Entradas

Por  Pepe Escobar 18 de Marzo  Asia Times

Las consecuencias del brote de Covid-19 ponen a Beijing y Washington en curso de colisión

Entre la miríada de efectos geopolíticos devastadores del coronavirus, uno ya es gráficamente evidente. China se ha reubicado. Por primera vez desde el comienzo de las reformas de Deng Xiaoping en 1978, Pekín considera abiertamente a Estados Unidos como una amenaza, como lo afirmó hace un mes el ministro de Relaciones Exteriores Wang Yi en la Conferencia de Seguridad de Munich durante el pico de la lucha contra el coronavirus.

Beijing está modelando cuidadosamente y de forma gradual la narrativa de que, desde el comienzo del ataque de coronovirus, los líderes sabían que estaba bajo un ataque de guerra híbrida. La terminología de Xi Jinping es una pista importante. Dijo, en el expediente, que esto era una guerra. Y, como contraataque, se tuvo que lanzar una “guerra popular”.

Además, describió el virus como un demonio o diablo. Xi es un confucianista. A diferencia de otros pensadores chinos antiguos, Confucio era reacio a discutir sobre las fuerzas y el juicio sobrenaturales en la otra vida. Sin embargo, en un contexto cultural chino, diablo significa “demonios blancos” o “demonios extranjeros”: guailo en mandarín, gweilo en cantonés.  Xi fue entregando una declaración poderosa en código.

Cuando Zhao Lijian, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, expresó en un tweet incandescente la posibilidad de que “podría ser el ejército de los EE. UU. quien llevó la epidemia a Wuhan”, la primera explosión en este sentido provino de un alto funcionario: Beijing enviaba un globo de prueba indicando que los guantes finalmente se habían quitado. Zhao Lijian hizo una conexión directa con los Juegos Militares en Wuhan en octubre de 2019, que incluyeron una delegación de 300 militares estadounidenses.

Citó directamente al director de los CDC de los Estados Unidos, Robert Redfield, quien, cuando se le preguntó la semana pasada si algunas muertes por coronavirus se habían descubierto a título póstumo en los Estados Unidos, respondió que “algunos casos han sido diagnosticados de esta manera en los Estados Unidos hoy”.

La conclusión explosiva de Zhao es que Covid-19 ya estaba vigente en los EE. UU. antes de ser identificado en Wuhan, debido a la incapacidad ahora completamente documentada de los EE. UU. para probar y verificar las diferencias en comparación con la gripe.

Agregando todo eso al hecho de que las variaciones del genoma del coronavirus en Irán e Italia fueron secuenciadas y se reveló que no pertenecen a la variedad que infectó a Wuhan, los medios chinos ahora están haciendo preguntas abiertamente y estableciendo una conexión con el cierre en agosto del año pasado. del laboratorio de armas biológicas militares “inseguras” en Fort Detrick, los Juegos Militares y la epidemia de Wuhan. Algunas de estas preguntas habían sido formuladas, sin respuesta, dentro de los Estados Unidos.

Preguntas adicionales persisten sobre el opaco Evento 201 en Nueva York el 18 de octubre de 2019: un ensayo para una pandemia mundial causada por un virus mortal, que resultó ser coronavirus. Esta magnífica coincidencia ocurrió un mes antes del brote en Wuhan.

El evento 201 fue patrocinado por la Fundación Bill y Melinda Gates, el Foro Económico Mundial (WEF), la CIA, Bloomberg, la Fundación John Hopkins y la ONU. Los Juegos Militares Mundiales se abrieron en Wuhan exactamente el mismo día.

Independientemente de su origen, que aún no está establecido de manera concluyente, por mucho que Trump tuitee sobre el “virus chino”, Covid-19 ya plantea preguntas inmensamente serias sobre biopolítica (¿dónde está Foucault cuando lo necesitamos?) Y bio-terror.

La hipótesis de trabajo del coronavirus como una arma biológica muy poderosa pero no provocadora del Armagedón lo revela como un vehículo perfecto para el control social generalizado, a escala global.

Cuba surge como potencia biotecnológica

Así como un Xi completamente enmascarado que visitó la primera línea de Wuhan la semana pasada fue una demostración gráfica para todo el planeta de que China, con un inmenso sacrificio, está ganando la “guerra popular” contra Covid-19, Rusia, en un movimiento de Sun Tzu en Riad cuyo resultado final fue un barril de petróleo mucho más barato, ayudó a todos los efectos prácticos a impulsar la inevitable recuperación de la economía china. Así es como funciona una asociación estratégica.

El tablero de ajedrez está cambiando a una velocidad vertiginosa. Una vez que Beijing identificó el coronavirus como un ataque con armas biológicas, se lanzó la “guerra popular” con toda la fuerza del estado. Metódicamente. Sobre la base de “lo que sea necesario”. Ahora estamos entrando en una nueva etapa, que será utilizada por Beijing para recalibrar sustancialmente la interacción con Occidente, y bajo marcos muy diferentes cuando se trata de Estados Unidos y la UE.

El poder blando es primordial. Beijing envió un vuelo de Air China a Italia con 2.300 cajas grandes llenas de máscaras con el guión: “Somos olas del mismo mar, hojas del mismo árbol, flores del mismo jardín”. China también envió un paquete humanitario considerable a Irán, significativamente a bordo de ocho vuelos desde Mahan Air, una aerolínea bajo sanciones ilegales y unilaterales de la administración Trump.

El presidente serbio, Aleksandar Vucic, no podría haber sido más explícito:

    “El único país que puede ayudarnos es China. Por ahora, todos entendieron que la solidaridad europea no existe. Ese fue un cuento de hadas sobre papel”.

Bajo severas sanciones y demonizada desde siempre, Cuba todavía puede realizar avances, incluso en biotecnología. El Heberon antivírico, o interferón alfa 2b recombinante, un agente terapéutico( antiviral, antipoliferativo e inmunomodulados), no una vacuna, se ha utilizado con gran éxito en el tratamiento del coronavirus. Una empresa conjunta en China está produciendo una versión inhalable, y al menos 15 naciones ya están interesadas en importar el producto terapéutico.

Ahora compare todo lo anterior con la administración Trump que ofrece u$s  mil millones para cazar furtivamente a científicos alemanes que trabajan en la firma de biotecnología Curevac, con sede en Turingia, en una vacuna experimental contra Covid-19, para tenerla como una vacuna “solo para Estados Unidos”.

Ingeniería social con operaciones psicológicas?

Sandro Mezzadra, coautor con Brett Neilson del seminario The Politics of Operations: Excavating Contemporary Capitalism, ya está tratando de conceptualizar dónde estamos ahora en términos de luchar contra Covid-19.

Nos enfrentamos a una elección entre un capítulo maltusiano, inspirado en el darwinismo social, “liderado por el eje Johnson-Trump-Bolsonaro” y, por otro lado, un capítulo que apunta a la “recalificación de la salud pública como herramienta fundamental”, ejemplificado por China, Corea del Sur e Italia. Hay lecciones clave que aprender de Corea del Sur, Taiwán y Singapur.

La clara opción, señala Mezzadra, es entre una “selección de población natural”, con miles de muertos, y “defender la sociedad” mediante el empleo de “grados variables de autoritarismo y control social”. Es fácil imaginar quién se beneficiará de esta reingeniería social, una remezcla del siglo XXI y La máscara de la muerte roja de Alan Poe.

En medio de tanto pesimismo, cuente con Italia para ofrecernos tonos de luz estilo Giovanni Tiepolo. Italia eligió la opción Wuhan, con consecuencias inmensamente graves para su economía ya frágil. Los italianos en cuarentena reaccionaron notablemente cantando en sus balcones: un verdadero acto de revuelta metafísica.

Sin mencionar la justicia poética de la actual Santa Corona (“corona” en latín) enterrada en la ciudad de Anzu desde el siglo IX. San Corona fue un cristiano asesinado por Marco Aurelio en el año 165 dC, y ha sido durante siglos uno de los santos patronos de las pandemias.

Ni siquiera billones de dólares que llovieron del cielo por un acto de divina misericordia de la Fed pudieron curar a Covid-19. Los “líderes” del G-7 tuvieron que recurrir a una videoconferencia para darse cuenta de lo desorientados que están, incluso cuando la lucha de China contra el coronavirus le dio a Occidente una ventaja de varias semanas.

El Dr. Zhang Wenhong, con sede en Shanghái, uno de los principales expertos en enfermedades infecciosas de China, cuyos análisis se han detectado hasta ahora, ahora dice que China ha emergido de los días más oscuros de la “guerra popular” contra Covid-19. Pero no cree que esto termine para el verano. Ahora extrapola lo que le está diciendo al mundo occidental.

