Entradas

¡¡ IRÁN: UNA POTENCIA EN DESARROLLO !!

Es el título de la columna del Club de La Pluma del director de Dossier Geopolítico, Carlos Pereyra Mele, poniendo luz y realismo sobre este gigante asiático apenas conocido en Occidente, salvo por la discriminación aleatoria anglosajona entre “Buenos y Malos”, a pesar de ser socio fundador de la ONU, miembro de la Organización de Cooperación de Shangai, de la OPEP, de los BRICS, de la Organización de Cooperación de los Países Islámicos y de haber integrado los Países No alineados. También por las más de 2.500 sanciones y varias guerras impuestas por EEUU desde la caída del Sha de Persia en 1979, que actuaron como un boomerang en el tiempo, ya que Irán se obligó a desarrollar un sólido y autosuficiente sistema tecnológico, militar y nuclear y lograr una extensa industria que abarca aviones, armas, vehículos, fármacos y todo tipo de insumos para necesidades internas. Además de ser la cuarta reserva mundial de petróleo y la primera de gas.

Unas realidades incontestables que confirman el fracaso estratégico de Occidente y el temor cada vez mayor de Israel en la región, acentuado con los recientes choques bélicos entre ambos, que llevaron al régimen sionista -y al timorato Occidente- a comprender que no son ni infalibles ni invulnerables, además de toparse con un freno insuperable a sus desmanes imperiales en la región.

Por otra parte, el audio destaca la constatación de que Irán es ahora la nueva y más sólida alternativa de China en la región gracias al programa de Asociación Estratégica por 25 años firmado entre ambos, que le aseguran al “Gran Dragón” un petróleo barato y suficiente a cambio de una inversión en el “País Persa” de 400.000 millones de dólares en infraestructuras, complejos militares y de inteligencia. Además de que sus fronteras comunes con Pakistán garantizan a China la seguridad de los futuros oleoductos y gasoductos con Irán y el paso por aquel país de la Ruta de La Seda en busca de la salida al Océano Índico, evitando el Estrecho de Malaca, el Mar de la China y la provocación de la flota norteamericana.

AUDIO:

Y si a esto se le suma la cartelización del precio mundial del petróleo entre Rusia, Arabia Saudita e Irán (Brics), se dibuja así el más negro escenario con las peores pesadilla para los geopolíticos e ideólogos neoliberales norteamericanos, agravada por la consolidación del eje moral islámico-confuncional y el negro pronóstico para la achacosa economía de los EEUU. Además de que la realidad en Asia por el conflicto con Israel, demuestra que Irán tiene bien cubiertas las espaldas por Rusia y China, creando una sinergia exponencial en la región, que profundiza los cambios globales  donde el país persa es un actor primordial.

Por último nos deja el dato incontestable de que en Irán las matrículas universitarias femeninas son el 60% de todo el alumnado superior, lo que deja el desnudo las falsedades y las exageraciones de las campañas – cliché para demonizar a su gobierno.Todo ello en un momento muy particular de la historia y de la humanidad, ante el cambio tectónico y el tránsito civilizatorio desde el mundo occidental hacia el asiático que viene anunciando desde hace 15 años y que ahora puede confirmar que EL FUTURO LLEGÓ.

Eduardo Bonugli (Madrid, 28/04/24)

ANEXOS: 

  1. Entrevista de la cadena internacional HispanTv de Irán al Sheik Karim Paz y al director de Dossier Geopolitico Carlos Pereyra Mele sobre los efectos inversos logrado por el mal llamado «occidente colectivo» (deberia decirse EEUU, los anglosajones y la UE) con las SANCIONES que imponen ilegalmente a los Paises que se resisten y combaten su injusto modelo globalizador unipolar, hoy no solo cuestionado por el Sur Global, sino que logró que los sancionados se FORTALEZCAN y se unan en estructuras superiores multipolares, que están cambiando la historia de 5 siglos de dominio occidental…https://videos.hispantv.com/hispantv/20240425/detras-de-la-razon—p2180.mp4 
  2. Precisión sobre poder: cómo los misiles ‘obsoletos’ de Irán penetraron las defensas aéreas de Israel – La exitosa violación por parte de Irán de las muy respetadas defensas aéreas de Israel, a pesar de la alianza multinacional que se unió a esos últimos esfuerzos de defensa, sirvió en instancia como un mensaje político iraní a Tel Aviv. The Cradle https://thecradle-co.translate.goog/articles/precision-over-power-how-irans-obsolete-missiles-penetrated-israels-air-defenses?_x_tr_sl=en&_x_tr_tl=es&_x_tr_hl=es&_x_tr_pto=wapp 

Noticias de hace 3 años atrás que demuestran que todo cambio y rápidamente en el frente de Asia sudoccidental de Palestina, la Península Arábiga, Golfo Pérsico y Mar Rojo en contra de los intereses Occidentales e Israel DOSSIER GEOPOLITICO Redaccion

Hombros cubiertos iraníes – por: Emanuel Pietrobon

Volvemos a publicar una contribución de 2021 publicada al margen de la firma de un acuerdo de cooperación entre Beijing y Teherán. Un momento crucial que vio la formación de un eje dispuesto a oponerse a los deseos hegemónicos de Israel y Estados Unidos. La libertad de respuesta iraní surge también y sobre todo de la conciencia de tener las espaldas cubiertas por sus aliados chinos y rusos. DISSIPATIO.IT

La administración Trump ha abandonado la escena, pero la estrategia de máxima presión sigue ahí, esperando ser superada por planes de acción más adecuados a la realidad fáctica: Irán se somete, sufre y sufre, pero no se quiebra. Este año, de hecho, a pesar del aumento de la presión de las sanciones, la eliminación de Qassem Soleimani y el asesinato en Hollywood de Mohsen Fakhrizadeh , la revolución jomeinista apagará la vela número cuarenta y dos. Este año, en comparación con años anteriores, habrá más motivos para celebrar: lo peor – Trump – ya pasó, el diálogo con Rusia podría llevar a Irán a entrar en el mercado de la Unión Económica Euroasiática y las relaciones con China, la única potencia verdaderamente capaz de desafiar (y ganar) la hegemonía estadounidense, se elevó de manera extraordinaria el 27 de marzo de 2021.

Ese día sucedió que Mohammad Javad Zarif y Wang Yi , jefes de la diplomacia de Irán y China, hicieron realidad el llamado Programa de Cooperación de Veinticinco Años, también conocido como Asociación Estratégica Integral China-Irán, una rica y multifacética Acuerdo de cooperación omnidireccional esbozado en junio del año pasado. El documento prevé, entre otras cosas, que Irán venderá petróleo a China a precios bajos durante veinticinco años, inversiones del Dragón en la economía iraní de cuatrocientos mil millones de dólares en el mismo período -especialmente en infraestructuras- y una inversión crítica Ampliación de la cooperación en el ámbito militar (incluida la producción de armamento) y en inteligencia (es decir, el intercambio de información entre servicios secretos). El acuerdo brilla por sí solo, ya que está claramente creado para crear una sinergia operativa a medio camino entre una asociación estratégica y una alianza, pero aún requiere una explicación para los no expertos. El acontecimiento es histórico porque, oro negro y dinero a un lado, podría sentar las bases para la materialización de las pesadillas geopolíticas de Zbigniew Brzezinski y Samuel Huntington de un «eje islámico-confuciano» , que, a su vez, sería preparatorio y funcional para la destrucción de los sueños hegemónicos del triángulo Estados Unidos-Israel-petromonarquías en Medio Oriente y la repercusión de sus efectos en toda Eurasia, principalmente en Rusia, secundis en el mundo turco y tertiis en la Indosfera.

El acuerdo, inicialmente deseado más por Teherán que por Pekín , fue firmado con un objetivo concreto: enviar un mensaje a la Casa Blanca. Ese mensaje es el siguiente: “Irán ya no está solo”. Y, de hecho, Irán, si el acuerdo se implementara realmente, dejaría de ser una potencia en solitario y se transformaría en un protectorado informal de China, una potencial «línea roja» cuya integridad debería preservarse con el fin de reescribir las relaciones con las organizaciones internacionales. en Asia y la salvaguardia de la Nueva Ruta de la Seda . Por lo tanto, no se trata de un acuerdo cualquiera, sino de un instrumento con el que Pekín hipoteca su control sobre Teherán, evitando que éste caiga debido al estrangulamiento económico occidental y a la guerra poderosa e ilimitada librada por Tel Aviv: excelentes asesinatos, destrucción de puestos de avanzada a lo largo del llamado llamado eje de resistencia y sabotaje de infraestructuras estratégicas. Porque cooperación en inteligencia significa esto: ayuda directa para contrarrestar operaciones hostiles tramadas desde el exterior con la complicidad de quintas columnas, desde ataques hasta asesinatos, ergo entrada indirecta del Imperio Medio en la guerra fría entre Irán e Israel (y Estados Unidos) y elección clara y clara del campo donde hasta ayer se prefería una posición aislada.

Evidentemente, Pekín debe haber tomado conciencia de que el enfrentamiento con la Casa Blanca no fue extemporáneo, es decir, un capricho de Donald Trump , sino que se trata de un fenómeno destinado a perdurar en el tiempo y tomar la forma de una auténtica guerra fría. Irán juega un papel fundamental en este contexto de belicosidad: puede ser utilizado en Medio Oriente de la misma manera que Estados Unidos usa a Israel y/o las petromonarquías, es decir, como un ariete cuyos movimientos pueden estabilizar o desestabilizar. China también ha comprendido la última verdad, además de la más importante: la Guerra Fría 2.0 sólo puede ganarse con la condición de crear una coalición antihegemónica, de ahí el cordial acuerdo con Rusia y el pacto de veinticinco años con Irán. . Lo que falta ahora es la unificación de las asociaciones paralelas en un todo hiper poderoso: un ser mitológico para un tercer oso, un tercer dragón y un tercer león .

Dissipatio Italia: https://www.dissipatio.it/le-spalle-coperte-iraniane/ 

Análisis de la situación estratégica en Asia Sudoccidental entre Irán e Israel por: Geoestrategia.es; CNN; Xavier Villar; Larry Johnson y Pepe Escobar

El ejército israelí utilizó un misil secreto lanzado desde el aire con dos etapas y un alcance bastante largo en su ataque contra una base aérea cerca de la ciudad iraní de Isfahán a principios del 19 de abril, como sugieren las fotografías que muestran los restos de los misiles utilizados en el ataque.

El ataque se produjo en respuesta a los ataques iraníes con misiles y aviones no tripulados del 13 y 14 de abril contra Israel, que fueron una represalia a un ataque israelí a la embajada iraní en la capital siria, Damasco, a principios de mes que se cobró la vida de varios Altos miembros del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica.

Los medios iraníes informaron sobre la interceptación de drones sobre la base aérea de Isfahan durante el ataque israelí y no informaron sobre pérdidas. Israel no reconoció el ataque, ni Irán lo culpó oficialmente por ello. Sin embargo, funcionarios de los dos países, así como de Estados Unidos, confirmaron a varios medios de comunicación que el ejército israelí era el responsable.

Si bien los medios iraníes informaron que el ataque se llevó a cabo utilizando drones, se encontraron restos de misiles utilizados en el ataque en el centro de Irak, cerca de las ciudades de Latifiya y Aziziyah.

Los medios iraquíes informaron que los restos pertenecían a misiles israelíes fallidos. Sin embargo, fotografías publicadas en las redes sociales indican que los restos encontrados allí eran sólo el propulsor principal, o primera etapa, de un misil balístico de dos etapas.

La primera etapa también tenía orejetas que normalmente se usan para cargar en aviones de combate, lo que significa que el misil en cuestión se lanza desde el aire.

La primera etapa del misil parece ser similar en general a la familia Sparrow de misiles objetivo lanzados desde el aire de Israel, que fueron desarrollados inicialmente para imitar misiles balísticos y probar sistemas antimisiles.

En 2013, Rafael, que fabrica los objetivos Sparrow, probó la última versión, denominada Silver Sparrow. Esta versión de dos etapas fue diseñada para simular misiles balísticos iraníes de clase Shahab-3 con un alcance de 1.500 a 2.000 kilómetros y, en particular, puede transportar una ojiva activa altamente explosiva.

Y en 2019, Rafael presentó un misil balístico lanzado desde el aire denominado Rocks, que aparentemente se basó en el Black Sparrow, la primera versión de la familia de misiles objetivo. En ese momento, la compañía de defensa israelí no reveló el alcance de los Rocks. Sin embargo, dijo que el misil tiene «un alcance de separación muy significativo» y «una trayectoria de alta velocidad hacia el objetivo».

Rafael también produce la versión Blue Sparrow, que tiene un tamaño intermedio entre el Silver Sparrow y el Black Sparrow.

El misil Rocks se compone de una sola etapa. Esto significa que los misiles utilizados en el ataque a Irán se basaron en el Silver Sparrow o, más probablemente, en una versión secreta y modificada del Blue Sparrow, cuyo tamaño es más comparable a los restos encontrados en Irak. Estos dos tipos suelen desplegarse desde aviones de combate F-15.

La base aérea de Isfahán está situada a más de 1.000 kilómetros de Israel. Sin embargo, es poco probable que los aviones de combate israelíes F-15 se hayan lanzado desde el espacio aéreo del país.

