder que sostenía que el control de una franja terrestre que va del Asia Central a Europa Oriental, inclusive central (lo que algunos analistas llaman Eurasia) por su ubicación geográfica y dotación de recursos aseguraría el dominio mundial. 

16   Las tierras costeras, que “bordean” al Heartland. Nicholas Spykman, sostenía que era el control del Rimland y por lo tanto el del Heartland el que aseguraría el dominio mundial.

17 “Hybrid wars: the indirect adaptative approach to regime change”.

18 Término usado en referencia a una zona conflictiva: originado por los conflictos recurrentes en los Balcanes en el periodo aproximado de 1850-1914. No en vano el casus belli de la primera guerra mundial se origina en Sarajevo, Bosnia.

19 Para desarrollar mas esta idea ver : Lucien Cerise “ingeniería social del caos identitario” https://www.geopolitica.ru/es/article/ingenieria-social-del-conflicto-identitario

20 Se han registrado cinco intentos de revolución en el ex espacio soviético: Desde 2003: Georgia, Ucrania, Kirguistán, Belarus, Moldavia, siendo exitosos en cambiar al gobiernos los de Ucrania y Georgia.

21 Entre el 2008 y 2011 todos los países del Magreb, Asia Menor y el Golfo arabico/pérsico exceptuando, tal vez Marruecos experimentaron grandes movilizaciones populares en mayor o menor medida que buscaban reformas políticas, o comenzando asi y luego terminando en un cambio de régimen, en los casos de Libia y Siria terminando en violencia y guerra civil. la tendencias se expandió hasta Irán (no es un país árabe y ocupa más bien un lugar cerca del centro de Asia, pero se lo engloba en el concepto del Medio Oriente ampliado).

Entre el 2008 y 2011 todos los países del Magreb, Asia Menor y el Golfo arabico/pérsico exceptuando, tal vez Marruecos experimentaron grandes movilizaciones populares en mayor o menor medida que buscaban reformas políticas, o comenzando asi y luego terminando en un cambio de régimen, en los casos de Libia y Siria terminando en violencia y guerra civil. la tendencias se expandió hasta Irán (no es un país árabe y ocupa más bien un lugar cerca del centro de Asia, pero se lo engloba en el concepto del Medio Oriente ampliado).

Vale preguntar porque las monarquías del golfo que mantienen una asociación más estrecha con los Estados Unidos que el resto de los países de la región fueron los países que menos sintieron el “cimbronazo” social”.

23 Ver Pascualino Angiolillo Fernández: “teorías de guerra que se están aplicando en Venezuela” https://dossiergeopolitico.com/2019/03/22/teorias-de-guerra-se-estan-aplicando-contra-venezuela-x-gral-pascualino-angiolillo-fernandez/

Bibliografía 

Diccionario latinoamericano de seguridad y geopolítica”. Barrios, Miguel Ángel – Pereyra Mele, Carlos y otros. Editorial Biblos. 2009.

“Hybrid wars: the indirect adaptative approach to regime change”. Korybbiko, Andrew.  Institute for Strategic Studies and Predictions PFUR. 2015

Brzezinski, Zbigniew (1998). El gran tablero mundial. La supremacía estadounidense y sus imperativos geoestratégicos. Buenos Aires: Paidós.1998.

Barnett, Thomas P.M. The Pentagon’s New Map. Putnam. Publishing Group. 2003.

Mann, Steven. “Chaos Theory and Strategic Thought.”. Parameters. 1992.

Sharp, Gene. “From Dictatorship to Democracy”.  The Albert Einstein Institution, 2010. 

Drury, Shadia “Leo Strauss and the American Right”. Palgrave Macmillan 1999.

Drury, Shadia “Political Ideas ff Leo Strauss” Palgrave Macmillan 1999.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *