Por Marcelo Gullo (*)

El 9 de abril de 1949,  en la Universidad Nacional de Cuyo, el general Juan Domingo Perón presentó, ante algunos de los más importantes filósofos del mundo, un texto -síntesis de base filosófica- sobre lo que representaba sociológicamente la tercera posición sostenida por su gobierno. El discurso leído por Perón pasaría a la historia como “La Comunidad Organizada”. Pero, es importante entender  -cómo el mismo Perón aclaró ese 9 de abril- que la Comunidad Organizada era para él tanto un modelo ideal a alcanzar como un plan en ejecución. Un modelo y un plan que él mismo había ideado, y que cómo presidente de la Nación, estaba ejecutando. Sin embargo, antes de adentrarnos en el recuerdo y el análisis, para que este no sea uno más de los tantos falsos homenajes a los 70 años de la Comunidad Organizada,  preciso es confesar entonces que ese ideal se evaporó en el tiempo y que la Argentina que Perón construyó se ha desvanecido. Porque la única verdad es la realidad y sólo la verdad nos hace libres, es preciso reconocer entonces que la Comunidad Organizada que pensó y construyó Perón junto con el pueblo argentino ya no existe.

La Argentina industrial es tan sólo un recuerdo, uno de cada dos niños es pobre, cientos de miles de familias están destruidas, los caprichos se han transformado en derechos, el matrimonio no es más entendido como una misión sino como un contrato, la droga hace estragos en los sectores más pobres mientras los ricos se refugian en guetos cada vez más amurallados. Con honrosas excepciones los dirigentes sindicales se han transmutado en empresarios. Los autodenominados militantes peronistas, en su inmensa mayoría,  se han convertido en individuos bipolares que por un lado predican la doctrina de Perón y por el otro -con la excusa de un falso pragmatismo que debería ser llamado “puestismo”– apoyan a candidatos a intendentes, gobernadores, senadores o presidentes que son en realidad liberales o progresistas. Dios es el gran ausente del discurso de los llamados (por los medios masivos de comunicación) dirigentes peronistas que han olvidado, o no quieren recordar, que el liberalismo y el progresismo son concepciones antropológicamente opuestas a la sustancia misma de la Comunidad Organizada.

Para Perón -como él mismo expresara ante tan destacados filósofos- la Comunidad Organizada como ideal a alcanzar encontraba sus raíces más profundas en Grecia y Roma. Sin embargo, aclara Perón, su plena realización como modelo ideal perenne para los pueblos sólo había sido posible a partir de la rectificación del pensamiento greco-romano hecha por la fe y el pensamiento cristiano. La comunidad organizada pensada por Perón -como un plano que guiaba tanto su obra de gobierno como su propuesta para la organización de la vida en común no sólo de los argentinos sino de todos los iberoamericanos- era en definitiva el resultado  del encuentro de las tres colinas: la Acrópolis, el Capitolio y el Gólgota. Era el resultado histórico,  querido por la providencia del encuentro entre, Atenas, Roma y Jerusalén, del encuentro entre la razón filosófica de los griegos, el pensamiento jurídico de Roma y la fe y doctrina cristiana que, al proclamar que todos los hombres era hijos de un mismo Padre y hermanos en Cristo,  extendió por primera vez el concepto de prójimo a toda la humanidad. Para Perón el cristianismo le dio a la persona aquello que los griegos sólo habían logrado intuir: la conciencia plena de que poseía un alma inmortal y que creado a imagen y semejanza de Dios era por consecuencia un hombre libre. Es en ese sentido que Perón afirma el 9 de abril de 1949 delante de los  más importante filósofos del mundo:

“La idea griega necesitaba para ser completada una nueva contemplación de la unidad humana desde un punto de vista más elevado. Estaba reservada al cristianismo esa aportación. El Estado griego alcanzó en Roma su cúspide. La ciudad, hecha imperio, convertida en mundo, transfigurada en forma de civilización, pudo cumplir históricamente todas las premisas filosóficas. Se basaba en el principio de clases, en el servicio de un ‘todo’ y, lógicamente, en la indiferencia o el desconocimiento helénico de las razones últimas del individuo.”

Sin embargo, aclara Perón, que de esas tres colinas será a la del Gólgota a la que le corresponderá realizar el aporte más sustancial porque es el cristianismo el que “hizo de la libertad -teórica y limitada hasta entonces- una posibilidad universal”. A partir de la conciencia del libre albedrío instaurada por del cristianismo no se podrá ya nunca más considerar al hombre como  juguete de los dioses, ni como un animal esclavizado por el impulso ciego de sus instintos, ni como sujeto determinado por las fuerzas materiales surgidas  de la relación con los medios de producción. El cristianismo no será para Perón el opio de los pueblos sino la condición histórica necesaria para la liberación de los mismos. El cristianismo será para Perón la primera gran revolución, la revolución trascendente dentro de la cual se insertará la revolución justicialista como expresión política, adaptada a los tiempos,  de esa revolución trascendente inaugurada por el mensaje cristiano. Es en tal sentido que Perón afirma ante tan destacado auditorio reunido en Mendoza el 9 de abril de 1949:

“Una fuerza que clavase en la plaza pública como una lanza de bronce las máximas de que no existe la desigualdad innata entre los seres humanos, que la esclavitud es una institución oprobiosa y que emancipase a la mujer; una fuerza capaz de atribuir al hombre la posesión de un alma sujeta al cumplimiento de fines específicos superiores a la vida material,  estaba llamada a revolucionar la existencia en la humanidad. El Cristianismo, que constituyó la primera gran revolución, la primera liberación humana, podrá rectificar felizmente las concepciones griegas. Pero esa rectificación se parecía mejor a una aportación. Enriqueció la personalidad del hombre e hizo de la libertad, teórica y limitada hasta entonces, una posibilidad universal. En evolución ordenada, el pensamiento cristiano, que perfeccionó la visión genial de los griegos, podría más tarde apoyar sus empresas filosóficas en el método de éstos, y aceptar como propias muchas de sus disciplinas. Lo que le faltó a Grecia para la definición perfecta de la humanidad y del Estado fue precisamente lo aportado por el Cristianismo: su hombre vertical, eterno, imagen de Dios. De él se pasa ya a la familia, al hogar; su unidad se convierte en plasma que a través de los municipios integrará los Estados, y sobre la que descansarán las modernas colectividades.”

El cristianismo es para Perón la condición necesaria y la base sustancial que hace posible la libertad del hombre y de los pueblos cualesquiera sean las circunstancias que al hombre o a los pueblos les toque vivir. El cristianismo es para Perón la sólida verdad que le permitirá al hombre, armado con ella,  “desafiar cualquier mudanza” favorable o desfavorable. Es por eso que Perón afirma que con la “feliz revelación” aportada por el cristianismo:

“La libertad, expropiable por la fuerza antes de saberse el hombre poseedor de un alma libre e inmortal, no será nunca más susceptible de completa extinción. Los tiranos podrán reducirla o apagarla momentáneamente, pero nunca más se podrá prescindir de ella: será en el hombre una “conciencia” de la relación profunda de su espíritu con lo sobrehumano. Lo que fue privilegio de la República servida por los esclavos, será más adelante un carácter para la humanidad, poseedora de una feliz revelación.

El peronismo, antes de ser infectado por el neoliberalismo en la década de los 90 y por el progresismo en las primeras dos décadas del nuevo siglo, se planteó como una tercera posición superadora del liberalismo y del marxismo para la construcción de una Comunidad Organizada tal como Perón la había explicitado en aquel ya lejano 9 de abril de 1949. Sin embargo hoy esa idea fuerza ha sido abandonada por la dirigencia liberal y progresista que se ha adueñado del movimiento político creado por Juan Domingo Perón. El peronismo se ha transformado de un movimiento  de liberación nacional en un partido de administración colonial. En el más eficiente partido político para la administración colonial. Hoy la oligarquía financiera internacional tiene dos brazos, el neoliberalismo y el progresismo. Lo que es lo mismo que decir liberalismo de derecha y liberalismo de izquierda. Y la mayoría de la dirigencia peronista se ha entregado a uno u otro de los brazos de la oligarquía financiera internacional. A setenta años de aquel memorable discurso de Perón en la Universidad de Cuyo la Argentina es hoy una comunidad desorganizada, sin Dios, sin trabajo y sin justicia.


(*) Marcelo Gullo es miembro del Comité Académico de Dossier Geopolitico. El autor es politólogo y ensayista. Su último libro es «Relaciones Internacionales. Una teoría crítica desde la periferia sudamericana» (Biblos, 2018)

Temas:

1 Cambios Geoeconómicos que serán Geopoliticos en Eurasia; China y Rusia se alejan del sistema financiero dependiendo del Dólar

2 Turquía es agredida por EEUU e Israel por su nuevo acercamiento con Rusia/Irán/Qatar

3 Ucrania cambios políticos podría perder Poroshenko

4 UE y Gibraltar Europa la Considera «Colonia» y ello beneficia a Argentina por tema de de los archipiélagos de Malvinas

5 Corte de Justicia Internacional de la Haya, declara que el archipiélago de Chagos correspondiente a Mauricio debe ser reintegrado por Inglaterra, que también influye favorablemente a los intereses de argentina con relación al conflicto con Inglaterra por Malvinas

6 La Triple frontera -Argentina, Brasil, Paraguay- vuelve a la palestra por el interés de EEUU e Israel intentando instalar la «idea» de que allí existen grupos Terroristas Internacionales


El pasado 25 de febrero la Corte Internacional de Justicia a requerimiento de la Asamblea General de la ONU emitió una opinión jurídica que sin ser una cuestión de política internacional tendrá inevitablemente incidencias políticas en el mediano plazo y que tendrán incidencia sobre el secular reclamo argentino sobre los archipiélagos atlánticos australes, concretamente MALVINAS. Trataremos de acercarnos a un tema que en su apariencia exótica no está desvinculado de nosotros y sin embargo parece haber tenido poca difusión de parte del actual gobierno argentino.

El Archipiélago de Chagos forma parte de la antigua colonia británica de Islas MAURICIO y está en el centro del Océano ÍNDICO, independizada en 1968 del Reino Unido. Pero a la que tres años antes este desmembró políticamente de Isla Mauricio autorizando la instalación de una base aeronaval de los EEUU en él. Y que hoy es un enclave denominado DIEGO GARCÍA, el que durante toda la Guerra Fría fue estratégicamente importante y que en los presentes despliegues y arribos de potencias emergentes al Océano Índico ha cobrado una importancia mucho mayor. Es conveniente sopesar las implicancias geopolíticas para entender sus alcances.

Este enclave tiene proyecciones hacia África por el oeste, hacia India, Indonesia y Australia por el noreste. Y hacia el norte hacia el denominado Polígono de los Cinco Mares (Mar Rojo, Mediterráneo Oriental, Mar Negro, Caspio y obviamente el Índico) Este espacio enmarca Cercano Oriente y Asia Central la zona más conflictiva del planeta. Donde inevitablemente se rozan los intereses de casi todas las potencias mundiales, varias de ellas en capacidad nuclear ostensible.

La Corte Internacional decidió por unanimidad casi total de trece miembros a uno que la separación del Archipiélago de CHAGOS de Islas Mauricio carece de legalidad. Siendo responsabilidad del Reino Unido finalizar dicha separación como parte de la descolonización de Islas Mauricio de hace más de cincuenta años, exhortando a todos los Estados a cooperar en ese proceso.

Abordando ahora a la problemática que nos implica, cuál es la reivindicación argentina de Malvinas, que tiene carácter de irrenunciable para el Estado Argentino por mandato constitucional. Conviene recordar que desde 1965 por la resolución de la ONU se exhortó al Reino Unido y a la República Argentina a negociar el tema de la soberanía sobre nuestro archipiélago, ya que el tema de Malvinas debía insertarse en la descolonización de las mismas. Una cuestión que las Naciones Unidas consideran ineludible. Y que el REINO Unido jamás aceptó.

Hay que recordar también que las Naciones Unidas tampoco aceptaban un eventual desmembramiento de los territorios a descolonizar, que es justamente lo que ha ocurrido con Islas Mauricio y el Archipiélago de Chagos por parte del Reino Unido. La República ARGENTINA acompañó el pedido de consulta a la Corte Internacional la que no solo se expresó en tal sentido sino que además recordó su carácter de cumplimiento obligatorio para todos los Estados Miembros.  

Es sabido históricamente que el imperio talasocrático británico construyó su predominio como potencia ultramarina a partir del control en todos los océanos del mundo de enclaves marítimos en pasos centrales o interoceánicos. Y que esa experiencia transferida a tiempos modernos es uno de los aportes más importantes de su participación en la OTAN, volcada no solo al Atlántico Norte sino a todos los mares del mundo. Constituyendo el único caso en el mundo de una alianza militar constituida durante la Guerra Fría para contención de la Unión Soviética y que, desaparecida está, la sobrevivió para actuar de reaseguro armado a los intereses de sus miembros en el lugar del planeta en que fuere necesario.

En resumidas cuentas la púa de su compás, bien afirmada insularmente es el cimiento desde donde se proyecta el otro brazo del mismo, marcando hasta dónde llega su pretendida área de influencia.

Pero este no es el único punto a analizar de la actuación del Reino Unido en el caso del diferendo del Archipiélago de Chagos y la reclamación argentina sobre Malvinas. EN 1965 fuerzas de marinería británica expulsaron manu militari de las islas del primero a la población originaria allí existente, para posibilitar la construcción de la base aeronaval norteamericana de DIEGO GARCÍA.

Y en ese mismo año el Reino Unido que desoía la resolución de la ONU de tratar el tema de la descolonización de MALVINAS con la Argentina mantenía a la gran mayoría de la población malvinera residente de ascendencia inglesa con rango de ciudadanos de segunda. Y todos sus problemas debían canalizarse por un organismo por entonces de rango inferior denominado oficina de asuntos coloniales, pero no precisamente por el Foreing Office. Desde 1976 los “kelpers” venían reclamando otro trato infructuosamente, aun con la intercesión de Lord Shackleton|. Pero recién en diciembre de 1982 el gobierno Thatcher les otorgó el rango de ciudadanos de primera a posteriori del conflicto con la Argentina de aquel año.

Es bastante habitual, por parte de algunos Estados, para disimular la apetencia de un interés geopolítico esgrimir razones de humanidad, de salvaguarda de principios jurídicos o de preservación del medio ambiente. Y cuando los acontecimientos se precipitan o se actúa por la fuerza alegando que se está frente a un “hecho consumado”. O se invoca una irreversibilidad que siempre será mucho más difícil o costosa que el dejar las cosas como están.

En el caso del Archipiélago de CHAGOS en el debate en la Asamblea General de la ONU sobre un total más de 170 Estados presentes 94 votaron por el reintegro a Isla Mauricio, a favor del Reino Unido votaron 15 y por la abstención colectiva los restantes miembros presentes. A raíz de ello se resolvió en 2017 la remisión en consulta del caso a la Corte Internacional de La Haya con el resultado antes expuesto, también negativo para el Reino Unido.

En términos legales el caso es de un cumplimiento muy complicado para Inglaterra y por extensión para EEUU. Para concretar la cesión y poder construir la base aeronaval hace más de cincuenta años fue necesario expulsar a la totalidad de la población autóctona, sin importar su nacionalidad. Los expulsados que hoy reclaman su retorno, frente al hecho consumado tienen que hacer valer un derecho para lograrlo. Y estos nuevos “kelpers” no parecen querer optar por otra cosa que no sea lisa y llanamente la vuelta a la heredad de la que fueron desalojados por los ingleses.

Volviendo al inexorable realismo del análisis geopolítico debe observarse  a cada uno de los implicados en este diferendo por ahora jurídico diplomático. Comenzando por los EEUU asentados militarmente en DIEGO GARCÍA. La base allí creada tiene grandes dimensiones incluyendo aeropuerto con una pista de 3500 ms, un embarcadero naval mediano, una red de excavaciones subterráneas secretas de protección antinuclear y un gran número de instalaciones de seguimiento satelital. Un verdadero punto clave de la OTAN en el centro del Índico. Abarcando todo ello la casi totalidad de la superficie insular demográficamente aprovechable del archipiélago de CHAGOS. Superiores en dimensiones a Guantánamo en Cuba y casi igual a Guam y Tinian en las islas Marianas del Océano Pacífico. Es oportuno recordar que estas últimas fueron tomadas a sangre y fuego a Japón durante la IIGM. Y también desde entonces fueron ocupadas en su totalidad geográfica por instalaciones militares. Habiendo migrado por ello la casi totalidad de su población autóctona. Teniendo el privilegio sui generis de haber sido el punto de partida de los primeros ataques nucleares de la historia.

La actual República Mauricio reivindicadora en derecho del Archipiélago de Chagos está físicamente separada del mismo por unas 2000 millas náuticas. Carece de una flota comercial o de guerra y su potencial económico se nutre de la venta de especies como en los tiempos de Vasco Da Gama y actualmente de un incipiente turismo. Es también la más superpoblada de las islas circundantes a Madagascar. Es evidente que su peso político económico es ínfimo, siendo su principal baza tan solo la argumentación jurídica y diplomática.

Difícil situación en una época en que los estados nacionales tienden a ser desvalorizados por los superpoderes agrupados en bloques políticos, económicos y militares en la contienda por el predominio planetario.

Y por otra parte el Océano Índico al presente ha dejado de ser un mar de paso para convertirse en uno de los escenarios de las pujas de supremacía del poder mundial. Durante la GUERRA FRÍA la tensión estaba reducida al Bloque anglosajón y la URSS de entonces. Al presente los actores van desde el mismo bloque anglosajón hasta la emergente República China convertida en potencia naval hasta India e Irán ambas empeñadas en crecer como potencias navales y aéreas.

Hace treinta y siete años el Reino Unido, con el apoyo explícito de los EEUU, fue a la guerra del Atlántico Sur para rescatar a un puñado de “kelpers” que se sentían británicos retenidos por un Estado al que consideraban “agresor”. Hoy un puñado de expulsados originarios de Chagos reclaman en calles de Londres para retornar a su tierra ocupada. No quieren ser británicos, sino vivir en su lugar de origen hoy convertido en una fortaleza. Buen interrogante el que al presente podemos plantearnos desde el Atlántico Sur sobre la situación presente y futura del Océano Índico nosotros los argentinos que vivimos una guerra para conservar una heredad propia ocupada por la fuerza un siglo antes: las ISLAS MALVINAS. ( Continuará )

                                                     Dr. Carlos Alberto Moreno

                                Responsable zona sur del Instituto Superior Arturo JAURETCHE

                                            Colaborador del Equipo Dossier Geopolítico

El pasado 2 de Abril de 2019; la prensa nacional informa que el Gobierno del impopular Presidente de Argentina Ing. Mauricio Macri, NO utilizara los contundentes argumentos de la Corte Internacional de Justicia de la Haya contra Gran Bretaña por el Tema MALVINAS; una decisión que afecta los intereses permanentes de la Nación y la proyección Geopolítica de la República Argentina y que deberá ser considerada por las Cámaras Legislativas de la Argentina y la Justicia Federal, sino no nos encontramos ante una flagrante accion de no cumplimiento de de los deberes de funcionario Público y otros artículos del Código Penal Argentino.

Prof. Lic. Carlos Pereyra Mele Director de DG

Diario Clarín –  Fallo por Chagos

Pese a un reciente caso testigo, el Gobierno no llevará Malvinas a la corte de La Haya

La Corte de la Haya decidió que Chagos, un archipiélago en el Océano Índico, debe dejar de ser administrado por Gran Bretaña. El caso tiene similitud con Malvinas.

Fuente: https://www.clarin.com/politica/pese-reciente-caso-testigo-gobierno-llevara-malvinas-corte_0_CakkA3IV_.html?fbclid=IwAR1xrAYVwclKHYxku-cPBclcRL-IkauSGgZLrLLH3jhWnDGcB7zsgt0m3ig

A 37 años de la guerra

Documentos históricos prueban la soberanía sobre Malvinas antes de la ocupación británica de 1833

Fuente: https://www.clarin.com/politica/documentos-historicos-prueban-soberania-malvinas-ocupacion-britanica-1833_0_LLo89qJAM.html

EL OSCURO TRATADO DE MADRID A PROPÓSITO DEL 2 DE ABRIL DE 1982-2019

Cuando el 2 abril de 1982 la Argentina recuperó Malvinas debió conocer los riesgos de semejante decisión. Era más fácil imaginar que ese General, ex comandante de la VII Brigada de Infantería de Corrientes y, afecto al whisky, podía ser elegido presidente de facto de la Argentina, que suponer que el Reino Unido de Gran Bretaña (R.U.), con su historia y frente al resto de las potencias, aceptaría sin más, abandonar las Islas. Oficiales, suboficiales y soldados argentinos cumplieron la consigna de tomar Malvinas en forma incruenta y, luego, combatieron heroicamente, pese a la incapacidad de la conducción general, una estrategia errónea y, la falta de armamento suficiente y moderno, para enfrentar con éxito a una de las armadas más importantes del mundo. Muertos y heridos fueron un pago lacerante y excesivo de la lucha y, sin embargo, ya nada hacía suponer que algo peor podría suceder (materialmente hablando) que aquel 14 de junio de 1982; pero, la recuperación legítima de 11.410 km2 de territorio argentino, nos llevó -por el pésimo desempeño del Poder Ejecutivo, la diplomacia y los legisladores- a perder gran parte del Atlántico Sur y el Océano Antártico.

Algunos argentinos dicen, que hubiera sido mejor ser colonizados por los ingleses que por los españoles. Todavía no se dieron cuenta, que sí, que -mal que nos pese- nos colonizaron los británicos, los mismos que se quedaron con Malvinas en 1833 y tienen a tiro de misil la Patagonia y la Antártida. Cuando el 12 de agosto de 1806 echamos (o, mejor dicho, los orientales y españoles) a los ingleses de Buenos Aires, comenzó un largo y silencioso derrotero de ocupación inglesa, con la complicidad de gobernantes y la tolerancia o interés de los ciudadanos informados. Nosotros podemos ser amigos del “simpático” Mark Kent, incluso hacerlo de Racing, porque a los ingleses nos une la tradición futbolera e hípica, pero, tenemos memoria.

«De los esfuerzos de este día, depende la suerte de la América del Sud», diría el Gral. Antonio José de Sucre a sus soldados, al iniciarse el 9 de diciembre de 1824, la batalla de Ayacucho, que terminaría con los realistas españoles en América. No sabía, que dos meses después, el 2 de febrero de 1825, se firmaría el «Tratado de Amistad, Comercio y Navegación» entre el R.U. y las Provincias Unidas del Río de la Plata, tratado, que luego repetiría Chile, Colombia, México, Perú y Venezuela, transfiriendo la conducción económica y financiera a los británicos y, ello, no impidió, que entre 1857 y 1955 más de 2 millones de españoles emigraran a Argentina, en su gran mayoría gallegos, de ahí la forma genérica con la que solíamos nombrar, a quienes fueron un importante motor del desarrollo nacional incipiente.

En ese Tratado se estableció una “Perpetua Amistad”, pero no frenó al R.U. que, en forma oscura y traidora, invadió Las Malvinas en 1833 y, estableció, una serie de privilegios, como transformar en inembargables sus posesiones, la libre navegación en mares y ríos, la aplicación de la “cláusula de Nación más favorecida” en todos los negocios, incluso, más que las que pudieran recibir las empresas argentinas. Se ratificó en el Tratado Roca-Runciman suscripto en Londres el 1 de mayo de 1933 y, en las Declaraciones Conjuntas del 19 de octubre de 1989 y, 18/19 de diciembre de 1989 en París, convertidas luego, en el Tratado del 14/15 de febrero de 1990, comúnmente llamado Acuerdo de Madrid y, en el Tratado de “Promoción y Protección de Inversiones” en Londres el 11 de diciembre de 1990, complementario del anterior, convalidado por la Ley del Congreso de la Nación Nº 24.184.  

El Dr. Julio C. González (Los Tratados de Paz por la Guerra de Malvinas, 1998), a quién aprovecho para rendirle mi más justo reconocimiento, por ser el primero, que en sus artículos de “La Prensa” (15/3/1990) y en “El Informador Público” (1993), desenmascaró con valentía y dignidad ciudadana este ruin Tratado, quien oportunamente entendió que, «el vocablo “declaración” es inapropiado e improcedente, ya que, cuando tal manifestación genera obligaciones recíprocas para los Estados que la suscriben y para terceras organizaciones jurídicas internacionales, el término que debe usarse es “Tratado”, y, por lo tanto, si no media aprobación del Congreso no habrá de ser obligatorio para la República ni tendrá el carácter de ley suprema de la Nación».

El promotor de estos últimos Tratados fue el entonces Canciller y luego Ministro de Economía Domingo Felipe Cavallo, con el apoyo de gran parte del arco político nacional.

Estos Tratados terminaron con la Argentina soberana, industrial, tecnológica, científica y dueña de sus recursos naturales y servicios públicos y, la devolvieron, a sus orígenes de proveedor de granos, transgénica, semilla-dependiente y química-fumigada. La Argentina del monocultivo, con los servicios y los recursos naturales privatizados. De la Argentina con un mar territorial de 200 millas marinas, por imperio y defensa de la Ley 17.094 (Roberto Roth) a la Argentina de la Zona Económica Exclusiva depredada por británicos, españoles, chinos, rusos, taiwaneses y coreanos. Un país colonizado, que, pese a tener ocupado por los ingleses 1.639.000 km2 de su territorio marítimo, declara no tener hipótesis de conflicto y desarma sus fuerzas armadas. Un lugar, donde bajo pretexto de la globalización, se extranjeriza el idioma y los hábitos culturales y alimentarios.

La inducción británica es tal, que nadie, a costa de ser calificado “de cabotaje” se anima a denunciar estos Tratados y, muy especialmente el de “Madrid”, aunque sea ignominioso y, hayan transcurrido ya casi treinta años. Por el contrario, una serie de amanuenses siguen abrevándose en él, para firmar declaraciones y acuerdos que profundizan la dependencia nacional.

Estos Tratados se completaron con la sanción de la Ley Nº 23.968 (10/9/1991) de los “espacios marítimos” que determinó las líneas de base y la Ley Nº 24.543 (13/9/1995) que ratificó la CONVEMAR,  a cuya sanción -modestamente- nos opusimos sin éxito con el apoyo de un par de Senadores liderados por el Senador Pedro Molina (PJ Santa Cruz), que le permitieron al R.U. considerarse -en forma ilegal- como un país ribereño en Malvinas y, promover, en la actualidad, la multilateralidad regional del control de las pesquerías, para tratar de intervenir, en un pie de igualdad con la Argentina, en la administración de los recursos en el Mar Argentino; motivo por el cual, hoy insistimos en oponernos a la ratificación del Acuerdo de Nueva York y al Convenio del Atún.      

Casi todos hacen silencio. Hacen silencio y son incapaces de proyectar una estrategia para salir de esta trampa que sume en la derrota perpetua a quienes creen que todo está perdido y, a una gran mayoría de argentinos, que ignora cuál es la situación del país. Los que solo se enervan cuando se trata de alentar a los connacionales en las competencias deportivas o en las discusiones políticas inconducentes.

Para iniciar las negociaciones que derivarían en el Tratado de Madrid, la Cancillería le encargó al Embajador jubilado Lucio García del Solar, las tratativas con el Encargado británico ante la ONU Sir Crispín Tickell y éste se reunió a solas el 16/17 de agosto de 1989 en Nueva York. El Embajador inglés le dijo al argentino: «le pedimos que la Argentina reconozca que existe, en la práctica, una FICZ (una zona de exclusión pesquera). No le pedimos al gobierno argentino que diga nada en público, simplemente le pedimos que deje que sigan las cosas». A lo que García del Solar respondió: «…El levantamiento de la zona de protección militar es esencial. La Argentina no está pidiendo el levantamiento de la FICZ». Ello significó la extracción de recursos pesqueros argentinos, desde 1976 a la fecha, por un valor comercial final de hasta 148 mil millones de dólares, motivo por el cual, los habitantes de Malvinas tienen uno de los ingresos per cápita más altos del mundo y, como veremos, el control militar británico lejos de reducirse se amplió. Su intervención en el Tratado de Madrid opacó, lamentablemente, su trabajo en la redacción de la Res. de la O.N.U. Nº 2065.

Argentina y el R.U. acordaron, en primer lugar, aplicar “la fórmula inglesa del paraguas”, con la cual, ambos países aceptaron el tratamiento de distintos temas, en tanto y en cuanto, ello no significara reconocimiento alguno sobre la soberanía de Malvinas. Las consecuencias están a la vista, en 1982 los británicos ocupaban Malvinas y tres millas alrededor, hoy, invaden y explotan las Islas y doscientas millas, crearon una reserva de 1 millón de km2, reivindican derechos sobre la plataforma continental y la Antártida Argentina. Quiebran todas las Res. de la O.N.U. Nº 31/49; 2065/65; 41/11; 3171/73 y 3175/73 y, nosotros permanecemos congelados, declamando ante los foros internacionales.          

Dejaron sin efecto la Zona de Protección Militar (FIPZ) alrededor de Malvinas, pero establecieron un «Sistema Transitorio de Información y Consulta Recíproca», y otros, que de transitorio no tienen nada, que obliga a la Armada Nacional y, a la Fuerza Área Argentina (al Ejército no se lo incluyó) a informar al Comandante de las Fuerzas Británicas en las Islas Malvinas todo movimiento marítimo y aéreo en el Atlántico Sur Argentino entre el paralelo 46º S (altura Comodoro Rivadavia, Chubut) y 60º S (altura de las Islas Orcadas), es decir, cedimos nuestra soberanía territorial, de defensa nacional y autodeterminación, en millones de km2 del espacio marítimo y aéreo argentino a los británicos, frente, a la misma Patagonia y Antártida Argentina. ¿Hay algún argentino informado que se crea que nuestro país tiene solo ocupada Malvinas, las Georgias del Sur y Sándwich del Sur y, que el gobierno de turno le diga, graciosamente, que la Argentina no tiene hipótesis de conflicto?

Se estableció también, que ambos gobiernos se intercambien información sobre todo el movimiento pesquero entre el paralelo 45º S (altura Puerto Camarones, Chubut) y el 60º S (altura de las Islas Orcadas), es decir, por fuera de las 200 millas ocupadas ilegalmente alrededor de Malvinas por los británicos; además, evaluar en forma conjunta esa información y, buscar formas de cooperación, aún a sabiendas, que el R.U. no tenía capacidad alguna para investigar y conservar los recursos y, por el contrario, la Argentina, a través del INIDEP aportaría sus científicos y buques para hacerlo y, ahora, en este mismo, momento, lo está haciendo.

No es casual que, en ambos casos, los británicos determinaran el límite sur en el paralelo 60º S, ya que es el límite norte del Océano Antártico y el Área de aplicación del Tratado Antártico y de la Convención para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCRVMA), donde no se puede realizar ninguna actividad contraria a los propósitos y principios del Tratado Antártico, están prohibidas, entre otras, todas las medidas de carácter militar e interesa preservar el Continente Antártico y las aguas que lo rodean, exclusivamente, para fines pacíficos.

Por otra parte, se pactó la posibilidad de que los isleños puedan tener relaciones comerciales con el continente, lo que es muy razonable, en atención a que, si es un territorio argentino, es lógico entender que las islas puedan efectuar intercambios con esta parte del país, pero, es un absurdo que los visitantes del continente deban sellar sus pasaportes como si ingresaran a otro país o no puedan adquirir propiedades o realizar negocios en Malvinas.     

También se acordó comenzar las negociaciones de promoción y protección de las inversiones inglesas en la Argentina y de nuestro país en Gran Bretaña, esta última, de aplicación imposible, pero destinada a dar la sensación de un acuerdo equitativo, donde se estableció, que los inversionistas tendrían la libre disponibilidad de sus bienes; se les otorgaría la condición más favorable que a cualquier otro Estado; se los indemnizaría por la pérdidas; no se podría expropiar o nacionalizar a las empresas británicas; se les garantizará la trasferencia sin restricciones de sus inversiones y ganancias a los países de origen; el sometimiento de las controversias a los Tribunales Internacionales y al CIADI; pudiendo extenderse las disposiciones de este Tratado a Malvinas y otros territorios de Ultramar.  

Acordaron la factibilidad de un Acuerdo de Cooperación, que la Argentina rápidamente efectivizó, facilitándole vuelos a y desde Chile y San Pablo a Malvinas; aceptando la puesta en marcha de una Comisión Conjunta de Pesca que les permite a los isleños conocer la biología de los recursos que migran a Malvinas y en el área donde las empresas extranjeras licenciadas por el gobierno ilegal de Malvinas pescan; acordó un área de reserva al este de Malvinas para impedir la pesca ilegal y fortalecer el otorgamiento de licencias pesqueras en Malvinas; aceptó sin queja alguna, la ocupación de facto de 1.900 km2 en un espacio denominado GAP al norte de Malvinas y por fuera de las 200 millas de las islas donde se concentran grandes contingentes de calamar; vedó la captura del calamar a los buques argentinos para asegurar la llegada de esta especie a Malvinas para que pudiesen ser capturados por los buques extranjeros con licencia británica. Una sostenida “colaboración unilateral” de Argentina que nunca tuvo contrapartida británica y, sirvió para consolidar la ocupación inglesa en Malvinas.

Casi nadie está exento de responsabilidades. El recientemente fallecido Dante Caputo fue el gestor inicial del Tratado de Madrid y, no pudo concluirlo porque se aceleró el fin del gobierno en 1989, pero luego, como Diputado, dio su voto afirmativo al Protocolo de Garantías de Inversión en 1992. Los Tratados los terminó concretando Cavallo y, casi todos los diputados y senadores nacionales de las distintas extracciones partidarias transformaron en Ley el proyecto elevado (Mensaje Nº 203) por Carlos Menem, Guido Di Tella, Domingo Cavallo y León Arslanián, que, según Julio C. González «fue redactado por el Foreign Office» (Ob. Cit pág. 129).

A todo esto, nuestra debilidad es creciente, el Proceso echó a “Isabelita” Martinez de Perón y, adujo, que «el país estaba al borde de la disolución nacional» con una deuda externa de siete mil ochocientos millones de dólares y, hoy debemos 327.167 millones de dólares, que representan el 77% del PBI.

En 2016, los Cancilleres Malcorra y Faurie ratificaron el Tratado de Madrid para llevar adelante el pacto Foradori-Duncan y seguir entregando nuestros recursos a cambio de absolutamente nada.

¿Diplomáticos probritánicos? No necesariamente. Política, estratégica, educación y, resultados probritánicos. Nuestros maestros debieran enseñar a sus alumnos, que en 1806 en las “Invasiones Inglesas” no los echamos a los ingleses con aceite, al contrario, ellos se dieron cuenta y volvieron, porque en este gran país, hay muchos recursos naturales para explotar y los argentinos pareciera que seguimos sin darnos cuenta de ello. Mientras tanto, Malvinas, son como el unicornio azul, son nuestras y las queremos.     

Ceterum censeo Carthaginem esse delendam.

Dr. César Augusto Lerena

Experto en Atlántico Sur y Pesca, ex Secretario de Estado, ex Secretario de Bienestar Social (Ctes) ex Profesor Universidad UNNE y FASTA, Asesor en el Senado de la Nación, Doctor en Ciencias, Consultor, Escritor, autor de 24 libros (entre ellos “Malvinas. Biografía de Entrega”) y articulista de la especialidad.

2 de abril de 2019


Análisis semanal de Geopolitica por Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo:

Temas

MI REFLEXIÓN PARA ESTE 2/4/2019

Una recordación de la importancia para entender y recordar cuales son los enemigos históricos de Argentina y la dependencia geopolitica y geoestrategica actual luego de la derrota en la Guerra del Atlántico Sur que desencadenó la Dictadura cívico-militar en 1982. Luego continuaron y profundizados bajo los gobiernos civiles de bajo desarrollo de calidad institucional y representación popular

PORQUE ES IMPORTANTE GEOPOLITICAMENTE Y GEOESTRATÉGICAMENTE LOS ARCHIPIÉLAGOS DEL ATLÁNTICO SUR; ANTÁRTIDA Y MAR ARGENTINO

  1. Italia y la Ruta de la seda, primer país del G7 que firma que firma acuerdo con China
  2. Foro de Gobernanza Global en Francia XI Jinping + Macron y con invitación a Merkel y Junker
  3. EEUU atosiga a China con 5000 combatientes Igures del ISIS (musulmanes de China); y una reunión en Washington el 27/3 de Pompeo con Igures.
  4. La Guerra del 5G

#DossierGeopolitico DG: Desde el 2003 sostenemos en todos nuestros informes, documentos y entrevistas que EEUU inició un periodo de retroceso en su poder global alcanzado a fines del siglo XX, y desde el 2010 desde Dossier Geopolitico como equipo -con un mundo académico y de las “consultoras’ que ignoraban y no transmitían que se había iniciado un periodo de grandes cambios- que se transitaba hacia un periodo de multipolaridad regionales importante -con una China que no aplicará el modelo imperial norteamericano de control y dominio- y de nuevas alianzas totalmente distintas a las que se habían mantenido por casi 60 años, y que los estados-naciones lejos de desaparecer seguirán por un largo periodo dominando la escena de la política internacional, como también teniendo influencia en sus vecinos los países importantes tanto económico como tecnológicos, NO veremos un mundo bipolar, como el que conocimos en la guerra fría. Que sostuvimos y sostenemos.

En Octubre de 2018 el catedrático de Harvard Stephen Walt, en la Revista Foreign Policy, reconoce que hace 15 años pocos analistas sostenian estos cambios que hoy se concretan.  A confesión de partes, relevo de pruebas.

Prof. Lic. Carlos Pereyra Mele Director de DG

¿A qué tipo de mundo nos dirigimos? POR STEPHEN M. WALT                                                                  

El orden mundial liberal nunca existió realmente. La política de competencia entre grandes potencias está aquí para quedarse.

Fuente: https://foreignpolicy.com/2018/10/02/what-sort-of-world-are-we-headed-for/

En general, el mundo de 2025 será uno de «multipolaridad no equilibrada«, el orden de hoy no es liberal (varios actores clave rechazan los ideales liberales), y el de 2025 tampoco lo será. Los Estados Unidos seguirán siendo el actor más importante del planeta. Pero su margen de superioridad será más pequeño de lo que solía ser, y el país aún enfrentará problemas fiscales a largo plazo y profundas divisiones políticas. 

China será la potencia número 2 del planeta (y superará a Estados Unidos en algunas dimensiones), seguida por otros jugadores importantes (Alemania, Japón, India, Rusia, etc.), todos ellos considerablemente de menor jerarquía que los otros dos  principales.

En este sistema, los Estados Unidos deberán ser más selectivos al hacer compromisos y utilizar su poder en el extranjero. El deseo central de rehacer el mundo, que caracterizó la era unipolar, se desvaneció mucho antes de que Donald Trump se convirtiera en presidente de los Estados Unidos. No volverá, no importa cuántos neoconservadores nostálgicos intenten rescatarlo.

Como ya está claro, la política exterior y de defensa de los Estados Unidos se centrará principalmente en contrarrestar a China. Además de intentar desacelerar los esfuerzos de China para obtener una ventaja en una serie de tecnologías emergentes, los Estados Unidos también intentarán evitar que Beijing establezca una posición dominante en Asia

En la práctica, esto significará mantener, profundizar y, si es posible, expandir los lazos de la alianza de Estados Unidos allí, incluso cuando China trata de expulsar a los Estados Unidos y traer a sus vecinos a su propia esfera de influencia. Mantener la posición de los Estados Unidos en Asia no será fácil,  los aliados asiáticos de Estados Unidos desean preservar sus lazos económicos actuales con China, y algunos de esos aliados no se agradan mucho entre sí. Mantener esta coalición unida requerirá una hábil diplomacia de los Estados Unidos, que últimamente ha escaseado, y el éxito no es en absoluto seguro.

  • Pero como los teóricos realistas han estado advirtiendo durante más de 15 años, la rivalidad emergente entre los Estados Unidos y China será la característica más importante de la política mundial durante al menos la próxima década y probablemente mucho más allá de eso.

A pesar de los temores alarmistas sobre el resurgimiento de Rusia no representa la misma amenaza para Europa que la Unión Soviética. El caso de un importante compromiso de los Estados Unidos con la región será, por lo tanto, mucho más débil. Lo más revelador es que los miembros europeos de la OTAN gastan entre tres y cuatro veces más de lo que Rusia hace en defensa cada año. Pero manera muy poco efectiva, pero lo que Europa necesita es una reforma de la defensa, no subsidios de los EE. UU y los problemas reales que enfrenta Europa, como defender sus fronteras contra la inmigración no regulada, no son cosas que Estados Unidos pueda resolver.

Además, Europa y la OTAN simplemente no tendrán mucho rol que desempeñar, ya que Washington se centra cada vez más en Asia. Los países europeos no querrán renunciar a los lazos económicos rentables con China y no estarán dispuestos a hacer mucho para equilibrar a Beijing.

Si la competencia chino-estadounidense se calienta, como lo espero, este problema será otro punto de fricción entre los Estados Unidos y sus socios europeos. Trump podría acelerar este proceso si continúa golpeando a Europa en el comercio e imponiendo tontamente sanciones secundarias a los estados europeos que intentan mantener vivo el acuerdo nuclear de Irán por ejemplo, pero incluso si no lo hace, la lenta dilución de las relaciones transatlánticas continuará. No hay nada sorprendente o trágico en esto, por cierto; es simplemente la consecuencia gradual pero inevitable del resurgimiento de Asia.


Entrevista realizada al Prof. Lic. Carlos Pereyra Mele Director de Dossier Geopolitico por el Periodista Guruceta para el Programa con Sentido Común que se transmitió para Canal «C» y la Tv Cooperativa Argentina en 2 parte

Parte 1


Parte 2
Bases Inglesas

Análisis semanal de Geopolitica por Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo:

Analizamos:

A 43 años del golpe militar del 24 de marzo de 1976

Realineamiento de Argentina para aniquilar los actos de soberanía que había realizado el 3er. Gobierno del Presidente Gral Juan D. Perón.

La Geopolitica del General Perón

1 La geopolitica peronista se basó en posicionar al país fuera del sistema bipolara de la Guerra Fría y moverse en conjunto con el Movimiento de los países no alineados (China, India, Egipto, Yugoslavia como países centrales

2 Establecer la Relaciones con Cuba (rompiendo su bloqueo económico político) de EEUU y la OEA

3 Establecer un fuerte desarrollo Petrolero mar adentro (se trajo una plataforma submarina para exploración petrolera y gasífera), fortalecer la Energía Nuclear y el área de la Defensa dedicada a los misiles de corto, medio y largo alcance

3 Romper el aislamiento geográfico por nuestra latitud CON EL VUELO TRANSPOLAR y establecer un uso importante del mar argentino y en Antartida

4 Establece un acuerdo con la ex URSS para realizar la imponente obra del Paraná Medio

5 Desmantelar los conflictos limitrofes con los paises vecinos se firmaron Tratados con Paraguay y se soluciono el tema de los limites en el Rio de la Plata con Uruguay

Altos del Golán y la decisiones de Donald Trump

No solo trump es el que motorizo está ilegal ocupación dándole estatus de territorio soberano Israelí, también el Parlamento estadounidense ya desde diciembre viene motorizando declaración y una ley que incorpora el territorio ilegalmente ocupado; todo esto se aceleró por la derrota de “occidente e Israel”  en la Guerra en Siria

América latina

La visita de Bolsonaro a EEUU y la sumisión del mismo ante Trump y la patética visita al edificio de la CIA

Una nueva estructura PROSUR que mejor deberíamos llamarla PRONOR, una estructura sin organización “burocrática” o sea un club de amigos

#DossierGeopolitico (DG): difunde el trabajo del Prof. Anis Bajrektarevic, –Director del Think Tank «Modern Diplomacy«, -Director del Department for Strategic Studies on Asia (DeSSA) of the International Institute for Middle East and Balkan Studies (IFIDES) en Viena. Profesor, Profesor de derecho y política internacional, geopolítica en varias universidades, con el mismo iniciamos una actividad de intercambio entre el Profesor Bajrektarevic y Dossier Geopolitico.

Prof. Lic. Carlos Pereyra Mele Director de DG

No será el siglo de Asia sin una institución pan-asiática

Contrastando y comparando la génesis de las estructuras de seguridad multilaterales en Europa, con aquellas que existen actualmente en Asia, y listando algunos sus retos más apremiantes , el artículo ofrece algunas incentivas políticas en porqué el continente más grande del mundo ha de considerar la creación de una institución pan- Asiática integral. Las estructuras de seguridad prevalentes en Asia son bilaterales y mayormente asimétricas, mientras que Europa disfruta de organizaciones multilaterales, simétricas y equilibradas (al igual que en América y África). El autor va hasta el punto de que con independencia de su impresionante crecimiento económico, no habrá ningún siglo asiático sin la creación de tal institución.

Anis Bajrektarevic

Durante más de una década, muchas de las revistas académicas más relevantes están llenas de artículos profetizando el siglo XXI como el siglo de Asia. El argumento se basa generalmente en el impresionante crecimiento económico, aumento de la producción y los volúmenes de comercio, así como las reservas en pleno auge en moneda extranjera y las exportaciones de muchos países asiáticos muy poblados (con casi un tercio de la población total del mundo habitan en sólo dos países del continente, el más grande del mundo ). Sin embargo, la historia sirve como un poderoso recordatorio que nos advierte que económicamente y / o demográficamente poderosos centros de gravedad tienden a desarrollarse en sus periferias, sobre todo cuando la periferia es más débil por una u otra categoría. Esto significa que cualquier cambio (absoluto o relativo) en la fuerza económica y demográfica en un tema de las relaciones internacionales, inevitablemente, pone tensión adicional en los equilibrios de poder existentes y las constelaciones que apoyan este equilibrio en el escenario en particular (estructura implícita o explícita).

Por lo tanto, ¿cuál es el estado actual de las estructuras de seguridad de Asia? ¿Cuál es la capacidad actual de la diplomacia preventiva y qué instrumentos están a disposición cuando se trata de alerta temprana / prevención, investigación, mecanismos de intercambio, reconciliación, la capacidad y confianza en el escenario asiático?

Mientras que todos otros grandes escenarios tienen la configuración de pan-continental en el lugar ya desde hace muchas décadas, como la Organización de Estados Americanos – OEA (continente americano), la Unión Africana – AU (África), el Consejo de Europa y la OSCE (Europa), el estado actual del continente más grande del mundo es muy diferente. Lo que se hace evidente, casi a primera vista, es la ausencia de cualquier garantía Pan-Asia / estructura multilateral. Las estructuras existentes de seguridad son bilaterales y asimétricas en su mayoría. Van desde los claros y duraderos tratados de seguridad de no agresión, a través de acuerdos menos formales, hasta los acuerdos de cooperación ad hoc sobre cuestiones específicas. La presencia de la configuración regional multilateral se limita a muy pocos lugares en el continente más grande, y aun así, rara vez los problemas de seguridad entran en su declaración de ámbito de trabajo. Otra característica notable es que la mayoría de las estructuras bilaterales existentes tienen un estado de Asia por un lado, y el país periférico o protector externo en el otro lado (lo que las convierte casi por definición asimétricas). Los ejemplos son numerosos: los Estados Unidos-Japón, Corea del Sur-Estados Unidos, Estados Unidos-Singapur, Rusia-India, Timor Oriental-Australia, Corea del Norte- Rusia, Japón-Malasia, China-Pakistán, Estados Unidos-Pakistán, China-Camboya, Estados Unidos-Arabia Saudí, Rusia-Irán, China-Birmania, India-Maldivas, Irán-Siria, Corea del Norte-Pakistán, etc.

De hecho, Asia hoy resuena como un eco de la mezcla del pasado europeo. Combina las características de la pre-napoleónica, después de Napoleón y la Sociedad de Naciones. ¿Cuáles son las lecciones útiles del pasado europeo? Bueno, hay unas pocas. Bismarck acomodó el crecimiento exponencial económico, demográfico y militar, así como la expansión territorial de Prusia hábilmente diseñando y calibrando las complejas redes de acuerdos bilaterales de seguridad de la Europa del siglo XIX. Al igual que hoy en Asia, no había una seguridad institucional de Europa, pero si un liderazgo talentoso haciendo ejercicio de moderación y sabiduría en combinación con la más rápida asertividad y la rápida absorción militar, celebrada por la duradera resistencia. Sin embargo, tan pronto como el nuevo Kaiser elimino el Canciller de Hierro (Bismarck), los provinciales y atrasados, inseguros y militantes centros de Prusia impugnaron (por sus propias interpretaciones de Machtpolitik del alemán y de las políticas Weltpolitik- mundiales) Europa y el mundo en dos devastadores las guerras mundiales. Que, así como el establecimiento de Hitler después, simplemente no sabía qué hacer con una Alemania poderosa.

Las aspiraciones y las constelaciones de algunos de los poderes de Asia hoy en día nos recuerdan también la pre-Europa napoleónica, en la que fue impugnado un bloque unificado, universalista del Sacro Imperio Romano por los desafíos al status quo. Tales graves oscilaciones centrípetas y centrífugas de Europa no ocurrieron sin graves distorsiones: por mucho que el cardenal de Richelieu y la Francia jacobina se emancipo con éxito, el de Napoleón III y la Francia antes de la Segunda Guerra Mundial, acabo rodeada, aislada, sentando de manera implícita las bases para el ataque alemán.

Finalmente, la actual configuración regional de Asia también se asemeja a la imagen de la Europa post-napoleónica: en primer lugar, la Europa entre el Congreso de Viena de 1815 y el año revolucionario de 1848. En cualquier caso, vamos a echar un vistazo rápido a la configuración regional más importante en Asia.

De momento, la mayor participación asiática es con la APEC, una organización que envuelve a ambos lados de la Cuenca del Pacífico. Sin embargo, este es un foro para los países miembros (no de las naciones soberanas), una especie de preparación o sala de espera de la OMC. Por usar las palabras de un alto diplomático de Singapur, que me dijo recientemente en Ginebra, lo siguiente: “¿cuál es su opción en este caso? …firmar el TLC, llevarse bien con los EE.UU., ingresar en Facebook y seguir comprando en internet felices para siempre…”

Dos ajustes transversales, la OCI y los No Alineados (el primero con y el segundo sin una secretaría permanente) representan el bien establecido organismo multilateral político. Sin embargo, son inadecuados los foros ya que ninguno de los dos es (estrictamente) bajo mandato en los problemas de seguridad. Aunque ambas entidades transcontinentales tienen gran número de miembros (siendo el segundo y tercero más grandes de los sistemas multilaterales, justo después de la ONU), no abarca todo el panorama político de Asia – con importantes países de Asia fuera del sistema o en contra.

Más adelante, cabe mencionar la KEDO (nuclear) y el contacto de Irán relacionado con el (Cuarto/P-5 +1) del grupo. En ambos casos, los temas tratados son de hecho relacionados con la seguridad, pero es más un planteamiento asimétrico para disuadir y contener un solo país por la parte frontal más grande de los Estados periféricos que se oponen a una determinada política de seguridad, en este caso, Corea del Norte y de Irán. Lo mismo ocurrió con el pacto tratado de defensa de la EAE en la organización de corta vida SEATO (Organización del Tratado del Sudeste Asiático) que esencialmente se disolvió tan pronto como el peligro inminente del comunismo se hizo más lento y contenido exitosamente dentro de la Indochina francesa.

Si algunos de los ajustes son una reminiscencia de la pre-Europa napoleónica, el SCO (Organización cooperativa de Shanghai) y el CCG (Consejo de Cooperación del Golfo) nos recuerda a la Europa post-napoleónica y su Alianza de los tribunales del Este Conservador (de Metternich). Ambos acuerdos fueron creados con el pretexto de una amenaza externa común (ideológica y geopolítica), considerando mantener una seguridad compartida del status quo.

La asimétrica GCC fue un ajuste de origen externo por el cual un estadounidense clave en Oriente Medio aliado Arabia Saudita se reunió en la agrupación de las monarquías Península Arábiga. Ha servido a un propósito dual, originalmente, para contener la izquierda Nasseristic panarabismo que la introducción de un tipo de gobierno republicano igualitario en el Medio Oriente teatro. También fue (después de la revolución de 1979) un instrumento para contrarrestar la influencia iraní en el Golfo y el resto del Medio Oriente. La respuesta a la primavera de 2011 la agitación en el Oriente Medio (incluido el despliegue de las tropas de Arabia Saudita en Bahrein, e incluyendo el análisis del papel de los influyentes con sede en Qatar y GCC copia de Al Jazeera TV de la red) es la mejor prueba de la misma la naturaleza del mandato del CCG.

La OCS es internamente inducida por el acercamiento entre China y Rusia(basada, por primera vez en la historia moderna, en la paridad) para disuadir a los aspirantes externos (los EE.UU., Japón, Corea, India, Turquía y Arabia Saudita) y para mantener los recursos, el territorio, presente cultura socio-política y el régimen político en el Asia Central, los Altos del Tíbet y la provincia de Xinjiang Uighur en línea.

El siguiente a considerar es la SAARC (Asociación Surasiática para la cooperación regional) subcontinente indio de la agrupación. Esta organización tiene un mandato bien establecida, bien formado y conocedor de la Secretaría. Sin embargo, la Organización es una reminiscencia sorprendente de la Liga de las Naciones Unidas, la Liga es recordado como una configuración altruista, que en repetidas ocasiones no responden adecuadamente a las misiones de seguridad de sus miembros, así como a los desafíos y las presiones de los partidos que se mantuvieron fuera del sistema (por ejemplo, Rusia hasta bien entrada la década de 1930 y los EE.UU. quedaba  totalmente fuera del sistema, y ​​en el caso de la SAARC rodean, China, Arabia Saudí y EE.UU.). La SAARC es prácticamente un rehén de la confrontación mega de sus dos miembros más grandes, ambas potencias nucleares confirmadas, la India y Pakistán. Estos dos uno al otro reto geopolítico e ideológico (la existencia de uno es la negación de la existencia del otro, el nacionalismo religioso determinado de Pakistán es una negación de una India multiétnica y viceversa). Además, la SAARC, aunque internamente inducida es una organización asimétrica. No es sólo el tamaño de la India, sino también su posición: la centralidad de ese país hace prácticamente imposible la SAARC en cualquier campo, sin el consentimiento directo de la India (ya sea el comercio, la comunicación, la política o de seguridad).

Para un avance serio del multilateralismo, la confianza mutua, una voluntad de compromiso para lograr un denominador común a través de activos convivencia sería la clave. Es difícil construir un campo de acción común en torno al miembro desproporcionadamente grandes y situados en el centro (que escaparía a la interpretación de la contención por el miembro grande en posición central (que escaparía a la interpretación de la contención por el error o la asertividad de su centro por el más pequeño, los miembros periféricos).

Por último, existe una ASEAN (Asociación de Naciones del Sureste Asiático) – una agrupación de 10 naciones2 del sudeste asiático, el ejercicio de una política equilibrada multisectorial (basado en el principio de no injerencia) interna y externamente. Esto, Yakarta / Indonesia organización con sede tiene un pasado dinámico y una carta actual ambicioso. Se trata de una disposición interna inducida y simétrica relativamente con los miembros más fuertes colocados alrededor de su centro geográfico (como en el caso del equilibrio de la UE con Alemania-Francia / Gran Bretaña-Italia / España-Polonia geográficamente equilibrado entre sí). Situado en el eje geográfico del flanco sur del continente asiático, el triángulo de crecimiento de los llamados de Tailandia, Malasia e Indonesia, representa el núcleo de la ASEAN no sólo en términos económicos y de comunicación, sino también por su influencia política. La UE-ASEAN como Comunidad Hoja de Ruta (para 2015) se absorben la mayor parte de la energía de la Organización. Sin embargo, la ASEAN ha logrado abrir sus foros para los 3 grupos de 3, y se podía ver en el largo plazo como un escenario más amplio cúmulo hacia el pan-asiática foro en el futuro.

Antes de cerrar este breve resumen, vamos a mencionar dos recién inaugurado foros informales, ambas basadas en las llamadas externas de un reparto de la carga. Uno de ellos, con un nombre patriotero-acuñado por el banco5  Wall Street – BRI (I) C / S, hasta el momento incluye dos importantes potencias económicas asiáticas, demográficos y políticos (la India y China), y un periférico (Rusia). Indonesia, Turquía, Arabia Saudita, Pakistán, Kazajstán, Irán, son algunos otros países asiáticos, cuyo orgullo nacional y los intereses pragmáticos abogan por un miembro del BRIC. El G-20, el foro informal otra parte, también se reunieron en el Comité ad hoc (pro bono) las siguientes bases de la necesidad del G-7 para lograr una mayor aprobación y el apoyo a su política monetaria (acuerdo de cambio de divisas) y financieros (austeridad) acciones introducidas a raíz de (aún sin resolver) la crisis financiera. Sin embargo, el BRICC y G-20 no han proporcionado los Estados participantes de Asia, ya sea con la palanca más en las instituciones de Bretton Woods (además de un reparto de la carga), o han ayudado a resolver los problemas indígenas de Asia de seguridad. Atractiva para el orgullo nacional, sin embargo, ambos encuentros informales pueden desviar los recursos necesarios y la atención a los estados asiáticos de su presión interna, pan-continental problemas.

Sin embargo, además de la maquinaria del sistema de las Naciones Unidas del Comité de Desarme con sede en Ginebra, el Consejo de Seguridad de la ONU, OPEW y el OIEA, incluso los asiáticos ASEAN (como los asiáticos la mayoría de carácter multilateral) no tienen ningún foro permanente adecuada para afrontar y resolver sus problemas de seguridad. Una organización similar a la del Consejo de Europa o la OSCE está todavía lejos de los países emergentes en suelo asiático.

Nuestra historia nos advierte. Sin embargo, también ofrece una esperanza:
El pre-CSCE (pre-Helsinki) Europa era de hecho un lugar peligroso para vivir, la línea predeterminada fuerte geopolítico e ideológico se pasa por el corazón de Europa, se corta en dos mitades. El sur de Europa se selló prácticamente fuera conocido por las dictaduras, en Grecia (Junta Coronel), España (Franco) y Portugal (Salazar), con Turquía testigos de varios de sus gobiernos derrocados por la institución militar secular y omnipotente, con Albania y la invertida (a Europa no parecer) no aliados, la Yugoslavia de Tito. Dos poderosos instrumentos de la presencia militar de nosotros (OTAN) y de los Soviets (del Pacto de Varsovia) en Europa eran mantener enormes ejércitos permanentes, enormes arsenales convencionales y las armas ABC y los sistemas de entrega, prácticamente uno junto al otro. Con mucho, en general, de las fronteras europeas no se reconocen mutuamente. En esencia, el oeste rechazó reconocer, incluso muchos de los de Europa del Este (Unión Soviética dominada \ instalados) los gobiernos.

Actualmente en Asia, apenas hay un solo estado que no tiene ningún conflicto territorial dentro de su vecindario. Del Medio Oriente, el Caspio y Asia Central, el subcontinente indio, Indochina continental o mar del Archipiélago, el Tíbet, Mar Meridional de China y el Lejano Oriente, muchos países están sufriendo numerosas disputas fronterizas verde y azul. El Mar de China Meridional únicamente cuenta con más de una docena de las controversias territoriales en los cuales en su mayoría de China presiona periferias de liberarse del cerco de larga duración. Estos movimientos se interpretan a menudo compran el territorio insular en un limbo legal de Taiwan, que espera un momento en que el pan-asiática y un acuerdo internacional sobre cómo muchas Chinas Asia debería tener, las ganancias de un consenso amplio y duradero.

Sin resolver las cuestiones territoriales, el irredentismo esporádico, el armamento convencional, las ambiciones nucleares, los conflictos sobre la explotación de un acceso a la biota marina, otros recursos naturales, incluyendo el acceso al agua fresca de un suministro están planteando una enorme tensión en la seguridad externa de seguridad y la estabilidad en Asia. Estrés adicional proviene de las preocupaciones ambientales emergentes, que representan amenazas a la seguridad casi absoluta (no sólo a la pequeña nación del Pacífico de Tuvalu6, sino también) a las Maldivas, Bangladesh, Camboya, partes de Tailandia, de Indonesia, de Kazajstán y de Filipinas…7 Todo esto combinado con desigual dinámica8 económica y demográfica del continente están representando a Asia como un barril de pólvora real.

Es absolutamente inapropiado comparar el tamaño de Asia y Europa (este último es más bien una extensión de una enorme masa continental de Asia, una especie de península de Asia occidental), pero las maniobras interestatal fue igualmente estrecho para cualquier maniobra como es el espacio de hoy en día para cualquier seguridad de maniobra de Japón, China, India, Pakistán, Irán y similares.

También debemos hacer un pequeño repaso a las peculiaridades de las constelaciones nuclear en Asia. Después de las analogías históricas, sino que se hace eco de la edad del monopolio nuclear de Estados Unidos y el año de la desesperación de Rusia para lograr la paridad.

Además de mantener enormes arsenales de armas convencionales y numerosos ejércitos permanentes, Asia es un hogar de cuatro (más periféricas de Rusia e Israel) de las nueve potencias nucleares conocidas (declarados y no declarados). Sólo China y Rusia son partes en el TNP (Corea del Norte se alejó en 2003, mientras que India y Pakistán, ambas potencias nucleares confirmadas se negó a firmar el Tratado). Asia es también el único continente en el que las armas nucleares ha sido fuente de conflictos.

Como es bien sabido, el pico de la Guerra Fría se caracterizó por la confrontación Mega geopolítico e ideológico de las dos superpotencias nucleares (cuyas reservas con mucho más numerosos que los inventarios de todas las demás potencias nucleares combinados). Sin embargo, enigmático, misterioso e incalculable a cada other9, los estadounidenses y los soviéticos estaban en lados opuestos del planeta, no tenía disputas territoriales, y no hay registro de dirigir los conflictos armados.

En la medida en la constelación nuclear asiática es, además, específica de cada uno de los titulares tiene una historia de las hostilidades armadas fricciones y enfrentamientos por disputas territoriales sin resolver a lo largo de la frontera común, todo ello combinado con las rivalidades ideológicas intenso y duradero. La Unión Soviética se había fricciones amargo transfronteriza armados con China sobre la demarcación de su frontera terrestre y largo. China ha librado una guerra con la India y ha adquirido una significativa territoriales disputadas regiones limítrofes. Por último, la península de Corea ha sido testigo de los enfrentamientos militares directos de Japón, la URSS, China, así como los EE.UU. en su suelo mismo, y sigue siendo una nación dividida bajo una fuerte división ideológica.

En el borde occidental del continente euroasiático, ni Francia, Gran Bretaña, Rusia o los EE.UU. tenían una historia (reciente) de dirigir los conflictos armados. Ni siquiera comparten las fronteras terrestres.
Finalmente, sólo la India y ahora la Rusia post soviética tiene un estricto control civil y total sobre sus fuerzas militares y la autorización de despliegue nuclear. En el caso de Corea del Norte una China, que está en manos de un impredecible y poco transparente-comunista de liderazgo-es decir, que reside fuera democrática, toma de decisiones gubernamentales. En Pakistán, que está completamente en manos de un establecimiento militar políticamente omnipresente. Pakistán ha vivido bajo un gobierno militar directa para más de la mitad de su existencia como estado independiente.

Lo que finalmente mantuvo los EE.UU. y la URSS de desplegar armas nucleares fue la lucha peligrosa y costosa llamada: “Garantía de la destrucción mutua”. Ya a finales de 1950, ambas partes alcanzaron la paridad en el número y tipo de cabezas nucleares, así como en el número y la precisión de sus sistemas vectores. Ambas partes producen suficientes ojivas nucleares, depósitos de sistemas de entrega “secreto y sitios de lanzamiento para sobrevivir con creces el primer impacto y mantener un fuerte segundo ataque capability10. Una vez comprendida  que ni la prevención ni el ataque nuclear preventivo traería una victoria decisiva, pero en realidad daría lugar a la final de un holocausto nuclear mundial y garantizar la total destrucción mutua, los estadounidenses y los soviéticos han logrado un equilibrio en el miedo a través de la disuasión peligrosa. Por lo tanto, no era una paridad de intención, pero el MAD no deseado (con su efecto tranquilizante de las armas nucleares, si poseía en cantidades suficientes y configuraciones impenetrable) que llevó a una especie extraña de la pacificación de la estabilidad entre las dos superpotencias se enfrenta.

Como se ha señalado, las reservas nucleares en Asia es considerablemente modest11. El número de sitios de lanzamiento de ojivas nucleares y sistemas de entrega no es suficiente y lo suficientemente sofisticados como para ofrecer la capacidad de segundo golpe. Este hecho compromete gravemente la estabilidad y la seguridad: prevención o preventiva N-huelga en contra de un estado nuclear o no nuclear podría ser considerada como decisiva, especialmente en el sur de Asia y en la península coreana, por no mencionar el Oriente Medio12.

A la sabiduría en general de la geopolítica asume la potencialidad de la amenaza de examinar el grado de intenciones y la capacidad de los beligerantes. Sin embargo, en Asia esta teoría no es necesariamente la verdad completa: Cerca proximidades geográficas de Asia potencias nucleares significa menos tiempo de vuelo de cabezas, lo que finalmente da un muy breve período de toma de decisiones a los adversarios involucrados. Además de una política deliberada, un grave peligro de una guerra nuclear accidental tanto, es evidente.

Uno de los más grandes pensadores y humanistas del siglo 20, Erich Fromm escribió: “… el hombre sólo puede avanzar mediante el desarrollo de (sus) razones, por la búsqueda de una nueva armonía… “13

Sin duda hay un largo camino de la visión y la sabiduría de un claro compromiso político y la acción acordada. Sin embargo, una vez que se logra, las herramientas operativas son fácilmente a disposición. El caso de Europa de Helsinki es muy instructivo. Para ser franco, era la extensión más de las superpotencias que disputaron entre sí en todo el mundo, que finalmente los llevó a la mesa de negociación. Es importante destacar que también fue un llamado constante, el decidir de los ciudadanos europeos que alertó a los gobiernos a ambos lados de la línea por defecto. Una vez que las consideraciones políticas se resolvieron, los aspectos técnicos cobró impulso: se produjo-en primera mutuo reconocimiento pan-europea de fronteras, que tranquilizó las tensiones un día para otro. Político-militar, la cooperación se encuentra en la canasta primero de los llamados de Helsinki, que incluyen las inspecciones militares conjuntos, mecanismos de intercambio, el flujo de información constante, los representantes de alerta temprana (el Consejo Permanente llamada). Más adelante, un importante centro de se encuentra en la cesta denominada segunda – el foro que une a los problemas económicos y ambientales, elementos tan apremiante en Asia en el momento.

Es cierto que la cesta de la OSCE II era una fuente de muchas controversias en los últimos años, sobre todo en la interpretación de los mandatos. Sin embargo, la nueva ola de nacionalismo (a menudo reemplazando el comunismo fading), las cargas emocionales y miedos residuales del pasado, la enorme formación continua de la clase media en Asia (cuyas pasiones y afiliaciones inevitablemente pondrá a prueba las elites establecidas en el país y cuestionar sus políticas internacional), y una búsqueda relacionada a un nuevo consenso social, todo lo que podría ser abordado con éxito por una especie de una canasta de Asia III. Es evidente que, más crecimiento socio-económico en Asia es imposible sin la creación y movilización de una fuerte clase media, un segmento de la sociedad, que al aparecer de nuevo en el horizonte socio-político es tradicionalmente muy expuestos y vulnerables a los delitos políticos y los cambios disruptivos. En cualquier caso, hay varias observaciones de la OSCE naciones de Asia14, desde Tailandia hasta Corea y Japón (con Indonesia, una nación que en la actualidad considera unirse al foro). Son claramente los que se benefician de la participación15.

En consecuencia, el continente más grande debe considerar la creación de su propia integral pan-asiática mecanismo multilateral. Al hacerlo, sin duda puede estar en la visión y el espíritu de Helsinki. En la configuración más institucional, Asia cerca puede visitar el bien prevé la SAARC y la ASEAN16 ambiciosa poder foros. Al examinar estos dos organismos regionales, Asia

puede encontrar y hábilmente calibrar el equilibrio adecuado entre la ampliación y profundización del mandato (de seguridad) de este organismo multilateral futuro – dado el número de estados, así como la gravedad de la presión socio-política, el medio ambiente y político-militar de los desafíos.

En la edad de un éxito sin precedentes y la prosperidad sin precedentes de Asia, un indígena multilateral pan asiática acuerdo se presenta como una oportunidad. Contextualizar famosa frase de Hegel que “la libertad es… una idea de la necesidad” permítanme concluir diciendo que la necesidad de los domesticados pan-asiática organización advierte por su urgencia también.

Claramente, no hay emancipación del continente, no hay siglo asiático, sin el marco multilateral pan-asiático.


Anis Bajrektarevic, –Director del Think Tank «Modern Diplomacy«, -Director del Department for Strategic Studies on Asia (DeSSA) of the International Institute for Middle East and Balkan Studies (IFIDES) en Viena.

El presidente de EEUU, Donald Trump, dijo que es hora de reconocer la soberanía de Israel sobre los Altos del Golán, dada su importancia estratégica y de seguridad para el Estado hebreo y la estabilidad regional.

La declaración de Trump desestabiliza aún más Oriente Medio, declaró por su parte el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov.

Audio: https://mundo.sputniknews.com/popup/radio/?audio_id=26524863

«Este planteamiento no ayuda a lograr una solución de los problemas de Oriente Medio. Más bien, todo lo contrario. Esperemos que no pase de ser más que un llamado».

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan

© REUTERS / CEM OKSUZErdogan acusa a Trump de provocar otra crisis con la declaración sobre los Altos del GolánEl argentino Carlos Pereyra Mele, director de Dossier Geopolitico opina que «el lobby israelí en el gobierno de EEUU y en las cámaras es fuertísimo, ellos realizan estas acciones por el motivo de que la guerra en Siria se perdió. Lo único que crea es nueva conflictividad en Medio Oriente y deja un conflicto que va a continuar».

Destacamos que el 24 de marzo se cumplen 20 años del inicio de los bombardeos despiadados de la OTAN contra Yugoslavia. Con ese motivo el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, concedió una entrevista a la cadena rusa NTV en la que aseguró que el Occidente no dejará investigar los crímenes de la OTAN en Yugoslavia.

Más: Moscú denuncia que las acciones ilícitas de la OTAN en la antigua Yugoslavia se omitieron adrede

En otro orden, la jefa del Gobierno británico, Theresa May, ha reiterado su determinación para sacar adelante el Acuerdo de Retirada de la Unión Europea tras ganar una prórroga al Brexit durante la cumbre del Consejo Europeo.

Monedas de centavos de EEUU

CC0 / PIXABAYLos refugiados de Rukban no tienen con qué pagar el tributo de salida a grupos armadosMientras tanto, Rusia y Siria invitan a EEUU a disolver el campamento de refugiados de Rubkan, comunicó el Ministerio de Defensa de Rusia. El encuentro está fijado para el 26 de marzo. Su organización fue encomendada al jefe del Centro Ruso de Reconciliación de las partes beligerantes.

Resaltamos que Hungría obtuvo de Gazprom garantías para el suministro de gas en 2020, aunque resultaran estériles las negociaciones de Moscú y de Kiev sobre el tránsito de gas a la UE. Así lo reveló Peter Szijjarto, ministro de Relaciones Económicas Exteriores y de Asuntos Exteriores de Hungría.

Además: Mañana más y mejor: los competidores le entregan el mercado europeo del gas a Gazprom

Destacamos además que el 23 de marzo, en la provincia pakistaní de Sind, de los alrededores de Karachi, debe ser puesta la primera piedra en los cimientos de la planta ensambladora de automóviles Alhaj Automotive, de la marca Protón de Malasia.

En ontro orden, Washington contempla la posibilidad de suspender los preparativos de los suministros a Turquía de aviones F-35, comunica la agencia Reuters, que alude a la secretaria adjunta de Defensa de EEUU, Katherine Wilbarger.

Fuente: https://mundo.sputniknews.com/radio_el_punto/201903221086249031-trump-quiere-reconocer-soberania-israeli-sobre-altos-del-golan/