Entrevista realizada el 1ro. de Agosto en el Programa: “Tópicos para Conversar” por Sudamericana Radio de la Ciudad de Villa Carlos Paz, que conduce el Periodista Norberto Ganci. 

Tratamos los Temas que partieron de la pregunta principal: Que es la Geopolitica?

Hablamos de que estudia, cuantas geopoliticas existen, como ellas influyen en nuestro territorio, Para que sirve? Porque se la anuló en los 90. Porque está de moda?

La mesa solicitó aclarar temas diversos Internacionales, regionales y nacionales, en una fluida charla de dos horas, donde logramos instalar: las líneas generales y dejamos abierta temáticas importantes para futuros encuentros radiales.

El Audio escuchar en:


Juan Martin González Cabañas (*) 

El presente artículo tiene como objetivo plantear la Multipolaridad dentro una posible futura política exterior argentina con vocación autonómica/soberana.

El actual contexto internacional se presenta paradójico y complejo Hacía tiempo el orden global no era tan volátil, confuso y dinámico… Pero así como es cierto esto, lo es cierto también que hacía mucho tiempo el mismo no se  presentaba con tan amplio margen para el desarrollo de una política exterior con vocación autonómica, y de creación de capacidades para Argentina (económicas y de poderío nacional) así como otros países emergentes desde las zonas periféricas del sistema mundo. [1] Esto se debe al ascenso de potencias emergentes y otras que resurgen en el escenario internacional [2]. Procesos comprobados en información y en hechos.

El ascenso de una nueva constelación de potencias implicara, un cambio gravitacional en las relaciones de fuerza globales y su distribución. Esto es lo que denominamos Multipolaridad: Múltiples centros de poder distribuidos en distintas geografías. Esto implica múltiples alternativas para Argentina en su inserción y cooperación internacional, significa mayor campo de acción en el escenario global con su respectiva transferencia en la obtención de objetivos de interés nacional. 

Las dinámicas de las interacciones entre estos distintos polos, condicionarán el tablero global donde se encuentra inserta Argentina…aunque este tablero presenta múltiples desafíos, como lo son siempre las competencias entre bloques de potencias… también presenta oportunidades… Este contexto presenta a la Argentina nuevas alternativas múltiples de Asociación, y de patrones de cooperación…esto se conoce como Alineación Múltiple: Esto implica que… Ningún país inteligente se acomoda con una sola potencia, más bien los países intentan mantener vínculos con todas las grandes potencias, esperando sacar la mayor ventaja posible de sus interacciones [3].

Entonces según este marco analítico

¿Cómo deberíamos proponer una política exterior autónoma y soberana, que busque el desarrollo y prestigio del país? ¿Qué oportunidades buscar? ¿Cómo Plantear estos abordajes? ¿Cómo sería una estrategia exterior Multipolar Argentina? ¿Cómo comunicar discursivamente estos asuntos en la campaña electoral?

Planteamos cambios de praxis y de percepción, que no solo deben ser cambiados en un futuro gobierno, sino que también deben ser comunicados a la ciudadanía, al electorado:

Desde la praxis política implicaría romper con la etapa de dependencia y subordinación absoluta e irrestricta hacia los EEUU y demás potencias Atlantistas, europeas iniciada en 2015. Una inserción exterior inteligente no se basa en hacer concesiones carnales unilaterales [4] que refuerzan la posición periférica de nuestro país. El mismo principio se aplica a los organismos y grupos financieros. 

Pero primero debemos cambiar nuestras percepciones y  romper con el paradigma en nuestro país, difundido por su élite, de que el mundo solo es EEUU y Europa, y que tener una buena inserción global es solo aquella que se hace con los  EEUU y Europa, bajo su visto bueno y bajo sus parámetros, ósea haciendo concesiones todo el tiempo, en todos los ámbitos. 

Romper estos discursos, percepciones y paradigmas presentes a nivel político / ideológico / cultural, socialmente construidos e inducidos implicaría un proceso de “Insubordinación Fundante” en las conceptualizaciones de Marcelo Gullo. [5]

En un concierto global multipolar existe un mundo lleno de oportunidades… rompiendo estos discursos y paradigmas, el concepto de multipolaridad debe imponerse como categoría estratégica y discursiva para la ejecución de una política exterior con vocación autonómica que busque la obtención del interés nacional y el continental de la Patria Grande latino/sudamericana.  

(*) Juan Martin González Cabañas, analista Jr. del equipo de Dossier Geopolitico

Referencias:                                                                                                                                    

[1] En un mapa con placas tectónicas que se reacomodan, con un EE.UU que busca reconfigurar y  hacer revisionismo del mismo orden internacional que forjo, y una Unión  Europea en un “limbo geopolítico” sin una estrategia exterior unificada, sin definir si será un jugador o un tablero, en este contexto surgen oportunidades,  un mercado geopolítico para una gran cantidad de países que buscan nuevas formas de asociación y otro tipo de patrones en las relaciones internacionales.                                                                                                   

[2] Resurgen en la actualidad como nuevos polos del tablero internacional especialmente las regiones del Lejano Oriente y  Eurasia, hogares de históricos imperios y civilizaciones como Turquía, Irán, India, China y Rusia. Y otros países emergentes como por ejemplo Indonesia, Vietnam, Singapur.                                                                                                       

[3] https://www.geopolitica.ru/es/article/viejas-rutas-y-nuevos-paradigmas-sobre-el-ultimo-foro-de-la-iniciativa-de-la-franja-y-la                                                                                           

[4] Unilateralismo Periférico: conceptualización para definir la relación bilateral del gobierno de Macri con los Estados Unidos. Un patrón de relación de subordinación marcada por un tinte aun más dogmatico que en otras etapas, despreciando ciertas tradiciones diplomáticas multilaterales propias del país, sosteniendo que ofreciendo concesiones al poderoso se puede obtener los intereses propios.      

Ver:

https://www.clarin.com/opinion/relaciones-ee-uu-nueva-etapa_0_rka7ze-UM.html

[5] Un concepto que implica que para que un país abandone el estadio de subordinación y periferia, debe emprender un proceso de insubordinación ideológica del orden hegemónico dominante del momento, acompañado de un impulso estatal adecuado.  En este caso implicaría rebatir los discursos y argumentos del Macrismo en política exterior, expresados en el texto. 

Ver los libros de Marcelo Gullo:

La Insubordinación Fundante“.

-“Relaciones Internacionales. Una teoría crítica“. 

Bibliografia

Para ver más sobre la multipolaridad, visitar:

https://www.geopolitica.ru/es/article/un-heartland-distribuido

https://www.geopolitica.ru/es/article/dugin-en-shanghai-multipolaridad-unipolaridad-y-hegemonia-tercera-conferencia

Trabajo del Equipo de Dossier Geopolitico presentado el 25 de Julio en la Ciudad de Asunción en el Congreso Organizado por la Asociación de Ciencia Política del Paraguay: “30 años de Democracia”. Y que forma parte de una zaga del reciente artículo del Dr. Miguel A. Barrios sobre: “ LAS NOVEDADES GEOPOLÍTICAS DE EEUU COMO PROMOTOR DEL TERRORISMO EN EL SIGLO XXI”. En como el Imperio Norteamericano ejerce la Teoría del Caos promoviendo el “Terrorismo”, como herramienta de dominación.-

Teoría del caos: cambios geopolíticos y sociales

Carlos Alberto Pereyra Melé*

Juan Martin González Cabañas

Resumen:

El objetivo de este trabajo es abordar el modelo de la Teoría del Caos como doctrina de la política exterior de los Estados Unidos como vector de cambios sociales y geopolíticos. Se vincula este modelo como variante de las guerras hibridas bajo los parámetros de los estudios estratégicos. 

Introducción

Objetivo                                                                                                                                                                  

Este trabajo busca analizar las características de la teoría del caos y la guerra hibrida dentro de los ámbitos internacionales, geopolíticos y estratégicos. Este análisis buscara, causas, correlaciones, consecuencias, de cómo han influido estas teorizaciones y estrategias en el escenario mundial y geopolitico.

Metodología

  • Tipo de bibliografía y fuentes: La realización de este trabajo se ha llevado a cabo fundamentalmente mediante el análisis de una gran variedad de fuentes secundarias: académicas y científicas, de libros, documentos oficiales, artículos, sitios especializados, portales de noticias, disponibles tanto en fuentes bibliográficas como en recursos en internet. 
  • Tipo de Investigación: La naturaleza de esta investigación es cualitativa, nos basamos en el método fenomenológico/histórico y el método comparativo de una serie de casos analizados por medio de la observación y constatación empírica de fenómenos sociales evidentes (ocurridos u ocurriendo actualmente) y de forma deductiva haciendo relaciones entre variables que guarden, coherencia con los enunciados teóricos que sostienen dichas conclusiones para hacer inferencias sobre el qué tipo de fenómeno social nos encontramos, en base a nuestro marco teórico.
  • La hipótesis inicial fue que al menos había una correlación (sino causalidad) directa entre todos los conceptos mencionados en el marco teórico, con casos empíricos y comparados como los fenómenos de las primaveras árabes y las revoluciones de color. Y que la teoría del caos y la guerra hibrida son conceptos complementarios y funcionales en el marco de las guerras de cuarta generación, y que estas han sido aplicadas en los casos abordados. 

Marco teórico: ubicamos la teoría del caos aplicado dentro del marco de las disciplinas de la geopolitica y los estudios estratégicos e internacionales, y luego constatamos estas teorías para analizar los casos abordados. 

