El colaborador de Dossier Geopolítico en Madrid, Eduardo Bonugli, aborda en el Club de La Pluma de esta semana, lo que llama LA COSA NOSTRA BANCARIA. Una sofisticada red de poder y control protegida por una blindada ingeniería informática, con la cual los bancos registran y manejan todo tipo de información sensible a los ciudadanos, sin ningún tipo de control estatal o judicial y bajo un ridículo código de auto control. En resumen, lo saben todo de uno y no se les escapa nada, siendo la viga central del sistema neoliberal y la más dura de sus dictaduras blandas.

Es lo que se conoce como SOCIEDAD BANCARIZADA. La que ha derrumbado el muro de seguridad, de libertad y de intimidad de la gente, por la cual los bancos son ya, hasta ministros de economía que recortan salarios, gastos sociales y derechos laborales. También son policías, espías, inspectores de hacienda, vendedores de ollas y lo que sea. Bajo la batuta de su jefe mayor, el FMI y sus delincuentes gerentes convictos, son los que conforman esta intocable “Cosa Nostra” bajo el padrinazgo de la UE. Mientras que van creando el ambiente para la estocada final a las libertades, con la eliminación del circulante de billetes y monedas. Además son el eslabón neurálgico de los paraísos fiscales, confirmando que es imposible transferir semejantes cifras de dinero, sin la participación de algún estamento bancario.

Políticamente, impusieron la especulación financiera por encima de la industria y el trabajo. Y a ese mamarracho le llaman “INDUSTRIA FINANCIERA”. Siendo la Banca esa hija tonta del sistema, que a cada rato necesita de rescates públicos para pagar sus vicios. Y es tan inútil que tienen que darle una permanente mordida sobre cada renovación de los pagos de la deuda. Mientras que abusan de las comisiones bancarias para tapar sus agujeros. Por cierto, hablando de la usura, ahora es legal, y meritoria. De lo contrario, habría una multitud de delincuentes de traje y corbata. Sin olvidar que fue la banca globalizada la que aplastó y absorbió aquellas solidarias Cajas de Ahorros, que desparecieron de un plumazo en nombre de Los Mercados y para evitar la competencia. Y que sus diferentes accionariados están atados al grupo internacional BLACK ROCK, que a su vez maneja los medios de comunicación. Lo que le garantiza la censura sobre cualquier tufo relacionado con los bancos. También fue el sistema bancario el causante de la burbuja inmobiliaria del 2008 que derivó en la nacionalización de unas pérdidas colosales.

Mientras que en el año 21, le pegaron una patada a la doctrina capitalista para hacer una brutal concentración de entidades, y creando otro oligopolio como ya se hizo con la luz, los teléfonos, el gas y los combustibles. Y con ello los bancos se embolsaron 7.300 millones de euros y se dieron el gustazo patronal de despedir a 16 mil empleados. Con estos achiques justifican la mala atención al público, a quien se le trata como si fuese una peste. Y en más media a los mayores, llegando hasta maltratar a personas que solo buscan cambio de billetes por monedas

Otro tema es el desprecio a los derechos de los consumidores, mientras que hay casos como el de una sentencia multimillonaria contra las bancos que fue dejada sin efecto por ser “demasiada costosa” como si no lo fuese para cualquier otro condenado. También está la explotación laborar, ante unos sindicatos domesticados, por objetivos comerciales abusivos, o por no pagar las horas extras, o por prolongar los horarios laborales. Otro tema gravoso es el discrecional manejo de la lista de morosos, sin comprobación ni participación de la justicia, donde los bancos son juez y parte. Además del trato denigrante a los emigrantes, según nacionalidad, barrio y oficina. Con total impunidad y a veces a capricho del director de turno.

Y Eduardo termina la columna con un dato que no necesita ningún comentario: El sueldo que paga el estado al director de la mayor entidad rescatada, supera los 4 millones de euros al año, lo que se traduce en unos 2.000 euros / hora.

Carlos Pereyra Mele (13/02/22)
Director de Dossier Geopolítico

LA ACTUALIDAD EN DOSSIER

En el mismo momento que Dossier Geopolítico publicaba el escrito «LA COSA NOSTRA BANCARIA», sobre la dictadura blanda de los bancos en Europa,  este diario español publicaba un artículo que confirma lo dicho en nuestro espacio sobre la abusiva Bancarización de Europa,  la explotación laboral, el pésimo trato al público, los brutales beneficios paralelos a miles de despidos, y el imperio absoluto e impune de los banqueros sobre las bases democráticas de los estados, la justicia y los gobiernos

Cómo es costumbre con la prensa, esta nota no entra en el análisis de las consecuencias políticas y económicas del tema, ya que lo tienen prohibido por la férrea  censura del poder financiero.

Para más información, en el escrito hay otros links que amplían el tema, además de los elocuentes comentarios de los lectores a pié de nota.

https://www.eldiario.es/economia/cara-b-ere-banca-trabajadores-quedan-hay-estres-bestia_1_8757361.html

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.