La geopolítica imperial sigue marcando pautas en detrimento de la paz, con el agravante de que se puedan traspasar las líneas rojas de contención y provocar una confrontación entre grandes potencias.

Autor: Elson Concepción Pérez

Al fin estamos en el umbral de 2022. Pero, ¿cómo ha terminado el 2021 en la arena internacional?

Ya no está Donald Trump en la presidencia de Estados Unidos (aunque amenaza con volver a ella). Sin embargo, todo sigue igual, o peor, en algunos aspectos, fundamentalmente en lo que respecta a política agresiva, sanciones y prepotencia.

Una pandemia letal ha mostrado la vulnerabilidad del mundo en que vivimos, donde crece la desigualdad y las amenazas de posibles nuevas guerras mantienen en tensión al planeta.

RUSIA Y CHINA, MUROS DE CONTENCIÓN

El lenguaje que prevalece por estos días finales de año es el de las «líneas rojas» en torno a las fronteras de Rusia con Ucrania y los aviones de guerra estadounidenses de última generación que surcan cielos cercanos a China con la consiguiente amenaza de convertir a Taiwán en un escenario de confrontación militar.

El diario El País tituló un reciente artículo Ruido de sables en los mares de China, en el que advierte que la zona del mar del Sur y el Este de China es considerada el escenario más probable de una hipotética guerra entre Estados Unidos y el gigante asiático. Ambas partes flexionan músculos y se envían advertencias en forma de maniobras militares, señala la publicación.

Washington aparece vulnerable ante el empuje de la economía china, que ha ido ganando mercados en regiones en las que siempre fue el comercio estadounidense el predominante. Beijing cuenta, además, con el fomento de su asociación estratégica con Rusia, con un comercio bilateral que ya en 2018 superaba los 100 000 millones de dólares, cifra que se espera duplicar para 2024.

Ambas naciones han rubricado un acuerdo por más de 400 000 millones de dólares para transportar gas natural desde Rusia y otros proyectos conjuntos en el área de la energía nuclear. Moscú también es el mayor proveedor de armas de Beijing, y suministró el 70 % de las importaciones de estos artefactos a China, entre 2014 y 2018.

En cuanto a las «líneas rojas» que Washington y la OTAN pretenden cruzar en la frontera ruso-ucraniana, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha estado advirtiendo a Occidente sobre este inminente peligro.

A mediados de diciembre, Vladímir Putin y Xi Jinping celebraron una cumbre virtual dedicada, casi por completo, al ámbito internacional y los desafíos que enfrentan ambos países –Rusia por las tensiones desde Ucrania, y China por el volátil escenario que Estados Unidos se aferra en crear en la región del Indo-Pacífico y en torno a Taiwán–.

En la citada Cumbre, ambos mandatarios informaron la creación de una infraestructura financiera independiente que dé servicio a las operaciones comerciales entre Rusia y China, que no pueda ser influenciada por terceros países. «Un verdadero ejemplo de cooperación interestatal en el siglo XXI», aseguraron.

En contraposición, en sus últimas declaraciones, el mandatario estadounidense, Joe Biden, ha afirmado que «no acepta líneas rojas de nadie».

Ucrania ha sido el escenario escogido para las provocaciones de la Alianza Atlántica, sin que los propios ucranianos valoren cuán desastroso sería que su país se involucrara en una contienda bélica de grandes proporciones.

Mientras, dignatarios, figuras políticas e instituciones proclives a evitar la confrontación y propiciar el diálogo, lanzan sos por doquier sin que hasta ahora, tanto en Estados Unidos como en la OTAN, hayan tenido oídos receptivos al respecto. 

En medio del evidente peligro, hasta el propio  jefe del Estado Mayor Conjunto del ejército estadounidense, Mark Milley, destacó que «lo último que necesita el mundo es una guerra entre las grandes potencias».

OTROS ESCENARIOS

Alrededor de la República Islámica de Irán también se tensan posibles confrontaciones militares, a partir de la retirada de Estados Unidos del Acuerdo Nuclear con Irán, desafiante acción de Donald Trump que mantiene intacta, como tantas otras, el actual mandatario Joe Biden.

Las fuerzas militares de Teherán han mostrado su capacidad y disposición combativa y se mantienen alertas ante cualquier agresión de Estados Unidos o Israel, o de ambos.

En este mismo contexto geopolítico, Siria sigue con parte de su territorio ocupado por fuerzas militares estadounidenses que, además de la violación que eso significa, roban hasta el 80 % de su petróleo y el trigo de la nación árabe y sirven de garantía para que los grupos terroristas del Estado Islámico y otros, sigan desestabilizando a la nación árabe y a otros países de la región.

Irak continúa con la presencia de bases militares y medios de guerra estadounidenses en su suelo, aun cuando el Parlamento de ese país decidió hace más de un año, que todas las fuerzas militares norteamericanas debían abandonar de inmediato su territorio.

Libia sigue sin encontrar el rumbo que la había llevado a ser la nación con más desarrollo social y económico del África occidental, cuando en 2011 Washington y la OTAN la atacaron militarmente. No solo asesinaron al entonces presidente Muamar el Gadafi, sino que dejaron un país dividido en dos, sin gobierno central y con centro de mafias para el tráfico humano de inmigrantes hacia Europa, entre otros aspectos. Diez años después, Libia es más pobre, sus recursos minerales son saqueados y su pueblo sufre a diario las consecuencias de la agresión militar estadounidense.

LA SALIDA DE AFGANISTÁN

Por último, me referiré a la atropellada salida de las tropas de Estados Unidos que por 20 años invadieron y ocuparon Afganistán y que en este 2021 tuvieron que abandonar el país, en lo que no deja de ser una humillante derrota para los gobiernos estadounidenses que invirtieron 1,5 billones de dólares para derrotar a los talibanes, y ahora han dejado a la nación asiática bajo el control de esas fuerzas, antes consideradas terroristas por las administraciones yanquis.

Joe Biden, en una de sus maniobras políticas, quiso, con el abandono de Afganistán, levantar la confianza de sus votantes con vistas a las elecciones de medio término programadas para noviembre de 2022. Algo que está por ver si lo logra. 

Lo que no pueden negar ni Biden ni sus estrategas militares es que han dejado en Afganistán a un país con mayor pobreza, inestable, y con millones de sus hijos abandonando su nación: o se desplazaron durante los 20 años de intervención estadounidense o lo hacen ahora con el retorno de los talibanes al poder.

Así concluye 2021, la geopolítica imperial sigue marcando pautas en detrimento de la paz, con el agravante de que se puedan traspasar las líneas rojas de contención y provocar una confrontación entre grandes potencias.

Fuente Gramma

Si bien al analizar las cuestiones atinentes a esta nueva era de la historia de la humanidad conocida como “cuarta revolución industrial” o “industria 4.0”, una de las más sobresalientes y sobre la que se pone mayor énfasis en su estudio es sin dudas la Inteligencia Artificial (IA) y otro elemento que juega un rol clave en esta era de la digitalización es el Ciberespacio, ese famoso entorno donde todos estamos inmersos, pero que aún no cuenta con una regulación global al igual que la Inteligencia Artificial y si bien estos elementos esenciales propios de esta Nueva Normalidad, deben estar sin dudas adecuadamente regulados porque ante el avance vertiginoso de éstos, hay un solo paso para cruzar la frontera hacia lo desconocido, que entre otras cosas podría cambiar la esencia de la humanidad para siempre tal cual la conocemos y es a raíz de ello la importancia vital de su estudio y regulación urgente.

En palabras del Dr. Ing. Roberto Uzal (Director de maestría de Ciberseguridad y Ciberdefensa de la Universidad de Buenos Aires), quien realizo el prólogo a mi libro: “Cuarta Revolución Industrial: análisis estratégico”, el experto en la materia expresa contundentemente:…”al respecto se cita la expresión singularidad tecnológica, la que se refiere a un punto en el eje del tiempo, a una fecha en la cual la humanidad percibirá y admitirá que el efecto Kasparov (Campeón mundial de ajedrez derrotado serialmente por el computador Deep Blue), se ha extendido a ingenieros, a los médicos, a los comandantes militares y otras profesiones y quehaceres), agregando:…la Inteligencia Artificial habrá superado claramente a la Inteligencia Humana. Prosiguiendo: El genial matemático Jhon Von Neumann anticipo en la década de los 50, la convergencia hacia la Singularidad Tecnológica. En la actualidad, gobiernos y corporaciones empresariales preparan a sus ingenieros a negociar con los computadores, la programación de computadoras será uno de los ámbitos en los que la Inteligencia Artificial reemplazará a la Inteligencia Humana. En la 4ta Revolución Industrial desaparecerán las interfaces humanas, entre el entorno Ciber y los artefactos computacionales asociados a cada uno de los nodos de los procesos productivos. 

Los programas tendrán un nivel de complejidad tal que difícilmente podrán ser elaborados por “programadores seres humanos”. Conceptos como la Ley de Moore y Tecnologías Exponenciales son ya de aplicación cotidiana. Las relaciones tecnológicas lineales – tecnologías exponenciales constituyen una herramienta definitoria para evaluar la economía y posibilidades de crecimiento de los estados naciones, por eso cuanto mayor sea el aporte relativo de las tecnologías exponenciales a su producto bruto interno, mayor será el bienestar de los habitantes del estado nación considerado.

Sin dudas que, ante contundentes afirmaciones de un futuro, en el cual ya estamos transitando, sin la falta de regulación ética-normativa; una de las grandes falencias y deudas de los organismos multilaterales internacionales; sobre el aumento cualitativo y cuantitativo de las amenazas y contramedidas basadas en la (IA) que nacen del Ciberespacio a la espera de la regulación global, provoca más que incertidumbre en lo que nos espera en un breve lapso de tiempo; por eso creemos desde nuestra óptica como analistas especialistas en estas cuestiones atinentes al momento de la historia en que vivimos, que es un imperante elaborar un Contrato Social Tecnológico a los efectos de advertir esa frontera de la discusión donde repetimos está en juego la condición del género humano tal cual lo conocemos sin una regulación ética-normativa. 

Por un lado, quiero dejar presente que la (IA) en nuestra cotidianeidad está sin dudas cada vez más omnipresente no solo en los Smartphone o asistentes de voz, sino también como impulsora de gran parte de los procesos de automatización, de procesos robóticos, que por un lado han permitido aligerar las cargas de trabajo en los departamentos de administración, logística, contabilidad y recursos humanos, prácticamente vemos soluciones impulsadas por la (IA) en todos los sectores que podamos hacer alusión y que seguirá en pleno crecimiento con el correr del tiempo.

Por otro lado, debemos saber y tener en cuenta que el insistente reclamo que hacemos desde nuestros centros de estudios bregando por una regulación inmediata tanto de la (IA) como del Ciberespacio, obedece a que éste 2022 que ya está a la vuelta de la esquina, las problemáticas que se suscitan día a día principalmente a los usuarios de la internet, van en pleno ascenso llegando a constituir una pandemia pero en el ámbito virtual con los ciberdelitos como: El grooming, el sexting, el ciberacoso, el moobing, la deep web, la dark net, las estafas, fraudes, falsificaciones y fake news entre otras, agravando aún más el tremendo momento que estamos pasando en medio de una pandemia que no da tregua.

Repito, creemos que cuna debida regulación ética-normativa tanto de la (IA) como del Ciberespacio, donde participen todos los estamentos civiles que conforman nuestra sociedad como ser: el ámbito social, cultural, educativo, económico, político, religioso, donde todos seamos participes de este Contrato Social Tecnológico donde entendamos que la (IA) está en la raíz del cambio epocal en que estamos viviendo y que creemos que se pueden realizar cambios sumamente provechosos para la humanidad si va de la mano con el Bien Común, es decir que para que el progreso tecnológico se de en serio debe estar orientado primeramente respetando la dignidad humana y de la creación, es decir al servicio de éstos. En esta línea de pensamiento el hoy miembro de la pontifica academia de ciencias sociales vaticana Dr. Gustavo Beliz expresa con total atino que: una igualdad 4.0 no solo significa discutir la macroeconomía sino también la provisión de micro políticas sociales para combatir las nuevas formas de esclavitud. El mismo autor advirtió sobre un calentamiento global tecnológico con luces y sombras de cara a que existe un abuso en el uso de la tecnología, y por ende también coincide en la urgencia de su regulación.

Por último, quiero dejar expresamente sentado que el análisis académico precedente de temáticas tan sensibles y ajenas a nuestro futuro próximo, debería constituir una Política de Estado Urgente y ser parte explicita de la agenda de nuestros países que conforman la comunidad mundial, estos temas no admiten más retrasos en los mismos y ameritan un tratamiento urgente, puesto que ante ese universo que constituye el Ciberespacio y donde la ciberseguridad o ciberdefensa no hacen pie dejando indefenso a simples usuarios, como sin defensa a las ciberfronteras de nuestros países, donde por ejemplo en esta región del planeta como es Latinoamérica no contamos aun con un ciberejército de personas hiperprofesionalizadas ante posibles amenazas cibernéticas que suceden cada vez con más normalidad, y un claro ejemplo de ello es nuestro país, por eso la importancia y el propósito de buscar soluciones estratégicas ante la algunos puntos que hoy marcan la agenda mundial como lo es la lucha por la supremacía tecnológica, por ejemplo en el ámbito de la (IA) y el Ciberespacio. 

DR. MARIO RAMON DUARTE – ABOGADO (UCASAL) – JUEZ ADM. MUN. FALTAS (M/C) – ESP. DERECHO PUBLICO (UCSF) – MIEMBRO DOSSIER GEOPOLITICO (CORDOBA-ARG) – ACADEMICO AICTEH (VALENCIA-ESPAÑA) – SEMINARISTA BIOLAW AND BIOETC (UNIV. GEOR.-EEUU)

Fuentes Consultadas

Cuarta Revolución Industrial: análisis estratégicos. Autor: Dr. Mario Ramón Duarte. Edit: Phillos Academy. (Arg-Bra – 2021).

http://www.realinstitutoelcano.org/wps/portal/rielcano_es/contenido?WCM_GLOBAL_CONTEXT=/elcano/elcano_es/zonas_es/ciberseguridad/ari50-2019-alonsolecuit-implicaciones-uso-inteligencia-artificial-campo-ciberseguridad

https://www.telam.com.ar/notas/201910/399894-reaparecio-gustavo-beliz-en-un-seminario-en-la-santa-sede.html

Por Wim Dierckxsens y Walter Formento

Introducción 

El fracaso de la política globalista de llamada “agenda climática” o “verde” es un hecho de características significativas, que implica el no avance por el mapa de poder trazado por el Globalismo en 1999-2021 y el no regreso al mapa de poder delineado ya por el Continentalismo estadunidense y su fase posterior Tricontinentalista en 1966-2001.

La puja de poder entre la OTAN y la OCS, que asumen la forma de enfrentamiento entre OTAN vs Rusia en la frontera de Ucrania-Bielorrusia y en la frontera interna Kiev-Donbás en Ucrania marca los límites de la OTAN pos Afganistán 2021 para resolver a su favor los conflictos que plantea y que se le plantean. Para la administración globalista, desde la administración Obama a la de Biden, a través de la OTAN, la crisis en Ucrania es el instrumento para evitar por todos los medios que la UE –Europa- consolide su articulación en el proyecto del Mundo Multipolar. Y, por lo tanto, la recuperación de la unidad estratégica de Europa. Para ello, en primer lugar, el Globalismo a través de la OTAN con base de apoyo en Polonia y Ucrania, busca sabotear con “todos los medios” la puesta en marcha concreta del Gasoducto Nordstream-2, que conectaría de modo directo Rusia-y-Alemania. 

La Iniciativa Globalista llamada Crisis Climática o Alternativa Verde han entrado en un momento de crisis terminal, porque los actores-e-intereses que las promovían han perdido la iniciativa, se han dispersado sus “fuerzas” e incluso están en desarrollo conflictos internos que adquieren cada vez mayor relevancia. Esto, por otro lado, se manifiesta como un regreso de las naciones del sur global a una agenda industrial y energética con iniciativa propia en el marco del multipolarismo ascendente.

Por ello, las “paradas” de suministro de energías fósiles en Europa, que ya está expuesta a las primeras olas de frio, se transforman en fuerzas que movilizan, bloquean y generan nuevas situaciones y escenarios, donde emergen y se consolidan estos actores ascendentes e incluso incluyendo nuevos.

Por ello, las amenazas de operaciones bélicas desde la OTAN no van más allá de su repliegue desordenado en Afganistán y ponen de manifiesto su pérdida de capacidades de proyectar poder económico técnico-militar, económico de inclusión social y estratégico cultural. Solo quedando aun la 4ta Ola de Covid-19, nuevamente tomando a la UE (Alemania-GB-Francia-Italia-etc.) como centro.

El «fracaso» de la COP26 y la agenda de la llamada “crisis climática” de la ONU

Hace 12 años, cuando las llamadas naciones en desarrollo se negaron a limitar su crecimiento económico. Luego, hace 7 años en París 2015, cuando nuevamente las naciones en desarrollo –o periféricas a los países centrales– recibieron carta blanca para seguir aumentando las emisiones. Y cuando llegó el momento de la crisis en 2021, las naciones en desarrollo –ahora participando de la Nueva Ruta de la Seda multipolar-, encabezadas por India, China, Sudáfrica e Irán, sabían claramente que no podían hacer funcionar sus economías sin carbón y otros combustibles fósiles, y mucho menos desarrollar cultivos y aliviar la pobreza. Por ello, el “Acuerdo” perdió respaldo o fuerza. 

Entonces, los organizadores de la ONU aceptaron los Hechos concretos y también cambiar la palabra “eliminación” por “fase descendente” lo cual termino de destruir el Acuerdo. Entonces, ahora, podrán seguir quemando todo el carbón que requieran, durante el tiempo que quieran. Entonces, lo que la COP26 realmente ha acordado se reduce a reunirse nuevamente el próximo año 2022. De hecho, se reconoció que las emisiones seguirían aumentando hasta 2030. Incluso, el llamado “Tercer Mundo” exige cada vez más. Las “naciones en desarrollo” plantean que se incremente el financiamiento para la adaptación al cambio climático, no quieren dinero para paneles solares. Prefieren tenerlo para desarrollar “capacidades” para enfrentar lo que el “cambio climático” de las transnacionales globales “produce” social y ecológicamente.

En la reunión en Glasgow-Escocia del COP26, hemos visto el principio del fin de la agenda climática de la ONU. El final del camino o de una estrategia discursiva del Globalismo que legítimo, desde fines de 1990, la deslocalización industrial desde los países centrales a los periféricos del tercer mundo, como modo de manifestarse el despliegue del Globalismo Unipolar Transnacional. Redefiniendo las realidades e incluso el modo cómo lo denominamos, su conceptualización: de País Central o Desarrollado a Norte Global y de País Periférico o Subdesarrollado a Sur Global. Pero en 2021, 30 años después, en un marco general internacional donde la Iniciativa Estratégica ya paso y está en “manos” de las Naciones que promueven el despliegue de la estrategia Multipolar Plurinacional. 

Esto nos muestra que los llamados “países en desarrollo” de todo el mundo se ponen de pie y se niegan a reducir el consumo de combustibles fósiles, porque saben que no tienen otra alternativa hoy, si su objetivo es desarrollar sus economías, naciones y dar a sus pueblos inclusión social y política, una mayor capacidad de consumo de bienes y servicios económicos y culturales, y una vida mejor. Pero también es claro que los actores trasnacionales-financieros-globales ya no pueden imponer sus condiciones para producir de modo global, según el orden disperso local-nacional que ellos “necesitan”, según un criterio de maximización de tasa de ganancia transnacional global. 

Los precios del gas en la UE, el NS2 y el cierre del oleoducto de Bielorrusia

Los precios europeos del gas natural continúan subiendo después  que  se “observaron” retrasos en el gasoducto Nord Stream 2 a fines de noviembre y, además, ahora un importante gasoducto de crudo de Rusia a Europa ha “detenido temporalmente” los flujos, debido a «reparaciones no programadas». 

El gigante de las exportaciones Transneft escribió: «Se iniciaron reparaciones no programadas en uno de los ramales del oleoducto Druzhba, limitando el flujo en dirección a Polonia durante aproximadamente tres días”. El operador de la sección bielorrusa, dijo que el mantenimiento comenzó el 16 de noviembre. Habiendo restringido el bombeo [de crudo] hacia Adamowa Zastawa [en Polonia] provisionalmente durante tres días, pero el plan para el mes no se revisa», dijo Transneft. 

https://assets.zerohedge.com/s3fs-public/styles/inline_image_mobile/public/inline-images/pipe_1.png?itok=Xnel9rcY

Druzhba es una de las redes de oleoductos más grandes del mundo. Su red se divide en dos y bombea el crudo a una sección norte, Polonia y Alemania, y una parte a la sección sur, Ucrania a Eslovaquia, la República Checa y Hungría.

Las reparaciones no programadas, se producen días después de que el líder bielorruso Alexander Lukashenko  amenazara  con cortar el suministro de gas de tránsito de Rusia a Europa debido a una “crisis migratoria” en la frontera entre Bielorrusia y Polonia. Esto se agrega al ahora retrasado proceso de aprobación para el gasoducto Nord Stream 2.

El regulador de energía de Alemania, anunció el martes que suspendió el proceso de certificación para el nuevo  gasoducto que  conecta Alemania y Rusia, luego de dictaminar que el operador que ésta dentro de Alemania no cumple con las condiciones establecidas por las leyes en Alemania.

La empresa “Nord Stream 2 AG”, que tiene su sede en Zug (Suiza), ha decidido no transformar su forma legal existente. Solo fundar una subsidiaria bajo la ley alemana únicamente para gobernar la parte alemana del oleoducto. Entonces, el índice de referencia europeo para el Gas, ha subido al menos un 33% esta semana. 

El cierre por mantenimiento de Druzhba y el retraso del proceso de certificación de Nord Stream 2 llegan en el peor momento posible. La UE se enfrenta a una crisis energética masiva. Mientras, los niveles de almacenamiento de gas natural en Europa son los más bajos desde 2013. Y estos retrasos “inesperados” en los flujos de gas natural y crudo de Rusia a Europa se dan antes de la  primera ráfaga fría de la temporada invernal, ya que la inflación energética y las interrupciones de la cadena de suministro, debido a la crisis energética y la pandemia, podrían combinarse de un modo “complejo” en un «invierno de descontentos», alimentando inestabilidades socioeconómicas en Europa. 

Estados Unidos, Biden y la “Caída de las reservas SPR

La administración de Biden estaría absolutamente “preocupada” por detener la subida de los precios minoristas de la gasolina en EEUU. Incluso habría hecho una “movida” donde solicito al presidente Xi que liberara parte de la Reserva Estratégica de Petróleo de China, pero JPMorgan-Texas ha confirmado que era «muy poco probable» que esto sucediera. De hecho China accedió pero aún siguió la tendencia al alza del petróleo.

Resulta que el SPR estadounidense ha experimentado reducciones durante 10 semanas consecutivas, durante las cuales se han retirado más de 15 millones de barriles de crudo. 

Como podemos observar la tendencia descendente en el uso y perdida de SPR -reservas estratégicas- viene desde marzo-septiembre de 2020, cuando una serie de crisis internas de poder en EEUU sucedieron ej.: la puja de poder y enfrentamiento entre dos fracciones financieras en el mercado de TICS, que impacto sobre el conjunto de las empresas que cotizan. 

https://assets.zerohedge.com/s3fs-public/styles/inline_image_mobile/public/inline-images/bfm6268.jpg?itok=U7UJ2uom

Con 606 millones de barriles, la SPR está en su nivel más bajo desde 2003, y parece que habrá más caídas. Como señala Bloomberg, la retirada de 3,25 millones de barriles del SPR es la mayor en más de una década. Aunque la tendencia a la perdida de Reservas Estratégicas de Petróleo comenzó en 2011, en la pos crisis financiera global de 2008-2009 y no ha sido revertida aún. 

Desde la liberación coordinada de las reservas de emergencia –SPR- en marzo-septiembre de 2011 y el llamado “levantamiento libio o de Gaddafi” con el “concurrente asesinato de Muammar Gaddafi” en octubre de 2011 por la OTAN, no se habían “gastado” tanto de las cavernas de almacenamiento en una sola semana. Además, también está claro que el “uso” de SPR –Strategic Petroleum Reserve-, del que tanto se habla, se está produciendo sigilosamente. 

Pero hay algo más, a pesar de liberar reservas estratégicas de petróleo               durante 10 semanas seguidas, los precios de la gasolina en el surtidor en EEUU han aumentado más del 7%. Por lo tanto, el uso de reservas estratégicas no está destinado al mercado interno norteamericano. ¿Tal vez están siendo destinadas a consumos presentes y futuros de la OTAN? Como en el 2011. Incluso es importante tomar nota que, EEUU y Biden han decidido dejar de confrontar con las empresas de combustibles fósiles.

https://assets.zerohedge.com/s3fs-public/styles/inline_image_mobile/public/inline-images/bfm37FF_0.jpg?itok=whf9Hypk

Pero, aunque el aumento de voces y diálogos sean crecientes, lo concreto es que el precio del petróleo internacional viene subiendo desde noviembre de 2020 de modo acelerado y sin interrupciones, aunque a partir de octubre-noviembre de 2021 se ha acelerado del mismo modo que lo hizo este febrero-marzo de 2021. 

Putin y Biden, reunión marco y juego de sombras

Estaba confirmado que Vladimir Putin y Joe Biden tendrían lo que se anuncia como una conversación «larga» (mediante video). Teniendo en cuenta las “tensiones extremas” que están teniendo lugar entre Estados Unidos, la OTAN, la UE y Rusia-OCS, este evento es nuevamente definido como un momento decisivo. 

Veamos qué han estado haciendo las dos partes: EEUU ha aumentado las “tensiones” lo más alto posible, tanto con una avalancha de declaraciones belicosas como mediante la participación en ejercicios de «acoso menor» cerca de la frontera rusa. La principal (y única) ventaja de esta estrategia previa a las negociaciones es que cuesta muy poco dinero y tiene un efecto de relaciones públicas, hacia adentro, importante. Las dos principales desventajas de esta estrategia previa a las negociaciones son 1) tienden a llevar arrinconar, limitar los márgenes, a Biden, de modo que cualquier tipo concesión, por razonable que sea, puede ser presentada como una “rendición ante el malévolo Putin” lo que lo debilitaría principalmente hacia adentro de Estados Unidos con los Republicanos comandados por Texas-Florida; y 2) en la Rusia-OCS saben que todo este ruido de sables es solo “humo” y, bien leído, un signo de debilidad. Por lo tanto, es solo una jugada para adentro del Unipolarismo Financiero en EEUU principalmente, pero también para intentar reducir los márgenes de acción en la UE continental de Alemania-Francia-Italia-España-etc., y de Escocia en el RU. 

Rusia ha hecho protestas verbales comparativamente «más fuertes» y ha mencionado «líneas rojas» que el Imperio Global (en la OTAN) ha ignorado por completo. Rusia, también, han realizado movimientos militares reales que han preocupado a la OTAN, incluido el repentino lanzamiento hacia el Pacífico de todos los submarinos estratégicos de la Flota Rusa de ese océano.

El problema podría llegar a plantearse de este modo: «Biden» ha “permitido” que los continentalistas ruso-fóbicos coloquen a la Administración Biden en el mismo rincón, donde esos mismos locos de Texas-Florida “atraparon” a Trump: un lugar donde no hay márgenes para negociaciones significativas. El problema principal es que en el mundo real (a diferencia del Hollywood y del de las TICs-IA), es Rusia-OCS la que está en una posición de fortaleza, mientras que Estados Unidos-OTAN están en una posición de vulnerabilidad significativa, tal como lo muestra la salida de la OTAN de Afganistán y el modo en cómo se constituyó la AUKUS.

En otras palabras, es extremadamente improbable que Rusia-OCS hagan concesiones importantes en algo, aunque solo sea para ganar tiempo. Rusia-OCS no quiere ni necesita una guerra en ningún lado, por lo que probablemente esté dispuesta a hacer concesiones relativamente menores, pero solo políticas. En términos militares, Rusia-OCS están ahora «prestos» y no se retirarán a menos que el llamado Imperio-Global-OTAN otorgue concesiones legalmente vinculantes y verificables para garantizar la seguridad de Rusia en su frontera occidental. 

La cuarta ola de Covid-19: ¿Hay condiciones para una rebelión?

En los últimos días de noviembre, la prensa corporativa y los gobiernos mundiales han producido una increíble cantidad de ruido sobre una nueva variante de COVID, la variante «Omicrón», que se habría detectado en Sudáfrica y Botswana. El pánico actual de la nueva cepa llega después de las “revueltas populares” en Europa contra las amenazas de nuevos cierres de la economía y la imposición “autoritaria” de la vacunación, cuando los casos de COVID-19 estaban aumentando en Europa. Señalan que la 4ta-Ola podría ser más grande que todas las anteriores y, por lo pronto, aún más entre los ya vacunados que los no vacunados. Se observa una “obsesión” para vacunar a toda la población sin excepción. El acento, por el momento, cae más sobre la vacunación obligatoria que sobre el confinamiento. Particularmente porque la 3ra dosis de vacunación podría significativamente limitar el poder de “daño” de la 4ta-Ola u Omicron.

Los vacunados, sin embargo, pueden contribuir justamente al desarrollo de variantes del virus y pueden acelerar la propagación del COVID, afirma el Dr. Günter Kampf, profesor asociado de higiene y medicina ambiental en la Universidad de Medicina Greifswald, Instituto de Higiene y Medicina Ambiental en Alemania. Como se demuestra en la revista del establishment The Lancet. El Dr. Kampf constituye una excepcional voz disidente en el establishment sobre las vacunas COVID-19. La nueva variante de Covid-19, «Omicrón», se observó primero en Sudáfrica, único país africano con niveles altos de vacunación. El Dr. Kampf afirma asimismo que la inmunidad generada por una infección por COVID es más duradera que la inmunidad obtenida por vacunación, ya que la misma pierde rápidamente efectividad.

Según datos del Johns Hopkins, las vacunas tampoco constituyen ningún ´salvavidas´ contra Covid-19 ya que el número total acumulado de muertes relacionadas con la enfermedad Covid-19 en el año 2021 y reportadas al 22 de noviembre en EEUU (con más de un mes por delante), superó la cifra de 386500 casos, cifra por encima de las 385300 muertes observadas en el año 2020. Esto ha sucedido a pesar del hecho que en el año 2020 no se vacunó a ningún estadounidense, contra el 59% de todos los estadounidenses vacunados en 2021. Entonces, nos preguntamos: ¿por qué las personas no pueden tener derecho a elegir si dejar vacunarse o no dejar que una vacuna “entre” en su cuerpo? La único que sabemos fehacientemente es que la élite globalista necesita y está decidida a imponer su ´Económic Reset´: imponer un orden de poder consistente con sus intereses financieros unipolares globalistas.  Este Economic-Reset ya no solo está planteado en relación a los Continentalismos Unipolares norteamericano, del RU, de la UE, etc. Sino también y principalmente al Multipolarismo Pluriversal Plurinacional de los Pueblos. Para ello quiere y necesita fomentar la obediencia masiva a fin de poder imponer el New Reset Global.

Las vacunas Pfizer y AstraZeneca no se habrían aprobado, si los gobiernos hubieran exigido seis meses entre una y otra dosis en lugar de dos, debido a la severa disminución de la eficacia de la vacuna conforme pasan los meses. Lo anterior concluye el epidemiólogo Dr. Paul Elias Alexander, quien fue asesor consultor de evidencia de la pandemia de COVID de la OMS y la OPS en Washington, DC (2020) y ex asesor principal de la política de la pandemia de COVID en salud y servicios humanos (HHS) en Washington, DC, quien publicó un artículo para el Brownstone Institute con una lista de 130 estudios de investigación sobre la inmunidad natural a COVID. El doctor señala que: “Los funcionarios de salud pública y el establishment médico están engañando al público con afirmaciones de que las inyecciones de COVID-19 brindan mayor protección que la inmunidad natural. A diferencia de la  protección a corto plazo que  ofrecen las vacunas, la protección obtenida por la infección ha demostrado ser duradera y amplia.  Lo lógico sería tener un debate sobre qué hacer entonces. 

Observamos, sin embargo, que hay una obsesión a nivel internacional para tener vacunados el 100% de la población a toda costa y aplicar una tercera o cuarta vacuna. Para el mes de diciembre de 2021 podemos esperar la implementación de medidas más autoritarias: más gente vacunada y quienes se resistan podrán estar expuestas a penas cada vez más duras particularmente en EEUU. Los no vacunados serán considerados parias de la sociedad. Las vacunas contra el COVID-19 figuran como el boleto para acceder a los “privilegios” de la vida comunitaria. 

¿Cuál es la razón? Condicionan a la población a la idea de que el ser parte de la sociedad no es un derecho, sino depende de la medida en que uno esté dispuesto a cumplir con los dictados del gobierno, no importa cuáles sean. Estos mandatos de COVID-19 a la vez han creado y podrán crear un nuevo escenario de grandes protestas a nivel internacional, amenazando con otro fracaso para las fuerzas globalistas de poder imponer su Economic Reset. La lucha gira especialmente en torno a la autonomía corporal y la soberanía individual ante el asalto masivo, coercitivo y autoritario y al derecho a la soberanía individual sobre la propia vida.

Hemos de entender que después de la derrota en el COP26-Escocia, los actores globalistas se encuentran en una situación “desesperada” para imponer su Economic Reset de cualquier “modo”. Las transnacionales de la comunicación global y los “gobiernos globalistas” han producido una increíble cantidad de ruido sobre la nueva variante de COVID, la «Omicron». Al igual que con los episodios de histeria-19 en el pasado, la misma fue fomentada por las fuerzas globalistas.

La nueva variante de “histeria” se originó en el Imperial College del Reino Unido. El Imperial College ha sido la fuente de innumerables versiones de la propaganda de una «nueva cepa» de Covid-19 a fin de llevar el “miedo” por terrorismo comunicacional virtual a nivel mundial.  No hay motivo estadístico de alarma sobre esta nueva cepa ya que es una más de las miles y miles de mutaciones en el coronavirus.  

Pero, a partir de la alarma, sí observamos en los últimos días de noviembre y los primeros de diciembre de 2021 un reforzado acuerdo entre el Estado tecno-corporativo global y el gobierno de los Estados Unidos sobre los “mandatos” de las vacunas. Es simplemente la manifestación desesperada de las fuerzas fascistas-globalistas para “derrocar” la república constitucional y anular los derechos individuales. La tarea, sin embargo, no es fácil y podría ser causa no solo de rebeliones callejeras en relación con o producto de choques entre las fracciones oligárquicas de capital que componen a la fracción financiera Globalista-OTAN, Nueva York-San Francisco, y a la fracción financiera Continentalista-SouthCom, Texas-Florida. 

Una encuesta realizada en EEUU por la Sociedad para la Gestión de Recursos Humanos estimó que el 28% de los estadounidenses empleados no están dispuestos a recibir una vacuna anti-COVID, incluso si eso significara perder sus trabajos. Aunque OSHA (la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional) exige a los empresarios con más de 100 trabajadores que vacunen a sus empleados. Aquellos que se nieguen a vacunarse, pero conserven sus trabajos, tendrán que dar negativo en la prueba de COVID semanalmente. Las empresas que no exijan que sus empleados se vacunen enfrentan multas de hasta $ 13,653 por tal violación  y 10 veces dicha cifra por violaciones intencionales o repetidas. 

La administración globalista de Biden está recibiendo mucha resistencia. La Corte de Apelaciones del 5to Circuito de los Estados Unidos en Nueva Orleans avaló la decisión de una instancia inferior, de poner en suspenso la orden considerada inconstitucional de Joe Biden para que las empresas con 100 trabajadores o más exijan vacunas contra el COVID-19. El tribunal argumentó que el mandato de la vacuna «plantea serias preocupaciones constitucionales» y excede la autoridad del gobierno federal». El fallo provocó desafíos legales en al menos 27 estados, así como de grupos empresariales y religiosos que argumentan que el mandato es inconstitucional. Hasta ahora, alrededor de 24 estados federales han presentado demandas contra los mandatos de vacunación de Biden. 

También a nivel de ciudades se observa la resistencia. En EEUU ya hay una ciudad en estado de rebelión: La ciudad de Oroville, California, se ha declarado a sí misma una “República Constitucional”, independiente de las órdenes ejecutivas emitidas por el gobierno federal y en protesta por las vacunas obligatorias, los confinamientos y los mandatos de máscaras impuestos por la administración Biden. El vicealcalde Thompson explicó: ´Creo que, en todos lados, pero especialmente en California, el tejido mismo de nuestra nación se encuentra en una encrucijada de cuánta autoridad dejaremos que obtenga el gobierno central. No creo que nadie gane cuando el gobierno central tiene mayor autoridad, enfatizó Thompson´, y agregó que ´cada vez que se pierde la libertad, generalmente se necesita un derramamiento de sangre para recuperarla. También a nivel de grandes fabricantes de automóviles observamos resistencia. Las tres grandes empresas continentalistas anti-globalistas de EEUU: Ford, General Motors y Stellantis, han acordado no exigir vacunas para los miembros del sindicato UAW.

En este punto podría surgir la pregunta: ¿cómo reaccionaría el ejército ante eventuales rebeliones sociales? También aquí nos encontramos con hechos concretos, que sorprenden. La Guardia Nacional de Oklahoma ‘rescindió’ el requisito del Pentágono de que los miembros del servicio reciban la vacuna COVID-19. El Pentágono no puede tomar medidas al respecto porque no es su jurisdicción, las tropas de la Guardia Nacional responden ante sus gobernadores.  

Es cierto también, que la gran mayoría de los fondos de la Guardia Nacional provienen del gobierno federal, que amenaza en cortarlos. Sin embargo, la única forma en que Oklahoma ‘perdería’ cualquier financiamiento federal sería por no cumplir con el Artículo 32, es decir, al ignorar el orden legal de la autoridad civil elegida, en este caso, el propio gobernador de Oklahoma quién está del lado de los “revoltosos”. Pero, en ese caso, el gobierno de Biden, donde dominan los Globalistas (Blackrock-Soros-Yellen-etc.), aparentemente no contaría con el ejército de los Estados Republicanos (la mayoría en números) para poder enfrentar la rebelión. 

Los Estados y Ciudades con población mayoritariamente republicana siguen luchando en todos los niveles contra los mandatos “autoritarios” de los intereses globalistas en el gobierno de Biden. Estos serían los modos y características que va asumiendo la puja de poder entre los intereses y oligarquías financieras Globalistas-vs-Continentalistas en Estados Unidos. Dando forma, modo y contenido a la guerra civil larvada que se viene desarrollando desde que el Gobierno Clinton-Globalista derogo la ley Glass Steagall en 1999, liberando todo el poder de las grandes Bancas Financieras de Inversión para que controlaran y subordinaran a la Banca Comercial. Y a partir de esto a las industrias. Claro que inmediatamente los Continentalistas de Texas-Florida respondieron con los golpes en las llamadas: “Caída de las Torres Gemelas” en 2001 y “Caída del Lehman Bothers-Citigroup” en 2007-08. 

Y, el 9 de diciembre de 2021, un número creciente de diputados y senadores demócratas en la Cámara y el Senado se están uniendo a los republicanos para confrontar rechazando las demandas de los globalistas en el gobierno de Biden, de imponer que las vacunas sean obligatorias. Los oponentes de éste mandato globalista argumentan que es inconstitucional. En este contexto, los tribunales que están tomando medidas para bloquear el mandato de “Biden”, no encontrarían mayor oposición en eventuales apelaciones ante la Corte Suprema. 

Mientras en Europa, el primer ministro británico, Boris Johnson, también en línea con los intereses pro-globalistas, contempla imponer su ronda de restricciones. Mientras, otros líderes europeos solo advierten que no se excedan al imponer otra ronda de bloqueos o estrictos mandatos de vacunas. El director regional de la OMS, Hans Kluge, afirma que se debe considerar el efecto que los mandatos tienen sobre la «confianza pública y pide que las naciones europeas eviten hacer que las vacunas sean obligatorias.  En el Reino Unido, un importante programa de televisión eliminó una encuesta vía Twitter (globalista) luego que mostrara que el 89% se oponen a las vacunas obligatorias, en una muestra de 42 mil encuestados. 

La credibilidad de los políticos ligados a las fuerzas globalistas que perseveran para imponer el Economic Reset a través de mandatos verticales, que esperaban poder implementar a partir del terror, el aislamiento y el ensimismamiento que causa el Covid-19, se pierde y no solo en Estados Unidos. Entonces, ¿qué otra medida les queda a los intereses globalistas para poder imponer su Economic Reset, cuando no pueden avanzar resolviendo la barrera que les imponen los Continentalismos y Localismo oligárquicos en cada nación: EEUU, Gran Bretaña, etc.  

¿Estarán preparando hacer que estalle una gran crisis bursátil, que las fuerzas globalistas han pospuesto hasta la fecha? Esta nueva crisis financiera global para imponer un escenario de guerra financiera globalista, tendrá márgenes para poder imponerla cuando es escenario internacional muestra a los actores multipolares-plurinacionales-pluriversales en la OEEA-OCS con márgenes de maniobra que les permiten hasta ahora neutralizar cualquier escenario de desestabilización global que impulsaran las fuerzas unipolares financieras, ej.: La salida relámpago de la OTAN de Afganistán o La provocación de la OTAN en Kiev contra Rusia, Ucrania y Bielorrusia.  Pronto lo vamos a ver, pero una cosa es segura, el proyecto multipolar sigue consolidando sus posiciones y sorteando los escenarios de guerra militar que le plantea la OTAN en diferentes momentos, situaciones y regiones. Aunque la OTAN este y de muestras de estar en una situación de debilidad técnico militar.

El Regreso del Reino del Medio

Nos encontramos en medio de una transición de carácter civilizatorio, una transición de un mundo Unipolar hacia otro Multipolar. El Proyecto Multipolar, en tanto que iniciativa estratégica del Siglo XXI, no solo es dominante ya en todas las naciones de la masa terrestre continental Eurasiática. También existe una tendencia clara y definida para que las iniciativas de hacer parte a otras naciones como México, Argentina, Brasil, Perú, etc. y regiones como la CELAC, etc., avancen de modo claro. Al igual que para África. Conformando de esto modo un dialogo de civilizaciones pluriversal, plurinacional y multipolar.

Consideramos que la China multipolar en los BRICS, con el proyecto de la Nueva Ruta de la Seda, permite invertir la lógica del valor-capital. La racionalidad económica en China no está autonomizada a partir de valor-capital. El Estado Nacional en China puede invertir la lógica y en estos días de la llamada “Crisis de Evergrande” ya está dando muestras que las inversiones hacia el ámbito improductivo parasitario están siendo frenadas, para evitar su desconexión con la economía real. 

Evergrande, que tenía más de 300.000 millones de dólares en pasivos a junio, se convierte en la mayor ´víctima´ de los esfuerzos del presidente Xi Jinping para tomar medidas enérgicas contra el libre sector inmobiliario y frenar la especulación inmobiliaria. Como señala Bloomberg, «la renuencia de Beijing a rescatar al desarrollador envía una clara señal de que el Partido Comunista no tolerará acumulaciones masivas de deuda que amenacen la estabilidad financiera». También es una señal de que los multimillonarios que hicieron su fortuna con negocios inviables no serán salvados ni rescatados. Por ello, los tenedores de bonos offshore son los últimos en la fila para el pago y ciertamente tendrán que aceptar recortes, posiblemente de un 80%. El mayor perdedor en términos de dólares es el fundador de Evergrande, Hui, quien a partir de la caída en el precio de las acciones de Evergrande ha visto reducir su  riqueza en un 73%, según Bloomberg. 

China hace los mayores esfuerzos para limitar las consecuencias en el mercado inmobiliario más amplio y para reducir el contagio más allá del sector, en un país donde los bienes raíces representan aproximadamente una cuarta parte de la producción económica y hasta el 75% de la riqueza de los hogares. La compañía informó el 5 de diciembre que los representantes del gobierno de Guangdong han ocupado la mayoría de los asientos en un nuevo comité de gestión de riesgos. Estamos, en otras palabras, en camino a la estatización de facto de las empresas privadas en problemas, pero sin salvar a los accionistas y menos aún al capital foráneo.

En lugar de invertir dinero en el circuito improductivo, la otra opción que China tiene, al conducir de facto las empresas, es cambiar la racionalidad económica, es decir, impulsar otro modo de producción que sí tenga respuestas para re-vincularse con lo productivo sin destruir la naturaleza, sin afectar negativamente el medio ambiente. Que, en lugar de acortar la vida media de los productos finales e intermedios, pueda decidir prolongar su vida media. Que pueda priorizar los productos (alargar su vida útil y su calidad) según las necesidades de la población, frenando el consumismo en beneficio exclusivo de las corporaciones y como motor del capitalismo, es lo que lleva claramente al llamado “cambio climático” y a la destrucción de la naturaleza y toda la vida animal. 

Con el desarrollo existente de la Inteligencia Artificial es posible hoy no solo conocer las necesidades populares, no para manipularlas a favor de las ganancias y los intereses exclusivos de los grandes consorcios, para generar productos y servicios en función de la vida misma de los Pueblos, de la Comunidad-Mundo. En un primer momento tal vez en China, pero con la potencialidad de incluir al mundo multipolar como un todo, donde nadie debería estar excluido y, particularmente, tampoco el Pueblo de Estados Unidos.

La Vía Oriental siempre ha construido comunidad e interés comunitario por sobre el interés individual. La Vía Occidental desde el neolítico tardío ha construido sociedad a partir del interés individual y la individualidad. En la vía occidental, a partir de la individualidad no hay modo de construir sociedad que logre alcanzar el Bien Común (Dierckxsens 2013). Nunca a partir de intereses privados en conflicto: entre amos y esclavos, señores feudales y siervos, ni entre capitalistas y trabajadores asalariados que operan en competencia o en conflicto de intereses particulares, hay modo de alcanzar el Bien Común y menos aún en su crisis final. La realidad actual en Occidente se dirige hacia una centralización de riqueza cuasi infinita, en manos de corporaciones económico-financieras en conflicto entre sí, con la exclusión cada vez más consolidada de grandes y crecientes mayorías de población.

En la historia Oriental (así como en la historia de la América precolombina, de Egipto, etc.), se conserva el concepto de lo comunitario/pueblo frente al desarrollo de intereses particulares o individuales occidentales. Es la historia de una comunidad directiva o meritocratica que dirige las obras colectivas para la sociedad como un todo, es decir en principio para las comunidades de base/pueblo. Este bagaje histórico aún se manifiesta en la China de hoy. La meritocracia tiene márgenes de explotar la comunidad de base/pueblo al apropiarse de una parte determinada (mayor o menor) del excedente para sí. Explotación de y en solidaridad con el pueblo no son excluyentes en la historia oriental. Mientras lo colectivo y re-productivo predomina sobre lo privativo, existe mayor legitimación de la meritocracia y si sucede lo contrario, la meritocracia se revela como clase dominante explotadora y en su extremo obsoleta y estalla la rebelión contra esta clase explotadora. 

La caída de una dinastía y consecuente desintegración de la gran comunidad implicó en la historia de China el abandono de las obras re-productivas. Lo cual llevo a que sea sucedida por otra comunidad directiva, a menudo en otro lugar, para volver a integrar comunidades a fin de levantar obras productivas colectivas. Esta es la historia cíclica y milenaria de Oriente en general y de China en particular, donde imperaba por milenios el Modo de Producción Tributario. 

La realidad de hoy es que en los trabajos colectivos (incluyendo la Nueva Ruta de la Seda) que impulsa la actual meritocracia (el partido) predominan los productivos, aunque en la China de hoy no se excluye la apropiación privativa, pero se la controla cada vez más con sanciones, como en el caso de Alibaba y Tencent por ejemplo, por sus fusiones monopolistas. No es extraño en este contexto observar un apoyo popular muy grande para su gobierno socialista en la República Popular de China, con rasgos históricos milenarios claros.

¿Ha formulado China ´Un Nuevo Manifiesto Comunista’?

Durante los últimos días del Foro sobre el Cambio Climático en Escocia (COP26) con su fracaso estructural, que marcó el comienzo del fin de la “agenda globalista de la crisis climática de la ONU”, también tuvo lugar en Pekín el sexto pleno del Partido Comunista de China. En dicho evento, dirigido por Xi Jinping, se adoptó una resolución histórica, solo la tercera en sus 100 años de historia, que presenta una visión para el futuro. Una visión que supone un Hecho Político internacional o geopolítico importante: China está de regreso. El «renacimiento» de China”, que implica en términos económico políticos “volver reposicionarla como centro del Mundo”. En el lugar que le “corresponde” según una historia larga que contiene al menos tres mil años de historia: ubicar al país justo en el centro del mundo, del Mundo Multipolar. Es decir, el regreso del Reino Medio. Claro que, al observar en espacio geográfico-político de China + Rusia + India, esta figura del Reino del Medio o del Heartland + el Rimland muestra su potencia para ser, incluir e integrar a todas las naciones. Pero particularmente neutralizar primero a la OTAN-Globalista e incluir luego a todo Estados Unidos, Gran Bretaña y la UE. 

Ya durante su primer mandato, Xi logró imprimir un nuevo marco de ideas-fuerza político-culturales. El Partido, en tanto que comunidad superior, debería conducir la economía hacia «la nueva era», utilizando mecanismos de regulación y supervisión para orientarla hacia el Bien Común de la comunidad de base – Pueblo. Controlando, por ejemplo, la esfera financiera improductiva parasitaria de la “banca en la sombra” o Shadow Banking, contener la expansión de la deuda pública, orientar el crédito a la inversión productiva y supervisar la extensión del crédito. Pekín no tardó mucho en intervenir en Evergrande ante los riesgos de la esfera financiera, “sin salvar ni considerar de modo preferencial” que puedan existir bancos “demasiado grandes para dejarlos caer”. Beijing –Pekín- ha intensificado, de este modo, sus esfuerzos para frenar a los desarrolladores inmobiliarios muy endeudados y pretende alejarse de un modelo de crecimiento económico impulsado por la inversión y la deuda. 

El papel del partido, en este caso, cumple las funciones de la comunidad directiva general que fomenta las alianzas público-privadas, pero no a costa del Bien Común, controlando el interés privado para priorizar los objetivos e intereses de la comunidad de base en general. El Partido comprendió perfectamente cómo la economía bajo dirección del Estado creaba riqueza y una tecnología que ya alcanza a ser superior a la del Occidente Globalista, a quién ya no teme enfrentar, enfrenta y supera cada vez en más caos, situaciones y regiones. El siguiente paso sería utilizar dicha riqueza para ponerla al servicio del renacimiento general, en el caso chino, de China. Orientar la producción más al consumo interno en un mundo donde globalismo lo ha sumergido en crisis pandémica y orientar este consumo para “reducir” cada vez más las desigualdades, es decir orientarlo más hacia el Pueblo mismo, a la Comunidad de Base – Pueblo.  

A nivel internacional, China busca hacer intercambios económicos, políticos y sociales, pero no la guerra. Esa sería la Pax sínica –China- bajo Xi, todo lo contrario, a la Pax estadounidense, que siempre se basó en la variante de la diplomacia de las cañoneras del Pentágono desde 1898 o con la OTAN luego, desde 1950. Todo muestra que Pekín no está interesado en convertirse en un nuevo hegemón o jefe dominante, ni esto tiene sustento en su trayectoria histórica milenaria. De todos modos, en tiempos de escala de poder Pluriversal, Universal, Global, sería un error estratégico concebir a China por fuera o por arriba de una concepción Universalista de los Pueblos. Sería caer en un error, que no es el caso, que la debilitaría y enfrentaría por ej.: a Rusia-India. 

De manera concisa, estamos hablando del “socialismo con características chinas”, un sistema económico único y siempre mutante. La historia milenaria de China ha demostrado que es capaz de reducir el grado de explotación y que puede acercarse al Bien Común no solo dentro de China sino potencialmente siendo parte y haciendo parte al mundo entero, para poder estar siendo el Reino del Medio. Como ya lo fue a través de la Antigua o Histórica Ruta de la Seda. 

Además, es importante considerar que hoy ya existen condiciones objetivas y subjetivas para que la Humanidad en su conjunto recorra el camino hacia una nueva civilización centrada en el trabajo en beneficio de la Comunidad-Mundo, que logre reducir la apropiación privativa de la riqueza socialmente producida como excedente, para una elite oligárquico-financiera global a costas de la explotación de las mayorías de Pueblos y Naciones. Más y más Naciones y Pueblos en Asia, África, América Latina-y-Caribe e incluso en Europa, se suman y alinean con el Proyecto de un Mundo Multipolar, la Nueva Ruta de la Seda, el nuevo Proyecto-Mundo, mostrando como va ganando terreno un proyecto posible hacia un Mayor Bien Común. En un camino que nunca concluye y siempre tendrá sus desafíos. 

Como ya hemos observado, éste no es un sistema preconcebido sino un proyecto que seguirá abierto a las nuevas necesidades, que nacen y emergen con el tiempo desde la comunidad pueblo/humanidad. Es un proyecto que se plantea sin exclusiones de ningún pueblo ni nación y, por ello, pluriversal, pluricultural y plurinacional, pero con dilemas a solucionar siempre. 

En verdad consideramos que, acorde con la dialéctica de la historia, se requiere de la unidad de estos dos contrarios: de la línea occidental y de la vía oriental de la historia. Esto será posible de lograrse partiendo de la Vía oriental multipolar (África-Asia-América precolombina) y no siguiendo la línea occidental (globalista), la cual sufre su crisis civilizatoria y está desembocando en autoritarismos de carácter fascista. Para lograr la síntesis, al Proyecto Multipolar le faltaría fomentar un mayor bienestar y libertad personal a nivel de los Pueblos en la vía oriental. La lucha por un mundo multipolar-plurinacional-pluriversal constituye el camino plausible para lograr dicha transición.  

Hoy el proyecto multipolar está comenzando a ser compartido concretamente por la mayoría de los pueblos y naciones del mundo y no excluye a ninguno, incluso al pueblo estadounidense y al británico. 

En el Foro globalista sobre el Cambio Climático (COP26), la derrota del proyecto globalista fue contundente, solo 46 de un total de 191 países se comprometieron con su resolución final (eliminar gradualmente el uso de carbón) según Alok Sharma, quien presidía la conferencia. Una enorme mayoría de países votó por la propuesta de los líderes del proyecto Multipolar (China, India, etc.) lo cual demostró una capacidad de convocatoria revolucionaria: ¡Pueblos de todas las naciones uníos! <>>

Bibliografía:

Crooke Alastair, Great transition must be imposed, now or never, https://theparadise.ng , 4 de diciembre de 2021.

Dierckxsens Wim y Formento  Walter, Por una nueva civilización: El proyecto multipolar, Ediciones Acerándonos, Buenos Aires 2021

Dierckxsens Wim, Formento Walter, La perestroika en Estados Unidos. Réquiem para la civilización occidental, Ediciones Acercándonos, Buenos Aires, 2021

Dierckxsens Wim, Formento Walter, “Cambio” climático globalista o diálogo de civilizaciones, ALAI, Ecuador noviembre de 2021

Dierckxsens Wim y Formento Walter, El multipolarismo, paradigma geopolítico hecho realidad. www.alainet.org,  octubre de 2021 

Dierckxsens Wim y Formento Walter, Perestroika: De la caída Soviética a la de Washington – 1989-2020, ALAI, Quito Ecuador, octubre de 2019. 

Dierckxsens Wim y Formento Walter, Del Choque al Dialogo: De la Globalización a la Perestroika en Estados Unidos, ALAI Ecuador, junio de 2020.

Dierckxsens Wim, La Transición hacia una nueva civilización, Casa Editorial ABRIL, La Habana, 2013.

Formento, Walter y Merino, Gabriel. Crisis financiera global, La lucha por la configuración del orden mundial, ISBN: 978-950-754-329-6, Ediciones Continente. CIEPE. Argentina – Buenos Aires, 2011. 

Durden Tyler, Los precios del gas en la UE se disparan por los retrasos de NS2 y el cierre repentino del oleoducto de Bielorrusia (titulo original en inglés), zerohedge 16 de noviembre de 2021.

Durden Tyler, Escobar: el espectáculo de payasos de la OTAN, zerohedge 3 de diciembre de 2021.

Durden Tyler, Evergrande’s Surprisingly Quiet Collapse, zerohedge 7 de diciembre de 2021. 

Escobar Pepe, El nuevo manifiesto comunista de Xi, zeroghedge, 16 de noviembre de 2021.

Homewood Paul , COP26 Ends In Humiliating Failure – Not a Lot of People Know, https://notalotofpeopleknowthat.wordpress.com, 14 de noviembre de 2021

Kampf Guenter, The Lancet Publishes Rare Dissenting Voice on COVID-19, www.transcend.org, 29 de noviembre de 2021.

Marey Philip, Nordstreaming, Rabobank, 9 de diciembre de 2021

Whitehead John W. y Whitehead Nisha, Big brother in disguise total control, Rutherford Institute, https://thevoice.us/metaverse, 18 de noviembre de 2021

En una extensa y riquísima entrevista realizada al Dr. Miguel Ángel Barrios de Dossier Geopolítico, sobre: sobre la política nacional e Internacional  por el periodista   Gabriel Fernandez de Radio Gráfica de Capital Federal. En 40 minutos, Barrios analiza el Sistema Mundo, la realidad de Latinoamérica, el trascendental rol de S.S. Francisco, los desafíos argentino y varios temas más como la importancia intelectual de Ugarte en la formación del Coronel Peron, el Papel de Hugo Chavez para nuestro subcontinente y su pensamiento Político y Geopolítico que se realizó bajo la formación del Gra. Perez Arcay…

AUDIO:

En un audio muy crítico, profundo y realista, Eduardo Bonugli, colaborador de Dossier Geopolítico en Europa, resume las hechos más importantes del 2021 en el viejo continente, señalado por su dependencia estratégica con EEUU, que la deja en la vía muerta de la política global, casi arruinada y sin recursos, y la condena a la irrelevancia mundial, en un escenario marcado por el inevitable ascenso de China y Rusia. Especial para el Club de la Pluma

AUDIO

El relato de Eduardo comienza en los inicios del año, con el acuerdo sobre papel mojado del BREXIT, que confirmó EL MAYOR FRACASO CAPITALISTA DEL SIGLO, luego nos habla de la guerra impuesta en sus fronteras por la OTAN para hostigar a Rusia y de sus terribles derrotas militares sufridas en Asia por ser miembro de este organismo. De los fracasos en Irak, Siria y sobretodo de la vergonzosa huida de Afganistán, además de su complicidad con el apartheid israelí contra Palestina y de sus armas que alimentan las masacres en El Yemen, pero que no evitarán una nueva derrota de Occidente en la región.

También aborda la traición sufrida por  EEUU e Inglaterra con los submarinos nucleares de Australia que desnuda a los anglosajones,  como más parecidos a enemigos que a aliados. Y alerta sobre la fortaleza militar de Marruecos con armamento estadounidense, que engorda la tensión en el norte de África y que acentúa la avalancha de emigrantes hacia Europa.

Luego nos habla de la UE y de su canciller, Joseph Borrell, que han secuestrado la doctrina de los Derechos Humanos para su manoseo discrecional y para establecer amigos y enemigos según conveniencia. Y termina sintetizando una larga lista de titulares de acontecimientos y situaciones que señalan las contradicciones europeas y la soledad y fragilidad que sufre por ser el furgón de cola de los intereses globales de Washington.

En un relato corto, simple y con marcado tono de pesimismo, nuestro colaborador resume este año aciago para Europa cuya realidad, veracidad y profundidad nos hace comprender que ha sido abandonada por las grandes potencias, que durante siglos la acompañaron en sus conquistas imperiales.

Carlos Pereyra Mele

Director de Dossier Geopolítico (19/12/21)

16 años promoviendo semanalmente la Geopolitica; Análisis Radial Semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el Programa: el Club de la Pluma, que conduce el periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo. 

Eje Central:

Sigue profundizandose el conflicto entre Atlantistas (EEUU y socios) y Continentalistas (China y sus socios)

AUDIO

Carlos Pereyra Mele, inicia la última columna del año, expresando un sincero y merecido homenaje al Club de La Pluma y a su director, Norberto Ganci, quienes desde hace 16 años permiten a Dossier Geopolítico transmitir su visión mundial desde el sur de América, desde este hábitat y lugar de convivencia diaria, con unas reflexiones propias, profundas y diferentes a las poderosas potencias centrales, quienes usan sus medios de prensa como herramientas de poder, y para disimular su evidente declinación.

Y en nombre de todo este “tanque de Ideas”, despide un año muy productivo en el intercambio y divulgación de todo tipo de ideas y trabajos políticos, educativos, culturales y con conferencias por distintos medios, incluso desde universidades argentinas y brasileras Y siempre independiente de la financiación de cualquier grupo internacional, nacional, económico, o de poder. 

Luego de recordar la continuidad de los daños por la pandemia por el mundo, bastante menores para los países centrales por acaparar recursos y tecnologías, nuestro director se refiere a Afganistán como el hecho geopolítico más importante del año, ante la terrible y espantosa derrota militar completa de Estados Unidos y la OTAN y la apresurada huida tras 20 años de invasión y dominio, donde gastaron más de 2 billones de dólares para dejar un país más desmantelado, destruido y atrasado que antes, y sin asumir las características de una derrota que confirmó las caídas de sus potestades como centro mundial del poder, alcanzadas en los 90 tras el fin de la URSS, pero que solo mantuvieron por una década. Mientras persisten  tirando de la cuerda, amenazando y ampliando sanciones a los países que considera enemigos, buscando recuperar la vieja hegemonía perdida, y ya imposible de alcanzar. Unas consecuencias que se sintetizan en el fortalecimiento de Rusia y en el creciente éxito del plan geopolítico chino de unificar toda el Asia con parte de Europa y con parte de África. 

Xi Jinping apoya a Putin con las lineas Rojas rusas contra la OTAN/USA

A continuación, Carlos nos detalla dos hechos trascendentales de esta semana. Uno ha sido el apoyo de  Xi Jinping a Putin, respaldando sus exigencias a Biden sobre las líneas rojas rusas contra el avance de la OTAN en el Báltico y en Ucrania. Y el otro punto, que fue el acuerdo entre Rusia y China para comerciar por fuera del sistema bancario occidental “Swift”, lo que desmantelará esta herramienta financiera usada como arma por Washington en su guerra híbrida global, para chantaje y control de países.

Mientras recuerda que se cumple un año del acuerdo del RCEP firmado por China y 15 países asiáticos, ninguneado por la prensa occidental, pero avanzando con notorios resultados, y confirma que lo que hasta hace poco era una guerra entre Armenia y Azerbaiyán, se ha transformado en otro acuerdo estratégico gracias a la mano diplomática de Rusia, que alumbrará aparte de la paz, una línea ferroviaria – comercial de estos países con el resto del continente. Sin duda, son hechos concretos que están produciendo un profundo cambio en todas las estructuras de Asia, y que demuestran el gigantesco retroceso del imperio anglosajón en el mundo. 

Entretanto, en la UE  se agudiza el desconcierto y la división interna, resaltando la decisión de Alemania de no venderle más armas a Ucrania, lo que ha encolerizado a su presidente Selensky que ha vuelto a montar el típico show dramático de las “agresiones rusas”, pero que viene a demostrar que estos países fronterizos son señuelos sacrificables en la estrategia de Occidente, como si fuesen las cartas sin valor de un mazo de naipes global, con el que EEUU se juega el poder, usando y sacrificando a sus aliados.

También nuestro director nos explica al detalle, la bofetada histórica de los anglosajones a Europa por los submarinos australianos que la dejó en estado de somnolencia. Fue el precio de una maniobra para frenar a China con los acuerdos AUKUS Y QUAD, que el posterior acuerdo militar entre Rusia e India ha desmantelado. 

Y por último, Pereyra Mele comenta las elecciones en Chile donde el pinochetismo se juega el poder. Y también los informes occidentales que aseguran que Chile, Brasil y Colombia son los tres países sudamericanos con mayor posibilidad de sufrir profundas desestabilizaciones de todo tipo. Países alineados con Washington y con el neoliberalismo global, lo que indica que tal dependencia no ha servido para mejorar la situación de sus gentes.

 Eduardo Bonugli (Madrid, 19/12//21)

El 19 de diciembre de 2021, invitado por la Shanghai International Studies University, China. y coorganizado por la Asociación Mundial de Economía Política, la Asociación Griega de Economía Política, partícipe, disertando en el 15 ª  Wape Foro 18-19 de diciembre de 2021, en el Panel: ¿Puede América Latina emular el milagro del desarrollo de China?. Moderado por: Heinz Dieterich, Vice Chair, World Association for Political Economy, WAPE, París/Beijing. Coordinator, The World Advanced Research Project, WARP. Global. Coordinator, The Center for Transition Sciences, CTS, Ciudad de México. Junto a los destacados Intelectuales: Alicia Barcena, Executive Director at the United Nations’ Economic Commission for Latin America and the Caribbean (ECLAC) , México; Paul Cockshott, Honorary Researcher at Glasgow University, UK; Alexis Ponce, Founder and Spokesperson of the Permanent Assembly of Human Rights, Ecuador; Oscar Ugarteche, Economist and Director, Observatorio Económico Latinoamericano Obela.org., Peru; Muruchi Poma, Ph.D. Political Economy in GDR, Geopolitical Analyst, Director of the Digital Newsletter www.tanitani.de, Bolivia; y Carlos Alberto Pereyra Mele, Political Science Expert on South American Geopolitics, Executive Director, website Dossier Geopolítico, Argentina. El Foro se realizaba con traducción simultánea al español, chino, alemán, ruso, japonés y francés.

CONFERENCIA DEL LICENCIADO CARLOS A. PEREYRA MELE EN EL 15 ª WAPE FORO

– 5 Siglos de dominio Occidental llegaron a su Fin – 

La evolución y la rapidez de los cambios nos sorprenden a diario, hemos pasado de un sistema de dominio occidental eurocentrista y con una centralidad anglosajona de los últimos 150 años que hoy están en tela de juicio con resurgimiento de los sistemas mas culturales que de estados-naciones,  fundamentalmente asiáticos como son los paradigmas de China, India; pero no menor también del sudeste asiatico e Iran, Corea del Sur y Japón.

Para las naciones periféricas y dependiente como son nuestros estados nacionales Hispanoamericanos formateados en esos esquemas de control y dominio, con un sistema de división del trabajo inequitativo impuesto, causa un tremendo desconcierto y “preocupación” en las elites gobernantes latinoamericanas  intentar romper casi 200 años de una idea de un mundo como “era” y “debía” ser. 

Simplemente recordemos estos cambios rápidamente:

1814 El Tratado de Viena duró cien años

1914-18 Terminó con los Imperio Alemán, Austro Húngaro, Turco y Ruso

1945 El mundo Bipolar duró cincuenta años hasta 1989 (Berlin) 1991 Fin URSS

1991 EEUU en su cenit de poder, 2005 empieza la multipolaridad HOY …

HOY…Grandes Espacios Continentales dirimen el Nuevo Orden Mundial S XXI

Lucha entre Continentalistas y Atlantistas Una versión modernizada de la Teoría de Mackinder

A- La triada – [-G7] – Unión Europea (Brexit) – Australia – Japón

Vs.

B- El Acuerdo de Cooperación de Shangai con el Eje Chino-Ruso + India, Malasia Filipina Irán – Unión Económica de Eurasia – Foro de Vladivostok

Todo lo conocido está en discusión y crisis (Estructuras militares – Asociaciones Económicas Organismos Internacionales: ONU – BM – FMI – OEA) impuestas tras la II Guerra Mundial. 

Ello no lleva a decir también que: “es nuestra oportunidad de reformularnos como un espacio continental o ser un nuevo fracaso”.

Por ello afirmamos que: Luego de 500 años de control político cultural económico del mundo Eurocentrista y Atlantista encabezado por EEUU, el sistema mundo retorna a la importancia histórica que tuvieron los pueblos asiáticos en especial China e India, y otros asiáticos de no menor importancia cambiando el tablero del poder inestable actual y que debemos entender los pueblos americanos y muy especialmente los de la casi isla suramericana…

…Por esto último expresado permítaseme recordar que muchos pensadores anglosajones lo advertían desde hace tiempo, pero nuestras élites no quieren escuchar: 

…”Los Problemas Geopoliticos son “estructurales” EEUU NO puede cambiarlos: Brexit – Debilidad europea y la relación Transatlántica – El avance de China y el deseo de Rusia de causar problemas en materia de seguridad”.Ian Bremmer CEO de Eurasia Group (Consultora de riesgo más Importante del Mundo) 2015

Hacia un Nuevo desorden Mundial (Henry Kissinger):….EEUU ….Ya no tienen la excepcional capacidad organizar la Agenda y las Instituciones mundiales que tenía, y no existe ninguna estrategia eficaz para intentar recuperarlo.

Mas, la crisis financiera del 2008 y sus consecuencias periféricas y centrales.

Permítaseme recordar los datos duros que los Americanos del sur tenemos, para este nuevo mundo en reordenacion: un gigantesco subcontinente poco poblado de 422,5 millones de habitantes aproximadamente, frente a los 4463 millones de Asia o los 1216 millones de África o los 741 millones de Europeos por ejemplo.

Estos 422,5 millones de América del Sur viven en un gigantesco territorio de 17,84 millones km² frente a los 10,18 millones km² de Europa con gigantes reservas naturales, con una gran desigualdad en la distribución de la riqueza y un escenario de mucha violencia social y criminal, y en el tema de nuestros recursos recordemos que en Oro:  1 China 2 EEUU 6 Perú; en Estaño:1 China 3 Perú 4 Bolivia 5 Brasil; en Hierro: 1 China 3 Brasil; en Plata: 1 México 2 Perú 3 China; a lo que debemos incluir grandes reservas de los nuevos minerales estratégicos como: Coltán, Tierras raras y Litio; Gas y Petróleo; el 30% de las aguas dulces y poco contaminadas del mundo y una gigantesca producción de alimentos. todos estos datos nos permiten entender de nuestra importancia y de porque se dirime en nuestros territorios choques entre fuerzas interiores y exteriores para definir el rumbo de los próximos 50 años.

Como este importante Congreso una de las consignas es que debemos reconocer los americanos en especial del sur (que es mi área de interés) que nos sirva de la experiencia China, para alcanzar el desarrollo y progreso de nuestra región. Debo recordar que en mi país Argentina, vivimos una una experiencia particular de una insubordinación al “modelo” y “sistema” de dependencia y control político económico establecido en la Bipolaridad post II Guerra Mundial, fue la experiencia del Movimiento Nacional Justicialista que gobernó desde 1946 a 1955, el punto de partida tuvo mucha similitud a la experiencia de la China de 1949. La Argentina vivía una fuerte dependencia de los mercados externos una economía agroexportadora que había agotado su posibilidades de desarrollo desde la I Guerra Mundial, un control de todos los servicios públicos y financieros en manos de monopolios extranjeros en especial con Gran Bretaña; un sistema político fraudulento y de profunda corrupción, un incipiente desarrollo industrial de sustitución de importaciones anárquico, una importante deuda Externa y un país deudor Gran Bretaña el cual eliminó el respaldo oro a su moneda la Libra esterlina, cuando Argentina reclamó el pago de lo adeudado por los suministros alimentarios durante la II Guerra Mundial y con una situación social grave de falta de derechos sociales básicos y de organización sindical.

Cómo pudo un País dependiente, atrasado, con una economía básica primaria solo estructurada para beneficiar al capital extranjero, salir de esa encerrona?. Lo primero fue establecer las necesidades para una nueva estructura política y económica con una fuerte injerencia del Estado y las organizaciones libres del Pueblo, para ello se creo en Consejo Nacional de Posguerra que analizó las potencialidades y las necesidades, que dio como resultado el Primer Plan Quinquenal (dando un ordenamiento de que se debía fortalecer y desarrollar); lo que llevó a la nacionalización de todos los servicios público, el desarrollo de polo de industrialización acelerada en el interior del País, el incremento de un sistema educativo que aporta recursos humanos capacitados en estas nuevas actividades -creación de escuelas fábricas-  y que permitio a pesar del descomunal boicot que impuso EEUU a la Argentina alcanzar y desarrollar niveles inéditos en muy pocos años, tecnologicos e industriales; dentro de esa capacidades nuevas dos elementos fueron claves, uno: no nos incorporarnos a las estructuras del FMI y dos: una reforma Constitucional en 1949, que consolidó legalmente los nuevos derechos sociales como: niñez, ancianidad y laborales de los trabajadores, junto con el control absoluto de los recursos naturales nacionales por parte de la Nación, se llegó a implementar un 2do Plan Quinquenal. 

[Hacemos hincapié en los programas de Planificación Económica quinquenales, pues hace un par de años atrás un informe de la BBC reconoció que una de las claves del desarrollo sostenido por China eran por los Planes Quinquenales, desarrollados]

Esta experiencia Argentina de la revolución Justicialista de insubordinación al sistema bipolar, fue acompañada de un proyecto de integracion regional conocido como el 2do. ABC (Argentina-Brasil-Chile), que debía ser la base de una organización integral del continente suramericano ya que unía todo el Cono Sur con las dos economías mas fuertes y un Chile sobre el Pacifico que nos permite a la isla suramericana estar presente en los dos escenarios oceanos Atlantico y Pacifico. Esta experiencia y proyecto Político Económico y Social fue destruido por un Golpe de Estado sangriento, apoyado por Gran Bretaña y EEUU en Septiembre de 1955. 

Conclusión:

Así como sostiene China; que su modelo socialista con particularidades China no es exportable, podemos ver que muchas de sus experiencias ya fueron realizadas en Suramerica con resultados positivos. Y como en nuestra región es prácticamente imposible establecer el sistema de democracia de partido único, pero si es posible realizar cambios profundo y de insubordinación al modelo neoliberal que se nos impuso desde los 70’s a la región, teniendo presente que hoy que el ex Hegemón norteamericano está en una retirada con final incierto, pero que ha sido muy claro, en “su” idea de aplicar un Neomonronismo, para toda América latina en este siglo XXI antes los avances de las potencias emergentes asiáticas en nuestros subcontinentes americanos. Queriendo obligarnos a tomar medidas de alineamiento a su esfera de poder o sufrir las consecuencias poniendo en un limbo  qué nivel de desarrollo se nos permitirá, que no sea otro de solo el proveedor de materias primas sin elaborar. Creo que si, podemos realizar una insubordinación nuevamente a ese dictado imperial..porque hoy la “realidad es la única verdad” los datos de la CEPAL son claros y son lapidario para USA: el 35% del comercio de la región es con CHINA, el 19% es con Europa y solo el 15% es con USA. Pero si lo desagregamos El comercio de USA se centra en México, Colombia y poco mas. Ese 35% es mas importante y clave en América del Sur. O sea, que tiene para ofrecer USA, al patio trasero?: NADA y ahora también con la presencia de Rusia y de la India…esperemos que las elites latinoamericanas tomen debida nota de estos datos y también de nuestras experiencia de insubordinación exitosas y no quieran cambiar de collar, simplemente; porque la idea es dejar de ser perro, como dijera el gran intelectual Argentino Arturo Jauretche.

Muchas Gracias

Lic. carlos Pereyra Mele

Director del Tanque de Ideas Dossier Geopolitico

Centro de Estudios Estratégicos Suramericanos Confederación General del Trabajo -CGT-

Trabajo Final, Diplomatura en Estudios Estratégicos Chinos Universidad de la Defensa UNDEF Argentina: análisis desde la visión clásica de los geopoliticos atlantistas occidentales y los continentalistas euroasiáticos  Por Carlos Alberto PEREYRA MELE 

Seleccione la consigna N8 La “Ruta de la Seda Marítima o Collar de Perlas” de la apuesta diplomática clave de Política Exterior China y su ambicioso giro hacia el Oeste incluyendo los fundamentos o críticas de la afirmación, su contexto histórico, económico, político y cultural y una reflexión personal. 

El llamado Collar de Perlas es la proyección geopolitica china, que nos permite establecer los gigantescos cambios de los paradigmas que controlan el “sistema mundo” y los “geopoliticos” que se avecinan, desde la conquista del Mundo por los Europeos (S XV-XVI) y muy especialmente desde que Juan Sebastián Elcano realizó la circunnavegación del mundo y lo dejo cerrado dándole a las potencias europeas la superioridad sobre otros continentes al poder colonizarlos, dominarlos y explotarlos, que con la primera y segunda revolución industrial, le permitio establecer su superioridad sobre los conquistados y globalizados según sus cánones políticos, culturales y económicos. Como hemos podido ver en el curso de está Diplomatura; hasta la mitad del S XIX los mercados y el PBI económico mundial seguía estando en Asia (China e India). Solamente recordar por ejemplo: la Ruta del famoso “Galeón de Manila”, La ruta española de México a Filipinas y el comercio con China nos recuerda la importancia que tenia ese mercado para los europeos, pues gran parte de esos productos luego viajaban a toda Europa vía Cadiz y Sevilla. Y que era disputado por todas las potencias navales del viejo continente.

Esto también nos debe poner la centralidad del presente análisis, lo que fue y es el control marítimo y su dominio, para construir poder, y recordar cómo se fue trasladando ese poder de estados-naciones europeos de países, como España y Portugal a Francia e Inglaterra fundamentalmente (especialmente Inglaterra “reina” de los mares desde 1805 -Batalla de Trafalgar- hasta primeras décadas del S XX) y desde 1898 como EEUU surgirá como la “nueva” potencia naval derrotando a España y capturando Cuba, Puerto Rico (en el Caribe), “su” mar mediterraneo, y la Isla de Guam y las Filipinas, en el Pacifico, lo que llevó al gran intelectual argentino de la generación de 1900:  Manuel Baldomero Ugarte (Buenos Aires, 1875 – Niza, 1951) a alertarnos con gran visión a hispanoamérica, sobre el nacimiento de la República Imperial Norteamericana con alcance global y sus consecuencia para los pueblos americanos al sur del río Bravo.

Desde la antigüedad se sabe de la importancia, para las navegaciones rudimentarias que utilizaban los recursos naturales como: corrientes marinas y los vientos, del control de los pasos marítimos y de los sistemas de islas para la logística y abastecimientos de flotas, un caso paradigmático es Gibraltar -que desde 1704 le permite a Inglaterra administrar, regular y controlar el paso del Mar Mediterraneo al Océano Atlántico hasta la fecha o el control del Canal de Suez por parte de Inglaterra que controló durante décadas -el paso del Mar Rojo al Mar Mediterraneo que lo transformó en un lago inglés al mismo o el control del Canal de Panamá que le dio a EEUU (1914) la llave del paso del Atlantico al Pacifico y viceversa, y que con Cuba y Puerto rico lo transformó en un lago norteamericano al Mar Caribe. Pero ese control de pasos marítimos no perdió importancia con el advenimiento de la navegación por el vapor y nuevas fuentes energéticas sino que se incrementó.

Mientras ello ocurría, en el llamado mundo “occidental”, en China se impondría un auto-aislacionismo en el Imperio del Centro a la navegación y expediciones de grandes flotas por diversos motivos, después de los grandes viajes del navegante Zheng He que les permitio llegar al sur del Pacifico, el Océano Índico, al Cuerno de África y el actual Yemen y las costas africanas hasta la altura del canal de Madagascar. Pero China decidió abandonar el tridente de Neptuno y tendría una consecuencia nefasta para su futuro cercano, que llegaría con el llamado “siglo de la Humillación” (1850/1949), invadida con las dos guerras del Opio por Inglaterra y las potencias europeas, y por EEUU y por Japón. Hasta el triunfo de la revolución comunista y la instauración de la República Popular China. Que modificara esa tendencia declinante, de pobreza, de hambrunas, atraso y dependencia del extranjero invasor.

Esto nos lleva a extraer una primera aproximación al tema elegido, que los alcance de la Nueva Ruta de la Seda y del Collar de las Perlas, es justamente una idea geopolitica que saca a China del encierro geográfico que se le impuso y que tienen en cuenta las teoría de los clásicos anglosajones de la Geopolitica como:

A1: Halford John Mackinder -15 de febrero de 1861 – 6 de marzo de 1947- y sus seguidores estadounidenses como Nicholas John Spykman -13 de octubre de 1893 – 26 de junio de 1943- y Almirante Alfred Thayer Mahan, -27 de septiembre de 1840, West Point, Nueva York-1 de diciembre de 1914- Todos estos teóricos del poder naval y el control de las rutas comerciales -Talasocracias o atlantistas-, que se enfrenta a las teorías de los llamados continentalistas. 

A2: como el aleman Karl Ernst Haushofer -Múnich, 27 de agosto de 1869 – Pähl, 13 de marzo de 1946- y de pensadores geopoliticos rusos como Alexander Duguin.

¿Por qué decimos esto?: Vivíamos en un mundo dominado por Estados Unidos pero que de cierto modo estaba organizado por tratados internacionales. Sin embargo, eso se está viniendo abajo. Controlar territorios es un concepto importante para los Estados más poderosos. Eso les brinda poder económico y apoyo militar.

A1: La Teoría de  Mackinder de 1904 que marcó profundamente la geopolítica durante décadas del siglo pasado y que ahora está nuevamente de vuelta. En aquella época, los océanos eran dominados por la marina británica, lo cual era crucial para que una isla como Gran Bretaña sostuviera su gran imperio. Sin embargo, Mackinder pensó que esta situación se encontraba amenazada y fue ahí donde comenzó a profundizar sobre lo que él llamaba el «Heartland» (Corazón de la Tierra) de Eurasia. Mackinder pensó que un área tan extensa y rica, que a la vez podía ser recorrida con un sistema ferroviario, era una zona clave para los países con ansias de poder. «Quien domina el este de Europa, domina Heartland, quien domina Heartland, reina en la ‘Isla del Mundo’, quien domina la ‘Isla del Mundo’, gobierna el mundo entero«, según la teoría de Mackinder. Pero no incluye a China en sus análisis centrales, que vivía el periodo de la humillación (Pero China sus estrategas y geopoliticos si estudiaron está teoría, evidentemente). El continuador estadounidense Spykman de esa teoría no piensa que el heartland, «ese pivote geográfico del mundo», esa centralidad según un enfoque económico-geográfico, se encuentre localizado en Europa central / Rusia sino en una zona periférica, sobre el litoral o sobre una cuenca. Según él, el centro del mundo está compuesto de tierras litorales, las coastlands de Mackinder a las que llama «borde de tierras» o «anillo de tierras» o «borde de cuencas», el rimland.​ Este territorio periférico estaría atrapado entre el corazón europeo (Alemania, Rusia), y los mares tutelados por los ingleses. Pero después de la 2da Guerra Mundial es evidente que se establece la geoestrategia de EEUU en el control y cerco al mundo euroasiático controlado por la ex URSS, al cual en 1949 se incorpora China en ese bloque que debía ser aislado, dividido y contenido. Qué en la práctica geoestratégica, es lo que vemos con el desplazamiento hoy del eje de contención, de Medio Oriente y Europa al Pacifico-Indico desde las administraciones de Obama para aquí? 

A2 Contrario sensu, el continentalismo encabezado por Haushofer teorizaba que su país Alemania, humillado tras la gran guerra, podía formar una gran alianza con Rusia, Persia y Japón y así cortar los tentáculos del poder naval británico. Y luego con la Guerra Fría, por ello Estados Unidos estableció una serie de bases alrededor de los bloques dominados por los soviéticos, desde Alemania hasta Italia, Turquía, Corea del Sur y Japón. Pero en 1991 ese esquema se disolvió con la implosión soviética y con el acuerdo Chino estadounidense de Mao y Nixon. En 1997, el pensador ruso Dugin expresó sus ideas en un libro llamado The Foundations of Geopolitics,  «En geopolítica, hay dos polos absolutos de poder. Está el poder naval, que pertenece a Occidente, y el poder terrestre, que es Rusia. Hay una pelea por controlar Heartland. Como decía Mackinder, quien controla el este de Europa, controla Heartland. Y quien controla Heartland, domina el mundo», dijo en una conferencia en Shanghái. Pero nuevamente esa posición no incorporaba totalmente a China como algo central en este despliegue del nuevo orden mundial multipolar de tres cabezas China, EEUU y Rusia. Y que además lo estamos comprobando, que se manifiesta con el proyecto de la Nueva Ruta de la Seda y el Collar de Perlas que se centra, cada día mas con una alianza mas profunda euroasiática, entre China y Rusia como eje. Y que se expresa en una  gran variedad de proyectos de cooperación, de infraestructura marítima y desarrollo de la cadena de valor centrados en la integración del mercado, y el desarrollo de la cadena de valor  comercial, que otorgaron al gigante asiático el estatus de “potencia global”. Pero también en Acuerdos sobre Seguridad y Defensa

REFLEXIÓN FINAL: Ahora bien: El territorio euroasiático ha sido testigo del crecimiento de un nuevo poder, un nuevo emergente para disputar el control de la región pero de alcance global. Si Mackinder viviera hoy; quizás estaría mas preocupado de las extensas redes ferroviarias, caminos, puentes, túneles, aeropuertos, puertos, gasoductos, oleoductos, etc., que China está construyendo a lo largo de todo el continente. Y su versión naval el Collar de Perlas y que por ejemplo tiene una importancia central El CECP (China Pakistán)  que incluye la modernización de carreteras, ferrocarriles, gasoductos y otros grandes proyectos de infraestructura desde la costa paquistaní del Mar Arábigo hasta la frontera noreste del país, que limita con China.Con el Puerto de Gwadar hacia la región del Golfo Pérsico y Medio Oriente y una posición ventajosa para tener mayor influencia en África, así como en el sur y centro de Asia, evitando el estrecho de Malaca. Otra realidad será con seguridad el nuevo rol de un Yemen estabilizado que será parte fundamental de nexo entre Asia, África y Europa en está red de puertos. Como lo son los acuerdos geoestratégicos de una alianza en gestación Chino-Rusa, que se contrapone a la revisión de la Postura Global del Pentágono, que se anunció el lunes, que señala una postura global y la intención de desarrollar una «capacidad de respuesta global» que abarque no solo el Indo-Pacífico y Europa, sino que también incluya «requisitos de postura duradera» en el Medio Oriente, en África y en América Latina. Por eso, países del «sur global» como el nuestro, nos guste o no, van a quedar en el medio de un escenario global de disputas y confrontaciones entre el «mundo euroasiático» que avanza y los EEUU, en un mundo que se ha achicado dramáticamente y que hoy parece un «vecindario populoso». Un problema de magnitud como el que se nos presenta, que además desconocemos está nueva realidad: como la reciente Asociación Económica Regional Integral o RCEP, o el Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras – BAII o la cada vez mas poderosa Organización de Cooperación de Shanghai (OCS), para no dejarnos alinear tipo manu militari o tratando de responder a todas las presiones simultáneamente. todas son acciones de naturaleza Geoestratégica, y no se pueden pensar y resolver sin tener presente este escenario global en que nos encontramos. Pero también los tiempos difíciles son también tiempos de oportunidades.

Por ello consideramos que 5 siglos de dominio absoluto occidental y en especial anglosajón han llegado a su fin”…y se abre un abanico de nuevas oportunidades como también de desafíos de gran calado a los pueblos del Sur y a nuestro subcontinente suramericano por encima de idiologismo que nos atosigan y nos confunden.

Lic. Carlos Alberto Pereyra Mele

Director de Dossier Geopolitico

Córdoba, Argentina, Diciembre de 2021 

Fuentes: Diccionario latinoamericano de seguridad y geopolítica. Coautor Editorial Biblos 2009 – Artículos propios y periodísticos Extranjeros

Los estrechos desde la Antiguedad hasta la actualidad siguen siendo el Control de la navegacion

CURSO PESA 2021 AQUI PROGRAMA DE LA DIPLOMATURA SOBRE ESTUDIOS ESTRATEGICOS DE CHINA UNDEF ARGENTINA

Los halcones de Washington flotan para expulsar a Rusia de SWIFT, pero la incipiente alianza geoeconómica de Moscú con Beijing mantendrá el flujo de dinero

Pepe Escobar 16 de diciembre de 2021

Xi Jinping y Vladimir Putin pasaron una hora y 14 minutos en una conversación por video el miércoles. Geopolíticamente, allanando el camino para 2022, este es el que realmente importa, mucho más que Putin-Biden hace una semana.

El secretario de prensa del Kremlin, Dmitry Peskov, quien generalmente mide cuidadosamente sus palabras, había insinuado anteriormente que este intercambio sería «extremadamente importante».

Era obvio que los dos líderes no solo intercambiarían información sobre el gasoducto Power of Siberia 2. Pero Peskov se refería a la geopolítica del horario de máxima audiencia: cómo Rusia-China coordinarían sus contragolpes contra el combo guerra híbrida / Guerra Fría 2.0 desplegado por Estados Unidos y sus aliados.

Si bien no se esperaban filtraciones sustanciales de la 37a reunión entre Xi y Putin desde 2013 (se volverán a encontrar en persona en febrero de 2022, al comienzo de los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing), el asistente del presidente de Política Exterior Yuri Ushakov logró Entregue sucintamente al menos dos bits importantes de información.

Estos son los aspectos más destacados de la convocatoria:

Moscú informará a Pekín sobre el progreso, o la falta del mismo, en las negociaciones con Estados Unidos / OTAN sobre garantías de seguridad para Rusia.
Beijing apoya las demandas de Moscú a EE.UU. / OTAN por estas garantías de seguridad.
Putin y Xi acordaron crear una "estructura financiera independiente para las operaciones comerciales que no podrían ser influenciadas por otros países". Fuentes diplomáticas, extraoficialmente, dicen que la estructura puede ser anunciada por una cumbre conjunta a fines de 2022.
Hablaron de la “Cumbre por la Democracia” organizada por Biden, concluyendo que era contraproducente e impuso nuevas líneas divisorias. 

De todo lo anterior, el tercer punto es el que realmente cambia las reglas del juego: ya se está trabajando desde hace algunos años, y está ganando un impulso definitivo después de que los halcones de Washington del tipo Victoria Nuland presentaran recientemente la idea de expulsar a Rusia de SWIFT, la vasta red de mensajería utilizada por los bancos y otras instituciones financieras para realizar instrucciones de transferencia de dinero, como el paquete de sanciones definitivo para la no invasión de Ucrania.

Putin y Xi discutieron una vez más uno de sus temas clave en las reuniones bilaterales y BRICS: la necesidad de seguir aumentando la participación del yuan y el rublo en acuerdos mutuos, sin pasar por el dólar estadounidense, y abriendo nuevas vías bursátiles para los inversores rusos y chinos.

Pasar por alto un mecanismo SWIFT «influenciado por terceros países» se convierte en una necesidad. Ushakov lo expresó diplomáticamente como «la necesidad de intensificar los esfuerzos para formar una infraestructura financiera independiente para dar servicio a las operaciones comerciales entre Rusia y China».

Las empresas energéticas rusas, desde Gazprom hasta Rosneft, saben todo lo que hay que saber no solo sobre las amenazas estadounidenses, sino también sobre los efectos negativos del tsunami de dólares estadounidenses que inundó la economía mundial a través de la flexibilización cuantitativa de la Fed.

Este impulso Rusia-China es otra dimensión más del poder geoeconómico, geoestratégico y demográfico que se desplaza rápidamente hacia Eurasia y posiblemente presagia el advenimiento de un nuevo sistema mundial relacionado con otros asuntos que Putin-Xi ciertamente discutió: la interconexión de la Franja y la Ruta con la Unión Económica Euroasiática (EAEU), el alcance ampliado de la Organización de Cooperación de Shanghái (SCO) y la próxima presidencia china de BRICS en 2022.

Estados Unidos, con una deuda de 34 billones de dólares, el 236% de su PIB militarizado, está prácticamente en bancarrota. Rusia-China ya ha experimentado con sus sistemas de pago alternativos, que inevitablemente se integrarán.

Los bancos más importantes de ambos países adoptarán el sistema, así como los bancos de Eurasia que hacen negocios con ellos, y luego vastas franjas del Sur Global. SWIFT, a largo plazo, se utilizará solo en casos excepcionales si China y Rusia se salen con la suya.

MAIDAN REDUX

Ahora el corazón del rompecabezas geopolitico.

Ushakov confirmó que la Federación de Rusia ha presentado propuestas sobre garantías de seguridad a Estados Unidos. Como el propio Putin había confirmado incluso antes de hablar con Xi, se trata de «seguridad indivisible»: un mecanismo que ha sido consagrado en todo el territorio de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa desde una cumbre de 1975 en Helsinki.

Como era de esperar, bajo las órdenes de los poderes fácticos, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ya lo rechazó.

Tanto Xi como Putin identifican claramente cómo el Equipo Biden está desplegando una táctica de polarización estratégica bajo el viejo divide y vencerás. La ilusión en juego es construir un bloque pro-estadounidense – con participantes que van desde el Reino Unido y Australia hasta Israel y Arabia Saudita – para «aislar» Rusia-China.

Eso es lo que se esconde detrás de la narrativa que estalló estruendosamente sin parar en todo Occidente, a la que también estaba vinculada la Cumbre para la Democracia de Biden. Taiwán está siendo manipulado contra Pekín, mientras que Ucrania está siendo literalmente armada contra Rusia. La «agresión de China» se encuentra con la «agresión de Rusia».

Beijing no ha caído en la trampa, pero ha afirmado en diferentes niveles que Taiwán eventualmente se integrará en la patria continental, sin ninguna «invasión» ridícula. Y la ilusión de que la presión estadounidense masiva conducirá a grietas dentro del Partido Comunista Chino probablemente también esté generando tracción cero.

Ucrania es una propuesta mucho más volátil: una pesadilla disfuncional de inestabilidad sistémica, corrupción generalizada, turbios enredos oligárquicos y pobreza.

Washington todavía sigue el plan Maidan elaborado por Zbigniew Brzezinski y presentado para el distribuidor de galletas Nuland en 2014. Sin embargo, siete años después, ningún «estratega» estadounidense logró entender por qué Rusia no invadió Ucrania, que ha sido parte de Rusia durante siglos.

Para estos «estrategas», es imperativo que Rusia se enfrente a un segundo Vietnam, después de Afganistán en la década de 1980. Bueno, no va a suceder porque Moscú no tiene ningún interés en «invadir» Ucrania.

Se vuelve más complicado. El miedo final, dictar toda la política exterior de Estados Unidos desde principios del sglo 20 º es la posibilidad de Alemania de alzarse con una nueva versión de 1887 Tratado de Reaseguro de Bismarck con Rusia.

Agregue China a la combinación y estos tres actores podrán controlar casi toda la masa continental euroasiática. Actualizando Mackinder, Estados Unidos se convertiría en una isla geopolíticamente irrelevante.

Putin-Xi puede haber examinado no solo cómo las tácticas de guerra híbridas imperiales contra ellos se tambalean, sino también cómo las tácticas están arrastrando a Europa hacia el abismo de la irrelevancia.

Para la UE, como señala el ex diplomático británico Alastair Crooke, el equilibrio estratégico es un desastre: “La UE virtualmente ha roto sus relaciones con Rusia y China, al mismo tiempo. Los halcones de Washington lo querían. Un ‘Brzezinski europeo’ sin duda habría aconsejado a la UE de otra manera: nunca pierdas a ambos a la vez, nunca eres tan poderoso ”.

No es de extrañar que el liderazgo en Moscú-Beijing no pueda tomar en serio a nadie en Bruselas, ya sea una variedad de chihuahuas de la OTAN o la espectacularmente incompetente Ursula von der Leyen en la Comisión Europea.

Un débil rayo de luz es que París y Berlín, a diferencia de la Polonia rusófoba y la franja báltica, al menos prefieren tener algún tipo de negociación con Moscú sobre Ucrania en lugar de imponer sanciones adicionales.

Ahora imagine al ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, explicando el ABC de la política exterior a una despistada Annalena “Grune” Baerbock, que ahora se hace pasar por ministra de Relaciones Exteriores de Alemania y muestra una nueva mezcla de incompetencia y agresividad. De hecho, hizo la llamada telefónica.

Lavrov tuvo que explicar meticulosamente las consecuencias de la expansión de la OTAN; el acuerdo de Minsk; y cómo Berlín debería ejercer su derecho a presionar a Kiev para que respete a Minsk.

No se deben esperar filtraciones al respecto de Ushakov. Pero es justo imaginar que con «socios» como Estados Unidos, la OTAN y la UE, Xi y Putin deberían concluir que China y Rusia ni siquiera necesitan enemigos.

Muchos pensarán que el canal de Panamá recibe su nombre de la república que lo alberga; sin embargo, la historia es más bien al revés. En este artículo trataremos de desvelar los orígenes de un país confeccionado por políticos y lobistas de Wall Street.

por Adrián Albiac

En la mesita de noche de la suite 1162 del hotel Walford Astoria descansa entreabierta la novela Captain Macklin. Publicada en 1902, relata las aventuras de un joven cadete de West Point y un veterano militar francés que, tras acabar en Honduras, inician una revolución que los llevará hasta la presidencia del país. La historia, más allá de la entretenida acción de la novela, puede que no sea demasiado transcendente; sin embargo, en las manos adecuadas, puede resultar tremendamente inspiradora.

Jon Hay, que además de secretario de Estado de los EE. UU. es un gran lector, es consciente de esto y en su último encuentro con Philippe Bunau-Varilla ha procurado entregarle un ejemplar de la novela al francés. ¿Por qué no fingir ser esos dos grandes aventureros de Captain MacKlin? Al fin y al cabo, ellos también llevan varios meses intentando crear un nuevo país en Centroamérica. Si en la novela MacKlin y el general Laguerre tenían Honduras, ellos tendrán Panamá.

No obstante, retrocedamos un poco. Como todas las buenas historias, esta debe ser contada desde el principio.

La opción panameña: una lucha de lobistas y accionistas franceses

Ya desde mediados del siglo XIX, distintos empresarios habían soñado con la idea de construir un canal en Panamá. Proyectos ingleses, rusos o alemanes habían llegado a estar sobre la mesa, aunque no sería hasta 1878 cuando el francés Lucien Napoleón Bonaparte Wyse obtuvo la concesión exclusiva para la ejecución y explotación del canal por Colombia.  Desde Bogotá, por fin se designaba a alguien para emprender tan magna tarea. Wyse tenía todo el respaldo legal del Gobierno; ahora solo necesitaba reunir los fondos para costear el proyecto.

La legalidad dejaba paso a la publicidad, y en este punto Ferdinand de Lesseps representaría el papel a la perfección. El ingeniero parisino ya era mundialmente conocido por haber dirigido las obras del canal de Suez. De Lesseps, más allá de los conocimientos técnicos, podía darle al proyecto la notoriedad necesaria. Como él mismo aclararía, estaba a punto de acometerse la empresa humana más ambiciosa jamás llevada a cabo. Con tales titulares, en poco tiempo el canal tendría el apoyo del Gobierno galo y, lo que es más importante, el aval de más de 100.000 franceses, que habían comprado bonos estatales para financiar la obra.

La Compañía Universal del Canal Interoceánico, constituida para la ocasión, ya estaba totalmente operativa, y en enero de 1882 miles de obreros iniciaron la construcción. Se volaron montañas, se cavaron cientos de metros y, sobre todo, no se escatimó esfuerzo humano alguno. De Lesseps podía estar orgulloso de sus empleados, aunque estos acabaron por no poder decir lo mismo de su ingeniero jefe. El francés cometió muchísimos errores; por ejemplo, insistió en realizar el proyecto al nivel del mar, subestimando completamente el escarpado terreno panameño, y se negó a tener en cuenta las notables diferencias entre los áridos desiertos de Suez y la húmeda y pantanosa tierra centroamericana.

Los obreros podían cavar y cavar, pero pasados tres años solo habían logrado construir lo que para aquel entonces era el agujero más caro del mundo. Finalmente, temiendo el ya futuro desastre, la directiva de la Compañía Universal decidió sustituir a De Lesseps por el también mundialmente conocido Gustave Eiffel. El padre de la famosa torre, consciente de la suerte de su predecesor, resolvió rediseñar la mayor parte de los planos anteriores. La introducción del actual sistema de esclusas sería una de las grandes aportaciones de Eiffel. El recién llegado pronto logró demostrar por qué era considerado uno de los mejores ingenieros de Europa; los errores técnicos del proyecto, en su mayor parte, fueron solventados.

A pesar de la pericia de Eiffel, a estas alturas ni todos los genios de la ingeniería mundial hubieran logrado salvar el canal. Enfermedades como la tuberculosis o la fiebre amarilla habían debilitado sobremanera a la mano de obra y llegado a causar cientos de muertes entre los trabajadores. Además —y este fue sin duda el hecho clave que acabó de hundir todo el proyecto—, un espectacular robo de fondos por parte de altos cargos de la compañía dejó sin apenas capital al canal. Tal fue la cantidad sustraída que para 1889 ya era imposible ocultar el escándalo y no quedó más remedio que detener las obras. La empresa humana más ambiciosa jamás llevada a cabo había concluido y en su lugar miles de franceses debían asumir las pérdidas de la costosa aventura.

Ferdinand de Lesseps ya no sería nunca más un héroe nacional y acabaría, tras un largo juicio, condenado junto a su hijo. El affaire Panama pasó a formar parte de la Historia nacional francesa e incluso en el vocabulario popular la expresión “Quel Panama!” pasó a significar “¡Qué lío!”.

Theodore Roosevelt y «su» garrote en «su» Mare Nostrum

La Compañía Universal del Canal Interoceánico estaba totalmente arruinada. El desánimo era más que palpable en el lujoso edificio de la compañía y solo algunos accionistas, como Bunau-Varilla, confiaban aún en poder salvar el dinero invertido. Al fin y al cabo, el único activo de valor que todavía manejaban desde París era la concesión legal de construcción que Wyse había logrado arrancar al Gobierno colombiano. Sin ella, ningún otro país podría iniciar la construcción, y en Francia tenían muy claro que ellos no eran los únicos interesados en unir ambos océanos.

Ya desde 1880, los estadounidenses habían mostrado una especial preocupación sobre la posibilidad de que los franceses construyeran el canal. Como bien resumiría el presidente Rutherford Birchard Hayes, su interés comercial era superior al de todos los demás países, ya que EE. UU. tenía “el derecho y el deber de afirmar y mantener su autoridad de intervención sobre cualquier canal interoceánico que cruce el istmo”. Hayes no podía haber sido más claro y nadie dudaba que en Washington estarían dispuestos a negociar.

El principal problema de los franceses no era, pues, de interés, sino de tiempo; de nuevo, volvían a jugar contrarreloj. Algunos senadores estadounidenses llevaban ya cierto tiempo abogando por la construcción de un canal interoceánico en Nicaragua. Tras el fracaso de la tentativa gala, la opinión pública norteamericana casi había descartado otras opciones y parecía que el proyecto podía ser aprobado en cualquier momento. Si los Bunau-Varilla querían recuperar los millones invertidos, tenían que moverse y tenían que hacerlo rápido. Sin embargo, ¿cómo influir desde Francia en una decisión tan importante para el Gobierno estadounidenses?

Quizá la mejor idea sería dejar actuar a los que saben, y no había un mejor lobista en los Estados Unidos que el abogado neoyorquino William Nelson Cromwell. A partir de entonces, el destino del canal estaría en sus manos, y el abogado no tardó mucho en reunirse con el presidente McKinley. Cromwell quería hacerse notar en la Casa Blanca, aunque la verdadera guerra se libraría fuera de ella.

Por un lado, tenía que conseguir aislar al senador por Alabama John Tyler Morgan, de lejos el principal valedor en Washington de la opción nicaragüense. La guerra entre ambos llenó la prensa de comentarios y titulares y, aunque ambos jugaban sucio, con el tiempo quedó claro que Cromwell pagaba más y mejor. El abogado usó favores pasados, prometió generosas donaciones y, sobre todo, sobornó a todo aquel que se dejara. Cromwell sabía cómo funcionaban las cosas en Washington; no era casualidad que el hombre más poderoso del Partido Republicano fuera coloquialmente conocido como senador Mark Dollar Hanna.

El Canal Bioceanico dividia a los lobistas pro Panama o pro Nicaragua

En esta guerra abierta, parecía que Colombia y Nicaragua no tenían nada que decir. Era un negocio entre franceses y estadounidenses, y para que esto siguiera siendo así el 11 de noviembre de 1901 Bunau-Varilla llegaba a Nueva York. El francés tenía claro que su labor sería decisiva en la elección de Colombia, aunque quizá no podía haber elegido un peor momento para presentarse en los Estados Unidos.

A pesar de todos los esfuerzos de Cromwell y Bunau-Varilla, el 10 de diciembre de 1901 Washington y Managua suscribían un tratado formal para la construcción del canal en Nicaragua. Parecía que finalmente los accionistas de la Compañía Universal perderían todo lo invertido y Colombia se quedaría sin su canal. Ya solo un milagro podría salvar el proyecto, y este llegó bajo el nombre de Theodore Roosevelt. Al recién nombrado presidente, que había llegado al cargo tras el asesinato de McKinley a manos de un anarquista unos meses antes, no había nada que le gustara más que ser centro de las discusiones. Como solían bromear sus compañeros, Roosevelt intentaba ser la novia de todas las bodas y el cadáver de todos los funerales. El nuevo presidente se había encontrado con el cargo de manera inesperada y ahora estaba decidido a hacer historia.

Para empezar, Roosevelt no iba a dejar que una decisión tan importante como la construcción de un canal interoceánico llevara el sello de otro. Esta sería su gran obra y, solo para eclipsar a los Morgan y compañía, el canal se levantaría en Panamá. Con la suerte de cara, Cromwell y Bunau-Varilla solo tuvieron que facilitar las maniobras del presidente. Finalmente, el 29 de junio de 1902 el Senado ratificaría la decisión presidencial de comprar la concesión francesa por 40 millones de dólares. Tras el traspaso, los accionistas franceses salvarían lo invertido. Además, Cromwell y un pequeño grupo de grandes inversores —J. P. Morgan, Levi Morton, Isaac Seligman…— ganarían una buena suma de dinero. Estos, bien aconsejados por el abogado neoyorquino, se habían dedicado a comprar acciones de la Compañía Universal; ahora solo les quedaba repartirse los dividendos de la abultada venta al Gobierno estadounidense.

Unir los océanos, dividir Colombia

Una vez resuelto el dónde, había que negociar el cómo, es decir, aclarar bajo qué condiciones construiría Estados Unidos un canal interoceánico en la provincia de Panamá. Para ello, Roosevelt y Hay, secretario de Estado del presidente, confiaron de nuevo en el saber hacer de Cromwell. El abogado ya conocía todos los pormenores de la operación y, tras las disputas con los partidarios de la opción nicaragüense, había quedado claro que era un hombre al que convenía tener cerca. Tan solo unos días más tarde, ya se había reunido con el embajador colombiano en Washington, José Vicente Concha.

Los encuentros entre ambos personajes no podían resultar más pintorescos. Concha no tenía casi ninguna experiencia en asuntos internacionales y, además, como su propio Gobierno reconocía, era bastante propenso a la “excitación nerviosa”. Por otro lado, Cromwell era un negociador despiadado, dispuesto en este caso a sacar el máximo provecho de la débil posición colombiana. Era un secreto a voces que el país latinoamericano necesitaba con urgencia la ayuda económica y militar de Estados Unidos para poner fin a su cruenta guerra civil. No resulta extraño que el presidente Marroquín, jefe del Gobierno colombiano, acabara dando el visto bueno a una de las propuestas estadounidenses.

Así, el 16 de septiembre de 1902 el USS Cincinnati desembarcó con más de 200 marines en la provincia de Panamá. A los dos meses, las tropas liberales, que luchaban contra el Gobierno conservador de Bogotá, ya habían sido totalmente derrotadas. En Washington, la prensa daba por seguro el acuerdo con Colombia, y el 22 de enero de 1903 un exultante presidente Roosevelt anunciaba la firma del tratado Hay-Herrán —Concha había sido sustituido unos meses antes por Tomás Herrán—.

Doctrina Monroe

i los franceses habían recibido 40 millones de dólares, los colombianos tendrían diez y una renta anual de 250.000 dólares. Parecía que al final todos habían logrado ponerse de acuerdo. Sin embargo, el presidente Marroquín tenía otros planes. Es difícil precisar en este punto si el anciano conservador colombiano actuó cegado por la codicia o simplemente nunca entendió el poder del adversario que tenía enfrente. Sea como fuere, lo cierto es que Marroquín acabó cometiendo el mayor error de su larga carrera política.

Desde Bogotá se retrasó todo lo posible la ratificación del tratado. Ahora Colombia exigía más dinero, aunque Cromwell y Hay habían dejado muy claro que no se pagaría ni un centavo más. A partir de aquí, guiados por Cromwell y Bunau-Varilla, el Gobierno estadounidense simplemente exploró otros cursos de acción. En la Casa Blanca conocían desde hacía tiempo la enorme simpatía que el tratado despertaba entre la burguesía panameña. En la pequeña provincia, el canal parecía de lejos la mejor apuesta para dejar atrás la larga crisis económica que azotaba la región. Quizá ahora solo había que pensar a lo grande: si los colombianos no estaban dispuesto a ratificar el tratado, serían los panameños quienes lo harían.

Primero había que encontrar un par de héroes para la futura nación, figuras que pudieran hacer a la vez de padres fundadores y miembros del futuro Gobierno panameño. Finalmente, los elegidos fueron José Agustín Arango y Manuel Amador Guerrero, miembros de la reducida burguesía local panameña y relacionados con la Panama Rail Road Company, empresa casualmente gestionada por Cromwell.

Con los héroes convencidos de la operación, solo faltaba buscar una fecha concreta para su heroicidad; en este punto, no se pudo ser más pragmático. En Estados Unidos nadie quería que el suceso recibiera demasiada atención; mejor que ningún inquieto periodista sintiera la tentación de investigar los vínculos de la nueva república con la Casa Blanca. Para triunfar, había que ser discretos, y para ser discretos la revolución tendría que ser el 3 de noviembre. Con unas elecciones legislativas el día siguiente, ningún periódico prestaría demasiada atención a una revuelta en Panamá.

Por último, solo era necesario reunir un poco de dinero —100.000 dólares bastarían para sobornar a los soldados colombianos presentes en Panamá— y diseñar una bonita bandera para la nueva república, tarea que asumió gustosa la mujer de Bunau-Varilla.

Con todo dispuesto, el 3 de noviembre de 1903 se produjo la “espontánea revolución” y los panameños pudieron proclamar la independencia de Colombia. Cualquier movimiento desde Bogotá era ya totalmente inútil: cuando las tropas colombianas trataron de llegar a la región, un par de buques de guerra estadounidenses impidieron cualquier opción de desembarco.

Los Arango, Amador y compañía estaban pletóricos: habían hecho historia. No obstante, no tardaron demasiado en aprender una valiosa lección: Estados Unidos no regala nada. Tan solo 15 días después de la independencia, en Nueva York ya se había firmado el nuevo tratado Hay-Bunau-Varilla.

En líneas generales, el texto convertía a Panamá en un apéndice de Washington. Los estadounidenses obtenían a perpetuidad la completa soberanía de las diez millas a ambos lados del canal. Además, se reservaban la opción de intervenir en los asuntos internos de la nueva república ante cualquier alteración del orden público. Por si todo esto fuera poco, todas estas disposiciones fueron incluidas en la Constitución panameña de 1904. No es de extrañar que un satisfecho Roosevelt llegará a asegurar que él había tomado el istmo. Los panameños tardarían casi un siglo en expulsarle.

Adrián Albiac @AdriHickey

Madrid, 1992. Graduado en Relaciones Internacionales y en Ciencia Política por la Universidad Complutense de Madrid. Una vez oí que describirse es limitarse.

Publicado en El Orden Mundial