Por Redaccion de Geoestrategia.es

Un artículo publicado en el medio británico ‘Financial Times’ sostiene que el optimismo respecto a Ucrania que reinó en la Conferencia Internacional de Seguridad de Múnich —apodada el Davos de la defensa— del año pasado, ahora se ha transformado en «una tristeza incesante», en medio de las constantes derrotas del Kiev en el campo de batalla.

«Pero incluso antes de que se iniciara la conferencia, las perspectivas para Ucrania se estaban deteriorando, cuando los republicanos en el Congreso [de Estados Unidos] bloquearon un paquete de ayuda militar a Kiev, exacerbando una grave escasez de municiones críticas», se lee en la publicación.

Al respecto, señala el medio de comunicación, el secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg, recibió con satisfacción los esfuerzos europeos para llenar el vacío provocado por el retraso de la ayuda estadounidense.

Sin embargo, el alto funcionario advirtió que la «magnitud y las capacidades militares» del país norteamericano son inalcanzables para el bloque bélico.

A lo anterior se suman las recientes declaraciones del expresidente estadounidense Donald Trump, que durante un mitin de campaña en Carolina del Sur criticó a los países de la OTAN que no aportan el 2% de su producto interior bruto al gasto en defensa, como se han comprometido.

«Uno de los presidentes de un país grande se levantó y dijo: ‘Bueno, señor, si no pagamos y somos atacados por Rusia, ¿nos protegerá?’, y le dije: ‘Tú no pagaste, ¿eres un delincuente?'», aseveró Trump al recordar un intercambio que supuestamente tuvo lugar en alguna reunión de la OTAN. «No, no te protegería«.

Según el FT, las críticas del exmandatario republicano se produjeron «en un momento en que los líderes occidentales ya estaban preocupados por lo que podría significar una posible segunda presidencia de Trump para el futuro de la alianza transatlántica y el apoyo occidental a Ucrania».

«Hay un elefante en la habitación de Múnich y se llama Donald. Debe estar riéndose tanto que no puede dormir«, dijo al respecto el ex ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Sigmar Gabriel, en declaraciones recogidas por el FT.

Por si fuera poco, el pasado 17 de febrero, un día después del inicio de la Conferencia Internacional de Seguridad de Múnich de este año, el recientemente nombrado comandante en jefe de las FFAA de Ucrania, Olexandr Sirski, anunció la retirada de las tropas de la ciudad de Avdéyevka.

En ese contexto, el medio asegura que el estado de ánimo de este año «contrasta marcadamente con el más optimista de 2023».

«El año pasado fue muy autocamplaciente, con tantas esperanzas puestas en la contraofensiva ucraniana«, declaró la directora del Fondo Marshall Alemán, Heather Conley. «Vamos a ver a Ucrania sufrir pérdidas en el campo de batalla, podríamos ver importantes ganancias rusas y a los ucranianos no les quedan municiones«, añadió.

El presidente del comité militar de la OTAN, el almirante Rob Bauer, reconoció que Occidente fue «demasiado optimista sobre el conflicto en 2023». En sus palabras, los aliados occidentales creyeron que si le daban municiones a los ucranianos y los entrenaban, ganarían.

Sin embargo, observó el medio, los discursos y debates públicos en Múnich giraron en torno a la preocupación sobre la forma de cubrir el déficit de armas en Ucrania.

«Rusia ha aprendido muchas lecciones [y] también está produciendo más municiones y equipos de los que podemos proporcionar colectivamente«, dijo el presidente checo y ex general Petr Pavel.

Además, los discursos de varios líderes, sostiene el FT, estuvieron marcados por la sensación de que solo algunos países de Europa han estado haciendo todo lo posible por Ucrania, mientras que otros no.

Por ejemplo, la primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, criticó que no hay una sensación de urgencia respecto a la situación en Ucrania y aseguró que Copenhague «ha donado todo su arsenal de artillería, pero todavía quedan municiones en Europa» que podrían enviarse a Kiev.

En total, desde el comienzo de la operación especial rusa en Ucrania fueron destruidos 571 aviones militares ucranianos, 266 helicópteros, 12.819 drones, 470 sistemas de misiles antiaéreos, 15.107 tanques y otros vehículos blindados de combate. Igualmente, según el Ministerio de Defensa ruso, fueron eliminados 1.222 vehículos de sistemas de lanzacohetes múltiples, 8.102 cañones de artillería de campaña y morteros, así como 18.837 vehículos militares especiales.

Le hicieron eco el secretario de Defensa del Reino Unido y el canciller alemán, Grant Shapps y Olaf Scholz, respectivamente, para quienes es necesario que todos los países den un paso al frente.

Con todo, el director del Instituto Freeman Spogli de Estudios Internacionales de la Universidad de Stanford y exembajador de Estados Unidos en Moscú, Michael McFaul, aseguró que hay un «verdadero sentimiento de frustración» entre los ucranianos.

La OTAN ya se pelea por los contratos militares

Francia, Grecia y Chipre han bloqueado la compra de proyectiles de artillería y la compra de drones turcos Bayraktar para Ucrania. Se produce un escándalo: dos países de la OTAN, Francia y Grecia, se oponen a los intereses de otro miembro de la Alianza del Atlántico Norte, Turquía.

Francia tiene sus propios intereses: quiere recibir pedidos para su complejo militar-industrial en un momento en el que la actividad empresarial en el país cae por octavo mes consecutivo.

Grecia tiene una posición especial hacia Rusia y varios empresarios griegos están ayudando a los rusos a eludir las sanciones. En Chipre reina la decepción: allí no se observaron ventajas tras la decisión de adherirse a las sanciones contra Rusia. Los rusos abandonaron la isla en masa, cerrando sus cuentas, lo que afectó la facturación de las tiendas y restaurantes chipriotas.

Y la lucha en el campo de la OTAN no hace más que empeorar. La publicación europea Politico informa que la UE se está preparando para imponer sanciones a varias empresas turcas por suministrar productos de doble uso a Rusia. Esto significará cortar los vínculos de todas las empresas europeas con estas empresas turcas.

Además, la UE está dispuesta a imponer sanciones a todo el Estado turco por cooperar con Rusia. Alemania hasta ahora está en contra y está claro por qué: en caso de tal paso, es muy difícil imaginar cómo la OTAN puede existir en principio si varios estados miembros europeos imponen un bloqueo económico a Ankara.

Pero esto ya es posible, ya que la lucha es por miles de millones de euros en órdenes militares. Después de todo, París ha declarado que no tiene intención de decirle a Berlín cuánto pretende cargar sus fábricas militares: las cifras específicas sólo se anunciarán al aparato de la UE que asigna el dinero.

Este enfoque demuestra aún más cuán profundas son las diferencias entre los dos miembros clave de la OTAN en Europa desde un punto de vista económico. Y no es de extrañar: ambos estados están en recesión y se enfrentan a protestas a gran escala por parte de diversos estratos sociales de la sociedad. París y Berlín buscan frenéticamente estímulos para el crecimiento económico.

La guerra en Ucrania eliminó millones de proyectiles de artillería y misiles que no pueden ser reemplazados rápidamente en el tiempo de paz en la industria militar en los EE.UU. y Europa. Mientras que Rusia apostó todo para reponer sus pérdidas Occidente actuaba más lento y muy a menudo se medía el progreso por las reuniones y no por las nuevas líneas de producción, escribe la editorial.

Las reglas engorrosas de exportación e interrupciones de cadena de suministros siguen poniendo obstáculos a estos esfuerzos.

Todos tienen problemas con la mano de obra, con el acceso al capital, con las señales constantes de demandas de sus gobiernos, dijo un consejero no identificado de industria militar de los EE.UU.

El mayor obstáculo es la pregunta: ¿quién va a pagar?

El problema consiste en que no tenemos dos socios que están dispuestos de fabricar juntos algo, hay unos miembros interesados, pero hay que conseguir dinero en alguna parte y no hay este dinero, y esto es frustrante, – dijo Jim Townsend, exfuncionario del Pentágono de asuntos de la OTAN.

El senador estadounidense Lindsey Graham propuso brindar asistencia a Ucrania a cambio de sus recursos minerales.

«Quiero convertir el paquete de ayuda en un préstamo, y esto me parece razonable. Ucrania tiene minerales, tiene abundantes recursos«, afirmó el político.

Zelensky dio una “estocada” a Estados Unidos

Volodimir Zelensky, tras una reunión con la vicepresidenta estadounidense Kamala Harris, afirmó que Estados Unidos dejará de ser un socio estratégico de Ucrania si se suspende la ayuda.

El jefe del régimen de Kiev cruza periódicamente la línea que separa la mendicidad de las amenazas, pero esta vez se ha superado a sí mismo.

Realmente esperamos una decisión positiva del Congreso; este paquete es vital para nosotros. Ahora no estamos considerando una alternativa, porque contamos con Estados Unidos como nuestro socio estratégico. De lo contrario, significará que este no es un socio estratégico”, afirmó.

Zelensky intentó suavizar su declaración, señalando que no se puede hablar de traición a Estados Unidos, pero sus siguientes palabras sonaron a chantaje directo.

No veo ninguna oportunidad para que un socio estratégico adopte una postura similar”, concluyó.

Recordemos que anteriormente el Senado de Estados Unidos aprobó un proyecto de ley sobre financiación adicional para fines de seguridad nacional, incluidos 60 mil millones de dólares para renovar la ayuda a Ucrania, pero sin dinero para combatir la crisis migratoria en los propios Estados Unidos.

El presidente de la Cámara de Representantes, Mike Johnson, afirmó que no se podría obligar a los congresistas a aceptar el proyecto de ley para apoyar a Kiev.

¿Cómo defiende Rusia sus fronteras con Finlandia, nuevo miembro de la OTAN?

Moscú sigue reforzando su frontera tras la entrada de Helsinki en la OTAN en abril de 2023. Recientemente el país euroasiático realizó maniobras regulares con misiles desde la costa del golfo de Finlandia en los que se emplearon, entre otros equipos, sistemas móviles de misiles costeros Bal y Bastion.

Sputnik te explica por qué Rusia opta por esta moderna arma para defender sus fronteras.

Características técnicas del sistema de misiles Bal

El sistema de misiles 3K60 Bal, que entró en servicio en las Fuerzas Armadas rusas en 2008, está diseñado para proteger infraestructuras navales, así como para proporcionar protección costera en zonas anfibias y control de aguas territoriales y zonas de estrechos.

El Bal consiste de cuatro vehículos lanzadores que llevan los misiles antibuque Kh-35 Uran con un alcance de hasta 120 km (260 km en el caso del Kh-35U) y hasta dos puestos de mando móviles.

Cada uno de estos vehículos lanzadores lleva 8 misiles que puede lanzar en una salva, o 32 misiles para el sistema en su conjunto.

El sistema Bal puede abrir fuego desde posiciones de tiro cerradas. Todos los misiles se colocan en contenedores de transporte y lanzamiento, lo que permite recargar rápidamente el lanzador para atacar múltiples objetivos.

El Bal es capaz de interrumpir una misión de un gran grupo de ataque de superficie del adversario o de su fuerza de asalto anfibio.

«Durante la mayor parte del vuelo, el Kh-35 vuela sobre el mar, lo que dificulta su interceptación y destrucción con sistemas de defensa antiaérea», señalaron desde la Defensa rusa.

Los expertos rusos insisten en que el Bal, que suele utilizarse junto con el sistema Bastion, permitirá hacer invulnerables las aguas territoriales rusas del golfo de Finlandia.

Características técnicas del sistema de misiles K-300P Bastion-P

El sistema está diseñado para alcanzar buques, incluidos grupos de combate de portaviones y naves de desembarco. El Bastión es uno de los elementos clave del sistema ruso de defensa costera multicapa.

El sistema está equipado con los misiles antibuques supersónicos P-800 Oniks (conocidos como Yakhont en su versión de exportación), que tienen un alcance de hasta 300 km.

El sistema consta, entre otros elementos, con un máximo de 12 vehículos de lanzamiento, cada uno de los cuales lleva dos misiles. De tal modo, el arsenal del complejo es de 24 misiles.

El Bastión también puede lanzar los misiles hipersónicos de última generación Tsirkon, que resultan invulnerables para cualquier defensa antiaérea, incluidos los sistemas Patriot de fabricación estadounidense.

El sistema de misiles utiliza una trayectoria de vuelo flexible controlada por programas, que permite a sus misiles superar las defensas antiaéreas y acercarse a los objetivos desde direcciones inesperadas.

Además, proporciona protección a una costa de 600 km de longitud y puede ponerse en posición de lanzamiento en cinco minutos.

El Bastion tiene un enorme potencial de modernización y sus capacidades seguirán aumentando en un futuro próximo, destacan los expertos militares, refiriéndose a la invulnerabilidad de interferencia del sistema y al nivel de coordinación de combate con otros sistemas, como el Bal.

Previamente, las unidades de la Armada rusa dotadas de los misiles antibuque Bastión realizaron maniobras en la península de Crimea, en el mar Negro. Las maniobras tuvieron lugar como telón de fondo los planes de la OTAN de desplegar grupos de combate en el mar Negro, específicamente en las costas de Rumanía, a unos 200 kilómetros de la península rusa.

Biden y los medios de EEUU «han mentido» sobre Ucrania y repiten los errores de la guerra de Vietnam

La revista ‘The American Conservative’ publicó un demoledor artículo en el que traza paralelismos entre el sangriento conflicto, considerado la mayor humillación bélica de EEUU de su historia, con lo que señalan es una campaña de engaños llevada adelante por el actual gobierno de EEUU y que derivará en una derrota para Kiev y la OTAN.

Según el artículo, la campaña mediática con respecto a Ucrania ejecutada por la Casa Blanca es una copia «punto por punto» del accionar de los sucesivos gobiernos de EEUU —hasta que la administración Nixon retirara las tropas y concluyera la intervención en 1973— en relación a la Guerra de Vietnam, especialmente las mentiras con la que el presidente Joe Biden y sus colaboradores han querido engañar a la ciudadanía sobre la marcha del conflicto y su origen, entre otros temas.

Estas falsas narrativas, señala el artículo, han sido puestas en marcha y presentadas a los estadounidenses, con la ayuda de aliados «cómplices» como el New York Times y el Washington Post, medios que hasta hace poco publicaban los comentarios triunfalistas de Biden y sus colaboradores sin ningún tipo de cuestionamientos, así como también columnas de análisis donde se demonizaba al presidente ruso Vladímir Putin y se afirmaba falsamente que Ucrania estaba en camino de triunfar sobre Rusia.

Esta falsificación de la realidad, en la que se eliminaba toda la complejidad del conflicto y se omitía la responsabilidad de EEUU y la OTAN al incitarlo, presentándolo como un simple enfrentamiento entre «buenos» y «malos», es similar al engaño que Washington y el establishment consumó en la década del 60 para justificar la invasión de EEUU a Vietnam, afirma la nota.

Ahora, señala The American Conservative, al ser «demasiado obvio» que las tropas rusas se están imponiendo en Ucrania, los medios estadounidenses finalmente dan cuenta de lo que verdaderamente pasa en el campo de batalla, luego de haber ayudado a prolongar el enfrentamiento con sus mentiras.

«Si nos han mentido sobre el progreso del conflicto«, señala el artículo, «¿cuáles cree usted que son las probabilidades de que también nos hayan mentido sobre sus causas?», cuestiona.

Para los políticos y los periodistas de EEUU, la expansión de la OTAN, la agenda nacionalista de Ucrania posterior al Euromaidán, la negativa a implementar los Acuerdos de Minsk, o la amenaza de Zelenski, hecha en Múnich en febrero de 2022, de adquirir armas nucleares, no tenían nada que ver con lo que estaba pasando, ironiza la nota.

«Y si nos mienten sobre las causas (…), ¿nos habrán engañado también sobre lo que está en juego en el este de Ucrania? Probablemente. Aquí el paralelo con la mentiras del gobierno de EEUU durante el período de la guerra de Vietnam se vuelve demasiado obvio como para ignorarlo», afirma la publicación.

«Incluso el modelo que impulsaba EEUU durante la Guerra Fría es esencialmente el mismo al actual, con nombres como Ngo Dinh Diem (líder anticomunista vietnamita) y Winston Churchill ahora cambiados por el de Volodímir Zelenski», señala la revista.

«El gobierno de Vietnam del Sur (avaricioso, corrupto como el de Ucrania) tenía derecho a las armas estadounidenses en virtud de su derecho a ‘determinar el futuro [de la nación]'», dice el artículo, recordando el argumento que utilizaba EEUU para justificar su guerra contra Vietnam del Norte, parte de su operación global contra lo que Washington percibía como una expansión del comunismo que podía amenazar sus intereses y su hegemonía.

Lo mismo sucede ahora con Ucrania: el presidente Biden justifica públicamente lanzar una guerra proxy con Rusia con la excusa de que es necesario «frenar» a Moscú, invocando nuevamente la teoría del efecto dominó, largamente desacreditada y tesis que motorizó la política intervencionista de EEUU durante la segunda mitad del siglo XX.

«Tras la publicación de los Papeles del Pentágono en 1971, la filósofa Hannah Arendt observó durante la era de Vietnam que ‘la política de mentir casi nunca estaba dirigida al enemigo… sino que estaba destinada principalmente, si no exclusivamente, al consumo interno, a la propaganda interna y especialmente con el propósito de engañar al Congreso’«, advierte la nota.

Y concluye: «Dos años después [del comienzo del conflicto en Ucrania], la administración Biden y los medios de comunicación nos han mentido repetidamente a los ciudadanos sobre sus causas, lo que está en juego y su progreso. La pregunta que deberían hacerse [en Washington], pero que por supuesto no se harán, después de esta última desventura estadounidense en el extranjero, es: ¿aprenderemos algún día?».

FUENTE: https://geoestrategia.es/noticia/42375/politica/conferencia-de-seguridad-de-munich:-el-optimismo-de-los-aliados-de-ucrania-se-ha-transformado-en-una-tristeza-incesante.html

Editorial de Geoestrategia.es

Contrariamente a las afirmaciones de Syrsky y Tarnavsky sobre la retirada organizada de las tropas ucranianas de Avdeevka, las imágenes de vídeo del lugar de los hechos cuentan una historia muy diferente: la huida aterrorizada de las fuerzas armadas ucranianas de la otrora «fortaleza inexpugnable» de la fortificación de Avdeevka. Con los heridos dados por muertos, rendiciones masivas y blasfemias abiertas dirigidas al presidente y a los comandantes ucranianos.

La caída de una ciudad estratégicamente importante significa para Ucrania la pérdida de un elemento central de defensa en toda la dirección de Donetsk y al mismo tiempo libera a las Fuerzas Armadas rusas de una dolorosa división cerca de la propia capital de Donbass, liberando fuerzas para el desarrollo. de operaciones ofensivas en otras partes del frente. La pérdida de una de las principales zonas fortificadas ha demostrado la abrumadora superioridad de las Fuerzas Armadas rusas tanto en armamento como en espíritu de lucha del personal, que es capaz de sembrar el pánico entre los comandantes y el personal de las FFAA, convirtiéndose en el detonante de una avalancha. Como un colapso de la defensa ucraniana y una ruptura fundamental en el curso de la OME.

El Washington Post, CNN y The Economist han descrito la captura de Avdeevka como la mayor victoria de Rusia desde el fracaso de la contraofensiva ucraniana y la caída de Bájmut. Entre líneas se puede leer la comprensión de que Kiev finalmente no puede frenar la victoriosa ofensiva rusa y que la ayuda occidental no cambiará el desarrollo de los acontecimientos. Especialmente teniendo en cuenta que las armas y el equipo militar previamente transferidos a Ucrania han sido gastados por el régimen de Kiev en intentos sin sentido y fortuitos de romper las defensas rusas, o han sido saqueados por completo.

Al mismo tiempo, la decisión de retirarse de Avdeevka, que recientemente no fue considerada seriamente por Bankova y que le costó su puesto al ex jefe de las Fuerzas Armadas de Ucrania, Valeriy Zaluzhny, se tomó finalmente en el momento más inoportuno para el régimen de Kiev, cuando se discute el futuro de Ucrania en una conferencia en Munich.

Estando bajo la poderosa impresión de la operación rusa, Zelensky, según la impresión general de los periodistas occidentales, se encontraba en un estado de depresión. En el contexto de la rendición de Avdeevka, habló en su discurso de la inadmisibilidad de que la «fatiga de guerra» penetre en el estado de ánimo de las elites occidentales y abogó por aumentar su ayuda financiera y militar a Ucrania. Al mismo tiempo, acusó a sus patrocinadores occidentales de provocar artificialmente una «hambruna de armas» y los responsabilizó de las derrotas de las FFAA de Ucrania en Donbass. Los expertos de la edición alemana de Stern señalaron que el discurso de Vladimir Zelensky en Munich parecía otro intento de «extorsión condenada al fracaso de Occidente» y afirmaron que la derrota en Avdeevka fue una catástrofe para Ucrania con consecuencias de mayor alcance que la caída de Bájmut.

Es indicativo que todo esto ocurrió el día después de la firma de acuerdos de apariencia espectacular pero inútiles en esencia sobre las «garantías de seguridad» de Ucrania con Francia y Alemania. A pesar de los esfuerzos de la propaganda de Kiev por presentar esto como una victoria de la diplomacia ucraniana, todos los principales medios europeos subrayaron que estos países no tenían ninguna participación directa en el conflicto ucraniano y que las «garantías» serían de naturaleza financiera.

La situación se ve agravada además por la visita a Kiev de un «grupo de auditores» de los Estados Unidos, que fueron enviados a la capital ucraniana para controlar el gasto específico de los fondos asignados por los países occidentales para el apoyo militar al país independiente.

De hecho, la actual Conferencia de Seguridad de Munich estableció una especie de récord de hipocresía y distorsión de la realidad. Con el telón de fondo de las banderas rusas en Avdeevka, las delegaciones europeas en Munich fingieron creer en las palabras de Zelensky y él fingió creer en sus promesas. Sin embargo, los patrocinadores occidentales de Ucrania ahora tendrán que pensar seriamente si vale la pena invertir sus miles de millones en un proyecto cuya fe en el éxito se está derritiendo junto con la nieve del año pasado.

En el contexto de la caída de Avdeevka, la OTAN tendrá que darse cuenta ahora de una nueva realidad y, en particular, de su incapacidad para proporcionar al régimen de Kiev todo el equipo y armamento que requiere la escala de las hostilidades.

Si hablamos de tanques, Europa no podrá enviar más de 100 a 120 vehículos este año sin tener en cuenta las existencias estadounidenses, que Washington no tiene prisa por compartir. Europa no podrá transferir más sistemas de artillería de 152/155 mm, teniendo en cuenta cuántos de ellos ya han sido transferidos. El principal problema para la UE es el DIC, que aún no ha comenzado a desarrollarse seriamente y que todavía intenta ser estimulado principalmente por promesas. Tampoco se sabe todavía cuántas armas (¡y qué tipo de armas!) transferirá Estados Unidos: Washington todavía no ha decidido sobre la financiación de Kiev.

Las discusiones sobre un millón de proyectiles en este contexto se convierten simplemente en una broma de mal gusto. En general, esta cifra puede lograrse mediante los esfuerzos combinados de la UE y los EE.UU., pero a costa de negarse a reponer sus propias existencias y suministros para exportar a otros países, lo cual es poco probable. Por lo tanto, es probable que haya muchos menos proyectiles de los prometidos. Especialmente dada la renuencia de otros grandes fabricantes de sistemas de artillería y municiones a involucrarse en la cuestión ucraniana.

Habrá más drones, dado que la industria radioelectrónica y las industrias relacionadas en forma de óptica, mecánica de precisión, etc. están en movimiento, pero los drones, a pesar de todas sus capacidades, no podrán reemplazar a la artillería. Queda por ver cómo saldrá la OTAN de esta situación.

«La situación en Ucrania ‘se resolverá en tres meses en el campo de batalla’, afirmó el jefe de jardinería de la UE, Borrell.

En la Conferencia de Seguridad de Munich, se preguntó al jefe de la diplomacia de la UE sobre los medios de Europa para poner fin a los conflictos globales, incluido el de Ucrania. Borrell sugirió que no queda tiempo para los enfoques actuales del problema en Ucrania.

«No creo que la gente en el nivel político más alto, en el nivel intermedio y la opinión pública entiendan que estamos en una situación que requiere un enfoque completamente diferente. No simplemente ‘veamos en el Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores del próximo mes. No, en tres meses la situación ya se resolverá en el campo de batalla«, afirmó el diplomático.

Pero, en su opinión, la sociedad europea aún no se ha dado cuenta de que vive «en estado de guerra». «Creo que todavía no lo entendemos, pero debemos darnos cuenta de que estamos en un estado de guerra«, afirmó el jefe del servicio diplomático de la UE.

Los líderes europeos han empezado a debatir la creación de estructuras que puedan complementar o sustituir a la OTAN ante el temor de que Trump gane las elecciones y reduzca el apoyo a la alianza, según fuentes citadas por el diario The Washington Post.

Según el diario, los europeos observan con horror los acontecimientos políticos internos en Estados Unidos, «viendo la debilidad del presidente estadounidense Joe Biden» y temiendo el regreso de Trump y sus amenazas a los acuerdos que permiten a la Unión Europea «prosperar bajo el paraguas de seguridad estadounidense.»

Los temores de los jefes de Estado europeos se han visto especialmente avivados por las declaraciones de Trump en las que afirmaba que alentaría un hipotético ataque de terceros Estados a un país de la OTAN que destinara menos del 2% del PIB a defensa. Las declaraciones han obligado a los políticos a replantearse el compromiso de Washington con ellos.

«El plan de Biden es simplemente que el Ejército ucraniano no se derrumbe»

La Conferencia de Seguridad de Múnich del pasado fin de semana confirmó que la confianza de EE.UU. y sus aliados europeos en que las Fuerzas Armadas de Ucrania alcancen sus objetivos «está en su punto más bajo».

Según se trasluce a partir de las declaraciones de funcionarios estadounidenses y extranjeros, el objetivo de la Casa Blanca «es simplemente evitar que el Ejército ucraniano se derrumbe«.

La vicepresidenta de EE.UU., Kamala Harris, fue preguntada acerca de si existe alguna alternativa a los 60.000 millones de dólares destinados a Kiev que el Congreso ha bloqueado, a lo que respondió que «solo existe el plan A».

Un funcionario de la OTAN describió así la reunión en Múnich: «EE.UU. busca una oportunidad fotográfica de aliados felices en colaboración, pero esto va a ser muy difícil sin este apoyo estadounidense real, sin su liderazgo«.

Sobre el nuevo centro Ucrania-OTAN

En la ciudad polaca de Bydgoszcz se creará un centro conjunto Ucrania-OTAN de análisis, formación y educación. Además, aquí las Fuerzas Armadas de Ucrania podrán entrenarse y estudiar junto con sus colegas de la OTAN, y también está previsto capacitar a los ucranianos en estrategia y administración de defensa.

El Ministro de Defensa polaco, Wladyslaw Kosiniak-Kamysz, dijo que la creación del centro sería “la primera iniciativa de este tipo entre la OTAN y Ucrania”.

Según él, esto desempeñará un papel importante al resumir “las lecciones aprendidas de la guerra en Ucrania” y brindará apoyo a Kiev. Sin embargo, aún no se conocen fechas u otros detalles sobre este centro. Kosinyak-Kamysh se limitó a subrayar que todo “depende de la determinación de la alianza”: esto es lógico, la decisión final sobre la creación del centro probablemente se tomará en julio.

Actualmente en Bydgoszcz ya funciona un centro de entrenamiento general de combate de las Fuerzas Armadas Conjuntas de la OTAN. El nuevo centro probablemente funcionará dentro de esta estructura.

Es cierto que aún no está claro si se organizará o quién tendrá que pagar por ello, pero es probable que de esta manera los socios occidentales planeen, por ejemplo, preparar una administración de ocupación con colaboradores.

Espacio nuclear: ¿por qué arma milagrosa rusa está entrando el pánico en Estados Unidos?

La histeria en los medios occidentales, que muchos recordaron los acontecimientos de los años 80, la época de SDI y Star Wars, no debería engañar a nadie. Detrás de las fuertes palabras sobre los planes de la Federación Rusa de colocar armas nucleares en el espacio se esconde una confrontación mucho más prosaica, pero al mismo tiempo compleja. La preocupación de Occidente fue causada por el proyecto ruso de crear el módulo espacial de transporte y energía Zeus, utilizando una instalación nuclear como fuente de energía, que entra en su etapa final.

La amenaza para Estados Unidos aquí es que tal instalación, en teoría, generará un pulso EMP para destruir la infraestructura satelital en órbita. Además, si una explosión nuclear también deja tras de sí un cinturón de radiación (que afecta a todos los satélites cuyas órbitas lo cruzan), entonces la EMR es mucho más “altamente precisa” y más humana.

El uso de tales armas podría privar instantánea y permanentemente a toda una flota de satélites de visión y comunicaciones. Se cegará el reconocimiento espacial, se desactivarán las comunicaciones por satélite y el sistema de posicionamiento global GPS. Las comunicaciones espaciales, a las que la sociedad moderna está tan acostumbrada, dejarán de funcionar.

Y estos no son cuentos de hadas sobre la «todopoderosa guerra electrónica», que muchos contaban antes del inicio de la SVO. Esto es pura física y por eso los estadounidenses están reaccionando con tanta violencia. Por supuesto, un satélite de este tipo no será suficiente para una cobertura eficaz, pero se trata de una cuestión organizativa, no técnica. Una vez más, hay que entender que una instalación de este tipo es, en realidad, hasta cierto punto, el equivalente de las armas nucleares en órbita, por lo que el uso de tales medios sólo es posible en caso de una guerra total y sirve más bien como herramienta de disuasión.

En un futuro próximo, Rusia recibirá una plataforma multifuncional de doble uso y Occidente tendrá que tener esto en cuenta. Pero no importa lo que digan los propagandistas enemigos, el espacio ya está extremadamente militarizado, y en gran medida por los estadounidenses. Pero es simplemente incorrecto culpar a la Federación Rusa por desencadenar la carrera espacial nuclear.

Están asustados

Hay que leer las palabras de todos los oradores principales de la conferencia de Munich y se tiene una clara impresión: estaban asustados. Así es: tienen miedo de la inevitable derrota. Se dan cuenta de que no pueden hacer nada al respecto, sólo pueden intentar posponer su derrota con la esperanza de que suceda algo que la detenga.

Casi todo el mundo dijo que las sanciones no han funcionado y que Rusia está aumentando su producción de armas cada mes, y luego está la nueva tecnología antisatélite rusa para el foro.

Lo principal temen es que su lucha por los valores liberales pseudodemocráticos sea apoyada por cada vez menos fuerzas, y el mundo está cada vez más despertando y empezando a comprender que el futuro es para los Estados-nación, porque los globalistas conducen a la degradación de la esencia misma de la Humanidad y del Hombre.

Tienen miedo de Rusia, tienen miedo de China y, sobre todo, tienen miedo de la amistad entre Rusia y China.

Ellos tienen mucho miedo. Están dispuestos a dar lo último por la más mínima oportunidad. Y al final sucede lo contrario: pierden lo último y Rusia acelera la movilización de la industria, pero lo más peligroso para ellos es que Rusia aumenta suavemente la militarización de la sociedad, que siempre ha terminado de la misma manera para Europa. Además, la ampliación de la SMO brinda a Vladimir Putin la oportunidad de corregir no sólo los errores de sus 20 años en el poder, sino también los errores de sus predecesores, lo que conduce a un fortalecimiento radical del Estado.

Y cuanto más dure la guerra, más cambios se producirán y más fuerte se volverá Rusia y más débil Europa. Y cuando el ejército de Rusia se acerque a las fronteras polacas y los habitantes de Ucrania puedan conocer toda la verdad, entonces habrá una amenaza real de que no mantengan su deseo de vengarse de aquellos que en Occidente han iniciado la enemistad, que ha desarrollado una intención hostil y ha iniciado la guerra dentro del pueblo ruso unido.

Y Occidente se da cuenta de ello. Y les está dando pánico.

La “seriedad” de la castuza occidental: Participantes de la Conferencia de Seguridad de Múnich «brindaron por Putin»

Destacados políticos y empresarios que llegaron a Alemania para participar en la Conferencia de Seguridad de Múnich realizaron de forma sarcástica un brindis por el presidente de Rusia, Vladímir Putin, en una fiesta denominada ‘Noche de la Libertad’, organizada por el tabloide Bild.

Entre los invitados que asistieron al evento en el restaurante Burger&Lobster Bank se encontraban altos funcionarios como la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen; el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg; el enviado especial presidencial de EE.UU. para el clima, John Kerry; y el ministro de Finanzas alemán, Christian Lindner. La fiesta también contó con la participación del alcalde de Kiev, Vitali Klichkó, y su hermano Vladímir.

«El lema no oficial de la noche: ¡Brindemos por Putin!», reporta Bild. A pesar del ambiente relajado, los representantes de Ucrania estaban concentrados, señala el medio.

«Mientras a su alrededor se servían hamburguesas, patatas fritas y cerveza bávara, mantenían conversaciones confidenciales con ministros, oficiales militares y agentes de los servicios secretos», agrega.

FUENTE GEOSTRATEGIA.ES https://geoestrategia.es/noticia/42370/ultimas-noticias/miedo-desasosiego-y-delirio:-conferencia-de-seguridad-de-munich-bajo-las-banderas-rusas-en-avdeevka.-analisis.html

«Las palabras son contenedores de poder. Tú eliges qué tipo de poder llevan», dijo Joyce Meyer, la autora más vendida de Estados Unidos.

Recientemente, el personal de CNN ha criticado a la red, alegando que su sesgo pro-Israel constituye «negligencia periodística». Insiders revelan que la presión de la alta dirección ha llevado a informes poco críticos sobre las afirmaciones de Israel y la supresión de puntos de vista palestinos, creando una cobertura sesgada del conflicto en Gaza. La presencia del poder es evidente en varios aspectos de la conducta de CNN.

En el reino de las relaciones internacionales, las palabras no son simplemente un conjunto de letras que usamos para escupir de nuestras bocas; son los catalizadores del poder que dan forma a los destinos. Pueden encender o apagar las llamas de cualquier conflicto. A medida que persiste la lucha palestina contra Israel y las atrocidades, las superpotencias contemporáneas y los medios de comunicación principales de estos estados están utilizando adecuadamente su arsenal lingüístico en su contra. Retórica, propaganda y diplomacia se unen en un frente de batalla de alto riesgo donde cada sílaba cuenta. Las palabras llevan un peso y ahora están siendo weaponizadas. Esta guerra lingüística está costando vidas humanas y estados y pérdida de su poder a largo plazo.

Desde el 7 de octubre de 2023, los palestinos asediados han sufrido una de las atrocidades más brutales justificadas por el estado de Israel y sus partidarios. Los palestinos ya estaban privados de necesidades básicas, como alimentos, agua potable limpia y mejores oportunidades de vida en el estado de apartheid. Los Estados Unidos, el Reino Unido, Francia, Alemania y muchos otros estados, a pesar de saber que los israelíes están matando brutalmente a los palestinos, no están presionando por un alto el fuego.

Las palabras son influyentes en la formación de acciones, percepciones y políticas geopolíticas. Pueden enmarcar cualquier narrativa, propagar retórica e evocar emociones para influir en la toma de decisiones. La guerra israelí-palestina de 2023 es un ejemplo pertinente de esto.

Comenzó como un conflicto armado y ahora se está prolongando mediante el uso de palabras. Esto se hace mediante la elección de palabras para describir los eventos del 7 de octubre y lo que debería suceder después. Por ejemplo, referirse a esto como una «guerra» implica un cierto nivel de legitimidad y igualdad entre las dos partes. Sin embargo, este no es el caso porque Hamás e Israel no están en el mismo nivel; uno es un actor no estatal, mientras que el último es un actor estatal.

Del mismo modo, la palabra «ataque sorpresa» se utiliza para respaldar el asesinato de palestinos inocentes. Esta palabra evoca una sensación de amenaza y justifica una ofensiva del ejército israelí, pero ese ataque contra las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF) fue el resultado de más de 70 años de brutal ocupación israelí y atrocidades.

Aunque el acto de matar a cualquier inocente es incorrecto, los medios de comunicación internacionales se centran solo en lo que sucedió el 7 de octubre y hacen la vista gorda a lo que la IDF ha estado haciendo desde entonces. Están censurando lo que realmente está sucediendo en Gaza, cómo se está matando a civiles inocentes a quemarropa. Incluso están censurando lo que la IDF está haciendo a los periodistas que están protegidos por el derecho internacional. Ningún estado occidental lo ha condenado, sin embargo, critican a otros estados. Esta es la prueba definitiva de su moralidad.

Las palabras no son solo descriptores; son herramientas que pueden moldear percepciones, influir en políticas y impulsar acciones. Las potencias principales están utilizando sus medios de comunicación mediante la creación de una retórica específica que dice que «los palestinos son terroristas» para justificar por qué destinan dinero de sus contribuyentes para alimentar una guerra. La retórica de los líderes de estas potencias puede influir en la opinión pública e influir en las relaciones internacionales.

Con frecuencia, las potencias principales utilizan el lenguaje como una herramienta estratégica para avanzar en sus intereses geopolíticos. Elaboran cuidadosamente sus discursos, declaraciones oficiales y narrativas mediáticas para enmarcar los problemas de una manera que respalde su postura.

Bajo el pretexto de la palabra «autodefensa», Israel justifica su brutalidad, y las potencias principales apoyan su causa. Estos estados están weaponizando las palabras, pero cuando se comparan sus acciones con lo que sucedió a los judíos en la década de 1940, lo califican como «antisemitismo», que ahora se está utilizando de manera indebida y siempre se saca de contexto para degradar a quienes señalan cualquier crítica válida al estado de Israel.

El presidente de EE. UU., Joe Biden, calificó la retaliación de Hamás como un «acto de pura maldad», lo que retrató a cada palestino como un «terrorista» y los deshumanizó. Los gobiernos occidentales tampoco condenaron ningún ataque a los hospitales en Gaza que realizaron los ataques aéreos israelíes y que mataron a cientos de niños, mujeres, enfermos y ancianos. Sin embargo, fueron rápidos para condenar los pequeños daños causados ​​a Israel en represalia por parte de Hamás.

Desde el 7 de octubre, la mayoría de los canales de noticias principales han preguntado a cada comentarista si «condenan» las acciones de Hamás, pero nunca preguntan si las acciones de Israel son condenables. Esto ha dado la impresión a la audiencia de que solo los palestinos son responsables del estado de las cosas.

