Análisis Radial Semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el Programa: el Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo. 

TEMAS:

Sigue profundizandose el conflicto entre Atlantistas (EEUU y socios) y Continentalistas (China y sus socios) conflicto que conduce a un mundo Bipolar nuevamente

A Política Internacional de la semana:

1 Toque de queda en Perú; 2 Biden aventaja por mas de 10 puntos en los 12 estados Bisagras; 3 EEUU y su guerra con China por Taiwán; 4 Bolsonaro niega los incendios en el Amazonas a pesar que la información satelital lo desmiente; 5 Kamala Harris candidata a Vicepresidente de Joe Biden; 6 Crece la tensión política y Social en Bolivia por la selecciones; 7 Tal como lo adelantamos en el anterior  informe (9/8/2020), crece la tensión post electoral en Bielorusia fogoneado por el Triángulo de Lublin; 8 Acuerdo de “PAZ’ entre los Emiratos Árabes Unidos e Israel auspiciado por los EEUU.

B Análisis Geopolitico hoy: Acuerdo estratégico entre una potencia Regional Irán y China 

Un Acuerdo de 25 años con tres áreas:

  • Infraestructuras, Combustibles Fósiles, Carreteras, Telecomunicaciones, Puertos.
  • Financiado lso 400 mil millones de dólares una parte 228 mil millones por el Banco de Infraestructura y Cooperación de Asia.
  • Cooperación en temas Culturales; Educativos; Científicos; Legales; Legislativos y MILITARES.

Toma importancia el Puerto de CHABAHAR que conecta con el corredor Teherán – Mashhad, que coordina las intercomunicaciones con Afganistán y el Puerto seco de Korger en Kazajistán.

Todo esto forma parte del Plan de la Nueva Ruta de la Seda, gran perdedor la India que pierde el manejo del Puerto de Chabahar y de los suministros de gas y petróleo Iranies con el oleoducto Iran-Pakistan-India.

Mas en Audio…

A 200km hacia el norte por la Costa Irani se encuentra el nuevo Puerto de Chabahar del Puerto de Guadar en Pakistan
Un Triangulo que tiene gran Influencia geopolitica sobre la Isla Euroasiatica China Iran Rusia

Lic. Juan Martin González Cabañas (*) realiza este informe (II) completo de la Conferencia, que se suma a lo adelantado el 6 de Agosto que publicamos en Dossier Geopolitico 

El martes 4 de agosto se realizó la destacada video-conferencia “Latin America – Russia: an Agenda for Constructive Cooperation in the Post-COVID-19 Era”  (América Latina – Rusia: una agenda para la cooperación constructiva en la era post COVID-19) fue organizada por el Club Valdai de debate, la Embajada de Rusia en Guatemala , la Cámara de Comercio de Estados Unidos (AmCham), el Parlamento Centroamericano(Parlacen) la Secretaría del SIECA ( Sistema de Integración Económica Centroamericana),
la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) y el CRIES de Argentina (Coordinadora Regional de investigaciones Económicas y Sociales).

La videoconferencia tuvo como participantes a: Alexis Rodzianko como moderador (presidente de la AmCham Rusia). Y un destacado panel de disertantes con:

El Viceministro de Relaciones Exteriores ruso Sergey  Ryabkov; Nadia de León (presidenta del PARLACEN) Melvin Redondo (presidente del SIECA); Yaroslav Lissovolik (director de programa en el Valdai Club); Richard Kozul Wright (jefe del departamento de globalización y estrategias de la UNCTAD);  Daniel Russell (Ceo de USRBC) y Lila Roldan Vásquez (directora del grupo de estudios euroasiáticos del CARI-Argentina) 

Luego de una breve presentación y comentarios del moderador Alexis Rodzianko (presidente de la cámara de comercio ruso-americana) sobre el carácter de la videoconferencia y los panelistas en la misma, el Vice-Ministro de Relaciones Exteriores ruso Sergey  Ryabkov inicio el diálogo expresando su satisfacción por la existencia y alcances  de espacios de reflexión en tiempo globales tan difíciles. 

Citamos algunas de sus frases destacadas: 

•” Rusia y Estados Unidos continúan su diálogo sobre esfuerzos conjuntos para combatir la pandemia, y esta es una buena noticia”.

•  “Washington, sin embargo, no abandona sus reclamos de hegemonía global. Esto plantea una amenaza para la estabilidad y la seguridad internacionales”.

El manifestó la necesidad de aumentar los canales de cooperación cuando el coronavirus está asolando a todo el planeta, por primera vez en la humanidad, esta enfrenta una amenaza que afecta a todo el planeta, esto plantea un desafío dramático, las frustrantes estadísticas del Covid- 19 tienen  los mismo efectos que una guerra, esta época requiere la consolidación de esfuerzos internacionales en conjunto y que Rusia espera que la cooperación a gran escala pueda actuar como un vector mundo más multipolar.

También denunció a los actores internacionales, los países que privilegian el interés propio por sobre los de la comunidad internacional en tiempos de crisis por la pandemia. Catalogó de irresponsables y miopes a los países que ignorando las declaraciones de la ONU, principalmente las potencias occidentales, siguen con medidas de sanciones a otros países, sanciones que dificultan la adquisición de insumos médicos y asistencia, incluidos países de América Latina, sin prever siquiera el levantamiento de sanciones aunque sea por el tiempo de pandemia.

Fue muy también crítico de la actitud de EEUU en varios ámbitos multilaterales como su retirada de los tratados Open Skies de cielos abiertos; los tratados armamentísticos de misiles como los INF y el START II; la OMS.

Sobre la agenda de cooperación de América Latina – Rusia, remarcó los factores negativos que enfrenta América Latina en su situación actual: 

  • América Latina sigue enfrentando dramáticas desigualdades sociales y desestabilizaciones políticas: EE.UU continúa sus esfuerzos para redibujar el mapa político de América latina para servir a sus intereses”.

Destacó que:

  • Desde Rusia con mucha decepción y preocupación hace un tiempo observamos como la Doctrina Monroe y toda la ideología vinculada a la misma fue oficialmente reintroducida por los EEUU”.

Como factores positivos pondero que para Rusia, América Latina siempre ha sido una región de tolerancia política, oportunidades económicas y afinidad cultural: 

  • Para Rusia la relación con América Latina es un valor en sí mismo de su política exterior y basa su agenda de cooperación en la región en base a una visión pragmática y desideologizada, Rusia no busca comprometer a sus socios en dilemas geopolíticas donde deban elegir entre amigos y enemigos”.
  • Y estas vinculaciones siempre han tenido una dinámica positiva en energía, comunicaciones, tecnología, medicina, logística y transporte. Buscamos alianzas tecnológicas y comerciales, diversificando sus bases”.
  • “Un estandarte de la cooperación rusa con América Latina fue el impulso y activación en 2019 del Instituto latinoamericano de biotecnología (instalado en Managua, Nicaragua) que produce vacunas antigripales, insulina e interferón para el consumo latinoamericano”

A pesar de la delicada situación a nivel mundial el viceministro se mantuvo optimista en que las crisis mejoran las perspectivas de cooperación internacional, y que la cooperación Rusia-América Latina seguirá consolidándose. 

  • durante esta pandemia han recibido asistencia rusa: Costa Rica, República Dominicana, Nicaragua, Venezuela, Cuba, en equipos de testeos y protección personal sanitaria, además de ayuda humanitaria” 

En este último aspecto remarcó la importancia de la coordinación de esta ayuda con el Parlamento de América Central (Parlacen) del SICA (Sistema de la Integración Centroamericana) y que la posibilidad de asistencia a otros países de la región como Paraguay, Colombia, Perú  se ha abordado.

El Fondo de Inversión Directa Ruso anunció la firma de un acuerdo en virtud del cual se enviarán 150.000 paquetes de Avifavir a siete países latinoamericanos: Argentina, Bolivia, Ecuador, El Salvador, Honduras, Paraguay y Uruguay. Además, Rusia también enviará suministros del medicamento antiviral a Sudáfrica y transferirá la tecnología a la firma boliviana Sigma Corp SRL con el fin de que se produzca localmente

El viceministro Ryabkov cerró su presentación marcando que en las difíciles circunstancias actuales es fundamental evitar la politización de la situación de la pandemia, un verdadero desafío global, que requiere esfuerzos conjuntos entre todos los Estados, y que Rusia está preparada para hacer su aporte y que lo está haciendo.

Nadia de León (presidenta del PARLACEN) habló sobre “los imperativos del Parlamento de América Central en las relaciones exterioresabordando desde una perspectiva histórica los vaivenes de la integración regional centroamericana, el rol del Parlacen como órgano legislativo regional que ha buscado impulsar la región como una zona de paz y desarrollo humano.

La actual presidenta del parlamento centroamericano habló de la actualidad del órgano legislativo, donde sus funciones son realizadas por medio de las herramientas digitales (se realizan de forma digital sesiones oficiales y reuniones de comisiones)  y remarcó las prioridades de América Central y el Parlacen:

  • Reforzar las vinculaciones con las grandes economías y las emergentes, aumentando las exportaciones centroamericanas y su diversificación para la reactivación económica especialmente para las Pymes, profundizar las relaciones de cooperación con otros organismo legislativos regionales latinoamericanos como: Parlatino, Parlasur, Parla-andino para aumentar el intercambio económico intrarregional y la hermandad en America Latina, reforzar los vínculos parlamentarios con la Unión Europea, Rusia y Estados Unidos.  

Melvin Redondo (presidente del SIECA) destaco el rol del SIECA organismo que brinda análisis de oportunidades tanto intra-regionales, como globales para las economías y los empresarios de América Central. También destaco el proceso de integración regional centro-americano, calificándolo de “pionero” (dentro de la integración latinoamericana) al comenzar con la conformación en la década de 1950 con la ODECA (Organización de Estados Centroamericanos) y luego con el SICA (Sistema de Integración Centro Americano) ambos procesos que buscan consolidar en la región  la democracia, la paz y desarrollo económico, los bloques regionales tendrán el desafío y responsabilidad de ser los motores de la recuperación económica en una etapa post-Covid. En ese último tema destacó que identificar la complementariedad en oferta y demanda en el intercambio entre América Central con el espacio Eurasiático será fundamental para el futuro. 

Al cerrar su participación destacó los importantes pasos que ha tomado Rusia para incorporarse como observador en el SICA, y como socio estratégico de la región centroamericana.

Daniel Russell (Ceo del USRBC-consejo de negocios Rusia-EEUU)  hablo sobre las prioridades de EEUU en su cooperación con Rusia así como otros países:

En una visión general desde el sector empresarial observó el desafío que representa la caída económica y la recuperación que debe llevarse a cabo posterior a la pandemia del covid-19. Y también destacó el complicado clima actual para los negocios:

  • Instituciones globales que fijaban normas actualmente están en un estado de fragilidad, una creciente tendencia al proteccionismo económico y tensiones geopolíticas constantes (como por ejemplo entre EEUU y Rusia, EEUU con China y otros). 

Russell también destacó una tendencia hacia una hostilidad abierta hacia la liberalización del comercio, que él considera está mal dirigida.  

Sobre las relaciones de negocios entre EEUU y Rusia destaco en base a estudios del Investor Index y la UNCTAD que EEUU es el principal inversor directo en Rusia, agrego que según la consultora de negocios EY: “tres cuartos de las inversiones de EEUU en Rusia se consideran inversiones en sectores estratégicos”.

Russell menciono la Interdependencia económica generada por el intercambio empresarial como un elemento clave para bajar las tensiones geopolíticas. Para finalizar su intervención propuso impulsar medidas de “relajamiento” en las medidas de política comercial a nivel mundial  y un mayor inter-dialogo empresarial y político al interior de los países, y cito al director de la OMC, Roberto Azevedo que sostiene que: 

Si los países trabajan juntos, veremos una recuperación mucho más rápida”.

Richard Kozul Wright (jefe del departamento de globalización y estrategias de desarrollo de la UNCTAD) abordo el tema de: la economía global luego de la pandemia.

Sostuvo que muchos países debido a la pandemia Covid-19 enfrentan peores perspectivas socio-económicas que las crisis del 29´ u otro tipo de eventos de este estilo,  observo que es una crisis global en economía, en salud,  agregado a un medio ambiente deteriorado, problemas globales que requieren cooperación internacional, pero allí es donde justamente destaco que el multilateralismo se encuentra también en una profunda crisis. 

  • El multilateralismo está en crisis y hay que reconstruirlo para abordar estos problemas globales 

Kozul Wright sostuvo que distintas explicaciones a la crisis del multilateralismo se pueden trazar,  pero muchas están vinculadas a la actual crisis geopolítica que vive el mundo. 

Kozul Wright  destaco que la decadencia hegemónica tiene mucho que ver con todos los “shocks” globales actuales. La fuerza de EEUU ya no es la de antes, y es el propio EEUU en su interior el que está confundido como actor sobre su rol futuro en el sistema internacional. 

  • Una cooperación internacional en un estado mucho más débil hoy en día que durante la crisis financiera 2008-2009

Para muchos el Covid-19 fue un cisne negro, pero solamente ha acelerado ciertos procesos que ya estaban en marcha,  los signos preocupantes de la economía global ya eran visibles a fines del 19, a finales de ese año la UNCTAD elaboró un informe donde describía el estado de fragilidad de la economía global, la cual la pandemia del Covid-19 empeoro mucho más.

También comentó que en un estado de incertidumbre global total, los economistas intentan entender esta nueva situación, pero las herramientas analíticas todavía presentan sus limitaciones, explicó que para la prospección de escenarios futuros  los economistas tienen un “alfabeto” para estimar la forma geométrica de la recuperación económica (V, U, L, W). Desde la UNCTAD son optimistas sobre una recuperación en forma de V (un crecimiento muy acelerado, de rebote, luego de una gran depresión)  pero eso en gran parte depende de las políticas económicas de las grandes economías, él espero que la respuesta no sea la misma a las crisis del 2008, donde medidas de austeridad dieron al principio señales de recuperación en las economías, pero en el medio-largo plazo la curva de recuperación-crecimiento económico se acható.  

Para finalizar su presentación, hizo un llamado para aprender sobre las lecciones de la crisis 2008-2009, para que haya una mejor recuperación económica de la pandemia Covid-19 y propugnó por un rol más activo de los Estado hacia su interior y hacia el exterior en todo este proceso y además citó un artículo del Financial Times que tuvo mucho impacto, el artículo sostenía que:

Yaroslav Lissovolik (director de programas en el club Valdai de discusión) tituló su disertación como como: “el rol de EEUU y Rusia en la nueva arquitectura global

Remarcó al Covid-19 como un acelerador procesos preexistentes. Destacó el rol global de Rusia al integrar varios espacios nuevos de arquitectura económica-financiera como lo son los bancos del AIIB, NBD, EDB, así como también las gestiones de Rusia para impulsar la proyección de las relaciones trans-regionales de la Unión Económica Eurasiática, con el Mercosur citando un ejemplo. 

Lissovolik sostuvo que uno de los grandes desafíos del sistema internacional es el “aggiornamento”  del sistema de instituciones de Bretton Woods a los tiempos actuales, con nuevos actores y dinámicas, así como la reforma de la Organización Mundial de Comercio (OMC) , aunque también manifestó que el modo en que se de esta reforma dependerá mucho de las acciones de EEUU.

Lissovolik comentó también la importancia de que los espacios multilaterales como el G20 y las Naciones Unidas tengan marcos, canales, programas que se anticipen a las posibles crisis globales.  

Para finalizar, compartió una propuesta del Club Valdai  (propuesta que anteriormente ese foro de discusiones ya presentó en el T-20 del G20, tal como el explico) que consistiría en un G20 pero compuesto por bloques regionales, donde puedan ser abordados los grandes temas mundiales.   

Lila Roldán Vásquez (directora del grupo de estudios euroasiáticos del CARI-Argentina, quien además fue embajadora argentina en Ucrania) tituló su disertación como: “América Latina – EEUU-Rusia en búsqueda de una agenda en común”.

Roldán Vázquez, sostuvo que la relación entre América Latina y EEUU adopta diferentes ángulos según los intereses que tenga cada país y la agenda está enfocada en las inversiones o en el tratamiento de desafíos comunes como el tráfico de drogas o la migración, y que el interés de EEUU en la región bajo en relación a otras luego a finales de los 90s y principios del 2000.


Por otro lado, Roldán Vázquez señaló que en los últimos años ha existido un aumento de las relaciones entre Rusia y América Latina.


«Las relaciones con Rusia no son ideológicas, son prácticas ya que la región busca una diversificación de mercados (…) por su parte, Rusia va a Latinoamérica en busca de oportunidades comerciales diversificadas y algún tipo de apoyo político en el ámbito internacional«, ella finalmente agregó.

Sección de Preguntas y Respuestas

En la sección de preguntas y respuestas del dialogo respondió a una pregunta sobre el rol de Rusia en el binomio-dilema que parecería presentarse a América Latina en la competencia estratégica entre EEUU y China:

  • Rusia no será parte de ese juego geopolítico” 

Dejó en claro que Rusia seguramente no será parte de un posible juego triangular geopolítico con EEUU y China en América Latina, ya que no dispone de las mismas capacidades que los otros dos actores (EEUU-China) y que desde la visión estratégica de Rusia las relaciones con América Latina se deben caracterizar por una lógica cooperativa de beneficio mutuo (win-win) y pragmatismo, la relación con este región no debe emular anteriores modelos de relaciones entre centro y periferia
y destacó la relación ruso-argentina como ejemplo de beneficio mutuo.   

Rusia no actuara para América Latina como un actor para respaldarse en un contrabalanceo, para compensar la competencia entre Beijing y Washington en la región, pero seguirá manteniendo relaciones cooperativas con America Latina, aunque aclaro que la cooperación trilateral, como en el caso de la pandemia covid-19 no debe ser descartados.

  • esas prácticas van en contra de los elementos y principios centrales del derecho internacional y la carta de Naciones Unidas

Fue su respuesta a la pregunta sobre la posición de Rusia sobre las persistentes políticas norteamericanas de imponer sanciones económicas de forma unilateral (como por ejemplo en los bloqueos contra Cuba y Venezuela) que impiden la fluidez de la cooperación internacional (en  tiempos de pandemia, de necesaria ayuda internacional) y que Rusia también viene sufriendo las mismas medidas extorsivas desde los referéndums  que consagraron el regreso de los territorios de Crimea a Rusia en 2014, y en que en este aspecto Rusia no ha encontrado un “terreno en común” con EEUU para sentarse a dialogar. 

  • “Tenemos que encontrar maneras de asegurar alivio a los países más necesitados y con menos recursos” 

Sostuvo que es la responsabilidad de las instituciones como las de Breton Woods, el G20, el Club de París, las grandes economías encontrar estrategias coherentes para lograr este objetivo. Se deben promover de forma global las políticas macroeconómicas de expansión, no de austeridad.

Preguntas a propio título y del Equipo de Dossier Geopolitico

Como observador- participante del evento digital, pude realizar al viceministro dos preguntas:

  • ¿hay alguna perspectiva desde Rusia en colaborar con los esfuerzos sudamericanos para «ponerse al día» con la última tecnología?”

En esta respuesta manifestó su deseo que tal cooperación se realice, ya que Rusia tiene mucho por aportar sostuvo en lo referente a digitalización de servicios públicos, de especial interés en la actualidad de servicios de salud pública, otros ejes de cooperación tecnológica podrían incluir biotecnología, farmacéuticos, y declaró que Rusia no exagera al afirmar que ha hecho avances importantes en el desarrollo de medicamentos que ayuden a combatir al Covid-19 en un futuro cercano. Acerca de esto, remarcó las observaciones de su presentación, donde mencionó que Rusia ha impulsado la instalación tecnología de forma significativa en América Central (el Instituto latinoamericano de biotecnología).Otros ejes de cooperación de interés mencionados fueron las telecomunicaciones y el uso pacífico de energía nuclear, tecnología agrícola.  

Estas dinámicas de cooperación sostuvo siempre estarán guiadas por visiones pragmáticas, Rusia no someterá a sus socios a dilemas geopolíticos. 

  • ¿Hay interés por parte de Rusia en colaborar en mejorar las capacidades navales de Argentina en pesca, hidrocarburos, vigilancia naval, etc?

Al respecto de esto comentó que contactos iniciales habían tenido lugar en la administración de Macri y está seguro que bajo la administración del presidente Alberto Fernández estos contactos continuarán.

Cito el slogan: “es la economía estúpido” al explicar el interés que existe por parte de ambos gobiernos y sus respectivos empresarios en asociarse en relación al ámbito naval, pero todavía los contactos son distantes.  


Sobre la explotación pesquera reconoció su desconocimiento sobre algún proyecto de asociación ruso-argentina en el tema, pero destacó que no eso no quita que sea un ámbito interesante de cooperación para seguir avanzando en la agenda bilateral.


Por último destacó que cuando los viajes y contactos se restablezcan se podrá discutir aún mas todos esos ejes de cooperación, sin mayores impedimentos.

[*] politólogo – analista en dossier geopolítico

Traducción y compaginación Juan Martin González Cabañas

Análisis Radial Semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el Programa: el Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo. 

TEMAS:

Sigue profundizandose el conflicto entre Atlantistas (EEUU y socios) y Continentalistas (China y sus socios) conflicto que conduce a un mundo Bipolar nuevamente

A Política Internacional de la semana:

1 Se avecina una hambruna en 25 Países advierte la ONU; 2 Comienza a regir el Tratado T MEC; 3 EEUU siguen los conflictos sociales y raciales, en Portland, Chicago, Alburquerque y Seattle, Aumenta nuevamente la desocupación, El Gobierno exige el cierre del Consulado de la RPC en Houston, China reacciona cerrando un Consulado de USA en el Tibet; 4 25 años de la masacre Serbia/Bosnia en Srebrenica de 8000 Bosnios musulmanes; 5 Brasil presenta nuevo Libro Blanco de la Defensa incluyendo al posibilidad de una crisi en suramerica y prueba el Gobierno de San Pablo una vacuna experimental China en su población; 6 Proscripción política en Ecuador del Partido del ex presidente Correa y en Boliva del partido MAS del ex presidente Evo Morales.

B Análisis Geopolitico hoy: La OTAN intenta cercar a la Federación Rusa

La OTAN avanza hacia el Este Europeo y en el Cáucaso, incorpora como Miembro 30 a Macedonia del Norte; a Georgia que mantiene el conflicto con las Repúblicas de Osetia del Sur y Abjasia; incorpora a Ucrania como Socio de Oportunidad mejorada de la OTAN, que tiene dos Repúblicas separatistas las de Donetsk y Lugansk prorrusas y en los Balcanes avanza sobre las ex Repúblicas Socialistas de Montenegro con lo que rompe el “corredor San Petersburgo con el Puerto de Bar en el Mar Adriático, también organiza el expediente de guerra santa incentivando la rupturas de las Iglesias Ortodoxas con el patriarcado de Moscú y para conflictuar mas el panorama de la explosiva zona balcánica Moldavia entra en el Radar Turco queriendo establecer una zona Pan-Turca, pero también alimenta el conflicto con la zona de la Transnistria que es eslava prorusa, como vemos panorama conflictivo y de difícil solución, pero que evidentemente estos cuasis estados serán peones del Gran Juego en marcha y serán seguramente absorbido por poderes espaciales geopolíticos mayores. Como el tándem Ruso chino 

AUDIO:

 Georgia, Osetia del Sur y Abjasia Zona del Cáucaso

CÁUCASO

Balcanes:  Montenegro; Macedonia del Norte

Ucrania y Repúblicas separatistas las de Donetsk y Lugansk

Moldavia y la República separatista de Transnistria

Por Emanuel Pietrobon

El futuro de Ucrania está en la OTAN, al igual que Georgia y Moldavia. El objetivo final de Occidente es, de hecho, el cerco total de Rusia.

El 16 de junio, Ucrania obtuvo el prestigioso estatus de «socio de oportunidad mejorada» por la Alianza Atlántica; Un evento emblemático que dice mucho sobre el futuro (inevitable) de Kyev. Sin embargo, el 27 de marzo, Macedonia del Norte se convirtió en el miembro número 30 de la OTAN después de meses de discusiones y diplomacia en el backstage, marcando el final definitivo del gran juego de la edición de los Balcanes. Una vez que los ideales románticos llenos de potencial revolucionario como el conservadurismo de inspiración rusa, el panslavismo y la hermandad ortodoxa, ya no pueden atraer la atención y el corazón de las masas y han sido reemplazados en gran medida por el encanto y la comprensión del europeísmo. , Americanismo y liberalismo occidental. Rusia ha comenzado a perder Los Balcanes, poco después del colapso de la Unión Soviética, es entonces cuando el imperativo estratégico de evitar una implosión a gran escala mediante la solución de problemas internos fue sabia y rápidamente explotado por Occidente para facilitar la disolución de Yugoslavia. Posteriormente, la OTAN y la Unión Europea desviaron su mirada hacia los ex miembros del Pacto de Varsovia y lo que sucedió después es historia.

El sueño de un corredor pan-eslavo desde San Petersburgo a Bar, el pequeño pero estratégico puerto montenegrino en ese mar cálido que es el Adriático, se pierde para siempre y el último aliado de Rusia en la península, Serbia , está completamente rodeado. . El referéndum sobre la independencia de Montenegro en 2006 fue la última trampa establecida por el eje euroamericano para reducir el tamaño de Serbia y privar a Rusia de uno de sus puestos estratégicos en el Mediterráneo. La trampa fue exitosa: a pesar de numerosas acusaciones y evidencia de irregularidades e interferencias extranjeras, Montenegro se separó de Serbia sin realizar ninguna investigación. Montenegro se independizó, luego se unió a la OTAN y, ahora, también decidió unirse a la guerra santa promovido por Occidente contra la Iglesia Ortodoxa, que es el último instrumento disponible para que el Kremlin tenga voz en la península y cuya unidad está cada vez más amenazada por la aparición de solicitudes de autocefalia. Pero esta es otra historia más.

Multitud celebra los resultados del referéndum montenegrino sobre la independencia de Serbia

Ahora que se ha cumplido la misión de los Balcanes, la OTAN puede reabrir y acelerar la finalización de dos agendas pendientes: Ucrania y Georgia. En los días posteriores a la adhesión oficial de Skopje, se hicieron declaraciones muy importantes que merecen atención, ya que anticiparon el estado obtenido por Kiev a mediados de junio, anunciando también otros eventos. Kay Bailey Hutchison , representante permanente de los Estados Unidos ante la OTAN, hablando de Georgia ucraniana, dijo :

Tenemos un compromiso con todos esos países para convertirse en futuros miembros de la OTAN. Todos los queremos. Hemos estado en Georgia y hemos estado en Ucrania. Queremos que sus reformas sigan adelante para que puedan prevalecer sobre la desinformación rusa y hacer cumplir las fronteras de sus países.

Kay Bailey Hutchison

Vadym Prystaiko , el canciller ucraniano, había sido aún más directo :

No hay una cláusula en los documentos fundacionales de la OTAN que prohíba que un país [involucrado] en un conflicto militar se una a la OTAN. Por lo tanto, desde un punto de vista legal, Ucrania tiene las mismas oportunidades que aquellos países que no están en guerra […] La decisión política sobre la adhesión de Ucrania a la OTAN dependerá del desarrollo de nuestro país: la introducción de reformas militares y otros, asegurando el estado de derecho, democracia, etc. Definitivamente nos uniremos a la OTAN, es solo cuestión de tiempo.

Vadym Prystaiko

¿Por qué sus palabras (y son) importantes? Porque rompieron un tabú: por primera vez en la historia, la OTAN ha admitido claramente que la presencia de conflictos congelados dentro de las fronteras de los países candidatos no es un problema.

Estamos presenciando un profundo cambio de paradigma cuyas consecuencias serán revolucionarias y tremendamente arriesgadas en términos de seguridad regional y escenarios de guerra. Las Georgia anfitriones dos estados no reconocidos internos, vinculados con el Kremlin, que son el ‘ Osetia del Sur y el’ Abjasia , mientras que Ucrania se encuentra en una situación similar debido repúblicas rebeldes de Donetsk y Lugansk . Estamos hablando de dos países que han perdido el control sobre partes considerables de su territorio que, hoy, son administrados por estados paralelos, que tienen sus propias instituciones e incluso su propia política exterior.

Escenas de Euromaidan

Si la OTAN dio luz verde a la entrada de Georgia y Ucrania, heredaría sus conflictos congelados y, nuevamente, es obligatorio usar el «si» si Rusia respondiera a las hostilidades ordenando a los rebeldes que reabran los conflictos, esta vez , las perspectivas de éxito serían muy bajas a la luz del espectro de la defensa colectiva. Además, el riesgo de una guerra abierta con Rusia se volvería cada vez menos remoto, más y más realista. Pero hay otro país al que puede haberse dirigido el mensaje sobre conflictos congelados: Moldavia. Este país, mitad eslavo y mitad latino, ha estado firmemente dentro de la esfera de influencia de Moscú desde principios de los 90, pero su alineación es cada vez más inestable debido al protagonismo de la Unión Europea, a través de Rumania, del Estados Unidos y Turquía. Este último está muy interesado en extender sus tentáculos en Gagauzia , una región con una mayoría turca, consistente con su gran estrategia neo-otomana y pan-turca .

La futura estadía de Moldavia en la órbita rusa es poco probable : hay demasiados jugadores para enfrentar, pocos recursos para invertir y, sobre todo, profundos son los cambios sociales que están teniendo lugar en el país: la generación de Russophile está envejeciendo y los jóvenes tienden a ser proeuropeos o, en cualquier caso, rumenophiles. Lo único que vincula a Moldavia con Rusia es Transnistria, la república secesionista siempre rebelde que desde 1990 ha sido, de facto , un estado independiente. Por estas razones, la entrada de Chișinău en la UE y la OTAN no es una utopía, también podría ser cuestión de tiempo. Estados Unidos está cada vez más interesado a Moldavia, como lo reveló la irritantemente larga visita del ex primer ministro Maia Sandu a Washington en agosto pasado, mientras que John Bolton aterrizó en Chișinău los mismos días. Al contrario de Rusia, Occidente se ve favorecido por el cambio social en curso y tiene las herramientas para impulsar la economía subdesarrollada.

Celebraciones por la gran guerra patriótica en Tiraspol, la capital de Transnistria

La OTAN no dejará de expandirse y los dogmas de la intocabilidad de los patios domésticos de Moscú cayeron en 2014 con Euromaidan , el evento más importante de la historia reciente, la realización de los sueños de Zbigniew Brzezinski de rodear y redimensionar Rusia, transformándola de un Imperio euroasiático a un imperio asiático. Rusia debe estar preparada para el peor de los casos: la llegada de soldados y armas de la OTAN a lo largo de sus fronteras; algo impensable hoy como hoy pero que, en el futuro, se hará realidad. La revolución de color que sacudió a Ucrania fue un experimento para evaluar la voluntad y las capacidades de Moscú. El examen no fue aprobado: el Kremlin ganó Crimea pero perdió la cuna del mundo ruso ( Russkij Mir) y ahora debe aceptar que el siguiente paso podría ser un cerco completo.

Pero aún no está todo perdido, existe una solución: todavía es posible socavar los procesos de occidentalización en Ucrania y Georgia porque todavía están en las primeras etapas y el factor de identidad es lo suficientemente fuerte como para permitir cambios de tendencia. La rusofobia está galopando en la sociedad y la política, pero no se pueden borrar siglos de hermandad en unos pocos años y la cultura y la religión todavía se pueden transformar en armas. Rusia podría estudiar el modelo de panturco de Ankara para elaborar una estrategia de reconquista y recuperar lo que ha perdido, pero debe hacerlo ahora. La alternativa es el cerco.

Articulo producido por nuestro socio estrategico de Italia de Vision and Global Trends

Por Javier Benítez desde Moscu programa: QUÉ PASA 22.07.2020

Asociación estratégica por 25 años. Es un acuerdo entre China e Irán que se traducirá en un duro golpe para las posiciones de EEUU en Asia, pero que repercutirá en su ascendencia en el resto del mundo, según la revista Forbes. Los detalles del pacto aún se desconocen, pero redundará en un gran beneficio para ambas naciones. Sputnik entrevista al director del think tank Dossier Geopolítico, Carlos Pereyra Mele.

AUDIO: https://mundo.sputniknews.com/popup/radio/?audio_id=2272761

Estratégico

Forbes es muy clara al sintetizar las implicaciones de este acuerdo, y lo explica con un dicho popular que existe entre el ambiente de expertos en política exterior. Incide en que cuando se trata de estrategias políticas, Rusia juega al ajedrez, China juega al Go, y EEUU juega al fútbol [americano]. Pues eso.

Para mas informacion: Pacto estratégico con Teherán reforzará la presencia de China en Oriente Medio

«Creo que Forbes ha pasado en blanco una realidad que se viene consolidando, y más en este año de la pandemia que está demostrando una serie de complicaciones para la política exterior norteamericana, que en principio se la nota bastante agresiva, pero también bastante volátil, porque las decisiones que va tomando, en definitiva son un boomerang», advierte el director del think tank Dossier Geopolítico, Carlos Pereyra Mele.

Y es que EEUU viene cometiendo errores de cálculo groseros e increíblemente en desmedro de sus propios intereses, desde la época en que el expresidente Barack Obama hacía vida en el ya mítico Despacho Oval. Todo comenzó con Rusia y las sanciones que le impuso bajo la excusa de la reunificación de Crimea al gigante euroasiático, un hecho que terminó siendo lo opuesto a lo que buscaba EEUU y sus aliados al orquestar el golpe de Estado en Ucrania a finales de 2013.

El siguiente gran error de cálculo fue bajo la actual Administración, cuando en mayo de 2018 Donald Trump abandonó el Plan de Acción Integral Conjunto [PAIC], conocido popularmente como pacto nuclear de Irán con el grupo 5+1, es decir, los cinco integrantes del Concejo de Seguridad de Naciones Unidas, más Alemania.

Para mas informacion: Teherán, satisfecho con la ayuda de Rusia para hacer frente a la postura de EEUU

Estos dos hechos angulares, añadidos a una sucesión de abandonos o rupturas de tratados, y a una sumatoria irracional de sanciones, tanto a Rusia como a Irán —y últimamente contra China por la guerra comercial, pero también contra la Unión Europea a cuenta del Nord Stream 2—, con pretextos inventados de lo más variopintos, pero con el denominador común de ser constantes violaciones al derecho internacional, han provocado un acercamiento estratégico entre Rusia, China, e Irán. Y también un aislamiento cada vez más pronunciado de EEUU.

«Esta metodología de aplicar sanciones a los que ellos [EEUU] consideran que son adversarios o enemigos peligrosos, esos mismos países agredidos terminan abrazándose y conformando bloques que eran impensados hace un tiempo», plantea el analista.

Pragmático

Forbes ha dejado ver algunos flecos sobre la mesa del acuerdo que ya está madurando y a punto de recibir el gancho de Pekín. Se trata de un acuerdo económico y de seguridad por valor de 400 mil millones de dólares con Teherán. Contempla inversiones masivas en infraestructura, descuentos en el precio del petróleo iraní, cooperación más estrecha en defensa e intercambio de inteligencia.

También se habla de un aumento en Irán de inversiones de China en la banca, las telecomunicaciones y el transporte, incluidos ferrocarriles, aeropuertos y zonas de libre comercio. Y todo en un contexto de dos países, cada uno de los cuales cuenta con 15 fronteras, incluidas terrestres y marinas, lo que significa que cada uno duplicaría esta condición, tan fundamental en el ámbito del comercio.

Para mas informacion: China llama a la comunidad internacional a repugnar las sanciones de EEUU contra Irán

Pereyra Mele apunta que «Irán es un eje fundamental instalado en la zona que se llama ‘de los cinco mares’: el mar Negro, el mar Caspio, el mar Mediterráneo, el Golfo Pérsico, el mar Arábigo». Es decir, «está en una zona clave y estratégica para cualquier conectividad». El experto alude también a los aportes del país persa desde el punto de vista energético. «En ese aspecto, Irán ofrece a China elementos que le son ultra necesarios para seguir progresando dentro de este desarrollo industrial y avasallador que está teniendo, y que son gas y petróleo».

El analista añade que esta situación le permite a China romper el bloqueo que en estos momentos EEUU le está tratando de instalar a través del cerco del Mar de la China Meridional, de Corea del Sur, de Japón, de Filipinas, o Malasia, a través de la oferta de puertos iraníes, algo que evitaría a sus buques pasar por el cuello de botella del estrecho de Ormuz.

Para mas Informacion: Acuerdo China-Irán: el Dragón burla el cerco Indo-Pacífico de EEUU

«Por lo tanto China también tiene una posibilidad concreta de trasladar a través de la Nueva Ruta de la Seda —a través de ferrocarriles— [sus mercancías] a puertos iraníes, y de allí tener acceso al mundo africano, al mundo del Medio Oriente, y al mundo europeo, fuera del cerco que podría instalarse con países que hoy en día están siendo incentivados por EEUU para un cerco marítimo a la República Popular de China», concluye Carlos Pereyra Mele.

Carlos Pereyra Mele en los estudios centrales de Sputnik Moscu 2019

Análisis Radial Semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el Programa: el Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo. 

TEMAS:

Sigue profundizandose el conflicto entre Atlantistas (EEUU y socios) y Continentalistas (China y sus socios) conflicto que conduce a un mundo Bipolar nuevamente

A Política Internacional de la semana:

EEUU: Sanciones a Alemania y Rusia a empresas involucradas con la construcción del Gasoducto Nord Stream 2 en el Mar Báltico y a empresas involucradas en la construcción del Gasoducto TurkStream  en Turquía Rusia que llevaran gas al sur este de Europa 

Envía dos portaaviones al Mar de China incrementando las tensiones en la zona y su “socio” histórico Inglaterra envía su más moderno portaaviones a la misma zona, además que para demostrar el alineamiento total con EEUU, cancela la expansión de Huawei y la instalación de 5G en el Reino y le da un plazo hasta el 2027 de retirarse totalmente de las islas Británicas 

CHINA: establece un acuerdo histórico con la República Islámica de Irán por nada menos que por 25 años. Invertirá en etapas 400.000 millones de dólares para mejorar infraestructuras plantas productoras de energía etc. con el guiño de Rusia y también obtendrá una nueva salida marítima de su Ruta de la seda obviando el cerco que le impone los anglosajones en el mar Indo-Pacífico

UNIÓN EUROPEA: Rechaza las sanciones a Alemania y Rusia y este fin de semana se reúnen para tratar el salvataje a los Países del sur más afectados económicamente por la Pandemia del Covid-19 España, Italia. 

B Análisis Geopolitico hoy: Gasoducto Nord Stream 2 y Gasoducto TurkStream

El TurkStream es el proyecto de gasoducto que conecta Rusia y Turquía a través del mar Negro, mientras el que Nord Stream 2 prevé duplicar el suministro de gas natural ruso hacia Alemania a través del mar Báltico.

  • TurkStream es el proyecto de gasoducto que conecta Rusia y Turquía a través del mar Negro, con el objetivo de aumentar significativamente la fiabilidad del suministro de gas de la parte sur y sudeste de Europa
  • El Nord Stream 2 es un gasoducto que consiste de dos tuberías paralelas con una longitud total de 1.230 kilómetros y permitirá duplicar el suministro de gas natural desde Rusia hasta Alemania a través del mar Báltico
  • El gasoducto corresponde a una expansión del actual gasoducto Nord Stream, y podrá abastecer a 26 millones de hogares y reducir considerablemente el coste de energía en las desmesuradas facturas de los ciudadanos europeos

AUDIO:

Principales rutas de los gasoductos, como podemos apreciar el Nord stream 2 y el TurkStream elimina a los paises ex sovieticos hoy enfrentados con Moscu y que abrazn las politicas de EEUU en la region a traves de la OTAN, hoy ademas aparece un nuevo jugador Israel como proveedor de Gas

El TurkStream es el proyecto de gasoducto que conecta Rusia y Turquía a través del mar Negro, mientras el que Nord Stream 2 prevé duplicar el suministro de gas natural ruso hacia Alemania a través del mar Báltico. El Director de Dossier Geopolitico Carlos Pereyra Mele fue invitado a exponer su analisis geopolitico sobre esta desicion norteamericana

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, ha anunciado este miércoles durante una rueda de prensa que el Departamento de Estado está tomando medidas que podrían permitir a Washington imponer sanciones a los inversores en dos proyectos que llevarían gas natural desde Rusia a Turquía y Europa, en virtud de una ley del 2017.

Pompeo ha precisado que se trata de la ley estadounidense para contrarrestar a adversarios a través de sanciones (CAATSA, por sus siglas en inglés), que podría «poner en riesgo» a las partes que invierten en el gasoducto Nord Stream 2 y una rama del TurkStream. Además, ha advertido a los inversores en estos proyectos de que deberían «salir ahora o se arriesgan a las consecuencias».

Anteriormente, el presidente de la Comisión de Economía y Energía del Bundestag, Klaus Ernst, afirmó que Alemania y la UE deberían considerar una respuesta a los planes de EE.UU. para ampliar las sanciones contra el proyecto del gasoducto Nord Stream 2. 

«Si esto finalmente no se detiene, entonces tendremos que considerar medidas de protección serias. Por ejemplo, es posible imponer aranceles al gas natural procedente de EE.UU.», dijo el parlamentario. Según sus palabras, «las acciones de EE.UU. en este asunto ya no necesitan entenderse como un acto de amistad, sino que constituyen una interferencia en la soberanía de Alemania y la UE«.

Por su parte, el director de Dossier Geopolítico, Carlos Alberto Pereyra Mele, opina que EE.UU. actúa contra los proyectos energéticos rusos porque quiere reemplazarlos en el mercado europeo.

  • TurkStream es el proyecto de gasoducto que conecta Rusia y Turquía a través del mar Negro, con el objetivo de aumentar significativamente la fiabilidad del suministro de gas de la parte sur y sudeste de Europa
  • El Nord Stream 2 es un gasoducto que consiste de dos tuberías paralelas con una longitud total de 1.230 kilómetros y permitirá duplicar el suministro de gas natural desde Rusia hasta Alemania a través del mar Báltico
  • El gasoducto corresponde a una expansión del actual gasoducto Nord Stream, y podrá abastecer a 26 millones de hogares y reducir considerablemente el coste de energía en las desmesuradas facturas de los ciudadanos europeos

Por Patricio H Carvajal Aravena*

La modificación de la Constitución de la Federación Rusa para extender el mandato del Presidente Putin hasta el año 2036 es ya una realidad. Por la vía plebiscitaria –referéndum- , contemplada en la Constitución, el líder ruso consiguió extender su permanencia en el poder. Así, Putin sería el gobernante que más tiempo habrá gobernado Rusia. Superaría a Catalina La Grande (34 años) y a Pedro El Grande (29 años), si no consideramos la corregencia de este último con su hermano. Podemos discutir sobre la legitimidad de tal modificación. La reforma constitucional recién aprobada puede considerarse como parte del proceso de consolidación de un autoritarismo democrático. Para otros será la consolidación de un liderazgo político, el más importante en esta etapa de la Historia global. Solo el tiempo permitirá emitir un juicio sobre el tema. Pero la Historia de Rusia nos ilustra sobre el liderazgo de Putin y sus logros indiscutibles, entre los cuales cabe destacar el resurgir de Rusia como un imperio europeo global.

En la tradición política rusa existe la expresión “grande” para calificar los méritos y logros de un gobernante. Además, tiene una denotación en el pensamiento geopolítico ruso. En efecto, en la Historia de Rusia solo dos gobernantes han sido calificados como “grandes”por sus logros en política exterior, concretamente en la consolidación del imperio ruso como potencia europea: Pedro El Grande (петр великий) y Catalina La Grande (Eкатерина великая). De acuerdo con esta tradición, sin duda Putin puede ser llamado “Vladimir El Grande” (владймир великий), por los logros de su política exterior en la construcción de un nuevo imperio ruso

El legado del comunismo soviético fue catastrófico para la población de la Unión Soviética. La desaparición de la URSS en 1991 fue, a juicio de Putin, la peor catástrofe geopolítica del siglo XX. Tal vez hay un poco de exageración en las palabras del líder ruso, pero ni los ejércitos nazis habrían soñado con el derrumbe total del comunismo. Tampoco esperaban semejante colapso los Estados Unidos y sus socios europeos de la OTAN, quienes resultaron finalmente victoriosos en la Guerra Fría (1945-1991). El imperio soviético, construido en base a la  expansión y anexión geográfica de los territorios de sus vecinos, hasta constituir el mayor imperio comunista del mundo, se derrumbó entre 1989 –caída del Muro de Berlín- y  1991, año de la desintegración de la URSS. Todo esto fruto de la incompetencia de los líderes comunistas soviéticos. Una potencia nuclear que había desafiado el poder de los EEUU y de la OTAN desapareció por un decreto, al más puro estilo burocrático comunista. Lo que Lenin formó por decreto, el Tratado de 1922: la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS),  Yeltsin la desintegró por el Tratado de Belavezhna de 1991, dando origen al Estado sucesor de la URSS, la actual Federación Rusa.  El año 1991 fue el comienzo de la década más desgraciada en la Historia de Rusia. El legado del comunismo soviético se manifestó en sus más graves expresiones: desintegración territorial del imperio soviético; terrorismo nacionalista, guerras civiles, surgimiento de una mafia conformada por ex miembros del Partido Comunista. La pobreza, y todas sus lacras sociales, se enseñorean sobre Rusia durante 10 años. Un indicador clave fue la caída de la esperanza de vida de los rusos en esa época: 47 años. 

Pero hubo dos legados aún peores del comunismo soviético para la población rusa: la desmoralización de su población y la obsolescencia acelerada del sistema militar. Rusia era en la década de 1990 una potencia de segundo orden en el escenario global. La desmoralización y la pobreza llegaron a tal punto, que se formó una industria de tráfico de órganos humanos a base del secuestro y asesinato de personas, especialmente niños. Estos eran vendidos por sus padres y abuelos a las mafias. Los niños durmiendo en los portales de los edificios, y el surgimiento de una delincuencia adolescente, algo típico de América Latina, se dio en Rusia en la época de la guerra civil (1918-1921). La solución fue la creación de un sistema de orfanatos a cargo de la CHEKA. La situación en 1990 era peor que la de aquella época inicial del Estado soviético. Y es un problema que persiste aún. 

La desintegración de los imperios suele manifestarse con guerras civiles y la acción de grupos terroristas. Fue el legado más sangriento del comunismo. Esta era la situación de Rusia a fines de la década de 1990. Un país en ruina material y moral. En ese momento había dos opciones: o lo que quedaba de Rusia se repartía entre los victoriosos de la Guerra Fría o el país se levantaba de ambas ruinas y comenzaba a construir con sus propias fuerzas un futuro digno para su población. Era una ecuación compleja entre tradición y los desafíos de un futuro más que incierto. En ese momento surge la figura de Putin. Parte de las bases del renacer de Rusia fueron puestas por B. Yeltsin, el sepulturero de la URSS, líder indiscutido en la derrota del Partido Comunista en la intentona de golpe de Estado de agosto de 1991, y finalmente, el hombre que termina con la URSS y prohíbe el Partido Comunista. Toda una paradoja de la utopía de M y Lenin: un comunista acabando con el comunismo. Pero también Yeltsin fue responsable de la corrupción, de la aparición de las mafias que se formaron en esa época. Sin embargo, al amparo de Yeltsin estaba formándose la figura de un líder que cambiaría el destino de Rusia en la próxima década: Vladimir Putin. La estrategia geopolítica de Putin fue combatir parte del legado ideológico del comunismo soviético. Desde esta perspectiva la primera medida para el resurgimiento de la unidad nacional rusa fue la restauración de la Iglesia Ortodoxa. Algunos documentales soviéticos de la década de 1930 muestran la demolición y quema de iglesias en Moscú. Estas acciones del ateísmo militante comunista eran parte de la política de exterminio de los enemigos de clase. Este exterminio comenzó con el asesinato de la familia real en 1918, y se extendió por la URSS, especialmente en Ucrania, durante la década de 1930.

(Familia imperial rusa, asesinada en 1918)

(Sepultura de los restos de la familia imperial en la Catedral de San Pedro Y San Pablo, San Petersburgo, 1998)

La inauguración reciente de la catedral militar en Moscú, es la consolidación de la restauración del Cristianismo ortodoxo en Rusia como base de la civilización y de la cultura rusa.

(Demolición de la Iglesia del Salvador, Moscú, 1930)

(Iglesia del Salvador, Moscú, reconstruida, 2018)

(Inauguración de la Catedral militar de Moscú, 2020)

El segundo cometido de Putin fue la restauración moral y material de las Fuerzas Armadas. Para ello potenció el desfile militar de la Gran Parada de la Victoria, celebrado en Moscú y en las principales ciudades de la Federación Rusa, en conmemoración del triunfo del Ejército Rojo sobre la Alemania nazi. Es la principal fiesta cívica – militar del pueblo ruso. Se inaugura con la marcha “guerra sagrada” que se cantaba en las ciudades soviética sitiadas por los ejércitos nazis. Con esta marcha comienza el desfile de la Gran Parada del Día de La Victoria. Un conjunto de jóvenes militares, seleccionados por sus méritos, porta la bandera roja de la vitoria clavada en la cúpula de la Cancillería alemana, en mayo de 1945. Termina el desfile de la Gran Parada del Día de la Victoria con la marcha “Día de la Victoria”. Esta marcha evoca la alegría en el dolor del pueblo ruso por el fin de la guerra. En el discurso previo Putin rinde homenaje a los soldados veteranos que aún viven –hombre y mujeres portando sus condecoraciones-, muchos de ellos héroes de la Unión Soviética. Se confunden en un bosque de banderas los estandartes soviéticos con los símbolos actuales de la Federación Rusa.  El desfile militar muestra las unidades históricas de los blindados T 34, y los actuales tanques Armata T 90. Sobre el cielo de Moscú vuelan dos escuadrillas de aviones MIG 35 y Sukhoi 37. Otro tanto ocurre con la Parada Militar en la ciudad héroe de Sebastopol, donde se muestran las unidades más modernas de la Flota del Mar Negro. La marcha “Sebastopol Legendario” es el principal himno de la celebración. Esta marcha es emblemática en el contexto de la actual situación de Crimea y Ucrania. Una vez más los símbolos de la era soviética se funden con los de la Federación Rusa, ahora como elementos ideológicos para la unidad nacional frente a la desintegración apoyada por las fuerzas de la OTAN. Putin ha apelado al espíritu de resistencia del pueblo ruso, conjugando los ejemplos de Borodino (1812) y Stalingrado (1942-1943) ante las amenazas actuales. De hecho el Día de la Victoria se ha transformado en un concierto de gala: ”Concierto de la Victoria” y de festivales musicales, donde se interpretan marchas y cantos populares. La participación del pueblo en estos eventos es masiva.

(Veteranos rusos de la Gran Guerra Patria, portando sus condecoraciones en el “Día de la Victoria”)

(Desfile del Día de la Victoria. Escoltas de honor portando la bandera de la Federación Rusa y la Bandera del Regimiento que tomó la Cancillería alemana, Berlín, mayo de 1945)

(Desfile del Día de la Victoria. Compañía femenina de la Marina)

La Política exterior de Putin ha estado orientada a frenar la expansión de la OTAN sobre las fronteras de Rusia: Mar Báltico, Mar Negro. Polonia pertenece hoy a la OTAN. La situación de Ucrania, Crimea y el Mar Negro es inestable por la presencia de la OTAN y el apoyo a los separatistas. 

Pero la tradición y la Historia no serían suficientes para llevar a Rusia a la posición geopolítica que tuvo con Pedro el Grande y Catalina la Grande, y durante la Unión Soviética. Todo proceso geopolítico requiere de un pensamiento que lo oriente y de un liderazgo estratégico que lo guíe. Esto significa la restauración de algunos elementos fundamentales de la tradición cultural. El gobierno de Putin ha llevado a la Iglesia Ortodoxa a un sitial que habría resultado impensable hace veinte años atrás. Esta es una diferencia esencial en relación con los bolcheviques. Mientras los comunistas dinamitaron e incendiaron Iglesias, y asesinaron religiosos, Putin los ha traído de vuelta como el alma de la santa madre Rusia. En cada ceremonia oficial Putin participa en los actos rituales de la Iglesia. Las fuerzas armadas han vuelto a consagrar los estandartes de sus unidades de combate en ceremonias religiosas de juramento a la Patria. Esto ha dado una cohesión significativa a su proyecto nacional. Por otro lado, la democracia rusa, o el gobierno como representante de un mandato popular, ha sido claro en rechazar ciertas conductas consideradas como parte de la decadencia moral de Occidente.

En cuanto a la política exterior y las Relaciones Internacionales, Rusia debió reformular su participación en un sistema en el cual perdió la condición de potencia global que poseyó hasta el derrumbe de la Unión Soviética. Este ha sido otro mérito de Putin. En primer lugar, la relación con Alemania. Recordemos que las relaciones entre Alemania y Rusia han sido permanentes desde hace siglos. A modo de ejemplo, y que ilustra todo el conjunto de vínculos, de encuentros y desencuentros, a veces trágicos y sangrientos como la II Guerra Mundial, es el de Catalina la Grande. Su origen germano, y luego su condición de regente europea, una de las más  importantes  del siglo XVIII, llevó a Rusia a la mayor extensión de sus fronteras imperiales. Putin (Rusia) y Merkel (Alemania) han reanudado esta alianza histórica. Merkel, que nació y se formó en la extinta RDA tiene el ruso como lengua materna. Putin, que estuvo destinado cinco años en Alemania como oficial de la KGB también tiene un dominio fluido del alemán. En las ceremonias oficiales usan sus idiomas de origen, pero se sabe que en ámbitos menos oficiales usan el ruso. La Alianza Rusia – Alemania es hoy la más importante de Europa. Alemania y Rusia son socios comerciales estratégicos, a pesar de las sanciones en contra de Rusia establecidas por los Estados Unidos y sus aliados europeos. A cambio, Rusia provee la energía para la industria alemana, entre otros negocios. La Rusia de Gorbachov fue generosa con Alemania. La disolución de la RDA –para estupor de los comunistas, que hasta hoy no perdonan esta “traición” del padre de la perestroika- significó el fin de la Guerra Fría y el inicio de una Alemania unificada y poderosa, actualmente el Estado más importante de la Unión Europea. El negocio reportó beneficios mutuos: Alemania se reunificó; Rusia obtuvo miles de millones de dólares en efectivo, más otras ayudas y créditos blandos del Estado alemán. Se puede decir que la principal garantía de una paz con Rusia la provee Alemania, frente a las maniobras de acoso de otros miembros de la OTAN como los Estados Unidos e Inglaterra. Uno de los méritos de Putin ha sido orientar la política exterior de Rusia a partir de una visión geopolítica estratégica. Esto implica una visión de los territorios planetarios donde Rusia pueda tener algún tipo de interés. 

  1. Merkel, V. Putin. La Alianza estratégica europea germana-rusa)

Desde esa perspectiva geopolítica se ha propuesto construir un nuevo imperio ruso, ahora bajo un gobierno democrático con algunos rasgos autoritarios. Los fundamentos de la Geopolítica de Putin tienen su origen en la Escuela Geopolítica rusa: Themin y Duguin. La obra de este último ha servido de base a la política exterior de Rusia en la era Putin. Por otro lado, ha recogido las enseñanzas esenciales de la Geopolítica Marítima formulada por el almirante S. Gorshkov. La membresía de Rusia como socio de los BRICS le ha proporcionado un papel relevante en los temas de la política global. Incluso ha desafiado la política exterior de los Estados Unidos en América Latina. En este último aspecto el mensaje es claro. Mientras los Estados Unidos y la OTAN presionen las fronteras de Rusia en el Mar Báltico y el Mar Negro, Rusia apoya a la narco dictadura  de Venezuela y reanuda sus vínculos militares con la dictadura  cubana. En definitiva, en 20 años Putin levantó a Rusia de la situación de colapso que la dejó el derrumbe de la URSS, ordenando la casa con mano de hierro, combatiendo sin contemplación el terrorismo y las mafias. Sin duda una lección para algunos Estados, especialmente los latinoamericanos, que creen que el terrorismo y las mafias del narcotráfico se combaten con pactos de paz y negociaciones dilatorias. Otro tanto cabe decir del combate al ISI. Las Fuerzas Especiales rusas –los spetsnaz- y la aviación han demostrado cómo se combate y se acaba con el terrorismo islámico. En una palabra, Putin ha dado al mundo una lección de lo que es la Realpolitik. 

  1. Proharenko, Oficial Spetnaz, caído en Siria. Héroe de la Federación Rusa, 2018)

Finalmente, la dimensión geopolítica marítima de Rusia. Aquí hablamos específicamente de la Antártica, la frontera sur del planeta. A pesar de la prórroga del Tratado Antártico (1959), las reclamaciones territoriales se han incrementado. La renovación de la flota rusa apunta a una mayor presencia en dichos espacios. Una nueva generación de submarinos coloca la flota rusa en un nivel de paridad con los Estados Unidos. Esto nos lleva a considerar la seguridad de la Antártica y sus Islas adyacentes como elementos esenciales de la política exterior regional latinoamericana. La presencia británica en las Malvinas debe ser resuelta definitivamente a favor de la soberanía argentina del archipiélago que históricamente le pertenece. Por otro lado, Brasil, Chile y Perú han estructurado parcialmente sus flotas navales de acuerdo con los desafíos geopolíticos que plantea en el ámbito de la política global el continente antártico. Perú y Brasil han formulado un discurso geopolítico marítimo sobre estas nuevas realidades (Vidigal, 2006; Doig, 2013). Lamentablemente, la debilidad militar argentina, que pareciera ser una política de Estado, conspira para una visión geopolítica y estratégica regional de seguridad y defensa. Las declaraciones de los Estados deben tener un respaldo geoestratégico y militar congruente con sus aspiraciones en la política exterior y las Relaciones Internacionales. De lo contrario es mera retórica, a la cual están habituados algunos gobiernos latinoamericanos.

*Historiador y Geopolitico -Chile- haushofer@outlook.es

Análisis semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo. 

TEMAS:

Sigue profundizandose el conflicto entre Atlantistas (EEUU y socios) y Continentalistas (China y sus socios) conflicto que conduce a un mundo Bipolar nuevamente

A Política Internacional de la semana:

EEUU Realineando su zona de influencia- Reunión Trump/ López Obrador lanzamiento del Nuevo acuerdo que reemplaza al NAFTA y el Grupo Puebla ? La Geopolitica real pesa sobre México

CHINA reunión entre los Presidentes Putin y Xi, Rechazan el sabotaje y la intervención extranjera en su Zona: Hong Kong Macao y Ucrania Península de Crimea

América del Sur: La Pandemia sigue incrementandose y ahora afecta a varios dirigentes Políticos: Diosdado Cabello (Venezuela); Jair Bolsonaro (Brasil); Añez (Bolivia). Problemas económicos que surgen por el corte del envio de las remesas de los Migrantes a sus países de origen Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia y Paraguay desde Italia, España y los EEUU especialmente donde se radicaron. Chile una revuelta de la derecha oficialista contra Piñera por el tema de el retiro de los fondos aportados a las jubilaciones privadas para paliar los efectos económicos de las cuarentena y la crisis económica en ese País. 

B Análisis Geopolitico hoy: Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte

Gran Bretaña funciona como una súbdita de la Política Exterior de EEUU desde la finalización de la II Guerra Mundial, siguiendo el destino que le marcó el geoestratega norteamericano Zbigniew Brzezinski​y, que la definió como:  “Nuestra Jubilada de privilegio”-, y más aún a partir del Brexit, que la obliga a Gran Bretaña a definirse por EEUU. El Reino Unido se está estabilizando fuertemente en la posición de los Estados Unidos con respecto a Hong Kong, lo que demuestra que el atractivo de Washington para la elección de campo ha sido exitoso. Pero también que las estrategias “autonomistas” para el Londres posterior al Brexit se basaron en un cálculo incorrecto.

Más en el audio: 

Dossier Geopolitico: Reforzando nuestro análisis el Diario español «El Pais», con la firma del analista Rafa de Miguel desde Londres publicó el 11/7/2020, el siguiente artículo que confirma las tendencia que expresamos, en el audio dominical:   

El Pais Hong Kong expone los límites de un Reino Unido solo

La crisis de la antigua colonia revela las dificultades en la política exterior de una potencia media en el siglo XXI

Fuente: https://elpais.com/internacional/2020-07-11/hong-kong-expone-los-limites-de-un-reino-unido-solo.html?ssm=whatsap p

El león británico que abandonó entre rugidos la “cárcel” de la Unión Europea corre el riesgo de ser percibido por el resto del mundo como un “tigre de papel”. Es la expresión china para definir una aparente amenaza que resulta ser inofensiva. La campaña del Gobierno de Boris Johnson contra Pekín, por la restricción de libertades impuesta en Hong Kong con la nueva Ley de Seguridad ha mostrado los límites de la ambición del Reino Unido por ser una voz única en la escena internacional -bajo el sello de Global Britain- en la era post-Brexit.

El Gobierno chino ha expresado su irritación por la oferta de puertas abiertas del Reino Unido a tres millones de ciudadanos de la antigua colonia y lo considera una “burda injerencia en sus asuntos internos”, pero ni le ha sorprendido ni parece preocuparle demasiado. Ya no existe el temor de los años noventa ante el posible éxodo de los habitantes de un increíble motor económico y financiero. Más allá de la cifra final de personas que se acojan al ofrecimiento, Pekín, creen los expertos, tiene abundante personal cualificado para reemplazarlos. “Es importante considerar la reacción del Reino Unido dentro del contexto del Brexit, con un Gobierno debilitado por su gestión de la crisis del coronavirus y que aún está intentando definir su papel en el mundo”, explica a EL PAÍS desde Hong Kong Tim Summers, asesor del programa Asia-Pacífico del centro británico de pensamiento Chatham House. “Algunos han llegado a la conclusión de que esta idea de Global Britain es bastante imperialista en su planteamiento. Hong Kong fue colonia, y de algún modo parece que Londres esté protegiendo a sus antiguos súbditos. Por eso la medida ha sido tan emocional y nada estratégica, ni calculada con detenimiento. Quizá sea una señal de la fragilidad de esta nueva política”, concluye Summers.

Johnson se balancea, en busca de un complicado equilibrio en el mejor de los casos o sin un objetivo claro en el peor, entre dos presiones contradictorias. Necesita mantener buenas relaciones con China en una era que le obliga a buscar socios comerciales fuertes que reemplacen a la UE. Y debe al mismo tiempo contener -y complacer- la exigencia de Washington y de un poderoso sector del Partido Conservador, de mostrar una actitud más firme y agresiva con el gigante asiático. Y corre el riego de no satisfacer a nadie. “La idea de Global Britain se basaba en gran parte en un incremento comercial con China. Lo ocurrido en Hong Kong, y la actitud del Gobierno de Xi Jinping, ha hecho mucho más complicado conseguir esa relación positiva”, explica a través de correo electrónico Gideon Rachman, el columnista jefe de Política Exterior del diario Financial Times. “En cuanto a la respuesta de Londres, nadie espera que logre por sí misma un cambio en la política china. El Reino Unido solo logrará algo si construye alianzas con otros países, como Estados Unidos o Australia”, sostiene.

Johnson -más el antiguo periodista que el actual político en muchas ocasiones- ofrece la ventaja de ser transparente en sus contradicciones. “El Reino Unido no persigue evitar el ascenso de China. Al contrario, trabajaremos codo con codo en todos aquellos asuntos en los que nuestros intereses coincidan, desde el comercio a la lucha contra el cambio climático. Queremos una relación moderna y madura, basada en el respeto mutuo y en el reconocimiento del papel de China en el mundo”, escribía el primer ministro en las páginas del diario The Times cuando estalló la crisis de Hong Kong. Negro sobre blanco, definía las premisas sobre las que parece basarse una nueva política internacional cuyos objetivos siguen siendo difusos: el mundo es un lugar benigno plagado de buenas intenciones y el Reino Unido goza de autonomía estratégica para escoger aquello que le interesa.

Si la antigua colonia ha sido la prueba del nueve del peso real de Downing Street, el caso Huawei ha sido la ducha escocesa con la que Johnson ha comenzado a entender, como decían los Rolling Stones, que “no siempre puedes lograr lo que quieres”. Su antecesora en el cargo, Theresa May, parecía haberle quitado el problema de encima al tomar la decisión de que el gigante asiático participara en el desarrollo de las nuevas infraestructuras de comunicación 5G en el Reino Unido. Sin tecnología propia equiparable, la empresa china resultaba fundamental para los grandiosos planes de reconstrucción del país prometidos en campaña por el Partido Conservador. Johnson pensó que bastarían algunos retoques para tranquilizar al aliado estadounidense, en guerra declarada contra Huawei, y al ala dura de su propia formación política. Halcones como Iain Duncan Smith o Tom Tugendhat (presidente este último de la Comisión de Exteriores del Parlamento) habían creado el China Research Group (Grupo de Investigaciones sobre China), un aparato de presión para endurecer la postura del Reino Unido respecto a la potencia asiática, después de años de acercamiento y compadreo desde el mandato de David Cameron. China lleva camino de convertirse en el nuevo Brexit de los tories, siempre dispuestos a tener un asunto con el que poder descuartizarse internamente.

Downing Street limitó la participación de Huawei en el proyecto a un 35% y vetó su acceso a instalaciones estratégicas y de seguridad. No contentó ni a Donald Trump ni a los críticos conservadores. Cuarenta de ellos se rebelaron en una votación parlamentaria que señaló a Johnson la grieta que podía desmoronar su aparente holgada mayoría. La posterior decisión de Washington de imponer nuevas sanciones a la empresa tecnológica ha creado “dudas muy serias”, según un informe del Centro Nacional de Ciberseguridad británico, de que Huawei mantenga la capacidad necesaria para colaborar en el desarrollo de la red 5G. En los próximos días, se da por hecho que el Gobierno acabará vetando su participación. “No puedes aspirar a una era dorada si tratas a China como un enemigo”, ha advertido a Johnson el embajador en el Reino Unido, Liu Xiaoming.

Todos los problemas parten de la misma indefinición y desconfianza. Londres quiere retener las ventajas adquiridas durante casi medio siglo de pertenencia a la UE sin sujetarse a ninguna de sus reglas; busca reforzar sus lazos comerciales y estratégicos con Washington sin aparentar servilismo alguno “con una Administración [estadounidense] que sigue siendo una de las más históricamente impopulares en el Reino Unido”, como recuerda Summers; o pretende usar su soft power (el “poder suave”, o la capacidad histórica de influencia del Reino Unido) con Pekín para hacerle entender en qué consisten la democracia y los derechos humanos y retener a la vez sus necesarias inversiones económicas.

El semanario The Spectator, manual imprescindible de cualquier conservador británico que se precie, celebró la salida de la UE con una famosa portada en la que se veía una mariposa con los colores de la Union Jack (la bandera del Reino Unido) que escapaba de la jaula. “Out, and into the world” (libres, para zambullirnos en el mundo), proclamaba la revista. Johnson comprueba ahora que el agua está fría, mucho más fría si se nada solo y sin rumbo, y con más tiburones que delfines.

EL DETERIORO DE LA AYUDA AL DESARROLLO

La decisión anunciada por Johnson de fusionar el Ministerio de Ayuda al Desarrollo con el de Exteriores ha unido en su protesta a ex primeros ministros como el conservador David Cameron o los laboristas Tony Blair y Gordon Brown, además de a numerosos diputados y organizaciones de ayuda humanitaria. La creación de este departamento, con un presupuesto anual de más de 16.000 millones de euros y capacidad para decidir de modo autónomo sus proyectos y objetivos, ha ayudado a impulsar el soft power (poder suave, o capacidad de influencia internacional) del Reino Unido considerablemente.

Creado en 1997 por un Gobierno laborista, supone el 0,7% del presupuesto nacional y ha sido actor fundamental en la lucha contra la pobreza, la violencia contra las mueres o la protección de los derechos humanos. “Durante mucho tiempo ha sido visto como un cajero automático gigante en el cielo” de libre disposición, ha argumentado Johnson para defender la lógica de la fusión. En su remodelación de la estructura del Gobierno, el primer ministro quiere que la ayuda exterior sea un elemento más, incorporado a su Global Britain, en la nueva política internacional. Y que esté coordinada con los objetivos perseguidos en cada momento. La decisión, ha advertido su predecesor Cameron, provocará “menos especialización, menos voces en defensa del desarrollo en las decisiones gubernamentales, y finalmente, menos respeto hacia el Reino Unido en el exterior”.

Por: Giancarlo Elia Valori*

Es evidente que la doctrina militar de Rusia está estrechamente relacionada con la seguridad europea -lo cual es evidente incluso después de la guerra fría- y, en cualquier caso, es completamente independiente de la configuración política interna del régimen ruso.

Por lo tanto, estudiar la evolución de la doctrina militar de Rusia significa predecir, a la inversa, gran parte del futuro estratégico de Europa y obviamente también de la OTAN.: Un futuro estratégico que sigue ligado al de los Estados Unidos -y no sólo en el seno de la Alianza Atlántica- pero que vive situaciones que habrían sido inimaginables durante la Guerra Fría: la desestabilización del Mediterráneo; la yihad; la tensión irano-saudita; el nuevo papel desempeñado por Israel; las más o menos artificiales “primaveras árabes”, la nueva inmigración procedente del África subsahariana y, por último, la nueva ruta de la seda de China.

Todas las posibles amenazas sub-militares – obviamente con excepción del papel de Israel – que, sin embargo, multiplican los focos de tensión, mientras que la OTAN se centra de nuevo en la confrontación Este-Oeste, proporcionando así al Este una amplia gama de posibles instrumentos que se le quitan automáticamente al Oeste.

Sin embargo, la última doctrina militar rusa completa se hizo pública el 25 de diciembre de 2015.

Antes de la participación de Rusia en la guerra de Siria y, por lo tanto, incluso antes de la nueva proyección del poder ruso en el Mediterráneo, en parte como resultado del relativo éxito de Rusia en Siria. En esencia, la última doctrina de Rusia fue concebida en una fase muy diferente de la confrontación Este-Oeste.

Ni siquiera debemos olvidar -como ocurrió en Occidente en 2018 y después- el desarrollo ruso de armas avanzadas de mediano y largo alcance, capaces -al menos según los expertos técnicos rusos- de golpear a la Alianza Atlántica y a los Estados Unidos con la máxima velocidad y eficacia sin previo aviso y sin provocar equilibrios de tipo nuclear.

En este caso, estamos hablando de hasta siete programas de armas estratégicas, la mayoría de los cuales ya se conocen.

Además, los Estados Unidos han dejado de lado el INF, así como el Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio. El nuevo Tratado de Reducción Estratégica (START) está actualmente lejos de ser definido y la retórica del enfrentamiento entre los dos antiguos imperios militares parece haber alcanzado su cúspide, ahora situada entre la retórica y la realidad.

La Administración de Trump ya ha decidido dos ciclos de sanciones para Siria y Ucrania, tanto en relación con el envenenamiento del antiguo agente del FSB Skripal, ocurrido en Gran Bretaña en 2018, como con el uso del agente nervioso Novichok, también en otras situaciones. 

Obviamente no estamos en condiciones de determinar si estas acusaciones tienen fundamento, pero es interesante observar cómo estas dos fases de sanción se han originado por un probable o supuesto ataque de los Servicios de Inteligencia Rusos (no de las Fuerzas Armadas) contra algunos de sus antiguos agentes.

En cualquier caso, el año 2020 es siempre un punto final para los planificadores militares rusos. Muchas cosas se decidirán en las relaciones entre Oriente y Occidente, basadas en la doctrina militar desarrollada este año.

Anteriormente, con el inicio de la reforma militar Serdyukov-Makarov, 1,35 millones de militares tenían hasta 52.000 elementos que se ocupaban sólo de actividades de mando y control, aunque de tipo tradicional y burocrático.

Sin embargo, el poder real y la cantidad de las fuerzas rusas verdaderamente preparadas para el combate no superaban las 100.000 unidades.

Por lo tanto, en promedio, sólo el 13% de las fuerzas estaban preparadas para el combate. En el Ejército, la tasa media era del 17%, mientras que en la Fuerza Aérea era del 7% y en la Marina del 70%.

En las Fuerzas Espaciales y de Misiles Estratégicos, sin embargo, el 100% de las unidades estaban listas para el combate.

Sin embargo, el 55% de las armas eran obsoletas, en varios niveles. Después de esa reforma, sin embargo, las ideas geopolíticas y estratégicas de Rusia siguen siendo las mismas: la contención de la OTAN sólo puede lograrse con la disuasión que garantizan las armas nucleares; la doctrina está evolucionando hacia la guerra centrada en la red al estilo de los Estados Unidos y, por último, el futuro de las fuerzas rusas se basará en su especialización en la guerra de contraguerrilla y la organización tecnológica y operativa de las pequeñas unidades.

Además, las operaciones del futuro no están diseñadas para eliminar al enemigo sólo físicamente, sino también psicológica, culturalmente y en sus relaciones estables con la población civil. Este es un factor típicamente “híbrido”.

Según los actuales planificadores de Rusia, en la jerarquía de las amenazas están los enfrentamientos en el espacio postsoviético.

Además, Rusia está particularmente interesada en la estabilidad de Abjasia y Osetia del Sur. Los planificadores rusos también imaginan un “escenario de las Malvinas” para las Islas Kuriles, puesto en marcha por Japón.

Por no hablar incluso de una “contención” explícita de China que, obviamente, no puede lograrse conectándola a una amenaza nuclear.

Los dos escenarios externos de interés primordial para los planificadores militares rusos son la República Democrática de Corea y la tensión en Irán.

Se trata de dos posibles puntos de entrada en una estrecha zona estratégica rusa, en la que la respuesta de Rusia sería inmediata, probablemente incluso nuclear y directa.

Todavía hoy, otras posibles amenazas son las operaciones como las que llevó a cabo la OTAN en las dos guerras de los Balcanes, así como la presencia franco-italiana-británica en Libia, y algunas operaciones occidentales directas hacia Belarús y las fronteras rusas, especialmente en la antigua zona entre la OTAN y la zona terrestre rusa.

A pesar de esta tensión histórica, que ya es bien conocida, Rusia no cree que haya ninguna probabilidad aceptable de que se produzca un enfrentamiento entre la OTAN y la Federación de Rusia, ya que Rusia sigue pensando que la disuasión nuclear es más que suficiente en este caso.

Por lo tanto, los otros objetivos estratégicos de la reforma iniciada en 2008 fueron la reducción de las fuerzas disponibles a sólo 1 millón de militares; la eliminación de las fuerzas poco utilizables; la reducción del número de oficiales y una nueva cadena de mando y control.

Ciertamente, también estaban los objetivos de alcanzar un índice del 100% de fuerzas preparadas para el combate, así como aumentar la subcontratación de materiales y actividades no esenciales a estructuras civiles, y definir un nuevo programa de armas para 2020 diseñado para actualizar el 70% del material. Ahora ya estamos en 2020.

Hay que subrayar claramente que – en gran medida – estas reformas aplicadas desde 2008 han tenido éxito. Por lo tanto, también están cambiando algunos aspectos no despreciables de la doctrina estratégica rusa.

En particular, Rusia piensa que la actitud de los Estados Unidos y la OTAN se ha radicalizado.

Sobre todo, con el uso “mejorado” de las sanciones, así como con la difusión de las llamadas “revoluciones de colores” en la zona postsoviética -que el Kremlin interpreta como si fuera la “guerra híbrida” de los occidentales- y, por último, con el aumento de los conflictos interestatales en las zonas en disputa entre Asia Central y las fronteras de Georgia, Ucrania y Belarús.

De hecho, algunos grupos militares, especialmente en los Estados Unidos, han declarado explícitamente que quieren “intimidar” de nuevo a la Federación de Rusia, para luego contenerla según la tradición de la Guerra Fría y del antiguo “Telegrama” enviado por “X”, alias George Kennan, en 1947.

Desconfianza de Rusia hacia Occidente que, sin embargo, Rusia ya ha demostrado ampliamente tanto en las doctrinas militares de 2015 (año de su compromiso en Siria) como en el posterior “Concepto de Política Exterior” de 2006.

En este caso, los pequeños cambios de terminología y doctrina son siempre decisivos.

Ya en 2015, la doctrina del General Gerasimov mencionada anteriormente subrayó que “el uso de medidas no militares para toda la gama de nuevos conflictos está aumentando”.

Ese fue, de hecho, el mecanismo utilizado por Rusia en Siria, al principio, luego en Ucrania y, probablemente, también en Venezuela y en otros países del mundo.

Por lo tanto, una estrategia de “defensa integrada”, que combina acciones políticas y no directamente militares con operaciones convencionales o incluso con acciones visibles o invisibles de guerra psicológica avanzada o de comando.

El General Gerasimov la definió como “una estrategia que debilita y desactiva proactivamente las amenazas a la seguridad del Estado”. De ahí que encontremos aquí un fortalecimiento de la defensa territorial, además de la coordinación de las acciones realizadas por diversos organismos del Estado, a medio camino entre los servicios de inteligencia y las organizaciones de la llamada “sociedad civil”.

En este sentido, también se denominó “estrategia de acción contenida”.

Es un término que se utilizó originalmente para definir con precisión las operaciones rusas en Siria. Significa librar y combatir una guerra siempre con objetivos limitados, utilizando sólo una parte del potencial militar y sólo ciertos grupos de las Fuerzas Armadas, así como golpeando selectivamente sólo algunos objetivos y grupos del enemigo que, sin embargo, no son necesariamente militares.

Se trata siempre de operaciones conjuntas, también con el uso de armas nucleares, que deben emplearse a tal nivel que no desencadenen el contramovimiento igualitario del enemigo.

Además, en la doctrina rusa de 2014 se mencionan, por primera vez, también las empresas militares privadas, definidas genéricamente como “una característica de los conflictos modernos”.

Como siempre sostiene el General Gerasimov, las empresas privadas serán “un componente del creciente número de actores militares en el campo de batalla”.

Al igual que los grupos guerrilleros, los “cuasi-Estados”, las Fuerzas Armadas de los distintos países. Todos los operadores en el campo de batalla al mismo nivel que los “clásicos”.

En este contexto, Rusia recurrirá cada vez más a empresas militares privadas, lo que permitirá a los planificadores del Kremlin evitar ser directamente responsables de las operaciones y, sobre todo, tener la posibilidad de atribuir importantes operaciones tácticas a la sola voluntad de sus “colaboradores” privados.

Para Rusia, el punto principal entre la propaganda y la estrategia es el abandono del Tratado INF por parte de los Estados Unidos.

Con la próxima doctrina, Rusia reafirmará su interés en reanudar un completo Tratado tipo START con los Estados Unidos. Sin embargo, en lo que se refiere específicamente a la cuestión nuclear, el criterio es el clásico: “el lanzamiento, inmediatamente después de un ataque”, de un ataque nuclear o de una operación convencional que ponga al Estado ruso en crisis.

En este caso, el papel desempeñado por las nuevas armas será decisivo de todos modos. Rusia dispone del nuevo misil Khinzal, es decir, un misil balístico aire-tierra o aire-aire, autopropulsado, hipersónico y de alta precisión.

Rusia también tiene disponible el Avangard, anteriormente conocido como Objekt 42020, es decir, un vehículo de planeo hipersónico que puede ser transportado por misiles balísticos continentales. El Burevestnik, anteriormente conocido como Novator 9M730, un misil superficie-superficie de propulsión nuclear, sigue funcionando, pero hay algunas otras armas en fase de pruebas avanzadas.

También hay importantes evoluciones en la robótica militar, en las supercomputadoras y en los sistemas semiautomáticos de toma de decisiones. Esta es otra cara de la futura guerra, es decir, el uso de “armas de alta precisión e instrumentos robóticos” – sólo para citar de nuevo al General Gerasimov.

Es la cara tecnológica de la guerra híbrida.

Por otro lado, en una mezcla de viejas y nuevas teorías, los estrategas estadounidenses argumentan que “quien controla Rusia, gobierna el mundo” – una nueva versión de la vieja fórmula de poder de Mackinder.

En la próxima doctrina rusa probablemente no se hará referencia a la OTAN o a los Estados Unidos como “amenazas militares en las fronteras rusas”, pero ambas entidades estratégicas occidentales serán consideradas como meros “peligros”.

La próxima doctrina militar rusa también se ocupará de los instrumentos no militares, que probablemente estarán coordinados por una estructura ad hoc que combinará los mandos militares tradicionales y la inteligencia, así como -muy probablemente- un mando integrado para las operaciones psicológicas de carácter político.

En particular, las nuevas armas hipersónicas y de alta tecnología se utilizarán para amenazas “subóptimas” contra los enemigos, sin tener que recurrir a las armas de destrucción en masa (ADM) ni a las armas nucleares pequeñas o grandes, y para modificar no sólo el espacio militar y estratégico, sino sobre todo el aspecto político de las fuerzas enemigas sobre el terreno.

Tendremos una teoría de la amenaza estratégica y de la hegemonía política del espectro militar, que implicará un conjunto de instrumentos, organizaciones y operaciones que actualmente es incluso difícil de imaginar.por TaboolaEnlaces PatrocinadosTe puede gustar

Giancarlo Elia Valori*: Economista y empresario italiano. Posee prestigiosas distinciones académicas y órdenes nacionales. Ha dado conferencias sobre asuntos internacionales y economía en las principales universidades del mundo, como la Universidad de Pekín, la Universidad Hebrea de Jerusalem y la Universidad Yeshiva de Nueva York. Fue presidente de numerosas empresas, entre ellas: Autostrade per l’Italia SpA , la empresa concesionaria que administra la red de autopistas italiana, PYME – Southern Company de Electricidad , la UIR – Unión Industrial de Roma. De 2006 a 2011 fue presidente de Sviluppo Lazio, la sociedad de cartera de todas las filiales de la región, y de la empresa constructora Torno Internazionale Spa . Desde 2005 es presidente honorario de Huawei.Technologies Italia, es entonces presidente del holding La Centrale Finanziaria Generale Spa y desde 2009 es presidente de la delegación italiana de la Fundación Abertis.

PUBLICADO EN ISRAEL NOTICIAS 9 de Julio 2020: https://israelnoticias.com/editorial/geopolitica-y-la-estrategia-de-rusia-en-el-futuro/

Arma Hipersonica