A Pro-US Regime or Civil War? Argentinian Analyst Carlos Pereyra Mele Outline Possible Scenarios for Bolivian Crisis

OPINION 16/11/2019 by Ekaterina Blinova

The new Bolivian provisional government lacks legitimacy” says Argentinian political analyst Carlos Pereyra Mele, while outlining possible scenarios of how the political crisis in the Andean country could unfold.

The ouster of former Bolivian President Evo Morales and the creation of an “interim government” by the opposition have not brought an end to the turmoil in the country, as pro-Morales protesters embarked on a march to La Paz on Friday demanding the resignation of self-proclaimed president Jeanine Anez. On 12 November, Anez announced that she would stand at the helm until new elections which, according to the Bolivian Constitution, an interim president must arrange within 90 days.

  • The very next day, the transitional cabinet was sworn into office, prompting further controversy as it did not include a single indigenous leader, despite about 62.2 percent of the Bolivian population belonging to indigenous groups.

In an apparent attempt to sooth tensions, Bolivia’s Senate stated on 15 November that Monica Eva Copa Murga, a lawmaker from Morales’ party Movement Toward Socialism (MAS), had been elected to become the new House speaker.

Meanwhile, reports have emerged that right-wing militias are burning the country’s indigenous Whipala flag, which was established along with the previous red, yellow, and green banner as Bolivia’s national symbols by Morales.

As The Nation’s Bolivia-based contributor Jacquelyn Kovarik reported on 13 November, the growing anti-indigenous backlash has prompted fears of deepening ethnic divisions and evoked memories of the 2003 standoff between Bolivian indigenous ethnic groups and the national army that left more than 60 Aymara citizens dead.

A Lot Depends on Political Situation in Bolivia’s Neighbouring States                                                                             Carlos Pereyra Mele, an Argentinian political аnalyst, lecturer and director of Dossier Geopolítico, a website an a group for international análisis, echoes Rodriguez’s stance regarding the illegitimacy of the Bolivian regime change.

  • Every hour more information emerges showing there was no ‘spontaneity’ in the rebellion, that the violent groups carried out a coordinated action with other political, economic and police circles affected by President Morales’ government programmes”, Pereyra Mele highlights. 
  • “All this coordination is evident that it had foreign support and during all Morales’ tenures the US Embassy in Bolivia was a structure that was provided to decisively support the Bolivian ‘opposition’“.

According to Pereyra Mele, the Bolivian military and police high command’s “strong relationship with the Pentagon military structure” largely contributed to the success of the coup. There are reports claiming that at least six of the key military coup plotters are alumni of the US-based the School of the Americas (Escuela De Las Americas), currently known as the Western Hemisphere Institute for Security Cooperation (WHINSEC).

The US needs to have Ibero-America aligned under its command to be able to resist the advance of the Eurasian powers in the South American continent and thus negotiate global power quotas with China and Russia globally“, explains the Argentinian political analyst.

He envisions that Bolivia may be forced to adopt US economic and political programmes like other South American governments that have previously submitted to Washington’s pressure.

According to Pereyra Mele, the new Bolivian leadership may “reinstate the old model of excluding indigenous majorities from political participation and traditional parties [and] return to the socio-political schemes prior to Evo Morales with some cosmetic concessions“.

On the other hand, “we also have an open end, [since] it will be very difficult to install a government ‘docile’ to the US after a decade of the MAS party in power“, the analyst suggests.

  • “We also have to wait to see how other regional conflicts unfold because Bolivia, due to its geographical confinement, also suffers the consequences of changes in neighbouring countries. Chile’s chapter is not closed, there is a change of political position in Argentina and the Bolsonaro government [in Brazil] can also suffer a wave of social political crisis. All the scenarios are fluid and open and will surely have an impact on Bolivia”, Pereya Mele underscores. 

SOURCE: 

https://sptnkne.ws/AwY2

Prof. Lic. Carlos Pereyra Mele

Análisis semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo

Como lo adelantamos: Un nuevo mundo está ocurriendo ante nuestras miradas incrédulas

El equipo de Dossier no solo está preocupado por Iberoamérica, sino que se OCUPÓ de analizar y conocer las distintas variantes que están afectando nuestro subcontinente. 

por ello lo que predijomos se CUMPLIO pues no estábamos errados en los tiempos que vendrían ni en la peligrosidad de los mismos

Lo habíamos dicho que en su nuevo realineamiento global de EEUU, se volvería muy agresivo para tener bajo control absoluto lo que su “Destino Manifiesto” según ellos debe estar bajo Control, el “Patio Trasero” y el Mare Nostrum Caribeño. 

También está estallando la Crisis sistémica del Modelo que encabeza EEUU del Neoliberalismo: Ecuador, Perú y últimamente su Perla más promocionada “Chile”, este Modelo Americano del Norte que utiliza para el mundo las Guerras Híbridas y el caos Organizado, ahora se están aplicando hasta en su forma más tradicionales como son los golpes tradicionales usando las FFSS y las FFAA -Bolivia-, para controlar los Recursos naturales del Continente y los Minerales estratégicos. 

Por ello son tiempos de definiciones y de desarrollos de acontecimientos de una importancia para los próximos 50 años O creemos y propugnamos por una Patria Grande o seguimos el modelo de Patria Chica que no tiene destino en el Siglo XXI.

Los Choques están en pleno desarrollo en nuestra región, por ello más que preocuparnos nos tenemos que OCUPARNOS de nuestro destino

Los Imperios no Duermen y siempre están Alertas y NO perdonan

AUDIO: 

Gonzalo Fiore Viani

El concepto de Golpe de Estado, expresión sacada del francés coup d’etat, es básicamente la toma del poder por un grupo que viola las leyes o interrumpe la vigencia de las autoridades constituidas de acuerdo a la constitución de determinado país. A diferencia de una revolución o una contra revolución, sus intenciones no necesariamente son las de transformar las estructuras sociales sino la de la mera toma del poder para ejecutar determinado programa o para deponer a un gobernante. Con el transcurso del tiempo la manera de ejecutar y de entender los Golpes de Estado fueron cambiando. Lo que en América Latina se considera como el clásico golpe es aquel donde las Fuerzas Armadas toman el poder por la fuerza desalojando a las autoridades democráticas. Sin embargo, en los últimos años ha sido posible hablar de golpes blandos –por ejemplo, a través de la figura del impeachment- golpes parlamentarios, o incluso auto golpes. En 2016 Dilma Roussef sufrió un golpe blando por parte de la oposición que la destituyó mediante los votos del Congreso. Un caso conocido de autogolpe reciente en América Latina es el llevado adelante por Alberto Fujimori en 1992 donde, con el respaldo de las Fuerzas Armadas disolvió el Congreso de Perú para obtener el poder total.  

Es interesante leer, sin ningún tipo de prejuicios ideológicos ni morales “Técnica del golpe de Estado” del italiano Curzio Malaparte. Militante abiertamente fascista, el italiano, nacido en la Toscana a finales del Siglo XIX, bautizado como Kurt Erich Suckert, fue un escritor, periodista, diplomático y dramaturgo que tomó su nombre de un juego de palabras con “de mal lugar” y el apellido de Napoleón Bonaparte. Abiertamente fascista, participó de la Marcha sobre Roma en 1922, apoyando el golpe de Estado de Benito Mussolini. En dicha obra, leída de manera ávida, entre otros personajes ilustres de todo signo político, por Ernesto Guevara, Malaparte traza una línea histórica desde el primer coup d’etat moderno, realizado por Napoleón el 9 de noviembre de 1799, conocido en la historia como el “Golpe de Estado del 18 de Brumario”, ya que esa la fecha según el calendario republicano francés. Allí, el líder militar acabó con el Directorio, última forma de gobierno de la Revolución francesa. Para comenzar con el Consulado, con Bonaparte como cabeza. A partir de entonces se inaugura, incluso la expresión, para referirse a todas las tomas de poder por la fuerza.

Curzio Malaparte escribe en Técnica del golpe de Estado sobre numerosos golpes a lo largo de la historia al momento de la publicación del libro, en 1931. Pone como ejemplo algunas tomas del poder exitosas –la citada marcha sobre Roma – mientras que se refiere a otras que fracasaron –el Pustch de Münich donde Hitler intentó tomar el poder sin lograrlo, en 1921, o el León Trotsky contra Iósif Stalin en la Unión Soviética, en 1927-. Otro caso paradigmático de intento de golpe fracasado, posterior en varias décadas a la publicación del libro, es el sucedido en la Unión Soviética contra Gorbachov en 1991. Allí un grupo de oficiales partidarios de la línea dura comunista intentaron tomar el poder para evitar la desintegración de la URSS, pero fue desactivado a tiempo por falta de apoyo popular y por la rápida reacción de los reformistas. En la obra, el italiano aborda como concentrar las fuerzas en atacar los puntos más sensibles del adversario, en un Estado moderno estas son: los servicios públicos, las fuerzas de seguridad –incluyendo las policiales y las Fuerzas Armadas- y los medios de comunicación. En un golpe de Estado exitoso, los golpistas esperan, crean y conspiran para luego aprovechar el “clima de confusión irresponsable”, como escribió el filósofo francés Alain de Benoist, para luego ejecutar sus planes. 

Hoy el establishment utiliza distintas tácticas para terminar con gobiernos que le son incómodos. Se prepara el “clima de confusión” a través de la prensa afín, del lawfare o la guerra judicial, y de distintas medidas de desgaste. El mercado es un factor importante a la hora de la desestabilización. Pero también son utilizados las movilizaciones populares, los sindicatos, y hasta sectores políticos tradicionales que no comulgan con el gobierno que se intenta derrocar. Sin embargo, el poder tradicional de las Fuerzas Armadas como ente regente del poder en la política de muchos países latinoamericanos nunca terminó de desaparecer del todo. Siempre que se produjeron golpes de Estado en algún país de América Latina, vino acompañado por coletazos importantes en otros. Los fenómenos nunca se producen de manera individual, y mucho menos aún, en un mundo tan interconectado como el de hoy. Lo cierto es que, más allá de que, a estas alturas, este tipo de situaciones deberían pertenecer a los libros de historia, todavía siguen sucediendo, y sus consecuencias son imprevisibles.

Gonzalo Fiore Viani Abogado, Periodista, Maestrando en RRII Miembro de Dossier Geopolitico


¿UN RÉGIMEN PRO-ESTADOUNIDENSE O UNA GUERRA CIVIL? ANALISTAS ARGENTINOS DESCRIBEN POSIBLES ESCENARIOS PARA LA CRISIS BOLIVIANA

El nuevo “gobierno interino” boliviano carece de legitimidad, dicen los analistas políticos argentinos Valeria Rodríguez y Carlos Pereyra Mele, al tiempo que describen posibles escenarios de cómo podría desarrollarse la crisis política en el país andino.

El derrocamiento del ex presidente boliviano Evo Morales y la creación de un «gobierno interino» por parte de la oposición no han puesto fin a la agitación en el país, ya que los manifestantes pro Morales se embarcaron en una marcha a La Paz el viernes para exigir la renuncia de autoproclamada “presidenta” Jeanine Añez.

El 12 de noviembre, Añez anunció que estaría al frente hasta nuevas elecciones que, de acuerdo con la Constitución boliviana, un presidente interino debe organizar dentro de 90 días.

Al día siguiente, el gabinete de transición asumió el cargo, lo que provocó más controversia, ya que no incluía a un solo líder indígena, a pesar de que aproximadamente el 62,2 por ciento de la población boliviana pertenecía a grupos indígenas.

En un aparente intento de calmar las tensiones, el Senado de Bolivia declaró el 15 de noviembre que Mónica Eva Copa Murga, legisladora del partido Movimiento hacia el Socialismo (MAS) del partido de Morales, había sido elegida para convertirse en la nueva presidenta de la Cámara de Representantes.

Mientras tanto, han surgido informes de que las milicias de derecha están quemando la bandera indígena Whipala del país, que fue establecida junto con la bandera roja, amarilla y verde anterior como símbolos nacionales de Bolivia por Morales.

Como informó el 13 de noviembre la colaboradora de The Nation en Bolivia, Jacquelyn Kovarik, la creciente reacción anti-indígena ha provocado temores de profundizar las divisiones étnicas y evocó recuerdos del enfrentamiento de 2003 entre los grupos étnicos indígenas bolivianos y el ejército nacional que dejó a más de 60 ciudadanos aymaras muertos.

La inestabilidad continúa creciendo, la guerra civil no se puede descartar

Valeria Rodríguez, analista de asuntos internacionales y co-anfitrióna del programa «Feas, Sucias y Malas» de Radio Gráfica, Buenos Aires, Argentina, prevé la continuación de la crisis política en Bolivia, diciendo que el actual gobierno interino es ilegítimo ya que la renuncia de Morales aún no ha sido aprobada por la Asamblea Legislativa Plurinacional del país.

«Evo va a México, donde López Obrador, quien es un representante del Grupo del Puebla, dijo que lo que sucede en Bolivia es realmente un golpe de estado», dice. «La autoproclamación de presidenta no es legal y existe una violación de uno de los puntos principales de la Constitución boliviana que requiere la renuncia ante la Asamblea».

En declaraciones a El Universal, un importante periódico mexicano, el 14 de noviembre, Morales dijo que si la Asamblea Legislativa no acepta su carta, regresará a Bolivia.

Según Rodríguez, «Evo Morales, junto con López Obrador, puede considerar alguna estrategia, una denuncia ante el Tribunal de La Haya o una denuncia pública que demuestre que se trata de un golpe de estado».

La analista sugiere que la oposición tratará de «legitimar al gobierno de la autoproclamado “presidenta” Jeanine Añez».

Rodríguez presume que uno puede esperar que las nuevas elecciones bolivianas sean «sesgadas, pasando el poder a la derecha, violando la Constitución, quitando los derechos de los pueblos indígenas, de los más pobres y terminando en un gobierno similar o mucho peor que el de Mauricio Macri en Argentina».

Ella no descarta que estos desarrollos puedan allanar el camino para una guerra civil en el país andino, junto con la intervención de Estados Unidos y la formación de un régimen pro-Washington. Citando audios filtrados de presuntos líderes de la oposición, Rodríguez enfatiza el papel de ciertos políticos estadounidenses en un esfuerzo por deslegitimar a Evo Morales.

Mucho depende de la situación política en los estados vecinos de Bolivia

Carlos Pereyra Mele, un analista político argentino, profesor y director del Dossier Geopolítico, se hace eco de la postura de Rodríguez con respecto a la ilegitimidad del cambio de régimen boliviano.

«Cada hora surge más información que muestra que no hubo ‘espontaneidad’ en la rebelión, que los grupos violentos llevaron a cabo una acción coordinada con otros círculos políticos, económicos y policiales afectados por los programas del gobierno del presidente Morales», destaca Mele. «Toda esta coordinación es evidente que contó con el apoyo extranjero y durante todos los mandatos de Morales la Embajada de los Estados Unidos en Bolivia fue una estructura que se proporcionó para apoyar decisivamente a la ‘oposición’ boliviana».

Según Mele, la «fuerte relación del alto mando militar y policial boliviano con la estructura militar del Pentágono» contribuyó en gran medida al éxito del golpe. Hay informes que afirman que al menos seis de los conspiradores militares clave son ex alumnos de la Escuela de las Américas, con sede en los Estados Unidos, actualmente conocida como el Instituto del Hemisferio Occidental para la Cooperación en Seguridad (WHINSEC).

«Estados Unidos necesita tener a Iberoamérica alineada bajo su mando para poder resistir el avance de las potencias euroasiáticas en el continente sudamericano y así negociar cuotas globales de poder con China y Rusia a nivel mundial», explica el analista político argentino.

Él imagina que Bolivia podría verse obligada a adoptar programas económicos y políticos de Estados Unidos como otros gobiernos sudamericanos que se han sometido previamente a la presión de Washington.

Según Mele, el nuevo liderazgo boliviano puede «restablecer el viejo modelo de exclusión de las mayorías indígenas de la participación política y los partidos tradicionales [y] volver a los esquemas sociopolíticos anteriores a Evo Morales con algunas concesiones cosméticas».

Por otro lado, «también tenemos un final abierto, [ya que] será muy difícil instalar un gobierno ‘dócil’ en los Estados Unidos después de una década del partido MAS en el poder», sugiere el analista.

«También tenemos que esperar para ver cómo se desarrollan otros conflictos regionales porque Bolivia, debido a su confinamiento geográfico, también sufre las consecuencias de los cambios en los países vecinos. El capítulo de Chile no está cerrado, hay un cambio de posición política en Argentina y el gobierno de Bolsonaro [en Brasil] también puede sufrir una ola de crisis política social. Todos los escenarios son fluidos y abiertos y seguramente tendrán un impacto en Bolivia», subraya Mele.

Fuente: https://es.news-front.info/2019/11/16/un-regimen-pro-estadounidense-o-una-guerra-civil-analistas-argentinos-describen-posibles-escenarios-para-la-crisis-boliviana/


VÍDEO Participando en el Programa BARRICADA de Canal C de Cablevision

Invitado al exitoso programa periodístico “Barricada”, con la conducción del veterano Dr. Carlos Hairabedián

 VÍDEO La situación político social en Latinoamérica
Entrevista de la Mesa de Diálogo en la que participe en Canal “C” de cablevisión de Córdoba que conducen los Periodistas Fonseca y Ravalli. En un contexto de revolución en cuanto la situación político-social de Latinoamérica, se dieron cita en Mesa de Diálogo, para analizar las distintas variables y acontecimientos, el analista en geopolítica, Carlos Pereyra Mele; la politóloga, Valeria Brusco y el Lic. en historia, César Tcach.   

Bolivia en la Encrucijada 

Ante tanto “experto” que desconocen u ocultan, lo que es mas grabe, las nuevas doctrinas de Guerra del Siglo XXI, y  mas, la Teoría del Caos Organizado que desde los 90s aplica EEUU en todo el Orbe que no integra “sus” aliados o intereses directos, sin olvidar la tarea del Comando Sur en nuestro Continente, cuando hablan del Caso Bolivia deberían analizar los secesionistas que vienen trabajando desde hace décadas en América de Sur; y que denunciamos hace década y media. Este es un dato que a la hora de “ver” el caso Bolivia NO se lo puede obviar, junto a los elementos antes mencionados, aportamos un trabajo del año 2006, donde estudiamos los temas de secesión que se estaban organizando para Bolivia Carlos Pereyra Mele 

Artículo:

Bolivia y los Separatismos

El heartland o corazón del continente suramericano está en conflicto, las noticias que no llega desde la República de Bolivia no pueden ser más desalentadoras, ya que en los últimos días se están desarrollando acontecimientos que tienden progresivamente a una crisis que no sabemos cuáles serán las consecuencias finales.

Hace ya mas de un año en un artículo que publicamos como parte de los conflictos regionales alertamos sobre: los separatismos, una nueva tendencia que se basaba en antiguos conflictos irresolutos e incentivar las diferencia entre pueblos ya sea por origen, por raza o por riqueza que debemos reconocerlo son apoyado por factores externos interesados en los recursos.Creo que hemos sido más que insistente en demostrar que el mundo está en un proceso de reacomodamiento en grandes bloques por lo menos en los países centrales esa tendencia se profundiza en lo que los hemos definido como “Bloques Continentales Económicos”, y como consecuencia de ese reacomodamiento se libra una lucha por el “Control de los Recursos Naturales” , por ello la acción de profundizar nuestra alianza estratégica tomando como base el núcleo fuerte de Argentina y Brasil como base para una conformación ampliada en un nuevo Espacio “Continental Económico” Suramericano.

Hoy esta posibilidad está en riesgo, el Gobierno Boliviano puede tener “buenas intenciones”, pero “una buena política se mide por su eficacia y no por su intenciones”, y la realidad que nos está planteando el panorama político de Bolivia es que Evo Morales no gobierna a la totalidad de Bolivia, que se profundiza el conflicto Oriente vs. Occidente, que se estigmatiza, a unos como blancos y otros como indios, y déjemelo bien en claro a esta altura de la historia del Continente todos somos criollos.

Que todos estos falsos paradigmas solo sirven a los diferentes sectores económicos políticos para sacar la mejor tajada posible de los conflictos que fogonea y que lanzan a la lucha callejera a la gente a ser sacrificados por intereses que no entienden y ni los favorece.Bolivia como bien lo expresara el filosofo Alberto Buela: “…..Bolivia necesita una constitución federal que contemple además de la representación partidocrática una representación estamental que defienda su diversidad cultural. Pero claro, esto es demasiado pedirle a la dirigencia boliviana ganada por el discurso multiculturalista norteamericano (García Linera), el discurso marxista-indigenista de Evo y el discurso liberal-burgués de la oposición”.

La Argentina no puede hacerse la desentendida, y debe operar con su socio estratégico Brasil, para lograr hacer un pívot que desde Santa Cruz de la Sierra, fortalezca un centro para la construcción de la una Geopolítica auténticamente Suramericana y no dejarla librada a elementos que desde Europa o EEUU introducen los conflictos para sacar gigantescas ventajas económicas incentivando los rencores. Ya en esa Ciudad se instaló la Confederación Internacional por la Libertad y Autonomía Regional (CONFILAR), ONG que nuclea a los autonomistas de la Provincia de Zulia en Venezuela y Guayaquil del Ecuador y que lo preside un dirigente de Santa Cruz de la Sierra. Estos tienen el apoyo de los sectores liberales económicos y de las grandes empresas afectadas por la ola de renacionalización que circula por América del Sur después del fracaso Neoliberal.

Digámoslo con todas las letras un crisis grave en Bolivia nos afectará a los Argentinos y no solo en el suministro del Gas o Petróleo, sino por las consecuencia de que rompe y desconecta el norte Argentino de toda una región donde tenemos intereses e inversiones, además del drama social que conlleva si se producen enfrentamientos armados, que por el momento están controlados, (el Ejército Boliviano denunció el robo de armas a unidades militares por elementos autonomistas), no podemos olvidar que por causas similares se inició el conflicto en la ex Yugoslavia que terminó en una guerra que disolvió a ese País y no tenia las riquezas que tiene la media luna Boliviana .

También, es tema de permanente preocupación para nuestro futuro mediato todo lo que ocurre en el otro extremo de nuestra frontera Norte la llamada Triple frontera, donde recientes denuncias del Departamento del Tesoro de EEUU indicaron que financistas de los grupos terroristas internacionales operan desde Ciudad del Este, denuncia que fue rechazada tanto por Argentina, Brasil y Paraguay, pero la administración Bush sigue con su política de militarizar todo conflicto, no olvidemos que tenemos la Base de mariscal Estigarribia desde donde monitorean la Triple Frontera y están cerca de Santa Cruz de la Sierra, que dicha base aérea permite el traslado de tropas y equipo pesado para intervenir en cualquiera de los dos lugares referenciados anteriormente en el caso de que ocurriera conflictos graves (4).

Esta Argentina, debe sacudirse su aletargamiento y conocer este cuadro de situación (por lo menos en sus cuadros dirigenciales), y comprender estos factores que nos afectarán a todos los habitantes del País, más si se desmadra la situación antes mencionada, a lo cual debemos sumar el conflicto internacional con Uruguay por las pasteras que todos en su conjunto ponen en juego las relaciones de los Países del Cono Sur. Como vemos el camino de la integración esta lleno de dificultades y nos debe llevar a pensar en sacrificios para logra el objetivo mayor que es impedir la balcanización y fortalecer nuestro “Espacio continental Económico” propio, y para ello debemos defender nuestro heartland o corazón del continente suramericano.