Marco teórico: 

Teoría del caos y ciencias sociales. 

Un análisis que realizó el politólogo ruso Leonid Savin es pertinente para introducirnos al uso del concepto de caos y su teorización/aplicación dentro de las ciencias sociales y específicamente en los ámbitos que abordamos:

  • La ideología y las ciencias políticas en su conjunto están directamente ligadas al paradigma científico que prevalece en la sociedad. En su época, la lógica cartesiana influyó en los procesos políticos en los países europeos, al igual que los principios y métodos de la guerra (la continuación de la política en su extremo según Clausewitz) y la diplomacia cambiaron a raíz de nuevos descubrimientos científicos. La cosmovisión religiosa también está directamente vinculada a los diseños políticos.” 

Los modernos estudios académicos sobre el caos se originan en los estudios de Edward Laurentz (quien había estudiado los sistemas originados por Bertalanffy) y sus orígenes provienen más bien de las ciencias naturales. La llamada teoría del Caos empezó a difundirse masivamente en 1987 con la publicación del libro de James Gleick “Chaos-Making a new science” y de forma posterior se consagro en el imaginario popular en los libros y películas de la franquicia Jurasic Park.

Como es sabido y se sostiene desde la epistemología, aplicar las teorías de las ciencias naturales al análisis de la realidad social, es problemático, pero esto no ha impedido no solo el interés por extrapolar los conceptos de estos campos de conocimiento para entender, sino también para aplicar a la realidad social. 

Pero si según Savin a veces los nuevos descubrimientos científicos o conceptos que explican los procesos en la naturaleza de los procesos son aplicables o aplicados a la descripción de los fenómenos políticos ¿Por qué no podemos aplicarlos a la dinámica geopolítica?  

En este trabajo el concepto de caos es vinculado por deducción a la realidad sociopolítica y constatado por medio del bagaje del teórico de las disciplinas que abordamos. Concepto que vinculamos con deducción en la teoría y constamos por empírea en inducción en los casos presentados.

El Argumento de Savin prosigue:

Después de todo, los militares occidentales han estado considerando desde hace mucho tiempo el pensamiento no lineal, las teorías holistas y varias escuelas académicas, y se han esforzado por aplicarlas en simulaciones de conflictos, tácticas de combate y estrategias. También podría ser que las ideas filosóficas de la posmodernidad (como la existencia rizomática y las teorías de Gilles Deleuze y Félix Guattari) así como las ciencias más precisas que prefieren fórmulas complejas y cálculos matemáticos”. 

Siguiendo comparación entre ciencias sociales y naturales se infieren estas conclusiones siendo un cuerpo social, como cualquier otro sistema encontrado en la naturaleza:

  • Un sistema social funciona de forma cíclica, lo cual nos permite establecer la existencia de algunas fases, periodos perfectamente diferenciados: estabilidad, desorganización, desestabilización, caos, reorganización, estabilidad
  • Cuando se tiene un sistema caótico caracterizado por la extrema aleatoriedad, paradójicamente puede provocarse y producirse una conducta ordenada después de un cierto tiempo con un “Atractor”  adecuado.
  • Entonces se considera a la sociedad como un sistema abierto, complejo y dinámico. A ese sistema se le atribuye la cualidad tanto de organizarse como de desorganizarse.
  • Si el cuerpo social es un sistema complejo y dinámico, entonces es susceptible por medio de distintos  vectores a ser inducido a un estado entropía.

Entonces según ciertas tendencias epistemológicas y metodológicas, los esquemas teóricos sobre la configuración de los sistemas sean naturales y sociales son homólogos, equivalentes. Al mantener los sistemas en todos los ámbitos y los sistemas ciertas características en común. 

Como explicaremos más adelante distintos autores norteamericanos, académicos, militares y “decisores”, formularían y sostendrían el uso, la ingenierizacion social del caos como estrategia doctrina para reconfigurar el mapa geopolitico global a favor de los intereses de su nación. 

Siguiendo este esquema sobre los sistemas sociales. Si se entiende a la ingeniería social como acciones dirigidas a modificar, influenciar conductas, comportamientos, aptitudes, percepciones de personas o grupos sociales. 

En podemos inferir en los ámbitos y según las disciplinas que abordamos con sus respectivos marcos teóricos que las teorías y acciones analizadas en este trabajo son verdaderos esquemas estratégicos de ingeniería geopolitica

La relación entre conflicto y caos.

Siguiendo el esquema anterior sobre sistemas el caos y desestabilización de un sistema social, como un país, es homologo a un proceso o fase de entropía.

En este trabajo nos enfocamos de forma principal en los procesos de caos y desestabilización que se manifiestan en violencia, crisis políticas, desobediencia cívica, rebeliones, levantamientos, revoluciones, cambios de gobierno,  guerras civiles, conflicto entre facciones, Estados fallidos.

En base a observaciones y el análisis del material, tanto teórico como oficial de instituciones, podemos inferir que mucho de estos casos de caos y desestabilización en países, que si bien ya pueden presentar tensiones de distinto tipo en su interior, estas tensiones se pueden  radicalizar, inducir o provocar artificialmente por medio de ciertas acciones que entran en las categorías de guerras de cuarta generación, guerras hibridas, de la que la estrategias que buscan generar caos son una variable. El objetivo es un cambio de gobierno, o un caos geopolitico que conduzca al colapso de un país o región entera. Para justificar  la afirmación de la teoría del caos como variante de las guerras hibridas veamos nuestro marco teórico sobre conflictos bélicos.

Tipos de guerra: paradigmas y su evolución.

Abordemos brevemente las teorizaciones sobre la evolución de la guerra y el conflicto interestatal bajo la teoría de la guerra y los estudios estratégicos, con el objetivo de constatar bajo inferencia cualitativa cual esquema se vincula de forma más lógica a la teoría del caos, teoría que entendemos se comprende dentro de las guerras hibridas y de cuarta generación.

Una de las tipologías bélicas más conocidas en los estudios internacionales y los estratégicos son las cuatro generaciones de la guerra moderna descritas por William Lind primero en su artículo de 1989 titulado “The Changing Face of War: Into the Fourth Generation” (El cambiante rostro de la guerra: Hacia la cuarta generación). El luego publicaría un libro profundizando esta comprensión de las guerras titulado “Understanding Fourth Generation War” (Entendiendo la guerra de cuarta generación).                                                                   

Analicemos de qué manera se comprenden esas cuatro generaciones de la guerra moderna:

Primera generación: Según Lind, esta generación abarca el periodo entre 1648 y 1860 (incluso antes en el tiempo) y consiste en la guerra de líneas y columnas tácticas, con armas de fuego y ejércitos profesionales estatales. Además según Lind, se creó una cultura militar del orden, y aquí aparecen diversos elementos que distinguen a un militar de un civil, como los uniformes y gradaciones.                                                                   

Segunda generación: Ésta generación se enmarca en la revolución industrial y la potencia de fuego. Lind la ejemplifica con el periodo de la primera guerra mundial (1914-1918), una guerra basada en la capacidad industrial y de transportes así como la creación masiva de trincheras para proteger a los soldados de la potencia de fuego. Así mismo Lind también señala que esta generación sigue manteniendo el orden, los procesos y procedimientos. El objetivo principal de los combates sigue siendo el ejército enemigo.                                                                                                                                              

Tercera generación: Es una respuesta a la guerra de posiciones que se basa en la guerra de movilidad y maniobras (mediante blindados, fuerzas mecanizadas y aviones) de armas conjuntas. La guerra relámpago ejemplificada en el ejército alemán de la segunda guerra mundial. Según expone Lind, la tercera generación no solo está basada en la potencia de fuego y el desgaste sino en la velocidad, sorpresa y dislocación mental así como física. Se busca aislar las fuerzas enemigas por medio de ataques fulminantes y maniobras dinámicas, se busca destruir sus comunicaciones, para bloquear una respuesta sostenida conjunta. En este sentido la superioridad tecnológica es crucial para el éxito

Se impone además la idea de una guerra total (facilitada por el avance del poder aéreo) donde además de ser un objetivos las fuerzas armadas rivales se busca colapsar la infraestructura critica del rival (fabricas, centrales de energía, comunicaciones). Además de ataques a poblaciones civiles, para quebrantar la moral.                                                

Cuarta generación y guerras híbridas: Ante el notable avances de la Tics (tecnologías de la información y comunicación) y la Revolución en los asuntos Militares (RAM), la agresión y el conflicto pueden descentralizarse y difuminarse. Se desarrollan métodos no convencionales, no militares. Entran en juego los actores no estatales y los grupos irregulares (como terroristas y guerrillas, grupos rebeldes) . El campo electrónico

Y el ciberespacio y se convierten otra dimensión más del conflicto.

  • En este nuevo contexto, la victoria, los objetivos estratégicos, no necesariamente se logran (o no es conveniente hacerlo) en el campo de batalla (de forma militar, directa convencional) porque tales acontecimientos son cada vez menos frecuentes y de menor escala en relación a las generaciones anteriores por ciertas condiciones. 

En el contexto histórico esto es causado por el avance de la tecnología, el resultado del equilibrio de poder y la relación de fuerzas después de la Guerra Fría. Los EE.UU disponen de una amplia superiodad militar convencional, hasta el final de la primera década del siglo XXI, sus principales hipótesis de conflicto, y compromisos militares eran grupos irregulares y los denominados “Estados Canalla”. 

