Entradas

Análisis semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo

Club de la Pluma: Arte, Ciencia, Cultura, Derechos Humanos, Geopolítica, Deuda Externa, Relatos, Cuentos, Educación, Opinión, Editorial, Efemérides, Comunidades Originarias, Filosofía Y Mucho Más…

Temas:

A – América del Sur

Las Agresivas declaraciones de un devaluado Jair Bolsonaro contra el Pueblo Argentino después de las elecciones PASO del domingo 11/8/19, con una clara intromisión en los asuntos internos de Argentina (Y demuestra la ondisima preocupación en los políticos de la región ante posibles cambios en la RREE del Continente contrario a los intereses geoestratégicos de EEUU) Las consecuencia de un cambio de signo político en la Argentina y el efecto dominó en la región como es el Grupo Lima

B –  Inglaterra y sus Bases en América del Sur (Venezuela)

C – Conflicto Global entre Atlantistas y Continentalistas se sigue profundizando en lo Político, Económico, Social (desestabilizaciones en Hong Kong y Moscú), Carrera Armamentística. La Teoría del Caos en marcha y una guerra Híbrida en Asia por parte de EEUU Trump y Clinton apoyan a los “disidentes” chinos y rusos. La recesión que acarrea la guerra Chino Vs EEUU. Ventas de armas de EEUU a taiwan reacción de China Continental

D – El conflicto entre EEUU e Irán toma una nueva dimensión ante la derrota diplomática de Washington pues Inglaterra devuelve el Petrolero secuestrado irani en el estrecho de Gibraltar – Acuerdo petrolero entre Irán Rusia y Azerbaiyán 

AUDIO


#DossierGeopolitico: En un trabajo analitico sobre los caminos hacia donde se dirige la Geopolitica Mundial realizado en 2007, y que estaba direccionado a preguntarnos dónde nos hubicariamos Geopolitica y Geoestrategicamente los Argentinos cuando se conmemoraran los 200 años de nuestro Primer Gobierno Patrio, en el 2010. Para que no volviéramos a equivocar nuestras alianzas y visiones del mundo como había ocurrido en 1910 -Cuando Argentina creyó en la perpetuidad del Poder Británico y apostó todo a esa alianza, cuando en realidad el mundo de esa fecha ya tenia nuevos poderes y que la I Guerra Mundial así lo confirmaron , más allá, de los gigantescos cambio que ella originó.

Hace un año presenté un trabajo para la Revista de Inteligencia del Ejército del Perú -en el mismo explique el sistema mundo y la declinación de Europa- y en una Disertación que realice para los Oficiales Cursantes de la Escuela Superior de Guerra de Perú, en Enero de este año, el título de mi ponencia fue: 500 años de dominio Occidental tocan a su Fin

Todo el Equipo de Dossier Geopolitico DG viene sosteniendo desde principio de Siglo XXI esa tendencia y de la necesidad de toda América Latina de prepararse para entender ese verdadero “Choque de Civilizaciones” que significara el cambio de lo modelos anglosajones por el modelo Euroasiáticos, y que este cambio sí representa el “Fin de la Historia” de 5 siglos de dominio Europeo Cultural Europeo. Lo vemos ya expresarse: en la crisis de la Unión Europea, en el Brexit y nuevos movimiento de separación, el surgimiento de nacionalismos y cerramiento de fronteras en los países claves de esa península.

“El Futuro llego”, ahora América debe repensarse en alianzas regionales e internacionales que nos sean útiles y prácticas y no basadas en conceptos idiologistas o de pensamiento ya perimido por la realidad de lo nuevo que ya se instaló (Ejemplo: un tardío acuerdo entre la Unión Europea y el mercosur), para no volver a perder el carro de la historia del siglo XXI. Lo dijimos hace años y lo sostenemos: la actualidad es la conformación de un Mundo Multipolar con tres Ejes de Poder: China-EEUU-Rusia, situación descrita en Nuestro Diccionario de Seguridad y Geopolitica editado en 2009.. 

Bien porque esta introducción, porque NO estábamos equivocado en la apreciación de los cambios estructurales y en los tiempos difíciles que venían con la posibilidad de un conflicto bélico si no acuerdan los tres poderes antes mencionados en un nuevo orden global. 

Un artículo importantísimo a sido publicado por el Diario El Mundo de España, sobre este tema, que hace masiva esta realidad para el público europeo, pero que desde hace tiempo vienen los Tanques de Ideas europeos anunciando la declinación de Europa. El artículo se llama: Europa, en tierra de nadie y lo publicamos a continuación para vuestro conocimiento y análisis

Prof. Lic Carlos Pereyra Mele

Director de Dossier Geopolitico DG

Europa, en tierra de nadie

La UE intenta evitar quedar atrapada en la confrontación entre EEUU y China. Mientras, la renovación de cargos en Bruselas debe servir para activar su soberanía estratégica. Además, resulta clave debilitar el populismo y potenciar su peso comercial 

Los europeos observan con suma preocupación cómo el siglo XXI se configura en torno a la rivalidad entre EEUU y China y se preguntan cuál es su papel en ese gran juego de poder y cómo evitar quedar atrapados en la confrontación entre esos dos gigantes. ¿Qué mejor capital que Lisboa y la hospitalidad de Augusto Santos, ministro de Exteriores de Portugal, para hablar de relevancia de Europa? Tantos siglos siendo el centro del mundo han llevado a los europeos a pensar que están en el centro del mundo. Pero no es cierto. Abran un mapa y comprobarán cuánta verdad hay en la afirmación de que Europa es solo una pequeña península de Asia, cuán anómalo es el excepcional papel jugado en la historia mundial por esa pequeña península y, para rizar el rizo, en el hecho de que la hegemonía mundial europea arrancara en una pequeña península de esa pequeña península.

Porque la primera globalización, en realidad la única que ha conocido la humanidad si nos fijamos en lo profundo y duradero de su impacto, arrancó en dos estuarios de la Península Ibérica, el del río Tinto (Palos de Moguer) y el del río Tajo (Belén). Desde allí partieron, con solo cinco años de diferencia, las expediciones que llevaron, una, la de Colón, al descubrimiento de América en 1492, y otra, la de Vasco da Gama, que en 1497 logró abrir la ruta marítima a la India, conectando así dos inmensos continentes a su influencia y prosperidad.

La impronta de esos descubrimientos no hubiera sido tan profunda si no hubiera coincidido con la decisión china, adoptada en 1470, de destruir su flota, prohibir los viajes oceánicos y encerrarse en su territorio continental, poniendo fin así a una exitosísima experiencia naval y comercial, que había llevado a los chinos a las costas de la India y el cuerno de África. Sin la retirada de China, cuya marina era mucho más grande, poderosa y experimentada que la de los europeos y que había dominado los mares de Asia durante todo el siglo XV, Europa no habría podido dominar Asia (imaginen por un momento cómo sería el mundo de hoy si China hubiera descubierto y colonizado América).

Hoy, 500 años más tarde, el reloj apunta otra vez hacia aquella hegemonía china que quedó pendiente, España y Portugal vuelven a ser pequeñas penínsulas de una pequeña península y los europeos asisten a la provocación en toda regla que les plantea el profesor de la Universidad de Chicago, John Mearsheimer, uno de los grandes teóricos del realismo político en relaciones internacionales, que les invita -durante una reunión en Lisboa del ‘think tank’ Consejo Europeo de Relaciones Internacionales (ECFR, en sus siglas en inglés)- a asumir el fin de sus ilusiones liberales desde un lugar con un nombre muy oportuno: el Palacio das Necessidades (sede del Ministerio de Exteriores portugués). Mientras Mearsheimer expide el certificado de defunción de aquel orden liberal que con tanta ilusión nació en 1989 después de la caída del muro, el intelectual búlgaro Iván Krastev reflexiona sobre cómo sobrevivir al fin de las ilusiones desencadenadas por aquel optimismo liberal y su adalid, Francis Fukuyama, que nunca imaginaron que la nostalgia por el pasado y el pesimismo por el futuro iban a ser el sentimiento dominante entre los europeos, tal y como se mostró en una macroencuesta realizada por el ECFR en colaboración con la organización Yougov.

Así pues, los europeos, que pensábamos que el siglo XXI iba a ser un siglo feliz, vivimos bajo la sombra de la llamada “trampa de Tucídides”, un término popularizado por el profesor Graham Allison para referirse a la consideración de Tucídides sobre la inevitabilidad de la guerra del Peloponeso toda vez que Atenas no tenía otra opción que la militar para atajar el auge de Esparta. Por tanto, el reloj podría ir no solo 500 años atrás, sino otros 1.000 más y depositarnos en una preocupante analogía con el fin de la civilización helénica. Esto no quiere decir que EEUU y China estén predeterminados al conflicto, pero sí señala el coste de ignorar la historia, que nos enseña que 12 de las 14 transiciones de poder entre grandes potencias acabaron en conflicto y sólo cuatro lo evitaron.

Que esa rivalidad va a marcar el siglo XXI es una certeza: todo lo demás es una incertidumbre. No sabemos si una gran potencia se impondrá a la otra, si las dos lograrán coexistir de forma pacífica, aunque sea bajo una nueva guerra fría, o si la competición, además de en el plano económico, político y tecnológico, se desbordará hacia el plano militar, provocando un conflicto armado. Como señaló Helle Thorning Schmidt, ex primera ministra danesa, en esa dinámica de confrontación entre Washington y Pekín, Europa debe buscar su propia voz, no una voz equidistante, sino la que permita defender el espacio de libertad y prosperidad compartida que nos define como europeos y que define el mundo en el que queremos vivir: un mundo con instituciones internacionales fuertes, normas respetadas y acuerdos que garanticen que podemos actuar contra los desafíos que presentan tanto la pobreza y la desigualdad como el cambio climático y la extensión de los derechos humanos.

Qué mejor prueba de esa necesidad de más Europa que la retirada unilateral de EEUU del acuerdo nuclear con Irán, un pacto del que los europeos se sentían particularmente orgullosos al haber logrado aunar las voluntades de EEUU, China y Rusia, y que ahora lleva a las compañías europeas a ser víctimas de unas sanciones que sus gobiernos no han aprobado. Como destacaron Mohamed El Baradei, ex director general de la Agencia Internacional de Energía Atómica, y Nickolay Mladenov, enviado del secretario general de la ONU para el proceso de paz de Oriente Próximo, tras el fracaso de las primaveras árabes, la Europa de hoy vive rodeada de un “anillo de fuego” que se extiende de Siria a Libia pasando por Yemen pero está ausente de la gestión de esas crisis.

A la sombra de Trump, cuya reelección situaría el horizonte de su salida de la Casa Blanca en el 2024, con la previsible devastación del sistema internacional que éste dejaría tras de sí, pero también de la asertividad de Rusia respecto a Ucrania y nuestros socios bálticos y de los desafíos tecnológicos y militares de China, los europeos tienen una caja de herramientas patéticamente vacía: su divisa, el euro, es solo un medio de pago, no un instrumento político ni diplomático que acompañe su poder; su régimen de sanciones financieras y comerciales carece de dientes; su capacidad de innovación tecnológica es menor; sus fuerzas armadas no disponen de los recursos suficientes para ser más autónomas de Washington; y su diplomacia carece de la agilidad y flexibilidad para imponerse en la mesa de negociación. De ahí la necesidad de una propuesta para activar la soberanía estratégica de Europa como la presentada en un informe por Mark Leonard y Jeremy Shapiro (director y director de investigación de ECFR, respectivamente), conteniendo una importante batería de recomendaciones de actuación.

Todo lo anterior explica por sí solo la importancia de elegir bien a las personas que liderarán Europa durante los próximos cinco años y la preocupación existente por el rumbo actual de las negociaciones entre los líderes europeos. Hay consenso en que la Presidencia de la Comisión, del Consejo y la figura del alto representante para la Política Exterior deben ir a personalidades de primer nivel, capaces de imprimir a la UE la dirección que le falta, de forjar los consensos de los que hoy carecemos y de diseñar y acompañar las políticas que permitan a Europa seguir siendo relevante en el mundo.

