Cuando se hace referencia a la nueva era tecnológica y sus consecuencias ya sean en cuestiones de Ciberseguridad o Ciberdefensa, un tema ineludible a tratar como prioritario por lo que su implicancia para los Estados es el Ciberespionaje. Sin duda, es una de las grandes problemáticas que se padecen en la actualidad y que, lejos de irse disipando va in-crecendo, por ende es menester estudiar a fondo dicha cuestión, a los efectos de brindar soluciones aplicables, pero por sobre todo con capacidad inmediata de actualización ante los diversos ciberataques que mutan a un ritmo vertiginoso en nuestro día a día.

En la última década, numerosos estudios e investigaciones han caracterizado al Ciberespacio como un dominio de naturaleza militar. En esta línea, la conveniencia de desarrollar capacidades militares de Ciberdefensa por parte de los Estados ha pasado a ocupar cada vez más espacios en los debates sobre la Defensa Nacional y el diseño de las fuerzas militares. Sin embargo, a diferencia de los tradicionales escenarios de batallas –la tierra, el mar, el aire y el espacio–, este nuevo dominio militar no es físico, sino virtual. Esta caracterización abre un abanico de interrogantes desde el punto de vista de la defensa nacional: pensar el ciberespacio como un entorno con sus propios medios y reglas, con la particularidad de no posee locación física específica e implica un cuestionamiento a la utilidad de las categorías tradicionales con las que abordamos la guerra real.

En relación con este punto, algunos autores entienden que la revolución informática causará cambios en cómo las sociedades pueden entrar en conflicto y en la forma en que sus fuerzas armadas librarán las guerras. Sin embargo, a la hora de precisar los alcances de estos ajustes y los efectos físicos que podrían derivarse de la utilización del ciberespacio con fines militares, los acuerdos se diluyen. Así, las preguntas más recurrentes entre los analistas refieren, por ejemplo, a si es posible que una guerra se desarrolle fuera de ambientes físicos, a la conveniencia de analizar el ciberespacio como un escenario militar y a la capacidad de los Estados de proteger militarmente este ámbito.

Para una mayor comprensión de lo mencionado ut-supra, se hace necesario e imprescindible, enunciar el significado más certero y preciso sobre el Ciberespionaje.

Así entendida esta introducción, se desprende que el Ciberespionaje o Espionaje Cibernético, es el acto o práctica de obtener secretos sin el permiso del poseedor de la información, esto implica sin dudas un delito o Ciberdelito, sin importar la naturaleza de la información, es decir personal, sensible, clasificada de individuos, competidores, rivales, grupos, gobiernos y enemigos para ventaja personal, económica, política o militar, usando diversos métodos en la internet, redes o computadoras individuales, técnicas de cracking y software maliciosos incluyendo Troyanos y Spyware.

Puede ser totalmente perpetrado en línea desde computadoras de escritorio de profesionales ubicados en países muy lejanos o puede implicar la infiltración en el hogar por espías convencionales entrenados en computación o, en otros casos, puede ser la obra criminal de un hacker malicioso amateur o de programadores de software.

El Ciberespionaje típicamente supone tales usos de acceso a los secretos y archivos clasificados o el control de ordenadores individuales o redes enteras para una estrategia avanzada y para psicológica, política y física, para subversión de actividades y sabotaje. ​

Tales operaciones, como el espionaje cibernético, normalmente son ilegales en el país de la víctima mientras que son apoyadas totalmente al más alto nivel de gobierno en el país del atacante. La situación ética igualmente depende del punto de vista de uno mismo, particularmente de la opinión de los gobiernos involucrados.

En respuesta a los reportes de espionaje cibernético por parte de China contra Estados Unidos, Amitai Etzioni del Instituto para el Estudio de la Policía Comunitaria ha sugerido que estas dos potencias deberían aceptar una política de aseguramiento mutuo con respecto al Ciberespacio. Esto supondría permitir a ambos estados el tomar las medidas que ellos crean necesarias para su propia defensa mientras que simultáneamente acuerdan el abstenerse de asumir, tomar pasos ofensivos o colaborar con el espionaje cibernético; esto también implicaría el investigar estos acuerdos. En septiembre de 2015, los Estados Unidos y China acordaron no permitir a las partes en sus naciones el espionaje cibernético de unos a otros para obtener ganancias comerciales, pero no prohíben el espionaje gubernamental.

Sin ir más lejos, los casos respecto al ciberespionaje a nivel global en la actualidad se cuentan por decenas de miles entre las naciones más potentes del mundo con permanentes acusaciones cruzadas, especialmente las denuncias efectuadas por el gobierno de EEUU contra China, Rusia, Irán y Corea del Norte, también la Comunidad Europea acusa a estos países de ciberespionaje, perpetrado por grupos hackers.

España se ha pronunciado fuertemente en torno a esta problemática cuando denunció que el Ciberespionaje constituye la mayor amenaza para la Seguridad Nacional de España, tal y como ha alertado en numerosas ocasiones el Centro Criptológico Nacional (CCN), dependiente del Centro Nacional de Inteligencia (CNI). Los Ciberataques más graves que han sacudido en este país en los últimos meses provienen de China, Corea del Norte, Irán y Rusia, según informa este viernes el diario ‘El País’ tras consultar a expertos del CCN. Se trata de una ‘guerra silenciosa’ que se ha cebado principalmente con organizaciones y corporaciones estatales de importancia estratégica en España.

Empresas aeronáuticas, bufetes, bancos y organismos públicos han sufrido 36 ataques en total, por parte de varios grupos de hackers identificados como APT29 y Snake (Rusia), APT39 y APT33 (Irán), Emissary Panda (China) y Cobalt Gang (Corea del Norte), todos ellos se cree que están patrocinados por sus respectivos Estados.

Así también la Inteligencia de República Islámica de Irán afirmó a mediados del año pasado que había desmantelado una red de ciberespionaje de la CIA. La noticia en cuestión reza: “Hace algún tiempo, una de las redes más sofisticadas de la CIA, que estaba involucrada en el espionaje cibernético y era parte importante de la capacidad operacional de la CIA en los países-objetivos para EEUU, fue descubierta y atacada por la inteligencia», dijo Shamkhani citado por la televisión estatal. Agregó que Irán compartió la información necesaria sobre lo ocurrido con otros países socios donde operaba la red de la CIA.

Ahora bien, en torno a lo que ocurre en Argentina y cotejando con lo enunciado precedentemente, es preciso comenzar y analizar dicha problemática, repensando en cuestiones básicas, clásicas y elementales para encarar esta temática con un diagnostico actual acertado, teniendo presente que la Defensa Nacional es una de las funciones básicas del Estado, cuyo propósito es proteger a la población, preservar el territorio nacional y resguardar la capacidad del Estado para el ejercicio de su soberanía, frente a amenazas externas, contra estos elementos fundamentales del país, a través de su instrumento militar: las Fuerzas Armadas, que serán empleadas ante agresiones de origen externo perpetradas por fuerzas armadas pertenecientes a otros Estados, ya sea en forma disuasiva o efectiva, con el objeto de poner coto a las mencionadas agresiones.

La Defensa debería ser considerada un bien público en un sentido integral de su concepción. Pero, ¿qué ocurre o cómo actuamos ante los nuevos desafíos que se nos presentan en la Era de la Revolución Tecnológica? Es que el concepto de Defensa (tradicional) que estudiamos y analizamos a través del devenir de los tiempos ¿deberíamos re-pensarlo ante estos nuevos prototipos que ya se encuentran entre nosotros?

Es más que sabido que sin inversión no hay tecnología y sin tecnología, no hay desarrollo y sin desarrollo, no hay defensa. El derecho de vivir libremente conlleva la responsabilidad de defender esa libertad frente a cualquier ataque. Solo quienes pueden ver esto se dan cuenta de que falta algo.

Nuestro país sin dudas es aun débil en torno a la prevención tecnológica; es más, no existe coordinación con los programas de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), y ello implica un gran desafío para las nuevas autoridades a cargo del Ministerio de Defensa, quienes deben tratar, en lo inmediato, de entender cómo se enfrentan, desde un sistema tecnológico, a Estados hostiles y grupos terroristas, especialmente consultando con socios comerciales, no dando un buen indicio de resultados positivos, puesto que esta amenaza mundial, no conoce de amigos. Se cuentan por trillones de dólares y euros los gastos presupuestarios que se realizan anualmente en pro de los sistemas de defensa ante los llamados Cyber Attack, y son muy pocos los países que llevan la delantera respecto a la lucha contra este flagelo, entre ellos, mencionamos a EE.UU., Rusia, China, Israel, Irán y Alemania.

Por ello es menester apostar a una inversión más que considerable en materia de Ciber Defensa Nacional, para la lucha contra el Ciberataque, siempre desde una planificación seria de Inteligencia, además de un soporte técnico y logístico, siendo todas estas operaciones realmente complejas y que demandan de personal híper profesionalizado, donde hay las nuevas municiones se llaman bytes y las muertes pueden ser masivas y sin estridencias.

Por eso, ante este panorama totalmente desalentador y de índole catastrófico, la seguridad virtual se coloca a la cabeza de las prioridades de nuestro país en materia de Seguridad y Defensa. Si bien hoy día el escenario de Ciberdefensa en nuestro país, pasa por dos ámbitos naturales: uno, la Ciberseguridad (con participación del Ministerio de Seguridad, en conjunto con las fuerzas a su mando que están afectadas al Ciberterrorismo y Cibercrimen) y dos: la Ciberdefensa (bajo la órbita del Ministerio de Defensa y Fuerzas Armadas en un trabajo conjunto).

Por lo mencionado ut-supra considero, a modo de aporte, que es urgente que las nuevas autoridades en cuestión, que llevan adelante esta transformación en materia de defensa, estudien a fondo, con la debida importancia que ello amerita desde una óptica Geoestratégica.  Porque sin esta óptica, no se puede tener control de la Territorialidad Virtual, donde el Ciberespacio no es una entidad neutra, ahistórica y supraestatal que avanza sobre los Estados, obligando a éstos a una Geopolítica que abarque la totalidad del escenario, incluyendo no solo la web sino todo el espacio de la Red, sobre todo la internet profunda. Por eso, este análisis de Seguridad debe realizarse desde la óptica de la Geopolítica, no desde la infraestructura y el software. Así entendido, el desafío actual de los Estados, y por ende del nuestro, es incorporar un nuevo ejército: el Ciberejército, encargado de la Ciberdefensa, con sus propias estructuras orgánicas y sus propias armas: los subordenadores capaces de defender las Ciberfronteras y de esta manera estar preparados para llevar a cabo la guerra digital de internet, en resguardo de nuestra Soberanía.

Todo lo analizado en torno a lo esbozado más arriba, no se describe a modo de posibles Ciberataques y/o Ciberespionajes, ya que nuestro país ya ha sufrido estas modalidades durante el gobierno nacional anterior cuando hackearon las páginas del Ejército argentino, luego las de Gendarmería Nacional y de la Policía Federal, hasta tal punto que también fue flanco de ello la ex – ministro de seguridad en su cuenta privada, quedando en evidencias las terribles vulnerabilidades en que se halla inmerso nuestro país.

Otro caso emblemático en Argentina país y que afectó a parte de los países vecinos fue el Cibersabotaje a la red de tendido eléctrico nacional, que afectó a alrededor de 50.000.000 de personas, aunque muchos hayan querido minimizarlo, incluido el ex –presidente Macri y los funcionarios de más bajo rango, éstos fueron contradichos por la prensa mundial que no descartó que se trataba de un Ciberataque que afectó a la economía del país y dejó nuevamente en evidencia la vulnerabilidad extrema en que nos hallamos inmersos, frente a posibles ataques Cibernéticos de esta magnitud.

Los Ciberataques y Ciberespionajes aún son temas pendientes y muy importantes en la agenda de los Estados, a tal punto que este último tiempo, se han incrementado de manera exponencial entre las grandes potencias, por ejemplo, la tregua en la guerra cibernética que habían alcanzado en 2015 el entonces presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su par chino, Xi Jinping, parece estar oficialmente rota y los Ciberataques vinculados a Beijing están nuevamente en alza, de acuerdo al último informe de la compañía de Ciberseguridad CrowdStrike.