Si bien cierto lo anterior, también lo es que de los posibles Estados que podrían ser sus rivales, las otras potencias que se encuentran en el “podio del poder duro” disponen de un arsenal nuclear (China y Rusia por ejemplo). De todos modos lo que persiste como variable dentro del paradigma de guerras de cuarta generación, es la concepción de que la acción directa militar convencional es ineficiente o tendría unos costos muy altos.

Identificamos a las guerras hibridas, como un tipo o una evolución de las guerras de cuarta generación:     

  • La guerra hibrida se caracteriza por la combinación de medios convencionales de fuerza armada (militar o irregular) con métodos no convencionales /indirectos.  

Ahora siguiendo estos esquemas la victoria, los objetivos estratégicos se pueden conseguir por métodos no convencionales, no directos, los cuales como influenciar a la sociedad (opinión pública) de un país determinado como  objetivo (enemigo) impulsando levantamientos, rebeliones. El objetivo es el cambio de régimen en un país determinado. Es decir, el método principal seria provocar una reacción social en el país objetivo, esta influencia se consigue mediante propaganda, campañas de desprestigio en redes sociales o mediáticas, organización de movilizaciones, desobediencia civil, infiltración en el poder judicial (lawfare) ataques cibernéticos, conspiraciones políticas. 

  • Se busca la movilización y radicalización de grupos sociales, políticos, étnicos, religiosos dentro del país objetivo. En última instancia si estos golpes blandos no llegan a esos resultados, se usan grupos armados irregulares.

El objetivo en la guerra hibrida repetimos, es el cambio de un gobierno/régimen en un país determinado. Pero hacemos énfasis en lo siguiente.

  • Pero bajo la concepción y aplicación de la teoría del caos como estrategia el colapso de las estructuras sociopolíticas de un país o región entera del globo puede ser también un objetivo buscado. 

El caos como teoría y estrategia

Académicos, analistas, militares  y funcionarios norteamericanos, teniendo un lugar destacado los discípulos del filósofo Leo Strauss, interpretaron que para reconfigurar el mapa de un nuevo orden mundial donde EEUU tendría el predominio hegemónico mundial luego de la implosión de la Unión Soviética, se podrían aplicar estrategias, doctrinas, modelos de Caos. Entre los ideólogos de esos modelos se encuentran: Leo Strauss, Steve Mann, Zbigniew Brzezinski, Thomas Barnett.

Según Leo Strauss, cuya tendencia como la de sus discípulos, seguidores es conocida bajo la denominación de “neoconservadores” o neocons, el verdadero poder no se ejerce en una situación de inmovilidad sino, por el contrario, mediante la destrucción de toda forma de resistencia. Sólo arrojando las masas al caos pueden aspirar las élites a la estabilidad de su propia posición. 

El círculo de “straussianos” que luego formaría parte del gabinete de George W Bush entiende que los Estados Unidos luego de la caída de la Unión Soviética, es el poder único predominante del mundo”  como y que la nación tiene la oportunidad única, providencial de “configurar un nuevo siglo favorable a sus principios y sus intereses“.  

En 1992 Steve Mann en “Chaos Theory and Strategic Thought”  (teoría del caos y pensamiento estratégico) conceptualizo que la aplicación de una estrategia de caos dependería de ciertas variables, y que comprendiendo un entorno (social) se podrían trazar estrategias para promover los intereses de EE.UU.        

Mann compara la capacidad de inducir este tipo de cambios dentro de una sociedad como “hackear” el software de una sociedad implantando un “virus”.  

En el caso de un país objetivo, el método para lograr eso serian provocar descontento de una población frente a su población por medio de: maniobras económicas, apoyo a la oposición política, campañas mediáticas y en redes de desprestigio, el cambio del código político, social cultural de tal población desde adentro, el apoyo a grupos insurgentes, atentados, ataques de bandera falsa, movilizaciones, desobediencia civil. 

Los gobiernos de un “país como objetivo”, bajo la mira se encuentran ante el dilema y la confusión, al no poder distinguir fácilmente los elementos/agentes provocadores del caos implantados (como un virus) dentro de su sistema social y la población que ha sido inducida (cuyas causas a ser inducidas en la convulsión pueden ser legitimas) y cuya represión podría ser aun más contraproducente, escalando la tensión. Este factor de incertidumbre temor o confusión solo multiplica aún más el “efecto caos”. El resultado de la aplicación de estos principios es el cambio de actitud ante un gobierno, con el posible resultado de un cambio de gobierno, o en casos más extremos combates guerras civiles, fracturas al interior de países enteros.

Steven Mann habla abiertamente de la necesidad de utilizar “el aumento del nivel crítico” de presión para inducir al “caos controlado” y asegurar los intereses nacionales de los Estados Unidos. La idea principal que se deriva de los pensamientos de Mann es llevar el sistema a un estado de “crisis“. Entonces, el sistema, dadas ciertas condiciones, entrará inevitablemente en el caos y la “transformación” se realizara. 

La teoría del caos como geoestrategia

Brzezinski en “El gran tablero mundial. La supremacía estadounidense y sus imperativos geoestratégicos” reedita las ideas del gran juego del siglo XIX proponiendo un accionar geopolitico que responden a los clásicos esquemas sostenían la búsqueda del dominio de Eurasia, del controlar del Heartland y el Rimland 

Estas medidas serian cercar geográficamente a los rivales o posibles futuros rivales estratégicos en Eurasia como Rusia, Irán y China, por medio de un “cordón sanitario” de países hostiles, asociados a los EE.UU, o también la instalación bases militares o la inducción de zonas de caos y violencia en el “vecindario geográfico”.

Brzezinski sostiene la necesidad de  incitar conflictos, violencia, crisis económicas y/o sociales, con la finalidad de impulsar el acoso y derrocamiento de Gobiernos no favorables a los intereses de los EEUU o en su defecto, impulsar una fragmentación de ese territorio, con el objeto de colocar “gobiernos amigos” en los espacios geográficos. 

Brzezinski propone la siguiente geo-estrategia, donde el Oriente Medio está jugando un papel clave como peldaño hacia Eurasia, región que aseguraría la hegemonía total de EE.UU:

1. Fomentar el caos y la guerra en la región

2. Declarar la guerra contra el terrorismo y trasladar la carga a Rusia y China, aprovechándolos en un conflicto sin esperanza en la región.

3. Mantener o incluso aumentar su presencia militar bajo el pretexto de preservar la estabilidad en el Oriente Medio.

El planteamiento es simple: es necesario crear el “caos social” en los estados que condicionen o limiten la hegemonía de Estados Unidos, con el objetivo de crear un desorden de tal magnitud que nada pueda oponerse a la voluntad de la superpotencia. 

Korybbiko destaca: “la teoría geopolitica más influyente para la guerra hibrida es la idea de Balcanes Eurasiáticos” de Brzezinski, ya que junto con el caos dirigido, ambos conceptos se complementan. Por lo tanto si el objetivo de unos Balcanes Eurasiáticos es la estrategia, la guerra hibrida es la táctica para lograrlo. La idea es desestabilizar la periferia eurasiática por medio de fuerzas “proxys” (delegados armados), pero dirigidas detrás de bastidores por EE.UU. 

En el libro “The Pentagon’s New Map” (El nuevo Mapa del pentágono) Thomas Barnett propone el modelo “núcleo funcional y zonas no integradas”. En estas últimas regiones las guerras y conflictos se vuelven interminables y recurrentes. Ya no es necesaria una transición controlada con un dictador amigo o un gobierno sumiso; el desorden y el desgobierno son el objetivo. 

Esta idea no considera que el acceso a los recursos es crucial para Washington sino que los estados del “núcleo funcional” sólo tendrían acceso a esos recursos recurriendo a los estadounidenses. Para ello es necesario destruir la estructura estatal  de los países invadidos, de una forma que cuando lo necesiten estos recursos sean de fácil acceso.

Es esta ultima concepción es un cambio de paradigma frente a las demás concepciones teóricas  y estratégicas. El caos puede ser útil como herramienta, se puede gobernar por medio del caos

Teoría del caos aplicada 

El caos como categoría de la guerra hibrida.

Insertados los elementos y vectores que generan entropía en un sistema social, la guerras hibridas puede comenzar primero como protestas de la población e ir escalando hasta llegar altos niveles de violencia, llevando incluso a guerras civiles.

La metodología y práctica usual de este tipo de paradigma se ha aplicado en las “revoluciones de color” (en Europa oriental, el Cáucaso, Asia central, regiones que comprenden las zonas de influencia de la ex Unión Soviética y de la actual Rusia.

Siendo uno de los casos más paradigmáticos y actuales la revolución del Euromaidan en Ucrania). Siendo no solo de estudios de caso, sino de ser susceptibles de estudios comparativos 

Las revoluciones de color son las revueltas que ocasionaron cambios de gobierno en el ex espacio soviético de Europa oriental, Cáucaso y Asia Central, siendo la ultima hasta la fecha el Euromaidan en Ucrania que tuvo como resultado el derrocamiento del presidente Yanukovich. Las revoluciones de color pueden ser generalmente concebidas como “protestas populares” de origen internas pero, luego radicalizadas por elementos, vectores provocadores (agentes del caos) infiltrados con apoyo desde el exterior.

También son destacables las primaveras árabes, que comenzaron como levantamientos populares, pero terminaron con fuertes represiones, los casos sirios y libio siendo los más violentos terminando en guerras civiles.

Conclusiones:

En base al marco teórico ya visto sobre sistemas sociales y caos:

Se considerar a la sociedad como un sistema abierto, complejo y dinámico. A ese sistema se le atribuye la cualidad tanto de organizarse como de desorganizarse. El caos constructivo sucede cuando hay un intento de aprovechar estas fuerzas destructivas y aparentemente aleatorias, con propósitos estratégicos. 