Jugar ese gran juego de poder no es fácil. Europa no está preparada, ni psicológica ni material ni institucionalmente. No fue diseñada para mirar hacia fuera, al mundo, sino hacia dentro, para pacificarse a sí misma. Pero no hay otra opción que hacerlo y, por ilusorio que pueda parecer, sí hay opciones para hacerlo. Integrando sus capacidades, que son reales (el euro, su peso comercial, el atractivo de su mercado, el presupuesto europeo, su capacidad regulatoria) bajo estrategias compartidas y principios claros es posible que Europa siga siendo relevante. Para ello tiene que confrontar los populismos, verdaderos caballos de Troya de esos disolventes globales que nos amenazan, y comenzar a pensar estratégicamente. Como hace 500 años.

UN NUEVO ORDEN MUNDIAL MULTIPOLAR

En la crisis iraní, como en el veto del presidente de EEUU, Donald Trump, al uso de los sistemas 5G de la compañía china Huawei, los europeos han descubierto el significado de carecer de “soberanía estratégica”, esto es, de la capacidad de resistirse a verse arrastrados a dinámicas de conflictos contrarios a sus principios e intereses y, a la vez, como en la retirada estadounidense del acuerdo sobre el clima de París, de poder impedir que acuerdos vitales para su seguridad e imprescindibles para su futuro se conviertan en papel mojado. Sea en lo relativo a la esfera digital y el control de internet, en las cuestiones comerciales o en el ámbito de la seguridad y la defensa, el orden multilateral que surgió en el año 1989 del fin de la Guerra Fría ha sido sustituido por un orden multipolar. / J. I. T.

Fuente: https://www.elmundo.es/internacional/2019/06/30/5d177a4cfc6c8328618b45c7.html 

Contexto Global

Con la conducción de Antonio Martinez Vidal y Julio René Sotelo. Un programa de análisis sobre política internacional. Realizaron una entrevista al Director de Dossier Geopolitico: Carlos Pereyra Mele, en el Programa CONTEXTO GLOBAL para la Televisión de CHACO.TV Temática: la Situación del “Sistema Mundo 2019” y como ello repercute sobre nuestro Continente y en especial sobre Venezuela.

El director de Dossier Geopolítico, Carlos Pereyra Mele, analizó en ‘GPS Internacional’ el trasfondo de la caída de importantes acuerdos de contención sobre misiles y los nuevos actores del panorama global.

AUDIO:
https://video.img.ria.ru/Out/MP3/20190420/2019_04_20_GPSINTERNACIONALdone_tiijtlxh.tpz.mp3

“Es evidente que todas las estructuras y organismos que se han creado pos Segunda Guerra Mundial y durante la Guerra Fría ya son hoy papel mojado porque las realidades geopolíticas son distintas”, consideró Pereyra Mele.

“La caída de los acuerdos firmados durante los últimos momentos de lo que era la Unión Soviética hoy en día ya carecen de valor y todo esto se enmarca además en el crecimiento de potencias que no estaban en la lista de los que podía alcanzar esos niveles como China”, agregó.

“Por supuesto que no se puede dejar de lado a la India, a Irán y las nuevas estructuras regionales que juegan influencia. Otro país que tiende a crecer fuertemente es Corea del Sur que luego de los acuerdos con el Norte se va a incorporar más temprano que tarde a los grandes jugadores globales”, sostuvo el analista.

Más información: El G7 y los BRICS se enzarzan en una pelea mortal

“Egipto no va a participar de la creación de esa especie de “OTAN árabe” bajo tutela de EEUU, lo cual es un golpe casi de muerte a esa estructura, porque si no participa Egipto a Arabia Saudí no le alcanza para ser el hegemón de ese grupo”, subrayó Pereyra Mele. “Europa es un gigante económico y un enano político. Su política exterior fue determinada siempre por EEUU y fue a la zaga de las proyecciones geopolíticas norteamericanas. Todo eso se viene rompiendo y debemos recordar que prácticamente el G7 ha dejado de existir y ha sido por el principal socio que es EEUU”, añadió.

“Este mundo que hoy vivimos no tiene absolutamente nada que ver ni se lo puede medir o analizar con conceptos de principios del siglo XXI y mucho menos de la década del ’90”, dijo Pereyra Mele en entrevista con Sputnik y radio M24.

Además en ‘GPS Internacional’, nos adentramos en los temas que se trataron durante la VI Conferencia Global sobre Agricultura Familiar en el marco del Foro Rural Mundial que tuvo lugar en la ciudad española de Bilbao durante el mes de marzo. “En el evento se congregaron organizaciones de productores familiares de carácter nacional o regional. Es parte del proceso preparatorio del lanzamiento de la Década de la Agricultura Familiar que será en mayo en Roma por parte de FAO y el FIDA que Naciones Unidas indicó como responsables de instrumentarlo”, explicó Fernando López, directivo de la Comisión de Fomento Rural de Uruguay. “Hay temas como el acceso a la tierra, las oportunidades para los jóvenes y el derecho de las mujeres en el medio rural, la formación y capacitación no solo productiva sino para incidencia política y la necesidad que los países implementen políticas públicas a favor de la agricultura familiar”, agregó.

“Esto sirve para visibilizar el aporte que hace la agricultura familiar a la producción sostenible y a la soberanía alimentaria en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, dijo López.

En el cierre, repasamos el diálogo con el historiador argentino Aldo Duzdevich, exmilitante del grupo Montoneros durante la década del ’70, que es el autor del libro “Salvados por Francisco” y con el diseñador gráfico y fotógrafo uruguayo Alejandro Sequeira acerca de su nuevo trabajo “Hierbas: medicinales y aromáticas del Uruguay”.

Y como en cada programa el repaso de las noticias destacadas de América Latina y un informe sobre el panorama mundial.

Análisis semanal de Geopolitica por Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo:

Temas:

  • La Geopolitica en el SXXI – Que es?
  • Porque es una Ciencia sin cátedras
  • Historia de la Geopolitica
  • Potencias Continentales Ratzel Haushofer
  • Potencias Marítimas MacKinder – Mahan – Spykman
  • Tendencias en el SXX I y II Guerra Mundial y Guerra Fría
  • 90s Guerras Geopoliticas inter capitalistas
  • Primer cuarto del siglo XXI: Todas guerras por recursos y áreas geopoliticas importantes para el poder del Hegemón decadente: EEUU
  • Como todo esto se refleja en la Guerra híbrida contra Venezuela – Como el petróleo sigue siendo la causa de esta guerra no declarada formalmente – Rol del Petro-Dólar y su crisis
  • Hoy la Geopolitica como la debemos entender

AUDIO:

El pasado 25 de febrero la Corte Internacional de Justicia a requerimiento de la Asamblea General de la ONU emitió una opinión jurídica que sin ser una cuestión de política internacional tendrá inevitablemente incidencias políticas en el mediano plazo y que tendrán incidencia sobre el secular reclamo argentino sobre los archipiélagos atlánticos australes, concretamente MALVINAS. Trataremos de acercarnos a un tema que en su apariencia exótica no está desvinculado de nosotros y sin embargo parece haber tenido poca difusión de parte del actual gobierno argentino.

El Archipiélago de Chagos forma parte de la antigua colonia británica de Islas MAURICIO y está en el centro del Océano ÍNDICO, independizada en 1968 del Reino Unido. Pero a la que tres años antes este desmembró políticamente de Isla Mauricio autorizando la instalación de una base aeronaval de los EEUU en él. Y que hoy es un enclave denominado DIEGO GARCÍA, el que durante toda la Guerra Fría fue estratégicamente importante y que en los presentes despliegues y arribos de potencias emergentes al Océano Índico ha cobrado una importancia mucho mayor. Es conveniente sopesar las implicancias geopolíticas para entender sus alcances.

Este enclave tiene proyecciones hacia África por el oeste, hacia India, Indonesia y Australia por el noreste. Y hacia el norte hacia el denominado Polígono de los Cinco Mares (Mar Rojo, Mediterráneo Oriental, Mar Negro, Caspio y obviamente el Índico) Este espacio enmarca Cercano Oriente y Asia Central la zona más conflictiva del planeta. Donde inevitablemente se rozan los intereses de casi todas las potencias mundiales, varias de ellas en capacidad nuclear ostensible.

La Corte Internacional decidió por unanimidad casi total de trece miembros a uno que la separación del Archipiélago de CHAGOS de Islas Mauricio carece de legalidad. Siendo responsabilidad del Reino Unido finalizar dicha separación como parte de la descolonización de Islas Mauricio de hace más de cincuenta años, exhortando a todos los Estados a cooperar en ese proceso.

Abordando ahora a la problemática que nos implica, cuál es la reivindicación argentina de Malvinas, que tiene carácter de irrenunciable para el Estado Argentino por mandato constitucional. Conviene recordar que desde 1965 por la resolución de la ONU se exhortó al Reino Unido y a la República Argentina a negociar el tema de la soberanía sobre nuestro archipiélago, ya que el tema de Malvinas debía insertarse en la descolonización de las mismas. Una cuestión que las Naciones Unidas consideran ineludible. Y que el REINO Unido jamás aceptó.

Hay que recordar también que las Naciones Unidas tampoco aceptaban un eventual desmembramiento de los territorios a descolonizar, que es justamente lo que ha ocurrido con Islas Mauricio y el Archipiélago de Chagos por parte del Reino Unido. La República ARGENTINA acompañó el pedido de consulta a la Corte Internacional la que no solo se expresó en tal sentido sino que además recordó su carácter de cumplimiento obligatorio para todos los Estados Miembros.  

Es sabido históricamente que el imperio talasocrático británico construyó su predominio como potencia ultramarina a partir del control en todos los océanos del mundo de enclaves marítimos en pasos centrales o interoceánicos. Y que esa experiencia transferida a tiempos modernos es uno de los aportes más importantes de su participación en la OTAN, volcada no solo al Atlántico Norte sino a todos los mares del mundo. Constituyendo el único caso en el mundo de una alianza militar constituida durante la Guerra Fría para contención de la Unión Soviética y que, desaparecida está, la sobrevivió para actuar de reaseguro armado a los intereses de sus miembros en el lugar del planeta en que fuere necesario.

En resumidas cuentas la púa de su compás, bien afirmada insularmente es el cimiento desde donde se proyecta el otro brazo del mismo, marcando hasta dónde llega su pretendida área de influencia.

Pero este no es el único punto a analizar de la actuación del Reino Unido en el caso del diferendo del Archipiélago de Chagos y la reclamación argentina sobre Malvinas. EN 1965 fuerzas de marinería británica expulsaron manu militari de las islas del primero a la población originaria allí existente, para posibilitar la construcción de la base aeronaval norteamericana de DIEGO GARCÍA.

Y en ese mismo año el Reino Unido que desoía la resolución de la ONU de tratar el tema de la descolonización de MALVINAS con la Argentina mantenía a la gran mayoría de la población malvinera residente de ascendencia inglesa con rango de ciudadanos de segunda. Y todos sus problemas debían canalizarse por un organismo por entonces de rango inferior denominado oficina de asuntos coloniales, pero no precisamente por el Foreing Office. Desde 1976 los “kelpers” venían reclamando otro trato infructuosamente, aun con la intercesión de Lord Shackleton|. Pero recién en diciembre de 1982 el gobierno Thatcher les otorgó el rango de ciudadanos de primera a posteriori del conflicto con la Argentina de aquel año.

Es bastante habitual, por parte de algunos Estados, para disimular la apetencia de un interés geopolítico esgrimir razones de humanidad, de salvaguarda de principios jurídicos o de preservación del medio ambiente. Y cuando los acontecimientos se precipitan o se actúa por la fuerza alegando que se está frente a un “hecho consumado”. O se invoca una irreversibilidad que siempre será mucho más difícil o costosa que el dejar las cosas como están.

En el caso del Archipiélago de CHAGOS en el debate en la Asamblea General de la ONU sobre un total más de 170 Estados presentes 94 votaron por el reintegro a Isla Mauricio, a favor del Reino Unido votaron 15 y por la abstención colectiva los restantes miembros presentes. A raíz de ello se resolvió en 2017 la remisión en consulta del caso a la Corte Internacional de La Haya con el resultado antes expuesto, también negativo para el Reino Unido.

En términos legales el caso es de un cumplimiento muy complicado para Inglaterra y por extensión para EEUU. Para concretar la cesión y poder construir la base aeronaval hace más de cincuenta años fue necesario expulsar a la totalidad de la población autóctona, sin importar su nacionalidad. Los expulsados que hoy reclaman su retorno, frente al hecho consumado tienen que hacer valer un derecho para lograrlo. Y estos nuevos “kelpers” no parecen querer optar por otra cosa que no sea lisa y llanamente la vuelta a la heredad de la que fueron desalojados por los ingleses.

Volviendo al inexorable realismo del análisis geopolítico debe observarse  a cada uno de los implicados en este diferendo por ahora jurídico diplomático. Comenzando por los EEUU asentados militarmente en DIEGO GARCÍA. La base allí creada tiene grandes dimensiones incluyendo aeropuerto con una pista de 3500 ms, un embarcadero naval mediano, una red de excavaciones subterráneas secretas de protección antinuclear y un gran número de instalaciones de seguimiento satelital. Un verdadero punto clave de la OTAN en el centro del Índico. Abarcando todo ello la casi totalidad de la superficie insular demográficamente aprovechable del archipiélago de CHAGOS. Superiores en dimensiones a Guantánamo en Cuba y casi igual a Guam y Tinian en las islas Marianas del Océano Pacífico. Es oportuno recordar que estas últimas fueron tomadas a sangre y fuego a Japón durante la IIGM. Y también desde entonces fueron ocupadas en su totalidad geográfica por instalaciones militares. Habiendo migrado por ello la casi totalidad de su población autóctona. Teniendo el privilegio sui generis de haber sido el punto de partida de los primeros ataques nucleares de la historia.

La actual República Mauricio reivindicadora en derecho del Archipiélago de Chagos está físicamente separada del mismo por unas 2000 millas náuticas. Carece de una flota comercial o de guerra y su potencial económico se nutre de la venta de especies como en los tiempos de Vasco Da Gama y actualmente de un incipiente turismo. Es también la más superpoblada de las islas circundantes a Madagascar. Es evidente que su peso político económico es ínfimo, siendo su principal baza tan solo la argumentación jurídica y diplomática.

Difícil situación en una época en que los estados nacionales tienden a ser desvalorizados por los superpoderes agrupados en bloques políticos, económicos y militares en la contienda por el predominio planetario.

Y por otra parte el Océano Índico al presente ha dejado de ser un mar de paso para convertirse en uno de los escenarios de las pujas de supremacía del poder mundial. Durante la GUERRA FRÍA la tensión estaba reducida al Bloque anglosajón y la URSS de entonces. Al presente los actores van desde el mismo bloque anglosajón hasta la emergente República China convertida en potencia naval hasta India e Irán ambas empeñadas en crecer como potencias navales y aéreas.

Hace treinta y siete años el Reino Unido, con el apoyo explícito de los EEUU, fue a la guerra del Atlántico Sur para rescatar a un puñado de “kelpers” que se sentían británicos retenidos por un Estado al que consideraban “agresor”. Hoy un puñado de expulsados originarios de Chagos reclaman en calles de Londres para retornar a su tierra ocupada. No quieren ser británicos, sino vivir en su lugar de origen hoy convertido en una fortaleza. Buen interrogante el que al presente podemos plantearnos desde el Atlántico Sur sobre la situación presente y futura del Océano Índico nosotros los argentinos que vivimos una guerra para conservar una heredad propia ocupada por la fuerza un siglo antes: las ISLAS MALVINAS. ( Continuará )

                                                     Dr. Carlos Alberto Moreno

                                Responsable zona sur del Instituto Superior Arturo JAURETCHE

                                            Colaborador del Equipo Dossier Geopolítico

El pasado 2 de Abril de 2019; la prensa nacional informa que el Gobierno del impopular Presidente de Argentina Ing. Mauricio Macri, NO utilizara los contundentes argumentos de la Corte Internacional de Justicia de la Haya contra Gran Bretaña por el Tema MALVINAS; una decisión que afecta los intereses permanentes de la Nación y la proyección Geopolítica de la República Argentina y que deberá ser considerada por las Cámaras Legislativas de la Argentina y la Justicia Federal, sino no nos encontramos ante una flagrante accion de no cumplimiento de de los deberes de funcionario Público y otros artículos del Código Penal Argentino.

Prof. Lic. Carlos Pereyra Mele Director de DG

Diario Clarín –  Fallo por Chagos

Pese a un reciente caso testigo, el Gobierno no llevará Malvinas a la corte de La Haya

La Corte de la Haya decidió que Chagos, un archipiélago en el Océano Índico, debe dejar de ser administrado por Gran Bretaña. El caso tiene similitud con Malvinas.

Fuente: https://www.clarin.com/politica/pese-reciente-caso-testigo-gobierno-llevara-malvinas-corte_0_CakkA3IV_.html?fbclid=IwAR1xrAYVwclKHYxku-cPBclcRL-IkauSGgZLrLLH3jhWnDGcB7zsgt0m3ig

A 37 años de la guerra

Documentos históricos prueban la soberanía sobre Malvinas antes de la ocupación británica de 1833

Fuente: https://www.clarin.com/politica/documentos-historicos-prueban-soberania-malvinas-ocupacion-britanica-1833_0_LLo89qJAM.html

#DossierGeopolitico DG: Desde el 2003 sostenemos en todos nuestros informes, documentos y entrevistas que EEUU inició un periodo de retroceso en su poder global alcanzado a fines del siglo XX, y desde el 2010 desde Dossier Geopolitico como equipo -con un mundo académico y de las “consultoras’ que ignoraban y no transmitían que se había iniciado un periodo de grandes cambios- que se transitaba hacia un periodo de multipolaridad regionales importante -con una China que no aplicará el modelo imperial norteamericano de control y dominio- y de nuevas alianzas totalmente distintas a las que se habían mantenido por casi 60 años, y que los estados-naciones lejos de desaparecer seguirán por un largo periodo dominando la escena de la política internacional, como también teniendo influencia en sus vecinos los países importantes tanto económico como tecnológicos, NO veremos un mundo bipolar, como el que conocimos en la guerra fría. Que sostuvimos y sostenemos.

En Octubre de 2018 el catedrático de Harvard Stephen Walt, en la Revista Foreign Policy, reconoce que hace 15 años pocos analistas sostenian estos cambios que hoy se concretan.  A confesión de partes, relevo de pruebas.

Prof. Lic. Carlos Pereyra Mele Director de DG

¿A qué tipo de mundo nos dirigimos? POR STEPHEN M. WALT                                                                  

El orden mundial liberal nunca existió realmente. La política de competencia entre grandes potencias está aquí para quedarse.

Fuente: https://foreignpolicy.com/2018/10/02/what-sort-of-world-are-we-headed-for/

En general, el mundo de 2025 será uno de “multipolaridad no equilibrada“, el orden de hoy no es liberal (varios actores clave rechazan los ideales liberales), y el de 2025 tampoco lo será. Los Estados Unidos seguirán siendo el actor más importante del planeta. Pero su margen de superioridad será más pequeño de lo que solía ser, y el país aún enfrentará problemas fiscales a largo plazo y profundas divisiones políticas. 

China será la potencia número 2 del planeta (y superará a Estados Unidos en algunas dimensiones), seguida por otros jugadores importantes (Alemania, Japón, India, Rusia, etc.), todos ellos considerablemente de menor jerarquía que los otros dos  principales.

En este sistema, los Estados Unidos deberán ser más selectivos al hacer compromisos y utilizar su poder en el extranjero. El deseo central de rehacer el mundo, que caracterizó la era unipolar, se desvaneció mucho antes de que Donald Trump se convirtiera en presidente de los Estados Unidos. No volverá, no importa cuántos neoconservadores nostálgicos intenten rescatarlo.

Como ya está claro, la política exterior y de defensa de los Estados Unidos se centrará principalmente en contrarrestar a China. Además de intentar desacelerar los esfuerzos de China para obtener una ventaja en una serie de tecnologías emergentes, los Estados Unidos también intentarán evitar que Beijing establezca una posición dominante en Asia

En la práctica, esto significará mantener, profundizar y, si es posible, expandir los lazos de la alianza de Estados Unidos allí, incluso cuando China trata de expulsar a los Estados Unidos y traer a sus vecinos a su propia esfera de influencia. Mantener la posición de los Estados Unidos en Asia no será fácil,  los aliados asiáticos de Estados Unidos desean preservar sus lazos económicos actuales con China, y algunos de esos aliados no se agradan mucho entre sí. Mantener esta coalición unida requerirá una hábil diplomacia de los Estados Unidos, que últimamente ha escaseado, y el éxito no es en absoluto seguro.

  • Pero como los teóricos realistas han estado advirtiendo durante más de 15 años, la rivalidad emergente entre los Estados Unidos y China será la característica más importante de la política mundial durante al menos la próxima década y probablemente mucho más allá de eso.

A pesar de los temores alarmistas sobre el resurgimiento de Rusia no representa la misma amenaza para Europa que la Unión Soviética. El caso de un importante compromiso de los Estados Unidos con la región será, por lo tanto, mucho más débil. Lo más revelador es que los miembros europeos de la OTAN gastan entre tres y cuatro veces más de lo que Rusia hace en defensa cada año. Pero manera muy poco efectiva, pero lo que Europa necesita es una reforma de la defensa, no subsidios de los EE. UU y los problemas reales que enfrenta Europa, como defender sus fronteras contra la inmigración no regulada, no son cosas que Estados Unidos pueda resolver.

Además, Europa y la OTAN simplemente no tendrán mucho rol que desempeñar, ya que Washington se centra cada vez más en Asia. Los países europeos no querrán renunciar a los lazos económicos rentables con China y no estarán dispuestos a hacer mucho para equilibrar a Beijing.

Si la competencia chino-estadounidense se calienta, como lo espero, este problema será otro punto de fricción entre los Estados Unidos y sus socios europeos. Trump podría acelerar este proceso si continúa golpeando a Europa en el comercio e imponiendo tontamente sanciones secundarias a los estados europeos que intentan mantener vivo el acuerdo nuclear de Irán por ejemplo, pero incluso si no lo hace, la lenta dilución de las relaciones transatlánticas continuará. No hay nada sorprendente o trágico en esto, por cierto; es simplemente la consecuencia gradual pero inevitable del resurgimiento de Asia.


#DossierGeopolitico (DG): difunde el trabajo del Prof. Anis Bajrektarevic, –Director del Think Tank “Modern Diplomacy“, -Director del Department for Strategic Studies on Asia (DeSSA) of the International Institute for Middle East and Balkan Studies (IFIDES) en Viena. Profesor, Profesor de derecho y política internacional, geopolítica en varias universidades, con el mismo iniciamos una actividad de intercambio entre el Profesor Bajrektarevic y Dossier Geopolitico.

Prof. Lic. Carlos Pereyra Mele Director de DG

No será el siglo de Asia sin una institución pan-asiática

Contrastando y comparando la génesis de las estructuras de seguridad multilaterales en Europa, con aquellas que existen actualmente en Asia, y listando algunos sus retos más apremiantes , el artículo ofrece algunas incentivas políticas en porqué el continente más grande del mundo ha de considerar la creación de una institución pan- Asiática integral. Las estructuras de seguridad prevalentes en Asia son bilaterales y mayormente asimétricas, mientras que Europa disfruta de organizaciones multilaterales, simétricas y equilibradas (al igual que en América y África). El autor va hasta el punto de que con independencia de su impresionante crecimiento económico, no habrá ningún siglo asiático sin la creación de tal institución.