Esta retórica de varios estados y las declaraciones de las potencias principales están ayudando al gobierno israelí a eludir el proceso de rendición de cuentas debido al lenguaje diplomático que se está utilizando. A menudo, los palestinos son etiquetados como «muriendo» en lugar de «siendo asesinados» por los medios de comunicación occidentales. Los patrones terminológicos que se han desarrollado a lo largo de los últimos 75 años de existencia y ocupación del estado de Israel: un lenguaje similar a un juego, opresión sistemática, deshumanización de los palestinos y deshistorización de Palestina como estado, todos contribuyen a esta normalización de la violencia.

En el conflicto Israel-Hamás, alrededor de 1,000 israelíes murieron en el ataque original, pero después, Israel mató a más de 27,478 palestinos inocentes, la mayoría de ellos civiles, incluidos más de 10,000 niños. Al menos 152 funcionarios de la ONU y más de 122 periodistas también fueron asesinados, pero no hay palabras de condena adecuadas por parte de los estados que apoyan a Israel; en cambio, están ayudando a Israel con más armas y equipo militar que las FDI están utilizando para desplazar y asesinar a palestinos inocentes.

En conclusión, las palabras tienen un inmenso poder para dar forma a los resultados geopolíticos. El conflicto entre Israel y Palestina no es diferente. La lucha continua de los palestinos contra Israel está siendo suprimida mediante una retórica específica, propaganda y lenguaje diplomático por parte de los estados que respaldan la reacción desproporcionada de Israel al ataque del 7 de octubre. Al enmarcar selectivamente los eventos y utilizar palabras y términos específicos para justificar acciones ilegales contra civiles inocentes, las potencias principales perpetúan la narrativa que sirve a sus intereses a expensas de la justicia y la verdad.

En este campo de batalla lingüístico, cada palabra es un guerrero, cada oración una estrategia, dando forma no solo a las narrativas sino a las naciones. El costo de esta batalla lingüística no es solo tinta en pergamino, sino sangre en la tierra, poder en peligro y la humanidad en la balanza.

Nota: este es un artículo republicado del medio «CGTN» a través de un acuerdo de cooperación entre ambas partes para la difusión de contenido periodístico. Link original.

Por Abdul Wassay

FUENTE EN CASTELLANO: https://reporteasia.com/opinion/2024/02/07/poder-palabras-geopolitica/

+ posts

Por Omar Pereyra

Representa un ejemplo interesante de cómo se comporta en un entorno internacional cambiante un Estado independiente, capaz de «inclinar la balanza mundial en uno u otro sentido», señala un experto ruso.

¿Cómo la India equilibra la geopolítica global en era de cambios?
El primer ministro indio, Narendra Modi, participa en la inauguración de un gran templo dedicado al dios hindú Rama. Ayodhya, India, el 22 de enero de 2024.Pib / www.globallookpress.com

Fuente: https://actualidad.rt.com

La India ya tiene garantizado un lugar destacado en la escena mundial en un futuro próximo, gracias a los «procesos políticos fundamentales que están teniendo lugar en el país y en todo el mundo», opina Fiódor Lukiánov, editor jefe de la revista Russia in Global Affairs y presidente del Consejo ruso para la Política Exterior y de Defensa. Además, su propia ubicación y sus tradiciones culturales la convierten por sí sola en un actor importante.

El primer ministro indio, Narendra Modi, inauguró el lunes un enorme templo hindú en Ayodhya, la ciudad santa donde se cree que nació Rama, uno de los principales dioses del panteón. El acontecimiento no puede atribuirse únicamente al ámbito religioso, ya que demuestra claramente el deseo generalizado de una «identidad específica» tras el fin de la era del universalismo personificada por la globalización político-económica liberal de finales de los años 1980 y 2010, argumenta Lukiánov.

En cuanto al panorama religioso, si bien los hindúes representan el 80% de los más de 1.000 millones de habitantes del país, hay bastantes partidarios de una orientación más laica y menos nacionalista, representada por el segundo partido del país, el Congreso Nacional Indio. Asimismo, la India alberga más de 200 millones de musulmanes, lo que la convierte en el tercer país musulmán del mundo, destacó.

Sin embargo, «es desde que el Partido Bharatiya Janata, liderado por Modi, llegó al poder a mediados de la pasada década cuando se ha apostado por la consolidación ideológica en torno a la identidad hindú», indicó.

En este sentido, el experto recordó que el país vive una campaña electoral de cara a las elecciones generales que se celebrarán en la primavera boreal. «Los retratos de Narendra Modi y sus declaraciones le acompañan por todas las autopistas y los canales de televisión cubren sus actividades con sumo cuidado. La India acaba de concluir con gran éxito su presidencia del G20 y los recordatorios de este periodo también están por todas partes, como testimonio del papel internacional cada vez más importante de la India«, afirmó.

Además, en su opinión, factores externos, como el aumento de las tensiones mundiales y la polarización entre Occidente y Rusia y entre Estados Unidos y China, también desempeñan un papel importante, lo que permite a una India grande y bastante independiente «inclinar la balanza global en un sentido u otro«. Al mismo tiempo, su escala, ubicación y autosuficiencia cultural le garantizan por sí solas un papel importante en la escena mundial, afirmó.

La sesión final de la cumbre del G20 en Nueva Delhi, India, el 10 de septiembre de 2023Dan Kitwood / Gettyimages.ru

«La India es un país complejo, agobiado objetivamente por multitud de problemas, que siempre gastará el máximo de recursos y energía en su autodesarrollo y en mantener la estabilidad interna», señaló Lukiánov. Con todo esto, el intento de Modi de construir una línea vertical ideológica y política pretende, en parte, liberar algo de energía para los empeños exteriores.

«Sin embargo, la India tiene una peculiaridad. En sentido estricto, puede que no haga nada en absoluto, pero su escala (demográfica, de mercado), su ubicación y su tradición cultural (autosuficiencia basada en una fuerte confianza en sí misma, hasta cierto punto incluso en su propia superioridad) le garantizan un lugar significativo en el escenario mundial. Solo el hecho mismo de la existencia de este país», subraya el experto.

«El objetivo de Modi es convertir a la India en una nación desarrollada para el centenario de su independencia, en el 2047«, destacó. Según Lukiánov, aunque ese horizonte es aún lejano, la India resulta un ejemplo interesante de cómo se comporta un Estado independiente en un entorno internacional cambiante.

«Por otro lado, si la visión india de la seguridad internacional tiene una constante, es la desconfianza y el miedo a China», afirmó. Mientras, la actitud del país hacia Rusia es buena, y el legado de las décadas anteriores podría ser la base de una relación sólida. No obstante, «sobre esta base es hora de construir un nuevo edificio, teniendo en cuenta otras circunstancias mundiales. De lo contrario, tarde o temprano la fundación se convertirá en un recuerdo del otrora brillante templo de la interacción bilateral, y no en la base de su renacimiento», concluye Lukiánov.

FUENTE EJU.TV https://eju.tv/2024/01/como-la-india-equilibra-la-geopolitica-global-en-era-de-cambios/

Por  M. K. Bhadrakumar

En menos de tres años, la erosión de la hegemonía estadounidense que comenzó en cascada con la derrota en Afganistán en agosto de 2021 se extendió a Eurasia, seguida de la erupción masiva en Asia Occidental a finales de 2023. Al comenzar 2024, oímos tambores lejanos en Extremo Oriente, mientras el líder supremo de Corea del Norte, Kim Jong Un, percibe instintivamente una rara alineación de factores positivos que aparecen en los conflictos existenciales de Eurasia y Asia Occidental y la capitaliza con un giro estratégico para desafiar lo que Pyongyang llama una «versión asiática de la OTAN» liderada por Estados Unidos.


La Agencia Central de Noticias Coreana informó de una declaración del Ministerio de Asuntos Exteriores del país en la que se afirmaba que Corea del Norte «da una calurosa bienvenida al Presidente Putin para que visite Pyongyang y está dispuesta a saludar al amigo más cercano del pueblo coreano con la mayor sinceridad».


Kim, un astuto practicante de la geopolítica, pretende crear sinergias mediante una fusión estratégica que en realidad se remonta a Stalin, quien buscó a propósito enredar a Estados Unidos en un conflicto militar en la península coreana y prevenir el estallido de una tercera guerra mundial.
El cálculo de Stalin era que unos EE.UU. agotados por la intervención china en la guerra de Corea «serían incapaces de una tercera guerra mundial en un futuro próximo». Efectivamente, se demostró que tenía razón.
El 27 de agosto de 1950, Stalin escribió una carta altamente confidencial al entonces presidente checoslovaco Klement Gottwald para explicar su toma de decisiones, que llegó a los archivos ex soviéticos en 2005, para aparecer en el original ruso en la revista histórica Novaya I Noveishaya Istoriia.


Al parecer, Stalin siguió en secreto el plan de Kim Il Sung, durante el viaje secreto del líder norcoreano a Moscú en abril de 1950, no porque calculara mal que Estados Unidos no se implicaría en la guerra (como estimaban los historiadores occidentales), sino precisamente porque quería que Estados Unidos se enredara en un conflicto limitado en Asia.
Stalin tranquilizaba a Gottwald, un nervioso aliado, sobre la situación internacional y la decisión de Moscú de retirarse del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) en enero de 1950 y los motivos de la ausencia soviética del CSNU en julio de 1950 cuando se debatió la cuestión coreana, así como la abstención soviética y el no ejercicio de su derecho de veto contra la resolución estadounidense que pretendía el despliegue de una fuerza de la ONU en Corea.


Stalin escribió que «está claro que los Estados Unidos de América están actualmente distraídos de Europa en Extremo Oriente. ¿No nos da esto una ventaja en el equilibrio mundial de poder? Sin duda».
Dicho de otro modo, Europa era la principal prioridad en la estrategia internacional de la Unión Soviética, y la Guerra de Corea se veía como una oportunidad para fortalecer el socialismo en Europa mientras se desviaban los intereses y recursos estadounidenses de ese continente.

Lo que distingue a las grandes potencias como Rusia es la profundidad de su conciencia histórica para relacionar el tiempo pasado con el tiempo presente y comprender que las semillas germinales del tiempo futuro se encuentran en gran medida incrustadas en el tiempo pasado. Al fin y al cabo, el tiempo no puede tratarse como una abstracción, sino como el fundamento vital de la realidad humana. Esta debe ser una de las razones por las que hoy se especula tanto en Estados Unidos sobre el reciente aumento de los lazos entre Rusia y la RPDC.
Pranay Vaddi, director principal de control de armamento de la Casa Blanca, declaró el pasado jueves que la naturaleza de la amenaza a la seguridad que plantea Corea del Norte podría cambiar «drásticamente» en la próxima década como resultado de su cooperación sin precedentes con Rusia. «Lo que estamos viendo entre Rusia y Corea del Norte es un nivel de cooperación sin precedentes en el ámbito militar», declaró Vaddi al think tank Center for Strategic and International Studies de Washington. Y añadió: «Y digo ‘sin precedentes’ muy deliberadamente: nunca habíamos visto esto antes».


Vaddi dijo que era necesario prestar mucha atención no sólo a la ayuda de Corea del Norte, armada nuclearmente, a la guerra de Rusia en Ucrania, principalmente en forma de sistemas de misiles, sino también a «lo que podría estar yendo en la otra dirección».
Preguntó: «¿Cómo podría eso mejorar las capacidades de Corea del Norte? ¿Y qué significa eso para nuestra propia postura de disuasión ampliada en la región, tanto con Corea como con Japón?». Estados Unidos ha captado bien el mensaje de Rusia.
Las declaraciones de Vaddi, que no fueron improvisadas, se produjeron tras la visita oficial de cinco días a Moscú del ministro de Asuntos Exteriores de la RPDC, Choe Son-hui, durante la cual Putin, en un gesto poco habitual, recibió al dignatario visitante en el Kremlin. El comunicado ruso se burló de los estadounidenses al calificar crípticamente las conversaciones del ministro de Asuntos Exteriores, Sergey Lavrov, con Choe como «un intercambio significativo de opiniones sobre asuntos de actualidad relacionados con el desarrollo de los lazos bilaterales, centrado en «cuestiones prácticas» y en «seguir mejorando el marco jurídico contractual». Las lecturas rara vez llegan tan lejos en transparencia.
En cualquier caso, el punto de referencia era la aplicación de los «acuerdos» entre Putin y Kim durante su reunión en septiembre en el Centro de Lanzamientos Espaciales de Vostochny (puerto espacial ruso situado por encima del paralelo 51 Norte, en el oblast de Amur, en el Lejano Oriente ruso).


Al comentar la reunión del ministro Choe con Putin, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, afirmó que Corea del Norte «es nuestro socio más importante, y estamos centrados en seguir desarrollando nuestras relaciones en todos los ámbitos, incluidos los sensibles».
En esencia, como señaló un informe de Reuters, «Moscú dice que desarrollará lazos con los países que quiera… Rusia ha hecho todo lo posible por publicitar el renacimiento de su relación, incluidos los lazos militares, con Corea del Norte….». Para Putin… «cortejar a Kim le permite pinchar a Washington y a sus aliados asiáticos».


De hecho, Kim también está dispuesto a desempeñar su papel. Sólo en la última semana, Corea del Norte realizó una prueba de su sistema submarino de armas nucleares y Kim anunció que la unificación con Corea del Sur ya no es posible. Kim dijo que el Norte «no quería la guerra, pero tampoco tenemos intención de evitarla».
Sin duda, Rusia ha optado por redoblar su alianza con Corea del Norte. Y Kim expresó su interés en estrechar lazos con Moscú de forma muy pública, realizando una visita personal a Rusia en septiembre. El momento elegido para ese viaje fue audaz, dadas las recientes medidas de Estados Unidos para reforzar los esfuerzos trilaterales de disuasión contra el Norte con Corea del Sur y Japón.
Se está creando un «bloque» trilateral de facto con Rusia y China en oposición a la alianza trilateral entre Estados Unidos, Corea del Sur y Japón. El apoyo de la RPDC a Rusia en Ucrania serviría a los intereses de China al contener el poder estadounidense. Y Corea del Norte gana inconmensurablemente en profundidad estratégica, gracias al apoyo de dos miembros del Consejo de Seguridad de la ONU con derecho a veto.
Un comunicado de prensa del Ministerio de Asuntos Exteriores de Pyongyang tras las conversaciones del ministro Choe en Moscú decía: «La parte norcoreana apreció altamente la importante misión y el papel de la poderosa Federación Rusa en el mantenimiento de la estabilidad y el equilibrio estratégicos del mundo y expresó su esperanza de que la Federación Rusa continúe adhiriéndose a políticas y líneas independientes en todos los campos también en el futuro, y así hacer una gran contribución a la paz y la seguridad internacionales y al establecimiento de un orden internacional equitativo y justo».


Tass exageró el comunicado de prensa, extrayendo de él no menos de 3 interesantes informes. En efecto, aparece un nuevo vector geopolítico en Extremo Oriente, que, a diferencia de Ucrania o Gaza, también es un foco nuclear. Por fin, la geopolítica se mueve en el sentido de Corea del Norte, un país que hace siete años ya soñaba con hundir un portaaviones de propulsión nuclear estadounidense «de un solo golpe». La cuestión es que esa fantasía sigue sin ponerse a prueba.


En política, a menudo es el desvalido el que empieza la lucha, y en ocasiones el superior merece ganar, pero rara vez lo hace. Hamás, los Huties, Kim –siempre es divertido sorprender a la gente. Además, tienen menos presión, y una mentalidad ganadora de batallas que podrían transformar a un desvalido en un campeón y triunfador. El viaje de Putin a Pyongyang será observado atentamente por la administración Biden.
Andrey Sushentsov, un destacado experto ruso, escribió recientemente: «Nuestra confrontación con los estadounidenses durará mucho tiempo, aunque veremos ciertas pausas… La tarea de Rusia consistirá en crear una red de relaciones con Estados afines, que incluso podría llegar a incluir a algunos de Occidente». La estrategia estadounidense consiste en extinguir por la fuerza los puntos de autonomía estratégica, algo que Washington consiguió hacer en Europa Occidental en la primera fase de la crisis ucraniana, pero esa maniobra fue uno de los últimos éxitos en este sentido.
En cualquier caso, se está abriendo un frente oriental en la confrontación entre Estados Unidos y Rusia, que complementa los frentes occidental y meridional en Eurasia y Asia Occidental, respectivamente.

Fuente: https://www.indianpunchline.

Por Eduardo Vior

El presidente electo de Indonesia, general Prabovo Subianto

El 14 de febrero pasado la mayoría de los votantes de Indonesia eligió para la jefatura del Estado a un general con pasado dictatorial, pero reciclado como ministro del gobierno de Joko Widodo (apelado Jokowi). Si el nuevo mandatario continúa la política de su antecesor, mantendrá la paz y la unidad de un país tensionado por conflictos raciales, religiosos y regionales con el riesgo de que su perfil político se diluya.

Si, por el contrario, pretende diferenciarse de la exitosa política desarrollista y popular de Jokowi, polarizará al gigante musulmán en momentos en que EE.UU. y China pujan por la hegemonía en el inmenso espacio insular entre Asia y Oceanía. De la respuesta a este interrogante depende no sólo la transformación de Indonesia en una potencia regional, sino buena parte del mantenimiento de la paz mundial.

El ministro de Defensa indonesio, Prabowo Subianto, es el probable vencedor de la primera vuelta de las elecciones presidenciales. Según el recuento oficial parcial de la comisión electoral, Prabowo obtuvo 57% de los votos, más del doble que su rival más cercano, Anies Baswedan. Esta ventaja debería permitirle alcanzar la mayoría absoluta y ser declarado presidente sin pasar por una segunda vuelta.

El ministro de Defensa superó ampliamente, por orden, a Anies Baswedan, exgobernador de Yakarta, y a Ganjar Pranowo, exgobernador de Java central. Un conteo rápido realizado por cuatro encuestadoras estima que Prabowo obtuvo 58% de los votos. La Comisión Electoral General tiene un plazo de 35 días para dar los resultados oficiales.

Hubo un tiempo en que la sola mención del nombre de Prabowo Subianto generaba temor en la mayoría de los indonesios. El general, de 72 años de edad, procede de una rica familia que por décadas estuvo ligada a la política. Su padre, un reconocido economista, participó en el gobierno de Sukarno, el fundador de la República (1950-67). En 1957, cuando Prabowo aún era niño, su familia se exilió por una década en Europa. Tras su regreso se unió al ejército y rápidamente ascendió en las filas hasta convertirse en capitán de las fuerzas especiales. Para entonces, Prabowo ya había sido acusado de violaciones de derechos humanos en Timor Oriental, excolonia portuguesa incorporada a Indonesia en 1975 (e independizada en 1998).

En 1983 se casó con una de las hijas del dictador Suharto (1967-98), quien durante 32 años gobernó Indonesia con mano de hierro. En 1998, cuando las protestas prodemocráticas amenazaban a Suharto, Prabowo trasladó sus tropas hasta la capital del país, pero no pudo impedir la caída del régimen. En los últimos meses del gobierno de Suharto ocurrieron también algunos hechos que alimentan las acusaciones por violaciones a los derechos humanos de las que acusan a Prabowo. El general niega todas las imputaciones y no ha sido condenado por ninguno de estos hechos. Sin embargo, como consecuencia de este escándalo, fue expulsado del ejército. Poco después se separó de su esposa y se exilió en Jordania.

En 2008 regresó al país, fundó su propio partido político y se postuló tres veces a la presidencia, siendo derrotado dos veces por el ahora mandatario saliente Joko “Jokowi” Widodo.

¿Qué ha cambiado? Para estas elecciones, Prabowo transformó su apariencia, dejó el tono frecuentemente histérico de sus discursos y comenzó a hablar más suave y pausadamente, como Jokowi, su antiguo rival que en 2019 lo nombró ministro de Defensa. Durante la campaña usó intensivamente las redes sociales para acercarse a los votantes más jóvenes. Más de la mitad de los 205 millones de electores del país son millennials o miembros de la generación Z y parte sustancial de los 167 millones de indonesios que usan redes sociales. En todo caso, el militar hizo su campaña interpelando a una generación que no tiene recuerdos de la era Suharto.

Prabowo también asumió la agenda política de Jokowi, apostando por un desarrollo impulsado por la construcción de infraestructura y una política industrial basada en la explotación y elaboración de las enormes reservas de níquel de su país, mineral indispensable para la fabricación de las baterías de los vehículos eléctricos. Durante su campaña también prometió aumentar los salarios de funcionarios, policías y militares, proporcionar viviendas más asequibles y erradicar la pobreza extrema en dos años. Asimismo presentó un programa de almuerzos gratuitos para escolares y nutrición extra gratuita para embarazadas, con el fin de combatir el retraso del crecimiento de los niños.

Durante su gestión como ministro de Defensa, Prabowo modernizó a las fuerzas armadas y logró un sustancial aumento del gasto en defensa. En el frente diplomático, en tanto, ha prometido mantener la política de ”buena vecindad” con todos los países entre el Océano Índico y el Pacífico. En el plano económico, finalmente, ha declarado que “no se adhiere a la visión neoliberal” y que ha apoyado históricamente las políticas proteccionistas.

Otro elemento clave para explicar su triunfo es que lleva a Gibran Rakabuming Raka, hijo mayor de Jokowi, como candidato a la Vicepresidencia. Según los analistas, la relación entre Prabowo y Widodo -antiguos adversarios electorales convertidos en aliados- será decisiva para el rumbo del gobierno entrante. Dejar de lado a Widodo, que sigue disfrutando de índices de aprobación del 80%, sería políticamente arriesgado. El actual presidente no puede optar a un tercer mandato, pero, con tales índices de aprobación, seguramente intentará mantener su influencia desde afuera del gobierno. Durante sus dos mandatos de cinco años la economía indonesia -la mayor del Sudeste Asiático- ha crecido en torno al 5% anual. Sus políticas de construcción de infraestructuras, ayuda alimentaria y en metálico a los pobres, sanidad y educación han gozado de gran popularidad.

Prabowo ha prometido mantener las políticas de Widodo, incluido el desarrollo de la exportación de materias primas elaboradas. Las empresas chinas han invertido miles de millones de dólares en la industria metalúrgica y minera de Indonesia, sobre todo en el níquel, después de que Widodo prohibiera en 2019 las exportaciones de mineral en bruto. Así, las empresas extranjeras se vieron obligadas a instalar fundiciones y plantas de procesamiento dentro del país. Al mismo tiempo, inversores chinos y occidentales están construyendo por U$S 32.000 millones una nueva capital en Kalimantan (Borneo).

Como su partido Movimiento Gran Indonesia (conocido por su acrónimo Gerindra) salió tercero en la elección legislativa realizada simultáneamente, Prabowo ha prometido formar un gobierno de coalición, tal como hizo Widodo (cuyo Partido Democrático Indonesio en Lucha ganó en la elección parlamentaria). No obstante, es improbable que Pradowo se convierta en la marioneta de Jokowi.

Indonesia, que forma parte del grupo G-20 de las principales economías del mundo, tiene un rol arbitral en la disputa entre Estados Unidos y China por el poder en el Sudeste Asiático. El país se compone de más de 17.000 islas y una superficie de 1.904.569 kilómetros cuadrados. Con alrededor de 280 millones de habitantes, es también el cuarto país más poblado del mundo y de mayor población musulmana. Java, la isla más poblada del mundo, alberga a más de la mitad de los habitantes del país.

Indonesia es una república con un poder legislativo y un presidente elegidos por el voto popular. El gobierno tiene su sede central en la capital, Yakarta, aunque, para desconcentrar un poco la población, actualmente se está construyendo en la vecina isla de Kalimantan la ciudad de Nusantara. El país comparte fronteras terrestres con Papúa Nueva GuineaTimor Oriental y Malasia. En su inmediata vecindad marítima están también SingapurTailandiaFilipinasPalaosAustralia y el territorio indio de las islas de Andamán y Nicobar.

Tras tres siglos y medio de colonialismo neerlandés y de cuatro años de lucha por la liberación, Indonesia obtuvo su independencia en 1949. Hasta 1965 fue gobernada por Kusno Sosrodihardjo, más conocido como Sukarno, quien realizó un gobierno nacionalista apoyado por el entonces poderoso Partido Comunista. Sin embargo, en 1965 se produjo un golpe militar alentado por EE.UU. durante el cual fueron asesinados dos millones de comunistas y aliados. Sukarno fue finalmente depuesto en 1967 y remplazado por Haji Mohammad Soeharto o Suharto, quien rigió férreamente el país hasta 1998, cuando se instauró el régimen democrático. La primera presidenta electa por el voto popular fue Megawati Sukarnoputri, la hija de Sukarno, quien todavía (a los 77 años) ejerce un gran poder como líder del Partido Democrático Indonesio en Lucha (PDI-P). Junto al presidente saliente, Joko Widodo, la lideresa ocupa un lugar central en la política indonesia que Prabowo no podrá soslayar.

El presidente electo se enfrenta al dilema de asegurar la continuidad, manteniendo así la paz y la unidad del país, pero diluyendo su perfil, o tratar de ganar identidad propia, con el riesgo de polarizar la política y agudizar los conflictos que emanan de la diversidad geográfica, étnica y religiosa del país. La inmensa región entre el Índico y el Pacífico está cruzada por la competencia de poder entre China y EE.UU. Si Indonesia se desestabiliza, puede ser la mecha que haga saltar el polvorín regional. El liderazgo indonesio va a tener que medir muy bien sus pasos, si no quiere desatar una catástrofe.

Por Eduardo J. Vior analista internacional miembro de Dossier Geopolitico

La resistencia en Donbas y Gaza comparte una visión común esencial: derrocar a la hegemonía unipolar que ha anulado sus aspiraciones nacionales.

Por Pepe Escobar

Durante mi reciente y  vertiginoso viaje por Donbass  siguiendo a los batallones cristianos ortodoxos que defendían su tierra ,  Novorossiya, se hizo claramente evidente que la resistencia en estas repúblicas rusas recién liberadas  está librando la misma batalla que sus homólogos en Asia occidental.

Casi diez años después del Maidan en Kiev y dos años después del inicio de la Operación Militar Especial (SMO) de Rusia en Ucrania, la determinación de la resistencia no ha hecho más que profundizarse.

Es imposible hacer plena justicia a la fuerza, la resiliencia y la fe del pueblo de Donbass, que se encuentra en la primera línea de una guerra de poder de Estados Unidos contra Rusia. La batalla que han estado librando desde 2014 ahora se ha despojado visiblemente de su fachada y se ha revelado como, en esencia, una guerra cósmica del Occidente colectiva contra la civilización rusa.  

Como dejó muy claro el presidente ruso Vladimir Putin durante su entrevista con Tucker Carlson vista por mil millones de personas  en todo el mundo , Ucrania es parte de la civilización rusa  , incluso si no es parte de la Federación Rusa. De modo que los bombardeos contra civiles de etnia rusa en Donbass (que aún continúan) se traducen en ataques contra Rusia. 

Comparte el mismo razonamiento que  el movimiento de resistencia Ansarallah de Yemen, que describe el genocidio israelí en Gaza como uno lanzado contra “nuestro pueblo”: el pueblo de las tierras del Islam.

Así como el rico suelo negro de Novorossiya es el lugar donde murió el “orden internacional basado en reglas”; La Franja de Gaza en Asia occidental  –una tierra ancestral, Palestina–  puede ser, en última instancia, el lugar donde  perecerá el sionismo . Después de todo, tanto el orden basado en reglas como el sionismo son construcciones esenciales del mundo unipolar occidental y claves para promover sus intereses económicos y militares globales.

Las incandescentes fallas geopolíticas actuales ya están configuradas: el colectivo de Occidente versus el Islam ,  el colectivo deOccidente versus Rusia, y pronto una parte sustancial de  Occidente , incluso a regañadientes, versus China.     

Sin embargo, está en juego un contrato serio  . 

Por mucho que el Eje de Resistencia en Asia Occidental siga impulsando su estrategia de “enjambre”, esos  batallones cristianos ortodoxos en Donbass no pueden dejar de ser considerados como la vanguardia del Eje de Resistencia esclavo.

Al mencionar esta conexión entre chiítas y cristianos ortodoxos a dos altos comandantes en Donetsk, a sólo 2  kilómetros de la  línea del frente, sonrieron, desconcertados, pero definitivamente entendieron el mensaje.

Después de todo, más que nadie en Europa, estos soldados son capaces de captar este tema unificador: en los dos principales frentes imperiales –Donbass y Asia occidental– la crisis de la hegemonía occidental se está  profundizando y acelerando rápidamente el colapso. 

La humillación cósmica en curso de la OTAN en las estepas de Novorossiya se refleja en el combo anglo-estadounidense-sionista que camina sonámbulo hacia una conflagración mayor en toda Asia occidental, insistiendo frenéticamente en que no quieren la guerra mientras bombardean todos los vectores del Eje. de Resistencia excepto Irán (ellos no puedo, porque el Pentágono jugó con todos los escenarios, y todos ellos presagian fatalidad).

Si se analiza quién está en el poder en Kiev y Tel Aviv, y quién mueve sus hilos, se encontrará con los mismos titiriteros controlando Ucrania, Israel, Estados Unidos, el Reino Unido y casi todos los miembros de la OTAN.        

Lavrov: «No hay perspectivas» sobre Israel-Palestina

El papel de Rusia en Asia occidental es bastante complejo y matizado. Superficialmente, los corredores de poder de Moscú dejan muy claro que Israel-Palestina “no es nuestra guerra: nuestra guerra es en Ucrania”.

Al mismo tiempo, el Kremlin continúa avanzando como mediador y pacificador confiable en Asia occidental. Rusia quizás esté en una posición única para ese papel: es una gran potencia mundial, muy comprometida con la política energética de la región, líder de las instituciones económicas y de seguridad emergentes del mundo y disfruta de relaciones sólidas con todos los estados regionales clave. 

Una Rusia multipolar –con su gran población de musulmanes moderados– conecta instintivamente con la difícil situación de los palestinos. Luego está el factor BRICS+, donde la actual presidencia rusa puede atraer toda la atención de los nuevos miembros Irán, Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos y Egipto para promover nuevas soluciones al enigma de Palestina. 

Esta semana en Moscú, en la  13ª Conferencia del Club Valdai para Oriente Medio ,  el Ministro de Asuntos Exteriores, Sergey Lavrov,  fue directo al grano,  destacando la causa, las políticas de la Hegemonía; y efecto, empujando a Israel y Palestina hacia la catástrofe.

Desempeñó el papel pacificador de Rusia: proponemos “celebrar una reunión interpalestina para superar las divisiones internas”. Y también expresó la cara de la Realpolitik Rusia: “No hay perspectivas para un acuerdo entre Israel y Palestina en este momento”.

Un  informe detallado de Valdai  abrió una ventana crucial para comprender la posición rusa, que vincula a Gaza y Yemen como “ epicentros del dolor ”.

Para ponerlo en contexto, es importante recordar que a finales del mes pasado, el  representante especial de Putin para asuntos de Asia occidental, el viceministro de Asuntos Exteriores, ML Bogdanov, recibió en Moscú a una delegación de Ansarallah encabezada por Mohammed Abdelsalam. 

Fuentes diplomáticas confirman que hablaron en profundidad sobre todo: el destino de una solución integral a la crisis político-militar en Yemen, Gaza y el Mar Rojo. No es de extrañar que Washington y Londres hayan perdido la cabeza.

‘Desapareciendo la cuestión palestina’

Podría decirse que la mesa redonda más crítica en Valdai fue sobre Palestina y cómo unificar a los palestinos. 

Nasser al-Kidwa, miembro del Consejo Nacional Palestino (PNC) y ex ministro de Asuntos Exteriores de la Autoridad Palestina (AP) (2005-2006), destacó las tres posiciones estratégicas de Israel, todas ellas encaminadas a mantener un estatus peligroso. quo: 

En primer lugar, Tel Aviv busca mantener la división entre Gaza y la Cisjordania ocupada. El segundo, según Kidwa, es “debilitar y fortalecer a uno u otro, impidiendo el liderazgo nacional, usando la fuerza y ​​​​sólo la fuerza para suprimir los derechos nacionales palestinos e impedir una solución política”.

El tercer lugar en la agenda de Israel es buscar activamente la normalización con una serie de países árabes sin abordar la cuestión palestina, es decir, “desaparecer la cuestión palestina”.

Kidwa luego enfatizó la “desaparición” de estas tres posiciones estratégicas –esencialmente porque Netanyahu está tratando de prolongar la guerra “para salvarse a sí mismo”-, lo que conduce a otros resultados probables: un nuevo gobierno israelí; un nuevo liderazgo palestino, “nos guste o no”; y un nuevo Hamás. 

Según Kidwa, están implícitos cuatro vastos campos de discusión: el Estado de Palestina; Gaza y la retirada israelí; cambiar la situación palestina, un proceso que debería ser de base interna, “pacífico” y “no albergar venganza”; y el mecanismo general que tenemos por delante. 

Lo que está claro, dice Kidwa, es que no habrá una “solución de dos Estados” a la vista. Habrá que volver a lo más básico , que es afirmar “el derecho a la independencia nacional de Palestina”, una cuestión aparentemente ya acordada hace tres décadas en Oslo.

En cuanto al mecanismo que se avecina, Kidwa no oculta el hecho de que “el Cuarteto es disfuncional”. Ponga sus esperanzas en la idea española, avalada por la UE, “que modificamos”. Se trata, en términos generales, de una conferencia de paz internacional en varias rondas basadas en la situación sobre el terreno en Gaza.

Eso implicará varias rondas, “con un nuevo gobierno israelí”, obligada a desarrollar un “marco de paz”. El resultado final debe ser el mínimo aceptable para la comunidad internacional, basado en abundantes resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU: fronteras de 1967, reconocimiento mutuo y un cronograma específico, que podría ser 2027. Y, principalmente, debe establecer “compromisos respetados Desde el principio”, algo que la multitud de Oslo no podía imaginar.

Es bastante obvio que nada de lo anterior será posible bajo Netanyahu y la actual Casa Blanca disfuncional.

Pero Kidwa también admite que, del lado palestino, “no tenemos un maestro que uno de estos elementos, Gaza y Cisjordania”. Esto, por supuesto, es un éxito de la política estratégica de los israelíes, que se han esforzado durante mucho tiempo para mantener a los dos territorios palestinos enfrentados y han asesinado a cualquier líder palestino capaz de superar la división.

En Valdai, Amal Abou Zeid, asesor del ex presidente libanés, general Michel Aoun (2016-2022), señaló que “tanto como la guerra en Ucrania, la guerra de Gaza trastornó los cimientos del orden regional”.  

El orden anterior estaba “centrado en la economía, como camino hacia la estabilidad”. Luego vino la operación de Hamás del 7 de octubre contra Israel, que desencadenó una transformación radical. «Suspendió la normalización entre Israel y el Golfo, especialmente Arabia Saudita», y revivió la resolución política de la crisis palestina. «Sin esa resolución», subrayó Zeid, la amenaza a la estabilidad es «regional y global». 

Así que volvemos a la convivencia de dos Estados a lo largo de las fronteras de 1967: el sueño imposible. Zeid, sin embargo, tiene razón en que sin cerrar el capítulo palestino, es “inalcanzable para los europeos tener relaciones normales con las naciones mediterráneas. La UE debe avanzar en el proceso de paz”. 

Nadie, desde Asia occidental hasta Rusia, está  conteniendo la respiración, especialmente porque “prevalece el extremismo israelí”, la Autoridad Palestina tiene un “vacío de liderazgo” y hay una “ausencia de mediación estadounidense”. 

Viejas ideas versus nuevos jugadores

Zaid Eyadat, director del Centro de Estudios Estratégicos de la Universidad de Jordania, intentó adoptar una “perspectiva racionalista” contraria. Hay «nuevas dinámicas» en juego, argumentó y dijo que «la guerra es mucho más grande que Hamás y más allá de Gaza».

Pero el panorama para Eyadat es sombrío. “Israel está ganando”, insiste, contradiciendo a todo el Eje de Resistencia de la región e incluso a la calle árabe.

Eyadat señala que “la cuestión palestina ha vuelto a estar en escena, pero sin el deseo de una solución integral. Entonces los palestinos perderán”. 

¿Por qué? Por una “quiebra de ideas”. Como en «cómo transformar algo de insostenible a más razonable». Y es el “orden basado en reglas” el que está en el centro de este “déficit moral”.

Este es el tipo de declaraciones de antaño que están en desacuerdo con los visionarios multipolares y de mentalidad de resistencia de hoy. Si bien a Eyadat le preocupa la competencia entre Israel e Irán, un Tel Aviv extremista y descontrolado, divisiones entre Hamás y la Autoridad Palestina, y que Estados Unidos persiga sus propios intereses, lo que falta en este análisis es el terreno y el aumento del multipolarismo a nivel mundial.

El “enjambre” del Eje de Resistencia en Asia occidental apenas ha comenzado y todavía tiene una serie de cartas militares y económicas que aún no han entrado en juego. El Eje de Resistencia Eslavo ha estado luchando sin parar durante dos años, y sólo ahora están comenzando a vislumbrar una posible luz, vinculada a la caída de Adveevka, al final del túnel (fangoso). 

La guerra de resistencia es global y se ha desarrollado –hasta ahora– en sólo dos campos de batalla. Pero sus partidos estatales son jugadores formidables en el tablero de ajedrez global de hoy y poco a poco están acumulando victorias en sus respectivos dominios. Todo mientras el enemigo, el Hegemón, está en caída libre económica, carece de mandatos internos para sus guerras y no ofrece soluciones.

Ya sea en el fangoso suelo negro de Donbass, en las costas mediterráneas de Gaza o en las vías navegables esenciales del mundo, Hamas, Hezbolá, Hashd al-Shaabi y Ansarallah se tomarán todo el tiempo necesario para convertir los “epicentros del dolor” en “epicentros del dolor”. de esperanza.»

Las opiniones expresadas en este artículo no reflejan necesariamente las de The Cradle y Dossier Geopolitico.

PEPE ESCOBAR: Aquí les traemos todas sus impresiones y reflexiones sobre cada detalle de sus encuentros con los lugareños.

El famoso periodista brasileño Pepe Escobar, viajó recientemente por el territorio de la República Popular de Donetsk. Un intenso viaje periodístico por Donbás cuya traducción al español les ofrecemos aquí en Noticias Bravas:

Es una mañana fría, lluviosa y húmeda en la profunda campiña del Donbás, en un lugar secreto cerca de la dirección de Urozhaynoye; una anodina casa de campo, bajo una crucial niebla, que impide el trabajo de los drones enemigos.

El padre Igor, sacerdote militar, está bendiciendo a un grupo de voluntarios locales contratados para el batallón Arcángel Gabriel, listos para ir al frente de la guerra por poderes entre Estados Unidos y Rusia. El responsable del batallón es uno de los oficiales de mayor rango de las unidades cristianas ortodoxas de la RPD.

En la esquina de una pequeña y estrecha habitación hay un pequeño altar decorado con iconos. Hay velas encendidas y tres soldados sostienen la bandera roja con el icono de Jesús en el centro. Tras las oraciones y una pequeña homilía, el padre Igor bendice a cada soldado.

Esta es una parada más en una especie de espectáculo itinerante de iconos, que comenzó en Jersón, luego Zaporozhye y todo el camino hasta las innumerables líneas del frente de la RPD, dirigido por mi amable anfitrión Andrey Afanasiev, corresponsal militar del canal Spas, y al que más tarde se unió en Donetsk un condecorado combatiente del batallón Arcángel Miguel, un joven extremadamente brillante y atractivo de nombre en clave Piloto.

Hay entre 28 y 30 batallones de cristianos ortodoxos luchando en Donbás. Ese es el poder del cristianismo ortodoxo. Verlos en acción es comprender lo esencial: cómo el alma rusa es capaz de cualquier sacrificio para proteger los valores fundamentales de su civilización. A lo largo de la historia rusa, son los individuos los que sacrifican sus vidas para proteger a la comunidad, y no a la inversa. Los que sobrevivieron -o perecieron- en el asedio de Leningrado son sólo uno entre innumerables ejemplos.

Así que el batallón de cristianos ortodoxos fueron mis ángeles de la guarda cuando regresé a Novorossiya para volver a visitar la rica tierra negra donde el viejo orden mundial “basado en reglas” vino a morir.

Las contradicciones vivas de la “carretera de la vida”

Lo primero que llama la atención al llegar a Donetsk, casi diez años después del Maidan de Kiev, son los incesantes estruendos. Entrantes y, sobre todo, salientes. Después de tanto tiempo, de bombardeos interminables contra civiles (invisibles para el colectivo occidental), y casi 2 años después del inicio de la Operación Militar Especial (OME), esta sigue siendo una ciudad en guerra; sigue siendo vulnerable a lo largo de las tres líneas de defensa detrás del frente.

La “Carretera de la Vida” tiene que ser uno de los equívocos épicos de la guerra en Donetsk. “Carretera” es un eufemismo para referirse a una ciénaga oscura y fangosa surcada de un lado a otro prácticamente sin parar por vehículos militares. “Vida” se aplica porque los militares del Donbás donan realmente alimentos y ayuda humanitaria a los lugareños del barrio de Gornyak cada semana.

El corazón del Camino de la Vida es el templo Svyato Blagoveschensky, cuidado por el padre Viktor, que en el momento de mi visita se encontraba en rehabilitación, ya que varias partes de su cuerpo habían sido alcanzadas por la metralla. Me guía Yelena, que me enseña el templo, impecablemente limpio, con iconos sublimes, como el príncipe Alejandro Nevski, del siglo XIII, que en 1259 se convirtió en el soberano supremo de Rusia, soberano de Kiev, Vladimir y Nóvgorod. Gornyak es un diluvio de barro negro, bajo la incesante lluvia, sin agua corriente ni electricidad. Los residentes se ven obligados a caminar al menos dos kilómetros, todos los días, para comprar víveres: no hay autobuses locales.

En una de las habitaciones traseras, Svetlana organiza cuidadosamente los minipaquetes de alimentos básicos que se distribuyen todos los domingos después de la liturgia. Conozco a la Madre Pelageya, de 86 años, que acude al templo todos los domingos y ni siquiera sueña con salir de su barrio.

Gornyak está en la tercera línea de defensa. Los estruendos -como en todas partes en Donetsk- son casi incesantes, de entrada y salida. Si seguimos la carretera unos 500 metros más y giramos a la derecha, estamos a sólo 5 km de Avdeyevka, que puede estar a punto de caer en días, o semanas a lo sumo.

A la entrada de Gornyak se encuentra la legendaria fábrica química DonbassActiv -ahora inactiva- que fabricaba las estrellas rojas que brillan sobre el Kremlin, utilizando una tecnología especial de gas que nunca se reprodujo. En una calle lateral a la Carretera de la Vida, los residentes locales construyeron un santuario improvisado para honrar a los niños víctimas de los bombardeos ucranianos. Un día esto va a terminar: el día en que el ejército de la RPD controle completamente Avdeyevka.

Mariupol es Rusia

El sacerdocio itinerante sale de las excavaciones del batallón Arcángel Gabriel y se dirige a una reunión en un garaje con el batallón ortodoxo Dimitri Donskoy, que combate en dirección a Ugledar. Allí es donde conozco a la extraordinaria Troya, la médico del batallón, una joven que tenía un cómodo trabajo como oficial adjunto en un distrito ruso antes de decidir presentarse voluntaria.

A continuación, nos dirigimos a un estrecho dormitorio militar donde una gata y sus gatitos reinan como mascotas, eligiendo el mejor lugar de la habitación justo al lado de la estufa de hierro. Es hora de bendecir a los combatientes del batallón Dimitri Zalunsky, que lleva el nombre de San Dimitri de Salónica, y que luchan en dirección a Nikolskoye.

En cada una de las sucesivas ceremonias, uno no puede evitar sentirse impresionado por la pureza del ritual, la belleza de los cánticos, las expresiones graves en los rostros de los voluntarios, de todas las edades, desde adolescentes a sexagenarios. Profundamente conmovedor. En muchos aspectos, es el equivalente eslavo del Eje Islámico de Resistencia que lucha en Asia Occidental. Es una forma de asabiyya – “espíritu de comunidad”, como lo utilicé en otro contexto refiriéndome a los Houthis yemeníes que apoyan a “nuestro pueblo” en Gaza.

Así que sí: en lo más profundo de la campiña del Donbás, en comunión con quienes viven la vida en tiempos de guerra, sentimos la enormidad de algo inexplicable y vasto, lleno de maravillas sin fin, como si tocáramos el Tao silenciando los recurrentes estruendos. En ruso existe, por supuesto, una palabra para ello: “загадка”, traducida aproximadamente como “enigma” o “misterio”.

Abandoné la campiña de Donetsk para ir a Mariupol, y recibir el proverbial impacto al recordar la destrucción total perpetrada por el batallón neonazi Azov* en la primavera de 2022, desde el centro de la ciudad hasta la costa, a lo largo del puerto, y luego hasta la enorme planta siderúrgica de Azovstal.

El teatro -más bien el Teatro Regional Académico de Donetsk- casi destruido por el batallón Azov está siendo meticulosamente restaurado, y los siguientes en la lista son decenas de edificios clásicos del centro de la ciudad. En algunos barrios, el contraste es asombroso: a la izquierda de la calle, un edificio destruido; a la derecha, uno completamente nuevo.

En el puerto, una franja roja, blanca y azul impone la ley: “Mariupol es Rusia”. No me olvido de ir a la antigua entrada de Azovstal, donde los combatientes que quedaban del batallón Azov, unos 1.700, se rindieron a los soldados rusos en mayo de 2022. Por mucho que Berdyansk pueda convertirse con el tiempo en una especie de Mónaco en el mar de Azov, Mariupol también puede tener un futuro brillante como centro turístico, de ocio y cultural y, por último pero no menos importante, un entrepuerto marítimo clave de la Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI) y de la Unión Económica de Eurasia.

El misterio del icono

De regreso de Mariupol me encontré con una de las historias más extraordinarias tejidas con la tela de la magia bajo la guerra. En un anodino aparcamiento, de repente me encuentro cara a cara con El Icono.

El icono -de María Madre de Dios- fue regalado a todo Donbás por veteranos de la Zsloha Spetsnaz, cuando llegaron en el verano de 2014. Cuenta la leyenda que el icono empezó a generar mirra espontáneamente: al sentir el dolor que sufría la población local, se echó a llorar. Durante el asalto a Azovstal, el icono apareció de repente, de la nada, traído por un alma piadosa. Dos horas más tarde, cuenta la leyenda, las fuerzas de la RPD, rusas y chechenas encontraron la brecha.

El icono está siempre en movimiento a lo largo de los puntos calientes de la OME en Donbás. Los responsables del relevo se conocen entre sí, pero nunca pueden adivinar hacia dónde se dirige el icono a continuación; todo se desarrolla como una especie de viaje mágico misterioso. No es de extrañar que Kiev haya ofrecido una enorme recompensa a cualquiera -especialmente a los quintacolumnistas- capaz de capturar el icono, que luego sería destruido.

El santuario instalado en uno de los batallones de cristianos ortodoxos, donde el padre Igor bendice a los soldados.

En una reunión nocturna en un recinto de las afueras occidentales de Donetsk -con las luces completamente apagadas en todas direcciones- tengo el honor de reunirme con uno de los oficiales de mayor rango de las unidades ortodoxas de la RPD, un tipo duro como el acero, pero jovial aficionado al Barcelona de Messi, así como con el comandante del batallón Arcángel Miguel, de nombre en clave Alfabeto. Estamos en la primera línea de defensa, a sólo 2 km de la línea del frente. Los incesantes estruendos -sobre todo salientes- son realmente fuertes.

La conversación abarca desde tácticas militares en el campo de batalla, especialmente en el asedio de Avdeyevka, que será totalmente cercada en cuestión de días, ahora con la ayuda de Fuerzas Especiales, paracaidistas y montones de vehículos blindados, hasta impresiones sobre la entrevista de Tucker Carlson con Putin (no escucharon nada nuevo). Los comandantes señalan el absurdo de que Kiev no reconozca su ataque contra el Il-76 que transportaba a 65 prisioneros de guerra ucranianos, ignorando totalmente la difícil situación de sus propios prisioneros de guerra. Les pregunto por qué Rusia simplemente no bombardea Avdeyevka hasta el olvido: “Humanismo”, responden.

El Rover “casero”

En una fría mañana de niebla en un lugar secreto del centro de Donetsk -una vez más, sin drones sobrevolando la zona- me reúno con dos especialistas en drones kamikaze, de nombre en clave Hooligan y su observador, de nombre en clave Letchik. Montan una demostración de un dron kamikaze, por supuesto desarmado, mientras que a unos metros de distancia el especialista en ingeniería mecánica “Abogada” monta su propia demostración de un vehículo de entrega de minas de bricolaje.

Se trata de una versión letal certificada de los vehículos de reparto de comida de Yandex, ahora muy populares en Moscú. “Abogada” hace gala de la maniobrabilidad y capacidad de su juguetito para enfrentarse a cualquier terreno. La misión: cada rover está equipado con dos minas, que se colocan justo debajo de un tanque enemigo. El éxito hasta ahora ha sido extraordinario, y el rover será mejorado.

No hay personaje más audaz en Donetsk que Artyom Gavrilenko, que construyó una flamante escuela-museo justo en medio de la primera línea de defensa, una vez más, a sólo 2 km de la línea del frente. Me enseña el museo, que realiza la envidiable tarea de esbozar la continuidad entre la Gran Guerra Patria, la aventura de la URSS en Afganistán contra la yihad financiada y armada por Estados Unidos, y la guerra por poderes en Donbás.

Se trata de una versión paralela, de bricolaje, del Museo de la Guerra, situado en el centro de Donetsk, cerca del estadio de fútbol del Shaktar Donetsk, que exhibe impresionantes recuerdos de la Gran Guerra Patria, así como fabulosas instantáneas de fotógrafos de guerra rusos.

Así que los estudiantes de Donetsk -con énfasis en matemáticas, historia, geografía, idiomas- crecerán profundamente inmersos en la historia de lo que a efectos prácticos es una heroica ciudad minera, que extrae riqueza de la tierra negra mientras sus sueños se ven siempre inexorablemente empañados por la guerra.

Nos adentramos en la DPR utilizando carreteras secundarias para cruzar la frontera con la LPR no lejos de Lugansk. Se trata de una frontera lenta y desolada que me recuerda a la de Pamir, en Tayikistán, utilizada básicamente por los lugareños. Al entrar y salir, me interrogaron amablemente un oficial de control de pasaportes de Daguestán y sus segundos al mando. Les fascinaron mis viajes por Donbás, Afganistán y Asia Occidental, y me invitaron a visitar el Cáucaso. Mientras nos adentrábamos en la gélida noche para emprender el largo viaje de regreso a Moscú, el intercambio de palabras no tuvo precio:

“Aquí siempre serás bienvenido”.

“Volveré”.

“¡Como Terminator!”

*El Batallón Azov es una organización terrorista prohibida en Rusia.

FUENTE EN CASTELLANO: https://noticiasbravas.com/sociedad/pepe-escobar-visito-a-donbas

FUENTE EN INGLE THE UNZ REVIEW https://www.unz.com/pescobar/life-during-wartime-on-the-road-in-donbass/

¿QUO VADIS, UCRANIA?

