Entradas

Por Andrés H. Reggiani

Publicado en Le Monde diplomatique, edición Cono Sur. https://www.eldiplo.org/notas-web/cuando-alemania-se-oponia-al-avance-de-la-otan-hacia-el-este/

El historiador británico James Joll señaló alguna vez que “toda historia es historia contemporánea”, es decir que los hechos del pasado adquieren sentido en el contexto presente en que esos hechos son analizados.

Hace poco el Instituto de Historia Contemporánea de Munich desclasificó documentos del Ministerio de Asuntos Exteriores alemán que contiene las conversaciones mantenidas durante 1991 entre el entonces canciller Helmut Kohl, su vicecanciller y ministro de relaciones exteriores, Hans Dietrich Genscher, y el premier soviético Mikhail Gorbachov (1). De los más de 400 minutas, memos y correspondencia entre estos y otros líderes de la época –los presidentes George Bush y François Mitterrand, entre otros– surgen algunas conclusiones que, en el contexto de la crisis ruso-ucraniana actual, podrían tener consecuencias explosivas, especialmente para el gobierno alemán. La principal es que tanto Kohl como Genscher apoyaron el mantenimiento de la Unión Soviética y se opusieron tanto a la independencia de Ucrania y los países bálticos, como también a la inclusión en la OTAN de los ex-miembros del Pacto de Varsovia.

A principios de 1991 Genscher declaró que el ingreso a la OTAN de los países del centro y este de Europa “no está en nuestro interés”.

En una nota publicada recientemente en el semanario alemán Der Spiegel, el periodista Klaus Wiegrefe ahonda en estos archivos para explicar por qué “Alemania mostró durante años una consideración especial hacia la Unión Soviética” (2). Señala que el 1° de marzo de 1991 Genscher informó a Washington que su gobierno se oponía a la expansión hacia el Este de la OTAN ya que “durante las negociaciones 2 + 4 (las dos Alemanias + Estados Unidos, URSS, Francia y Gran Bretaña) se les dijo a los soviéticos que no teníamos la intención de expandir la OTAN hacia el Este”. Tres días más tarde, en una reunión con diplomáticos de Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña, el funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores Alemán, Jürgen Chrobog, expresó que el entendimiento de lo acordado en las negociaciones del 2 + 4 era que no aprovecharíamos la retirada de las tropas soviéticas para sacar ventaja”. El 18 de abril de ese mismo año Genscher manifestó a su par griego que había dicho a los soviéticos que, después de la reunificación, Alemania permanecería dentro de la OTAN, pero que ésta no se expandiría hacia el Este. En una reunión llevada a cabo el 11 de octubre con sus pares francés y español, Genscher reiteró la oposición del gobierno alemán al ingreso de los países de la Comunidad de Estados Independientes (Bielorrusia y Ucrania) a la OTAN sobre la base de que ello contribuiría a desestabilizar las relaciones entre las ex-repúblicas soviéticas y Moscú. Al parecer, el gobierno de Bonn tuvo la intención de hacer que la OTAN formulase una declaración oficial señalando que la alianza atlántica no se expandiría hacia el Este, pero abandonó esta idea luego de que en una visita a Washington en mayo de 1991 el Ministro de Relaciones Exteriores alemán fuera informado de que “en el futuro no puede excluirse la expansión”.

Kohl y Genscher temían, según Wiegrefe, que la crisis entre las repúblicas bálticas y Moscú tuviera un efecto dominó que arrastrara luego a Ucrania y terminara con la desintegración de la URSS y la caída de Gorbachov. En una visita a París a principios de 1991, Kohl le dijo a Mitterrand que las repúblicas bálticas estaban tomando el “camino equivocado” y que debían esperar cuanto menos 10 años para separarse de la URSS y, una vez independientes, debían permanecer neutrales, con un “estatus finlandés”, y no ingresar a la OTAN ni a la Comunidad Europea. El gobierno alemán adoptó la misma postura ante Ucrania. Ésta debía permanecer dentro de la URSS, al menos inicialmente. Sin embargo, ante el hecho irreversible de la independencia, y también a lo que en la diplomacia alemana se interpretaba como la tendencia en Kiev hacia “excesos nacionalistas y autoritarios”, en una reunión que mantuvieron en noviembre de 1991 en Bonn Kohl y el presidente de Rusia, Boris Yeltsin, el canciller alemán prometió a su anfitrión ruso que “ejercería influencia sobre la dirigencia ucraniana” para que Kiev se uniese a una confederación integrada por Rusia y las ex-repúblicas soviéticas.

Preocupado por la creciente sensación de aislamiento y frustración que reinaba en Moscú, a principios de 1991 Genscher declaró que el ingreso a la OTAN de los países del centro y este de Europa “no está en nuestro interés”, y que si bien tenían el derecho de unirse a la alianza occidental, debía “evitarse que ejerzan ese derecho”. Ya fuera que se viese como un intento de mantener la paz en Europa –evitando el trágico ejemplo de Yugoslavia– o como un acercamiento con Moscú a expensas de otros países, el presidente del Comité de Asuntos Exteriores del parlamento alemán, Michael Roth (SPD), ha pedido la creación de una comisión a fin de determinar si el gobierno alemán tomó o no decisiones que implicaron la “negación de soberanía” de países vecinos.

Wiegrefe agrega que los alemanes no eran los únicos que veían con preocupación las tendencias nacionalistas que amenazaban con desgarrar a la URSS. Mitterrand se quejó de las repúblicas bálticas afirmando que “no se puede arriesgar todo lo conseguido (las negociaciones del 2 + 4) sólo para ayudar a países que no han tenido existencia propia en 400 años”. No menos proféticas resultaron las advertencias del ministro de relaciones exteriores de Gorbachov, Eduard Shevardnadze. En una visita que Genscher hizo a Moscú en octubre de 1991, Shevardnadze, que ya no ocupaba ningún cargo oficial, le advirtió al funcionario alemán que si la URSS colapsaba surgiría un “líder fascista” que llegaría al poder y reclamaría el retorno de Crimea a Rusia.

Toda historia es contemporánea

En otro momento estas revelaciones probablemente no hubiesen encontrado eco más allá de los ámbitos académicos. En el contexto actual, cuando las relaciones entre Alemania y Ucrania pasan por uno de sus peores momentos –hace unas semanas Kiev prohibió el ingreso del presidente alemán, Walter Steinmeier– a raíz de lo que la dirigencia ucraniana ve como “influencia rusa” en la política alemana, el contenido de estos documentos podría convertirse en munición para ambas partes del conflicto ruso-ucraniano. Putin tendría la prueba “objetiva” de lo que siempre había dicho: que la OTAN no cumplió la promesa hecha a Gorbachov de no expandirse hacia el Este. Zelenski, por su parte, podría usar los documentos desclasificados para demostrar que la parsimonia alemana para imponer sanciones contra Rusia, que en el fondo se debe a la dependencia alemana del gas ruso, en realidad es parte de una política alemana, independientemente de qué partido dirija el gobierno, de lograr acuerdos con Moscú en detrimento de otros países. Esta situación podría, además, ahondar aún más las divisiones dentro de Alemania, no sólo de la sociedad, sino del propio gobierno, ya que en la coalición de socialdemócratas, verdes y liberales las posturas se dividen entre la cautela del canciller Olaf Scholz (SPD, partido históricamente asociado con la “Ostpolitik” (3) y la postura pro-ucraniana de les ministres de Asuntos Exteriores y de Economía, Annalena Baerbock y Robert Habeck (ambos verdes) –aunque fuera del gobierno habría que agregar la voz de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen (CDU), cuya rusofobia la llevó a amenazar con el desmantelamiento de la estructura industrial de Rusia “pieza por pieza” (4)–. El efecto negativo de la guerra en Alemania, la división en el gobierno y la crispación en la sociedad por el aumento de los precios son una mala noticia en toda Europa. Con todos los problemas y defectos que puedan señalarse, Alemania sigue siendo uno de los sistemas políticos más liberales y estables de Occidente, además del motor económico de Europa. Su debilitamiento acarrearía consecuencias imprevisibles para otros países, como Francia, cuyo gobierno la extrema derecha acaba de poner contra las cuerdas.

1. Matthias Peter, Christoph Johannes Franzen y Tim Szatkowski (comps.), Akten zur Auswärtigen Politik der Bundesrepublik Deutschland 1991. Berlin, Institut für Zeitgeschichte, 2022.

2. Klaus Wiegrefe, “Warum Deutschland jahrelang Rücksicht auf Russland genommen hat“, Der Spiegel, 29/4/2022. https://www.spiegel.de/panorama/nato-osterweiterung-warum-deutschland-jahrelang-ruecksicht-auf-russland-genommen-hat-a-ec1e4f18-82c5-44d3-aac5-bd4f91a73c14

3. La “Ostpolitik” fue la política de apertura a los países del bloque soviético iniciada en 1970 por el canciller socialdemócrata Willy Brandt.

Cree que Alemania ya pudo mandar “una señal” a Moscú para reducir su dependencia a partir de 2010, con el boom del ‘shale gas’ de EEUU, que ha dotado a este país de “una nueva capacidad de ejercer el poder en el mundo, con profundas consecuencias en Oriente Medio”

Por Hernán Garcés eldiario.es  14 de abril de 2022 

Helen Thompson, profesora de Economía Política en la Universidad de Cambridge, acaba de publicar el fascinante ‘Disorder: Hard Times in the 21st Century’ (Oxford University Press, 2022), donde analiza, con perspectiva a largo plazo, los orígenes de la frágil situación mundial y, sin quererlo, ofrece una guía imprescindible para seguir y comprender la profundidad de los acontecimientos geopolíticos desencadenados en torno a la guerra en Ucrania.

Para Thompson, el momento actual puede comprenderse bajo la premisa de que “son necesarias varias historias diferentes para identificar las fuerzas causales que actúan, y la convicción de que estas historias deben superponerse”. La académica británica lo consigue al entrelazar los temas geopolíticos, económicos y de política interior en una sola narración. La entrevista, editada por su duración, tuvo lugar por Skype y versa sobre la parte geopolítica del libro.

Usted sostiene que la historia geopolítica del siglo XX es impenetrable si no se comprende el impacto del petróleo. 

En la primera década del siglo XX, la historia geopolítica comienza cuando los Estados más poderosos del mundo toman conciencia de que el futuro del poder militar depende del acceso al petróleo como fuente de energía, y no del carbón. Para Reino Unido, que era la mayor potencia naval a principios del siglo XX, el riesgo de no resolver este problema era verse eclipsado por Estados Unidos, que tenía petróleo en su propio territorio. Para obtener crudo, Reino Unido dependía de su imperio, pero estaba al otro lado del mundo. El resultado es que al comenzar el siglo XX se produce un cambio geopolítico que da mucho mayor poder a EEUU en Eurasia. 

El papel decisivo del petróleo durante y desde la I Guerra Mundial. 

El suministro de petróleo de EEUU a Francia y Reino Unido fue más importante para el fin de ese conflicto que su intervención militar. En los años de entreguerras, para Alemania fue un problema no tener petróleo en su territorio ni imperio que se lo pudiera proporcionar. La política exterior alemana del período de Weimar y el nazi trató de resolver este problema. Al mismo tiempo, Rusia, que se integró en la Unión Soviética (URSS), era junto a EEUU el gran productor mundial de crudo.

Se puede comprender la geopolítica del siglo XX por la dominación mundial como la entrada en forma preeminente de los dos grandes productores de petróleo: EEUU y Rusia. Por otra parte, en 1920 empieza en EEUU el auge de la sociedad de consumo en torno al automóvil. En Europa se consolida a partir de 1960, cuando el petróleo se convierte en la fuente de energía más importante. Si el crudo es indispensable para el poder militar también lo es para la economía, al permitir cubrir las necesidades de la sociedad de consumo. 

La ausencia de petróleo en Europa produce consecuencias geopolíticas que comienzan en la Guerra Fría y duran hasta hoy: la dependencia energética europea de Rusia. 

Al comienzo de la Guerra Fría, a la administración Truman no le agradó que Europa Occidental comprase petróleo a la URSS, como había estado haciendo hasta finales de los años 30. También lo hizo Alemania hasta que invadió la URSS. En la primera década de la Guerra Fría, la posición de EEUU fue firme: Europa debía importar petróleo de Oriente Medio y no del Hemisferio Occidental (EEUU, Venezuela y México), porque los estadounidenses estaban preocupados por su propio suministro a largo plazo.  

¿Cómo se garantiza Europa la seguridad energética en torno a Oriente Medio? 

Gracias al Reino Unido, que después de la II Guerra Mundial seguía conservando una posición imperial en Oriente Medio y, en particular, su base militar en Suez. 

En 1956, la nacionalización del Canal de Suez por el presidente de Egipto, Gamal Nasser, provoca una grave crisis en Europa: pone en riesgo su seguridad energética.

Los británicos se aliaron con franceses e israelíes y emprendieron una acción militar contra Egipto para intentar restablecer el control del canal. Estos países siguieron una lógica estadounidense, pero al presidente Eisenhower le escandalizó esta acción militar.  

¿Por qué EE UU se opuso entonces a la intervención militar de sus aliados? 

La crisis de Suez coincidió con el levantamiento húngaro, reprimido con violencia por los soviéticos, y unas elecciones presidenciales de EEUU. Los estadounidenses intentaban, por un lado, simpatizar con el nacionalismo árabe y, por otro, proteger la existencia de Israel como un país independiente. Mantener este equilibrio era difícil, pero el resultado fue que EEUU ejerció tal presión financiera sobre Reino Unido que obligó a su primer ministro, Anthony Eden, a abandonar la intervención militar en Egipto. Esto indignó a Londres, París y Bonn.

Europa respondió a EEUU.  

Cuando Konrad Adenauer, presidente de Alemania del Oeste, supo por Anthony Eden que Reino Unido se sometía a las presiones de Eisenhower y abandonaba la intervención militar en Suez, viajó a París y le dijo a su homólogo francés: “No tenemos tiempo que perder. Europa será nuestra venganza”.

Y lo que sigue…

Francia llegó a la conclusión de que necesitaba el arma atómica para reducir su dependencia de EEUU en seguridad y tecnología. Lo más importante a largo plazo es que Alemania Occidental e Italia empezaron a importar petróleo soviético. A raíz de esa crisis, a principios de los 60 la URSS construirá el oleoducto Druzhba –amistad en ruso– para transportar su petróleo hasta Europa Occidental. El oleoducto atraviesa Ucrania, por aquel entonces integrada en la URSS; no era un país independiente. A finales de los 60 se reproduce ese esquema cuando la URSS descubre enormes yacimientos de gas en Siberia Occidental. La dinámica se consolidó en Alemania Occidental con la ostpolitik, liderada por Willy Brandt, de acercarse a la URSS como forma de conseguir a largo plazo la unificación alemana.

Desde la crisis de Suez, se consolida en el tiempo el suministro de energía proveniente de la URSS, después Rusia, a Alemania e Italia. 

El razonamiento era que ante la imposibilidad de obtener su suministro energético de sus amigos europeos era mejor confiar en la Unión Soviética y luego en Rusia. 

La guerra de Ucrania y la crítica a Alemania por depender del gas ruso progresan en paralelo. ¿Cuál era la alternativa?

La posición alemana es bastante comprensible durante mucho tiempo. En los años 90, la gran promesa era Azerbaiyán, gran productor de gas, pero hacer llegar la materia prima a Europa era bastante complicado. La otra alternativa era Irán, pero había una serie de dificultades políticas y éticas. Además, en los 90 EEUU empezó a sancionar a empresas europeas que operaban en Irán. No obstante, Alemania podría haber recurrido antes al gas natural licuado (GNL) para diversificar su suministro de energía, cuando Qatar se convirtió en un gran exportador. El momento en el que, creo, se puede decir que Alemania tuvo serias alternativas o, al menos, la posibilidad de mandar una señal a Rusia, fue cuando se produjo el boom del gas de esquisto en EEUU, a partir de 2010.

Usted considera que ese boom del ‘shale gas’ en EEUU es uno de los acontecimientos más importantes del siglo XXI y sin él no se puede comprender el presente, por sus profundas consecuencias geopolíticas. EEUU consigue su independencia energética y compite en el mercado energético mundial.

Sí, y a la vista de lo que está pasando con Rusia, lo pienso más que cuando escribí Disorder. Con el petróleo y el gas de esquisto EEUU posee una nueva capacidad de ejercer el poder en el mundo, con profundas consecuencias en Oriente Medio. En particular, complica su relación con Arabia Saudí, lo que desestabiliza aún más una región ya de por sí complicada de manejar para los estadounidenses.  

Respecto a Europa, fue una ruptura porque Rusia ahora tiene un rival en el mercado europeo de gas. Es un duro golpe para Rusia, que pensaba tener un dominio absoluto del mercado europeo y poder entrar en un futuro en el estadounidense. Para los países con relaciones históricas muy difíciles con Rusia, como Polonia y los países bálticos, el gas estadounidense era un salvavidas. Sin embargo, Alemania no estaba interesada en comprar gas de EEUU: no construyó ningún puerto de GNL para recibirlo. En Europa existía una profunda división entre los países de la UE que esperaban romper con Rusia y recurrir al gas estadounidense y aquellos que se oponían rotundamente.

¿Por qué el Gobierno alemán no diversificó su suministro de gas respecto a Rusia? 

Consideraban que las cosas iban muy bien como estaban. En la década de 2010 era inverosímil que Alemania pudiera eliminar su dependencia del gas ruso, pero al menos podría haber empezado a diversificar su suministro. 

La UE quiere reducir la dependencia del gas ruso en dos tercios antes de final de año. Sin embargo, el ministro de Energía de Qatar afirma que es “casi imposible” sustituir rápidamente los suministros rusos.

Creo que va a llevar bastante tiempo. La idea de que las sanciones energéticas no tendrán consecuencias drásticas en las economías europeas es errónea. Quienes dicen: “Bueno, será un 2% del PIB al año”… no se han parado a pensar en las consecuencias sistémicas. En particular para Alemania, por la gran cantidad de gas que consume su industria. Y las consecuencias se resentirían en el resto del mundo. Los datos no demuestran que los productores de gas esquisto en EEUU vayan a poder compensar el volumen crítico de producción rusa que consume Europa. Qatar podría producir un poco más, pero su producción está atada por contratos a largo plazo con los mercados asiáticos.

En mi opinión, la única forma de que ese cambio se produzca, y en un periodo de tres o cuatros años, es reducir la demanda de gas en Europa, como discutieron los líderes de la UE hace unas semanas en Versalles. Sin embargo, no estoy convencida de que la transición del gas a la electricidad pueda ocurrir tan rápidamente, salvo que se produzca un avance tecnológico en el almacenamiento de la energía solar y eólica. Nadie sabe cuándo va a ocurrir. 

A principios de febrero, China y Rusia se prometieron “una amistad eterna”. Usted explica que la guerra de Irak produjo en China un “replanteamiento estratégico” y su acercamiento energético a Rusia. 

En 1993, ante la falta de suministro interno, China comenzó a importar un volumen significativo de petróleo. La dependencia energética era, desde hacía tiempo, una seria preocupación para su clase dirigente, que siempre había sido muy sensible a la historia económica de Japón en el siglo XX. En particular, a cómo la dependencia energética de Japón jugó un rol importante en su camino hacia la II Guerra Mundial y, después de esta contienda, en sus dificultades de suministro energético.

Mientras Occidente discutía los verdaderos motivos de la guerra en Irak, para Pekín era evidente: EEUU estaba preocupado por su suministro energético a largo plazo y quería integrar a Irak en su esfera de influencia. Pekín se preocupaba de su propio suministro ante un EEUU cada vez más “muscular” en asuntos energéticos, y profundizaba en el llamado “dilema de Malaca” formulado por el presidente de China en 2003 [Hu Jintao].

¿El “dilema de Malaca”?

Consistía en que la demanda china de petróleo, y muchos otros intercambios comerciales, pasaba necesariamente por ese lugar, el estrecho de Malaca. Y un bloqueo naval estadounidense sería una absoluta catástrofe porque no tendrían acceso al suministro de petróleo. China constató que necesitaba diversificar su aprovisionamiento de energía. Sus suministros de Angola y Oriente Medio no eran suficientes: necesitaba a Rusia. Pero la dificultad de construir un oleoducto por la gran distancia entre Siberia y China siempre fue disuasoria para las autoridades chinas. Este cálculo cambió con la caída de Sadam Hussein. Y poco tiempo después, Rusia y China acordaron construir un oleoducto. Después del primer conflicto en Ucrania en 2014, también acordaron construir un gasoducto. Desde el punto de vista de Rusia, era una buena noticia, porque si tenían dificultades con los mercados europeos tenían la capacidad de dar la vuelta en ambos sentidos.

Recientemente ha escrito que “los europeos occidentales se acomodaron bajo la ilusión de que el evidente desorden de las dos últimas décadas no era real”. En mi opinión, un ejemplo de su argumento son las recientes declaraciones del presidente de Francia de que “el mundo de la paz que creíamos eterno parece desmoronarse por completo ante nuestros ojos”. 

En los años 90, en Europa y en algunas partes de EEUU se adopta el relato, por decirlo de algún modo, “del fin de la Historia”. Eso era un delirio ya en los años 90, una década terrible en varias partes del mundo: la Guerra del Golfo, las guerras civiles en África (Congo, Sierra Leona, Ruanda…), la guerra de los Balcanes en Europa, etc.

Es interesante comparar las motivaciones de la Guerra del Golfo por George Bush padre y la guerra de Irak por Bush Junior. Bush I no escondió en ningún momento que la razón principal de EEUU y los aliados para intervenir militarmente –además de la evidente invasión de Kuwait– es el petróleo. En 1990, para un presidente de EEUU la garantía energética justifica una intervención militar, sin que provoque problemas políticos internos. Sin embargo, si saltamos a 2003, la idea de invadir un país por cuestiones energéticas era inaceptable. Por eso el énfasis puesto en otras razones para justificar la Guerra de Irak: las armas de destrucción masiva –que no existían– y exportar la democracia. 

Usted explica este cambio. 

A partir de los años 90, cierta conciencia política europea y americana se desvinculó de las consideraciones materiales económicas y geopolíticas. Por ejemplo, la disolución pacífica de la URSS en 1991 se produjo por una serie de razones materiales que entonces no se entendieron en su totalidad. Sin embargo, presentar la disolución de la URSS como la supuesta victoria de la democracia liberal occidental en términos ideológicos es un pensamiento que se desvincula del mundo material real, económico y geopolítico. Este pensamiento o imaginación política occidental se complacía en pensar que las cuestiones políticas pueden resolverse mediante una contienda de ideales en la que los ideales occidentales están, por utilizar su lenguaje, en el lado correcto de la historia. 

Este pensamiento o imaginación es una limitación para comprender la complejidad del mundo.

A partir de 2016 una serie de cuestiones empezaron a derrumbarse, como, por ejemplo, la inevitabilidad de la integración de la UE, con el Brexit, y que una persona como Donald Trump accediese a la presidencia de EEUU. Pero también en estos últimos años ocurrieron una serie de acontecimientos, con profundas consecuencias geopolíticas, a los que no se ha dado suficiente importancia, ni a sus consecuencias. 

¿Por ejemplo?

A la consolidación de Rusia en Oriente Medio o a cómo la administración Obama fue un verdadero desastre en esa región, desde la perspectiva americana. El ascenso del califato del ISIS, la intervención militar rusa en Siria, la ruptura de las relaciones con Arabia Saudí, especialmente a partir de septiembre de 2013, y dentro de este país, con miembros de la Familia Real torturándose unos a otros en el hotel Ritz; o el horror de Siria.

Lo mismo se puede decir respecto a Ucrania con la anexión de Crimea por Rusia en 2014. Vladímir Putin demostró que no aceptaba la integridad territorial de un país que se encuentra entre Alemania y Rusia. Fue un momento bastante revelador, y no se le dio la importancia suficiente más allá de declaraciones como, por ejemplo, la de Angela Merkel de: “¿Cómo puede ocurrir esto en Europa 25 años después de la caída del muro de Berlín?” Es lo mismo que levantar los brazos y decir que mi imaginación no me permite entender qué está ocurriendo. 

 

https://www.eldiario.es/economia/helen-thompson-sanciones-energia-rusia-tendran-consecuencias-drasticas-economias-europeas_128_8910066.html

El TurkStream es el proyecto de gasoducto que conecta Rusia y Turquía a través del mar Negro, mientras el que Nord Stream 2 prevé duplicar el suministro de gas natural ruso hacia Alemania a través del mar Báltico. El Director de Dossier Geopolitico Carlos Pereyra Mele fue invitado a exponer su analisis geopolitico sobre esta desicion norteamericana

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, ha anunciado este miércoles durante una rueda de prensa que el Departamento de Estado está tomando medidas que podrían permitir a Washington imponer sanciones a los inversores en dos proyectos que llevarían gas natural desde Rusia a Turquía y Europa, en virtud de una ley del 2017.

Pompeo ha precisado que se trata de la ley estadounidense para contrarrestar a adversarios a través de sanciones (CAATSA, por sus siglas en inglés), que podría «poner en riesgo» a las partes que invierten en el gasoducto Nord Stream 2 y una rama del TurkStream. Además, ha advertido a los inversores en estos proyectos de que deberían «salir ahora o se arriesgan a las consecuencias».

Anteriormente, el presidente de la Comisión de Economía y Energía del Bundestag, Klaus Ernst, afirmó que Alemania y la UE deberían considerar una respuesta a los planes de EE.UU. para ampliar las sanciones contra el proyecto del gasoducto Nord Stream 2. 

«Si esto finalmente no se detiene, entonces tendremos que considerar medidas de protección serias. Por ejemplo, es posible imponer aranceles al gas natural procedente de EE.UU.», dijo el parlamentario. Según sus palabras, «las acciones de EE.UU. en este asunto ya no necesitan entenderse como un acto de amistad, sino que constituyen una interferencia en la soberanía de Alemania y la UE«.

Por su parte, el director de Dossier Geopolítico, Carlos Alberto Pereyra Mele, opina que EE.UU. actúa contra los proyectos energéticos rusos porque quiere reemplazarlos en el mercado europeo.

  • TurkStream es el proyecto de gasoducto que conecta Rusia y Turquía a través del mar Negro, con el objetivo de aumentar significativamente la fiabilidad del suministro de gas de la parte sur y sudeste de Europa
  • El Nord Stream 2 es un gasoducto que consiste de dos tuberías paralelas con una longitud total de 1.230 kilómetros y permitirá duplicar el suministro de gas natural desde Rusia hasta Alemania a través del mar Báltico
  • El gasoducto corresponde a una expansión del actual gasoducto Nord Stream, y podrá abastecer a 26 millones de hogares y reducir considerablemente el coste de energía en las desmesuradas facturas de los ciudadanos europeos

Las manifestaciones contra el racismo y la pandemia no solo agudizan la crisis interna en EE.UU, sino que también, según algunos analistas, debilitan la postura de Washington en cuanto a su liderazgo global. Carlos Alberto Pereyra Mele, director de Dossier Geopolítico, señaló que mientras el país norteamericano intenta preservar su hegemonía en un mundo multipolar, sus aliados, como Alemania, «están tratando de reinstalarse en este nuevo orden» y ampliar la cooperación con otras potencias.

«EEUU no puede garantizar tecnologías ni inversiones importantes a sus socios»

Por Javier Benítez entrevistando al Director de Dossier Geopolitico Carlos Pereyra Mele para el programa QUÉ PASA de Sputnik

El presidente de EEUU, Donald Trump, sentenció la evacuación de miles de sus soldados de Alemania. Tras el repliegue quedarán 25.000, de los 34.500 actuales. El mandatario endilga a Berlín esta decisión por no abonar la cuota de dinero que debería a la OTAN. De paso, mete a Rusia en la ecuación.

AUDIO de la entrevista: https://mundo.sputniknews.com/popup/radio/?audio_id=3562014

Trump le leyó la cartilla a Alemania y le cayó con el código. El mandatario agitó su verbo para denunciar la minuta que el país germano adeuda y que debe pagar si quiere que su hermano en armas transatlántico siga defendiéndole a capa y espada de la amenaza rusa. Sí, otra vez la ‘amenaza rusa‘ en la ecuación discursiva de Trump.

«Alemania, como saben, es morosa en sus pagos a la OTAN. Están pagando el 1% [del PIB] y se supone que debería ser el 2%. Por eso son morosos en miles de millones de dólares desde hace años. […] ¿Por qué Alemania le paga a Rusia miles de millones de dólares por energía y luego se supone que debemos proteger a Alemania de Rusia? ¿Cómo funciona? No funciona. ¿Por qué deberíamos hacer lo que estamos haciendo si no pagan? Hasta que paguen, retiraremos a algunos de nuestros soldados», espetó indignadísimo por lo que considera un ‘sinpa’ en toda regla.

Consultado al respecto durante su rueda de prensa conjunta con su homólogo polaco Jacek Czaputowicz, el ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, lanzó un diplomático y lacónico «Tomamos nota de eso, no tenemos información sobre cómo se realizará, no hemos recibido información del Pentágono».

Pero hubo otra reacción diplomática no tan diplomática de parte de Alemania. Como un caballo de Troya apostado en las entrañas mismas de Washington, la embajadora alemana en EEUU, Emily Haber, le aplicó un correctivo a Trump que sonó como esas bofetadas que hacen girar la cara.

«Nuestra cooperación [con EEUU] en asuntos militares y de seguridad siempre ha sido muy estrecha y lo seguirá siendo. Las tropas estadounidenses […] no están allí para defender a Alemania. Están allí para defender la seguridad transatlántica […] También están allí para proyectar el poder estadounidense en África, en Asia». Lo dijo en un evento virtual organizado por el grupo de expertos del Consejo de Relaciones Exteriores, según informa Reuters.

El director de Dossier Geopolítico, Carlos Pereyra Mele, opina que «este retiro de parte de personal militar norteamericano asentado en Alemania, se trata fundamentalmente de una especie de castigo del Gobierno norteamericano a las negociaciones alemano-rusas por el tema del abastecimiento de gas que se hace a través del mar Báltico, sobre los cuales EEUU intentó de mil y una maneras de impedir que se realizara».

En este sentido, el experto apunta a que «se están mostrando algunos puntos sobre las acciones tácticas que está tomando EEUU, pero Europa en el fondo, con Merkel, ha decidido acercarse más a China, negociar más profundamente con Rusia, y además no se echó atrás en la decisión de continuar con el gasoducto [Nord Stream 2], que va por las profundidades del mar Báltico».

«Por lo tanto, EEUU reacciona como está reaccionando en los últimos tiempos, de una forma totalmente anti diplomática, tratando de mostrar una dureza que cada vez es menos creíble porque aplica sanciones en todas las direcciones y cada vez las sanciones se están transformando en un boomerang», advierte.

Alemania expansionista

Entretanto, Alemania quiere demostrar que está muy activa. Su ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, declaró que su país apoyará durante su presidencia en la Unión Europea, la adhesión de los países de los Balcanes Occidentales al bloque. «Estamos de acuerdo con que, como la UE, debemos continuar nuestra política de expansión», dijo Maas al indicar que habrá que «definir un marco, organizar una conferencia con Macedonia del Norte y Albania».

Actualmente el mundo es multipolar —le guste o no a EEUU y sus aliados— en el cual los poderes se están dividiendo, se están reorganizando en grandes grupos continentales, incide Pereyra Mele al contextualizar la situación. «La Unión Europea tiene una crisis profunda, va a tener que definir si va a ser una UE reducida entre los países tecnológicamente desarrollados industrialmente, o va a seguir incorporando a países atrasados».

El analista sostiene que esa es la situación de objetivos que tiene que definir rápidamente el bloque comunitario «porque el mundo sigue avanzando y la historia no se detiene». «China no se ha paralizado, crece y crece a pesar de la pandemia y su objetivo es llegar y estar presente fuertemente en Europa. EEUU en estos momentos lo único que puede ofrecer es el expediente militar de ‘supuesta’ seguridad, pero nada más. No puede garantizar tecnologías, no puede garantizar inversiones importantes, no puede garantizar ningún efecto cultural como el que se venía realizando desde el fin de la Guerra Fría», concluye.

Análisis semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo

Club de la Pluma: Arte, Ciencia, Cultura, Derechos Humanos, Geopolítica, Deuda Externa, Relatos, Cuentos, Educación, Opinión, Editorial, Efemérides, Comunidades Originarias, Filosofía Y Mucho Más…

TEMAS:

El Marco Estratégico Geopolitico:

Lucha entre Atlantistas contra Continentalistas se profundiza 

  • Una más rápida recuperación Económica en el área Asia Pacífico la posiciona mejor para la lucha que se desarrolla
  • EEUU en Recesión Económica desde Febrero de 2020 -con datos de los últimos dos cuatrimestres de 2019- o sea que el Covid-19 no tiene nada que ver con la recesión a lo que se sumó la desocupación 15% marzo 20202 y la retroceso de su PBI en un -6.1%
  • Trump sanciona a la Corte Penal Internacional por investigar Crímenes de Guerra, La campaña política en USA al rojo vivo, Biden denunciando intentos de Fraude China no le compra más alimentos a EEUU y EEUU envía tres portaaviones al mar Indo Pacífico
  • China su Líder declara que El Ejército Popular debe prepararse para enfrentar a EEUU y aliados, y refuerza la carrera para alcanzar el Plan 2025 de superioridad en todas las áreas a EEUU
  • Rusia expresa su Poder Duro con sus vecinos, que intentan instalar a la OTAN y Rusia no aceptará esa amenaza El poder de controlar la producción y traslado del Gas a Europa
  • Unión Europea sigue en su alejamiento de las viejas alianzas y ahora surge el tema abastecimientos de energía enfrentando las directivas de USA de impedir los gasoductos Rusos nuevos hacia Alemania y el Sur de la Europa Oriental. Merkel y el G7
  • Todo estos movimientos y luchas del poder mundial baja hacia América del Sur, y tiene sus reflejos en Brasil y Argentina…
  • Más en el Audio:… 

Por Eduardo Montes de Oca | 16/03/2020 | Fuentes: Rebelión

Diversos observadores coinciden en la posibilidad real del trueque de la presente contracción planetaria en una nueva recesión, esa “[significativa] disminución de la actividad comercial e industrial que comporta un descenso de los salarios, de los beneficios y del empleo”, si nos guiamos por un diccionario al uso. Muchos subrayan hoy signos tales el deterioro del canje de mercancías, la volatilidad de los mercados, el mayúsculo endeudamiento, las burbujas especulativas…. ¿Se aproximará otro 2008?

Eduardo Lucita (La Arena/Rebelión) nos incita a afirmarlo al  responder la interrogante formulada por él mismo. Rememora el hecho de que, en su momento, la exdirectora gerente del FMI, Christine Lagarde, declaró que todo viene “peor de lo previsto para la economía mundial” y que el 70 por ciento de esta experimenta una desaceleración. Asimismo, acota el comentarista, la OMC pronosticó que tanto el PBI global como el intercambio de bienes  –este último “no puede desempeñar plenamente su función de impulsor” del auge– despegarán menos que en 2018.

Pero las malas nuevas acuden de todos lados. Fergal O’Brien y Piotr Skolimowski resumen grosso modo para Bloomberg lo que constituye ya una ecuménica alerta: “China informó del crecimiento más débil de su producción industrial desde 2002. La economía de Alemania se contrajo por el desplome de las exportaciones, y la producción de la zona euro disminuyó en el mayor nivel en más de tres años debido al enfriamiento de la expansión general. Los mercados de bonos de Estados Unidos y Reino Unido enviaron las advertencias más claras de una recesión desde la crisis financiera mundial […] Con el golpe al crecimiento por las disputas comerciales junto con el enfriamiento de la demanda mundial y las crisis geopolíticas, la economía mundial se dirige a su expansión más débil desde la crisis financiera”.

Alexander Krueguer, alto funcionario de Bankhaus Lamp, no abriga dudas. Para él, además del debilitamiento cíclico, el rápido conflicto mercantil generalizado está frenando el desarrollo. A lo que se suman, considera, el Brexit y las tensiones geopolíticas, eventos cargados de un compartido efecto amortiguador (los peritos añaden a esta relación los perjuicios que ya acarrea el nuevo coronavirus). “Es probable que todos estos factores pesen sobre la actividad económica”.

El estado de cosas refleja un roletazo que pica y se extiende, para decirlo en el argot cubano del beisbol. La extenuación perjudica la zona euro, donde Francia y España también se enlentecen y la situación de Italia parece cada vez más grave. Cifras como clonadas de similares lapsos dan cuenta de que, en 2019, en el bloque monetario la producción industrial cayó 1,6 por ciento en junio. Mientras, el progreso se ralentizó al 0,2 por ciento en el segundo trimestre, la mitad del ritmo del primero.

Quizás dónde más gritan

En los Estados Unidos es como si ensordeciera un ulular de sirenas. Las  sombrías predicciones colman informes, discursos, toda suerte de análisis. Recientemente, el portal Axios aseveró que proliferan los motivos para preocuparse por la recuperación, luego de que el indicador de probabilidad de la Reserva Federal (FED) de Nueva York, el cual predice la ocurrencia de una recesión, se ubicara en 32,9 por ciento en junio pasado.

Un despacho de Prensa Latina da cuenta de que Lisa Shalett, jefa de comunicaciones de la división Morgan Wealth Management, del banco de inversión Morgan Stanley, escribió en una nota dirigida a sus clientes que, desde 1960, cada vez que ese índice de la entidad ha sobrepasado el 30 por ciento ha ocurrido el temido fenómeno. Shalett también encontró “fantasmas” en la relación oro-plata; el descenso de las ventas de automóviles, viviendas, manufacturas; y en las ganancias y los gastos de capital.

De acuerdo con el Servicio de Noticias y Datos de Mercados Markets Insider, el nefasto aviso se ha mantenido en alto desde que la curva de rendimiento del Departamento del Tesoro se invirtió en marzo y luego nuevamente en mayo. Pero expliquemos esto, con la ayuda de PL:

“Para calcular la probabilidad de recesión, el rastreador de la FED […] utiliza específicamente la diferencia entre las tasas del Tesoro a 10 años y a tres meses. Un diferencial negativo entre las dos ha precedido a todas las recesiones de la posguerra, y actualmente se encuentra negativo desde mayo… La curva de rendimiento invertida es vista como un indicador de una recesión económica pendiente, porque cuando las tasas de interés a corto plazo exceden las de largo plazo el sentimiento del mercado sugiere una perspectiva pobre a largo plazo, y se cree que los rendimientos ofrecidos por el ingreso fijo continuarán cayendo”.

Según Market Watch, los inversionistas de Wall Street miran con sumo nerviosismo el comportamiento de la mentada curva, cuando la arremetida comercial trumpiana contra “toda bandera” socava la confianza empresarial y la actividad manufacturera. La estratega de ingresos fijos Leslie Falconio manifestó a esa página web que “si la curva de rendimiento se mantiene invertida por un largo período, puede influir en el crecimiento económico debido a su efecto corrosivo en las ganancias corporativas. Ello se debe a que llevaría a los bancos a evitar prestar dinero, restringiría el flujo de crédito y aumentaría los costos de los préstamos”.

Repercusión geopolítica

Sí, como atalayó Lenin, la política es la expresión concentrada de la economía. Eso, sin que olvidemos que aquella entraña sus propias variables de desenvolvimiento. Lo cierto es que, dada la coyuntura explicada hasta ahora –unida a otras–, Carlos Pereyra Mele, de Barómetro Internacional: #DossierGeopolitico DG, nos recuerda que, desde el 2003, la publicación ha sustentado que está transcurriendo el retroceso del poder global alcanzado por USA a fines del siglo XX.

“Y desde el 2010 […], que se transitaba hacia un [intervalo] de multipolaridad regional importante –con una China que no aplicará el modelo imperial norteamericano de control y dominio– y de nuevas alianzas totalmente distintas a las que se habían mantenido por casi 60 años. Y que los estados naciones lejos de desaparecer seguirán por un largo período dominando la escena […] internacional, como también teniendo influencia en sus vecinos los países importantes tanto [en lo económico como en lo tecnológico]. NO veremos un mundo bipolar, como el que conocimos en la guerra fría”.

Rematando sus asertos, el colega cita al influyente catedrático de Harvard Stephen Walt, quien, en la Revista Foreign Policy, en octubre de 2018 “reconoce que hace 15 años pocos analistas sostenían estos cambios que hoy se concretan. A confesión de partes, relevo de pruebas”, se muestra rotundo Pereyra Mele.

Conforme al aludido autor anglosajón, en su artículo “¿A qué tipo de mundo nos dirigimos”, en general 2025 supondrá un año de “multipolaridad no equilibrada”. En ese contexto, “los Estados Unidos seguirán siendo el actor más importante del planeta. Pero su margen de superioridad será más pequeño de lo que solía ser, y el país aún enfrentará problemas fiscales a largo plazo y profundas divisiones políticas […] China será la potencia número dos del planeta (y superará a Estados Unidos en algunas dimensiones), seguida por otros jugadores importantes (Alemania, Japón, India, Rusia, etc.), todos ellos considerablemente de menor jerarquía que los otros dos principales”.

Con “alarde” de cordura, el “augur” sugiere a EE.UU. que se comporte más selectivamente al hacer compromisos y utilizar su poder en el extranjero. “El deseo central de rehacer el mundo, que caracterizó la era unipolar, se desvaneció mucho antes de que Donald Trump se convirtiera en presidente de los Estados Unidos. No volverá, no importa cuántos neoconservadores nostálgicos intenten rescatarlo”.

Como elemento del vaticinio del académico –nada “sospechoso” de izquierdismo, por supuesto–, la política exterior y de defensa de EUA se centrará principalmente en contrarrestar a China. Además de procurar desacelerar los esfuerzos del “dragón” para obtener una ventaja en una serie de tecnologías emergentes, tratará de evitar que el coloso establezca una posición dominante en su región.

“Europa y la OTAN simplemente no tendrán mucho rol que desempeñar, ya que Washington se centra cada vez más en Asia. Los países europeos no querrán renunciar a los lazos económicos rentables con China y no estarán dispuestos a hacer mucho para equilibrar a Beijing. Si la competencia chino-estadounidense se calienta, como lo espero, este problema será otro punto de fricción entre los Estados Unidos y sus socios europeos. Trump podría acelerar este proceso si continúa golpeando a Europa en el comercio e imponiendo tontamente sanciones secundarias a los estados europeos que intentan mantener vivo el acuerdo nuclear de Irán por ejemplo, pero incluso si no lo hace, la lenta dilución de las relaciones transatlánticas continuará. No hay nada sorprendente o trágico en esto, por cierto; es simplemente la consecuencia gradual pero inevitable del resurgimiento de Asia”.

Resurgimiento que anida -¿es espoleado por?- en condiciones en las cuales “paradójicamente” medran las señales de una recesión que, aun gravitando sobre la Tierra en pleno, se tornan más peligrosas –“dádivas” del Sistema–, y hasta vergonzosas, para quienes han vivido a expensas de los demás: las potencias imperialistas. Y sus principales acólitos.

Vivíamos en un mundo dominado por Estados Unidos pero que de cierto modo estaba organizado por tratados internacionales. Sin embargo, eso se está viniendo abajo.

Los países más poderosos están haciendo valer su potencial y cada vez más crean sus propias reglas.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por ejemplo, ha declarado en alguna ocasión que «rechaza la idea de la globalización».

Controlar territorios es un concepto importante para los Estados más poderosos. Eso les brinda poder económico y apoyo militar.

Se trata de un juego geopolítico que ya vaticinó un geógrafo británico nacido en el siglo XIX llamado Halford John Mackinder.

Mackinder diseñó una teoría en 1904 que marcó profundamente la geopolítica durante décadas el siglo pasado y que ahora parece estar nuevamente de vuelta.

En aquella época, los océanos eran dominados por la marina británica, lo cual era crucial para que una isla como Gran Bretaña sostuviera su gran imperio.

Sin embargo, Mackinder pensó que esta situación se encontraba amenazada y fue ahí donde comenzó a profundizar sobre lo que él llamaba el «Heartland» (Corazón de la Tierra) de Eurasia.

Esta zona abarcaba las áreas agrícolas de la parte europea de Rusia, se extendía por vastos territorios hasta Asia central y llegaba hasta los bosques y las llanuras de Siberia, un territorio rico en recursos sin explotar como el carbón, la madera y otros minerales.

Mackinder pensó que un área tan extensa y rica, que a la vez podía ser recorrida con un sistema ferroviario, era una zona clave para los países con ansias de poder.

Advertencia

Quince años después, tras la Primera Guerra Mundial, los líderes se reunieron en una conferencia de paz en Versalles para rediseñar las fronteras del mundo, expandir la democracia y acabar la guerra para siempre.

Pero Mackinder pensó que para poder llevar eso a cabo había que afrontar la realidad geográfica y tomar ciertas precauciones. De lo contrario, temía, le dejarían la puerta abierta a Rusia o Alemania para dominar el Heartland y convertirlo en una base militar gigante.

Desde allí, el poder de Heartland podía construir una flota indestructible, derrotar a la poderosa narina británica y finalmente dominar Eurasia y África y convertirse en la «Isla del Mundo».

Eso significaba que Europa y Rusia debían mantenerse divididas. Mackinder escribió esta teoría en un libro que llamó «Ideales democráticos y realidad».

«Quien domina el este de Europa, domina Heartland, quien domina Heartland, reina en la ‘Isla del Mundo’, quien domina la ‘Isla del Mundo’, gobierna el mundo entero», según la teoría de Mackinder.

Inspiración nazi

En Múnich, otro geógrafo y veterano de guerra llamado Karl Haushofer estaba estudiando los trabajos de Mackinder.

Haushofer temía y odiaba el victorioso Imperio británico, al que veía como un estrangulador mundial. Así que convirtió la Teoría Heartland de Mackinder en una estrategia.

Pensó que su país, humillado tras la gran guerra, podía formar una gran alianza con Rusia y Japón y así cortar los tentáculos del poder naval británico.

Esta teoría intrigó a uno de los estudiantes de Haushofer, Rudolf Hess, quien era miembro del nuevo partido nacional-socialista.

En 1923, intentaron tomar el poder, pero Hess terminó en la cárcel. Allí lo visitó Haushofer para ofrecerle tutorías tanto a él como a su compañero de prisión, el líder nazi Adolf Hitler.

En 1933, los nazis consiguieron llegar al poder. Y en 1939, el ministro de Exteriores nazi y su homólogo soviético sorprendieron al mundo firmando un pacto de no agresión.

Haushofer estaba feliz. Pensaba que se trataba del nacimiento del gran poder territorial entre Rusia y Alemania que había soñado.

Inmediatamente después de las noticias del pacto, la revista británica New Statesman publicó un artículo para demostrar cómo los nazis habían realizado sus planes geopolíticos a través de las ideas de Haushofer, a su vez inspiradas por Mackinder.

Fuera cierto o no, la idea de que Mackinder había inspirado el pacto se extendió por Estados Unidos. La revista Life desarrolló un gran reportaje mapeando las ideas de Mackinder y explicandos cómo sus conceptos estaba siendo usados por los nazis y cómo los estadounidenses debían estudiarlo.

Hollywood también se interesó por esta teoría, representando en un filme las reuniones entre Haushofer y Hess. En la cinta, presentaba a Haushofer como un genio malvado a cargo un gran Instituto de Geopolítica que supuestamente estaba detrás de los «planes de destrucción» nazis.

En Estados Unidos, «geopolítica» se convirtió en otra palabra para calificar el fanatismo germánico.

La propaganda de la industria cinematográfica estadounidense contó a su audiencia que la teoría de Mackinder era la base de la estrategia de Hitler.

La idea de que su teoría inspiró a los nazis perturbó a Mackinder. En 1943, la revista estadounidense Foreign Affairs se puso en contacto con él para preguntarle por su opinión geopolítica sobre el curso de la Segunda Guerra Mundial.

Durante la entrevista, Mackinder advirtió que «si la Unión Soviética salía de la contienda como conquistadora de Alemania, se convertiría en la gran potencia terrestre del mundo».

En 1945, Alemania se hundió. El régimen nazi se rindió de forma incondicional y el país fue divido en dos zonas por los aliados.

El modelo de Mackinder pasó a presagiar el enfrentamiento Este-Oeste de la Guerra Fría. Occidente y la Unión Soviética se convirtieron en enemigos otra vez.

Después de que fuerzas prosoviéticas absorbieran Polonia, Hungría, Rumanía y otros países, el poder que dominaba el este de Europa y Heartland no era Alemania, sino la Unión Soviética.

En las universidades de la Liga Ivy de EE.UU., los académicos ya habían impulsado el estudio de los trabajos de Mackinder para confrontar el riesgo de que un país dominara la «Isla del Mundo».

Ahora que los soviéticos se estaban expandiendo, las ideas de Mackinder llegaron al diplomático estadounidense George Kennan.

Kennan propuso que para prevenir que la URSS dominara la gran masa de tierra euroasiática, había que contenerla de algún modo.

«Amenaza soviética»

El 6 de marzo de 1947 murió Mackinder, pero sus ideas siguieron muy vivas.

Seis días después, el presidente Harry Truman dijo al Congreso de EE.UU. que debían contener a la URSS y ayudar a los países amenazados por la expansión comunista.

De esa forma, el occidente capitalista y el este soviético se enzarzaron en una Guerra Fría durante décadas. 

Estados Unidos estableció una serie de bases alrededor de los bloques dominados por los soviéticos, desde Alemania hasta Italia, Turquía, Corea del Sur y Japón.

Los críticos veían la contención norteamericana como parte de una agresiva e imperialista política exterior. Otros argumentaban que protegía la democracia.

En 1991, los pasos hacia la caída de la URSS habían desencadenado demandas independentistas en varias repúblicas soviéticas. Nada pudo detener la desintegración del bloque socialista del este.

Nuevo enfoque

Terminada la Guerra Fría, la teoría de Mackinder tomó otro matiz.

Tras el abandono del comunismo, la economía rusa estaba atrapada entre viejos y rotos sistemas soviéticos, y la repentina introducción del capitalismo occidental.

El contraste fue agresivo. Y para muchos rusos supuso un caos y una humillación. Entonces, nuevos pensadores políticos comenzaron a emerger.

Uno es un exdisidente de derechas llamado Aleksandr Dugin, quien se involucró profundamente en las ideas de Mackinder para presentar a Rusia como un país encerrado en medio de las ansias de poder de occidente.

En 1997, Dugin expresó sus ideas en un libro llamado The Foundations of Geopolitics, el cual se convirtió en un bestseller.

«En geopolítica, hay dos polos absolutos de poder. Está el poder naval, que pertenece a Occidente, y el poder terrestre, que es Rusia. Hay una pelea por controlar Heartland. Como decía Mackinder, quien controla el este de Europa, controla Heartland. Y quien controla Heartland, domina el mundo», dijo en una conferencia en Shanghái.

A raíz de su liberación del dominio soviético, varios países del este de Europa hicieron fila para unirse a la OTAN y a la Unión Europea, temerosos de una futura agresión rusa.

Pero si el este de Europa se preocupó de Rusia, Rusia se preocupó de la OTAN.

Dugin utilizó la teoría de Mackinder para concluir que Rusia debía moverse hacia la dominación, una vez más, de las antiguas repúblicas soviéticas o «Eurasia».

Algunos académicos han argumentado que las ideas de Dugin demostraron ser útiles para los líderes rusos que quieren mantenerse fuertes ante lo que consideran un dominio excesivo de occidente.

En 2011, el presidente Vladimir Putin propuso la formación de la Unión Económica Euroasiática. Y en 2014, en la ceremonia celebrada en Astaná, la capital de Kazajistán, se firmó un acuerdo entre este país, Bielorrusia y Rusia.

Pronto se unieron otras ex repúblicas soviéticas, pero la situación se agravaría en 2013.

Ese año, Ucrania estaba en conversaciones para integrarse en la Unión Europea, pero el presidente ucraniano de entonces, Víktor Yanukovich, se retiró del pacto bajo presión rusa.

Manifestantes proeuropeos ocuparon el centro de Kiev, y Yanukovich envió la policía armada y la situación degeneró un conflicto sangriento.

En el este de Ucrania se llevaron a cabo protestas prorrusas que al final se transformaron en una insurgencia apoyada por ese país.

Y en el sur de Ucrania, Rusia aprovechó la oportunidad para anexarse Crimea, la cual, como el este del país, tiene una alta población étnica rusa.

Un nuevo pretendiente

Aunque Rusia controle gran parte de Heartland, no significa que controle la «Isla del Mundo» en su totalidad.

El territorio euroasiático ha sido testigo del crecimiento de un nuevo poder, un nuevo pretendiente al control de la región.

Si Mackinder viviera hoy, quizás estaría preocupado de las extensas redes ferroviarias que China está construyendo a lo largo de todo el continente.

Las relaciones entre China y Rusia son buenas, pero dadas las experiencias del pasado, nada asegura que se mantendrán así en el futuro.

Más de un siglo después de Mackinder, surge la pregunta de si sus teorías forman parte del pasado o siguen vigentes en el presente.

Fuente: BBC en español

https://www.bbc.com/mundo/noticias-51066744?SThisFB

Análisis semanal de Geopolitica por Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo:

Temas:

  • La Geopolitica en el SXXI – Que es?
  • Porque es una Ciencia sin cátedras
  • Historia de la Geopolitica
  • Potencias Continentales Ratzel Haushofer
  • Potencias Marítimas MacKinder – Mahan – Spykman
  • Tendencias en el SXX I y II Guerra Mundial y Guerra Fría
  • 90s Guerras Geopoliticas inter capitalistas
  • Primer cuarto del siglo XXI: Todas guerras por recursos y áreas geopoliticas importantes para el poder del Hegemón decadente: EEUU
  • Como todo esto se refleja en la Guerra híbrida contra Venezuela – Como el petróleo sigue siendo la causa de esta guerra no declarada formalmente – Rol del Petro-Dólar y su crisis
  • Hoy la Geopolitica como la debemos entender

AUDIO:

El colaborador de Dossier Geopolitico residente en Madrid, España, nos realiza una minuta para seguir y entender en forma clara y concreta que sucede con el Brexit y las consecuencia en ambas márgenes del canal de la Mancha desde el 2016 hasta la fecha. Carlos Pereyra Mele Director de DG
“English version below the article in Spanish”

-¿POR QUÉ EL BREXIT? x Eduardo Bonugli

Inglaterra se marcha de la UE porque ésta no le resulta rentable para su economía ni para su estrategia de futuro. Y por que le condiciona en su proyecto de expansión por los mercados asiáticos.

La decisión británica de abandonar la UE resulta ser una profunda herida al proyecto comunitario europeo. Una afrenta en toda regla. Es una quiebra del modelo neoliberal imperante. Es la evidencia de un fracaso de primer nivel mundial.

El divorcio unilateral de una de las más emblemáticas potencias capitalistas del mundo, con la UE, pone a descubierto la fragilidad estructural de la unión y agudiza las sombras que caen sobre su futuro.

Los ingleses son expertos en adelantarse a la historia, en descubrir las oportunidades soterradas, en alejarse de los derrumbes descontrolados.

Es preocupante y muy significativo entonces, que hayan decidido poner distancia con el viejo continente.

Ellos nunca fueron europeos.

Europa no es su tierra, ni su sangre, ni su cultura.

Su única bandera es la británica.

Su única moneda es la Libra.

Su único país, continente, o universo es el inglés.

Su hijo predilecto es EEUU y también su hermano mayor.

Israel es su amada tía carnal que le cuida su fortuna y a quien devota lealtad absoluta.

Sus únicos hermanos habitan en la Commonwealth, o sea Canadá, Australia, Nueva Zelanda y otros de gran futuro económico.

La genética de los ingleses está impregnada por la doctrina protestante, el pragmatismo material y un núcleo ideológico llamado COMERCIO.

Su andadura secular por la historia demuestra que todos los medios le servían para lograr sus objetivos.  Y así se llenaron de riquezas, poder y gloria.

Desde sus inicios como corsarios, pasando por la esclavitud y llegando a los actuales golpes de estado financieros, mediáticos o judiciales, siempre tuvieron como objetivo los resultados del comercio internacional.

Todo esto acompañado de una personalidad avasalladora y un cinismo admirable.  Durante 6 siglos se sirvieron del negocio de la esclavitud de millones de humanos. Sin embargo, cuando llegó la revolución industrial y comprobó que el trabajo de una máquina era más rentable que 20 esclavos, se proclamó líder de los movimientos antiesclavistas.

Su flema es impresionante.

Todo lo demás resulta irrelevante.

El libre comercio es una falsedad, una aberración y un libertinaje

Cualquier propuesta de libertad tiene que estar acompañada de la igualdad de posibilidades y condiciones entre las partes. Es imposible proclamar que dos boxeadores son libres de pegar puñetazos cuando uno de ellos es peso pesado y el otro es peso mosca.

Lo mismo ocurre con el libre comercio actual. La potencias, con todo su poder, su dinero, su fuerza y sus recursos, imponen las condiciones a un país productor pequeño humilde y necesitado.

El resultado es KO a favor del grandote, antes de empezar el combate.

-RAZONES OBJETIVAS DE LA SALIDA DE RU

Para el RU, el tren del futuro circula por Asia.

Y cree que esta Europa de la burocracia y los recortes, entró hace tiempo en la vía muerta.

Estudios económicos de solvencia ya anticipan que en el 2030 China será la primera potencia del mundo, después vendrán EEUU; Rusia e India. El primer país europeo aparece en el puesto 10 con Alemania, siempre y cuando la UE no haya entrado en una grave crisis financiera.

Por lo tanto:

  • Que, considerando el imparable avance de las potencias asiáticas, sería un suicidio para Inglaterra permanecer atado a la inercia de una Europa aburguesada y resignada.
  • Que no quiere compartir con Europa su poder e influencia en el sur Asia y el Pacífico.
  • Que no quiere interferencias tóxicas en sus alianzas carnales con EEUU e Israel. .
  • Que quiere relaciones directas con Rusia y China.
  • Que su único bloque supranacional y natural es LA COMMONWEALTH y que necesita libertad para reforzarlo  y lanzarlo en esta nueva etapa.
  • Que la deuda de los países de la UE asusta a Londres. Está convencida que es impagable y que además huele peligro de quiebra bancaria en Alemania.
  • Inglaterra entiende que la UE perdió la oportunidad de ser líder mundial.
  • Que no tiene futuro como potencia económica.
  • Que como bloque económico ya no representa un gran negocio.
  • Que no tiene un proyecto común, ni unitario, ni integrador.
  • Que no tiene autoridad ni mandato de su sus miembros.
  • Que nunca conformará un estado con autoridad central sobre economía, política exterior, uniformidad impositiva, defensa, etc.
  • Que Europa apenas es un club elitista de especuladores.
  • Que con el Brexit se ahorra los gravosos aportes a la UE.
  • Que recupera soberanía en justicia, asuntos sociales, normas de consumo, y política de inmigración.
  • Que culturalmente no soporta doblegarse ante el férreo mando germano. Su enemigo histórico. Al Londres protestante le urge sacudirse de sus hombros al Berlín luterano.

-OPCIONES DEL PARLAMENTO PARA ESTE MIÉRCOLES.

Estas son las opciones.

  1. Brexit Duro el 29/3. En solo 48 hs podría producirse la gran explosión. Es aún una posibilidad concreta si se mantiene la parálisis de ambos bandos. Londres porque no se decide y Bruselas porque no puede ni sabe qué hacer.
  2. Brexit Duro el 18/4. Es la misma situación con 3 semanas de diferencia
  3. Brexit con tratado el 22/5. Solo en el caso de que el parlamento Inglés aprobase los fallidos acuerdos con la UE, que ya fueron rechazados dos veces, y que ni siquiera tienen una mínima credibilidad como para ser presentados a trámite en esta sesión.
  4. Brexit a la Noruega.  Sería el estar y no estar. Un navegar en dos aguas. Con algunas compromisos y algunas obligaciones. Tiene un fuerte rechazo entre los euro escépticos.
  5. *Brexit aplazado sin fecha. De difícil realización. Mil detalles lo impedirían. Hay elecciones legislativas el 26 de mayo.
  6. 2º referéndum. La mayor ilusión de Bruselas. Es improbable que el RU de un giro de tal magnitud y que eche por tierra su declamada tradición democrática. Bien podría no respetar una elección en alguna de sus colonias o en algún país invadido, y lo ha hecho en más de una vez, pero nunca es su propio reino.

-LOS ACTORES DEL BREXIT
En el escenario están:

  • Los eurófilos, partidarios de permanecer en la UE
  • Los euroescépticos partidarios del divorcio
  • Y Teresa May. Que, según algunas fuentes, parece tener la misión de dilatar el proceso para que las grandes empresas tecnológicas y financieras, a ambos lados del Canal de La Mancha, ajusten sus estrategias para el nuevo escenario. Dilatar todo hasta el máximo posible, sería su estrategia.
  • Esto beneficiaría también a los países ricos de la UE en la implantación de la Europa de dos velocidades. Situación que irrita a los países del sur.

-FALSEDADES Y MEDIAS VERDADES DE LA PRENSA CONTINENTAL.

  1. El RU ni se plantea perder ni delegar el manejo del mundo financiero que le es propio desde hace 300 años y por el contrario, se libera de normativas y burocracias de Bruselas que le ponen trabas a su expansión por Asia.
  2. Cree que no va a perder a la mayoría de los consumidores europeos porque prevalecerá la doctrina del libre mercado sobre las trabas fronterizas.
  3. Va a contrarrestar esas supuestas pérdidas con la fuerza renovada de los consumidores de la Commonwealth.
  4. El conflicto de las fronteras de las dos Irlandas será otra vez un asunto interno y soberano del RU.
  5. Su política inmigratoria dejará de ser la de la UE será igual de estricta, oportunista y selectiva, como lo ha sido siempre en toda su historia.

El fantasma del desabastecimiento es improbable. Ha invertido miles de millones de Libras en prevención.

  1. Las demoras en las aduanas no serán un hecho dramático.
  2. La baja de los acuerdos pesqueros resultará más gravosa para la UE que  perderá los caladeros de toda la inmensa isla, mientras que Inglaterra podrá negociar con cualquier otro país, nuevas aguas para su flota.
  3. Los problemas de las aerolíneas ya están siendo atendidos.
  4. La libre circulación de personas no será significativa porque la isla es destino final y no un país de paso.

-PAPEL DE LA PRENSA. ¿PORQUE TANTO RUIDO MEDIÁTICO Y POCA INFORMACIÓN CONCRETA?  ¡NADIE ENTIENDE NADA!

La prensa europea funciona en bloque para evitar la deshonra y la mala imagen de la UE. Eso es fundamental para que no se desestabilice la enorme deuda de los países.

La deuda es una burbuja enorme y frágil y muy susceptible a cualquier pérdida de confianza.

Y la prioridad mediática es dar una imagen pública que no altere a los mercados.

También esconde la realidad geopolítica del mundo donde Europa está siendo relegada clamorosamente a puestos de irrelevancia.

La estrategia de la prensa es dramatizar los daños del Brexit en Inglaterra e ignorar los que sufrirá Europa.

Alarman con un desabastecimiento de productos básicos en Inglaterra y hasta dicen que faltará hasta el papel higiénico. Hacen de estos supuestos todo un relato dramático pero no hablan de lo que ocurrirá con Europa, especialmente en sus países más pobres. De la falta de fondos de la UE, en los nuevos déficit presupuestarios, en la pérdida de los mercados de la Comensal, en el desprestigio ante los mercados financieros.

También hay una campaña de acoso y desprestigio hacia Teresa May olvidando el crucial detalle de que las “vergonzosas” derrotas parlamentarias de la Primera Ministra eran, sobretodo, las derrotas de los acuerdos avalados y firmados por la UE. En consecuencia, si tanto bochorno le corresponde a una parte de los firmantes, el mismo trato merece la otra parte firmante.

La prensa ha entrado en un círculo vicioso tratando de poco menos de ímbeciles al Reino Unido y a los ingleses por esta decisión, sin explicar los verdaderos motivos del divorcio.

La realidad le puede estallar en la propia cara a la prensa. Como ocurrió con el informe lapidario del Fiscal Muller, negando el complot entre Rusia y Trump para amañar las últimas elecciones presidenciales

-INDEMNIZACIÓN A PAGAR POR INGLATERRA.

Según los estatutos, Inglaterra está obligada a indemnizar a la UE por su retirada de la misma.

A fines de 2016, con la calentura del resultado del referéndum, la UE exigía 120 mil millones de euros

En Mayo del 2017 esa pretensión había bajado a 60 mil millones. La mitad.

Hoy el RU apenas reconoce una deuda de alrededor de 30 mil millones.

Este también es un tema en negociación. No solo la cantidad a pagar sino la metodología a utilizar para su cálculo y la fecha de su pago

La UE tiene urgencia de dejar cerrado el asunto. Londres todo lo contrario.

En el caso de un Brexit duro, este tema dormirá el sueño del olvido y no habrá instancia internacional que pueda hacer cambiar al RU.

En un Brexit duro, estarán servidas las chances de Inglaterra para complicar y dilatar esta indemnización.

– LA UE Y LA PÉRDIDA DE LOS MERCADOS EN LOS PAÍSES DE LA COMMONWEALTH

-PAPEL DE LA UE EN LA NEGOCIACIÓN. CONTACTOS UNILATERALES ENTRE CANCILLERÍAS POR FUERA DE BRUSELAS

Otro clamoroso fracaso de la Comisión Europea ha sido que, debido a su incapacidad negociadora, ha sido superada y ninguneada por las cancillerías de cada país, quienes están negociando particularmente con Londres por fuera de la UE. Una clara demostración del estado fallido de LA UNIÓN.

-APORTES NETOS DEL RU A LA UE

350 millones de euros semanales. Unos 15.000 millones anuales. La UE da otra versión.

-DEFICIT ESPAÑOL POR EL BREXIT. DE PAÍS SUBSIDIADO A PAÍS APORTADOR

Tras casi treinta años de de ser un país receptor de fondos de la UE, España será, gracias al Brexit, un contribuyente neto.

En 2018 España tuvo un saldo favorable neto de 300 millones en la cuenta de ingresos sobre pagos de la UE.

Con la nueva realidad es incalculable la obligación……

-DEUDA PÚBLICA EN LA UE.

Hasta 2018 La deuda conjunta de los países comunitarios giraba en los 12,5 billones de euros. Un 87% del PIB. Siendo Grecia, Italia, Portugal y España los que están por en encima del PIB, mientras que Holanda y Alemania son los menos deudores con el 57 y el 64% de su PIB. Esta deuda es impagable.

-GIBRALTAR

La UE ha dejado desnuda a España en el tema de Gibraltar y la futura frontera que se pude generar. Bruselas ha sido absolutamente insolidaria con su país miembro por temor a irritar al RU. No ha querido ni siquiera mencionar los problemas legales de miles de trabajadores andaluces que se desplazan diariamente y sin trámites fronterizos, hasta el Peñón. Se ha negado a utilizar el término COLONIA sobre Gibraltar a exigencias de Londres.

Bruselas ha mostrado dos actitudes diferentes ante dos casos con muchos puntos de similitud. Son los casos de la frontera de Irlanda y la frontera del peñón. El primero le ha servido para torpedear el Brexit. El segundo ni siquiera lo ha tenido en cuenta.

España presume ante su sociedad de haber “apretado” las tuercas al RU pero todo indica que ha sido lo contrario.

El tema es el libre tránsito de personas entre Gibraltar y las poblaciones españolas a su alrededor y la futura aduana. Es verdad que la colonia necesita de la mano de obra barata de los españoles que desplazan todos los días, tan verdad como que los españoles necesitan de ese trabajo bastante mejor pagado que en su país. La diferencia es que ante un cierre de fronteras, Gibraltar siempre puede acudir a otra mano de obra extranjera y barata, mientras que los españoles de la región nunca tendrán otro Peñón que les ofrezca tan buenos salarios.

A Madrid no le queda otra alternativa que negociar con Londres unos acuerdos fuera del paraguas de la UE.

– LA INVERSIÓN CHINA DIRECTA A LOS PAÍSES DE LA UE.

El RU no quiere verse atrapado en el  caos normativo de la UE ni en su letargo burocrático. Entiende que Bruselas es un ejecutivo sin autoridad ni recursos para liderar una política comercial con las potencias de Oriente.

La UE además presume de hacerle frente al avance China mientras, Alemania, Inglaterra y Francia, en ese orden, reciben el 45% de las  inversiones Chinas. Pero Bruselas ha puesto el grito en el cielo por el reciente acuerdo particular de Italia con el coloso asiático y quiere condicionarlo o bloquearlo.

Otro tema es el Tren de La Seda o el tren que une España y Europa con China. A pesar de las trabas del gobierno español y de las pataletas proteccionistas de Bruselas, estos convoyes aumentan, semana tras semanas, sus viajes a un ritmo imparable y los vagones con mercancía china de bajo coste no cesan de invadir todo el mercado europeo. Es una realidad incuestionable a pesar de las fiebres reguladoras de la UE.

La realidad dice que esta Europa de la burocracia está atrapada en su propia impotencia e ineptitud para dar respuesta a la nueva realidad.

Y a los ingleses le aterra ese panorama.

-CONFLICTO DE LAS AEROLÍNEAS

Los problemas de las aerolíneas ya están siendo atendidos por Londres.

-CONFLICTO PESQUERO

La baja de los acuerdos pesqueros resultará más gravosa para la UE que  perderá los caladeros de toda la inmensa isla, mientras que podrá negociar con cualquier país nuevas aguas para su flota.

-FRONTERA DE LA DOS IRLANDAS. Back stop

El tema de Irlanda es que el Brexit obliga a la creación de una frontera física entre el norte y el sur. Porque el Sur seguirá en la UE y el Norte se marcha con Inglaterra.

Entonces la frontera es necesaria si o si, o de lo contrario ese punto será un coladero de personas y mercancías.

Pero al existir  físicamente una valla, se rompería el acuerdo del viernes santos del 98  que trajo la paz al sangriento conflicto entre católicos y protestante.

No hay duda que la UE ha encontrado un filón en este asunto para condicionar el Brexit y a la vez crea un serio quiebra cabezas para el RU.

Al final, el tema de Irlanda, o parte de ella, es un asunto interno del RU que la UE aprovecha con oportunismo y demagogia para meter cuña.

Algo similar pasa en el Peñón de Gibraltar. Pero allí Bruselas no tiene nada con que condicionar a Londres y entonces se olvida de él.

Eduardo Bonugli

Madrid 26/3/2019

Para Dossier Geopolitico

PD: El referéndum fue el 23 de julio de 2016.
h

Entrevista de RT a Eduardo Bonugli hoy sobre el Brexit

-WHY THE BREXIT? By Eduardo Bonugli

Dossier Geopolitico´s collaborator resident in Madrid, Spain, makes a note to follow and understand clearly and concretely what happens with the Brexit and the consequences on both banks of the English Channel from 2016 to date. Carlos Pereyra Mele, director of DG.

The British decision to leave the EU turns out to be a deep wound to the European community project. A full-blown affront it’s a failure of the prevailing neoliberal model. It is the evidence of a world-class failure. The unilateral divorce with one of the most emblematic capitalist powers in the world exposes the structural fragility of the union and sharpens the shadows that fall on its future. The English are experts in anticipating history, in discovering buried opportunities, in moving away from uncontrolled landslides. It is worrying and very significant then, that they have decided to put distance with the old continent.

They were never European. Europe is not your land, nor your blood, nor your culture. Their only flag is the British union flag.Their only currency is the Pound. Their only country, continent, or universe is the Anglosphere. His favorite son is the USA and also his older brother. Israel is her beloved carnal aunt who takes care of her fortune and to whom she devotes absolute loyalty. Their only brothers live in the Commonwealth, that is Canada, Australia, New Zealand.

The genetics of the English people are permeated by Protestant doctrine, material pragmatism and an ideological core called COMMERCE.

His secular walk through history shows that all means served to achieve their objectives. And thus they were filled with riches, power and glory.

From their beginnings as corsairs, through slavery and reaching the current financial, media or judicial coups, they always aimed at the results of international trade. All this accompanied by an overwhelming personality and an admirable cynicism. For six centuries they used the business of slavery of millions of humans. However, when the industrial revolution arrived and they found that the work of a machine was more profitable than 20 slaves, they proclaimed themselves leaders of anti-slavery movements.Their phlegm is impressive.

Everything else is irrelevant.

Free trade is a falsehood, an aberration and debauchery

Any proposal for freedom must be accompanied by equality of possibilities and conditions between the parties. It is impossible to proclaim that two boxers are free to punch each other when one of them is heavyweight and the other is flyweight. The same goes for current free trade. The great powers, with all their power, their money, their strength and their resources, impose the conditions to a small humble and needy producing country. The result is KO in favor of the big one, before the fight has started.

-OBJECTIVE REASONS FOR THE DEPARTURE OF UK  

For the UK, the train of the future will circulate in Asia. They believe that this Europe of bureaucracy and budget cuts has long since entered in a dead end.

Economic studies already anticipate that in 2030 China will be the first power in the world, then the US will come; Russia and India. The first European country Germany appears with the 10th position, as long as the EU has not entered into a serious financial crisis.

FOR THAT, THUS:

·         That, considering the unstoppable advance of the Asian powers, it would be a suicide for the UK to remain tied to the inertia of a gentrified and resigned Europe.

·         It does n t want to share with Europe his power and influence in South Asia and the Pacific.

·         It does n t want toxic interference in his carnal alliances with the USA and Israel. .

·         Wants direct relations with Russia and China.

·         That its only supranational and natural block is THE COMMONWEALTH and that it needs the freedom to reinforce it and launch it in this new stage.

·         The debt of the countries of the EU scares London that is convinced that it is unpayable and also smells bankruptcy in Germany.

·         England understands that the EU lost the opportunity to be a world leader.

·         That has no future as an economic power.

·         That as an economic block it no longer represents a good business. For the UK

·         That doesn’t have a common project neither unitary nor integrating.

·         That has no authority or mandate of its members.

·         That it will never form a state with central authority over economy, foreign policy, tax uniformity, defense, etc.

·         That Europe is hardly an elitist club of speculators. That the Brexit saves the burdensome contributions to the EU. That recovers sovereignty in justice, social affairs, consumption norms, and immigration policy.

·         Culturally they can’t bear to bow to the strong Germanic command. His historical enemy. Protestant London urges to shake off Lutheran Berlin from its shoulders.

-OPTIONS OF THE PARLIAMENT FOR THIS WEDNESDAY  

1.       Hard Brexit on 29/3. In just 48 hours the big explosion could take place. It is still a concrete possibility if the paralysis of both sides is maintained. London because it is not decided and Brussels because it cannot or does not know what to do.                                                                          

2.       Hard Brexit on 18/4. It is the same situation with 3 weeks apart

3.       Brexit with deal , agreement on 22/5. Only in the case that the English parliament approved the failed agreements with the EU, which were rejected twice, and that do not even have a minimum credibility to be presented for processing in this session.

4.       Brexit Norwegian style. It would be to be and not to be. A sailing in two waters. With some commitments and some obligations. It has a strong rejection among the Euro skeptics.

5.       Brexit postponed without a date. Of difficult realization. A thousand details would prevent it. There are legislative elections on May 26.

6.       2nd referendum. The greatest illusion of Brussels. It is unlikely that the UK will make such a turn and that it will overthrow its declared democratic tradition. He might not respect an election in one of his colonies or in some invaded country, and he has done so more than once, but it is never his own kingdom.

THE ACTORS OF THE BREXIT

On stage:

·         The Europhiles, supporters of staying in the EU

·         The eurosceptics supporters of divorce

·         And Teresa May. That, according to some sources, seems to have the mission of delaying the process so that the large technological and financial companies, on both sides of the Channel, adjust their strategies for the new scenario. Dilate everything to the maximum possible, it would be her strategy. This would also benefit the rich countries of the EU in the implementation of the two-speed Europe. Situation that irritates the countries of the southern Europe.

FALSE STATEMENTS AND HALF TRUTHS OF THE CONTINENTAL PRESS

·         The UK neither plans to lose or delegate the management of the financial world that is its own for 300 years and, on the contrary, frees itself from regulations and bureaucracies in Brussels that put obstacles to its expansion in Asia.

·         They believe that they will not lose the majority of European consumers because the doctrine of the free market will prevail over border barriers.

·         They will counter these alleged losses with the renewed strength of Commonwealth consumers.

·         The conflict of the borders of the two Irelands will again be an internal and sovereign matter of the UK.

·         Immigration policy will no longer be that of the EU, it will be as strict, opportunistic and selective, as it has always been throughout its history.

·         The ghost of shortage is unlikely. They have invested billions of pounds in prevention.

·         The customs delays will not be a dramatic fact.

·         The reduction of fishing agreements will be more burdensome for the EU that will lose the fishing grounds of the whole immense island, while England will be able to negotiate with any other country, new waters for its fleet.

·         The problems of the airlines are already being addressed.

·         The free movement of people will not be meaningful because the island is a final destination and not a country of transit.

THE PRESS ROLE! WHY SUCH MEDIA NOISE AND LITTLE CONCRETE INFORMATION? NO ONE UNDERSTANDS A THING!

The European press works in bloc to avoid dishonor and the bad image of the EU.

This is essential so that the enormous debt of the countries will not be destabilized. Debt is a huge and fragile bubble and very susceptible to any loss of confidence. And the media priority is to give a public image that does not alter the markets.

It also hides the geopolitical reality of the world where Europe is being relegated clamorously to positions of irrelevance. The strategy of the press is to dramatize the damages of the Brexit in England and ignore those that Europe will suffer.

Alarming with a shortage of basic products in England and even say that even toilet paper will be missing. They make these assumptions a dramatic story but do not talk about what will happen to Europe, especially in its poorest countries. Of the lack of EU funds, deficits in the new budget, the loss of the Commensal markets,  the loss of prestige before the financial markets.

There is also a campaign of harassment and discredit towards Teresa May forgetting the crucial detail that the «shameful» parliamentary defeats of the Prime Minister were, above all, the defeats of the guaranteed agreements and signed by the EU. Consequently, if so much embarrassment corresponds to a part of the signatories, the same treatment deserves the other signatory party.

The press has entered into a vicious circle, treating the United Kingdom and the British as little less than morons for this decision, without explaining the true reasons for the divorce. Reality can explode in the face of the press. As happened with the lapidary report of prosecutor Muller, denying the plot between Russia and Trump to rig the last presidential elections

-INDEMNIZATION TO PAY FOR ENGLAND

According to the statutes, England is obliged to compensate the EU for its withdrawal from it.

At the end of 2016, with the anger of the result of the referendum, the EU demanded 120 billion euros In May of 2017 that claim had dropped to 60 billion. Half. Today the UK hardly recognizes a debt of around 30 billion. This is also a subject in negotiation. Not only the amount to pay but the methodology to be used for its calculation and the date of payment The EU has an urgent need to close the matter. London, the opposite. In the case of a hard Brexit, this theme will sleep the dream of forgetting and there will be no international instance that can make the UK change. In a hard Brexit, the chances of England will be served to complicate and delay this compensation.

-PAPEL OF THE EU IN NEGOTIATION. UNILATERAL CONTACTS BETWEEN MINISTRIES OF FOREIGN AFFAIRS OUTSIDE OF BRUSSELS

Another resounding failure of the European Commission has been that, due to its inability to negotiate, has been overcome and ignored by the foreign ministries of each country, who are negotiating particularly with London outside the EU. A clear demonstration of the failed state of the Union.

NET CONTRIBUTIONS of UK to EU:350 million euros per week. About 15,000 million annually. The EU gives another version.

SPANISH DEFICIT OF THE BREXIT FROM COUNTRY SUBSIDIZED COUNTRY TO CONTRIBUTOR CONTRY: After almost thirty years of being a recipient of EU funds, Spain will be, thanks to Brexit, a net contributor. In 2018 Spain had a favorable net balance of 300 million in the income account on EU payments. With the new reality, the obligation is incalculable…

-PUBLIC DEBT IN THE EU: Until 2018 The joint debt of the EU countries was around 12.5 billion euros. 87% of GDP. Greece, Italy, Portugal and Spain are those that are above GDP, while Holland and Germany are the least debtors with 57 and 64% of their GDP. This debt is unpayable.

GIBRALTAR

The EU has left Spain abandoned on the issue of Gibraltar and the future border that could be generated. Brussels has been absolutely unsupportive with its member country for fear of irritating the UK. He has not even wanted to mention the legal problems of thousands of Andalusian workers who travel daily and without border procedures, to the Rock. It has refused to use the term COLONY over Gibraltar to London requirements.

Brussels has shown two different attitudes to two cases with many points of similarity. These are the cases of the border of Ireland and the border of the rock. The first has served to torpedo the Brexit. The second has not even considered it. Spain presumes before its society to have «tightened» the nuts to the UK but everything indicates that it has been the opposite.

The issue is the free transit of people between Gibraltar and the Spanish populations around them and the future customs. It is true that the colony needs the cheap labor of the Spaniards who move every day, as true as the Spaniards need that much better paid work than in their country. The difference is that before a border closure, Gibraltar can always go to another foreign and cheap labor force, while the Spaniards of the region will never have another Rock that offers them such good salaries. Madrid has no alternative but to negotiate agreements with London outside the EU umbrella.

THE CHINESE DIRECT INVESTMENT TO THE COUNTRIES OF THE EU

The UK does not want to get caught up in the regulatory chaos of the EU or in its bureaucratic lethargy. He understands that Brussels is an executive without authority or resources to lead a commercial policy with the powers of the East.

The EU also presumes to face the Chinese advance while, Germany, England and France, in that order, receive 45% of the Chinese investments. But Brussels has put the cry in the sky for the recent particular agreement of Italy with the Asian colossus and wants to condition it or block it.

Another theme is the Silk Train or the train that joins Spain and Europe with China. Despite the obstacles of the Spanish government and the protectionist tempers of Brussels, these convoys increase, week after week, their trips to a unstoppable pace and wagons with low-cost Chinese merchandise continue to invade the entire European market. It is an unquestionable reality despite the regulatory fevers of the EU. Reality says that this Europe of bureaucracy is trapped in its own impotence and ineptitude to respond to the new reality. And the British are terrified of that scenario.

AIRLINES CONFLICT:  The problems of the airlines are already being addressed by London.

FISHING CONFLICT: The reduction of fishing agreements will be more burdensome for the EU that will lose the fishing grounds of the whole immense island, while it will be able to negotiate with any country new waters for its fleet.

BORDER OF THE TWO IRELANDS

The issue of Ireland is that the Brexit forces the creation of a physical border between the north and the south. Because the South will continue in the EU and the North will leave with England.

Then the border is necessary if or if, or else that point will be a bag of people and goods.

But to physically exist a fence, would break the agreement of the saints of ’98 that brought peace to the bloody conflict between Catholics and Protestant.

There is no doubt that the EU has found a vein in this matter to condition the Brexit and at the same time create a serious headache for the UK. In the end, the issue of Ireland, or part of it, is an internal matter of the UK that the EU uses opportunism and demagogy to put wedge. Something similar happens in the Rock of Gibraltar. But there Brussels has nothing to condition London and then forget about it.