El Reporte Global de Amenazas 2019 (2019 Global Threat Report) publicado este miércoles asegura que «nos encontramos en una carrera armamentística por la superioridad en el ciberespacio«. Aunque, a diferencia de lo que ocurre con las armas convencionales, en el ciberespacio «cualquier actor puede convertirse en superpotencia» por los muy bajos costos de capital.

Lo que no podemos pasar por alto, ni mucho menos es el caso emblemático de Wikileaks, la organización mediática que fuera liderada por Julian Assange, que publicó una serie de filtraciones a las que llamaron Vault 7 (Bóveda 7): la revelación de las herramientas de hacking de la CIA en la problemática del Ciberespionaje. La publicación de documentos confidenciales más extensa en la historia de la organización acaparó la atención de los medios, pues confirmaba una verdad sospechada: el gobierno utilizaba y utiliza técnicas de Ciberespionaje y hackeo con fines de inteligencia. Wikileaks daba a conocer, además, que la Agencia había perdido (cuando el megacaso salió a la luz) el control de la mayoría de su arsenal de armas cibernéticas, que incluye malware, “días cero”, virus, troyanos, sistemas de control remoto y documentación asociada, y más.

Por último y ante la complejidad de la problemática analizada en este presente artículo, el Ciberespionaje es una amenaza silenciosa más y latente en el tiempo, tan peligrosa que su alcance es inimaginable, el daño que provoca a nivel país puede ser inmenso y para qué decir a nivel mundial. El Ciberespionaje es posible debido a las vulnerabilidades del sistema, a esa brecha de seguridad que siempre existirá.

En el 2019, la Ciberguerra entre países se disparó. Los ataques cibernéticos entre países son y serán la principal amenaza a la Seguridad Nacional. Es momento de actuar en consecuencia y por ende la inversión y personal hiperprofesionalizado, estamos seguros, es el camino correcto a seguir de cara a los nuevos tiempos difíciles que se avecinan

Dr. Mario Ramón Duarte Abogado (UCASAL) Juez Administrativo de Faltas Sauce (Ctes.) Especialista Derecho Faltas y Contravencional (UCSF)

Investigador y consultor seguridad Miembro Dossier Geopolítico (ARG) Colaborador CENEGRI (RJ. BRA.)

Fuentes consultadas

-Diccionario Latinoamericano de Seguridad y Geopolítica.- Dr. Miguel A. Barrios, Helio Jaguaribe, Andres Rivarola, Rafael Carduch Cervera, Carlos Pereyra Mele.- Ed. Biblos (2009)

-Consejo Sudamericano de Defensa: Desafios Geopoliticos y Perspectivas Continentales.- Dr. Miguel A. Barrios – Ed. Biblos (2011)

 -Geopolítica de la Seguridad en América Latina.- Dr. Miguel A. Barrios, Dr. Norberto Emmerich, Dra. Yesenia Torres Curiel – Ed. Biblos (2017)

https://www2.deloitte.com/mx/es/pages/dnoticias/articles/Ciberespionaje.html

http://www.redseguridad.com/especialidades-tic/inteligencia/ciberespionaje-una-amenaza-al-desarrollo-economico-y-la-defensa

https://cnnespanol.cnn.com/tag/ciberespionaje/

https://www.alainet.org/es/articulo/190909

https://www.eleconomistaamerica.com/tags/Ciberespionaje

https://www.republica.com/2019/12/13/china-corea-del-norte-iran-y-rusia-estan-detras-de-los-36-ciberataques-que-han-sacudido-a-espana-en-20

https://mundo.sputniknews.com/seguridad/201906171087660834-inteligencia-irani-ciberespionaje-cia/

Por Mario Pino (*)

En su “Desafío a la política neoliberal” J. E. Miguens relata que en el año 494 aC sucedió lo que puede haber sido el primer “sit in strike” de la historia occidental, cuando de manera pacífica pero contundente, la plebe de la urbe, cansada de guerrear y trabajar para los ricos y poderosos, tomó sus armas y se retiró al Monte Sacro en vigilia. El “hecho político -continúa Miguens- fue que el pueblo depuso su actitud de protesta porque le otorgaron el perdón de las deudas, derogaron el derecho del acreedor de encarcelar o esclavizar a sus deudores y, lo más significativo, se crearon magistraturas especiales destinadas a velar por la conservación de sus derechos” (Cap. 3). El autor sostiene acertadamente que, desde aquellos tiempos, el argumento de que unos están para mandar y otros para obedecer, Platón dixit, se esgrime por las clases dominantes y conservadoras para mantener sus privilegios.

En Chile, el estado de convulsión e intranquilidad ha provocado desde octubre de 2019 alrededor de 30 muertos, más de 2.000 heridos, entre ellos, los varios cientos que perdieron para siempre total o parcialmente la vista por la represión y denuncias consistentes sobre violaciones a los derechos humanos. El gobierno del presidente Sebastián Piñera sólo subsistió porque en el proyecto pinochetista estaban comprometidos los principales partidos opositores, que se unieron para salvar lo que pudieran de la institucionalidad cuestionada.

Como con los plebeyos del Monte Sacro, la “invasión de los alliens”, al decir de la primera dama Cecilia Piñera, se calmó parcialmente con las promesas de precios máximos para los medicamentos, rebaja en pasaje del transporte urbano para adultos mayores y aumentos en las pensiones. Pero las protestas arrancaron algo más importante: un plebiscito para encarar la reforma de la constitución pinochetista de 1980, que ninguno de los gobiernos democráticos atinó a cambiar. Esta concesión otorgada “in extremis” trata de encauzar la resolución del conflicto en el ámbito institucional de un proceso en el que volverán a enfrentarse dos sectores irreconciliables: quienes sostienen el sistema vigente versus quienes aspiran a mayores estándares de justicia, igualdad y democracia.

El atiborrado cronograma electoral, que sólo engañosamente puede sugerir diálogo ciudadano amistoso, es el siguiente: plebiscito constitucional el próximo 26 de abril para decidir si se desea modificar la constitución y cómo; 7 de julio, primarias municipales y regionales; 25 de octubre, se elegirán gobernadores, alcaldes y convencionales constituyente; en julio del 2021, primarias presidenciales; septiembre de 2021, el plebiscito ratificatorio constitucional; 21 de noviembre de 2021, primera vuelta presidencial, y 19 de diciembre segunda vuelta presidencial. El nuevo presidente constitucional asumirá en enero de 2022.

La cultura del “entertainment”, como parte del modelo, intentará dominar el escenario de la mano de las discusiones políticas. Todo este proceso debe llevarse adelante bajo la administración del actual presidente, cuya legitimidad ha descendido a niveles muy precarios y solamente se sostiene por el apoyo de la oposición institucionalizada.

Los hechos suscitados en Viña del Mar, durante los días de su famoso festival de la canción, han ratificado la convicción de que la ebullición subyace es difícil de calmar, lo que hace dificultoso que el tiempo del largo cronograma pueda transitar un camino de diálogo y reflexión pacífica; más bien, puede colocar a Chile entre Escila y Caribdis; entre la revuelta y la represión. El voto opcional instituido para los procesos electorales, único mecanismo de participación política regular de la ciudadanía, fue rápidamente cambiado por una ley de voto obligatorio, después de los disturbios, que intenta comprometer al pueblo en las decisiones políticas mediante el mecanismo electoral. Chile puede haber llegado tarde a este remedio cuando ya, al igual que en todo occidente, la desconfianza en la democracia republicana y el desprestigio de los partidos políticos que la sostienen aparece como de muy difícil reversión.

El sistema se mantuvo a lo largo de medio siglo por la razón o la fuerza; por la razón del proceso democrático hasta ahora, y antes, por la fuerza de la dictadura que lo estableció. Su implosión encierra las dudas sobre la validez del camino transitado que se mostraba como ejemplo, no solamente a los países de la región, sino al mundo entero. Hasta la economía que sostenía el proyecto crujió y la expectativa de crecimiento para 2019 se desplomó de 2,5% a poco más del 1% como consecuencia de sólo tres meses de conflicto.

Desigualdad, injusticia y participación constituyen el corazón del conflicto que, en dos años, que pueden parecer eternos, trataran de resolver los chilenos. En este intento puede radicar la esperanza del reencuentro de los chilenos con Latinoamérica.

(*) Abogado y diplomático.

Articulo autorizado a su publicación por el Dr. Mario Pino y la Dirección del diario «Hoy día Córdoba»

FUENTE: https://www.hoydia.com.ar/opinion/66988-chile-mas-alla-de-la-razon-o-la-fuerza.html

En la disputa actual por la memoria de Malvinas, hay quienes proponen “deconstruir los estereotipos del héroe”. ¿Por qué? ¿para qué? ¿en qué consiste esta tarea de “deconstrucción”? ¿para qué sirve? A continuación, algunas reflexiones sobre estas cuestiones.

Por María Sofía Vassallo*

“Nuestras clases dominantes han procurado siempre que los trabajadores no tengan historia, no tengan doctrina, no tengan héroes ni mártires. Cada lucha debe empezar de nuevo, separada de las luchas anteriores. La experiencia colectiva se pierde, las lecciones se olvidan. La historia aparece así como propiedad privada cuyos dueños son los dueños de todas las cosas.”
Rodolfo Walsh

En los habituales usos laxos del término, deconstruir es cuestionar, poner en duda, desmontar, desarmar, neutralizar. La noción corriente de estereotipo designa una representación cristalizada. Se lo concibe, exclusivamente, como esquema reductor, opresivo al que hay que denunciar. Sin embargo, no todo estereotipo es coercitivo. Además, las operaciones de esquematización, categorización y síntesis, propias de todo estereotipo son procedimientos indispensables e inevitables para el conocimiento humano. Necesitamos relacionar lo que percibimos con modelos preexistentes para poder comprender el mundo y actuar en él. Las representaciones colectivas son fundamentales para la unidad de los grupos sociales y, por lo tanto, también de las naciones, participan de la producción de la identidad propia, diferenciándola de la de otros grupos (Amossy y Herschberg Pierrot, 2003).

Lo que se propone cuestionar, desarmar, desactivar es la figura de los héroes de Malvinas; porque están obstinados en despojar la dimensión épica de la guerra de 1982, fijarla como el último capítulo de la dictadura y poner en duda, el coraje y la osadía de muchos de quienes la protagonizaron contra y a pesar de las mezquinas intenciones de la Junta militar. Las acciones heroicas (individuales y colectivas) de los combatientes argentinos durante la guerra no son el invento de algunos “adoradores de las balas”, están documentadas, hay pruebas, testigos y testimonios. Han sido reconocidas, incluso por los británicos. Son poderosos hechos históricos, con un gran potencial movilizador. Y eso es lo que proponen desmontar; porque la comunidad, la nación, el pueblo argentino unido contra los adversarios históricos, da miedo e incomoda. Esto no es una “reivindicación edulcorada de la guerra”. La guerra es un acontecimiento extremo, terrible. En ese marco atroz, algunas  personas son capaces de realizar acciones de generosidad y coraje que ni ellas mismas hubieran podido imaginar y otras sólo pueden mostrar su cobardía y sus miserias.

El actual coordinador del Observatorio Malvinas de la Universidad Nacional de Lanús, veterano de Malvinas, César Trejo sostiene que “un héroe no es un ser extraordinario, sino una persona ordinaria que, puesto en una situación extrema, saca lo mejor de sí para defender un bien superior. Es decir, que el héroe es la encarnación de la virtud. El espejo donde queremos mirarnos, para ser mejores”La acción extraordinaria del héroe no es autoreferencialsino que se trata siempre de una entrega concreta y efectiva hacia otros, incluso la ofrenda máxima que es la de la propia vida. Estos héroes surgidos de entre el común de los mortales, producen admiración, respeto, afecto e identificación, orientan concepciones y acciones. No se trata aquí de héroes mitológicos o literarios, sino de héroes históricos que traccionan el curso de la vida en común y encarnan, en sus actos heroicos, la esperanza de la comunidad nacional acerca de su propia capacidad para rebelarse contra los invasores y realizar un proyecto soberano. Por eso son héroes incómodos, molestos, a los que se propone deconstruir, desarticular para neutralizar.

