Por Omar Ruiz (*)

En este año 2022 que comienza, se cumplen 40 años de la Guerra de Malvinas y este 3 de enero, 189 años de la usurpación y ocupación ilegal de nuestra querida perla austral. Estas dos fechas significan para todos los argentin@s un homenaje a nuestros héroes, a los que dieron su vida, a los ex combatientes y veteranos de guerra que lucharon defendiendo nuestro territorio y que día a día difunden la “Causa Malvinas”. Para fortalecer nuestra estrategia de recuperación debemos, además de seguir insistiendo en el diálogo con el Reino Unido para que asuman su obligación de negociar y reconocer nuestra soberanía sobre Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y espacios marítimos e insulares correspondientes, sostener y profundizar el enfoque geopolítico de los  gobiernos presididos por Néstor Kirchner y Cristina Fernández; y que el presidente Alberto Fernández con las gestiones del ex Secretario, Daniel Filmus y su sucesor, el actual Secretario de Malvinas, Guillermo Carmona, ratificó colocando a nuestras Islas en el marco de la importancia geoestratégica y geoeconómica que representan el Atlántico Sur y Antártida.

La Argentina bicontinental y oceánica se encuentra, en un escenario caracterizado por un proceso de transición de la hegemonía económica y comercial de EE.UU. hacia China, manteniendo el primero su liderazgo militar y compartiéndolo en materia nuclear con Rusia. A este contexto debemos agregar la construcción de un mundo multipolar, la crisis del multilateralismo, el fortalecimiento del nacionalismo expresado en potencias regionales revisionistas como Turquía e Irán, el protagonismo geoeconómico y militar de la Unión Europea, Australia, India, Japón y Corea del Sur, entre otros, y la creciente importancia de los océanos en la geopolítica internacional.

La geopolítica como proyección del poder en el territorio para defender el espacio vital y los intereses nacionales está de regreso, agregando a sus elementos tradicionales (aire, mar y tierra), los aportados por la geopolítica crítica, como los espacios no geográficos (ciberespacio, electromagnético, nanoespacio, espacio ultraterrestre, espacio submarino), y la presencia de nuevos actores no estatales (gigantes de internet).

En un poco más de tres décadas el mundo tendrá un tercio más de habitantes, la mayoría se concentrará en Asia, con lo cual se incrementará el consumo de agua dulce y se encarecerá el precio de la misma, habrá más demanda de alimentos, disminución de suelo cultivable y aumentará la demanda de energía. Argentina, país bicontinental y oceánico, debe tener una mirada profunda no sólo de Malvinas, sino también del Atlántico Sur y de la Antártida, por lo que representan para el desarrollo del país.

Nuestro país debe prestar especial atención a esta vasta zona por su valor geoeconómico representado por los recursos naturales: pesqueros, (calamar, langostino y merluza en uno de los mayores caladeros del mundo), minerales (magnesio, cobre, níquel y cobalto fusionados en nódulos polimetálicos), minerales críticos y tierras raras (litio, titanio, diamantes, oro, coltan) de uso para la industria de baterías, (celulares y automóviles), misilística y aeroespacial, junto a la mayor reserva de agua potable del mundo en la Antártida, hidrocarburos (gas y petróleo) y las rutas comerciales por donde se traslada parte del petróleo que va de medio oriente a Europa y de las importaciones de EE.UU.

Desde el punto de vista geoestratégico, Malvinas le permite al Reino Unido proyectar su poder hacia tres continentes, América del Sur, África y Antártida y hacia cuatro océanos, Atlántico, Antártico, Índico y Pacífico. El eje Londres, Peñón de Gibraltar, Islas Ascensión, Santa Helena, Tristán de Acuña, Malvinas, Georgias del Sur, demás islas y Territorio Antártico Británico es la hoja de ruta de la fuerza naval británica, permitiéndole controlar el mar, costas y espacio aéreo del Atlántico Sur, que junto a la base aérea de Monte Agradable en Malvinas forman parte del dispositivo de la OTAN, ya que si bien el R.U. se alejó de la Unión Europea a través del “BREXIT” no lo hizo de esta organización. La OTAN se está conformando globalmente y el Reino Unido hoy “Global Britain”, con su comando naval en el Atlántico Sur significa una amenaza para la Zona de Paz y Cooperación del Atlántico Sur (ZPCAS integrada por 24 países de Suramérica y Africa). En la disputa entre China y AUKUS (EE.UU., RU y Australia), esta alianza militar puede desde la base de Monte Agradable, vía el océano Indico, donde se encuentra la isla de Diego García (Archipiélago de Chagos), conectar un puente militar para acercarse a la “nueva franja y ruta de la seda”.

Al igual que en EE.UU. el complejo militar industrial inglés influye en la política exterior y de defensa, en este caso utilizando el Atlántico Sur para su militarización, a modo de ejemplos tenemos, las apariciones a partir del año 2003 del submarino nuclear “Vanguard” en el Atlántico Sur con capacidad para transportar armamento radioactivo, el destructor de última generación “Dauntless” de tipo 45, los aviones de quinta generación “Eurofighter Typhoon II” con radio de acción hasta el sur de la provincia de Buenos Aires y toda la Patagonia, y los ejercicios militares con misiles “Rapier”. Además, la presencia del Submarino a propulsión nuclear “Greeneville” de EE.UU. que hace unos meses y de “casualidad” se encontró con una nave de la flota del RU en el Atlántico Sur, tiene implicancias y riesgos para el medio ambiente. El anuncio en 2020 del primer ministro Boris Johnson en la cámara de los comunes de incrementar un 40 % el arsenal nuclear del RU, la reciente creación de un comando espacial, la modernización de los complejos militares ubicados en Santa Elena y Tristán de Cunha, el proyecto de un puerto de aguas profundas en Malvinas, y la construcción de un muelle logístico en las Islas Georgias del Sur conforman un cuadro más que preocupante para la paz y la seguridad en el Atlántico Sur.

Junto a Argentina hay otros actores con intereses en el Atlántico Sur y Antártida, además del Reino Unido, Brasil, Uruguay, Rusia, China, EE.UU., Sudáfrica, Nigeria y Angola; para EE.UU. el comando sur le asigna a esta región importancia desde el punto de vista de su seguridad; Brasil, despliega su estrategia de defensa alrededor del Amazonas; y para nuestro país, se agrega la importancia de los hielos continentales, acuífero guaraní y especial atención a los tres pasos al Pacífico (Mar de Hoces y estrechos de Magallanes y Beagle).

Para recuperar, defender y consolidar nuestra soberanía e intereses vitales en Malvinas, Atlántico Sur y Antártida, resulta fundamental que Argentina decida incrementar sus capacidades nacionales y militares, su presencia y control en el Atlántico Sur con la definitiva concreción de la base naval Ushuaia y el polo logístico, la obstaculización y penalización de las actividades económicas ilegales en nuestros mares por parte del gobierno ilegítimo de las Islas y el ofrecimiento de acciones humanitarias a su población.

(*) Legislador Provincial mc, abogado, Magister en RRII, Diplomatura en Defensa.

Coincidiendo con el momento más crítico de las negociaciones entre Argentina y el FMI, el colaborador de Dossier Geopolítico en Madrid, Eduardo Bonugli, desnuda la doble cara de los poderes financieros, con un informe lapidario para EL CLUB DE LA PLUMA, sobre las recetas neoliberales que han desembocado en LA CATASTRÓFICA DEUDA EXTERNA DE EUROPA DE 11,5 BILLONES DE DÓLARES en solo 20 años, imponiendo como normalidad la pérdida de soberanía de los estados europeos bajo el chantaje de la refinanciación de la deuda.

Y nos explica cómo sus políticas de austeridad -que intentan hoy volver a imponer en Argentina- están generado en su propia tierra y contra su propia gente, la más monstruosa estafa universal de todos los tiempos, en forma de una deuda infinita e impagable además de silenciosa e invisible.
Un descarado robo planetario y un saqueo en toda regla al futuro de la humanidad, y que confirma el preludio del inevitable derrumbe económico del sistema capitalista.
En este audio, Eduardo nos describe con cifras y argumentos, y sin caer en dogmas repetidos ni en nombres propios, cómo los poderes financieros tienen la doble vara de castigar o premiar a los estados, no ya por sus resultados sino por sus lealtades geopolíticas. Igual que el predicador vicioso y corrupto que fustiga a sus fieles, mientras vive en la falsedad y la ignominia.
Un informe para reflexionar sobre esos “hombres de negro” que hoy exigen condiciones inasumibles, pero que en Europa, emiten y emiten euros de forma descontrolada para refinanciar una deuda que, desde principio de siglo, ha aumentado más de cinco veces.
Y nos cuenta cómo financian todo si pagar nada, sin dramas, sin angustias, sin crear zozobras. Todo muy fácil, muy simple, sin despliegue mediático, sin oposición. Premiando el fracaso y el quiebre de los resultados. Jugando al solitario y haciendo trampas, practicando lo mismo que critican al tercer mundo. Mientras los mentados inversores privados, huyen de las deudas soberanas.
Así, la deuda Europea es una mole de dinero que se sostiene enganchada al dólar, mientras éste se mantenga como primera moneda mundial. Hasta que se le rompan la costuras y sucumba ante otras divisas que ya son reflejos de economías pujantes y solventes, generadoras de riquezas genuinas.

Carlos Pereyra Mele
Director de Dossier Geopolítico.

 Por Flavio Colazo autorizado por su autor

A partir del cambio de orientación política en algunos países hacia el sur de Estados Unidos, se abre una puerta para forjar un nuevo mapa de vínculos entre las naciones de la región.

Especial para La Nueva Mañana

Como continuidad del reinicio de sus actividades llevado a cabo el 18 de septiembre –luego de un paréntesis de 4 años-, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) desarrollará -a partir de hoy viernes y en nuestro país- la Cumbre desde la cual muy posiblemente el presidente argentino, Alberto Fernández, resulte electo para ocupar la presidencia Pro Témpore del organismo regional. 

Las dificultades para una integración 

Los intentos de integración regionales por lo general no se resuelven de un día para el otro -y no siempre alcanzan a cumplimentar la totalidad de los objetivos propuestos en su idea gestante-. Este que intenta abordar la Región americana mediante la Celac -sin EE.UU. (ni Canadá)- seguramente no será resuelto rápidamente. Europa, por ejemplo, para llegar a la Unión Europea (UE), inició el camino a mediados del siglo XX con un acuerdo energético (por el carbón), pasó luego por un acuerdo comercial, para finalmente, y luego de largas y arduas negociaciones,  conformar el espacio (UE) que integra hoy a 27 países que actúan -en su relación con los grandes bloques económicos-  como un todo.

