Entradas

DOSSIER GEOPOLITICO: Mientras la sociedad argentina, en medio de una Pandemia Universal, de la cual no ha llegado aún su pico de contagio, en el ínterin, digo; la misma es direccionada a discusiones bizantinas y estériles carentes de la más mínima lógica y que sirven para desviar la atención de los verdaderos Intereses nacionales y de la proyección a futuro de la República en el marco de las nuevas realidades que el Covid-19 vino a desenmascarar, con zonceras, como que nos van a quitar la propiedad privada o que llegan ideologías totalitarias a gobernarnos y temas por el estilo. Además de enfrentarnos estérilmente por una empresa evasora y vaciada por sus propios propietarios. Lo bueno, es que los argentinos descubren; que el río Paraná, (un río Interior) no es controlado por el Estado nacional, al igual que los Puertos de donde salen casi el 80% de la riquezas alimentarias y minerales del País. Y usando el modelo Tero -poner el huevo en un lado y gritar en otro-, los grandes medios nos habla de la depredación de nuestro Mar por flotas extranjeras -eso si solo Chinas, y las Españolas, las Coreanas, las Noruegas, Las japonesas, que, NO depredan (?)- Sabedores que no tenemos Marina de Guerra, especialmente, después del hundimiento del ARA San Juan para ese control y que gran parte del mar económicamente exclusivo está bajo dominio del invasor Inglés, que da permisos de saqueo a esas flotas. Pero la principal sangría está en nuestros propios ríos interiores, digo, que mientras estamos “entretenidos” por esas discusiones. El Mundo sigue girando, y por ello aportamos está analisis del Sancta Sanctorum del Neoliberalismo o FORO ECONÓMICA MUNDIAL o también conocido como Foro de Davos donde nuestros funcionarios en especial los anteriores peregrinaban año a año a participar del besamanos con los poderosos del mundo de las Finanzas Globales. Destacó que el informe fue publicado el 9 de Enero de este año,  cuando aún no había estallado la pandemia y el Covid-19 se concentraba en China, el informe dice:

1 “En 2020, el producto interno bruto (PIB) de Asia será superior al PIB del resto del mundo en su conjunto.

2 “Se estima que esta región representará aproximadamente el 60 % del crecimiento mundial en 2030.”

3 “la región de Asia-Pacífico donde se radique la inmensa mayoría (el 90 %) de los 2 400 millones de nuevos miembros de la clase media que accederán a la economía mundial.”

Con estos datos contundentes se entiende la desesperación Norteamericana de hacerse con todos los recursos de las Américas, incluyendo hasta el Banco Interamericano de desarrollo (BID) controlando todo para poder negociar con algo de fortaleza en el Nuevo Orden Mundial en construcción, con Trump o sin él, esa es la realidad que hoy nos debe llevar a analizar, planificar y negociar: el cómo nos insertamos en este mundo cambiante con posibilidades reales, pues los alimentos y los minerales serán muy importantes, sin seguir depredando nuestros recursos todos finitos, sin casi ningún beneficio; para volver a ser la Nación que nos merecemos en estos tiempos, con una segunda independencia NO de bicentenarios festivos pero intrascendentes a la hora de hacer historia en el Siglo XXI.

Los tres puntos que determina lo que ocurrirá el World Economic Forum, lo adelantamos hace más de 15 años en nuestras libros y publicaciones…LA PANDEMIA ACELERO LOS TIEMPOS…”El futuro llegó”…Argentinos a las Cosas Lic. Carlos Pereyra Mele Director de Dossier Geopolitico.-

En 2020, Asia registrará el mayor PIB mundial. ¿Qué significa eso?

Foro Económico Mundial enero de 2020

En 2020, el producto interno bruto (PIB) de Asia será superior al PIB del resto del mundo en su conjunto. Se estima que esta región representará aproximadamente el 60 % del crecimiento mundial en 2030. También será en la región de Asia-Pacífico donde se radique la inmensa mayoría (el 90 %) de los 2 400 millones de nuevos miembros de la clase media que accederán a la economía mundial.

¿Has leído?

El grueso de ese crecimiento provendrá de los mercados en desarrollo de China, la India y el Sureste Asiático y obligará a empresas, gobiernos y organizaciones no gubernamentales (ONG) a tomar toda una serie de decisiones nuevas. Suya será la responsabilidad de guiar el desarrollo de Asia de manera que sea equitativo y esté encaminado a resolver numerosos problemas sociales y económicos.