Se trata de reemplazar el estereotipo de los héroes de Malvinas por el de las víctimas de la dictadura militar.

Nadie se hace héroe a sí mismo. Nadie es un héroe exclusivamente por sus propias acciones extraordinarias, sino que se convierte en héroe en la medida en que es reconocido por otros y es este reconocimiento el que lo consagra como tal. Por eso, cuando se propone deconstruir a los héroes, no sólo se los ataca a ellos, intentando relativizar el carácter extraordinario de sus acciones, sino que se atenta contra la comunidad que los ha reconocido como tales y, en ese acto de reconocimiento, se fortalece a sí misma como sujeto colectivo capaz de defenderse y rebelarse contra los poderes del mundo.

Se trata de reemplazar el estereotipo de los héroes de Malvinas por el de las víctimas de la dictadura militar. Ya desde antes del fin de la Guerra de Malvinas y después de ella, como parte de la estrategia británica para afianzar su dominio sobre el Atlántico Sur, se impuso una interpretación del conflicto circunscripta a lo que Julio Cardoso llama “el punto de vista del loco”, la idea repetida hasta el cansancio de que “el país fue arrastrado por la locura de un general borracho a una guerra absurda y criminal con el solo fin de perpetuarse en el poder”. Desde esta perspectiva, que desvincula el conflicto bélico de 1982 de casi dos siglos de luchas emancipatorias, no son relevantes los intereses concretos de los actores internacionales ni las estrategias que despliegan, desde los orígenes de la Argentina, por el control del Atlántico Sur y sus recursos, ni tampoco las acciones llevadas a cabo por los argentinos para defender los derechos nacionales. En este marco, no hay lugar para los héroes. La figura privilegiada aquí es la del inocente inmolado por el dictador, los “chicos de la guerra”, una generación de antihéroes empujada al matadero o al suicidio, degradada, aislada y resentida, víctimas a quienes no les queda más relatar, una y otra vez, sus padecimientos personales (Cardoso, 2013: 199). La victimización de los combatientes en la guerra de Malvinas, como señala Rosana Guber, los despoja de protagonismo y los deja en la minoría de edad (Guber, 2001: 166). En este marco, aparecen configurados como objetos de la acción de otros, desprovistos de voluntad y decisión propia y se desplaza la identificación del enemigo, del usurpador inglés a los militares argentinos, operación que requiere la simultánea invisibilización de los crímenes británicos [i].

Deconstruir y/o negar la argentinidad, con su rebeldía e irreverencia, con su potencial insubordinación fundante, es una estrategia de dominación.

En la Guerra de Malvinas, se caracterizan como heroicas, múltiples acciones individuales; pero también la acción colectiva nacional contra la fuerza de ocupación británica, que es configurada como gesta. Los cultores de la autodenigración nacional y promotores de la fragmentación de la sociedad argentina pretenden negarnos el derecho a tener héroes, a reconocernos herederos de un tradición histórica, partes de una comunidad y reivindicar esa identidad; pero la pertenencia a colectivos de diferente magnitud y complejidad, incluidas las naciones, es propia de la condición humana. Deconstruir y/o negar la argentinidad, con su rebeldía e irreverencia, con su potencial insubordinación fundante [ii], es una estrategia de dominación.

Paradójicamente, algunos de quienes defienden la identidad de las minorías son los que más se empeñan en cuestionar y desmontar la identidad de las naciones. Esta perspectiva promueve restaurar la deferencia a la potencia invasora, el sometimiento del pueblo argentino al poder extranjero, la resignación, la aceptación de la ocupación de la tercera parte de nuestro territorio [iii], a partir del designio fatal de la impotencia nacional frente a las agresiones coloniales, como señala Francisco Pestanha ese “fatalismo ha sido adoptado históricamente como ´remedio preventivo´ ante procesos de insubordinación ideológica, y a la vez como instrumento para aplacar o contrarrestar esas desobediencias” (Pestanha, 2012: 26-27). César Trejo, parafrasea con frecuencia la definición de Sun Tzu de que los mejores generales no son los que ganan todas las batallas sino los que convencen a los rivales de que no tiene sentido pelear. Lo que se dirime acá, entonces, no es una disputa entre cierto feminismo posmoderno y el patriarcado. La verdadera encrucijada nacional es, una vez más, liberación o dependencia. El modelo de las víctimas y el punto de vista del loco no sólo opera sobre la interpretación de la guerra, sino que apunta a deconstruir el concepto, la tradición y la experiencia de nación; porque la identidad de los argentinos está estrechamente ligada a la rebeldía y a la lucha colectiva contra el colonialismo que comenzó en 1806 y continúa.

Mal que les pese a algunos, Argentina tiene héroes, algunos caminan entre nosotros y otros yacen en el suelo malvinero y en el Atlántico Sur ejerciendo soberanía con sus cuerpos y con su sangre.

*Doctora en Ciencias Sociales (UBA) y Magister en Análisis del Discurso (UBA), investigadora del Observatorio Malvinas (UNLa), del Instituto de Investigación y Experimentación en Arte y Crítica (UNA) y del Instituto de Investigaciones y Documentación Histórica del Peronismo (UNLaM).

Notas

[i] El 30 de mayo de 1993, toman estado público en Londres varios casos de crímenes de guerra cometidos por los británicos en la batalla de Monte Longdon. Scotland Yard abre una investigación. En la Argentina, en 1983 ya habían comenzado las investigaciones del Ejército. La Comisión de Familiares de los Caídos y la Federación de Veteranos de Guerra piden al gobierno la creación de una Comisión Investigadora para continuar las denuncias y accionar al respecto.  El 5 de julio de 1993 se crea la Comisión Investigadora de Crímenes de Guerra en el ámbito del Ministerio de Defensa. Se toma testimonio a 34 testigos y se comprueba que las tropas inglesas violaron 5 prohibiciones de la Convención de Ginebra. Los crímenes de guerra siguen impunes: el hundimiento del Crucero General Belgrano, donde murieron 323 argentinos, los fusilamientos de prisioneros de guerra en Monte Longdon los días 11 y 12 de junio de 1982, y la muerte y los heridos causados por la explosión de municiones que los ingleses obligaron a transportar a los soldados argentinos  mientras estaban presos en Pradera del Ganso. Todos estos casos resultan violaciones del derecho internacional. Aún así el estado argentino no inicia acciones. Pero en el 2008, el Poder Judicial, a través de fallos del Juzgado Federal de Río Grande y la Cámara Federal Penal de Comodoro Rivadavia, declara válida la denuncia del CECIM La Plata contra militares argentinos por estaqueamientos y malos tratos impartidos a sus soldados como “crímenes de lesa humanidad”.

[ii] Marcelo Gullo (2015), autor de la “teoría de la insubordinación fundante”, define el concepto como “una actitud de insubordinación ante el pensamiento dominante que permite un impulso estatal eficaz para lograr un umbral de poder necesario para convertirse en un actor internacional independiente”. Gullo reconoce dos momentos de insubordinación fundante en la historia argentina. El primero, se inicia durante el segundo gobierno de Juan Manuel de Rosas y se trunca en la derrota de Caseros, en 1852. El segundo, comienza en 1943 bajo el liderazgo de Juan Domingo Perón y es frenado por el golpe de estado de 1955.

[iii] En el derecho internacional público, se entiende por territorio a todos los espacios (terrestres o marítimos) que están bajo la soberanía o jurisdicción de un estado. Una de las consecuencias de la ocupación ilegítima por parte del Reino Unido, que abarca las Islas Malvinas, las Georgias del Sur y las Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, es que de los 10.400.000 kilómetros cuadrados de territorio argentino, cerca de 3.000.000 están bajo el control británico.

Bibliografía consultada

  • Amossy, Ruth y Herchberg Pierrot, Anne (1997), “Stéréotypes et clichés”, París, Nathan (tr. al castellano“Estereotipos y clichés”, Buenos Aires, EUDEBA, 2003).
  • Cardoso, Julio, (2013), “Primer congreso latinoamericano. Malvinas, una causa de la patria grande”, Remedios de Escalada, UNLa. Disponible en: http://www.unla.edu.ar/documentos/observatorios/malvinas/1er_congreso.pdf
  • Guber, Rosana (2001), “¿Por qué Malvinas? De la causa nacional a la guerra absurda”, Buenos Aires, Fondo de Cultura Económica.
  • Gullo, Marcelo (2015), “La insubordinación fundante. Breve historia de la construcción del poder de las naciones”, Caracas, El perro y la rana.
  • Pestanha, Francisco (2012), “La disputa por Malvinas”, Ciencias Sociales, Revista de la Facultad de Ciencias Sociales, UBA, N° 80, abril.

FUENTE: https://radiografica.org.ar/2020/02/29/malvinas-la-dominacion-colonial-y-la-deconstruccion-de-los-heroes/

Análisis semanal de Geopolitica de Carlos Pereyra Mele para el equipo del Club de la Pluma, que conduce el Periodista Norberto Ganci por la Radio Web al Mundo

Club de la Pluma: Arte, Ciencia, Cultura, Derechos Humanos, Geopolítica, Deuda Externa, Relatos, Cuentos, Educación, Opinión, Editorial, Efemérides, Comunidades Originarias, Filosofía Y Mucho Más…

TEMA:

Columna dedicada a conocer más sobre foro noratlantista de la Conferencia de Seguridad de Múnich febrero 2020

  • Fractura de EEUU con Francia y Alemania. 
  • La OTAN sin rumbo.
  • La era posoccidental, en la que actores no-occidentales reconfiguran los asuntos internacionales.
  • El orden internacional liberal desde 1945, en crisis.
  • Los nuevos centros de gravedad económico y político en el orden mundial.
  • El Secretario de Estado de USA Mike Pompeo, NO logró imponer que China es el nuevo enemigo.
  • ¿Puede Occidente recuperar su influencia?
  • Habrá un “nuevo Occidente” liderado por Europa que combinara poder y valores se extendiera a potencias como India o Japón para construir alianzas globales.
  • Más..en el audio..

Por el Licenciado Jorge Nelson Poma. 

Introducción:

Nos es sencillo o fácil establecer y afirmar categóricamente, como verdades absolutas e irrebatibles, las dos tendencias que se vislumbran hoy en Iberoamérica sin que alguien salga lastimado en sus convicciones, pero, si se nos permite expresar nuestro pensamiento, que sirva para el análisis de otros para que también que emitan opinión, vale en nuestra buena intención, tal como dijo Kant “La buena intención es buena en sí misma”, entonces comprendemos que las líneas de pensamiento colegiadas, por decirlo así, poseen cimientos más fuertes, que los pensadores en soledad. 

Comenzando con el tema central, podemos hablar del Pensamiento Nacional o Neoliberal, popular o aristocrático, pero a ellos debemos agregar sus deformaciones, aquellos que transforman lo popular en populismo demagógico con creación de dependencia; en tanto que el pensamiento aristocrático es transformado o deformado en una oligarquía perversa, egocéntrica y antinacional, sumisa a poderes supranacionales, a los que comúnmente llamamos perduellis o traidores a la Patria; cabe aclarar para el caso argentino que, cuando se modificó la Constitución Nacional en 1994, se modificó la figura de traición a la Patria, favoreciendo la impunidad de aquellos que así lo hagan, por lo que tenemos razones valederas que nos habilitan a pensar que fue un lamentable hecho en forma deliberada en cumplimiento de exigencias de poderes supranacionales a través del estado profundo o el siniestro submundo del poder político de dominación regional por sobre los estados de Iberoamérica. 