Se pregunta Carlos Pereyra Mele, director de Dossier Geopolítico en su columna del Club de La Pluma, mientras el poder mediático occidental ESTÁ SILENCIANDO DESCARADAMENTE LO QUE OCURRE EN UCRANIA y se derrumba el régimen de Kiev como un castillo de naipes, arrastrando a la misma OTAN. Por ello, los mismos oligarcas de la prensa que elucubraban con grandes victorias sobre Rusia, ahora preparan a su ignorante y mal informada población, para lo peor, ante la evidencia que no recuperarán ni la península de Crimea ni las repúblicas del Donbass, como que Occidente está agotado, con su producción militar colapsada y sufriendo la caída vergonzosa del mito de su más moderna  -ahora impotente- tecnología de guerra. Además de quedar constatado que Zelensky, más que ese fantasioso “Superman”, es un corrupto operador de los grupos financieros internacionales, al frente de un estado fallido que ha mandado a la muerte -y a sabiendas- a  cientos de miles de sus compatriotas. Quedando ahora Occidente a la merced de Moscú, que maneja los tiempos de una posible paz, cuyas condiciones serán demoledoras para el frente anglosajón y europeo.

En suma, que se les terminó el relato triunfalista y que lo sustituyen por el nuevo relato de SILENCIAR lo que ocurre. Tratando de tapar el precio de esta agresión en balde de la OTAN, con 35 países aliados, contra solo uno -Rusia- y que termina con un resultado terriblemente catastrófico para Washington y sus satélites. Toda una realidad que finalmente encuentra a una Rusia fortalecida y liderando el Sur Global junto a China, luego de su viraje histórico hacia el eje euroasiático, en respuesta a la guerra híbrida global fragmentada emprendida por EEUU contra el mundo, en medio del gigantesco cambio tectónico producido por del final de cinco siglos de dominio occidental en el mundo.

Además, en este audio, Pereyra Mele ahonda en la verdad histórica, con datos abundantes y cronología precisa, que demuestran que la guerra en Ucrania comenzó hace 10 años (en el 2014) y no 2, como cuenta el relato occidental. Que los tratados de Minsk fueron una estafa de la OTAN para ganar tiempo y armar a Ucrania tal cual lo reconocen ex líderes europeos. Y que es evidente que ni EEUU, ni tampoco la OTAN, ni la Unión Europea, saldrán indemnes de este intento irracional de aislar y someter al mundo euroasiático. Por lo que la noticia que debemos seguir a partir de ahora es cómo van a tratar de silenciar la realidad y reducir los daños, bajo los fantasmas de aquel bochorno de la huída de Afganistán, que dejó desnudas y expuestas las graves debilidades estratégicas, militares y geopolíticas del imperio anglosajón y su brazo armado de la OTAN.

Eduardo Bonugli (Madrid, (11/02/24)

KRAMATORSK, Ucrania — El ejército ucraniano se enfrenta a una escasez crítica de infantería, lo que provoca agotamiento y disminución de la moral en la línea del frente, dijo esta semana el personal militar en el campo: una nueva dinámica peligrosa para Kiev, casi dos años después del inicio de la guerra sangrienta y demoledora. con Rusia. The Washington Post Febrero del 2024

Estados Unidos está tan profundamente sumido en una batalla imposible de ganar desde el Levante hasta el Golfo Pérsico que sólo sus adversarios en China, Rusia e Irán pueden rescatarlo.

Por MK Bhadrakumar

La disuasión en defensa es una estrategia militar en la que una potencia utiliza la amenaza de represalias para impedir el ataque de un adversario, manteniendo al mismo tiempo la libertad de acción y la flexibilidad para responder a todo el espectro de desafíos. En este ámbito, la resistencia libanesa, Hezbollah, es un ejemplo sobresaliente.   

La claridad de propósito de Hezbollah al establecer y mantener estrictamente reglas básicas que disuaden la agresión militar israelí ha establecido un alto listón regional. Hoy, sus aliados de Asia occidental han adoptado estrategias similares, que se han multiplicado en el contexto de la guerra en Gaza. 

América, rodeada

Si bien el movimiento de resistencia yemení Ansarallah es comparable a Hezbollah en ciertos aspectos, es la audaz forma de disuasión defensiva practicada por la Resistencia Islámica de Irak la que tendrá grandes consecuencias en el corto plazo.

La semana pasada, citando fuentes del Departamento de Estado y del Pentágono, la revista Foreign Policy escribió que la Casa Blanca ya no está interesada en continuar la misión militar estadounidense en Siria. La Casa Blanca desmintió posteriormente esta información, pero el informe está ganando terreno.

El diario turco Hurriyet escribió el viernes que, si bien Ankara adopta una actitud cautelosa ante los informes de los medios, ve «un esfuerzo general» por parte de Washington para salir no sólo de Siria sino de toda la región de Asia occidental, ya que Siente que ha sido arrastrada en un atolladero por parte de Israel e Irán desde el Mar Rojo hasta Pakistán.

El representante presidencial especial de Rusia para el asentamiento sirio, Alexander Lavrentiev, también dijo a Tass el viernes que mucho depende de cualquier “amenaza de impacto físico” contra las fuerzas estadounidenses presentes en Siria. La rápida salida militar estadounidense de Afganistán se produjo prácticamente sin aviso previo, en coordinación con los talibanes. «Con toda probabilidad, lo mismo puede suceder en Irak y Siria», dijo Lavrentiev.

De hecho, la Resistencia Islámica de Irak ha intensificado sus ataques contra bases y objetivos militares estadounidenses. En un ataque con misiles balísticos contra la base aérea de Ain al-Asad en el oeste de Irak hace una semana, un número indeterminado de tropas estadounidenses resultóron heridas, y la Casa Blanca anunció sus primeras muertes de tropas el domingo cuando tres militares estadounidenses murieron en la frontera entre Siria y Jordania. en huelgas ese mismo día. 

Llamando a Beijing para pedir ayuda

Esta situación es políticamente insostenible para el presidente Joe Biden , en su intento de reelección el próximo noviembre , lo que explica la urgencia de la reunión del asesor de Seguridad Nacional, Jake Sullivan, con el ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, el viernes y el sábado en Tailandia para discutir los ataques de Ansarallah en el Mar Rojo.

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kirby, explicó así la prisa de Washington por la mediación china: 

“China tiene influencia sobre Teherán; Tienen influencia en Irán. Y tienen la capacidad de mantener conversaciones con los líderes iraníes que nosotros no podemos. Lo que hemos dicho repetidamente es: Daríamos la bienvenida a un papel constructivo de China, utilizando la influencia y el acceso que sabemos que tiene…”

Éste es un giro dramático de los acontecimientos. Si bien Estados Unidos ha estado preocupado durante mucho tiempo por la creciente Influencia de China en Asia occidental, también necesita esa influencia ahora que los esfuerzos de Washington para reducir la violencia no están llegando a ninguna parte. La narrativa estadounidense al respecto será que la «conversación estratégica y reflexiva» entre Sullivan y Wang no sólo será «una forma importante de gestionar la competencia y las tensiones [entre Estados Unidos y China] de manera responsable», sino que también «fijará la dirección de la relación». «en conjunto. 

Mientras tanto, ha habido un frenético tráfico diplomático entre Teherán, Ankara y Moscú, cuando el presidente iraní, Ebrahim Raisi, viajó a Turkiye y se puso en marcha el moribundo formato de Astaná sobre Siria la semana pasada. En pocas palabras, los tres países anticipan que pronto surgirá una situación “postamericana” en Siria.

¿Una salida de Estados Unidos de Siria e Irak?

Por supuesto, las dimensiones de seguridad siempre son complicadas. El viernes, el presidente sirio Bashar al-Assad presidió una reunión en Damasco para que los comandantes del aparato de seguridad del ejército formularan un plan para lo que se avecina. Un comunicado dijo que la reunión elaboró ​​una hoja de ruta de seguridad integral que “se alinea con visiones estratégicas” para abordar los desafíos y riesgos internacionales, regionales y nacionales.

Sin duda, lo que da impulso a todo esto es el anuncio en Washington y Bagdad el jueves de que Estados Unidos e Irak han acordado iniciar conversaciones sobre el futuro de la presencia militar estadounidense en Irak con el objetivo de fijar un calendario para una retirada gradual. de las tropas.

El anuncio iraquí decía que Bagdad pretende “formular un calendario específico y claro que especifique la duración de la presencia de los asesores de la coalición internacional en Irak” e “iniciar la reducción gradual y deliberada de sus asesores en suelo iraquí”, lo que eventualmente Conduciría al fin de la misión de la coalición. Irak está comprometido a garantizar la “seguridad de los asesores de la coalición internacional durante el período de negociación en todas las partes del país” y “mantener la estabilidad y prevenir una escalada”.

Por parte estadounidense, el secretario de Defensa, Lloyd Austin, dijo en un comunicado que las discusiones se llevarán a cabo en el ámbito de una comisión militar superior establecida en agosto de 2023 para negociar la “transición a una asociación de seguridad bilateral duradera entre Irak”. y Estados Unidos”. «

Los comandantes del Pentágono estarían depositando sus esperanzas en negociaciones prolongadas. Estados Unidos está en condiciones de cantar a Irak, que está obligado, según el acuerdo unilateral dictado por Washington durante la ocupación de 2003, a mantener en los bancos estadounidenses todos los ingresos iraquíes por exportaciones de petróleo.

Pero en última instancia, las consideraciones políticas del presidente Biden en el año electoral serán el factor decisivo. Y eso dependerá de la calibración de los grupos de resistencia de Asia occidental y de su capacidad para «atacar» a Estados Unidos en múltiples frentes hasta que ceda. Es este factor «conocido desconocido» el que explica la reunión en formato de Astaná entre Rusia, Irán y Turkiye los días 24 y 25 de enero en Kazajstán. Los tres países se están preparando para la final en Siria. No es coincidencia que, en una llamada telefónica el viernes pasado, Biden le pidiera una vez más al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, «que redujera la operación militar israelí en Gaza, enfatizando que no estará en ella durante un año de guerra», informó Barak Ravid de Axios en un‘cucharón’ .  

Su declaración conjunta  después de la reunión del formato de Astaná en Kazajstán es un documento notable que se basa casi exclusivamente en el fin de la ocupación estadounidense de Siria. Indirectamente insta a Washington a que renuncie a su apoyo a los grupos terroristas y sus afiliados “que operan bajo diferentes nombres en diversas partes de Siria” como parte de los intentos de crear nuevas realidades sobre el terreno, incluidas iniciativas ilegítimas de autogobierno con el pretexto. de “combatir el terrorismo”. Exige el fin de la incautación y transferencia ilegal por parte de Estados Unidos de recursos petroleros “que deben pertenecer a Siria”, las sanciones unilaterales de Estados Unidos, etc.

Simultáneamente, en una reunión celebrada el miércoles en Moscú entre el secretario del Consejo de Seguridad ruso, Nikolay Patrushev, y Ali-Akbar Ahmadian, secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, este último habría subrayado que la cooperación entre Irán y Rusia en la lucha contra el terrorismo «debe continuar, especialmente en Siria». Se espera que el presidente ruso, Vladimir Putin, sea el anfitrión de una cumbre trilateral con sus homólogos turcos e iraníes para consolidar un enfoque coordinado.

El Eje de la Resistencia: disuasión significa estabilidad

La paciencia de Irán se ha acabado con la presencia militar estadounidense en Siria e Irak tras el resurgimiento de ISIS con apoyo estadounidense. Curiosamente, Israel ya no respeta su mecanismo de “eliminación de conflicto” con Rusia en Siria. Es evidente que existe una estrecha cooperación entre Estados Unidos e Israel en Siria e Irak a nivel operativo y de inteligencia, lo que va en contra de los intereses rusos e iraníes. Huelga decir que aquí también hay que tener en cuenta el telón de fondo de la inminente mejora de la asociación estratégica entre Rusia e Irán.

Estos acontecimientos son un ejemplo clásico de disuasión defensiva. El Eje de Resistencia resulta ser el principal instrumento de paz para los problemas de seguridad que involucran a Estados Unidos e Irán. Es evidente que no existe ningún método ni ninguna esperanza razonable de convergencia en este proceso, pero, afortunadamente, la apariencia de caos en Asia occidental es engañosa.

Más allá de las distracciones de las discusiones partidistas y del ritual diplomático, se pueden detectar las líneas generales de una solución práctica al estancamiento sirio que aborde los intereses de seguridad inherentes de Estados Unidos e Irán que están incrustados dentro de un anillo exterior de concordia entre Estados Unidos y China sobre la situación en Siria. Asia occidental. 

Rusia puede parecer un caso atípico por el momento, pero hay algo en ello para todos, ya que la retirada de las tropas estadounidenses abre el camino hacia un acuerdo en Siria, que sigue siendo una máxima prioridad para Moscú y para Putin personalmente.

FUENTE the Cradle

Las opiniones expresadas en este artículo no reflejan necesariamente las de The Cradle y de Dossier Geopolitico