Lic. Juan Martin González Cabañas (*) realiza este informe (II) completo de la Conferencia, que se suma a lo adelantado el 6 de Agosto que publicamos en Dossier Geopolitico 

El martes 4 de agosto se realizó la destacada video-conferencia “Latin America – Russia: an Agenda for Constructive Cooperation in the Post-COVID-19 Era”  (América Latina – Rusia: una agenda para la cooperación constructiva en la era post COVID-19) fue organizada por el Club Valdai de debate, la Embajada de Rusia en Guatemala , la Cámara de Comercio de Estados Unidos (AmCham), el Parlamento Centroamericano(Parlacen) la Secretaría del SIECA ( Sistema de Integración Económica Centroamericana),
la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) y el CRIES de Argentina (Coordinadora Regional de investigaciones Económicas y Sociales).

La videoconferencia tuvo como participantes a: Alexis Rodzianko como moderador (presidente de la AmCham Rusia). Y un destacado panel de disertantes con:

El Viceministro de Relaciones Exteriores ruso Sergey  Ryabkov; Nadia de León (presidenta del PARLACEN) Melvin Redondo (presidente del SIECA); Yaroslav Lissovolik (director de programa en el Valdai Club); Richard Kozul Wright (jefe del departamento de globalización y estrategias de la UNCTAD);  Daniel Russell (Ceo de USRBC) y Lila Roldan Vásquez (directora del grupo de estudios euroasiáticos del CARI-Argentina) 

Luego de una breve presentación y comentarios del moderador Alexis Rodzianko (presidente de la cámara de comercio ruso-americana) sobre el carácter de la videoconferencia y los panelistas en la misma, el Vice-Ministro de Relaciones Exteriores ruso Sergey  Ryabkov inicio el diálogo expresando su satisfacción por la existencia y alcances  de espacios de reflexión en tiempo globales tan difíciles. 

Citamos algunas de sus frases destacadas: 

•” Rusia y Estados Unidos continúan su diálogo sobre esfuerzos conjuntos para combatir la pandemia, y esta es una buena noticia”.

•  “Washington, sin embargo, no abandona sus reclamos de hegemonía global. Esto plantea una amenaza para la estabilidad y la seguridad internacionales”.

El manifestó la necesidad de aumentar los canales de cooperación cuando el coronavirus está asolando a todo el planeta, por primera vez en la humanidad, esta enfrenta una amenaza que afecta a todo el planeta, esto plantea un desafío dramático, las frustrantes estadísticas del Covid- 19 tienen  los mismo efectos que una guerra, esta época requiere la consolidación de esfuerzos internacionales en conjunto y que Rusia espera que la cooperación a gran escala pueda actuar como un vector mundo más multipolar.

También denunció a los actores internacionales, los países que privilegian el interés propio por sobre los de la comunidad internacional en tiempos de crisis por la pandemia. Catalogó de irresponsables y miopes a los países que ignorando las declaraciones de la ONU, principalmente las potencias occidentales, siguen con medidas de sanciones a otros países, sanciones que dificultan la adquisición de insumos médicos y asistencia, incluidos países de América Latina, sin prever siquiera el levantamiento de sanciones aunque sea por el tiempo de pandemia.

Fue muy también crítico de la actitud de EEUU en varios ámbitos multilaterales como su retirada de los tratados Open Skies de cielos abiertos; los tratados armamentísticos de misiles como los INF y el START II; la OMS.

Sobre la agenda de cooperación de América Latina – Rusia, remarcó los factores negativos que enfrenta América Latina en su situación actual: 

  • América Latina sigue enfrentando dramáticas desigualdades sociales y desestabilizaciones políticas: EE.UU continúa sus esfuerzos para redibujar el mapa político de América latina para servir a sus intereses”.

Destacó que:

  • Desde Rusia con mucha decepción y preocupación hace un tiempo observamos como la Doctrina Monroe y toda la ideología vinculada a la misma fue oficialmente reintroducida por los EEUU”.

Como factores positivos pondero que para Rusia, América Latina siempre ha sido una región de tolerancia política, oportunidades económicas y afinidad cultural: 

  • Para Rusia la relación con América Latina es un valor en sí mismo de su política exterior y basa su agenda de cooperación en la región en base a una visión pragmática y desideologizada, Rusia no busca comprometer a sus socios en dilemas geopolíticas donde deban elegir entre amigos y enemigos”.
  • Y estas vinculaciones siempre han tenido una dinámica positiva en energía, comunicaciones, tecnología, medicina, logística y transporte. Buscamos alianzas tecnológicas y comerciales, diversificando sus bases”.
  • “Un estandarte de la cooperación rusa con América Latina fue el impulso y activación en 2019 del Instituto latinoamericano de biotecnología (instalado en Managua, Nicaragua) que produce vacunas antigripales, insulina e interferón para el consumo latinoamericano”

A pesar de la delicada situación a nivel mundial el viceministro se mantuvo optimista en que las crisis mejoran las perspectivas de cooperación internacional, y que la cooperación Rusia-América Latina seguirá consolidándose. 

  • durante esta pandemia han recibido asistencia rusa: Costa Rica, República Dominicana, Nicaragua, Venezuela, Cuba, en equipos de testeos y protección personal sanitaria, además de ayuda humanitaria” 

En este último aspecto remarcó la importancia de la coordinación de esta ayuda con el Parlamento de América Central (Parlacen) del SICA (Sistema de la Integración Centroamericana) y que la posibilidad de asistencia a otros países de la región como Paraguay, Colombia, Perú  se ha abordado.

El Fondo de Inversión Directa Ruso anunció la firma de un acuerdo en virtud del cual se enviarán 150.000 paquetes de Avifavir a siete países latinoamericanos: Argentina, Bolivia, Ecuador, El Salvador, Honduras, Paraguay y Uruguay. Además, Rusia también enviará suministros del medicamento antiviral a Sudáfrica y transferirá la tecnología a la firma boliviana Sigma Corp SRL con el fin de que se produzca localmente

El viceministro Ryabkov cerró su presentación marcando que en las difíciles circunstancias actuales es fundamental evitar la politización de la situación de la pandemia, un verdadero desafío global, que requiere esfuerzos conjuntos entre todos los Estados, y que Rusia está preparada para hacer su aporte y que lo está haciendo.

Nadia de León (presidenta del PARLACEN) habló sobre “los imperativos del Parlamento de América Central en las relaciones exterioresabordando desde una perspectiva histórica los vaivenes de la integración regional centroamericana, el rol del Parlacen como órgano legislativo regional que ha buscado impulsar la región como una zona de paz y desarrollo humano.

La actual presidenta del parlamento centroamericano habló de la actualidad del órgano legislativo, donde sus funciones son realizadas por medio de las herramientas digitales (se realizan de forma digital sesiones oficiales y reuniones de comisiones)  y remarcó las prioridades de América Central y el Parlacen:

  • Reforzar las vinculaciones con las grandes economías y las emergentes, aumentando las exportaciones centroamericanas y su diversificación para la reactivación económica especialmente para las Pymes, profundizar las relaciones de cooperación con otros organismo legislativos regionales latinoamericanos como: Parlatino, Parlasur, Parla-andino para aumentar el intercambio económico intrarregional y la hermandad en America Latina, reforzar los vínculos parlamentarios con la Unión Europea, Rusia y Estados Unidos.  

Melvin Redondo (presidente del SIECA) destaco el rol del SIECA organismo que brinda análisis de oportunidades tanto intra-regionales, como globales para las economías y los empresarios de América Central. También destaco el proceso de integración regional centro-americano, calificándolo de “pionero” (dentro de la integración latinoamericana) al comenzar con la conformación en la década de 1950 con la ODECA (Organización de Estados Centroamericanos) y luego con el SICA (Sistema de Integración Centro Americano) ambos procesos que buscan consolidar en la región  la democracia, la paz y desarrollo económico, los bloques regionales tendrán el desafío y responsabilidad de ser los motores de la recuperación económica en una etapa post-Covid. En ese último tema destacó que identificar la complementariedad en oferta y demanda en el intercambio entre América Central con el espacio Eurasiático será fundamental para el futuro. 

Al cerrar su participación destacó los importantes pasos que ha tomado Rusia para incorporarse como observador en el SICA, y como socio estratégico de la región centroamericana.

Daniel Russell (Ceo del USRBC-consejo de negocios Rusia-EEUU)  hablo sobre las prioridades de EEUU en su cooperación con Rusia así como otros países:

En una visión general desde el sector empresarial observó el desafío que representa la caída económica y la recuperación que debe llevarse a cabo posterior a la pandemia del covid-19. Y también destacó el complicado clima actual para los negocios:

  • Instituciones globales que fijaban normas actualmente están en un estado de fragilidad, una creciente tendencia al proteccionismo económico y tensiones geopolíticas constantes (como por ejemplo entre EEUU y Rusia, EEUU con China y otros). 

Russell también destacó una tendencia hacia una hostilidad abierta hacia la liberalización del comercio, que él considera está mal dirigida.  

Sobre las relaciones de negocios entre EEUU y Rusia destaco en base a estudios del Investor Index y la UNCTAD que EEUU es el principal inversor directo en Rusia, agrego que según la consultora de negocios EY: “tres cuartos de las inversiones de EEUU en Rusia se consideran inversiones en sectores estratégicos”.

Russell menciono la Interdependencia económica generada por el intercambio empresarial como un elemento clave para bajar las tensiones geopolíticas. Para finalizar su intervención propuso impulsar medidas de “relajamiento” en las medidas de política comercial a nivel mundial  y un mayor inter-dialogo empresarial y político al interior de los países, y cito al director de la OMC, Roberto Azevedo que sostiene que: 

Si los países trabajan juntos, veremos una recuperación mucho más rápida”.

Richard Kozul Wright (jefe del departamento de globalización y estrategias de desarrollo de la UNCTAD) abordo el tema de: la economía global luego de la pandemia.

Sostuvo que muchos países debido a la pandemia Covid-19 enfrentan peores perspectivas socio-económicas que las crisis del 29´ u otro tipo de eventos de este estilo,  observo que es una crisis global en economía, en salud,  agregado a un medio ambiente deteriorado, problemas globales que requieren cooperación internacional, pero allí es donde justamente destaco que el multilateralismo se encuentra también en una profunda crisis. 

  • El multilateralismo está en crisis y hay que reconstruirlo para abordar estos problemas globales 

Kozul Wright sostuvo que distintas explicaciones a la crisis del multilateralismo se pueden trazar,  pero muchas están vinculadas a la actual crisis geopolítica que vive el mundo. 

Kozul Wright  destaco que la decadencia hegemónica tiene mucho que ver con todos los “shocks” globales actuales. La fuerza de EEUU ya no es la de antes, y es el propio EEUU en su interior el que está confundido como actor sobre su rol futuro en el sistema internacional. 

  • Una cooperación internacional en un estado mucho más débil hoy en día que durante la crisis financiera 2008-2009

Para muchos el Covid-19 fue un cisne negro, pero solamente ha acelerado ciertos procesos que ya estaban en marcha,  los signos preocupantes de la economía global ya eran visibles a fines del 19, a finales de ese año la UNCTAD elaboró un informe donde describía el estado de fragilidad de la economía global, la cual la pandemia del Covid-19 empeoro mucho más.