En extrema síntesis, intentaremos brindar un panorama general de fundamento, ya que mucha gente común lo desconoce, y con un profundo respeto a los analistas e investigadores que dominan la temática de marras, entendemos que educar al Soberano, constituye un deber de estricta justicia; entonces veamos: 

Lineamientos generales del Pensamiento Nacional

Relacionado a las fortalezas iberoamericanas, que molestan a los poderes anglosajones con sus dinastías del poder económico mundial, particularmente a los británicos y norteamericanos, se resumen en aquellos Estados que favorecen el desarrollo, la unión e industrialización de la región, constituyendo una Patria Grande Continental Industrial, pulverizando la sumisión a las multinacionales. 

Mantener firme el plan nuclear argentino y extenderlo por toda Iberoamérica, cortando el cordón umbilical de las potencias extranjeras, es uno de los pilares básicos que debemos defender, considerando que ya Bolivia, Brasil y Perú, demandaron la tecnología nuclear argentina. 

Ya se están proyectando centrales nucleares de producción eléctrica de base, con una capacidad de 250 MW, para Bolivia y la exportación de los CAREM 25 de producción íntegramente argentina; en tanto que la tecnología satelital argentina es tan avanzada como las mejores del mundo, gracias a la firmeza con que defendieron nuestros científicos la CONAE (Comisión Nacional de Energía), CNEA (Comisión Nacional de Energía Atómica) e INVAP (Investigaciones Aplicadas). 

El ¡Compre Nacional y de la Patria Grande!, como el intercambio de producción industrial iberoamericana, entre los países componentes, como premisa fundamental, debe ser otro de los pilares fundamentales de nuestra integración, dejando las importaciones de producción foránea, sólo en aquellos casos que no puedan ser elaborados por nuestra industria naval, terrestre o aeroespacial. 

Desarrollo de las Autovías integrando toda la región, con una planificación estratégica de intercambio interior al más bajo costo y no sólo a los puertos, es otra de las premisas para poner como prioridad nuestra integración. 

Cabe señalar en esta planificación estratégica, que debemos resaltar la concreción de las autopistas hídricas: de la Cuenca del Río de la Plata, materializadas con el Paraná – Paraguay y el Bermejo, su conexión con la Cuenca del Amazonas, Cuenca del Orinoco, Cuenca del Negro, su salida oceánica (Atlántico y Pacífico) para utilizar el Canal de Nicaragua en proyectada construcción. 

Lo señalado, nos brinda una comunicación integral, con el medio de transporte más barato conocido, a través de los trenes de barcazas, con el consabido beneficio de desarrollo regional, culminando con precios de productos competitivos a nivel mundial; cuestión que no quieren las dinastías del poder económico mundial de siniestras intenciones hegemónicas que someten a las naciones a través de guerras híbridas destructoras del desarrollo local imponiendo la dependencia de industrias y explotación extranjera. 

Mantener y acrecentar, en Iberoamérica, vínculos y acuerdos con China, India y Rusia, ávidos de inversiones no usureras, ya que los mismos no tienen intenciones imperiales, ni expansionistas. 

Fortalecer la unión a través del MERCOSUR (Mercado Común del Sur) – UNASUR (Unión de las Naciones del Sur) – CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y el Caribe), en razón a que consolida la tendencia a la conformación del país continental industrial y tecnológico, como estrategia de logro del peso apropiado para participar con suficiencia en el juego de ajedrez, de las naciones del mundo. 

Necesitamos mejores avances para bajar los índices de desocupación, con trabajos genuinos, evitando los planes permanentes que crean dependencia fomentando la vagancia en cualquiera de los estados componentes, afirmando que los planes mencionados son útiles, si se establecen en forma transitoria, pero la búsqueda reside en el logro de un trabajo digno, con capacitaciones para el mejoramiento de los salarios. 

El desendeudamiento debe ser una política de estado de toda Iberoamérica, porque la deuda es la forma de la esclavitud del Siglo XXI, todos lo sabemos, pero resulta muy cómodo pedir, muy dificultoso arreglarnos con lo nuestro y casi imposible quitarnos de encima a los monstruos del poder económico mundial; de los cuales debemos expresar que los Bancos están para servir y no para servirse. Si somos deudores de la Banca Privada y Supranacional, dependemos de ellos y se sirven de nuestras riquezas o territorio; creando nuestros propios Bancos sirven al Soberano, que es nuestro pueblo. 

Todos los bienes estratégicos deben encontrarse en manos del Estado, estamos hablando de los ferrocarriles, las aerolíneas de bandera, el petróleo, el agua, la energía, la minería en general, el litio en particular: el litio es el petróleo del Siglo XXI, así lo entendieron Chile y Bolivia, que crearon empresas estatales para la explotación del litio, en cambio en Argentina, se entregó la explotación a manos extranjeras (Australia, Canadá y Japón).

Relacionado a lo expuesto precedentemente, entendemos que la estrategia de desarrollo apropiada para el litio es la elegida por Chile y Bolivia, en tanto que en Argentina parecería que ha surgido un grupo de empresarios que quiere concretar una alianza mixta con los consorcios extranjeros para la explotación del litio, si bien es un avance, mejor sería una empresa estatal para el litio, como lo fue en su momento con el Gral. Mosconi YPF para el petróleo, el que lamentablemente hoy es mixta y sólo el 51% argentino. 

Aclaremos que con el golpe de Estado reciente, Bolivia evidencia estar en retroceso acelerado hacia su primarización y extranjerización, por lo que el litio en ese esquema dejará de ser patrimonio del Estado, o sea de los bolivianos.

En relación a las Fuerzas Armadas Iberoamericanas, entendemos la necesidad de constituir una sola fuerza armada combinada, de modo tal que, al definirnos como Zona de Paz, deben ser eliminadas las hipótesis de conflicto interior y mantener la defensa respecto a potencias extranjeras. El primer ejemplo, obviamente es la usurpación por la fuerza de los archipiélagos del Atlántico Sur, lo cual es distinto a los países que permitieron el establecimiento de bases militares de potencias foráneas por su voluntad, por presiones de esas potencias foráneas, o por mero espíritu entreguista o carente de patriotismo de los sectores dominantes en el poder, como lo es el caso colombiano, paraguayo y otros en vía de aceptación. 

Estas Fuerzas Armadas Combinadas Iberoamericanas, con capacidad de disuasión creíble, ante potencias extranjeras continentales o extra continentales, nos posibilitarán la supervivencia futura. Tomemos como ejemplo, la vasta riqueza de los mares, su proyección antártica, las bondades de la pesca marina, en especial el conocido krill y sus proteínas, minerales submarinos, productos farmacéuticos de la flora marina; valga también como ejemplo, el Amazonas y sus riquezas aún desconocidas, etc. 

Para que esto se concrete, debe ser de interés iberoamericano, con soberanía argentina para el primer ejemplo y brasilera para el segundo obviamente, pero la unión hará posible cuidar lo nuestro como Patria Grande; sumamos la imperiosa necesidad de la industria para la defensa, como lo fue en Argentina la Fábrica Nacional de Aviones, Fábrica del Tanque Argentino Mediano (tan solicitado por muchos países del mundo en especial de Medio Oriente), Fábrica de Cañones y Armas Portátiles (Hoy bloqueadas en su producción por intervención británica), los astilleros como Río Santiago y un multitudinario etcétera, las que dejaron de funcionar por los vergonzosos, denigrantes y traicioneros Acuerdos de Madrid I y II, aceptados por los perduellis de turno. 

Otra acción para concretar el Pensamiento Nacional, es la erradicación de todas las ONGs (Organizaciones No Gubernamentales) extranjeras, que operan encubiertas en los territorios de los países componentes, con finalidades siniestras, como producir: golpes de Estado, conflictos entre países hermanos, propaganda subliminal, evitar el desarrollo de tecnologías competitivas (aviones de combate, naves de guerra, todo tipo de armamento, evitar planes espaciales y de vectores como el Tronador argentino, Proyecto Cóndor destruido a cambio de créditos del Banco Mundial, etc.); también entorpecer la ciencia y tecnología nuclear, disminuir las fuentes de producción de energía, como las hidroeléctricas y nucleares, etc. 

Buscan de hecho profundizar nuestra dependencia de los combustibles fósiles, y con ello nuestra dependencia económica y política. Mejorar exponencialmente la calidad educativa en toda Iberoamérica, ya que en las pruebas PISA (Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos), damos lástima, a pesar que individualmente, existen científicos de los mejores del mundo, pero masivamente, los resultados nos dejan mal parados. Creo que en la última prueba, los países iberoamericanos obtuvieron puestos en los diez últimos lugares entre 60 países encuestados, eso debemos revertir porque la educación es tal vez el mayor poder mundial en las batallas que se libran cotidianamente. 

Concretar Geopolíticas estables, con rango de políticas de estado, para cada país por separado y las Geopolíticas comunes al estado continental industrial y tecnológico, en conjunto para toda Iberoamérica; valgan como ejemplos, las autopistas hídricas para la unión de casi toda la región, y que esas Geopolíticas sean transformadas en Políticas de Estado, a partir de las cuales permitan el cambio de presidentes, pero que se mantengan las Políticas de Estado invariables en sus objetivos acordados. 

Para comprender la importancia fundamental de las geopolítica comunes en Iberoamérica, valga como ejemplo lo siguiente: durante la década infame de los 90 del siglo pasado los perduellis privatizadores de todo desarrollo argentino, quitándole el control al Estado en bienes estratégicos, se les ocurrió privatizar Yacyretá la represa hidroeléctrica más grande de Argentina y creo que 6ta del mundo.

Quién salvó a la Argentina de ese desastre industrial y económico fue nuestra hermana República del Paraguay, porque los paraguayos concretaron el convenio o la geopolítica de integración a través de Yacyretá, con el Estado Nacional Argentino y no con un privado y extranjero. ¡Gracias Paraguay! 

Motivar por todos los medios posibles la Identidad Supranacional Iberoamericana, como concepto opuesto al de globalización, y como un bien supremo que nos hará libres e independientes real y verdaderamente, con una economía nacional, no liberal que nos esclavice con deudas impagables. 

El concepto de Soberanía depositado en el pueblo, como el legítimo beneficiario de todo lo que implemente cada Estado y en conjunto el Estado Continental Industrial y Tecnológico, cuya unión se encuentra en mejores condiciones básicas que la UE o África, porque tenemos un mismo idioma de origen latino, con una pequeña variante entre el castellano y el portugués, pero que nos entendemos, con la misma religión mayoritaria y con largo basamento histórico, las costumbres muy similares, etc., que nos da una marcada ventaja para el logro de esa unión. 

Lineamientos generales del neoliberalismo

Podríamos señalar en un solo párrafo, expresando, todo lo contrario al Pensamiento Nacional, pero veremos algunos conceptos relevantes de esta tendencia introducida en Iberoamérica. 

Las privatizaciones de los bienes estratégicos, el endeudamiento crónico con esclavitud asegurada, acuerdos que favorecen a las potencias extranjeras como el TTP y el TTA o Tratado Transpacífico y Tratado Transatlántico respectivamente, que favorecen marcadamente a EEUU – Gran Bretaña – Unión Europea – Japón y Otros, con sumisión a occidente, integrar el NOM o Nuevo Orden Mundial aceptando la identidad foránea, no integrar las organizaciones supranacionales como el MERCOSUR, UNASUR y CELAC, depositar la soberanía en una clase sectorizada y no en el pueblo, crear dependencia bancaria y de fondos buitres que constituyen la peor forma de esclavitud Siglo XXI, mantener fuerzas armadas adiestradas por potencias extranjeras, ejercicio de la necropolítica como uso social de cómo vivir o cómo morir y otras medidas que se le ocurran agregar al lector, que guarden ese concepto de lo antinacional; éstas medidas desarticulan a cualquiera de las naciones componentes de la Patria Grande que queremos, en la cual pretendemos construir el Estado Continental Industrial y Tecnológico que necesitamos. 

Esto no se trata de política partidaria, sino de una Hipótesis Geopolítica, sobre las tendencias más relevantes o dominantes que se desarrollan en la región, explicada en extrema síntesis y con expresiones aptas para que se entienda en todos los niveles. Esperamos que sirva a la reflexión y para generar opiniones edificantes. 