Aún no es primavera, y ya sabemos que se necesita un virus para destruir sin piedad a la Diosa del Mercado. El viernes pasado, Goldman Sachs dijo a no menos de 1,500 corporaciones que no había riesgo sistémico. Eso fue falso.

Las fuentes bancarias de Nueva York me dijeron la verdad: el riesgo sistémico se volvió mucho más severo en 2020 que en 1979, 1987 o 2008 debido al enorme peligro de que el mercado de derivados de $ 1.5 billones colapse.

Como dicen las fuentes, la historia nunca antes había visto algo como la intervención de la Reserva Federal a través de su eliminación poco entendida de los requisitos de reservas bancarias comerciales, desencadenando una expansión potencial ilimitada del crédito para evitar una implosión derivada de un colapso total de las materias primas y el mercado de valores acciones de todo el mundo.

Esos banqueros pensaron que funcionaría, pero como sabemos por ahora, todo el sonido y la furia no significaron nada. El fantasma de una implosión derivada, en este caso no causada por la posibilidad anterior, el cierre del Estrecho de Ormuz, permanece.

Apenas comenzamos a entender las consecuencias de Covid-19 para el futuro del turbocapitalismo neoliberal. Lo cierto es que toda la economía global ha sido golpeada por un disyuntor insidioso, literalmente invisible. Esto puede ser solo una “coincidencia”. O esto

puede ser, como algunos argumentan audazmente, parte de una posible operación psicológica masiva que crea el entorno geopolítico y de ingeniería social perfecto para el dominio del espectro completo.

Además, a lo largo del arduo camino por el camino, con inmensos sacrificios humanos y económicos incorporados, con o sin reinicio del sistema mundial, queda una pregunta más apremiante: ¿seguirán eligiendo las élites imperiales seguir librando híbridos de dominio de espectro completo para la guerra contra China?

Nota: Las operaciones psicológicas son operaciones para transmitir información seleccionada e indicadores al público para influir en sus emociones, motivos y razonamiento objetivo, y en última instancia, en el comportamiento de gobiernos, organizaciones, grupos e individuos

Por Eduardo Montes de Oca | 16/03/2020 | Fuentes: Rebelión

Diversos observadores coinciden en la posibilidad real del trueque de la presente contracción planetaria en una nueva recesión, esa “[significativa] disminución de la actividad comercial e industrial que comporta un descenso de los salarios, de los beneficios y del empleo”, si nos guiamos por un diccionario al uso. Muchos subrayan hoy signos tales el deterioro del canje de mercancías, la volatilidad de los mercados, el mayúsculo endeudamiento, las burbujas especulativas…. ¿Se aproximará otro 2008?

Eduardo Lucita (La Arena/Rebelión) nos incita a afirmarlo al  responder la interrogante formulada por él mismo. Rememora el hecho de que, en su momento, la exdirectora gerente del FMI, Christine Lagarde, declaró que todo viene “peor de lo previsto para la economía mundial” y que el 70 por ciento de esta experimenta una desaceleración. Asimismo, acota el comentarista, la OMC pronosticó que tanto el PBI global como el intercambio de bienes  –este último “no puede desempeñar plenamente su función de impulsor” del auge– despegarán menos que en 2018.

Pero las malas nuevas acuden de todos lados. Fergal O’Brien y Piotr Skolimowski resumen grosso modo para Bloomberg lo que constituye ya una ecuménica alerta: “China informó del crecimiento más débil de su producción industrial desde 2002. La economía de Alemania se contrajo por el desplome de las exportaciones, y la producción de la zona euro disminuyó en el mayor nivel en más de tres años debido al enfriamiento de la expansión general. Los mercados de bonos de Estados Unidos y Reino Unido enviaron las advertencias más claras de una recesión desde la crisis financiera mundial […] Con el golpe al crecimiento por las disputas comerciales junto con el enfriamiento de la demanda mundial y las crisis geopolíticas, la economía mundial se dirige a su expansión más débil desde la crisis financiera”.

Alexander Krueguer, alto funcionario de Bankhaus Lamp, no abriga dudas. Para él, además del debilitamiento cíclico, el rápido conflicto mercantil generalizado está frenando el desarrollo. A lo que se suman, considera, el Brexit y las tensiones geopolíticas, eventos cargados de un compartido efecto amortiguador (los peritos añaden a esta relación los perjuicios que ya acarrea el nuevo coronavirus). “Es probable que todos estos factores pesen sobre la actividad económica”.

El estado de cosas refleja un roletazo que pica y se extiende, para decirlo en el argot cubano del beisbol. La extenuación perjudica la zona euro, donde Francia y España también se enlentecen y la situación de Italia parece cada vez más grave. Cifras como clonadas de similares lapsos dan cuenta de que, en 2019, en el bloque monetario la producción industrial cayó 1,6 por ciento en junio. Mientras, el progreso se ralentizó al 0,2 por ciento en el segundo trimestre, la mitad del ritmo del primero.

Quizás dónde más gritan

En los Estados Unidos es como si ensordeciera un ulular de sirenas. Las  sombrías predicciones colman informes, discursos, toda suerte de análisis. Recientemente, el portal Axios aseveró que proliferan los motivos para preocuparse por la recuperación, luego de que el indicador de probabilidad de la Reserva Federal (FED) de Nueva York, el cual predice la ocurrencia de una recesión, se ubicara en 32,9 por ciento en junio pasado.

Un despacho de Prensa Latina da cuenta de que Lisa Shalett, jefa de comunicaciones de la división Morgan Wealth Management, del banco de inversión Morgan Stanley, escribió en una nota dirigida a sus clientes que, desde 1960, cada vez que ese índice de la entidad ha sobrepasado el 30 por ciento ha ocurrido el temido fenómeno. Shalett también encontró “fantasmas” en la relación oro-plata; el descenso de las ventas de automóviles, viviendas, manufacturas; y en las ganancias y los gastos de capital.

De acuerdo con el Servicio de Noticias y Datos de Mercados Markets Insider, el nefasto aviso se ha mantenido en alto desde que la curva de rendimiento del Departamento del Tesoro se invirtió en marzo y luego nuevamente en mayo. Pero expliquemos esto, con la ayuda de PL:

“Para calcular la probabilidad de recesión, el rastreador de la FED […] utiliza específicamente la diferencia entre las tasas del Tesoro a 10 años y a tres meses. Un diferencial negativo entre las dos ha precedido a todas las recesiones de la posguerra, y actualmente se encuentra negativo desde mayo… La curva de rendimiento invertida es vista como un indicador de una recesión económica pendiente, porque cuando las tasas de interés a corto plazo exceden las de largo plazo el sentimiento del mercado sugiere una perspectiva pobre a largo plazo, y se cree que los rendimientos ofrecidos por el ingreso fijo continuarán cayendo”.

Según Market Watch, los inversionistas de Wall Street miran con sumo nerviosismo el comportamiento de la mentada curva, cuando la arremetida comercial trumpiana contra “toda bandera” socava la confianza empresarial y la actividad manufacturera. La estratega de ingresos fijos Leslie Falconio manifestó a esa página web que “si la curva de rendimiento se mantiene invertida por un largo período, puede influir en el crecimiento económico debido a su efecto corrosivo en las ganancias corporativas. Ello se debe a que llevaría a los bancos a evitar prestar dinero, restringiría el flujo de crédito y aumentaría los costos de los préstamos”.

Repercusión geopolítica

Sí, como atalayó Lenin, la política es la expresión concentrada de la economía. Eso, sin que olvidemos que aquella entraña sus propias variables de desenvolvimiento. Lo cierto es que, dada la coyuntura explicada hasta ahora –unida a otras–, Carlos Pereyra Mele, de Barómetro Internacional: #DossierGeopolitico DG, nos recuerda que, desde el 2003, la publicación ha sustentado que está transcurriendo el retroceso del poder global alcanzado por USA a fines del siglo XX.

“Y desde el 2010 […], que se transitaba hacia un [intervalo] de multipolaridad regional importante –con una China que no aplicará el modelo imperial norteamericano de control y dominio– y de nuevas alianzas totalmente distintas a las que se habían mantenido por casi 60 años. Y que los estados naciones lejos de desaparecer seguirán por un largo período dominando la escena […] internacional, como también teniendo influencia en sus vecinos los países importantes tanto [en lo económico como en lo tecnológico]. NO veremos un mundo bipolar, como el que conocimos en la guerra fría”.

Rematando sus asertos, el colega cita al influyente catedrático de Harvard Stephen Walt, quien, en la Revista Foreign Policy, en octubre de 2018 “reconoce que hace 15 años pocos analistas sostenían estos cambios que hoy se concretan. A confesión de partes, relevo de pruebas”, se muestra rotundo Pereyra Mele.

Conforme al aludido autor anglosajón, en su artículo “¿A qué tipo de mundo nos dirigimos”, en general 2025 supondrá un año de “multipolaridad no equilibrada”. En ese contexto, “los Estados Unidos seguirán siendo el actor más importante del planeta. Pero su margen de superioridad será más pequeño de lo que solía ser, y el país aún enfrentará problemas fiscales a largo plazo y profundas divisiones políticas […] China será la potencia número dos del planeta (y superará a Estados Unidos en algunas dimensiones), seguida por otros jugadores importantes (Alemania, Japón, India, Rusia, etc.), todos ellos considerablemente de menor jerarquía que los otros dos principales”.

Con “alarde” de cordura, el “augur” sugiere a EE.UU. que se comporte más selectivamente al hacer compromisos y utilizar su poder en el extranjero. “El deseo central de rehacer el mundo, que caracterizó la era unipolar, se desvaneció mucho antes de que Donald Trump se convirtiera en presidente de los Estados Unidos. No volverá, no importa cuántos neoconservadores nostálgicos intenten rescatarlo”.

Como elemento del vaticinio del académico –nada “sospechoso” de izquierdismo, por supuesto–, la política exterior y de defensa de EUA se centrará principalmente en contrarrestar a China. Además de procurar desacelerar los esfuerzos del “dragón” para obtener una ventaja en una serie de tecnologías emergentes, tratará de evitar que el coloso establezca una posición dominante en su región.

“Europa y la OTAN simplemente no tendrán mucho rol que desempeñar, ya que Washington se centra cada vez más en Asia. Los países europeos no querrán renunciar a los lazos económicos rentables con China y no estarán dispuestos a hacer mucho para equilibrar a Beijing. Si la competencia chino-estadounidense se calienta, como lo espero, este problema será otro punto de fricción entre los Estados Unidos y sus socios europeos. Trump podría acelerar este proceso si continúa golpeando a Europa en el comercio e imponiendo tontamente sanciones secundarias a los estados europeos que intentan mantener vivo el acuerdo nuclear de Irán por ejemplo, pero incluso si no lo hace, la lenta dilución de las relaciones transatlánticas continuará. No hay nada sorprendente o trágico en esto, por cierto; es simplemente la consecuencia gradual pero inevitable del resurgimiento de Asia”.

Resurgimiento que anida -¿es espoleado por?- en condiciones en las cuales “paradójicamente” medran las señales de una recesión que, aun gravitando sobre la Tierra en pleno, se tornan más peligrosas –“dádivas” del Sistema–, y hasta vergonzosas, para quienes han vivido a expensas de los demás: las potencias imperialistas. Y sus principales acólitos.

Análisis semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo

Club de la Pluma: Arte, Ciencia, Cultura, Derechos Humanos, Geopolítica, Deuda Externa, Relatos, Cuentos, Educación, Opinión, Editorial, Efemérides, Comunidades Originarias, Filosofía Y Mucho Más…

TEMA:

  • Los juegos a varias bandas del neo otomanismo de Turquía con Erdogan
  • EEUU abandonado la zona y dejando el caos
  • Turquía y su relación con el terrorismo islámico y su participación en Libia
  • Turquía y su responsabilidad en el caso de Idlib ocupada por los terrorista, firma del “acuerdo” alcanzado con rusia, para dividir la zona en cuestión.
  • El conflicto afgano en un nuevo vuelco de la historia con el acuerdo alcanzado por EEUU y los Talibanes luego de años de guerra. Un nuevo Vietnam (?)
  • Las cortinas de humo del Coronavirus que oculta la alta posibilidad de una nueva crisis de los mercados mundiales peor que los del 2008
  • Coronavirus una guerra bacteriológica que afecta a los países que firmaron acuerdos profundos con China Irán e Italia
  • Los tanques de Ideas de EEUU plantean un panorama complicado para las realidades internacionales por parte de EEUU.
AUDIO:

Vivíamos en un mundo dominado por Estados Unidos pero que de cierto modo estaba organizado por tratados internacionales. Sin embargo, eso se está viniendo abajo.

Los países más poderosos están haciendo valer su potencial y cada vez más crean sus propias reglas.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por ejemplo, ha declarado en alguna ocasión que “rechaza la idea de la globalización”.

Controlar territorios es un concepto importante para los Estados más poderosos. Eso les brinda poder económico y apoyo militar.

Se trata de un juego geopolítico que ya vaticinó un geógrafo británico nacido en el siglo XIX llamado Halford John Mackinder.

Mackinder diseñó una teoría en 1904 que marcó profundamente la geopolítica durante décadas el siglo pasado y que ahora parece estar nuevamente de vuelta.

En aquella época, los océanos eran dominados por la marina británica, lo cual era crucial para que una isla como Gran Bretaña sostuviera su gran imperio.

Sin embargo, Mackinder pensó que esta situación se encontraba amenazada y fue ahí donde comenzó a profundizar sobre lo que él llamaba el “Heartland” (Corazón de la Tierra) de Eurasia.

Esta zona abarcaba las áreas agrícolas de la parte europea de Rusia, se extendía por vastos territorios hasta Asia central y llegaba hasta los bosques y las llanuras de Siberia, un territorio rico en recursos sin explotar como el carbón, la madera y otros minerales.

Mackinder pensó que un área tan extensa y rica, que a la vez podía ser recorrida con un sistema ferroviario, era una zona clave para los países con ansias de poder.

Advertencia

Quince años después, tras la Primera Guerra Mundial, los líderes se reunieron en una conferencia de paz en Versalles para rediseñar las fronteras del mundo, expandir la democracia y acabar la guerra para siempre.

Pero Mackinder pensó que para poder llevar eso a cabo había que afrontar la realidad geográfica y tomar ciertas precauciones. De lo contrario, temía, le dejarían la puerta abierta a Rusia o Alemania para dominar el Heartland y convertirlo en una base militar gigante.

Desde allí, el poder de Heartland podía construir una flota indestructible, derrotar a la poderosa narina británica y finalmente dominar Eurasia y África y convertirse en la “Isla del Mundo”.

Eso significaba que Europa y Rusia debían mantenerse divididas. Mackinder escribió esta teoría en un libro que llamó “Ideales democráticos y realidad”.

“Quien domina el este de Europa, domina Heartland, quien domina Heartland, reina en la ‘Isla del Mundo’, quien domina la ‘Isla del Mundo’, gobierna el mundo entero”, según la teoría de Mackinder.

Inspiración nazi

En Múnich, otro geógrafo y veterano de guerra llamado Karl Haushofer estaba estudiando los trabajos de Mackinder.

Haushofer temía y odiaba el victorioso Imperio británico, al que veía como un estrangulador mundial. Así que convirtió la Teoría Heartland de Mackinder en una estrategia.

Pensó que su país, humillado tras la gran guerra, podía formar una gran alianza con Rusia y Japón y así cortar los tentáculos del poder naval británico.

Esta teoría intrigó a uno de los estudiantes de Haushofer, Rudolf Hess, quien era miembro del nuevo partido nacional-socialista.

En 1923, intentaron tomar el poder, pero Hess terminó en la cárcel. Allí lo visitó Haushofer para ofrecerle tutorías tanto a él como a su compañero de prisión, el líder nazi Adolf Hitler.

En 1933, los nazis consiguieron llegar al poder. Y en 1939, el ministro de Exteriores nazi y su homólogo soviético sorprendieron al mundo firmando un pacto de no agresión.

Haushofer estaba feliz. Pensaba que se trataba del nacimiento del gran poder territorial entre Rusia y Alemania que había soñado.

Inmediatamente después de las noticias del pacto, la revista británica New Statesman publicó un artículo para demostrar cómo los nazis habían realizado sus planes geopolíticos a través de las ideas de Haushofer, a su vez inspiradas por Mackinder.

Fuera cierto o no, la idea de que Mackinder había inspirado el pacto se extendió por Estados Unidos. La revista Life desarrolló un gran reportaje mapeando las ideas de Mackinder y explicandos cómo sus conceptos estaba siendo usados por los nazis y cómo los estadounidenses debían estudiarlo.

Hollywood también se interesó por esta teoría, representando en un filme las reuniones entre Haushofer y Hess. En la cinta, presentaba a Haushofer como un genio malvado a cargo un gran Instituto de Geopolítica que supuestamente estaba detrás de los “planes de destrucción” nazis.

En Estados Unidos, “geopolítica” se convirtió en otra palabra para calificar el fanatismo germánico.

La propaganda de la industria cinematográfica estadounidense contó a su audiencia que la teoría de Mackinder era la base de la estrategia de Hitler.

La idea de que su teoría inspiró a los nazis perturbó a Mackinder. En 1943, la revista estadounidense Foreign Affairs se puso en contacto con él para preguntarle por su opinión geopolítica sobre el curso de la Segunda Guerra Mundial.

Durante la entrevista, Mackinder advirtió que “si la Unión Soviética salía de la contienda como conquistadora de Alemania, se convertiría en la gran potencia terrestre del mundo”.

En 1945, Alemania se hundió. El régimen nazi se rindió de forma incondicional y el país fue divido en dos zonas por los aliados.

El modelo de Mackinder pasó a presagiar el enfrentamiento Este-Oeste de la Guerra Fría. Occidente y la Unión Soviética se convirtieron en enemigos otra vez.

Después de que fuerzas prosoviéticas absorbieran Polonia, Hungría, Rumanía y otros países, el poder que dominaba el este de Europa y Heartland no era Alemania, sino la Unión Soviética.

En las universidades de la Liga Ivy de EE.UU., los académicos ya habían impulsado el estudio de los trabajos de Mackinder para confrontar el riesgo de que un país dominara la “Isla del Mundo”.

Ahora que los soviéticos se estaban expandiendo, las ideas de Mackinder llegaron al diplomático estadounidense George Kennan.

Kennan propuso que para prevenir que la URSS dominara la gran masa de tierra euroasiática, había que contenerla de algún modo.

“Amenaza soviética”

El 6 de marzo de 1947 murió Mackinder, pero sus ideas siguieron muy vivas.

Seis días después, el presidente Harry Truman dijo al Congreso de EE.UU. que debían contener a la URSS y ayudar a los países amenazados por la expansión comunista.

De esa forma, el occidente capitalista y el este soviético se enzarzaron en una Guerra Fría durante décadas. 

Estados Unidos estableció una serie de bases alrededor de los bloques dominados por los soviéticos, desde Alemania hasta Italia, Turquía, Corea del Sur y Japón.

Los críticos veían la contención norteamericana como parte de una agresiva e imperialista política exterior. Otros argumentaban que protegía la democracia.

En 1991, los pasos hacia la caída de la URSS habían desencadenado demandas independentistas en varias repúblicas soviéticas. Nada pudo detener la desintegración del bloque socialista del este.

Nuevo enfoque

Terminada la Guerra Fría, la teoría de Mackinder tomó otro matiz.

Tras el abandono del comunismo, la economía rusa estaba atrapada entre viejos y rotos sistemas soviéticos, y la repentina introducción del capitalismo occidental.

El contraste fue agresivo. Y para muchos rusos supuso un caos y una humillación. Entonces, nuevos pensadores políticos comenzaron a emerger.

Uno es un exdisidente de derechas llamado Aleksandr Dugin, quien se involucró profundamente en las ideas de Mackinder para presentar a Rusia como un país encerrado en medio de las ansias de poder de occidente.

En 1997, Dugin expresó sus ideas en un libro llamado The Foundations of Geopolitics, el cual se convirtió en un bestseller.

“En geopolítica, hay dos polos absolutos de poder. Está el poder naval, que pertenece a Occidente, y el poder terrestre, que es Rusia. Hay una pelea por controlar Heartland. Como decía Mackinder, quien controla el este de Europa, controla Heartland. Y quien controla Heartland, domina el mundo”, dijo en una conferencia en Shanghái.

A raíz de su liberación del dominio soviético, varios países del este de Europa hicieron fila para unirse a la OTAN y a la Unión Europea, temerosos de una futura agresión rusa.

Pero si el este de Europa se preocupó de Rusia, Rusia se preocupó de la OTAN.

Dugin utilizó la teoría de Mackinder para concluir que Rusia debía moverse hacia la dominación, una vez más, de las antiguas repúblicas soviéticas o “Eurasia”.

Algunos académicos han argumentado que las ideas de Dugin demostraron ser útiles para los líderes rusos que quieren mantenerse fuertes ante lo que consideran un dominio excesivo de occidente.

En 2011, el presidente Vladimir Putin propuso la formación de la Unión Económica Euroasiática. Y en 2014, en la ceremonia celebrada en Astaná, la capital de Kazajistán, se firmó un acuerdo entre este país, Bielorrusia y Rusia.

Pronto se unieron otras ex repúblicas soviéticas, pero la situación se agravaría en 2013.

Ese año, Ucrania estaba en conversaciones para integrarse en la Unión Europea, pero el presidente ucraniano de entonces, Víktor Yanukovich, se retiró del pacto bajo presión rusa.

Manifestantes proeuropeos ocuparon el centro de Kiev, y Yanukovich envió la policía armada y la situación degeneró un conflicto sangriento.

En el este de Ucrania se llevaron a cabo protestas prorrusas que al final se transformaron en una insurgencia apoyada por ese país.

Y en el sur de Ucrania, Rusia aprovechó la oportunidad para anexarse Crimea, la cual, como el este del país, tiene una alta población étnica rusa.

Un nuevo pretendiente

Aunque Rusia controle gran parte de Heartland, no significa que controle la “Isla del Mundo” en su totalidad.

El territorio euroasiático ha sido testigo del crecimiento de un nuevo poder, un nuevo pretendiente al control de la región.

Si Mackinder viviera hoy, quizás estaría preocupado de las extensas redes ferroviarias que China está construyendo a lo largo de todo el continente.

Las relaciones entre China y Rusia son buenas, pero dadas las experiencias del pasado, nada asegura que se mantendrán así en el futuro.

Más de un siglo después de Mackinder, surge la pregunta de si sus teorías forman parte del pasado o siguen vigentes en el presente.

Fuente: BBC en español

https://www.bbc.com/mundo/noticias-51066744?SThisFB

Análisis semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo

TEMAS

Cambios profundos con gran velocidad y la consolidación de la declinación de EEUU

Mientras se desarrolla una lucha interna entre el “Estado Profundo” Vs Donald Trump

Ya EEUU No es el “Estado Imprescindible”. Fisher: ex City Group, ex FMI, ex Banco Mundial, ex Presidente del Banco de Israel dijo en Nueva York ante inversores: “que en el 2020 EEUU ya no será el País como ordenador del mundo y abandona esa posición”; que se le suma a ello los análisis de la mayor consultora de riesgo del mundo “Eurasia Group”, que desde 2013 adelantó que EEUU ya no fija la agenda global unilateralmente y por ultima las declaraciones de Henry Kissinger: que acaba de decir que estamos ante la posibilidad de un conflicto entre EEUU y China como ocurrio con la I Guerra Mundial si no se frena el conflicto desatado.

Medio Oriente Crisis Política en Israel, conflicto en Siria con una victoria de las fuerzas legales, conflictos en el Líbano, y el freno a la desestabilización del régimen Irani en la que hubo una gran actividad de fuerzas de inteligencia regionales y de otros continentes.

Europa y sus separatismos que ahora todo es consecuencia de Rusia (?)

América Latina las derechas fueron sorprendidas por conflictos que no vieron venir, 

Colombia no fueron las “guerrillas” sino los descontento urbanos lo que ponen en crisis al “sistema” de Duque?Uribe

Perú un régimen autocrático funciona sin Parlamento

Chile el pueblo descree del sistema político para administrar los cambios y el pedido de nueva constitución 

Uruguay que terminó en una gran incógnita

Bolivia cada día es mas claro que fue un Golpe que recibió estructuras desde el exterior mayores a lo que se dijo en un principio como ser la creación de miles de cuentas de Twitter en Europa (5000) para desprestigiar al Gobierno depuesto

Pero lo Importante Geopoliticamente hablando una estructura creada por Washington la ALIANZA del PACÍFICO murió; Chile, Perú y Colombia en Crisis y México con cambio político ideológico, igual está pasando con el llamado Grupo de Lima que también pierde influencia y Poder y as con el cambio Político en argentina desde el 10/12/2019  


 VÍDEO La situación político social en Latinoamérica
Entrevista de la Mesa de Diálogo en la que participe en Canal “C” de cablevisión de Córdoba que conducen los Periodistas Fonseca y Ravalli. En un contexto de revolución en cuanto la situación político-social de Latinoamérica, se dieron cita en Mesa de Diálogo, para analizar las distintas variables y acontecimientos, el analista en geopolítica, Carlos Pereyra Mele; la politóloga, Valeria Brusco y el Lic. en historia, César Tcach.   

Sostienen que Corrientes está en un lugar estratégico en lo geopolítico

Carlos Pereyra Mele aseguró que la provincia tiene una ubicación muy importante en Sudamérica y que debe aprovecharla. Además, fue muy crítico de la manera en la que se combate al narcotráfico actualmente, DIARIO EL LITORAL.

Para el especialista en geopolítica Carlos Pereyra Mele la provincia de Corrientes está emplazada en un lugar muy destacado para el desarrollo de Sudamérica y que debe buscar las alternativas para aprovecharlo. En ese sentido consideró clave recuperar la navegación en los ríos y coordinar mejor la relación con los países limítrofes.

Pereyra Mele visitó a la ciudad de Corrientes para brindar conferencias sobre el futuro de Latinoamérica. Se trata de un reconocido analista que actualmente dirige el sitiowww.dossiergeopolitico.comy en diálogo conellitoral.com.ardio detalles de lo que cree que el país debería hacer con su política exterior y elogió el potencial de Corrientes.

“Corrientes está ubicada en un lugar muy importante desde el punto de vista geopolítico, está en el medio de las rutas que conducen al corazón de América del Sur y es algo que hay que buscar aprovechar”, manifestó Pereyra Mele. En ese contexto detalló que es indispensable que el país recupere sus rutas fluviales, tanto el río Paraná como el Uruguay.

Comentó que restaurar los ríos para la navegación requiere inversiones no tan importantes y que eso permitirá que los países de la región saquen su producción hacia el mundo. “No hay que inventar nada nuevo, de esto ya se viene hablando desde 1930, lo que tenemos que hacer es empezar a aprovechar lo que tenemos naturalmente”, explicó.

Por otra parte opinó que los viajes del gobernador Gustavo Valdés al exterior buscando inversiones es el camino correcto para abrir nuevos mercados y hacer más viable a Corrientes. “Está muy bien lo que hace, pero esto también deja evidenciado que no hay en Argentina un plan de desarrollo propio, son muchos gobernadores viajan para buscar dinero en otros países”.

“En el fondo es muy complicado este movimiento de las provincias, ¿qué pasaría si una logra buenos acuerdos pero para otra resulta perjudicial? Vamos a tener dos provincias enfrentadas, dos gobernadores peleados, son conflictos que se llega por no tener un plan de desarrollo nacional”, graficó el conferencista. En ese contexto recordó como ejemplo la disputa que hubo entre Argentina y Uruguay por la instalación de la planta de Botnia frente a la localidad de Gualeguaychú.

Narcotráfico

Consultado sobre el peso de la seguridad transnacional en las agendas públicas, se manifestó muy crítico con la forma en la que se combaten los delitos como el narcotráfico y la trata de personas. El analista consideró que se inicia en el costado equivocado.

“Empezar la lucha por la seguridad simplemente en el área represiva es errarle totalmente a la posibilidad de combate”, aseveró y agregó que lo fundamental es investigar e ir contra los flujos de dinero que se movilizan a partir de los delitos. “La plata que se gana clandestinamente no se guarda en cajas fuertes, la realidad es que ese dinero circula a través de diferentes sistemas”, completó.

Otro aspecto determinante para la lucha contra el narcotráfico para Pereyra Mele es lograr un trabajo coordinado entre los diferentes países que intervienen. Esto afecta directamente a Corrientes, que es considerada como una frontera caliente.

“Es de suma importancia que no sólo esté coordinado el accionar de las fuerzas de seguridad de diferentes países, sino que también lo estén sus sistemas jurídicos. Es mucho lo que hay que hacer y trabajar en ese sentido, podría ser muy complicado que acá se combata el crimen de una forma y se tenga como delitos a ciertas acciones y enfrente sea totalmente diferente”, dijo y agregó que actualmente en el continente no hay estructuras regionales que obren en ese sentido.

“Quien dice que esto se arregla con más policías, con más armas y más tiros, es alguien que quiere vendernos armas. Porque o si no hace rato que no existiría el narcotráfico en Colombia por ejemplo, que tienen 7 bases norteamericanas pero la producción de cocaína sigue creciendo”, reflejó Pereyra Mele. Sin embargo, también se mostró en contra de la legalización de las drogas como alternativa.

Argentina y el mundo

Para el especialista Alberto Fernández desde el 10 de diciembre tendrá que buscar la forma de insertar a Argentina en un contexto caótico y donde se viven importantes cambios. “El mundo de hoy no es el mismo de ayer, y no hablo de hace 15 años, literalmente ayer. Todo cambia muy rápido y se puede prever que se vienen cambios profundos y muy importante en el sistema económico y financiero”, adelantó.

“El próximo presidente se va a encontrar con un mundo muy complejo, pero eso también puede ser favorable para la administración desde otros puntos de vista. Hay muchas nuevas oportunidades, pero hay que tener mucha cintura política, capacidad de adaptación, entender el mundo y un poco de suerte”, aseguró.

Uno de los leitmotiv del gobierno de Mauricio Macri fue que Argentina se abrió al mundo. El analista coincidió en esa apreciación pero la cuestionó desde otra perspectiva: “Sí, con Argentina se abrió al mundo, pero tendríamos que preguntarnos a qué mundo nos abrimos. ¿Al productivo, serio de los intercambios comerciales y los beneficios para el país, o al sistema financiero, que no invierte, que busca la máxima ganancia con el menor riesgo? La Argentina entró al segundo… ¿y cómo terminamos? Con el doble de deuda externa pero sin la plata, porque la plata se fue”.

Para Pereyra Mele es importantísimo replantear la política internacional y la definió como “la única que existe”. “Las políticas nacionales son el reflejo de las políticas internacionales, Argentina no puede cambiar el mundo, entonces, ¿qué hacemos? Hay que instalarnos, buscar entender el rol que tenemos y las posibilidades, cerrar acuerdos y tratar de invertir en esos sectores donde podamos instalarnos”, opinó. 

En medio de las peleas entre Alberto Fernández y el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, Pereyra Mele dijo que la visita del futuro mandatario a México abre una nueva era para el país. “Es una clara definición de una nueva política exterior, mucho más pragmática y menos ideologizada como se venía planteando”, concluyó.

Publicado: Diario el Litoral 11/11/2019: 

https://www.ellitoral.com.ar/corrientes/2019-11-11-7-30-0-sostienen-que-corrientes-esta-en-un-lugar-estrategico-en-lo-geopolitico

…..Bhadrakumar un diplomático Indio de larga trayectoria y experiencia en temas del mundo continental Euroasiático, nos describe con gran precisión en el siguiente artículo, que el ataque a la petrolera saudí Aramco ( la más grande del mundo) y sus consecuencias encierran una gran complejidad política, mucho mayor que la simpleza con que los grandes medios occidentales tratan de hacernos ver el evento, para que infiramos que Irán es el responsable del hecho….opinamos que detrás de esto está un gran poder global que trata de empujar al mundo a una gran conflagración en todos los terrenos, y por ello hoy China logra unificar una postura de todos los grandes de Asia aun cuando sean competitivos entre ellos para frenar una escalada que tiene al mundo anglosajón como el principal sospechoso. Dossier Geopolitico 

Ganadores y perdedores de los ataques a la Saudi Aramco

por MK BHADRAKUMAR [*]

Los futuros del petróleo de referencia subieron hasta US $ 11.73 por barril a US $ 71.95 cuando el mercado se abrió en Asia el 16 de septiembre de 2019.

El tweet del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, el domingo sobre el ataque a dos plantas de Saudi Aramco dice lo siguiente:  

“El suministro de petróleo de Arabia Saudita fue atacado. ¡Hay razones para creer que conocemos al culpable, estamos encerrados y cargados dependiendo de la verificación, pero estamos esperando saber del Reino sobre quién creen que fue la causa de este ataque, y bajo qué términos procederemos!”  

Es un tweet ingeniosamente redactado con múltiples audiencias a la vista. Trump se tomó el tiempo para reaccionar. Y no llegó a culpar a Irán. Estados Unidos carece de pruebas contundentes. Por lo tanto, se necesita “verificación” y es el llamado de Riyadh estimar “la causa de este ataque y bajo qué términos procederemos”.  

Trump se jactó de que Estados Unidos está “bloqueado y cargado” para acudir en ayuda de Arabia Saudita. Sin embargo, solo el día anterior, cuando Trump telefoneó al Príncipe Heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, este último “subrayó la voluntad y la fuerza del Reino para frustrar una agresión terrorista y enfrentar sus consecuencias”.  

De hecho, esto se ha convertido en el refrán saudí: que está dentro de la capacidad saudí manejar la crisis. Durante una llamada telefónica del Príncipe Heredero de los Emiratos Árabes Unidos que condena los ataques con aviones no tripulados, MbS enfatizó que “el Reino tiene la capacidad de enfrentar esta agresión terrorista”. El Rey Salman también le dijo al Emir de Kuwait que “el Reino tiene la capacidad de enfrentar tales ataque terrorista y lidiar con sus consecuencias “.  

