GEOPOLÍTICA COMPARADA – Grandes Protagonistas de Nuestra Historia – El Caudillo de las alturas.

Por el Licenciado Jorge Nelson Poma.

Introducción:

Muchas veces nos hemos preguntado cuál es la fuente del valor de nuestra Fuerza Aérea en Malvinas; y las investigaciones arrojan resultados sorprendentes, inesperados, como tantas veces decimos: ese punto de vista que nos descoloca.

Éste es el caso que deseamos relatar ya que muchos argentinos resultan crueles con la mayoría de los Grandes Protagonistas de Nuestra Historia, para ello, es útil el revisionismo histórico con su mentada prognosis histórica o prospectiva geopolítica.

Cabe señalar que las Fuerzas Armadas en general poseen una visión táctica o estratégica según las misiones de cada una de ellas, el Ejército Argentino suele tener una visión táctica o táctica superior, en cuanto que la Armada Nacional y la Fuerza Aérea Argentina poseen una visión estratégica de las probables contiendas o hipótesis de conflicto.

En Geopolítica la diferencia entre táctica y estrategia refiere a que: 1) Táctica es territorio o mar y un espacio aéreo que llamaremos cercano, varias tácticas pueden llegar a concretar un objetivo estratégico; 2) Estrategia es algo muy superior en distancias, comprende un enorme espacio con su territorio, mar e incluye una capacidad aeroespacial de envergadura, se puede hablar en términos intercontinentales.

Esta presentación no expresa fines políticos partidarios de ninguna índole, las exposiciones tratan de hechos verdaderos que debemos valorar con abstracción de banderas política. Al respecto por ejemplo para ser más claro, si un producto industrial se elaboró en una fecha determinada, la misma marca la trascendencia de los hechos y sus protagonistas; y si el resultado es positivo gana la Nación, no una fracción política.

La Fuerza Aérea Argentina nació en el seno del Ejército Argentino hasta que se independizó durante el periodo de las hazañas que relatamos a continuación.

Desarrollo:

Nuestro personaje de hoy a quien su círculo de amigos lo llamaba el “Pincho Weiss”, nació en Lomas de Zamora el 20 de diciembre de 1917; en las aulas de su barrio natal cursó los estudios que lo llevan a obtener su Título de Maestro Normal Nacional y poco tiempo después como Profesor de Geografía a muy temprana edad, luego ingresó al Colegio Militar de la Nación, en donde comienza este derrotero tan emocionante y que sintetizamos; adquiriendo un protagonismo descomunal:

“A las 16:00 horas del 9 de agosto de 1947 en la pista de tierra de la Escuela de Tropas Aerotransportadas, una nave roja estremecía el ambiente con un agudo silbido y levantaba su proa en busca de los cielos cordobeses. Se vivía un momento histórico, la Argentina se convertía en el octavo país del mundo en volar un jet propio y uno de los seis que podían hacerlo en ese momento.” 

Así nació la fama del Vice Comodoro Osvaldo Edmundo Weiss en su juventud como 1er Teniente, a partir de entonces se especializó como piloto de pruebas de aquella gran industria nacional que colocaba a la Argentina entre los primeros países del mundo.

Viajó a Inglaterra a especializarse como piloto de pruebas, transformándose en el 1er piloto argentino de romper la barrera del sonido, razón por lo cual se le otorgó un anillo como mención a los 15 pilotos del mundo que lograron superar el mach 1.

Nuevamente en Argentina continuó con las pruebas de todos los prototipos de fabricación extranjera o nacional, en especial los aviones a reacción Gloster Meteor y el famoso Pulqui I; la variedad de aeronaves que probó y diagnosticó en su rendimiento y versatilidad es tan grande que debemos sintetizar a aquellos de trascendencia mundial.

Es conveniente señalar en este punto que el Ingeniero Aeronáutico Juan Ignacio San Martín, posterior Brigadier, que se encontraba a cargo de la Fábrica Militar de Aviones de Córdoba, en 1947 quería superar al avión británico a reacción Gloster Meteor FMK 7, que no superaba el mach 1 con sus 991 km/h, similarmente al Pulqui I de fabricación nacional con reciente experimentación; por esta razón se inició el planeamiento, diseño y desarrollo del Pulqui II.

Las pruebas que realizó nuestro protagonista de hoy con el Pulqui I, fueron de una habilidad y valentía asombrosa ya que en uno de los relatos en las fuentes de consulta expresaron su admiración por los vuelos a muy baja altura, hasta se cuenta en una anécdota que enganchó un pañuelo a un metro de altura en su vuelo rasante ¿Lo relacionan con algo? Nosotros sí y lo relataremos al final.

Inglaterra debía a Argentina un enorme préstamo o crédito del cual prometió devolver en productos, en tal sentido se requirieron motores a reacción y otros accesorios que sirvieron para mejorar la industria nacional en aviones a reacción.

Además Argentina pensaba la posibilidad de una tercera guerra mundial por lo que la industria para la defensa creció en forma descomunal, Fabricaciones Militares se constituye en el polo industrial más desarrollado y mejor preparado de toda Iberoamérica, en todos los aspectos imaginables, como ser el petróleo, la siderurgia, todo tipo de armamento, diversos insumos industriales civiles y muchos etcéteras más.

No escaparon a ese desarrollo la industria aeronáutica y automotriz de avanzada; entonces se le brindó una importancia descomunal al desarrollo del Pulqui II, la industria misilística y otros de carga y transporte, etc., en síntesis es que podemos decir que el apogeo industrial y tecnológico de Argentina se encontraba en el podio de los ganadores globales.

También se experimentó en proyectos ultra secretos para la época pero ya son historia; se trata de un misil aire – aire, vale decir desde una unidad en vuelo hacia otro objeto en vuelo, estamos hablando del misil AM – 1 Tábano, cuyas especificaciones técnicas no las detallaremos por su grado de especificidad, pero aquellos interesados podrán acceder ya que se encuentran en las fuentes de consulta.

Éste misil diseñado por un ingeniero aeronáutico de origen polaco que se estableció en Argentina luego de la IIGM, cuyo nombre es Ricardo Dyrgalla que fue contratado por la Fábrica Militar de Aviones en Córdoba; el cohete Tábano que fue disparado por primera vez el 20 de octubre del 1949 desde un avión; deducimos que su piloto fué nuestro heroe que homenajeamos hoy, entre los 49 tipos de aeronaves que probó; sobrellevando 14 accidentes aéreos. 

A éste hito hitórico del desarrollo aeroespacial argentino, debemos sumarle el lanzamiento efectuado por Osvaldo E. Weiss desde un Avión Calquín Matrícula A – 73; avión integramente de construcción nacional, dicho lanzamiento tuvo lugar en las Salinas Grandes (entre las Provincias de Córdoba y Rioja) con total éxito.

Debemos quitarnos el sombrero ante lo que alguna vez fue la Fábrica Militar de Aviones de Córdoba con tecnologías de última generación para la época, vale decir, a mediados del Siglo XX.

Es el caso de uno de los mejores aviones del mundo sino el mejor, llamado el Pulqui II, avión a reacción cuyo vuelo inaugural se llevó a cabo el 16 de junio de 1950, con gran concurrencia de autoridades y público en general y para admiración del mundo.

Coronados por el éxito con el Pulqui II, la Argentina ingresó a la Alta Tecnología del Jet a Nivel Mundial, colocándose a la par de Rusia, EEUU, GB y Suecia; todo gracias al implacable valor del “Caudillo de las Alturas”.  

Todas estas pruebas las realizaba sin las suficientes prevenciones de seguridad corporal, razón por la que fue afectado por una grave enfermedad circulatoria.

Entendemos que ésta fue su última prueba ya que su enfermedad casi derivó en la amputación de sus piernas, las que fueron salvadas por intervenciones quirúrgicas en el extranjero; acá terminó su actividad a pura adrenalina, pero su corazón inquieto lo impulsó a continuar en diversos cargos y proyectos hasta su fallecimiento el 19 de julio de 1991 a los 72 años, siendo tan querido y admirado por su círculo de amistades justamente partió en su vuelo final en la víspera del el Día del Amigo.

Análisis comparado:

La Batalla por Malvinas, Bautismo de Fuego de la Fuerza Aérea Argentina, demostró el profundo valor y convencimiento de la recuperación de nuestro territorio, ilegalmente ocupado en el “Uti possidetis de facto” o sea tomadas y poseídas ilegalmente por la fuerza, tiene sus fundamentos históricos y geopolíticos.

Entendemos que la piedra fundamental de las tácticas aéreas en busca de la tan ansiada superioridad estratégica en el Mar Austral, es nada más ni nada menos que el conjunto de las hazañas a pura adrenalina implementadas y proyectadas al futuro por nuestro “Caudillo de las alturas”. 

Lo señalado se fundamenta en que fue el primer aviador argentino en volar aviones a reacción, el único aviador de la Argentina que probó dos aviones a reacción diseñados y construidos en el País y el aviador argentino que más prototipos y series de aviones, diseñados y construidos en el País probó.

Por todo ello y como deber de estricta justicia en el reconocimiento de los Grandes Protagonistas de Nuestra Historia es que decimos este homenaje con la convicción de cumplir con uno de los valores fundacionales de la argentinidad, Vice Comodoro Osvaldo Edmundo Weiss ¡Presente!

Conclusiones:

El apogeo de la industria nacional argentina con sus sorpresas innovadoras a nivel mundial, obviamente que molestó a los triunfadores de la IIGM, contienda que terminó entronizando a EEUU, GB y sus aliados como dueños del poder mundial, mientras surgía un nuevo poder que dividía al mundo en un conflicto Este – Oeste, hablamos por supuesto de la ex URSS.

Nuestra Argentina intentaba no tener enemigos, de allí la famosa 3ra Posición, pero ayudar a “amigos y enemigos” simultáneamente, causó especialmente en los británicos, una la idea que Argentina es enemiga de los británicos, de allí la declaración lapidaria de Winston Churchill en Yalta:

Sir Winston Churchil en 1945 dijo:

“No dejemos que Argentina sea una potencia, arrastrará tras de sí a toda América Latina . . . la estrategia es debilitar y corromper por dentro a la Argentina, destruir sus industrias, sus fuerzas armadas, fomentar divisiones internas apoyando a bandos de derecha e izquierda. Atacar su cultura en todos los medios. Imponer dirigentes políticos que respondan a nuestro imperio. Esto logrará la apatía del pueblo y una democracia controlable donde sus representantes levantarán sus manos en masa, en servil sumisión. Hay que humillar a la Argentina.” 

Como respuesta a este mandato, nació la “Revolución Fusiladora” y sus continuadores, para luego degenerar en el “proceso” que implementó por la fuerza el primero de los tres periodos de neoliberalismos salvajes vividos en nuestra amada y traicionada Patria Argentina, lo que nos llevó directamente a la desindustrialización de la Nación, entre ellas la Fábrica Militar de Aviones de Córdoba, desactivando todo proyecto de influencia estratégica como lo fueron los Pulqui I y II, misiles y otros prototipos totalmente diseñados y desarrollados en Argentina.

La masa de los perduellis o traidores a la Patria que asesinaron a mansalva en la Plaza de Mayo hasta niños que transitaban en un colectivo escolar, gozan de sendos bustos en distintas instituciones, civiles, militares y eclesiásticas.

La culminación de la peor de las traiciones a la Patria, después de haber quitado esta figura de nuestra Constitución Nacional, son los vergonzosos, denigrantes y traidores acuerdos de Madrid I y II, que operan como un solo instrumento ilegal que le brinda todos los beneficios a los británicos y los sacrificios a Argentina.

Nos cabe sólo decir a los Ciudadanos de bien que tenemos vergüenza ajena; nuestra esperanza es que renazca la ética como bien supremo de todas las cosas, como lo demostraron tantos personajes como el Agrimensor Raúl Scalabrini Ortiz que nos advirtió tantas veces del peligro británico en distintas conceptualizaciones, pero que retenemos ésta como una de las principales:

“La política británica en el Río de la Plata es el resorte oculto de nuestra historia, hacen de nuestra ignorancia el pedestal de su poder”

 Señalamos que existen tantos otros patriotas que mencionar por lo tanto no vamos a poder incluir en esta síntesis; pero sí recordar a éste personaje que denominamos  a nuestro aludido “Caudillo de las Alturas” un homenaje a su valentía y como piedra fundamental de los valientes de la Fuerza Aérea Argentina.

IA-33 – Pulqui II

FUENTE DE CONSULTA:

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.