Distintos países, distintas perspectivas

Aunque estas estimaciones reflejan un panorama de crecimiento masivo del consumo, la realidad es que los patrones de consumo serán diferentes según los mercados, con tasas de crecimiento que dependerán de la demografía local y otros factores macro. Por ejemplo, como demuestra el trabajo del Foro Económico Mundial sobre el Futuro del consumo en los mercados de consumo de rápido crecimiento, el envejecimiento de la población de China afectará negativamente al dividendo demográfico, pero el incremento de los salarios, la migración urbana, los empleos de servicio y la caída prevista en el ahorro doméstico impulsarán el consumo. El masivo dividendo demográfico y la pujante clase media de la India estimularán el consumo y favorecerán el crecimiento económico.

Entre tanto, Indonesia, Filipinas y Malasia experimentarán un crecimiento notable de su población activa, que dará lugar a un incremento de la renta per cápita disponible. El rápido avance de la economía digital en la región proporciona acceso adicional a quienes anteriormente carecían de servicio y satisfará las demandas de comodidad y eficacia de los consumidores.

Cómo ha crecido el PIB de Asia desde 2014 y su previsión de crecimiento

Un nuevo perfil de consumidor

Todas estas fuerzas macro llevan a una bipolarización del consumo, por la que los consumidores tendrán más fuerza y, al mismo tiempo, demandarán productos y servicios prémium y con buena relación calidad-precio. Es probable que el consumidor del futuro sea mucho más exigente en todo, desde lo que consume (personalizado/localizado/saludable/sostenible) hasta donde compra (omnicanal, compra según su comodidad), pasando por la influencia que reciba (menos de las empresas y más de las comunidades sociales).

Los operadores locales y regionales están ganando terreno

Las empresas locales y disruptivas crecerán más que las tradicionales y comenzarán a alterar el mercado: esta tendencia adquirirá cada vez mayor relevancia y se observa ya tanto en los mercados desarrollados como en los mercados en desarrollo. Los operadores locales más ágiles están ganando gracias a su facilidad de acceso y su conocimiento del medio local. Por ejemplo, Wardah se ha hecho con un 30 % de cuota de mercado en Indonesia centrando su actividad en los cosméticos halal.

Otra ventaja de las empresas locales es el compromiso para capear pequeños temporales. En un conglomerado indonesio, la opinión de los altos ejecutivos pasa por adoptar una visión secular, invertir en ella y mantener el rumbo… y no preocuparse por las fluctuaciones trimestrales o anuales de los resultados.

También observamos la continua aparición de corporaciones multinacionales asiáticas: Huawei en tecnología, DBS en banca, Unicharm y Kao en cuidados personales, y Suntori, Universal Robina e Indofood en alimentación y bebidas, por citar unas cuantas. El emprendimiento ha alcanzado cuotas máximas, con más de 140 empresas unicornio en Asia en 2019. China se sitúa a la cabeza en número de patentes de inteligencia artificial y aprendizaje profundo.

Las principales economías mundiales

Preguntas dirigidas a las empresas

Estamos viviendo una era asiática y, a medida que las empresas elevan sus ambiciones e intensifican sus esfuerzos, han de formularse varias preguntas básicas. Entre las más importantes:

  • ¿Tenemos una estrategia de «futuro con retrospectiva» (imaginar el futuro y después trabajar en las actuaciones necesarias para posicionar a una empresa de modo que pueda competir en 10 o 20 años) que sea adecuada para el dinamismo de la región?
  • ¿Estamos generando ventajas competitivas y modelos de negocio a prueba del futuro?
  • ¿Qué quieren nuestros clientes?
  • ¿Qué nuevos productos satisfarán sus necesidades?
  • ¿Cuál es la mejor manera de interactuar con ellos y darles servicio?¿Cómo manejamos los datos?
  • ¿Tenemos una agenda de sostenibilidad que nos ayude a apoyar este auge del consumo sin perjudicar todavía más al planeta?
  • ¿Cómo debemos organizarnos para aprovechar al máximo esta oportunidad sin precedentes con la máxima agilidad?

Un mercado de trabajo en transformación

Los gobiernos de los países en desarrollo de Asia-Pacífico se están dando prisa para superar la pobreza, la falta de infraestructuras y otros obstáculos importantes para alcanzar al resto del mundo digital. La transformación digital y la Cuarta Revolución Industrial de los mercados desplazarán a los puestos de trabajo existentes y la distribución del empleo entre sectores variará de forma considerable durante este proceso.

Por ejemplo, cabe esperar que aumente el empleo en atención sanitaria, estimulado por el envejecimiento de la población. Sin embargo, es probable que los sectores que utilizan mucha mano de obra, como la fabricación, el transporte y el almacenamiento registren una reducción de los niveles de empleo a raíz de la automatización. Cabe esperar que solo entre los miembros de la Asociación de Naciones de Asia Sudoriental (ASEAN) haya que reciclar a 53 millones de trabajadores. Esta dinámica se complica todavía más por el incremento de la economía bajo demanda (gig economy), que lleva a titulados universitarios a ofrecer sus servicios como conductores de plataformas de servicios de taxi o repartidores de comida.

El nuevo enfoque sobre la sostenibilidad

La sostenibilidad y su impacto ambiental, social y económico también seguirá adquiriendo mayor importancia para los gobiernos y las ONG de la región. Tanto la definición institucional como el ámbito de actuación de la empresa seguirán ampliándose para abarcar temas como la salud y el bienestar o la diversidad y la igualdad. Los inversores también tendrán que poner de su parte: muchos grandes inversores de la región de Asia-Pacífico han comenzado a abandonar sectores primarios como el petróleo y el gas, la minería y los productos agrícolas en favor de modelos de negocio que satisfagan necesidades ambientales y sociales, como las energías renovables y las redes de hospitales con fines de lucro que ofrecen mejor acceso a atención sanitaria a las poblaciones peor atendidas.

Un equilibrio complicado para los gobiernos

Conforme este futuro se vaya materializando, los gobiernos tendrán que hacer cosas bien. Tendrán que hacer reformas adecuadas para el comercio y para los inversores, promover la inclusión social y financiera, invertir en infraestructuras físicas y lógicas y crear asociaciones público-privadas. Tendrán que innovar y reformar la enseñanza para asegurarse de que exista una población activa competitiva y con las competencias adecuadas. Al mismo tiempo, tendrán que equilibrar el progreso tecnológico con la creación de empleo y el reciclaje del talento, el desarrollo económico con la sostenibilidad, y las ventajas de escala con la concentración del poder. De ello dependerá, en gran medida, que el Sureste Asiático esté a la altura de su potencial de crecimiento.

Por Praneeth Yendamuri Partner, Bain & Company
Zara Ingilizian Head of Shaping the Future of Consumption; Member of the Executive Committee, World Economic Forum

Fuente: https://es.weforum.org/agenda/2020/01/en-2020-asia-registrara-el-mayor-pib-mundial-que-significa-eso/ 

#DossierGeopolitico (DG): debemos destacar que en el dia de la fecha este artículo de uno de nuestro investigadores González Cabañas es publicado por importantes medios del Asia como The Straits Times y otros medios, en el mismo se reconoce a Dossier Geopolitico como un tanque de ideas que analiza los temas globales con visión suramericana. Prof. Lic. Carlos Pereyra Mele Director de DG

CASO HUAWEI: “HIGH TECH WAR”, COMPETENCIA ESTRATÉGICA, TENSIÓN GEOPOLITICA

Juan Martin González Cabañas Investigador Jr. Dossier Geopolitico

En un esquema general, integral, estratégico del escenario global podemos observar que China se ve acosada en varios frentes por EE.UU: presiones en una incierta guerra comercial, maniobras diplomáticas para bloquear los avances de los proyectos de infraestructura (OBOR/Nueva Ruta de la Seda) y a nivel tecnológico, el boicot que viene realizando contra Huawei. Estas son algunas de las actuales modalidades de competencia estratégica entre grandes potencias, sin involucrar el uso directo de poder duro/militar, que bien podríamos considerar una guerra fría versión 2.0. Analizando los factores e intereses en juego no son sorprendentes los sucesos en pleno desarrollo durante los últimos meses, como lo son los avances del gobierno de EE.UU contra el gigante tecnológico chino Huawei. Desde la detención de la Directora de Finanzas, Meng Wanzhou hija del fundador de la compañía, hasta las acusaciones de espionaje, los boicots, restricciones y las presiones diplomáticas para anular los avances de Huawei en varios países.

  • Huawei es el buque insignia, la punta de lanza del avance tecnológico chino. Esta embestida no es una casualidad. Si bien formalmente no tiene vínculos directos con el gobierno chino, Huawei tiene un rol destacado en el plan tecnológico estratégico chino “Made in China 2025”, debido a su desarrollo e implementación de las redes 5G, parte clave de este plan, que se estima estarán disponibles pronto.

El planteo estratégico es cambiar la matriz productiva china hacia una economía “High Tech”, de diseño e innovación, posicionar a China en el primer plano en los sectores tecnológicos de avanzada de la economía moderna (Inteligencia artificial, biotecnología, robótica, automatización, el internet de las cosas, telecomunicaciones, software, energías renovables, y el elementos que más nos interesa para este análisis el 5G). En Washington no se sienten cómodos por los avances chinos.

