Análisis semanal de Geopolitica por Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo:

Temas:

  • La Geopolitica en el SXXI – Que es?
  • Porque es una Ciencia sin cátedras
  • Historia de la Geopolitica
  • Potencias Continentales Ratzel Haushofer
  • Potencias Marítimas MacKinder – Mahan – Spykman
  • Tendencias en el SXX I y II Guerra Mundial y Guerra Fría
  • 90s Guerras Geopoliticas inter capitalistas
  • Primer cuarto del siglo XXI: Todas guerras por recursos y áreas geopoliticas importantes para el poder del Hegemón decadente: EEUU
  • Como todo esto se refleja en la Guerra híbrida contra Venezuela – Como el petróleo sigue siendo la causa de esta guerra no declarada formalmente – Rol del Petro-Dólar y su crisis
  • Hoy la Geopolitica como la debemos entender

AUDIO:

Temas:

1 Cambios Geoeconómicos que serán Geopoliticos en Eurasia; China y Rusia se alejan del sistema financiero dependiendo del Dólar

2 Turquía es agredida por EEUU e Israel por su nuevo acercamiento con Rusia/Irán/Qatar

3 Ucrania cambios políticos podría perder Poroshenko

4 UE y Gibraltar Europa la Considera «Colonia» y ello beneficia a Argentina por tema de de los archipiélagos de Malvinas

5 Corte de Justicia Internacional de la Haya, declara que el archipiélago de Chagos correspondiente a Mauricio debe ser reintegrado por Inglaterra, que también influye favorablemente a los intereses de argentina con relación al conflicto con Inglaterra por Malvinas

6 La Triple frontera -Argentina, Brasil, Paraguay- vuelve a la palestra por el interés de EEUU e Israel intentando instalar la «idea» de que allí existen grupos Terroristas Internacionales


Análisis semanal de Geopolitica por Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo:

Temas

MI REFLEXIÓN PARA ESTE 2/4/2019

Una recordación de la importancia para entender y recordar cuales son los enemigos históricos de Argentina y la dependencia geopolitica y geoestrategica actual luego de la derrota en la Guerra del Atlántico Sur que desencadenó la Dictadura cívico-militar en 1982. Luego continuaron y profundizados bajo los gobiernos civiles de bajo desarrollo de calidad institucional y representación popular

PORQUE ES IMPORTANTE GEOPOLITICAMENTE Y GEOESTRATÉGICAMENTE LOS ARCHIPIÉLAGOS DEL ATLÁNTICO SUR; ANTÁRTIDA Y MAR ARGENTINO

  1. Italia y la Ruta de la seda, primer país del G7 que firma que firma acuerdo con China
  2. Foro de Gobernanza Global en Francia XI Jinping + Macron y con invitación a Merkel y Junker
  3. EEUU atosiga a China con 5000 combatientes Igures del ISIS (musulmanes de China); y una reunión en Washington el 27/3 de Pompeo con Igures.
  4. La Guerra del 5G

#DossierGeopolitico DG: Desde el 2003 sostenemos en todos nuestros informes, documentos y entrevistas que EEUU inició un periodo de retroceso en su poder global alcanzado a fines del siglo XX, y desde el 2010 desde Dossier Geopolitico como equipo -con un mundo académico y de las “consultoras’ que ignoraban y no transmitían que se había iniciado un periodo de grandes cambios- que se transitaba hacia un periodo de multipolaridad regionales importante -con una China que no aplicará el modelo imperial norteamericano de control y dominio- y de nuevas alianzas totalmente distintas a las que se habían mantenido por casi 60 años, y que los estados-naciones lejos de desaparecer seguirán por un largo periodo dominando la escena de la política internacional, como también teniendo influencia en sus vecinos los países importantes tanto económico como tecnológicos, NO veremos un mundo bipolar, como el que conocimos en la guerra fría. Que sostuvimos y sostenemos.

En Octubre de 2018 el catedrático de Harvard Stephen Walt, en la Revista Foreign Policy, reconoce que hace 15 años pocos analistas sostenian estos cambios que hoy se concretan.  A confesión de partes, relevo de pruebas.

Prof. Lic. Carlos Pereyra Mele Director de DG

¿A qué tipo de mundo nos dirigimos? POR STEPHEN M. WALT                                                                  

El orden mundial liberal nunca existió realmente. La política de competencia entre grandes potencias está aquí para quedarse.

Fuente: https://foreignpolicy.com/2018/10/02/what-sort-of-world-are-we-headed-for/

En general, el mundo de 2025 será uno de «multipolaridad no equilibrada«, el orden de hoy no es liberal (varios actores clave rechazan los ideales liberales), y el de 2025 tampoco lo será. Los Estados Unidos seguirán siendo el actor más importante del planeta. Pero su margen de superioridad será más pequeño de lo que solía ser, y el país aún enfrentará problemas fiscales a largo plazo y profundas divisiones políticas. 

China será la potencia número 2 del planeta (y superará a Estados Unidos en algunas dimensiones), seguida por otros jugadores importantes (Alemania, Japón, India, Rusia, etc.), todos ellos considerablemente de menor jerarquía que los otros dos  principales.

En este sistema, los Estados Unidos deberán ser más selectivos al hacer compromisos y utilizar su poder en el extranjero. El deseo central de rehacer el mundo, que caracterizó la era unipolar, se desvaneció mucho antes de que Donald Trump se convirtiera en presidente de los Estados Unidos. No volverá, no importa cuántos neoconservadores nostálgicos intenten rescatarlo.

Como ya está claro, la política exterior y de defensa de los Estados Unidos se centrará principalmente en contrarrestar a China. Además de intentar desacelerar los esfuerzos de China para obtener una ventaja en una serie de tecnologías emergentes, los Estados Unidos también intentarán evitar que Beijing establezca una posición dominante en Asia

En la práctica, esto significará mantener, profundizar y, si es posible, expandir los lazos de la alianza de Estados Unidos allí, incluso cuando China trata de expulsar a los Estados Unidos y traer a sus vecinos a su propia esfera de influencia. Mantener la posición de los Estados Unidos en Asia no será fácil,  los aliados asiáticos de Estados Unidos desean preservar sus lazos económicos actuales con China, y algunos de esos aliados no se agradan mucho entre sí. Mantener esta coalición unida requerirá una hábil diplomacia de los Estados Unidos, que últimamente ha escaseado, y el éxito no es en absoluto seguro.

  • Pero como los teóricos realistas han estado advirtiendo durante más de 15 años, la rivalidad emergente entre los Estados Unidos y China será la característica más importante de la política mundial durante al menos la próxima década y probablemente mucho más allá de eso.

A pesar de los temores alarmistas sobre el resurgimiento de Rusia no representa la misma amenaza para Europa que la Unión Soviética. El caso de un importante compromiso de los Estados Unidos con la región será, por lo tanto, mucho más débil. Lo más revelador es que los miembros europeos de la OTAN gastan entre tres y cuatro veces más de lo que Rusia hace en defensa cada año. Pero manera muy poco efectiva, pero lo que Europa necesita es una reforma de la defensa, no subsidios de los EE. UU y los problemas reales que enfrenta Europa, como defender sus fronteras contra la inmigración no regulada, no son cosas que Estados Unidos pueda resolver.

Además, Europa y la OTAN simplemente no tendrán mucho rol que desempeñar, ya que Washington se centra cada vez más en Asia. Los países europeos no querrán renunciar a los lazos económicos rentables con China y no estarán dispuestos a hacer mucho para equilibrar a Beijing.

Si la competencia chino-estadounidense se calienta, como lo espero, este problema será otro punto de fricción entre los Estados Unidos y sus socios europeos. Trump podría acelerar este proceso si continúa golpeando a Europa en el comercio e imponiendo tontamente sanciones secundarias a los estados europeos que intentan mantener vivo el acuerdo nuclear de Irán por ejemplo, pero incluso si no lo hace, la lenta dilución de las relaciones transatlánticas continuará. No hay nada sorprendente o trágico en esto, por cierto; es simplemente la consecuencia gradual pero inevitable del resurgimiento de Asia.


Análisis semanal de Geopolitica por Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo:

Analizamos:

A 43 años del golpe militar del 24 de marzo de 1976

Realineamiento de Argentina para aniquilar los actos de soberanía que había realizado el 3er. Gobierno del Presidente Gral Juan D. Perón.

La Geopolitica del General Perón

1 La geopolitica peronista se basó en posicionar al país fuera del sistema bipolara de la Guerra Fría y moverse en conjunto con el Movimiento de los países no alineados (China, India, Egipto, Yugoslavia como países centrales

2 Establecer la Relaciones con Cuba (rompiendo su bloqueo económico político) de EEUU y la OEA

3 Establecer un fuerte desarrollo Petrolero mar adentro (se trajo una plataforma submarina para exploración petrolera y gasífera), fortalecer la Energía Nuclear y el área de la Defensa dedicada a los misiles de corto, medio y largo alcance

3 Romper el aislamiento geográfico por nuestra latitud CON EL VUELO TRANSPOLAR y establecer un uso importante del mar argentino y en Antartida

4 Establece un acuerdo con la ex URSS para realizar la imponente obra del Paraná Medio

5 Desmantelar los conflictos limitrofes con los paises vecinos se firmaron Tratados con Paraguay y se soluciono el tema de los limites en el Rio de la Plata con Uruguay

Altos del Golán y la decisiones de Donald Trump

No solo trump es el que motorizo está ilegal ocupación dándole estatus de territorio soberano Israelí, también el Parlamento estadounidense ya desde diciembre viene motorizando declaración y una ley que incorpora el territorio ilegalmente ocupado; todo esto se aceleró por la derrota de “occidente e Israel”  en la Guerra en Siria

América latina

La visita de Bolsonaro a EEUU y la sumisión del mismo ante Trump y la patética visita al edificio de la CIA

Una nueva estructura PROSUR que mejor deberíamos llamarla PRONOR, una estructura sin organización “burocrática” o sea un club de amigos

#DossierGeopolitico (DG): difunde el trabajo del Prof. Anis Bajrektarevic, –Director del Think Tank «Modern Diplomacy«, -Director del Department for Strategic Studies on Asia (DeSSA) of the International Institute for Middle East and Balkan Studies (IFIDES) en Viena. Profesor, Profesor de derecho y política internacional, geopolítica en varias universidades, con el mismo iniciamos una actividad de intercambio entre el Profesor Bajrektarevic y Dossier Geopolitico.

Prof. Lic. Carlos Pereyra Mele Director de DG

No será el siglo de Asia sin una institución pan-asiática

Contrastando y comparando la génesis de las estructuras de seguridad multilaterales en Europa, con aquellas que existen actualmente en Asia, y listando algunos sus retos más apremiantes , el artículo ofrece algunas incentivas políticas en porqué el continente más grande del mundo ha de considerar la creación de una institución pan- Asiática integral. Las estructuras de seguridad prevalentes en Asia son bilaterales y mayormente asimétricas, mientras que Europa disfruta de organizaciones multilaterales, simétricas y equilibradas (al igual que en América y África). El autor va hasta el punto de que con independencia de su impresionante crecimiento económico, no habrá ningún siglo asiático sin la creación de tal institución.

Anis Bajrektarevic

Durante más de una década, muchas de las revistas académicas más relevantes están llenas de artículos profetizando el siglo XXI como el siglo de Asia. El argumento se basa generalmente en el impresionante crecimiento económico, aumento de la producción y los volúmenes de comercio, así como las reservas en pleno auge en moneda extranjera y las exportaciones de muchos países asiáticos muy poblados (con casi un tercio de la población total del mundo habitan en sólo dos países del continente, el más grande del mundo ). Sin embargo, la historia sirve como un poderoso recordatorio que nos advierte que económicamente y / o demográficamente poderosos centros de gravedad tienden a desarrollarse en sus periferias, sobre todo cuando la periferia es más débil por una u otra categoría. Esto significa que cualquier cambio (absoluto o relativo) en la fuerza económica y demográfica en un tema de las relaciones internacionales, inevitablemente, pone tensión adicional en los equilibrios de poder existentes y las constelaciones que apoyan este equilibrio en el escenario en particular (estructura implícita o explícita).

Por lo tanto, ¿cuál es el estado actual de las estructuras de seguridad de Asia? ¿Cuál es la capacidad actual de la diplomacia preventiva y qué instrumentos están a disposición cuando se trata de alerta temprana / prevención, investigación, mecanismos de intercambio, reconciliación, la capacidad y confianza en el escenario asiático?

Mientras que todos otros grandes escenarios tienen la configuración de pan-continental en el lugar ya desde hace muchas décadas, como la Organización de Estados Americanos – OEA (continente americano), la Unión Africana – AU (África), el Consejo de Europa y la OSCE (Europa), el estado actual del continente más grande del mundo es muy diferente. Lo que se hace evidente, casi a primera vista, es la ausencia de cualquier garantía Pan-Asia / estructura multilateral. Las estructuras existentes de seguridad son bilaterales y asimétricas en su mayoría. Van desde los claros y duraderos tratados de seguridad de no agresión, a través de acuerdos menos formales, hasta los acuerdos de cooperación ad hoc sobre cuestiones específicas. La presencia de la configuración regional multilateral se limita a muy pocos lugares en el continente más grande, y aun así, rara vez los problemas de seguridad entran en su declaración de ámbito de trabajo. Otra característica notable es que la mayoría de las estructuras bilaterales existentes tienen un estado de Asia por un lado, y el país periférico o protector externo en el otro lado (lo que las convierte casi por definición asimétricas). Los ejemplos son numerosos: los Estados Unidos-Japón, Corea del Sur-Estados Unidos, Estados Unidos-Singapur, Rusia-India, Timor Oriental-Australia, Corea del Norte- Rusia, Japón-Malasia, China-Pakistán, Estados Unidos-Pakistán, China-Camboya, Estados Unidos-Arabia Saudí, Rusia-Irán, China-Birmania, India-Maldivas, Irán-Siria, Corea del Norte-Pakistán, etc.

De hecho, Asia hoy resuena como un eco de la mezcla del pasado europeo. Combina las características de la pre-napoleónica, después de Napoleón y la Sociedad de Naciones. ¿Cuáles son las lecciones útiles del pasado europeo? Bueno, hay unas pocas. Bismarck acomodó el crecimiento exponencial económico, demográfico y militar, así como la expansión territorial de Prusia hábilmente diseñando y calibrando las complejas redes de acuerdos bilaterales de seguridad de la Europa del siglo XIX. Al igual que hoy en Asia, no había una seguridad institucional de Europa, pero si un liderazgo talentoso haciendo ejercicio de moderación y sabiduría en combinación con la más rápida asertividad y la rápida absorción militar, celebrada por la duradera resistencia. Sin embargo, tan pronto como el nuevo Kaiser elimino el Canciller de Hierro (Bismarck), los provinciales y atrasados, inseguros y militantes centros de Prusia impugnaron (por sus propias interpretaciones de Machtpolitik del alemán y de las políticas Weltpolitik- mundiales) Europa y el mundo en dos devastadores las guerras mundiales. Que, así como el establecimiento de Hitler después, simplemente no sabía qué hacer con una Alemania poderosa.

Las aspiraciones y las constelaciones de algunos de los poderes de Asia hoy en día nos recuerdan también la pre-Europa napoleónica, en la que fue impugnado un bloque unificado, universalista del Sacro Imperio Romano por los desafíos al status quo. Tales graves oscilaciones centrípetas y centrífugas de Europa no ocurrieron sin graves distorsiones: por mucho que el cardenal de Richelieu y la Francia jacobina se emancipo con éxito, el de Napoleón III y la Francia antes de la Segunda Guerra Mundial, acabo rodeada, aislada, sentando de manera implícita las bases para el ataque alemán.

Finalmente, la actual configuración regional de Asia también se asemeja a la imagen de la Europa post-napoleónica: en primer lugar, la Europa entre el Congreso de Viena de 1815 y el año revolucionario de 1848. En cualquier caso, vamos a echar un vistazo rápido a la configuración regional más importante en Asia.

De momento, la mayor participación asiática es con la APEC, una organización que envuelve a ambos lados de la Cuenca del Pacífico. Sin embargo, este es un foro para los países miembros (no de las naciones soberanas), una especie de preparación o sala de espera de la OMC. Por usar las palabras de un alto diplomático de Singapur, que me dijo recientemente en Ginebra, lo siguiente: “¿cuál es su opción en este caso? …firmar el TLC, llevarse bien con los EE.UU., ingresar en Facebook y seguir comprando en internet felices para siempre…”

Dos ajustes transversales, la OCI y los No Alineados (el primero con y el segundo sin una secretaría permanente) representan el bien establecido organismo multilateral político. Sin embargo, son inadecuados los foros ya que ninguno de los dos es (estrictamente) bajo mandato en los problemas de seguridad. Aunque ambas entidades transcontinentales tienen gran número de miembros (siendo el segundo y tercero más grandes de los sistemas multilaterales, justo después de la ONU), no abarca todo el panorama político de Asia – con importantes países de Asia fuera del sistema o en contra.

Más adelante, cabe mencionar la KEDO (nuclear) y el contacto de Irán relacionado con el (Cuarto/P-5 +1) del grupo. En ambos casos, los temas tratados son de hecho relacionados con la seguridad, pero es más un planteamiento asimétrico para disuadir y contener un solo país por la parte frontal más grande de los Estados periféricos que se oponen a una determinada política de seguridad, en este caso, Corea del Norte y de Irán. Lo mismo ocurrió con el pacto tratado de defensa de la EAE en la organización de corta vida SEATO (Organización del Tratado del Sudeste Asiático) que esencialmente se disolvió tan pronto como el peligro inminente del comunismo se hizo más lento y contenido exitosamente dentro de la Indochina francesa.

Si algunos de los ajustes son una reminiscencia de la pre-Europa napoleónica, el SCO (Organización cooperativa de Shanghai) y el CCG (Consejo de Cooperación del Golfo) nos recuerda a la Europa post-napoleónica y su Alianza de los tribunales del Este Conservador (de Metternich). Ambos acuerdos fueron creados con el pretexto de una amenaza externa común (ideológica y geopolítica), considerando mantener una seguridad compartida del status quo.

La asimétrica GCC fue un ajuste de origen externo por el cual un estadounidense clave en Oriente Medio aliado Arabia Saudita se reunió en la agrupación de las monarquías Península Arábiga. Ha servido a un propósito dual, originalmente, para contener la izquierda Nasseristic panarabismo que la introducción de un tipo de gobierno republicano igualitario en el Medio Oriente teatro. También fue (después de la revolución de 1979) un instrumento para contrarrestar la influencia iraní en el Golfo y el resto del Medio Oriente. La respuesta a la primavera de 2011 la agitación en el Oriente Medio (incluido el despliegue de las tropas de Arabia Saudita en Bahrein, e incluyendo el análisis del papel de los influyentes con sede en Qatar y GCC copia de Al Jazeera TV de la red) es la mejor prueba de la misma la naturaleza del mandato del CCG.

La OCS es internamente inducida por el acercamiento entre China y Rusia(basada, por primera vez en la historia moderna, en la paridad) para disuadir a los aspirantes externos (los EE.UU., Japón, Corea, India, Turquía y Arabia Saudita) y para mantener los recursos, el territorio, presente cultura socio-política y el régimen político en el Asia Central, los Altos del Tíbet y la provincia de Xinjiang Uighur en línea.

El siguiente a considerar es la SAARC (Asociación Surasiática para la cooperación regional) subcontinente indio de la agrupación. Esta organización tiene un mandato bien establecida, bien formado y conocedor de la Secretaría. Sin embargo, la Organización es una reminiscencia sorprendente de la Liga de las Naciones Unidas, la Liga es recordado como una configuración altruista, que en repetidas ocasiones no responden adecuadamente a las misiones de seguridad de sus miembros, así como a los desafíos y las presiones de los partidos que se mantuvieron fuera del sistema (por ejemplo, Rusia hasta bien entrada la década de 1930 y los EE.UU. quedaba  totalmente fuera del sistema, y ​​en el caso de la SAARC rodean, China, Arabia Saudí y EE.UU.). La SAARC es prácticamente un rehén de la confrontación mega de sus dos miembros más grandes, ambas potencias nucleares confirmadas, la India y Pakistán. Estos dos uno al otro reto geopolítico e ideológico (la existencia de uno es la negación de la existencia del otro, el nacionalismo religioso determinado de Pakistán es una negación de una India multiétnica y viceversa). Además, la SAARC, aunque internamente inducida es una organización asimétrica. No es sólo el tamaño de la India, sino también su posición: la centralidad de ese país hace prácticamente imposible la SAARC en cualquier campo, sin el consentimiento directo de la India (ya sea el comercio, la comunicación, la política o de seguridad).

Para un avance serio del multilateralismo, la confianza mutua, una voluntad de compromiso para lograr un denominador común a través de activos convivencia sería la clave. Es difícil construir un campo de acción común en torno al miembro desproporcionadamente grandes y situados en el centro (que escaparía a la interpretación de la contención por el miembro grande en posición central (que escaparía a la interpretación de la contención por el error o la asertividad de su centro por el más pequeño, los miembros periféricos).

Por último, existe una ASEAN (Asociación de Naciones del Sureste Asiático) – una agrupación de 10 naciones2 del sudeste asiático, el ejercicio de una política equilibrada multisectorial (basado en el principio de no injerencia) interna y externamente. Esto, Yakarta / Indonesia organización con sede tiene un pasado dinámico y una carta actual ambicioso. Se trata de una disposición interna inducida y simétrica relativamente con los miembros más fuertes colocados alrededor de su centro geográfico (como en el caso del equilibrio de la UE con Alemania-Francia / Gran Bretaña-Italia / España-Polonia geográficamente equilibrado entre sí). Situado en el eje geográfico del flanco sur del continente asiático, el triángulo de crecimiento de los llamados de Tailandia, Malasia e Indonesia, representa el núcleo de la ASEAN no sólo en términos económicos y de comunicación, sino también por su influencia política. La UE-ASEAN como Comunidad Hoja de Ruta (para 2015) se absorben la mayor parte de la energía de la Organización. Sin embargo, la ASEAN ha logrado abrir sus foros para los 3 grupos de 3, y se podía ver en el largo plazo como un escenario más amplio cúmulo hacia el pan-asiática foro en el futuro.

Antes de cerrar este breve resumen, vamos a mencionar dos recién inaugurado foros informales, ambas basadas en las llamadas externas de un reparto de la carga. Uno de ellos, con un nombre patriotero-acuñado por el banco5  Wall Street – BRI (I) C / S, hasta el momento incluye dos importantes potencias económicas asiáticas, demográficos y políticos (la India y China), y un periférico (Rusia). Indonesia, Turquía, Arabia Saudita, Pakistán, Kazajstán, Irán, son algunos otros países asiáticos, cuyo orgullo nacional y los intereses pragmáticos abogan por un miembro del BRIC. El G-20, el foro informal otra parte, también se reunieron en el Comité ad hoc (pro bono) las siguientes bases de la necesidad del G-7 para lograr una mayor aprobación y el apoyo a su política monetaria (acuerdo de cambio de divisas) y financieros (austeridad) acciones introducidas a raíz de (aún sin resolver) la crisis financiera. Sin embargo, el BRICC y G-20 no han proporcionado los Estados participantes de Asia, ya sea con la palanca más en las instituciones de Bretton Woods (además de un reparto de la carga), o han ayudado a resolver los problemas indígenas de Asia de seguridad. Atractiva para el orgullo nacional, sin embargo, ambos encuentros informales pueden desviar los recursos necesarios y la atención a los estados asiáticos de su presión interna, pan-continental problemas.

Sin embargo, además de la maquinaria del sistema de las Naciones Unidas del Comité de Desarme con sede en Ginebra, el Consejo de Seguridad de la ONU, OPEW y el OIEA, incluso los asiáticos ASEAN (como los asiáticos la mayoría de carácter multilateral) no tienen ningún foro permanente adecuada para afrontar y resolver sus problemas de seguridad. Una organización similar a la del Consejo de Europa o la OSCE está todavía lejos de los países emergentes en suelo asiático.

Nuestra historia nos advierte. Sin embargo, también ofrece una esperanza:
El pre-CSCE (pre-Helsinki) Europa era de hecho un lugar peligroso para vivir, la línea predeterminada fuerte geopolítico e ideológico se pasa por el corazón de Europa, se corta en dos mitades. El sur de Europa se selló prácticamente fuera conocido por las dictaduras, en Grecia (Junta Coronel), España (Franco) y Portugal (Salazar), con Turquía testigos de varios de sus gobiernos derrocados por la institución militar secular y omnipotente, con Albania y la invertida (a Europa no parecer) no aliados, la Yugoslavia de Tito. Dos poderosos instrumentos de la presencia militar de nosotros (OTAN) y de los Soviets (del Pacto de Varsovia) en Europa eran mantener enormes ejércitos permanentes, enormes arsenales convencionales y las armas ABC y los sistemas de entrega, prácticamente uno junto al otro. Con mucho, en general, de las fronteras europeas no se reconocen mutuamente. En esencia, el oeste rechazó reconocer, incluso muchos de los de Europa del Este (Unión Soviética dominada \ instalados) los gobiernos.

Actualmente en Asia, apenas hay un solo estado que no tiene ningún conflicto territorial dentro de su vecindario. Del Medio Oriente, el Caspio y Asia Central, el subcontinente indio, Indochina continental o mar del Archipiélago, el Tíbet, Mar Meridional de China y el Lejano Oriente, muchos países están sufriendo numerosas disputas fronterizas verde y azul. El Mar de China Meridional únicamente cuenta con más de una docena de las controversias territoriales en los cuales en su mayoría de China presiona periferias de liberarse del cerco de larga duración. Estos movimientos se interpretan a menudo compran el territorio insular en un limbo legal de Taiwan, que espera un momento en que el pan-asiática y un acuerdo internacional sobre cómo muchas Chinas Asia debería tener, las ganancias de un consenso amplio y duradero.

Sin resolver las cuestiones territoriales, el irredentismo esporádico, el armamento convencional, las ambiciones nucleares, los conflictos sobre la explotación de un acceso a la biota marina, otros recursos naturales, incluyendo el acceso al agua fresca de un suministro están planteando una enorme tensión en la seguridad externa de seguridad y la estabilidad en Asia. Estrés adicional proviene de las preocupaciones ambientales emergentes, que representan amenazas a la seguridad casi absoluta (no sólo a la pequeña nación del Pacífico de Tuvalu6, sino también) a las Maldivas, Bangladesh, Camboya, partes de Tailandia, de Indonesia, de Kazajstán y de Filipinas…7 Todo esto combinado con desigual dinámica8 económica y demográfica del continente están representando a Asia como un barril de pólvora real.

Es absolutamente inapropiado comparar el tamaño de Asia y Europa (este último es más bien una extensión de una enorme masa continental de Asia, una especie de península de Asia occidental), pero las maniobras interestatal fue igualmente estrecho para cualquier maniobra como es el espacio de hoy en día para cualquier seguridad de maniobra de Japón, China, India, Pakistán, Irán y similares.

También debemos hacer un pequeño repaso a las peculiaridades de las constelaciones nuclear en Asia. Después de las analogías históricas, sino que se hace eco de la edad del monopolio nuclear de Estados Unidos y el año de la desesperación de Rusia para lograr la paridad.

Además de mantener enormes arsenales de armas convencionales y numerosos ejércitos permanentes, Asia es un hogar de cuatro (más periféricas de Rusia e Israel) de las nueve potencias nucleares conocidas (declarados y no declarados). Sólo China y Rusia son partes en el TNP (Corea del Norte se alejó en 2003, mientras que India y Pakistán, ambas potencias nucleares confirmadas se negó a firmar el Tratado). Asia es también el único continente en el que las armas nucleares ha sido fuente de conflictos.

Como es bien sabido, el pico de la Guerra Fría se caracterizó por la confrontación Mega geopolítico e ideológico de las dos superpotencias nucleares (cuyas reservas con mucho más numerosos que los inventarios de todas las demás potencias nucleares combinados). Sin embargo, enigmático, misterioso e incalculable a cada other9, los estadounidenses y los soviéticos estaban en lados opuestos del planeta, no tenía disputas territoriales, y no hay registro de dirigir los conflictos armados.

En la medida en la constelación nuclear asiática es, además, específica de cada uno de los titulares tiene una historia de las hostilidades armadas fricciones y enfrentamientos por disputas territoriales sin resolver a lo largo de la frontera común, todo ello combinado con las rivalidades ideológicas intenso y duradero. La Unión Soviética se había fricciones amargo transfronteriza armados con China sobre la demarcación de su frontera terrestre y largo. China ha librado una guerra con la India y ha adquirido una significativa territoriales disputadas regiones limítrofes. Por último, la península de Corea ha sido testigo de los enfrentamientos militares directos de Japón, la URSS, China, así como los EE.UU. en su suelo mismo, y sigue siendo una nación dividida bajo una fuerte división ideológica.

En el borde occidental del continente euroasiático, ni Francia, Gran Bretaña, Rusia o los EE.UU. tenían una historia (reciente) de dirigir los conflictos armados. Ni siquiera comparten las fronteras terrestres.
Finalmente, sólo la India y ahora la Rusia post soviética tiene un estricto control civil y total sobre sus fuerzas militares y la autorización de despliegue nuclear. En el caso de Corea del Norte una China, que está en manos de un impredecible y poco transparente-comunista de liderazgo-es decir, que reside fuera democrática, toma de decisiones gubernamentales. En Pakistán, que está completamente en manos de un establecimiento militar políticamente omnipresente. Pakistán ha vivido bajo un gobierno militar directa para más de la mitad de su existencia como estado independiente.

Lo que finalmente mantuvo los EE.UU. y la URSS de desplegar armas nucleares fue la lucha peligrosa y costosa llamada: “Garantía de la destrucción mutua”. Ya a finales de 1950, ambas partes alcanzaron la paridad en el número y tipo de cabezas nucleares, así como en el número y la precisión de sus sistemas vectores. Ambas partes producen suficientes ojivas nucleares, depósitos de sistemas de entrega “secreto y sitios de lanzamiento para sobrevivir con creces el primer impacto y mantener un fuerte segundo ataque capability10. Una vez comprendida  que ni la prevención ni el ataque nuclear preventivo traería una victoria decisiva, pero en realidad daría lugar a la final de un holocausto nuclear mundial y garantizar la total destrucción mutua, los estadounidenses y los soviéticos han logrado un equilibrio en el miedo a través de la disuasión peligrosa. Por lo tanto, no era una paridad de intención, pero el MAD no deseado (con su efecto tranquilizante de las armas nucleares, si poseía en cantidades suficientes y configuraciones impenetrable) que llevó a una especie extraña de la pacificación de la estabilidad entre las dos superpotencias se enfrenta.

Como se ha señalado, las reservas nucleares en Asia es considerablemente modest11. El número de sitios de lanzamiento de ojivas nucleares y sistemas de entrega no es suficiente y lo suficientemente sofisticados como para ofrecer la capacidad de segundo golpe. Este hecho compromete gravemente la estabilidad y la seguridad: prevención o preventiva N-huelga en contra de un estado nuclear o no nuclear podría ser considerada como decisiva, especialmente en el sur de Asia y en la península coreana, por no mencionar el Oriente Medio12.

A la sabiduría en general de la geopolítica asume la potencialidad de la amenaza de examinar el grado de intenciones y la capacidad de los beligerantes. Sin embargo, en Asia esta teoría no es necesariamente la verdad completa: Cerca proximidades geográficas de Asia potencias nucleares significa menos tiempo de vuelo de cabezas, lo que finalmente da un muy breve período de toma de decisiones a los adversarios involucrados. Además de una política deliberada, un grave peligro de una guerra nuclear accidental tanto, es evidente.

Uno de los más grandes pensadores y humanistas del siglo 20, Erich Fromm escribió: “… el hombre sólo puede avanzar mediante el desarrollo de (sus) razones, por la búsqueda de una nueva armonía… “13

Sin duda hay un largo camino de la visión y la sabiduría de un claro compromiso político y la acción acordada. Sin embargo, una vez que se logra, las herramientas operativas son fácilmente a disposición. El caso de Europa de Helsinki es muy instructivo. Para ser franco, era la extensión más de las superpotencias que disputaron entre sí en todo el mundo, que finalmente los llevó a la mesa de negociación. Es importante destacar que también fue un llamado constante, el decidir de los ciudadanos europeos que alertó a los gobiernos a ambos lados de la línea por defecto. Una vez que las consideraciones políticas se resolvieron, los aspectos técnicos cobró impulso: se produjo-en primera mutuo reconocimiento pan-europea de fronteras, que tranquilizó las tensiones un día para otro. Político-militar, la cooperación se encuentra en la canasta primero de los llamados de Helsinki, que incluyen las inspecciones militares conjuntos, mecanismos de intercambio, el flujo de información constante, los representantes de alerta temprana (el Consejo Permanente llamada). Más adelante, un importante centro de se encuentra en la cesta denominada segunda – el foro que une a los problemas económicos y ambientales, elementos tan apremiante en Asia en el momento.

Es cierto que la cesta de la OSCE II era una fuente de muchas controversias en los últimos años, sobre todo en la interpretación de los mandatos. Sin embargo, la nueva ola de nacionalismo (a menudo reemplazando el comunismo fading), las cargas emocionales y miedos residuales del pasado, la enorme formación continua de la clase media en Asia (cuyas pasiones y afiliaciones inevitablemente pondrá a prueba las elites establecidas en el país y cuestionar sus políticas internacional), y una búsqueda relacionada a un nuevo consenso social, todo lo que podría ser abordado con éxito por una especie de una canasta de Asia III. Es evidente que, más crecimiento socio-económico en Asia es imposible sin la creación y movilización de una fuerte clase media, un segmento de la sociedad, que al aparecer de nuevo en el horizonte socio-político es tradicionalmente muy expuestos y vulnerables a los delitos políticos y los cambios disruptivos. En cualquier caso, hay varias observaciones de la OSCE naciones de Asia14, desde Tailandia hasta Corea y Japón (con Indonesia, una nación que en la actualidad considera unirse al foro). Son claramente los que se benefician de la participación15.

En consecuencia, el continente más grande debe considerar la creación de su propia integral pan-asiática mecanismo multilateral. Al hacerlo, sin duda puede estar en la visión y el espíritu de Helsinki. En la configuración más institucional, Asia cerca puede visitar el bien prevé la SAARC y la ASEAN16 ambiciosa poder foros. Al examinar estos dos organismos regionales, Asia

puede encontrar y hábilmente calibrar el equilibrio adecuado entre la ampliación y profundización del mandato (de seguridad) de este organismo multilateral futuro – dado el número de estados, así como la gravedad de la presión socio-política, el medio ambiente y político-militar de los desafíos.

En la edad de un éxito sin precedentes y la prosperidad sin precedentes de Asia, un indígena multilateral pan asiática acuerdo se presenta como una oportunidad. Contextualizar famosa frase de Hegel que “la libertad es… una idea de la necesidad” permítanme concluir diciendo que la necesidad de los domesticados pan-asiática organización advierte por su urgencia también.

Claramente, no hay emancipación del continente, no hay siglo asiático, sin el marco multilateral pan-asiático.


Anis Bajrektarevic, –Director del Think Tank «Modern Diplomacy«, -Director del Department for Strategic Studies on Asia (DeSSA) of the International Institute for Middle East and Balkan Studies (IFIDES) en Viena.

El presidente de EEUU, Donald Trump, dijo que es hora de reconocer la soberanía de Israel sobre los Altos del Golán, dada su importancia estratégica y de seguridad para el Estado hebreo y la estabilidad regional.

La declaración de Trump desestabiliza aún más Oriente Medio, declaró por su parte el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov.

Audio: https://mundo.sputniknews.com/popup/radio/?audio_id=26524863

«Este planteamiento no ayuda a lograr una solución de los problemas de Oriente Medio. Más bien, todo lo contrario. Esperemos que no pase de ser más que un llamado».

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan

© REUTERS / CEM OKSUZErdogan acusa a Trump de provocar otra crisis con la declaración sobre los Altos del GolánEl argentino Carlos Pereyra Mele, director de Dossier Geopolitico opina que «el lobby israelí en el gobierno de EEUU y en las cámaras es fuertísimo, ellos realizan estas acciones por el motivo de que la guerra en Siria se perdió. Lo único que crea es nueva conflictividad en Medio Oriente y deja un conflicto que va a continuar».

Destacamos que el 24 de marzo se cumplen 20 años del inicio de los bombardeos despiadados de la OTAN contra Yugoslavia. Con ese motivo el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, concedió una entrevista a la cadena rusa NTV en la que aseguró que el Occidente no dejará investigar los crímenes de la OTAN en Yugoslavia.

Más: Moscú denuncia que las acciones ilícitas de la OTAN en la antigua Yugoslavia se omitieron adrede

En otro orden, la jefa del Gobierno británico, Theresa May, ha reiterado su determinación para sacar adelante el Acuerdo de Retirada de la Unión Europea tras ganar una prórroga al Brexit durante la cumbre del Consejo Europeo.

Monedas de centavos de EEUU

CC0 / PIXABAYLos refugiados de Rukban no tienen con qué pagar el tributo de salida a grupos armadosMientras tanto, Rusia y Siria invitan a EEUU a disolver el campamento de refugiados de Rubkan, comunicó el Ministerio de Defensa de Rusia. El encuentro está fijado para el 26 de marzo. Su organización fue encomendada al jefe del Centro Ruso de Reconciliación de las partes beligerantes.

Resaltamos que Hungría obtuvo de Gazprom garantías para el suministro de gas en 2020, aunque resultaran estériles las negociaciones de Moscú y de Kiev sobre el tránsito de gas a la UE. Así lo reveló Peter Szijjarto, ministro de Relaciones Económicas Exteriores y de Asuntos Exteriores de Hungría.

Además: Mañana más y mejor: los competidores le entregan el mercado europeo del gas a Gazprom

Destacamos además que el 23 de marzo, en la provincia pakistaní de Sind, de los alrededores de Karachi, debe ser puesta la primera piedra en los cimientos de la planta ensambladora de automóviles Alhaj Automotive, de la marca Protón de Malasia.

En ontro orden, Washington contempla la posibilidad de suspender los preparativos de los suministros a Turquía de aviones F-35, comunica la agencia Reuters, que alude a la secretaria adjunta de Defensa de EEUU, Katherine Wilbarger.

Fuente: https://mundo.sputniknews.com/radio_el_punto/201903221086249031-trump-quiere-reconocer-soberania-israeli-sobre-altos-del-golan/

Análisis semanal de Geopolitica por Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo:

Analizamos: 

COLUMNA RADIAL DE GEOPOLITICA 17/3/19:

Análisis semanal de Geopolitica por Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo:

Analizamos:

Shock Mediáticos Atentados masivos en Brasil y Nueva Zelanda (crímenes en vivo)

Latinoamérica:

Desaliento con el “Dron” Guaido entre sus seguidores.

Colombia el “portaaviones fijo” de USA -crímenes que ponen en crisis la Paz alcanzada-.

Atentados en México declaración de guerra de los narcos al Presidente López Obrador.

Un año del asesinato de Marille Franco en Rio de Janeiro que complican a la Familia Bolsonaro en Brasil – El atentado en la Escuela de San Pablo fue realizado por dos bolsonaristas confesos.

Afganistán La retirada de EEUU y su negociación de con los Talibanes -tema de las “agencias de seguridad- Mercenarios y el rol del régimen paquistaní y sus servicios de inteligencias

Europa Oriental: A 5 años del conflicto de Ucrania EEUU y la UE aumenta la presión sobre Rusia con nuevas sanciones -Clara demostración de que Europa carece de política exterior propia-
Yemen: a cuatro años de la intervención de Arabia Saudita, la catástrofe humanitaria yemení por los Saudíes y sus aliados se ha visto incrementada por el medio millón de bombas lanzadas. Pero porque esta guerra analizamos desde la geopolitica, por su  importancia al poseer el control del ingreso al mar Rojo y de allí al Canal de suez Mediterráneo, si los Yemeníes ganaran la guerra con su consecuencia catastrófica para las petromonarquías.

Andrew Korybko

Enrique J. Refoyo

Entrevista realizada a Andrew Korybko, autor del libro recientemente publicado en español “Guerras Híbridas: Aproximación adaptativa indirecta al cambio de régimen”, por el traductor de dicha obra, Enrique J. Refoyo:

1. Muchas gracias por investigar y escribir el libro “Guerras Híbridas: Aproximación adaptativa indirecta al cambio de régimen”.

Gracias, Enrique, y gracias por traducirlo al español.

2. ¿Cuál fue su inspiración para comenzar el libro? ¿Cómo empezó?

Siempre he estado interesado en las operaciones de cambio de régimen de EEUU por todo el mundo, y según llegaba a la mayoría de edad en los EEUU, empecé a darme cuenta de esta tendencia denominada “Revoluciones de Color”. Estaba fascinado por cómo supuestamente la gente podría fluir a las calles y derrocar a su gobierno, y supe que había más detrás de la historia de lo que estaba siendo públicamente revelado. Aunque los medios de comunicación estadounidenses están fuertemente censurados en términos de lo que ellos informan y no informan, nunca olvidaré la lectura de pasajes muy cortos en los periódicos sobre cómo Rusia oficialmente acusaba a los EEUU de orquestar aquellos acontecimientos para derrocar a gobiernos no-complacientes y alcanzar fines geopolíticos.

Empecé a investigar las revoluciones de color cuando estaba en el instituto y conseguí buen acceso a internet desde los ordenadores de la biblioteca del instituto. En aquel tiempo, la única fuente rusa que pude encontrar fue la versión en inglés de RIA Novosti, ahora por casualidad parte de la marca Sputnik en la que actualmente estoy empleado. No pude encontrar tanta información como me gustaría haber podido encontrar, pero aun así fue una experiencia muy provechosa y reveladora. También, era entonces un chico en el instituto y estaba usando principalmente los ordenadores de la escuela para mi investigación, así que no tenía mucho tiempo para dedicarle a esta actividad de todos modos.

No obstante, estaba profundamente conmovido por la materialización que los servicios de inteligencia de EEUU podían fabrican cambios de régimen “no-violentos” usando masas de personas manipuladas y seleccionando provocadores, y cuando fue mi momento para optar a una universidad y elegir lo que yo quería estudiar, decidí comenzar Estudios Internacionales (enfocándome en Europa oriental) en la Universidad Estatal de Ohio. Más tarde añadí otros estudios, Relaciones Internacionales y Diplomacia, y Lenguaje Ruso, pero estaba principalmente movido a aprender más sobre las estrategias de EEUU hacia Rusia para predecir mejor cómo podrían desarrollarse en el futuro próximo y de este modo algún día estar –con suerte– en una posición para preparar las contramedidas que lo bloqueen.

Siempre tuve este sueño en mi mente de que algún día me mudaría a Rusia y ayudaría al país con el que me siento tan próximo y tan profundamente relacionado, así que me figuré que mí educación en esos ámbitos podría ser útil en mi preparación para dicho sueño. Hablé más en profundidad sobre mis motivaciones personales para mudarme a Rusia como parte de una entrevista exclusiva que di a mi amigo serbio y compañero periodista, Stefan Karganovic la pasada primavera, y le invito a usted y cualquiera de los lectores interesados que la lean en el blog The Saker, donde fue publicada la versión en inglés.

Volviendo a comentar mi inspiración para escribir el libro Guerras Híbridas, aunque, el segundo momento más importante llegó durante los acontecimientos de 2011 conocidos como “primavera árabe”, que inmediatamente reconocí como una serie de revoluciones de color, pero que de manera interesante se convirtieron en unas pocas notorias guerras no-convencionales. Ya era de algún modo familiar con la guerra de guerrillas e insurgencias, habiendo estudiado estos casos de manera independiente en mi tiempo libre cuando la oportunidad lo permitía, no fue hasta 2014 cuando finalmente saqué mis conclusiones y me di cuenta que los EEUU estaban desarrollando una estrategia planificada de convertir las revoluciones de color fallidas en guerras no-convencionales.

La chispa creativa para mi inspiración llegó durante una conversación que estaba teniendo con una de mis cercanas colegas sirias, Hamsa Haddad, en la Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú (IERIM), donde estaba realizando mi máster en Relaciones Internacionales en aquel tiempo. Estuvimos hablando sobre los acontecimientos de cambio de régimen del Euromaidán en aquel tiempo y ella casualmente remarcó que no era una sorpresa para ella el hecho de ver a aquellos “manifestantes” derribando estatuas de Lenin y destruyendo su propia herencia. Tales cosas la recordaban a lo que estaban haciendo los “rebeldes de la oposición moderada” por todo su país.

Y ahí es cuando me alcanzó, pues lo que estaba ocurriendo en Ucrania era esencialmente la estrategia de apertura del mismo tipo exacto de campaña que la precedida en Siria, y que allí había muchas similitudes estructurales estratégicas entre estas dos operaciones estadounidenses de cambio de régimen. Al instante me dispuse a expandir esta conclusión tan profundamente como pudiera, al identificar los elementos comunes ocultos entre ambas para ver si sería posible postular una teoría operativa que pudiera ser usada en el análisis de estos casos y de los casos futuros. Por fortuna, estando en el programa de máster del IERIM, tenía que escribir una tesis antes de graduarme, así que pude persuadir a mi supervisor para que me permitiera dedicarme convenientemente a esta idea.

Mi libro, o en aquel tiempo, tesis, me llevó solamente una semana escribirla físicamente, pero requirió la investigación casi continúa durante un periodo de 6 meses para prepararla mediante la concurrencia de todas las fuentes necesarias y organizarlas en un modo cohesionado. Además, fui enormemente ayudado por el factor de que había estado investigando y analizando las relaciones internacionales durante muchos años en ese sentido, así que ya estaba muy familiarizado con una variedad de conflictos aparentemente separados y con las operaciones de cambio de régimen por todo el mundo, que me ayudaron a conectar más fácilmente los puntos al observar las relaciones ocultas entre aquellos acontecimientos. Por último, me convencí de la veracidad de mi teoría de la guerra híbrida, y trabajé incansablemente día y noche para completar mi trabajo.

Sin embargo, no estaba satisfecho cuando acabé, dado que sabía que escribir una tesis de máster para una universidad de élite no cambiaría nada en absoluto a menos que el público general tuviera una oportunidad para familiarizarse con mi trabajo. Y de este modo me embarqué en una búsqueda para publicar el libro por mí mismo. Inicialmente no tuve éxito, pero nunca perdí la esperanza debido a cuán entusiasmado me sentía por exponer la estrategia de la guerra híbrida de EEUU al resto del mundo. Por un golpe de lo que sinceramente creo que a posteriori es una suerte gracias a Dios, un profesor del IERIM que no conocía de nada, Denis Degterev, me contactó a través de mi universidad para pedirme que contribuyese en su revista académica porque había oído muchas buenas cosas sobre mí entre sus compañeros profesores.

Esto fue en abril de 2015, casi 10 meses o así, que terminé de escribir Guerras híbridas. Respondí que estaba muy interesado en enviarle el texto, y también le envíe unos cuantos enlaces a algunos de los trabajos que ya había publicado en internet por aquel tiempo. Tras echarles un vistazo, el profesor Degterev sugirió que contactase con su colega en la Universidad Rusa de la Amistad de los Pueblos (URAP), George Filimonov, que es muy activo en la actividad e investigación anti-maidán (contra-revoluciones de color). Fue a través de George y su Instituto de Investigaciones y Predicciones Estratégicas donde fui capaz finalmente de publicar Guerras Híbridas y de ahí en adelante presentarlo al resto del mundo, y le estaré eternamente agradecido, así como al profesor Degterev por hacer realidad este sueño.

A fin de cuentas, sin embargo, si no hubiera sido por la inspiración de Hamsa, probablemente nunca habría formulado mi teoría en primer lugar, así que también le doy a ella mi más sincero agradecimiento por jugar tan crucial papel en su desarrollo.

3. ¿Cómo definiría “revolución de color” a alguien que no supiera nada al respecto? ¿Cómo de importantes son las “revoluciones de color” para una persona cualquiera? ¿Qué consecuencias existen para la gente corriente?

Las revoluciones de color pueden ser generalmente concebidas como “protestas populares” externamente organizadas o desencadenadas desde el extranjero que apuntan a derrocar al gobierno a través de medios supuestamente “pacíficos”. En realidad, las revoluciones de color tienen una tendencia alarmante de evolucionar hacia el terrorismo urbano y los disturbios, pero la percepción occidental de estos movimientos es que son “pacíficos” y que cualquier violencia por su parte es debida a las “provocaciones” del gobierno. De nuevo, la realidad de la situación refuta esta caracterización, dado que la violencia de la revolución de color es desencadenada por los mismos “manifestantes”, tanto a través de una muchedumbre que se ha formado como resultado de la psicología de masas siendo transformada en el arma que esperaban los organizadores, o a través de unos pocos provocadores en su lado.

Lo que es más aterrador sobre las revoluciones de color es que parecen ser “legítimas protestas populares”, pero esto solo es la narrativa superficial inicialmente promovida por los principales medios de comunicación occidentales. Es un sentimiento muy incómodo pensar que miles, algunas veces cientos de miles de personas puedan tomar parte en un evento que en un modo u otro está organizado por elementos extranjeros. Esto no significa que todo el mundo que levanta una pancarta y marcha a través de una plaza de la ciudad sea un “agente extranjero”, sino solo que están siendo manipulados como “tontos útiles” ayudando a lograr el mismo gran objetivo estratégico hacia el que elementos exteriores están apuntando.

Las revoluciones de color por tanto funcionan mejor cuando hay algún grado de insatisfacción genuina hacia un gobierno objetivo o parte de su agenda, y esto ayuda a atraer “naturalmente” más gente al incipiente movimiento de cambio de régimen al reducir el “coste de entrada” para ganar acceso a la confianza de sus conciudadanos. Si la gente ya está cuestionándose a su gobierno, tanto por sí mismos como debido al precondicionamiento informativo desde elementos anti-gubernamentales (sean extranjeros o nacionales), entonces ya son mucho más receptivos al tipo de retórica lanzada por los organizadores de la revolución de color y sus patrocinadores.

Algunas veces exigen abiertamente el derrocamiento del gobierno mediante su “dimisión”, o llegan progresivamente a ese punto y revelan su verdadera intención hacia el cambio de régimen después de que una provocación planificada de antemano incite a que el Estado responda con la fuerza contra los “manifestantes”. En vista de lo que ellos entonces venden como “violencia y opresión estatal”, siguen argumentando que el gobierno ha “perdido legitimidad” y por tanto debe “dimitir”, aunque cada resultado de dimisión es mucho más fácil de decir que de hacer y es “incentivada” por el terrorismo urbano, por una grieta entre el gobierno y la élite de seguridad, y por supuesto, por la intervención extranjera – sea de tipo convencional militar como en Libia, sea de organización política encubierta como en Ucrania, o sea mediante grupos terroristas como en Siria.

Lo que empieza como una “protesta popular” podría de este modo evolucionar hacia una guerra civil y/o internacional dependiendo de las circunstancias, escenarios, y motivaciones involucradas. Mientras que la guerra total es una consecuencia muy común de las revoluciones de color fallidas en sociedades no-occidentales, las occidentales se enfrentan a riesgos similares, no obstante, de una intensidad menor y principalmente organizadas a lo largo de líneas de conflicto social-racial. En algunos casos, los EEUU pueden intentar el comienzo de desestabilizaciones de revolución de color a pequeña escala en Estados “aliados” tales como Alemania y Francia como presión para que sus gobiernos se alejen de acuerdos pragmáticos con Rusia, o en algunos casos, servir como un pretexto para represiones totalitarias.

Lo que es importante tener en mente, sin embargo, es que no toda protesta es una revolución de color, pero toda revolución de color entraña una protesta. Hay ciertamente muchas protestas legítimas que toman lugar por todo el mundo y no tienen rastro de intermediación extranjera en ellas (sea a través de agencias de inteligencia, “ONG’s”, o de otro modo), pero al mismo tiempo, el momento en que una protesta se conecta a una agenda extranjera, entonces adquiere la tonalidad de una revolución de color, sin importar si es de alcance total (tales desestabilizaciones son empleadas algunas veces como un “examen” para probar la reacción y defensas del Estado).

Aun así, una revolución de color es más fielmente definida como una “revolución popular” preparada por occidente contra un gobierno que apunta a lograr objetivos geopolíticos favorables para los EEUU y sus aliados, como es ciertamente posible en teoría para Rusia, China, e Irán el apoyo a movimientos de protestas exteriores para promover fines multipolares. Algunos han argumentado que el periodo previo a la reunificación de Crimea con Rusia estuvo marcado por algunas tácticas de revolución de color respaldadas por Moscú, al igual que el levantamiento popular en Bahréin estuvo apoyado (pero no ingeniado, que es una distinción importante) por Irán. Escribí sobre esto en un artículo para el blog The Saker en abril de 2016 titulado “La tecnología de la revolución de color no es sólo blanco y negro”, durante el cual denominaba a este posible fenómeno como una “revolución de color inversa”.

Las diferencias clave entre revoluciones de color occidentales / “convencionales” y sus equivalentes multipolares teorizadas es que, las primeras entrañan un apoyo considerable en organización, inteligencia, logística, y algunas veces incluso militar, mientras que las segundas son en su mayoría políticas e informativas. Otro contraste importante entre ambas es que la primera conduce habitual y muy rápidamente a la violencia y al terrorismo urbano, mientras que la segunda evita esas tácticas y se concentra en la protesta pacífica y la resistencia no-violenta.

Es importante apuntar, sin embargo, que también hay “revoluciones de colores inversas” que no involucran a ninguna potencia extranjera multipolar, tales como los movimientos anti-OTAN en Serbia y Montenegro, y las manifestaciones patrióticas en la República de Macedonia que venció los dos intentos consecutivos de revolución de color por EEUU. Estos ejemplos prueban que la tecnología de la revolución de color ahora ha proliferado desde el terreno de los “actores no-estatales” occidentales, a los no-occidentales que están genuinamente fuera del control de cualquier Estado extranjero. También da esperanzas de que algunos de los elementos no-violentos más creativos de la tecnología de la revolución de color pudieran ser usados tanto para socavar los gobiernos unipolares como para fortalecer a los multipolares contra la subversión occidental.

4. En relación con la segunda etapa de las guerras híbridas, ¿Cómo definiría la “guerra no-convencional” para alguien que no está familiarizado con esto? Y de nuevo, ¿Cómo de importante es esto para la gente corriente y qué consecuencias supone para la gente?

La “guerra no-convencional” puede ser fácilmente resumida como la violencia cometida por alguien fuera de un uniforme militar y por fines políticos. En la relevancia práctica sobre el tema que estamos abordando, la guerra no-convencional empieza estallar en el momento que un “manifestante” lanza una roca o un coctel molotov, y se vuelve más extrema cuando hay individuos que recurren a la guerra de guerrillas o al terrorismo. Hablé sobre la propensión de las revoluciones de color patrocinadas por occidente de recurrir a la violencia, y esta etapa del proceso de cambio de régimen es realmente el principio de la guerra no-convencional. Algunas veces, como es el patrón más reciente, los “manifestantes” finalmente se transforman en “rebeldes” o terroristas urbanos, y esto marca la transformación total de los “manifestantes pacíficos” en unos combatientes de sangre fría y la conclusión del proceso de guerra híbrida.

Es cierto que algunos pueden verse envueltos en el momento y cometan un crimen de “pasión política” tal como empujar a un policía o asalten una contra-manifestación, y mientras que eso en principio representa la guerra no-convencional, no va a más allá del umbral de no retorno para el individuo. Solamente una vez que una persona realiza verdaderas actividades de terrorismo o rebelión puede decirse que son “irreversibles” en el sentido del campo de batalla de la guerra híbrida. Puede que un día repudien su antiguo comportamiento y vuelvan a ser un ciudadano respetuoso con las leyes, pero tal eventualidad muy probablemente no es posible para el individuo siempre que la guerra híbrida esté siendo realizada todavía y solamente se vuelva comunicable después de que el conflicto termine finalmente. La guerra no-convencional es la segunda y más lógica etapa de una revolución de color que se convierte en su intensificación “lógica” por el fracaso de una “pacífica revolución popular” para derrocar a un gobierno.

Frente a la derrota en las calles, los organizadores extranjeros puede que no quieran abandonar su objetivo, de ahí el motivo por el que fomenten que sus cohortes tomen parte en la violencia y la guerra no-convencional para intensificar la crisis política y llevarla a un nivel cualitativamente nuevo de emergencia en la seguridad nacional. Si estallara una “rebelión” (como los medios principales de comunicación occidentales regularmente la pintan) o “insurgencia por la libertad” en las zonas rurales sin probar primero el concepto para demostrar públicamente si hay o no algún “apoyo público” para esto (que en sí mismo y objetivamente no importa ya que lo que cuenta es el informe y grabación subjetiva de las manifestaciones de protesta), entonces será menos creíble por la audiencia global que dichos combatientes tengan alguna “legitimidad”.

Sin embargo, este caso sigue tras una revolución de color fracasada que occidente puede vender como que ha sido derrotada solamente debido a “los asesinatos autoritarios tiránicos” de un “dictador”, entonces toma un significado totalmente diferente y se convierte en una “causa” para que el público (occidental) “global” se reúna para dar apoyo. Para ilustrar la diferencia entre una revolución de color y una guerra no-convencional (la segunda etapa de la guerra híbrida), uno necesita recordar solamente que “la revolución de las excavadoras” del año 2000 en Serbia fue una revolución de color, mientras que la guerra del terrorismo en Siria es una guerra no-convencional que creció por el fracaso de la “primavera árabe” en el contexto más amplio de revoluciones de color. Entre estos dos casos está la oleada de terrorismo urbano conocido popularmente como “Euromaidán”, que es desconocido por mucha gente que también incluyó un componente de guerra no-convencional de baja intensidad en las áreas rurales del oeste de Ucrania.

5. ¿Cuál es su breve previsión sobre las guerras híbridas de este año? Vemos una nueva ronda de guerra en Donbass; Siria, Irak, Yemen, y Libia están en llamas; están emergiendo algunos posibles nuevos conflictos en zonas inestables… y por supuesto, la situación en la Unión Europea y el nuevo presidente de los EEUU tienen preocupada a mucha gente.

Ninguno de esos cinco conflictos son guerras híbridas en el sentido de cómo las he definido – esos conflictos ciertamente comenzaron como revoluciones de color fallidas que se convirtieron en guerras no-convencionales, pero la única parte perdurable de este patrón es que todavía están enredadas en el conflicto físico. Hay poca o ninguna interacción entre los dos pilares de la guerra híbrida –revoluciones de color y guerra no-convencional– porque la parte militar de la guerra ha sido intensa durante años en cada caso, en algunos durante más tiempo que en otros. Mientras que es correcto observarlas como países que han sido guerras híbridas, sería erróneo referirse a ellas como parte de este tipo de conflicto, al menos en relación con mi definición. Habiendo dicho eso, en términos de comprensión “convencional” de guerras híbridas, entonces sí, hay todavía una relación complicada entre la guerra económica, informativa, y de otros tipos, aunque debería recordarse que la chispa de revolución de color que dio vida a estos conflictos se desvaneció hace mucho.

Mirando a Europa y los EEUU, ciertamente, hay claros indicios de que las revoluciones de color están siendo organizadas, implementadas, y en algunos casos tales como la República de Macedonia, están en el filo de la guerra no-convencional y de ese modo convirtiéndose en guerras híbridas. En relación con la UE y los EEUU, esta estratagema está siendo desencadenada por fuerzas neoliberales en gran medida conectadas con George Soros para hacer retroceder los logros de diferentes políticos y prevenir la auto-implosión del llamado “nuevo orden mundial”. No está claro hasta qué punto llegará esto, pero es muy posible que pudiera conducir a la guerra identitaria, si por diseño o accidente, se manifestase como enfrentamientos raciales en los EEUU y como enfrentamientos entre cristianos y musulmanes en la UE.

Sin embargo, cuando pronosticamos las guerras híbridas más probables en el futuro, es importante referirse a mi investigación sobre la “Ley de la guerra híbrida”, un concepto que desvelé hace medio año tras la publicación de mi libro. Escribí sobre ello más en detalle para Oriental Review en un artículo del mismo título que más tarde expandí en una serie de artículos, pero la idea general es lo siguiente:

El gran objetivo tras toda guerra híbrida es perturbar, controlar, o influenciar proyectos conectivos transnacionales multipolares a través de conflictos identitarios provocados externamente (étnicos, religiosos, regionales, políticos, etc.) dentro de un Estado de tránsito objetivo.

Con este axioma como lógica rectora, es posible predecir que los países que son parte de los proyectos integrativos de Rusia, tales como la Unión Euroasiática y la OTSC [Organización del Tratado de Seguridad Colectiva], son objetivos potenciales para futuras guerras híbridas, pero incluso más probables que estos Estados, son aquellos Estados que están cooperando con la visión ‘un cinturón, una carretera’ de China en la conectividad de infraestructuras globales, que tiene un alcance global y abarca “el gran Corazón de la Tierra” de Asia Central y Sur, los Balcanes, Indochina (ASEAN continental), el trecho transoceánico de Estados africanos occidentales, centrales y orientales, Suramérica, y Nicaragua. Ya he expandido la mayoría de esos escenarios a través de estudios intensivos por país y región para Oriental Review, que actualmente está publicando la parte africana de mi investigación. Con suerte, Katehon publicará mi próximo libro sobre la geopolítica del siglo XXI en Suramérica, y uno de estos días, espero escribir una continuación que incorpore a América Central, el Caribe, y Méjico.

En resumen, mientras que las revoluciones de color y las guerras no-convencionales, teóricamente, puedan ser desestabilizaciones independientes, a menudo se interconectan entre sí mediante el proceso de transición por fases que denominé como guerras híbridas, y uno de los denominadores más comunes que conectan estos tipos de conflictos es el de sus consecuencias geopolíticas para interrumpir proyectos conectivos de infraestructura transnacional. Siempre que los observadores mantengan estos principios básicos en mente, será posible predecir las siguientes guerras híbridas, e identificar claramente las aparentemente inesperadas una vez que están ocurriendo.

6. Muchísimas gracias por concederme la entrevista, y espero que pueda traducir más artículos y libros suyos, porque cada vez hay más personas interesadas en el tema de las guerras híbridas debido a que son el nuevo modo de hacer la guerra por todo el mundo.

Mil gracias, Enrique, y gracias a todos ustedes, lectores, por interesarse en mis ideas y leer esta entrevista hasta el final. Estoy muy agradecido por su apoyo, y espero que disfruten siguiendo mi trabajo.

Noam Chomsky ha dicho que Israel sufre un
«complejo de Sansón», que podría llevarlo
a su propia destrucción.

La noticia más importante de la semana pasada recibió muy poca prensa. Según el New York Times del 14 de febrero, poco después de aterrizar en Polonia para una importante conferencia internacional, el Primer Ministro israelí Benjamin Netanyahu cometió un sincericidio.

Apenas había aterrizado anunció en su cuenta de de Twitter: «una reunión abierta con representantes de los principales países árabes, para reunirse en Israel, para promover el interés común de la guerra contra Irán».

En caso de que alguien dude de que esto fue un caso sincericidio, el Times informó que: «Una hora más tarde, la publicación de Twitter se cambió por:
«promover el interés común de combatir a Irán”.
Así que Israel quiere la guerra con Irán y, también, la quieren varios Estados árabes con voces fuertes en Washington, especialmente Arabia Saudita. Desde una perspectiva estadounidense, el problema es que tanto los israelíes como los saudíes querrán que los Estados Unidos peleen esa guerra por ellos.
Esto promete ser la guerra de Irak de nuevo. Los neoconservadores estadounidenses fueron actores importantes en el diseño de una nueva estrategia para la destrucción de cada país árabe que podría ser una amenaza para el estado judío. Irak fue el primero en la lista. Pero entonces, como ahora, se suponía que los Estados Unidos debía luchar, asumir las bajas y pagar la factura. Los neoconservadores trabajaron con un presidente que tenía poco conocimiento de la política exterior (aunque Trump es mucho más inteligente que W.) para cumplir sus órdenes y él se enamoró de ellos. El resultado fue un desastre para los Estados Unidos y para la región (e, irónicamente, Israel). Perdimos más de 5.000 jóvenes estadounidenses muertos, decenas de miles de heridos, billones de dólares desperdiciados y el Estado iraquí fue destruido, en beneficio de las Guerras de IV Generación, entidades no estatales como Al Qaeda e ISIS que son amenazas reales para los Estados Unidos y para Israel, que el Irak de Saddam no lo era. También, destruimos la principal potencia regional que estaba bloqueando a Irán en su búsqueda por el dominio regional.

Ahora, se supone que debemos compensar esa equivocación yendo a la guerra con Irán. El resultado probablemente sería aún peor. Irán tiene tres veces la población de Irak, es más competente militarmente y puede cortar el flujo de petróleo a través del Golfo Pérsico, lo que creará una importante crisis energética. El Pentágono pensará que puede restringir la guerra a un empeñamiento aéreo y marítimo y que lo podría ganar fácilmente. Pero los iraníes pueden contraatacar en tierra, atacar a las tropas estadounidenses en Siria, en Irak y en Afganistán y potencialmente terminar con miles de rehenes estadounidenses. En ese punto, ¿cuál es nuestro próximo movimiento?
También, es muy probable que un Irán derrotado se desintegre como lo hizo Irak, creando otro coto de caza feliz para las entidades de las Guerras de la IV Generación. Esas entidades, una vez más, serían mucho más amenazadoras, tanto para la región como para nosotros, que lo que es Irán. De hecho, es difícil ver cómo Irán es hoy una amenaza tan grande para los Estados Unidos que debemos ir a la guerra. Irán amenaza a Arabia Saudita y los estados del Golfo, pero una guerra entre esos países probablemente no suspenda los envíos de petróleo desde el Golfo por mucho tiempo, porque todos necesitan exportar petróleo para mantener sus economías en funcionamiento. Más allá de eso, ¿cómo es que Irán representa una amenaza para nosotros? Los incidentes terroristas en los Estados Unidos y en Europa han sido llevados a cabo abrumadoramente por sunitas, no chiítas, a menudo sunitas entrenados en madrasas financiadas por saudíes.

Pero hay un peligro real para Israel aquí y no viene de Irán. Los estadounidenses del Heartland están cansados ​​de las guerras en las que sus hijos son mutilados o asesinados por razones que nadie puede explicar. El hecho de que los Estados Unidos haya sido manipulado por agentes israelíes no registrados en la guerra en Irak no es ampliamente conocido, al menos por el gran público. Pero la reacción pública contra una guerra con Irán se desarrollaría rápida y fuertemente. ¿Puede Israel estar seguro de que el pueblo estadounidense no se dará cuenta de que nuestras tropas están sirviendo como los mercenarios no pagados de Israel? En la era de Internet, el control de los medios de comunicación tradicionales ya no puede ser suficiente para barrer la verdad bajo la alfombra. ¿Qué sucede si los estadounidenses comunes, en gran número, comienzan a señalar a Israel como la causa de nuestro último desastre y qué es lo correcto hacer?

Al intentar repetir su «éxito» en empujar a Estados Unidos a la guerra contra Irak, usando la misma técnica, Israel corre el riesgo de revelar al hombre detrás de la cortina. ¿Podría el público estadounidense volverse contra Israel? ¿En quién buscará Israel el apoyo externo sin el cual no puede sobrevivir? No sería la primera vez que los israelíes derriban el templo sobre sus propias cabezas.

Traducción: Carlos Pissolito

Fuente: http://www.traditionalright.com/author/wslind/
Fuente en Español: https://espacioestrategico.blogspot.com/2019/03/la-proxima-estupida-guerra-neocon.html