Por M.K.Bhadrakumar , AsiaTimes

El periódico británico Daily Telegraph hizo algunos vuelos de cometas el fin de semana que Londres está considerando el despliegue abierto de un contingente de fuerzas especiales de élite en Afganistán “para proporcionar entrenamiento a las unidades afganas y desplegarse con ellas en tierra como asesores”. 

Al mismo tiempo, el New York Times informó que la Casa Blanca aprueba que el general Austin S. Miller, el principal comandante estadounidense en Afganistán, permanezca en su puesto durante “al menos un par de semanas más”, aunque la retirada de las tropas estadounidenses está completa. 

Conectando los puntos, parece que Estados Unidos se esfuerza por reemplazar la guerra eterna en Afganistán con una guerra híbrida similar a Siria. El asombroso éxito que Rusia registró para garantizar la supervivencia del régimen de Assad en Siria proporciona un modelo a seguir para los comandantes del Pentágono. 

Por lo tanto, Miller “ayudará en la transición de la misión militar estadounidense” a una guerra híbrida. El Pentágono ha elaborado una “capacidad sobre el horizonte” mediante la cual aviones de combate estadounidenses y drones Reaper armados con base principalmente en el Golfo Pérsico participarán o respaldarán las operaciones militares afganas contra los talibanes.

Estados Unidos todavía espera reorganizar las capacidades y activos antiterroristas en la región. Los ministros de Relaciones Exteriores de Uzbekistán y Tayikistán fueron invitados recientemente a Washington para realizar consultas a fin de formular planes de respaldo que permitan a Estados Unidos contar con estos dos países. Uzbekistán parece tener una inclinación favorable, lo que llevó al presidente afgano Asharf Ghani a visitar Tashkent para hacer un seguimiento.

En efecto, Washington está buscando reposicionar algunas fuerzas en Uzbekistán y Tayikistán, lo que significa que las tropas de primer nivel, drones, aviones bombarderos y activos de inteligencia que se colocarán en bases o instalaciones apropiadas en estos países de Asia Central permanecen disponibles en tiempo real. por la intervención en la guerra contra los talibanes. 

Al igual que en Siria, los grupos de milicias afganas locales pueden participar en la lucha contra los talibanes. Los señores de la guerra afganos han trabajado anteriormente con el Pentágono y la CIA. Del mismo modo, el lobby de los contratistas del Pentágono es muy influyente en Beltway y la Casa Blanca seguramente extenderá sus contratos. 

La gran estrategia parece ser: a) reforzar la capacidad de las fuerzas afganas, lo que evitaría una toma total del poder por parte de los talibanes, pero sin que Estados Unidos asuma ningún deber de combate; b) copiar del libro de jugadas ruso en Siria mediante el uso intensivo del poder aéreo sin poner las botas en el suelo; c) y hacer que los talibanes se den cuenta a través de una guerra de desgaste que no hay alternativa a un acuerdo negociado. 

Talibanes capturan puesto Fronterizo Afgano con Iran

En un interesante cambio de rol de Siria, Estados Unidos afirmará que su participación en Afganistán es por invitación del gobierno de Kabul.  

De hecho, si se ve que la estrategia está funcionando, se puede esperar que otros países de la OTAN se unan a la refriega, como había sucedido en Siria e Irak, integrados en los grupos de milicias o unidades militares afganas. 

La fuerza de los contratistas del Pentágono se calcula en 18.000 personas, la mayor parte de los cuales han servido anteriormente en el ejército estadounidense. Las actividades del Grupo Wagner en Libia y algunos países africanos aparentemente proporcionan un modelo inspirador para el Pentágono.

Los medios estadounidenses están inundados de visiones apocalípticas del descenso de Afganistán a la guerra civil. Esto ha ayudado a generar apoyo interno en los EE. UU. para la participación continua del Pentágono y la CIA en Afganistán, incluso cuando el presidente Biden extrae millaje político para poner fin a la guerra eterna. En pocas palabras, una guerra híbrida será una situación en la que todos salgan ganando para la Casa Blanca, el Pentágono, la CIA y la OTAN. 

La conclusión es que, por razones geopolíticas, Estados Unidos y la OTAN están decididos a seguir siendo la presencia extranjera dominante en el tablero de ajedrez afgano. Washington visualiza que los estados regionales (Rusia, China, Irán o Pakistán) pueden tener serias reservas sobre una presencia a largo plazo de Estados Unidos y la OTAN en Afganistán, pero no se enfrentarán a Estados Unidos.

¿Funcionará la estrategia estadounidense de guerra híbrida? Una respuesta definitiva será posible solo hasta agosto, dadas las variables en juego. Pero las posibilidades son bastante sombrías. La humillante derrota a manos de los talibanes ha creado un profundo problema de credibilidad para Estados Unidos en la región. 

Además, intrínsecamente, esta es una estrategia de alto riesgo. Los talibanes resistirán y es posible que se pierdan vidas estadounidenses. Una vez más, los estados de Asia Central deben acordar proporcionar los puestos de apoyo para la guerra híbrida. Los talibanes les han advertido severamente. 

De hecho, Rusia y China se oponen a cualquier presencia militar estadounidense en la región de Asia Central. El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, atacó a sectores de la élite gobernante de Afganistán que están colaborando con los planes de guerra híbridos de Washington, acusándolos de intentar prolongar el proceso de negociación y frustrar las perspectivas de un gobierno interino. 

“Deberían pensar en las consecuencias de estas acciones para su tierra natal”, dijo Lavrov. “Rusia ya está celebrando consultas tanto a través de canales bilaterales como dentro de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva para proteger a sus vecinos en Asia Central de cualquier amenaza directa y seria”, dijo Lavrov a periodistas en Moscú la semana pasada. Los comentarios se referían indirectamente a los estrategas estadounidenses. 

Pero Moscú no se arriesga. El distrito militar del sur de Rusia (que incluye instalaciones en Tayikistán, Kirguistán y Kazajstán) recibirá equipo militar avanzado, incluido el avión polivalente Sukhoi-34. Las capacidades de defensa aérea de la base rusa en Tayikistán se están fortaleciendo, incluso con el despliegue de los sistemas de misiles antiaéreos portátiles Verba más nuevos (MANPADS). El presidente Vladimir Putin tuvo una llamada con el presidente de Tayikistán, Emomali Rahmanov, la semana pasada, donde prometió todo el apoyo de Rusia para fortalecer las capacidades de defensa de Tayikistán. 

Más importante aún, el éxito de los talibanes durante las próximas 6 a 8 semanas para golpear, desmoralizar y destruir a las fuerzas armadas afganas y cambiar el equilibrio político-militar a su favor será un factor clave en la forma de lo que vendrá. Aquí es donde Afganistán es fundamentalmente diferente de Siria. Estados Unidos está pasando por alto el gran papel que desempeñó Irán junto con Rusia para cambiar el rumbo del conflicto sirio. 

Mientras tanto, los talibanes también han mostrado astucia para evitar que otros grupos afganos se unan detrás de Ghani, así como para crear una sinergia entre su vía política en Doha y la vía militar en Afganistán. En el contexto de los planes de Estados Unidos para librar una guerra híbrida, el portavoz talibán Zabihullah Mujáis dijo a Reuters el lunes: 

“Las conversaciones y el proceso de paz se acelerarán en los próximos días… y se espera que entren en una etapa importante, naturalmente se tratará de planes de paz. Posiblemente llevará un mes llegar a esa etapa en la que ambas partes compartirán su plan de paz escrito … Aunque nosotros (los talibanes) tenemos la ventaja en el campo de batalla, nos tomamos muy en serio las conversaciones y el diálogo “. 

La conclusión es que ningún estado regional fronterizo con Afganistán quiere que la guerra continúe de ninguna forma. También dentro de Afganistán hay oposición a cualquier otra intervención militar estadounidense. La manera cobarde en la que las tropas estadounidenses se escabulleron de la base de Bagram se hablará en el bazar afgano durante mucho tiempo y se convertirá en folklore.   

El ex presidente Hamid Karzai, que sigue siendo una figura influyente en la política afgana e internacionalmente, concedió recientemente una serie de entrevistas con los medios de comunicación extranjeros en las que su constante estribillo ha sido que Afganistán ha terminado con la interferencia de EE.UU en sus asuntos.

La mayor Base de EEUU -Bagram- en Afganistan avandonada apresuradamente…soldado del regimen Afgano monta guardia en la misma lugo de la huida de los estadounidenses

Por Pepe Escobar, Asia Times

Estados Unidos está al borde de su propio segundo Vietnam repetido como una farsa en una retirada fortuita de Afganistán. 

    Y todo ha terminado

    Se acabó

    The Doors, “El soldado desconocido” 

Comencemos con algunos hechos asombrosos sobre el terreno afgano.

Los talibanes están en racha. A principios de esta semana, su brazo de relaciones públicas afirmaba que tenían 218 distritos afganos de 421, capturando nuevos todos los días. Se disputan decenas de distritos. Básicamente, el gobierno de Kabul ha perdido provincias enteras de Afganistán, que de facto se ha reducido a administrar unas pocas ciudades dispersas bajo asedio.

Ya el 1 de julio, los talibanes anunciaron que controlaban el 80% del territorio afgano. Eso se acerca a la situación de hace 20 años, solo unas pocas semanas antes del 11 de septiembre, cuando el comandante Ahmad Shah Masoud me dijo en el valle de Panjshir , mientras preparaba una contraofensiva, que los talibanes dominaban en un 85%.    

Su nuevo enfoque táctico funciona como un sueño. Primero, hay un llamamiento directo a los soldados del Ejército Nacional Afgano (ANA) para que se rindan. Las negociaciones son fluidas y los acuerdos se cumplen. Los pocos miles de soldados ya se han unido a los talibanes sin un solo disparo.

Los cartógrafos no pueden cargar actualizaciones lo suficientemente rápido. Esto se está convirtiendo rápidamente en un caso de libro de texto del colapso de un gobierno central del siglo XXI.

Los talibanes están avanzando rápidamente en el oeste de Vardak, capturando fácilmente las bases de ANA. Esa es la precuela de un asalto a Maidan Shar, la capital provincial. Si obtienen el control de Vardak, estarán literalmente a las puertas de Kabul.

Después de capturar el distrito de Panjwaj, los talibanes también están a tiro de piedra de Kandahar, fundada por Alejandro Magno en el 330 a. C. y la ciudad donde cierto mullah Omar, con un poco de ayuda de sus amigos del ISI paquistaní, comenzó la aventura de los talibanes en 1994. lo que llevó a su toma de poder en Kabul en 1996. 

La abrumadora mayoría de la provincia de Badakhshan (mayoría tayika, no pastún) cayó después de solo cuatro días de negociaciones, con algunas escaramuzas lanzadas. Los talibanes incluso capturaron un puesto de avanzada en la cima de una colina muy cerca de Faizabad, la capital de Badakhshan. 

Seguí la frontera tayiko-afgana en detalle cuando viajé por la carretera de Pamir a fines de 2019. Los talibanes, siguiendo las pistas montañosas del lado afgano, pronto podrían llegar a la legendaria y desolada frontera con Xinjiang de China en el corredor de Wakhan.

Los talibanes también están a punto de hacer un movimiento en Hairaton, en la provincia de Balkh. Hairaton se encuentra en la frontera afgano-uzbeka, el sitio del Puente de la Amistad de importancia histórica sobre el Amu Darya, a través del cual el Ejército Rojo partió de Afganistán en 1989.

Los comandantes de ANA juran que la ciudad ahora está protegida por todos lados por una zona de seguridad de cinco kilómetros. Hairaton ya ha atraído a decenas de miles de refugiados. Tashkent no quiere que crucen la frontera.

Y no es solo Asia Central; los talibanes ya han avanzado hasta los límites de la ciudad de Islam Qilla, que limita con Irán, en la provincia de Herat, y es el punto de control clave en el concurrido corredor de Mashhad a Herat

El rompecabezas tayiko 

Las fronteras montañosas tayiko-afganas extremadamente porosas y geológicamente deslumbrantes siguen siendo el caso más delicado. El presidente de Tayikistán, Emomali Rahmon, después de una seria llamada telefónica con su homólogo ruso Vladimir Putin, ordenó la movilización de 20.000 reservistas y los envió a la frontera.

Rahmon también prometió apoyo humanitario y financiero al gobierno de Kabul.

Los talibanes, por su parte, declararon oficialmente que la frontera es segura y no tienen intención de invadir el territorio tayiko. A principios de esta semana, incluso el Kremlin anunció crípticamente que Moscú no planea enviar tropas a Afganistán.  

Se fija un suspenso para finales de julio, ya que los talibanes anunciaron que presentarán una propuesta de paz por escrito a Kabul. Una gran posibilidad es que pueda equivaler a una insinuación para que Kabul se rinda y transfiera el control total del país.

Los talibanes parecen estar disfrutando de un impulso irresistible, especialmente cuando los propios afganos se sorprendieron al ver cómo el “protector” imperial, después de casi dos décadas de ocupación de facto, abandonaba la base aérea de Bagram en medio de la noche .

Compárelo con la evaluación de analistas serios como Lester Grau , que explican la salida soviética hace más de tres décadas:

    Cuando los soviéticos abandonaron Afganistán en 1989, lo hicieron de manera coordinada, deliberada y profesional, dejando atrás un gobierno en funcionamiento, un ejército mejorado y un esfuerzo económico y de asesoramiento que aseguraba la viabilidad continua del gobierno. La retirada se basó en un plan diplomático, económico y militar coordinado que permitía a las fuerzas soviéticas retirarse en buen estado y al gobierno afgano sobrevivir.

    La República Democrática de Afganistán (DRA) logró mantenerse a pesar del colapso de la Unión Soviética en 1991. Solo entonces, con la pérdida del apoyo soviético y el aumento de los esfuerzos de los muyahidines (guerreros santos) y Pakistán, la DRA se deslizó hacia derrota en abril de 1992. El esfuerzo soviético de retirarse en buen estado fue bien ejecutado y puede servir como modelo para otras desconexiones de naciones similares.

Cuando se trata del imperio americano, Tácito aplica una vez más: “Han saqueado el mundo, desnudando la tierra en su hambre… Son impulsados  ​​por la codicia, si su enemigo es rico; por ambición, si es pobre…. Devastan, matan, se apoderan de falsos pretextos, y todo esto lo aclaman como la construcción del imperio. Y cuando a su paso no queda nada más que un desierto, a eso lo llaman paz “.

A raíz de la hegemonía, los desiertos llamados paz incluyen en diversos grados a Irak, Libia, Siria – que, geológicamente, albergan desiertos – así como los desiertos y montañas de Afganistán.

Parece que Think Tank Row en DC, entre los círculos de Dupont y Thomas a lo largo de Massachusetts Avenue, realmente no ha hecho sus deberes en Pashtunwali, el código de honor de Pashtun, o en la ignominiosa retirada del imperio británico de Kabul

Esa línea de ratas de heroína afgana

Aun así, es demasiado pronto para decir si lo que se está gestando como la “retirada” de Estados Unidos de Afganistán refleja el desmoronamiento definitivo del Imperio del Caos.  Eso es especialmente cierto porque esto no es un “retroceso” en absoluto: es un reposicionamiento, con elementos añadidos de privatización.      

Al menos 650 “fuerzas estadounidenses” protegerán la embajada en expansión en Kabul. Agregue a eso posiblemente 500 tropas turcas, lo que significa OTAN, para proteger el aeropuerto, más un número no declarado de “contratistas”, también conocidos como mercenarios, y un número no especificado de fuerzas especiales (particularmente británicas).

El jefe del Pentágono, Lloyd Austin, ha llegado a un nuevo acuerdo . La embajada militarizada se conoce como Fuerzas Afganistán-Adelante. Estas fuerzas serán “apoyadas” por una nueva oficina especial afgana en Qatar.

La disposición clave es que el privilegio especial de bombardear Afganistán siempre que Estados Unidos sienta que está intacto. La diferencia está en la cadena de mando. En lugar del general Scott Miller, hasta ahora el principal comandante estadounidense en Afganistán, el bombardero en jefe será el general Frank McKenzie, jefe de CENTCOM.

Por lo tanto, los bombardeos futuros vendrán esencialmente del Golfo Pérsico, lo que el Pentágono describe amorosamente como “capacidad sobre el horizonte”. De manera crucial, Pakistán se ha negado oficialmente a ser parte de él aunque, en el caso de ataques con aviones no tripulados, tendrán que sobrevolar el territorio pakistaní en Beluchistán.

Tayikistán y Kirguistán también se negaron a albergar bases estadounidenses.

Los talibanes, por su parte, no se inmutan. El portavoz Suhail Shaheen insistió en que las tropas extranjeras que no hayan salido antes de la fecha límite del 11 de septiembre serán consideradas como ¿qué más? – ocupantes.

Si los talibanes podrán establecer su dominio no es un problema; es solo una cuestión de cuándo. Y eso nos lleva a las dos preguntas realmente importantes: 

    1. ¿Podrá la CIA mantener lo que Seymour Hersh inicialmente, y luego yo mismo, describimos como la línea de consumo de heroína afgana que financia sus operaciones clandestinas ?  

    2. Y si la CIA no puede seguir supervisando la producción de los campos de adormidera en Afganistán, así como coordinar las etapas posteriores del negocio de la heroína, ¿adónde se trasladará?

Todas las mentes pensantes de Asia Central y del Sur saben que el Imperio del Caos, durante dos largas décadas, nunca estuvo interesado en derrotar a los talibanes o luchar por “la libertad del pueblo afgano”. 

Los motivos clave fueron

Mantener una base avanzada estratégica y crucial en el punto más vulnerable de las “amenazas existenciales” de China y Rusia, así como de un Irán intratable, todo parte del Nuevo Gran Juego;

    estar convenientemente posicionado para luego explotar la enorme riqueza mineral de Afganistán;

    y transformar el opio en heroína para financiar las operaciones de la CIA. El opio fue un factor importante en el surgimiento del imperio británico, y la heroína sigue siendo uno de los negocios sucios más importantes del mundo que financia operaciones de inteligencia turbias.

Lo que quieren China y SCO

Ahora compare todo lo anterior con el enfoque chino.

A diferencia de Think Tank Row en DC, las contrapartes chinas parecen haber hecho sus deberes. Entendieron que la URSS no invadió Afganistán en 1979 para imponer la “democracia popular” – la jerga entonces – pero de hecho fue invitada por el gobierno de Kabul bastante progresista reconocido por la ONU en ese momento, que esencialmente quería carreteras, electricidad, atención médica, telecomunicaciones y educación.

Dado que las instituciones occidentales no proporcionarían estos elementos básicos de la modernidad, la solución tendría que provenir del socialismo soviético. Eso implicaría una revolución social, un asunto complicado en una nación islámica profundamente piadosa, y, lo que es más importante, el fin del feudalismo. 

El contragolpe imperial del “Gran tablero de ajedrez” de Zbignew Brzezinski funcionó porque manipuló a los señores feudales afganos y su capacidad de reglamentación – reforzada por inmensos fondos (CIA, saudíes, inteligencia paquistaní) – para darle a la URSS su Vietnam.

Ninguno de estos señores feudales estaba interesado en la abolición de la pobreza y el desarrollo económico en Afganistán.

China ahora está retomando donde se fue la URSS. Beijing, en estrecho contacto con los talibanes desde principios de 2020, esencialmente quiere extender el Corredor Económico China-Pakistán (CPEC) de $ 62 mil millones, uno de los proyectos insignia de la Iniciativa de la Franja y la Ruta, a Afganistán.  

El primer paso crucial será la construcción de la autopista Kabul-Peshawar, a través del paso de Khyber y la frontera actual en Torkham. Eso significará que Afganistán de facto se convertirá en parte de la CPEC.

Se trata de la integración regional en el trabajo. Kabul-Peshawar será un nodo CPEC adicional que ya incluye la construcción del aeropuerto ultra estratégico de Tashkurgan en la carretera Karakoram en Xinjiang, a solo 50 kilómetros de la frontera con Pakistán y también cerca de Afganistán, así como del puerto de Gwadar en Baluchistán. .    

A principios de junio, una reunión trilateral China-Afganistán-Pakistán llevó al Ministerio de Relaciones Exteriores de China a apostar inequívocamente por la “recuperación pacífica de Afganistán”, con la declaración conjunta dando la bienvenida “al pronto regreso de los talibanes a la vida política de Afganistán” y un se comprometen a “ampliar los lazos económicos y comerciales”.

Por lo tanto, no hay forma de que un talibán dominante rechace el impulso chino de construir proyectos de infraestructura y energía orientados a la integración económica regional; el lado del trato de los mulás es mantener el país pacificado y no sujeto a la turbulencia yihadista de la variedad ISIS-Khorasan capaz de extenderse a Xinjiang.     

La jugabilidad china es clara: los estadounidenses no deberían poder ejercer influencia sobre el nuevo arreglo de Kabul. Se trata de la importancia estratégica de Afganistán para la Franja y la Ruta, y eso está entrelazado con las discusiones dentro de la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS), fundada incidentalmente hace 20 años, y que durante años ha abogado por una “solución asiática” para el drama afgano.

Las discusiones dentro de la OCS consideran que la proyección de la OTAN del nuevo Afganistán como un paraíso yihadista controlado por Islamabad no es más que una ilusión sin sentido.   

Será fascinante ver cómo China, Pakistán, Irán, Rusia e incluso la India llenarán el vacío en la era posterior a las Guerras Eternas en Afganistán. Es muy importante recordar que todos estos actores, más los asiáticos centrales, son miembros de pleno derecho de la OCS (u observadores, en el caso de Irán)

Es plausible que Teherán interfiera con los posibles planes imperiales de bombardear Afganistán desde el exterior, sea cual sea el motivo. En otro frente, no está claro si Islamabad o Moscú, por ejemplo, ayudarían a los talibanes a tomar Bagram. Lo cierto es que Rusia eliminará a los talibanes de su lista de grupos terroristas. 

Teniendo en cuenta que el imperio y la OTAN, a través de Turquía, no se irán realmente, una posibilidad futura distinta es un impulso de la OCS, aliado con los talibanes (Afganistán también es un observador de la OCS), para asegurar a la nación en sus términos y concentrarse en el desarrollo de la CPEC. proyectos. Pero el primer paso parece ser el más difícil: cómo formar un gobierno de coalición nacional sólido y real en Kabul.     

La historia puede dictaminar que Washington quería que Afganistán fuera el Vietnam de la URSS; décadas más tarde, terminó teniendo su propio segundo Vietnam, repetido como ¿qué más? – farsa. Se acerca rápidamente un momento de Saigón remezclado y se acerca otra etapa del Nuevo Gran Juego en Eurasia.

Por Javier Llorens Striptease del Poder

En GEOPOLITICA 1: los chinos vienen marchando, EEUU retrocede, el RU cae, Rusia se recupera ( https://dossiergeopolitico.com/2021/07/01/geopolitica-1-los-chinos-vienen-marchando-eeuu-retrocede-el-ru-cae-rusia-se-recupera/ )se consignaron los resultados relacionados con dichos países del denominado “Índice de Capacidad de Influencia Bilateral Formal (FBIC)” calculado por el “Centro Frederick S. Pardee para Futuros Internacionales”, perteneciente a la “Escuela de Estudios Internacionales Josef Korbel” de la Universidad de Denver.

https://korbel.du.edu/fbic

En la antedicha nota se expusieron los fundamentos para el cálculo de dicho índice, elaborado con la finalidad de ponderar el ejercicio del poder relacional en el sistema internacional, desde 1960-2020 para todos los estados, lo cual tiene una enorme importancia en términos de geopolítica.

En esta segunda nota se expone primeramente la evolución de dichos índices respecto la influencia ejercida sobre Argentina por parte de China, Rusia, el Reino Unido (RU), y EEUU. Y también por parte de los principales países europeos integrantes del Club de París, ante quienes somos deudores.

El análisis revela el notable doble rasero de estos últimos países y del RU y EEUU, que proclaman la defensa de la democracia y los derechos humanos, no obstante haber adquirido grados notables de influencia en Argentina durante las dictaduras militares del Gral Juan Carlos Onganía y su zaga; y del ex Gral Jorge Videla y su zaga.

Proviniendo la agobiante deuda externa en general y con dicho “club”, que hoy nuevamente están sobre el tapete, del gobierno de este último dictador, condenado y degradado por delitos de lesa humanidad, y sus sucesores castrenses, que dirigieron el país entre 1976 y 1983. Poniendo sobre este una tutela financiera externa, similar a la que le apareció en 1824, en tiempos fundacionales con Bernardino Rivadavia, que condicionó los destinos del país por más de un siglo, hasta después de la 1ra Guerra Mundial.

Ver La maldición argentina (2): los latifundios y sus artífices, la deuda y las 3R

Y ahora transcurrido ya más de 40 años, parecería que vamos por el mismo camino, sin que la degrada dirigencia argentina atine a vislumbrar la trascendencia de esas ataduras, y mucho menos aún su solución. Con el agravante que esos mismos países son los que lideran el FMI, cuyas recetas aplicadas desde la ominosa dictadura militar de Videla, han conducido a nuestro país de desastre en desastre, en 1980, 1989, y 2001, y en el que estamos actualmente. Por lo que cabe preguntarse si la deuda es de Argentina con el Club de Paris, o del Club de París con Argentina.

Ver Las malas praxis del FMI (1) 1976 – 2006 Resumen

Ver Las malas praxis del FMI (2) Introducción y Dictadura Militar

Ver Las malas praxis del FMI (3) – Alfonsín la deuda y la década perdida

Ver Las malas praxis del FMI (4) – Menem y la ejecución de Argentina por la deuda externa impagable

Finalmente se muestra la evolución de la influencia ejercida por Argentina en Latinoamérica y el Caribe, comparada respecto sus principales países, Brasil, Venezuela, Colombia y Chile. Y la que ejerce por su parte sobre sus países vecinos y colindantes, Uruguay, Brasil, Paraguay, Bolivia, y Chile. Lo cual es otra muestra de la profunda debacle en que se encuentra Argentina, cuya dirigencia parece estar incapacitada de contener.

La influencia de China, Rusia, EEUU, y RU en Argentina

En el siguiente gráfico, se visualiza la notable influencia que ejerce EEUU en Argentina, acorde con la que ejerce en la región, conforme se expuso en la nota anterior. El mismo también revela una creciente influencia por parte de China, una cierta recuperación por parte de Rusia, y una notable caída de la influencia que supo ejercer el Reino Unido. Siendo también notable que tanto la influencia del RU como la de Rusia, crecieron raudamente durante los gobiernos de las dictaduras militares, resaltadas en el gráfico con el área gris.

Geopolitica, Latinoamerica, Argentina

Concretamente, se observa en el caso de EEUU (trazo violeta) que a partir de 1960 su influencia, desde un índice de 0,42, tuvo un curso descendente, con una tendencia a la recuperación durante los gobiernos de las dictaduras militares de Onganía y su zaga, y de Videla y su zaga. Que se profundizó a partir de la guerra de Malvinas en 1982, hasta lllegar a un mínimo con un índice de 0,17 en 1990.

Pero a partir de este año, con el ascenso a la presidencia de Carlos Menem, su influencia tuvo una fuerte recuperación, hasta llegar a un índice de 0,33 en el 2001. Para registrar una nueva declinación posterior, que tuvo una leve recuperación después del 2015, con la llegada de Mauricio Macri a la presidencia, ubicándose finalmente en el 2020 en un nivel de 0,26.

Por parte del RU (trazo verde) se observa también un notable crecimiento de su influencia a partir del golpe militar de Onganía en 1966. El cual partiendo de un nivel de 0,5, llegó a un nivel de 0,13 en 1972, con la asunción a la presidencia del dictador Gral. Agustín Lanusse. Seguidamente ese nivel cae levemente durante el corto interregno peronista, para respingar posteriormente y mantenerse en un nivel mayor a 0,1 hasta le guerra de Malvinas, en que se desplomó a niveles por debajo del mínimo histórico previo, situándose en el 2020 en nivel de 0,2, o sea en el cuarto lugar.

Por su parte Rusia (trazo rojo) partiendo de un nivel mínimo, en 1972 comenzó un ascenso de su influencia, que paradojicamente se acentuó durante la dictadura militar de Videl, hasta llegar a un índice de 0,5 en 1982, coincidente con la guerra de Malvinas. Para a continuación declinar y llegar a un nvel cercano a cero en 1992, con la caída de la Unión Soviética (URSS). Luego desde el 2010 comenzó nuevamente a recuperarse, para llegar entre el 2013 y 2015 a su máximo histórico de 0,5. Declinando a continuación durante el gobierno de Macri, hasta ubicarse en el 2020 con un índice de 0,2, similar al del RU, ubicandose así en el tercer lugar.

Lo contrario sucedió con China (trazo azul) que a partir de 1994 comenzó a aumentar paulatinamente su influencia, hasta llegar entre los años 2012 y 2015 hata un máximo de 0,8. Con una leve declinación posterior que la ubicó en el 2020 con un índice de 0,7, siendo así la segunda potencia que influye en Argentina, aunque por ahora alejada de EEUU.

La influencia del Club de Paris en Argentina

El siguiente grafico un poco más enrevesado, muestra la evolución de la influencia sobre Argentina de los principales países europeos integrantes del Club de París. Resultando notable que todos ellos, Alemania, Francia, Italia, Suiza, Holanda, y España, hayan aumentado y su influencia durante las dictaduras militares, marcadas en el gráfico con el área gris.

Lo cual revela el doble rasero con que operan, invocando por un lado la democracia y los derechos humanos, y por otro lado aprovechando la coerción y debilidad institucional de las dictaduras en los países periféricos, para consolidar sus intereses. Y de hecho, el grueso de la deuda con el Club de Paris provino de la última y sangrienta dictadura militar de Videla y su zaga, buena parte de ella por la compra de armamentos.

Geopolitica, Latinoamerica, Argentina

Un ejemplo notable de esto lo da Alemania Occidental (trazo negro) cuya influencia crecio casi verticalmente desde un nivel de 0,03, a partir del golpe militar de Onganía en 1966, y llegó a un pico en el año 1976 de 0,24. Para caer a continuación solo a un nivel de 0,21 en 1982, pegando a continuación otro salto durante el primer gobierno democrático de Alfonsin.

Esa información se interrumpe en 1990, por la reunificación de Alemania, apareciendo seguidamente la Alemania unificada (trazo bordó) con un nivel muy inferior cercano a 0,05. Del que rápidamente se recuperó, para llegar en el año 1996 a un índice de casi 0,20, manteniendose entre este nivel y 0,15 hasta el 2013. En el que comenzó el desplome de su influencia, ubicándose actualmente en el segundo lugar después de Francia, con un índice de 0,07.

Francia por su parte (trazo azul) cuya influencia oscilaba entre 1960 y 1976 entre 0,10 y 0,14 y vuelta a 0,10, con el golpe de estado de Videla en ese año, pegó un notable respingo, hasta llegar a un pico de 0,17 en 1984. Seguidamente cayó paulatinamente hasta un piso histórico de 0,8 en 1995, para recuperarse en el 2001 con un nivel de 0,13, y caer nuevamente a un nuevo piso histórico de 0,4 en el 2011. Del que comenzó a subir desde el año 2014, especialmente durante la gestión de Macri, hasta ubicarse en el 2020 on un índice de 0,11, siendo así actualmente el país miembro del Club de París mas influyente en Argentina.

Por su parte Italia (trazo verde) tambien registro una notable subida durante los golpes de estado de Ongania y Videla, pasando de 0,6 en 1966, a 0,12 en 1983. Pero a continuacion durante el gobierno de Alfonsín, escándalo de Tangentópolis de por medio, siguió subiendo hasta llegar a un índice de 0,18 en 1992.

Para desplomarse seguidamente durante el gobierno del presidente Carlos Menem, a un nivel mínimo histórico entre 1999 y 2002 cercano a 0,05, seguido de una moderada recuperación posterior hasta un nivel de 0,10, para caer seguidamente a un piso de 0,025 en el 2014. Luego con el advenimiento a la presidencia de Macri, acorde la ascendencia de este, se recuperó hasta un índice de 0,06 en el 2020, ubicándose así en el tercer país que ejerce una  menguada influencia sobre Argentina.

Con la democrática Suiza (trazo rojo) tenemos otro ejemplo del aumento de influencia durante dictaduras militares. Al subir hasta 1971 con la dictadura de Onganía y su zaga a un nivel de 0,4, para decaer seguidamente en el interregno democrático peronista, y volver a ascender hasta un índice de 0,8 durante la dictadura de Videla y su zaga.

Seguidamente se registra una paulatina caída hasta un nivel mínimo histórico cercano a cero entre 1993 y 2005, con una leve recuperación posterior. Que se acentua notablemente durante el gobierno de Macri, hasta llegar a un índice en el 2020 de 0,06 casi al nivel de Italia, pasando a ser así el cuarto pais miembro del Club de Paris que ejerce una menguada influencia en Argentina.

Por su parte España (trazo celeste) su influencia luce estancada en un nivel de 0,02 entre 1966 y 1977, con un aumento posterior hasta 0,05 en 1983, durante la dictadura de Videla y su zaga. Y a partir de allí comenzó un notable crecimiento, hasta llegar a un pico de 0,12 en 1992, ubicándose así en ese año en el segundo país en nivel de influencia, por debajo de Italia, con una notable caida posterior hasta el nivel de 0,03 en el 2000.

Año en que comenzó un nuevo ciclo de crecimiento de su influencia, con un altibajo en el año 2006, que en el 2010 la devolvió al máximo histórico de 012, ubicándose nuevamente en el segundo pais de mas influencia, por debajo de Alemania. Seguido de una nueva notable caida posterior, que estaría relacionada con la estatización de YPF y el desplazamiento de Repsol, ubicándose así en el 2020 con un indice de 0,2, en el quinto lugar de los paises con menguada influencia sobre Argentina.

Por último Holanda (trazo violeta) nos da otro ejemplo de los paises democráticos respetuosos de los derechos humanos, que no le hacen asco a influenciar y lucrar con las dictaduras militares a cual mas sangrienta, que tanto abundaron en los países periféricos. Al emprender una raudo crecimiento desde el indice de 0,03 en 1967 con el golpe de Ongania, hasta llegar 0,13 en 1971, manteniendose en ese nivel con altibajos hasta 1983, cuando finalizó la dictadura de Videla y su zaga.

Año en el que comenzo un ininterrumpido descenso, hasta llegar en 1999 a un índice de 0,04, acorde con sus niveles hitóricos previos al golpe de Onganía. Seguidamente registró una leve recuperación, hasta un indice de 0,06 entre el 2006 y 2010, que estaría relacionado con el casamiento de la argentina Máxima Zorriagueta con el principe heredero Guillermo. Habiendo impedido la Casa Real de este, no obstante esos antecedentes de complicidad con las dictaduras militares, que el padre de la novia, Jorge Zorraigueta, ex secretario de Agricultura durante la dictadura de Videla, participara de esas nupcias.

Las influencias en Latinoamérica por parte de sus principales países

En el siguiente gráfico se muestra la evolución de la influencia en Latinoamérica por parte de sus principales países. Observándose en él  que a fines de la dictadura de Onganía y su zaga, en 1973, Argentina (trazo celeste) perdió la primacía que tenía hasta entonces en la región. Dejándola  primero en manos de Venezuela (trazo bordó), y luego en Brasil (trazo verde).

Geopolitica, Latinoamerica, Argentina

Pais que a partir de allí logró un notable aumento de su influencia en la región, llegando a un índice pico de 2,15 en 1995, que seguidamente registró un bache durante la presidencia de Henrique Cardozo. Seguido de un nuevo pico posterior, con un índice de 2,93 en el 2012, durante la presidencias de Lula y Dilma, y una nueva caida posterior, habiendose estabilizado su influencia con un índice de 2,41 con el gobierno de Bolsonaro.

Por su parte Argentina continúo estancada en un nivel de 0,87, y relegada a un tercer puesto, debajo de Venezuela, que entre 1979 y 1981 llegó a un índice de influencia de 1,22. Pais al que Argentina solo superó brevemente, entre 1994 y 1998, colocándose así en el segundo puesto, periodo en que llegó a un indice de 1,06.

Venezuela por su parte, ocupando nuevamente el segundo puesto, llegó en el 2009 – 2010 con Hugo Chávez, a un índice pico de 1,59. Para precipitarse seguidamente tras la muerte de este a un quinto lugar, llegando a un índice de solo 0,35 en el 2020. Pero simultáneamente Argentina, que llegó a un índice pico de 1,21 en el 2013, pasó a ocupar brevemente el cuarto puesto, al ser superada por Colombia, que en el mismo año llegó a un índice pico de 1,23, reduciendose luego en el 2020 a 1,15.

Mientras que por su parte Argentina, ubicandose en el tercer puesto ante el derrumbe de Venezuela, cayó en el 2020 a un indice de 0,89. Casi al nivel de Chile, que tras un pico de 1 en el 2008 y 2014, redujo su influencia casi al mismo nivel de la alicaida Argentina. Siendo esta la que entre todos esos paises, registra el menor aumento absoluto de su influencia, desde que perdió su primacia durante la dictadura de Ongania y su zaga, cincuenta años atras, aportando esto otra evidencia de su debacle actual.

La influencia de Argentina en sus países vecinos

El siguiente grafico pone en evidencia la alicaida influencia que tiene actualmente Argentina en sus países vecinos, colindantes con ella. Revelando su evolución, la geopolítica que fue adoptando en función de los conflictos que mantuvo con algunos de esos países durante las dictaduras militares, y las alianzas que plasmó para enfrentarlos.

En primer lugar se observa que en el interregno peronista de 1973 – 1976, la influencia de Argentina en Paraguay (trazo violeta) y en Chile (trazo verde), acorde con la visión geopolítica que tenía su líder Juan Perón, llegó a su maximo nivel, con un índice de 0,27 y 0,11 para uno y otro, respectivamente.

Geopolitica, Latinoamerica, Argentina

Seguidamente durante la dictadura de Videla y en años posteriores, la influencia de Argentina en Paraguay se redujo sustancialmente, hasta llegar a un mínimo de 0,09. Como consecuencia del conflicto con este pais aliado con Brasil, por la cuestión de las represas en la alta Cuenca del Plata. Y por esa razón la influencia de Argentina en Brasil, cayó de 0,08 en 1966, al comienzo de la dictadura militar de Onganía, a solo 0,04 en 1983, al finalizar la dictadura militar de Videla y su zaga.

Una caida aun más abrupta se registro durante la dictadura de Videla, respecto la influencia de Argentina en Chile. Que pasó de un índice de 0,11 en 1976, a la mitad, poco mas de 0,05 en 1983, con motivo del conflicto por el Beagle, que estuvo a un tris de llevarnos a una demencial guerra.

A la par la influencia en Uruguay (trazo ocre) creció sustancialmente, pasando de un nivel de 0,05 al comienzo de la dictadura de Onganía en 1966, a un indice de 0,19 en 1981, durante la dictadura de Videla. Y lo mismo sucedió con Bolivia (trazo celeste) cuyo índice ínterin pasó de 0,4 a 0,15 en 1983.

Por contrario, tras la caída de la última dictadura militar, los índices de estos dos países aliados cayeron, y mejoraron los correspondientes a Chile y Brasil, tras el acuerdo por el Beagle en 1985. Y luego la mejora se acentuó, incluyendo tambien a Paraguay y Uruguay, que revirtieron así su baja, con la concresión del Mercosur.

Como balance se puede decir, comenzando por Paraguay, país que encabeza en el 2020 el ranking de influencia por parte de Argentina, que esta llegó a un maximo de 0,27, 45 años atrás, y ahora es de 0,25. Respecto Uruguay, que aparece en el segundo lugar en el ranking 2020, la influencia argentina llegó a un maximo de 0,24 en el 2006, y luego se precipitó hacia abajo por el conflicto con las pasteras, cayendo a un índice de 0,14 en el 2020.

En el caso de Bolivia, que se ubica en el tercer lugar en el rating, el índice de influencia llegó a un maximo de 0,17 en el 2014, y actualmente en el 2020 ha caido a 0,12. Mientras que con Brasil, que se ubica en el cuarto puesto del ranking, el índice de influencia llegó a un maximo de 0,15 en 1997, y ahora se encuentra en 0,11.

Respecto Chile, ubicado quinto en el ranking de influencia 2020, como se dijo ella llegó a un máximo 45 años atrás, en 1974  – 1975, con un indice de 0,11. Luego se recuperó sustancialmente hasta llegar a un pico cercano a 0,10 entre el 2002 y el 2005, con los gobieno de la Concertación chilena. Para desplomarse seguidamente a un índice de 0,5 en el 2020 con los gobiernos de Piñera.

Mostrando todo esto en definitiva, la caida de la influencia de Argentina en la región, como otra manifestación de su debacle. Que su dirigencia parece estar imposibilitada no solo de contener, sino que por contrario parece obrar en en el sentido de acentuarla.-

16 años promoviendo semanalmente la Geopolitica; Análisis Radial Semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el Programa: el Club de la Pluma, que conduce el periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo. 

Eje Central:

Sigue profundizandose el conflicto entre Atlantistas (EEUU y socios) y Continentalistas (China y sus socios) conflicto que conduce a un mundo Bipolar nuevamente

AUDIO

La columna del Club de la Pluma, que presenta el director de Dossier Geopolítico Carlos Pereyra Mele comienza esta semana con Colombia donde continúa el sangriento caos del gobierno tiránico de Uribe / Duque y con el supuesto ataque al helicóptero presidencial, mientras que Brasil entra en un callejón sin salida por el posible juicio político a Bolsonaro ante el escándalo de corrupción en la compra de vacunas, y de Perú donde  sigue creciendo la tensión por el intento de trabar la asunción de Pedro Castillo, cuando ya hasta el propio EEUU ha reconocido su triunfo legítimo. 

Luego aborda la división interna en Norteamérica con el resurgir del “trumpismo” lanzando una nueva aplicación para zafar la proscripción que sufre en las redes sociales, llamando a la insubordinación ciudadana y con sus gobernadores empeñados en la construcción del muro de México. Y al respecto, Carlos nos alerta de las complicaciones que esto significa para Biden, más las nuevas variedades del Covid que acechan al país y por el irregular paisaje interno que dibujan las estadísticas de las vacunaciones, reflejando el accionar de negacionistas y antivacunas, siempre con argumentos anti científicos, similares a sus pares de Argentina, justo cuando se teme la llegada de una nueva ola mucho más grave. 

Y entrando en la geopolítica, nos analiza la “movida militar” anglo norteamericana en la Europa Oriental, con epicentro en la fracturada Ucrania y definida como la “Geopolítica de los 5 Mares” porque involucra al Mar Báltico, Mar Negro, Mar Caspio, Mar Muerto, y Mediterráneo, marcando así la OTAN una zona que pretende ser un cerco militar y naval a Rusia, mientras ésta trata de construir una “Zona de Amortiguación” o cordón sanitario en sus fronteras  para evitar contactos directos que desencadenen en un conflicto bélico de nivel mundial. 

Y así Pereyra Mele nos ofrece otra cátedra que une política con geografía y con estrategia para explicarnos una maniobra de 27 países variopintos, con 5 mil efectivos, 32 buques, 40 aviones y helicópteros, incluyendo países lejanos y distantes como Israel, Marruecos, Japón, Australia y Corea. Con Alemania y otros 17 países miembros sin participar. Y nos señala el nombre dado de “BRISAS MARINAS” para este enorme operativo que agrega convulsión a una zona de históricas fricciones y con el objetivo puesto en tensionar militarmente las mismas fronteras rusas. 

Además, Pereyra Mele va desentrañando esta alianza occidental hasta desnudar una complicada madeja de grupos de países unidos y enfrentados a la vez, con fuertes objetivos contradictorios  y entremezclados por las ambiciones, la historia y los intereses por las riquezas en gas y petróleo de la zona. Así aparecen en el relato Moldavia, Rumania, Georgia, Eslovaquia, República Checa, y el Grupo de Lublin con Polonia, Lituania y Ucrania, cada uno con sus particularidades, también están allí los recientes enemigos bélicos Armenia y Azerbaiyán y, cómo no, Turquía con su llave del Bósforo que puede cerrar -o abrir- la salida de la Flota Rusa al Mediterráneo que necesita a su vez atender sus tropas en Siria y Libia. Un complejo tablero de ajedrez que nos describe el politólogo, con EEUU al mando de un mosaico heterogéneo y heterodoxo; y en frente a una Rusia que se concentra en asegurar sus fronteras cargando a sus espaldas con el viejo resquemor de de estos países hacia la antigua URSS.

Y mientras nos recuerda la reciente invasión a las aguas territoriales rusas por parte de un buque británico para boicotear la cumbre Pútin / UE,  Carlos nos cuenta el último incidente de aviones rusos atacando a barcos estadounidenses, y termina reflexionando sobre el ambiente caldeado en la zona, “y no ya por el verano -relata- sino por la obsesión estadounidense de tener a Rusia a tiro de escopeta”. 

Eduardo Bonugli (Madrid 04/07/21)

Mar Baltico, Mar Negro y Mar Mediterraneo
La Energia en la Region y el Paso de los Dardanelos
Conflicto en el caucaso entre el Mar Negro y el Mar Caspio
Ucrania y sus conflictos
El Conflito en Transnitria Moldavia

Pepe Escobar, Asia Times 1° de julio

El centenario del Partido Comunista Chino (PCCh) tiene lugar esta semana en el corazón de una ecuación geopolítica incandescente.

China, la superpotencia emergente, ha vuelto a la prominencia global de la que disfrutó a lo largo de siglos de historia registrada, mientras que el Hegemón en declive está paralizado por el “desafío existencial” que se plantea a su dominio unilateral y fugaz.

Una mentalidad de confrontación de espectro completo ya esbozada en la Revisión de Seguridad Nacional de EE. UU. De 2017 se está deslizando rápidamente hacia el miedo, el odio y la sinofobia implacable.

Añádase a esto la asociación estratégica integral Rusia-China que expone gráficamente la última pesadilla mackinderiana de las élites angloamericanas cansadas de “gobernar el mundo”, durante sólo dos siglos como mucho.

El pequeño timonel Deng Xiaoping puede haber acuñado la fórmula definitiva para lo que muchos en Occidente definieron como el milagro chino:

“Buscar la verdad en los hechos, no en los dogmas, ya sean de Oriente o de Occidente”.

Así que esto nunca se trató de la intervención divina, sino de la planificación, el trabajo arduo y el aprendizaje por ensayo y error.

La reciente sesión del Congreso Nacional del Pueblo ofrece un claro ejemplo. No solo aprobó un nuevo Plan Quinquenal, sino una hoja de ruta completa para el desarrollo de China hasta 2035: tres planes en uno.

Lo que el mundo entero vio, en la práctica, fue la eficacia manifiesta del sistema de gobernanza chino, capaz de diseñar e implementar estrategias geoeconómicas extremadamente complejas después de muchos debates locales y regionales sobre una amplia gama de iniciativas políticas.

Compárelo con las disputas interminables y estancamiento en las demócratas liberales occidentales, que son incapaces de planificar para el próximo trimestre, por no mencionar los quince años.

Los mejores y más brillantes de China hacen su Deng; no les importa lo más mínimo la politización de los sistemas de gobierno. Lo que importa es lo que ellos definen como un sistema muy eficaz para hacer planes de desarrollo SMART (específicos, medibles, alcanzables, relevantes y con plazos determinados) y ponerlos en práctica.

El 85% del voto popular

A principios de 2021, antes del inicio del Año del Buey de Metal, el presidente Xi Jinping enfatizó que deberían existir “condiciones sociales favorables” para las celebraciones del centenario del PCCh.

Ajeno a las olas de demonización provenientes de Occidente, para la opinión pública china lo que importa es si el PCCh cumplió. Y lo hizo (más del 85% de aprobación popular). China controló el Covid-19 en un tiempo récord; el crecimiento económico ha vuelto; se logró el alivio de la pobreza; y el estado-civilización se convirtió en una “sociedad moderadamente próspera”, justo en el momento previsto para el centenario del PCCh.

Desde 1949, el tamaño de la economía china se disparó 189 veces. Durante las últimas dos décadas, el PIB de China se multiplicó por 11. Desde 2010, se duplicó con creces, de $ 6 billones a $ 15 billones, y ahora representa el 17% de la producción económica mundial.

No es de extrañar que las quejas occidentales sean irrelevantes. El jefe de inversiones de Shanghái Capital, Eric Li, describe sucintamente la brecha de gobernanza; en los Estados Unidos, el gobierno cambia, pero no la política. En China, el gobierno no cambia; la política lo hace.

Este es el trasfondo para la próxima etapa de desarrollo, donde el PCCh de hecho duplicará su modelo híbrido único de “socialismo con características chinas”.

El punto clave es que el liderazgo chino, a través de ajustes políticos continuos (ensayo y error, siempre) ha desarrollado un modelo de “ascenso pacífico” – su propia terminología – que respeta las inmensas experiencias históricas y culturales de China.

En este caso, el excepcionalismo chino significa respetar el confucianismo, que privilegia la armonía y aborrece el conflicto, así como el taoísmo, que privilegia el equilibrio, sobre el modelo occidental bullicioso, beligerante y hegemónico.

Esto se refleja en importantes ajustes de política, como el nuevo impulso de “doble circulación”, que pone mayor énfasis en el mercado interno en comparación con China como la “fábrica del mundo”.

El pasado y el futuro están totalmente entrelazados en China; lo que se hizo en dinastías anteriores resuena en el futuro. El mejor ejemplo contemporáneo es la Nueva Ruta de la Seda, o Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI), el concepto general de política exterior china para el futuro previsible.

Como detalló al profesor Wang Yiwei de la Universidad de Renmin , el BRI está en el punto de remodelar la geopolítica, “devolviendo a Eurasia a su lugar histórico en el centro de la civilización humana”. Wang ha demostrado cómo “las dos grandes civilizaciones de Oriente y Occidente estuvieron vinculadas hasta que el surgimiento del Imperio Otomano cortó la Antigua Ruta de la Seda”.

Europa avanzando hacia el mar llevó a la “globalización a través de la colonización”; el declive de la Ruta de la Seda; el centro del mundo se desplaza hacia Occidente; el ascenso de Estados Unidos; y el declive de Europa. Ahora, argumenta Wang, “Europa se enfrenta a una oportunidad histórica de regresar al centro mundial a través del resurgimiento de Eurasia”.

Y eso es exactamente lo que el Hegemón intentará evitar sin límites.

Zhu y Xi

Es justo argumentar que la contraparte histórica de Xi es el emperador Hongwu Zhu, el fundador de la dinastía Ming (1368-1644). El emperador estaba ansioso por presentar su dinastía como una renovación china después de la dominación mongol a través de la dinastía Yuan.

Xi lo enmarca como “rejuvenecimiento chino”: “China solía ser una potencia económica mundial. Sin embargo, perdió su oportunidad a raíz de la Revolución Industrial y los consiguientes cambios dramáticos, por lo que se quedó atrás y sufrió humillaciones bajo la invasión extranjera … no debemos permitir que esta trágica historia se repita”.

La diferencia es que la China del siglo 21 bajo Xi no retrocederá hacia adentro como lo hizo bajo los Ming. El paralelo para el futuro cercano sería más bien con la dinastía Tang (618-907), que privilegió el comercio y las interacciones con el mundo en general.

Comentar el torrente de malas interpretaciones occidentales de China es una pérdida de tiempo. Para los chinos, la abrumadora mayoría de Asia, y para el Sur Global, es mucho más relevante registrar cómo la narrativa imperial estadounidense – “somos los libertadores de Asia-Pacífico” – ahora ha sido totalmente desacreditada.

De hecho, el presidente Mao puede terminar riendo último. Como escribió en 1957, “si los imperialistas insisten en lanzar una tercera guerra mundial, es seguro que varios cientos de millones más se volverán al socialismo, y entonces no quedará mucho espacio en la tierra para los imperialistas; también es probable que toda la estructura del imperialismo se derrumbe por completo”.

Martin Jacques, uno de los pocos occidentales que realmente estudió China en profundidad, señaló correctamente cómo “China ha disfrutado de cinco períodos separados en los que ha disfrutado de una posición de preeminencia – o preeminencia compartida – en el mundo: parte de los Han, los Tang, posiblemente los Song, los primeros Ming y los primeros Qing “.

Así que, históricamente, China representa una renovación y un “rejuvenecimiento” continuo (Xi). Estamos en medio de otra de estas fases, ahora dirigida por una dinastía del PCCh que, dicho sea de paso, no cree en los milagros, sino en la planificación dura. Los excepcionalitas occidentales pueden seguir lanzando un ataque 24 horas al día, los 7 días a la semana hasta el infinito: eso no cambiará el curso de la historia.

[En este artículo Escobar da su visión de la profundidad de la “asociación estratégica integral de coordinación para la nueva era” entre Rusia y China, como la describen oficialmente Moscú y Beijing. Y de la diferencia conceptual de lo que entienden los anglosajones de “Ley” y “Regla” de las que hablan en estos tiempos en todos sus Congresos G7 UE OTAN. Y de lo peligrosos que se volvieron en estos tiempos en que no quieren asumir que se acabó su Hegemonía absoluta…Antonio Mitre colaborador de Dossier Geopolitico]

Pepe Escobar, Asia Times 2 de julio

Vivimos en tiempos extraordinarios.

En el día del 100 ° aniversario del Partido Comunista Chino (PCCh), Xi Jinping, en la plaza de Tiananmen, en medio de toda la pompa y circunstancia, entregado un mensaje geopolítico marcado:

“El pueblo chino nunca permitió que fuerzas extranjeras lo intimiden, opriman o subyuguen. Cualquiera que intente hacer esto se encontrará en curso de colisión con un gran muro de acero forjado por más de 1.400 millones de chinos”. 

He ofrecido una versión concisa  del milagro chino moderno, que no tiene nada que ver con la intervención divina, sino “buscar la verdad a partir de los hechos” (copyright Deng Xiaoping), inspirado en una sólida tradición cultural e histórica.

El “gran muro de acero” evocado por Xi ahora impregna una dinámica “sociedad moderadamente próspera”, un objetivo logrado por el PCCh en vísperas del centenario. Sacar a más de 800 millones de personas de la pobreza es una novedad histórica, en todos los aspectos.

Como en todo lo relacionado con China, el pasado informa el futuro. Se trata de xiaokang , que se puede traducir libremente como “sociedad moderadamente próspera”.

El concepto apareció por primera vez hace no menos de 2.500 años, en el clásico Shijing (“El libro de la poesía”). El pequeño timonel Deng, con su histórico ojo de águila, lo revivió en 1979, justo al comienzo de las reformas económicas de “apertura”.

Ahora compare el avance celebrado en Tiananmen, que se interpretará en todo el Sur Global como evidencia del éxito de un modelo chino para el desarrollo económico, con imágenes que circulan de los talibanes montando tanques T-55 capturados a través de pueblos empobrecidos en el norte de Afganistán.

Repetición de la historia: esto es algo que vi con mis propios ojos hace más de veinte años.

Los talibanes controlan ahora casi la misma cantidad de territorio afgano que controlaban inmediatamente antes del 11 de septiembre. Controlan la frontera con Tayikistán y se están acercando a la frontera con Uzbekistán.

Hace exactamente veinte años estaba inmerso en otro viaje épico a través de Karachi, Peshawar, las áreas tribales de Pakistán, Tayikistán y finalmente el valle de Panjshir, donde entrevisté al comandante Masoud, quien me dijo que los talibanes en ese momento controlaban el 85% de Afganistán.

Tres semanas después, Masoud fue asesinado por un comando vinculado a Al Qaeda disfrazado de “periodistas”, dos días antes del 11 de septiembre. El imperio, en el apogeo del momento unipolar, entró en Forever Wars a toda marcha, mientras que China y Rusia profundizan en la consolidación de su surgimiento, geopolítica y geoeconómicamente.

Ahora vivimos las consecuencias de estas estrategias opuestas.

Esa alianza estratégica

El presidente Putin acaba de pasar tres horas y cincuenta minutos respondiendo preguntas no preseleccionadas, en vivo, de ciudadanos rusos durante su sesión anual de ‘Línea Directa’ . La idea de que los “líderes” occidentales del tipo Biden, Boris Johnson, Merkel y Macron podrían manejar algo incluso remotamente similar, sin guión, es ridícula.

La conclusión clave: Putin enfatizó que las élites estadounidenses comprenden que el mundo está cambiando, pero aún quieren preservar su posición dominante. Lo ilustró con la reciente travesura británica en Crimea sacada directamente de un fallo de Monty Python, una “provocación compleja” que de hecho era angloamericana: un avión de la OTAN había realizado previamente un vuelo de reconocimiento. Putin: “Era obvio que el destructor entró [en aguas de Crimea] persiguiendo objetivos militares”.

A principios de esta semana, Putin y Xi celebraron una videoconferencia. Uno de los puntos clave fue bastante significativo: la extensión  del Tratado de Buena Vecindad y Cooperación Amistosa China-Rusia, firmado inicialmente hace 20 años.

Una disposición clave: “Cuando surja una situación en la que una de las partes contratantes considere que … se enfrenta a la amenaza de agresión, las partes contratantes mantendrán contactos y consultas de inmediato para eliminar tales amenazas”.

Este tratado está en el corazón de lo que ahora se describe oficialmente – por Moscú y Pekín – como una “asociación estratégica integral de coordinación para una nueva era”. Se justifica una definición tan amplia porque se trata de una asociación compleja de varios niveles, no una “alianza”, diseñada como un contrapeso y una alternativa viable a la hegemonía y el unilateralismo.

Un ejemplo gráfico lo proporciona la interpolación progresiva de dos estrategias de comercio / desarrollo, la Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI) y la Unión Económica de Eurasia (EAEU), que Putin y Xi discutieron nuevamente, en relación con la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS). , que se fundó solo tres meses antes del 11 de septiembre.

No es de extrañar que uno de los aspectos más destacados en Beijing esta semana fueron las conversaciones comerciales entre los chinos y cuatro “stands” de Asia Central , todos ellos miembros de la OCS.

“Ley” y “regla”

La hoja de ruta que define la multipolaridad ha sido esbozada en un  ensayo del ministro de Relaciones Exteriores, Sergey Lavrov, que merece un examen detenido.

Lavrov analiza los resultados de las recientes cumbres del G7, la OTAN y la UE antes de Putin-Biden en Ginebra:

Estas reuniones se prepararon de una manera que no deja ninguna duda de que se quería enviar un mensaje claro a Occidente: que se mantienen unidos como nunca antes y harán lo que crean correcto en los asuntos internacionales, mientras obliga a otros, principalmente a Rusia y China, para seguir su ejemplo. Los documentos adoptados en las cumbres de Cornualles y Bruselas cimentaron el concepto de orden mundial basado en reglas como un contrapeso a los principios universales del derecho internacional con la Carta de la ONU como su fuente principal. Al hacerlo, Occidente deliberadamente evita deletrear las reglas que pretenden seguir, al igual que se abstiene de explicar por qué son necesarias.

Mientras descarta cómo Rusia y China han sido etiquetadas como “potencias autoritarias” (o “iliberales”, según el mantra favorito de Nueva York-París-Londres), Lavrov aplasta la hipocresía occidental:

Mientras proclama el ‘derecho’ a interferir en los asuntos internos de otros países en aras de promover la democracia tal como la entiende, Occidente pierde instantáneamente todo interés cuando planteamos la posibilidad de hacer que las relaciones internacionales sean más democráticas, incluida la renuncia al comportamiento arrogante y el compromiso acatar los principios universalmente reconocidos del derecho internacional en el lugar de las “reglas”.

Eso le da a Lavrov una oportunidad para un análisis lingüístico de la “ley” y la “regla”:

En ruso, las palabras “ley” y “regla” comparten una sola raíz. Para nosotros, una regla que es genuina y justa es inseparable de la ley. Este no es el caso de las lenguas occidentales. Por ejemplo, en inglés, las palabras “ley” y “regla” no comparten ninguna semejanza. ¿Ver la diferencia? “Gobernar” no se trata tanto de la ley, en el sentido de las leyes generalmente aceptadas, como de las decisiones que toma quien gobierna o gobierna. También vale la pena señalar que “regla” una sola raíz con “regla”, y los significados de esta última incluyen el dispositivo común para medir y dibujar líneas rectas. Se puede inferir que a través de su concepto de “reglas”, Occidente busca alinear a todos en torno a su visión o aplicar el mismo criterio a todos, de modo que todos caigan en un solo archivo.

En pocas palabras: el camino hacia la multipolaridad no seguirá los “ultimatums”. El G20, donde están representados los BRICS, es una “plataforma natural” para “acuerdos mutuamente aceptados”. Rusia, por su parte, está impulsando una Asociación de la Gran Eurasia. Y un “orden mundial policéntrico” implica la necesaria reforma del Consejo de Seguridad de la ONU, “fortaleciéndose con los países asiáticos, africanos y latinoamericanos”.

¿Los Maestros Unilaterales recorrerán este camino? Sobre sus cadáveres: después de todo, Rusia y China son “amenazas existenciales”. De ahí nuestra angustia colectiva, espectadores bajo el volcán.

[Autorizado por su autor el Dr. Walter Formento publicamos su artículo en nuestro Sitio Dossier Geopolitico que consideramos de una importancia capital. Dossier Geopolitico]

Por Walter Formento, Wim Dierckxsens

Estamos ante una clase dominante objetivamente obsoleta en la historia de la humanidad, por su papel cada vez más improductivo y especulativo en el ámbito económico, aislado en lo político y cada vez más retrasado en lo técnico-militar.

La cumbre de la OTAN, en junio de 2021, realizó una evaluación de la situación donde considera que: Rusia es una “amenaza aguda” y China es un “desafío sistémico” para el proyecto de Mundo Unipolar Financiero Global y para la Oligarquía Financiera Global.

Esto es observable en los hechos, China es claramente una potencia mundial en ascenso estratégico y con iniciativa. Que ha propuesto una “alternativa” exitosa para el Sur Global y que ha sido aceptada por ellos en primer lugar. Lo cual implica un contragolpe al interminable “cerco o trampa histórica” de subordinación, sumisión y exterminio que es y significa, para el Sur Global[1], la llamada Deuda Externa. Instrumento que “ordeno” la relación de poder de las naciones que son la periferia de las potencias imperiales[2] y sus instrumentos institucionales transnacionales centrales primero, y globales luego, como son el FMI y el Banco Mundial de las últimas décadas.

Subordinación, sumisión y exterminio es el modo de definir cómo se diseñó la Deuda Externa, dinero por subordinación. Donde la Deuda Externa es el observable que permite invisibilizar la relación social de dominación que el Acreedor imperial impone sobre los Deudores. Para que éstos permanezcan siempre subordinados y reducidos a ser deudores, que es la forma que asume la dominación. Y, además, a pagar eternamente entregando riquezas, especialmente entregando soberanía y dignidad al renunciar a tener una política, un plan económico y social de soberanía que los reconozca como iguales en la comunidad de naciones unidas.

Pero, además, la Deuda Externa como idea fuerza y con toda esta carga simbólica, permite ocultar la relación de dominación que se ejerce sobre las naciones. La Deuda Externa como “mecanismo” no solo implica la devolución de lo prestado, más los intereses a tasas “irracionales” que condenan a permanecer en la condición de deudor. Sino que los gastos del dinero prestado, también estaban subordinados a un plan de inversiones “acordado” con las instituciones acreedoras. Que la mayoría de las veces significaba incluso poder imponer las empresas extranjeras que las realizaban.

Hacer frente al desafío que conlleva concretamente la Iniciativa Multipolar de la Nueva Ruta de la Seda (comercial, industrial, transporte, ciencia y tecnología) para el poder global unipolar, fue el “planteo” a ser “ratificado” formalmente primero en la Reunión de G2 (Biden – Johnson o EUA – Gran Bretaña) y luego en el G7 (EUA, GB + Alemania, Francia, Italia, Japón y Canadá). Este planteó que es necesario mantener a Estados Unidos “adentro” (con todas sus contradicciones internas subordinadas y alineadas a la iniciativa estratégica Globalista); a la UE Industrial-científica-tecnológica de Alemania-Francia-Italia-España subordinada al Globalismo, e.d. al vocero Joseph Borrell[3] quien oficia como canciller de la UE, representando a los intereses transnacionales financieros globalistas. Y que India, Japón, Corea del Sur debían quedar “incluidos” dentro de este esquema.

Todo esto en función de poder tener un volumen de “juego” que le permita “contener” estratégicamente a la Rusia y China multipolar. Manteniéndolos “lejos” de India, de África, del Asia-pacifico, e.d. Japón, Vietnam, Corea del Sur, Indonesia, Malasia, Singapur, Brunéi, Filipinas, Tailandia, Laos, Birmania, Camboya –RCEP-. Y lejos de la CELAC[4], e.d. la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños[5]. El patio trasero de EEUU, integrado por 32 países de América Latina y el Caribe, que reúne a más de 600 millones de personas[6] y productor estratégico de: energía de origen fósil y de enquisto, agro-alimentos, litio y otros minerales, biodiversidad, etc.

Incluye también el estratégico paso oceánico, entre Suramérica y la Antártida, que se comunica con todos los Océanos: Índico, el Pacifico sur, el Austral[7] y el Atlántico sur. Con lo que esto implica observado estratégicamente. Claro que, en el caso del mercado común del Asia Pacifico –RCEP-  es claro que EEUU, no logró sostener sus objetivos, pues este concluyó su conformación inicial entre diciembre de 2020 -y- enero de 2021. Incluyendo de un modo aun no explícito a la estratégica nación de la India[8] y también uno de los promotores de la misma Vietnam. Por otro lado, en el caso de la CELAC, las relaciones económicas y diplomáticas también avanzan con China y Rusia.

Es por este motivo, que la Organización del Atlántico Norte (OTAN), controlada por los actores e intereses transnacionales globalistas, se ha trasladado a toda Eurasia e incluso han reforzado, o este es su objetivo, su presencia en relación a Australia, Japón y Corea del Sur. Todo un arco que tiene el objetivo de sostener los intereses y la posición que plantea la independencia de Taiwán respecto de la nación China. Cambiando su posición y rompiendo todos los acuerdos realizados con el gobierno nacional en Beijing –Pekín-, que se expresó en el lema “Una sola China”. Un lema que se correspondía con los intereses de las transnacionales globalistas en los tiempos que Pekín aceptaba la subordinación al proyecto Globalista, como taller industrial con mano de obra barata. Y “aceptaba” también, que la sede del poder central esté en la City Financiera de HK. Como venía sucediendo desde la derrota en la llamada Guerra del Opio contra el Imperio Británico en 1842 e imposición del Tratado de Nanking.

Esta situación se mantuvo hasta que la Crisis de la llamada Caída de las Torres Gemelas en 2001, la crisis de la llamada Caída del Lehman Brothers en 2008, la del Brexit de 2016-2018 y otras, mostraron la profundidad de la crisis de poder entre fracciones del unipolarismo financiero transnacional. Entre la fracción transnacional unipolar globalista que avanzaba ganando poder y subordinando a los otros actores unipolares financieros y las distintas fracciones del Unipolarismo continental transnacional en declive: el norteamericano con centro en Texas-Florida, el del RU, el de la UE (Alemania-Francia-Italia-España-etc.) y el del Japón. Para dar cuenta de la situación de los distintos actores transnacionales continentalistas, que observamos históricamente desde 1950-1991, posteriores a la perestroika soviética o caída del mundo bipolar de la pos segunda guerra mundial.

Pero, también es importante tener presente, que ya en Bandung (Indonesia) en abril de1955 se lanzó el plan de Tercera Posición estratégica, con la constitución y puesta en marcha del MNOAL[9], el Movimiento de países NO Alineados, y la Tercera posición frente al bipolarismo. Con el interés de mantenerse al margen de las superpotencias y obtener vías para alcanzar el bienestar de sus pueblos y la paz mundial con opciones que no necesariamente siguieran la lógica bipolar de la época, por lo que en Bandung[10] surgió el concepto de “Tercer Mundo”. La tercera posición mundial estratégica es importante tenerla presente, para poder entender luego, cuál es la historia cercana que converge con el planteo del proyecto Multipolar Pluriversal en Fortaleza-Brasil en 2014[11], la nueva arquitectura financiera multipolar y los movimientos nacionales que aportan a su despliegue.

La Rusia postsoviética sigue siendo el problema

Rusia sigue siendo la principal amenaza según el “vocero” de la OTAN Globalista, Jens Stoltenberg, quien sostiene que la OTAN no se limitará a “hacer espejo con” o “reflejar” a Rusia: de facto gastará más dinero e intentará rodearla con múltiples formaciones de batalla (Ucrania-Polonia-Noruega-Lituania-Estonia-Finlandia y Taiwán-Corea del Sur-Japón), porque “ahora hemos implementado los mayores refuerzos de nuestra defensa colectiva desde el fin de la Guerra Fría” en 1991.

Claro que está por verse, cómo logra la OTAN sortear el retraso técnico-económico militar, puesto de manifiesto desde 2015 en adelante, tanto en el escenario Siria-Irak-Irán-Líbano como en el de Egipto-Libia-Yemen. Incluso, en los últimos desarrollos técnico-militares que, al ser puestos a prueba en marzo-junio de 2021 en el área marítima circundante de Hawái, resultaron “defectuosos” o “no satisfactorios”.

Cuando la diferencia técnico militar es cualitativa, la cantidad de billones de dólares podría poner en marcha el proceso de investigación y desarrollo para el salto de calidad, pero no puede garantizar que éste se produzca en tiempo, forma y modo. Menos aun cuando se trata no solo de alcanzar el umbral técnico militar multipolar de Rusia-China-India, sino de superarlo cualitativamente.

Además, teniendo presente que la dimensión geoestratégica poblacional en la batalla estaría controlada por el multipolarismo. China (1440) e India (1390) reúnen al 37% de la población mundial y Asia en su conjunto al 60%. África el 17%, Europa el 10% y, Latinoamérica y Caribe el 8%. Solo EEUU se encuentra entre los 10 países con mayor población, en el lejano tercer lugar con 330 millones de personas. Unos 300 millones compuestos por una heterogeneidad étnica, social, religiosa y económica muy compleja y activa. De los 10 países más poblados, solo EEUU se encuentra incluido, ningún otro país del G7 forma parte.

Por otro lado, Alemania-Francia-Italia, observando desde los lazos económicos comerciales, ya son parte del dinámico mercado de la China multipolar, pues se transformó en el principal mercado de destino de sus exportaciones de bienes de alto valor agregado, en una relación preferencial con Pekín. Por lo tanto, esto explicaría las conductas diplomáticas de estos países en la reunión del G7 a la hora de las definiciones. Y la posterior propuesta de reunión de la UE con Putin planteada por Alemania y Francia. España, junto con Italia y Austria, fue de los países que apoyó la iniciativa para dar lugar a una instancia igual a la que se realizó con Biden. Propuesta que fue boicoteada por los países comprometidos con la OTAN Globalista: Polonia y los países Bálticos[12]: Estonia, Letonia y Lituania.

Es muy importante distinguir que en cada país del G7 se manifiesta también claramente la misma crisis inter-oligárquica, que observamos en EEUU. Una crisis que enfrenta a los intereses transnacionales globalistas contra los intereses continentalistas y los nacionalismos oligárquicos de cada nación que la compone (UE, Japón, Inglaterra-GB, Canadá). Sin poder entender esta nueva realidad en el Unipolarismo transnacional financiero, clara desde 2012-2016 y explicita con el estallido del Brexit 2016-2021, no podrá observarse claramente la marcha de la UE hacia el Este con Alemania-Francia-Italia- a la cabeza. Hacia la vía oriental multipolar pluriversal. Tanto desde lo económico-político estratégico como desde lo cultural-religioso estratégico.

Por ello es que, tal vez, el comunicado oficial de la OTAN es inflexible: “la única forma de gasto militar es para arriba”. Que refiere a que el presupuesto total de “defensa” de los 30 miembros de la OTAN crecerá un 4,1% en 2021, alcanzando la asombrosa cifra de 1,049 billones de dólares (726 millones de dólares de los EE.UU. y 323 millones de dólares de una variedad de aliados).

Claro está que, en el plano técnico militar, desde Rusia están todas esas armas hipersónicas que “desconciertan a los generales de la OTAN”. Esos ejercicios a gran escala cerca de las fronteras de los miembros europeos de la OTAN e incluso de la Isla de Hawái en el océano pacifico norte, y la integración con Bielorrusia político estratégica y militar.

En cuanto a las amenazas de China (Mar de China Meridional, Taiwán, el Indo-Pacífico en general), el G7 tenía que idear un plan. El Build Back Better World (B3W), para ser considerado como la “alternativa” occidental a la Iniciativa Belt and Road (BRI). El 3 de mayo de 2021, en una reunión preparatoria con vista a la cumbre del G7, el ministro de ‎Exteriores británico, Dominic Raab, y el secretario de Estado, Antony Blinken, daban a entender que Occidente combatiría simultáneamente a Rusia y a China. ‎Pero lo que se vio en el G7 fue algo muy diferente. ‎

Las nuevas realidades

En 1945, la conferencia de Yalta sentó las bases de una división del mundo en zonas de influencia ‎entre los tres grandes vencedores de la Segunda Guerra Mundial: Estados Unidos, Reino Unido y, ‎sobre todo, la Unión Soviética. ‎La investigación histórica ha demostrado que, aunque en diferentes momentos, lo acordado ‎en Yalta pudo haber volado en pedazos y dar paso al enfrentamiento, los insultos estaban ‎destinados más bien a consolidar la unidad dentro de cada bando. ‎

Estados Unidos ha pretendido, desde 1950, ser la única hiperpotencia capaz de organizar ‎el mundo, lo cual no ha logrado. China y Rusia han tratado de redistribuir las cartas. Tampoco lo han logrado, pero han avanzado y continúan avanzando ‎en ese sentido. En el periodo de 1991-2021 –desde la Operación Tormenta del Desierto ‎hasta el «rediseño del Medio Oriente ampliado»–, la ambición de Estados Unidos acabó ‎naufragando en Siria. Estados Unidos aún no ha admitido su derrota. Las fuerzas ‎armadas de la Federación Rusa disponen actualmente de armas mucho más avanzadas y las de la ‎República Popular China cuentan con personal mucho más calificado. Todo lo cual “obliga” a Washington en la dirección de ‎tomar en cuenta la realidad y aceptar un acuerdo, sin lo cual podría terminar perdiéndolo todo.

Los aliados de Estados Unidos en el G7 no han entendido aun la importancia de la catástrofe militar que ‎sufrieron en Siria. Persisten aun en presentar ese importante ‎conflicto –en el cual participaron más países que en la Segunda Guerra Mundial– como una ‎‎guerra civil que estalló en un pequeño y lejano país. Así que será particularmente difícil ‎para ellos plegarse a los constantes retrocesos de Washington. ‎

La política exterior rusa no se basa en una nebulosa ‎teoría “geopolítica” sino en la proyección de su fuerte personalidad como país. Rusia está más ‎dispuesta a pasar por alto sus intereses que a renegar de sí misma. ‎En tanto que, el objetivo de China es, ante todo, recuperar su zona de influencia regional y comerciar ‎con el resto del mundo. China sabe esperar, pero no hacer concesiones. En Washington, el Pentágono creó un grupo de trabajo encargado de reflexionar sobre las ‎opciones posibles ante China, adversario al que Estados Unidos teme más que a Rusia ya que ‎todo lo que Pekín logre recuperar en su zona regional de influencia será en detrimento de las ‎posiciones de Washington en Asia.

Por su parte, la Casa Blanca formó un grupo de trabajo -‎reservado- que debe plantear las nuevas órdenes posibles. Este grupo goza de un poder de decisión comparable al del Grupo de Desarrollo de la Política ‎Energética Nacional (National Energy Policy Development Group), creado y dirigido por Dick Cheney en el periodo clave de la Caída de la URSS 1989-1993, bajo la administración de ‎George Bush.  Acerca del grupo de trabajo creado en la Casa Blanca, este representa ‎objetivos políticos o intereses financieros. Pero está claro que el mundo internacional de las ‎finanzas está influyendo tanto en la OTAN como en la Casa Blanca. Su objetivo no es modificar ‎las alianzas sino más bien disponer de la información necesaria para poder adaptarse ‎discretamente a los cambios y conservar su posición predominante. ‎

La ‎administración globalista Biden evaluó y ya optó por el objetivo de lograr reinstaurar un escenario de bipolarismo. Bajo el comando globalista, pero en un contexto de una interna financiera oligárquica muy potente. Claro que este escenario requiere hacer retroceder los engranajes del tiempo a 1929-1950. La crisis financiera mundial está, la guerra militar de gran envergadura es imposible por la paridad nuclear disuasoria. Incluso el duopolio que caracterizó los tiempos de la ‎guerra fría pos 1950 ya ha sido redefinido, y EEUU ya no cuenta con el monopolio de las capacidades estratégicas industriales y tecnológicas, ya que las corporaciones más avanzadas en este campo abandonaron el territorio de EEUU.  

Pero en la evaluación de Washington, esta es la única posibilidad no sólo de evitar una guerra contra una ‎alianza ruso-china sino de mantener una parte importante de la geografía del poder existente en el 2021. Por ello la reunión del G2, G7 y de OTAN tiene su significado y objetivos, pero en posición de defensa estratégica, incluso de lo que ya perdió, lo cual es ya un sinsentido o es solo la necesidad hacia adentro de la puja entre fracciones oligárquicas. Porque el mundo no se rige por la concepción del poder de 1930-1999. El Globalismo unipolar supone la negación de la Nación incluso de la norteamericana, por ello la complejidad de la crisis en EEUU. El multipolarismo supone la negación de construir sociedad a partir de intereses particulares en conflicto y con ello la negación del unipolarismo financiero en sus dos modalidades (Globalismo y continentalismo) pero, a su vez, tiene el reto de una síntesis, de crear en la relación comunidad y pueblo el espacio para el pleno desarrollo como persona sin subordinar lo primero a intereses privados[13].

El principal obstáculo que enfrenta Estados Unidos es de orden ‎mental derivado de su posición real en el tablero. Desde 2001, los Globalistas están convencidos que la crisis, inestabilidad y fragmentación de las naciones los favorece. Por eso ‎alimentan, promueven y utilizan a los yihadistas mercenarios de y en todas partes del mundo, e.d. siguen la doctrina ‎Rumsfeld-Cebrowski.

La Derrota Globalista en Siria

Después de haber sufrido una humillante derrota en Siria, Estados Unidos fue ‎a la reunión de Ginebra para aceptar las condiciones del vencedor. El encuentro del 16 de junio ‎de 2021 entre Joe Biden y Vladimir Putin podría significar el fin de las hostilidades. El Globalismo en las potencias de Europa ‎occidental tendrá que pagar la factura mientras China se ve confirmada en su ‎estatus de socio de Rusia. ‎A raíz de la victoria en Siria frente a Estados Unidos y sus aliados, ‎Putin podría considerar que impuso sus condiciones al presidente Joe Biden en Ginebra, en tanto representante de los vencidos. 

La Tercera Guerra Mundial (III-GM) que inició la OTAN, bajo “mando” Globalista en Siria, con la participación de 119 países, terminó ‎con la victoria de Siria, Irán y Rusia; y con la derrota militar de la OTAN, con los 116 países occidentales y aliados de ‎Estados Unidos que fueron parte de la OTAN en ese conflicto. Pero la OTAN aún no ha sido vencida, porque aún no abandonó la voluntad y decisión de disputar el poder global. Esto es claro en su decisión de constituir un nuevo bipolarismo, de fracturar el mundo y organizar a las naciones y pueblos en Globalistas vs Anti-Globalistas, Democracia vs Fascismo. Cuando es claro que el Globalismo Unipolar Financiero es quien se comporta de modo fascista: militarizando el mundo, las naciones y los pueblos.

La III-Guerra-Mundial no escaló extendiéndose territorialmente porque fue contenida dentro de los límites de la estrategia multipolar en la región (Siria-Irán-Líbano-Irak-Israel) por las acciones de los actores multipolares. Para los vencidos -el Globalismo Unipolar principalmente- ha llegado el momento de ‎reconocerlo y de pagar por los daños humanos y materiales que provocaron con ‎sus actos. Pero, nuevamente los EEUU no vivieron esa guerra en territorio propio. Tampoco ‎sufrieron en carne propia las consecuencias de batallas en las que participaron ‎fundamentalmente a través de “intermediarios” –las empresas financieras contratistas transnacionales de «yihadistas» mercenarios de todo el mundo-, como el imperio Romano hizo también en su tiempo y como preludio de su “Caída”. ‎

Las potencias occidentales, a pesar de haber sido derrotadas, han conservado ‎casi intacto su poderío. Pero este poderío se encuentra manifiestamente retrasado en sus capacidades técnico militares respecto de los actores multipolares. Por ello, han recurrido a los ejércitos mercenarios reclutados por empresas capitalistas con esta razón social. Pero Estados Unidos sigue estando, junto con Reino Unido y Francia, al frente de una poderosa fuerza de disuasión nuclear. ‎Pero la disuasión Nuclear de destrucción masiva se encuentra empatada y paralizada por las mismas condiciones de empate nuclear técnico militar.

Luego, en el terreno de las capacidades económicas, civil y militar, el multipolarismo ya ha sobrepasado a la economía unipolar financiera que se encuentra paralizada desde 2008, y permanece en un circuito cerrado de emisión billonaria de dólares, de papel-dinero sin respaldo. Emisión estatal-pública billonaria sin respaldo, para las grandes transnacionales que recompran sus propias acciones y acciones de corporaciones de segunda línea, excluyendo más y más a toda la sociedad en los ya obsoletos países centrales de la era global. Estamos ante una clase dominante objetivamente obsoleta en la historia de la humanidad, por su papel cada vez más improductivo y especulativo en el ámbito económico, aislado en lo político y cada vez más retrasado en lo técnico-militar.

El G7 en la era de la “desamericanización” del mundo

El G7 es una criatura de la era pasada, por ello ya no se puede esperar más que su influencia y poder vaya en declive y también, alguna “irracionalidad”. La razón fundamental es que el centro de gravedad económico y político del mundo se ha desplazado hacia el Este. Cuando se creó el G7 en la década de 1970, los siete países occidentales eran de hecho, los siete principales actores de la economía mundial. Sin embargo, se han producido grandes cambios en el mundo desde la década de 1970, y la gloria pasada principalmente de Estados Unidos se ha ido desvaneciendo.

Mecanismos como el G20 han surgido en los últimos años, inicialmente desde 1997-99-2001 y luego en su salto de calidad en 2008-2010. En el marco de las crisis financieras y pujas de poder entre oligarquías financieras agudizadas, entre el globalismo unipolar transnacional ascendente y el continentalismo unipolar transnacional en declive. Pero con la complejidad que este último supo integrar al localismo oligárquico con retórica nacionalista de Trump. El despliegue de este conflicto de intereses y sus enfrentamientos cada vez más agudos es lo que ha debilitado crecientemente la capacidad de proyectar poder y, por tanto, la influencia de Estados Unidos.

De uno u otro modo, la oligarquía globalista unipolar se ha enfrentado desde 1999-2001, con todas y cada una de las naciones, con las oligarquías locales y también con sus expresiones Continentalistas (ej.: UE). Estados Unidos y los países europeos tienen puntos de vista muy diferentes hacia China, particularmente la UE del pos-Brexit, donde Alemania-Francia promueven un dialogo cada vez más “constructivo” con Rusia y China. Por ello observamos que, independientemente de las reuniones diplomáticas de alto nivel, los países europeos encabezados por Alemania-Francia no apoyan convertir al G7 en un bloque “democrático” contra China.

Ha habido una disminución en la competitividad de los Estados Unidos y la gobernanza occidental con el despliegue de la globalización y transnacionalización de la economía mundial. Estados Unidos, y sus transnacionales, observa que sus rivales lo están superando no solo en lo económico. Es por eso que ha comenzado a tomar decisiones y realizar movidas políticas distintas de la verdadera competencia, con el objetivo de obstaculizar a sus oponentes y la iniciativa multipolar que estos promueven. Esto muestra que el resultado final es ya y será una “des-americanización” sistemática en todo el mundo. A la larga, no será la China multipolar quien se aísle del mundo, sino Estados Unidos quien se aislará del mundo y de manera aún más acelerada al tratar de obstaculizar la clara tendencia histórica hacia el multipolarismo.

El G7 no tiene derecho ni debe excluir a los países en desarrollo u otras plataformas de gobernanza multilateral. Las estructuras políticas y de seguridad globales, y el orden económico y financiero internacional establecido por Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial y mantenido hasta el día de hoy, se han vuelto cada vez más insostenibles. Y un nuevo orden mundial está emergiendo. Algo es concreto, Estados Unidos y sus transnacionales, ya no “tienen” aquella potencia que una vez tuvieron para derribar el edificio del orden internacional y plantear uno nuevo como sí lo realizaron en el periodo de 1940-1999.

Como decíamos, el “resultado final será una sistemática desamericanización en el mundo”: en el largo plazo “no será China la que estará aislada en el mundo, sino que será EEUU el que se aislará del mundo”. EEUU es hoy un país que, controlado por los intereses globalistas (demócratas globalistas más los neoconservadores republicanos de Mitt Macconnell), ha destruido el “edificio del orden internacional” y sufre a la vez la potencial desintegración nacional. El globalismo desarrolló un conflicto con las fuerzas continentalistas en cada uno de los países del G7 y la alternativa de optar por el multipolarismo creó otra división entre ellos.

Las glorias pasadas de estos siete países se han desvanecido, primero por la acción des-localizadora de las transnacionales globales, cuyo proyecto de Estado global los ha debilitado estructuralmente y hoy sufre derrota tras derrota en sus enfrentamientos con el multipolarismo. La pregunta que surge es si en EEUU, los distintos actores del poder, percibirán a tiempo la necesidad de integrarse al proyecto multipolar o si optaran por arriesgarse a ser una república de segunda, aislada del mundo real. En este escenario, consideramos que EEUU podría precipitarse hacia su desintegración como Nación, recorriendo el camino hacia su propia ‘perestroika’.

Bibliografía:

  • Wim Dierckxsens y Walter Formento, Prospectiva Geopolítica para el 2020. Capitalismo Unipolar o Poscapitalismo Multipolar. Ed., 2019. 1ª. Ed, Fedun, 2019. Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Argentina. ISBN: 978-987-3640-24-7
  • Wim Dierckxsens y Walter Formento, Nuevo Imperio Global u Otra Civilización Emergente. Inteligencia Artificial y Guerra de Big Data. Año: 2019. 1ª. Ed, DEI, 2019 octubre. San Jose de Costa Rica. ISBN: 978-9977-83-189-3
  • Wim Dierckxsens y Walter Formento y (coords.), La Crisis Mundial. Trump, Brexit, BRICS, Francisco. Continentalismos, Globalismos y Pluriversalismos: Año: 2018. 1ª. ed, Ciudad Autónoma de Buenos Aires: Ed. Fabro, 2018 mayo. Ed Flacso Guatemala, 2a Edición 2018. ISBN: 978-987-713-121-5
  • Wim Dierckxsens, Walter Formento, Andrés Piqueras, Rémy Herrera, Paulo Nakatani, El Capital Frente a su Declive. Fin de la unipolaridad global: ¿transición al postcapitalismo? Autores: Año: 2018. 1ª. ed —San José, Costa Rica: Editorial DEI, 2018. Ed Flacso Guatemala, 2ª. Edición 2018. ISBN 978-9977-83-187-9

[1] El concepto de Sur Global refiere a las Naciones que son periferias-emergentes de las Cities Financieras de las Potencias Centrales. Pero también a los Pueblos que son periferias de las Cities Financieras (Londres-Nueva York-San Francisco-Paris-Milán-etc.) en los países centraleshttps://elordenmundial.com/un-sistema-mundo-dividido-en-centro-y-periferia /

[2] Un sistema-Mundo dividido en Centro y Periferiahttps://elordenmundial.com/un-sistema-mundo-dividido-en-centro-y-periferia/

[3] Josep Borrell Fontelles es un político español. Es miembro del Partido Socialista Obrero Español y sirvió como ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación del Gobierno de España entre junio de 2018 y noviembre de 2019. Actualmente como Alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad.

[4] En el encuentro con la CELAC- China.  https://www.argentina.gob.ar/noticias/en-el-encuentro-con-la-celac-china-basterra-celebro-el-acuerdo-con-mexico

[5] CELAC promueve la integración y desarrollo de los países latinoamericanos y caribeños. Está integrada por los 32 países soberanos que integran América Latina y el Caribe (Antigua y Barbuda, Argentina, Bahamas, Barbados, Belice, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Dominica, Ecuador, El Salvador, Granada, Guatemala, Guyana, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Santa Lucía, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Surinam, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela).

[6] Población 622 196 181 (2014), PIB (PPA) Total, Per cápita Puesto 4.º 6,7 billones de dólares.

[7] Hay un nuevo océano: conoce el océano Austral. https://www.nationalgeographicla.com/medio-ambiente/2021/06/hay-un-nuevo-oceano-conoce-oceano-austral

[8] Cuando está, en un momento posterior, tiene que soportar un repentino brote masivo de contagios de Covid-19 por efecto de la variante Covid 19 Delta-británica https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/salud/2021/06/22/60d186cee4d4d8c67b8b45e5.html

[9] La Conferencia de Bandung fue una reunión realizada en Indonesia, en abril de 1955, en la que participaron varias naciones asiáticas y africanas. Fue organizada por Gamal Abdel Nasser, Presidente de EgiptoJawaharlal Nehru, de India y Sukarno, jefe de estado de Indonesia y su principal promotor quien además fungió como anfitrión. Contó además con el apoyo inicial de los líderes de Pakistán, Birmania y Ceilán. En la Conferencia estuvieron representadas todas las creencias, etnias y religiones de Asia y África: unos 1.400 millones de personas, el 60% de la humanidad en aquella época. https://www.ecured.cu/Conferencia_de_Bandung

[10] Los Diez Principios de Bandung, que establecían:

    1. Respeto por los derechos fundamentales del hombre y para los fines y principios de la Carta de las Naciones Unidas.

    2. Respeto para la soberanía y la integridad territorial de todas las naciones.

    3. Reconocimiento de la igualdad de todas las razas y de todas las naciones, grandes y pequeñas.

    4. Abstención de intervenciones o interferencia en los asuntos internos de otros países.

    5. Respeto al derecho de toda nación a defenderse por sí sola o en colaboración con otros Estados, en conformidad con la Carta de las Naciones Unidas.

     6. Abstención de participar en acuerdos de defensa colectiva con vistas a favorecer los intereses particulares de una de las grandes potencias y Abstención por parte de todo país a ejercitar presión sobre otros países.

     7. Abstención de actos o de amenaza de agresión y del uso de la fuerza en los cotejos de la integridad territorial o de independencia política de cualquier país.

     8. Composición de todas las vertientes internacionales con medios pacíficos, como tratados, conciliaciones, arbitraje o composición judicial, así como también con otros medios pacíficos, según la libre selección de las partes en conformidad con la Carta de las Naciones Unidas.

     9. Promoción del interés y de la cooperación recíproca.

     10. Respeto por la justicia y las obligaciones internacionales.

[11] Los BRICS. El surgimiento de un proyecto de nueva arquitectura financiera y de un nuevo mundo multipolar (2009-2014). Sebastián Schulz, http://www.memoria.fahce.unlp.edu.ar/ library?a=d&c=tesis&d=Jte1226

[12]  La UE rechaza reunirse con Putin, Los bálticos y Polonia vetan la iniciativa de Merkel y Macron https://www.lavanguardia.com/internacional/20210625/7555704/ue-rechaza-reunirse-putin.html

[13] ¿Hacia una Nueva Civilización Multipolar? Existen condiciones objetivas para que la humanidad en conjunto recorre el camino hacia una civilización donde se concentra en el trabajo para la colectividad y por la colectividad y que se logre reducir la explotación a expresiones mínimas. Wim Dierckxsens, Walter Formento, 02/03/2021. https://www.alainet.org/es/articulo/211181

https://www.alainet.org/es/articulo/212894

El 1 de julio del 2021, el  Centro de Estudios Estratégicos, Geopolítica e Integración Regional (NEEGI)  de  la Universidad Federal de la Integración Latinoamericana (UNILA) realizó el debate “Tendencias estratégicas: América del Sur en el nuevo Tablero Geopolítico”.  El evento fue transmitido en el canal de YouTube de NEEGI , en vivo. En la iniciativa participaron el politólogo, profesor, investigador y Director del Think Thank suramericano “Dossier Geopolítico” Carlos Pereyra Mele y miembro del Centro de Estudios Estratégicos Suramericano (CEES Argentina) y el profesor de Relaciones Internacionales e Integración del Programa de Postgrado en Integración Contemporánea en América Latina en UNILA  Lucas Kerr Oliveira .

“ Actualmente, América Latina, y el continente sudamericano en particular, sufren las consecuencias de las múltiples crisis – políticas, sanitarias, económicas, sociales – que devastan la región. Estos desafíos presentan elementos típicos de las estructuras de poder y jerarquía del sistema internacional, que configuraron el patrón histórico de inserción internacional en la región, pero también en la situación actual, marcada por la profundización de la polarización política y geopolítica.

Específicamente, desde una perspectiva sudamericana, este debate pretende discutir las tensiones geopolíticas y disputas estratégicas que involucran a las naciones sudamericanas, considerando las perspectivas de la Estrategia de Integración y Desarrollo Regional , y los desafíos pertinentes para la profundización de la competencia geopolítica internacional entre poderes por áreas de influencia y hegemonía ” , dice Kerr.

Apoyaron y adhirieron a este Evento Académico:

Observatório dos BRICS:

Observatório Latino-Americano da Covid-19

Observatório da Energia

Observatório da Integração Regional

Observatório da Integração Ecônomica: https://www.facebook.com/obiesul

Grupo de Estudos Sino-Asiáticos: https

Revista Intertelas

OfChiLA (Oficina de Estudos sobre a China e o Leste Asiático)

ISAPE (Instituto Sul-Americano de Política e Estratégia)

Por Javier Llorens Striptease del Poder

“Cuando los Santos vienen marchando” es una las obras de jazz de Luis Amstrong más conocidas en el mundo. Y ahora en términos de geopolítica se la podría parafrasear diciendo  “cuando los chinos vienen marchando” en el mundo. Lo cual es ostensible para cualquier observador atento. Pero lo interesante sería cuantificar ese avance objetivamente, y comparativamente con otras potencias mundiales.

Ese cometido a tratado de concretarlo la Universidad de Denver, situada en la ciudad del mismo nombre, ubicada en el estado de Colorado, en EEUU. Donde funciona el Centro Frederick S. Pardee para Futuros Internacionales, que tiene como misión explorar, comprender, y dar forma a futuros alternativos de cambio global y desarrollo humano, dependiente de la “Escuela de Estudios Internacionales Josef Korbel”.

A esos efectos dicho centro ha creado  ha creado el “Índice de Capacidad de Influencia Bilateral Formal (FBIC)”, a los efectos de rastrear el ejercicio del poder relacional en el sistema internacional, desde 1960-2020 y para todos los estados, lo cual tiene una enorme importancia en términos de geopolítica.

https://korbel.du.edu/fbic

Bajo el título “Medir la influencia en el sistema internacional”, en el portal del mismo se expresa: “Los enfoques tradicionales para estimar el poder en el sistema internacional a menudo se centran en medir los recursos y las capacidades de los estados. Si bien las capacidades materiales son importantes, la mayoría de las expresiones de poder e influencia nacionales son el resultado de interacciones entre estados en las dimensiones económica, política y de seguridad. En lugar de medidas monádicas de las capacidades materiales, comprender las interacciones bilaterales y de red basadas en patrones de interdependencia compleja es la clave para analizar el poder estatal.”

Agregando al respecto: “Este índice se operacionaliza utilizando datos que atraviesan las dimensiones económicas, políticas, y de seguridad, en la influencia bilateral… El índice FBIC puede ayudarnos a comprender las transformaciones en el panorama del poder mundial a nivel nacional, regional y mundial.”

Y en cuanto a sus fundamentos y cálculo expresa: El índice FBIC es una medida bilateral, donde un país “envía” su influencia a otro. Así, un puntaje del índice FBIC para China en Indonesia, por ejemplo, es la capacidad de influencia que tuvo China en un año determinado. FBIC se compone de elementos descritos como ancho de banda y dependencia.  El índice FBIC es el producto de dos subíndices, uno que mide el “ancho de banda” a través de una relación y otro que mide la “dependencia” de un estado con respecto a otro. La medida incluye datos que representan variables económicas, políticas y relacionadas con la seguridad.”

“El ancho de banda mide el volumen de interacciones entre países, como la cantidad de actividad económica que atraviesa las fronteras en un año determinado. Es más probable que dos países que interactúan con más frecuencia y en más dimensiones de actividad tengan oportunidades de influirse mutuamente. Todos los valores de ancho de banda son los mismos para el “emisor” y el “receptor” en una díada.” 

“La dependencia mide qué tan dependiente es un país de otro para su actividad económica o servicios de seguridad, midiendo los niveles de comercio como porcentaje del comercio total o como porcentaje del PIB. Los países con altos niveles de dependencia pueden manipularse más fácilmente. Los valores de dependencia difieren dentro de una díada, donde los valores dependen de cuál es el país “emisor” y cuál es el país “receptor”.” 

Los resultados del FBIC

Además de una enorme base de datos publica, el centro publica una serie de gráficos interactivos y dinámicos muy ilustrativos, que muestran la evolución de dichos índices desde 1960 en adelante. Haciendo así visible los cambios en la geopolítica que se han generado, que se pueden considerar no sesgados contra EEUU ni el RU (Reino Unido), al provenir de fuentes del riñón occidental. Los cuales que se pueden visualizar a través del siguiente link.

https://public.tableau.com/app/profile/pardeecenterifs/viz/FBICDataVizFinal_16195805654860/FBICInteractiveDataViz

Stripteseadelpoder seguidamente le facilita a sus lectores sus conclusiones, a través de gráficos obtenidos con los datos suministrados por este portal, referidos a la influencia ejercida por la República Popular China, la Federación de Rusia, el Reino Unido (United Kingdon) y Estados Unidos (United States), en ese orden alfabético, en los demás países del mundo, y en sus distintos continentes.

Y en segundo lugar en una próxima entrega, se mostrará la evolución de las influencias ejercidas por esas potencias en Argentina. Y también la evolución de la influencia de Argentina, en Latinoamérica y el Caribe, y en sus vecinos colindantes. Para finalmente mostrar la evolución de la influencia de los principales países europeos integrantes del Club de Paris en Argentina.

La influencia de China, Rusia, RU, y EEUU en el mundo

En primer lugar se muestra en el siguiente gráfico, la evolución de las influencias de dichas  potencias en el Mundo, entre 1960 y 2020. En él se puede apreciar que EEUU (trazo violeta) llegó a un máximo de influencia con un índice de 21,7 en el año 1984, y a partir de allí se estancó, evolucionando levemente hacia la baja, llegando a un índice de 20,1 en el 2020.

Geopolitica, los chinos vienen marchando, EEUU retrocede, RU cae, Rusia se recupera

Por su parte el RU que había llegado a un máximo de influencia de 13,8 en el año 1981 (trazo verde), a partir de allí primero se estancó, evolucionando hacia la baja, y finalmente a partir del 2014 comenzó a caer, para llegar en el 2020 a un índice de 10,1. Por su parte Rusia (trazo rojo) que había llegado a un índice de 8,4 en 1986, comenzó a declinar, y en el año 1991 con la caída de la URSS (Unión República Socialistas Soviéticas) se precipitó a un ínfimo nivel de 2,4, como nunca antes había registrado en la trayectoria analizada.

Todo lo opuesto sucedió con China (trazo azul) que había caído a un nivel mínimo de 0,8 en el año 1970. Pero a partir de ese año, tras los acuerdos que arribo con EEUU con la intervención de Henry Kissinger, comenzó a crecer su influencia. Primero paulatinamente hasta el año 2000, para a partir de allí, inaugurando el siglo, hacerlo raudamente, y así pasó desde un nivel de 2,9 hasta un índice de 12,6 en el 2020. Ubicándose así en un segundo lugar y en crecimiento, por debajo de un EEUU en estancamiento.

La influencia de China, Rusia, RU, y EEUU en Africa

Analizando la evolución de la influencia de dichas potencias por continente, ordenados alfabéticamente, en el siguiente gráfico se visualiza la situación altamente cambiante que se registró en Africa. Que cuenta con 50 países supuestamente independientes, y detenta el 16 % de la población mundial, y donde las supremacías externas evidencian haberse invertido.

Geopolitica, los chinos vienen marchando, EEUU retrocede, RU cae, Rusia se recupera

Se observa en primer lugar el raudo avance de China, que partiendo de casi cero en 1960, logró llegar a un nivel de más de 1 en 1975, y de 1,4 en el 2000. Pero a partir de allí emprendió un notable crecimiento, hasta superar no solo a un EEUU en franca caída, sino incluso los registros históricos de este, al registrar un índice de 6,6 en el 2014, y de 6,2 en el 2020, contra el máximo de EEUU de 5,7.

Por su parte EEUU, que llegó a ese índice máximo de 5,7 en 1984, a partir de allí registró una franca caída, hasta un nivel menor de 4 en 1997, con una leve recuperación y nueva caída posterior, ubicándose actualmente con un índice de 3,8 muy por debajo de China.

Quien lo emuló aún más negativamente fue el RU, que con un índice de 5,4 en 1981, emprendió una interminable caída. Hasta registrar un índice de 1,4, el menor de los cuatro, en el 2020. Por su parte Rusia con el quiebre producido por la caída de la URSS, cayó de un nivel máximo de 2,8 en 1981, a un mínimo histórico de 0,2 en 1992. Para a partir de allí recuperarse, hasta llegar a un índice de 1,8 en el 2020, ocupando así el tercer lugar como potencia influyente.

La influencia de China, Rusia, RU, y EEUU en Asia

El siguiente gráfico muestra la evolución de la influencia de dichas potencias en Asia, continente que cuenta con 49 países supuestamente independientes, con el 60 % de los habitantes del globo, revelando el gráfico la rivalidad y fricción que se desarrolla allí. Observándose en él que EEUU, que llegó a un índice de influencia de 8,1 en 1977, ha logrado superar levemente ese nivel, al llegar a 8,2 en el 2020.

Geopolitica, los chinos vienen marchando, EEUU retrocede, RU cae, Rusia se recupera

Por su parte China, que carecía prácticamente de influencia en 1960, a partir de 1971, con los acuerdos gestionados por Kissinger, inició un constante crecimiento, cada vez más acelerado. El que se hace raudo a partir del 2000, hasta llegar a un índice de 7,7 en el 2020, amenazando así la supremacía de EEUU en la región.

El RU por su parte, que llegó a un índice máximo de 4,3 en 1976, comenzó a partir de allí una debacle que llevó el índice a solo 2,3 en el 2020, ubicándose así nuevamente en el cuarto lugar en este vasto continente.

Por su parte Rusia, cuya influencia que estaba en crecimiento hasta el quiebre de la URSS, llegando a superar un índice de 3 en 1993, en 1992 se derrumbó a un mínimo histórico de 1,1. Pero a partir de allí, se recuperó rápidamente de ese bache, para continuar con la tendencia de crecimiento anterior a partir de 1997. Hasta llegar a un índice de 6 en el 2016, y 5,4 en el 2020.

La influencia de China, Rusia, RU, y EEUU en Europa

Europa, que no es un continente sino un  par de penínsulas  del continente Eurasia,  cuenta con 50 países supuestamente independientes, y el 10 % de la población mundial, siendo el epicentro de la influencia del RU y EEU. Lo cual está claramente visualizado en el siguiente gráfico, donde se aprecia la predominancia de estas dos potencias.

Principalmente la del RU, que en 1993 con la constitución de la Unión Europea. logró superar la influencia de EEUU. Llegando a un índice máximo de 8,3 en el 2008, para caer en el 2020 a un índice de 7,3. Por su parte EEUU llegó a un índice de 6,6 en el 2005, y actualmente en 2020 detenta un nivel de 6,4.

Geopolitica, los chinos vienen marchando, EEUU retrocede, RU cae, Rusia se recupera

Abajo viene Rusia, la que hasta el quiebre de la URSS en 1991, evolucionaba en ascenso a la par  pero por debajo del RU y EEUU. A partir de allí su índice de influencia bajo de 4 en 1985 a 2 en 1992, y luego se recuperó con altibajos, detentando en el 2020 un índice de 3,1.

Por su parte China, primero evidencia haber tenido cierta influencia en Europa en 1960, con un nivel cercano a 2, que cayó a un nivel de 0,4 en 1969. Y a partir de allí tras los acuerdos con Kissinger,  emprendió con altibajos una modesta recuperación, que se hizo más notable a partir del 2000. Logrando así volver al índice 2 en el 2008, para llegar a un índice de 2,9 en el 2020, casi a la par con Rusia.

La influencia de China, Rusia, RU, y EEUU en Latinoamerica y Caribe

En Latinoamerica y Caribe, existen 32 países supuestamente independientes, con el 9 % de la población mundial. Reputado como el “patio trasero” de EEUU, el siguiente gráfico pone claramente en evidencia esa situación, al mantenerse el índice de influencia de EEUU en él por encima de 8 a partir de 1963. Con un pico máximo de 9,4 en 1986, registrando en el 2020 un índice de 8,2.

Geopolitica, los chinos vienen marchando, EEUU retrocede, RU cae, Rusia se recupera

Por su parte el RU que logró subir de 1 en 1960, a un nivel de 2,5 que se mantuvo entre 1979 y 1982, a partir de su triunfo bélico en la Guerra de Malvinas, comenzó a declinar, para regresar a un índice de 1 en el 2020, colocándose por debajo de China. Más abajo Rusia, que había ascendido del nivel de casi 0 en 1960, a alrededor de 1 entre 1982 y 1991, con el colapso de la URSS volvió al nivel de casi 0, para a partir de allí recuperarse hasta un nivel inferior a 1, detentando en el 2020 un índice de 0,6.

Por su parte China se mantuvo en un nivel cercano a 0 desde 1960 a 1991, y a partir de allí comenzó a subir levemente hasta el 2000. Año en que la pendiente de crecimiento de influencia se hizo más notable, hasta llegar a un índice de 2,3 en el 2020, ubicándose así en el segundo lugar detrás de EEUU.

La influencia de China, Rusia, RU, y EEUU en Norteamérica

E Norteamérica existen solo 3 países supuestamente independientes, y en el habitan el 4,5 % de la población mundial, con una mayoría anglo parlante. Lo cual se refleja en el siguiente gráfico, que muestra la prevalencia de EEUU y el RU. Habiendo llegado EEUU a un pico de su influencia con un índice de 0,70 en 1994, registrando en el 2020 un índice de 0,61.

Geopolitica, los chinos vienen marchando, EEUU retrocede, RU cae, Rusia se recupera

Por su parte el RU, que venía paralelamente por debajo de EEUU, hasta alcanzar un índice de 0,45 en el 2005, a partir de allí se derrumbó a un nivel de solo 0,22 en el 2020. Más abajo Rusia y China venían con un desempeño cercano a 0 hasta el año 1971, correspondiente este a los acuerdos de China con Kissinger, comenzando a partir de allí un leve crecimiento por parte de ambos, que Rusia discontinuó. Mientras que China por contrario lo mantuvo, llegando así a un índice de 0,16 en el 2020, cercano al registro del RU.

La influencia de China, Rusia, RU, y EEUU en Oceanía

En Oceanía existen 19 países supuestamente independientes, que detentan el 0,5 % de la población mundial. Mostrando el siguiente gráfico que el mismo ha sido un campo de disputa entre las potencias en cuestión, especialmente entre EEUU, Rusia, y China. La primera logró su supremacía en 1974, cuando superó al RU, y en 1994 llegó a su índice máximo de 1,08, cayendo en el 2020 a 1,03.

Geopolitica, los chinos vienen marchando, EEUU retrocede, RU cae, Rusia se recupera

Por su parte el RU llegó a un índice de influencia máximo de 0,83 en 1977, para a partir de allí caer incesantemente, hasta un índice de 0,15 en el 2020. Mientras que Rusia creciendo a grandes saltos en 1967, 1979, y 1991, en este año con un índice de 0,84, amenazó superar a EEUU. Pero seguidamente con el colapso de la URSS, cayó a un nivel cercano a 0, con una muy poca mejora posterior.

Por su parte China, que venía con un nivel cercano a 0 hasta los acuerdos con Kissinger, a partir de estos en 1972 comenzó a mejorar, hasta llegar a un nivel de 0,16 en el 2001. Para a partir de allí concretar un extraordinario crecimiento, hasta llegar a índice de 0,93 cercano al de EEUU.

La influencia de China, Rusia, RU, y EEUU en las poblaciones del mundo

Si al índice de influencia por continentes, se lo corrige por las poblaciones en ellos existentes, se obtiene el siguiente gráfico, que muestra aun en forma más patente la amenaza que representa China para EEUU. En él cual se observa que EEUU llegó a un índice de influencia máximo de 2,4 en 1984, habiendo caído en el 2020 a un nivel de 2,1.

Geopolitica, los chinos vienen marchando, EEUU retrocede, RU cae, Rusia se recupera

Po su parte el RU llego a un índice máximo de 1,6 en 1984, y a partir de allí comenzó a descender en forma oscilante, hasta un nivel de 1,2 en el 20202. Mientras que Rusia que había llegado a un nivel de 1 entre 1982 y 1986, con el colapso de la URSS se desplomó a un índice de solo 0,3, recuperándose a partir de allí hasta un nivel de 0,7 en el 2020.

Por su parte China que hasta los acuerdos con Kissinger había bajado a un nivel de 0,2, a partir de allí comenzó el crecimiento de su influencia, llegando a un índice de  0,4 en el 2000. Pero a partir de allí, acorde con lo que se vio en gráficos anteriores, creció raudamente, hasta un nivel de 1,6 en el 2020, en solo 20 años.

Ubicándose así con un puntaje de 76 y en franco crecimiento, si a EEUU se le atribuye un puntaje de 100, en estancamiento. De allí que muchos analistas avizoran la “trampa de Tucidades”, el historiador griego que dijo: “Fue el ascenso de Atenas y el temor que eso inculcó en Esparta, lo que hizo que la guerra fuera inevitable”.

Ver EEUU abandona la MAD: cree posible una guerra nuclear con Rusia o China

En relación a la población a la que se refiere este punto, resultan notables las estrategias asimétricas de EEUU y China. El primero propugna en Occidente la necesidad  no solo de limitarla, sino de reducirla, conforme el “Informe  Kissinger”, que consideró que el aborto era indispensable a esos efectos.

Ver Legalización aborto: la receta drástica de EEUU para bajar el crecimiento de la población y la pobreza

Al respecto no resulta casual que los presidentes Mauricio Macri y Alberto Fernández, hayan presentado al Congreso, a la par de lanzar las negociaciones con el FMI, proyectos de leyes para la legalización del aborto. Que en esencia no consistían en su despenalización, ni su legalización, sino que en realidad son una promoción del aborto, a cargo nada menos que del Estado, en un país semivacío.

Mientras que  la República Popular de China, que por razones de insuficiencia alimentaria impuso la política de un solo hijo, recientemente ha cambiado enteramente de postura, al sostener que su ventaja competitiva es su enorme población.

Que no solo le aporta un inmenso mercado, sino una enorme masa de individuos laboriosos, solidarios, y ahorrativos, acorde con la ética de Confucio. Y por esa razón ha autorizado ahora tener hasta tres hijos, que garantizan una tasa de sustitución para mantener e incluso hacer crecer su población.

Para finalizar, se reproducen a continuación tomados del citado FBIC, los histogramas de influencia bilateral de EEUU y China, correspondientes a los años 1999 (izquierda) y 2020 (derecha). Que muestran la radical modificación que hubo en la situación geopolítica mundial, que hace temer la repetición de la “trampa de Tucidades”.-

Geopolitica, los chinos vienen marchando, EEUU retrocede, RU cae, Rusia se recupera

Publicado por Javier Llorens en el su sitio Striptease del Poder: https://stripteasedelpoder.com/2021/07/geopolitica-1-los-chinos-vienen-marchando-eeuu-retrocede-el-ru-cae-rusia-se-recupera/

Por Daniel Symcha

“El arte de la guerra se basa en el engaño. Por lo tanto, cuando es capaz de atacar, ha de aparentar incapacidad; cuando las tropas se mueven, aparentar inactividad. Si está cerca del enemigo, ha de hacerle creer que está lejos; si está lejos, aparentar que se está cerca. Poner cebos para atraer al enemigo.” afirma el estratega chino Sun Tzu en su libro el Arte de la Guerra del siglo V a.c.

Esta premisa está totalmente vigente. Se aplica también en el otro momento de la política que son los tiempos de paz,  donde las herramientas del poder político para alcanzar los intereses de las naciones son otras y los conflictos, si bien tienen escaladas en sus crisis, no alcanzan el umbral de la guerra pero son un permanente juego de tensiones destinados a socavar las capacidades materiales o inmateriales del adversario o enemigo.

En este sentido las operaciones psicológicas presentes en mayor o menor medida de acuerdo al teatro de operaciones político, juegan un papel fundamental en el sostenimiento o detrimento de la moral tanto del adversario o enemigo como de la propia tropa o población.

En los últimos treinta días, los portales de noticias occidentales dieron a conocer una serie de acciones vinculadas al gobierno británico que, por lo menos, llaman la atención.

El 26 de mayo el ex Jefe de asesores del Primer Ministro Boris Johnson, Dominic Cummings, brindó testimonio ante la Comisión de Tecnología de la Cámara de los Comunes sobre el manejo de la crisis del Coronavirus.

Su frase para definir la conducción de la crisis fue “Había leones dirigidos por burros” y a su vez afirmó  “Boris Johnson no está en condiciones de ser primer ministro”. 

Cummings, estratega político, licenciado en Historia Antigua y Moderna por Oxford y con perfecto dominio del idioma y cultura rusas, fue el artífice del triunfo del Brexit en 2016. Cummings  fue a Johnson lo que Bannon a Trump.  

El 30 de Mayo el primer ministro británico, Boris Johnson, se casó con su prometida Carrie Symonds en una “pequeña ceremonia” planificada en secreto en la catedral de Westminster, en el centro de Londres. Johnson es el primer mandatario británico en casi 200 años en casarse mientras ejerce el cargo. 

El 31 de Mayo el Reino Unido acelera el recibimiento de refugiados afganos que ayudaron a las tropas británicas en Afganistán a fin de garantizar su seguridad a medida que se retiran de ese país las tropas internacionales. 9500 militares británicos formaron parte de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF) inicialmente establecida como una fuerza de estabilización por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas el 20 de diciembre de 2001, para asegurar Kabul. En 2021 se retiraron de Afganistán los últimos 750 militares que aún quedaban en el territorio asiático. 

El pasado 7 de junio, en las antípodas de la estrategia diseñanda por Dominic Cummings priorizar la guerra cibernética sobre la artillería pesada en tierra , el Ejército Británico lanzó un comunicado informando que setecientos cincuenta soldados se han estado preparando en el Centro de Entrenamiento Sennelager, en el norte de Alemania, para ejercicios de la Operación Cabrit, un despliegue operativo del Reino Unido en Estonia, donde las tropas británicas lideran un grupo de batalla multinacional como parte de la presencia avanzada mejorada en los Estados bálticos, con el fin de mejorar la seguridad euroatlántica. 

Las tropas pertenecen al  Grupo de Batalla del Regimiento Real de Tanques el cual cuenta con 331 carros de combate Challenger 2, 96 AS90 y 18 MLRS y se compone del Escuadrón Dreadnought de RTR, equipado con el Tanque de Batalla Principal Challenger 2, la Compañía C de la Royal Welsh, equipada con vehículos de combate de infantería blindados Warrior, además de elementos de la Artillería Real, Ingenieros Reales, Cuerpo Médico del Ejército Real y Logística Real.  

Este anuncio se da a pesar de que en mayo y junio de 2021, los Estados miembros de la OTAN y sus socios llevaron a cabo varias maniobras militares en Europa. Uno de ellos es el “Defender-Europe 21”  un ejercicio anual que involucra aproximadamente 28.000 fuerzas multinacionales de 26 países para realizar operaciones casi simultáneas en más de 30 áreas de entrenamiento en 12 países europeos y Marruecos generando un escudo frente a la Federación Rusa. Otro de los ejercicios es el  “Steadfast Defender 2021”  un ejercicio de movilidad militar de la otan, con fuerzas desplegadas en tierra y mar, desde américa del norte hasta la región del mar negro y frente a las costas de Portugal, con más de 9.000 soldados de 20 países de la alianza y solo dos de sus socios más cercanos, Finlandia y Suecia. Este año, además, con la participación de Ucrania, Georgia y Moldavia, es decir un collar de contención para la Federación Rusa.

Luego de lo que fue en mayo la crisis pesquera con Francia por la isla de Jersey, y antes de la reunión del G-7 el viernes 11 de junio en la región costera de Cornualles, con una puesta en escena de recepción que nos recordaba a una escena de “La isla de la fantasía”, hubo duras críticas a Boris Johnson por parte del presidente de Francia Emmanuel Macron por su intento de reabrir y rediscutir compromisos firmados al abandonar la unión europea,  principalmente los relativos al marco de relaciones de la UE con Irlanda del Norte. 

En ese contexto en fecha 12 de junio el primer ministro británico, Boris Johnson, amenazó en mal tono con tomar nuevas acciones unilaterales respecto al controvertido protocolo sobre Irlanda del Norte.

“He hablado hoy aquí con algunos de nuestros amigos que parecen no comprender que el Reino Unido es un único país, un único territorio. Tengo que meterles eso en la cabeza”, declaró el jefe de Gobierno británico.

El Gobierno británico argumenta que los controles aduaneros que se pactaron entre Irlanda del Norte y el resto del Reino Unido para evitar una frontera entre las dos Irlandas, tras el Brexit, crean demasiadas fricciones en su mercado interno y piden que se apliquen de una manera “más razonable” . 

Las disposiciones aduaneras impedirán, a partir del 1 de julio, el envío de carne refrigerada a Irlanda del Norte, lo cual dio lugar a la denominada “guerra de las salchichas” entre Londres y Bruselas. 

El 21 de junio aumentan las tensiones en Irlanda del Norte luego de las revueltas de Abril por el nivel de desacuerdo entre el Reino Unido y la Unión Europea (UE) sobre el Protocolo de Irlanda del Norte. 

El 22 de junio el diputado Jeffrey Donaldson  una figura moderada del unionismo (Pro- británico) en Irlanda del Norte, fue nombrado nuevo líder del DUP, el principal partido de Irlanda del Norte (en plena crisis política) quien insta a unificar esfuerzos y evitar el regreso de los conflictos sociales y violentos. 

El 23 de junio la Federación Rusa aseguró haber lanzado disparos de advertencia desde un buque de patrulla costera y bombardeado desde un avión SU-24 (Caza de ataque supersónico) el curso que llevaba el destructor británico “Defender”, un sistema de armas naval de defensa aérea Tipo 45 o clase Daring botado en el año 2009 con sistema de misiles mar-aire misil Sea Viper que puede derribar objetivos en movimiento del cielo desde una distancia de hasta 70 millas , el cual habría ingresado al espacio marítimo ruso frente a la costa del cabo Fiolent en Crimea, durante su derrotero por el Mar Negro, en el marco de la operación “Ditroite” hacia los puertos de Georgia.

Frente a esto el secretario de Defensa, Ben Wallace, dijo en un comunicado que el HMS Defender había estado llevando a cabo un “tránsito rutinario desde Odesa hacia Georgia a través del Mar Negro” y afirmó “Como es normal en esta ruta, entró en un corredor de separación de tráfico reconocido internacionalmente”. 

Tabién el 23 de junio el ministro británico Michael Gove, encargado de coordinar la acción del gobierno, descartó un nuevo referéndum sobre la independencia de Escocia antes de las próximas elecciones legislativas, en 2024.

Esto generó la reacción de la primera ministra escocesa y líder del Partido Nacionalista Escocés, Nicola Sturgeon, quien dirige por cuarta vez el gobierno local escocés y pide a Johnson que autorice el referéndum. Sturgeon, calificó las palabras de Gove como una “forma de condescendencia burlona y arrogante” y afirmó que cada vez que un miembro del gobierno británico habla así “no hace más que reforzar el apoyo a la independencia”. 

El 24 de junio en plena pandemia, y con una fuerte campaña de propaganda, Inglaterra anuncia a sus ciudadanos una “buena noticia”, la apertura de pubs y reducción de la distancia a un metro en el mes de julio. “Hoy podemos decir que nuestra larga hibernación nacional está comenzando a terminar “, dijo Boris Johnson. 

El 25 de junio Reino Unido y la UE negocian una tregua para descomprimir las tensiones del conflicto en Irlanda del Norte generado por los requisitos fitosanitarios establecidos por Bruselas. Esta crisis ya se ha llevado por delante a dos líderes del Partido Unionista Democrático, socios de los conservadores en Londres en la anterior legislatura, incapaces de gestionar la rabia acumulada entre sus filas, que se ha traducido en semanas de disturbios en Belfast durante la pasada primavera. El último de sus líderes, Edwin Poots, duró apenas tres semanas en el cargo, y tuvo que dimitir tras pactar con los nacionalistas del Sinn Féin declarar al irlandés como idioma cooficial en Irlanda del Norte. 

Pero la paz para Johnson dura muy poco. El Ministerio de Defensa británico en fecha 27 de junio se informa al público que cinco días antes se encuentran en una parada de colectivos en la localidad de Kent, Inglaterra, un conjunto de documentos clasificados con 50 páginas en total, donde se analiza la probable reacción rusa al paso del destructor Defender por aguas rusas, posibles rutas frente a la costa de Crimea y otros que detallan los planes para una posible presencia militar del Reino Unido en Afganistán después de que termine la operación de la OTAN (Operación Resolute Support) liderada por Estados Unidos.

El Ministerio calificó a la situación como “un incidente en el que un miembro del público recuperó documentos sensibles de la defensa” omitiendo que el primer destino de los documentos hallados fue la BBC. 

Los documentos además incluían de acuerdo a la BBC, actualizaciones sobre campañas de exportación de armas, incluidas observaciones sensibles sobre áreas en las que Gran Bretaña podría encontrarse compitiendo comercialmente con aliados europeos, observaciones sobre los primeros meses en el cargo del presidente Joe Biden, el enfoque inicial de la administración Biden en China y el Indo-Pacífico. 

El 27 junio el ministro de Salud de Reino Unido, Matt Hancock, que estuvo al frente de la estrategia del gobierno contra el coronavirus, renunció tras un escándalo que acaparó los titulares por su affaire con su asistente Gina Coladangelo. 

Finalmente el 28 de junio se produce una fuerte explosión seguida de un incendio que se registró, de acuerdo a la London Fire Brigade, en un garaje/taller debajo de la la estación Elephant & Castle del metro, en pleno centro de la capital de Reino Unido a 1.6 km del Puente de Londres, 2 km de la Torre de Londres y tan sólo 2,5 km del Palacio de Buckingham.  

Cabe preguntarnos cómo, entonces, frente a la estrategia de trabajo hecha pública en el documento Integrated Operating Concept 2025 presentado por el Ministerio de Defensa Británico en septiembre de 2020, nuestro cuerpo diplomático o las herramientas del instrumento militar, se posicionan y utilizan estas micro crisis de la potencia que ocupa parte de nuestro territorio y proyecta intenciones sobre nuestro sector Antártico.

Es menester, ante los hechos de guerra política declarada en el documento como herramienta para alcanzar los intereses británicos, superar una estrategia reactiva de defensa nacional para comenzar a tomar la iniciativa destinada a la defensa de los intereses de la Nación e instalar el campo de batalla en territorio ajeno, precisamente en el concepto planteado por Tzu Sun, donde “La victoria completa se produce cuando el ejército no lucha, la ciudad no es asediada, la destrucción no se prolonga durante mucho tiempo y en cada caso el enemigo es vencido por el empleo de la estrategia”.

Daniel Symcha

https://www.clarin.com/mundo/-leones-manejados-burros-ex-asesor-boris-johnson-revela-manejo-pandemia-reino-unido_0_uYiKw0A7p.html

https://elpais.com/internacional/2021-04-23/dominic-cummings-se-revuelve-contra-boris-johnson-y-revela-presuntas-ilegalidades-en-downing-street.html

https://www.lavanguardia.com/internacional/20190817/464105560476/dominic-cummings-brexit-reino-unido-perfil.html

https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-57293823

https://www.swissinfo.ch/spa/r-unido-afganist%C3%A1n_r-unido-acelera-la-acogida-de-afganos-que-ayudaron-a-sus-tropas-en-afganist%C3%A1n/46664188

https://www.clarin.com/mundo/gran-bretana-dice-adios-tanques-enfoca-guerra-cibernetica-_0_SIEpOnIHw.html

https://www.army.mod.uk/who-we-are/corps-regiments-and-units/royal-armoured-corps/royal-tank-regiment/

https://www.lavoz.com.ar/mundo/antes-del-g-7-criticas-a-boris-johnson-por-su-intento-de-reabrir-una-parte-del-brexit/

https://www.expansion.com/economia/politica/2021/06/12/60c49ebce5fdeaf1378b4618.html

https://www.swissinfo.ch/spa/afp/el-diputado-jeffrey-donaldson-toma-las-riendas-del-dup–el-partido-unionista-norirland%C3%A9s/46725902

https://www.royalnavy.mod.uk/the-equipment/ships/destroyers/daring-class

https://www.dw.com/es/rusia-asegura-haber-lanzado-disparos-de-advertencia-a-un-destructor-brit%C3%A1nico-reino-unido-lo-niega/a-58016573

https://www.dw.com/es/londres-descarta-refer%C3%A9ndum-sobre-independencia-de-escocia-antes-de-2024/a-58024906

https://es.euronews.com/2020/06/24/inglaterra-apertura-de-pubs-y-reduccion-de-la-distancia-a-un-metro-en-julio

https://www.eleconomista.es/actualidad/noticias/11290995/06/21/Reino-Unido-y-la-UE-negocian-una-tregua-para-la-Guerra-de-las-salchichas.html

https://www.bbc.com/news/uk-57624942?piano-modal

https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-57629371

https://www.bbc.com/news/uk-england-london-57642027

https://www.theguardian.com/uk-news/2021/jun/28/fire-in-elephant-and-castle-south-london?CMP=twt_gu&utm_source=Twitter&utm_medium#Echobox=1624890953