16 de Diciembre de 2006.

Lic. Carlos A. Pereyra Mele


1- VÍDEO: DOSSIER GEOPOLITICO

GOLPE DE ESTADO EN BOLIVIA

Entrevista que me realizaron hoy para el Programa “Con Sentido Común” para Canal “C” de la Tv por Cable del sistema Cablevision, que conduce el Periodista Alfredo Guruceta 




2- Columna de Política Internacional por AM 650 Radio Belgrano de Buenos Aires para el Programa Ayer y Hoy que Conduce Miguel De Renzis: América del Sur en Conflicto

AUDIO: https://ar.radiocut.fm/audiocut/politica-internacional-con-carlos-alberto-pereyra-mele-4480/#.Xc6K1op-ikU.whatsapp

Sostienen que Corrientes está en un lugar estratégico en lo geopolítico

Carlos Pereyra Mele aseguró que la provincia tiene una ubicación muy importante en Sudamérica y que debe aprovecharla. Además, fue muy crítico de la manera en la que se combate al narcotráfico actualmente, DIARIO EL LITORAL.

Para el especialista en geopolítica Carlos Pereyra Mele la provincia de Corrientes está emplazada en un lugar muy destacado para el desarrollo de Sudamérica y que debe buscar las alternativas para aprovecharlo. En ese sentido consideró clave recuperar la navegación en los ríos y coordinar mejor la relación con los países limítrofes.

Pereyra Mele visitó a la ciudad de Corrientes para brindar conferencias sobre el futuro de Latinoamérica. Se trata de un reconocido analista que actualmente dirige el sitiowww.dossiergeopolitico.comy en diálogo conellitoral.com.ardio detalles de lo que cree que el país debería hacer con su política exterior y elogió el potencial de Corrientes.

“Corrientes está ubicada en un lugar muy importante desde el punto de vista geopolítico, está en el medio de las rutas que conducen al corazón de América del Sur y es algo que hay que buscar aprovechar”, manifestó Pereyra Mele. En ese contexto detalló que es indispensable que el país recupere sus rutas fluviales, tanto el río Paraná como el Uruguay.

Comentó que restaurar los ríos para la navegación requiere inversiones no tan importantes y que eso permitirá que los países de la región saquen su producción hacia el mundo. “No hay que inventar nada nuevo, de esto ya se viene hablando desde 1930, lo que tenemos que hacer es empezar a aprovechar lo que tenemos naturalmente”, explicó.

Por otra parte opinó que los viajes del gobernador Gustavo Valdés al exterior buscando inversiones es el camino correcto para abrir nuevos mercados y hacer más viable a Corrientes. “Está muy bien lo que hace, pero esto también deja evidenciado que no hay en Argentina un plan de desarrollo propio, son muchos gobernadores viajan para buscar dinero en otros países”.

“En el fondo es muy complicado este movimiento de las provincias, ¿qué pasaría si una logra buenos acuerdos pero para otra resulta perjudicial? Vamos a tener dos provincias enfrentadas, dos gobernadores peleados, son conflictos que se llega por no tener un plan de desarrollo nacional”, graficó el conferencista. En ese contexto recordó como ejemplo la disputa que hubo entre Argentina y Uruguay por la instalación de la planta de Botnia frente a la localidad de Gualeguaychú.

Narcotráfico

Consultado sobre el peso de la seguridad transnacional en las agendas públicas, se manifestó muy crítico con la forma en la que se combaten los delitos como el narcotráfico y la trata de personas. El analista consideró que se inicia en el costado equivocado.

“Empezar la lucha por la seguridad simplemente en el área represiva es errarle totalmente a la posibilidad de combate”, aseveró y agregó que lo fundamental es investigar e ir contra los flujos de dinero que se movilizan a partir de los delitos. “La plata que se gana clandestinamente no se guarda en cajas fuertes, la realidad es que ese dinero circula a través de diferentes sistemas”, completó.

Otro aspecto determinante para la lucha contra el narcotráfico para Pereyra Mele es lograr un trabajo coordinado entre los diferentes países que intervienen. Esto afecta directamente a Corrientes, que es considerada como una frontera caliente.

“Es de suma importancia que no sólo esté coordinado el accionar de las fuerzas de seguridad de diferentes países, sino que también lo estén sus sistemas jurídicos. Es mucho lo que hay que hacer y trabajar en ese sentido, podría ser muy complicado que acá se combata el crimen de una forma y se tenga como delitos a ciertas acciones y enfrente sea totalmente diferente”, dijo y agregó que actualmente en el continente no hay estructuras regionales que obren en ese sentido.

“Quien dice que esto se arregla con más policías, con más armas y más tiros, es alguien que quiere vendernos armas. Porque o si no hace rato que no existiría el narcotráfico en Colombia por ejemplo, que tienen 7 bases norteamericanas pero la producción de cocaína sigue creciendo”, reflejó Pereyra Mele. Sin embargo, también se mostró en contra de la legalización de las drogas como alternativa.

Argentina y el mundo

Para el especialista Alberto Fernández desde el 10 de diciembre tendrá que buscar la forma de insertar a Argentina en un contexto caótico y donde se viven importantes cambios. “El mundo de hoy no es el mismo de ayer, y no hablo de hace 15 años, literalmente ayer. Todo cambia muy rápido y se puede prever que se vienen cambios profundos y muy importante en el sistema económico y financiero”, adelantó.

“El próximo presidente se va a encontrar con un mundo muy complejo, pero eso también puede ser favorable para la administración desde otros puntos de vista. Hay muchas nuevas oportunidades, pero hay que tener mucha cintura política, capacidad de adaptación, entender el mundo y un poco de suerte”, aseguró.

Uno de los leitmotiv del gobierno de Mauricio Macri fue que Argentina se abrió al mundo. El analista coincidió en esa apreciación pero la cuestionó desde otra perspectiva: “Sí, con Argentina se abrió al mundo, pero tendríamos que preguntarnos a qué mundo nos abrimos. ¿Al productivo, serio de los intercambios comerciales y los beneficios para el país, o al sistema financiero, que no invierte, que busca la máxima ganancia con el menor riesgo? La Argentina entró al segundo… ¿y cómo terminamos? Con el doble de deuda externa pero sin la plata, porque la plata se fue”.

Para Pereyra Mele es importantísimo replantear la política internacional y la definió como “la única que existe”. “Las políticas nacionales son el reflejo de las políticas internacionales, Argentina no puede cambiar el mundo, entonces, ¿qué hacemos? Hay que instalarnos, buscar entender el rol que tenemos y las posibilidades, cerrar acuerdos y tratar de invertir en esos sectores donde podamos instalarnos”, opinó. 

En medio de las peleas entre Alberto Fernández y el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, Pereyra Mele dijo que la visita del futuro mandatario a México abre una nueva era para el país. “Es una clara definición de una nueva política exterior, mucho más pragmática y menos ideologizada como se venía planteando”, concluyó.

Publicado: Diario el Litoral 11/11/2019: 

https://www.ellitoral.com.ar/corrientes/2019-11-11-7-30-0-sostienen-que-corrientes-esta-en-un-lugar-estrategico-en-lo-geopolitico

 “Latinoamérica es completamente diferente en 6 meses”

Así lo expresó el analista de geopolítica, Carlos Pereyra Mele. Se refirió al escenario que se plantea en Argentina y la región. Cambios políticos y sociales en el multilateralismo. DIARIO EPOCA

El es­pe­cia­lis­ta en ge­o­po­lí­ti­ca, Car­los Pe­rey­ra Me­le, di­ser­tó en Co­rrien­tes y Re­sis­ten­cia so­bre “A­mé­ri­ca La­ti­na en la dis­pu­ta glo­bal” y lue­go man­tu­vo un en­cuen­tro con épo­ca, en el que se re­fi­rió al pre­sen­te del con­ti­nen­te, los cam­bios po­lí­ti­cos y los de­sa­fí­os que se pre­sen­tan en el mar­co de los nue­vos mer­ca­dos emer­gen­tes.

La Uni­ver­si­dad de la Cuen­ca del Pla­ta fue se­de de la char­la des­ti­na­da a es­tu­dian­tes de dis­tin­tas ca­rre­ras y al pú­bli­co en ge­ne­ral. Pe­rey­ra Me­le es un re­co­no­ci­do ana­lis­ta y pro­fe­sor de la es­cue­la Su­pe­rior de Gue­rra de Pe­rú y Bra­sil, es con­fe­ren­cis­ta In­ter­na­cio­nal. For­ma par­te del si­tio Dos­sier Ge­o­po­lí­ti­co, en el que se pu­bli­can tex­tos de di­fe­ren­tes es­pe­cia­lis­tas his­pa­no­a­me­ri­ca­nos, de Ita­lia y Ru­sia.

En pri­mer lu­gar se­ña­ló que el es­ce­na­rio que se pre­sen­ta es “la ad­mi­nis­tra­ción de los re­cur­sos que son ne­ce­sa­rios pa­ra las po­ten­cias tra­di­cio­na­les, que es­tán con fran­cos pro­ble­mas y en de­cli­na­ción y hay po­ten­cias emer­gen­tes que avan­zan a pa­so fir­me.

El avan­ce del área Asia Pa­cí­fi­co es ca­da vez más ho­mo­gé­ne­o. Chi­na fir­mó es­ta se­ma­na un acuer­do con pa­í­ses del Su­des­te Asiá­ti­co, que tie­nen un ter­cio del PBI del mun­do. Un nue­vo ju­ga­dor es la Fe­de­ra­ción Ru­sa, pu­de ver el gran cam­bio en la ad­mi­nis­tra­ción de Vla­di­mir Pu­tin”, co­men­tó Pe­rey­ra, quien en ju­nio es­tu­vo allí.

El ana­lis­ta tam­bién cues­tio­nó las po­lí­ti­cas ne­o­li­be­ra­les apli­ca­das en La­ti­no­a­mé­ri­ca y pu­so de ejem­plo la si­tua­ción de Chi­le. “El alum­no más aven­ta­ja­do de ese mo­de­lo, por eso mu­chos se sor­pren­die­ron con lo que ocu­rrió” con la eclo­sión. “Chi­le pro­du­ce lo mis­mo que an­tes de Allen­de, ma­de­ra, co­bre y sal­món. Es co­mo si cre­yé­ra­mos que los ar­gen­ti­nos se­ria­mos po­ten­cia só­lo ven­dien­do so­ja. Lo que da po­ten­cia es la cien­cia y la tec­no­lo­gí­a”, sen­ten­ció y re­cal­có la im­por­tan­cia de “ir me­jo­ran­do la ca­li­dad de vi­da de las cla­ses ba­jas y me­dias”.

En cuan­to a nues­tro pa­ís opi­nó que “se va a en­co­lum­nar ha­cia un nue­vo mo­de­lo, ba­sa­do en acuer­dos es­tra­té­gi­cos in­ter­na­cio­na­les. Si se­gui­mos en la bur­bu­ja fi­nan­cie­ra, es­te pa­ís no tie­ne so­lu­ción. Con un 40% de po­bre­za no po­de­mos afron­tar los de­sa­fí­os del mun­do nue­vo”.

Se re­fi­rió a la ne­ce­si­dad de dar­le va­lor agre­ga­do a las ma­te­rias pri­mas, a ver el po­ten­cial que exis­te en ele­men­tos co­mo el li­tio, pa­ra las de­man­das ac­tua­les. “El 50% de es­te pro­duc­to en el mun­do lo com­par­ti­mos con Bo­li­via y Chi­le. En es­te es­ce­na­rio de mul­ti­po­la­ri­dad de­be­mos in­sis­tir que la res­pon­sa­bi­li­dad re­cae tam­bién en los em­pre­sa­rios y mul­ti­na­cio­na­les”, ex­pre­só.

La re­la­ción con Bra­sil

“Es nues­tro prin­ci­pal so­cio co­mer­cial, es­ta­mos en un quie­bre his­tó­ri­co” tras la li­be­ra­ción de Lu­la da Sil­va, “quien fue­ra de­te­ni­do an­tes de las elec­cio­nes por ser el can­di­da­to con ma­yo­res chan­ces de ga­nar. Jair Bol­so­na­ro ga­nó pa­ra sa­car a los po­pu­lis­tas pe­ro es un fra­ca­so, no so­la­men­te en ma­te­ria eco­nó­mi­ca, si­no so­cial”, co­men­tó Me­le.

“El te­ma de los ide­o­lo­gis­mos son to­tal­men­te ca­du­cos y fue­ra de la re­a­li­dad pa­ra in­ter­pre­tar el mun­do. Los ne­o­li­be­ra­les ja­más te van ha­blar de pro­duc­ti­vi­dad. No hay un so­lo pa­ís de la re­gión que no es­té en con­flic­to”, di­jo. El ana­lis­ta ci­tó los ca­sos de Pe­rú con una ins­ti­tu­cio­na­li­dad frá­gil, un Con­gre­so ce­rra­do, Chi­le con un mes de pro­tes­tas ca­lle­je­ras e in­ci­den­tes, en Ecua­dor los mo­vi­mien­tos in­dí­ge­nas tor­cie­ron las me­di­das de Le­nín Mo­re­no. “Nues­tra re­gión es com­ple­ta­men­te di­fe­ren­te en seis me­ses, y hoy Bra­sil es un cul­ti­vo de vio­len­cia fuer­te y si lle­ga a ex­plo­tar, lo de Chi­le va a ser anec­dó­ti­co. Es el pa­ís más vio­len­to del con­ti­nen­te, 90 mil ase­si­na­dos en un años. En 8 años Bra­sil tu­vo ma­yor can­ti­dad de muer­tos que la gue­rra de Si­ria”, com­pa­ró. Al mo­men­to de es­ta en­tre­vis­ta aún no se ha­bía con­su­ma­do el gol­pe de Es­ta­do en Bo­li­via, que de­ri­vó en la re­nun­cia de Evo Mo­ra­les.

Publicado Diario Época el 11/11/2019:

http://diarioepoca.com/1014711/latinoamerica-es-completamente-diferente-en-6-meses/