¡¡ PÁNICO FINANCIERO EN OCCIDENTE !! Por Eduardo Bonugli Colaborador de Dossier Geopolitico Madrid

La crisis y la alarma económica que hoy mismo vive Occidente parece un asunto muy complejo, pero también tiene explicaciones más simples para el desorientado ciudadano de a pié.

Occidente se enfrenta a estas horas a un incendio histórico. Pero, en lugar de bomberos tiene al frente a socorristas de playa. Que se pelean y contradicen entre ellos.

Todas sus teorías NO sirven porque sus propias bases se han desmoronado por los abusos del sistema. Y ante más miedo, más teorías absurdas

La doctrina de Los Mercados se sustenta en sus pilares del Consumo, Crecimiento y Deuda. Tales preceptos, hoy por hoy, son tumores malignos. Por eso no tienen herramientas con que defenderse. El mal le llega desde las entrañas.

Hicieron todo lo contrario a Perón.

Pusieron por delante al consumo como inicio del ciclo. Fatal error. 

Perón lo puso al final, como el resultado a negociar entre las ganancias empresariales y el bienestar social de los trabajadores. Todo ello luego de un proceso de producción, inversión y trabajo. De creación de riqueza genuina.

Perón estableció que el capital debía estar al servicio de la economía y la economía al servicio del bienestar social. Los neoliberales pusieron el carro delante del burro. Colocaron todos los resortes de la economía al servicio del capital financiero y de su especulación, y con ello expulsaron hacia Oriente toda su colosal maquinaria de producción.

Estos tecnócratas de hoja Excel lo hicieron todo al revés. 

Y cómo la gente no tenía tanto dinero para subirse al invento del macro consumo globalizado, acudieron a su arma preferida de colonización y destrucción masiva: 

¡¡La Deuda!! 

Se convocó entonces a todo el mundo a endeudarse con la tarjeta de crédito. Y a todos los «países serios», a colocar en el mercado infinitos bonos de deuda impagables. 

Florecieron las autopistas, los grandes estadios, los fabulosos centros comerciales, las obras faraónicas. Y también la desorbitada venta de coches, las hipotecas desmesuradas, los viajes y la buena vida.

Fue la “Belle Époque Europea” del siglo XXI.

Total, había dinero de sobra.

Consecuencia: hoy el monto de lo que debe “el Occidente responsable” es monstruoso, inasumible.

Y así se escribió la historia de los últimos 25 años de esta Europa del «milagro económico».

Entonces, el hecho de consumir ya no fue un derecho ganado ni un premio a la gestión bien hecha. Por el contrario, es una condena en forma de deuda insoportable. Una sentencia a cadena perpetua.

Y eso ha provocado ésta grave crisis financiera que vivimos hoy y que no se resolverá con una simbólica subidas de tipos de interés. Los buitres ya han olido carroña, mientras que la mancha tóxica de la especulación sobre la inflación se extiende sobre todos los productos y en todas las actividades. ¿La peste argentina?

El «sabio occidente» no quiere reconocer que su radar ya ha detectado  -muy lejos aún-  la alarma de virus similares a los que provoca la legendaria inflación argentina. 

¡¡ LA BURBUJA DE LA DEUDA ESTÁ REVENTANDO ¡¡

Y sus creadores solo pueden poner parches para ganar tiempo.

No saben que hacer porque el fallo está en los cimientos del sistema. 

Ellos mismos mataron al capitalismo conservador productivo.

Ahora no tienen energía ni carburante. Tampoco materias primas ni recursos naturales. La población envejece. Su poderío militar es nulo, tanto como su política internacional. Además la dependencia con EEUU es absoluta, incondicional y a cambio de nada. Y sin olvidar que la Unión Europea es una bolsa de gatos. De todos contra todos. 

El cáncer ya viene desde el 2008 y desde entonces sólo aplicaron la terapia de la emisión de moneda, como forma de patear para adelante un diagnóstico inevitable. 

Y ahora comprueban que seguir emitiendo y aumentando la dimensión de la deuda va a hundir sus monedas. Que por otra parte ya están en jaque en otra guerra comercial en un mundo que cambia y contra potencias que, en conjunto, son mayores y más importantes que el conocido Occidente.

Y además, está lo del Crecimiento Permanente !!!

Una manía, un vicio, una obsesión. Sobre todo cuando no es sólido, cuando no tiene respaldo real. Cuándo es humo.

Vale recordar hace años, cuando sumaron al PIB de la UE, los supuestos ingresos de la prostitución, el contrabando y el delito, solo para maquillar los datos del crecimiento.

Pura estadística para sostener un esquema tan especulativo como irreal.

Por eso hoy, al parque de atracciones del neoliberalismo le llegó la luz del nuevo día. Ha salido el sol y sus fantasías se hacen pesadillas. El realismo manda. Se acabó el cuento. La desconfianza gana terreno.

Es la hora de la verdad. Del trabajo, la producción y de crear riquezas genuinas. Es la hora de que Los Mercados sirvan a la economía. Y que la economía sirva a la sociedad y a sus ciudadanos. Pero eso tardará. Los buitres son muy tercos.

¡¡ EUROPA APRENDE!!  DE AQUELLOS BARROS, ESTOS LODOS

Eduardo Bonugli. Madrid, 16/06/22

La incertidumbre de los débiles
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.