Una serie de ataques israelíes dirigidos a sitios de radar y defensa aérea en el sur de Siria casi al mismo tiempo que el ataque a Irán y el hecho de que la primera etapa de los misiles se encontrara en el centro de Irak indican que los aviones de combate israelíes F-15 lanzaron sus misiles desde alguna zona a lo largo de la frontera entre Siria, Jordania e Irak. Así, el alcance del misil secreto israelí podría rondar los 800 kilómetros.

El ataque a Isfahán, hogar de varias instalaciones nucleares clave, aparentemente no tenía como objetivo causar daños a la base aérea, sino más bien enviar un mensaje a Irán de que el ejército israelí puede atacar profundamente en su territorio.

Sin embargo, al hacerlo, Israel expuso una de sus capacidades ultrasecretas y proporcionó a Irán un ejemplo de las tácticas que utilizará durante un conflicto total.

CNN: Fallido ataque israelí no causó daños a base militar iraní

Imágenes satelitales obtenidas por CNN confirman que el ataque israelí con cuadricópteros a una base militar en el centro de Irán no causó daños importantes.

El incidente ocurrió a primeras horas del viernes cuando sistemas de defensa aérea activaron en una base militar en las afueras de la ciudad central iraní de Isfahán y derribaron varios “objetos sospechosos”, según medios iraníes. Posteriormente, las autoridades persas identificaron los objetos desconocidos como tres cuadricópteros israelíes.

A pesar de los intentos de los medios afines a Israel para magnificar el incidente, las autoridades iraníes aseguraron que el ataque no causó ningún daño material y humano. El canal estadounidense CNN, por su parte, confirmó el viernes la versión iraní, citando a imágenes de satélite exclusivas obtenidas de Umbra Space.

Se trata de las imágenes de satélite del Radar de Apertura Sintética (SAR, por sus siglas en inglés), tomadas alrededor de las 10:18 a.m. hora local. En las imágenes no hay indicios de grandes cráteres en el suelo, ni se ven edificios aparentemente destruidos, según el informe.

CNN detalla que se necesitan imágenes visuales satelitales adicionales para verificar si hay cicatrices de quemaduras, que no pueden verse con imágenes SAR, alrededor de la base militar, ubicada a 30 kilómetros de la ciudad de Isfahán.

Las imágenes tomadas por el sistema de radar SAR son creadas por un satélite que transmite haces de radar capaces de atravesar nubes. Esos rayos de radar rebotan en los objetos en el suelo y regresan al satélite.

El canal CNN ha informado citando a la agencia iraní de noticias Fars que uno de los aparentes objetivos del ataque fue un sistema de radar del Ejército en la base militar de Isfahán, y agregado que el único daño del ataque fueron ventanas rotas en varios edificios de oficinas.

El canciller iraní, Hosein Amir Abdolahian, aseguró el viernes en una reunión con embajadores de los Estados miembros de la Organización de Cooperación Islámica (OCI) en Nueva York (Estados Unidos) que el ataque no causó daños ni víctimas. Dijo además que los medios israelíes intentan “obtener una victoria a partir de sus repetidas derrotas, magnificando” el incidente.

Análisis: La respuesta sionista a Irán: un fracaso estratégico y político

Por Xavier Villar*

Los sistemas de defensa aérea de Irán fueron desplegados en varias partes del país la madrugada del viernes después de informes de explosiones cerca del aeropuerto en la provincia de Isfahán, según los medios estatales.

De acuerdo con dichos medios, las defensas aéreas derribaron tres pequeños drones que sobrevolaban la ciudad de Isfahan, en el centro del país.

Un alto responsable del Ejército iraní en la provincia de Isfahan negó las informaciones publicadas por medios estadounidenses e israelíes en los que se hablaba de que Israel habría lanzado varios misiles contra territorio iraní, lo que formaría parte de la estrategia sionista de intentar magnificar los acontecimientos.

Los vuelos comerciales fueron suspendidos en varias regiones, incluyendo Teherán e Isfahán. Sin embargo, alrededor de cuatro horas después se reanudaron, y no hubo informes de víctimas.

Desde el punto de vista mediático, es importante destacar que en Irán se ha minimizado el incidente de los drones y, en muchos casos, se ha considerado como un fracaso significativo. Esta actitud de los medios iraníes demuestra nuevamente, por un lado, la racionalidad como actor político de la República Islámica y, por otro lado, su firme voluntad de evitar un caos regional que podría desencadenar un conflicto más amplio.

Según los informes preliminares de fuentes iraníes, se anticipaba alguna forma de acción por parte de Israel después de varios ataques previos contra instalaciones de radar en Siria. La acción sionista, como se mencionó anteriormente, involucró el uso de drones cuadricópteros, que podrían haber sido lanzados desde Irak o desde el interior de Irán (posiblemente por miembros de la organización terrorista Mojahedin-e-Khalq, conocida por sus vínculos con la Entidad Sionista), y el presunto lanzamiento de misiles de largo alcance que o bien no alcanzaron sus objetivos o fueron interceptados.

Varios medios estadounidenses, como CNN o ABC, citando a altos cargos del gobierno estadounidense, han informado que Estados Unidos fue avisado con antelación de la operación, pero no la habría autorizado directamente. Desde la República Islámica se considera que la actitud de Estados Unidos es pura hipocresía, ya que ha sido precisamente el veto estadounidense en el Consejo de Seguridad de la ONU a la propuesta iraní de condena del ataque israelí contra su consulado en Damasco lo que obligó a Irán a responder mediante la Operación «Promesa Verdadera». Es decir, para Irán, la actitud de los Estados Unidos, dejándose arrastrar por la estrategia de caos regional israelí, también es responsable de la actual escalada de tensión en la zona. La combinación, por un lado, de la actitud beligerante y caótica de Israel y, por otro lado, la complacencia estadounidense, no dejó más opción a Irán que una respuesta al ataque a su consulado en Siria.

Una respuesta que, en términos estratégicos, sirvió para restaurar la capacidad de disuasión gracias a la combinación de misiles y drones de fabricación propia iraní.

En este sentido, hay que recordar que el programa de misiles de la República Islámica comenzó a desarrollarse en medio de la llamada “guerra impuesta” (nombre que recibe en Irán la guerra contra Irak en los años 80 del siglo XX). En ese momento, la única arma que tenía Irán para responder a los ataques de misiles iraquíes era un pequeño número de misiles Scud-B1 obtenidos de Libia.

En los años posteriores a la revolución, la política de Irán en materia de cooperación militar con otros países se centró en la transferencia de tecnología para lograr la autonomía en sus capacidades. A pesar de los esfuerzos de Estados Unidos y otros aliados por impedir que Irán accediera a tecnología y componentes necesarios, mediante medidas como los regímenes de control de tecnología de misiles, el programa de misiles iraní avanzó ininterrumpidamente desde la década de 1990.

Se han destinado recursos considerables y se ha invertido una gran cantidad de energía en adquirir tecnología de misiles, mejorarla y actualizarla. En un principio, los expertos y especialistas iraníes modificaron las características de los misiles adquiridos, ensamblando componentes y adaptándolos a las necesidades militares del país. Con el tiempo, esta capacidad ha evolucionado hacia un aspecto completamente autóctono del programa de misiles de Irán.

Uno de los símbolos más significativos del avance tecnológico de los misiles de Irán se puede observar en las áreas de precisión y alcance de sus misiles. A medida que aumenta el alcance de un misil, regular y mantener la precisión de sus trayectorias se vuelve más desafiante y requiere tecnologías más avanzadas. Por lo tanto, además de aumentar el alcance, mejorar la precisión del objetivo del misil es otro factor importante en su capacidad. Esto garantiza que los puntos objetivo sean impactados con precisión, mejorando así las capacidades tácticas de los misiles.

La mejora y desarrollo continuo del sistema de misiles de Irán reflejan dos objetivos principales en su política de defensa. Por un lado, el progreso en misiles de Irán fortalece sus capacidades militares y de defensa en las relaciones regionales e internacionales. Por otro lado, amplía su poder disuasorio más allá de sus fronteras, como se vio en la Operación «Promesa Verdadera».

Por tanto, al mejorar el alcance y la precisión de sus misiles, Irán fortalece sus capacidades disuasorias contra amenazas distantes, garantizando así su seguridad nacional y autonomía política. Como resultado, la estrategia defensiva y de seguridad de Irán trasciende las fronteras geográficas, expandiéndose constantemente con los avances en tecnología de misiles.

Por su parte, el “ataque” con microdrones por parte de Israel, ya fuesen lanzados desde dentro de Irán o desde países vecinos, representa una respuesta tremendamente decepcionante desde una perspectiva estratégica y política. Este tipo de ataque, que ya se ha utilizado anteriormente con poco éxito, demuestra lo siguiente: la respuesta iraní, dentro del marco de la Operación Promesa Verdadera, logró alcanzar una «disuasión inmediata» a corto plazo. Al mismo tiempo, esto implica que las capacidades de disuasión de Israel frente a sus «enemigos» se han debilitado considerablemente. En resumen, Israel ha fracasado en su capacidad de disuasión, como lo demuestran las acciones de Irán, HAMAS y Hezbolá.

También se puede interpretar la respuesta israelí, al menos por el momento, como una confirmación de que es imposible volver al estado previo regional en el que aún existía el mito de la capacidad de disuasión intacta de Israel. En el panorama actual, es difícil seguir percibiendo a la Entidad Sionista en los mismos términos estratégicos que antes. La necesidad de ayuda colectiva para defenderse de la respuesta iraní, que en términos militares involucró el uso de materiales más antiguos y menos tecnológicamente avanzados, hace que ya no tenga sentido considerar a Israel como un poder autónomo e independiente.

*Ph.D. en Estudios Islámicos e investigador que reparte su tiempo entre España e Irán.

EL ATAQUE A IRÁN: ¿QUÉ SABÍA ESTADOS UNIDOS Y CUÁNDO LO SUPO?

Por Larry Johnson

Como escribí en un artículo anterior sobre el período previo al bombardeo de aviones no tripulados y misiles de Irán en Israel el 14 de abril, los iraníes claramente advirtieron con anticipación sobre sus planes a los estados vecinos en el Golfo Pérsico, así como a Turquía. Los funcionarios estadounidenses lo negaron vehementemente y luego insistieron en que Israel obtuvo una victoria abrumadora. Disfruten el olor a mierda política. Se está acumulando cada vez más y más profundamente.

Lo que me lleva al último artículo de Sy Hersh. Seguro que es un rascador de cabeza. Sy escribe :

He pasado gran parte de mi carrera informando sobre las fechorías y cosas peores del ejército estadounidense, especialmente durante la guerra de Vietnam, pero ahora es el momento de aplaudir la brillantez del personal de planificación del Pentágono y de los oficiales operativos que hicieron lo que Estados Unidos aseguró al liderazgo religioso y militar de Irán podría hacer: permitir que Irán responda a otro asesinato israelí lanzando más de trescientos drones y misiles hacia objetivos israelíes y que la mayor cantidad posible se dispararían desde el cielo antes de tocar tierra allí. Fue una apuesta enorme y valió la pena.

No sé qué le ha pasado a mi amigo. Lo están utilizando para hacer propaganda. La idea de que Irán arrojó “más de trescientos drones y misiles contra objetivos israelíes” sólo para derribarlos porque el Departamento de Defensa de Lloyd Austin orquestó ese resultado a través de un canal secundario con un general ruso y la Casa Blanca de Biden no sabía nada al respecto es ridícula. Lo siento. Tengo que subir la bandera “roja”. No sobre Sy, sino sobre sus fuentes. El error de Sy en este artículo, a mi juicio, es que aceptó al pie de la letra lo que le dijo su fuente de alto rango.

No se me permite nombrar a los altos oficiales y asesores militares estadounidenses que provocaron el inusual ataque con misiles falsos. Pero es importante decir que el presidente Joe Biden, cuyo equipo de política exterior no participó en el proceso, aceptó un plan de alto riesgo e instó públicamente al primer ministro Benjamín Netanyahu, cuya carrera política y libertad personal dependen de que continúe la guerra en Gaza, y al resto de los dirigentes israelíes que no respondan a Irán.

La pieza clave de información que falta en la historia de Sy es cómo un general ruso persuadió a Irán para que “permitiera” que sus misiles fueran derribados. ¿Qué gana Irán con eso? ¿Alimentar la propaganda occidental de que los misiles de Irán son una mierda y que el sistema de defensa aérea de Israel es insuperable? Sí, puedo ver a los mulás aceptando eso.

Irán no lanzó un “falso ataque con misiles”. Irán lanzó un ataque coordinado con drones, misiles de crucero y misiles balísticos. La versión que se le está dando a Sy es, en mi opinión, una tapadera para ocultar lo que hizo el director de la CIA, Bill Burns. Según Pepe Escobar, quien supongo tiene algunas fuentes bien conectadas en las naciones del Golfo Pérsico, Burns se reunió en Omán con una delegación iraní en los días previos al 14 de abril y recibió garantías de que Irán no iba a causar bajas masivas en Israel. En cambio, Irán utilizó la primera oleada de drones como meros peones en un elaborado juego de ajedrez militar. Los iraníes esperaban plenamente que esos drones fueran derribados. Esa primera ola de ataques proporcionó a Irán cierta información de inteligencia crítica sobre la disposición y capacidad del sistema de la Cúpula de Hierro de Israel.

La siguiente ola (misiles de crucero) llegó minutos después de los drones y proporcionó información adicional sobre el sistema de defensa aérea de Israel para los analistas iraníes. Fue la tercera etapa del ataque: los misiles balísticos, que alcanzaron tres instalaciones militares israelíes diferentes. Si bien Israel insiste en que no se produjeron daños significativos, no ha permitido que ningún periodista israelí vaya a esas instalaciones y muestre videos en vivo de que «no hay daños». Israel no tenía respuesta para esos misiles. Ése era el mensaje que estaba enviando Irán. Irán puede atacar a Israel con misiles balísticos, después de abrumar su sistema de defensa aérea, y no hay nada que Israel pueda hacer para detener a Irán.

Parece que las autoridades rusas y chinas están en contacto regular con Irán para intentar contener la crisis. Al menos entienden cómo esta situación podría salirse de control y enfrentar al mundo con una crisis agravada aún más por las armas nucleares.

Sobre el ataque de Irán:

En Stanford, asistí a una clase magistral sobre estrategia militar dirigida por una persona con décadas de experiencia, incluido el servicio en los más altos niveles del ejército y el gobierno.

Una de sus lecciones que siempre recuerdo fue la siguiente:

Nos preguntó:

«Supongamos que Estados Unidos decide atacar Irak con un nuevo avión furtivo que no había utilizado antes y que evade todos los radares. El ataque fue un éxito. ¿Fue estratégico?».

Muchos en la clase levantaron la mano para decir «sí, logró su objetivo«. Pero el profesor dijo: «Puede que no».

¿Por qué?

«Porque ahora tus adversarios conocen tus capacidades y es cuestión de tiempo que encuentren formas de eludirlas. Si este ataque se pudiera hacer con armas convencionales, es mejor guardar tus mejores armas hasta que las necesites. Usarlas crea una desventaja«.

Mi análisis es que la escala del ataque iraní, la diversidad de lugares a los que apuntó y las armas que utilizó, obligaron a Israel a descubrir la mayoría de las tecnologías antimisiles que EE.UU. y él tienen en toda la región.

Los iraníes no utilizaron armas que Israel no supiera que tenía, simplemente utilizaron muchas de ellas. Pero es probable que los iraníes tengan ahora casi un mapa completo de cómo es el sistema de defensa antimisiles de Israel, así como de los lugares de Jordania y el Golfo donde Estados Unidos tiene instalaciones. También sabe cuánto se tarda en prepararlas, cómo responde la sociedad israelí… etc.

Esto supone un enorme coste estratégico para Israel, mientras que los regímenes árabes están siendo criticados por sus pueblos, en particular la monarquía jordana, por no hacer nada para proteger a los gazatíes y, en cambio, hacer todo lo posible para proteger a Israel.

Y lo que es más importante, Irán puede ahora aplicar ingeniería inversa a toda la información obtenida de este ataque para hacer creíble otro mucho más mortífero. Mientras que Estados Unidos e Israel tendrán que rediseñar su modelo actual, que ha quedado en entredicho. Por tanto, su éxito a la hora de detener este ataque coreografiado sigue siendo muy costoso.

Además, con la amenaza de una guerra regional que ni EE.UU. ni los regímenes árabes quieren sentir más cerca, es probable que su presión sobre Israel para que retroceda aumente, haciendo más factible un alto el fuego.

Cualquiera que asuma que esto es sólo teatro está pasando por alto el contexto de cómo los militares evalúan la estrategia frente a la táctica. El teatro es un factor importante, pero reunir información sobre la postura del «enemigo» es más valioso, especialmente si se cree que se está en una larga guerra de desgaste.

Netanyahu y el gobierno de Israel prefieren una guerra rápida, caliente y urgente en la que puedan arrastrar a Estados Unidos. Los iraníes prefieren una guerra de desgaste más larga que desangre a Israel de su capacidad de disuasión y lo convierta en un aliado para los árabes y Estados Unidos demasiado costoso de tener.

Análisis: La ‘nueva ecuación’ de Irán va mucho más allá de Oriente Medio

Por Pepe Escobar

Un Lugar Santísimo quedó destrozado en Tierra Santa cuando Irán organizó una respuesta muy mesurada y fuertemente coreografiada al ataque terrorista israelí a la residencia de su consulado/embajador en Damasco, una evisceración de facto de la Convención de Viena sobre inmunidad diplomática.

Este cambio de juego tendrá un impacto directo en la forma en que el sistema angloamericano gestiona su conflagración simultánea con Rusia, China e Irán, tres de los principales miembros de los BRICS.

El principal problema es que las escaladas ya están arraigadas y será difícil detenerlas. La Guerra de Anulación Total contra Rusia, el genocidio en Gaza –cuya política explícita ha sido magistralmente decodificada por el profesor Michael Hudson– y el desacoplamiento/preparación del terreno contra China simplemente no desaparecerán –porque todos los puentes de comunicación con la mayoría mundial– siguen siendo incendiados.

Sin embargo, el mensaje iraní efectivamente establece una “Nueva Ecuación”, como la ha llamado Teherán, y presagia muchas otras sorpresas por venir en Medio Oriente.

Irán quería –y envió– un mensaje claro. Nueva ecuación: si la entidad psicópata bíblica continúa atacando los intereses iraníes, ahora será contraatacada desde dentro de Israel. Todo esto en unos pocos “segundos”, habiendo ya el Consejo de Seguridad de Teherán validado todos los procedimientos.

Sin embargo, la escalada parece inevitable. Ex Primer Ministro israelí Ehud Barak: “ Netanyahu está siendo influenciado por sus socios políticos [fundamentalistas] para avanzar hacia una escalada que le permita aferrarse al poder y acelerar la llegada del Mesías ”.

Compárese con el presidente iraní Raïssi: “El más mínimo acto contra los intereses de Teherán será objeto de una respuesta masiva, amplia y dolorosa contra todas sus operaciones ”.

Adiós a tu Laberinto de Defensa “Invencible”

Para Teherán, regular la intensidad del enfrentamiento en Medio Oriente entre Israel y el Eje de la Resistencia y al mismo tiempo establecer una disuasión estratégica para reemplazar la «paciencia estratégica» consistió en lanzar una triple ola: un enjambre de drones que abrió el camino a los misiles de crucero y a los misiles balísticos.

El desempeño de los tan cacareados Iron Dome, Arrow-3 y David’s Sling, ayudados por aviones de combate F-35 y fuerzas navales de Estados Unidos y el Reino Unido, no ha sido realmente brillante. No hay ningún vídeo que muestre el sistema de “capa superior” Arrow-3 derribando algo en el espacio.

Al menos nueve misiles balísticos penetraron la densa red de defensa israelí y alcanzaron las bases de Nevatim y Ramon. Israel no dice absolutamente nada sobre el destino de sus instalaciones de inteligencia en los Altos del Golán, alcanzadas por misiles de crucero.

En medio de la clásica niebla de guerra, poco importa si Teherán lanzó cientos o docenas de drones y misiles. Independientemente del revuelo de OTANistán, lo que se ha demostrado más allá de toda duda es que el laberinto de defensa israelí supuestamente “invencible” –que abarca desde sistemas AD/ABM de fabricación estadounidense hasta imitaciones israelíes– es impotente en una guerra real contra un país tecnológicamente avanzado.

Lo que se logró en una sola operación llamó la atención de bastantes profesionales. Irán ha obligado a Israel a agotar furiosamente su arsenal de interceptores y a gastar al menos 1.350 millones de dólares, mientras ve completamente destruida su estrategia de disuasión y dominación mediante la escalada.

El shock psicológico fue aún más violento.

¿Qué habría pasado si Irán hubiera lanzado una serie de ataques sin previo aviso durante varios días? ¿Qué pasaría si Estados Unidos, el Reino Unido, Francia y (la traicionera) Jordania no estuvieran preparados para una defensa coordinada? (El hecho –sorprendente– de que todos estuvieran distribuyendo directamente su poder de fuego en nombre de Tel Aviv no ha sido objeto de ningún análisis). ¿Qué pasaría si Irán hubiera atacado objetivos industriales y de infraestructura serios?

Establecer una ecuación sin perturbar un pivote

Como era de esperar, el repentino colapso del mito de la fortaleza de Israel –que sustenta el mito más amplio del sionismo que ofrece seguridad inexpugnable a quienes viven en Israel– no fue tema de ningún debate en toda la OTAN. Se acabó. Esta pirueta narrativa ha terminado.

A Irán, por su parte, no podrían importarle menos las interpretaciones de la OTAN. El paso a la Nueva Ecuación fue, de hecho, lo suficientemente generoso como para proporcionar a Tel Aviv una ruta de escape para la reducción de la tensión, que no se utilizará, poniendo en peligro a Israel.

Para Tel Aviv, todo lo que ha sucedido hasta ahora apunta a una derrota estratégica en todo el espectro: en Gaza, en el Líbano, con una economía en colapso, una pérdida total de legitimidad en el mundo y ahora con la dolorosa pérdida de la disuasión.

Todos los ojos están ahora puestos en lo que sucederá a continuación: ¿será finalmente posible saber si la hegemonía prevalece o si Israel está liderando el camino?

Es fundamental considerar la asociación estratégica Rusia-China. Los académicos chinos coinciden en que la potencia hegemónica prefiere no comprometer demasiados recursos en Medio Oriente, ya que esto afectaría el ya colapsado Proyecto Ucrania y la planificación estratégica para contrarrestar a China en la región de Asia Pacífico.

En cuanto a Rusia, el presidente Raisi llamó personalmente al presidente Putin y discutieron todos los detalles relevantes por teléfono. Fresco, tranquilo y sereno.

Además, a finales de esta semana, el Viceministro iraní de Asuntos Exteriores, Ali Bagheri Kani, quien dijo que Irán respondería » en cuestión de segundos » a cualquier nuevo ataque israelí, viajará a Moscú para asistir a la Conferencia sobre no proliferación y también se reunirá con los más altos funcionarios de la Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia.

Es bastante notable que Irán haya logrado establecer la Nueva Ecuación sin alterar su propio giro hacia Eurasia –después del colapso del acuerdo nuclear de 2015– y al mismo tiempo proteger el complejo marco involucrado en la defensa de Palestina.

Las opciones de la Hegemonía son nefastas. Van desde una posible expulsión de Oriente Medio y el Golfo Pérsico hasta un conflicto existencial imposible de ganar contra tres estados-civilizaciones: Rusia, China e Irán.

Lo que queda como primer escenario posible es una retirada cuidadosamente calculada hacia un patio trasero fácilmente controlable: América Latina, particularmente América del Sur, mediante la manipulación del nuevo instrumento dócil y privado de soberanía, Argentina.

Y por supuesto, mantener el control sobre una Europa desindustrializada y privada de soberanía.

Esto no cambia el hecho de que la proyección del declive del poder estadounidense, a escala global, es la dirección en la que sopla el viento. La psicodemencia de los neoconservadores straussianos es insoportable. La cuestión es si se les puede eliminar gradualmente de la estructura de poder estadounidense antes de que intenten hundir a la Mayoría Mundial en las profundidades irracionales de su condena.

Y no olvides la nueva ecuación de los BRICS.

Por otro lado, en el frente de la Mayoría Mundial, más de 40 países quieren unirse al BRICS, y esto aún no ha terminado, según el jefe del comité de asuntos internacionales del Consejo Ruso, Grigory Karasin.

Después de una reunión de los presidentes de los comités de asuntos internacionales de los parlamentos de los BRICS la semana pasada en Moscú, Karasin señaló que muchos países miembros de los BRICS entienden que no deben apresurarse a crear una carta rígida, » viendo lo contraproducente e incluso provocadora que está actuando la Unión Europea» . La consigna es flexibilidad.

Alastair Crooke tocó un tema clave que recorre mi nuevo libro, Eurasia v. OTAN: “Todo lo que era bueno y verdadero en la civilización occidental se conserva y prospera en Rusia. Ésta es la intuición tácita que tanto enfurece a las elites occidentales. Y esa es también la razón por la que, en parte, los estados BRICS están tan obviamente mirando a Rusia en busca de liderazgo”.

La nueva ecuación establecida por Irán, miembro soberano de los BRICS, hará maravillas para solidificar este estado de cooperación –multilateral y multicultural– mientras el Imperio y su “portaaviones” en Medio Oriente, excepto en el departamento de operaciones encubiertas, son cada vez más reducido al papel de tigre de papel.

FUENTE: https://geoestrategia.es/noticia/42673/ultimas-noticias/israel-utilizo-misiles-secretos-en-el-ataque-a-la-base-aerea-irani-de-isfahan-y-a-pesar-de-ello-hizo-el-ridiculo.-analisis.html

¡¡ ARGENTINA EN SU HORA MÁS OSCURA !!

Es el título de la columna para el Club de la Pluma del director de Dossier Geopolítico, Carlos Pereyra Mele, en referencia al vergonzoso alineamiento internacional del país con EEUU, Inglaterra y la OTAN, de la mano del ejecutivo de Milei y de los referentes locales permeables a Norteamérica, lo que consolida el despliegue en Argentina de todos los instrumentos de la guerra híbrida que los anglosajones libran por todo el mundo, transformando a nuestro país en la triste figura de un vasallo feudal propio del siglo XII, reinstalando un neocolonialismo imperial norteamericano y reduciendo a nuestro gobierno a un mero gerente administrador de los intereses de Washington.

A lo largo del audio, analiza la visita de la Jefa del Comando Sur de EEUU, general Laura Richarson y de lo que ordenó, decidió y se apropió de nuestra soberanía nacional, demostrando la total y obsecuente subordinación del gobierno nacional a la estrategia imperial de hacerse con el Atlántico Sur, las Malvinas y del paso bioceánico, además de cederle el manejo de los recursos naturales y de permitir controlar y censurar cualquier posible relación con “potencias malignas”. Una visita que siguió a la del director de la CIA, William J. Burns, quién en otra demostración de poder y oscurantismo, “anudó acuerdos” de inteligencia y seguridad con el Ministerio del Interior.

AUDIO DE LA COLUMNA DE GEOPOLITICA

Además, Pereyra Mele abordó otras cuestiones muy comprometedoras para la independencia del país, cómo:

  • La confirmación de la renuncia argentina a ser parte de los Brics con un claro posicionamiento internacional en contra de los vientos del cambio hacia la multipolaridad global.
  • La pretensión de Milei de que Argentina participe en los conflictos de Ucrania e Israel, siempre a favor de los anglosajones y bajo la doctrina de “las guerras preventivas”.
  • La nueva ocurrencia del gobierno libertario de ser parte de la OTAN cuando no dispone de fondos para ello, ni tropas, ni equipamiento militar.
  • Proyectos de instalación de bases militares y navales conjuntos con EEUU y con el personal extranjero en régimen de total impunidad diplomática.
  • Compra de aviones F-16 norteamericanos permitiendo el control de Washington sobre nuestra defensa aérea.
  • La intención de Milei es que Argentina renuncie a su tradicional postura de no intervención en los asuntos externos de terceros países, ni de participar de los conflictos, ni de enfrentamientos entre potencias.
  • Estas y otras concesiones de soberanía sin ninguna contrapartida, sin promesas de inversiones económicas o productivas, sin acceso al crédito externo, ni de reprogramar la deuda, ni impulsar exportaciones, ni nuevos mercados.
  • ¡¡ ES ENTREGAR TODA NUESTRA SOBERANÍA A CAMBIO DE NADA !!

 Y concluye con que estamos viviendo horas difíciles, graves y  oscuras por apenas 100 días de un gobierno que puede arrastrar a la Argentina a su destrucción y con consecuencias que pagarán las actuales y futuras generaciones. Y que si el pueblo no toma conciencia de ello y no actúa, seremos basura de la historia.

Eduardo Bonugli (Madrid, 14/04/24)

Con una respuesta medida y política al ataque de Tel Aviv contra el consulado de Teherán en Damasco, la República Islámica gana la iniciativa en Asia Occidental

por Eduardo J. Vior
analista internacional especial para Dossier Geopolitico

Este sábado a la noche Irán disparó más de 300 drones y varios cohetes de crucero sobre objetivos militares en Israel. A pesar de que la “cúpula  de hierro” antiaérea que protege al Estado sionista logró derribar más del 90% de los proyectiles, la masividad del ataque permitió a suficientes piezas filtrarse, como para producir severos daños en una base aérea del sur y otra de inteligencia en el norte. Sólo una niña resultó herida. 

La evidencia de que Israel es vulnerable se sumó al desasosiego entre la población que ya había producido el domingo anterior el anuncio de que sus tropas se habían retirado de Gaza. Durante la semana pasada varios comentaristas certificaron la derrota de su país en los seis meses de invasión al territorio gazatí y las subsecuentes amenazas del gobierno de derecha/ultraderecha contra Irán se evidenciaron vacuas, porque el presidente norteamericano Joe Biden prohibió a Benyamin Netanyahu  responder al ataque persa. Irán ha ocupado el centro del escenario regional en un cambio epocal que repercutirá en todos los frentes.

Durante su bombardeo de este fin de semana Irán sólo atacó objetivos militares de Israel y casi no produjo víctimas. Este domingo el mayor general Hossein Salami, jefe del Cuerpo de Guardias de la Revolución Islámica (IRGC, por su nombre en inglés), advirtió sobre respuestas aún más duras, si Israel decide tomar represalias. Por su parte, Mohammad Bagueri, jefe del Estado Mayor de las fuerzas armadas iraníes, reveló que el cuartel general de la inteligencia israelí en el Monte Hermón y la base militar de Nevatim fueron atacados y destruidos con éxito utilizando misiles balísticos y de crucero. La base aérea de Nevatim  está ubicada en el desierto de Néguev, en el sur de Israel, desde donde el ejército de este país el 1º de abril atacó con sus F 35 el consulado iraní en Damasco, asesinando a Mohammad Reza Zahedi, comandante de la Fuerza Quds (Jerusalén) de operaciones exteriores de la IRGC, y a otros seis altos mandos. Se estima que siete cohetes impactaron en el aeropuerto. Por su parte, el portavoz del ejército israelí admitió este domingo que el objetivo fue dañado.

Irán ha dado por concluida su represalia, pero su oferta de cese al fuego en Gaza fue rechazada por Israel. Los EE.UU. y la UE quieren que todo termine en este punto, pero lo más probable es que Israel lance su propia represalia. Sin embargo, por ahora, según versiones del sensacionalista Yedioth Ahronoth, tras la conversación telefónica que Netanyahu y Biden mantuvieron este domingo, Tel Aviv ha postergado toda respuesta.

El ataque iraní sucedió al retiro, el domingo 7, de las tropas israelíes que habían invadido la Franja de Gaza seis meses antes. La guerra estalló tras un ataque contra Israel perpetrado por Hamás y otras tres  organizaciones palestinas el 7 de octubre de 2023, en el que, según cifras israelíes, murieron 1.200 personas, en su mayoría civiles. Durante la incursión fueron tomadas como rehenes 253 personas. Algunos fueron canjeados por prisioneros palestinos que estaban en las prisiones israelíes, pero todavía hay unos 130 retenidos en Gaza, si bien se presume que al menos 34 están muertos.

Según el ejército israelí, unos 600 de sus soldados han muerto desde entonces y muchos miles han sido heridos. Al menos 33.000 personas, la mayoría de ellas mujeres y niños, fueron muertos por los ataques israelíes. Según la ONU, el 85% de la población de la Franja de Gaza, donde viven más de 2,3 millones de personas, se ha visto obligada a evacuar sus hogares por los ataques de Israel. El mes pasado un informe de Integrated Food Security Phase Classification, una respetada red internacional de información sobre el hambre, advirtió sobre una hambruna inminente en Gaza. Según la ONU, se espera que la mitad de la población de la Franja de Gaza (1,11 millones de personas) enfrente condiciones alimenticias catastróficas.

Sin embargo, no fue el desastre humanitario el que forzó la retirada israelí de la Franja de Gaza. Mucho más importantes fueron la llamada de Biden a Netanyahu tras el ataque israelí al consulado iraní en Damasco; la incapacidad israelí para acabar con la resistencia palestina; la falta de reservistas para las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI); la crisis económica en Israel tras seis meses de movilización; las manifestaciones masivas contra Netanyahu dentro del país reclamando la liberación de los rehenes así como aquéllas contra Israel en el exterior; la negociación en El Cairo entre Israel y Hamás con la mediación de Egipto y Qatar; la guerra de desgaste que la milicia libanesa Hezbolá lleva contra el norte de Israel y, sobre todo, el temor norteamericano al estallido de una gran guerra regional con Irán que obligaría a EE.UU. a defender a Israel y llevaría a la confrontación directa con Rusia y China, aliados de la República Islámica.

Imagen cedida por las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) de tropas israelíes realizando una operación militar en la Franja de Gaza. | Foto:Xinhua/Fuerzas de Defensa de Israel
El ejército israelí no pudo destruir a la Resistencia Palestina

Respetables analistas israelíes, tanto civiles como militares, constataron la semana pasada la derrota de su país en Gaza. Varios factores se aducen para fundamentar este aserto:

El primer fracaso de las FDI ha sido estratégico. El ejército de Israel sólo ha logrado a medias los objetivos de guerra de sus políticos (destruir las capacidades militares de Hamás; sacarlo del poder en Gaza y rescatar a los rehenes). A pesar de la destrucción producida, Hamás está lejos de ser destruido. 

El segundo fracaso de los militares israelíes consistió en la forma en que llevaron a cabo esta guerra, específicamente los altos niveles de destrucción y muerte de civiles, así como los saqueos que las propias tropas filmaron.

El tercer fracaso deviene de su obstrucción de los esfuerzos internacionales por llevar ayuda a los habitantes de Gaza. Los militares impidieron sistemáticamente la llegada de los socorros para la población civil y atacaron a  las organizaciones humanitarias ante las cámaras de todo el mundo provocando numerosas bajas entre los cooperantes civiles.

El balance de la situación actual es pésimo para Israel y sus aliados occidentales:

  1. Con su represalia del sábado 13 Irán asestó un golpe demoledor al prestigio de la “cúpula de hierro”. Demostró su inutilidad ante un ataque masivo y escalonado con enjambres de drones a los que suceden diferentes categorías de cohetes. En la última década y media la República Islámica ha incentivado especialmente el desarrollo de tecnologías propias en estas áreas y cuenta con decenas de miles de proyectiles de fabricación fácil y económica.
  2. Tras la derrota en Gaza y la vergüenza que las FDI pasaron esa noche, la desazón cunde entre la población israelí. Durante más de medio siglo se le inculcó un sentimiento de superioridad racial que hoy se ve desautorizado por la realidad. Le falta orientación y apoyo para cambiar su forma de ver el conflicto.
  3. Al mismo tiempo, tanto la población palestina como los pueblos árabes y el propio pueblo iraní (del que 40% está sumido en la pobreza) se sienten reivindicados frente a una potencia que perciben como opresiva y amenazadora. Este nuevo estado de ánimo va a tener inmediatas consecuencias políticas.
  4. Irán ha pasado a tener la iniciativa regional y ha puesto en entredicho a aquellos monarcas y mandatarios árabes y turcos que temían enfrentarse a Israel.
  5. Si bien para la Casa Blanca es un alivio que, por ahora, se haya evitado una guerra regional que podría involucrar a toda la alianza occidental, el poderío alcanzado por Irán la obligará a tomarlo en cuenta como un interlocutor serio o tratar de destruirlo en una conflagración mayor.
  6. Finalmente, Rusia y China han obtenido la confirmación de que su estrategia de jugar a ganar tiempo ha sido correcta. Si la derrota de Israel se confirma, sólo necesitan esperar hasta que Ucrania caiga y las potencias occidentales se avengan a una negociación sobre el orden global.

De todas maneras, no es de esperar que el gobierno de Israel acepte sin más la situación actual. La oposición interna ya está agitando para provocar la caída del gabinete y la modificación de las leyes que el año pasado recortaron el poder de la Suprema Corte. Además, si Netanyahu abandona el gobierno, se verá confrontado con los juicios por corrupción que lo acosan.

Tampoco las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) se conformarán con la derrota que sufrieron y buscarán la revancha. Es previsible que recrudezca la represión sobre los palestinos y que, al menos esporádicamente, continúen los bombardeos sobre Gaza. No hay que descartar la multiplicación de los atentados terroristas en Irán dirigidos desde las bases israelíes en el Kurdistán iraquí. Más improbable, empero, es que las FDI se atrevan a atacar frontalmente a Irán, aunque sea en el próximo tiempo. 

El nuevo balance de fuerzas en Asia Occidental repercutirá sobre la guerra en Ucrania. A menos de que las facciones más duras dentro de la alianza occidental se impongan y comprometan a la OTAN a un enfrentamiento directo con Rusia, Irán ha demostrado que la alianza euroasiática por ahora es invencible en el campo de batalla. Pero también ha evidenciado su disposición a negociar. Esperemos que todos los involucrados se hayan dado cuenta.

Por Martín Jay(*) para la Fundacion de la Cultura Estrategica

El ataque con aviones no tripulados de Irán ha abierto una lata de gusanos que Biden hubiera preferido que no se hubiera abierto.

Es irónico para los analistas occidentales cómo invariablemente es Oriente el que mantiene la cabeza fría y no muerde el anzuelo de la escalada, mientras que Occidente es el que es imprudente, temerario y descuidado con sus provocaciones. En Ucrania no hemos visto más que esto acompañado de errores de cálculo y malas decisiones por parte de la OTAN. Y ahora estamos viendo esto en Israel, ya que, sorprendentemente, Joe Biden ha logrado verse atrapado en una guerra regional entre Israel e Irán, un sueño para este último durante más de 30 años.

La reacción de Irán al bombardeo de su consulado en Damasco fue muy mesurada, bien pensada y llevada a cabo con una cierta sobriedad que no será igualada por Israel y Estados Unidos.

Teherán no quería matar civiles sino simplemente enviar un mensaje de que Israel había cruzado una línea y si vuelve a hacer esto, entonces habrá más ataques de Irán, tal vez misiles intercontinentales con un impacto más profundo que los drones baratos. Eso no quiere decir que los drones no fueran efectivos. Estaban realizando la tarea específica que los iraníes querían de ellos, sabiendo muy bien que la mayoría de ellos serían interceptados.

Pero la medida de Teherán todavía fue un shock para muchos expertos occidentales y sin duda también para la camarilla de Netanyahu, ya que rompió varios mitos en una sola noche. En primer lugar, que Irán tendría el coraje de bombardear directamente a Israel, algo que muchos expertos descartan sin pensarlo. El hecho de que Irán esté dispuesto a utilizar sus misiles para matar potencialmente a civiles en suelo israelí cambia la dinámica ahora, ya que Israel ya no puede adivinar cuál será la venganza si continúa con sus salvajes bombardeos contra soldados iraníes, incluso en suelo sirio.

En segundo lugar, también derriba el mito de que Israel tiene la capacidad de afrontar la guerra en más de un frente.

Durante toda la noche, mientras el ejército estaba ocupado, los habitantes de Gaza disfrutaron de una noche pacífica sin ningún bombardeo y recurrieron a las redes sociales para celebrar la distensión. El ejército de Israel no tiene la capacidad ni la fuerza para librar una guerra en Gaza ni tampoco una desde un segundo frente, como un ataque masivo con drones, y mucho menos un tercero de Hezbollah en el Líbano, si fuera necesario.

Y en tercer lugar, el papel de los socios. Israel no podría haber pasado la noche y haber obtenido lo que afirma ser una tasa de acierto del 99 por ciento sin la ayuda de socios como los aviones de combate británicos de la RAF que ayudaron, sin mencionar al rey Abdullah de Jordania, cuya fuerza aérea también derribó los drones. Si estas relaciones, junto con las de Estados Unidos, se ponen a prueba y se llevan más allá de sus límites, la vulnerabilidad de Israel se vuelve, cuando menos, polémica.

Por eso, la forma en que Netanyahu juegue sus cartas en los próximos días es crucial para que Israel se mantenga en buenos términos con sus aliados occidentales, pero también para que, de manera realista, permanezca en el juego. El ataque con aviones no tripulados de Irán ha abierto una lata de gusanos que Biden hubiera preferido que no se hubiera abierto. Según algunos informes, se cree que Biden le dijo a Netanyahu que diera marcha atrás y abandonara a los iraníes, por temor a que la situación se saliera de control. ¿Podría Biden seriamente ir a las urnas en diciembre de este año con una hoja de trucos de política exterior que incluía retirarse de Afganistán, comenzar una guerra en Ucrania que lo humillará a él y a la OTAN cuando Rusia inevitablemente gane y ahora comience una guerra mundial con Irán? Analistas experimentados han aventurado que no podrá evitar aumentar las apuestas y lanzar un ataque de venganza contra Irán o sus representantes. Por supuesto, esto pondría a prueba la relación con Estados Unidos y la llevaría al límite, un truco que Biden espera que Netanyahu no lleve a cabo. Dado que es casi seguro que esto llevará la relación entre Biden y Netanyahu a un punto de ruptura y le dará a Irán la victoria de cualquier manera, es difícil entender cómo la mayoría de los expertos occidentales no vieron el ataque con aviones no tripulados como una gran victoria para Teherán. La táctica de Netanyahu será que Biden es débil y ahora está perdido en el laberinto del belicismo en Oriente Medio. También pensará que Biden tendrá que presentarse ante los halcones de Washington como un vencedor y, por eso, ahora se encuentra en una situación más profunda que nunca, a medida que se agotan las opciones y la ventana para el pensamiento racional parece ya no existir. La pesadilla de Biden con Netanyahu apenas comienza.

(*)Martín JAY Martin Jay es un periodista británico galardonado que vive en Marruecos, donde es corresponsal de The Daily Mail (Reino Unido), y anteriormente informó sobre la Primavera Árabe allí para CNN, así como para Euronews. De 2012 a 2019 residió en Beirut, donde trabajó para varios medios de comunicación internacionales, incluidos BBC, Al Jazeera, RT, DW, además de informar de forma independiente para el Daily Mail del Reino Unido, The Sunday Times y TRT World. Su carrera lo ha llevado a trabajar en casi 50 países de África, Medio Oriente y Europa para una gran cantidad de importantes medios de comunicación. Ha vivido y trabajado en Marruecos, Bélgica, Kenia y Líbano.

Las opiniones de los contribuyentes individuales no representan necesariamente las de la Fundación Cultura Estratégica y las de Dossier Geopolitico

No tomemos la moderación de Irán tras el ataque israelí contra la sección consular de la embajada iraní en Damasco, capital siria, como una debilidad.

 Por: Shivan Mahendrarajah * The Cradle

La aparente moderación de Irán frente a la agresión israelí no debe confundirse con debilidad. Teherán aplica una presión constante sobre Tel Aviv a través de sus propios métodos, preparando cuidadosamente el terreno para el desmoronamiento de Israel.

Una de las estrategias de la guerra asimétrica se expresa en la teoría de la “rana hirviendo”:

“Cuenta la leyenda que una rana colocada en una cacerola poco profunda con agua calentada en una estufa permanece silenciosamente en la cacerola mientras la temperatura continúa subiendo, y no saltará incluso si el agua llega lentamente al punto de ebullición, y mata a la rana. El cambio de un grado de temperatura a la vez es tan gradual que la rana no se da cuenta de que la están hirviendo hasta que es demasiado tarde”.

Aunque esta historia es una fábula —una bonita fábula destinada a transmitir una lección significativa—, con frecuencia es invocada por los militares y geopolíticos para describir el “largo proceso” para alcanzar objetivos estratégicos.

Hoy en día, son Irán y sus aliados regionales quienes están utilizando un enfoque metódico para elevar las temperaturas en Asia Occidental, hasta que el agua hierva hasta matar a las “ranas” estadounidenses e israelíes. La estrategia, la disciplina y una rara paciencia —la antítesis de modelo occidental a corto plazo— traerán la victoria a Irán. Para citar a los talibanes: “Los estadounidenses tienen relojes, pero nosotros tenemos el tiempo”.

Ahora el tiempo está del lado del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán y sus aliados regionales. Dos ejemplos relacionados muestran cómo el CGRI está calibrando las temperaturas como lo harían los científicos en un laboratorio.

La rana yanqui

Tras el lanzamiento de la operación de la Resistencia “Inundación de Al-Aqsa (Tormenta de Al-Aqsa)” liderada por HAMAS (Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina) el 7 de octubre del año pasado, el presidente de EE.UU., Joe Biden, desplegó recursos de la Armada estadounidense en el Golfo Pérsico y el mar Mediterráneo para “defender” a Israel.

El 26 de noviembre, el (portaviones) USS Eisenhower y sus escoltas navegaron por el estrecho de Ormuz, fondeando en el Golfo Pérsico del lado de Arabia Saudí. Las fuerzas navales de Yemen, alineadas con Ansarolá (movimiento popular yemení), atacaron inicialmente a barcos israelíes y al puerto de Eilat con sus primeros disparos el 19 de octubre. Pero el 29 de noviembre, sus ataques se intensificaron hasta incluir a buques barcos que se dirigían hacia o desde Eilat, independientemente de su bandera o propietario.

Este patrón culminó con el anuncio del Pentágono el 18 de diciembre de la operación “Guardián de la Prosperidad”, destinada a salvaguardar los intereses económicos de Israel a expensas del personal militar estadounidense. Posteriormente, el Eisenhower y sus escoltas navales se trasladaron del Golfo Pérsico al mar Rojo y al Golfo de Adén, supuestamente para “defender” al estado ocupante.

Sin embargo, el posicionamiento de las fuerzas de la Armada de EE.UU. en el mar Rojo y el Golfo de Adén las ha hecho vulnerables a posibles ataques de Irán o de armas suministradas por Irán, incluidos misiles de crucero, misiles balísticos y drones.

A pesar de los esfuerzos de la Armada de EE.UU. (USN, por sus siglas en inglés) y de la Fuerza Aérea de EE.UU. (USAF, por sus siglas en inglés), Ansarolá (Yemen) sigue invicto. Los anteriores ataques aéreos angloestadounidenses en Yemen han resultado ineficaces, mientras que el ritmo actual y el alcance cada vez mayor de las operaciones yemeníes están agotando los recursos navales y debilitando la moral.

A diferencia de los ‘cañones de Hollywood’, los buques de la Armada de EE.UU. no tienen misiles interceptores ilimitados ni pueden recargarse en el mar. En cuanto a la moral del personal (del Ejército) estadounidense, se romperá a largo plazo, sobre todo porque muchos, si no la mayoría, de los marineros e infantes de marina simplemente no están interesados en luchar por Israel.

El mes pasado, el capitán Chris Hill, comandante del USS Eisenhower, declaró: “La gente necesita descansos, necesita volver a casa”.

Mientras marineros, infantes de marina y aviadores se ponen ansiosos por esquivar los drones y misiles de Ansaralá a diario, la ‘Rana Yanqui’’ rema alegremente en su jacuzzi de Washington, convencida de que el ‘poder’ de la USN derrotará a los molestos ‘Hutíes’.

Se puede decir que se trató de una medida bien calibrada apoyada por Irán que logró dos objetivos: primero, sacó al grupo de batalla de portaviones del Golfo Pérsico y, segundo, arrastró a Estados Unidos hacia una trampa cada vez mayor. La Rana Yanqui se encuentra en el punto caliente del mar Rojo-Golfo de Adén. No puede ganar.

O saltará y huirá humillada, destruyendo aún más la credibilidad de las fuerzas armadas estadounidenses tras su humillante debacle de 2021 en Afganistán; o permanecerá en la olla y morirá hervida, con la pérdida de barcos y vidas.  

En ambos casos, gana Irán. En relación con esto, una derrota de EE.UU. ante Irán será bienvenida por China, Rusia y decenas de Estados adversarios de EE.UU., particularmente en los países del sur del planeta. Como señaló un astuto usuario de Twitter/X, Armchair Warrior (que describe las probables respuestas de Rusia a las provocaciones ucranianas), Irán ha demostrado, a través de sus acciones, una “control reflexivo” sobre las acciones de Washington. Con esto quiere decir: “Si cada acción militar que emprendas obtiene una reacción simétrica, entonces podrás controlar la naturaleza, el lugar y el ritmo del conflicto para tu beneficio”. Esto es precisamente lo que el CGRI está haciendo inteligentemente.

La rana israelí

Mientras tanto, la pequeña ‘rana israelí’, somnolienta en el agua caliente, sueña con su ‘nuevo Israel’: el Israel que creará una vez que haya limpiado étnicamente a Gaza. Planea desarrollar Gaza, construyendo apartamentos de lujo a lo largo de la playa y unidades de vivienda para nuevos colonos.

Los arquitectos ahora están dibujando planos. El yerno del expresidente (de EE.UU.) y actual candidato republicano Donald Trump, Jared Kushner, un Netanyahuista y benefactor del partido Likud, está midiendo las cortinas de su condominio frente al mar en Gaza.

Sin embargo, el ejército israelí no ha derrotado a HAMAS, que continúa infligiendo daños significativos al equipo militar y a los activos humanos israelíes. Según una estimación, HAMAS solo se vio afectado entre un 15 y un 20 por ciento. El ejército de ocupación depende totalmente de Estados Unidos y sus Estados vasallos europeos para obtener armamento, ya que sus capacidades de producción interna son limitadas.

Según una estimación, unos 500 000 colonos han regresado a sus países de origen; la mayoría de ellos no volverá (a los territorios ocupados de palestina). Desde el 7 de octubre, el servicio militar obligatorio ya no es una obligación segura pero incómoda de tres años: los padres temen por sus hijas e hijos.

Una corriente de desobediencia latente que surgió de la invasión israelí de El Líbano en 1982 ha vuelto a despertar. Los reclutas se niegan a servir y, como resultad o, son encarcelados. La exención del servicio militar obligatorio para los judíos ultraortodoxos expiró el 1 de abril; ellos amenazan con huir de Israel, cuya supervivencia depende de que los judíos se trasladen allí.

Si los representantes de los judíos ultraortodoxos abandonan la coalición del primer ministro Benjamín Netanyahu, eso podría derribar su gobierno extremista. Las tensiones internas dentro de la sociedad israelí se están intensificando, alimentadas por presiones socioeconómicas y la desilusión con el manejo de la guerra por parte del gobierno.

La economía israelí está en ruinas. El shéquel (moneda israelí) está cayendo. Ahora vale sólo 3,60 ILS (shéquel) por 1 USD (dólar), después de alcanzar máximos de 4,01 ILS por dólar, y se avecinan más caídas. Los déficits presupuestarios y las tasas de endeudamiento se han disparado. (La agencia calificadora estadounidense) Moody’s rebajó la calificación crediticia de Israel de A1 a A2 el 9 de febrero. La industria turística de Israel ha entrado en crisis. La mayoría de las principales aerolíneas ya no vuelan a Israel. Los sectores manufacturero y agrícola de Israel están poco desarrollados. Israel tiene acceso limitado a los recursos naturales y la energía; depende de líneas de vida terrestres de comunicación con Jordania y Egipto, y el petróleo y el gas de Azerbaiyán que llegan a Haifa desde Turquía.

Irán le está haciendo a Israel exactamente lo que Israel le hizo con sanciones económicas. Pero a diferencia de Israel, Irán tiene abundantes suministros de petróleo y gas, 85 millones de personas alfabetizadas y educadas que no tienen intención de huir y una formidable infraestructura agrícola y manufacturera.

Teherán está estrangulando metódicamente la economía de Israel. El puerto de Haifa está en la lista de objetivos de Hezbolá (Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano). Si se cierra Haifa junto con Eilat, Israel solo tendrá líneas de vida terrestres para el suministro de alimentos y energía. El aeropuerto internacional Ben Gurion y otros aeropuertos podrían ser oblanco de ataques en el futuro.

Subiendo la temperatura, un grado a la vez

El reciente ataque israelí a la misión diplomática iraní en Damasco, supuestamente en respuesta a un ataque iraquí con drones contra Eilat, refleja las las aprehensiones y frustraciones de Netanyahu: “El mundo entero está confabulado contra nosotros”.

La estrategia de Netanyahu parece ser incitar a Irán a una escalada de tensiones, instándolo potencialmente a atacar instalaciones militares estadounidenses en la región, arrastrando así a EE.UU. al corazón de la guerra de Gaza. Sin embargo, no es seguro que Teherán muerda el anzuelo.

Si bien es probable que el CGRI responda, intentará evitar caer en la trampa de Netanyahu. En cambio, Irán podría optar por reforzar su dominio económico sobre Israel, posiblemente apuntando a lugares estratégicos como Eilat, Haifa y el aeropuerto Ben Gurion.

El CGRI entiende que la economía de Israel no puede soportar un conflicto prolongado. Por lo tanto, su estrategia podría consistir en una escalada gradual —efectivamente hervir lentamente la rana israelí— a través de acciones coordinadas que involucren a Hezbolá, Ansarolá y varias facciones con base en Siria e Irak.

Como anotó el economista Herbert Stein: “Si algo no puede continuar para siempre, se detendrá”. Si bien Israel está lejos de estar al borde del colapso, las acciones disciplinadas y calculadas del CGRI están aumentando constantemente las tensiones regionales. Si no se hace nada, esto podría tener importantes repercusiones para la sociedad israelí y su economía, todo ello sin que ella se dé cuenta, como la pequeña rana hirviendo.

* El Dr. Shivan Mahendrarajah es miembro de la británica Real Sociedad Histórica. Se educó en la Universidad de Columbia y obtuvo su doctorado en Historia Islámica y de Oriente Medio en la Universidad de Cambridge. Shivan es autor de artículos históricos revisados por pares sobre el Islam, Irán y Afganistán; sobre contrainsurgencia; Al-Qaeda y los movimientos talibanes de Afganistán y Pakistán.


Texto recogido del artículo publicado en The Cradle.

Nos parece de capital importancia, difundir está entrevista central y con ella poder confirmar que existe pensamiento estratégico en Europa, como es el caso del Dr. Profesor Glenn Diesen, a pesar del “relato” atlantista homogéneo que atosiga a la población de Occidente Y cómo deben los europeos entender que se aproxima rápidamente el “fin de la historia del unipolarismo” y de los “5 siglos de control Occidental” y que ello, es ya un hecho y que deberán optar en integrarse como península a la unión euroasiática o seguir el modelo de decadencia anglosajona o peor ir a un conflicto armado que los borrara del mapa y la historia. La tesis del Dr. Diesen es la misma que sostenemos desde hace década y media del fin del dominio occidental. Argentina Carlos Pereyra Mele Director de Dossier Geopolitico

En su nuevo libro «La guerra de Ucrania y el orden mundial euroasiático», el profesor Glenn Diesen argumenta de manera convincente que la forma en que el mundo ha funcionado no solo durante el último siglo, sino durante los últimos 500 años, ha terminado. A partir de ahora, el sistema global será mucho más dinámico, multipolar y mucho más complejo. El profesor Diesen también muestra cómo Ucrania ha sido un peón en manos de los belicistas de la OTAN que, a pesar de sus mejores esfuerzos, sin embargo, no han podido quebrar ni a uno de sus rivales estratégicos en el sistema.

El tiempo de la impunidad occidental está terminando. La pregunta es, ¿qué viene después?

Consigue su libro en Amazon: https://www.amazon.com/Ukraine-War-Eu… Consigue su libro del editor: https://www.claritypress.com/product/…

Glenn Diesen es profesor en la Universidad del Sureste de Noruega y editor asociado en la revista «Rusia en Asuntos Globales». Muchos de ustedes ciertamente lo conocen por su trabajo con el canal de YouTube «The Duran», donde ha realizado numerosas entrevistas maravillosas junto a Alexander Mercouris.

Más de Glenn Diesen: https://www.usn.no/kontakt-oss/tilset…

Estados Unidos está tan profundamente sumido en una batalla imposible de ganar desde el Levante hasta el Golfo Pérsico que sólo sus adversarios en China, Rusia e Irán pueden rescatarlo.

Por MK Bhadrakumar

La disuasión en defensa es una estrategia militar en la que una potencia utiliza la amenaza de represalias para impedir el ataque de un adversario, manteniendo al mismo tiempo la libertad de acción y la flexibilidad para responder a todo el espectro de desafíos. En este ámbito, la resistencia libanesa, Hezbollah, es un ejemplo sobresaliente.   

La claridad de propósito de Hezbollah al establecer y mantener estrictamente reglas básicas que disuaden la agresión militar israelí ha establecido un alto listón regional. Hoy, sus aliados de Asia occidental han adoptado estrategias similares, que se han multiplicado en el contexto de la guerra en Gaza. 

América, rodeada

Si bien el movimiento de resistencia yemení Ansarallah es comparable a Hezbollah en ciertos aspectos, es la audaz forma de disuasión defensiva practicada por la Resistencia Islámica de Irak la que tendrá grandes consecuencias en el corto plazo.

La semana pasada, citando fuentes del Departamento de Estado y del Pentágono, la revista Foreign Policy escribió que la Casa Blanca ya no está interesada en continuar la misión militar estadounidense en Siria. La Casa Blanca desmintió posteriormente esta información, pero el informe está ganando terreno.

El diario turco Hurriyet escribió el viernes que, si bien Ankara adopta una actitud cautelosa ante los informes de los medios, ve «un esfuerzo general» por parte de Washington para salir no sólo de Siria sino de toda la región de Asia occidental, ya que Siente que ha sido arrastrada en un atolladero por parte de Israel e Irán desde el Mar Rojo hasta Pakistán.

El representante presidencial especial de Rusia para el asentamiento sirio, Alexander Lavrentiev, también dijo a Tass el viernes que mucho depende de cualquier “amenaza de impacto físico” contra las fuerzas estadounidenses presentes en Siria. La rápida salida militar estadounidense de Afganistán se produjo prácticamente sin aviso previo, en coordinación con los talibanes. «Con toda probabilidad, lo mismo puede suceder en Irak y Siria», dijo Lavrentiev.

De hecho, la Resistencia Islámica de Irak ha intensificado sus ataques contra bases y objetivos militares estadounidenses. En un ataque con misiles balísticos contra la base aérea de Ain al-Asad en el oeste de Irak hace una semana, un número indeterminado de tropas estadounidenses resultóron heridas, y la Casa Blanca anunció sus primeras muertes de tropas el domingo cuando tres militares estadounidenses murieron en la frontera entre Siria y Jordania. en huelgas ese mismo día. 

Llamando a Beijing para pedir ayuda

Esta situación es políticamente insostenible para el presidente Joe Biden , en su intento de reelección el próximo noviembre , lo que explica la urgencia de la reunión del asesor de Seguridad Nacional, Jake Sullivan, con el ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, el viernes y el sábado en Tailandia para discutir los ataques de Ansarallah en el Mar Rojo.

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kirby, explicó así la prisa de Washington por la mediación china: 

“China tiene influencia sobre Teherán; Tienen influencia en Irán. Y tienen la capacidad de mantener conversaciones con los líderes iraníes que nosotros no podemos. Lo que hemos dicho repetidamente es: Daríamos la bienvenida a un papel constructivo de China, utilizando la influencia y el acceso que sabemos que tiene…”

Éste es un giro dramático de los acontecimientos. Si bien Estados Unidos ha estado preocupado durante mucho tiempo por la creciente Influencia de China en Asia occidental, también necesita esa influencia ahora que los esfuerzos de Washington para reducir la violencia no están llegando a ninguna parte. La narrativa estadounidense al respecto será que la «conversación estratégica y reflexiva» entre Sullivan y Wang no sólo será «una forma importante de gestionar la competencia y las tensiones [entre Estados Unidos y China] de manera responsable», sino que también «fijará la dirección de la relación». «en conjunto. 

Mientras tanto, ha habido un frenético tráfico diplomático entre Teherán, Ankara y Moscú, cuando el presidente iraní, Ebrahim Raisi, viajó a Turkiye y se puso en marcha el moribundo formato de Astaná sobre Siria la semana pasada. En pocas palabras, los tres países anticipan que pronto surgirá una situación “postamericana” en Siria.

¿Una salida de Estados Unidos de Siria e Irak?

Por supuesto, las dimensiones de seguridad siempre son complicadas. El viernes, el presidente sirio Bashar al-Assad presidió una reunión en Damasco para que los comandantes del aparato de seguridad del ejército formularan un plan para lo que se avecina. Un comunicado dijo que la reunión elaboró ​​una hoja de ruta de seguridad integral que “se alinea con visiones estratégicas” para abordar los desafíos y riesgos internacionales, regionales y nacionales.

Sin duda, lo que da impulso a todo esto es el anuncio en Washington y Bagdad el jueves de que Estados Unidos e Irak han acordado iniciar conversaciones sobre el futuro de la presencia militar estadounidense en Irak con el objetivo de fijar un calendario para una retirada gradual. de las tropas.

El anuncio iraquí decía que Bagdad pretende “formular un calendario específico y claro que especifique la duración de la presencia de los asesores de la coalición internacional en Irak” e “iniciar la reducción gradual y deliberada de sus asesores en suelo iraquí”, lo que eventualmente Conduciría al fin de la misión de la coalición. Irak está comprometido a garantizar la “seguridad de los asesores de la coalición internacional durante el período de negociación en todas las partes del país” y “mantener la estabilidad y prevenir una escalada”.

Por parte estadounidense, el secretario de Defensa, Lloyd Austin, dijo en un comunicado que las discusiones se llevarán a cabo en el ámbito de una comisión militar superior establecida en agosto de 2023 para negociar la “transición a una asociación de seguridad bilateral duradera entre Irak”. y Estados Unidos”. «

Los comandantes del Pentágono estarían depositando sus esperanzas en negociaciones prolongadas. Estados Unidos está en condiciones de cantar a Irak, que está obligado, según el acuerdo unilateral dictado por Washington durante la ocupación de 2003, a mantener en los bancos estadounidenses todos los ingresos iraquíes por exportaciones de petróleo.

Pero en última instancia, las consideraciones políticas del presidente Biden en el año electoral serán el factor decisivo. Y eso dependerá de la calibración de los grupos de resistencia de Asia occidental y de su capacidad para «atacar» a Estados Unidos en múltiples frentes hasta que ceda. Es este factor «conocido desconocido» el que explica la reunión en formato de Astaná entre Rusia, Irán y Turkiye los días 24 y 25 de enero en Kazajstán. Los tres países se están preparando para la final en Siria. No es coincidencia que, en una llamada telefónica el viernes pasado, Biden le pidiera una vez más al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, «que redujera la operación militar israelí en Gaza, enfatizando que no estará en ella durante un año de guerra», informó Barak Ravid de Axios en un‘cucharón’ .  

Su declaración conjunta  después de la reunión del formato de Astaná en Kazajstán es un documento notable que se basa casi exclusivamente en el fin de la ocupación estadounidense de Siria. Indirectamente insta a Washington a que renuncie a su apoyo a los grupos terroristas y sus afiliados “que operan bajo diferentes nombres en diversas partes de Siria” como parte de los intentos de crear nuevas realidades sobre el terreno, incluidas iniciativas ilegítimas de autogobierno con el pretexto. de “combatir el terrorismo”. Exige el fin de la incautación y transferencia ilegal por parte de Estados Unidos de recursos petroleros “que deben pertenecer a Siria”, las sanciones unilaterales de Estados Unidos, etc.

Simultáneamente, en una reunión celebrada el miércoles en Moscú entre el secretario del Consejo de Seguridad ruso, Nikolay Patrushev, y Ali-Akbar Ahmadian, secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, este último habría subrayado que la cooperación entre Irán y Rusia en la lucha contra el terrorismo «debe continuar, especialmente en Siria». Se espera que el presidente ruso, Vladimir Putin, sea el anfitrión de una cumbre trilateral con sus homólogos turcos e iraníes para consolidar un enfoque coordinado.

El Eje de la Resistencia: disuasión significa estabilidad

La paciencia de Irán se ha acabado con la presencia militar estadounidense en Siria e Irak tras el resurgimiento de ISIS con apoyo estadounidense. Curiosamente, Israel ya no respeta su mecanismo de “eliminación de conflicto” con Rusia en Siria. Es evidente que existe una estrecha cooperación entre Estados Unidos e Israel en Siria e Irak a nivel operativo y de inteligencia, lo que va en contra de los intereses rusos e iraníes. Huelga decir que aquí también hay que tener en cuenta el telón de fondo de la inminente mejora de la asociación estratégica entre Rusia e Irán.