Los pasos integracionistas en la Región en los siglos XX y XXI

Si bien ya Juan Domingo Perón –durante su segunda presidencia- había pergeñado un diseño de integración (el famoso ABC- Argentina, Brasil y Chile) este no llegó a concretarse. Recién el Mercado Común del Sur (Mercosur), nacido en 1991, fue el primer gran paso  que dieron algunos países de la Región (Argentina, Brasil; Paraguay y Uruguay)  en alcanzar una integración efectiva y fructífera. Este acuerdo comercial permitió un fortalecimiento del mercado regional frente a los mercados mundiales llegando a posicionarse como el cuarto a nivel global. El próximo paso (siempre por el impulso de gobiernos progresistas) fue la creación de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), nacida  para “construir una identidad y ciudadanía suramericana y desarrollar un espacio regional integrado”. Esta Unión -nacida en 2008, y que entró en vigor a partir de 2011-, que tuvo entre sus logros, por ejemplo, desactivar un golpe de Estado en Ecuador, fue desmantelada –prácticamente en su totalidad- al girar los gobiernos regionales hacia políticas de derecha neoliberales, para que ya en 2018 la mayoría de sus integrantes la abandonaran quedando actualmente solo con 4 países (Bolivia, Guayana, Surinam y Venezuela). Ante el desmembramiento de la Unasur , y con políticas totalmente opuestas a esta, surgió -por iniciativa de los entonces presidentes de Chile y Colombia, Sebastián Piñera e Iván Duque-, el Foro Para el Progreso de América del Sur (Prosur). Este Foro pretendía elevar a Piñera como un líder regional del neoliberalismo en tanto modelo “exitoso” de país; las movilizaciones sociales de 2019 en su país acabaron con su sueño, y prácticamente también con el Foro. Corresponde señalar que desde 2011 está en funcionamiento el tratado comercial conocido como la Alianza del Pacífico (AP), pero Argentina no está involucrada en dicha Alianza.

La Región encuentra en la Celac una posibilidad cierta de conformar un bloque serio, fuerte y potente.

Comunidad de Estados latinoamericanos y caribeños (Celac): integración para liberarse de la OEA y EE.UU.

Si bien para septiembre del 2021 –momento en que se llevó a cabo la VI cumbre de la Celac (nacida en 2010) en México-  ya Argentina, Bolivia y Perú habían recuperado, merced al cambio político progresista en sus administraciones, el rumbo integracionista olvidado durante las administraciones neoliberales, es a partir de los triunfos electorales de Gabriel Boric en Chile y Xiomara Castro en Honduras –sumado a un muy posible inminente retorno de Lula a la presidencia de Brasil-, y habida cuenta del mal estado actual de la Unasur, que la Región encuentra en la Celac una posibilidad cierta de conformar un bloque serio, fuerte y potente para enfrentar a la Organización de Estados Americanos (OEA) toda vez que esta Organización en los últimos años ha cometido una larga serie de tropelías encadenadas que siempre han socavado  derechos  básicos de los estados sobre los que ha intervenido en algún modo: el apoyo al golpe de Estado en Bolivia es uno de los tantos ejemplos que se pueden mostrar en este sentido. La OEA, en recientes palabras del expresidente de Unasur, Ernesto Samper, “se ha convertido en un instrumento de hegemonía hemisférica de los EE.UU.”. El mismo Samper ha expresado que “se necesita una OEA sin la presencia de los EE.UU., y que eso puede ser la Celac, una especie de Unasur ampliada”

El caso Boric

Recientemente Sebastián Cortez Oviedo, al ser entrevistado por este medio, advertía sobre la muy baja intensidad de la voluntad integracionista de Chile. A esta idiosincrasia política del país trasandino, relevada por Cortez Oviedo, se le ha añadido un presente griego que Piñera le acercara a Boric a horas del triunfo electoral: una invitación formal a participar del encuentro del Prosur que se llevará a cabo sobre finales de enero. De modo auspicioso para las intenciones de los miembros de la Celac el recientemente electo presidente de Chile ha anunciado su no participación en las reuniones del Prosur ni de la AP.

Boric © Gentileza
El triunfo de Boric en Chile alimenta las esperanzas de integración.

Utilidad de una Celac fortalecida

En cuanto a lo práctico y útil de una integración robusta, por ejemplo, varios presidentes de la Región han hecho oír  sus lamentos por no haber contado con una integración fuerte a la hora de llegar al continente la pandemia de Covid. “Hemos sido víctimas del nacionalismo de las vacunas, porque cada país negoció por su lado” expresó el presidente de Guyana (Irfaan Ali). Desde aspectos tan serios como la pandemia y la negociación por las vacunas  se pueden proyectar infinitos beneficios de toda índole para los países americanos hacia el sur de los EE.UU. Sin ir más lejos la Cancillería china ha dado a conocer un Plan de Acción Conjunto China-Celac 2022-2024 pensado para expandir la cooperación en múltiples áreas que van desde defensa, comercio y finanzas, hasta salud pública e intercambios culturales. También es para destacar la firma del acuerdo constitutivo para la Agencia Latinoamericana y del Caribe del Espacio (ALCE) que permitirá avanzar con proyectos tecnológicos del ámbito espacial. Así, pretendidamente con la presencia de la totalidad de sus integrantes –menos Brasil, ya que el presidente Bolsonaro abandonó a la Comunidad-,  la Cumbre que comienza hoy en nuestro país pareciera traer nuevos vientos de esperanzas a la Región.

Importancia de la presidencia de la Celac para Argentina

En cuanto a la trascendencia e importancia de la Cumbre en marcha es necesario tratar el tema en dos niveles. Uno: el posicionamiento de Argentina ante la Región, el mundo y, especialmente, los EE.UU. Dos: la relevancia personal de Alberto Fernández, quien tras varios fracasos por alcanzar Argentina algún puesto de importancia en los organismos diplomáticos intergubernamentales y/o supranacionales, vería coronarse en su persona el primer gran triunfo argentino en dichos estamentos diplomáticos. En atención al primer nivel, por ejemplo, es imprescindible destacar que en la VI Cumbre de septiembre del 2021, se destacó en una declaración especial específica “los legítimos derechos de la Argentina en la disputa de soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y los espacios marítimos circundantes”. Otro aspecto para nada menor es el que atiende a las negociaciones que lleva adelante el Gobierno argentino con el Fondo Monetario internacional (FMI). En este sentido la Cumbre puede ser una bisagra en el marco de las tensiones con EE.UU. (principal socio-y mandamás- del FMI). La pregunta del millón sería: ¿Toleraría EE.UU. que se le hiciese este “feo” conformando un organismo americano con Nicaragua, Venezuela y Cuba, y sin su presencia y activa participación en el mismo; y que encima lo presida Alberto Fernández, el presidente que le está pidiendo auxilio para solucionar su problema con el FMI? La respuesta, especulan los agoreros, se sabrá más temprano que tarde. 

Foto de la VI Cumbre de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno, CELAC 2021 © NA
Foto de la VI Cumbre de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno, Celac en México, 2021. Felipe Solá no estuvo presente.

Plan diseñado en el 2019 por la corporación RAND (subsidiaria del Pentágono) para favorecer revueltas internas en las repúblicas ex soviéticas.

Este resumen resume un informe que examina exhaustivamente las opciones no violentas que imponen costos que Estados Unidos y sus aliados podrían perseguir en áreas económicas, políticas y militares para enfatizar, sobreextender y desequilibrar, la economía y las fuerzas armadas de Rusia y la posición política del régimen en casa. y en el extranjero. Algunas de las opciones examinadas son claramente más prometedoras que otras, pero cualquiera debería evaluarse en términos de la estrategia general de Estados Unidos para tratar con Rusia, lo que ni el informe ni este informe han intentado hacer.

La máxima de que «Rusia nunca es tan fuerte ni tan débil como parece» sigue siendo tan cierta en el siglo actual como lo fue en los siglos XIX y XX.Compartir en Twitter

La Rusia actual sufre de muchas vulnerabilidades : precios del petróleo y del gas muy por debajo del nivel máximo que han provocado una caída en los niveles de vida, sanciones económicas que han fomentado ese declive, una población que envejece y que pronto estará en declive, y un autoritarismo creciente bajo el actual gobierno de Vladimir Putin. -continuó la regla. Tales vulnerabilidades se combinan con ansiedades profundamente arraigadas (aunque exageradas) sobre la posibilidad de un cambio de régimen inspirado en Occidente, la pérdida del estatus de gran potencia e incluso un ataque militar.

A pesar de estas vulnerabilidades y ansiedades, Rusia sigue siendo un país poderoso que aún se las arregla para ser un competidor de EE. UU. En algunos dominios clave. Reconociendo que algún nivel de competencia con Rusia es inevitable, los investigadores de RAND llevaron a cabo una evaluación cualitativa de las “opciones que imponen costos” que podrían desequilibrar y extender demasiado a Rusia. Tales opciones que imponen costos podrían imponer nuevas cargas a Rusia, idealmente cargas más pesadas que las que se impondrían a los Estados Unidos por perseguir esas opciones.

El trabajo se basa en el concepto de competencia estratégica a largo plazo desarrollado durante la Guerra Fría, algunos de los cuales se originaron en RAND. Un informe seminal de 1972 de la RAND postuló que Estados Unidos necesitaba cambiar su pensamiento estratégico de tratar de mantenerse por delante de la Unión Soviética en todas las dimensiones y tratar de controlar la competencia y canalizarla hacia áreas de ventaja estadounidense. Si este cambio se pudiera realizar con éxito, concluyó el informe, Estados Unidos podría impulsar a la Unión Soviética a trasladar sus recursos limitados a áreas que presentaban una amenaza menor.

El nuevo informe aplica este concepto a la Rusia actual. Un equipo de expertos de RAND desarrolló opciones económicas, geopolíticas, ideológicas, informativas y militares y las evaluó cualitativamente en términos de su probabilidad de éxito en la extensión de Rusia, sus beneficios, sus riesgos y costos.

Figura 1. Las exportaciones de petróleo de Rusia están disminuyendo

Medidas económicas que imponen costos

La expansión de la producción de energía de EE . UU. Estresaría la economía de Rusia, restringiendo potencialmente su presupuesto gubernamental y, por extensión, su gasto en defensa. Al adoptar políticas que amplíen la oferta mundial y depriman los precios mundiales, Estados Unidos puede limitar los ingresos rusos. Hacerlo conlleva poco costo o riesgo, produce beneficios de segundo orden para la economía estadounidense y no necesita respaldo multilateral.

La imposición de sanciones comerciales y financieras más profundas también degradaría probablemente la economía rusa, especialmente si tales sanciones son amplias y multilaterales. Por tanto, su eficacia dependerá de la voluntad de otros países de sumarse a ese proceso. Pero las sanciones conllevan costos y, según su gravedad, riesgos considerables.

El aumento de la capacidad de Europa para importar gas de proveedores distintos de Rusia podría extender económicamente a Rusia y proteger a Europa de la coerción energética rusa. Europa avanza lentamente en esta dirección mediante la construcción de plantas de regasificación de gas natural licuado (GNL). Pero para ser realmente eficaz, esta opción necesitaría que los mercados mundiales de GNL se volvieran más flexibles de lo que ya son y necesitaría que el GNL se vuelva más competitivo en precio con respecto al gas ruso.

Fomentar la emigración de Rusia de mano de obra calificada y jóvenes bien educados tiene pocos costos o riesgos y podría ayudar a Estados Unidos y a otros países receptores y perjudicar a Rusia, pero cualquier efecto, tanto positivo para los países receptores como negativo para Rusia, sería difícil de resolver. aviso excepto durante un período muy largo. Esta opción también tiene una baja probabilidad de extender Rusia.

Opciones económicas que imponen costosProbabilidad de éxito en la ampliación de RusiaBeneficiosCostos y Riesgos
Expandir la producción de energía de EE. UU.ALTOALTOBAJO
Imponer sanciones comerciales y financieras más profundasALTOALTOALTO
Aumentar la capacidad de Europa para importar GNL de fuentes distintas de Rusia.MODERARALTOMODERAR
Fomentar la emigración de Rusia de mano de obra calificada y jóvenes bien educados.BAJOBAJOBAJO

NOTA: Para todas las tablas de este resumen, las clasificaciones altas y bajas de costos y riesgos se invierten en la conveniencia del resto de la tabla; es decir, los costos bajos son buenos de la misma manera que lo es una alta probabilidad de éxito. Por lo tanto, un bajo costo se sombrea en naranja claro mientras que una baja probabilidad de éxito se sombrea en naranja oscuro. Todas las evaluaciones enumeradas en las tablas de este informe se basan en el análisis de los autores del informe.

Medidas geopolíticas de imposición de costos

Los aprendices de las Fuerzas Democráticas Sirias, que representan un número igual de voluntarios árabes y kurdos, se forman en su ceremonia de graduación en el norte de Siria, el 9 de agosto de 2017.

Foto del sargento. Mitchell Ryan / Departamento de Defensa

Proporcionar ayuda letal a Ucrania explotaría el mayor punto de vulnerabilidad externa de Rusia. Pero cualquier aumento en las armas militares estadounidenses y el asesoramiento a Ucrania debería calibrarse cuidadosamente para aumentar los costos para Rusia de mantener su compromiso existente sin provocar un conflicto mucho más amplio en el que Rusia, debido a la proximidad, tendría ventajas significativas.

El aumento del apoyo a los rebeldes sirios podría poner en peligro otras prioridades políticas de Estados Unidos, como la lucha contra el terrorismo islámico radical, y podría correr el riesgo de desestabilizar aún más toda la región. Además, esta opción podría no ser factible, dada la radicalización, fragmentación y declive de la oposición siria.

Promover la liberalización en Bielorrusia probablemente no tenga éxito y podría provocar una fuerte respuesta rusa, una que resultaría en un deterioro general del entorno de seguridad en Europa y un revés para la política estadounidense.

Ampliar los lazos en el sur del Cáucaso —competir económicamente con Rusia— sería difícil debido a la geografía y la historia.

Reducir la influencia rusa en Asia Central sería muy difícil y podría resultar costoso. Es poco probable que un mayor compromiso extienda a Rusia mucho económicamente y es probable que sea desproporcionadamente costoso para los Estados Unidos.

Dar la vuelta a Transnistria y expulsar a las tropas rusas de la región sería un golpe para el prestigio ruso, pero también ahorraría dinero a Moscú y posiblemente impondría costos adicionales a Estados Unidos y sus aliados.

Opciones geopolíticas que imponen costosProbabilidad de éxito en la ampliación de RusiaBeneficiosCostos y Riesgos
Proporcionar ayuda letal a UcraniaMODERARALTOALTO
Incrementar el apoyo a los rebeldes siriosBAJOMODERARALTO
Promover la liberalización en BielorrusiaBAJOALTOALTO
Ampliar lazos en el sur del CáucasoBAJOBAJOMODERAR
Reducir la influencia rusa en Asia CentralBAJOBAJOMODERAR
Voltear TransnistriaBAJOBAJOMODERAR

NOTA: Para todas las tablas de este resumen, las clasificaciones altas y bajas de costos y riesgos se invierten en la conveniencia del resto de la tabla; es decir, los costos bajos son buenos de la misma manera que lo es una alta probabilidad de éxito. Por lo tanto, un bajo costo se sombrea en naranja claro mientras que una baja probabilidad de éxito se sombrea en naranja oscuro. Todas las evaluaciones enumeradas en las tablas de este informe se basan en el análisis de los autores del informe.

Medidas ideológicas e informativas que imponen costos

Moscovitas protestando por la guerra en Ucrania y el apoyo de Rusia al separatismo en Crimea en los bulevares circulares de Moscú el 15 de marzo de 2014.

Foto de Dmitry Vereshchagin / Adobe Stock

Sería difícil disminuir la fe en el sistema electoral ruso debido al control estatal sobre la mayoría de los medios de comunicación. Hacerlo podría aumentar el descontento con el régimen, pero existen serios riesgos de que el Kremlin aumente la represión o arremeta y persiga un conflicto de distracción en el extranjero que podría ir en contra de los intereses occidentales.

Crear la percepción de que el régimen no persigue el interés público podría centrarse en la corrupción generalizada a gran escala y desafiar aún más la legitimidad del estado. Pero es difícil evaluar si la volatilidad política y las protestas conducirían a una Rusia más extendida, menos capaz o inclinada a amenazar los intereses occidentales en el extranjero, oa una Rusia más inclinada a arremeter en represalia o distraer, lo que hace que esto sea de alto riesgo. opción.

Fomentar las protestas internas y otras resistencias no violentas se centraría en distraer o desestabilizar al régimen ruso y reducir la probabilidad de que lleve a cabo acciones agresivas en el extranjero, pero los riesgos son altos y sería difícil para los gobiernos occidentales aumentar directamente la incidencia o la intensidad de la lucha contra la violencia. -actividades del régimen en Rusia.

Socavar la imagen de Rusia en el extranjero se centraría en disminuir la posición y la influencia de Rusia, socavando así las pretensiones del régimen de devolver a Rusia su antigua gloria. Las sanciones adicionales, la eliminación de Rusia de foros internacionales ajenos a la ONU y el boicot de eventos como la Copa del Mundo podrían ser implementados por estados occidentales y dañarían el prestigio ruso. Pero es incierto hasta qué punto estos pasos dañarían la estabilidad interna rusa.

Si bien ninguna de estas medidas tiene una alta probabilidad de éxito, cualquiera o todas se aprovecharían de las ansiedades más profundas del régimen ruso y podrían emplearse como una amenaza disuasoria para disminuir las campañas activas de desinformación y subversión de Rusia en el extranjero.

Opciones ideológicas e informativas que imponen costosProbabilidad de éxito en la ampliación de RusiaBeneficiosCostos y Riesgos
Disminuir la fe en el sistema electoral rusoBAJOMODERARALTO
Crear la percepción de que el régimen no persigue el interés público.MODERARMODERARALTO
Fomentar las protestas nacionales y otras resistencias no violentas.BAJOMODERARALTO
Socavar la imagen de Rusia en el exteriorMODERARMODERARMODERAR

NOTA: Para todas las tablas de este resumen, las clasificaciones altas y bajas de costos y riesgos se invierten en la conveniencia del resto de la tabla; es decir, los costos bajos son buenos de la misma manera que lo es una alta probabilidad de éxito. Por lo tanto, un bajo costo se sombrea en naranja claro mientras que una baja probabilidad de éxito se sombrea en naranja oscuro. Todas las evaluaciones enumeradas en las tablas de este informe se basan en el análisis de los autores del informe.

Medidas que imponen los costos del aire y el espacio

Marineros

Los infantes de marina asignados al Thunderbolts of Marine Fighter Attack Squadron (VMFA) 251 quitar un entrenamiento AGM-88 DAÑO de un F / A-18C Hornet en la cubierta de vuelo del portaaviones clase Nimitz USS Theodore Roosevelt (CVN 71).

Foto de Anthony N. Hilkowski / DVIDS

Reposicionar los bombarderos dentro del rango de ataque fácil de los objetivos estratégicos rusos clave tiene una alta probabilidad de éxito y sin duda llamaría la atención de Moscú y aumentaría la ansiedad de Rusia; los costos y riesgos de esta opción son bajos siempre que los bombarderos se basen fuera del alcance de la mayoría de los misiles de crucero balísticos y terrestres de Rusia.

El reposicionamiento de los cazas para que estén más cerca de sus objetivos que los bombarderos como una forma de lograr tasas de salida más altas para compensar sus cargas útiles más pequeñas probablemente preocuparía a Moscú incluso más que reposicionar los bombarderos, pero la probabilidad de éxito es baja y los riesgos son altos. Debido a que cada avión necesitaría realizar múltiples salidas durante un conflicto convencional, los líderes rusos probablemente estarían seguros de que podrían destruir muchos cazas en tierra y cerrar sus aeródromos de despliegue desde el principio con pocas o ninguna adición a su inventario de misiles.

El despliegue de armas nucleares tácticas adicionales en lugares de Europa y Asia podría aumentar la ansiedad de Rusia lo suficiente como para aumentar significativamente las inversiones en sus defensas aéreas. Junto con la opción del bombardero, tiene una alta probabilidad de éxito, pero el despliegue de más armas de este tipo podría llevar a Moscú a reaccionar de manera contraria a los intereses de Estados Unidos y sus aliados.

El reposicionamiento de los sistemas de defensa antimisiles balísticos estadounidenses y aliados para atacar mejor a los misiles balísticos rusos también alarmaría a Moscú, pero probablemente sería la opción menos efectiva porque Rusia podría saturar fácilmente los sistemas actuales y cualquier actualización planificada con un pequeño porcentaje de su inventario de misiles existente, dejando muchos misiles. todavía disponible para mantener en riesgo a objetivos estadounidenses y aliados.

También hay formas de lograr que Rusia se extienda en la competencia estratégica . En términos de beneficios, tales desarrollos explotarían el temor demostrado de Moscú a las capacidades y doctrinas del poder aéreo estadounidense. Desarrollar nuevos bombarderos de largo alcance y de baja observación, o simplemente agregar significativamente más de los tipos que ya están disponibles o programados (B-2 y B-21) sería preocupante para Moscú, al igual que desarrollar aviones de ataque autónomos o piloteados a distancia y producir ellos en gran número. Todas las opciones probablemente incentivarían a Moscú a dedicar cada vez más recursos a hacer que sus sistemas de comando y control sean más difíciles, más móviles y más redundantes.

Un riesgo clave de estas opciones es ser arrastrado a carreras de armamentos que resultan en estrategias de imposición de costos dirigidas contra Estados Unidos . Por ejemplo, invertir en sistemas de defensa de misiles balísticos y armas espaciales alarmaría a Moscú, pero Rusia podría defenderse de tales desarrollos tomando medidas que probablemente serían considerablemente más baratas que los costos de estos sistemas para Estados Unidos.

En cuanto a la probabilidad de éxito, algunas opciones son buenas estrategias de imposición de costos , pero algunas, como invertir más en HARM u otras tecnologías de guerra electrónica, son claramente mejores que otras, y algunos enfoques deben evitarse, como los que se centran en el espacio. -Armas basadas en armas o sistemas de defensa contra misiles balísticos.

Estados Unidos podría incitar a Rusia a una costosa carrera armamentista rompiendo el régimen de control de armas nucleares , pero es poco probable que los beneficios superen los costos estadounidenses. Los costos financieros de una carrera de armamentos nucleares probablemente serían tan altos para Estados Unidos como lo serían para Rusia, quizás más altos. Pero los costos más serios serían políticos y estratégicos.

Opciones que imponen costos aéreos y espaciales / nuclearesProbabilidad de éxito en la ampliación de RusiaBeneficiosCostos y Riesgos
Opción 1: Cambiar la postura y las operaciones de las fuerzas aéreas y espaciales
Bombarderos de reposicionamientoALTOMODERARBAJO
Combatientes de reposicionamientoBAJOMODERARALTO
Despliegue armas nucleares tácticas adicionalesALTOBAJOALTO
Reposicionar los sistemas de defensa antimisiles balísticos de EE. UU. Y sus aliadosBAJOBAJOMODERAR
Opción 2: Incrementar la investigación y el desarrollo (I + D) aeroespacial
Invierta más en aviones de baja visibilidadMODERARMODERARMODERAR
Invertir más en aviones autónomos o piloteados a distanciaALTOMODERARMODERAR
Invertir más en misiles y aviones de ataque de largo alcanceALTOALTOMODERAR
Invertir más en misiles antirradiación de alta velocidad (HARM) de mayor alcanceALTOMODERARMODERAR
Invertir más en nuevas tecnologías de guerra electrónicaMODERARMODERARBAJO
Centrarse en misiles convencionales de largo alcance guiados con precisión (p. Ej., Ataque global rápido convencional)MODERARMODERARALTO
Centrarse en las armas espacialesBAJOMODERARALTO
Centrarse en los «aviones espaciales»BAJO A MODERADOMODERARALTO
Centrarse en satélites pequeñosBAJOMODERARALTO
Opción 3: Aumento de los componentes aéreos y de misiles de la tríada nuclear
Romper el régimen de control de armas nuclearesBAJOMODERARALTO

NOTA: Para todas las tablas de este resumen, las clasificaciones altas y bajas de costos y riesgos se invierten en la conveniencia del resto de la tabla; es decir, los costos bajos son buenos de la misma manera que lo es una alta probabilidad de éxito. Por lo tanto, un bajo costo se sombrea en naranja claro mientras que una baja probabilidad de éxito se sombrea en naranja oscuro. Todas las evaluaciones enumeradas en las tablas de este informe se basan en el análisis de los autores del informe.

Medidas marítimas que imponen costos

USN

Un marinero estadounidense a bordo del destructor de misiles guiados USS Mustin (DDG 89) dispara un torpedo contra un objetivo simulado durante Valiant Shield 2014 en el Océano Pacífico el 18 de septiembre de 2014.

Foto por el suboficial de tercera clase Declan Barnes / DVIDS

El aumento de la postura y presencia de las fuerzas navales estadounidenses y aliadas en las áreas operativas de Rusia podría obligar a Rusia a aumentar sus inversiones navales, desviando inversiones de áreas potencialmente más peligrosas. Pero el tamaño de la inversión requerida para reconstituir una verdadera capacidad naval de aguas azules hace que sea poco probable que Rusia pueda verse obligada o tentada a hacerlo.

El aumento de los esfuerzos de I + D naval se centraría en desarrollar nuevas armas que permitan a los submarinos estadounidenses amenazar a un conjunto más amplio de objetivos o mejorar su capacidad para amenazar a los submarinos de misiles balísticos nucleares rusos (SSBN), que podrían imponer costos de guerra antisubmarina en Rusia. Existen riesgos limitados, pero el éxito depende de poder desarrollar estas capacidades y de si son lo suficientemente capaces de influir en los gastos rusos.

Cambiar la postura nuclear hacia los SSBN implicaría aumentar el porcentaje de la tríada nuclear estadounidense asignada a los SSBN al aumentar el tamaño de esa flota. Si bien podría obligar a Rusia a invertir en capacidades que puedan operar en un entorno de aguas azules en dos océanos y reduciría los riesgos para la postura estratégica de Estados Unidos, es poco probable que la opción induzca a Rusia a cambiar su estrategia y, por lo tanto, a extenderse.

Verificar la acumulación del Mar Negro implicaría desplegar un sistema reforzado de denegación de acceso y área de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) sobre el Mar Negro, tal vez en forma de misiles antibuque terrestres de largo alcance, para aumentar el costo de defender las bases rusas en Crimea y reducir el beneficio para Rusia de haberse apoderado de esta zona. Sin duda, Rusia organizaría una vigorosa campaña diplomática e informativa para disuadir a los estados costeros de la OTAN y de otros países de participar. Además, operar en el Mar Negro es política y logísticamente más difícil para la Armada de los Estados Unidos que para la Armada de Rusia; también es más peligroso para los primeros en un conflicto.

Opciones marítimas que imponen costosProbabilidad de éxito en la ampliación de RusiaBeneficiosCostos y Riesgos
Aumentar la postura y presencia de las fuerzas navales estadounidenses y aliadas.MODERARMODERARBAJO
Incrementar los esfuerzos de I + D navalMODERARMODERARMODERAR
Cambiar la postura nuclear hacia SSBNBAJOBAJOBAJO
Compruebe la acumulación del Mar NegroMODERARMODERARMODERAR

NOTA: Para todas las tablas de este resumen, las clasificaciones altas y bajas de costos y riesgos se invierten en la conveniencia del resto de la tabla; es decir, los costos bajos son buenos de la misma manera que lo es una alta probabilidad de éxito. Por lo tanto, un bajo costo se sombrea en naranja claro mientras que una baja probabilidad de éxito se sombrea en naranja oscuro. Todas las evaluaciones enumeradas en las tablas de este informe se basan en el análisis de los autores del informe.

Medidas de imposición de costos territoriales y multidominio

#Artemisa

El ejercicio Artemis Strike fue un ejercicio táctico de fuego real dirigido por alemanes con misiles Patriot y Stinger activos en la instalación de disparo de misiles de la OTAN en Chania, Grecia, del 31 de octubre al 9 de noviembre de 2017. Participaron más de 200 soldados estadounidenses y aproximadamente 650 aviadores alemanes en el entrenamiento realista dentro de una construcción combinada, ejercitando los rigores asociados con la proyección de fuerza y ​​educando a los operadores sobre sus sistemas de defensa antimisiles aéreos.

Foto de Anthony Sweeney / DVIDS

El aumento de las fuerzas estadounidenses en Europa, el aumento de las capacidades terrestres de los miembros europeos de la OTAN y el despliegue de una gran cantidad de fuerzas de la OTAN en la frontera rusa probablemente solo tendrían efectos limitados en la extensión de Rusia. Todas las opciones mejorarían la disuasión, pero los riesgos varían. Un aumento general de las capacidades de la fuerza terrestre de la OTAN en Europa, incluido el cierre de las brechas de preparación de los miembros europeos de la OTAN y el aumento del número de fuerzas estadounidenses estacionadas en ubicaciones tradicionales de Europa occidental, tendría riesgos limitados. Pero los despliegues a gran escala en las fronteras de Rusia aumentarían el riesgo de conflicto con Rusia, particularmente si se percibe como un desafío a la posición de Rusia en el este de Ucrania, Bielorrusia o el Cáucaso.

Aumentar el tamaño y la frecuencia de los ejercicios de la OTAN en Europa puede ayudar a mejorar la preparación y la disuasión, pero es poco probable que provoque una respuesta rusa costosa a menos que los ejercicios también envíen señales de riesgo . Los ejercicios de la OTAN a gran escala realizados cerca de las fronteras de Rusia y los ejercicios que practican escenarios de contraataque u ofensivos podrían percibirse como una muestra de la intención y la voluntad de considerar operaciones ofensivas. Por ejemplo, un ejercicio de la OTAN que simule un contraataque para recuperar el territorio de la OTAN perdido por el avance de las fuerzas rusas podría parecer un ejercicio para prepararse para una invasión de una parte del territorio ruso, como Kaliningrado.

Desarrollar pero no desplegar un misil de alcance intermediopodría hacer que Rusia vuelva a estar en conformidad con el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio, pero también podría provocar una aceleración de los programas de misiles rusos. Retirarse de ese tratado y construir los misiles, pero no desplegarlos en Europa, agregaría poco a las capacidades de Estados Unidos y probablemente incitaría a Rusia a desplegar esos misiles por sí misma y, tal vez, a invertir más en defensa contra misiles balísticos. Dar el paso más allá de desplegar los misiles en Europa, suponiendo que los aliados de la OTAN estuvieran dispuestos, también provocaría casi con certeza una respuesta rusa, que podría involucrar recursos sustanciales, o al menos la desviación de recursos sustanciales de otros gastos de defensa, aunque es difícil de lograr. evaluar qué parte se destinaría a las capacidades defensivas frente a las ofensivas o de represalia.

Las inversiones incrementales en nuevas tecnologías para contrarrestar las defensas aéreas rusas y aumentar los incendios de largo alcance de EE. UU. Podrían mejorar significativamente la defensa y la disuasión al tiempo que obligan a aumentar la inversión rusa en contramedidas. Las inversiones en tecnologías de próxima generación más revolucionarias podrían tener efectos aún mayores, dadas las preocupaciones rusas sobre los nuevos principios físicos, pero dependiendo de la capacidad, tales inversiones también podrían poner en riesgo la estabilidad estratégica al amenazar al régimen ruso y la seguridad del liderazgo en una crisis.

Opciones de imposición de costos de terrenos y dominios múltiplesProbabilidad de éxito en la ampliación de RusiaBeneficiosCostos y Riesgos
Opción 1: Incrementar las fuerzas terrestres de EE. UU. Y la OTAN en Europa
Incrementar las fuerzas estadounidenses en EuropaMODERARMODERARMODERAR
Incrementar las capacidades terrestres de los miembros europeos de la OTANBAJOALTOBAJO
Despliegue un gran número de fuerzas de la OTAN en la frontera rusa.MODERARMODERARALTO
Opción 2: Incrementar los ejercicios de la OTAN en Europa
Aumentar el tamaño de la participación de EE. UU.BAJOMODERARMODERAR
Generar una movilización masiva de las fuerzas europeas miembros de la OTAN.BAJOALTOMODERAR
Realizar ejercicios en las fronteras de RusiaMODERARMODERARALTO
Realizar ejercicios practicando escenarios de contraataque u ofensivosMODERARMODERARALTO
Opción 3: Retirada del Tratado sobre fuerzas nucleares de alcance intermedio
Financia un programa de desarrollo de misiles sin retirarteMODERARBAJOMODERAR
Retirar y construir misiles, pero no desplegarlos en Europa.ALTOBAJOMODERAR
Retirar, construir misiles y desplegar en EuropaALTOMODERARALTO
Opción 4: invertir en nuevas capacidades para manipular las percepciones de riesgo de Rusia
Invertir en mejoras incrementales en las capacidades de contra-acceso y denegación de área (por ejemplo, sistemas mejorados de misiles tácticos del ejército, misiles guiados anti-radiación avanzados)ALTOMODERARMODERAR
Invertir en capacidades revolucionarias, anti-acceso y denegación de áreas en enjambreALTOALTOALTO
Invertir en mejoras incrementales en fuerzas de contra-tierra / fuegos (p. Ej., Jabalina mejorada)BAJOBAJOBAJO
Invierta en capacidades de fuego / fuerzas terrestres no tripuladas revolucionariasMODERARMODERARMODERAR
Invertir en armas basadas en «nuevos principios físicos» (p. Ej., Armas de contra-defensa aérea de energía dirigida)MODERARALTOALTO

NOTA: Para todas las tablas de este resumen, las clasificaciones altas y bajas de costos y riesgos se invierten en la conveniencia del resto de la tabla; es decir, los costos bajos son buenos de la misma manera que lo es una alta probabilidad de éxito. Por lo tanto, un bajo costo se sombrea en naranja claro mientras que una baja probabilidad de éxito se sombrea en naranja oscuro. Todas las evaluaciones enumeradas en las tablas de este informe se basan en el análisis de los autores del informe.

