Entradas

Hace años venimos apostando a la difusión y conocimiento de las nuevas tecnologías desde el ámbito académico, como una necesidad inevitable que nos plantea esta nueva era en tiempos de la cuarta revolución industrial. El ritmo vertiginoso con que transcurre el tiempo y el espacio a medida que pasan nuestros días, nos obligan a ser recíprocos en el dinamismo de las respuestas a cada interrogante que se suscite en la cotidianeidad.

Entre tantas y tantas cuestiones atinentes a las nuevas tecnologías, una de las que venimos escuchando con insistencia por su importancia y trascendencia es la Tecnología 5G, tanto por la revolución que supone como así también por los miedos que despierta entre quienes no la entienden todavía. Pero después de varios años en que parecía que este tipo de tecnología no llegaría nunca, hoy resulta ser todo lo contrario, sin embargo el 5G empezó este 2.019 a dar sus primeros pasos y tanto las operadoras como los fabricantes móviles entre ellos mencionamos a las líderes como son: Samsung, Huawei, Xiaomi o LG por nombrar algunas entre la gran diversidad de empresas que están en carrera, ya están realizando sus primeros anuncios en relación a su implantación en sus dispositivos.

Pero, para poder seguir investigando esta fascinante tecnología como a la vez también conociendo sus posibles dificultades, es preciso tener una definición lo más certera posible respecto a lo que significa; y es por ello que en materia de telecomunicación, el 5G son las siglas que hacen referencia a la quinta generación de tecnologías móviles. Si bien como dijimos anteriormente, los primeros lanzamientos se han realizado este año, en su versión estandarizada (Release 15 – Stand Alone), se prevee que esta tecnología se extenderá exponencialmente el año próximo (2020).

Con respecto al desarrollo de la misma fue la compañía Sueca Ericsson la primera en alcanzar la velocidad 5G, con demostraciones en directo del estándar previo a la tecnología de la red (preestandar) 5G. También es dable mencionar que la firma Huawei había realizado un anuncio con la operadora móvil Rusa Megafon, a los efectos de desarrollar y estandarizar redes 5G de prueba, cuando se desarrolló la Copa del Mundo en 2.018. Además es preciso saber que en febrero de 2.017, la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) dependiente de Naciones Unidas reveló alguna de las especificaciones de la tecnología 5G. Entre ellas se incluyen: velocidades mínimas de 20 Gbps de descarga y 10 Gbps de subida, y una latencia de 4 ms. Se pretende optimizar los dispositivos para hacerlo lo más eficiente posible para el Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés). Está previsto que todo el mundo utilice esa conectividad en 2025. 

Hoy por hoy la velocidad a la que permite navegar esta tecnología en dispositivos móviles es de hasta 1.2 gigabits por segundo. La tecnología 5G será el alma de la nueva economía.

Los autos que se conducen solos, la realidad virtual, las ciudades inteligentes y los robots que trabajen en red: todos funcionarán con tecnología 5G muy pronto. El 5G promete abrir la puerta a nuevos procedimientos quirúrgicos, medios de transporte más seguros y comunicación instantánea para los servicios de emergencia y socorro. Por eso, no resulta extraño que el gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, esté considerando una empresa de servicio público de 5G financiada por el Estado, según un informe publicado este domingo en Axios. Ahora, no hay hay ninguna razón para creer que eso sucederá. Un proyecto 5G financiado públicamente costaría miles de millones de dólares. Sería una nueva y gigante apuesta muy diferente a cualquier cosa que el gobierno haya asumido desde que envió hombres a la Luna.

Sin embargo, el 5G ya está en camino, independientemente de que el Gobierno lo respalde o no. Las principales compañías de Internet están muy avanzadas en el desarrollo de su redes 5G, y las primeras empezarán a funcionar en los próximos años y sin dudas el próximo año entrante, 2.020, es el más esperado.

Los cuatro operadores de telefonía celular a nivel nacional en Estados Unidos –Verizon, AT&T, T-Mobile y Sprint– están desarrollando y probando tecnología de red 5G. Además, los fabricantes de chips, incluidos Qualcomm e Intel, trabajan en procesadores y radios que permiten las comunicaciones 5G. Y las principales compañías de equipos de red –entre ellas Nokia, Ericsson y Huawei– están construyendo la red troncal y el equipo para respaldar 5G. La investigación y el desarrollo por sí solos ya son costosos, pero la construcción de redes 5G será extremadamente cara, incluso para una industria acostumbrada a pagar miles de millones de dólares cada año en gastos de infraestructura. Implementar la tecnología 5G en todo Estados Unidos costará 300.000 millones de dólares, según Barclays.

La industria inalámbrica espera que las redes 5G se lancen en 2020, definitivamente. Este mes, el 5G superó un obstáculo significativo cuando 3GPP, un consorcio inalámbrico internacional, aprobó un estándar de tecnología para las redes de última generación. Se espera que el próximo año la Unión Internacional de Telecomunicaciones de las Naciones Unidas revise el estándar de 3GPP. Después de eso, las compañías inalámbricas pueden comenzar a comprar y vender equipos 5G bajo la garantía de que todo funcionará en conjunto. Mientras tanto, Verizon y AT&T han avanzado en la prueba de redes 5G. AT&T indicó que comenzará a desplegar su red 5G este año, aunque prácticamente nadie podrá usarla hasta que los dispositivos compatibles con dicha tecnología lleguen a los estantes de las tiendas. Y es poco probable que eso suceda antes de 2020.

Ahora bien en lo que respecta a nuestra región Latinoamericana, en lo que tiene que ver a esta nueva tecnología 5G, Huawei es la empresa que más hizo pie en esta parte del globo terráqueo, con el 5G es probable que el internet de tu celular sea más rápido que el wifi de tu casa. Estamos hablando de tiempos que en lugar de minutos pasarán a ser tan solo segundos. Según explica el diario The Wall Street Journal, descargar una playlist de Spotify completa de una hora de duración suponía 7 minutos con 3G, 20 segundos con 4G y 0,6 milisegundos con 5G.

Si quieres llevarte una película al avión para verla mientras estás offline, una posibilidad que ofrecen servicios como Amazon Premium o Netflix, tardarás 3,7 segundos en descargártela con 5G frente a los 2 minutos con 4G. Descargar el popular videojuego online Fortnite cuesta 14 minutos con 4G. Con 5G el tiempo se acorta hasta los 24 segundos.

Se espera que México sea el primer mercado en lanzar servicios 5G comerciales, de la mano de Telcel y AT&T”, estimó la GSMA, que reúne a más de 80 operadoras de telefonía móvil y 200 empresas relacionadas con el sector. Brasil, por su parte, anunció en el último Congreso Mundial de Móviles (MWC 2019) que hará la licitación de espectro para 5G en marzo de 2020. “Es la cuarta vez que el regulador brasileño cambia la fecha prevista. Primero iba a ser en 2018 pero esa idea fue descartada casi de inmediato. Se pasó para el primer semestre de este año y, más tarde, se corrió a fines de 2019” analiza la revista especializada Telesemana. Chile también contó, durante el MWC 2019, que ya inició el proceso para licitar espectro en las bandas de 700 MHz y 3,5 GHz. En Perú se está planeado este proceso para 2020. En Colombia y en Argentina, como en otros países de la región, por ahora solo se han hecho pruebas de la tecnología. Pero aún falta licitar espectro para el 5G, que es un paso esencial para el despliegue de este tipo de tecnología, tal como se mencionó anteriormente.

En este sentido otro de los factores claves es lo que se conoce como “latencia”. Es la capacidad de respuesta de la red a una petición nuestra. Con la red 5G, se reducirá a un milisegundo, frente a los 20 de la red 4G.

Es un factor clave “para actividades como transmitir en vivo un partido en realidad virtual o para que un cirujano en Nueva York controle un par de brazos robóticos que realizan un procedimiento en Santiago”, explica el experto en tecnologías ópticas para redes de nueva generación, Abraham Valdebenito en un artículo.

En definitiva, podremos enviar y recibir datos de forma casi instantánea, para tener un cabal conocimiento de lo que genera este nuevo tipo de tecnología. No es casualidad que Japón quiera tener lista su red 5G antes de que empiecen los Juegos Olímpicos que tendrán lugar en Tokio en 2020.

La infraestructura 5G permite que más dispositivos estén conectados al mismo tiempo. Tiene más potencia y esto ayudará salvar el cuello de botella electromagnético que existe en las grandes aglomeraciones, sobre todo urbanas. 

Como si eso fuera poco más bondades de esta nueva tecnología es que en 2020 se espera que haya 30.000 millones de dispositivos conectados. Tener acceso a internet en el móvil se ha convertido en una necesidad básica y ser capaces de hacer videollamadas de calidad y ver contenido en streaming sin interrupciones son exigencias cada vez más imperiosas. Los 300 Mb/s de bajada que ofrecen actualmente las redes 4G parece que no van a poder satisfacer las demandas futuras de los usuarios en cuanto a conectividad y velocidad.

Además de conectar nuestros teléfonos u ordenadores, el internet de las cosas (IoT) aspira a la hiperconectividad, a la capacidad de conectar simultáneamente nuestras casas (domótica), coches, relojes y ciudades a la red. Para procesar, analizar y aprovechar la cantidad de datos que esto supondría, se necesita una estabilidad constante. El 4G no puede garantizar estas múltiples conexiones, por lo que es necesaria la implementación del 5G.

Algunas aplicaciones en las que el tiempo de respuesta resulta crítico y que serían posibles gracias a una mayor estabilidad y a una menor latencia son:

  • Vehículos autónomos: las redes 5G podrán responder lo suficientemente rápido como para coordinarlos, ya sea automóviles que se comuniquen con una central de control o para comunicarse entre ellos.
  • Videoconferencias: establecer una conversación a través de un video súper nítido y con alta resolución será posible gracias a la comunicación en tiempo real.
  • Entretenimiento: con una conexión 5G, se podrá hacer streaming de contenidos directamente en los dispositivos de realidad virtual.
  • Telemedicina: los médicos podrán realizar una operación o cirugía de manera remota. Los retrasos en la conexión serán tan minúsculos, que los doctores podrán usar robots para operar a 1.000 kilómetros de distancia.

Repetimos para no apartarnos del tema y recalcar que en cualquier caso, y como hemos dicho antes, el 5G todavía no ha sido implementado. Esto quiere decir que podemos teorizar u opinar sobre qué beneficios puede traer, pero que no lo sabremos definitivamente hasta que no se implemente definitivamente y empiece a explotarse. De momento ya hemos visto demostraciones como cirugías teleasistidas en tiempo real, en la que el cirujano realiza las intervenciones a kilómetros de distancia.

Un buen resumen de lo que supone el salto del 4G al 5G nos lo dió hace unos meses el fabricante de chips Qualcomm. Para ellos, el 4G sirvió para conectar personas entre ellas, y el 5G es un nuevo salto que permitirá “conectar personas con todo lo que nos rodea”, impulsando ya no sólo las comunicaciones, sino otros sectores como la automoción, la medicina, la salud o los hogares.

Sin dudas hoy más que nunca la evolución de las nuevas tecnologías en esta nueva era tecnológica, nos exige un imperativo del cual no podemos obviar y del que somos parte en el denominado tercer entorno, el nuevo entorno virtual, en el que ahora confluimos quienes utilizamos este tipo de telecomunicaciones con el internet de las cosas (IoT), pero amen de todo lo esbozado seguimos en deuda con una única reglamentación o regulación del ciberespacio, que más que nunca es una necesidad, para avanzar ordenadamente hacia un nuevo tiempo, que ya está entre nosotros.

Dr. Mario Ramón Duarte

Abogado

Miembro de Dossier Geopolitico

Juez Administrativo (Corrientes-ARG)

Esp. Der. Mun. Cont. (UCSF-ARG)

Experto Ciberseguridad-Ciberdefensa

https://conceptodefinicion.de/red-5g/

https://www.xataka.com/basics/que-5g-que-diferencias-tiene-4g

https://www.iprofesional.com/tecnologia/294301-4g-5g-web-Tecnologias-moviles-para-reducir-la-brecha-digital-en-America-latina

https://www.bbc.com/mundo/noticias-48477358

Análisis semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo

Club de la Pluma: Arte, Ciencia, Cultura, Derechos Humanos, Geopolítica, Deuda Externa, Relatos, Cuentos, Educación, Opinión, Editorial, Efemérides, Comunidades Originarias, Filosofía Y Mucho Más…

Temas:

Vamos a hablar de la Nueva Guerra en el Siglo XXI intercapitalista entre Atlantistas y los Continentalistas

 La lucha planetaria entre dos Potencia EEUU y China y sus aliados se desarrolla en todos los ámbitos: Económicos-Tecnológicos, Cultural, Social-Político (usando “rebeldes” moderados? y varias aristas más como la guerra cibernética y por supuesto de la ampliación de la carreras armamentística.

Actitudes que esta guerra se desarrolla utilizando hasta el secuestro como ocurrió con la Gerente de Huawei en Canadá por orden de la “Justicia” Norteamericana

La Guerra Final es el control de la Propiedad Intelectual y llegar al Control mental del subconsciente humano. se quiere llegar a dominar la Mente Colmena. con el dominio de la INTELIGENCIA ARTIFICIAL

Recordemos que en está guerra NO hay socios la NSA de EEUU espió no solo a sus “enemigos” sino a sus socios “pinchó“ los teléfonos de la Merkel, de sus aliados de Francia para que las multinacionales yanquis tuvieron información privilegiada en temas de espionaje industrial y saber que están haciendo comercialmente para actuar más rápido. Todas las Potencias Global hoy gastan en Ciencia y Tecnología para controlar la Inteligencia Artificial y el control de la internet con el 5G. Snowden demostró con sus filtraciones est accionar de espionaje de la NSA

De paso hablamos de los 20 años de Vladimir Putin en el Poder en la Federación Rusa

Y qué hacemos los latinoamericanos y los suramericanos en especial si no trabajamos estas áreas de la Ciencia y la Tecnología, queremos ser basura de la Historia……

Audio: 


Análisis semanal de Geopolitica por Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo:

Temas

MI REFLEXIÓN PARA ESTE 2/4/2019

Una recordación de la importancia para entender y recordar cuales son los enemigos históricos de Argentina y la dependencia geopolitica y geoestrategica actual luego de la derrota en la Guerra del Atlántico Sur que desencadenó la Dictadura cívico-militar en 1982. Luego continuaron y profundizados bajo los gobiernos civiles de bajo desarrollo de calidad institucional y representación popular

PORQUE ES IMPORTANTE GEOPOLITICAMENTE Y GEOESTRATÉGICAMENTE LOS ARCHIPIÉLAGOS DEL ATLÁNTICO SUR; ANTÁRTIDA Y MAR ARGENTINO

  1. Italia y la Ruta de la seda, primer país del G7 que firma que firma acuerdo con China
  2. Foro de Gobernanza Global en Francia XI Jinping + Macron y con invitación a Merkel y Junker
  3. EEUU atosiga a China con 5000 combatientes Igures del ISIS (musulmanes de China); y una reunión en Washington el 27/3 de Pompeo con Igures.
  4. La Guerra del 5G

#DossierGeopolitico (DG): debemos destacar que en el dia de la fecha este artículo de uno de nuestro investigadores González Cabañas es publicado por importantes medios del Asia como The Straits Times y otros medios, en el mismo se reconoce a Dossier Geopolitico como un tanque de ideas que analiza los temas globales con visión suramericana. Prof. Lic. Carlos Pereyra Mele Director de DG

CASO HUAWEI: “HIGH TECH WAR”, COMPETENCIA ESTRATÉGICA, TENSIÓN GEOPOLITICA

Juan Martin González Cabañas Investigador Jr. Dossier Geopolitico

En un esquema general, integral, estratégico del escenario global podemos observar que China se ve acosada en varios frentes por EE.UU: presiones en una incierta guerra comercial, maniobras diplomáticas para bloquear los avances de los proyectos de infraestructura (OBOR/Nueva Ruta de la Seda) y a nivel tecnológico, el boicot que viene realizando contra Huawei. Estas son algunas de las actuales modalidades de competencia estratégica entre grandes potencias, sin involucrar el uso directo de poder duro/militar, que bien podríamos considerar una guerra fría versión 2.0. Analizando los factores e intereses en juego no son sorprendentes los sucesos en pleno desarrollo durante los últimos meses, como lo son los avances del gobierno de EE.UU contra el gigante tecnológico chino Huawei. Desde la detención de la Directora de Finanzas, Meng Wanzhou hija del fundador de la compañía, hasta las acusaciones de espionaje, los boicots, restricciones y las presiones diplomáticas para anular los avances de Huawei en varios países.

  • Huawei es el buque insignia, la punta de lanza del avance tecnológico chino. Esta embestida no es una casualidad. Si bien formalmente no tiene vínculos directos con el gobierno chino, Huawei tiene un rol destacado en el plan tecnológico estratégico chino “Made in China 2025”, debido a su desarrollo e implementación de las redes 5G, parte clave de este plan, que se estima estarán disponibles pronto.

El planteo estratégico es cambiar la matriz productiva china hacia una economía “High Tech”, de diseño e innovación, posicionar a China en el primer plano en los sectores tecnológicos de avanzada de la economía moderna (Inteligencia artificial, biotecnología, robótica, automatización, el internet de las cosas, telecomunicaciones, software, energías renovables, y el elementos que más nos interesa para este análisis el 5G). En Washington no se sienten cómodos por los avances chinos.