Estos acontecimientos son un ejemplo clásico de disuasión defensiva. El Eje de Resistencia resulta ser el principal instrumento de paz para los problemas de seguridad que involucran a Estados Unidos e Irán. Es evidente que no existe ningún método ni ninguna esperanza razonable de convergencia en este proceso, pero, afortunadamente, la apariencia de caos en Asia occidental es engañosa.

Más allá de las distracciones de las discusiones partidistas y del ritual diplomático, se pueden detectar las líneas generales de una solución práctica al estancamiento sirio que aborde los intereses de seguridad inherentes de Estados Unidos e Irán que están incrustados dentro de un anillo exterior de concordia entre Estados Unidos y China sobre la situación en Siria. Asia occidental. 

Rusia puede parecer un caso atípico por el momento, pero hay algo en ello para todos, ya que la retirada de las tropas estadounidenses abre el camino hacia un acuerdo en Siria, que sigue siendo una máxima prioridad para Moscú y para Putin personalmente.

FUENTE the Cradle

Las opiniones expresadas en este artículo no reflejan necesariamente las de The Cradle y de Dossier Geopolitico

Por Gianmarco Serino Dissipatio

La «finlandización» de Ucrania, la guerra en las sombras entre Estados Unidos y Rusia, las consecuencias de la escalada, es decir, la continuación de la crisis de 2014, que nunca terminó realmente y que a su vez tiene orígenes antiguos.

En 2015 publicó el volumen  El conflicto ruso-ucraniano, Geopolítica del nuevo (des)orden mundial  publicado por Rubettino: un texto tan breve como preciso para describir el pasado de Ucrania y, sobre todo, para anticipar el escenario que hoy ocupa el portadas de periódicos internacionales a raíz de la tesis de Huntington sobre el nuevo orden mundial. El endurecimiento de las fuerzas militares rusas en la frontera con Ucrania y la creciente asertividad de la flota rusa en el Mar Negro es la continuación de la crisis de 2014, que nunca terminó realmente y que a su vez tiene orígenes antiguos, como la historia de los habitantes de esta región, durante buena parte de las negociaciones de hoy entre Rusia y Estados Unidos, quedó de lado en las mesas de negociación. Tomémoslo desde lejos: ¿quiénes son hoy y cuál es la historia de los habitantes de Ucrania y Crimea?

Cuando el territorio de Ucrania fue dividido entre los imperios ruso y Habsburgo se produjo una fractura dentro de este país, ya que la parte noreste miraba hacia Kiev, el oeste, mientras que la parte sureste miraba hacia Rusia, y acogía predominantemente a pueblos de habla rusa. los ciudadanos. Otro asunto es el de Crimea, que es rusa desde 1792. Volviendo a la escisión, ésta ha continuado a lo largo de los siglos y en 1918 la Ucrania de Kiev se independizó  de jure , pero no  de facto , como estado satélite de la era alemana. Desde 1922, Ucrania es una República Soviética , la más importante, quizás, de las muchas que componían la URSS.

En la Segunda Guerra Mundial, cuando el territorio ucraniano fue invadido por tropas alemanas, esta división se repitió nuevamente y la Rus de Kiev volvió a convertirse en un estado satélite de la Alemania nazi. Incluso se formó una División de las SS compuesta por ciudadanos ucranianos que lucharon junto a los nazis junto con la Guardia Nacional de Ucrania. Es importante recordar que estos dos grupos armados apoyaron la persecución de los judíos. Después de la muerte de Stalin en 1954, Moscú cedió Crimea a Ucrania, que en ese momento todavía formaba parte de la Unión Soviética. 

Fue como un regalo que le das a una esposa, todo quedó en la familia. Tras la caída del Muro y ante la implosión de la Unión Soviética y el Pacto de Varsovia, Gorbachov -quien obligó al gobierno de Berlín Oriental a no reprimir las manifestaciones pro-occidentales en la RDA-  aseguró que Rusia permitiría a sus propios estados satélites a elegir su sistema político preferido, siempre que nunca entren en la OTAN ni en la Unión Europea. En cuanto a la OTAN, en la reunión de Malta, pocos meses después de la caída del Muro, Bush padre aceptó el pacto que hoy se recuerda con el aforismo «ni un centímetro». Estos acuerdos, que eran sólo verbales (es decir, que nunca se incorporaron a un protocolo diplomático, pero de los que existe una transcripción) siempre fueron ignorados por la OTAN.  

El avance progresivo de las fronteras de las bases de la alianza atlántica ha cercado así a Rusia. La revolución -o golpe de Estado según se mire- del Euromajdan de 2014, apoyado por Estados Unidos, Alemania y Polonia, prefiguró la entrada de Ucrania en la OTAN. Si Ucrania entrara en la OTAN, Crimea también se habría unido efectivamente, y para Rusia esto habría significado perder su puerto más importante, el de Sebastopol, el único acceso a los «mares cálidos», es decir, al Mediterráneo, a través del Mar Negro y el Mar Turco. Estrecho, porque como sabemos los puertos del Mar Báltico están congelados la mayor parte del año. Rusia se habría encontrado, en la hipótesis de una Ucrania en la OTAN, con sus fronteras (ahora en disputa) completamente indefensas. Desde Ucrania hay sólo 500 kilómetros hasta Moscú y 200 hasta Volgogrado, la antigua Stalingrado. La situación se parece en cierto modo a lo que ocurrió en el patio trasero de Estados Unidos con la crisis de los misiles en Cuba: así, Moscú ocupó Crimea en 2014 y favoreció la insurrección prorrusa en la región de Donbass. 

Este punto muerto de la sangrienta guerra de guerrillas en la parte sudoriental de Ucrania duró hasta que, hacia finales del año pasado, Rusia volvió a concentrar sus tropas en las fronteras ucranianas. La pregunta que cabe hacerse es ¿qué pasará? Yo, que soy historiador y no profeta, creo que estamos ante la clásica guerra de nervios, pero que forma parte de una precisa doctrina militar rusa, la llamada  Maskirovka , también apodada «guerra de las sombras». Es una guerra disfrazada, disfrazada, una guerra de  desinformatia  (desinformación) En el verano de 1943, no lejos de Ucrania, se libró una gran batalla entre tanques soviéticos y alemanes, la famosa Batalla de Kursk. Lo ganaron los rusos, gracias a  Maskirovka . A partir de ese momento, la ofensiva de Alemania contra Rusia cesó. La peculiaridad de esta batalla fue el hecho de que se ocultó cuidadosamente la superioridad de los medios soviéticos. Así hubo un primer ataque alemán que tuvo éxito, pero la poderosa contraofensiva rusa derrotó a las fuerzas nazis. Hoy en día, los objetivos de las tácticas rusas son los mismos, cuidadosamente envueltos en sombras y nieblas, aunque en un contexto que no es el de una guerra abierta. 

¿Qué quiere hacer Putin? Me gustaría señalar lo que está sucediendo anómalo en este período. Mientras Occidente afirma que Rusia está a punto de atacar a Ucrania, los líderes ucranianos lo niegan y destacan cómo esta actitud sólo puede agravar la tensión. Al intentar devolver todo esto a los objetivos de Putin, está claro que el objetivo es evitar una mayor ampliación del cinturón de bases de la OTAN y muy probablemente llegar a un acuerdo ruso-ucraniano,  con la Francia de Macron en el papel de mediadora, saltándose todos los las otras intermediaciones, garantizando la neutralidad de Ucrania, exactamente como ocurrió con Finlandia, que permaneció neutral durante toda la Guerra Fría.

Tanto Bush padre, que pronunció un discurso sobre el tema en Kiev dirigido a los ucranianos, habló de la llamada finlandización de Ucrania, como el propio Kissinger apoyó a Kissinger durante la crisis de 2014. Estados Unidos habría asegurado, en este último mes , a Rusia a través de un mensaje secreto – y aquí estamos realmente en la guerra de las sombras – que habría garantizado durante al menos los próximos diez años que Ucrania no sería aceptada en la OTAN debido a la corrupción de su clase dominante. Las palabras de Kissinger, si se retomaran hoy, evitarían la masacre de una guerra civil, que en cualquier caso todavía se está gestando en Ucrania. Precisamente en Donbass se encuentran los mayores depósitos de carbón y las mayores industrias, que son fundamentales para Rusia. Esta tensión y la guerra civil no han hecho más que empeorar la situación económica, provocando la retirada de los principales inversores. 

Sin embargo, Rusia, a diferencia de lo que leemos en los periódicos, ya no tiene la fuerza de la Unión Soviética para comprometerse en la reconquista de Polonia y los países bálticos, y lo mismo ocurre con Ucrania, sobre todo con Ucrania. La propia ocupación de Ucrania sería una carga insoportable para Moscú, muy grave. Desde un punto de vista militar, Putin ganaría fácilmente la guerra, pero mantener el control de este territorio sería muy complejo y costoso. Ucrania tiene el tamaño de Francia y está poblada por 40 millones de personas.  Es un territorio inmenso pero carece de grandes arterias ferroviarias y viales. Ni siquiera los alemanes lograron controlar completamente la parte sureste durante la Segunda Guerra Mundial.

Hablando de sombras. Hasta ahora, Turquía ha permanecido en la sombra de los medios de comunicación, pero ha seguido con gran atención la evolución de los acontecimientos en Ucrania y Crimea. ¿Cuáles son los temores e intereses de Ankara en esta región?

Crimea estuvo bajo el Imperio Otomano hasta 1787. El Mar Negro es fundamental para Turquía, evidentemente, que nunca se ha olvidado de Crimea. Además, es miembro de la OTAN. Un miembro muy especial de la OTAN. Recordamos que cuando se produjo el golpe de Estado contra Erdogan, los aviones que partieron para bombardear su residencia de verano partieron de bases de la OTAN. En este caso quedó claro que los objetivos imperiales del líder turco no convenían a Washington, hasta el punto de que los propios Estados Unidos invirtieron miles de millones en Rumania para modernizar su flota, también en el Mar Negro. flota, siempre ha contado con pequeños buques destinados a tareas de policía marítima. La flota rumana modernizada y ampliada que hoy está presente en el Mar Negro se debe en cualquier caso al dinero estadounidense.

Entre las peticiones rusas estaba también la de retroceder la situación de ampliación de las bases a 1997 , es decir, que las tropas de la OTAN abandonaran Rumanía y Bulgaria. Naturalmente esta es la clásica pregunta que surge al pedir mil y recibir cien. Sin embargo, es interesante considerar las respuestas de Sofía y Bucarest, que rechazaron la petición rusa de abandonar la OTAN, pero dejaron claro que no tienen intención de declarar la guerra a Rusia. Croacia dijo explícitamente lo mismo. Implícitamente adoptaron la misma posición, Hungría, Francia, Italia y Alemania, que negaron apoyo bélico ofensivo al gobierno de Kiev, pero ofrecieron herramientas de protección individual, asegurando, sin embargo, una cantidad ínfima de cascos y chalecos antibalas al Ejército ucraniano.  

Alemania mantiene relaciones tradicionales  de ostpolitik  con Rusia y está interesada, como toda la Unión Europea, en  Nord Stream 2  -dejando de lado el gasoducto ruso-ucraniano, que antaño aseguraba gas para toda Europa, hoy casi en desuso-, que, sin embargo, Estados Unidos lo ha vetado, y esto, naturalmente, es perjudicial para toda Europa, no sólo para Alemania. Con esto Putin logró mostrar al mundo que los frentes de la OTAN y la UE están divididos. Macron ha dicho que enviará tropas a las Repúblicas Bálticas y a Polonia, pero no a Ucrania, y de hecho lidera el frente de aquellos países que descaradamente quieren mantener relaciones diplomáticas con Rusia. Incluso los estadounidenses, aunque parezca lo contrario, no quieren una guerra con Rusia. Los entre 2.000 y 3.000 soldados estadounidenses que llegarán a Europa del Este no irán a Ucrania, sino a Polonia y la región del Báltico. Los materiales de Washington y Londres llegarán a Ucrania y ya lo están haciendo, pero ciertamente no a coste cero para Kiev.

Hoy en día, el «frente» rusofóbico liderado por Inglaterra y Polonia junto con los Estados bálticos parece ser el «frente que apoya más activamente a Ucrania contra una futura e hipotética invasión rusa». Estos países, aparte de Inglaterra, se han dividido varias veces en los últimos siglos entre Rusia y Alemania. ¿Cuáles son hoy los objetivos reales pero no declarados en esta zona geográfica, además de los rusos?

Hay raíces históricas que no son de segundo orden. Kiev formaba parte de la Unión Polaco-Lituana establecida en 1569 con el Tratado de Lublin y hoy Varsovia sueña con una confederación que se extienda también a Estonia y Letonia. Los países bálticos se liberaron de Rusia después de 1918, y se crearon Estonia, Letonia y Lituania, para ser invadidas nuevamente por Moscú tras la firma del Tratado Ribbentrop-Molotov. Lo mismo ocurre con Polonia, que después de la guerra relámpago de Hitler en 1941 quedó dividida entre Alemania y Rusia. El temor de estos países, y de otros similares en Estocolmo y Helsinki, que parecen seriamente dispuestos a unirse a la OTAN, es comprensible, pero no está justificado en comparación con el poder de Rusia hoy.