La consultora Eurasia sostiene que la instalación de las redes del 5G implicara unos de los mayores cambios en nuestra época comparando su aparición con grandes quiebres en la historia tecnológica como la electricidad. Algunos especialistas, sitios de internet y la prensa han acuñado el término momento “Sputnik” comparando el potencial impacto de la competencia por el desarrollo de las tecnologías del 5G con la carrera espacial en la guerra fría en su momento.

El 5G permitirá el uso de datos de la red más rápido, así como el uso difundido y coordinado a gran escala de tecnologías de avanzada como la inteligencia artificial, el internet de las cosas, ciudades inteligentes, la automatización, mejoras en salud y en el ámbito militar.

EE.UU ha presionado a varios de sus aliados (Australia, Nueva Zelanda, Alemania, Gran Bretaña, Canadá) para que bloqueen a los avances en servicios e inversiones de Huawei en sus países, a la vez que ha restringido la compra de productos y servicios de Huawei en suelo norteamericano.

Si bien es cierto que varios países podrían ceder a las presiones de Washington de “cercar” a Huawei y restringir sus servicios y productos, también lo es el hecho que muchos otros países, entre ellos especialmente los muchos que tienen a China como principal socio comercial, además de toda la pléyade de países emergentes y en vía de desarrollo son seducidos por las posibilidades económicas, y en este caso específico, tecnológicas que ofrece China y sus empresas. Lo que implicaría, una competencia a nivel mundial entre musculo diplomático norteamericano y dinero chino.

También en términos comerciales, el avance de Huawei hacia la cima de las compañías tecnológicas es notable, debido a sus métodos de producción y su modelo de negocios, habiendo superado, por ejemplo, a APPLE entre las compañías más grandes que venden dispositivos móviles quedando solo en un segundo lugar de Samsung.

¿Alguien se acuerda del libre comercio? ¿De la competencia? ¿Qué paso con eso? ¿O era solo un truco? Al aparecer en el juego económico mundial, EE.UU patea el tablero cuando pierde, y usa el músculo geopolitico, sin ningún problema, siguiendo la doctrina Groucho Marx: “estos son mis principios, pero si no les gustan tengo otros”.

Los temores sobre la tecnología de Huawei ocultan una lucha de poder, una disputa hegemónica por la tecnología. Hasta ahora las acusaciones de espionaje contra esta corporación, tal vez en un sentido teórico validas, pero incomprobables en los hechos, no son nada más que meras especulaciones.

Las acusaciones por parte de EE.UU contra Huawei y China, por medio de su discurso de “la amenaza de espionaje “le otorgan un sentido poco creíble, hipocrática, y marcado por un doble standard ¿Quiénes representan la amenaza? Es que es el mismo EE.UU que hoy “aconseja” a sus aliados y a otros países “protegerse” contra la “amenaza” del espionaje de Huawei, el mismo país que espió a sus propios aliados de forma alevosa si recordamos los casos que Assange y Snowden sacaron a luz.

Podemos destacar también de forma reciente el escándalo de Cambridge Analytica, donde se evidenció las relaciones non sanctas y profanas entre las grandes corporaciones tecnológicas “independientes” como Facebook y Google y el poder político en occidentes.

Conclusiones:

La competencia tecnológica es otro tablero más de este nuevo Gran Juego del siglo XXI multinivel y multidimensional, donde los grandes actores mueven sus piezas. El 5G es el foco de una carrera global para dominar la próxima ola de desarrollo tecnológico, una carrera que muchos decisores en EE. UU temen estar perdiendo, lo que explican sus acciones agresivas.

La competencia estratégica por las tecnologías de avanzada como el 5G, y las innovaciones en la cuarta revolución industrial, marcara el “podio” de las grandes potencias del siglo XXI. La guerra fría tecnológica entre las dos economías y potencias más grandes del mundo no muestra signos disminuir, así como tampoco su competencia estratégica.

¿Quién ganara esta partida en el tablero? La paciencia/precaución y previsión del juego del Go, o las apuestas fuertes y “bluffs” del póker. El tablero geoestratégico ya está desplegado, los jugadores ya tienen sus cartas en mano y han movido sus fichas. Ya veremos…

Publicacion en The Straits Time:: https://www.straitstimes.com/opinion/huawei-a-case-study-of-high-tech-high-stakes-strategic-competition?fbclid=IwAR2c8t4NsqeX7n0KRJ-t_0AA6zhNk26Ie1bnKCZdI0yEx0KTiyZ_WwnuoLc

Eurasia review: https://www.eurasiareview.com/20032019-huawei-case-the-hifi-geostrategic-gambit-oped/