La consultora Eurasia sostiene que la instalación de las redes del 5G implicara unos de los mayores cambios en nuestra época comparando su aparición con grandes quiebres en la historia tecnológica como la electricidad. Algunos especialistas, sitios de internet y la prensa han acuñado el término momento “Sputnik” comparando el potencial impacto de la competencia por el desarrollo de las tecnologías del 5G con la carrera espacial en la guerra fría en su momento.

El 5G permitirá el uso de datos de la red más rápido, así como el uso difundido y coordinado a gran escala de tecnologías de avanzada como la inteligencia artificial, el internet de las cosas, ciudades inteligentes, la automatización, mejoras en salud y en el ámbito militar.

EE.UU ha presionado a varios de sus aliados (Australia, Nueva Zelanda, Alemania, Gran Bretaña, Canadá) para que bloqueen a los avances en servicios e inversiones de Huawei en sus países, a la vez que ha restringido la compra de productos y servicios de Huawei en suelo norteamericano.

Si bien es cierto que varios países podrían ceder a las presiones de Washington de “cercar” a Huawei y restringir sus servicios y productos, también lo es el hecho que muchos otros países, entre ellos especialmente los muchos que tienen a China como principal socio comercial, además de toda la pléyade de países emergentes y en vía de desarrollo son seducidos por las posibilidades económicas, y en este caso específico, tecnológicas que ofrece China y sus empresas. Lo que implicaría, una competencia a nivel mundial entre musculo diplomático norteamericano y dinero chino.

También en términos comerciales, el avance de Huawei hacia la cima de las compañías tecnológicas es notable, debido a sus métodos de producción y su modelo de negocios, habiendo superado, por ejemplo, a APPLE entre las compañías más grandes que venden dispositivos móviles quedando solo en un segundo lugar de Samsung.

¿Alguien se acuerda del libre comercio? ¿De la competencia? ¿Qué paso con eso? ¿O era solo un truco? Al aparecer en el juego económico mundial, EE.UU patea el tablero cuando pierde, y usa el músculo geopolitico, sin ningún problema, siguiendo la doctrina Groucho Marx: “estos son mis principios, pero si no les gustan tengo otros”.

Los temores sobre la tecnología de Huawei ocultan una lucha de poder, una disputa hegemónica por la tecnología. Hasta ahora las acusaciones de espionaje contra esta corporación, tal vez en un sentido teórico validas, pero incomprobables en los hechos, no son nada más que meras especulaciones.

Las acusaciones por parte de EE.UU contra Huawei y China, por medio de su discurso de “la amenaza de espionaje “le otorgan un sentido poco creíble, hipocrática, y marcado por un doble standard ¿Quiénes representan la amenaza? Es que es el mismo EE.UU que hoy “aconseja” a sus aliados y a otros países “protegerse” contra la “amenaza” del espionaje de Huawei, el mismo país que espió a sus propios aliados de forma alevosa si recordamos los casos que Assange y Snowden sacaron a luz.

Podemos destacar también de forma reciente el escándalo de Cambridge Analytica, donde se evidenció las relaciones non sanctas y profanas entre las grandes corporaciones tecnológicas “independientes” como Facebook y Google y el poder político en occidentes.

Conclusiones:

La competencia tecnológica es otro tablero más de este nuevo Gran Juego del siglo XXI multinivel y multidimensional, donde los grandes actores mueven sus piezas. El 5G es el foco de una carrera global para dominar la próxima ola de desarrollo tecnológico, una carrera que muchos decisores en EE. UU temen estar perdiendo, lo que explican sus acciones agresivas.

La competencia estratégica por las tecnologías de avanzada como el 5G, y las innovaciones en la cuarta revolución industrial, marcara el “podio” de las grandes potencias del siglo XXI. La guerra fría tecnológica entre las dos economías y potencias más grandes del mundo no muestra signos disminuir, así como tampoco su competencia estratégica.

¿Quién ganara esta partida en el tablero? La paciencia/precaución y previsión del juego del Go, o las apuestas fuertes y “bluffs” del póker. El tablero geoestratégico ya está desplegado, los jugadores ya tienen sus cartas en mano y han movido sus fichas. Ya veremos…

Publicacion en The Straits Time:: https://www.straitstimes.com/opinion/huawei-a-case-study-of-high-tech-high-stakes-strategic-competition?fbclid=IwAR2c8t4NsqeX7n0KRJ-t_0AA6zhNk26Ie1bnKCZdI0yEx0KTiyZ_WwnuoLc

Eurasia review: https://www.eurasiareview.com/20032019-huawei-case-the-hifi-geostrategic-gambit-oped/