Anis Bajrektarevic

Durante más de una década, muchas de las revistas académicas más relevantes están llenas de artículos profetizando el siglo XXI como el siglo de Asia. El argumento se basa generalmente en el impresionante crecimiento económico, aumento de la producción y los volúmenes de comercio, así como las reservas en pleno auge en moneda extranjera y las exportaciones de muchos países asiáticos muy poblados (con casi un tercio de la población total del mundo habitan en sólo dos países del continente, el más grande del mundo ). Sin embargo, la historia sirve como un poderoso recordatorio que nos advierte que económicamente y / o demográficamente poderosos centros de gravedad tienden a desarrollarse en sus periferias, sobre todo cuando la periferia es más débil por una u otra categoría. Esto significa que cualquier cambio (absoluto o relativo) en la fuerza económica y demográfica en un tema de las relaciones internacionales, inevitablemente, pone tensión adicional en los equilibrios de poder existentes y las constelaciones que apoyan este equilibrio en el escenario en particular (estructura implícita o explícita).

Por lo tanto, ¿cuál es el estado actual de las estructuras de seguridad de Asia? ¿Cuál es la capacidad actual de la diplomacia preventiva y qué instrumentos están a disposición cuando se trata de alerta temprana / prevención, investigación, mecanismos de intercambio, reconciliación, la capacidad y confianza en el escenario asiático?

Mientras que todos otros grandes escenarios tienen la configuración de pan-continental en el lugar ya desde hace muchas décadas, como la Organización de Estados Americanos – OEA (continente americano), la Unión Africana – AU (África), el Consejo de Europa y la OSCE (Europa), el estado actual del continente más grande del mundo es muy diferente. Lo que se hace evidente, casi a primera vista, es la ausencia de cualquier garantía Pan-Asia / estructura multilateral. Las estructuras existentes de seguridad son bilaterales y asimétricas en su mayoría. Van desde los claros y duraderos tratados de seguridad de no agresión, a través de acuerdos menos formales, hasta los acuerdos de cooperación ad hoc sobre cuestiones específicas. La presencia de la configuración regional multilateral se limita a muy pocos lugares en el continente más grande, y aun así, rara vez los problemas de seguridad entran en su declaración de ámbito de trabajo. Otra característica notable es que la mayoría de las estructuras bilaterales existentes tienen un estado de Asia por un lado, y el país periférico o protector externo en el otro lado (lo que las convierte casi por definición asimétricas). Los ejemplos son numerosos: los Estados Unidos-Japón, Corea del Sur-Estados Unidos, Estados Unidos-Singapur, Rusia-India, Timor Oriental-Australia, Corea del Norte- Rusia, Japón-Malasia, China-Pakistán, Estados Unidos-Pakistán, China-Camboya, Estados Unidos-Arabia Saudí, Rusia-Irán, China-Birmania, India-Maldivas, Irán-Siria, Corea del Norte-Pakistán, etc.

De hecho, Asia hoy resuena como un eco de la mezcla del pasado europeo. Combina las características de la pre-napoleónica, después de Napoleón y la Sociedad de Naciones. ¿Cuáles son las lecciones útiles del pasado europeo? Bueno, hay unas pocas. Bismarck acomodó el crecimiento exponencial económico, demográfico y militar, así como la expansión territorial de Prusia hábilmente diseñando y calibrando las complejas redes de acuerdos bilaterales de seguridad de la Europa del siglo XIX. Al igual que hoy en Asia, no había una seguridad institucional de Europa, pero si un liderazgo talentoso haciendo ejercicio de moderación y sabiduría en combinación con la más rápida asertividad y la rápida absorción militar, celebrada por la duradera resistencia. Sin embargo, tan pronto como el nuevo Kaiser elimino el Canciller de Hierro (Bismarck), los provinciales y atrasados, inseguros y militantes centros de Prusia impugnaron (por sus propias interpretaciones de Machtpolitik del alemán y de las políticas Weltpolitik- mundiales) Europa y el mundo en dos devastadores las guerras mundiales. Que, así como el establecimiento de Hitler después, simplemente no sabía qué hacer con una Alemania poderosa.

Las aspiraciones y las constelaciones de algunos de los poderes de Asia hoy en día nos recuerdan también la pre-Europa napoleónica, en la que fue impugnado un bloque unificado, universalista del Sacro Imperio Romano por los desafíos al status quo. Tales graves oscilaciones centrípetas y centrífugas de Europa no ocurrieron sin graves distorsiones: por mucho que el cardenal de Richelieu y la Francia jacobina se emancipo con éxito, el de Napoleón III y la Francia antes de la Segunda Guerra Mundial, acabo rodeada, aislada, sentando de manera implícita las bases para el ataque alemán.

Finalmente, la actual configuración regional de Asia también se asemeja a la imagen de la Europa post-napoleónica: en primer lugar, la Europa entre el Congreso de Viena de 1815 y el año revolucionario de 1848. En cualquier caso, vamos a echar un vistazo rápido a la configuración regional más importante en Asia.

De momento, la mayor participación asiática es con la APEC, una organización que envuelve a ambos lados de la Cuenca del Pacífico. Sin embargo, este es un foro para los países miembros (no de las naciones soberanas), una especie de preparación o sala de espera de la OMC. Por usar las palabras de un alto diplomático de Singapur, que me dijo recientemente en Ginebra, lo siguiente: “¿cuál es su opción en este caso? …firmar el TLC, llevarse bien con los EE.UU., ingresar en Facebook y seguir comprando en internet felices para siempre…”

Dos ajustes transversales, la OCI y los No Alineados (el primero con y el segundo sin una secretaría permanente) representan el bien establecido organismo multilateral político. Sin embargo, son inadecuados los foros ya que ninguno de los dos es (estrictamente) bajo mandato en los problemas de seguridad. Aunque ambas entidades transcontinentales tienen gran número de miembros (siendo el segundo y tercero más grandes de los sistemas multilaterales, justo después de la ONU), no abarca todo el panorama político de Asia – con importantes países de Asia fuera del sistema o en contra.

Más adelante, cabe mencionar la KEDO (nuclear) y el contacto de Irán relacionado con el (Cuarto/P-5 +1) del grupo. En ambos casos, los temas tratados son de hecho relacionados con la seguridad, pero es más un planteamiento asimétrico para disuadir y contener un solo país por la parte frontal más grande de los Estados periféricos que se oponen a una determinada política de seguridad, en este caso, Corea del Norte y de Irán. Lo mismo ocurrió con el pacto tratado de defensa de la EAE en la organización de corta vida SEATO (Organización del Tratado del Sudeste Asiático) que esencialmente se disolvió tan pronto como el peligro inminente del comunismo se hizo más lento y contenido exitosamente dentro de la Indochina francesa.

Si algunos de los ajustes son una reminiscencia de la pre-Europa napoleónica, el SCO (Organización cooperativa de Shanghai) y el CCG (Consejo de Cooperación del Golfo) nos recuerda a la Europa post-napoleónica y su Alianza de los tribunales del Este Conservador (de Metternich). Ambos acuerdos fueron creados con el pretexto de una amenaza externa común (ideológica y geopolítica), considerando mantener una seguridad compartida del status quo.

La asimétrica GCC fue un ajuste de origen externo por el cual un estadounidense clave en Oriente Medio aliado Arabia Saudita se reunió en la agrupación de las monarquías Península Arábiga. Ha servido a un propósito dual, originalmente, para contener la izquierda Nasseristic panarabismo que la introducción de un tipo de gobierno republicano igualitario en el Medio Oriente teatro. También fue (después de la revolución de 1979) un instrumento para contrarrestar la influencia iraní en el Golfo y el resto del Medio Oriente. La respuesta a la primavera de 2011 la agitación en el Oriente Medio (incluido el despliegue de las tropas de Arabia Saudita en Bahrein, e incluyendo el análisis del papel de los influyentes con sede en Qatar y GCC copia de Al Jazeera TV de la red) es la mejor prueba de la misma la naturaleza del mandato del CCG.

La OCS es internamente inducida por el acercamiento entre China y Rusia(basada, por primera vez en la historia moderna, en la paridad) para disuadir a los aspirantes externos (los EE.UU., Japón, Corea, India, Turquía y Arabia Saudita) y para mantener los recursos, el territorio, presente cultura socio-política y el régimen político en el Asia Central, los Altos del Tíbet y la provincia de Xinjiang Uighur en línea.

El siguiente a considerar es la SAARC (Asociación Surasiática para la cooperación regional) subcontinente indio de la agrupación. Esta organización tiene un mandato bien establecida, bien formado y conocedor de la Secretaría. Sin embargo, la Organización es una reminiscencia sorprendente de la Liga de las Naciones Unidas, la Liga es recordado como una configuración altruista, que en repetidas ocasiones no responden adecuadamente a las misiones de seguridad de sus miembros, así como a los desafíos y las presiones de los partidos que se mantuvieron fuera del sistema (por ejemplo, Rusia hasta bien entrada la década de 1930 y los EE.UU. quedaba  totalmente fuera del sistema, y ​​en el caso de la SAARC rodean, China, Arabia Saudí y EE.UU.). La SAARC es prácticamente un rehén de la confrontación mega de sus dos miembros más grandes, ambas potencias nucleares confirmadas, la India y Pakistán. Estos dos uno al otro reto geopolítico e ideológico (la existencia de uno es la negación de la existencia del otro, el nacionalismo religioso determinado de Pakistán es una negación de una India multiétnica y viceversa). Además, la SAARC, aunque internamente inducida es una organización asimétrica. No es sólo el tamaño de la India, sino también su posición: la centralidad de ese país hace prácticamente imposible la SAARC en cualquier campo, sin el consentimiento directo de la India (ya sea el comercio, la comunicación, la política o de seguridad).

Para un avance serio del multilateralismo, la confianza mutua, una voluntad de compromiso para lograr un denominador común a través de activos convivencia sería la clave. Es difícil construir un campo de acción común en torno al miembro desproporcionadamente grandes y situados en el centro (que escaparía a la interpretación de la contención por el miembro grande en posición central (que escaparía a la interpretación de la contención por el error o la asertividad de su centro por el más pequeño, los miembros periféricos).

Por último, existe una ASEAN (Asociación de Naciones del Sureste Asiático) – una agrupación de 10 naciones2 del sudeste asiático, el ejercicio de una política equilibrada multisectorial (basado en el principio de no injerencia) interna y externamente. Esto, Yakarta / Indonesia organización con sede tiene un pasado dinámico y una carta actual ambicioso. Se trata de una disposición interna inducida y simétrica relativamente con los miembros más fuertes colocados alrededor de su centro geográfico (como en el caso del equilibrio de la UE con Alemania-Francia / Gran Bretaña-Italia / España-Polonia geográficamente equilibrado entre sí). Situado en el eje geográfico del flanco sur del continente asiático, el triángulo de crecimiento de los llamados de Tailandia, Malasia e Indonesia, representa el núcleo de la ASEAN no sólo en términos económicos y de comunicación, sino también por su influencia política. La UE-ASEAN como Comunidad Hoja de Ruta (para 2015) se absorben la mayor parte de la energía de la Organización. Sin embargo, la ASEAN ha logrado abrir sus foros para los 3 grupos de 3, y se podía ver en el largo plazo como un escenario más amplio cúmulo hacia el pan-asiática foro en el futuro.

Antes de cerrar este breve resumen, vamos a mencionar dos recién inaugurado foros informales, ambas basadas en las llamadas externas de un reparto de la carga. Uno de ellos, con un nombre patriotero-acuñado por el banco5  Wall Street – BRI (I) C / S, hasta el momento incluye dos importantes potencias económicas asiáticas, demográficos y políticos (la India y China), y un periférico (Rusia). Indonesia, Turquía, Arabia Saudita, Pakistán, Kazajstán, Irán, son algunos otros países asiáticos, cuyo orgullo nacional y los intereses pragmáticos abogan por un miembro del BRIC. El G-20, el foro informal otra parte, también se reunieron en el Comité ad hoc (pro bono) las siguientes bases de la necesidad del G-7 para lograr una mayor aprobación y el apoyo a su política monetaria (acuerdo de cambio de divisas) y financieros (austeridad) acciones introducidas a raíz de (aún sin resolver) la crisis financiera. Sin embargo, el BRICC y G-20 no han proporcionado los Estados participantes de Asia, ya sea con la palanca más en las instituciones de Bretton Woods (además de un reparto de la carga), o han ayudado a resolver los problemas indígenas de Asia de seguridad. Atractiva para el orgullo nacional, sin embargo, ambos encuentros informales pueden desviar los recursos necesarios y la atención a los estados asiáticos de su presión interna, pan-continental problemas.

Sin embargo, además de la maquinaria del sistema de las Naciones Unidas del Comité de Desarme con sede en Ginebra, el Consejo de Seguridad de la ONU, OPEW y el OIEA, incluso los asiáticos ASEAN (como los asiáticos la mayoría de carácter multilateral) no tienen ningún foro permanente adecuada para afrontar y resolver sus problemas de seguridad. Una organización similar a la del Consejo de Europa o la OSCE está todavía lejos de los países emergentes en suelo asiático.

Nuestra historia nos advierte. Sin embargo, también ofrece una esperanza:
El pre-CSCE (pre-Helsinki) Europa era de hecho un lugar peligroso para vivir, la línea predeterminada fuerte geopolítico e ideológico se pasa por el corazón de Europa, se corta en dos mitades. El sur de Europa se selló prácticamente fuera conocido por las dictaduras, en Grecia (Junta Coronel), España (Franco) y Portugal (Salazar), con Turquía testigos de varios de sus gobiernos derrocados por la institución militar secular y omnipotente, con Albania y la invertida (a Europa no parecer) no aliados, la Yugoslavia de Tito. Dos poderosos instrumentos de la presencia militar de nosotros (OTAN) y de los Soviets (del Pacto de Varsovia) en Europa eran mantener enormes ejércitos permanentes, enormes arsenales convencionales y las armas ABC y los sistemas de entrega, prácticamente uno junto al otro. Con mucho, en general, de las fronteras europeas no se reconocen mutuamente. En esencia, el oeste rechazó reconocer, incluso muchos de los de Europa del Este (Unión Soviética dominada \ instalados) los gobiernos.

Actualmente en Asia, apenas hay un solo estado que no tiene ningún conflicto territorial dentro de su vecindario. Del Medio Oriente, el Caspio y Asia Central, el subcontinente indio, Indochina continental o mar del Archipiélago, el Tíbet, Mar Meridional de China y el Lejano Oriente, muchos países están sufriendo numerosas disputas fronterizas verde y azul. El Mar de China Meridional únicamente cuenta con más de una docena de las controversias territoriales en los cuales en su mayoría de China presiona periferias de liberarse del cerco de larga duración. Estos movimientos se interpretan a menudo compran el territorio insular en un limbo legal de Taiwan, que espera un momento en que el pan-asiática y un acuerdo internacional sobre cómo muchas Chinas Asia debería tener, las ganancias de un consenso amplio y duradero.

Sin resolver las cuestiones territoriales, el irredentismo esporádico, el armamento convencional, las ambiciones nucleares, los conflictos sobre la explotación de un acceso a la biota marina, otros recursos naturales, incluyendo el acceso al agua fresca de un suministro están planteando una enorme tensión en la seguridad externa de seguridad y la estabilidad en Asia. Estrés adicional proviene de las preocupaciones ambientales emergentes, que representan amenazas a la seguridad casi absoluta (no sólo a la pequeña nación del Pacífico de Tuvalu6, sino también) a las Maldivas, Bangladesh, Camboya, partes de Tailandia, de Indonesia, de Kazajstán y de Filipinas…7 Todo esto combinado con desigual dinámica8 económica y demográfica del continente están representando a Asia como un barril de pólvora real.

Es absolutamente inapropiado comparar el tamaño de Asia y Europa (este último es más bien una extensión de una enorme masa continental de Asia, una especie de península de Asia occidental), pero las maniobras interestatal fue igualmente estrecho para cualquier maniobra como es el espacio de hoy en día para cualquier seguridad de maniobra de Japón, China, India, Pakistán, Irán y similares.

También debemos hacer un pequeño repaso a las peculiaridades de las constelaciones nuclear en Asia. Después de las analogías históricas, sino que se hace eco de la edad del monopolio nuclear de Estados Unidos y el año de la desesperación de Rusia para lograr la paridad.

Además de mantener enormes arsenales de armas convencionales y numerosos ejércitos permanentes, Asia es un hogar de cuatro (más periféricas de Rusia e Israel) de las nueve potencias nucleares conocidas (declarados y no declarados). Sólo China y Rusia son partes en el TNP (Corea del Norte se alejó en 2003, mientras que India y Pakistán, ambas potencias nucleares confirmadas se negó a firmar el Tratado). Asia es también el único continente en el que las armas nucleares ha sido fuente de conflictos.

Como es bien sabido, el pico de la Guerra Fría se caracterizó por la confrontación Mega geopolítico e ideológico de las dos superpotencias nucleares (cuyas reservas con mucho más numerosos que los inventarios de todas las demás potencias nucleares combinados). Sin embargo, enigmático, misterioso e incalculable a cada other9, los estadounidenses y los soviéticos estaban en lados opuestos del planeta, no tenía disputas territoriales, y no hay registro de dirigir los conflictos armados.

En la medida en la constelación nuclear asiática es, además, específica de cada uno de los titulares tiene una historia de las hostilidades armadas fricciones y enfrentamientos por disputas territoriales sin resolver a lo largo de la frontera común, todo ello combinado con las rivalidades ideológicas intenso y duradero. La Unión Soviética se había fricciones amargo transfronteriza armados con China sobre la demarcación de su frontera terrestre y largo. China ha librado una guerra con la India y ha adquirido una significativa territoriales disputadas regiones limítrofes. Por último, la península de Corea ha sido testigo de los enfrentamientos militares directos de Japón, la URSS, China, así como los EE.UU. en su suelo mismo, y sigue siendo una nación dividida bajo una fuerte división ideológica.

En el borde occidental del continente euroasiático, ni Francia, Gran Bretaña, Rusia o los EE.UU. tenían una historia (reciente) de dirigir los conflictos armados. Ni siquiera comparten las fronteras terrestres.
Finalmente, sólo la India y ahora la Rusia post soviética tiene un estricto control civil y total sobre sus fuerzas militares y la autorización de despliegue nuclear. En el caso de Corea del Norte una China, que está en manos de un impredecible y poco transparente-comunista de liderazgo-es decir, que reside fuera democrática, toma de decisiones gubernamentales. En Pakistán, que está completamente en manos de un establecimiento militar políticamente omnipresente. Pakistán ha vivido bajo un gobierno militar directa para más de la mitad de su existencia como estado independiente.

Lo que finalmente mantuvo los EE.UU. y la URSS de desplegar armas nucleares fue la lucha peligrosa y costosa llamada: “Garantía de la destrucción mutua”. Ya a finales de 1950, ambas partes alcanzaron la paridad en el número y tipo de cabezas nucleares, así como en el número y la precisión de sus sistemas vectores. Ambas partes producen suficientes ojivas nucleares, depósitos de sistemas de entrega “secreto y sitios de lanzamiento para sobrevivir con creces el primer impacto y mantener un fuerte segundo ataque capability10. Una vez comprendida  que ni la prevención ni el ataque nuclear preventivo traería una victoria decisiva, pero en realidad daría lugar a la final de un holocausto nuclear mundial y garantizar la total destrucción mutua, los estadounidenses y los soviéticos han logrado un equilibrio en el miedo a través de la disuasión peligrosa. Por lo tanto, no era una paridad de intención, pero el MAD no deseado (con su efecto tranquilizante de las armas nucleares, si poseía en cantidades suficientes y configuraciones impenetrable) que llevó a una especie extraña de la pacificación de la estabilidad entre las dos superpotencias se enfrenta.

Como se ha señalado, las reservas nucleares en Asia es considerablemente modest11. El número de sitios de lanzamiento de ojivas nucleares y sistemas de entrega no es suficiente y lo suficientemente sofisticados como para ofrecer la capacidad de segundo golpe. Este hecho compromete gravemente la estabilidad y la seguridad: prevención o preventiva N-huelga en contra de un estado nuclear o no nuclear podría ser considerada como decisiva, especialmente en el sur de Asia y en la península coreana, por no mencionar el Oriente Medio12.

A la sabiduría en general de la geopolítica asume la potencialidad de la amenaza de examinar el grado de intenciones y la capacidad de los beligerantes. Sin embargo, en Asia esta teoría no es necesariamente la verdad completa: Cerca proximidades geográficas de Asia potencias nucleares significa menos tiempo de vuelo de cabezas, lo que finalmente da un muy breve período de toma de decisiones a los adversarios involucrados. Además de una política deliberada, un grave peligro de una guerra nuclear accidental tanto, es evidente.

Uno de los más grandes pensadores y humanistas del siglo 20, Erich Fromm escribió: “… el hombre sólo puede avanzar mediante el desarrollo de (sus) razones, por la búsqueda de una nueva armonía… “13

Sin duda hay un largo camino de la visión y la sabiduría de un claro compromiso político y la acción acordada. Sin embargo, una vez que se logra, las herramientas operativas son fácilmente a disposición. El caso de Europa de Helsinki es muy instructivo. Para ser franco, era la extensión más de las superpotencias que disputaron entre sí en todo el mundo, que finalmente los llevó a la mesa de negociación. Es importante destacar que también fue un llamado constante, el decidir de los ciudadanos europeos que alertó a los gobiernos a ambos lados de la línea por defecto. Una vez que las consideraciones políticas se resolvieron, los aspectos técnicos cobró impulso: se produjo-en primera mutuo reconocimiento pan-europea de fronteras, que tranquilizó las tensiones un día para otro. Político-militar, la cooperación se encuentra en la canasta primero de los llamados de Helsinki, que incluyen las inspecciones militares conjuntos, mecanismos de intercambio, el flujo de información constante, los representantes de alerta temprana (el Consejo Permanente llamada). Más adelante, un importante centro de se encuentra en la cesta denominada segunda – el foro que une a los problemas económicos y ambientales, elementos tan apremiante en Asia en el momento.

Es cierto que la cesta de la OSCE II era una fuente de muchas controversias en los últimos años, sobre todo en la interpretación de los mandatos. Sin embargo, la nueva ola de nacionalismo (a menudo reemplazando el comunismo fading), las cargas emocionales y miedos residuales del pasado, la enorme formación continua de la clase media en Asia (cuyas pasiones y afiliaciones inevitablemente pondrá a prueba las elites establecidas en el país y cuestionar sus políticas internacional), y una búsqueda relacionada a un nuevo consenso social, todo lo que podría ser abordado con éxito por una especie de una canasta de Asia III. Es evidente que, más crecimiento socio-económico en Asia es imposible sin la creación y movilización de una fuerte clase media, un segmento de la sociedad, que al aparecer de nuevo en el horizonte socio-político es tradicionalmente muy expuestos y vulnerables a los delitos políticos y los cambios disruptivos. En cualquier caso, hay varias observaciones de la OSCE naciones de Asia14, desde Tailandia hasta Corea y Japón (con Indonesia, una nación que en la actualidad considera unirse al foro). Son claramente los que se benefician de la participación15.

En consecuencia, el continente más grande debe considerar la creación de su propia integral pan-asiática mecanismo multilateral. Al hacerlo, sin duda puede estar en la visión y el espíritu de Helsinki. En la configuración más institucional, Asia cerca puede visitar el bien prevé la SAARC y la ASEAN16 ambiciosa poder foros. Al examinar estos dos organismos regionales, Asia

puede encontrar y hábilmente calibrar el equilibrio adecuado entre la ampliación y profundización del mandato (de seguridad) de este organismo multilateral futuro – dado el número de estados, así como la gravedad de la presión socio-política, el medio ambiente y político-militar de los desafíos.

