Traducción y síntesis por Juan Martin González Cabañas / analista junior de Dossier Geopolítico

Estas son las tendencias globales que van a marcar el horizonte del 2019 según las consultoras del más alto nivel Geopoliticas Futures y Stratford 

Según la consultora Geopolitical Futures, que elaboro un  pronóstico denominado    «un mundo al borde«:

Desaceleración de la economía mundial

  • El fin de un ciclo largo de expansión económica, creado en 1970 por la asociación entre China y EE.UU,  la producción superara a la demanda 

 

  • Altas posibilidades de recesión, se acabo el periodo de dinero fácil y tasas bajas 

 

  • Posibilidades de Burbujas de deuda que exploten los problemas estructurales de la crisis del 2008 que no se han resuelto, hay altos coeficientes de deudas ampliamente distribuidos 

 

¿La guerra comercial entre EE.UU será una especie de tercera guerra del opio?

 

  • EE.UU buscara una mayor apertura china a las importaciones con trato preferencial, toda la disputa se basa en el control, el control del partido comunista chino sobre la economía china y los efectos del exterior sobre la misma en contraposición a la voluntad norteamericana de imponer mayor apertura y reformas a las tácticas comerciales chinas, y según lo ve el partido comunista chino, mayor vulnerabilidad frente a los movimientos de la economía mundial que se traduzcan en inestabilidad económica y social que afecte su poder y control sobre su propia población.

 

La competencia entre potencias en las áreas periféricas se volverá más activa

 

  • El margen de acción de estados unidos se ha reducido, esta reposicionándose, reagruparse, las otras potencias aprovechan la oportunidad en «la periferia»

 

  • EE.UU. se ha sobreexpandido en sus metas: quiere detener el ascenso de China y abrir más su mercado a sus productos, quiere detener las reaparición de Rusia como polo de poder, quiere cambiar el gobierno en Irán y redibujar el mapa de medio oriente, no es posible tener metas tan ambiciosas al mismo tiempo…. buscara nuevas formas de, relacionarse, asociarse… las potencias regionales utilizan esta oportunidad para intentar aumentar su  poder 

 

Unión Europea

  • No puede sobrevivir a largo plazo en su forma actual  

 

  • hay un desequilibrio en la conformación actual hacia Alemania, Francia en el futuro buscara reformas, porque la base estratégica original de la UE (Francia) ha perdido su peso y Alemania intentara mantener la configuración actual de poder (status quo) como el hegemón europeo.

 

  • La UE se muestra bastante rígida la hora de enfrentar desafíos

 

  • se presenta la actualidad de la UE en una visión bastante maniquea, entre los defensores del proyecto europeísta y la democracia, frente a irracionales populistas y nacionalistas de extrema derecha, cuando la situación es muchos más compleja  

 

  • Polonia ocupara un lugar cada vez más destacado en Europa oriental, que podría cambiar el equilibrio de poder en la región, según la postura que tome su gobierno en el 2019 y a futuro.

 

  • El Brexit no cambiara demasiado la vida comunitaria de la unión en el corto plazo

 

  • Continuara la polarización social  dentro de los miembros de la UE

 

  • la UE endurecerá su postura con Italia y con Reino Unido como medidas ejemplificadoras , pero esta dinámica podría no funcionar a largo plazo

 

  • Los distintos intereses de las realidades nacionales de sus miembros serán un desafío para el futuro unión, pudiendo esta enfrentarse a un largo proceso de deterioro

 

MEDIO ORIENTE

  • Irán estará bajo mayor  presión por parte de EEUU, y reforzara una línea de aliados
  • Otras potencias buscaran a Irán como un bastión contra EE.UU. en la región

Estas son las tendencias que van a marcar el horizonte del 2019 según la consultora  Stratfor:

La competencia entre grandes potencias se intensificara

Estados Unidos intensificará su ofensiva estratégica contra China con tarifas arancelarias, sanciones, colchones regulatorios en torno a las tecnologías emergentes, un respaldo más fuerte a Taiwán y una postura más agresiva en el Mar de China Meridional.                                  

Al mismo tiempo, el fracaso de los pactos de control de armas acelerará una carrera de armamentos entre los Estados Unidos, Rusia y China. El clima geopolítico más agresivo creará oportunidades estratégicas para las potencias fronterizas, como Polonia y Taiwán,  Turquía.

Citando amenazas a la seguridad nacional, los Estados Unidos se apoyarán en gran medida en Europa, Japón, Australia, Canadá, Corea del Sur y Taiwán para erigir barreras más fuertes a la inversión china. Esto afectará la investigación y el comercio en áreas estratégicas, desde la inteligencia artificial hasta el despliegue de redes 5G a partir de 2019. El imperativo de China de ponerse al día en áreas críticas como la industria aeroespacial y el desarrollo de semiconductores de alto nivel solo aumentará las amenazas cibernéticas para las corporaciones y impulsará un EE.UU más ofensivo.

Además, las corporaciones tendrán que lidiar con interrupciones en la cadena de suministro y multas y demandas más graves por violaciones de datos.

La volatilidad del comercio en la economía global

Un enfrentamiento de Estados Unidos con la Organización Mundial de Comercio podría paralizar el proceso de solución de controversias del organismo, obligando a los países a una vía bilateral menos predecible para resolver sus diferencias comerciales.

Canadá, México, Japón y Corea del Sur tienen más posibilidades de negociar cuotas para mitigar la amenaza de los aranceles automovilísticos estadounidenses, pero las conversaciones comerciales de la Unión Europea con Estados Unidos están condenadas al fracaso.

Y mientras que los aranceles estadounidenses adicionales en China aumentarán la incertidumbre comercial, el efecto general en la economía global de la política comercial de la Casa Blanca en 2019 será relativamente silencioso.

Escenarios para Italia y el  Brexit

Un gobierno italiano “populista” desafiante planteará la mayor amenaza para la eurozona en 2019, ya que las preocupaciones sobre los crecientes niveles de deuda del país y el frágil sector bancario. Los mercados financieros y los diferenciales peligrosamente amplios de los rendimientos de los bonos, en lugar de las amenazas de Bruselas, serán los mayores disciplinarios de Roma.  

Bruselas trabajará simultáneamente para evitar un escenario Brexit sin acuerdo con el Reino Unido, pero el veto parlamentario británico sigue siendo el mayor obstáculo para su salida ordenada de la Unión Europea.

Un ojo en la creciente oferta en los mercados energéticos globales

Arabia Saudita y Rusia administrarán cuidadosamente la producción de petróleo para evitar una caída de los precios, ya que controlarán los efectos de las exportaciones residuales iraníes en el mercado.

También existe el potencial para el crecimiento de la producción de Irak y Libia y una reducción significativa de las restricciones de capacidad de exportación en los Estados Unidos más adelante en el año.

Los mercados mundiales de gas natural licuado se verán afectados cuando Estados Unidos asuma su lugar entre los tres principales exportadores de GNL del mundo en 2019.

Fuerzas disruptivas en movimiento en las Américas

Los gobiernos de línea dura y alineados con los Estados Unidos en Brasil y Colombia podrían impulsar un esfuerzo regional atípicamente proactivo para contener el desbordamiento de la crisis actual de Venezuela.

Los esfuerzos de Brasil por sacudir y reformar el bloque comercial del Mercosur se enfrentarán a una Argentina políticamente frustrada.

VISION GENERAL

La competencia cada vez más intensa entre los Estados Unidos, China y Rusia surgiría como la característica definitoria del sistema internacional, creando un dilema para las potencias medias atrapadas en medio de una rivalidad entre grandes potencias. Las guerras comerciales, los ataques cibernéticos, las cambiantes estrategias de defensa y las carreras de armamentos no tardaran mucho en convencer al mundo de que esta es la nueva realidad global.

Una competencia  entre grandes potencias entre los Estados Unidos, China y Rusia acelerará una carrera de armamentos de alto nivel y aumentará la competencia en el ciberespacio y la tecnología. La gobernanza global en torno a estas amenazas será difícil de alcanzar a medida que las divisiones se profundizan en el sistema internacional.

A pesar de que Estados Unidos intensifica una ofensiva estratégica contra China con aranceles adicionales y bloqueos regulatorios, sanciones, y desafíos marítimos en el Mar del Sur de China, Beijing dependerá de su fuerte influencia económica global para corroer las alianzas de Estados Unidos. El año expondrá los límites que enfrenta Estados Unidos al tratar de aislar a China tanto de las cadenas de suministro global tan estrechamente entrelazadas, como de los aliados de los Estados Unidos, atrapados entre mantener una estrecha relación de seguridad con los Estados Unidos e incrementar sus lazos económicos con China.

Se prevé que la competencia entre potencias solo se intensificará en 2019. La Casa Blanca duplicará sus intentos de poner en cortocircuito los avances de China en varios campos estratégicos. Beijing recibirá algunos golpes en el camino, pero China todavía tiene los medios y la motivación más que nunca para acelerar su calendario y sus esfuerzos para alcanzar la paridad con los Estados Unidos.  La relación China y Rusia tiene el potencial de una alineación más estrecha en 2019.

Y para aquellos poderes que se encuentran a lo largo de las fronteras, desde Polonia a Turquía y Taiwán, un clima geopolítico más tenso se traducirá en algunos casos en oportunidades estratégicas mientras intentan trabajar rápidamente para apuntalar las alianzas de seguridad y obtener beneficios económicos especiales de los poderosos pretendientes.

Un enfrentamiento de la Casa Blanca con la Organización Mundial del Comercio podría frenar el proceso de solución de controversias del organismo, lo que obligaría a los países a volver a una vía bilateral menos previsible para resolver sus fricciones comerciales.

La dimensión ideológica de la competencia se jugará más sutilmente

Los Estados Unidos se enfrentan al desafío de competir con un eje eurasiático  China-Rusia, pero se basa en tácticas poco ortodoxas y en un curso ampliamente unilateral en el que corre el riesgo de alejar a muchos de los aliados de poder intermedio. Con el frente occidental dividido y los Estados Unidos ya no defendiendo activamente, y en algunos casos atacando el sistema de gestión del orden global basado en las reglas de la posguerra, China encontrará muchos avances entre las potencias medias para desafiar la ofensiva estadounidense.

 

 

Análisis semanal de Geopolitica por Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo                                                         

Acompañamos el link del audio

Analizamos el fin de un 2018 -BALANCE 2018-  (16-12-2018) demostramos que estamos viendo el fin del sueño Neocon norteamericano del “Siglo XXI el siglo Norteamericano”:

Síntesis de lo abordado

Tripolaridad: -EEUU/Rusia/China-

La Crisis “Occidental” G7 – “Crisis en el Atlantismo

Una nueva EURASIA

Nuevas realidades geopoliticas espaciales globales

Crisis de la Unión Europea posibles nuevas salidas sino se reorganizan: Francia Italia Alemania y la crisis Ucraniana y Rusia

Inglaterra y su vuelco a su es espacio colonial

Ataque de U.S.A. a las estructuras de la U.E. y a la OTAN

Rusia: Encuentro de Vladivostok y las gigantescas maniobras militares Vostok 2018

La Nueva Ruta de la Seda y los ferrocarriles transiberianos rusos

China nuevas relaciones con Japón y Filipinas y su proyecto geopolitico de la llamada Ruta de la Seda

EEUU el triunfo de Trump en las elecciones y las mejoras de un gigante dormido en el tema industrial

Siria el triunfo del “eje del Bien” sobre el “eje del mal”

Irán y su nueva situación geoestratégica con relación a los nuevos caminos de los oleoductos y gasoductos desde Irán a la India

Las Américas: el tema migraciones y la crisis sobre México  y Centroamérica

Brasil: Bolsonaro y los nuevos tiempos geopoliticos en Suramerica y la reunión de los conservadores en Foz de Iguazú

 

AUDIO: https://ar.ivoox.com/es/columna-geopolitica-carlos-pereyra-mele-club-de-audios-mp3_rf_30814511_1.html?fbclid=IwAR0lRsJM9IfiXoT_59bmCODjhDx9NeWKxBVjCebadAb0QkYmfgok_ZSR81Q

 

Lic. Carlos Pereyra Mele

Dossier Geopolitico

Se ruega su difusión libremente

 

Programa de Tv «Con Sentido Común»

#DossierGeopolitico con Carlos Pereyra Mele en la noche del 14/12/18 por Tv Canal «C» de Córdoba que se transmite por la red de Cablevision para la provincia. Entrevistado por el Programa «Con Sentido Común» que conduce Alfredo Guruceta Analizamos la realidad Global en este fin de año 2018:

Los Chalecos Amarillos y la «rebelión» en Europa contra la burocracia de bruxelas Trump y su decisión de reformar a la Unión Europea; La OTAN; La ONU, OEA etc.

Que nos deja el G20 para Argentina Que pasa en Siria, Yemen

Siguen los conflictos entre EEUU/China/Rusia

Donde presentamos una visión del mundo original y distina desde Suramérica sobre lo que pasa en el Mundo desde Dossier Geopolitico y que no se transmite por los grandes medios «occidentales»

VIDEO: 

Se solicita su difusión

Columna tradicional semanal de Análisis Geopolitico y Geoestratégico Mundial, en el Programa del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci, y se transmite por Radio Vía Web y repetidoras de todo el Continente

TEMAS: Acompañó el audio

Analizamos el fin de un 2018 complicado -también demostramos que estamos viendo el fin del sueño Neocon del “Siglo XXI: el Siglo Americano”(PNAC). y muy especialmente la crisis y rebelión de la Unión Europea porque ese es el punto, no una protesta de los chalecos amarillos por un incremento de precios de combustibles (como lo presenta la prensa), sino el cuestionamiento profundo a Bruselas que ya se trasladó a varios países de la comunidad. Pero además analizamos los cuestionamiento por parte de Trump a la ONU y a la UE. Desde Dossier Geopolitico venimos adelantando estos cambios que hoy ya no son Teoría de Complot sino la realidad de la crisis profunda del «modelo» y que estos más temprano que tarde llegará a este continente.

Y también vimos como lo adelantamos también que el «éxito’ cacareado por la prensa sobre el G20. En la práctica hoy a una semana es casi papel mojado después de el reinicio del conflicto Norteamericano-Chino por el arresto de la Gerenta Financiera de Huawei: La guerra comercial 2.0. Épocas importante por venir y un Trump desconocido de 1987 para el común de las gentes y un nuevo modelo Euroasiático.

Lic. Carlos Pereyra Mele x Dossier Geopolitica

Se ruega su difusión libremente, referenciando la Fuente 

AUDIO: https://ar.ivoox.com/es/columna-geopolitica-carlos-pereyra-mele-club-de-audios-mp3_rf_30686953_1.html?fbclid=IwAR3x4WOoBIlTG5oIDKldeeWAhsgQ0BjbyhjzvsoZE7uEyYVn1OoH-VyFu7M

Por Juan Martín González Cabañas Becario Investigador Jr. del Equipo de Dossier Geopolitico análisis para la prensa

Argentina en el ojo de la tormenta global

El G20 la mesa chica de la gobernanza mundial tuvo lugar en Buenos Aires el último día noviembre y el primero de diciembre (extendiéndose algunas reuniones bilaterales hasta el domingo 2).

Si bien los temas oficiales de la agenda oficial del G20 de este año fueron infraestructura para el desarrollo, el futuro del trabajo,  y el futuro alimentario sostenible, otros hechos de actualidad, de tipo coyuntural, produjeron expectativa mundial como las acciones frente al cambio climático y la dinámica del comercio mundial.

La cumbre del G20 en Buenos Aires fue cubierta por un clima de tensión: EE.UU en plena guerra comercial con China, otra crisis entre Rusia y occidente en otra disputa (en este caso por la entrada al Mar de Azov en Crimea,)  las guerras en Yemen y Siria, el problema de la inmigración. Todos estos asuntos no han tenido la respuesta esperada.

Cada actor de la cumbre se ha llevado algo (Trump una reforma del Nafta favorable para EEUU, China ha quedado como un actor racional dispuesto al dialogo y refuerza su bloque eurasiático, los europeos sostienen su postura irreversible de mantener los tratados climáticos) pero estos logros particulares  no hacen más que reforzar la idea del fracaso para imponer un marco de acción colectiva entre los actores más relevantes del escenario global.

Se produjo un consenso sobre el cambio climático, pero el principal país emisor de gases no forma parte de él, se sostuvo en el comunicado conjunto la necesidad de una reforma a la OMC, pero no se han criticado las prácticas proteccionistas y mercantilistas de las 2 mayores economías del mundo, ni el funcionamiento de la misma de la organización.

Pero los consensos y logros duraron poco…

La tregua entre China y EE.UU en su guerra comercial de aranceles, parecía dar un ráfaga de tranquilidad a la economía mundial , pero ayer 5 de diciembre Trump ha declarado que piensa dar marcha atrás, sosteniendo que “Beijing no da las garantías apropiadas” para el cumplimiento de la distención.

Y  la crisis en Crimea ha escalado, debido a que Rusia y EE.UU  se acusan mutuamente de no cumplir con los tratados sobre misiles de alcance intermedio, emitiendo Rusia una advertencia si es violado su perímetro de seguridad-

El sistema de las instituciones de las posguerra (ONU, Bretton Woods) ya está obsoleto hace tiempo para coordinar soluciones globales, al no contener y representar los cambios mundiales, surgidos después de la caída del muro de Berlín y el ascenso de los países emergentes, que reclaman el surgimiento un nuevo orden que represente la verdadera configuración económica y los cambios en el equilibrio de poder.

El G20 es un intento para contener estos cambios y nuevos actores en la agenda global, pero hasta ahora su función ha sido retórica que al no poder reflejarse en acciones colectivas y estrategias en común concretas para resolver los problemas globales, al priorizar las potencias sus propios intereses.

Choque de placas tectónicas

Los problemas de actualidad para la comunidad internacional no han tenido el consenso necesario para medidas resolutivas  ha sido una cumbre bastante opaca en resultados generales, aún con la firma de un documento en conjunto.

Como la teoría realista de las relaciones internacionales sostiene, aun en un mundo globalizado las fricciones entre los Estados serán una constante

Lo que da espacio a las usuales críticas hacia este tipo de foros y al multilateralismo retórico en general, críticas que sostiene que la trama mundial se conforma de intereses no consignas, discursos.

La competencia abierta y multidimensional entre grandes potencia está aquí para quedarse en un emergente mundo multipolar, por el momento atenuado,  las tensiones entre EE.UU y el binomio eurasiático China/Rusia parecen ser una prueba de ello.

La competencia  entre grandes potencias será unos de los aspectos que marcarán los próximos años el escenario mundial, este G20 fue un reflejo de eso, y un adelanto de lo que vendrá,  la competencia entre EE.UU y China es irreversible, no renunciaron a la aspiración del liderazgo global, las fricciones serán cada vez más comunes.

El desafío para Argentina y América Latina, es tener la visión para una estrategia de equilibrio entre las potencias en competencia, visualizar las oportunidades y sortear las amenazas que dichas competencias  implican.

05/10/2018

Juan Martin González Cabaña

 

Columna tradicional semanal de Análisis Geopolitico y Geoestratégico Mundial, en el Programa del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci, y se transmite por Radio Vía Web y repetidoras de todo el Continente

TEMAS:

G20 Análisis de primeras horas a punto de finalizar la misma

 

AUDIO: https://ar.ivoox.com/es/columna-geopolitica-carlos-pereyra-mele-club-de-audios-mp3_rf_30536001_1.html?fbclid=IwAR11ChFaRr0UFliDDJgTo4e5LCRndsvN16NxWZC7Am6ahxfRaxKtgZWRwSg

 

Carlos Pereyra Mele por Dossier Geopolitico participó de una conferencia simultánea de expertos en Política Internacional sobre la crisis desatada entre Ucrania y Rusia organizada por Vision&Global Trens

¿Qué está pasando en la crimea? ¿Cómo evolucionará la crisis entre Moscú y Kiev en el Mar Negro después de la «batalla naval» en el Estrecho de Kerch?
Vision & Global Trends ha organizado una mesa redonda de Whatsapp (WRT)
con algunos expertos para discutir la situación, dirigiéndose a ellos las siguientes preguntas:

¿Cuál es tu opinión sobre esta crisis?

¿Por qué sucedió?

¿Cuáles serán las consecuencias de la crisis?

Paolo Bargiacchi, profesor de derecho internacional, Universidad Kore de Enna, Italia

El último incidente entre Rusia y Ucrania debe leerse contra el
Antecedentes de una situación tensa más general y duradera entre
Rusia y Ucrania, por un lado, y Rusia y el «Oeste» (UE y EE. UU.),
en el otro. El esfuerzo de la UE para absorber a Ucrania dentro de sus propios
esfera económica de influencia a cualquier costo (es decir, apoyando a los
facción que protesta en Kiev contra la suspensión de la firma de los acuerdos UE-Ucrania en noviembre de 2013) ha provocado la reacción rusa y, como consecuencia,
Un estado de confrontación entre estos jugadores.

Después de que Crimea se convirtió en parte de Rusia, el estrecho de Kerch ya no es un internacional
estrecho según rusia. Incluso si el derecho de libre navegación está en principio permitido en estos casos, Rusia está limitando el ejercicio de este derecho por razones de seguridad y militares. Tanto Ucrania como la UE no reconocen el status quo y califican como ilegal la anexión de la península de Crimea por parte de Rusia en 2014.

En consecuencia, reclaman un paso completo, sin obstáculos y libre a través del Estrecho de Kerch hacia y desde el Mar de Azov. En un futuro próximo, no habrá consecuencias particulares. Los barcos capturados de Ucrania con su tripulación y equipo probablemente serán liberados por Rusia en la próxima semana o pocos meses. A largo plazo, sin embargo, la creciente tensión entre Rusia y el «Oeste» podría llevar a una confrontación más seria y más incidentes armados entre Rusia y Ucrania.

Petr Bistron, MP, Experto en Asuntos Exteriores, Alemania

Esta es una situación peligrosa, a pesar del hecho de que el incidente inicial ya ha terminado. La Federación de Rusia denuncia que tres buques de guerra ucranianos entraron en territorio ruso y los detuvieron.

Las elecciones se llevarán a cabo en Ucrania en marzo de 2019. Está claro que el presidente Poroshenko no será reelegido. El gobierno ucraniano respondió a la crisis declarando la ley marcial durante 30 días. Es posible que el presidente Poroshenko esté utilizando la confrontación para distraerse de los problemas locales.

Existe la amenaza de una mayor volatilidad a lo largo de la línea de alto el fuego en Donetsk y Luhansk. A medio plazo, existe la amenaza de una continua militarización de Ucrania y una continua falta de comunicación entre Moscú y Occidente. Esta escalada es peligrosa y debe ser contenida lo antes posible.

Cesare Ciocca, Contrammiraglio

Sobre la crisis en el mar de Azov. En mi opinión, es un paso más en la estrategia general de la Federación de Rusia para aumentar / ampliar su influencia hacia el Mediterráneo y el Cáucaso. También se basa en la idea de afirmar la soberanía rusa en regiones con mayorías rusas, ya que su patriotismo es siempre muy fuerte.

De hecho, los rusos violaron el principio del libre tránsito inofensivo en el estrecho de Kherch, ya que el mar de Azov no es aguas internas de Rusia.
Parece que esta crisis aumentará el «precio» que Rusia pedirá a Occidente por su actitud pacífica hacia Europa.

Es cada vez más urgente que la OTAN y la UE resuelvan la confrontación entre Rusia y Ucrania, con una presión política adecuada sobre ambos, ofreciendo soluciones innovadoras. Esta última opción requerirá un gran esfuerzo por parte de Occidente.

Côme Carpentier de Gourdon, Convener World Affairs Journal, India – Investigador asociado IISES Viena, Austria

La crisis se produjo porque las condiciones internas en Ucrania no son buenas y el gobierno actual es muy impopular, mientras que en el extranjero se está olvidando de Ucrania porque sus problemas no tienen una solución inmediata y han creado una gran vergüenza en Occidente.

El presidente de Ucrania está tratando de crear una nueva situación de crisis para obligar a los aliados a apoyar y poner a Rusia bajo una presión extranjera renovada. Espera que esto conduzca a su reelección y a un nuevo apoyo financiero para el país.

Andrey Kortunov, Director General del Consejo de Asuntos Internacionales de Rusia (RIAC)

El estrecho de Kerch era un lugar perfecto para escalar la crisis ruso-ucraniana. No hay «líneas rojas» en el Mar de Azov, no hay misiones de monitoreo de la OSCE, no hay infraestructura de defensa fortificada y fascinada como en Donbas. También fue una situación de ganar-ganar para el liderazgo de Kiev. En caso de que los buques ucranianos hubieran sido dejados pasar por las aguas territoriales rusas sin obstáculos, el presidente Poroshenko habría declarado anunciada una importante victoria política sobre el presidente Putin. En caso de la reacción militar de Rusia, Kyiv podría haber acusado al kremlin de una agresión. Como sabemos, esto último sucedió.

Sin embargo, muchos en el oeste y en la propia Ucrania sospechan que el presidente ucraniano intentó haber provocado este enfrentamiento para impulsar sus posiciones políticas personales ante las próximas elecciones presidenciales. Le tomó mucho esfuerzo empujar la ley marcial a través del parlamento, y la oposición política pudo introducir una serie de enmiendas importantes al proyecto de ley. Las reacciones de los Estados Unidos y la UE fueron relativamente moderadas, no es probable que se introduzcan nuevas sanciones inmediatas contra Rusia. Mucho dependerá ahora de si Ucrania tiene o no apetito por una escalada adicional.

Alexandre Latsa – Emprendedor, Analista

Probablemente la única razón por la que ocurrió «ahora» es que Kiev se enfrenta a una situación interna difícil.
Las calificaciones de Poroshenko son bajas, Donbass nunca regresará a la autoridad de Kiev, y el país se enfrenta a una terrible situación económica.

En la escena internacional, el aislamiento diplomático y económico de Rusia es un fracaso. La economía de Rusia se está adaptando bastante bien a las sanciones internacionales, mientras que el incidente en el estrecho de Kerch es la pura demostración de que las sanciones «no» cambiarán nada en la forma en que Rusia elige defender su soberanía.

Francia y Alemania ya han comunicado que no admiten más sanciones debido a este incidente, mientras que la posición de los EE. UU. Aún no está clara. Parece que no hay más unidad en castigar a Rusia o no, y si es así, cómo hacerlo.
Rusia parece ser, en esta etapa, lentamente pero

Carlos Pereyra Mele, Dossier Geopolítico, Argentina

Es la consecuencia de una escalada occidental que rompió los tratados firmados por Gorbachov y Reagan, sobre la no incorporación de los países orientales a la OTAN del antiguo espacio soviético.

Occidente (EE. UU. Y la OTAN-Europa) está utilizando Ucrania como punta de lanza para medir la reacción rusa. Todo comenzó con la incorporación de los países de Europa del Este y este es un capítulo más en este avance, y eso introdujo la «revolución» de la plaza de la Doncella, como en su momento la guerra de los Balcanes o las revoluciones de los colores. Es la antigua agenda de Neocom y su teoría del Caos Reconstructivo, del estado profundo de los yanquis, no de la administración Trump.

Como no estamos en la década de los 90 del siglo pasado, y la situación geopolítica y el mundo geoeconómico son diferentes.
Estados Unidos no está en condiciones de establecer dos o tres conflictos mundiales, al mismo tiempo, esta escalada no se profundizará. No le conviene a los Estados Unidos, especialmente cuando la Administración Trump intenta reducir conflictos muy complejos con Rusia para reorganizar su frente interno.
Ucrania usará la ley marcial para intentar poner orden en su frente interno, pero no podrá invadir las áreas rebeldes de los Donets, sin consecuencias graves.
Y la situación económica en Europa se verá complicada por un conflicto allí para poder participar en el Nuevo Camino de la Seda de China.

Ksenia Tabarintseva Romanova, Profesora Asistente, Universidad Federal de Ural, Rusia

En mi opinión, el incidente demuestra una vez más la política de dobles estándares de las potencias mundiales en el campo del derecho internacional. Ignorar la obvia violación de los artículos sobre aguas neutrales por parte del Consejo de Seguridad de la ONU indica una profunda erosión de los derechos y normas de la comunidad mundial.

La crisis demuestra una vez más la naturaleza no resuelta de la crisis ucraniana: la insatisfacción interna de los actores internacionales con los acuerdos adoptados sobre Ucrania es cada vez más evidente. Toda esta situación recuerda el Pacto de los Cuatro en la partición de Polonia, una pausa temporal antes de la tormenta.

Me gustaría mucho creer en el desarrollo de un escenario positivo, a saber, un retorno al respeto y la observancia del derecho internacional. Sin embargo, esto parece poco probable. Lo más probable es que en un futuro próximo nos enfrentemos a nuevas provocaciones con impunidad y violaciones, ya que desafortunadamente no se aceptan medidas concretas para resolver la crisis, y existe una especie de simulación de sus decisiones: el juego se encuentra en una situación de sanciones mutuamente desventajosas declaraciones y amenazas por parte de los socios occidentales, el hecho de que el Consejo de seguridad de la ONU no haya discutido el incidente. Otro factor importante no puede ser excluido: en unos pocos meses, comienza una campaña electoral presidencial en Ucrania y el escenario del «bombeo patriótico» en el contexto de la «activación del enemigo externo», dentro del cual puede haber provocaciones militares en las zonas fronterizas. En primer lugar, cerca de Crimea, que Ucrania todavía considera su territorio.

Luciano Tirinnanzi, Director de Noticias Oltrefrontiera

Mi opinión es que esta crisis final es solo un pretexto para que los rusos demuestren que la anexión del territorio de Crimea es un hecho difícil del cual ni siquiera se moverán. En cuanto a Ucrania, esta es quizás su última oportunidad para atraer la atención internacional sobre este tema. Pero no parece funcionar del todo.

El gobierno ucraniano ha estado tratando desde 2015 de mostrarle al mundo que Rusia desea ganar apasionadamente todo el territorio posible y expandir su propia influencia en toda la región para recrear un estado vasallo como lo fue durante la era soviética.

La situación actual está en un punto muerto porque la OTAN aún no ha eliminado sus preocupaciones sobre lo que debe hacerse. Ni la ONU ni los Estados Unidos individualmente tienen la verdadera intención de condenar enérgicamente el acto provocador del Kremlin. Porque las acciones hablan más que las palabras. Entonces, la pregunta es ¿para quién es conveniente ir contra Rusia? Una posible respuesta es solo para Ucrania.

Artículo publicado en Vision & Global Trends.
https://www.vision-gt.eu/whatsapp-round-table-wrt/whats-happening-in-the-crimea-the-experts-voice/?fbclid=IwAR105OyastZsQAl4PKJ6S_pny_8kTXXgWE_3clQ6uIg2ueLh1sG0XydhmwA

Columna tradicional semanal de Análisis Geopolitico y Geoestratégico Mundial, en el Programa del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci, y se transmite por Radio Vía Web y repetidoras de todo el Continente

Tema

G20 y sus consecuencias para Argentina

El Poder Global Tripartito

Posible Acuerdo Comercial Trump y Xi Jinping

La Unión Europea casi en Secesión y el Brexit

Lideres con crisis interna que se reflejaran en este encuentro

China y Gran Bretaña

Argentina y China

AUDIO RADIAL: https://ar.ivoox.com/es/columna-geopolitica-carlos-pereyra-mele-club-de-audios-mp3_rf_30310422_1.html?fbclid=IwAR2vCEdbOVU-XhyYv_D26wX4hnAAfCQTVxgc4rtyJVEWT3gJqHgFd9Mlsv4

El director Ejecutivo de Dossier Geopolitico: Carlos Pereyra Mele fue Invitado por el Canal Universitario de Córdoba -CanalU- junto a: Gonzalo Fiore Viani, abogado, Maestrando en Relaciones Internacionales y Pablo Díaz Almada, docente de la UNC e integrante del Colectivo de Pensamiento Crítico en Economía.

Al Programa: #Debates por Canal U, ¿Qué es el G20, la cumbre que se celebrará en Argentina? ¿para qué sirve? ¿que agenda incluye y quienes quedan afuera?

#Debates: se difunde todos los Viernes 21 hs por Canal U (señal 5 de cablevisión Digital – Canal 30.2 TV Digital Abierta TDA) o con la nueva aplicación de los Servicios de Radio y Televisión de la Universidad Nacional de Córdoba SRT PLAY

Acompaño los Vídeos de la Entrevista: 

Primer Bloque:

Segundo Bloque:

Tercer Bloque:

Destacamos que el dia 23/11/2018 escribió para Sputnik un importantisimo articulo el Geopolitico Mexicano Alfredo Jalife-Rahme, Coincidentemente con el mismo análisis de Dossier Geopolitico en el programa arriba mencionado, y es que esta cumbre del G20, es en realidad una expresión de un nuevo multiletarismo tripartito. Jalife-Rahme: titulo a su trabajo: Cumbre del G20 en Buenos Aires, eclipsada por la tripolaridad de EEUU/Rusia/China  Ver: https://mundo.sputniknews.com/firmas/201811231083632219-encuentro-trump-putin-xi-en-g20/  

El analista geopolítico mexicano, Alfredo Jalife-Rahme

Michael Klare –profesor emérito de Hampshire College, connotado especialista en estudios de paz y seguridad mundial– interpreta que Trump se adhiere al concepto nodal estratégico de un orden mundial tripolar (http://bit.ly/2RNLFpx)”, algo así como el distópico mundo orwelliano 1984 de tres potencias que buscan el dominio global: Oceanía, Eurasia y Asia Oriental.

Por Alfredo Jalife Rahme

Considera que sería un grave error de juicio denostar a Trump por carecer de una política exterior coherente (sic). Todo lo contrario: el orden tripolar, rompe radicalmente con el fin del paradigma de la guerra fría, en el que Rusia, China y EU cada uno asumiría responsabilidad para mantener la estabilidad dentro de sus respectivas esferas de influencia, mientras cooperan para resolver las disputas donde se traslapen tales esferas.

Trump se suma al plan maestro de Rusia y China de abril de 1997, ¡de hace 21 años!, cuando el entonces presidente chino Jiang Zemin acordó con el presidente ruso Boris Yeltsin en Moscú “construir un frente común contra el dominio global de EU (https://cnn.it/2Dx4hap)”.

La Declaración Conjunta del Mundo Multipolar y el Establecimiento de un Nuevo Orden Internacional de1997, según Klare, contiene la mayor parte de los principios nodales en los que se sustenta la política exterior de Trump.

Luego en 2005, el zar Vlady Putin y Hu Jintao, sucesores respectivos de Yeltsin y Jiang, se pronunciaron por el documento fundacional que pasa (ba) del unicentrismo estadunidense al policentrismo avalado por Rusia y China.

MK hace hincapié en la entrevista de Trump a Maggie Haberman y David Sanger en marzo del 2016 al NYT, donde se deslinda del unicentrismo de EU que contaba con el apoyo de la Unión Europea y la OTAN, a la que calificó de obsoleta, donde EU jugaba el papel de policía global que lo había empobrecido y beneficiaba a sus aliados europeos que invertían poco en su defensa.

Trump asentó su visión nacionalista que concuerda con la tripolaridad: hacer de EU el país mas poderoso del mundo; proteger las fronteras de EU mediante la seguridad de la inmigración; y su anti-globalismo.

En un reciente tuit, Trump pone en evidencia el insulto del presidente galo Macron quien busca crear un sistema de defensa contra EU/Rusia/China (http://bit.ly/2Dycrzo).

No faltan analistas quienes interpreten que el nuevo orden tripolar de EU/Rusia/China busquen repartirse el féretro europeo.

En un reciente artículo Klare explaya el “nuevo polvorín (sic) global (http://bit.ly/2DxdcbQ)”, cuando se asientan las placas tectónicas de la tripolaridad con Rusia y China (http://bit.ly/2DwBwdR), debido al probable retiro de Trump del acuerdo INF (http://bit.ly/2Dy536W) que deja a la deriva a Europa frente a un probable contrataque ruso.

Klare insiste en el mundo tripolarsimultáneamente de cooperación y competencia: los 3 rivales (sic) poseen descomunales establecimientos militares con amplias colecciones de armas convencionales y nucleares. Lo más relevante es que los 3 rivales son dirigidos por líderes muy nacionalistas.

MK enumera la extensa lista de potenciales puntos de conflagraciónde EU con China y Rusia, a grado tal que, a su juicio,la guerra ya empezócuando en el siglo 21, la distinción entre `paz y guerra´ se ha desdibujado, conforme las potencias de esta contienda tripolar se comprometen en operaciones cercanas al combate armado que poseen algunas de las características de conflicto interestatal.

Para China la guerra comercialde Trump busca disminuir su avance en inteligencia artificial y robótica.

Un área muy delicada de la colisión tripolar con riesgo de erosión se encuentra en el ciberespacio: una selva sin resguardo donde los malos (sic) actores pueden diseminar información, hurtar secretos, o hacer peligrar críticas operaciones económicas.

Klare teme que la excesiva militarización tripolar pueda desembocar en una tercera guerra mundial nuclear.

La solución que propone es la prevención mediante una presión pública masiva (sic) que tiene el tiempo en su contra.

Fuente de origen: Alfredo Jalife Rahme – Diario La Jornada en Línea