La estrategia del caos propone la creación artificial de caos y violencia en un país o zonas que se consideran objetivos, mediante una guerra no convencional, esto es el uso de distintos métodos para lograr convulsiones interiores que influyan dentro de un país objetivo o el uso de intermediaros armados para que conduzcan a un escenario de guerra civil en un país objetivo. Es un enfoque estandarizado para el cambio de gobierno o el colapso político de un país o región. 

Con estos argumentos concluimos por medio de la evidencia inductiva de casos reales, y la deducción al comparar y contrastar las principales coincidencias entre todos los casos, además la coherencia interna relacional que guarda nuestro esquema teórico bajo estudio en relación a los otros constructos teóricos abordados.

Sostenemos en base al análisis teórico anterior y a la posterior constatación empírica por medio del material presentado que los fundamentos  de la teoría del caos  despertaron un gran interés por parte de un sector de la elite norteamericana. Distintos autores, académicos, militares y “decisores” tomaron premisas teóricas de la misma para entender la mecánica de los movimientos sociales en los países y operar sobre ellos para la obtención de ciertos objetivos. Formularían su aplicación como estrategia, por medio de un caos construido, para el logro de los intereses geoestratégicos norteamericanos. 

Siguiendo las secuencias lógicas de las teorías del caos y de la guerra hibrida:

Estos modelos se inician con la implantación de una revolución de colores, o una “primavera”, algún tipo de revuelta o manifestación popular, como intento de golpe suave, que es seguida luego de un golpe duro, por intermedio de una guerra no convencional si el primero fracasa

Se induce a las poblaciones a métodos de ingeniería social y de guerras hibridas, estos pueden escalar en violencia, pudrir guerras civiles, los resultados son el cambio de gobierno o el colapso del mismo. Si se repite esta secuencia en varios países de una misma región, podemos hablar de  zonas no integradas bajo los parámetros de Barnett.

La teoría del caos aplicada como estrategia es una forma de ingeniería social. 

En base a una comparación de los lineamientos principales de la estrategia del caos y la guerra hibrida, encontramos bajo deducción que la teoría del caos se entiende como una variante del paradigma de guerras hibrida y de cuarta generación.  El objetivo es el cambio de régimen de un país marcado como objetivo, pero tampoco se debe descartar que el colapso de una estructura estatal no sea un objetivo deseado.       

Según hemos observados en todos estos casos la Teoría del caos ha sido usada como fundamento geoestratégico de los EEUU para afianzar en su rol de hegemón global luego de la Guerra Fría, principalmente en el área de Medio Oriente. 

Siguiendo la metáfora de Barnett, la teoría del caos busca provocar, inducir actitudes,  comportamientos, mediante ingeniería social a la población de un país objetivo además de infiltrar elementos externos, la  violencia se esparce como el virus de una computadora, el resultado esperado es que el sistema se “reinicie” con un cambio de gobierno o se desintegración tal Estado. Si ese es el último caso también será favorable para los EE.UU de todos modos.  

En base a la metodología histórica para analizar, y la metodología prospectiva para proyectar, en base a de seguimiento de tendencias. No se descarta su uso futuro en otros escenarios. Así como han ocurrido las primaveras árabes y las revoluciones de color en el ex espacio soviético, esto no significa que no se puedan desarrollar fuera de esas áreas geográficas, según los intereses de contendientes en lucha por sus intereses. Se observan muchos de estos patrones anteriormente mencionados en Venezuela hasta la fecha. Se han detectados movimientos de este tipo en Hong Kong.

La teoría del caos es una de las tantas metodologías y estrategias disponible para una gran potencia, como lo son especialmente los Estados Unidos. Cuyo gran objetivo exterior y geopolitico es la fragmentación y fracturación del cinturón euroasiático. 

Debemos destacar que esa búsqueda de un proyecto de hegemonía unipolar norteamericano incuestionable encontró su contrapeso en los últimos años con la participación e intervención activa en varios escenarios y situaciones globales de China y Rusia, que hasta la fecha parecen buscar consolidar una asociación estratégica.

  • Director en www.dossiergeopolitco.com

licpereyramele@gmail.com

2 Leonid Savin: “the Eurasian Union and the complex systems theory”:

http://katehon.com/article/eurasian-union-and-complex-systems-theory

3   como veremos muchas de estas formulaciones de encuentran en libros y documentos oficiales, por lo que las inferencias que se pueden sacar de ellos no son meras especulaciones conspirativas.

4 Geoestrategias destinadas a cambiar las estructuras sociales y políticas de un país o el mapa geopolitico de regiones enteras y las relaciones de fuerzas en el equilibrio de poder del orden internacional.

5  Miguel Angel Barrios: “la evolución de la guerra y el caso venezolano” ://dossiergeopolitico.com/2019/05/15/la-evolucion-de-la-guerra-y-su-actualidad-en-el-caso-venezolano/

6 Carlos Pereyra Mele: “La Guerra Híbrida en Venezuela”
https://dossiergeopolitico.com/2019/02/10/la-guerra-hibrida-en-venezuela-x-carlos-pereyra-mele/

7 Miguel Angel Barrios:”Cibergeopolitica: un análisis estratégico desde nuestra América”
https://dossiergeopolitico.com/2019/06/23/cibergeopolitica-un-analisis-estrategico-desde-nuestra-america/

8 Ver en Carlos Pereyra Mele: “Guerra híbrida en Suramérica”:
https://www.alainet.org/es/articulo/186331

9 aunque esta concepción doctrinaria ya se ha modificado, en 2017 el documento conocido como “Estrategia de seguridad de los Estados Unidos” sostiene el regreso de la competencia entre grandes potencias como hipótesis de conflicto. Disponible en la web:
https://www.whitehouse.gov/wp-content/uploads/2017/12/NSS-Final-12-18-2017-0905-2.pdf

10  Concepto elaborado por Gene Sharp, es la el resultado de una secuencia de métodos para someter un gobierno a una situación de crisis y expuesto en su libros “de la tiranía a la democracia” y

11  Shadia Drury: “Leo Strauss and the American Right“.

12 Ver la declaración del think tank Proyecto para un Nuevo Siglo Americano, esta usina agrupo a estos dirigentes y pensadores Neocon: http://pnac.info/

13 Esas variables eran: Forma inicial del sistema/ Estructura subyacente del sistema/Cohesión entre los actores/ energía conflictiva entre los actores.

14 Competencia geoestratégica entre el imperio británico y el imperio ruso en el siglo XIX por el control e influencia en Asia Central. Este periodo histórico sirvió de contexto e influencia para las formulaciones de Halford Mackinder, uno de los pioneros de la geopolitica.

15 Tierra núcleo o cordial. Teoría propuesta por Halford Mackinder que sostenía que el control de una franja terrestre que va del Asia Central a Europa Oriental, inclusive central (lo que algunos analistas llaman Eurasia) por su ubicación geográfica y dotación de recursos aseguraría el dominio mundial. 

16   Las tierras costeras, que “bordean” al Heartland. Nicholas Spykman, sostenía que era el control del Rimland y por lo tanto el del Heartland el que aseguraría el dominio mundial.

17 “Hybrid wars: the indirect adaptative approach to regime change”.

18 Término usado en referencia a una zona conflictiva: originado por los conflictos recurrentes en los Balcanes en el periodo aproximado de 1850-1914. No en vano el casus belli de la primera guerra mundial se origina en Sarajevo, Bosnia.

19 Para desarrollar mas esta idea ver : Lucien Cerise “ingeniería social del caos identitario” https://www.geopolitica.ru/es/article/ingenieria-social-del-conflicto-identitario

20 Se han registrado cinco intentos de revolución en el ex espacio soviético: Desde 2003: Georgia, Ucrania, Kirguistán, Belarus, Moldavia, siendo exitosos en cambiar al gobiernos los de Ucrania y Georgia.

21 Entre el 2008 y 2011 todos los países del Magreb, Asia Menor y el Golfo arabico/pérsico exceptuando, tal vez Marruecos experimentaron grandes movilizaciones populares en mayor o menor medida que buscaban reformas políticas, o comenzando asi y luego terminando en un cambio de régimen, en los casos de Libia y Siria terminando en violencia y guerra civil. la tendencias se expandió hasta Irán (no es un país árabe y ocupa más bien un lugar cerca del centro de Asia, pero se lo engloba en el concepto del Medio Oriente ampliado).

Entre el 2008 y 2011 todos los países del Magreb, Asia Menor y el Golfo arabico/pérsico exceptuando, tal vez Marruecos experimentaron grandes movilizaciones populares en mayor o menor medida que buscaban reformas políticas, o comenzando asi y luego terminando en un cambio de régimen, en los casos de Libia y Siria terminando en violencia y guerra civil. la tendencias se expandió hasta Irán (no es un país árabe y ocupa más bien un lugar cerca del centro de Asia, pero se lo engloba en el concepto del Medio Oriente ampliado).

Vale preguntar porque las monarquías del golfo que mantienen una asociación más estrecha con los Estados Unidos que el resto de los países de la región fueron los países que menos sintieron el “cimbronazo” social”.

23 Ver Pascualino Angiolillo Fernández: “teorías de guerra que se están aplicando en Venezuela” https://dossiergeopolitico.com/2019/03/22/teorias-de-guerra-se-estan-aplicando-contra-venezuela-x-gral-pascualino-angiolillo-fernandez/

Bibliografía 

Diccionario latinoamericano de seguridad y geopolítica”. Barrios, Miguel Ángel – Pereyra Mele, Carlos y otros. Editorial Biblos. 2009.

“Hybrid wars: the indirect adaptative approach to regime change”. Korybbiko, Andrew.  Institute for Strategic Studies and Predictions PFUR. 2015

Brzezinski, Zbigniew (1998). El gran tablero mundial. La supremacía estadounidense y sus imperativos geoestratégicos. Buenos Aires: Paidós.1998.

Barnett, Thomas P.M. The Pentagon’s New Map. Putnam. Publishing Group. 2003.

Mann, Steven. “Chaos Theory and Strategic Thought.”. Parameters. 1992.

Sharp, Gene. “From Dictatorship to Democracy”.  The Albert Einstein Institution, 2010. 

Drury, Shadia “Leo Strauss and the American Right”. Palgrave Macmillan 1999.

Drury, Shadia “Political Ideas ff Leo Strauss” Palgrave Macmillan 1999.

Por Miguel Ángel Barrios

El gran geopolítico inglés Halford Mackinder en su famosa conferencia “El pivot geográfico en la historia” del año 1904 dividía al mundo como sistema (fue el primero de hablar de sistema desde un enfoque geopolítico historicista de la Tierra) que incluye a la Isla Mundial -Eurasia, en la que la zona de Rusia se encuentra en el área decisiva del poder mundial- y las islas continentales, como África y América que no poseen acceso directo a la Isla Mundial.

Con el tiempo, Nicolás Spykman, el geopolítico de la supremacía mundial de los EEUU y discípulo de Mackinder, escribe durante la II Guerra Mundial “EEUU frente al mundo” y ratifica la necesidad de controlar Eurasia desde los bordes-rimland- ya que EEUU es un hegemón mundial que tiene la característica de no estar ubicada en la isla mundial, sino en la isla continental.

Es el primer imperio de la historia con esta excepcionalidad geopolítica, por ello Inglaterra es fundamental para dividir Europa y Japón para dividir Asia y de esa manera se convierten en plataforma accesible para controlar la isla mundial desde la isla continental.

Pero Spykman agrega una vuelta de tuerca, hay que mantener dividida a América Latina en cuanto más pedazos sea posible para que no logre articular en el poder político su unidad cultural, y para ello el instrumento era la agresión económica y militar. Spykman renueva desde una nueva lógica geopolítico la mal llamada doctrina Monroe, en verdad una declaración unilateral del presidente James Monroe ideada por su secretario de Estado Quincy Adams para convertirnos en patio trasero y hacer realidad “América para los americanos”, o sea para EEUU. Recordemos que nace para boicotear la idea unionista del Libertador Simón Bolívar. El filósofo José Vasconcelos lo desmenuza muy bien en su obra “Bolivariano vs Monroísmo”. (Miguel Ángel Barrios-Director, Diccionario Latinoamericano de Seguridad y Geopolítica, Biblo, BsAs, 2.009).

EEUU adolece de una gran desorientación estratégica en la postguerra fría y ante la emergencia de un mundo multipolar a partir de la derrota de Daesh o ISIS (organización terrorista creada por ellos, como se desprende de WikiLeaks y el rol de Hillary Clinton) en Siria ocasionada por las fuerzas sirias, Rusia, Irán y la diplomacia activa del Papa Francisco, que abrieron posibilidad concreta de un sistema mundial multipolar global y desoccidental.

Esto convierte a la República Imperial en un león herido y más peligroso con sus Halcones pretendiendo concretar en un tablero militar al sistema mundial y en el principal desestabilizador de la seguridad internacional y al mismo tiempo promotor del terrorismo mundial.

En la Isla Mundial crea una peligrosa escalada contra la República Islámica de Irán, país potencia regional del mundo cultural islámico, a los 40 años de la gran revolución realizada desde una dimensión religiosa por el Ayatollah Jomeini.

Justamente en la zona del Mar Arábigo y del Estrecho de Ormuz -de una trascendencia geopolítica sin igual como ruta del petróleo-.Y aquí se combina la potencia de Irán y su alianza con Rusia y China.

Además involucra a Inglaterra, su jubilada privilegiada según Brzezinski, en un juego peligrosísimo de suma cero que ya produjo pérdidas como el derribo de un dron o la incautación de buques de contrabando ingleses.

A ello se agrega el aislamiento diplomático debido al desprestigio mundial actual de sus aliados históricos como Arabia Saudita e Israel, verdaderos Estados violadores de los derechos humanos.

Esta miopía política de los Halcones de la política exterior norteamericana, puede conducir a EEUU en poco tiempo -desde la actualidad histórica siempre- a una derrota fatal en la Isla Mundial.

A esto se agrava con el impulso de una nueva doctrina Monroe en la Isla Continental, es decir en lo que ellos consideran su “patio trasero”.

Esta doctrina que para nosotros es nítida tiene tres pilares: económica, judicial y militar.

En lo económico la guerra indirecta o directa contra China, en lo judicial crear un partido de persecución direccionada basado en sus intereses (el exjuez Moro y la detención de Lula es un caso paradigmático) y la militarización de América del Sur creando la hipótesis de que el terrorismo y el crimen organizado son las amenazas en un nuevo rostro de la doctrina de la seguridad nacional pero traducida con los mismos fines en doctrina de la inseguridad nacional.

En Venezuela se está desarrollando la primera guerra híbrida de la historia en América Latina (en síntesis, la guerra híbrida incluye nuevas formas de guerra donde se combinan todos los tipos de guerra de la historia, o sea convencional, no convencional, terrorismo, guerra psicológica, guerra económica, guerra desinformativa, acciones paramilitares, búsqueda de cambio de régimen de gobierno, etc.).

Y la sorpresa estratégica mundial, aunque muchos “expertos locales” estén silenciosos, es que Venezuela con la alianza lógica con otros actores está propinando una derrota a EEUU en la Isla Continental. En esto reside un hecho central, el silencio y la declaración de no intervención de las FFAA del Brasil a contrapelo del apoyo a los EEUU de su presidente, Bolsonaro.

Y el grupo diplomático de países de apoyo a la democracia venezolana, una especie de nueva OEA, el llamado PROSUR o mejor decir PRONORTE no posee el mínimo prestigio, a tal punto que uno de sus líderes es el desprestigiado presidente argentino Macri, y por lo tanto se desprestigia rápidamente.

A cinco meses de lanzada la doctrina Guaidó en el contexto de la nueva doctrina Monroe, todo ha fracasado en Venezuela. E inclusive en lo diplomático y lo militar.

Venezuela es la frontera real de América del Sur con los EEUU, el Caribe es el mar Nostrum del imperio y sus características geopolíticas son únicos por ser: latinoamericana, suramericana y caribeña. Es el gran logro de redescubrirla para nosotros que hizo el Comandante Hugo Chávez.

De lo que se trata, para no desviarnos, es de no entramparnos en Maduro si o Maduro no, sino en reconocer que la doctrina Guaidó puede conducir a que cualquier ciudadano desde una tarima se autoproclame presidente y EEUU lo reconozca a los quince minutos.

Si eso triunfa, mañana cualquiera se autoproclama presidente de la Amazonia, de la Patagonia o de la mal llamada Triple Frontera y se produce una rebalcanizacion de América Latina.

Es decir, en este punto  también EEUU está siendo derrotada principalmente por la unidad de las FFAA bolivarianas. No por casualidad, el nefasto Francis Fukuyama -admirado por gran parte de la intelligentzia argentina- acaba de declarar en su flamante visita a la Argentina, que las FFAA bolivarianas es un ejército de narcotraficantes. Y su último libro “Identidad” ataca a Juan Domingo Perón como el arquetipo de la política del resentimiento en América del Sur.

Siguen considerando a Perón como peligroso, en la línea de Churchill, Condolezza Ricce, Kissinger, entre otros. Lo más triste, es que la gran mayoría de los dirigentes pejotistas no se dan por aludidos por cobardía y cipayismo.

Sin embargo, el peronismo como fenómeno histórico cultural está en la base del pueblo argentino y los dirigentes pejotistas deben saber que si no son fieles al pueblo, serán arrasados por la historia.

Cómo último punto del análisis, decimos que se acaba de realizar en Buenos Aires, con la presencia del Secretario de Estado de los EEUU, Mike Pompeo la II Conferencia Hemisférica contra el Terrorismo, continuación de la primera realizada en diciembre de 2018 en EEUU.

Se declaró como enemigo al terrorismo, como conclusión del encuentro. Mejor decir al llamado “terrorismo islámico” y acusan a Irán de los atentados a  la Embajada y la AMIA. En este punto, nos hacemos eco de las palabras del Papa Francisco cuando dijo que “el terrorismo no es sinónimo de islamismo”.

Pero dos días antes del 19 de julio, en que fue el encuentro, el presidente Macri declaró, en un registro que creó por presión de EEUU e Israel, a la agrupación Hezbolla del Líbano como terrorista.

Esto constituye un hecho de una gravedad única porque es una verdadera declaración de guerra al Líbano, ya que Hezbolla es un partido oficialmente reconocido que posee legisladores y ministerios en el Líbano -es decir forma parte del gobierno- y más aún, ni siquiera las Naciones Unidas lo declara como organización terrorista. Y además, se produce una persecución sin igual a ciudadanos siriolibaneses incorporados a la comunidad argentina, como familias argentinas y de trabajo.

La irresponsabilidad es tan grande que el gobierno argentino se involucra en la tercera guerra mundial de a trozos que denuncia el Papa Francisco y nos alinea peligrosamente con EEUU, Israel y Arabia Saudita, en una guerra que están perdiendo ante Rusia, Irán, China y Siria y la diplomacia multipolar papal .Y esta derrota en la Isla Mundial es el factor principal del nacimiento de un “orden” multipolar, la contrapartida a eso es un imperio militar global expresado en “El Proyecto para el Nuevo Siglo Americano” de los Halcones norteamericanos.

Además acusan a Hezbolla de haber planificado los dos atentados y de financiar al terrorismo desde la Triple Frontera.

Triple Frontera es una categoría geopolítica nacida en los EEUU a partir de los atentados refiriéndose a una “área sin ley”. En verdad, siempre fue y es el hito de las tres fronteras entre Puerto Iguazú-Argentina-, Foz de Iguazú-Brasil- y Ciudad del Este-Paraguay.

El récord de afluencia turística aumenta año a año, la integración es total en lo comercial, cultural y educativo, como toda frontera.

Por supuesto, hay hechos de inseguridad, como contrabando de todo tipo, por ejemplo que involucra a la cuestión de la seguridad fronteriza. Pero nunca hubo un atentado terrorista ni se descubrieron grupos terroristas, más allá de la gran comunidad siriolibanesa de Foz de Iguazú.

Y aquí un punto nuclear. No se puede hablar de ningún tema y más de seguridad sin precisar los actores estratégicos.

No existe un consenso unánime en el Derecho internacional de terrorismo. Para nosotros Terrorismo más que un sujeto es una táctica de la violencia con fines políticos.

Puede ser un individuo, un grupo parapolicial o paramilitar, un individuo o un Estado. O sea, lo que define al terrorismo no es la morfología del sujeto sino su acción.

En lo que respecta al crimen organizado podemos afirmar que se trata de un grupo estructurado que a partir del narcotráfico aglutina a más de 23 delitos. Y a medida que gana territorialidad se convierte en actor político económico y no solo económico.

También aclaramos que no existe crimen organizado sin la connivencia de sectores del poder político, policial, judicial, empresarial, etc. Pero más que nada del sector financiero global, es decir de los paraísos fiscales o “guaridas fiscales” que hacen “ingresar” al circuito legal el origen sucio del dinero del narcotráfico.

Existen acusaciones de servicios de inteligencia de los “movimientos financieros” de familias libanesas, y los “expertos” en seguridad, en un corte y pegue de la “información”, escriben al respecto. Siempre existen dentro de los expertos muy escasas excepciones, pero las hay.

Pero nada dicen, por ejemplo, de que el expresidente de Paraguay, Horacio Cartes, íntimo amigo de Macri, está acusado por la justicia de ser uno de los líderes de la economía informal de Ciudad del Este. Y además, Ciudad del Este está llena de bancos angloamericanos.

Ya estos “informes” llegaron a decir que Ben Laden estuvo en la zona en la década de los 90 del siglo pasado sin seriedad alguna.

Sin embargo, llama la atención que estos “expertos” no hablen de las apetencias de la República Imperial del sistema acuífero guaraní, la biodiversidad, el litio, el petróleo, el gas, en síntesis de nuestros recursos naturales.

Por último, hemos fallado como Unasur en su momento, cuando se llegó a crear el Consejo Sudamericano de Seguridad, pero no se coordinó con la comunidad la creación de un Observatorio del delito y la violencia en el participen la justicia, los municipios, las asociaciones intermedias, las universidades, etc.

Se habla de la “Triple Frontera” sin conocer, reiteramos, realizando corte y pega de diarios.

En mi caso, soy profesor de la Universidad Internacional Tres Fronteras de postgrado en Ciudad del Este, he sido invitado por la Universidad Latinoamericana de Integración (UNILA) en Foz a exponer en congresos y he dictado curso a la policía de Misiones y al Ejército en Iguazú.

Y por lo tanto no me contaron, conozco muy bien el hito de las Tres Fronteras y en homenaje a esa gran comunidad fronteriza tenemos el deber de saber y de exigir la verdad, pero en serio.

Por eso, consideramos que el fomento de guerras híbridas convierten a EEUU en patrocinador del terrorismo y más aún, cuando están perdiendo en la Isla Mundial y en la Isla Continental.

Su desesperación estratégica lo transforma en el principal desestabilizador de la paz mundial.

Miguel Ángel Barrios -Argentina- Director Académico de Dossier Geopolitico, Doctor en Educación y en Ciencia Política. Autor de reconocidas obras sobre América Latina.

Análisis semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo

Club de la Pluma: Arte, Ciencia, Cultura, Derechos Humanos, Geopolítica, Deuda Externa, Relatos, Cuentos, Educación, Opinión, Editorial, Efemérides, Comunidades Originarias, Filosofía Y Mucho Más…

TEMAS

Las Tensiones en el territorio Volátil del Medio Oriente se incrementa -Utilizando el caos Ordenado- para crear “El Gran Medio Oriente”; Detención de buques petroleros por los Ingleses y ahora por Irán

El Inicio del Nuevo Conflicto con el retiro de EEUU del Acuerdo del 5+1 e Irán, más el Intento de dictar 12 puntos que son una especie de rendición incondicional a Irán

Despliegue de más tropas Norteamericanas en Arabia Saudita 

América latina también dentro del Conflicto Global, Venezuela intercepta un Avión Espía en su territorio. Pero la mayor posible crisis dentro de este conflicto mundial, la administración de Mauricio Macri “alegremente” nos introduce en el mismo al “declarar” a Hezbollah como grupo terrorista. Todo por el simple hecho de seguir recibiendo el dinero del FMI que le permitirá llegar a las elecciones sin declarar el default.

Analizamos las falta de Defensa, de Inteligencia y de Seguridad del País, es MUY GRAVE en el conflicto en el que nos introducimos 

Escuchar mas:…………………….

Qué es Hezbollah

Comenzó como una serie de grupos que resistían la invasión israelí de 1982. Hoy tiene más de sesenta mil combatientes y un fuerte armamento.

Por Sergio Kiernan

Leer mas en: https://www.pagina12.com.ar/206974-que-es-hezbollah 

Dado las nuevas circunstancias del realineamiento político internacional que asumió el Gobierno de Cambiemos en Argentina con Relación al Conflicto del Medio Oriente y ante la visita del Secretario de Estado Norteamericano Mike Pompeo declarando al Partido Político Miliciano Libanés Hezbollah como Terroristas Internacionales se entrevistó al director de Dossier Geopolitico en numerosos medios. Aquí los mismos en Videos y Audios

1) #DossierGeopolitico en Canal C de Cablevisión Córdoba Carlos Pereyra Mele Director de Dossier Geopolitico  en Con Sentido Común que conduce el Periodista Alfredo Guruceta 19/7/19
Video:




2) #DossierGeopolitico Columna de Política Internacional con Carlos Alberto Pereyra Mele. Para Radio Belgrano CABA BsAs Para el Programa: De Renzis Ayer y Hoy

Audio

https://ar.radiocut.fm/audiocut/politica-internacional-con-carlos-alberto-pereyra-mele-3/?fbclid=IwAR0STl8w67JSAfXc3r_MFTEtVCE6bHbQlWaAILoryIebJ6Q9fCpSg8YBtE4#.XTGorUO5l4w.facebook

El analista geopolítico Miguel Ángel Barrios de Dossier Geopolitico: advirtió en entrevista con ‘GPS Internacional’ sobre las consecuencias de la decisión del presidente argentino Mauricio Macri de considerar como “terrorista” al partido libanés Hizbulá.

AUDIO: https://mundo.sputniknews.com/popup/radio/?audio_id=51114953 

“Brasil y Argentina principalmente están sufriendo la nueva Doctrina Monroe impulsada por EEUU que implica tener como adversario aparente al terrorismo y al crimen organizado, cuando el terrorismo es un acto de violencia con fines políticos y no hay estado más terrorista en el mundo que EEUU y no hay crimen organizado sin lavado de activos, es decir es aliado del sistema financiero internacional”, opinó Barrios.

“Declarar terrorista a Hizbulá es meternos en el conflicto global que se está dando en Oriente Medio y es una verdadera declaración de guerra al Líbano, porque es un partido político, no es un grupo terrorista, que tiene escaños en el Congreso del Líbano y también ministerios”, aseguró.

“Ni siquiera las Naciones Unidas lo ponen en esa clasificación de grupo terrorista”, agregó el analista.

“La comunidad sirio-libanesa argentina es muy importante, está integrada, son gente de trabajo, ciudadanos argentinos ya de antigua data. Con los países de Medio Oriente tenemos relaciones diplomáticas por ejemplo con Irán desde la época de Julio Argentino Roca en 1902. Nunca hubo una célula terrorista de Hizbulá, hay una persecución del gobierno argentino”, señaló. “En América Latina ya están haciendo acusaciones de que está el ISIS porque vienen por nuestros recursos naturales, esa es la verdad. Si a eso sumamos estas acusaciones de terrorismo más la doctrina Guaidó por la que cualquiera pueda autoproclamarse presidente de la Nación, no nos sorprendería que vienen por nuestra Triple Frontera, por nuestra Amazonia y su biodiversidad, y los recursos energéticos y alimenticios”, dijo Barrios en entrevista con Sputnik y radio M24.

By Juan Martin González Cabañas, Analyst at Dossier Geopolitico

In a very enlightening report by Foreign Policy magazine the war torn the web”describes how the war for the web will mark the competition for power in the 21st century, and how the network will increasingly be fragmented, at the same time that the Great Powers and countries exercise more and more dominion, and the governments submit it to more and more controls.

Governments currently use their influence to configure the ways in which digital businesses and markets connect us online rights. This new form of realpolitik, “digitalpolitik“, is an emerging tactical manual on how governments use their political, regulatory, military and commercial powers to project influence in global and digital markets.

A growing trend can be observed in countries, where governments rely on heavy fines and accumulation of consumer demands to condition corporations.

Calls among the major powers to develop global standards for cyberspace will be increasingly common, but consensus and the implementation of any such agenda will remain difficult to achieve, given the widely divergent positions between the United States, Europe, Russia and China on the priorities and methods necessary to govern cyberspace.

In defensive and strategic matters, this implies following the paradigm of the concepts of fourth generation wars, hybrid warfare, network warfare, where aggression tactics are also transferred to digital environments among others (cyber attacks, cyber espionage, theft and manipulation of data, campaigns of mediatic disinformation towards the population, support to insurgent groups). And it reminds us that war today does not necessarily pass through traditional battlefields.

From Geopolitics to Geotechnology**

If we follow the historical evolution of the major trends and (geo) strategies, the golden age of geopolitics, the study and praxis of the impact of geographical and territorial factors on the political action of States (especially foreign) is located in the 19th and 20th century, with the rise and fall of the great colonial empires in the two world wars, and the zealous search for territorial control over trade routes, maritime arteries, raw materials, cheap labor (including forms close to slavery / serfdom), different factors, of domination and supremacy against other States, based on a spatial/territorial conception.

Then the conception of geoeconomics will revise the concept after the second half of the 20th century until today (the category is useful to describe the current commercial war between the US and China) where States seek to increase their margin of power vis-à-vis third parties, through the use and control of strategic resources of the economy as real levers of power  (economic sanctions, embargoes, commercial wars, energy strategies, currency manipulation, dumping, financial attacks, weaponization of finances etc).

Following the current trends and the statements of many analysts, specialists and spaces of ideas, and becoming aware of the importance of technology in our modern lives, we have finally entered the era of geotechnology, the competition by geopolitical entities for the technological factors as a determining factor of the world order.

The technological factors will be citing some: artificial intelligence, biotechnology, robotics, automation, the internet of things, telecommunications, software, 5G, renewable energy.

Is Virtual Reality and its digital borders the last battle for sovereignty?

Physical geo-strategic competition by territories and markets has also been transferred to the digital frontier. Countries with a nationalist, autonomist or power vocation are building their own fiber optic cables, their own Internet providers, their own production and control of contents, regulations and platforms, applications, even digital citizenships.And based on these divisions of the web, the relations of competition and cooperation will also be configured, where the web will be a true lens to see alliances and rivalries between state blocks.

What proves once again that despite the bombastic speeches on freedom and global free trade, the States in the XXI century are not willing to deliver an asset such as sovereignty on the web, and technological autonomy by enthusiastic opening slogans.

Despite the fact that globalization has covered state sovereignties with a porous layer, and proposes to revise our concepts about it, the truth is that in fact the countries are reinforcing the control measures on virtual reality, technology and the data, to compete in the last geopolitical / geostrategic dispute,the one that is played on the borders, the digital borders.

Sources

*The War torn the web report by  Foreign Policy 

**On Cyber-Geopolitics, conceptualized by Prof. Dr. Miguel Barrios


El dinamismo con que transcurre este nuevo siglo XXI, es similar a la velocidad del sonido y donde se percibe dicha afirmación, sin dudas es en las cuestiones referidas a las nuevas tecnológicas, sumado a la creatividad humana; pero atención, si bien estas combinaciones han dado buenos resultados en diferentes aplicaciones inherentes a la vida de las comunidades, esto se refleja en un porcentaje respectivamente bajo en comparación con el libertinaje digital, al mal uso de la misma, a la falta de una regulación del Ciberespacio, tema que lo estudiamos y tratamos minuciosamente realizando estudios científicos y aportes académicos, con el fin de llegar o arribar a una política estadual correcta en diversas esferas de la convivencia social, económica, ética, científica, religiosa, legal y académico entre otros.

Ahora bien, sin más rodeos y adentrándonos en el tema en cuestión, cuando nos referimos al fenómeno de las Fake News, término que traducido al español significa falsas noticias, más precisamente un producto pseudo periodístico difundido a través de portales de noticias, medios escritos, radio, televisión y principalmente en redes sociales, lugar por donde se canalizan la mayoría de éstas, en tiempos de la nueva era tecnológica y cuyo principal objetivo es la desinformación deliberada o el engaño, armas de destrucción masiva que sirvieron en estos últimos años, a diversos partidos políticos, entre otros, para llegar al poder.

Pero a este término, ya familiar en el común de la sociedad, aparece en escena el Deep Fake, una especie de vuelta de tuerca más de los peligros a los que nos somete la conjunción de la propagación de noticias falsas a través de redes sociales, el poder de la imagen y el big data. Por tanto, el Deep Fake vendría a ser la versión ultra de las fake news. 

Deep fake o ultrafalso es un anacrónico del inglés formado por las palabras fake, falsificación, y Deep learning, aprendizaje profundo. Es una técnica de inteligencia artificial (IA) que permite editar videos falsos de personajes que aparentemente son reales, utilizando para ellos algoritmos de aprendizaje no supervisados, conocidos en español como RGAs (Red Generativa Antagonica), y videos o imágenes ya existentes, dando como resultado de ello un video muy realista, pero en verdad ficticio. Los numerosos ejemplos de este tipo de fraude se encuentran en escenas de películas de diversos generos, pero en esta parte del globo terráqueo (Latinoamerica), se empezó a utilizar esta técnica superior a las Fake News para el mismo fin en materia política electoral.

La tecnología, a través de software como Leyrebird, ya permite imitar el timbre de voz de cualquier persona solo con tener un minuto de grabación de su voz. La capacidad de imitar y falsear, y por tanto hacer daño, son ilimitadas. Esto nos lleva a imaginar el uso de esta técnica para poner en boca y cara de altos mandatarios desde una declaración de guerra a cualquier otra barbaridad que se nos pueda ocurrir. Pero nadie está exento de los riesgos de las Deep Fakes, pues cualquiera que usa redes sociales como Facebook o Instagram está subiendo cientos o miles de imágenes propias a las redes perdiendo el control de las mismas. El manipulador dotado de esta tecnología solo tiene que acudir a ellas para montar un vídeo con el que chantajear a la víctima.

Ya se están poniendo en marcha algoritmos y técnicas para reconocer estos contenidos falsos, pero para su verificación hará falta tiempo y que llegue a los organismos que dispongan de esta tecnología. El problema vendrá cuando este tipo de vídeos se difunda como la pólvora a través de redes sociales o plataformas como Whatsapp. Más riesgos para este mundo VUCA. Mientras tanto solo nos queda apelar a la educación y a un uso ético y responsable de la tecnología.

Otros ejemplos de esta controvertida tecnología como lo es el Deep Fake, ocurren en los medios de comunicación y la BBC de Londres utilizando la inteligencia artificial, realiza un doblaje optimizado en un presentador de su noticiero que solamente habla en inglés, pero que a través de esta tecnología, aparece en la pantalla hablando perfectamente español, mandarín e hindú, con una perfecta sincronización entre sonido y labios, considerando en este caso un uso más benigno y benévolo de la Deep Fake y el proceso utilizado para el doblaje es el digital puppeteering.

Luego de los ejemplos enumerados que son rehén de una u otra forma del Deep Fake, hay uno en particular al que haremos referencia, el uso de esta tecnología para desprestigiar a funcionarios o candidatos en campañas electorales, y en sincronización con esta afirmación Argentina no es ajeno a esto, hace días atrás salió a la luz un video de la Ministro de Seguridad de la Nación Patricia Bullrich Pueyrredon, dando una conferencia en total estado de ebriedad y acompañando a éste estado su figura poca cuidada en torno a la parte estética, hizo que fuera totalmente de carácter más que realista, provocando gran conmoción, que su propagación en las redes sociales, provoco que llegara signos de explicación por parte de la Casa Blanca al Presidente Macri de semejante mamarracho.

Pero en verdad este caso emblemático en nuestro país, es quizás de menor impacto que el vertido y provocado por los dichos de Mark Zuckerberg, fundador y CEO de Facebook, mira a cámara en un vídeo falso y dice: “Imagina esto por un segundo: un hombre con control total de los datos robados de miles de millones de personas, de todos sus secretos, sus vidas, sus futuros. Se lo debo todo a Spectre -el villano de la última de Bond-. Spectre me mostró que quien controla los datos, controla el futuro”.

El vídeo, publicado en Instagram (propiedad de Facebook), se ha reproducido más de 20.000 veces desde su publicación el viernes 7 de junio. Se trata de un montaje llevado a cabo por dos artistas británicos, Bill Posters y Daniel Howe, en colaboración con Canny AI, una compañía publicitaria israelí. Las imágenes de Zuckerberg son reales, pero se han modificado para que los labios cuadren con el texto que lee un actor, en lo que se conoce como Deep Fake.

Aunque se trata de un vídeo que el propio Zuckerberg compartió en Facebook, los autores del montaje han recurrido a la versión publicada por CBSN. En esta versión aparecen sobreimpresas las frases “estamos aumentando la transparencia en los anuncios” y “anuncia nuevas medidas para proteger las elecciones”.

Uno de los videos que hace alusión a ello es el del presidente Trump, donde el primer mandatario estadounidense, insinúa que ha ganado las elecciones gracias a los datos y algoritmos de Facebook, aparece en la cuenta Posters. Posters ha explicado al Washington Post que él y Howe comenzaron a trabajar en la instalación después del escándalo de Cambridge Analytica, empresa que recogió datos de Facebook para usarlos en la campaña de Donald Trump. “Hemos usado tecnología Deep Fake como una técnica narrativa para involucrar a la audiencia en algunas de las tensiones que existen, como si fuera un cuento con moraleja sobre tecnología y democracia”.

La publicación de este Deep Fake llega semanas después de que se publicara en Facebook un vídeo de Nancy Pelosi, portavoz en el Congreso del Partido Demócrata, que se había manipulado para que pareciera que estaba borracha.

La Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa (DARPA), lleva invertido unos 68 millones de dólares en el programa MediFor (por Forenses de Medios) para desarrollar tecnología de detección de Deep Fake. Las falsificaciones son fáciles de detectar por ahora, pero los procesos mejoran a alta velocidad y un ejemplo de ello se suscitó en Argentina.

No es la primera vez que se alerta del peligro que suponen los Deep Fakes, ya no se trata de desmentir titulares falsos o montajes fotográficos, sino que habrá que desmentir vídeos, lo que a menudo puede resultar aún más difícil. 

En fin, más allá de todo tipo de afirmaciones y especulaciones en torno a esta tecnología que está emparentada en parte con las Fake News, que sin dudas son un ingrediente inevitable en las próximas campañas electorales, el Deep Fake viene a potenciar aquel fenómeno y se convierte en la vedet de turno, al menos y a la brevedad en nuestro país. Por eso desde hace años insistimos en la regulación global del Ciberespacio, pero hasta que ello ocurra, todos absolutamente todos estaremos presos de los Ciberdelitos y Ciberdelincuentes, que hoy día gobiernan a su merced este nuevo mundo digital.

DR. MARIO RAMON DUARTE


Abogado – Juez Adm. Mun. Faltas (Corrientes-ARG)

Especialista Der. Pub. Cont. (UCSF-ARG)

Miembro Dossier Geopolitico (Cordoba-ARG)

Colaborar CENEGRI (RJ- BRA)

https://es.wikipedia.org/wiki/Deepfake

https://www.alainet.org/es/articulo/196097

https://www.xataka.com/robotica-e-ia/bbc-experimenta-deep-fakes-para-doblar-a-presentador-varios-idiomas

https://verne.elpais.com/verne/2019/06/12/articulo/1560332730_834634.html

https://verne.elpais.com/verne/2019/06/12/articulo/1560332730_834634.html

https://www.perfil.com/noticias/tecnologia/que-es-deep-fake-por-que-no-se-uso-en-el-video-falso-de-patricia-bullrich.phtml

https://www.perfil.com/noticias/tecnologia/que-es-deep-fake-por-que-no-se-uso-en-el-video-falso-de-patricia-bullrich.phtml

https://www.perfil.com/noticias/tecnologia/que-es-deep-fake-por-que-no-se-uso-en-el-video-falso-de-patricia-bullrich.phtml

por Filippo Massetti

El monstruo de la tierra y el monstruo marino siempre han sido dos figuras arquetípicas en el léxico de las relaciones internacionales y en el extranjero, complejo, intrigante y vasto mundo de la geopolítica. Carl Schmitt, uno de los más grandes filósofos y pensadores políticos del siglo XX, dedicó gran parte de su vida y de sus estudios a un intento por racionalizar y hacer su doctrina política lo más científica posible, elevándola a la Teología, a la Filosofía y la a Metafísica.

Las categorías políticas “schmittianas” más conocidas y recurrentes, desde la época de las primeras publicaciones del gran erudito alemán, son sin duda las que describió de manera lúcida y brillante como en su obra “Terra e Mare”: un verdadero tratado sobre Geopolítica. De hipotética acción y de la vida de un Estado, entre las masas continentales y las costas marítimas.

“Tierra y Mar” (1) es una de las obras maestras que le dio a Carl Schmitt y a su escuela de pensamiento, un nombre y un brillo que todavía están muy vivos hoy en día en la concepción “orgánica” del Estado y sobre su rango de acción. En el triunfo de la voluntad y en el expansionismo típico de la Realpolitik más famosa o de la política de poder más agresiva, se encuentran la mayoría de los estudios e intuiciones del filósofo alemán, más actuales de lo que uno podría pensar.

Las figuras arquetípicas centrales de la obra de Schmitt, metafóricas, concretas y alegóricas al mismo tiempo, solo pueden ser las de Behemoth y las del Leviatán, el monstruo marino y el monstruo de la Tierra, dos figuras de origen antiguo y tradición antigua, que hacen referencia a la Biblia y a los escritos sagrados de la tradición judía. Hablemos de las dos criaturas bíblicas, junto con el Pájaro Gigante representado por Ziz, legendario por excelencia. (2)

Behemoth está representado en antiguas inscripciones o grabados de varias maneras, como un hipopótamo, un búfalo de agua, un rinoceronte, un elefante; en particular, en las páginas del “Diccionario infernal” de Jacques Auguste de Plancy, publicado en 1818, se lo dibuja como un elefante gigante, cuyo tronco y barriga están agrandados y claramente desproporcionados, simbolizando la codicia y la lujuria.

Leviatán, por el contrario, ha sido representado como el monstruo marino por excelencia, como una  gigantesca serpiente acuática siempre lista para vigilar su territorio, su mar, sus océanos. La fortuna de la figura bíblica del Leviatán se debe al gran filósofo Thomas Hobbes, quien en su obra más famosa (precisamente “El Leviatán”) describió su teoría del Estado, un Estado absoluto y centralizado, cuyo bien colectivo sólo puede triunfar sobre el interés individual egoísta.

A raíz de estas dos imponentes figuras mitológicas, Schmitt establece en su obra maestra “Tierra y Mar”, adaptándola a las necesidades de los Estados modernos, a la colonización y redefinición de las fronteras como sinónimo de guerras y de conflictos, pero, también, de soberanía. El filósofo alemán ve a Behemoth y al Leviatán como los dos grandes monstruos, dos grandes Estados, que se apoderan y que gobiernan bajo su mano, respectivamente, la tierra y el mar, las grandes cadenas montañosas o las grandes estepas planas como los interminables océanos con sus infinitas riquezas. Según Schmitt, la tarea de cada Estado es recalibrar su política exterior y su geopolítica de acuerdo con esta evaluación: ¿Tierra o mar? ¿Behemoth o Leviatán?

En el curso de la historia, los grandes conflictos y las grandes cesuras entre poderes han jugado a menudo en este factor, la dominación del interior siempre ha ido de la mano con la preocupación por una salida al mar. Desde la antigüedad, la historia nos ha enseñado esto: Roma se convirtió en el mayor imperio occidental solo después de derrotar y destruir a Cartago, que con su flota y su empresa comercial amenazaba a todo el Mar Mediterráneo. Solo una vez que Cartago fue eliminado, el Mediterráneo se convirtió en todos los aspectos en “el mare nostrum” de la memoria romana.

Muchos otros podrían ser ejemplos en pequeña o en gran escala; entre estos, el más interesante y fascinante es, sin duda, el que se libró entre 1800 y 1900, entre la Rusia del Zar de todas las Rusias (Behemoth) contra el Imperio de Su Majestad Británica (Leviatán): lo que en la jerga de los estudiosos se llama el “Gran Juego”. Un juego que tenía el control sobre Asia central, el Golfo Pérsico y el subcontinente indio.

Un juego, después de la Primera Guerra Mundial, ganado por Gran Bretaña.

Más de un siglo ha pasado desde estos eventos y, hoy, después de décadas de dominación del imperio estadounidense después de la Segunda Guerra Mundial, muchos Behemoth y Leviatanes se ven en el horizonte, en un intento de prevalecer uno sobre el otro y cada uno en su propio beneficio.

La Guerra Fría terminó y la URSS desapareció, el Leviatán de las barras y las estrellas, junto con el sólido aliado británico, parecían no tener rivales que cuestionaran su dominio. Treinta años después, con una globalización fallida y un nuevo orden geopolítico, ayudado por el surgimiento de nuevos actores en el tablero de ajedrez internacional, la diatriba Behemoth-Leviathan se ha vuelto más oportuna que nunca. China, Rusia, Irán, Pekín, Moscú y Teherán están ahí para demostrarlo: mientras esperan ver al ganador entre las placas continentales y las salidas marítimas estratégicas. Italia, inevitablemente, en el centro de estos flujos, podría aprovechar la oportunidad para redescubrir Una política exterior que mira hacia el este, donde un Behemoth despierto promete rediseñar el mapa de las áreas de influencia y el mapa de alianzas.

Traducción y notas: Carlos Pissolito

Notas:

  1. El título original de la obra es: “Land und Meer. Eine weltgeschichtliche Betrachtung“ fue editado en Leipzig en 1942. Existe una traducción al español, “Tierra y Mar. Una reflexión sobre la historia universal de Editorial Trotta. (N.T.)

(2) El ziz​ es un pájaro gigante de la mitología judía, del cual se dice que puede bloquear el sol con sus alas. Es considerado un arquetipo de animal gigante o monstruoso. (N.T.)

Fuente: BEHEMOTH E LEVIATHAN: la geopolitica tra terra e mare

Posted by Progetto Prometeo | Lug 12, 2019 |