En la edad de un éxito sin precedentes y la prosperidad sin precedentes de Asia, un indígena multilateral pan asiática acuerdo se presenta como una oportunidad. Contextualizar famosa frase de Hegel que “la libertad es… una idea de la necesidad” permítanme concluir diciendo que la necesidad de los domesticados pan-asiática organización advierte por su urgencia también.

Claramente, no hay emancipación del continente, no hay siglo asiático, sin el marco multilateral pan-asiático.


Anis Bajrektarevic, –Director del Think Tank “Modern Diplomacy“, -Director del Department for Strategic Studies on Asia (DeSSA) of the International Institute for Middle East and Balkan Studies (IFIDES) en Viena.

COLUMNA RADIAL DE GEOPOLITICA 11/3/19:

La Guerra Híbrida Cibernética en Venezuela

Análisis semanal de Geopolitica por Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo:

Analizamos:

1 India-Paquistán Negociaciones y presiones

2 La lucha interna dentro del gabinete de Trump que causó la parálisis de la Cumbre Corea del Norte & EEUU por el trio guerrerista del estado profundo: Bolton-Pence-Pompeo

3 América latina, una nueva escalada en la Guerra Híbrida contra Venezuela, ahora la desestabilización con las armas cibernéticas -Ataques a la red de Energía Eléctrica-; ha pasado unos años, en la década del 90 EEUU, usó como elemento desestabilizador los ataques directos a plantas de energía en Yugoslavia -nueva bomba la de grafito- que no destruía en forma directa las instalaciones solo las paraliza, y con ello el caos consiguiente fueron perfeccionando este sistema en Irak y Libia, en Venezuela se afectó con un virus el sistema de control electrónico de la Represa Simón Bolívar generadora de la mayor parte de la energía Venezolana y con el uso de armas de pulso electromagnéticos. Esta despiadada acción de guerra ha generado serios problemas en hospitales, institutos maternales, redes de comunicación, redes de distribución de agua potable y sistemas sanitarios, sistemas financieros y comerciales, redes de transporte, sin mencionar la afectación de millones de familias venezolanas en su vida cotidiana.

Bicentenarios latinoamericanos y pensamiento estratégico en el siglo XXI

Resumen

El siguiente trabajo plantea los grandes desafíos de la agenda internacional en estos tiempos de Bicentenarios latinoamericanos de independencias que exigen un pensar auténticamente estratégico desde nuestra realidad y con una originalidad que nos diferencie de otros modelos  continentales.

La Globalización es inseparable de los procesos de regionalización, para equilibrar sus efectos y para alcanzar un mundo que conduzca a una Comunidad Internacional alejada de todo Unilateralismo. Ello requiere una óptica analítica comprometida y situada en un espacio; el nuestro, el del Continente Suramericano.

Introducción

El mundo está cambiando. La Globalización como fenómeno y proceso histórico tiene una velocidad inédita. Se debe pensar el presente como un tiempo problemático de la experiencia de un mundo en un estado de transición a la multipolaridad. Los limites entre política mundial, regional y nacional son cada vez más difusos. Los límites de sus esferas se tornan débiles conformando una triple relación dialéctica entre lo local, regional y mundial

En este segundo milenio (bajo los parámetros occidentales), están transcurriendo en toda Suramérica los bicentenarios de las distintas declaraciones de independencia,  los pueblos de los Virreinatos españoles vivieron un proceso de balcanización, que de tres Virreinatos y una Capitanía General se vieron transformados en nueve Repúblicas: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela. A diferencia de Brasil, que con un devenir histórico totalmente diferente, incrementó fuertemente, dentro del subcontinente su espacio territorial con su Imperio

Entrado el Siglo XIX se lleva a cabo un proceso  de choques entre “Liberales” y “Conservadores”, que terminará en la sujeción de los nuevos estados en cuasi Neocolonias del principal hegemón de ese siglo: Inglaterra. Es el imperio británico el que nos introduce a “su” mundo, con la División Internacional del Trabajo como  proveedores / productores de Materias Primas y alimentos baratos y compradores de productos manufacturados con alto valor agregado. Introduciendo, a la par de nuestro ingreso al “mercado mundial” con teorías económicas que avalaron ese proceso,  momentáneamente beneficioso para algunos de los nuevos países.

Por otra parte, fue esa misma Potencia, la que fomento los enfrentamientos que terminaron en tremendas Guerras entre sudamericanos  (Guerra de la Triple Alianza: Argentina, Brasil y Uruguay contra Paraguay o la Guerra del Pacífico: Chile contra Bolivia y Perú), por un lado, mientras que por otro, a través de empréstitos financieros y de la División internacional del trabaja que ya indicamos, generó sofisticados mecanismos de control de los países en conflicto.

Pues bien,  la idea fuerza de este trabajo es reconocer que cuando América se libró del yugo Español Siglo XIX y trató de tener un destino distinto como pueblos americanos del Sur, faltó Pensamiento Estratégico en las elites que tomaron el poder en reemplazo de la administración Colonial, y que posteriormente en el Siglo XX, en medio de las dos Guerras Mundiales fue cuando los países de la región ( muy especialmente Argentina y Brasil) iniciaron fuertes procesos de industrialización y sustitución de importaciones aplicando, de forma efectiva un Pensamiento Estratégico y Geopolítico que dio grandes resultados.

Por Ejemplo, es notable mencionar el de Juan Perón quien en una conferencia de carácter reservado en la Escuela Nacional de Guerra, durante  el mes de noviembre de 1953 sostuvo: “tenemos que quebrar la estrategia del arco que va de Río a Santiago y crear una nueva para América del Sur”. Y proponía, a renglón seguido, la creación de un área de unión aduanera y libre comercio entre Argentina, Brasil y Chile denominada ABC.

……En doscientos años de existencia “republicana”, Hispanoamérica nunca ha sido completamente independiente. Solo ha sido muy esporádicamente gracias a unos pocos gobiernos y figuras políticas. En el siglo XIX, Gabriel García Moreno (Ecuador), Juan Manuel de Rosas (Argentina), José Manuel Balmaceda (Chile), Porfirio Díaz (México), Francisco Morazán (República Federal de América Central). Y, en el siglo XX: Getúlio Vargas (Brasil), Juan Natalicio González (Paraguay), Luis Alberto de Herrera (Uruguay), Juan José Arévalo (Guatemala), Juan Domingo Perón (Argentina), Carlos Ibáñez del Campo (Chile), Víctor Paz Estenssoro (Bolivia), Eloy Álfaro (Ecuador), Francisco Madero (México), Augusto César Sandino (Nicaragua) y algunos otros. Las fuentes del verdadero poder nunca han estado en nuestros países, sino siempre en el extranjero. Ese es el problema! La gran mayoría de nuestros gobiernos han sido “gobiernos vicarios” o “gobiernos sustitutos”. En otras palabras, como en el caso del Papa por Cristo, gobernaron en nombre y en nombre de otro soberano……. (Alberto Buela)

En consecuencia, dado los cambios Geopolíticos y el Nuevo Orden Mundial en conformación que se da causa de los choques entre los  Países que denominamos: Atlantistas contra Continentalistas. Estamos atravesando este primer cuarto del Siglo XXI con una nueva posibilidad de rescatar y redefinir un auténtico Pensamiento Estratégico y Geopolítico para nuestra Isla Continente: Suramérica;  Que es lo que desarrollaremos a continuación:

Desarrollo

Debemos reconocer a partir del 2001, reaparece el criterio de las tensiones geopolíticas y geoestratégicas en los conflictos internacionales

Para ello deberemos romper con estructuras mentales y paradigmas que nos fueron impuestas como verdades reveladas y tener ese pensamiento crítico y práctico, para obtener la suficiente libertad de pensamiento que permita diseñar políticas de estado propias y no ser meros espectadores de los cambios mundiales. Pero para ello deberemos partir de un análisis internacional serio y basados en hipótesis concretas para poder tener ese pensamiento crítico estratégico propio.

Nunca como hoy (S.XXI) fue tan evidente que toda buena política o estrategia nacional y Regional, comienza y depende de un acertado conocimiento y de una sensata interpretación del tablero internacional en que se inserta y vive cada país.
Al respecto, lo primero que se constata es que, desde que existe la vida humana, las relaciones inter pueblos (inter familias, clanes, tribus, feudos, naciones o lo que fuere) se han regido por la fuerza. Y, aun cuando algunos analistas interesados quieran hacernos creer que hay potencias buenas, y potencias malas, o que hablar de imperialismo es una antigualla “populista”, la realidad muestra que, también hoy, en política internacional el más fuerte es el que impone sus intereses y su “derecho”.

Describiendo  brevemente quienes son los actores Geopolíticos y de Política Internacional del Siglo XXI  podremos observar, a prima facie, que todo el modelo de Organización Mundial creado en la posguerra de la segunda guerra mundial está caduco o necesita una fuerte recomposición para seguir estando a la altura de los desafíos de los tiempos que corren.

Tras la caída de la cortina de hierro, el fin de los regímenes comunistas en Europa del Este, la implosión de la Unión Soviética en quince nuevos estados y de Yugoslavia en otros seis, tras un brutal baño de sangre, limpiezas étnicas y masacres vividas en los últimos 30 años, el mundo entró en un breve periodo de dominación hegemónica por parte de Estados Unidos.

La historia ha demostrado, una y otra vez, que el mundo dominado por un hegemón no es sostenible en el tiempo y los ataques terroristas de septiembre 11 de 2001 marcaron, como efectivamente se ha señalado en otros trabajos, el comienzo del fin de la Pax Americana.

Noteśe, en ese sentido, que las dos guerras que libró Estados Unidos contra el terrorismo, en Afganistán e Iraq, las dos las perdió marcando así el final de la era del todopoderoso hegemón americano.

Esto permitió que suban al escenario geopolítico nuevos jugadores que venían pidiendo su espacio como  Rusia y China el primero en los territorios de la ex Unión Soviética y el segundo en el Pacífico y Asia Central, primero  con pretensiones regionales y en la actualidad, con intereses claramente globales.

En este proceso denominado “A New (North) American Century” (un Nuevo Siglo Norteamericano); EE.UU. priorizó su superioridad  en lo militar, para lograr sus objetivos, no por el control del “espacio”, como fue la consecuencia de la segunda guerra mundial, sino por la conquista geopolítica de los “grandes mercados” tanto de los proveedores de materias primas como de los de consumo de los mismos. La Idea siempre fue: “Americanizar el Mundo sin Globalizar a USA”.

Esto permitió que durante los diez primeros años posteriores a la implosión de la URSS, los Estados Unidos fueran, en todo el planeta, una superpotencia hegemónica en forma indiscutida al punto de que, en más de una región del mundo, desde Washington se pudo dibujar el mapa de los países que iban a subsistir y de aquellos destinados a desaparecer. El fin de la historia era un hecho real y sin retorno y todo se encaminaba a un nuevo orden mundial.

Esto demandó que  en los Estados Unidos, las distintas administraciones de Republicanos o Demócratas desde la década del 90 en adelante, “no dejaron de incrementar fuertemente el gasto en Defensa para hacer frente a un mundo globalizado y para modernizar sus fuerzas armadas para estar a la altura de este plan estratégico de mantener su supremacía global”. EE.UU. esa “republica de carácter imperial”, pareció alcanzar el cenit de su poder.

Pero “Ningún imperio es eterno” con esa tesis el Historiador Paul Kennedy, en el 2007, publicó un trabajo en donde argumenta que EEUU inició su declive, el tema es cuando se palpara esta declinación y cómo será esa declinación, si será una declinación controlada y ordenada como fue la Inglesa o caótica como algunos imperios que desaparecieron.

Por ello sostenemos, que ese recorte de su pretensión de ser el Hegemón global, obligó a EE.UU. a replegarse de muchos escenarios conflictivos y fortalecerse en su región de influencia directa. La cual no es otra que todo el Continente Americano, por ello no son extraños los movimientos que desde hace una década realiza en este subcontinente para poseer la mayor influencia política, económica y militar.

En ese sentido, es importante estudiar los objetivos que se abroga el Comando Sur para su área de influencia, estableciendo doctrinas militares, sosteniendo a gobiernos leales a Washington y cercando a los hostiles, pues “su” área de Seguridad Nacional la estableció desde Centroamérica y el Caribe hasta una línea que se ubicaría, geográficamente hablando, en el Rio Amazona, delimitando de esta manera un área que no puede estar en manos de sus adversarios económicos, políticos y militares y más ahora con las nuevas directivas de Seguridad Nacional de la administración Trump, que volvieron a imponer que Rusia como enemigo de EEUU ahora sumada China.

Pero ¿cómo interactúan los otros jugadores internacionales de ese tablero en permanente movimientos? analicemos:

China: -Continentalista asiática- Obligatoriamente tiene que expandirse para mantener su nivel de crecimiento y esto la pone definitivamente en el gran tablero mundial como la pieza clave que con sus movimientos desequilibrara, en el corto plazo, las potencias existentes, ya que en ese marco de crecimiento sostenido, uno de sus objetivos internacionales principales es establecerse como un centro de gravedad dentro de un sistema multipolar. Además de asegurarse el suministro de los recursos de los que carece.

Por ello EEUU la considera como el gran peligro para su hegemonía mundial y a pesar de que ya es tarde para deshacerse de ella, económicamente intentará, por todos los medios a su alcance, limitar su avance y desarrollo.

En su afán de diversificar sus fuentes de suministro de materias primas, China ha realizado una fuerte apuesta de inversiones en el “olvidado” continente africano, lo que ha puesto en estado de alerta a USA, más luego del acuerdo de China para desarrollar la zona de Darfur con infraestructura propia para obtener recursos petroleros, a lo que USA respondió incorporando a Sudán en la lista de integrantes del Eje del Mal y para lo cual financia, vale decirlo, a grupos terrorista para derrocar al gobierno de ese País.

Además para la preocupación de los estrategas de USA, China firmó amplios acuerdos con Rusia no sólo energéticos sino tecnológicos y militares, y también está haciendo un acercamiento a la India. En la actualidad establecieron un acuerdo para no interponerse en el área de los recursos energéticos, con lo que se conformaría uno de los Espacios Continentales Económicos más importante en esta era de la globalización.

Por su parte, la doctrina militar de China tiene incorporada como hipótesis de conflicto un enfrentamiento con USA y en un trabajo titulado La Guerra sin restricciones de los coroneles Liang y Xiangsui, analizan ambas culturas estratégicas,  y para no caer en la trampa de la carrera armamentista que hizo colapsar a la URSS prevén ampliar las acciones desde el campo de lo bélico  a todos los ámbitos de la actividad humana “el crack bursátil, un virus informático, un rumor que provoque corridas bancarias, etc.” “En realidad es un asunto viejo: la respuesta del débil al fuerte”, conocida como guerra asimétrica.

Es en consecuencia, vislumbramos la era del despertar con peso propio del Pacífico como el “océano de los negocios” en detrimento del Atlántico, como pronosticaba Kissinger.

En la actualidad, el mayor inversor planetario en África es China, y  socio comercial prioritario en muchos países de América Latina, y lo será en mayor medida aún en el futuro previsible.

China ha avanzado decididamente en tecnología de punta, especialmente en la llamada Revolución Industrial 4.0;  en tecnología aeroespacial, biotecnología, etc. También en el desarrollo de un Banco de Infraestructura y Desarrollo que tiene más capital que el Banco Mundial, por poner solo un ejemplo, y que rápidamente provocó que muchos países asiáticos, y también europeos, se incorporaran al mismo; pero todo comenzó con el acuerdo de Cooperación de Shanghái, que hoy lo posiciona como un país de importancia global y desde el 2013 cuando su presidente Xi Jinping lanzó el mayor proyecto geopolítico de China el “megaproyecto estratégico chino-ruso”, llamado “Cinturón y Ruta de la Seda”, seguramente completará el retroceso norteamericano en Asia.

Rusia: -Continentalista Euroásiatica- La ex superpotencia militar comunista, ha vuelto a reencontrar su destino de la mano de Vladimir Putin. Ha sido él quien la ha puesto de nuevo en el escenario internacional ya no como un poder militar arrollador, tal como en tiempos de la administración soviética, sino como una potencia  económica y tecnológica, al hacer valer su importancia geoestratégica y geopolítica de los recursos energéticos, hoy tan demandados por la Unión Europea y por China fundamentalmente. Es para destacar también la actual actitud soberana y de desafió de Rusia enfrentando a EE.UU. cuando estos han querido instalar el denominado escudo antimisiles en países que fueron satélites de la ex URSS, como son los casos de Polonia y la República Checa, demostrando  el giro que han tomado las relaciones de Poder.

Notese que era una situación inimaginable hace algunos años atrás semejante desafío al hegemonismo estadounidense, es más, el proceso de Ucrania con la anexión de la Península de Crimea,  es una clara demostración de los cambios que observamos.

Debe destacarse en otro plano, que por el accionar de EEUU y sus Socios Occidentales (hoy, ya no tan leales) Rusia inició un profundo acuerdo con China al sumarse al Acuerdo de Cooperación de Shanghái y últimamente al Foro Económico del Este, conocido como Foro de Vladivostok, el cual fue clave en el “acercamiento” entre las dos Coreas, en septiembre del año pasado (2017) y en el entendimiento trascendental logrado entre Rusia y Japón, en el transcurso de 2018; estableciendo un proyecto de desarrollo ferroviario con un tren que desde Japón pasará por las islas en disputa entre ambos países para conectarse con el Transiberiano ruso y de allí llegar al mercado Europeo y a los de Asia central. Algo sumamente importante para el afianzamiento de otra organización regional dirigida por Moscú la Unión Económica Euroasiática (UEE) y que reúne a Armenia, Bielorrusia, Kazajistán, Kirguistán y Rusia, en un paso de fortalecimiento del proceso de integración en el espacio postsoviético.

Sin perjuicio de lo señalado, la mayor presencia rusa en su retorno al tablero geopolítico global ha sido, por un lado, con la intervención militar de sus Fuerzas Aeroespaciales en el combate contra el Terrorismo Internacional en la República Árabe de Siria, algo que ha sido coordinado con  los Comandos de élite de la República Islámica de Irán en una Guerra claramente impuesta por actores externos. Mientras que por otro lado golpeó a la OTAN con su acuerdo de venta de armas y acuerdos para la región con Turquía, volviendo a competir en el mercado mundial de armas de alta tecnología.

Concluimos que el Tablero Geopolítico inestable Global es hoy Multipolar:

Con tres potencias de primer nivel: China, Estados Unidos y Rusia.

Otros jugadores importantes pero de menor nivel en el ajedrez geopolítico mundial:

INDIA: La India no se transformó en un gran espacio geopolítico que desequilibrara y contuviera a China, (como pretende el hegemón norteamericano). India y China mejoraron sus relaciones a pesar de los diferendos fronterizos en la zona del Tíbet y la región de Cachemira -que reclaman tanto India como Pakistán. Pero India también está en un proceso similar al de China cuyo crecimiento económico provoca también un corrimiento de los intereses de ese País para asegurar el mismo a largo plazo y allí también choca con la idea de unilateralismo.

Su vasta población, que ha pasado ya los 1.200 millones de habitantes y crece a un ritmo mayor que el de China, hace pensar que pronto estará en el podio de las superpotencias mundiales con influencia decisiva. opinamos que ese ascenso no será inmediato, pues la India debe antes solucionar  enormes problemas de desigualdad social, de pobreza extrema, de atraso y abandono en su población (rural).

De igual manera que China, para los  suramericanos, India recién comienza a aparecer en nuestro horizonte. No debemos olvidar que hasta mediados del siglo XIX ambas eran las economías donde los imperios coloniales del momento intentaban conquistar sus mercados, ya que eran los principales del mundo, y hoy vuelven a estar a esa altura, pero como gigantes exportadores.

Unión Europea: -Atlantista- La actual situación de la unión Europea es la de un gigante económico en crisis, estancamiento y de un enanismo político. Tiene limitaciones desde lo estratégico, ya que en lo militar es un peón del juego norteamericano, prueba de ello es su participación en la invasión de Afganistán o su parálisis en la  crisis de los Balcanes que permitió a USA apropiarse por completo de esa jugada geopolítica. Asimismo, la división en la UE por la invasión a Irak demostró su falta de unidad política en los temas internacionales, anulándola como jugadora en el tablero mundial, solo presente por los flujos comerciales de las economías Francesa y Alemana, fundamentalmente.

Extendiéndonos en sus debilidades, la Unión Europea tiene una grave dependencia en el rubro energético, fundamentalmente con Rusia, que la inhabilita  para presentarse como jugador fuera de sus fronteras, a pesar de que la OTAN tenga ahora una política globalista (para la cual no está preparada). En ese sentido, el único miembro que era confiable, y privilegiado con la potencia hegemónica era Inglaterra (hoy luego del BREXIT, fuera de la Unión). La UE deriva de una relación estratégica desde la segunda guerra mundial con EEUU., que esterilizo toda alternativa para conformarse como una potencia Continental con peso global y solo se le permitió ser un gigante económico fronteras adentro. A eso se suma un serio problema demográfico  como es el envejecimiento de sus poblaciones y falta de crecimiento poblacional que la hace dependiente de mano de la obra extranjera, muy a pesar de su resistencia para incorporarla, lo cual ya es un problema que pone en crisis a las estructuras políticas tradicionales con el ascenso de los llamados partidos políticos de extrema derecha

En el plano de lo político, la incorporación de nuevos miembros a la Unión incrementa las dificultades para llegar a consensos, pues por ejemplo a la idea de relanzar la Constitución Europea fue frenada por el voto popular de Francia y Holanda (2005), y ahora se le sumó el rechazo de Polonia. Por ello debieron recurrir al Tratado de Lisboa para hacer una Constitución sin consultar a sus Ciudadanos. Además debemos recordar que tras la crisis de Hipotecas basuras del 2008. Europa en general no pudo recuperarse completamente.

desde lo económico, y por ello, hay dos Europas dentro de la Unión: una Periférica y otra Central (que ya no cuenta con Gran Bretaña), a lo que se suma la fuerte inestabilidad que provoca la aparición de los euroescépticos y la posición que están alcanzando en varios países, lo que hace ver un futuro poco prometedor a la Unión Europea.

Por último el creciente poderío de la región central de Asia y de los Países de la Cuenca del Pacífico marcan un rumbo de decadencia en la presencia de ese bloque en el mediano plazo. Por último ya los integrantes importantes de la UE ya cuestionan las sanciones aplicadas a Rusia a solicitud de EEUU. Italia ya adelantó esa postura y la canciller Alemana Merkel también declaró que no aplicará nuevas sanciones a Rusia, recordando que Alemania es la única real potencia económica de Europa y es su locomotora. La UE es un Atlantismo en franco deterioro.

Japón: -Atlantista- Es el otro Gigante Económico integrantes del denominado sector atlantista, que desde hace varios años viene perdiendo terreno en detrimento de su principal competidor en la región que es China. País con el que no cerró definitivamente las heridas causadas por la ocupación Japonesa en tiempos previos y durante la segunda guerra mundial.

Japón por los tratados firmados luego de su rendición incondicional ante los aliados en 1945, prácticamente no puede participar en política internacional sino es solamente desde el ámbito de la diplomacia y otorgando ayuda financiera para solventar gastos militares como son los casos de las Guerra de Irak y Afganistán. Las últimas administraciones Japonesas han tratando de salir de ese estadio de espantosa derrota (es el único País del globo que fue atacado con armas nucleares) pero su población es reacia a tener un rol internacional más activo que el que tienen las multinacionales niponas.

Al igual  que Europa es dependiente  tanto en Recursos Estratégicos, principalmente  Energéticos, y militarmente depende de su aliado EE.UU. ya que en suelo japonés tiene varias bases militares y que son fundamentales utilizadas para resguardar la seguridad norteamericana, ante la proximidad con Norcorea.

