El General Juan Domingo Perón y el Imán Ruhollah al- Musawi Jomeini: fundamentos doctrinarios

Realizamos nuestra segunda nota desde la República Islámica de Irán y hoy hablaremos de un aspecto del seminario que dicté este día 2 de marzo, para el doctorado en Political Sciences en la The Faculty of History and Political Sciences de la Baqir al olum University de la ciudad de Qom, en la Irán.   

Realizaremos una breve pero útil comparación entre el liderazgo de Juan Domingo Perón a los 70 del Congreso de Filosofía de Mendoza y el del Imán Jomeini a los 40 años del triunfo de la revolución islámica.

Los objetivos del gobierno de Juan Domingo Perón quedaron claramente establecidos el 17 de octubre de 1950 cuando proclamó las veinte verdades peronistas y que por supuesto lo venía plasmando desde el inicio de su gobierno:
Verdad número 1: “La verdadera democracia es aquella donde el gobierno hace lo que el pueblo quiere y defiende un sólo interés:el del pueblo”
Verdad número 3: “En la Nueva Argentina de Perón el trabajo es un derecho que crea la dignidad del Hombre y es un deber, porque es justo que cada uno produzca por lo menos lo que consume”
Verdad número 8: “En la acción política,la escala de valores es la siguiente: primero la Patria , después el Movimiento y luego los Hombres”
Verdad número 9: “La política no es para nosotros un fin,sino solo el medio para el bien de la Patria que es la felicidad de  hijos y la grandeza nacional”
Verdad número 10: “Los dos brazos del peronismo son la justicia social y la ayuda social.Con ellas damos al pueblo un abrazo con justicia y amor”
Verdad número 14: “El justicialismo es una nueva filosofía de vida,simple, práctica,popular profundamente cristiana y profundamente humanista”.
En síntesis ,seleccionando rápidamente estas verdades, percibimos la dimensión liberadora social y nacional de la doctrina justicialista. Lo exponemos brevemente:
A) Una concepción histórica sanmartiniana suramericana
B) La plasmación de una comunidad organizada basada en la democracia participativa
C  Una imagen del adversario: todo tipo de imperialismo
D) La articulación del Estado Continental Suramericano creando una economía de escala con el Nuevo ABC con Brasil y Chile, único camino para ser autónomo en la siguiente fase del universalidad, para Perón.


Por otro lado, y en la otra punta del Planisferio, el islam chiita plantea una nomocracia, es decir el gobierno de una unidad territorial -Irán- en base al Plan de Revelación Divina del Profeta.
Los objetivos del gobierno en el islam del imanato son según los diferentes sucesores de Ali, lo siguiente:
1. El establecimiento del monoteísmo y la adoración a Dios, y evitar a los falsos ídolos y falsos gobernantes.
2. El crecimiento armónico (integral) del conocimiento y la conducta de la gente
3. La liberación del ser humano ( en su totalidad, hombre o mujer y todas las razas y clases sociales)
4 La implementación de la justicia (en los individuos y en la sociedad)
A diferencia de Perón que creó una doctrina, la visión que Jomeini desarrolló está basada en el Islam.
Para Jomeini, la política es conducir al ser humano hacia la perfección social acorde con los intereses y las necesidades humana la felicidad individual y social.
El objetivo de la política para el Imán Jomeini, y lo dice en numerosos discursos, y en esto llamativamente coincide con Perón, consiste en establecer la justicia en la sociedad y ésta es la base para alcanzar la sociedad Justa. Esta es la tesis del Imán Jomeini en su libro “El gobierno islámico” http://www.biab.org/
Por supuesto  muchos años después que Perón lo planteara en sus clases de Conducción Política en la Escuela Superior Peronista.
Ambos líderes, solo entendían al gobierno como la unidad nacional, la solidaridad comunitaria y la lucha contra todo imperialismo. Podemos decir que practicaron un tercerismo pleno.
Tuvieron el mismo destino, fueron al exilio, pelearon contra los imperialismos y dejan un legado político extraordinario para los pueblos que pretenden ser independientes en el siglo XXI.
No hay pensamiento estratégico sino está basado en comprender y asumir la identidad nacional, la primacía de la persona, la pelea contra todo tipo de imperialismo y recuperar la política para la justicia.
Es el legado nada más ni nada menos de Perón y Jomeini

(*) Miguel Ángel Barrios-Argentina
Dr en Educación
Dr en Ciencia Política 

Director Académico de Dossier Geopolitico DG
Ha escrito más de quince obras de política internacional y latinoamericana


0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *