Por Miguel A. Barrios [*]

La búsqueda de la identidad a través de la formulación de un discurso propio que tienda a romper los lazos de las dependencias y la realización histórica de lograr un Estado integrado de la Nación Latinoamericana , a través de la marcha y lucha política hacia la unidad, resulta ser el paradigma del pensamiento político latinoamericano.

La estructuración de las ideas políticas en América Latina no es otra cosa que la permanente pesquisa por encontrar la identidad y la originalidad de los procesos políticos. Tradicionalmente se ha indagado acerca de las influencias de las ideas europeas en los pensadores y hombres de acción latinoamericanos. Es indudable que el liberalismo -en las guerras de la independencia-, el positivismo -en la formación de los Estados oligárquicos agro minero exportadores- , y las ideas anarquistas y socialistas -en las luchas sociales del siglo XX- han ejercido particular gravitación en el discurso político latinoamericano.

El planteamiento de un posible dilema en la metodología de la acción política latinoamericana, para producir los cambios que las situaciones de pobreza e injusticia lo requerían: Reforma o Revolución, ha ocupado, también, gran parte de la reflexión política en las décadas recientes.

Pero de lo que se trata en esta nota, es nuestra preocupación por focalizar, estudiar e investigar, lo que puede tener de original e identificatorio el pensamiento político latinoamericano. Porque consideramos que en este “orden” multipolar naciente e incierto del siglo XXI, el único camino solido es un pensamiento político de la integración que tenga como finalidad materializar un estado continental industrial.

En este sentido, con el fin de ser lo más sencillo y didáctico, que no resulta fácil ni para el que escribe y menos para el lector, resaltaremos los siguientes momentos de un Pensamiento Político Latinoamericano, de acuerdo a las diversas etapas geopolíticas:

A) El proyecto político liberador

Las ideas que surgen con motivo de las independencias latinoamericanas en el siglo XIX, y teniendo como antecedente la Carta a los españoles americanos del jesuita peruano Juan Pablo Vizcardo y Guzmán en 1792, que para nosotros -como sostuvimos en numerosas oportunidades- constituye la partida de nacimiento del pensamiento político latinoamericano, al plantear por primera vez, que somos una misma Patria-. Y en singular, aquellos que trataron de profundizar las ideas liberadoras, llevándolas al plano social. Destacan aquí: el pensamiento de Simón Bolívar y Simón Rodríguez, la acción de San Martin, la concepción revolucionaria de Monteagudo y la acción político-social de Morelos. Aclaramos que existen muchos más, pero se trata de un bosquejo.

B) La idea de la Confederación

Representada por la meta de la unidad continental. Los proyectos de Confederación de Simón Bolívar o la idea de unión centroamericana de Morazán, podrían ejemplificar el peculiar desarrollo del pensamiento en esta etapa.

C) Las ideas de resistencia a los imperios

La conciencia antiimperialista surge con fuerza entre las últimas décadas del siglo XIX y las primeras del siglo XX: el cubano José Martí y el argentino Manuel Ugarte, podrían ser los pensadores símbolos-reiteramos en este bosquejo- que asumirían las ideas antiimperialistas con la meta de la unidad latinoamericana.

D) El pensamiento interpretador de la realidad latinoamericana

La máxima expresión serían los peruanos José Carlos Mariátegui y Víctor Raúl Haya de la Torre. Desde distintos marcos ideológicos, existen en ambos pensadores esfuerzos gigantescos por realizar una interpretación original de la realidad de la región.

E) Las ideas que surgen como consecuencia de la acción política de los líderes populares

Se trata de líderes populares con signos ideológicos populares nacionales o socialistas, pero con el común denominador de representar intentos -algunos más limitados-de resistencia nacional o modelos de organización política y económica autónoma. Podrían ser los casos de Sandino, Perón, Vargas, Cárdenas, Velasco Alvarado, por nombrar los más significativos. Por supuesto faltan muchos más.

F) Las ideas de los movimientos nacionales populares

Las grandes revoluciones latinoamericanas -la mexicana y la bolivariana-, los movimientos nacionales-populares -como el Aprismo, Peronismo, Varguismo- y los mismos movimientos sociales de base o de reivindicaciones específicas han producido un caudal de ideas y de cultura política que no están lo suficientemente valoradas, estudiadas y sistematizadas.

En esta etapa se consolida el continentalismo de Juan Perón que lo convierten en el primer teórico y político de un realismo liberacionista a partir del núcleo geopolítico del Nuevo ABC -Argentina, Brasil y Chile-como núcleo básico de aglutinación para un Estado continental.

G) La etapa de los movimientos nacionales posconsenso de Washington

Que materializan el ensamblamiento del Mercosur, la Unasur y la CELAC, simbolizada por Hugo Chávez, Lula, Néstor y Cristina Kirchner, Evo Morales, Correa y Mujica -por nombrar a los más reconocidos-.

También para enriquecer e indagar el pensamiento político latinoamericano, se hace preciso tener en cuenta:

-el estudio de la obra y escritos de aquellos pensadores que desde el campo de lo nacional, han producido ideas significativas en algunos de los momentos históricos citados anteriormente.

-es indispensable investigar a la producción de ideas en relación a los Estados Nacionales y las organizaciones intermedias.

-en un estudio pormenorizado del pensamiento político latinoamericano, se hace necesario llegar al nivel de la producción de una cultura por parte de los movimientos populares de la región. Existen símbolos, mitos, creencias, valores, costumbres, festividades, procesiones, folklore, que conforman una verdadera cultura política en la región.

-a los escritos, discursos y obras de los pensadores que interese estudiarlos, habría que relacionarlo con la época que vivió, la estructura productiva del país en ese momento, el tejido social de donde emerge y su articulación con los movimientos culturales de la época.

-Un último nivel, lo constituye la generación de ideas relacionados con los poderes locales o regiones de fuerte solidez territorial.

Todo este movimiento de las etapas geopolíticas del pensamiento latinoamericano conduce a retomar la indagación. El objetivo es redescubrir el ser latinoamericano, por medio del reconocimiento de la dependencia.

Podemos sintetizar que las variables del pensamiento político latinoamericano son:

-La defensa del Estado en favor de los sectores más desfavorecidos

-La defensa de la Soberanía Nacional a escala continental suramericana y latinoamericana

-La búsqueda de la satisfacción de las necesidades básicas para las mayorías

-El carácter nacional-popular y por lo tanto anti oligárquico

-La democracia económica y social que amplía la democracia formal.

América Latina es un todo que no sabe totalizarse. Únicamente un pensamiento político de la integración conlleva a una ciudadanía regional en serio, para afrontar tal vez la etapa más difícil de nuestra historia.

El dilema será Patria Grande o la nada.

[*] Miguel Ángel Barrios -Argentina- 

Director Académico de Dossier Geopolitico 

Doctor en Educación y en Ciencia Política. 

Autor de reconocidas obras sobre América Latina.

Análisis semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo

Club de la Pluma: Arte, Ciencia, Cultura, Derechos Humanos, Geopolítica, Deuda Externa, Relatos, Cuentos, Educación, Opinión, Editorial, Efemérides, Comunidades Originarias, Filosofía Y Mucho Más…

Temas:

BREXIT Duro

China aportara 400.000 millones de dolares en Irán

V Foro de Vladivostok Putin declara “El Liderazgo de Occidente toca a su fin”

China en Argentina Visita del Ministro de Defensa Chino a BsAs

Pacto de Letizia Pacto por la Amazonia suramericana

Por Wim Dierckxsens y Walter Formento *

[Aporte para Dossier Geopolitico por parte del Dr Walter Formento que autoriza su publicación]

El proyecto multipolar en China logra sobrepasar las capacidades en Inteligencia Artificial (IA) de EEUU no solo en términos de tecnologías sino de comercio mundial de sus tecnologías. Esto sucede en el momento que Beijing logra lanzar la tecnología de complejidad y velocidad G5, el nuevo Umbral tecnológico hacia el Internet de las Cosas –IdC-, que significa que toda los objetos que hacen a la vida personal podrían ser monitoreados y comandados desde la conexión desde la plataforma de comunicación móvil personal, a través de los dispositivos sensores que envían-y-reciben información acoplados a las “cosas” de las personas. Pero no es solo eso, es también el Big Data que permite localizar y hacer seguimiento a las personas en grandes grupos de conductas-valores…

Los actores financieros globalistas con sus políticas desde la Reserva Federal de EEUU (Fed) vienen construyendo el escenario de recesión y estallido de una crisis de recesión con depresión en la economía norteamericana. Manipulando un conjunto de variables que condicionan las decisiones de la Fed y solo haciendo en un 1% lo que Trump les propone, para siempre dejar asociado a Trump con los resultados negativos de la economía real y también con los éxitos de los negocios especulativos, ante la mirada preocupada del pueblo norteamericano porque siempre ganan las elites.

Con la crisis en Hong Kong (HK), las fuerzas globalistas juegan a desestabilizar a dos puntas. Por un lado a Trump a quien hacen tambalear con las movidas desestabilizantes a través de la manipulación de la moneda china offshore en la city de HK. Y al gobierno nacional en Beijing a quien pretenden desestabilizar movilizando a los partidarios del “modo de vida británico” en HK, buscando construir un escándalo mediático mundial, como lograron hacer con la llamada Masacre de Tiananmen.

En Estados Unidos la guerra de tasas de interés altas que los globalistas le aplican a Trump para que la economía no crezca y se debilite su legitimidad social en el Pueblo norteamericano no para. Una reducción de tasas llego tarde y es minina de modo que no mueve la economía real. El globalismo en EEUU tiene la principal arma, la Fed, y desde ahí boicotea todo intento de Trump por movilizar la economía real norteamericana.

Para colmo, cuando la Fed baja ese mínimo 0,25% en la tasa de interés, lo hace cuando Japón y Europa también hacen más competitivas sus monedas y Beijing ya está en guerra de monedas. La Fed baja casi nada y muy tarde y todo aparece ante los norteamericanos como si Trump no fuera capaz de lograr nada de lo prometido. Pero también es cierto que el pueblo norteamericano ya sabe quiénes son los demócratas globalistas porque los sufrió desde 1994 hasta 2017.

Entonces, cuando Trump parecía sin márgenes de juego saca de la manga el anuncio de la rebaja de los impuestos a los trabajadores en general. Movida que no solo impactaría en su capacidad de consumo sino también en su campaña electoral. Y si la Fed Globalista hiciera una movida en contra quedaría muy expuesta ante el gran público.

Pero la economía real no crece desde la crisis financiera de 2008, 10 años ya, porque la emisión de dinero sin respaldo por la Fed en todo estos 10 años siempre fue a manos de las grandes corporaciones financieras que solo la usaron para recomprar sus acciones haciendo crecer el valor ficticio de sus empresas, es decir nunca más invirtieron en la economía real norteamericana porque la puja inter-imperial financiera no permite ver ganador a corto plazo.

Aunque si lo hicieron en las economías del tercer mundo, forzando crisis y comprando a precio de remate las empresas estratégicas públicas (servicios, gas, petróleo, telefonía, bancos, etc.) de los países periféricos que así pasaban a ser parte del pueblo globalista en el sur, o del sur global como les gusta denominarlo ahora.

Pero Trump juega también a nivel internacional contra el Globalismo. Lo debilita en la Ucrania pos OTAN del gobierno ilegitimo y títere de Poroshenko. El nuevo presidente Zelenski entra con fuertes vínculos con Francia y Alemania y buen dialogo con Rusia. Por lo tanto permite prever una distención militar y la posibilidad de avance en las relaciones de la UE con Rusia, China y la India.

Trump confirma que reducirá la ´cooperación técnica´ militar en diez áreas geográficas diferentes. Por un lado reduce el gasto de defensa en el exterior debilitando a la OTAN-Globalista. Argumentando querer estar seguro que en la asistencia militar al extranjero se priorizan los intereses de EEUU y que los países beneficiados paguen una contraparte justa. Un golpe duro para la estrategia Globalista, su brazo militar la OTAN y su presencia en Europa. Del mismo modo actuó y resolvió la situación en la Península de Corea en la llamada guerra Corea del Sur y Corea del Norte.

Además libera para uso interno en Estados Unidos un presupuesto que es grande, lo que le permitiría bajar los impuestos ante la amenaza de la recesión anunciada para Estados Unidos por las fuerzas globalistas y en momentos en que se aproximan las elecciones presidenciales de noviembre de 2020.

La Guerra Comercial entre EEUU y China

Según recientes cifras del segundo trimestre de 2019, Samsung de Corea del Sur y Huawei de China son número uno y dos en el mercado mundial de teléfonos inteligentes (smartphones) y que estas empresas avanzan sin cesar en el mercado de Asia y Europa. La empresa china embarcó 58.7 millones de teléfonos inteligentes en ese cuatrimestre lo que representaba un ascenso de 8.3% comparado con la cifra del año anterior. Apple en cambio, solo embarcó 33.8  millones, un descenso de 18.2% comparado con el año anterior. Huawei no solo sobrepasó a Apple, sino la firma embarcó un 75% más de teléfonos inteligentes que Apple. En otras palabras Huawei dejó atrás a Apple. Esta tendencia del reemplazo de Apple por Huawei va a continuar con la introducción de la tecnología de comunicación G5.

De esto se prevé no solo una caída lenta de Apple en el “mercado” mundial sino, y mucho más importante, el fin de la primacía norteamericana en el tema clave del dominio de las tecnologías de la Inteligencia Artificial. La Nueva Formación Social alrededor de la Nueva Ruta de Seda parece estar desplazando a las grandes corporaciones tecnológicas del Occidente Anglosajón en cada vez más áreas. Este hecho no solo ha irritado a la administración Trump, sino que constituye también un serio revés para el capital financiero globalista en su batalla por tener bajo su control el terreno de las tecnologías estratégicas sobre Inteligencia Artificial, como ya hemos señalado en el artículo de julio de 2019. No es de extrañar por lo tanto, que observemos que las sanciones contra China en general y Huawei en particular sean avaladas por ambos partidos en el Congreso de EEUU. Tal vez el único punto en que coincidan plenamente ambas fracciones del estado profundo norteamericano.

Los objetivos detrás de ello, sin embargo, son muy distintos. Trump podrá creer que EEUU saldrá beneficiado en la guerra comercial contra China, en realidad contra las transnacionales globales que producen en China (Hong Kong y Shanghái) y exportan a EEUU, y en el corto plazo podría ser así. Las fuerzas globalistas están maniobrando para provocar una crisis bursátil y el colapso financiero en EEUU.  Lo anuncian a través de sus grandes medios de comunicación y la promueven, entre otras instituciones, a través de la política que implementa la Reserva Federal (Fed). La Fed ha pospuesto la baja de la tasa de interés solicitada con gran insistencia por la administración Trump, pero finalmente solo la bajó en apenas un cuarto por ciento (0,25%) y no garantizó nuevas rebajas para el futuro inmediato.

La crítica de Trump a la Fed se ha hecho más dura, pero las fuerzas globalistas ahí presentes (incluyendo al Banco de Basilea, el Banco Central de los Bancos Centrales) son grandes y poderosas. La Fed ya no se refiere al estado de “salud” de la economía norteamericana (con sus tradicionales estadísticas sobre la inflación y el empleo) sino a la del mundo en su totalidad. Esto lo hacen con la intención de imponer, en el sentir y ver del ciudadano medio norteamericano, que Trump es el principal y único responsable del impacto negativo que está teniendo la guerra comercial con China sobre la economía estadounidense. En un claro intento de que la “gran factura política electoral” por la hipotética crisis y recesión en EEUU le llegue directamente al presidente Trump, y en tal caso que la pague con una derrota en las próximas elecciones de 2020.

Una recesión a escala mundial, como anuncian los grandes medios con bombos y platillos, daría ventaja a las fuerzas globalistas para avanzar con su proyecto de Estado Global sin fronteras ni ciudadanos, es decir, por encima de todas las naciones e incluso por encima de EEUU, tema que hemos abordado en nuestro libro de 2018 (El capitalismo en su declive…).

La pregunta que nos hacemos ahora, es si las fuerzas globalistas podrán imponer su voluntad a la Nueva Formación Social multipolar que tiene a China y Rusia a la cabeza. En un escenario de nueva crisis mundial, son más bien los países de la Nueva Ruta de Seda los que podrían presentar sus logros y capacidades como alternativa económica. En este contexto es que hay comprender cómo y para qué los intereses globalistas buscan desestabilizar a China, mediante la imposición de una movida del tipo “revolución de colores” en Hong Kong[1], lugar clave controlado por los actores Globalistas a partir de controlar la City de Financiera, para desestabilizar al gobierno nacional de China.

La Revolución de Colores en Hong Kong

Desde que se concretó el establecimiento de la soberanía de la República Popular China sobre ‎Hong Kong, ese territorio constituye –junto a Macao– una de las dos Regiones Administrativas ‎Especiales existentes en el gigante asiático. En virtud de los acuerdos de 1997, el Gobierno Nacional en Pekín institucionalizo en ‎Hong Kong una democracia al estilo occidental anglosajón, que nunca existió bajo la dominación británica de más de 150 años (1841-1997). Fue ‎bajo la nueva soberanía nacional china que la población de Hong Kong eligió su parlamento por primera vez. ‎

La nueva ley de extradición que el Gobierno Nacional de China había decidido aplicar en Hong Kong estaba dirigida a los banqueros que “abusan de la manipulación de la moneda china ´offshore´” y no tenía relación alguna con el tema de “violación de los derechos humanos” a la que hacen referencia y desde la cual construyen visiones las plataformas de comunicación globales (CNN por ej.). A partir de la propuesta de ley surgen las manifestaciones que desembocan en un intento de “nueva revolución de colores” con actores políticos y económicos externos.

El Reino Unido y Estados Unidos han trabajado duro en “estimular” el endurecimiento de las ‎manifestaciones en Hong Kong. En la coyuntura política en Hong Kong, a la que estamos haciendo referencia, se podría responsabilizar en primer lugar al Estado Profundo de Gran Bretaña, a la estructura de poder permanente británica. La City de Londres y la oligarquía británica tienen raíces profundas de más de 150 años en Hong Kong, así como las tiene también en la Inteligencia Estadounidense y sus instrumentos para operaciones especiales en el exterior.

En las recientes manifestaciones “populares” se ha visto al Movimiento por la Independencia de ‎Hong Kong como la formación política más implicada. Portando y agitando la antigua bandera colonial del territorio. Es el mismo fenómeno que ya ha sido observado en Libia –donde el Consejo Nacional de Transición ‎adoptó la bandera del rey Idris– y en Siria –donde el llamado «Ejército Sirio Libre» adoptó la ‎bandera del mandato colonial francés. ‎Todo lo cual podría permitirnos asociar los hechos a un comando estratégico único con capacidad de desarrollar operaciones de alcance global.

A medida que crecen las protestas, los mercados se tambalean y el gobierno nacional en Beijing se preocupa porque la anunciada apuesta a largo plazo contra la vinculación del Hong Kong Dólar (HKD) con el dólar estadounidense se hace cada vez más plausible y próxima. En la medida que Hong Kong (el mayor centro financiero de China continental) se torne cada vez más inestable, se volverá más pertinente la imposición de la estabilidad social a través del gobierno nacional del presidente Xi Jimping. Aunque Beijing no suele ser cortoplacista en sus proyectos, en este contexto, Nikkei Asian Review informa que Beijing ha desarrollado un plan que desplazará a Hong Kong del centro de la escena por completo.

El gobierno chino planea con este objetivo “transformar” a la ciudad de Shenzhen, con 13 millones de habitantes, en el centro tecnológico del sudeste que une el continente con Hong Kong,  que cuenta con 7 millones de habitantes. Shenzen será ‘el nuevo Hong Kong’ afirman. Muchas de las propuestas fueron descritas en un documento publicado por el Consejo de Estado de China.

China busca atraer con estas decisiones a las transnacionales de todo el mundo hacia el centro tecnológico de Shenzhen, una medida que esencialmente le quitaría a Hong Kong su “razón de ser”: un imán para las inversiones. En el plan tanto Hong Kong y Macao serán fusionados administrativamente con la ciudad de  Shenzhen y Guangzhou para formar la Gran Bahía. La Región servirá como “área de demostración” para el socialismo chino. Esto incluirá una infraestructura de atención médica superior, junto con un sistema educativo de clase mundial. Otro beneficio (que podría alinear a las empresas extranjeras e estadounidenses en particular): el estado respaldará el rápido desarrollo del 5G en Shenzen y la nueva región. Todo se convertiría en un “modelo nacional de desarrollo de alta calidad” para el año 2035 y en una “cosmópolis superior” para todo el mundo a mediados del siglo XXI.

Las propuestas se presentan al mismo tiempo que las Fuerzas Armadas chinas entrenan en Shenzhen aunque a una clara distancia de las protestas, que llevan ya meses en Hong Kong –HK-. Lo anterior sugiere que Beijing implementa tanto la presión económica como la amenaza de la fuerza armada en el territorio de las “movilizaciones”. Si Beijing sigue firme con el proyecto, esto podría crear grandes problemas para el actual Hong Kong y su autoridad monetaria. Esto se observa claramente cuando los inversores ya están amenazando con una fuga de capitales mayor. Es importante dar precisiones del declive económico de HK en paralelo al ascenso del resto de China. HK ha pasado de representar el 27% del Producto Interno Bruto de China en el momento de anexión, en 1997, a un escaso 3% en la actualidad.

Podríamos decir que la movida, que los intereses globalistas realizaron desde HK a través de la moneda offshore, tenía por objetivo cooperar en fortalecer la movida de la Reserva Federal –Fed- para desestabilizar a EEUU y particularmente al presidente Trump, y sus opciones electorales en 2020. De modo que la Fed y HK fueron parte de una misma jugada para fortalecer el estallido de la crisis en EEUU y de la recesión, lo cual sepultaría las aspiraciones de reelección presidencial de Trump y asegurarían con ello el regreso de los Globalistas y el “establishment de poder financiero” del partido demócrata al gobierno en EEUU.

Pero al mismo tiempo es una movida para desestabilizar al gobierno de XI Jimping, al hacer la movida para fortalecer a la City Financiera de HK tratando de generar un “nuevo Tiananmen en HK”, lo cual no solo deslegitimaría internacionalmente a Xi Jimping sino que alentaría a todos los intereses contrarios al gobierno nacional y a su estrategia de nueva ruta de la seda multipolar.

Pero las acciones políticas del Gobierno Nacional Chino desde Beijing, debilitando a la city financiera de HK, y sus intereses globalistas, refuerza directamente la democracia y la estrategia multipolar de Beijing pero indirectamente también fortalece la situación de Trump, toda vez que debilita la estrategia globalista en la City de HK y de Nueva York. Lo cual podría facilitar que las presiones que Trump viene ejerciendo sobre la Fed tengan resultado positivo.

 La Guerra de Monedas

Por todo lo anterior, se hace necesario entender la llamada ´guerra de monedas´. Observamos que Trump quiere bajar el precio del dólar para revitalizar la economía real y le “molesta” que la Reserva federal de EEUU (Fed) no contribuya en esta batalla contra Europa, Japón y China. La Fed, a partir de una fuerte presión del presidente Trump, bajó hacia finales de julio de 2019 las tasas de interés en un cuarto por ciento (0,25%) diciendo, sin embargo, que se trataría de un simple ajuste a mitad de año y no el comienzo de otro período de expansión monetaria –EQ-. Con esto la Fed admitió abiertamente que EEUU estaba en recesión, situación en el mes de agosto que reafirman las fuerzas globalistas en el Banco de Basilea, la City de Londres y de Nueva York, así como los grandes medios y la revista The Economist en primera línea. Situación que estaban buscando crear con la mira puesta en las elecciones de 2020 y así asegurar la derrota de Trump.

Una encuesta de Morning Consult revela que el 28% de la población responsabilizarían exclusivamente a Trump si una crisis económica (provocada o no) se produjera en plena campaña electoral en EEUU. Esta cifra sería tan solo de un 6% entre los Republicanos, porcentaje que ascendería a 50% entre los Demócratas. En el momento que los grandes medios de comunicación anuncien que una recesión es inminente, el 60% de los entrevistados (en otro sondeo) considera que el impeachment (abrir el proceso de destitución) al presidente Trump es una mala idea.  Es la opinión de la casi totalidad de los Republicanos (92%). Los Demócratas (pro-globalistas), en cambio, verían tal impeachment en un 72% con buenos ojos y solo un 28% estaría en contra de esa idea. Lo anterior deja bien en claro cuán polarizada está la situación política en la población norteamericana.

Una baja contundente en las tasas de interés ayudaría a evitar la crisis inmediata o a posponerla al menos por un tiempo que es el primer objetivo de Trump. Es obvio que Trump enfureció al evaluar que la Fed no considera la opción de la expansión monetaria –EQ-, es decir la opción de imprimir dinero sin respaldo y a pura deuda con tasas negativas de interés para potenciar el consumo interno (lo cual si realizo durante el gobierno demócrata globalista Obama aunque a puro beneficio de las corporaciones financieras).

Trump considera, que la Fed bajado la Tasa de Interes demasiado tarde –julio 2019- y demasiado poco, 0,25%. Con tasas de interés más bajas el dólar hubiese bajado de precio y si lo hubiera hecho antes habría consolidado la movida a favor del consumo. Pero en vez de depreciarse el dólar, al demorarse en el tiempo la moneda más bien apreció, ya que ahora la situación internacional es tal que Europa y Japón continúan bajando sus tasas de interés, que ya estaban negativas, y las bajan cada vez más incluso por debajo de las tasas de EEUU. Por otro lado, también el Yuan de China se devaluó frente al dólar como parte de la guerra de monedas que implemente Beijing frente a la guerra comercial de Trump.

El resultado fue un flujo de capitales moviéndose hacia Estados Unidos en busca de mayores rendimientos financieros, haciendo subir la cotización del dólar frente a las otras monedas ´menos fuertes´ (Euro, Libra Esterlina y el Yen).  Por lo tanto, más que bajar y lograr fortalecer el mercado interno norteamericano, la competitividad y exportación de sus productos, está sucediendo lo contrario. El Tesoro de EEUU podría haber comprado euros y yenes con sus dólares, fortaleciendo esas monedas y haciendo bajar así el precio del dólar. Pero al estar la UE y Japón en recesión era de esperar que tomaran represalias en el sentido contrario.

Con un dólar más caro, fuerte y una guerra comercial que va de mal en peor, observamos durante los primeros seis meses de 2019 que las exportaciones de Estados Unidos a China cayeron en un 18% comparado con el mismo período del año 2018. Además, las importaciones desde China cayeron en un 12%. El comercio se redujo entonces para ambos países, pero el déficit comercial persiste. Estados Unidos parece entonces estar perdiendo en esta guerra comercial y los “consumidores” norteamericanos son los principales perdedores.

Una guerra comercial en tiempos de pérdida de crecimiento económico es motivo para que estalle la crisis y el colapso financiero, más que para una recuperación económica. Parece bastante difícil, entonces, que la administración Trump logre posponer la crisis-recesión que se avecina hasta después de las elecciones. En el transcurso de unas semanas Trump parece transformarse de ganador en perdedor en la puja contra la Fed y los Globalistas.

La crisis parece inevitable y los globalistas podrían ver la oportunidad para imponer en esta coyuntura también un nuevo sistema monetario internacional por encima de las naciones y sus ciudadanos, e incluso por encima de EEUU como país. Es en este contexto que, el jefe del Banco de Inglaterra —Banco Central del Reino Unido—, Mark Carney manifestó, el 23 de agosto de 2019 (según el canal estadounidense CNBC) ante sus colegas de bancos centrales, que la dependencia mundial con el dólar estadounidense como moneda de reserva es demasiado arriesgada y propone por ello una nueva moneda digital (como la Libra lanzada por Facebook[2]), para reemplazar al dólar estadounidense. Esto significaría el fin de la hegemonía norteamericana basada en el Sistema financiero anclado en el dólar como moneda internacional de reserva

En una jugada económica que todo el mundo comprendería, excepto los grandes medios, el presidente Donald Trump planteó el 23 de agosto de 2019 que considera reducir los impuestos para dar un impulso a la economía. No solo piensa reducir el impuesto sobre las ganancias del capital que, sin lugar a dudas volvería a dar un impulso a la bolsa de valores a través de la recompra de sus acciones por las grandes corporaciones, sino también piensa bajar los impuestos de los trabajadores lo cual daría no solo un impulso al consumo sino sobre todo un gran impulso de apoyo a su campaña electoral. Esta guerra no ha terminado y la campaña electoral se acerca cada día un poco más.

 Economía ficticia vs Economía real  

Una baja en la tasa de interés prácticamente no estimula la economía real, como ya hemos descripto en anteriores trabajos nuestros. Desde la crisis de 2007/08 se introdujo una política de bajar las tasas de interés, hasta la fecha que Trump fue electo presidente de EEUU. La medida  ha servido a las grandes corporaciones que, con ese crédito barato, han podido recomprar sus propias acciones. El resultado ha sido solo un ascenso “ficticio” del precio de sus acciones en la bolsa de valores. Tratase de la acumulación de ´capital ficticio´, es decir, dinero sin respaldo, que en manos del capital privado parece ´real´, ya que puede comprar a cambio riqueza real mientras en el mercado de valores no se pierda la confianza de poder cambiarlas a dicho precio.

A nivel del capital de la sociedad en su conjunto es capital ficticio, ya que no tiene respaldo alguno en el capital real (terrenos, edificios, equipos maquinaria, etc.) que las corporaciones incorporaron con ese dinero emitido. El precio de mercado de los consorcios, expresado a través de las acciones en la bolsa de valores, está muy por encima del capital realmente invertido en dichas empresas. Ese plusvalor sin respaldo es capital ficticio que en momentos de crisis se esfuma al caer el valor nominal en la bolsa de valores, que se reajustará al precio de mercado del capital total invertido en edificios, maquinaria etc.

La recuperación económica a partir de la crisis de 2007/08, en el decenio 2008-2018 ha sido por tanto ficticia, una ilusión basada en la expansión monetaria masiva a partir de la impresión de dinero sin respaldo actual ni futuro. Para decirlo más claro, el dinero emitido sin respaldo no se invirtió en la economía real sino en la recompra de sus propias acciones. Por ello es que el precio de las acciones se dispararon hacia arriba de modo ficticio, aunque la economía real no avanzo, pero sí lo hizo la “burbuja” financiera.

La desconexión entre la economía real y el mercado bursátil nunca ha sido tan grande como en la actualidad. Mientras el Standard&Poor en la bolsa de Nueva York, a finales de julio de 2019, ha alcanzado records históricos, la economía real muestra una situación de contracción o crisis. La economía de EEUU en apariencias parece estar bien, lo cual contrasta cuando en el segundo trimestre de 2019 observamos un crecimiento negativo del 2.2% en la producción industrial de EEUU, respecto al mismo período en 2018, lo cual nos muestra la falta de inversión en la economía real. A mitad del año 2019, el producto industrial bruto de EEUU fue el peor registrado en 118 meses, o sea en casi 10 años. La situación en Europa es peor aún que la de Estados Unidos. Toda una manifestación de 10 años de crisis económica financiera global o de guerra financiera observada por los resultados en la destrucción de la economía real global.

Ante nuestros ojos está una gran depresión económica a escala mundial, por más que los políticos afirmen lo contrario. La falta de inversiones en la economía real se observa en una baja en la tasa de ganancia, baja que para las grandes corporaciones financieras son ampliamente compensadas por ganancias obtenidas en la bolsa de valores (financiera). La distancia cada vez mayor entre el crecimiento de las burbujas de activos a costas de una contracción simultánea en la economía real, lo cual es causa de la recesión que tarde o temprano estallará. Según Bloomberg, Reuters (Globalistas) y también el Wall Street Journal (Continetalista), los analistas estiman que hay un 40% de probabilidades que EEUU entre en recesión antes que concluya 2019, mientras un 51% la ve para el 2020, en otras palabras muy probablemente durante la campaña electoral en Estados Unidos. Lo anterior significa que los análisis no están exentos de un fuerte color político. No es casual que a partir de agosto de 2019, los grandes medios anuncien con bombos y platillos que estamos ante una gran recesión en EEUU.

En los EEUU las grandes corporaciones han vendido acciones por un monto medio de 600 millones de dólares por día durante el mes de agosto, como si fuera ya a explotar “la madre de todas las burbujas” y como si pudiesen ver llegar el desastre financiero en el horizonte. O más bien, será que son las corporaciones globalistas las que al vender sus propias acciones tienen como finalidad provocar el estallido de la gran crisis durante la campaña electoral en EEUU, para evitar así la reelección de Donald Trump como presidente. Todo para poder, luego, avanzar en lograr un cambio estructural en el sistema monetario a nivel mundial (´Great Reset´). Nosotros consideramos que esta última apreciación es la que más se aproxima a la realidad.

Una economía por endeudamiento sin fin

El primero de agosto de 2019, el sitio de análisis Zero Hedge levantó la bandera de alerta roja, para el endeudamiento sin fin y en particular para la economía estadounidense. Señalaron que el límite absoluto de endeudamiento posible para EEUU llegaría en el año 2024, cuando el país se encuentre en la situación donde, la deuda nueva creada se ocupará exclusivamente para cancelar el pago de los servicios de la deuda, es decir, para el pago exclusivo de intereses a la deuda total. De ahí viene también la presión actual sobre los bancos centrales para que apliquen tasas negativas de interés. Una baja de las tasas de interés a terreno negativo, tiende a reducir la deuda en el tiempo y permitiría que la bolsa de valores pudiera seguir en alza por algún tiempo más. Eso es lo que precisamente la Reserva Federal (Fed) está bloqueando. Intenta bloquear dicha posibilidad para que Trump no tenga el mínimo escenario positivo para ganar en las elecciones de 2020.

Los mercados financieros (palabra utilizada para no decir que son las fuerzas globalistas) emitieron el 15 de agosto una señal de alerta sobre las perspectivas económicas para Reino Unido y Estados Unidos. Se trata del indicador que en la jerga financiera se conoce como “curva de yield invertida” o “curva de rendimientos invertida”. Esta señal de advertencia proviene del mercado de bonos, donde gobiernos y empresas piden dinero prestado a través de la venta de bonos. Un factor que afecta el rendimiento que desean los inversores es el tiempo que deben esperar para el pago final. Por lo general, una espera más larga significa un mayor rendimiento como recompensa por “atar” su dinero por más tiempo, ya que implica un mayor riesgo que una inflación no esperada erosione lo obtenido por sus intereses.

Lo que es inusual es que el rendimiento de los bonos del gobierno de Reino Unido (gilts, como se les conoce) y de Estados Unidos, con dos años de vencimiento fuera superior al rendimiento de los bonos a 10 años. Según los economistas de la Reserva Federal de EEUU (globalistas), los períodos con una tendencia de rendimiento invertida son seguidos por desaceleraciones económicas y casi siempre por una recesión. Conforme la curva se invierta, la recesión se manifestara o se hará visible porque tiende a hacer ascender el precio del oro. Lo interesante en este momento, es resaltar que el precio del oro en el pasado reciente fue suprimido por los grandes bancos globalistas para mantener el alza en la bolsa de valores e evitar su colapso. Pero ahora, que quieren la recesión y la “caída” de Trump, han dejado subir el precio de los metales preciosos.

Si la recesión no es un hecho concreto y manifiesto antes de junio de 2020, el impacto en la población podría llegar a ser insuficiente para que antes de las elecciones de noviembre se logre cambiar la tendencia del voto que actualmente favorece a Trump. Para posponer la recesión, prácticamente inevitable, la Casa Blanca hace su movida también contra los globalistas, está preparando una rebaja en los impuestos sobre los ingresos que sería lanzada en el momento que la crisis esté a punto de estallar, a fin de impactar positivamente en la capacidad de compra y de pago de gran parte de la población precisamente en momentos que han de definir su voto.

Crédito y Población

El endeudamiento a tasas relativamente bajas de interés permite un aumento de ingresos y consumo a crédito (tarjetas de crédito, casas con hipoteca, carros a pagos, préstamos para los estudios, etc.) fenómeno que creció notoriamente en EEUU y las naciones ricas en general. El crédito significa un ingreso para los “sujetos de crédito” y promueve la desigualdad de ingresos entre países y dentro del mismo país, brecha que no ha dejado de profundizarse.

El mundo actual está caracterizado por desigualdades sin precedentes históricos. Entre 1980 y 2014 los más ricos que lo tienen ya todo, el 0.001% de los estadounidenses, vieron aumentar sus ingresos en un 600% mientras que estos ingresos no aumentaron en nada para el 50% de la población de menores ingresos del país, fueron muy magros para el 40% de clase media y fueron incluso negativos para el 20% más pobre (ver gráfico).  Sin lugar a dudas esta situación es una bomba de tiempo que podría explotar en una gran recesión.

En un Atlas, el Banco Mundial divide los países en grupos según su Producto Interno Bruto (PIB). Los países con una renta per cápita superior a los $4000 dólares (países ricos) representan en conjunto el 90% del Ingreso Global, del Ahorro Global y del Acceso Mundial al Crédito. Esos países cada vez más ricos consumen además el 90% de la Energía Global y son responsables por el 90% de la Exportaciones y del Crédito recibido.  Durante casi medio siglo la población menor a los 15 años de edad en dichas naciones ricas (con un nivel de consumo alto) ha disminuido en 100 millones de personas, una baja relativa del 12%. Por ello en estos países ricos, la capacidad de reemplazo de la población adulta por las nuevas generaciones jóvenes que entrarían al mercado de trabajo ya no está garantizada para sostener el mercado de trabajo y esto es así aun incluyendo la inmigración neta. Sin una capacidad de reemplazo de generaciones adultas por otras más jóvenes tampoco está garantizado el poder mantener la capacidad de consumo y ya no solo la fuerza de trabajo.

Este dato contrasta con el fuerte ascenso de la población de menos de 15 años, como fuerza de trabajo potencial, en naciones con un nivel de consumo bajo. Su población joven aumentó en 570 millones de personas, un aumento relativo de 190%, o sea casi se duplico. Podría pensarse que en la era de la globalización la solución se encuentra entonces en el mayor consumo de los países pobres sin que abandonen el neoliberalismo. Muchos países denominados pobres cuentan con un bono demográfico, es decir, su estructura demográfica más que garantiza el reemplazo generacional en el mercado laboral que, sin embargo, no tiene mayor capacidad de absorción-inclusión.

La migración Sur-Norte sería la lógica respuesta histórica, pero se ve frenada sin embargo por la xenofobia y el nacionalismo fomentado por los grandes medios globalistas y por la acción de sus fuerzas mercenarias coordinadas por la OTAN, como ya hemos visto en nuestros artículos. Esto es así porque los intereses globalistas tienen sus inversiones realizadas en el ahora llamado “sur global”, los que antes del año 1999 eran llamados países periféricos o pobres por los organismos internacionales globalistas. Para poder revertir la baja en la tasa de ganancia, la migración del capital hacia los países emergentes, de mano de obra barata y abundante, fue y es una tendencia bien marcada en la estrategia globalista.

Ahora bien, en promedio cada persona joven en las naciones ricas tiene un nivel de consumo per cápita 15 veces mayor que sus iguales en las naciones pobres. En otras palabras, para poder compensar la pérdida de consumo de las nuevas y disminuidas generaciones en los países ricos, se necesitarían 15 personas jóvenes en las naciones más pobres  por cada uno en los países ricos, 5,7 a uno. En lugar de apuntar a estimular la migración Sur-Norte, el capital global busca asegurarse la mejor capacidad de reemplazo migrando él mismo sus capacidades del Norte a Sur. Del Norte multinacional-continental al Sur-Global, los sectores económico-sociales incluidos en el Globalismo en los países del Sur. Y del Sur Global al desarrollo del Norte-Global, el desarrollo de sectores Globalistas en cada país Norte, los ahora ex países centrales.

Es un hecho que la población en general en los países ricos es calificada en promedio como mejor sujeto de crédito y, por tanto, tiene mayor capacidad de gasto que la población en los países pobres, donde grandes mayorías ni suelen ser calificadas siquiera como sujeto de crédito. Mediante la baja de las tasas de interés, la economía globalizada busca compensar el nivel de consumo perdido por la falta de reemplazo demográfico en los países ricos. El crédito es el instrumento de la economía de mercado para aumentar la demanda de productos y servicios, sin dejar de mencionar que los grandes consorcios se benefician mucho más de las bajas tasas de interés que los mismos consumidores. En 2019, la deuda per cápita que pesa sobre las generaciones futuras en las naciones ricas alcanzó los $334 mil dólares.

Si las tasas de interés continúan a la baja, la situación futura sería aún más dramática y las generaciones jóvenes en los países ricos están enfrentadas a una deuda virtualmente imposible de pagar (Hamilton, 27 de agosto de 2019). Con tasas de interés prácticamente negativas, los fondos de pensiones (Jubilados y Pensionados) se encuentran en crisis. Al provocar una recesión, la incapacidad de pago de las deudas privadas atravesará entonces a todas las generaciones llevando no solo a una crisis económica y social sino también a una política, con un sujeto colectivo dividido y en potencial confrontación en EEUU. No por nada se habla de una guerra civil en proceso entre globalistas (demócratas) y anti-globalistas (Republicanos).

Es muy claro de qué modo el Globalismo unipolar ha ido desarrollando un nuevo mundo a su imagen y semejanza en todos y cada país. Un mundo Globalista unipolar (estado profundo de poder en el Partido Demócrata) que no ha logrado aun terminar de subordinar y desarticular al viejo continentalismo norteamericano unipolar (Estado profundo de poder en el Partido Republicano).

En el desarrollo del Sur Global, el Globalismo unipolar financiero ha potenciado las condiciones estructurales para el desarrollo de un nueva formación económica social emergente que se caracteriza por necesitar articular un sistema Multipolar en la construcción del nuevo sujeto histórico, compuesto éste con actores económico, político y estratégicos del Sur-Global y también, más tarde, por los del norte global. Pero por fuera del Globalismo unipolar y enfrentado a éste, y articulado y cohesionado a partir de reconocerse en la necesidad de sumar a y desde cada pueblo, nación, etnia, religión, etc. Como Pluriversalismo de mundos económicos, políticos, culturales, estratégicos heterogéneos y diversos que articula y arma desde ningún centro y siempre desde múltiples, desde las capacidades diferentes y heterogéneas de cada cual, delineando una figura tal vez poliédrica.

Porque no era suficiente el multipolarismo sino se construía partiendo desde cada parte, desde cada nación-pueblo-cultura-etc. Nunca imponiendo una visión-proyecto desde una parte que hiciera de centro. Por ello no era suficiente el ser solo multipolar, también debía ser pluriversal, partiendo de reconocer cada mundo de estos otros. Esos mundos-otros que parten de la economía real, de la producción de bienes reales, no de flujos de dineros ficticios, emitidos sin respaldo y conformando burbujas financieras asfixiantes.

¿Habrá otro imperio o estamos ante un cambio civilizatorio?

La legitimidad de un Sistema-Capitalismo que sirve cada vez más exclusivamente a una élite global, por medios que son cada vez más corruptos, pende ya solo de un hilo; una vez que termine este veranito ficticio de prosperidad terminará también la legitimidad del sistema. Mientras la ciudadanía aún crea en los cuentos económicos de la ´prosperidad´ que generaría el sistema, mediante mentiras divulgadas por la clase política y las plataformas de comunicación será aun posible sostener cierta legitimidad. Sin embargo, una vez que la brecha entre la propaganda y la realidad económica y social se ensanche, y que los propios medios globalistas comiencen a propagar la realidad de la gran recesión, las cosas podrían cambiar bruscamente en medio de la gran depresión que se avecina.

Si la crisis se dará en forma simultánea en muchos países, como todo hace prever desde 2013, el sistema monetario perderá su credibilidad y legitimidad, y las élites bancarias y políticas correrán el riesgo real de una bancarrota política también.

Las fuerzas financieras globalistas tienen proyectado instaurar un sistema monetario mundial manejado por ningún Estado-Nación de país central, sino por un Estado Global sin reconocimiento de fronteras ni ciudadanos, ni naciones ni pueblos, ni etnias ni diversidad socio cultural. Un Estado-Global ahistórico y sin humanidad. Ese Estado en proyección, con la OTAN como su brazo militar, ha mostrado ser incapaz de subyugar naciones medianas como Siria y Turquía, ni hablar que sí podrán con China, India y Rusia.

Han subestimado mucho a Rusia. Rusia es un país que depende de los ingresos del petróleo y gas como lo divulgan los medios. En 2013 la producción de petróleo y gas era solo de 12% del PIB y en 2019 apenas un 10%. Las exportaciones de productos que no sean gas ni petróleo crecieron en un 250%. Las importaciones en porcentaje del PIB del país por lejos son más bajas que las de cualquier otro país del G7. Rusia es el tercer país en rango con una balanza comercial positiva. Hoy en día, la economía de Rusia es la más autosuficiente y diversificada del mundo. Rusia hoy por hoy es una gran potencia en el plano agrícola, industrial, militar y geopolítica (Jon Hellevig 31 de agosto de 2019).

Rusia por lejos es el país menos endeudado del mundo tanto en lo público como en lo privado. Es el país que menos impacto recibe de sanciones impuestas por EEUU y sobrevivirá con creces una gran depresión al igual que ya lo hizo en los años treinta del siglo XX. Con Rusia, China, y el Oriente en general, se vislumbra ya una alternativa económica que emerge como más sólida e inclusiva que  la salida globalista que se propone. Serán particularmente las grandes economías de “Occidente” las que recibirán el impacto mayor de la gran recesión que está generando el Globalismo en Estados Unidos y, también, el mayor cuestionamiento a la banca y a su clase política. Así como se dieron revueltas y luchas políticas en los años posteriores a la crisis financiera de 1929/30 en Occidente reivindicando otro sistema político (el socialista en su tiempo), así también podremos esperar las luchas sociales y políticas en Occidente posteriores a 2007/8 reivindicando un mundo multipolar.

Occidente ha intentado aislar a Rusia y China de Europa con su intervención en Ucrania y Siria. Vimos también en trabajos anteriores nuestros, como la OTAN y sus ejércitos de mercenarios (ISIS) sufrieron una derrota en Siria así como en la intervención “sucia” en Ucrania que no logró doblegar ni subordinar al este Ucraniano. Ha ‎resultado casi siempre, en todas partes que los terroristas, a menudo islamistas, están en vinculados con la OTAN. Según la literatura interna de la Alianza Atlántica, ‎los servicios secretos de la OTAN se hallan bajo las órdenes conjuntas del MI6 británico y de la ‎CIA estadounidense. ‎‎El caso más reciente lo tenemos hoy con la revolución de color en Hong Kong, que ya desarrollamos en la primera parte de este trabajo.

Hoy en día ya se acepta, no solo que se usa el “terrorismo de falsa bandera” patrocinado por el Estado, sino que es la estrategia más utilizada por la OTAN. Denunciar que estos actos de terrorismo son de falsa bandera generalmente se considera como teoría conspirativa por los grandes medios globalistas con el objetivo de para restarle legitimidad y asi evitar tener que confrontar y demostrar las afirmaciones. No es el momento de documentarlo pero resaltemos un caso en torno a Ucrania con un enfoque geopolítico. El 25 de mayo de 2018 los medios globalistas BBC y Reuters  anunciaron que Rusia era “responsable” por el derribo en Ucrania del avión MH17 de Malasia Airlines cuando volaba el 17 de julio de 2014 desde Ámsterdam con 298 personas a bordo. Todos los pasajeros y la tripulación entera fallecieron.

A partir de una nueva investigación basada, entre otras cosas, en la información de las cajas negras del avión derribado en poder del gobierno de Malasia, quedó claro que el derribo del MH 17 es una operación de falsa bandera planificada por las agencias de inteligencia occidentales para bloquear la ayuda rusa a las áreas de Ucrania (Luhanks y Donetks), que han continuado resistiendo después de lo que ahora podemos llamar una “ocupación militar” realizada por la OTAN. El ataque de falsa bandera tenía el objetivo de justificar la ´ayuda´ militar de la OTAN a la “región separatista” y así evitar que la Unión Europea, sobre todo Alemania, continuaran con su “acercamiento” hacia el Este (Rusia), tomando distancia hacia el Oeste (EEUU).

Ucrania ha estado en la raíz del deterioro de las relaciones entre Estados Unidos y Rusia. En Agosto de 2019, Trump anunció que Rusia sería invitada a la próxima reunión del G7 en EEUU. En septiembre tiene lugar una reunión de Trump con el recientemente electo presidente de Ucrania (Volodímir Zelenski). Trump ya lo anunció y notificó al Congreso que considera cortar 250 millones de dólares en asistencia militar a la OTAN en Ucrania, asistencia militar que fortalecía la posición enfrentada a Rusia del anterior presidente Poroshenko (pro-OTAN). Convirtiendo a Ucrania en un país tapón para obstaculizar todo acercamiento de Alemania y la UE con Rusia.

Además, Trump anunció que reducirá la ´cooperación técnica´ en 4 mil millones de dólares en diez áreas geográficas diferentes. Trump proyecta por un lado reducir el gasto de defensa en el exterior, que pesa mucho en su presupuesto, y por otro bajar los impuestos ante la amenaza de la recesión anunciada para Estados Unidos por las fuerzas globalistas. El presidente argumenta querer estar seguro que en la asistencia militar al extranjero se priorizan los intereses de EEUU y que los países beneficiados paguen una contraparte justa, un golpe duro para la estrategia Globalista, su brazo militar la OTAN y su presencia en Europa. Es un ataque frontal a las fuerzas globalistas. Nada que Trump ya no haya hecho, por ejemplo en la solución en la Península de Corea de las hipótesis de guerra inter coreanas que agudizaba la tensión de Estados Unidos con la China de Beijing.

Retomando, Trump está en guerra abierta con la Reserva Federal (históricamente el bastión de las fuerzas globalistas desde 1906 y aún bajo su influencia). Vimos que la Fed ha estado muy “renuente” para bajar las tasas de interés que el presidente Trump pidió enérgicamente. La Fed prácticamente no ha bajado las tasas de interés en 2019, bloqueando así la política para estimular la ampliación de la masa de dinero en manos de la población norteamericana mediante crédito barato (tasas de interés bajas) lo cual dinamizaría el consumo y el mercado interno. Lo que sin embargo sí hizo la Fed, en las dos últimas semanas de agosto, es comprar bonos de la Tesorería por un monto total de 14 mil millones de dólares ampliando de esta forma la masa de dinero en el mercado. Claro que esta acción tiende a beneficiar a las corporaciones que, desde hace diez años, con esos dólares recompran sus propias acciones y así el crédito financia capital ficticio, burbuja financiera y parálisis en la economía real y el mercado interno norteamericano.

Desde octubre de 2014, la Fed no había recurrido a esta modalidad de expansión monetaria –EQ- e inmediatamente reaccionaron las acciones en la bolsa de valores en Nueva York que (Standard&Poor 500) subió en la última semana un 2.79%, aunque perdió 2.88% en el mes de agosto. La ganancia neta en lo que va del año 2019 ha sido de 16.75%.

Lo que elige la Fed es seguir el camino de la estrategia globalista contra Trump, que se manifiesta en dinero disponible para las corporaciones financieras, así estas recompran sus acciones y suben de modo ficticio sus cotizaciones, bloqueando todo impulso a poner en movimiento la economía real. Todo esto, ante la mirada del gran público, aparece como si Trump hubiera elegido beneficiar la especulación financiera y no fortalecer la capacidad de consumo de los norteamericanos y la economía real. Una gran maniobra la del Globalismo que da vuelta la jugada de Trump y lo deja ante el pueblo norteamericano como cómplice de las corporaciones.

* Investigadores del Observatorio Internacional de la Crisis.


Notas

[1] En 1989, las estructuras transnacionales del poder angloamericano  impusieron una operación de “Revolución Colores” sobre la nación China, en la llamada “Masacre de la Plaza de Tiananmen”. Thierry Meyssan, Los Británicos y la ´revolución de color´ en Hong Kong, Red Voltaire, 11 de agosto de 2019.

[2] Redes sociales y economía. Así funcionaría libra, la criptomoneda de Facebook. https://www.clarin.com/new-york-times-international-weekly/funcionaria-libra-criptomoneda-facebook_0_fjDm4Yq2sQ.html

Bibliografía

Blogspot, El territorio del Lince,  21 de agosto de 2019, www.blogspot.com

BBC News Mundo, ¿Los mercados están dando señales de que se avecina una nueva recesión?, 15 de agosto de 2019

Behrmann Savanna, Poll: Majority of Americans don’t want Trump to be impeached and removed from office, USA TODAY, 23 de Agosto de 2019

Dembik Christopher, The global credit impulse is giving signs of life, Zero Hedge, 30 de Agosto de 2019

Dierckxsens Wim y Formento Walter, La Crisdis Mundial, Continentalismo, Globalismo y Pluriversalismo , Ed. Fabro, Buenos Aires, 2018

Dierckxsens Wim, Formento Walter, Geopolítica de la crisis económica mundial, Editorial Fabro, Buenos Aires, 2016

Dierckxsens Wim, Walter Formento, Andrés Piqueras et al, Capitalism in Decline, Our Global U, Hong Kong, 2019.

Durden Tyler, Global Smartphone Shipments Plunge Again, Huawei Displaces Apple As No.2, Zero Hedge,  1 de Agosto de 2019.

Durden Tyler, The Last Western Empire?, Zero Hedge, 2 de Agosto de 2019

Durden Tyler, White House To Unveil Rule Banning Agencies From Doing Business With Huawei, Zero Hedge, 7 de Agosto de 2019

Durden Tyler, Is Trump Losing The Trade War?, Zero Hedge, 7 de Agosto de 2019

Durden Tyler , El plan secreto de Beijing B: convertir Shenzhen en el nuevo Hong Kong, Zero Hedge 19 de agosto de 2019

Durden Tyler, This Is Why Trump Is Nervous, Zero Hedge 22 de Agosto de 2019.

Durden Tyler, In Unprecedented, Shocking Proposal, BOE’s Mark Carney Urges Replacing Dollar With Libra-Like Reserve Currency, Zero Hedge 24 de Agosto de 2019.

Hamilton Chris, Global Endgame Looms As Soaring Debt Smashes Into Shrinking Populations, Zero Hedge 07/27/2019

Hellevig Jon, New World Order In Meltdown, Zero Hedge, 31 de Agosto de 2019

Korybko Andrew, New MH17 Documentary Proves Beyond a Doubt that a Cover-Up Took Place, Global Research, 25 de julio de 2019

Lance Robert, America´s burden will fuel the next ´last crisis´, Zero Hedge, 26 de Agosto de 2019

Luongo Tom, Forget Iran, Maximum Pressure Has Shifted To China, Zero hedge, 6 de Agosto de 2019

Meyssan Thierry, Revelaciones sobre los atentados de 2004 ‎y 2017 en España, Red Voltaire, 30 de julio de 2019

Powell Chris, Periódico del gobierno chino sugiere retorno al patrón oro, 28 agosto 2019

Red Voltaire, Los británicos y la ´revolución de color´ en Hong Kong, 11 de agosto de 2019.

Smith Brandon, Globalists have set Operation “Blame The Populists” in Motion, Zero Hedge, 7 de Agosto de 2019

Slavo Mac, TRUMP IS LOOKING INTO “VARIOUS TAX REDUCTIONS” TO BOOST THE ECONOMY, SHTFplan, 23 de Agosto de 2019

Snyder Michael, Preparing for Financial Apocalypse, Insiders selling $600 million of stock per day in August, Zereo Hedge, 27 de Agosto de 2019

Zero Hedge, Debt Issuance Will Be Used To Pay Only For Interest On Debt, 1 de Agosto de 2019.

Publicado 9 de septiembre de 2019 en Radio Gráfica:

Por “VICE NEWS”

En el funeral de 14 marineros rusos, el capitán Sergei Pavlov elogió a los “héroes irreprensibles” por apagar el incendio que estalló en su submarino de espionaje nuclear, llamado Losharik, durante una misión secreta el mes pasado.

“A costa de sus vidas”, dijo Pavlov, “evitaron una catástrofe a escala planetaria”.

Pero a medida que Rusia prueba y despliega una serie de nuevas armas nucleares exóticas, aumenta el temor de que el próximo accidente nuclear no sea tan fácil de contener.

Solo este verano, Rusia ha sufrido unas dos docenas de víctimas en accidentes relacionados con hardware nuclear exótico, incluida la misteriosa explosión vinculada al programa de misiles Skyfall que mató a siete y envió niveles locales de radiación en una ciudad cercana.

Los incidentes mortales están avivando los temores de un regreso al desarrollo de armas nucleares desbocadas al estilo de la Guerra Fría, acompañado de accidentes peligrosos y encubrimientos al estilo soviético.

Puede culpar a la renovada carrera armamentista entre Estados Unidos y Rusia, que expertos nucleares advierten que está impulsando a Rusia a experimentar imprudentemente con nuevas ideas “absurdas”.

“Necesitamos reconocer que los rusos están involucrados en programas extravagantes”, dijo Aaron Stein, un experto en no proliferación nuclear en el Instituto de Investigación de Política Exterior. “Es indicativo de un complejo de armas que se ha liberado para perseguir proyectos exóticos y tontos. Y es peligroso “.

Cosas que se disparan

Estados Unidos y Rusia se han acusado amargamente de violar las obligaciones de control de armas durante décadas (a Putin todavía le gusta quejarse de la decisión de George W. Bush de deshacerse de un tratado de defensa antimisiles en 2002). Pero incluso en este contexto, las recriminaciones y la agitación de misiles han aumentado en los últimos años.

El presidente Trump comparte parte de la culpa. Desde que asumió el cargo, propuso miles de millones más en gastos en programas nucleares y comenzó a fabricar ojivas tácticas de bajo rendimiento que podrían desplegarse de manera más limitada en un campo de batalla, un factor que hace que sean más propensas a ser utilizadas.

Él avivó aún más la indignación en Rusia y gran parte de la comunidad internacional al retirar oficialmente a Estados Unidos del Tratado INF, que funcionarios estadounidenses y expertos independientes dicen que Rusia había estado violando durante años.

El Tratado INF de la era de la Guerra Fría prohibió los misiles terrestres de corto y mediano alcance, y su desaparición significa que ambas partes probablemente comenzarán a desarrollar nuevos misiles nucleares diseñados para ser lanzados mucho más cerca de sus objetivos que anteriormente se permitían.

Putin, por su parte, ha mejorado las cosas al presentar personalmente varias armas nucleares nuevas. En un lanzamiento masivamente publicitado la primavera pasada, Putin se jactó de que serían “invencibles” para los sistemas de defensa antimisiles de EE. UU., Y mostró un video de ojivas lloviendo sobre Florida con aplausos atronadores de una sala llena de la élite gobernante de Moscú.

Pero si bien las nuevas y brillantes armas nucleares pueden ganarle amor en casa, en última instancia, Putin está resolviendo un problema que Rusia no tiene en realidad: Rusia tiene tantos misiles que podría hundir fácilmente las defensas estadounidenses.

El arsenal estratégico ruso actual no enfrenta ningún desafío estratégico y no lo hará en el futuro previsible “, dijo Joshua Pollack, editor de The Nonproliferation Review.

Sin embargo, su carrera por la supremacía nuclear parece estar llevando a los desarrolladores de armas rusos a tecnologías más extrañas y riesgosas.

“Es como si los complejos nucleares y de armas se hubieran desatado para perseguir sus fantasías y sueños, como si fuera a finales de los 70 o principios de los 80 nuevamente”, dijo Pollack.

Algunos son francamente “absurdos”, dado el poder abrumador de misiles de Rusia, dijo Stein.

Los nuevos programas de armas de Putin incluyen:

Skyfall: un misil de crucero destinado a alcanzar un alcance infinito a través de un motor nuclear a bordo. Una idea similar fue abandonada por los planificadores de guerra estadounidenses en la década de 1960 como demasiado peligrosa, en parte porque el motor arrojó gases de escape radiactivos a su paso.

Poseidón: un torpedo nuclear de largo alcance diseñado para desatar un tsunami radiactivo de 500 metros de altura contra una ciudad costera. Los expertos occidentales dicen que el arma parece más adecuada para atacar a una población civil costera, en lugar de objetivos militares.

Daga: un misil de planeo hipersónico lanzado desde un avión diseñado para evadir la defensa antimisiles con velocidad y maniobrabilidad avanzadas.

Avangard: un arma planeadora alada hipersónica que se disparó a la atmósfera antes de resurgir y viajar en patrones impredecibles para sortear los sistemas de defensa.

Desastres y encubrimientos

La atmósfera de silencio que rodea a estos programas militares aumenta la ansiedad de que los errores no se tomen en cuenta adecuadamente, y que los locales no obtengan la información vital que necesitan para mantenerse a salvo después de un accidente nuclear.

Tales temores parecieron confirmarse después de la misteriosa explosión del 8 de agosto que mató a siete personas y envió lecturas de radiación locales que se dispararon 16 veces por encima del promedio en una ciudad cercana de casi 200,000 personas.

Investigadores independientes, y el presidente Trump en un tuit, vincularon la explosión a una prueba fallida del programa de misiles Skyfall. Posteriormente, Rusia dejó de compartir datos con observadores internacionales que rastrean estaciones cercanas de monitoreo de radionucleidos, ya sea por temor a causar pánico o por dar pistas sobre la naturaleza de su trabajo.

Según los informes, la temible agencia de espionaje FSB de Rusia obligó a los médicos que trataban a los heridos a firmar acuerdos de confidencialidad y no les advirtió que los pacientes podrían ser radiactivos. El lunes, Rusia dijo que las pruebas de aire habían encontrado cuatro tipos de partículas radiactivas que se habían liberado después de la explosión.

Y ese no fue un incidente aislado. En julio, un equipo internacional de investigadores rastreó los orígenes de una enorme y misteriosa nube radiactiva que cubrió Europa en 2017 hasta Rusia, lo adivinó.

El equipo dijo que la nube no representaba una amenaza para Europa, pero advirtió que el área alrededor del lanzamiento podría haber enfrentado consecuencias mucho más graves. Si lo hizo, nadie de Rusia lo admitió.

Naturalmente, después de todo eso, las autoridades rusas eligieron la semana pasada para lanzar una controvertida central nuclear flotante, llamada Akademik Lomonosov, en algunas de las aguas más peligrosas del planeta, cerca de la costa noreste de Rusia, cerca de Alaska.

LEA: La planta de energía flotante de Rusia “Titanic nuclear” está zarpando hacia Alaska. Esto es lo que debe esperar.

Los ambientalistas advierten que el barco es un “Titanic nuclear” y un desastre a la espera de suceder.

Sin tratados

Por supuesto, se necesitan dos para hacer una carrera armamentista nuclear, y los expertos occidentales dicen que Estados Unidos comparte la culpa por estimular la reciente imprudencia de Rusia, después de alejarse de los tratados de control de armas y participar en pruebas provocativas propias.

“Creo que ambas partes tienen la culpa”, dijo Sarah Bidgood, directora del Programa de No Proliferación de Eurasia en el Centro James Martin para Estudios de No Proliferación en Monterey, California. “Pero cada lado quiere señalar con el dedo al otro tipo”.

La semana pasada, Estados Unidos lanzó por primera vez un misil de crucero de alcance medio en California por primera vez desde que se retiró de un tratado de la era de la Guerra Fría que prohíbe esas armas.

En respuesta, Putin acusó a Estados Unidos de “intensificar las tensiones militares” y ordenó a su ministerio de defensa que “prepare una respuesta recíproca”.

De alguna manera, las cosas podrían empeorar. Moscú ha acusado a Trump de no responder a las llamadas para abrir las negociaciones sobre la extensión del tratado Nuevo START, que redujo el número de lanzadores de misiles nucleares estratégicos y expirará en 2021.

Si no se extiende el nuevo START será “bastante fatal”, advirtió el portavoz de Putin, Dmitry Peskov, el lunes.

Y sin más precauciones en Rusia, o un nuevo impulso hacia la transparencia, es probable que estos nuevos programas continúen en la oscuridad, donde probablemente causarán más percances fatales, dijeron los expertos.

“Indudablemente veremos más accidentes”, dijo David Szakonyi, quien estudia asuntos rusos en la Universidad George Washington en Washington D.C. “Si no implementa nuevos mecanismos de seguridad, esto seguirá sucediendo y sucediendo”. No veo que esto mejore antes de que empeore “.

Portada: el presidente ruso Vladimir Putin, a la derecha, escucha al presidente del Centro Nacional de Investigación “Instituto Kurchatov” Mikhail Kovalchuk, mientras visita el Instituto Kurchatov de Energía Atómica, el hogar del programa de armas nucleares soviéticas y más tarde las tecnologías nucleares no militares soviéticas y rusas en Moscú, Rusia, martes 10 de abril de 2018. (Alexei Nikolsky, Sputnik, Kremlin Pool Photo vía AP)

READ: Everything We Know About Russia’s Nuclear “Skyfall” Missile and That Mysterious Explosion 

https://www.vice.com/en_us/article/gyzg3m/russias-nuclear-titanic-floating-power-plant-is-setting-sail-toward-alaska-heres-what-to-expect

READ: Russia’s ‘Nuclear Titanic’ Floating Power Plant Is Setting Sail Toward Alaska. Here’s What to Expect.

https://www.vice.com/en_us/article/ne8nkw/all-the-absurd-new-weapons-russia-is-building-in-the-new-nuclear-arms-race

Misil de crucero ilimitada con planta de energía nuclear https://www.youtube.com/watch?time_continue=50&v=Xr7alYwCznQ

Hace años venimos apostando a la difusión y conocimiento de las nuevas tecnologías desde el ámbito académico, como una necesidad inevitable que nos plantea esta nueva era en tiempos de la cuarta revolución industrial. El ritmo vertiginoso con que transcurre el tiempo y el espacio a medida que pasan nuestros días, nos obligan a ser recíprocos en el dinamismo de las respuestas a cada interrogante que se suscite en la cotidianeidad.

Entre tantas y tantas cuestiones atinentes a las nuevas tecnologías, una de las que venimos escuchando con insistencia por su importancia y trascendencia es la Tecnología 5G, tanto por la revolución que supone como así también por los miedos que despierta entre quienes no la entienden todavía. Pero después de varios años en que parecía que este tipo de tecnología no llegaría nunca, hoy resulta ser todo lo contrario, sin embargo el 5G empezó este 2.019 a dar sus primeros pasos y tanto las operadoras como los fabricantes móviles entre ellos mencionamos a las líderes como son: Samsung, Huawei, Xiaomi o LG por nombrar algunas entre la gran diversidad de empresas que están en carrera, ya están realizando sus primeros anuncios en relación a su implantación en sus dispositivos.

Pero, para poder seguir investigando esta fascinante tecnología como a la vez también conociendo sus posibles dificultades, es preciso tener una definición lo más certera posible respecto a lo que significa; y es por ello que en materia de telecomunicación, el 5G son las siglas que hacen referencia a la quinta generación de tecnologías móviles. Si bien como dijimos anteriormente, los primeros lanzamientos se han realizado este año, en su versión estandarizada (Release 15 – Stand Alone), se prevee que esta tecnología se extenderá exponencialmente el año próximo (2020).

Con respecto al desarrollo de la misma fue la compañía Sueca Ericsson la primera en alcanzar la velocidad 5G, con demostraciones en directo del estándar previo a la tecnología de la red (preestandar) 5G. También es dable mencionar que la firma Huawei había realizado un anuncio con la operadora móvil Rusa Megafon, a los efectos de desarrollar y estandarizar redes 5G de prueba, cuando se desarrolló la Copa del Mundo en 2.018. Además es preciso saber que en febrero de 2.017, la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) dependiente de Naciones Unidas reveló alguna de las especificaciones de la tecnología 5G. Entre ellas se incluyen: velocidades mínimas de 20 Gbps de descarga y 10 Gbps de subida, y una latencia de 4 ms. Se pretende optimizar los dispositivos para hacerlo lo más eficiente posible para el Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés). Está previsto que todo el mundo utilice esa conectividad en 2025. 

Hoy por hoy la velocidad a la que permite navegar esta tecnología en dispositivos móviles es de hasta 1.2 gigabits por segundo. La tecnología 5G será el alma de la nueva economía.

Los autos que se conducen solos, la realidad virtual, las ciudades inteligentes y los robots que trabajen en red: todos funcionarán con tecnología 5G muy pronto. El 5G promete abrir la puerta a nuevos procedimientos quirúrgicos, medios de transporte más seguros y comunicación instantánea para los servicios de emergencia y socorro. Por eso, no resulta extraño que el gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, esté considerando una empresa de servicio público de 5G financiada por el Estado, según un informe publicado este domingo en Axios. Ahora, no hay hay ninguna razón para creer que eso sucederá. Un proyecto 5G financiado públicamente costaría miles de millones de dólares. Sería una nueva y gigante apuesta muy diferente a cualquier cosa que el gobierno haya asumido desde que envió hombres a la Luna.

Sin embargo, el 5G ya está en camino, independientemente de que el Gobierno lo respalde o no. Las principales compañías de Internet están muy avanzadas en el desarrollo de su redes 5G, y las primeras empezarán a funcionar en los próximos años y sin dudas el próximo año entrante, 2.020, es el más esperado.

Los cuatro operadores de telefonía celular a nivel nacional en Estados Unidos –Verizon, AT&T, T-Mobile y Sprint– están desarrollando y probando tecnología de red 5G. Además, los fabricantes de chips, incluidos Qualcomm e Intel, trabajan en procesadores y radios que permiten las comunicaciones 5G. Y las principales compañías de equipos de red –entre ellas Nokia, Ericsson y Huawei– están construyendo la red troncal y el equipo para respaldar 5G. La investigación y el desarrollo por sí solos ya son costosos, pero la construcción de redes 5G será extremadamente cara, incluso para una industria acostumbrada a pagar miles de millones de dólares cada año en gastos de infraestructura. Implementar la tecnología 5G en todo Estados Unidos costará 300.000 millones de dólares, según Barclays.

La industria inalámbrica espera que las redes 5G se lancen en 2020, definitivamente. Este mes, el 5G superó un obstáculo significativo cuando 3GPP, un consorcio inalámbrico internacional, aprobó un estándar de tecnología para las redes de última generación. Se espera que el próximo año la Unión Internacional de Telecomunicaciones de las Naciones Unidas revise el estándar de 3GPP. Después de eso, las compañías inalámbricas pueden comenzar a comprar y vender equipos 5G bajo la garantía de que todo funcionará en conjunto. Mientras tanto, Verizon y AT&T han avanzado en la prueba de redes 5G. AT&T indicó que comenzará a desplegar su red 5G este año, aunque prácticamente nadie podrá usarla hasta que los dispositivos compatibles con dicha tecnología lleguen a los estantes de las tiendas. Y es poco probable que eso suceda antes de 2020.

Ahora bien en lo que respecta a nuestra región Latinoamericana, en lo que tiene que ver a esta nueva tecnología 5G, Huawei es la empresa que más hizo pie en esta parte del globo terráqueo, con el 5G es probable que el internet de tu celular sea más rápido que el wifi de tu casa. Estamos hablando de tiempos que en lugar de minutos pasarán a ser tan solo segundos. Según explica el diario The Wall Street Journal, descargar una playlist de Spotify completa de una hora de duración suponía 7 minutos con 3G, 20 segundos con 4G y 0,6 milisegundos con 5G.

Si quieres llevarte una película al avión para verla mientras estás offline, una posibilidad que ofrecen servicios como Amazon Premium o Netflix, tardarás 3,7 segundos en descargártela con 5G frente a los 2 minutos con 4G. Descargar el popular videojuego online Fortnite cuesta 14 minutos con 4G. Con 5G el tiempo se acorta hasta los 24 segundos.

Se espera que México sea el primer mercado en lanzar servicios 5G comerciales, de la mano de Telcel y AT&T”, estimó la GSMA, que reúne a más de 80 operadoras de telefonía móvil y 200 empresas relacionadas con el sector. Brasil, por su parte, anunció en el último Congreso Mundial de Móviles (MWC 2019) que hará la licitación de espectro para 5G en marzo de 2020. “Es la cuarta vez que el regulador brasileño cambia la fecha prevista. Primero iba a ser en 2018 pero esa idea fue descartada casi de inmediato. Se pasó para el primer semestre de este año y, más tarde, se corrió a fines de 2019” analiza la revista especializada Telesemana. Chile también contó, durante el MWC 2019, que ya inició el proceso para licitar espectro en las bandas de 700 MHz y 3,5 GHz. En Perú se está planeado este proceso para 2020. En Colombia y en Argentina, como en otros países de la región, por ahora solo se han hecho pruebas de la tecnología. Pero aún falta licitar espectro para el 5G, que es un paso esencial para el despliegue de este tipo de tecnología, tal como se mencionó anteriormente.

En este sentido otro de los factores claves es lo que se conoce como “latencia”. Es la capacidad de respuesta de la red a una petición nuestra. Con la red 5G, se reducirá a un milisegundo, frente a los 20 de la red 4G.

Es un factor clave “para actividades como transmitir en vivo un partido en realidad virtual o para que un cirujano en Nueva York controle un par de brazos robóticos que realizan un procedimiento en Santiago”, explica el experto en tecnologías ópticas para redes de nueva generación, Abraham Valdebenito en un artículo.

En definitiva, podremos enviar y recibir datos de forma casi instantánea, para tener un cabal conocimiento de lo que genera este nuevo tipo de tecnología. No es casualidad que Japón quiera tener lista su red 5G antes de que empiecen los Juegos Olímpicos que tendrán lugar en Tokio en 2020.

La infraestructura 5G permite que más dispositivos estén conectados al mismo tiempo. Tiene más potencia y esto ayudará salvar el cuello de botella electromagnético que existe en las grandes aglomeraciones, sobre todo urbanas. 

Como si eso fuera poco más bondades de esta nueva tecnología es que en 2020 se espera que haya 30.000 millones de dispositivos conectados. Tener acceso a internet en el móvil se ha convertido en una necesidad básica y ser capaces de hacer videollamadas de calidad y ver contenido en streaming sin interrupciones son exigencias cada vez más imperiosas. Los 300 Mb/s de bajada que ofrecen actualmente las redes 4G parece que no van a poder satisfacer las demandas futuras de los usuarios en cuanto a conectividad y velocidad.

Además de conectar nuestros teléfonos u ordenadores, el internet de las cosas (IoT) aspira a la hiperconectividad, a la capacidad de conectar simultáneamente nuestras casas (domótica), coches, relojes y ciudades a la red. Para procesar, analizar y aprovechar la cantidad de datos que esto supondría, se necesita una estabilidad constante. El 4G no puede garantizar estas múltiples conexiones, por lo que es necesaria la implementación del 5G.

Algunas aplicaciones en las que el tiempo de respuesta resulta crítico y que serían posibles gracias a una mayor estabilidad y a una menor latencia son:

  • Vehículos autónomos: las redes 5G podrán responder lo suficientemente rápido como para coordinarlos, ya sea automóviles que se comuniquen con una central de control o para comunicarse entre ellos.
  • Videoconferencias: establecer una conversación a través de un video súper nítido y con alta resolución será posible gracias a la comunicación en tiempo real.
  • Entretenimiento: con una conexión 5G, se podrá hacer streaming de contenidos directamente en los dispositivos de realidad virtual.
  • Telemedicina: los médicos podrán realizar una operación o cirugía de manera remota. Los retrasos en la conexión serán tan minúsculos, que los doctores podrán usar robots para operar a 1.000 kilómetros de distancia.

Repetimos para no apartarnos del tema y recalcar que en cualquier caso, y como hemos dicho antes, el 5G todavía no ha sido implementado. Esto quiere decir que podemos teorizar u opinar sobre qué beneficios puede traer, pero que no lo sabremos definitivamente hasta que no se implemente definitivamente y empiece a explotarse. De momento ya hemos visto demostraciones como cirugías teleasistidas en tiempo real, en la que el cirujano realiza las intervenciones a kilómetros de distancia.

Un buen resumen de lo que supone el salto del 4G al 5G nos lo dió hace unos meses el fabricante de chips Qualcomm. Para ellos, el 4G sirvió para conectar personas entre ellas, y el 5G es un nuevo salto que permitirá “conectar personas con todo lo que nos rodea”, impulsando ya no sólo las comunicaciones, sino otros sectores como la automoción, la medicina, la salud o los hogares.

Sin dudas hoy más que nunca la evolución de las nuevas tecnologías en esta nueva era tecnológica, nos exige un imperativo del cual no podemos obviar y del que somos parte en el denominado tercer entorno, el nuevo entorno virtual, en el que ahora confluimos quienes utilizamos este tipo de telecomunicaciones con el internet de las cosas (IoT), pero amen de todo lo esbozado seguimos en deuda con una única reglamentación o regulación del ciberespacio, que más que nunca es una necesidad, para avanzar ordenadamente hacia un nuevo tiempo, que ya está entre nosotros.

Dr. Mario Ramón Duarte

Abogado

Miembro de Dossier Geopolitico

Juez Administrativo (Corrientes-ARG)

Esp. Der. Mun. Cont. (UCSF-ARG)

Experto Ciberseguridad-Ciberdefensa

https://conceptodefinicion.de/red-5g/

https://www.xataka.com/basics/que-5g-que-diferencias-tiene-4g

https://www.iprofesional.com/tecnologia/294301-4g-5g-web-Tecnologias-moviles-para-reducir-la-brecha-digital-en-America-latina

https://www.bbc.com/mundo/noticias-48477358

Desde hace años  los integrantes que conformamos el Tanque de Ideas de Dossier Geopolitico sosteniamos en soledad -Por no ser Políticamente Correctos-, los cambios que se producirían en este S XXI: que serían el auge de Potencias Emergentes y un incremento de Poderío del Eje Euroasiático sobre la el Bloque Anglo-Sajón y la Unión Europea, luego la dinámica nos fue corroborando esas tendencias. También dijimos que en su espíritu de supervivencia bien desarrollada la Gran Bretaña -respaldandose en su commonwealth- se aleja de de esa realidad para volver a posesionarse y jugar “sola” en el nuevo orden en formación y tener un lugarcito bajo el sol. 

Por ello es importante observar que las crisis del atlantismo se profundiza y hoy lo refleja en los informes reflexiones y trabajos de uno Tanque de Ideas de los más importantes de Europa: “Política Exterior”

Carlos Pereyra Mele

Dossier Geopolitico Análisis Geopolitico desde Suramerica

Difundimos 3 Artículos que sustentan lo antes expresado: [1] Fractura europea; [2] División norte-sur en Europa; [3] ¿Eurasianismo frente a europeísmo?

[1] Fractura europea

En los años noventa, la prensa anglosajona acuñó el acrónimo PIGS (cerdos, en inglés) para agrupar en sus análisis económicos a los cuatro países del sur de Europa (Portugal, Italia, Grecia y España) en vísperas de su entrada al euro. Todos tenían problemas de competitividad y balanza de pagos, que ensombrecían su ingreso en la moneda común. Años después, en plena crisis económica –cuyas consecuencias explora en este número Joaquín Estefanía reseñando el último libro de Adam Tooze– Financial Times rescató el término. Reconocía su carga peyorativa al tiempo que defendía su “mucha verdad”.

Más allá de acrónimos desafortunados, la fractura entre el norte y el sur de Europa fue muy real. Pasado lo peor de la crisis, lo sigue siendo. Según Jonathan Hopkin, ha emergido una nueva brecha en la zona euro, reflejando el conflicto entre votantes y gobiernos en torno a la relación acreedores-deudores. En los países deudores del sur, la crisis ha provocado un crecimiento notable del apoyo a nuevos partidos de izquierda, mientras que la derecha radical apenas ha progresado. En los países acreedores del norte, la tendencia es la opuesta.

El sur ha encajado esta nueva relación de diferentes formas. Como explica José María Lassalle, España afrontó una triple crisis económica, de legitimidad y territorial que sus instituciones, de momento, han logrado contener. Ocurre lo contrario en Italia, hoy dirigida por fuerzas nacional-populistas: Steven Forti detalla el pulso que su gobierno mantiene con la Unión Europea. En Portugal, Patrícia Lisa señala que la geringonça izquierdista ha sabido gestionar la economía con éxito mientras mantiene una buena relación con Bruselas. Esta forma de cuestionar las políticas de austeridad, menos directa que la griega, ha tenido más recorrido. Pero Syriza, según Irene Martín, abandona el poder con Grecia en la senda de la recuperación económica.

Política Exterior se rodea desde siempre de un extraordinario elenco de colaboradores, consejeros, y amigos. El 17 de julio, lamentablemente, uno de ellos nos dejó: Emilio Ybarra, consejero de esta casa desde 2008. Siempre nos honró con su inteligencia, compromiso e inestimable generosidad. Gracias, Emilio. DEP

[2] División norte-sur en Europa

La crisis financiera de 2008, que desembocó en una crisis de deuda soberana en 2010, está lejos de terminar. La división entre países acreedores y deudores aún puede convertirse en un eje conductor de la política europea.

La crisis financiera de 2008 pudo haber empezado como un problema del mundo anglosajón, pero pronto se convirtió en fuente de nuevas y profundas tensiones en la política europea. A medida que la inestabilidad de los mercados se expandió desde Wall Street y la City de Londres a bancos europeos vulnerables, y en última instancia a gobiernos soberanos, resquebrajó las frágiles instituciones de la unión monetaria. Como es bien sabido ahora, la crisis empujó a los países periféricos de la zona euro hacia una crisis de deuda soberana, a medida que los mercados comenzaron a cuestionar su habilidad para pagar lo que debían. Lo que a menudo se olvida es que la crisis financiera también hizo saltar por los aires los balances de grandes bancos en el norte de Europa, que necesitaron rescates multimillonarios en 2008-09 y se arriesgaban a necesitar nuevas intervenciones, si algún país periférico caía en la bancarrota. La gestión de la crisis devino en un juego de culpas cuando los políticos del norte de Europa, enfrentándose al enfado de sus propios votantes, impusieron duras condiciones a los gobiernos del sur de que necesitaban asistencia financiera.

Este artículo examina las consecuencias políticas de esta división. El auge de fuerzas populistas o antisistema tras la crisis está claramente relacionado con el estrés económico que recayó sobre los votantes ante la falta de crecimiento y la austeridad fiscal perseguida por los gobiernos europeos. La mayoría de países donde los salarios se han visto más devaluados son también los que han presenciado mayor inestabilidad política, con las fuerzas gobernantes sufriendo fuertes derrotas y el sistema tradicional de partidos cediendo terreno a actores antisistema. Grecia, el país más afectado por la crisis –su PIB se contrajo un 25%– vio su sistema de partidos sacudido por el colapso y casi desaparición del socialista Pasok y la emergencia de un nuevo partido de izquierdas, Syriza, que obtuvo el poder en 2015. Pero los sistemas de partidos en países que salieron más o menos intactos de la crisis también se han visto impactados, con el declive de fuerzas tradicionales y el crecimiento de alternativas políticas que han afectado a las economías más estables como Alemania, Países Bajos o Dinamarca. ¿Cómo sacar sentido de esta dinámica?

La respuesta gravita en torno a dos facetas relacionadas de la crisis. Primera, aunque algunos países sufrieron mucho más que otros, el crecimiento en el conjunto de la zona euro fue débil, e incluso las historias de éxito relativo, como Alemania, crecieron de manera poco espectacular y sin mejoras en las condiciones de vida. El resultado es que los votantes se sintieron molestos en toda la zona euro y votaron en consecuencia. Segunda, la manera en que interpretaron la crisis, varía. Los votantes en Europa del Norte, enfrentándose a medidas de austeridad cuando sus gobiernos buscaron cuadrar las cuentas tras el shock de 2008-09, resintieron profundamente que se destinaran fondos a rescatar a los países atribulados del sur. Los votantes en estos últimos, lejos de expresar gratitud por la asistencia financiera, resintieron las duras medidas de austeridad y reformas impopulares exigidas como contraparte.

Esta política conflictiva ha dado nueva forma a los sistemas políticos en la zona euro durante la década de 2010. El conflicto tiene unas profundas raíces económicas y las brechas entre acreedores y deudores se han traducido en modalidades diferentes de políticas antisistema en el norte y sur de la Unión Europea. Estas pautas, a su vez, han establecido una serie de fallas que están socavando la totalidad de la unión monetaria…

[3] ¿Eurasianismo frente a europeísmo?

Vladímir Putin actúa como aglutinante de quienes, desde posiciones nacionalistas, antagonizan con la idea de una UE liberal.

La apuesta por la Unión Europea es hegemónica en España, pero conviene no dar el europeísmo por descontado. Desde el comienzo de la crisis de 2008, las encuestas apuntan a una cierta insatisfacción de la opinión pública con el desempeño de la UE. Insatisfacción que no cabe leer en una sola dirección en cuanto a sus implicaciones: la máxima de Ortega, “España es el problema, Europa la solución”, sigue pesando en el imaginario colectivo español. Pero estas encuestas sugieren la existencia de un incipiente caldo de cultivo, propicio para quienes abogan por una redefinición profunda del proyecto europeo, lejos del sustrato tradicionalmente compartido por las familias popular, socialdemócrata y liberal. Estas voces siguen siendo minoritarias, pero aumentan a derecha e izquierda. Dada la volatilidad del panorama político y la emergencia de nuevos partidos, no cabe descartar que ganen fuerza durante el nuevo ciclo político europeo iniciado tras las elecciones de mayo. El aumento de las voces que cuestionan consensos básicos de la UE desde el propio Parlamento Europeo contribuirá, probablemente, a una mayor difusión de estas visiones alternativas en la discusión política en España.

En estos debates, la vigencia del vínculo transatlántico y una posible reorientación estratégica hacia Rusia ocupan un espacio significativo. La Rusia de Vladímir Putin suele actuar como aglutinante inspirador de quienes, desde posiciones identitarias y nacionalistas, antagonizan con la idea de una UE liberal y abierta. El Kremlin, no obstante, mantiene la suficiente ambigüedad discursiva como para sostener opciones diversas, reservándose el mayor número de oportunidades. Desarrolla así un enfoque pragmático y oportunista, sin renunciar por ello a la coherencia y solidez estratégicas.

La idea de una Eurasia ampliada e integrada es uno de los conceptos impulsados por el Kremlin para redefinir los debates sobre su relación con la UE y el futuro geopolítico de Europa. El concepto de Eurasia es –conviene no perderlo de vista– flexible, polisémico y no significa lo mismo en Moscú que en Minsk, Nur-Sultán (antigua Astaná), Bishkek, Kazán, Yereván o Kiev. Además, el Kremlin lo modula en función de su audiencia.

El eurasianismo no ha sido el eje doctrinal para articular la unión económica eurasiática, pero desempeña un papel en los debates sobre su conceptualización y proyección internacional. En su versión clásica –afianzada en el periodo de entreguerras– se trata de una doctrina construida sobre la idea de Eurasia como tercer continente entre Europa y Asia, con Rusia en el centro como eje de una civilización singular, distinta de Occidente e históricamente enfrentada a ella. En su versión actual –impulsada sobre todo por la figura del filósofo y activista ruso, Aleksandr Dugin– se convierte en un constructo ecléctico y ambiguo, menos constreñido geográficamente. Esto facilita su creciente difusión y adaptación en contextos diversos y en apariencia contrapuestos: resuena en grupos europeos de derecha e izquierda radicales que comparten animadversión hacia la democracia liberal. Dugin ha reformulado el eurasianismo dentro de su autodenominada “cuarta teoría política”, con la que aspira a superar el eje izquierda-derecha y articular la confrontación contra la democracia y valores liberales en nombre de lo que denomina populismo integral…

FUENTE:

[1] https://www.politicaexterior.com/articulos/politica-exterior/polext191-fractura-europea/

[2] https://www.politicaexterior.com/articulos/politica-exterior/division-norte-sur-europa/

[3] https://www.politicaexterior.com/articulos/politica-exterior/eurasianismo-frente-europeismo/ 

Aludiendo a sus fuentes diplomáticas el diario británico The Guardian comunica que el mandatario estadounidense insiste en la adhesión de Rusia al G7, refutando los argumentos de que ese grupo debe seguir siendo una asociación de democracias liberales.

“Hemos sostenido una conversación sobre este tema, sobre Rusia, sin organizar una votación ni nada semejante. Me inclino a decir un sí, pero no todos están de acuerdo”, dijo al responder a las preguntas de los periodistas de si planea invitar a Rusia para la próxima cumbre del Grupo. “Yo lo considero útil, pero otros no están obligados a compartir mi opinión”, agregó

Sin embargo el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, declaró que Rusia no tiene la intención de plantear su regreso al Grupo de los Ocho, del cual fue excluida en 2014.
El argentino Juan Martin Gonzáles Cabañas, politólogo, analista del Dossier Geopolítico, y asesor de asuntos estratégicos de la legislatura de Corrientes opina que “la situación actual del G7 se percibe como una mesa chica devaluada y en crisis. Esto se debe a cuestiones externas como tensiones propias entre los miembros del foro”.

Mientras tanto, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, instó al Gobierno a tomar medidas suplementarias para un crecimiento más estable de la economía. “El crecimiento económico debe ser más estable y más dinámico. Tenemos que debatir qué medidas adicionales se requieren para ello”, declaró el mandatario ruso.

En tanto el jefe de la diplomacia de Irán, Mohamad Javad Zarif, llegó el 26 de agosto a Pekín procedente de Biarritz, donde en los márgenes de la cumbre del G7 sostuvo negociaciones con el presidente y el ministro de Exteriores de Francia así como con altos consejeros diplomáticos del Reino Unido y Alemania.

AUDIO: https://mundo.sputniknews.com/popup/radio/?audio_id=66512174

Análisis semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo

Club de la Pluma: Arte, Ciencia, Cultura, Derechos Humanos, Geopolítica, Deuda Externa, Relatos, Cuentos, Educación, Opinión, Editorial, Efemérides, Comunidades Originarias, Filosofía Y Mucho Más…

Temas:

La Crisis de los Incendios en la Amazonia y el intento de internacionalizarla por los Poderes globales

El Control de los recursos naturales de nuestra región por parte de los Atlantistas

Declaración de una Amazonia continentalista e Iberoamericana

Un G7 devaluado y que no representan la realidad Geopolitica del primer cuarto del siglo XXI

Porque EEUU quiere compara la Isla de Groenlandia ?

AUDIO:

#DossierGeopolitico                                                         DECLARACIÓN

El Amazonas es patrimonio de la Nación Iberoamericana antes que de la “humanidad”.

El desastre ambiental producido por los incendios del Amazonas, el llamado “pulmón del mundo”, despierta las ambiciones de los países centrales y sus grandes grupos económicos ( los verdaderos responsables del cambio climático) que proponen considerar a el Amazonas “patrimonio de la humanidad” para salvaguardar al planeta, de las prácticas contaminantes en su explotación que los “sudacas” realizan.

La verdadera intención, en nombre de la “humanidad y los derechos humanos” es controlar y manejar los recursos de esa vasta área. El Amazonas ocupa el 25% del continente sudamericano y pertenece a ocho países, Brasil (el 60%), Paraguay, Bolivia, Perú, Colombia, Venezuela, Guayanas y Surinam. En 2009 el 25% del Amazonas brasileño estaba en manos privadas, el 28% ran reservas ambientales y tierras indígenas. De ese 48% restante 67, millones de hectáreas viene siendo privatizado y deforestado.

Para una defensa posible de la soberanía territorial y de los recursos, ante la acechanza de los poderes mundialistas, el Amazonas debe ser declarada por los pueblos y países suramericanos como patrimonio exclusivo de la histórica Nación Iberoamericana, un proyecto de integración impostergable. Un primer paso sería gestionar el Amazonas por un Consejo de los ochos países que forman parte la misma y no de una manera excluyente por Brasil porque los aspectos negativos de su administración tienen impacto sobre todos los países suramericanos.

Pero para esto es necesario abandonar la mirada corta de los “nacionalismos de patria chica” de fronteras adentro, y para estos tiempos pensar como hombres y mujeres americanos con un sentido de “nacionalismo de patria grande”, continental, superando las barreras mentales de las fronteras que nos separan.

De igual manera que el Amazonas, debería ser el trato a darse al Atlántico Sur e islas Malvinas, incorporado como patrimonio de la Patria Grande. Bolsonaro y Macri que promovieron la disolución de la UNASUR, hoy son líderes negativos en la región que obstaculizan el objetivo de la integracion continental y son facilitadores del neocolonialismo. 

M. A. Mitre – C. Pereyra Mele – M. A. Barrios

PD Las potencias Atlantistas quieren la Amazonia

G7: Emmanuel Macron anunció una “movilización de todas las potencias” para salvar la Amazonia

https://www.clarin.com/mundo/g7-emmanuel-macron-anuncio-movilizacion-todas-potencias-salvar-amazonia_0_vx4TOH_Va.html?fbclid=IwAR1go4595mDqSW7NBhX-22zGbdp5HGeqWHBe98nfGWurSPm2CCb-SE7bln0

RT Entrevista al Director de Dossier Geopolitico Carlos Pereyra Mele sobre la censura mediática que ejerce EEUU con sus empresas informáticas sobre el tema Hong Kong

Google ha desactivado más de 200 canales de YouTube por supuestas “acciones coordinadas de desinformación” sobre la crisis en Hong Kong. El gigante informático explicó que se trata de una medida consistente con los recientes bloqueos por parte de Facebook y Twitter, en cuyas redes se vieron afectados quienes apoyaban a Pekín, mientras el apoyo de las protestas no fue censurado.