La crisis demográfica de Rusia es desastrosa y esto se refleja en sus fuerzas armadas. Para concentrar todas estas tropas en la frontera con Ucrania, Rusia dejó el frente oriental completamente indefenso. Estos soldados proceden de Siberia y de las fronteras con Asia Central. Por el momento, por supuesto, Moscú no teme nada en la frontera oriental con China. Rusia y China , sin embargo, más allá del idilio que existió inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial, son dos países que siempre han sido rivales, como siempre lo han sido Rusia e Irán. Hoy se habla de un ejercicio conjunto chino-ruso-iraní. Por lo tanto, Estados Unidos ha logrado reunir a tres enemigos centenarios.

Quizás habría sido mejor para Washington no burlarse de los rusos, sino mantenerlos como aliados para jugar contra China. Rusia es un país euroasiático , pero tiene una vocación occidental que siempre le ha sido negada. En un bello poema de Pushkin sobre  la rusofobia,  es decir, el odio que los occidentales tienen hacia Rusia, se escribe: «¿Realmente nos odiáis a nosotros, que somos los centinelas de Oriente? ¡Nosotros los que impedimos que los pueblos del Este invadan Europa! Pushkin se refería a las invasiones mongolas del siglo XIII llevadas a cabo por los herederos de Genghis Khan y a la función histórica de Rusia como bastión oriental para Europa. Dostoievski repitió lo mismo en 1863. 

Además, existe una división de intereses muy fuerte entre Europa y Estados Unidos, que se mantiene cubierta, pero que cíclicamente resurge en momentos de tensión. Basta pensar en las relaciones entre Rusia y la Francia gaullista ya en la Segunda Guerra Mundial  y en el famoso grupo de trabajo «Normandía»  en el que participaron Francia y Rusia. Este grupo de trabajo se llama así porque  la Francia libre de De Gaulle  , aunque ciertamente no era una gran potencia militar, envió el pequeño pero combativo contingente de la fuerza aérea «Normandie-Niémen» para contrarrestar a la  Luftwaffe  en el frente oriental. 

¿Qué posibilidades hay de un escenario de «balcanización» o algo similar de Ucrania, un país muy heterogéneo desde el punto de vista étnico y cultural?

Es probable que si no se llega a un acuerdo ruso-ucraniano, porque las tropas de Moscú no invadirán toda Ucrania, sino que ocuparán la parte donde luchan las milicias separatistas de Donbass, que forman parte de dos repúblicas autoproclamadas independientes de Kiev, , a quienes los residentes de Moscú les otorgaron pasaportes rusos. 

Gianmarco Serino Nacido en 1999 de padre napolitano y madre saboya en Scarnafigi, un pueblo remoto en el corazón del Piamonte, escapó del campo después de terminar la escuela secundaria y se instaló en Turín, donde estudió y obtuvo una licenciatura de tres años en Ciencias Estratégicas y Ciencias de la Seguridad. Hoy vive en Milán donde estudia Política Europea e Internacional en la Universidad Católica del Sagrado Corazón.

La guerra de Gaza ha acelerado la cooperación entre los gigantes del Sur Global que se resisten al conflicto respaldado por Occidente. Juntos, los BRICS liderados por Rusia y el Eje de Resistencia liderado por Irán pueden dar forma a un Asia Occidental libre de Estados Unidos.

Por Pepe Escobar para Cradle

MOSCÚ – La semana pasada, el presidente ruso Vladimir Putin hizo una parada notable en los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita para reunirse, respectivamente, con el presidente emiratí Mohammad bin Zayed (MbZ) y el príncipe heredero saudí Mohammad bin Salman (MbS) antes de volar de regreso a Moscú para reunirse El presidente iraní, Ebrahim Raisi. 

Los tres temas clave en las tres reuniones, confirmados por fuentes diplomáticas, fueron Gaza, la OPEP+ y la expansión de los BRICS. Por supuesto, están interrelacionados. 

La asociación estratégica Rusia-Irán  se está desarrollando a una velocidad vertiginosa, junto con Rusia-Arabia Saudita (especialmente en la OPEP+) y Rusia-EAU (inversiones). Esto ya está provocando cambios radicales en la interconexión de la defensa en toda Asia occidental. Las implicaciones a largo plazo para Israel, mucho más allá de la tragedia de Gaza, son crudas.

Putin le dijo a Raisi algo extraordinario en muchos niveles: 

“Cuando volaba sobre Irán, quería aterrizar en Teherán y conocerte. Pero me informó que usted quería visitar Moscú. Las relaciones entre nuestros países están creciendo rápidamente. Por favor, transmite mis mejores deseos al Líder Supremo, quien apoya nuestras relaciones”.

La referencia de Putin a “sobrevolar Irán” se conecta directamente con cuatro armados Sukhoi Su-35 que vuelan en formación, escoltando al avión presidencial a lo largo de 4.000 kilómetros (si se miden en línea recta) desde Moscú a Abu Dhabi, sin ningún aterrizaje ni repostaje de combustible. 

Como observar cada asombrado analista militar, un F-35 estadounidense es capaz de volar, en el mejor de los casos, 2.500 km sin repostar combustible. Sin embargo, el elemento más importante es que tanto MbZ como MbS autorizaron la escolta de los Su-35 rusos sobre su territorio, algo extremadamente inusual en los círculos diplomáticos. 

Y eso nos lleva a la conclusión clave. Con un solo movimiento en el tablero aéreo, combinado con el posterior gol decisivo de Raisi, Moscú cumplió cuatro tareas: 

Putin demostró -gráficamente hablando- que ésta es una nueva Asia Occidental donde la hegemonía estadounidense es un actor secundario; destruyó el mito político neoconservador del “aislamiento” ruso; demostró una amplia supremacía militar; y, por último, a medida que se acerca el inicio de la presidencia de los BRICS, Rusia demostró que conserva todas sus cartas geopolíticas y geoeconómicas cruciales.    

Mátalos, pero suavemente. 

Los cinco BRICS originales, liderados por la asociación estratégica Rusia-China, abrirán sus puertas a tres grandes potencias de Asia occidental: Irán, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos el 1 de enero de 2024. Su adhesión a la potencia multipolar ofrece a estos países una plataforma excepcional. para mercados más amplios, y es probable que acompañe una avalancha de inversiones e intercambios tecnológicos. 

El sofisticado juego a largo plazo que juegan Rusia y China está provocando un cambio tectónico completo en la geoeconomía y la geopolítica de Asia occidental.   

El liderazgo de los BRICS 10 –teniendo en cuenta que el undécimo miembro , Argentina, por el momento, es, en el mejor de los casos, un comodín– incluso tiene el potencial, bajo una presidencia rusa, de convertirse en una contraparte efectiva de la ineficaz ONU. 

Y eso nos lleva a la compleja interacción entre los BRICS y el Eje de Resistencia.

Al principio, había razones para sospechar que la suave condena  del genocidio en Gaza por parte de la Liga Árabe y la Organización de Cooperación Islámica (OCI) era una señal de cobardía. 

Sin embargo, una evaluación renovada puede revelar que todo está evolucionando orgánicamente cuando se trata de la intersección del panorama general diseñado por el difunto comandante iraní de la Fuerza Quds, el general Qassem Soleimani, con la meticulosa microplanificación del líder de Hamás en Gaza, Yahya. Sinwar, que conoce la mentalidad israelí en el interior. y demostró en detalle su devastadora respuesta militar. 

Podría decirse que el foco más incandescente de las discusiones detalladas en Moscú estos últimos días es que podemos estar acercándonos al punto en el que “una señal” desatará una respuesta concertada del Eje de Resistencia.

Por el momento, lo que tenemos son ataques esporádicos: Hezbollah destruyendo las torres de comunicación de Israel frente a la frontera sur del Líbano, las fuerzas de resistencia de Irak atacando bases estadounidenses en Irak y Siria, y Ansarallah de Yemen bloqueando concretamente el Mar Rojo. para los barcos israelíes. Todo esto no constituye todavía una ofensiva concertada y coordinada. 

Y eso explicaría la desesperación dentro de la administración Biden en Washington, junto con los rumores de que necesita que Israel termine el Plan Gaza entre Navidad y principios de enero. No sólo la óptica global del ataque a Gaza se ha vuelto terriblemente insostenible, sino que, sobre todo, una campaña militar más aumenta dramáticamente la probabilidad de una “señal” al Eje de Resistencia. 

Y eso resultará en el fin de todos los planos elaborados de la Hegemonía para Asia Occidental. 

Los objetivos geopolíticos del sionismo son bastante claros: restablecer su aura de dominio autoconstruida en Asia occidental y mantener un control constante sobre la política exterior estadounidense y la alianza militar. 

La depravación es un componente clave para lograr estos objetivos. Es muy fácil bombardear, bombardear y quemar objetivos civiles ultrablandos, incluidos miles de mujeres y niños, convirtiendo Gaza en un gran cementerio, mientras el White Man’s Burden Club insta a las fuerzas de ocupación israelíes a matarlos, por supuesto, pero de forma más silenciosa. . . 

La señal es que la tóxica atlantista y presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ofreció sobornos, en persona, a los líderes de Egipto y Jordania (10 mil millones de dólares a El Cairo y 5 mil millones de dólares a Ammán) , como lo confirmaron los diplomáticos de Bruselas. Ésa es la abrumadora solución de la UE para detener el genocidio de Gaza.  

Todo lo que el presidente egipcio Abdel Fattah el-Sisi y el rey jordano Abdullah bin al-Hussein tendrían que hacer es “facilitar” el éxodo forzado y la limpieza étnica final de Gaza hacia sus respectivos territorios. 

Porque el objetivo escatológico del sionismo sigue siendo una Solución Final pura, pase lo que pase en el campo de batalla. Y, por supuesto, como sugiere la operación Inundación de Al-Aqsa encabezada por Hamas el 7 de octubre, destruir la Mezquita Islámica de Al-Aqsa en Jerusalén y construir un Tercer Templo judío sobre sus cenizas.  

¿Qué pasa cuando llega “la señal”? 

Así que lo que tenemos es esencialmente el plan de Emigración o Aniquilación del primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, frente a lo que el veterano experto en Asia occidental Alastair Crooke ha acuñado memorablemente como “Sykes-Picot está muerto”. Esa frase significa que la inclusión de árabes e iraníes en los BRICS eventualmente reescribirá las reglas en Asia occidental, en detrimento del proyecto sionista.  

Incluso existe una gran posibilidad esta vez de que los crímenes de guerra certificados por Israel en Gaza sean procesados, a medida que palestinos, árabes y naciones de mayoría musulmana, con pleno apoyo de los BRICS, formen una comisión reconocida por el Sur Global para tomar Tel Aviv y sus fuerzas armadas. a los tribunales.

Olvídese de la contaminada IPC, por más servil que siga siendo ante el orden basado en reglas de la Hegemonía. Los BRICS ayudarán a que el derecho internacional vuelva al primer plano de la escena mundial, como se pretendía cuando nació la ONU en 1945, antes de ser castrada.

El genocidio de Gaza también está obligando a todas las latitudes del Sur Global a ser más inclusivas, como a profundizar en la sabiduría de nuestra historia premoderna común y entrelazada. Todo aquel que tiene conciencia se ha visto obligado a profundizar en sí mismo para encontrar explicaciones a lo Inexcusable. En este sentido, ahora todos somos palestinos.  

Tal como están las cosas, no hay poder: Occidente porque lo rechaza; los BRICS y el Sur Global porque aún no han hecho su jugada- ha sido capaz de detener una Solución Final llevada a cabo por una ideología racista y etnocentrista. 

Sin embargo, eso también abre la sorprendente posibilidad de que ningún poder sea lo suficientemente fuerte como para detener al Eje de Resistencia cuando llegue la “señal” de bajar el telón sobre el Proyecto Sionista. Para entonces, el Eje tendrá un imperativo moral supremo, reconocido e incluso instalado por las poblaciones de todo el mundo.

Así que ahí es donde estamos ahora: evaluando la incandescente simetría entre impotencia e imperativo. Se romperá el estancamiento, tal vez antes de lo que todos esperamos. 

Esto evoca una comparación con un punto muerto anterior. El actual impasse entre una versión perversa y de mala calidad de la “civilización” hebraica y el nacionalismo islámico emergente –llamémoslo “Islam civilizacional”– refleja dónde estábamos en diciembre de 2021, cuando los tratados propuestos por Rusia sobre la “indivisibilidad de la seguridad” ”fueron rechazados. por Washington. En retrospectiva, esa fue la última oportunidad para una salida pacífica al enfrentamiento entre Heartland y Rimland. 

El Hegemón lo rechazó. Rusia hizo su jugada y aceleró exponencialmente el declive de la hegemonía. 

La canción sigue siendo la misma, desde las estepas del Donbás hasta los campos petrolíferos de Asia occidental. ¿Cómo puede el Sur Global multipolar –representado cada vez más por los BRICS ampliados– gestionar un Occidente imperialista furioso, temeroso y fuera de control que mira hacia el abismo del colapso moral, político y financiero?    

Las opiniones expresadas en este artículo no reflejan necesariamente las de The Cradle y de Dossier Geopolitico.

FUENTE https://new-thecradle-co.translate.goog/articles/brics-and-the-resistance-axis-a-convergence-of-goals?_x_tr_sl=auto&_x_tr_tl=es&_x_tr_hl=es