Desde lo económico, Japón ha invertido fuertemente en la región en especial en los Países del Sudeste asiático, los llamados “tigres asiáticos”, y en Asia central para obtener los recursos energéticos necesarios para mantener su alto nivel tecnológico. Es muy posible que la evolución de los acontecimientos internacionales y las nuevas realidades geoeconómicas lleven a Japón a replantearse una nueva geopolítica con China que las repotenciaría por los múltiples aportes de cada Nación a una alianza de esa naturaleza.

Es que para Culturas que son además Civilizaciones como la china y la japonesa, todo es posible, sobre todo por ese pragmatismo creativo de los chinos que llevó a decir a Deng Xiaoping “no me importa que el gato sea negro o blanco sino que cace ratones”. Y ya adelantamos el acuerdo de Japón con Rusia en este 2018 en el Foro de Vladivostok.

Hay evidentemente otros actores regionales, pero este trabajo está direccionado a nuestra posición geopolitica y los principales actores que tienen participación en nuestro espacio del subcontinente suramericano. En Especial los BRICS hoy “extrañamente” desaparecidos de los medios masivos de comunicación de occidentales de los cuales tenemos al gigante suramericano Brasil como integrante principal. (Que si forma parte de nuestro Espacio Geopolítico y con una importancia fundamental en cualquier análisis de escenarios que contemplemos).

Otros actores serían: los Países de La Mancomunidad de Naciones Commonwealth of Nations -Atlantistas-, 53 países soberanos independientes y semi independientes, de los cuales destacó Canadá, Australia y Nueva Zelanda y La Asociación de Naciones del Sureste Asiático -ASEAN- Association of Southeast Asian Nations -Pro Atlantistas-. Pero que no tienen roles globales como los descritos anteriormente.

“Tablero Inestable” y sus consecuencias sobre nuestro Continente Sur Americano

En este tablero inestable, decíamos en un artículo que realizamos en octubre del 2006, que los nuevos escenarios mundiales del presente siglo serían los que emerjan de la lucha por el control de los recursos naturales y que para ello EEUU había desarrollado una serie de ideas fuerza que las administraciones de los años 80 y 90 ejecutaron claramente, y cuyo  eje era establecer una de superioridad militar absoluta y global y para lo que aplicó la geopolítica de control del rimland (borde de eurasia), siguiendo las líneas básicas del geoestratega Spykman, con el establecimiento de bases militares alrededor del mundo pues al ser una potencia marítima debe rodear el corazón euroasiático.

Y de esta forma no solo tener predominio militar sino también para mantener el monitoreo y control económicos “manu militari” de los recursos naturales renovables y no renovables,  asegurándose su provisión e impedimento en el acceso a ellos por parte de sus principales competidores.

La idea de sus estrategas preveían que se consolidarían en el siglo XXI los “Espacios Continentales Económicos e Industriales”, y que serían una fuerte competencia a sus ideas de Hegemonismo, por lo tanto una política clara sería impedir la formación de un bloque de esa naturaleza en su patio trasero así USA se garantizaba “su” seguridad nacional. Es evidente que el surgimiento de los nuevos actores internacionales enfrenta este unilateralismo militar, económico y financiero, en la actualidad.

A este tablero inestable lo sintetizamos hoy en el 2018, así:

  1. Nivel supremo. Multipolaridad con tres centros: Washington, Moscú y Pekín.

  2. Nivel de elevada autodeterminación. Unión Europea, Japón, India.

  3. Nivel de resistencia: Turquía, Sudáfrica, Australia, Canadá, Brasil, Irán que tienen capacidad de limitar la interferencia de la globalización en su propio territorio. O sea tienen autodeterminación interna y muy limitada autodeterminación externa. 

  4. Nivel de dependencia. El resto de los países, prácticamente toda Iberoamérica.

Conclusiones

Las crisis implican oportunidades, como vimos en la descripción anterior, el mundo está en reconfiguración y por ello en crisis. Y recordemos entonces que la historia, tal como en la primera década de del siglo XIX, nos pone de nuevo ante la posibilidad, de alcanzar un nuevo estadio de independencia ya no solamente formal política, sino cultural, económica tecnológica.

Hoy en día, los cambios mundiales vuelven a darnos una oportunidad de consolidar una unidad regional que nos permita tener la capacidad de limitar la interferencia de la globalización en nuestro propio territorio, en un mundo ávido de recursos naturales, Para utilizar los capitales obtenidos para el fortalecimiento de las áreas de Ciencia y Tecnología y poder entrar en el mundo de la revolución industrial 4.0. Se impone entonces el “realismo político”: que nos permite asumir con un cierto escepticismo los proyectos teóricos idealistas, pero no por eso dejar de pensarlos e intentar realizarlos.  

El Realismo Político es el que incorpora la racionalidad para lograr los bienes y satisfacer los intereses de la comunidad o pueblo que mejor despliega su estrategia. En este caso, debemos ver a Suramérica como una “isla continente” con más de 350 millones de habitantes (con solo dos idiomas, además relacionados) 50.000 km. de vías navegables, poseedora del 30% de las reservas de agua dulce del planeta y de todos los minerales estratégicos para el siglo XXI, con un área de 18 millones de km. cuadrados que es el doble de Europa y el doble de los Estados Unidos.

Es por ello que América de Sur tiene que pensarse como una unidad geopolítica con sentido propio y así dar un paso importante para eliminar la actual fragmentación del Continente. De manera que hacer extensiva la propuesta a la totalidad de Suramérica es un acto de prudencia, a la vez que de percepción estratégica.  

Y que por estar en crisis la idea del Siglo Americano, como la venimos detallando hasta ahora, es casi con seguridad que sus estrategas y tanques de ideas, trataran de manejar la declinación afianzándose en zonas que tienen mejor control y allí radica el peligro para nuestro desarrollo como:                                                       

Espacio Continental Industrial Económico autoconcentrado””.  

Así se explican la continuidad de los planes tanto de imponer los Tratados de libre comercio desde lo económico para cerrar el acceso a la región de competidores extracontinentales o el del incremento de bases militares en nuestro continente y para mantener objetivos más cercanos a su territorio y más fáciles de controlar e influenciar a lo que ello despectivamente consideran despectivamente su patio trasero.

Este esquema de Tablero inestable que describimos antes debe ser bien interpretado por los países de Suramérica y Latinoamérica, por su liderazgo político, militar, empresarial, sindical, intelectual, universitario  para no equivocarnos sobre cuáles son nuestros intereses permanente nacionales y regionales, y uno de ellos, es nuestra visión y relación con este nuevo mundo globalizado. Pues la falta de una idea estratégica en los últimos 27 años (1991), nos dejó llevar por los cantos de sirena hacia un hegemonismo arrollador que derivó en crisis socioeconómicas y políticas recurrentes.

Por ello es urgente que los estados suramericanos deban contar con una visión a largo plazo que permita hacer un plan para los próximos 20 o 30 años de este mundo competitivo, que no solo es de Estados sino también de empresas ligadas a los mismos y tener esa visión estratégica constituye un activo valioso para sus economías. En esta cooperación publico/privada se deben establecer los ejes prioritarios para establecer políticas de estado para alcanzar los objetivos estratégicos de un alto desarrollo y crecimiento, que esto se pueda verificar en toda una nación como conjunto y no solo para algunos sectores.

La realidad demuestra que si  Sudamérica e Iberoamérica desean realmente ocupar un lugar digno y razonable en el nuevo mundo emergente, el lugar que se merece por su historia, el que le indica la vocación de grandeza de sus pueblos y el gigantesco espacio territorio continental que posee, indispensablemente debe plantearse una estrategia geopolítica y una política internacional de una gran nación Iberoamericana y Suramerica.

Este Gran Espacio cuenta con la ventaja de no ser una creación ex nihilo, se realiza sobre el antecedente de ALADI, Comunidad Andina y del  Mercosur creación con 27 años de vigencia efectiva (Tratado de Asunción 1991). A lo que se le suma la experiencia del Pacto Andino. Luego UNASUR

Cuatro Países tienen la máxima responsabilidad para alcanzar este objetivo: dos, sobre el océano Pacífico: Colombia y Perú y dos sobre el Océano  Atlántico: Argentina y Brasil.

Y podemos observar con cierta visión de posibilidad que desde el “realismo político”, de los estrategas geopolíticos del Continente hoy tienen un horizonte mayor que los marcados por los de cada Patria Chica para realizarnos en la Patria Grande, única alternativa para progresar en este Siglo XXI, si no como dijera el gran Pensador Brasileño Helio Jaguaribe seremos basura de la historia y habremos perdido otro siglo.

Lic. Carlos Pereyra Mele (*)

Córdoba Argentina

(*) Licenciado en Ciencias Políticas

Director de Dossier Geopolitico DG

https://dossiergeopolitico.com/

Experto en Geopolitica Suramericana

Analista de Política Internacional

Bibliografía y sitios web de información:

Diccionario Latinoamericano de seguridad y Geopolítica

Coautor Director Miguel Barrios y Carlos Pereyra Mele

2009 Editorial Biblos  /978-950-786-737-8 Bs As

Consejo Suramericano De Defensa

2011 Editorial Biblos BsAS de Miguel Ángel Barrios

Hacia una revalorización de lo Militar en la Política Suramericana

https://dossiergeopolitico.com/2018/10/10/hacia-una-revalorizacion-de-lo-militar-en-la-politica-sudamericana/ 

Teoría del Rombo Suramericano Nueva Estrategia suramericana del Prof. Dr. Alberto Buela Lamas

https://es.scribd.com/document/111634896/Teoria-Del-Rombo-25-3-10

Bicentenario y Pensamiento Estratégico Argentino

Carlos Pereyra Mele

http://licpereyramele.blogspot.com/2007/06/

Relaciones Internacionales. Una teoría crítica desde la periferia sudamericana (Biblos, 2018) Marcelo Gullo

Análisis Geopolítico de argentina y América (2005)

https://es.scribd.com/document/117609833/ANALISIS-GEOPOLITICO-DE-ARGENTINA-Y-AMERICA-LIC-CARLOS-ALBERTO-PEREYRA-MELE

Nuevos escenarios mundiales en el siglo XXI

Carlos Pereyra Mele http://licpereyramele.blogspot.com/2006/10/nuevos-escenarios-mundiales-en-el.html

Perón-Vargas, la alianza inconclusa
http://www.clarin.com/suplementos/cultura/2005/11/19/u-01092040.htm

Amérique hispanique : la longue marche vers l’unité (1833-2013) Dr Alberto Buela

http://www.contrelitterature.com/archive/2013/03/05/amerique-hispanique-la-longue-marche-vers-l-unite-1833-2013.html

Qué es la doctrina Monroe que Trump reflotó en la ONU contra la influencia de “potencias extranjeras” en América Latina

https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-45648320?ocid=wsmundo.chat-apps.in-app-msg.whatsapp.trial.link1_.auin

EL Dominio de  EEUU ha terminado – Foro de Davos

https://dossiergeopolitico.com/2018/09/18/el-dominio-de-estados-unidos-ha-terminado/

Gran EURASIA se reúne en el lejano oriente Ruso
https://dossiergeopolitico.com/2018/09/15/gran-eurasia-se-reune-en-el-lejano-oriente-ruso/  

Unión Euroasiática

http://www.eurasiancommission.org/en/Pages/default.aspx

Organización de Cooperación de Shanghái

http://eng.sectsco.org/

Mancomunidad de Naciones

http://thecommonwealth.org/

Unión Europea

https://europa.eu/european-union/index_es

UNASUR

https://www.unasursg.org/

ALADI Asociación Latinoamericana de Integracion

http://www.aladi.org/sitioAladi/index.html

MERCOSUR

https://www.mercosur.int/

Comunidad Andina

http://www.comunidadandina.org/

La Asociación de Naciones del Sureste Asiático -ASEAN-

https://asean.org/

Asociación de Cooperación Asia Pacífico

https://www.apec.org/