Implicaciones para el Ejército

La tarea de «extender Rusia» no tiene por qué recaer principalmente en el Ejército o incluso en las fuerzas armadas estadounidenses en su conjunto. De hecho, las formas más prometedoras de extender Rusia —las que tienen el mayor beneficio, el menor riesgo y la mayor probabilidad de éxito— probablemente quedan fuera del dominio militar. Rusia no busca la paridad militar con Estados Unidos y, por lo tanto, podría simplemente optar por no responder a algunas acciones militares estadounidenses (por ejemplo, cambios en la presencia naval); otras acciones militares estadounidenses (por ejemplo, posicionar fuerzas más cerca de Rusia) podrían resultar más costosas para Estados Unidos que para Rusia. Aún así, nuestros hallazgos tienen al menos tres implicaciones importantes para el Ejército.

  1. El ejército estadounidense debería reconstruir su experiencia lingüística y analítica sobre Rusia. Debido a que Rusia representa una amenaza a largo plazo, el Ejército necesita desarrollar el capital humano para participar en esta competencia estratégica.
  2. El Ejército debería considerar invertir y alentar a los otros servicios a invertir más en capacidades, como los Sistemas de Misiles Tácticos del Ejército, el Incremento 2 de la Capacidad de Protección contra Incendios Indirectos, la defensa antiaérea de mayor alcance y otros sistemas diseñados para contrarrestar el anti-acceso y el área de Rusia. capacidades de negación. El Ejército también podría considerar gastar algunos recursos de I + D en sistemas menos maduros y más futuristas (por ejemplo, enjambres de vehículos aéreos no tripulados o vehículos de combate remotos). Si bien estas medidas probablemente serían insuficientes en sí mismas para extender enormemente a Rusia, beneficiarían los esfuerzos de disuasión de Estados Unidos y podrían aumentar una política más amplia de todo el gobierno.
  3. Incluso si el Ejército no estuviera directamente involucrado en la extensión de Rusia per se, jugaría un papel clave para mitigar el posible retroceso. Todas las opciones para ampliar Rusia conllevan algún riesgo. Como resultado, la mejora de la postura de disuasión de EE. UU. En Europa y el aumento de las capacidades militares de EE. UU. (Por ejemplo, un Javelin mejorado o sistemas de protección activa para vehículos del ejército) podrían necesitar ir de la mano con cualquier movimiento para extender Rusia, como una forma de protegerse contra la posibilidad de que las tensiones con Rusia se conviertan en conflictos.

Conclusiones

Las opciones más prometedoras para «extender Rusia» son aquellas que abordan directamente sus vulnerabilidades, ansiedades y fortalezas, explotando áreas de debilidad mientras socavan las ventajas actuales de Rusia. En ese sentido, la mayor vulnerabilidad de Rusia, en cualquier competencia con Estados Unidos, es su economía, que es comparativamente pequeña y muy dependiente de las exportaciones de energía. La mayor ansiedad del liderazgo ruso proviene de la estabilidad y durabilidad del régimen, y las mayores fortalezas de Rusia se encuentran en los reinos militar y de la guerra de información. La siguiente tabla se basa en las tablas anteriores para identificar las opciones más prometedoras.

La mayoría de las opciones discutidas, incluidas las que se enumeran aquí, son en cierto sentido escalonadas y la mayoría probablemente provocarían una contraescalación rusa. Por lo tanto, además de los riesgos específicos asociados con cada opción, existe un riesgo adicional asociado a una competencia generalmente intensificada con un adversario con armas nucleares a considerar. Esto significa que cada opción debe planificarse deliberadamente y calibrarse cuidadosamente para lograr el efecto deseado. Por último, aunque Rusia asumirá el costo de esta mayor competencia con menos facilidad que Estados Unidos, ambas partes tendrán que desviar recursos nacionales para otros fines. Ampliar Rusia por sí mismo no es una base suficiente en la mayoría de los casos para considerar las opciones discutidas aquí. Más bien, las opciones deben considerarse en el contexto más amplio de la política nacional basada en la defensa, la disuasión,y, donde los intereses de Estados Unidos y Rusia se alinean, la cooperación.

Las opciones más prometedoras que imponen costosProbabilidad de éxito en la ampliación de RusiaBeneficiosCostos y Riesgos
Expandir la producción de energía de EE. UU.ALTOALTOBAJO
Imponer sanciones comerciales y financieras más profundasALTOALTOALTO
Aumentar la postura y presencia de las fuerzas navales estadounidenses y aliadas.MODERARMODERARBAJO
Bombarderos de reposicionamientoALTOMODERARBAJO
Invertir más en aviones autónomos o piloteados a distanciaALTOMODERARMODERAR
Invertir más en misiles y aviones de ataque de largo alcanceALTOALTOMODERAR
Invertir más en DAÑOS de mayor alcanceALTOMODERARMODERAR
Invertir más en nuevas tecnologías de guerra electrónicaMODERARMODERARBAJO

NOTA: Para todas las tablas de este resumen, las clasificaciones altas y bajas de costos y riesgos se invierten en la conveniencia del resto de la tabla; es decir, los costos bajos son buenos de la misma manera que lo es una alta probabilidad de éxito. Por lo tanto, un bajo costo se sombrea en naranja claro mientras que una baja probabilidad de éxito se sombrea en naranja oscuro. Todas las evaluaciones enumeradas en las tablas de este informe se basan en el análisis de los autores del informe.

FUENTE: RAND https://www.rand.org/pubs/research_briefs/RB10014.html?s=09

En una extensa y riquísima entrevista realizada al Dr. Miguel Ángel Barrios de Dossier Geopolítico, sobre: sobre la política nacional e Internacional  por el periodista   Gabriel Fernandez de Radio Gráfica de Capital Federal. En 40 minutos, Barrios analiza el Sistema Mundo, la realidad de Latinoamérica, el trascendental rol de S.S. Francisco, los desafíos argentino y varios temas más como la importancia intelectual de Ugarte en la formación del Coronel Peron, el Papel de Hugo Chavez para nuestro subcontinente y su pensamiento Político y Geopolítico que se realizó bajo la formación del Gra. Perez Arcay…

AUDIO:

En un audio muy crítico, profundo y realista, Eduardo Bonugli, colaborador de Dossier Geopolítico en Europa, resume las hechos más importantes del 2021 en el viejo continente, señalado por su dependencia estratégica con EEUU, que la deja en la vía muerta de la política global, casi arruinada y sin recursos, y la condena a la irrelevancia mundial, en un escenario marcado por el inevitable ascenso de China y Rusia. Especial para el Club de la Pluma

AUDIO

El relato de Eduardo comienza en los inicios del año, con el acuerdo sobre papel mojado del BREXIT, que confirmó EL MAYOR FRACASO CAPITALISTA DEL SIGLO, luego nos habla de la guerra impuesta en sus fronteras por la OTAN para hostigar a Rusia y de sus terribles derrotas militares sufridas en Asia por ser miembro de este organismo. De los fracasos en Irak, Siria y sobretodo de la vergonzosa huida de Afganistán, además de su complicidad con el apartheid israelí contra Palestina y de sus armas que alimentan las masacres en El Yemen, pero que no evitarán una nueva derrota de Occidente en la región.

También aborda la traición sufrida por  EEUU e Inglaterra con los submarinos nucleares de Australia que desnuda a los anglosajones,  como más parecidos a enemigos que a aliados. Y alerta sobre la fortaleza militar de Marruecos con armamento estadounidense, que engorda la tensión en el norte de África y que acentúa la avalancha de emigrantes hacia Europa.

Luego nos habla de la UE y de su canciller, Joseph Borrell, que han secuestrado la doctrina de los Derechos Humanos para su manoseo discrecional y para establecer amigos y enemigos según conveniencia. Y termina sintetizando una larga lista de titulares de acontecimientos y situaciones que señalan las contradicciones europeas y la soledad y fragilidad que sufre por ser el furgón de cola de los intereses globales de Washington.

En un relato corto, simple y con marcado tono de pesimismo, nuestro colaborador resume este año aciago para Europa cuya realidad, veracidad y profundidad nos hace comprender que ha sido abandonada por las grandes potencias, que durante siglos la acompañaron en sus conquistas imperiales.

Carlos Pereyra Mele

Director de Dossier Geopolítico (19/12/21)

16 años promoviendo semanalmente la Geopolitica; Análisis Radial Semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el Programa: el Club de la Pluma, que conduce el periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo. 

Eje Central:

Sigue profundizandose el conflicto entre Atlantistas (EEUU y socios) y Continentalistas (China y sus socios)

AUDIO

Carlos Pereyra Mele, inicia la última columna del año, expresando un sincero y merecido homenaje al Club de La Pluma y a su director, Norberto Ganci, quienes desde hace 16 años permiten a Dossier Geopolítico transmitir su visión mundial desde el sur de América, desde este hábitat y lugar de convivencia diaria, con unas reflexiones propias, profundas y diferentes a las poderosas potencias centrales, quienes usan sus medios de prensa como herramientas de poder, y para disimular su evidente declinación.

Y en nombre de todo este “tanque de Ideas”, despide un año muy productivo en el intercambio y divulgación de todo tipo de ideas y trabajos políticos, educativos, culturales y con conferencias por distintos medios, incluso desde universidades argentinas y brasileras Y siempre independiente de la financiación de cualquier grupo internacional, nacional, económico, o de poder. 

Luego de recordar la continuidad de los daños por la pandemia por el mundo, bastante menores para los países centrales por acaparar recursos y tecnologías, nuestro director se refiere a Afganistán como el hecho geopolítico más importante del año, ante la terrible y espantosa derrota militar completa de Estados Unidos y la OTAN y la apresurada huida tras 20 años de invasión y dominio, donde gastaron más de 2 billones de dólares para dejar un país más desmantelado, destruido y atrasado que antes, y sin asumir las características de una derrota que confirmó las caídas de sus potestades como centro mundial del poder, alcanzadas en los 90 tras el fin de la URSS, pero que solo mantuvieron por una década. Mientras persisten  tirando de la cuerda, amenazando y ampliando sanciones a los países que considera enemigos, buscando recuperar la vieja hegemonía perdida, y ya imposible de alcanzar. Unas consecuencias que se sintetizan en el fortalecimiento de Rusia y en el creciente éxito del plan geopolítico chino de unificar toda el Asia con parte de Europa y con parte de África. 

Xi Jinping apoya a Putin con las lineas Rojas rusas contra la OTAN/USA

A continuación, Carlos nos detalla dos hechos trascendentales de esta semana. Uno ha sido el apoyo de  Xi Jinping a Putin, respaldando sus exigencias a Biden sobre las líneas rojas rusas contra el avance de la OTAN en el Báltico y en Ucrania. Y el otro punto, que fue el acuerdo entre Rusia y China para comerciar por fuera del sistema bancario occidental “Swift”, lo que desmantelará esta herramienta financiera usada como arma por Washington en su guerra híbrida global, para chantaje y control de países.

Mientras recuerda que se cumple un año del acuerdo del RCEP firmado por China y 15 países asiáticos, ninguneado por la prensa occidental, pero avanzando con notorios resultados, y confirma que lo que hasta hace poco era una guerra entre Armenia y Azerbaiyán, se ha transformado en otro acuerdo estratégico gracias a la mano diplomática de Rusia, que alumbrará aparte de la paz, una línea ferroviaria – comercial de estos países con el resto del continente. Sin duda, son hechos concretos que están produciendo un profundo cambio en todas las estructuras de Asia, y que demuestran el gigantesco retroceso del imperio anglosajón en el mundo. 

Entretanto, en la UE  se agudiza el desconcierto y la división interna, resaltando la decisión de Alemania de no venderle más armas a Ucrania, lo que ha encolerizado a su presidente Selensky que ha vuelto a montar el típico show dramático de las “agresiones rusas”, pero que viene a demostrar que estos países fronterizos son señuelos sacrificables en la estrategia de Occidente, como si fuesen las cartas sin valor de un mazo de naipes global, con el que EEUU se juega el poder, usando y sacrificando a sus aliados.

También nuestro director nos explica al detalle, la bofetada histórica de los anglosajones a Europa por los submarinos australianos que la dejó en estado de somnolencia. Fue el precio de una maniobra para frenar a China con los acuerdos AUKUS Y QUAD, que el posterior acuerdo militar entre Rusia e India ha desmantelado. 

Y por último, Pereyra Mele comenta las elecciones en Chile donde el pinochetismo se juega el poder. Y también los informes occidentales que aseguran que Chile, Brasil y Colombia son los tres países sudamericanos con mayor posibilidad de sufrir profundas desestabilizaciones de todo tipo. Países alineados con Washington y con el neoliberalismo global, lo que indica que tal dependencia no ha servido para mejorar la situación de sus gentes.

 Eduardo Bonugli (Madrid, 19/12//21)

El 19 de diciembre de 2021, invitado por la Shanghai International Studies University, China. y coorganizado por la Asociación Mundial de Economía Política, la Asociación Griega de Economía Política, partícipe, disertando en el 15 ª  Wape Foro 18-19 de diciembre de 2021, en el Panel: ¿Puede América Latina emular el milagro del desarrollo de China?. Moderado por: Heinz Dieterich, Vice Chair, World Association for Political Economy, WAPE, París/Beijing. Coordinator, The World Advanced Research Project, WARP. Global. Coordinator, The Center for Transition Sciences, CTS, Ciudad de México. Junto a los destacados Intelectuales: Alicia Barcena, Executive Director at the United Nations’ Economic Commission for Latin America and the Caribbean (ECLAC) , México; Paul Cockshott, Honorary Researcher at Glasgow University, UK; Alexis Ponce, Founder and Spokesperson of the Permanent Assembly of Human Rights, Ecuador; Oscar Ugarteche, Economist and Director, Observatorio Económico Latinoamericano Obela.org., Peru; Muruchi Poma, Ph.D. Political Economy in GDR, Geopolitical Analyst, Director of the Digital Newsletter www.tanitani.de, Bolivia; y Carlos Alberto Pereyra Mele, Political Science Expert on South American Geopolitics, Executive Director, website Dossier Geopolítico, Argentina. El Foro se realizaba con traducción simultánea al español, chino, alemán, ruso, japonés y francés.

CONFERENCIA DEL LICENCIADO CARLOS A. PEREYRA MELE EN EL 15 ª WAPE FORO

– 5 Siglos de dominio Occidental llegaron a su Fin – 

La evolución y la rapidez de los cambios nos sorprenden a diario, hemos pasado de un sistema de dominio occidental eurocentrista y con una centralidad anglosajona de los últimos 150 años que hoy están en tela de juicio con resurgimiento de los sistemas mas culturales que de estados-naciones,  fundamentalmente asiáticos como son los paradigmas de China, India; pero no menor también del sudeste asiatico e Iran, Corea del Sur y Japón.

Para las naciones periféricas y dependiente como son nuestros estados nacionales Hispanoamericanos formateados en esos esquemas de control y dominio, con un sistema de división del trabajo inequitativo impuesto, causa un tremendo desconcierto y “preocupación” en las elites gobernantes latinoamericanas  intentar romper casi 200 años de una idea de un mundo como “era” y “debía” ser. 

Simplemente recordemos estos cambios rápidamente:

1814 El Tratado de Viena duró cien años

1914-18 Terminó con los Imperio Alemán, Austro Húngaro, Turco y Ruso

1945 El mundo Bipolar duró cincuenta años hasta 1989 (Berlin) 1991 Fin URSS

1991 EEUU en su cenit de poder, 2005 empieza la multipolaridad HOY …

HOY…Grandes Espacios Continentales dirimen el Nuevo Orden Mundial S XXI

Lucha entre Continentalistas y Atlantistas Una versión modernizada de la Teoría de Mackinder

A- La triada – [-G7] – Unión Europea (Brexit) – Australia – Japón

Vs.

B- El Acuerdo de Cooperación de Shangai con el Eje Chino-Ruso + India, Malasia Filipina Irán – Unión Económica de Eurasia – Foro de Vladivostok

Todo lo conocido está en discusión y crisis (Estructuras militares – Asociaciones Económicas Organismos Internacionales: ONU – BM – FMI – OEA) impuestas tras la II Guerra Mundial. 

Ello no lleva a decir también que: “es nuestra oportunidad de reformularnos como un espacio continental o ser un nuevo fracaso”.

Por ello afirmamos que: Luego de 500 años de control político cultural económico del mundo Eurocentrista y Atlantista encabezado por EEUU, el sistema mundo retorna a la importancia histórica que tuvieron los pueblos asiáticos en especial China e India, y otros asiáticos de no menor importancia cambiando el tablero del poder inestable actual y que debemos entender los pueblos americanos y muy especialmente los de la casi isla suramericana…

…Por esto último expresado permítaseme recordar que muchos pensadores anglosajones lo advertían desde hace tiempo, pero nuestras élites no quieren escuchar: 

…”Los Problemas Geopoliticos son “estructurales” EEUU NO puede cambiarlos: Brexit – Debilidad europea y la relación Transatlántica – El avance de China y el deseo de Rusia de causar problemas en materia de seguridad”.Ian Bremmer CEO de Eurasia Group (Consultora de riesgo más Importante del Mundo) 2015

Hacia un Nuevo desorden Mundial (Henry Kissinger):….EEUU ….Ya no tienen la excepcional capacidad organizar la Agenda y las Instituciones mundiales que tenía, y no existe ninguna estrategia eficaz para intentar recuperarlo.

Mas, la crisis financiera del 2008 y sus consecuencias periféricas y centrales.

Permítaseme recordar los datos duros que los Americanos del sur tenemos, para este nuevo mundo en reordenacion: un gigantesco subcontinente poco poblado de 422,5 millones de habitantes aproximadamente, frente a los 4463 millones de Asia o los 1216 millones de África o los 741 millones de Europeos por ejemplo.

Estos 422,5 millones de América del Sur viven en un gigantesco territorio de 17,84 millones km² frente a los 10,18 millones km² de Europa con gigantes reservas naturales, con una gran desigualdad en la distribución de la riqueza y un escenario de mucha violencia social y criminal, y en el tema de nuestros recursos recordemos que en Oro:  1 China 2 EEUU 6 Perú; en Estaño:1 China 3 Perú 4 Bolivia 5 Brasil; en Hierro: 1 China 3 Brasil; en Plata: 1 México 2 Perú 3 China; a lo que debemos incluir grandes reservas de los nuevos minerales estratégicos como: Coltán, Tierras raras y Litio; Gas y Petróleo; el 30% de las aguas dulces y poco contaminadas del mundo y una gigantesca producción de alimentos. todos estos datos nos permiten entender de nuestra importancia y de porque se dirime en nuestros territorios choques entre fuerzas interiores y exteriores para definir el rumbo de los próximos 50 años.

Como este importante Congreso una de las consignas es que debemos reconocer los americanos en especial del sur (que es mi área de interés) que nos sirva de la experiencia China, para alcanzar el desarrollo y progreso de nuestra región. Debo recordar que en mi país Argentina, vivimos una una experiencia particular de una insubordinación al “modelo” y “sistema” de dependencia y control político económico establecido en la Bipolaridad post II Guerra Mundial, fue la experiencia del Movimiento Nacional Justicialista que gobernó desde 1946 a 1955, el punto de partida tuvo mucha similitud a la experiencia de la China de 1949. La Argentina vivía una fuerte dependencia de los mercados externos una economía agroexportadora que había agotado su posibilidades de desarrollo desde la I Guerra Mundial, un control de todos los servicios públicos y financieros en manos de monopolios extranjeros en especial con Gran Bretaña; un sistema político fraudulento y de profunda corrupción, un incipiente desarrollo industrial de sustitución de importaciones anárquico, una importante deuda Externa y un país deudor Gran Bretaña el cual eliminó el respaldo oro a su moneda la Libra esterlina, cuando Argentina reclamó el pago de lo adeudado por los suministros alimentarios durante la II Guerra Mundial y con una situación social grave de falta de derechos sociales básicos y de organización sindical.

Cómo pudo un País dependiente, atrasado, con una economía básica primaria solo estructurada para beneficiar al capital extranjero, salir de esa encerrona?. Lo primero fue establecer las necesidades para una nueva estructura política y económica con una fuerte injerencia del Estado y las organizaciones libres del Pueblo, para ello se creo en Consejo Nacional de Posguerra que analizó las potencialidades y las necesidades, que dio como resultado el Primer Plan Quinquenal (dando un ordenamiento de que se debía fortalecer y desarrollar); lo que llevó a la nacionalización de todos los servicios público, el desarrollo de polo de industrialización acelerada en el interior del País, el incremento de un sistema educativo que aporta recursos humanos capacitados en estas nuevas actividades -creación de escuelas fábricas-  y que permitio a pesar del descomunal boicot que impuso EEUU a la Argentina alcanzar y desarrollar niveles inéditos en muy pocos años, tecnologicos e industriales; dentro de esa capacidades nuevas dos elementos fueron claves, uno: no nos incorporarnos a las estructuras del FMI y dos: una reforma Constitucional en 1949, que consolidó legalmente los nuevos derechos sociales como: niñez, ancianidad y laborales de los trabajadores, junto con el control absoluto de los recursos naturales nacionales por parte de la Nación, se llegó a implementar un 2do Plan Quinquenal. 

[Hacemos hincapié en los programas de Planificación Económica quinquenales, pues hace un par de años atrás un informe de la BBC reconoció que una de las claves del desarrollo sostenido por China eran por los Planes Quinquenales, desarrollados]

Esta experiencia Argentina de la revolución Justicialista de insubordinación al sistema bipolar, fue acompañada de un proyecto de integracion regional conocido como el 2do. ABC (Argentina-Brasil-Chile), que debía ser la base de una organización integral del continente suramericano ya que unía todo el Cono Sur con las dos economías mas fuertes y un Chile sobre el Pacifico que nos permite a la isla suramericana estar presente en los dos escenarios oceanos Atlantico y Pacifico. Esta experiencia y proyecto Político Económico y Social fue destruido por un Golpe de Estado sangriento, apoyado por Gran Bretaña y EEUU en Septiembre de 1955. 

Conclusión:

Así como sostiene China; que su modelo socialista con particularidades China no es exportable, podemos ver que muchas de sus experiencias ya fueron realizadas en Suramerica con resultados positivos. Y como en nuestra región es prácticamente imposible establecer el sistema de democracia de partido único, pero si es posible realizar cambios profundo y de insubordinación al modelo neoliberal que se nos impuso desde los 70’s a la región, teniendo presente que hoy que el ex Hegemón norteamericano está en una retirada con final incierto, pero que ha sido muy claro, en “su” idea de aplicar un Neomonronismo, para toda América latina en este siglo XXI antes los avances de las potencias emergentes asiáticas en nuestros subcontinentes americanos. Queriendo obligarnos a tomar medidas de alineamiento a su esfera de poder o sufrir las consecuencias poniendo en un limbo  qué nivel de desarrollo se nos permitirá, que no sea otro de solo el proveedor de materias primas sin elaborar. Creo que si, podemos realizar una insubordinación nuevamente a ese dictado imperial..porque hoy la “realidad es la única verdad” los datos de la CEPAL son claros y son lapidario para USA: el 35% del comercio de la región es con CHINA, el 19% es con Europa y solo el 15% es con USA. Pero si lo desagregamos El comercio de USA se centra en México, Colombia y poco mas. Ese 35% es mas importante y clave en América del Sur. O sea, que tiene para ofrecer USA, al patio trasero?: NADA y ahora también con la presencia de Rusia y de la India…esperemos que las elites latinoamericanas tomen debida nota de estos datos y también de nuestras experiencia de insubordinación exitosas y no quieran cambiar de collar, simplemente; porque la idea es dejar de ser perro, como dijera el gran intelectual Argentino Arturo Jauretche.

Muchas Gracias

Lic. carlos Pereyra Mele

Director del Tanque de Ideas Dossier Geopolitico

Centro de Estudios Estratégicos Suramericanos Confederación General del Trabajo -CGT-

Trabajo Final, Diplomatura en Estudios Estratégicos Chinos Universidad de la Defensa UNDEF Argentina: análisis desde la visión clásica de los geopoliticos atlantistas occidentales y los continentalistas euroasiáticos  Por Carlos Alberto PEREYRA MELE 

Seleccione la consigna N8 La “Ruta de la Seda Marítima o Collar de Perlas” de la apuesta diplomática clave de Política Exterior China y su ambicioso giro hacia el Oeste incluyendo los fundamentos o críticas de la afirmación, su contexto histórico, económico, político y cultural y una reflexión personal. 

El llamado Collar de Perlas es la proyección geopolitica china, que nos permite establecer los gigantescos cambios de los paradigmas que controlan el “sistema mundo” y los “geopoliticos” que se avecinan, desde la conquista del Mundo por los Europeos (S XV-XVI) y muy especialmente desde que Juan Sebastián Elcano realizó la circunnavegación del mundo y lo dejo cerrado dándole a las potencias europeas la superioridad sobre otros continentes al poder colonizarlos, dominarlos y explotarlos, que con la primera y segunda revolución industrial, le permitio establecer su superioridad sobre los conquistados y globalizados según sus cánones políticos, culturales y económicos. Como hemos podido ver en el curso de está Diplomatura; hasta la mitad del S XIX los mercados y el PBI económico mundial seguía estando en Asia (China e India). Solamente recordar por ejemplo: la Ruta del famoso “Galeón de Manila”, La ruta española de México a Filipinas y el comercio con China nos recuerda la importancia que tenia ese mercado para los europeos, pues gran parte de esos productos luego viajaban a toda Europa vía Cadiz y Sevilla. Y que era disputado por todas las potencias navales del viejo continente.

Esto también nos debe poner la centralidad del presente análisis, lo que fue y es el control marítimo y su dominio, para construir poder, y recordar cómo se fue trasladando ese poder de estados-naciones europeos de países, como España y Portugal a Francia e Inglaterra fundamentalmente (especialmente Inglaterra “reina” de los mares desde 1805 -Batalla de Trafalgar- hasta primeras décadas del S XX) y desde 1898 como EEUU surgirá como la “nueva” potencia naval derrotando a España y capturando Cuba, Puerto Rico (en el Caribe), “su” mar mediterraneo, y la Isla de Guam y las Filipinas, en el Pacifico, lo que llevó al gran intelectual argentino de la generación de 1900:  Manuel Baldomero Ugarte (Buenos Aires, 1875 – Niza, 1951) a alertarnos con gran visión a hispanoamérica, sobre el nacimiento de la República Imperial Norteamericana con alcance global y sus consecuencia para los pueblos americanos al sur del río Bravo.

Desde la antigüedad se sabe de la importancia, para las navegaciones rudimentarias que utilizaban los recursos naturales como: corrientes marinas y los vientos, del control de los pasos marítimos y de los sistemas de islas para la logística y abastecimientos de flotas, un caso paradigmático es Gibraltar -que desde 1704 le permite a Inglaterra administrar, regular y controlar el paso del Mar Mediterraneo al Océano Atlántico hasta la fecha o el control del Canal de Suez por parte de Inglaterra que controló durante décadas -el paso del Mar Rojo al Mar Mediterraneo que lo transformó en un lago inglés al mismo o el control del Canal de Panamá que le dio a EEUU (1914) la llave del paso del Atlantico al Pacifico y viceversa, y que con Cuba y Puerto rico lo transformó en un lago norteamericano al Mar Caribe. Pero ese control de pasos marítimos no perdió importancia con el advenimiento de la navegación por el vapor y nuevas fuentes energéticas sino que se incrementó.

Mientras ello ocurría, en el llamado mundo “occidental”, en China se impondría un auto-aislacionismo en el Imperio del Centro a la navegación y expediciones de grandes flotas por diversos motivos, después de los grandes viajes del navegante Zheng He que les permitio llegar al sur del Pacifico, el Océano Índico, al Cuerno de África y el actual Yemen y las costas africanas hasta la altura del canal de Madagascar. Pero China decidió abandonar el tridente de Neptuno y tendría una consecuencia nefasta para su futuro cercano, que llegaría con el llamado “siglo de la Humillación” (1850/1949), invadida con las dos guerras del Opio por Inglaterra y las potencias europeas, y por EEUU y por Japón. Hasta el triunfo de la revolución comunista y la instauración de la República Popular China. Que modificara esa tendencia declinante, de pobreza, de hambrunas, atraso y dependencia del extranjero invasor.

Esto nos lleva a extraer una primera aproximación al tema elegido, que los alcance de la Nueva Ruta de la Seda y del Collar de las Perlas, es justamente una idea geopolitica que saca a China del encierro geográfico que se le impuso y que tienen en cuenta las teoría de los clásicos anglosajones de la Geopolitica como:

A1: Halford John Mackinder -15 de febrero de 1861 – 6 de marzo de 1947- y sus seguidores estadounidenses como Nicholas John Spykman -13 de octubre de 1893 – 26 de junio de 1943- y Almirante Alfred Thayer Mahan, -27 de septiembre de 1840, West Point, Nueva York-1 de diciembre de 1914- Todos estos teóricos del poder naval y el control de las rutas comerciales -Talasocracias o atlantistas-, que se enfrenta a las teorías de los llamados continentalistas. 

A2: como el aleman Karl Ernst Haushofer -Múnich, 27 de agosto de 1869 – Pähl, 13 de marzo de 1946- y de pensadores geopoliticos rusos como Alexander Duguin.

¿Por qué decimos esto?: Vivíamos en un mundo dominado por Estados Unidos pero que de cierto modo estaba organizado por tratados internacionales. Sin embargo, eso se está viniendo abajo. Controlar territorios es un concepto importante para los Estados más poderosos. Eso les brinda poder económico y apoyo militar.

A1: La Teoría de  Mackinder de 1904 que marcó profundamente la geopolítica durante décadas del siglo pasado y que ahora está nuevamente de vuelta. En aquella época, los océanos eran dominados por la marina británica, lo cual era crucial para que una isla como Gran Bretaña sostuviera su gran imperio. Sin embargo, Mackinder pensó que esta situación se encontraba amenazada y fue ahí donde comenzó a profundizar sobre lo que él llamaba el «Heartland» (Corazón de la Tierra) de Eurasia. Mackinder pensó que un área tan extensa y rica, que a la vez podía ser recorrida con un sistema ferroviario, era una zona clave para los países con ansias de poder. «Quien domina el este de Europa, domina Heartland, quien domina Heartland, reina en la ‘Isla del Mundo’, quien domina la ‘Isla del Mundo’, gobierna el mundo entero«, según la teoría de Mackinder. Pero no incluye a China en sus análisis centrales, que vivía el periodo de la humillación (Pero China sus estrategas y geopoliticos si estudiaron está teoría, evidentemente). El continuador estadounidense Spykman de esa teoría no piensa que el heartland, «ese pivote geográfico del mundo», esa centralidad según un enfoque económico-geográfico, se encuentre localizado en Europa central / Rusia sino en una zona periférica, sobre el litoral o sobre una cuenca. Según él, el centro del mundo está compuesto de tierras litorales, las coastlands de Mackinder a las que llama «borde de tierras» o «anillo de tierras» o «borde de cuencas», el rimland.​ Este territorio periférico estaría atrapado entre el corazón europeo (Alemania, Rusia), y los mares tutelados por los ingleses. Pero después de la 2da Guerra Mundial es evidente que se establece la geoestrategia de EEUU en el control y cerco al mundo euroasiático controlado por la ex URSS, al cual en 1949 se incorpora China en ese bloque que debía ser aislado, dividido y contenido. Qué en la práctica geoestratégica, es lo que vemos con el desplazamiento hoy del eje de contención, de Medio Oriente y Europa al Pacifico-Indico desde las administraciones de Obama para aquí? 

A2 Contrario sensu, el continentalismo encabezado por Haushofer teorizaba que su país Alemania, humillado tras la gran guerra, podía formar una gran alianza con Rusia, Persia y Japón y así cortar los tentáculos del poder naval británico. Y luego con la Guerra Fría, por ello Estados Unidos estableció una serie de bases alrededor de los bloques dominados por los soviéticos, desde Alemania hasta Italia, Turquía, Corea del Sur y Japón. Pero en 1991 ese esquema se disolvió con la implosión soviética y con el acuerdo Chino estadounidense de Mao y Nixon. En 1997, el pensador ruso Dugin expresó sus ideas en un libro llamado The Foundations of Geopolitics,  «En geopolítica, hay dos polos absolutos de poder. Está el poder naval, que pertenece a Occidente, y el poder terrestre, que es Rusia. Hay una pelea por controlar Heartland. Como decía Mackinder, quien controla el este de Europa, controla Heartland. Y quien controla Heartland, domina el mundo», dijo en una conferencia en Shanghái. Pero nuevamente esa posición no incorporaba totalmente a China como algo central en este despliegue del nuevo orden mundial multipolar de tres cabezas China, EEUU y Rusia. Y que además lo estamos comprobando, que se manifiesta con el proyecto de la Nueva Ruta de la Seda y el Collar de Perlas que se centra, cada día mas con una alianza mas profunda euroasiática, entre China y Rusia como eje. Y que se expresa en una  gran variedad de proyectos de cooperación, de infraestructura marítima y desarrollo de la cadena de valor centrados en la integración del mercado, y el desarrollo de la cadena de valor  comercial, que otorgaron al gigante asiático el estatus de “potencia global”. Pero también en Acuerdos sobre Seguridad y Defensa

REFLEXIÓN FINAL: Ahora bien: El territorio euroasiático ha sido testigo del crecimiento de un nuevo poder, un nuevo emergente para disputar el control de la región pero de alcance global. Si Mackinder viviera hoy; quizás estaría mas preocupado de las extensas redes ferroviarias, caminos, puentes, túneles, aeropuertos, puertos, gasoductos, oleoductos, etc., que China está construyendo a lo largo de todo el continente. Y su versión naval el Collar de Perlas y que por ejemplo tiene una importancia central El CECP (China Pakistán)  que incluye la modernización de carreteras, ferrocarriles, gasoductos y otros grandes proyectos de infraestructura desde la costa paquistaní del Mar Arábigo hasta la frontera noreste del país, que limita con China.Con el Puerto de Gwadar hacia la región del Golfo Pérsico y Medio Oriente y una posición ventajosa para tener mayor influencia en África, así como en el sur y centro de Asia, evitando el estrecho de Malaca. Otra realidad será con seguridad el nuevo rol de un Yemen estabilizado que será parte fundamental de nexo entre Asia, África y Europa en está red de puertos. Como lo son los acuerdos geoestratégicos de una alianza en gestación Chino-Rusa, que se contrapone a la revisión de la Postura Global del Pentágono, que se anunció el lunes, que señala una postura global y la intención de desarrollar una «capacidad de respuesta global» que abarque no solo el Indo-Pacífico y Europa, sino que también incluya «requisitos de postura duradera» en el Medio Oriente, en África y en América Latina. Por eso, países del «sur global» como el nuestro, nos guste o no, van a quedar en el medio de un escenario global de disputas y confrontaciones entre el «mundo euroasiático» que avanza y los EEUU, en un mundo que se ha achicado dramáticamente y que hoy parece un «vecindario populoso». Un problema de magnitud como el que se nos presenta, que además desconocemos está nueva realidad: como la reciente Asociación Económica Regional Integral o RCEP, o el Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras – BAII o la cada vez mas poderosa Organización de Cooperación de Shanghai (OCS), para no dejarnos alinear tipo manu militari o tratando de responder a todas las presiones simultáneamente. todas son acciones de naturaleza Geoestratégica, y no se pueden pensar y resolver sin tener presente este escenario global en que nos encontramos. Pero también los tiempos difíciles son también tiempos de oportunidades.

Por ello consideramos que 5 siglos de dominio absoluto occidental y en especial anglosajón han llegado a su fin”…y se abre un abanico de nuevas oportunidades como también de desafíos de gran calado a los pueblos del Sur y a nuestro subcontinente suramericano por encima de idiologismo que nos atosigan y nos confunden.

Lic. Carlos Alberto Pereyra Mele

Director de Dossier Geopolitico

Córdoba, Argentina, Diciembre de 2021 

Fuentes: Diccionario latinoamericano de seguridad y geopolítica. Coautor Editorial Biblos 2009 – Artículos propios y periodísticos Extranjeros

Los estrechos desde la Antiguedad hasta la actualidad siguen siendo el Control de la navegacion

CURSO PESA 2021 AQUI PROGRAMA DE LA DIPLOMATURA SOBRE ESTUDIOS ESTRATEGICOS DE CHINA UNDEF ARGENTINA

Los halcones de Washington flotan para expulsar a Rusia de SWIFT, pero la incipiente alianza geoeconómica de Moscú con Beijing mantendrá el flujo de dinero

Pepe Escobar 16 de diciembre de 2021

Xi Jinping y Vladimir Putin pasaron una hora y 14 minutos en una conversación por video el miércoles. Geopolíticamente, allanando el camino para 2022, este es el que realmente importa, mucho más que Putin-Biden hace una semana.

El secretario de prensa del Kremlin, Dmitry Peskov, quien generalmente mide cuidadosamente sus palabras, había insinuado anteriormente que este intercambio sería «extremadamente importante».

Era obvio que los dos líderes no solo intercambiarían información sobre el gasoducto Power of Siberia 2. Pero Peskov se refería a la geopolítica del horario de máxima audiencia: cómo Rusia-China coordinarían sus contragolpes contra el combo guerra híbrida / Guerra Fría 2.0 desplegado por Estados Unidos y sus aliados.

Si bien no se esperaban filtraciones sustanciales de la 37a reunión entre Xi y Putin desde 2013 (se volverán a encontrar en persona en febrero de 2022, al comienzo de los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing), el asistente del presidente de Política Exterior Yuri Ushakov logró Entregue sucintamente al menos dos bits importantes de información.

Estos son los aspectos más destacados de la convocatoria:

Moscú informará a Pekín sobre el progreso, o la falta del mismo, en las negociaciones con Estados Unidos / OTAN sobre garantías de seguridad para Rusia.
Beijing apoya las demandas de Moscú a EE.UU. / OTAN por estas garantías de seguridad.
Putin y Xi acordaron crear una "estructura financiera independiente para las operaciones comerciales que no podrían ser influenciadas por otros países". Fuentes diplomáticas, extraoficialmente, dicen que la estructura puede ser anunciada por una cumbre conjunta a fines de 2022.
Hablaron de la “Cumbre por la Democracia” organizada por Biden, concluyendo que era contraproducente e impuso nuevas líneas divisorias. 

De todo lo anterior, el tercer punto es el que realmente cambia las reglas del juego: ya se está trabajando desde hace algunos años, y está ganando un impulso definitivo después de que los halcones de Washington del tipo Victoria Nuland presentaran recientemente la idea de expulsar a Rusia de SWIFT, la vasta red de mensajería utilizada por los bancos y otras instituciones financieras para realizar instrucciones de transferencia de dinero, como el paquete de sanciones definitivo para la no invasión de Ucrania.

Putin y Xi discutieron una vez más uno de sus temas clave en las reuniones bilaterales y BRICS: la necesidad de seguir aumentando la participación del yuan y el rublo en acuerdos mutuos, sin pasar por el dólar estadounidense, y abriendo nuevas vías bursátiles para los inversores rusos y chinos.

Pasar por alto un mecanismo SWIFT «influenciado por terceros países» se convierte en una necesidad. Ushakov lo expresó diplomáticamente como «la necesidad de intensificar los esfuerzos para formar una infraestructura financiera independiente para dar servicio a las operaciones comerciales entre Rusia y China».

Las empresas energéticas rusas, desde Gazprom hasta Rosneft, saben todo lo que hay que saber no solo sobre las amenazas estadounidenses, sino también sobre los efectos negativos del tsunami de dólares estadounidenses que inundó la economía mundial a través de la flexibilización cuantitativa de la Fed.

Este impulso Rusia-China es otra dimensión más del poder geoeconómico, geoestratégico y demográfico que se desplaza rápidamente hacia Eurasia y posiblemente presagia el advenimiento de un nuevo sistema mundial relacionado con otros asuntos que Putin-Xi ciertamente discutió: la interconexión de la Franja y la Ruta con la Unión Económica Euroasiática (EAEU), el alcance ampliado de la Organización de Cooperación de Shanghái (SCO) y la próxima presidencia china de BRICS en 2022.

Estados Unidos, con una deuda de 34 billones de dólares, el 236% de su PIB militarizado, está prácticamente en bancarrota. Rusia-China ya ha experimentado con sus sistemas de pago alternativos, que inevitablemente se integrarán.

Los bancos más importantes de ambos países adoptarán el sistema, así como los bancos de Eurasia que hacen negocios con ellos, y luego vastas franjas del Sur Global. SWIFT, a largo plazo, se utilizará solo en casos excepcionales si China y Rusia se salen con la suya.

MAIDAN REDUX

Ahora el corazón del rompecabezas geopolitico.

Ushakov confirmó que la Federación de Rusia ha presentado propuestas sobre garantías de seguridad a Estados Unidos. Como el propio Putin había confirmado incluso antes de hablar con Xi, se trata de «seguridad indivisible»: un mecanismo que ha sido consagrado en todo el territorio de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa desde una cumbre de 1975 en Helsinki.

Como era de esperar, bajo las órdenes de los poderes fácticos, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ya lo rechazó.

Tanto Xi como Putin identifican claramente cómo el Equipo Biden está desplegando una táctica de polarización estratégica bajo el viejo divide y vencerás. La ilusión en juego es construir un bloque pro-estadounidense – con participantes que van desde el Reino Unido y Australia hasta Israel y Arabia Saudita – para «aislar» Rusia-China.

Eso es lo que se esconde detrás de la narrativa que estalló estruendosamente sin parar en todo Occidente, a la que también estaba vinculada la Cumbre para la Democracia de Biden. Taiwán está siendo manipulado contra Pekín, mientras que Ucrania está siendo literalmente armada contra Rusia. La «agresión de China» se encuentra con la «agresión de Rusia».

Beijing no ha caído en la trampa, pero ha afirmado en diferentes niveles que Taiwán eventualmente se integrará en la patria continental, sin ninguna «invasión» ridícula. Y la ilusión de que la presión estadounidense masiva conducirá a grietas dentro del Partido Comunista Chino probablemente también esté generando tracción cero.

Ucrania es una propuesta mucho más volátil: una pesadilla disfuncional de inestabilidad sistémica, corrupción generalizada, turbios enredos oligárquicos y pobreza.

Washington todavía sigue el plan Maidan elaborado por Zbigniew Brzezinski y presentado para el distribuidor de galletas Nuland en 2014. Sin embargo, siete años después, ningún «estratega» estadounidense logró entender por qué Rusia no invadió Ucrania, que ha sido parte de Rusia durante siglos.

Para estos «estrategas», es imperativo que Rusia se enfrente a un segundo Vietnam, después de Afganistán en la década de 1980. Bueno, no va a suceder porque Moscú no tiene ningún interés en «invadir» Ucrania.

Se vuelve más complicado. El miedo final, dictar toda la política exterior de Estados Unidos desde principios del sglo 20 º es la posibilidad de Alemania de alzarse con una nueva versión de 1887 Tratado de Reaseguro de Bismarck con Rusia.

Agregue China a la combinación y estos tres actores podrán controlar casi toda la masa continental euroasiática. Actualizando Mackinder, Estados Unidos se convertiría en una isla geopolíticamente irrelevante.

Putin-Xi puede haber examinado no solo cómo las tácticas de guerra híbridas imperiales contra ellos se tambalean, sino también cómo las tácticas están arrastrando a Europa hacia el abismo de la irrelevancia.

Para la UE, como señala el ex diplomático británico Alastair Crooke, el equilibrio estratégico es un desastre: “La UE virtualmente ha roto sus relaciones con Rusia y China, al mismo tiempo. Los halcones de Washington lo querían. Un ‘Brzezinski europeo’ sin duda habría aconsejado a la UE de otra manera: nunca pierdas a ambos a la vez, nunca eres tan poderoso ”.

No es de extrañar que el liderazgo en Moscú-Beijing no pueda tomar en serio a nadie en Bruselas, ya sea una variedad de chihuahuas de la OTAN o la espectacularmente incompetente Ursula von der Leyen en la Comisión Europea.

Un débil rayo de luz es que París y Berlín, a diferencia de la Polonia rusófoba y la franja báltica, al menos prefieren tener algún tipo de negociación con Moscú sobre Ucrania en lugar de imponer sanciones adicionales.

Ahora imagine al ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, explicando el ABC de la política exterior a una despistada Annalena “Grune” Baerbock, que ahora se hace pasar por ministra de Relaciones Exteriores de Alemania y muestra una nueva mezcla de incompetencia y agresividad. De hecho, hizo la llamada telefónica.

Lavrov tuvo que explicar meticulosamente las consecuencias de la expansión de la OTAN; el acuerdo de Minsk; y cómo Berlín debería ejercer su derecho a presionar a Kiev para que respete a Minsk.

No se deben esperar filtraciones al respecto de Ushakov. Pero es justo imaginar que con «socios» como Estados Unidos, la OTAN y la UE, Xi y Putin deberían concluir que China y Rusia ni siquiera necesitan enemigos.