Ninguno de los estados regionales (Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Bahrein, Jordania, Turquía, etc.) ni ninguna potencia extranjera ha culpado a Irán por organizar los ataques con aviones no tripulados en las plantas de Saudi Aramco. Eso deja al secretario de estado estadounidense Mike Pompeo como la única excepción.  

Curiosamente, MbS recibió al embajador ruso Sergei Kozlov. No se han divulgado detalles; El comunicado saudita simplemente dijo y destacó que “se discutieron una serie de cuestiones de interés mutuo para los dos países amigos”.  

Por supuesto, el interés ruso radica en la disminución de las tensiones regionales y Moscú y Teherán están en contacto cercano. El presidente Vladimir Putin tiene previsto reunirse hoy con el presidente de Irán, Hassan Rouhani, al margen de la cumbre trilateral en Turquía de la troika de Astaná. Putin también visitará Arabia Saudita en octubre.  

Sin embargo, es improbable que los sauditas quieran que Estados Unidos se involucre. El déficit de confianza es palpable. (La administración Trump ha decidido revelar la identidad del funcionario saudí que presuntamente ayudó a los terroristas del 11 de septiembre).  

La confianza de Arabia Saudita en la determinación de Estados Unidos y el compromiso con la defensa de Arabia Saudita cuando llegue el momento crítico es inestable. La influencia de Riad en Washington ha disminuido significativamente, especialmente después del asesinato de Jamal Khashoggi. El estado de ánimo en el Congreso de los Estados Unidos es hostil.  

Una vez más, hay aspectos muy sensibles, que Riad querría manejar por sí mismo. Los hutíes afirman haber tenido “inteligencia y cooperación” desde Arabia Saudita para organizar los ataques con aviones no tripulados. Si es así, los hutíes tienen contactos dentro de la provincia oriental de Arabia Saudita, donde la mayoría chiíta está agitando por el empoderamiento y la autonomía.  

Riad querrá cavar hondo, pero por sí solo sin que la CIA tenga “observadores”, ya que esto se refiere a la seguridad interna y la unidad del Reino y al destino de la familia real.

Los ataques del sábado han demostrado que la defensa saudita es altamente vulnerable. Cualquier escalada de los EE. UU. Puede llevar a una confrontación militar con Irán y que puede derivar en el peligro de la destrucción del Reino 

Los EAU (y otros estados del CCG) también se opondrán a cualquier escalada adicional. En las últimas semanas, tanto Arabia Saudita como los Emiratos Árabes Unidos han hecho gestiones hacia Irán con el objetivo de reducir las tensiones.  

Otra dificultad es que han aparecido diferencias entre los sauditas y los emiratíes sobre Yemen, y este último proyecta el poder en el sur de Yemen a través de grupos de milicias, debilitando al gobierno encabezado por Mansur Hadi (de quien Riyadh es mentor).

Por otra parte, la OPI de Aramco ahora pende de un hilo, y el programa Vision 300 del Príncipe Heredero de Arabia Saudita para reestructurar la economía del país e iniciar reformas muy necesarias pierde fuerza.  

Los eventos del sábado han demostrado que el techo caerá sobre la economía mundial si surge una conflagración regional que conduzca a la destrucción de los estados petrodólares. Brent Crude saltó un 20% más alto el domingo por la noche.  

Si la interrupción de Arabia Saudita podría durar meses, como parece probable, se espera que la embestida de Brent continúe hasta que el precio llegue a $ 80 y siga subiendo. Baste decir que la amenaza de Irán de que no será el único perdedor en una confrontación militar con Estados Unidos debe tomarse muy en serio. El IRGC ha reiterado esto el domingo.  

En resumen, Estados Unidos se ha quedado sin opciones sobre Irán. Si la intención detrás del tuit de Trump es poner nervioso a Teherán y obligarlo a acordar una reunión entre él y Rouhani en Nueva York, eso es pura ingenuidad. Sin embargo, hay posibilidades de que sea probable una reunión Trump-Rouhani.  

Teherán nunca pierde la oportunidad de destacar que: a) puede ser un factor de estabilidad en el Golfo Pérsico; y, b) la seguridad regional es mejor manejada por los estados regionales exclusivamente, a través del diálogo.  

Los primeros comentarios detallados de Rouhani el domingo en estas líneas son significativos. No se puede descartar algún tipo de contacto entre Arabia Saudita y los EAU e Irán.  

La conclusión es que los sauditas y los emiratíes incitaron a Trump a tomar el camino de la ‘máxima presión’ contra Irán, pero a medida que miran hacia el abismo hoy, no les gusta lo que están viendo.    

Los hutíes han estado detrás de una serie de ataques contra oleoductos, buques y otras infraestructuras energéticas sauditas. Un portavoz de Houthi explicó: “Prometemos al régimen saudí que nuestras futuras operaciones se expandirán y serán más dolorosas mientras continúe su agresión y asedio”. El enfoque debe estar en terminar la guerra en Yemen, donde se vuelve crucial para Riad y Abu Dhabi para comprometerse con Teherán.

[*] M.K. Bhadrakumar ha desarrollado una carrera diplomática en el Ministerio de Relaciones Exteriores indio. Entre sus destinos figuran la URSS, Corea del Norte, Sri Lanka, Alemania, Pakistán, Uzbekistán, Kuwait y Turquía.

Redacción de Dossier Geopolitico:  Hoy China va en el camino que nos describe Bhadrakumar en su artículo, al unificar criterios con todas la Potencias Asiáticas con muchas de las cuales tiene conflictos pero en este punto del la seguridad de suministro de Petróleo están totalmente de Acuerdo…..”China argumentará que Estados Unidos es un socio voluble y poco confiable que provoca disturbios e inestabilidad en una región estratégica clave, y la narrativa china será que si te esfuerzas por alinearte con los Estados Unidos, estarás asociado con eso”  

China se une con sus enemigos asiáticos al proteger el petróleo saudí (y a sí mismos) https://www.urgente24.com/mundo/global/china-se-une-con-sus-enemigos-asiaticos-al-proteger-el-petroleo-saudi-y-si-mismos

[NOTA DE DOSSIER GEOPOLITICO: El General de División de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana: Barrios Quintero nos remite este trabajo sobre la “Doctrina Militar” China y nos autoriza su difusión.] 

Por Jesús Barrios Quintero

En el sentido amplio de la guerra, que se desarrolla probablemente en un campo de batalla sin fronteras, ya no es posible confiar únicamente en las fuerzas militares o en las armas solas para lograr la seguridad nacional en el sentido amplio de lo estratégico, sin protección de los intereses nacionales. Obviamente, el futuro de la guerra está en el proceso de trascender los dominios de soldados, unidades militares y los asuntos militares, y es cada vez más una temática de políticos, científicos, e incluso de banqueros. Llevar a cabo la guerra no es un problema a la consideración de los militares por sí solos. Sin embargo, la historia de los últimos 100 años nos dice que girando sobre la guerra de los políticos no es tampoco la forma ideal para resolver esta importante cuestión. Las personas están recurriendo a la “civilización técnica”, con la esperanza de encontrar en los desarrollos tecnológicos una válvula que controle la guerra. La gente todavía espera maravillas de los cambios en los asuntos militares, con la fe puesta en que las armas de alta tecnología y armas no letales puedan reducir las bajas civiles e incluso militares, con el fin de disminuir la brutalidad de la guerra.  

Con esta introducción doy paso a la terminología  “Guerra sin restricciones”, expresión que pude obtener de un texto muy complejo que seleccioné para realizar un análisis contemporáneo de la nueva concepción de modos y  formas de la guerra. El texto, con más de 200 páginas en su idioma original y traducido al inglés, nos presenta muy dinámicamente cómo la guerra ya no es solo un problema militar, sino que abarca todos los ámbitos del poder. Igualmente los autores nos ilustran con la definición de la guerra “sin límites o sin restricciones”. De esta obra trataré haré resumen muy sucinto de sus aspectos más relevantes. El texto fue publicado en la República Popular de China y propone tácticas para los países en desarrollo, en particular China, para que pueda compensar su inferioridad militar con respecto a los Estados Unidos durante una “guerra de alta tecnología”.

El libro fue escrito por dos coroneles de nombre Qiao Liang y Wang Xiangsui, de la generación más joven de oficiales militares chinos. La obra se ha evaluado recientemente y llama  la atención tanto de la prensa china y Occidental, por su defensa de una multitud de medios, tanto militares como no militares, para atacar a los Estados Unidos en tiempos de conflicto. Durante una entrevista en el Zhongguo Qingnian Bao, Qiao pronunció: “la primera regla de la ‘guerra sin restricciones’ es que no hay reglas, sin nada prohibido”.

La construcción de las armas para adaptarse a la pelea

Un gran adelanto en nuestro pensamiento podría abrir el dominio de las armas. Por ejemplo: un accidente hecho por el hombre en la bolsa de valores, una invasión de virus informático, o un rumor o escándalo que da lugar a una fluctuación en los tipos de cambio del país enemigo, o exponer a los líderes de un país enemigo en Internet, todos pueden ser incluidos en las filas de “armas de nueva concepción”. 

Un “nuevo concepto de armas” proporciona la dirección para armas de nueva concepción, mientras que las armas de nueva visión, dan forma a un nuevo concepto de armas fijas. 

En cuanto a la afluencia de armas de nueva concepción, la tecnología ya no es el factor principal. La tendencia de “armas más amables” no es otra cosa que un reflejo en la producción y desarrollo de armas de este gran cambio en los antecedentes culturales del hombre. Al mismo tiempo, el progreso tecnológico nos ha dado los medios para atacar en el “centro neurálgico del enemigo” directamente, sin dañar otras cosas, todo esto hace que las personas crean que la mejor manera de lograr la victoria es controlar, y no matar. Por ello se han producido cambios en el “concepto de la guerra” y el “concepto de las armas”.

“EL FUTURO DE LA GUERRA ESTÁ EN EL PROCESO DE TRASCENDER LOS DOMINIOS DE SOLDADOS, UNIDADES MILITARES Y LOS ASUNTOS MILITARES, Y ES CADA VEZ MÁS UNA TEMÁTICA DE POLÍTICOS, CIENTÍFICOS, E INCLUSO DE BANQUEROS”

A lo largo de todo el curso de la historia, la guerra es siempre cambiante

La teoría de Mao Zedong con relación a que “todos los ciudadanos son un soldado”, ciertamente no ha sido la idea ahora. La actual tendencia no exige una amplia movilización de personas. Muy por el contrario, se limita a indicar que una élite tecnológica entre la ciudadanía han roto la puerta e incursionado sin ser invitados, lo que hace posible el nuevo concepto de la “guerra profesionalizada”. En tal sentido, los escritores chinos se hacen esta pregunta, ¿quién tiene más probabilidades de convertirse en el protagonista principal en la próxima guerra? El primer retador al haber aparecido, es el más famoso, “hacker”. Este equipo, que por lo general no ha recibido ningún entrenamiento militar o participado en cualquier profesión militar, puede deteriorar fácilmente la seguridad de un Ejército o una nación de una manera importante, por simplemente confiar en su experiencia técnica personal en materia informática.

En consecuencia, no nos estamos refiriendo a los cambios en los instrumentos de guerra, la tecnología de la guerra, los modos de guerra, o las formas de guerra. A lo que se refiere el texto en cuestión es a las “funciones de la guerra”. 

La metamorfosis de la guerra

Según Qiao Liang y Wang Xiangsui, el ataque financiero de George Soros en el este de Asia, el ataque terrorista contra Estados Unidos presuntamente por Osama Bin Laden, el ataque con gas en el Metro de Tokio por los discípulos del Aum Shinrikyō, y los estragos de la talla de Morris Jr. en Internet, en el grado de destrucción, no se considera un ataque de segundo orden en la guerra. Esto representa ahora la semi-guerra, cuasi-guerra, y sub-guerra, es decir, esto se debe a la reducción de las “funciones de la guerra”, en sentido puro no significa que la guerra ha terminado. Incluso en la edad llamada postmoderna o postindustrial, la guerra no será totalmente desmantelada; solo ha vuelto a la sociedad humana de una manera más compleja, más extensa, más oculta y más sutil.

En el texto, los autores  aclaran que más asesina que los hackers y más amenaza en el mundo real son las “organizaciones no estatales”. Estas, con sus diversos actos destructivos y prácticamente de locura, serán el nuevo caldo de cultivo para las “guerras contemporáneas”, que es el comportamiento del “hacker llanero solitario”, que hace más daño que un Estado-nación o fuerza armada nacional.

¿Qué medios y métodos se utilizan para combatir?

Afirman los coroneles escritores que no hay manera de evitar las opiniones de los estadounidenses cuando se trata de discutir qué medios y métodos serán utilizados para luchar contra las guerras futuras. Los estadounidenses han resumido las cuatro formas principales que la guerra  tomará, tales como: 1) La guerra de información; 2) La guerra precisión; 3) La guerra de operaciones conjuntas; 4) Las operaciones militares de no guerra (MOOTW).

La guerra de precisión es lo que se ha denominado “ataque sin contacto” por los estadounidenses, o “el combate a distancia”, por los rusos. Se caracteriza por el ocultamiento, la velocidad, la precisión, un alto grado de eficacia y pocas bajas colaterales. Sin embargo, la frase que realmente demuestra una redacción creativa no es “guerra de información” o “guerra de precisión”, sino más bien la frase es: “operaciones militares distintas de la guerra.” 

La diferencia entre los conceptos de “operaciones de guerra no militares” y “operaciones militares distintas de la guerra” es mucho mayor que una lectura superficial y de ninguna manera es simplemente una cuestión de cambiar el orden que los autores Qiao Liang y Wang Xiangsui han planteado anteriormente. De sus opiniones, pude señalar otros medios y métodos utilizados para luchar en una guerra no militar, algunos de los cuales ya existen y otros pueden existir en el futuro. Estos incluyen la guerra psicológica; guerra de contrabando; guerra de los medios de comunicación; guerra de las drogas; guerra de la red; guerra tecnológica; guerra de fabricación; guerra de recursos; guerra de la ayuda económica; guerra cultural; y la guerra el derecho internacional. Además, hay otros tipos de guerra no militar que son demasiado numerosas para mencionarlos aquí. 

“LA GUERRA PUEDE SER MILITAR O PUEDE SER CUASI-MILITAR, O PUEDE SER NO MILITAR. ESTAS SON CARACTERÍSTICAS DE LA ‘GUERRA MÁS ALLÁ DE LOS LÍMITES’, A DIFERENCIA DE LA GUERRA TRADICIONAL”

De la obra en estudio pude extraer las siguientes terminologías, que implican la combinación de la guerra con otros factores. Entre ellas tenemos:

a) Las “combinaciones supranacionales”, que constan de la combinación de la guerra con organizaciones nacionales, internacionales y no estatales. En su nueva teoría contemplan “ir más allá de los límites”, lo que no debería significar la restricción de ningún tipo, yendo más allá de todo. Pero, de hecho, la superación sin límites es imposible de lograr. Cualquier superación de límites solo se puede hacer dentro de ciertas restricciones. Es decir, “ir más allá de los límites” ciertamente no equivale a “ningún límite”, solo a la expansión de “limitado”. Es decir, ir más allá de los límites intrínsecos de una determinada área o una determinada dirección, y combinar oportunidades y medios en más áreas o en más direcciones, a fin de lograr un objetivo establecido. Esta es la definición de “guerra combinada” que va más allá de los límites. Como método de guerra “más allá de los límites”, como su característica principal, su principio es combinar más medios para resolver un problema en un rango más amplio que el problema mismo. 

b) En segundo lugar, las “combinaciones de supra-dominio”, las que significan la combinación de la guerra más allá del dominio del campo de batalla. La expresión es un vínculo indispensable en la innovadora línea de pensamiento sobre “ir más allá de los límites”. Romper los límites de la ideología (evolución del pensamiento) es un requisito previo para romper los límites de la acción. Sin romper los límites ideológicos, incluso en el caso de que se produzca un avance en la acción al depender de la intuición, al final será difícil lograr una total tranquilidad. Por ejemplo, la doctrina del Ejército de los EE.UU. sobre “operaciones de dimensiones completas” y las “combinaciones de supra-dominios” de la República China, tienen un enfoque diferente pero igualmente en su efecto (el término “dimensional completo” significa en todos los dominios).

c) La “supra-medios combinaciones”; esta expresión implica combinar la guerra con todos los medios disponibles (militares y no militares) para llevar a cabo operaciones. En la guerra y la guerra no militar, que es principalmente nacional y supranacional, no hay territorio que no pueda ser superado; no hay medios que no puedan usarse en la guerra; y no hay territorio ni método que no pueda usarse en combinación. La aplicabilidad de las acciones de guerra a la tendencia de la globalización se manifiesta en el término “más allá”. Esta palabra es suficiente para significar el uso de aplicar varios métodos combinados. Debe señalarse una vez más, que la guerra combinada va más allá de los límites (infinita), es ante todo una forma de pensar, y solo después es un método.

d) Y última instancia es la “combinación de la guerra de forma omnidireccional”, que es la observación en 360 ​​grados, diseño y uso combinado de todos los factores relacionados para la guerra. “Omnidireccional” es el punto de partida de la ideología “guerra sin restricciones”. Que en términos de plazos “más allá de la guerra”, ya no hay ninguna distinción entre lo que es o no el “campo de batalla”. La significación de espacios en la naturaleza, incluyendo la tierra, los mares, el aire y el espacio exterior son “campos de batalla”, pero los espacios sociales tales como lo  militar, la política, la economía, la cultura, y la psique son también “campos de batalla”. Se afirma que el espacio tecnológico que une estos dos grandes espacios es aún más el campo de batalla. Se considera que la guerra puede ser militar o puede ser cuasi-militar, o puede ser no militar. Estas son características de la “guerra más allá de los límites” , a diferencia de la guerra tradicional.

Conclusión

El tema de la “Guerra sin restricciones”, deja en claro que guerra ya no es una actividad confinada únicamente a la esfera militar en un campo de batalla, y que el curso de cualquier guerra podría ser cambiado, o su resultado decidido, por factores políticos, económicos, diplomáticos, culturales, tecnológicos, e incluso otros factores no militares.

Frente a la influencia de gran alcance de los conflictos militares y no militares en todos los rincones del mundo, solo si rompemos los diversos tipos de límites en los modelos de nuestra línea de pensamiento, tomaremos los diversos dominios que están completamente afectados por la guerra y convertirlos en piezas para manos expertas, y así utilizar estrategias y tácticas “fuera de límites” para concurrir con todos los recursos de la guerra; entonces se puede afirmar que si habrá la posibilidad de que tengamos confianza en la victoria.

__________________________________________________________________

Jesús Barrios Quintero General de División de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) e investigador del RNII.


Gral. Jesús Barrios Quintero


Resumen de dos artículos publicados por uno de los analistas más escuchados en Washington Robert D. Kaplan

EE.UU debe prepararse para el Imperio Chino que viene

Lo último que los políticos o estrategas estadounidenses deben asumir es que, de alguna manera, los estadounidenses son superiores a los chinos.

Cuando se trata de China, estamos tratando con un organismo cultural único y muy formidable. A la élite de la política exterior estadounidense no le gusta hablar de cultura, ya que la cultura no se puede cuantificar, y en esta era de extrema sensibilidad personal, lo que no se puede cuantificar o fundamentar mediante una nota al pie de página es potencialmente radioactivo. 

 Pero sin una discusión sobre cultura y geografía, simplemente no hay esperanza de entender los asuntos exteriores. De hecho, la cultura es nada menos que la suma total de un gran grupo de personas que viven en el mismo paisaje geográfico durante cientos o miles de años. 

Cualquiera que viaje a China, o incluso lo observe de cerca, se da cuenta de algo que la comunidad de negocios capta intuitivamente mejor que la  política: la razón por la que hay poca o ninguna separación entre los dominios público y privado en China no es solo porque el país es un a dictadura, sino también porque hay una mayor cohesión de valores y objetivos entre los chinos en comparación con los de los estadounidenses. 

En China, estás dentro de un sistema de valores mentales tradicional. En ese sistema, todas las áreas de actividad nacional (comercial, cibernética, militar, política, tecnológica, educativa) trabajan con fluidez hacia los mismos fines, de modo que el pirateo informático, el espionaje, la construcción y expansión de puertos, el movimiento de la marina y las flotas pesqueras, y así que todos aparecen coordinados. Y dentro de ese sistema, El confucianismo sigue prestando un respeto por la jerarquía y la autoridad entre los chinos individuales, mientras que la cultura estadounidense se basa cada vez más en el desmantelamiento de la autoridad en favor de la devoción al individuo.

Los chinos han demostrado una capacidad de adaptación rápida, que es la clave de la evolución darwiniana: los continuos cambios que están realizando en su modelo de OBOR (la franja y la ruta) son un ejemplo de esto.

compare, también, nuestros presidentes de la posguerra fría con el líder chino Xi Jinping. Xi es disciplinado, tiene una mentalidad estratégica, no tiene vergüenza de proyectar poder, es un ingeniero capacitado, tiene experiencia de vida en las provincias. Es un hombre “de Virtus” , en el sentido clásico maquiavélico. 

Se podría ir más allá y decir que no solo hay una crisis en el liderazgo estadounidense, sino en el liderazgo occidental en general.

Por lo tanto, la competencia entre Estados Unidos y China coincidirá con una crisis político-cultural de Occidente contra un reemergente, resurgido Oriente.

        B) LA ANARQUÍA QUE LLEGÓ

Resumen del artículo de Robert  Kaplan en The National Interest donde evalúa con el paso  del tiempo sus apreciaciones apreciaciones geopoliticas y del sistema internacional de tipo prospectivo luego de 1994. Apreciaciones que contradecían a Fukuyama y a sus repetidores neoliberales de la periferia. “En el siglo XXI las luchas serán geopolíticas no ideológicas“. ¿No fue acaso así en la mayor parte de la historia humana? Y que sostenemos desde el Equipo de Dossier Geopolitico que luego de la Guerra Fria volvieron las luchas Geopoliticas. 

LA ANARQUÍA QUE LLEGÓ

Robert D. Kaplan

Lo que dije fue provocativo o al menos considerado así por los defensores complacientes de la globalización.

En de febrero de 1994 de The Atlantic (revista), publiqué un artículo decididamente anti-estadounidense: en el sentido de que era pesimista, determinista y, lo más importante, declaró que la victoria de los Estados Unidos en la recientemente concluida  Guerra Fría sería tan breve como irrelevante, debido a las diversas fuerzas naturales, demográficas y culturales en curso en el mundo que abrumarían la visión liberal clásica de Estados Unidos.

Además, debido al optimismo desenfrenado de la era, la globalización en la década de 1990 se estaba empleando como una palabra de moda recién concebida, el pesimismo de mi ensayo fue profundamente alienante, si no abominable, para muchos.

El título que eligieron los editores lo dijo todo: “La anarquía venidera: cómo la escasez, el crimen, la superpoblación, el tribalismo y la enfermedad están destruyendo el tejido social del planeta”.

En “La anarquía venidera” también me centré en cómo las élites verían cada vez más el entorno natural, especialmente la escasez de agua y la erosión del suelo, además de los cambios en el clima de la tierra, como una de las principales preocupaciones de la política exterior.

Las fuerzas naturales actuaban para intensificar la inestabilidad política y geopolitica.

Todo lo contrario al paradigma celebrado en ese momento por Francis Fukuyama en El fin de la historia y El último hombre.

Fukuyama sugirió, en forma profunda y fascinante, que el triunfo de la democracia liberal en la Guerra Fría indicaba una conclusión temática de la historia de la civilización, ya que ningún otro sistema haría que los seres humanos se realizarán personalmente. El triunfo de la democracia, aunque ciertamente no está asegurado, era muy probable que tuviera éxito. 

Eso estuvo de acuerdo con las élites globales cuyas propias vidas se centraron en el logro y la realización personal. Pero fue una visión extremadamente estadounidense y eurocéntrica, que no tuvo en cuenta lo que estaba sucediendo más allá de Occidente. Y no concordaba con lo que estaba presenciando en África, Oriente Medio y Asia.

Los críticos dijeron que mi visión oscura era desmoralizadora. Pero simplemente estaba siguiendo el dictamen del fallecido profesor de Harvard Samuel P. Huntington, quien dijo que el trabajo de un académico u observador no es necesariamente mejorar el mundo, sino decir sin rodeos lo que él pensaba que realmente estaba sucediendo en él. Hacer eso significaba concentrarse en asuntos que serían inapropiados plantear en una cena educada, lo que provocaría un silencio embarazoso entre los invitados. Porque siempre he creído que el futuro a menudo se encuentra dentro de los silencios, dentro de las cosas que pocos quieren discutir.

juzgado por el paso del tiempo

 ¿cómo se sostuvo “The Coming Anarchy” en sus análisis a pesar del transcurso del tiempo?

La tecnología en particular, no derrotó a la geografía más bien la achico, esto significa que la geopolitica se vuelve más pequeña, eso es un mundo más claustrofóbico y nervioso.

Esta relación entre geopolitica y tecnología hizo que asi como interconecto los “flujos” (de información , mercaderias, capital, migraciones) interconecto tambien los focos de tensión en las distintas regiones del mundo

Notas:

  1. Resumen del artículo de Kaplan publicado en The National Interest

https://nationalinterest.org/feature/america-must-prepare-coming-chinese-empire-63102

      B) Resumen del artículo de Robert  Kaplan en The National Interest

https://nationalinterest.org/feature/anarchy-came-33872

Resumen y Traducción Juan Martín Gonzalez Cabañas