También comentó que en un estado de incertidumbre global total, los economistas intentan entender esta nueva situación, pero las herramientas analíticas todavía presentan sus limitaciones, explicó que para la prospección de escenarios futuros  los economistas tienen un “alfabeto” para estimar la forma geométrica de la recuperación económica (V, U, L, W). Desde la UNCTAD son optimistas sobre una recuperación en forma de V (un crecimiento muy acelerado, de rebote, luego de una gran depresión)  pero eso en gran parte depende de las políticas económicas de las grandes economías, él espero que la respuesta no sea la misma a las crisis del 2008, donde medidas de austeridad dieron al principio señales de recuperación en las economías, pero en el medio-largo plazo la curva de recuperación-crecimiento económico se acható.  

Para finalizar su presentación, hizo un llamado para aprender sobre las lecciones de la crisis 2008-2009, para que haya una mejor recuperación económica de la pandemia Covid-19 y propugnó por un rol más activo de los Estado hacia su interior y hacia el exterior en todo este proceso y además citó un artículo del Financial Times que tuvo mucho impacto, el artículo sostenía que:

Yaroslav Lissovolik (director de programas en el club Valdai de discusión) tituló su disertación como como: “el rol de EEUU y Rusia en la nueva arquitectura global

Remarcó al Covid-19 como un acelerador procesos preexistentes. Destacó el rol global de Rusia al integrar varios espacios nuevos de arquitectura económica-financiera como lo son los bancos del AIIB, NBD, EDB, así como también las gestiones de Rusia para impulsar la proyección de las relaciones trans-regionales de la Unión Económica Eurasiática, con el Mercosur citando un ejemplo. 

Lissovolik sostuvo que uno de los grandes desafíos del sistema internacional es el “aggiornamento”  del sistema de instituciones de Bretton Woods a los tiempos actuales, con nuevos actores y dinámicas, así como la reforma de la Organización Mundial de Comercio (OMC) , aunque también manifestó que el modo en que se de esta reforma dependerá mucho de las acciones de EEUU.

Lissovolik comentó también la importancia de que los espacios multilaterales como el G20 y las Naciones Unidas tengan marcos, canales, programas que se anticipen a las posibles crisis globales.  

Para finalizar, compartió una propuesta del Club Valdai  (propuesta que anteriormente ese foro de discusiones ya presentó en el T-20 del G20, tal como el explico) que consistiría en un G20 pero compuesto por bloques regionales, donde puedan ser abordados los grandes temas mundiales.   

Lila Roldán Vásquez (directora del grupo de estudios euroasiáticos del CARI-Argentina, quien además fue embajadora argentina en Ucrania) tituló su disertación como: “América Latina – EEUU-Rusia en búsqueda de una agenda en común”.

Roldán Vázquez, sostuvo que la relación entre América Latina y EEUU adopta diferentes ángulos según los intereses que tenga cada país y la agenda está enfocada en las inversiones o en el tratamiento de desafíos comunes como el tráfico de drogas o la migración, y que el interés de EEUU en la región bajo en relación a otras luego a finales de los 90s y principios del 2000.


Por otro lado, Roldán Vázquez señaló que en los últimos años ha existido un aumento de las relaciones entre Rusia y América Latina.


Las relaciones con Rusia no son ideológicas, son prácticas ya que la región busca una diversificación de mercados (…) por su parte, Rusia va a Latinoamérica en busca de oportunidades comerciales diversificadas y algún tipo de apoyo político en el ámbito internacional“, ella finalmente agregó.

Sección de Preguntas y Respuestas

En la sección de preguntas y respuestas del dialogo respondió a una pregunta sobre el rol de Rusia en el binomio-dilema que parecería presentarse a América Latina en la competencia estratégica entre EEUU y China:

  • Rusia no será parte de ese juego geopolítico” 

Dejó en claro que Rusia seguramente no será parte de un posible juego triangular geopolítico con EEUU y China en América Latina, ya que no dispone de las mismas capacidades que los otros dos actores (EEUU-China) y que desde la visión estratégica de Rusia las relaciones con América Latina se deben caracterizar por una lógica cooperativa de beneficio mutuo (win-win) y pragmatismo, la relación con este región no debe emular anteriores modelos de relaciones entre centro y periferia
y destacó la relación ruso-argentina como ejemplo de beneficio mutuo.   

Rusia no actuara para América Latina como un actor para respaldarse en un contrabalanceo, para compensar la competencia entre Beijing y Washington en la región, pero seguirá manteniendo relaciones cooperativas con America Latina, aunque aclaro que la cooperación trilateral, como en el caso de la pandemia covid-19 no debe ser descartados.

  • esas prácticas van en contra de los elementos y principios centrales del derecho internacional y la carta de Naciones Unidas

Fue su respuesta a la pregunta sobre la posición de Rusia sobre las persistentes políticas norteamericanas de imponer sanciones económicas de forma unilateral (como por ejemplo en los bloqueos contra Cuba y Venezuela) que impiden la fluidez de la cooperación internacional (en  tiempos de pandemia, de necesaria ayuda internacional) y que Rusia también viene sufriendo las mismas medidas extorsivas desde los referéndums  que consagraron el regreso de los territorios de Crimea a Rusia en 2014, y en que en este aspecto Rusia no ha encontrado un “terreno en común” con EEUU para sentarse a dialogar. 

  • “Tenemos que encontrar maneras de asegurar alivio a los países más necesitados y con menos recursos” 

Sostuvo que es la responsabilidad de las instituciones como las de Breton Woods, el G20, el Club de París, las grandes economías encontrar estrategias coherentes para lograr este objetivo. Se deben promover de forma global las políticas macroeconómicas de expansión, no de austeridad.

Preguntas a propio título y del Equipo de Dossier Geopolitico

Como observador- participante del evento digital, pude realizar al viceministro dos preguntas:

  • ¿hay alguna perspectiva desde Rusia en colaborar con los esfuerzos sudamericanos para “ponerse al día” con la última tecnología?”

En esta respuesta manifestó su deseo que tal cooperación se realice, ya que Rusia tiene mucho por aportar sostuvo en lo referente a digitalización de servicios públicos, de especial interés en la actualidad de servicios de salud pública, otros ejes de cooperación tecnológica podrían incluir biotecnología, farmacéuticos, y declaró que Rusia no exagera al afirmar que ha hecho avances importantes en el desarrollo de medicamentos que ayuden a combatir al Covid-19 en un futuro cercano. Acerca de esto, remarcó las observaciones de su presentación, donde mencionó que Rusia ha impulsado la instalación tecnología de forma significativa en América Central (el Instituto latinoamericano de biotecnología).Otros ejes de cooperación de interés mencionados fueron las telecomunicaciones y el uso pacífico de energía nuclear, tecnología agrícola.  

Estas dinámicas de cooperación sostuvo siempre estarán guiadas por visiones pragmáticas, Rusia no someterá a sus socios a dilemas geopolíticos. 

  • ¿Hay interés por parte de Rusia en colaborar en mejorar las capacidades navales de Argentina en pesca, hidrocarburos, vigilancia naval, etc?

Al respecto de esto comentó que contactos iniciales habían tenido lugar en la administración de Macri y está seguro que bajo la administración del presidente Alberto Fernández estos contactos continuarán.

Cito el slogan: “es la economía estúpido” al explicar el interés que existe por parte de ambos gobiernos y sus respectivos empresarios en asociarse en relación al ámbito naval, pero todavía los contactos son distantes.  


Sobre la explotación pesquera reconoció su desconocimiento sobre algún proyecto de asociación ruso-argentina en el tema, pero destacó que no eso no quita que sea un ámbito interesante de cooperación para seguir avanzando en la agenda bilateral.


Por último destacó que cuando los viajes y contactos se restablezcan se podrá discutir aún mas todos esos ejes de cooperación, sin mayores impedimentos.

[*] politólogo – analista en dossier geopolítico

Traducción y compaginación Juan Martin González Cabañas

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *