Entradas

El trabajo duro comienza ahora. Bienvenidos al Nuevo Gran Juego de la ruptura Pepe Escobar  7 de enero Fundación de la Cultura Estratégica

2023 comienza con la OTAN colectiva en modo Absolutely Freak Out cuando el ministro de Defensa ruso, Shoigu, anuncia que la fragata de la Armada rusa, el almirante Gorshkov, ahora está de gira , con un conjunto de tarjetas de presentación hipersónicas del Sr. Zircon.

La gira de negocios abarcará el Atlántico y el Océano Índico, y por supuesto incluirá el Mediterráneo, el antiguo Mare Nostrum del Imperio Romano. El Sr. Zircon al acecho no tiene absolutamente nada que ver con la guerra en Ucrania: es una señal de lo que sucede después cuando se trata de freír peces mucho más grandes que un grupo de psicópatas de Kiev.

El final de 2022 selló la fritura del Gran Pescado de Negociación de Ucrania. Ahora se ha servido en un plato caliente y se ha digerido por completo. Moscú ha dejado dolorosamente en claro que no hay motivo alguno para confiar en la superpotencia en declive «capaz de no llegar a un acuerdo».

Así que incluso los taxistas en Dacca ahora están apostando a cuándo comenzará la tan cacareada “ofensiva de invierno” y hasta dónde llegará. El camino que tiene por delante el general Armageddon es claro: desmilitarización total y deselectrificación con esteroides, completa con la trituración de masas de ucranianos al menor costo posible para las Fuerzas Armadas Rusas en Donbass hasta que los psicópatas de Kiev supliquen clemencia. O no.

Otro gran pescado frito en un plato caliente a fines de 2022 fue el Acuerdo de Minsk de 2014. El cocinero no era otro que la ex canciller Merkel (“un intento de ganar tiempo para Ucrania”). Lo que está implícito no es exactamente la pistola humeante: la estrategia del combo straussiano/neoconservador y neoliberal-conservador a cargo de la política exterior de EE. UU., desde el principio, fue desatar una Guerra Eterna, por poder, contra Rusia.

Merkel pudo haber estado tramando algo diciéndoles a los rusos, en su cara, que mintió como la cripto soprano Mike Pompeo, y luego mintió una y otra vez, durante años. Eso no es vergonzoso para Moscú, sino para Berlín: otra demostración gráfica más de vasallaje total al Imperio.

La respuesta de la encarnación contemporánea de Mercurio, Maria Zakharova del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, fue igualmente intrigante: la confesión de Merkel podría usarse como una razón específica, y evidencia, para que un tribunal juzgue a los políticos occidentales responsables de provocar la guerra de poder entre Rusia y Ucrania.

Obviamente, nadie lo confirmará en el registro. Pero todo esto podría ser parte de un acuerdo secreto entre Rusia y Alemania en desarrollo, que llevaría a Alemania a restaurar al menos parte de su soberanía.

Hora de freír el pescado de la OTAN

Mientras tanto, el vicepresidente del Consejo de Seguridad Ruso, Dmitry Medvedev, disfrutando visiblemente de su encarnación totalmente desconectada, amplió la saga Fried Negotiation Fish. “Última advertencia a todas las naciones”, como lo enmarcó: 

“no puede haber negocios con el mundo anglosajón porque es un ladrón, un estafador, un tahúr que puede hacer cualquier cosa… De ahora en adelante vamos a prescindir de ellos hasta que una nueva generación de políticos sensatos llegue al poder… No hay nadie en Occidente con quien podamos tratar sobre cualquier cosa por cualquier motivo”.

Medvedev, significativamente, recitó más o menos el mismo guión, en persona, a Xi Jinping en Beijing, días antes del zoom para acabar con todos los zooms -entre Xi y Putin- que funcionó como una especie de cierre informal de 2022, con la Asociación Estratégica de China y Rusia perfectamente sincronizada.

En el frente de guerra, el nuevo ritmo ofensivo del General Armageddon está destinado a conducir en los próximos meses a un hecho indiscutible sobre el terreno: una división entre un agujero negro disfuncional o la grupa de Ucrania en el oeste y Novorossiya en el este.

Incluso el FMI ahora es reacio a arrojar fondos adicionales al agujero negro. El presupuesto de Kiev para 2023 tiene un déficit, poco realista, de 36.000 millones de dólares. La mitad del presupuesto está relacionado con el ejército. El déficit real en 2022 rondaba los 5.000 millones de dólares al mes, e inevitablemente se disparará.

Tymofiy Mylovanov, profesor de la Escuela de Economía de Kiev, se le ocurrió un aullido: el FMI está preocupado por la «sostenibilidad de la deuda» de Ucrania. Agregó, “si hasta el FMI está preocupado, imagínese lo que están pensando los inversionistas privados”. No habrá «inversión» en la grupa de Ucrania. Los buitres multinacionales se apoderarán de la tierra a cambio de nada y de los insignificantes activos productivos que puedan quedar.

Podría decirse que el pescado más grande que se fríe en 2023 es el mito de la OTAN. Todos los analistas militares serios, incluidos algunos estadounidenses, saben que el ejército ruso y su complejo industrial militar representan un sistema superior al que existía al final de la URSS, y muy superior al de los EE. UU. y el resto de la OTAN en la actualidad.

El golpe final al estilo de Mackinder a una posible alianza entre Alemania (UE), Rusia y China, que es lo que realmente está detrás de la guerra de poder de EE. UU. en Ucrania, no está procediendo de acuerdo con el sueño húmedo de Strauss.

Saddam Hussein, antiguo vasallo imperial, cambió de régimen porque quería pasar por alto el petrodólar. Ahora tenemos el inevitable aumento del petroyuan, “en tres a cinco años”, como anunció Xi Jinping en Riyadh: simplemente no se puede evitar con Shock’n Awe en Beijing.

En 2008, Rusia se embarcó en una reconstrucción masiva de las fuerzas de misiles y un plan de 14 años para modernizar las fuerzas armadas terrestres. El Sr. Zircon presentando su tarjeta de presentación hipersónica en el Mare Nostrum es solo una pequeña parte del panorama general.

El mito del poder estadounidense

La CIA abandonó Afganistán en una retirada humillante, incluso abandonando la venta de heroína, sólo para trasladarse a Ucrania y seguir reproduciendo los mismos viejos discos rotos. La CIA está detrás del sabotaje en curso de la infraestructura rusa, junto con el MI6 y otros. Tarde o temprano habrá retroceso.

Pocas personas, incluidos los agentes de la CIA, pueden saber que la ciudad de Nueva York, por ejemplo, puede ser destruida con un solo movimiento: volar el puente George Washington. La ciudad no puede abastecerse de alimentos y la mayoría de sus necesidades sin el puente. La red eléctrica de la ciudad de Nueva York puede destruirse si se derriban los controles centrales; volver a armarlo podría llevar un año.

Incluso atravesada por infinitas capas de niebla de guerra, la situación actual en Ucrania sigue siendo una escaramuza. La verdadera guerra ni siquiera ha comenzado todavía. Podría, pronto.

Aparte de Ucrania y Polonia, no hay ninguna fuerza de la OTAN que valga la pena mencionar. Alemania tiene un suministro irrisorio de municiones para dos días. Turquía no enviará un solo soldado para luchar contra los rusos en Ucrania.

De las 80.000 tropas estadounidenses estacionadas en Europa, solo el 10% están armadas. Recientemente se agregaron 20,000, no es gran cosa. Si los estadounidenses activaran sus tropas en Europa -algo bastante ridículo en sí mismo- no tendrían ningún lugar para desembarcar suministros o refuerzos. Todos los aeropuertos y puertos marítimos serían destruidos por misiles hipersónicos rusos en cuestión de minutos, tanto en Europa continental como en el Reino Unido.

Además, todos los centros de combustible como Rotterdam para petróleo y gas natural serían destruidos, así como todas las instalaciones militares, incluidas las principales bases estadounidenses en Europa: Grafenwöhr, Hohenfels, Ramstein, Baumholder, Vilseck, Spangdahlem y Wiesbaden en Alemania (por Ejército y Fuerza Aérea); Base Aérea de Aviano en Italia; la base aérea de Lajes en las islas Azores de Portugal; Estación Naval de Rota en España; la base aérea de Incirlik en Turquía; y las estaciones de la Royal Air Force Lakenheath y Mildenhall en el Reino Unido.

Todos los aviones de combate y bombarderos serían destruidos, después de que aterricen o mientras aterrizan: no habría lugar para aterrizar excepto en la autopista, donde serían presa fácil.

Los misiles Patriot no valen nada, como vio todo el Sur Global en Arabia Saudita cuando intentaron derribar los misiles Houthi provenientes de Yemen

La Cúpula de Hierro de Israel ni siquiera puede derribar todos los misiles primitivos que vienen de Gaza.

El poder militar estadounidense es el mito supremo de la variedad de pescado para freír. Esencialmente, se esconden detrás de representantes, como las Fuerzas Armadas de Ucrania. Las fuerzas de EE.UU. son inútiles excepto en tiros de pavo como en Irak en 1991 y 2003, contra un oponente discapacitado en medio del desierto sin cobertura aérea. Y nunca olvides cómo la OTAN fue completamente humillada por los talibanes.

El último punto de ruptura

2022 puso fin a una era: el punto de ruptura final del “orden internacional basado en reglas” establecido tras la caída de la URSS

El Imperio entró en Desperation Row, tirando todo y el fregadero de la cocina (guerra de poder contra Ucrania, AUKUS, histeria de Taiwán) para desmantelar la configuración que crearon allá por 1991.

El retroceso de la globalización está siendo implementado por el propio Imperio. Eso va desde robarle el mercado energético de la UE a Rusia para que los desventurados vasallos compren energía ultra cara de EE. UU. hasta destrozar toda la cadena de suministro de semiconductores, reconstruyéndola por la fuerza a su alrededor para “aislar” a China.

La guerra de la OTAN contra Rusia en Ucrania es solo un engranaje en la rueda del Nuevo Gran Juego. Para el Sur Global, lo que realmente importa es cómo Eurasia, y más allá, están coordinando su proceso de integración, desde BRI hasta la expansión BRICS+, desde SCO hasta INSTC, desde OPEP+ hasta Greater Eurasia Partnership.

Volvemos a cómo era el mundo en 1914, o antes de 1939, solo que en un sentido limitado. Hay una plétora de naciones que luchan por expandir su influencia, pero todas ellas apuestan por la multipolaridad, o “modernización pacífica”, como la acuñó Xi Jinping, y no por las guerras eternas: China, Rusia, India, Irán, Indonesia y otros.

Así que adiós 1991-2022. El trabajo duro comienza ahora. Bienvenido al Nuevo Gran Juego en crack.

Por Sergio Rodríguez Gelfenstein, autorizado por su autor para ser difundido en Dossier Geopolitico

El mundo está involucionando. La barbarie se impone. Una serie de valores, principios y comportamientos que la humanidad había aceptado como válidos -a pesar que los mismos son expresión de las sociedades de clases antagónicas- y que buena parte de esa misma humanidad los considere “normales”, están siendo avasallados, maltratados y excluidos de la cotidianidad de la vida.

Las noticias en este sentido son apabullantes. Ya va siendo natural que las fuerzas armadas de Ucrania con el apoyo de la OTAN, bombardeen hospitales, jardines infantiles y parques de diversiones. Las informaciones de la prensa libre traen la noticia de que uno de los proyectiles lanzados por el ejército neonazi, impactó en la sala de pediatría del centro hospitalario causando muertos y heridos. Todo ello con las armas de la “ayuda humanitaria” de Europa y Estados Unidos. Otro tanto ocurre en Palestina donde el ejército sionista asesina niños con total impunidad.

Todos los argumentos que se utilizan para enviar armas a Ucrania y para apoyar a la entidad sionista, son los mismos que justifican las medidas coercitivas unilaterales contra Venezuela, Cuba, Nicaragua y otros países. 

Se ha llegado al colmo de la indecencia y la ausencia de escrúpulos. La carencia de cualquier tipo de ética los lleva a evidenciar, sin ninguna impudicia, crímenes de lesa humanidad que afectan la vida y conducen a la muerte de decenas de miles de ciudadanos. No les importa inyectar dinero y armamento al gobierno nazi de Ucrania y al sionista de Israel que vienen a ser lo mismo.

Durante el pasado mes de noviembre, un proyecto de resolución presentado en la ONU para rechazar la glorificación del nazismo, el neonazismo y otras prácticas, fue aprobado por la inmensa mayoría de los países del planeta pero rechazado por Estados Unidos, Canadá, Japón, Australia, Nueva Zelanda, Gran Bretaña y la Unión Europea. En otras palabras, estos países consideran que el nazismo debería ser exaltado como valor universal. Tal vez sea esta la explicación de su apoyo irrestricto al régimen nazi de Ucrania.

Creo que el debate sobre estos temas supera la coyuntura, se debe ir a los fundamentos, a lo estructural, a lo que tiene carácter estratégico para los intereses de la humanidad. En este sentido, se puede decir que la crisis de valores tiene que ver con la implosión de una serie de procesos que el mundo está viviendo y que guardan relación con la ineficacia de ciertos constructos teóricos que ya no sirven para analizar la situación del momento, me refiero a definiciones como democracia, izquierda y derecha, separación de poderes, alternabilidad en el gobierno, libertad de prensa y de expresión, Estado de derecho y otros que hoy son sólo instrumentos para la dominación, y que incluso hasta algunos sectores de la izquierda han asumido…y hasta defendido por su incapacidad de construir puntos de vista alternos, creer en ellos y usarlos como herramientas de construcción de la sociedad nueva.

En esa medida, ante nuestra incapacidad de creación teórica y de hacer práctica revolucionaria, hemos sido empujados a la defensa y salvaguarda de la conceptualización que emana de las sociedades de clases antagónicas. Todos sabemos que esos enunciados transformados en paradigmas de los que han ostentado el poder fueron emitidos hace muchos siglos y hasta milenios atrás cuando el mundo era totalmente diferente al actual. Seguir sustentándolos, es una entelequia e incluso un absurdo. Es los que quieren los que nos dominan. 

Uno de esos paradigmas es el de democracia tal como se conceptúa en Occidente. Como prueba de su total falsedad basta ver lo que está ocurriendo en Perú o en Estados Unidos, el propio corazón del mundo occidental capitalista que reverencia la democracia representativa.

Cuando un connotado líder occidental como lo es Josep Borrell establece una diferencia para el mundo en el que Europa es un jardín y el resto, una selva, se puede entender a la perfección el intríngulis que se nos pretende obligar a asumir. Con ello se justifica la expansión de la OTAN como expansión del hermoso jardín capitalista que debe construirse en todo el planeta para salvar a la humanidad de la barbarie de la selva. Ello es necesario incluso a costa de la guerra, el genocidio y hasta de la destrucción de la vida en el Tierra.

En esto de las definiciones, siglos de eurocentrismo nos han hecho creer que Europa es la madre de la civilización mundial y el ejemplo a seguir. Vale recordar que las grandes civilizaciones de la antigüedad: China, India, Persia, Mesopotamia, Egipto, la maya, la azteca y la inca, ninguna estuvo en Europa. 

En realidad, Europa es expresión de lo peor de la historia de la humanidad, allí nació el capitalismo y el imperialismo, el esclavismo y el colonialismo, allí se desarrollaron las dos guerras más brutales que el mundo pueda recordar. Europa expone en sus museos, sin impudicia, toda la barbarie que le es propia y que manifiesta lo más execrable de la condición humana.

En la actualidad, sus sistemas monárquicos que se venden entre oropeles como ejemplo de estabilidad político, su parlamento corrupto al servicio de repudiables realezas de otros continentes y su estructura militar organizada bajo la figura de la OTAN que no es más que manifestación edulcorada de su transformación en colonia de Estados Unidos que la compró a través del Plan Marshall, son clara manifestación de una putrefacción que el mundo no soportará por mucho tiempo más.

Mientras existan, hay que mantener relaciones con ellos, como con todos, pero sobre la base del respeto mutuo. La defensa de la soberanía y la capacidad de tomar decisiones sin interferencias externas debería ser piedra angular de la política exterior de cualquier país que se respete. Otro tipo de vínculo no debe ni puede ser aceptado bajo ninguna condición.

En el caso de América Latina, Europa solo desea tener una buena relación para alimentar los sucios intereses de sus bancos y sus empresas expoliadoras. Los gobiernos son meros servidores para garantizar el robo de nuestras riquezas.

En este sentido, me parece absolutamente indigno que todavía en el siglo XXI sigamos considerando a los países de Europa como avales o garantes de algo. ¿Hasta cuándo? 

No puedo concebir que para entenderse entre venezolanos o entre colombianos se tenga que recurrir a Noruega o a Francia para que den fe de nuestra buena voluntad para solucionar los problemas internos. 

Noruega finge apoyar la paz en América Latina y al mismo tiempo como país de la OTAN le da soporte al gobierno nazi de Kiev. De hecho es el sexto mayor contribuyente con armamento y recursos financieros con más de 550 millones de dólares para que Zelenski continúe su labor genocida. Es decir, “trabaja” por la paz en América Latina y trabaja por la guerra en Europa ¿cuánta inmoralidad? … y nosotros lo aceptamos. ¿Hasta cuándo?.

¿Acaso no tenemos CELAC?. ¿Para qué creamos nuestras instituciones si pensamos que no pueden ser avales o garantes? La CELAC debe ser mucho más que reuniones de discursos y aplausos. ¿Hasta cuándo vamos a seguir creyendo en la salvaje Europa como sinónimo de paz?

Qué puede ser un continente como Europa cuando permanece en silencio mientras Estados Unidos hunde su moneda. No son nada, dependen del comercio con China, de la energía de Rusia y de la “seguridad” que le proporciona su condición de vasallos de Estados Unidos. Viven del pasado y de la historia que ellos mismos se construyeron a partir del dinero que les proporcionó el robo, el ultraje y el genocidio de cientos de millones de seres humanos. Han edulcorado la historia para venderse como civilizadores y cultos.

Ellos no pueden ser aval para la solución de nuestros problemas como no lo puede ser la OEA. A la vista está lo que le sucedió a Bolivia y más recientemente a Perú. Necesitar a la OEA es necesitar a Estados Unidos. En nuestro caso, como república bolivariana que somos, no es aceptable bajo ningún concepto invitar a Estados Unidos o a Europa para resolver nuestros negocios como lo dijo el Libertador. Por algo no los invitó al Congreso de Panamá en 1826. 

Debemos estar a la altura de nuestros pueblos, construyendo nuestras instituciones, dándoles credibilidad y concediéndole el poder que otorga la soberanía popular para resolver nuestros asuntos y salir adelante.

Twitter: @sergioro0701

Estimados… el ocaso del mal llamado «occidente» ( EEUU y Europa)  se encuentra en su cenit. Ha entrado en un proceso de descomposición inexorable, fruto del fatalismo histórico. No nos dejemos confundir y distraer con la abrumadora y masiva campaña de acción psicológica llevada adelante por los medios masivos de comunicación, con un relato plagado de falsedades y engaños ( la post verdad) con la que tratan de ocultar o retrasar lo inevitable. 

Hoy  EEUU no puede arrastrar a sus vasallos europeos en su guerra total con Rusia; los europeos acompañan y apoyan a Ucrania (incluido el régimen de sanciones), pero rechazan una guerra abierta con Rusia. Esto va a ir agrietando la alianza atlántica y va a hacer implosionar la Unión Europea. La guerra de poder de EEUU no es solo con Rusia, sino también con China, ambos, Rusia y China constituyen hoy una «unidad estratégica integral» cada vez mas profunda, que muchos en «occidente» no terminan de comprender o aceptar. En esta confrontación global China y Rusia son una y por lo tanto la guerra de poder que libra EEUU por mantener su hegemonía es contra Eurasia, y está destinado a sucumbir. Los europeos mayoritariamente no desean ser arrastrados a una derrota global e intentan resistirse. Estamos siendo testigos de un cambio de época. Disfrutemos ese privilegio que nos otorga la vida. M.A.Mitre Dossier Geopolitico

 GUERRA EN UCRANIA ES SENTENCIA DE MUERTE PARA LA OTAN

M.K.Bhadrakumar  25 de diciembre

El momento decisivo en la conferencia de prensa del presidente estadounidense Joe Biden en la Casa Blanca el miércoles pasado, durante la visita del presidente Zelensky, fue su admisión virtual de que está limitado en la guerra de poder en Ucrania, ya que los aliados europeos no quieren una guerra con Rusia. 

Para citar a Biden, “Ahora, dices, ‘¿Por qué no le damos a Ucrania todo lo que hay para dar?’ Bueno, por dos razones. Uno, hay toda una Alianza que es fundamental para quedarse con Ucrania. Y la idea de que le daríamos a Ucrania material que es fundamentalmente diferente del que ya se está dando allí tendría la perspectiva de romper la OTAN y dividir la Unión Europea y el resto del mundoDos, He pasado varios cientos de horas cara a cara. cara con nuestros aliados europeos y los jefes de estado de esos países, y argumentando por qué les interesaba abrumadoramente que siguieran apoyando a Ucrania… Lo entienden completamente, pero no buscan ir a la guerra con Rusia en Ucrania.  No están buscando una tercera guerra mundial”.

Biden se dio cuenta en ese momento de que “probablemente ya dije demasiado” y terminó abruptamente la conferencia de prensa. Probablemente olvidó que estaba insistiendo en la fragilidad de la unidad occidental. 

El punto es que los comentaristas occidentales olvidan en gran medida que la agenda central de Rusia no se trata de la conquista territorial, al igual que Ucrania es vital para los intereses rusos, sino de la expansión de la OTAN. Y eso no ha cambiado. 

De vez en cuando, el presidente Putin vuelve a abordar el tema fundamental que EE. UU. pretende constantemente debilitar y desmembrar a Rusia.  Recientemente, el miércoles pasado, Putin invocó la guerra de Chechenia en la década de 1990: “el uso de terroristas internacionales en el Cáucaso, para acabar con Rusia y dividir la Federación Rusa…

Ellos [Estados Unidos]   afirmaron condenar a al-Qaeda y otros criminales, sin embargo, consideraron que usarlos en el territorio de Rusia era aceptable y les proporcionaron todo tipo de asistencia, incluido apoyo material, informativo, político y de otro tipo, en particular apoyo militar, para alentarlos a continuar luchando contra Rusia”.

Putin tiene una memoria fenomenal y habría estado aludiendo a la cuidadosa elección de William Burns por parte de Biden como su jefe de la CIA. ¡Burns fue la persona de contacto de la Embajada de Moscú para Chechenia en la década de 1990! Putin ahora ordenó una campaña a nivel nacional para erradicar los vastos tentáculos que la inteligencia estadounidense plantó en suelo ruso para la subversión interna. Carnegie, una vez dirigida por Burns, ha cerrado desde entonces su oficina en Moscú,   ¡y el personal ruso huyó a Occidente! 

El leitmotiv de la reunión ampliada de la Junta del Ministerio de Defensa en Moscú el miércoles, a la que se dirigió Putin , fue la profunda realidad de que la confrontación de Rusia con los EE. UU. no va a terminar con la guerra de Ucrania. Putin exhortó a los altos mandos rusos a “analizar cuidadosamente” las lecciones de los conflictos en Ucrania y Siria. 

Es importante destacar que Putin dijo: “Seguiremos manteniendo y mejorando la preparación para el combate de la tríada nuclear. Es la principal garantía de que se preserva nuestra soberanía e integridad territorial, la paridad estratégica y el equilibrio general de fuerzas en el mundo. Este año, el nivel de armamentos modernos en las fuerzas nucleares estratégicas ya superó el 91 por ciento. Seguimos rearmando los regimientos de nuestras fuerzas estratégicas de misiles con modernos sistemas de misiles con ojivas hipersónicas Avangard”.

Del mismo modo, el ministro de Defensa, Sergei Shoigu, propuso en la reunión del miércoles un refuerzo militar “para reforzar la seguridad de Rusia”, que incluye: 

    Creación de un grupo de fuerzas correspondiente en el noroeste de Rusia para contrarrestar la incorporación de Finlandia y Suecia como miembros de la OTAN; 

    Creación de dos nuevas divisiones de infantería motorizada en las regiones de Kherson y Zaporozhya, así como un cuerpo de ejército en Karelia, frente a la frontera con Finlandia; 

    Mejora de 7 brigadas de infantería motorizada en divisiones de infantería motorizada en los distritos militares occidental, central y oriental, y en la Flota del Norte; 

    Adición de dos divisiones de asalto aéreo más en las Fuerzas Aerotransportadas;

    Suministro de una división de aviación compuesta y una brigada de aviación del ejército con 80-100 helicópteros de combate dentro de cada ejército de armas combinadas (tanques); 

    Creación de 3 comandos de división aérea adicionales, ocho regimientos de aviación de bombarderos, un regimiento de aviación de combate y seis brigadas de aviación del ejército; 

    Creación de 5 divisiones de artillería de distrito, así como brigadas de artillería superpesada para construir reservas de artillería a lo largo del llamado eje estratégico; 

    Creación de 5 brigadas de infantería de marina para las tropas costeras de la Armada a   partir de las brigadas de infantería de marina existentes; 

    Aumento del tamaño de las Fuerzas Armadas hasta 1,5 millones de efectivos de servicio, con 695.000 personas en servicio bajo contrato.

Putin resumió: “No repetiremos los errores del pasado… No vamos a militarizar nuestro país o militarizar la economía… y no haremos cosas que realmente no necesitamos, en detrimento de nuestra gente y la economía, la esfera social  Mejoraremos las Fuerzas Armadas rusas y todo el componente militar. Lo haremos con calma, rutina y constancia, sin prisas”. 

Si los neoconservadores en el asiento del conductor en el Beltway querían una carrera armamentista, la tienen ahora. La paradoja, sin embargo, es que esto va a ser diferente de la carrera armamentista bipolar de la era de la Guerra Fría. 

Si la intención de Estados Unidos era debilitar a Rusia antes de enfrentarse a China, las cosas no están funcionando de esa manera. En cambio, EE. UU. se ve envuelto en una confrontación con Rusia y los lazos entre las dos grandes potencias están en un punto de ruptura. Rusia espera que Estados Unidos haga retroceder la expansión de la OTAN, como prometió a los líderes soviéticos en 1989. 

Los neoconservadores esperaban un “ganar-ganar” en Ucrania: derrota rusa y un vergonzoso final de la presidencia de Putin; una Rusia debilitada, como en la década de 1990, buscando a tientas un nuevo comienzo; consolidación de la unidad occidental bajo una América triunfante; un impulso masivo en la próxima lucha con China por la supremacía en el orden mundial; y un Nuevo Siglo Americano bajo el “orden mundial basado en reglas”

Pero, en cambio, se está convirtiendo en un Zugzwang clásico  en el final del juego, tomando prestado de la literatura de ajedrez alemana, donde EE. UU. está obligado a hacer un movimiento sobre Ucrania, pero cualquier movimiento que haga solo empeorará su posición geopolítica. 

Biden ha entendido que Rusia no puede ser derrotada en Ucrania; ni el pueblo ruso está de humor para una insurrección. La popularidad de Putin se está disparando, ya que los objetivos rusos en Ucrania se están realizando de manera constante. Por lo tanto, Biden está teniendo una vaga sensación, tal vez, de que Rusia no está viendo las cosas en Ucrania exactamente como un binario de victoria y derrota, sino que se está preparando a largo plazo para resolver la OTAN de una vez por todas.

La transformación de Bielorrusia en un estado con “capacidad nuclear” lleva un mensaje profundo de Moscú a Bruselas y Washington. Biden no se lo puede perder. (Consulte mi blog La brújula nuclear de la OTAN se volvió inútil , Indian Punchline, 21 de diciembre de 2022

Lógicamente, la opción abierta para EE.UU. en este punto sería la desvinculación. Pero eso se convierte en una abyecta admisión de la derrota y significará la sentencia de muerte para la OTAN, y el liderazgo transatlántico de Washington se arruinará. Y, peor aún, las principales potencias de Europa occidental (Alemania, Francia e Italia) pueden empezar a buscar un modus vivendi con Rusia.  Sobre todo, ¿cómo puede sobrevivir la OTAN sin un “enemigo”?

Claramente, ni EE. UU. ni sus aliados están en condiciones de librar una guerra continental

Pero incluso si lo son, ¿qué pasa con el escenario emergente en Asia-Pacífico, donde la asociación «sin límites» entre China y Rusia ha agregado una capa intrigante en la geopolítica?

Los neoconservadores en el Beltway han mordido más de lo que podían masticar.  Su última carta será impulsar una intervención militar estadounidense directa en la guerra de Ucrania bajo el lema de una “coalición de los dispuestos”.

“¡CUANDO LAS PERIFERIAS MARCAN LOS CAMBIOS Y LOS NUEVOS RUMBOS!”…En nuestra columna semanal de Geopolítica, que se difunde desde hace 16 años en la Radio del Club de La Pluma, y cerrando el año 2022 tiempo de balances y proyecciones 2023, el Director de Dossier Geopolitico DG, utilizando está tribuna radial que nos permitio instalar no solo la palabra Geopolitica sino sus conceptos y reglas de estudio cuando estaba “prohibida”, por el “fin de la historia” neoliberal. Este último programa del año 2022 no podía cerrarlo sin un agradecimiento al Conductor del Club de la Pluma el periodista Norberto Gancia y su colaboradora la Profesora Gabriela Fernandez.

AUDIO

En este programa analizamos que a pesar que nuestra región latinoamericana geográficamente y culturalmente está encorsetada en el llamado mundo occidental por siglos de eurocentrismo cultural y desde hace un siglo por la influencia del mundo anglosajón especialmente. Pero nuestra situación real de países: “periféricos ,»dependientes y subdesarrollados” y con nuestro modelo cultural propio surgido del mestizaje que nos posicionó como “distintos y distantes”. Lo que conformó en nuestros pueblos una postura latinoamericanista: Antimimperialista, Continentalista y parte del Sur Global. Que la historia hoy nos pone de nuevo en la encrucijada de “Poder Ser”. Para participar del nuevo esquema global de la Multipolaridad con contacto con Culturas e Identidades antiguas que hoy resurgen y por ello debemos darnos una Geopolitica regional Propia.

El año 2022 es un tiempo de cambios y desacoples históricos que son la continuación de los desacople y aceleración de los tiempos de cambio que se vienen acelerando desde el 2020 año de la Pandemia Civid19 “El Año que cambió Todo”:

  • Guerras Proxis Ucrania-Asia Central-Cáucaso-África
  • Nuevos Organismos reforzados: Organización de Cooperación de ShangaiUnión Económica EuroasiáticaCambios de alianzas y sociedades que parecían monolíticas: Turquía, Egipto, Petromonarquías (encabezadas por Arabia Saudita), el resurgir de la República de la India, el fortalecimiento del ASEAN y gigantesco proyectos geopolitico como el Cinturón y la Ruta de la Seda que ofrece China a los Países que quieran participar, fundamental el crecimiento y fortalecimiento de los BRICS+, la OPEP+, y todos los nuevos modelos económicos financieros que ponen en crac a la hegemonía del dólar y las monedas europeas.
  • Envejecimiento de estructuras anquilosadas surgidas como consecuencia de la imagen de 1945 de los vencedores de la II Guerra Mundial: ONU-BM-FMI El Dólar única moneda de intercambio internacional. Todas hoy en crisis
  • Ello nos debe hacer entender que nuestra región latinoamericana al sur del Río Bravo desde el subcontinente Norteamericano, pasando por Centroamérica y Suramerica se están desarrollando grandes conflictos y el interactuar de todas las potencias que se dirimen o mantener la actual situación internacional (un hegemonismo cada dia mas debil) o los que quieren implementar un modelo Multipolar. Por ello vemos que a nuestras tradicionales dificultades de gobernabilidad se le suman operaciones exteriores usando las Guerras híbridas (Golpes de estado tradicionales, Lawfare, sanciones económicas y tecnológicas y el resurgimiento tardío de el viejo neo-conservadurismo ahora amparándose en las doctrinas economicistas del Neoliberalismo. Todo con el objetivo de seguir teniendo atado y bien atado la región a los intereses del Hegemón cuestionado por el Sur Global.

Por ello como conclusión para este programa el último del año podemos decir con total certeza Que estamos viviendo y siendo testigos no neutrales de gigantescos cambios históricos sistémicos de gran velocidad donde las : Periferias subordinadas a sangre y fuego recuperan su centralidad histórica y allí tenemos un “espacio” (término geopolitico fundamental) y tiempo para desarrollarnos con nuestros valores e historia los Pueblos Latinoamericanos, nada será fácil pero es tiempo de empezar a recorrer las nuevas rutas.

Buen Domingo y Buen año 2023

Prof. Lic. Carlos Pereyra Mele

Nadie perdió dinero capitalizando las tonterías ilimitadas que arrojaron los ciervos colectivos atrapados en la luz de los faros, también conocidos como los principales medios de comunicación occidentales, con una lluvia de premios a la Persona del año en un pésimo actor megalómano alimentado por cocaína que se hace pasar por un señor de la guerra.

Pepe Escobar  17 de noviembre

El desfile incesante de basura de los analistas militares occidentales ahora está «evaluando» que los primeros objetivos de un ataque conjunto entre Rusia y Bielorrusia en el agujero negro 404 antes conocido como Ucrania serán Lviv, Lutsk, Rivne, Zhytomyr, y por qué no lanzar a  Kiev en la mezcla directamente desde un segundo eje.

El Estado Mayor ruso sigue atentamente toda la acción e incluso puede seguir los consejos de tales «analistas».

Y luego está el pánico total, ya que el Ministerio de Defensa anunció que las Fuerzas de Misiles Estratégicos han cargado dos misiles balísticos intercontinentales Yars en sus silos previstos. Cue a los gritos generalizados de horror de la variedad «Rusia prepara un misil nuclear capaz de atacar profundamente a los EE. UU.».

Aunque algunos hechos nunca cambian. El número uno es la OTAN como un producto de la imaginación colectiva de Occidente, extremadamente deteriorada. Si alguna vez se llega a un punto crítico, como esperan y rezan los guerreros de salón straussianos/neoconservadores, Rusia puede derrotar convenientemente a toda la OTAN, ya que casi no hay nada “allí”.

Eso, por supuesto, requeriría una movilización rusa masiva. Tal como está, Rusia puede parecer débil en algunos trimestres, ya que activó en el mejor de los casos 100.000 tropas contra posiblemente 1 millón de tropas ucranianas. Es como si a Moscú no le sedujera exactamente la idea de “ganar”, que puede ser el caso, de una manera bastante retorcida.

Incluso ahora, Moscú no ha movilizado suficientes tropas para ocupar Ucrania, lo que, en teoría, sería imperativo para “desnazificar” por completo el tinglado de Kiev. Sin embargo, el concepto operativo es «en teoría». De hecho, Moscú está ocupado demostrando una teoría completamente nueva, independientemente del hecho de que algunas almas exaltadas han estado vendiendo que Putin debería ser reemplazado por Alexander Bortnikov del FSB.

“No quedará nada del enemigo”

Con su conjunto de misiles hipersónicos, Rusia puede derribar todos los puentes, puertos, aeropuertos y centrales eléctricas de la OTAN, almacenamiento de petróleo y gas natural, instalaciones de petróleo y gas natural de Rotterdam, en cuestión de unas pocas horas. Todo el equipo de producción de energía en la OTAN sería destruido. Europa quedaría aislada de los recursos naturales. Un Imperio aturdido y confuso sería incapaz de mover tropas, cualquier tropa, a Europa.

Y aún así las provocaciones continúan sin cesar. El reciente ataque de los drones ucranianos Tu-141 contra la base aérea Engels-2 fue culpado por Moscú de Kiev, que como era de esperar negó toda responsabilidad. Sin embargo, lo que realmente importaba era el mensaje estratégico de Moscú a EE. UU./OTAN, con Putin coqueteando con la idea de que, tarde o temprano, la respuesta podría ser de un nivel importante en caso de que el armamento de EE. UU./OTAN suministrado a Kiev se utilice para atacar territorios sensibles de la Federación Rusa. .

La doctrina rusa actual incluso permite que Moscú responda con ataques nucleares; después de todo, la base aérea de Engels-2 alberga bombarderos con capacidad nuclear, activos estratégicos de primer orden.

Los drones ciertamente fueron lanzados por agentes infiltrados dentro del territorio ruso. Si se hubieran originado fuera de Rusia y se hubieran interpretado como misiles nucleares, eso podría haber desencadenado el lanzamiento contra la OTAN de cientos de misiles nucleares rusos.

El propio Putin lo dejó bastante claro, siniestramente, en la cumbre del Consejo Económico de Eurasia en Bishkek, Kirguistán, hace una semana:

“Les aseguro que después de que el sistema de alerta temprana reciba una señal de un ataque con misiles, cientos de nuestros misiles estaran en el aire (…) Es imposible detenerlos (…) No quedará nada del enemigo, porque es imposible interceptar cien misiles. Esto, por supuesto, es un impedimento, un serio impedimento”.

No, por supuesto, para la pandilla straussiana-neoconservadora corroída por la estupidez que en realidad está dirigiendo la «política» exterior estadounidense.

No es de extrañar que fuentes de inteligencia rusas confiables establecieran que los misiles que golpearon a Engels-2 se lanzaron localmente, aunque el régimen de Kiev deseaba que se creyera lo contrario.

Y eso convierte toda la farsa en una farsa dadaísta, con un Imperio aturdido y confuso todavía atado a un maníaco en Kiev que todavía cree que el S-300 ucraniano que golpeó a Polonia vino de Rusia. Cue a todo el mundo, y no solo a Washington, como rehén de un maníaco de la «Persona del año» con el poder virtual de provocar una guerra nuclear mundial.

Napoleón rojo en la casa

Mientras tanto, en el terreno, Rusia ha adoptado una estrategia de operaciones profundas, a lo grande. En varios lugares a lo largo de la extensa línea del frente, atacan los puntos que tienen más probabilidades de atraer a las pobres reservas ucranianas que se esconden en la segunda línea de defensa. Cuando las reservas salen a través de tierras áridas y fangosas y caminos terribles para rescatar a las unidades de primera línea, se masacran batallones enteros.

Los rusos nunca profundizan en la tercera línea, donde se puede ubicar el comando y el control. Lo que está en juego es la guerra de desgaste bajo la estrategia de operaciones profundas, sacada directamente del libro de jugadas del legendario «Napoleón rojo», el mariscal de campo Mikhail Tukhachevsky.

Rusia salva soldados, personal y equipo. Todo funciona de maravilla en terrenos difíciles donde los vehículos se atascan en caminos lluviosos. Esta táctica de enjuagar y repetir, día tras día, durante meses ha provocado (al menos) 400.000 bajas ucranianas. Llámalo el epítome de la guerra de desgaste.

A los historiadores les encantará que todo el escenario se asemeje a la batalla de Agincourt, donde oleada tras oleada de caballeros franceses (desempeñando el papel de los ucranianos actuales y los mercenarios polacos/de la OTAN) seguían corriendo cuesta arriba contra los arqueros y caballeros ingleses que simplemente se detenían y los dejaban. venir, golpeando la segunda línea una y otra vez.

La diferencia, por supuesto, es que los rusos están empleando tácticas de guerra de desgaste día tras día durante seis meses, mientras que Agincourt fue solo una batalla en un solo día. Para cuando esta picadora de carne haya terminado, toda una generación de ucranianos y polacos habrá ido a conocer a su creador.

El mito colectivo de Occidente de una “victoria” ucraniana contra la guerra de desgaste rusa ni siquiera califica como engaño cósmico. Es una broma pésima y letal. La única salida sería sentarse a la mesa de negociaciones, ahora, antes de que el martillo (la próxima ofensiva rusa) caiga sobre el yunque (el frente existente).

Pero la OTAN, por supuesto, como Stultifying Stoltenberg sigue recordándole al mundo, no negocia.

Lo cual, en cierto sentido, puede ser una bendición, ya que la OTAN puede terminar desintegrándose en innumerables pedazos, totalmente humillada sobre el terreno a pesar de todos sus elaborados planes belicistas.

Andrei Martyanov ha estado rastreando sin igual la completa degradación económica, moral, intelectual y, sobre todo, militar, del Occidente colectivo, todo empapado de mentiras, pésimos giros de relaciones públicas y «incompetencia estupefaciente en todos los ámbitos».

Todo esto mientras Rusia se prepara “para otra ‘derrota’ más, como retomar todo el Donbass y luego… quién sabe qué entonces. Una victoria rápida para Rusia sería una pérdida porque la OTAN seguiría existiendo. No, Rusia tiene que controlar el ritmo de esto mientras absorbe a la OTAN en el molinillo”.

En algún lugar de su panteón privado, Palas Atenea, diosa de la geopolítica, disfruta inmensamente del espectáculo. Oh espera; en realidad se ha reencarnado y su nombre es Maria Zakharova.

Mire a su alrededor: las placas tectónicas de la geopolítica y las geofinanzas están cambiando, alejándose radicalmente de un Occidente cada vez más agitado.

Alastair Crooke 19 de diciembre  Fundación de la Cultura Estratégica

La inflexión ha comenzado. Ha sido enviado por el Financial Times (FT) y The Economist , los dos medios que transmiten tan fielmente cualquier ‘narrativa de reemplazo’ a los sherpas globalistas (aquellos que llevan el equipaje a la montaña, en nombre de los nababs montados).

The Economist comienza con entrevistas con Zelensky, el general Zaluzhny y el comandante de campo militar de Ucrania, el general Syrsky. Los tres son entrevistados, entrevistados en The Economist , nada menos. Tal cosa no ocurre por casualidad. Es un mensaje destinado a transmitir la nueva narrativa de la clase dominante a los ‘mil millones de oro’ (que todos la leerán y absorberán).

En la superficie, es posible leer el artículo de The Economist como una petición de más dinero y muchas más armas. Pero el mensaje subyacente es claro: “ Cualquiera que subestime a Rusia se dirige a la derrota ”. La movilización de la fuerza rusa fue un éxito; no hay problema con la moral rusa; y Rusia está preparando una gran ofensiva de invierno que comenzará pronto. Rusia tiene enormes fuerzas de reserva (de hasta 1,2 millones de hombres); mientras que Ucrania ahora tiene 200.000 que están militarmente entrenados para el conflicto. La ‘escritura está en la pared’, en otras palabras. Ucrania no puede ganar.

Se adjunta con una enorme lista de compras de armas codiciadas. Pero la lista de compras es un ‘pastel en el cielo’; Occidente simplemente no los tiene en inventario. 

La ‘ Gran Lectura’ del FT , por el contrario, es una descarga de la profunda ira occidental hacia esos tecnócratas siloviki ‘reformistas’ rusos que, en lugar de romper con Putin por el SMO, permitieron vergonzosamente que la economía rusa sobreviviera a las sanciones occidentales. El mensaje pronunciado, con los dientes apretados, es que la economía de Rusia ha sobrevivido con éxito a las sanciones occidentales.

El principal estratega militar de EE. UU., el coronel Douglas Macgregor, amplía aquí el mensaje: Incluso la provisión de siete u ocho misiles Patriot es “ sin escalada” . En el mejor de los casos, tendrá un ‘impacto marginal’ en el campo de batalla de Ucrania; es un mero escaparate. Scott Ritter, en una conversación con el juez Napolitano, cree que las entrevistas de The Economist revelan que Occidente hace a un lado a Zelensky, mientras Zaluzhny administra su gran dosis de realidad (que será impactante para muchos sherpas leales). Por lo tanto, el énfasis de la entrevista de The Economist estuvo inequívocamente en el general Zaluzhny, con Zelensky deliberadamente menos enfatizado, lo que Ritter sugiere que indica que Washington desea ‘cambiar de liderazgo’. ¿Otro ‘mensaje’?

Para que quede claro, el general Zaluzhny dijo una vez que se considera un discípulo del general ruso Gerasimov, el jefe del Estado Mayor General. Según los informes, Zaluzhny está familiarizado con los escritos de este último. En resumen, Zaluzhny es conocido en Moscú como un soldado profesional (aunque comprometido con la causa nacionalista ucraniana).

Entonces, ¿está Occidente preparando su narrativa para salir de este conflicto imposible de ganar, Ucrania, y seguir adelante?

¿Es esto factible? ¿No está Occidente demasiado involucrado narrativamente en la historia de ‘Bleed Russia’; No se debe permitir que Putin gane para que eso suceda? No, puede pasar. Mire lo que ocurrió en Afganistán: en cuestión de días se terminó un enorme y lucrativo despilfarro. Y poco más de un año después, en su aniversario, la debacle de Kabul apenas se menciona en la prensa occidental.

Los titulares de los medios se trasladaron sin problemas de Afganistán a Ucrania, apenas con una mirada hacia atrás. Y ya se está preparando una ‘cabra atada’ de distracción para atraer la atención de los HSH occidentales , mientras el meme de Ucrania se archiva silenciosamente y la ‘agresión’ de Serbia contra Kosovo se convierte en la nueva ‘agresión’.

Serbia puede parecerle a la clase dominante occidental una ‘fruta madura’ con la que la OTAN podría pulir su imagen empañada (después de Afganistán y Ucrania). En pocas palabras, Serbia diariamente está siendo amenazada por funcionarios de la UE y EE. UU.: Únase a Europa para sancionar a Rusia; reconocer formalmente la independencia de Kosovo; abandonar a los serbios que han vivido en Kosovo durante siglos; unirse a la UE y la OTAN, como parte de un bloque antirruso; y ‘no’, todos esos acuerdos legales pasados ​​no tienen importancia y serán ignorados.

¿Lo esencial? La clara mayoría de los serbios está a favor de Rusia. Es dudoso que algún gobierno de Belgrado pueda sobrevivir cumpliendo con tales ultimátum, pero Serbia se encuentra en una situación vulnerable. Es una isla rodeada por estados de la OTAN y la UE. El gobierno de Belgrado propone enviar 1000 policías serbios a Kosovo para proteger los derechos de la población serbia local, pero la OTAN puede querer usar esto como pretexto para mostrar su fuerza militar.

La pregunta principal es: ¿Encontrará Ucrania su ‘aterrizaje suave’? Seguramente el ‘Colectivo Biden’ podría preferir eso. Sin embargo, un ‘aterrizaje suave’ parece improbable. El Gran Viejo Duque de York no hizo marchar a 10.000 hombres hasta la cima de la colina, solo para bajarlos de nuevo (como dice la vieja canción). Y Putin no ha movilizado a 380.000 hombres (incluidos los voluntarios), solo ‘para marcharlos de nuevo’. La brecha con la UE y EE.UU. es profunda. El canciller Scholtz dice que cuando Rusia se haya retirado de Ucrania, Alemania puede dignarse tomar su gas y petróleo nuevamente, es pura ilusión. Decir que no hay confianza es quedarse corto. Dicho esto, Moscú querrá manejar los asuntos de tal manera que no desencadene un conflicto directo de la OTAN con Rusia.

Pero… ¿Puede Occidente, que ha negado tanto la increíble transformación económica y militar que se ha producido en Rusia desde 1998, y también ha negado con tanta vehemencia las capacidades de las fuerzas armadas rusas, simplemente deslizarse sin esfuerzo hacia otra narrativa? ? Sí, fácilmente. Los neoconservadores nunca miran hacia atrás; nunca se disculpan. Pasan al siguiente proyecto…

Se ha invertido un gran esfuerzo en construir la narrativa de ‘Rusia como un tigre de papel’, incluso si esto ha significado que los servicios de inteligencia digan cosas sobre el desempeño de Rusia en Ucrania que son evidentemente absurdas y falsas. El profesor Mike Vlahos y el coronel Macgregor en su debate de tres partes sobre Ucrania y el papel del ejército estadounidense en este conflicto, siguen volviendo a su tema de la calidad sin precedentes de ‘ negación y engaño’ que ha caracterizado este conflicto. ¿Por qué las autoridades de inteligencia profesional de Occidente mintieron, y mintieron tan infantilmente?

Los dos estrategas expresan su sorpresa de que algunos de sus colegas profesionales parecían haber creído en la ‘narrativa de negación’ (es decir, que la Rusia de hoy no es diferente a la Unión Soviética, y que solo se necesitaría una gran bocanada y la casa rusa volaria al soplar), a pesar de la acumulación de evidencia contradictoria disponible para estos colegas.

Ha habido claramente una cualidad estática en esta última narrativa: que la Segunda Guerra Mundial y la implosión soviética (en la narrativa occidental) habían desencadenado una victoria cultural tectónica completa. Representó una reafirmación pura de la cultura estadounidense y el poder financiero, y dio crédito al ‘Fin de la Historia’, de modo que el modelo estadounidense inevitablemente sub sumiría al mundo.

Entonces, ¿es eso? ¿El colapso de una Rusia resucitada fue simplemente visto en este sentido? ¿Una victoria fácil, que trae a su paso otro triunfo exultante? ¿Fue esto tan evidente para estos ‘verdaderos creyentes’ que ni siquiera se molestaron en hacer la debida diligencia?

¿Por qué esta ‘narrativa de negación’ se volvió tan convincente para tantos europeos como estadounidenses? ¿Por qué tantos creyeron las obvias fabricaciones de relaciones públicas de Ucrania? Vlahos y Macgregor encontraron esto desconcertante y un defecto preocupante para la toma racional de decisiones en Occidente. Y uno que contribuyó sustancialmente a la creciente disfuncionalidad militar estadounidense.

Los dos participantes se centraron mucho en el aspecto de relaciones públicas (en un momento, Ucrania tenía no menos de 150 instituciones de relaciones públicas trabajando en su nombre). Pero hoy estamos en un juego de pelota diferente.

Las relaciones públicas y el Ministerio de la Verdad de Orwell están pasados ​​de moda. Sobre. Desaparecido.

“La unidad mental de las multitudes”

“ No soy un asesor de medios ” , dice Nevo Cohen, el asesor al que el nuevo ministro de Seguridad Nacional de Israel, Ben-Gvir, acredita su victoria de la extrema derecha en las recientes elecciones israelíes; “ Soy un asesor estratégico … Una vez fue posible ganar campañas como persona de relaciones públicas. Hoy, no es lo suficientemente bueno… Los medios de comunicación son una herramienta importante en la caja de herramientas del director de campaña, pero me ocupo de la conciencia de masas, y ese es un arsenal de herramientas completamente diferente. Puedes notar fácilmente una campaña electoral dirigida por alguien del mundo de la publicidad”. (Énfasis añadido.)

Vlahos y Macgregor analizaron el inexplicable divorcio entre dos realidades bélicas que simplemente no se tocaron en ningún momento. Sin embargo, el profesor de Psicología Clínica de la Universidad de Ghent, Mattias Desmet, ha abordado el tema de la disparidad desde una perspectiva psicológica.

Una hermosa mañana de noviembre de 2017, el profesor Desmet, que se hospedaba en la casa de campo de un amigo en las Ardenas, fue asaltado por una súbita intuición: “[…] Me asaltó la conciencia palpable y aguda de un nuevo totalitarismo que había dejado su semilla y ha hecho que el tejido de la sociedad se enduresca”. Sus observaciones después de tres años de investigación lo llevaron a escribir su libro La psicología del totalitarismo .

Muchos han escrito sobre el tema del totalitarismo, desde Hannah Arendt hasta Gustav Le Bon (entre otras cosas), pero el enfoque de Desmet difería en que tenía la intención de explicar el trasfondo psicológico de la negación masiva de realidades evidentes (por parte de científicos y expertos, tanto como  de cualquiera).

Identificó ciertos «mecanismos psicológicos primitivos» que debían estar presentes para que una narrativa distribuida evolucionara hacia una ‘formación masiva’ insidiosa que destruye la autoconciencia ética de un individuo y le roba su capacidad de pensar críticamente.

La condición principal era que hubiera un segmento de la población que careciera de vínculos comunitarios o sentido en sus vidas, y que además se viera afligido por «ansiedad y descontento flotantes», que se inclina hacia la agresividad (es decir, por sentimientos generalizados de que «el sistema» y economía están ‘amañados’ injustamente, contra ellos).

Esencialmente, entonces, los movimientos de masas atraen a la gente porque parecen ofrecer esperanza a seres disfuncionales y desolados.

En este estado mental, se puede ‘disolver’ una narración que sugiera una causa particular de la ansiedad flotante y un medio para tratarla (es decir, como ‘Rusia amenaza nuestra ventaja global, nuestra identidad y valores, y si pudiera ser destruida, el viejo sistema y los valores se enderezarán por sí solos’).

La narrativa explicativa da una sensación inmediata de conexión y de compromiso en un ‘proyecto heroico’; así se restituye el sentido, aunque ese sentido sea absurdo, en relación con la realidad. La sensación de conectividad es similar a lo que ocurre en la psicología de masas. En el alma de las multitudes, creía Gustave Le Bon, “la personalidad consciente se desvanece” ( True Believer, 2013); la individualidad se desvanece, y es absorbida por “la unidad mental de las multitudes” –pareciendo eventualmente una “reunión de imbéciles” capaces de los “actos más sanguinarios”.

Pero quizás lo más inquietante es que Eric Hoffer encontró otro tipo de persona que se siente atraída por los movimientos de masas; de hecho, cuya participación suele ser necesaria para que dichos movimientos prosperen. “Lo que Eric Hoffer descubrió, y lo que muchos sociólogos y ciertamente el público en general han pasado por alto con frecuencia, es que los movimientos de masas atraen lo que ahora llamamos personalidad psicópata , en esencia depredadores : individuos que se contentan con causar un gran daño, que tal vez son hasta sádicos, y sin embargo no les molesta lo más mínimo lo que hacen”.

Los movimientos de masas que ven la guerra como parte de su solución atraen, e incluso necesitan, psicópatas. Paradójicamente, la voluntad de desear la destrucción (digamos, de todos los rusos), genera más respeto entre los verdaderos creyentes y está conectada con otro elemento paradójico: lo que une a los movimientos de formación de masas es la necesidad de sacrificarse (es decir, en el movimiento por el cambio climático). , el sacrificio de la industrialización, los viajes, los estilos de vida, los combustibles fósiles y el bienestar económico).

“El programa Fear, ahora una parte aceptada del arsenal de la política democrática”

Gustav Le Bon señaló cómo las autoridades explotaban tales formaciones masivas, utilizando el miedo para imponer el cumplimiento. Y esta semana, Janet Daley, escribiendo en The Telegraph, advierte:

“La lección fundamental que han absorbido de manera indeleble las personas en el poder y quienes las asesoran es que el miedo funciona. Resulta que no hay casi nada que una población no sacrifique si es sistemática e implacablemente asustada.

“El fenómeno Covid ha brindado una sesión de capacitación invaluable en técnicas de control mental público: la fórmula se perfeccionó, con la ayuda de publicidad sofisticada y consejos de formación de opinión, a una combinación asombrosamente exitosa de ansiedad masiva (tu vida está en peligro) y coerción moral (estás poniendo en peligro la vida de otras personas).

“Pero no fue solo la repetición interminable de ese mensaje lo que logró el cumplimiento casi universal y bastante inesperado. Fue la supresión integral de la disidencia, incluso cuando provenía de fuentes expertas, y la prohibición de argumentar, incluso cuando iba acompañada de pruebas en contrario, lo que realmente funcionó.

“Si las leyes del país no le permiten acabar con todas esas opiniones desviadas, simplemente puede orquestar una avalancha de oprobio y descrédito sobre quienes las expresan para socavar su reputación profesional. Pero esa es la batalla de ayer. Covid, como evento histórico, ha terminado. Hablemos de cómo es probable que funcione en el presente y en el futuro el programa Miedo, ahora una parte aceptada del arsenal de la política democrática. Da la casualidad de que existe lo que parece un modelo notablemente similar de ansiedad más chantaje moral que se aplica al tema del cambio climático. Nota: estas observaciones no tienen relación con la existencia o no de una verdadera “crisis climática”. Lo que quiero considerar [más bien] es cómo se enmarcan las políticas que se están formulando para abordarlo…

Podemos reconocer claramente estas herramientas precisamente desplegadas por Occidente también en el caso de Ucrania.

¿Tales ‘herramientas de la conciencia de masas’ le darán a los ‘mil millones de oro’ su victoria psicópata sobre la humanidad?

Mire a su alrededor: las placas tectónicas de la geopolítica y las geofinanzas están cambiando, alejándose radicalmente de un Occidente cada vez más agitado. Estas son fuerzas estructurales (fuerzas mecánicas de la dinámica física) sobre las cuales las herramientas de la conciencia de las masas en última instancia tienen una influencia limitada. Moscú entiende bien estos cambios que están en marcha y sabe cómo amplificarlos.

Carlos A Pereyra Mele: Mi columna del viernes 16/12/2022 en el multimedio Radio Sputnik Internacional en el Programa: ¿Qué Pasa? Entrevistado por Javier Benitez

La OTAN y la Unión Europea preparan otra pantomima de consumo doméstico con Rusia como protagonista. Y es que, ante la escalada de corrupción generalizada en la Comisión Europea y el Parlamento Europeo, necesitan urgentemente una bomba de humo al mejor estilo ninja para intentar distraer la atención de sus ciudadanos.

Mucho humo y poco gas

Es lo que básicamente le ofrecerá a su ‘auditorio’ la UE en yunta con la OTAN. Tapar sus errores geopolíticos, la escasez de recursos energéticos y su consiguiente suba de precios, no sólo en los hidrocarburos, sino en toda la cadena comercial, parecería ser el objetivo de un llamado que anuncian, y que dicen ellos –habrá que creerles– que lo vienen preparando hace un año…

Soñar no cuesta nada. Es lo que dice una frase popular. Y ya sabemos que la sabiduría popular lanza verdades incontestables en extractos muy breves e ingeniosos. Y es lo único que le queda a Occidente: soñar. Porque cuando está despierto, su realidad es insoportable.

Occidente, es decir, EEUU, quiere que el mundo siga funcionando de acuerdo a un ya arcaico, rancio y fallecido principio de un mundo unipolar que es regido por ciertas reglas, a las que nadie conoce, y que sus políticos sacan de la chistera de forma recurrente toda vez que quieren señalar y condenar a un país que no actúa de acuerdo a sus intereses, es decir, los intereses de la Casa Blanca, que en el fondo son los intereses de un puñado de lobistas de las élites.

Así, como un brindis al sol, Occidente anuncia el próximo lanzamiento de una botella al mar que seguramente se hundirá más rápido que el Titanic. Tal vez cuando tiren el botellazo, chocará contra una roca y allí mismo se irá a pique a convivir con algunas de las especies marinas.

El mensaje

¿Cuál es la botella que anuncia Occidente que lanzará al mar? Un llamamiento a Rusia a retirarse de Ucrania. Para empezar, hay que aclarar que Rusia actualmente no está en Ucrania, sino en territorio ruso, porque así lo han decidido las poblaciones de cuatro regiones que han preferido que su destino esté ligado a Rusia: Donetsk, Lugansk, Zaporozhia y Jersón.

En todo caso, deberían llamar a que las fuerzas ucranianas se retiren de territorio ruso. Pero dejemos estos ‘detalles’ de lado, y veamos qué es lo que quieren ahora los así llamados líderes occidentales. Publica el medio Politico:

«Después de meses de demoras, se espera que la UE y la OTAN pronto emitan formalmente un llamado conjunto para que Rusia detenga su guerra y abandone Ucrania, y se comprometa a brindar pleno apoyo a Kiev. La declaración, cuyo borrador fue parcialmente revisado por POLITICO, ha estado en proceso durante más de un año, pero se detuvo debido a las tensiones entre Turquía y Chipre, dijeron diplomáticos.

Ahora, parece estar cerca una versión final, y dos diplomáticos dijeron que se espera que se presente pronto, posiblemente el lunes o el martes, o a principios de 2023 si los cronogramas de fin de año interfieren. Si bien el texto es en gran parte anodino, hacerlo oficial representaría un logro diplomático considerable dados los meses que tomó llegar allí».

«Este llamado es una forma de tapar el sol con los dedos de una mano», dice al respecto el director de Dossier Geopolítico, Carlos Pereyra Mele.

«¿Qué seguridad puede ofrecer hoy en día la OTAN y la UE sobre este tipo de planteamientos ‘diplomáticos’, cuando días atrás la señora Angela Merkel públicamente en medios alemanes dijo que ellos habían hecho que los famosos acuerdos de Minsk, que era una aproximación a un acuerdo de paz prácticamente definitivo, fue en realidad una ganancia de tiempo para congelar el conflicto hasta que Ucrania se rearmara y pudiera ‘hacer frente a la invasión rusa’. O sea que desde el 2015 estaban planificando esta acción totalmente agresiva contra la Federación de Rusia y contra todas las potencias emergentes que le disputan el poder a la angloesfera y a sus socios menores, que es la UE», observa Carlos Pereyra Mele.

FUENTE RADIO SPUTNIK: https://sputniknews.lat/20221216/desesperados-y-sinverguenzas-la-otan-y-la-ue-preparan-otra-pantomima-esteril-1133603849.html  

COLUMNA DE POLÍTICA INTERNACIONAL DE PEREYRA MELE EN RADIO BELGRANO DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

Como todos los viernes dentro de este segmento de » Ayer y Hoy» por 650 Belgrano nuestro compañero el licenciado Carlos Alberto Pereyra Mele nos cuenta la actualidad política a nivel internacional siempre desde su tradicional columna semanal dentro de este programa.

Entrevista que me realizaran el Jueves 15/12/22 desde el multimedio internacional Irani HispanTv sobre: ¿Por qué el presidente Putin insiste en que Occidente fracasó en tratar de destruir la economía rusa?
A partir del minuto 10 en el Programa: El Porqué de las Noticias?

Carlos Pereyra Mele Director de Dossier Geopolitico

TEMAS DEL PROGRAMA

Por qué la sabiduría y perseverancia del pueblo iraní es tan importante para derrotar ataques enemigos? ¿Por qué el presidente Putin insiste en que Occidente fracasó en tratar de destruir la economía rusa? ¿Por qué el Gobierno interino de Perú no hace caso al clamor popular del cierre del Congreso y llamado a elecciones inmediatas? Nuestros expertos analizan junto a Carlos Alonso, a través de HispanTV: El presidente de Irán asegura que el progreso del país no se detendrá y que los problemas creados por los enemigos, serán derrotados con la perseverancia y sabiduría del pueblo. El presidente de Rusia, Vladímir Putin, afirma que el plan de Occidente para destruir la economía rusa fracasó y que el país ampliará la cooperación comercial con nuevos socios para combatir las sanciones occidentales. Pese al estado de emergencia en Perú, los indignados vuelven a las calles de diferentes ciudades del país. Mientras, las organizaciones sociales, gremiales y movimientos indígenas convocan a un paro nacional.

Esta es una entrevista de RT a los voluntarios rusos que pelean en la Operación Especial como verán es una lucha encarnizada  No es un paseo (tipo yankee voy lo mato y vuelvo). Todos llevan granadas para volarse antes de caer prisioneros…hablan de lo duro del frente…del drama de quedar inválidos…y de los amigos muertos…pero todos quieren regresar al frente…ahora bien sus heridas y sus compañeros muertos lo son por las armas, el entrenamiento y el dinero entregado por europa y eeuu…creo que el daño que se hizo europa es definitivo…

Y otro tema es que RT expone estas duras experiencias personales que bien podrían ignorarlas y mostrar «rambos» superhéroes como hacen los yankees y Hollywood Pero no…la población rusa sabe lo que pasa con sus hombres y mujeres en el frente. Y también saben muy bien que muchos han muerto asesinados por las armas occidentales, pero no solo combatientes sino miles de civiles ucranianos rusoparlantes por parte del régimen de Kiev

Carlos Pereyra Mele Director de Dossier Geopolitico

RT habló con los voluntarios de Irkutsk Sergey Ziyatdinov, Mikhail Surovtsev y Alexey Shabansky, quienes regresaron de la zona NVO y van allí nuevamente. Hablaron sobre la vida y la amistad en la línea de contacto y compartieron por qué decidieron participar en la operación especial.

Sergei Ziyatdinov, indicativo Tatarin

Trabajamos como instaladores en Kamchatka, de servicio, con Mikhail (Surovtsev. – RT ). Nos sentamos arriba, en el andamio, hablamos. La operación ya ha comenzado. Allí, en una altura, decidieron: cuando volvamos a casa, iremos como voluntarios. En el Donbass, los niños están siendo asesinados, nosotros mismos tenemos hijos, ¿cómo puedo soportarlo? Regresaron a casa, renunciaron, fueron a la junta de reclutamiento. Se les dijo a las familias que habían ido a un sitio de construcción en Donetsk. Más tarde, sin embargo, en el centro de formación, cuando les entregaron los teléfonos, se lo confesaron a sus esposas. Mi algo está acostumbrado a que subo constantemente a todos lados. Pasé por Chechenia y no solo.

Las hijas también son comprensivas: tengo tres. Desde la infancia, armaron y desarmaron un rifle de asalto Kalashnikov, fueron al campo de entrenamiento conmigo. Les expliqué: lo que el abuelo Matvey no terminó, debemos ir y terminarlo. Era el abuelo de mi esposa, luchó en la Gran Guerra Patria, fue premiado. Siempre les contaba a todos sus nietos y bisnietos sobre la guerra.

Cuando fue difícil, pensé: el abuelo Matvey me está mirando desde arriba, no puedes ser un cobarde. De alguna manera, nos enseñaron que no puedes quedarte en casa cuando es así.

La lección, por cierto, fue seria. En el calor de 40 grados, 20 km al día transcurrieron con equipo de combate completo. Más tarde a menudo recordábamos al jefe del campamento con gratitud. Entre los voluntarios, simplemente no había nadie: un diputado, un profesor de historia, un agente inmobiliario … Teníamos a Oleg Sh. Era ucraniano. Sirvió en las Fuerzas Armadas de Ucrania, luego se dio cuenta de que toda la élite eran nazis, se fue, se fue a Crimea y se fue voluntariamente por la nuestra. Lo mató: un golpe directo en la trinchera.

  • Sergei Ziyatdinov (extremo izquierdo) 
  • © Foto de archivo personal

Nuestro comandante estuvo con la compañía de principio a fin. Hubo pérdidas. Todos fueron con granadas, no se habrían rendido al cautiverio. También hubo rechazos de voluntarios, después de las primeras batallas, luego hubo realmente patriotas.

Allí, por supuesto, todos los sentimientos se agravan. Una vez que Alexei (Shabansky. – RT ) fue a reunirse, nos llevó cámaras termográficas. Me siento en un tocón, pero mi corazón está inquieto. Se dio la vuelta, caminó de regreso. Escucho: llegada. Me paré detrás de un árbol: un gran fragmento voló frente a mi nariz, ya estaba caliente. Creo que tienes que caer en la trinchera. Doy medio paso, escucho: otro fragmento – y en mi cabeza: esto es tuyo. Chocó contra un árbol y algo me golpeó en el hombro.

El tiempo se extendió. Mintiendo. Pienso: si me arrancan el brazo, no llamaré a nadie, no quiero ser un lisiado. Entrecerré los ojos, miro: la palma parece estar en su lugar, pero no la siento. Llamo a mi gente, me responden: «Ahora habrá otra llegada». Se arrastró, el brazo cuelga y la espalda parece estar en llamas. Todo estaba en silencio, me examinaron: mis brazos y piernas estaban más o menos intactos.

Me equivoqué un poco después. Se negó a dejar los cargos: ¿cómo dejar a los chicos? Pero más tarde fueron enviados al hospital de todos modos. Le dolía respirar y el brazo se le trababa. Allí no hay equipo, ya fue examinado en casa. Resultó que había una fractura de la escápula, múltiples fracturas de las costillas. Cuatro contusiones. Pero shell shock hay una cosa común, todos estamos shell shock, hay tinnitus. No había un día sin bombardeos de mortero. Y nunca se enfermaron. Una vez dormí justo en el arroyo, simplemente me envolví mejor en un saco de dormir. Y sin secreción nasal, sin resfriados. Tosa después del polvo solo cuando conduce un camión.

A veces sucedió, se pararon justo al lado de los ucranianos, al contrario. Por la mañana gritan: “¡Orcos, venid al vodka con manteca!” Y cariñosamente los llamábamos eneldo…

Cuando regresó a casa, no lo soltó de inmediato. Mi esposa y yo fuimos a una tienda de porcelana. Alguien dejó caer la sartén; yo mismo no entendí cómo me sumergí debajo del estante. La esposa se acercó: «¿Quizás salgas?» Tal rugido fue como una llegada, y reaccioné. Allí aprendimos a sumergirnos en el suelo.

Le digo a mi esposa que no volveré a ir. Pero me iré. Retrocederé un poco, dejará de dolerme la cabeza y me iré. Alguien tiene que hacer este trabajo. Este es un trabajo para un hombre de verdad. Nuestros muchachos están peleando allí, hermanos, y yo estoy aquí, eso no es bueno.

Alexey Shabansky, indicativo Labus

Si mueren, no te preocupes. Si se lastiman, duele, pero no da miedo. Uno de nosotros resultó herido: con una pierna rota, un bazo roto, él mismo soportó a los heridos. Sobrevivió, por cierto, recientemente regresó del hospital. Pero cuando alguien muere en tus brazos y no puedes ayudarlo, da miedo. Uno de ellos murió en mis brazos, no dejaba de decir: “Quiero irme a casa”. Tenía que volver y casarse. 

Tenemos un director, trabajé en una institución educativa, todo el tiempo al comienzo de la SVO dijo: necesitas ser voluntario. Si no amontonamos al mundo entero, no pasará nada bueno, arruinarán a Rusia, como la Unión Soviética en su tiempo. Se acercaban las vacaciones, fui a la oficina de registro y alistamiento militar y entregué los documentos. Mamá dice: «En general, me sorprende cómo tú, con tu personaje, sobreviviste hasta el verano». La esposa, sin embargo, amenazó con divorciarse. Pero se levantó y se fue.

  • Alexey Shabansky y Sergey Ziyatdinov 
  • © Foto de archivo personal

Para ser honesto, no esperaba regresar de allí para nada, estaba listo para morir. Si no hubiera sido herido en el hombro y la pierna, me habría quedado allí. Solo soportó el «doscientos» y nos cubrió. Una vez, un trozo de metralla se atascó en un casco y las boinas se perforaron en una mochila.

Allí no usó casco, solo en posiciones. Cuando realiza un reconocimiento, intenta tener menos peso; es mejor llevar más municiones.

Todo sucedió. Pasamos la noche de alguna manera en la refinería y temprano en la mañana en el edificio: mortero de fuego directo. Todo está en el sótano, y yo estaba en el segundo piso. Explosiones escuchadas algunas, pero ya familiares. Y luego miro: hay un agujero en la pared justo enfrente de mi habitación.

En realidad, el humor estaba ahí. Tenemos a un hombre, que ya no es joven, se sacó la dentadura postiza para limpiarla, y luego el bombardeo. Buscaron en todo, y luego no encontraron esta mandíbula. Nos divertimos, por supuesto. O después de la lluvia, colgamos la ropa para que se seque, descascaramos, solo quedan las bandas elásticas. Bueno, nosotros también nos reímos, por supuesto.

ya estoy volviendo La esposa parece estar divorciándose. Pero es más interesante vivir allí. No hay estos artilugios, no hay intrigas. Todo es simple y claro: organizar la vivienda, cocinar, ayudar a un amigo.

Cuando regresaron, cruzaron la frontera: había luces por todas partes, era muy salvaje. Regresó a Irkutsk, se puso al volante. El semáforo está en rojo, el primer pensamiento es: ¿de qué lado de la llegada debemos esperar? Hubo un saludo: me senté en casa, esperando que terminara …

Mikhail Surovtsev, indicativo Medved

Allí se vive diferente. Puedes ver de inmediato qué tipo de persona es. Y los podridos no se quedan allí.

Cuando estaba más tranquilo, leíamos novelas. Encontrado en casas: los lugareños abandonaron todo cuando se fueron. Algunas historias llorosas estadounidenses: nunca leería esas tonterías en casa, pero allí distrae. Luego encontraron a Bulgakov, Agatha Christie, cambiaron a ellos. Libros, humor, todo ayudó.

  • Mijail Surovtsev (izquierda) 
  • © Foto de archivo personal

Lo que no ha sucedido durante este tiempo … En las plantaciones forestales está lejos del pueblo: se tomó agua del pozo. Encontraron una motocicleta abandonada, la repararon, colocaron un barril en lugar de una cuna y sacaron agua del pozo, para beber y lavar. Una vez que los ucranianos nos atraviesen y disparemos al pozo. Bailamos alrededor del pozo, pero no nos vamos, necesitamos conseguir agua. Y luego salieron corriendo en una motocicleta, como en una película, por Dios … Y vivieron en los sótanos, donde solían estar los Vesushniks. Huyen, dejan todo: cartuchos, granadas, lanzagranadas descartables.

Lo peor es quedar discapacitado. Es mejor que los maten de inmediato.

Fuente RT

…“¡Uno, Dos, tres, muchas Ucranias!”…

En nuestra columna semanal de Geopolítica, que se difunde desde hace 16 años en la Radio del Club de La Pluma, y cerrando el año 2022 tiempo de primeros balances y proyecciones 2023, el Director de Dossier Geopolitico DG, analiza está semana varios evento que está ocurrieron en forma simultánea en en el frente del Europa del Este, a la luz de nuevas declaraciones que se conocieron de la ex Canciller Alemana Angela Merkel sobre la Guerra en Europa del Este y que podríamos incluirlas en conflictos en muchos otros escenarios de eurasia donde la OTAN (Vg. EEUU) se enfrenta con la Federación Rusa, donde las Fuerzas lideradas por la angloesfera atlantista están usando la guerra proxy para impedir el desarrollo de las Potencias Emergentes.

AUDIO:

Tiempos complicados para entenderlos si usamos las categorías y criterios tradicionales geopoliticos de occidente y en especial de la Angloesfera encabezados por los EEUU usando con las viejas estructuras surgidas de la segunda Guerra Mundial que impusieron los vencedores al mundo en el S XX y pero tampoco se deben analizar con las imposiciones ideológicas neoliberales de la década hegemónica USA 1990 2000 que acarrearon falsas doctrinas geopoliticas desde el neoliberalismo.

Este primer ¼ siglo xxi se diferencia de todo el anterior SXX por salir a la luz una mayoría global estable y una minoría colectiva occidental.

Estos términos describen mejor la nueva distribución del poder en el planeta: estamos hablando no solo de tendencias demográficas, sino también de procesos macroeconómicos globales. En los próximos 15 años, la mayor parte de la población mundial y las economías en desarrollo más dinámicas representarán fundamentalmente a Asia y África. Por ello la nueva red de coordenadas geopoliticas no deben ni pueden quedar atrapados en viejos modelos o conceptos (y de nuestras concepciones formativas occidentales y eurocentristas )

Los ejemplos así lo están demostrando. La importancia que adquiere la Unión Económica de Eurasia se expande mas allá de sus límites geográficos y se coordinan con las nuevas estructuras como la cada vez mas poderosa e influyente Organización de Cooperación de Shangai  y su motor económico y comercial la República Popular de China con la Nueva Ruta y cinturón de la Seda  mas el Banco de Infraestructura e Inversión 

Por ello la Guerra de la OTAN contra Rusia, que desarrolla la angloesfera y sus súbditos europeos está en marcha para llevar la guerra nuevamente al dilatado y gigantesco territorio ruso, para fraccionarlos. Siempre debemos hacer un poco de historia (una de las herramientas básicas de la geopolitica).  Ya dos proyectos hegemónicos de disolver y controlar a Rusia fracasaron. Ambos proyectos fueron “hegemónicos Continentalistas” y tras el fracaso de los mismos se crearon nuevos Órdenes Mundiales y se disolvieron viejas apetencias de Europa de fraccionar a Rusia, es mas la fortalecieron. Allí el primero que fracasó estrepitosamente fue el proyecto hegemónico napoleónico de tener bajo el mando Imperial Francés a toda Europa y de la derrota en Rusia del mismo vino un nuevo Orden Mundial establecido en el Congreso de Viena (1815) que duró hasta la Primera Guerra Mundial. El Segundo proyecto de instaurar un orden “hegemónico europeo continentalista” fue el Alemán Hitleriano que derivó en la derrota total del mismo junto con sus aliados y dio origen al Nuevo Orden Mundial establecido en Yalta y Postdam donde surge la Bipolaridad y deja a los Europeos de ambos lado de la cortina de Acero de dependiente totalmente de ambas superpotencia los EEUU y la URSS que duró desde 1945 hasta la implosión soviética en 1991.

Hoy estamos ante un tercer proyecto de restablecer la hegemonía del mundo anglosajón estadounidense unipolar junto a sus socios mayores y menores con una guerra híbrida global “basados en reglas” todas favorables a ese mundo cada día mas pequeño y tampoco (debemos tenerlo muy en cuenta) tan homogéneo como se nos quiere hacer creer. Hoy el poder occidental está desarrollando una teoría foquista de agresión contra la nueva mayoría mundial, que sintiendo la fuerza y ​​la verdad detrás de ellos, se niega a obedecer los dictados de la minoría colectiva. y de allí el título de nuestra columna dominical: 1,2,3 muchas Ucranias, parafraseando al slogan de Ernesto “Che” Guevara: 1, 2, 3 muchos Vietnam para desgastar a EEUU. Todo esto es para llevar al Caos político, económico y social a la Federación Rusa que luego de 8 años de una guerra solapada contra Rusia obligó a la misma a enfrentar al toro por las astas, realizando la Operación Militar especial en Ucrania y frenar la operación montada por la angloesfera y que hoy debemos reconocer que la misma fue planificada por mucho años (financiada, equipada, instruida y dirigida por equipos militares de EEUU, Gran Bretaña y Canadá)

El objetivo era claro derrotar ponerla de rodilla y desmantelar a Rusia en varios paises inviables, no soberanos y todos dependiente de occidente,

por ello hoy, tenemos que se fogonean varios conflictos en forma coordinada, como el de la Republica de Georgia en el Caucaso para incorporarla a la OTAN, también crearle conflictos a Rusia en la Peninsula de Crimea para controlarle el Mar Negro, fomentar el conflicto entra Azerbaiyan y Armenia en el Caucaso Sur y fomentar el conflicto en los Balcanes europeos incentivando otra guerra proxy usando la republiqueta de Kosovo (provincia rebelde de Serbia) contra La republica de serbia. Por ello el pacifismo no sirve, esto no se arregla con buena voluntad está en juego de nuevo el destino de la humanidad y nuevamente le toca a Rusia ponerse al frente y sacrificarse (recordemos que Rusia enfrenta a 30 Países encabezados por los EEUU), para impedir un proyecto hegemónico ya no solo continentalista sino también maritimo económico financiero y social político y cultural. Todo esto anterior de los 1, 2, 3 muchas Ucranias seguramente tendrá la tradicional forma de negar los occidentales con su famosa muletilla de que son “Teorías de Complot”, pero resulta que recientes manifestaciones de la ex Canciller Alemana Angela Merkel realizadas a medios públicos alemanes no permiten confirmar todo lo anteriormente expuesto y que la Paz jamás estuvo en sus objetivos políticos y militares sino ganar tiempo para tratar de causar el mayor daño posible a Rusia

Vamos a los dichos: ¿Qué dijo Merkel? (NR:refiriéndose a los Acuerdos de Minsk 1 y 2 2014/15 supuestamente para establecer la Paz en Ucrania y frenar la Guerra civil (que Kiev con la complicidad de europa jamas cumplio)

-En una entrevista publicada por el diario Die Zeit este miércoles, la ex jefa del Gobierno alemán aseguró que los acuerdos en cuestión no solo dieron tiempo a Kiev, sino también le permitieron «fortalecerse, como puede verse hoy en día».

-«La Ucrania de 2014/15 no es la Ucrania de hoy. Como se vio en la batalla por Debaltsevo [un importante nudo ferroviario en la República Popular de Donetsk] a principios de 2015, Putin podría haberla invadido fácilmente entonces. Y dudo mucho que los Estados de la OTAN hubieran podido hacer entonces tanto como están haciendo ahora para ayudar a Ucrania», destacó.

-«Todos teníamos claro» que el conflicto estaba congelado y el problema seguía sin resolverse, continuó la ex mandataria, agregando que «eso fue precisamente lo que dio a Ucrania un tiempo valioso».

-Cabe mencionar que no es la primera vez que Merkel se expresa en tal sentido. A finales de noviembre, afirmó en una entrevista para la revista Der Spiegel que el congelamiento del conflicto conseguido con los Acuerdos de Minsk permitió a Ucrania hacerse «más fuerte y resistente».

Angela Merkel estaba al frente del Gobierno alemán en 2014, cuando en Ucrania se produjo un golpe de Estado que sumergió al país en un conflicto interno. Los Acuerdos de Minsk fueron firmados en febrero de 2015 con su participación. El 22 de febrero de este año, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, declaró que los acuerdos en cuestión ya no existen, tras el reconocimiento de las repúblicas del Donbass, que en septiembre pasaron a formar parte del país euroasiático. Según el mandatario, los Acuerdos de Minsk «fueron asesinados» por las autoridades ucranianas.

CONCLUSIÓN: Entonces, jamás entre sus objetivos estuvo entre los dirigentes de la OTAN (EEUU y sus socios) LA PAZ sino fortalecer a los golpistas del régimen de Kiev darles 8 años de reforzamiento para ir a la guerra proxy contra Rusia y también es una clara demostración que en materia de autonomía estratégica, geopolitica y geoeconomía la Unión Europea “carece totalmente de ellas” y solo es cadena de transmisión de las órdenes y objetivos de Washington -Pero también debe ahora hacerse cargo de las consecuencia en una forma de boomerang ha afectado a Europa-

Por ello decimos que los cambios tectónicos y sistémicos que se están desarrollando con los acuerdos de Samarcanda​ en Uzbekistán de la Organización Cooperación de Shangai  realizada este año. Mas los recientes  acuerdos de Arabia Saudita con la República Popular de China; mas el incremento del interés de ser incluidos en el sistema de los BRICS+ (que incluye a Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. A día de hoy, la asociación BRICS representa el 41% de la población mundial, el 24% del PIB y el 16% del comercio mundial) por parte de Turquía, Arabia Saudita, Argentina, México, Venezuela, Nicaragua, Irán, Indonesia, Kazajstán, Nigeria, Argelia, Egipto, Senegal. Las aspiraciones de unirse a los BRICS muestran que, frente a un aumento sin precedentes de los riesgos geopolíticos, el mundo se está dando cuenta rápidamente de la necesidad de reemplazar la vieja arquitectura de orden mundial centrada en Estados Unidos por una nueva configuración de relaciones internacionales y bloques regionales basados ​​en la igualdad y la consideración de los intereses mutuos. Hoy, ya está claro en todas partes que el modelo unipolar de gobierno global impuesto por Occidente no está a la altura, sus estructuras financieras se están agotando y estas estructuras en realidad solo sirven a los intereses de las élites gobernantes de los países industrializados (y los famosos mil millones de oro).

Nuevamente en una tercera vez Rusia (que está vez no está sola como transmite los equipos de propaganda guerrerista optimistas de occidente) enfrenta su destino y de su triunfo sobre el Eje del Mal occidental nos permite tener la esperanza de que un mundo mejor es posible y allí los latinoamericanos tenemos un lugar reservado y debemos aprovecharlo Y por ello las sorpresas son cada día mas evidentes.

Por lo tanto, a nadie le sorprendió la declaración del canciller brasileño Carlos Alberto France al margen de la cumbre del G20 de que los países en desarrollo, incluido Brasil, tienen derecho a adoptar una posición independiente en todos los asuntos de la política mundial.

Buen Domingo

Prof. Lic. Carlos Pereyra Mele

Director de Dossier Geopolitico DG