FUENTE DE CONSULTA:

http://www.eldiario.es/catalunyaplural/neoliberalismo-aplica-necropolitica-personas-rentables_0_479803014.html

El paso viernes 28/02/2020 fui invitado a participar en una entrevista en el Programa radial: “La Juventud está Perdida” que se difunde por la Radio Gen FM – 107.5 de esta Ciudad Capital de Córdoba, Argentina. Programa radial que analiza la actualidad nacional y las más diversas temáticas imaginables. Conducido por Matías Destéfanis, Ezequiel Córdoba, Fernando Oviedo, Gonzalo Fiore Viani y Melina De Bernardo. Todos los viernes, de 16 a 18 hs.

En esta entrevista hablamos de los siguientes temas: “las implicancias del Coronavirus en el tablero internacional, el uso y abuso de ciertos medios de comunicación, y los prejuicios que refuerza en relación a China, la gran potencia económica que disputa el comercio internacional con los Estados Unidos. Además hablamos sobre el escenario que se constituye a nivel geopolítico mientras el gobierno de Alberto Fernández negocia la reestructuración de la deuda con el FMI.”


Escuchar audio en: Entrevista con el especialista en Geopolítica Carlos Alberto Pereyra Mele: https://radiocut.fm/audiocut/entrevista-con-especialista-en-geopolitica-carlos-alberto-pereyra-mele/

Global Research Prof Michel Chossudovsky 

1° de marzo de 2020

La campaña publicitaria y de desinformación de los medios de comunicación sobre la propagación del nuevo coronavirus COVID-19 ha creado una atmósfera mundial de miedo e incertidumbre tras el lanzamiento de una emergencia de salud pública mundial por parte de la OMS el 30 de enero. La campaña del miedo está en curso. Pánico e incertidumbre. Los gobiernos nacionales y la OMS están engañando al público.

«Alrededor de 84,000 personas en al menos 56 países han sido infectadas, y alrededor de 2.900 han muerto», dice el New York Times. Lo que no mencionan es que el 98% de esos casos de infección se encuentran en China continental. Hay menos de 5.000 casos confirmados fuera de China. (OMS, 28 de febrero de 2020)

Por el momento, no hay una verdadera pandemia fuera de China continental.

Al momento de escribir esto, el número de «casos confirmados» en los Estados Unidos era de 64.

Un número bajo y los medios están propagando el pánico.

Mientras tanto, hay 15 millones de casos de influenza en los Estados Unidos

Datos sobre la pandemia de COVID-19:

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó el 28 de febrero de 2020, 83.652 casos confirmados de COV-19 de los cuales 78.961 están en China continental. Fuera de China, hay 4.691 «casos confirmados» (OMS, 28 de febrero de 2020)

La OMS también ha informado de 2.791 muertes, de las cuales solo 67 han ocurrido fuera de China continental.

Estas cifras confirman que la pandemia se limita en gran medida a China continental..

Además, datos recientes sugieren que la epidemia en China está firmemente bajo control. El 21 de febrero de 2020, la Comisión Nacional de Salud de China informó que 36.157 pacientes fueron designados como curados y dados de alta del hospital. (Ver gráfico a continuación). .

Los informes chinos confirman que las personas han recibido tratamiento y se están recuperando de la infección por el virus. Al mismo tiempo, el número de pacientes infectados está disminuyendo.

 .

Según la Administración Nacional de Productos Médicos de China, los hospitales están utilizando Favilavir, un medicamento antiviral, «como tratamiento para el coronavirus con efectos secundarios mínimos».

Vamos a descifrar los números.

La población mundial es del orden de 7.800 millones.

La población de China es del orden de 1.400 millones.

La población mundial menos China es del orden de 6.400  millones.

4.691 casos confirmados y 67 muertes reportadas (fuera de China) de una población de 6.400 millones no constituye una pandemia.4.691 / 6.400.000.000.

64 casos en los Estados Unidos que tiene una población de aproximadamente 330 millones no es una pandemia. (Datos del 28 de febrero): 64 / 330.000.000.

¿Por qué la propaganda? El racismo dirigido contra los chinos étnicos

Se lanzó una campaña deliberada contra China, una ola de sentimiento racista contra los chinos étnicos está en gran parte instrumentada por los medios de comunicación occidentales pero también por las agencias gubernamentales.

Guerra económica contra China.

Las estrategias estadounidenses consisten en utilizar COVID-19 para aislar a China, a pesar de que la economía estadounidense depende en gran medida de las importaciones chinas.

La interrupción a corto plazo de la economía china se debe en gran medida al cierre (temporal) de los canales de comercio y transporte.

La emergencia de salud pública mundial de la OMS se combina con la desinformación de los medios y la congelación de los viajes aéreos a China.

Pánico en Wall Street

Encabezado por la desinformación de los medios, hay otra dimensión. Pánico en los mercados bursátiles.

El temor al coronavirus ha provocado la caída de los mercados financieros en todo el mundo.

 Según los informes, se han eliminado aproximadamente U$S 6 billones del valor de los mercados bursátiles en todo el mundo. La disminución en los valores del mercado de valores hasta ahora es del orden de «15 por ciento o más».

Se han producido pérdidas masivas de ahorros personales (por ejemplo, de estadounidenses promedio) sin mencionar fallas corporativas y quiebras.

Es una bonanza para los especuladores institucionales, incluidos los fondos de cobertura corporativos. La crisis financiera ha llevado a transferencias considerables de riqueza monetaria en los bolsillos de un puñado de instituciones financieras.

En una amarga ironía, los analistas en coro han relacionado casualmente el colapso del mercado con la escalada del coronavirus en un momento en que había menos de 64 casos confirmados en los EE. UU.

No es sorprendente que el mercado haya caído porque … el virus se ha expandido tanto. … 

¿Era posible «predecir» el colapso financiero de febrero?

Sería ingenuo creer que la crisis financiera fue únicamente la consecuencia de las llamadas fuerzas del mercado, respondiendo al brote de COVID-19. El mercado fue cuidadosamente manipulado por actores poderosos utilizando instrumentos especulativos en el mercado de derivados, incluida la «venta en corto».

El objetivo no hablado es la concentración de la riqueza. Fue una bonanza financiera para aquellos que tenían «información privilegiada» o «conocimiento previo» antes de la decisión de la OMS de declarar una emergencia pública mundial el 30 de enero.

La simulación realizada en octubre titulada nCoV-2019 se realizó apenas 2 meses antes del brote de COVID-19.

El ejercicio de la pandemia de John Hopkins simuló una caída de la bolsa de «15% o más» (sección de video 0.0 – 1’2 «) que corresponde en gran medida a la caída real del mercado registrada a fines de febrero.

De hecho, muchas características del «ejercicio de simulación» corresponden a lo que realmente sucedió cuando el Director General de la OMS lanzó una emergencia de salud pública mundial el 3 de enero de 2020.

Lo que debe entenderse es que los patrocinadores del «ejercicio de simulación» de John Hopkins son actores poderosos y conocedores, respectivamente, en las áreas de Salud Global (Fundación Gates) y Economía Global (FEM).

También vale la pena señalar que la OMS inicialmente adoptó un acrónimo similar (para designar el coronavirus) al del Ejercicio de la pandemia de John Hopkins (nCoV-2019) antes de cambiarlo a COVID-19. .

La corrupción y el papel de la OMS

¿Y qué motivó al Director General de la OMS, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, a declarar el coronavirus nCoV-2019 como una «Emergencia de Salud Pública de Preocupación Internacional (PHEIC)» el ​​30 de enero cuando la epidemia se limitó en gran medida a China continental? .

La evidencia sugiere que el Director General de la OMS, Tedros, estaba sirviendo los intereses de poderosos patrocinadores corporativos.

Según F. William Engdahl, Tedros había establecido una relación duradera con los Clinton y la Fundación Clinton. Tenía lazos cercanos con la Fundación Bill y Melinda Gates.

Junto con el Foro Económico Mundial de Davos (WEF), la Fundación Gates fueron los patrocinadores del «ejercicio de simulación» nCoV-2019 de John Hopkins de octubre de 2019. .

“Como ministro de salud, Tedros también presidiría el Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria, cofundado por la Fundación Gates. El Fondo Mundial ha estado plagado de escándalos de fraude y corrupción.

    «Durante la campaña de tres años de Tedros para ganar el puesto de la OMS, se le acusó de encubrir tres epidemias importantes de cólera mientras era ministro de salud en Etiopía, calificando los casos como» diarrea acuosa aguda «(AWD), un síntoma de cólera, en un intento de minimizar la importancia de las epidemias, cargos que él negó «(Engdahl, op. cit.)

El Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ordenó una campaña masiva de vacunas. Numerosas compañías farmacéuticas ya están trabajando en el desarrollo de una vacuna.

A este respecto, vale la pena recordar la estafa de la OMS durante el mandato de su predecesora, la Dra. Margaret Chan, quien declaró en relación con la pandemia de gripe porcina H1N1 2009 que:

     «Los fabricantes de vacunas podrían producir 4.900 millones de vacunas contra la gripe pandémica por año en el mejor de los casos», Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), citada por Reuters el 21 de julio de 2009, énfasis agregado)

No hubo una pandemia de H1N1 en 2019. Fue una estafa para ganar dinero según lo revelado por el Parlamento Europeo.

¿Cuál es la próxima fase de la pandemia de COVID-19? ¿Es falso o es real?

  La campaña de propaganda contra China no ha terminado.

  Tampoco lo es la «pandemia de miedo» fuera de China.

Además, la crisis financiera está en curso.

    Si las relaciones comerciales y de transporte (EE. UU. Y China) normales no se restablecen debidamente, se pondrá en peligro el envío de bienes de consumo «Hecho en China» exportados a Estados Unidos. Esto, a su vez, podría desencadenar una gran crisis en el comercio minorista en los EE. UU., Es decir, los productos básicos «Hecho en China» constituyen una gran parte del consumo mensual de los hogares.

    Desde el punto de vista de la salud pública, existen perspectivas favorables para eliminar el COVID-19 en China. El progreso ya ha sido    reportado.

    Para el resto del mundo (que actualmente tiene aproximadamente 3000 casos confirmados, 28 de febrero de 2020), la pandemia de COVID-19 está en curso.

La campaña de vacunación masiva de la OMS (mencionada anteriormente) fue debidamente confirmada por el Director General Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus el 28 de febrero:

    “… También se está trabajando en vacunas y terapéutica. Más de 20 vacunas están en desarrollo a nivel mundial, y varias terapias están en ensayos clínicos. Esperamos los primeros resultados en unas pocas semanas ”(énfasis agregado)

Huelga decir que esta decisión de la OMS es otra ganancia financiera inesperada para los cinco grandes productores de vacunas: Glaxo-SmithKline, Novartis, Merck & Co., Sanofi, Pfizer, que controlan el 85% del mercado de vacunas. Según CNBC:

    Estas compañías se lanzaron a la carrera para combatir el mortal coronavirus, trabajando en programas de vacunas o medicamentos. … Sanofi se está asociando con el gobierno de EE. UU. para desarrollar una vacuna contra el nuevo virus, con la esperanza de que su trabajo en el brote de SARS de 2003 pueda acelerar el proceso. El negocio de vacunas de Merck generó $ 8.4 mil millones de ingresos en 2019, el segmento ha estado creciendo a un ritmo tasa anual del 9% desde 2010, según Bernstein.

    Glaxo-SmithKline dijo este mes que se está asociando con la Coalición para las Innovaciones de Preparación Epidémica [CEPI] para un programa de vacuna. … CEPI se fundó en el Foro Económico Mundial (FEM) en 2017.

CEPI es la organización clave, que está programada para desempeñar un papel central en el desarrollo de una vacuna COVID-19.

De importancia, CEPI se fundó en Davos en 2017, la Fundación Bill y Melinda Gates, el Wellcome Trust (Fundación Británica Multimillonaria Humanitaria) y el Foro Económico Mundial (FEM). Los gobiernos de Noruega e India se han comprometido a proporcionar fondos al CEPI del cual son miembros.

Tanto la Fundación Gates como el WEF fueron socios en el Ejercicio de Simulación de Pandemia de la Seguridad Nacional John Hopkins de octubre de 2019 nCoV-2019. Y ahora lideran la campaña mundial de vacunación para frenar el COVID-19.

Observaciones finales

Si bien COVID-19 (alias nCoV-2019) constituye una bonanza corporativa multimillonaria para Big Pharma, también ha contribuido a precipitar a la humanidad en un proceso global peligroso y en desarrollo de desestabilización económica, social y geopolítica.

El artículo completo en ingles con fotos, videos tablas y gráficos se encuentra en el sitio canadiense Global Research para quien le interese

Un excelente artículo de Bhadrakumar sobre el mundo posoccidental que se vislumbra en el foro noratlantista de la Conferencia de Seguridad de Múnich celebrada en la ciudad bávara hace 10 días. Conceptualmente en la misma dirección, va el artículo de Jalife Rahme aparecido en Sputnik el 21/02 titulado «Mundo posoccidental de la Conferencia de Seguridad de Múnich contra China y Rusia», La conferencia mostró la fractura de EEUU con Francia y Alemania y la pérdida de rumbo de la OTAN. Sugerente fue el comentario del embajador alemán Wolfgang Ischinger, uno de los jerarcas de la Conferencia , «podemos entonces estar al borde de la era posoccidental, en la que actores no-occidentales reconfiguran los asuntos internacionales, seguido aun en detrimento de precisamente aquellos marcos multilaterales que formaron el cimiento del orden internacional liberal desde 1945».  Sin dudas el centro de gravedad económico y político en el orden mundial y la ecuación de poder resultante se está alejando inexorablemente de occidente. A. Mitre Dossier Geopolitico

Un mundo que ya no está formado por las potencias atlánticas por M. K. BHADRAKUMAR

La conferencia anual de seguridad de Munich la semana pasada (14-16 de febrero) resultó ser un evento icónico, comparando con el que se celebró en la misma ciudad bávara el 10 de febrero de 2007, donde en un discurso profético el presidente ruso Vladimir Putin había criticado al mundo orden caracterizado por la hegemonía global de los Estados Unidos y su «uso casi incontenible de la fuerza en las relaciones internacionales».

Si el discurso de Putin en Munich fue profético sobre una nueva Guerra Fría entrante y el aumento de las tensiones en las relaciones de Rusia con Occidente, trece años después, en el evento de la semana pasada, fuimos testigos de los lazos transatlánticos que se desarrollaron a través de las dos guerras mundiales en El siglo pasado y florecido en un sistema de alianza de pleno derecho han llegado a una encrucijada.

Grietas profundas han aparecido en la relación transatlántica. En un discurso de apertura extraordinario, el presidente alemán Frank-Walter Steinmeier, una excelencia de la diplomacia europea, acusó a Washington de «rechazar la idea de una comunidad internacional».

Steinmeier reconoció que no hay retorno a los días felices de una estrecha asociación transatlántica, ya que Europa y los Estados Unidos se están alejando el uno del otro. Advirtió: «Si el proyecto europeo falla, las lecciones de la historia alemana se pondrán en tela de juicio».

Dicho esto, Steinmeier tampoco defendió que Europa pudiera hacerlo solo. Más bien, «solo una Europa que pueda y quiera protegerse de manera creíble podrá mantener a los Estados Unidos en la alianza».

Pero lamentó que «Europa ya no es tan vital para los EE. UU. Como solía ser … Debemos protegernos de la ilusión de que el interés cada vez menor de los Estados Unidos en Europa se debe únicamente a la administración actual … Porque sabemos que este cambio comenzó hace un tiempo y continuará incluso después de esta administración «.

El tema de la independencia europea (Europa convirtiéndose en un poder soberano, estratégico y político) fue también el leitmotiv de un discurso del presidente francés Emmanuel Macron, quien trajo un dinamismo raro al debate europeo, luchando enérgicamente por una política exterior y de seguridad europea común. Los responsables políticos alemanes han firmado un amplio acuerdo con la idea de Macron de que Europa debe hacerse cargo de su propio destino.

En contraste, el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, había insistido anteriormente en que la conversación sobre la desaparición de Occidente es «extremadamente exagerada» y, de hecho, «Occidente está ganando». Estamos ganando colectivamente. Lo estamos haciendo juntos «.

Mientras tanto, dos subtramas que siguieron apareciendo en las discusiones fueron, una, la relevancia continua del multilateralismo en el sistema internacional y, dos, una profunda ansiedad por el entorno de seguridad global actual.

Steinmeier enmarcó las preocupaciones con dureza, diciendo: «La idea de comunidad internacional no está pasada de moda», y agregó que «retirarse a nuestros depósitos nacionales nos lleva a un callejón sin salida, a una edad oscura».

En general, estos fuertes intercambios entre los europeos y algunos de la delegación estadounidense confirmaron, más que nunca, la debilidad y la desunión de Occidente. Un informe en el Político con fecha de Munich señaló: «Las dos partes no están muy separadas en las grandes preguntas que enfrenta Occidente (amenazas de Rusia, Irán, China), están en universos paralelos».

Una cuestión importante que dividió a Munich fue China. Ni Pompeo ni el secretario de Defensa, Mark Esper, dejaron ninguna duda de que Washington considera que China es una fuerza nefasta en el mundo, que representa una amenaza significativa a largo plazo. Pero esa opinión no es compartida por muchos países de la UE. La pregunta subyacente es qué postura debería adoptar la alianza occidental hacia China, que es fundamental y tiene consecuencias de largo alcance. Europa está profundamente preocupada por las consecuencias que el rechazo de Beijing tendría sobre el comercio y la inversión.

En la conferencia se hizo evidente que no había aceptación de la petición de Pompeo de que China es el nuevo enemigo. Su advertencia contra la participación de la compañía tecnológica china Huawei en el próximo lanzamiento de 5G se encontró con un silencio pedregoso por parte de los aliados europeos. La política hacia China podría surgir como la mayor división transatlántica.

¿Puede Occidente recuperar su influencia? El quid de la cuestión es que con la disminución de la riqueza material y la decadencia de los valores morales, la capacidad de influencia se ha reducido. Y la forma de organización económica de Occidente ya no es tan atractiva como lo era antes. Además, con el auge de China, el rápido desarrollo de la India y el resurgimiento de Rusia, se está formando una nueva dinámica del poder global.

A medida que estas y otras potencias emergentes crecen en fuerza, se acelerará una dispersión de poder e influencia, y es poco probable que Occidente recupere la influencia preponderante que ejerció en la era posterior a la Segunda Guerra Mundial.

Este drenaje de influencia podría disminuir si solo un «nuevo Occidente» liderado por Europa que combinara poder y valores se extendiera a potencias como India o Japón para construir alianzas globales. Pero una gran laguna radica en el desprecio de los Estados Unidos hacia el multilateralismo y un orden basado en reglas.

Del mismo modo, el impulso de Washington por las compensaciones para avanzar en sus confrontaciones unilaterales, ya sea con Rusia y China o Irán y Venezuela, no logran llegar a un acuerdo con sus principales socios occidentales, la mayoría de los cuales son reacios a cualquier forma de confrontación, al menos todos con Beijing.

«No podemos ser el socio menor de los Estados Unidos», dijo Macron, citando fracasos recientes en la política de desafío de Occidente. Claramente, las divisiones internas afligen a Occidente y es difícil ver cómo se pueden superar.

En el mejor de los casos, pueden aparecer coaliciones voluntarias dentro y entre los estados occidentales sobre temas específicos. Pero incluso entonces, Occidente puede, en el mejor de los casos, desacelerar su declive relativo, pero no revertirlo.

El meollo del asunto es que el centro de gravedad económico en el orden mundial y la ecuación de poder global resultante se está alejando inexorablemente de Occidente, mientras que, por otro lado, ya no hay un «Occidente» que esté unido por principios, valores y políticas.

EL MUNDO FRENTE A LA GLOBALIZACIÓN: Una batalla por otra civilización

  La geopolítica en torno al Corona Virus

Wim Dierckxsens, Walter Formento, Febrero 28, 2020.

Introducción

En el nuevo milenio del 2000, se observa el ascenso constante de la participación de EEUU, y también de la Unión Europea, en la inversión extranjera directa (IDE) en China a costa de Hong Kong, Taiwán y Japón. Microsoft entró en el mercado chino en 1992 y luego entraron otros gigantes, particularmente aunque no exclusivamente, las corporaciones tecnológicas de la información y comunicación como Facebook, Amazon, Apple, Alphabet, Netflix, Google (los FANG), Intel, Oracle, IBM, Cualcomm, PayPal, Cisco, entre otros. En el periodo 1990 y 2017 las empresas globales, de origen estadounidenses, invirtieron más que 250 mil millones de dólares en China sobre todo en tecnologías de la información y comunicación.

A la par de las transnacionales globales, se desarrollan también los gigantes conglomerados nacionales chinos (que denominamos Pekín). Hace años que China compite en casi todos los sectores de alta tecnología con las empresas globales procedentes particularmente de Norteamérica. A principios de este milenio, Estados Unidos exportaba tres veces más que China en productos tecnológicos a los mercados mundiales. Con el tiempo, Estados Unidos se convirtió en un importador masivo de productos tecnológicos hechos en China que antes producía en tierra propia, generando una balanza comercial cada vez más negativa.

En la actual década, los estadounidenses solo mantienen un amplio liderazgo en los sectores compuestos por la industria automotriz y la aeronáutica. Desde 2010, Pekín asumió el liderazgo de las exportaciones, superando a las transnacionales ‘norteamericanas’ en renglones como información y comunicación. Asimismo, acaba de igualar las ventas de instrumentación científica y está cerca de emparejar las ventas de plantas de generación de energía. Hoy Pekín es uno de los fabricantes más grandes del mundo de productos de alta tecnología como robots industriales, chips y máquinas herramienta. Los titanes estadounidenses ven cada vez más complicada la competencia con los gigantes chinos.

Inexorablemente, año tras año desde el comienzo del milenio, la participación de los Estados Unidos en la economía mundial se reduce mientras que China aumenta. China ya es el centro clave de la economía global y el principal socio comercial de casi 130 naciones. El único competidor económico de los Estados Unidos está ocupado volviendo a integrar la mayor parte del mundo a una versión totalmente interconectada del siglo XXI de un sistema comercial que estuvo en su apogeo durante más de un milenio: las Rutas de la seda euroasiática. China supera en gran medida a los EEUU en las solicitudes de patentes y produce al menos 8 veces más graduados de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemática (STEM por sus siglas en inglés) al año que los Estados Unidos ganando el estatus de principal contribuyente a la ciencia global.

https://www.aporrea.org/imagenes/2019/10/nuevo_frente_de_la_gran_guerra.png

Después de la crisis global de 2007-08, hay una aceleración de los volúmenes de las IDE (Inversiones Extranjeras Directas) de China hacia el mundo que revela la decisión de la internacionalización de empresas chinas, el aumento de la inversión china en la economía de otros países y la decisión estratégica. Lo anterior mucho tiene que ver con el desarrollo de un sistema de instituciones financieras diferentes al de Bretton Woods y la denominada Nueva Ruta de la Seda –NRS-. Esta iniciativa NRS está asociada a las políticas de inversión regional de “Ir al Oeste”, en el propio territorio chino, y ha evolucionado hasta incluir acuerdos y proyectos de conectividad por construcción de infraestructura con Europa, Asia, África y América Latina, principalmente en energía, alimentos, minerales y transporte comercial. La NRS incluye acuerdos con organizaciones ya establecidas entre China y otros países hacia un mundo multipolar. En primer lugar, estaría el impulso a la mayor internacionalización del yuan como moneda para transacciones de capital.

En el cuadro geopolítico de hoy, tenemos que las fuerzas del capital financiero globalizado procuran imponer un Estado global con su propia moneda global y concretamente una cripto-moneda. El Estado global se plantea por encima de las naciones y de la Organización de las Naciones Unidas -ONU-, incluso por encima de EEUU. Con una fuerza militar propia basada en la OTAN, pero nutrida de fuerzas (a menudo mercenarias) provenientes de todas las naciones y pueblos como ya es realidad y sucede en general. Los globalistas quieren otro sistema monetario internacional (economic reset), sin embargo, también lo quiere el multipolarismo China-Rusia-India-Sudáfrica-Sudamérica. China es el principal acreedor de EEUU debido a su enorme superávit en la balanza comercial que tiene con  esta nación. Desde 2013, China ha parado de acumular bonos del Tesoro norteamericano e incluso disminuyó su tenencia y los vende en dólares para comprar oro. 

Cuanto más tiempo Trump permanezca en la presidencia, más opciones tiene la China multipolar para avanzar con su proyecto multipolar. Trump apuesta a otro período presidencial más y, de lograrlo, podrá ayudar a parar nuevamente a las fuerzas globalistas en su delirio oligárquico-belicista y el mundo podría estar a salvo nuevamente de una conflagración mundial. El fracaso de los demócratas-globalistas en el impeachment ( iniciativa de destitución) contra Trump les ha dejado en un estado de desesperación y, más aún, la cada vez más probable candidatura a la presidencia de Sanders por los demócratas los deja sin candidato propio del Partido Demócrata, y el muy probable triunfo de Trump que se avizora en noviembre de 2020, quien no solo ha superado toda trampa y todo golpe de estado desde que asumió en 2017, también ha logrado posponer en el tiempo la inevitable crisis económica que hubiera afectado negativamente su campaña electoral.  

El Nuevo Corona Virus como vehículo geopolítico

El Nuevo Coronavirus, que oficialmente se denomina “COVID-19, ya ha tenido un gran impacto mundial. Debido en buena medida gracias a los grandes medios de comunicación del capital financiero globalista (CNN, BBC, Deutsche Welle, Washington Post, New York Times, AFP, AP, etc.). 

Apple fue el causante del primer pánico cuando anunció que esperaba una baja en sus ganancias debido al cierre de la producción en China relacionado con el coronavirus. China representa un 30% de la producción mundial y se esperaba la quiebra de muchas empresas en China a menos que sean rescatadas por el gobierno (que sin lugar a dudas lo hará) tendrían efectos graves en la propia economía china y más allá.  En una época globalizada los efectos se dan en cadena de valor más allá de las fronteras chinas, por lo que se estimaba una baja en el comercio mundial de 600 mil millones de dólares. 

El objetivo claramente es causar angustia entre inversores en torno a  las bolsas de valores en el mundo con el objetivo de generar una gran crisis mundial, dejando colapsar las burbujas privadas (de vivienda, autos, etc.), públicas y empresariales. Esta mega-crisis ya estaba en el aire desde que Trump fue electo en 2017 y los globalistas no lograron provocar su estallido hasta ahora ni sacar a Trump de la casa Blanca por motivos ampliamente abordados en trabajos anteriores nuestros. El corona virus vendría a brindar una nueva oportunidad para causar la “crisis” en plena campaña electoral, que pueda ser “instrumentada” para evitar la reelección de Trump.   

Aparecieron y aparecerán muchas noticias y artículos sobre el impacto mortal que tendría la pandemia a escala mundial, aparentemente para generar una situación de pánico mundial. Todo el complejo de medios de comunicación globalista (CNN; BBC; Deutsche Welle, etc.) repetía hasta el cansancio que Beijing -Pekín- estaba «mintiendo» y perdiendo el control sobre la epidemia y su economía. Con “racismo” incluso acusaban al propio BRI (La Nueva Ruta de Seda) de ser una pandemia y que era «imposible de poner a China en cuarentena». Cuando China parecía lograr tener el control sobre la pandemia aparecen como “salidos del infierno” casos en cada vez más países fuera de China, en primer lugar en el Lejano Oriente: Japón y  Corea del Sur y luego siguiendo la Ruta de la Seda vía Irán a Italia. La OMS informó el 25 de febrero que unas 77 mil personas habían sido afectadas por el virus con 2.600 muertos, pero que Pekín aparentemente ya lo tenía bajo control. 

Para hacerlo más impactante aún y crear así pánico a nivel mundial comienzan a inventariar los casos esporádicos en el mundo entero, como si ya tuviéramos una pandemia a escala mundial. Brasil, Grecia, Pakistán  confirman su primer caso, Kuwait, Irak, Bahréin y Libano confirman posibles casos, Finlandia el segundo caso y Francia incluso un segundo muerto. Se difunde que Reino Unido planea hacer pruebas al azar en la población con síntomas parecidas al coronavirus. En el mismísimo EEUU, donde aparente y curiosamente, a estas alturas aún no se han reportado casos más allá de las personas que estuvieron en un crucero, los demócratas están politizando el virus pidiendo que Trump destine 8.5 mil millones de dólares para evitar la pandemia en su país. El presidente en cambio es de la opinión que basta 2.5 mil millones de dólares.

Es impresionante toda la publicidad que recibe la ´pandemia´ y, más aún, cuando sabemos que según cifras de la OMS mueren hasta 650.000 personas al año (54.000 al mes) por enfermedades respiratorias relacionadas con la gripe estacional. Aparentemente nada pasa en el mundo para las plataformas globales de comunicación cuando esto sí sucede año tras año. Lo anterior no deja duda que se trata no tanto de una epidemia, sino de toda una campaña comunicacional y política, y en nuestra opinión, con el objetivo de acelerar el estallido de una crisis financiera y general en el mundo, que ya venía en desarrollándose desde fines de 2018.

Las grandes plataformas de comunicación nos informan segundo a segundo sobre el mal humor, los nervios y los subes y bajas en las bolsas de valores en el mundo y los inversionistas presionan a los medios de comunicación para impulsar el pánico. Sin embargo, los movimientos en la bolsa nunca son lineales y si comparamos la actual caída en la bolsa, ésta nada tiene de diferente a los movimientos que se observaron en el año 2019, como puede verse en el Grafico N°1

¿No han podido salirse con la suya? Las cuatro grandes empresas tecnológicas globalistas (Facebook, Apple, Amazon y Microsoft) comprenden el 11% del Mercado bursátil y las acciones de las corporaciones FANG bajaron en total por un monto de 350 mil millones de dólares en 6 días y no han logrado que bajasen críticamente sus acciones al venderlas. Se habla de porcentajes históricos cuando en realidad no pasan del 10%. Según el Wall Street Journal Almanac de 1999 hubo bajas de 22% en un día el 19 de octubre de 1987. Esta situación demanda una explicación.

Graham Summers analiza y observa que hay 5 MAGA (Make America Great Again) inversionistas que compran dichas acciones a toda costa al saber que harán fortuna durante el Segundo período de Trump. Así han logrado hasta ahora evitar que los cuatro globalistas (Microsoft, Apple Amazon y Facebook) logren manipular la bolsa a su antojo. Por lo demás, Trump hará lo imposible para que la Reserva Federal (FED) intervenga masivamente para que la bolsa no colapse mientras esté en campaña electoral. Una nueva baja en la tasa de interés está a la vista.

Grafico N°1:

https://www.silverdoctors.com/wp-content/uploads/2020/02/GPC225202.jpg

El mundo frente a los globalistas: una batalla por otra civilización

El capital financiero globalista (a menudo llamado “Los Mercados”) tiene un solo objetivo: provocar el máximo de sufrimiento con la crisis económica para llegar luego con la gran solución, crear un nuevo sistema monetario por sobre de las naciones –supranacional- e incluso por encima de EEUU. Es más, solo entregarán la vacuna para resolver el corona virus cuando se esté en el peor momento del pánico, para de nuevo aparecer como salvadores de una guerra biológica de la que son parte y no dejan de tener responsabilidad. 

Nos preguntamos qué es lo que podrían hacer los bancos centrales en el mundo si la crisis se acentúe. Sabemos que los bancos centrales ya se encuentran con una situación de tasas de interés al cero por cuento e incluso negativa, por lo tanto ya no tendrían mayores márgenes en una gran crisis económica. En China (Hong Kong) ya comenzaron con el llamado ´helicopter money´ (dinero-por-helicóptero), entregando a la población dinero para que ésta pueda seguir haciendo sus compras ante el ´cierre temporal´ de sus lugares de trabajo. Los bancos en China continental han sido instruidos de prestar dinero a las pequeñas empresas y apoyarlas para prevenir su quiebra. 

Y lo que puede hacer China con su planificación centralizada inspirará a los gobiernos de occidente a hacerlo también. En Italia el gobierno ya planteó el recorte de los impuestos ante la caída de los ingresos. En EEUU de seguro se planteará como una de las primeras medidas, la condena de la deuda estudiantil. Podríamos llegar al ´momento Draghi´ incluso: que los bancos centrales compren, a falta de otros instrumentos, hasta las acciones de las grandes empresas con problemas de pago para evitar un colapso completo y dar confianza a la economía. Ya hemos visto en trabajos anteriores que la economía capitalista occidental ya no es capaz de reconectar la inversión con la economía real o productiva, a menos que “renuncie” a la ganancia. Lo que comienza como trabajo de ´bomberos en helicóptero´ se torna luego política. ¿No estamos llegando con ello al inicio de una economía planificada, que ya no se deja regular más por las leyes del mercado? 

El hecho es que el liderazgo de Beijing –Pekín- ha tenido que lidiar ya con guerras biológicas graves: una epidemia de gripe porcina, luego una de gripe aviar y ahora el coronavirus, que prácticamente apagó la mitad de China. Los grandes medios divulgan que la economía está paralizada pero no entienden porque entonces la contaminación del aire por emisiones de carbón continúa dándose. Aparentemente hay una contradicción en la información que no divulgan. Desde el punto de vista de la inteligencia china, el cóctel tóxico actual simplemente no puede atribuirse a solo una serie aleatoria de coincidencias. Beijing tiene motivos en serie para conectar esta extraordinaria cadena de eventos como parte de un ataque coordinado de una Guerra Biológica de amplio espectro contra China. El Dr. Francis Boyle, profesor de derecho internacional de la Universidad de Illinois y autor, entre otros, de Biowarfare and Terrorism, es el hombre que redactó la Ley Antiterrorista de Armas Biológicas de Estados Unidos de 1989. El mismo Dr. Boyle afirma: “todos estos laboratorios BSL-4 de Estados Unidos, Europa, Rusia, China e Israel están allí para investigar, desarrollar y probar agentes de guerra biológica. 

La Universidad de Harvard es uno de los principales actores en este escándalo. En su trabajo conjunto con ONG´s y laboratorios chinos han juntado muestras de DNA de centenares de miles de chinos y los han llevado a EEUU para seguir experimentando sobre ellos. De ahí salieron varios virus corona, patentados al menos uno de ellos por Bill Gates de Microsoft. El actual corona virus afecta especialmente a personas con las particularidades del DNA de la población china. Es difícil de creer que el virus sea un producto propiamente chino. Este poder destructivo está en manos de pocos y la revelación para el público de que estamos ante una guerra biológica planificada, nos lleva a preguntarnos sobre la reacción probable, que será de una indignación generalizada y una acción colectiva para parar este asalto a la humanidad. 

Serán las corporaciones globalistas más grandes como Microsoft, Apple, Facebook y Amazon, con sus grandes plataformas de comunicación global, las que entren en evaluación universal como el gran peligro para la humanidad, donde incluso cada vez menos personas confían en la opinión de estos medios. Podría incluso haber llegado la hora, si bien no aun de nacionalizarlos, pero si de subordinarlos a instancias públicas que velen por el bien de la humanidad. Estamos en otras palabras ante un punto crucial en la historia: O los globalistas se salen con la suya, imponen sus intereses y negocios, y, por lo tanto, toda la humanidad sucumbe; O se abre un nuevo camino hacia una Humanidad que tome en sus manos su destino, resultante de un Dialogo de Civilizaciones.

Bibliografía consultada

Wim Dierckxsens, Walter Formento, Andrés Piqueras, Crisis mundial 2020 y transición al postcapitalismo, 17/02/2020

Pepe Escobar. No Weapon Left Behind, The American Hybrid War on China, www.silverdoctors.com, 23 de febrero de 2020 

Graham Summers, No Sign Of A Stock Market Crash, Stocks Close To Buy Zone, GainsPains&Capital, 25 de febrero de 2020 

Arkadiusz Sieron, Gold Is Taking On $1,700, But Coronavirus Is Slowing In China And Fears May Be Overblown, www.silverdoctors.com. February 24, 2020 

 Gary Barnett, The US Is World Leader In Bio-Weapons Research, Production, & Use Against Mankind, Zero Hedge, 22 de febrero de 2020

Zhao YandongZhang Wenxia, and Prof Michel Chossudovsky, Harvard Genetic Research Team Collected and Transferred China Blood and DNA Samples Back to the US, Global research, Canada.

Gary Barnett, The US Is World Leader In Bio-Weapons Research, Production, & Use Against Mankind, Zero Hedge, 22 de febrero de 2020

Chris Martenson, FIRELINE HAS BEEN BREACHED…ARMED POLICE AND THE MILITARY TO ENFORCE A STRICT QUARANTINE. Zero Hedge, 23 de febrero de 2020

Bill Blain, Is This The Global ‘Draghi’ Moment?, Zero Hedge 24 de febreor de 2020

Zero Hedge, Trump ‘Furious’ At Rogue Bureaucrats Who Let Coronavirus Patients Fly Home Without Telling Him, 23 de febrero de 2020  

Cao Shiyang  (Traducción Sebastián Tepedino) – Especial para Espacio Estratégico que dirije el Cnel Carlos Pissolito -Miembro de DG- quien autoriza la publicación en Dossier Geopolitico DG

COMENTARIO INTRODUCTORIO DEL TRADUCTOR
     Los hechos acaecidos que sacuden a China continental desde fines de diciembre del 2019, producto del reciente brote de Coronavirus (COVID-19) basado en la Ciudad de Wuhan, Provincia de Hubei — y en momentos en los que la Comunidad Internacional y la OMS (Organización Mundial de la Salud) sopesan el riesgo de una Pandemia del alcance global debido a la rápida propagación del virus — nos impele a revisar una temática que comienza -cada vez más- a tener recurrencia en las aulas militares. Numerosos estudios provenientes de China, del ámbito académico, científico y del estamento militar, así como otros tantos provenientes del mundo occidental, coinciden en asignar importancia, prioridad y una cuota de sensibilidad al campo de la biotecnología, bioingeniería,, el campo  genético y biológico debido a su potencial capacidad de aplicación militar: la noción irrestricta de la guerra estipula la cosmovisión oriental para librar y lidiar con la guerra en ambientes operacionales complejos, es decir, bajo condiciones de alta tecnología o en condiciones de informatización, en los cuales se pueden plegar elementos como la biotecnología, la biología y la genética, en su libro «La Próxima Bala» Guo Jiwei, oficial del Ejército Popular de Liberación, Médico y Profesor de la Tercera Universidad Médica Militar nos cuenta que los estados multiplican sus esfuerzos para desarrollar, combinar y modificar armas biológicas, genéticas, y étnicas que podrían barrer con la humanidad entera arrojándonos al borde del abismo, casi en consonancia con lo que dijera Alvin Toffler en «The Shock of Future», «…El tiempo corre y nos aproximamos a un Hiroshima Biológico…», colocándonos en el umbral de la fílmica y apocalíptica «extinción humana» (人类灭绝 – renlei miejue). que tantas veces hemos visto en producciones de Hollywood. En una entrevista, el Profesor Yang Huanming, secretario general del proyecto «Genoma Humano» apreció lo siguiente: «…Incluso nuestro pequeño laboratorio puede hacer combinaciones, sería terrible vincular el virus del HIV con la Influenza, algunos con cierta razón acotan que el mundo no se destruye en manos de unos pocos renegados que se despertaron odiando al mundo, sino que se destruye en manos de los cientificos…».

         Por lo antes expuesto, y en virtud de que de acuerdo a las concepciones militares chinas la Biotecnología podría convertirse en una de las «nuevas alturas del mando estratégico», traigo a colación un artículo muy interesante publicado en el «People Liberation Daily» del año 2017, firmado por Cao Shiyang.

CÓMO LAS ARMAS GENÉTICAS AFECTARÁN EL FUTURO DE LA GUERRA

       Según lo publicado en el portal Xinhua.net el 30 de octubre, el Presidente ruso Vladimir Putin confirmó a los medios la existencia de organizaciones estatales destinadas a recolectar muestras biológicas rusas con intenciones desconocidas. Esta declaración explosiva fue rápidamente levantada por la prensa oral y escrita rusa. Los medios rusos informaron de inmediato que la Fuerza Aérea de EEUU compulsó con los rusos en una licitación para la adquisición de muestras biológicas. los expertos de Moscú han destacado que las muestras rusas se pueden utilizar para desarrollar y fabricar armas biológicas en el futuro, por lo que tales actividades de recolección deben ser permanentemente monitoreadas. El Comando de Educación y Entrenamiento de la USAF aclaró a los medios rusos el 31 de octubre que el «Centro de Monitoreo Molecular Avanzado» perteneciente a la unidad médica más grande de la Fuerza Aérea de EEUU y la 59° Unidad Médica, efectivamente recolectaron muestras biológicas rusas, pero con fines analíticos y no con el objetivo de desarrollar armas bioquímicas.

     El concepto de ARMAS GENÉTICAS se refiere básicamente a la modificación del código genético de los microorganismos patógenos  a través de tecnologías de edición genética, de resultas de ello, la nueva generación de armas biológicas desarrolladas en laboratorios de bioseguridad, puede atacar al enemigo desde el nivel genético. En términos simples y precisos, la tecnología de edición de genes es equivalente a un «gen tijera» capaz de «empalmar» fragmentos de genes de un organismo a otro organismo de acuerdo a los designios subjetivos de quien los manipule, cambiando así, sus características fisiológicas. de este modo, las ARMAS GENÉTICAS modifican los genes para obtener nuevos microorganismos patógenos, invalidando así, el banco de vacunas de la otra parte. Por lo tanto, las agencias de inteligencia de EEUU han catalogado a las tecnologías de edición genética como potenciales armas de destrucción masiva.
La letal bomba del «Bio-átomo» Umbrella, Racoon City, T-Virus…..estos nombres cotidianos y usuales del famoso juego de video constituyen un mundo de contexto virtual desgarrado por las armas biológicas sin control, decenas de centros genéticos, centros de bioingeniería, involucrados en la investigación y desarrollo, laboratorios encubiertos y secretos. por un impasse en los controles, los expertos y científicos se convierten en «zombies» sedientos de sangre debido a la letalidad infecciosa del virus. una vez que las personas son mordidas y rasguñadas, la cadena de la humanidad será inficionada por dicho virus propagándose una y otra vez ante cada contacto.

     Apelando a la memoria, de hecho, desde las armas biológicas en Alemania durante la Primera Guerra Mundial, hasta el arsenal de armas biológicas sin precedentes de la Unión Soviética durante la Guerra Fría, pasando inclusive por la Unidad 731 del Japón durante la Segunda Guerra Mundial, cada segmento de la historia de la guerra biológica se torna inevitablemente penoso. Desde principios del S.XXI la enseña tremolante de la tecnología de edición genética se ha desarrollado vigorosamente, el mapa del genoma humano se ha completado exitosamente, mientras que la investigación sobre las armas biológicas ha entrado en la era de las armas genéticas, pudiéndose suscitar en la eventualidad, una versión realista de la «crisis bioquímica»
    Desde los albores de la década de 1970 extendiéndose hasta la década de 1980, el rápido crecimiento y desarrollo de la genética molecular brindó una nueva mirada sobre el asunto y permitió desarrollar armas genéticas. Es dable considerar que al ceñirnos estrictamente a dicho concepto, el arma genética se basa en la recombinación de ADN, que es el portador de información genética, mediante los arbitrios de la ingeniería genética moderna, se puede lograr la separación y recombinación de genes para obtener un ADN compuesto. Partiendo de dicha base, la transferencia de genes se puede vectorizar por medio de microorganismos, creando armas biológicas que alteran el material genético.

    Debido a que las armas genéticas se componen de nuevos virus y bacterias que han sido «eliminados», sólo su diseñador conoce sustancialmente su código genético, y es difícil para la otra parte descifrar y desarrollar una nueva vacuna para combatirlo. Incluso con la biblioteca de vacunas actualizada, todavía hay un flujo constante de nuevas armas genéticas «listas para usar». La velocidad de desarrollo de vacunas no debe seguir el ritmo de la «infección». Tamaña «competencia» brillante y oscura obviamente es extremadamente perjudicial para el los esfuerzos por medir y contrarrestar esto.

     Con el avance y desarrollo del panorama genómico, se ha logrado descubrir secuencias genéticas completas de múltiples y múltiples  microorganismos patógenos, considerados como «iniciadores» de la próxima «crisis bioquímica». Mientras los avances en los códigos genéticos estén a la orden del día, no es muy difícil imaginar su reconversión en bombas de «Bio-átomos» de gran letalidad.

Lograr objetivos militares sin movilizar a ni un solo soldado
 Al igual que con las armas biológicas tradicionales, las armas genéticas tienen las características de porte y tamaño pequeño, bajo costo y no dañan los materiales no vivos. Los usuarios no necesitan movilizar sus tropas, siempre y cuando sus unidades estén dotadas de armas genéticas y puedan esparcirlas dentro de las áreas del enemigo a través de medios artificiales, aviones, misiles y otros medios difusores, se pueden lograr objetivos militares. Obviamente, las armas genéticas tienen muchas ventajas incomparables en comparación a las de las armas biológicas tradicionales.
   En primer lugar, las armas genéticas son más contagiosas y letales. Por ejemplo, al transferir un fragmento de gen con una fuerte capacidad reproductiva, la capacidad de reproducción y propagación de una bacteria mortal se puede incrementar varias veces; al transferir un fragmento de gen con una fuerte capacidad patogénica, la tasa de mortalidad se puede ampliar en consideraciones dables a una escala aproximada del 100%. En segundo lugar, las armas genéticas se encuentran bajo siete llaves. Para diferentes propósitos militares, entornos, contextos y objetivos de ataque, los usuarios pueden diseñar artificialmente el estado de latencia de las armas genéticas. En otras palabras, las personas pueden hacer de las armas genéticas una «bomba de tiempo», y la «cuenta regresiva» puede durar hasta diez años. Esta es la principal diferencia entre las armas genéticas y las armas biológicas tradicionales y las armas químicas.

     Una vez que puestas en uso, es decir activas, las armas genéticas, marcarán una gran diferencia en las guerras futuras:

 1) El modo de guerra cambiará ostensiblemente. Las partes hostiles podrán disponer y usar armas genéticas antes de incoar acciones bélicas, destruyendo de manera mutua al personal y al ambiente de vida circundante, haciendo que una nación y un país pierdan la efectividad de combate y sean conquistados sin derramamiento de sangre.

 2) La estructura de establecimiento militar se modificará. Las tropas de combate disminuirán ostensiblemente, mientras que las fuerzas de apoyo de servicios de salud aumentarán significativamente.

 3) Se propenderá a un estadío de integración de armas estratégicas y armas tácticas. El campo de batalla en el futuro se convertirá en un campo de batalla invisible, lo que dificultará comprender y controlar la situación del campo de batalla, y traerá nuevos temas y desafíos y dilemas a los comandantes, a la defensa militar y a la investigación médica militar.

Las armas genéticas desempeñarán un papel estratégico disuasorio

Desde 2014, la tecnología de edición de genes CRISPR (Nota del traductor: clustered regularly interspaced short palindromic repeats) ha revolucionado la comunidad científica. El sistema CRISPR es, en términos sencillos, un sistema inmune adaptativo. Las bacterias y virus pueden usar este sistema para cortar silenciosamente los genes virales de sus propios cromosomas. Esta es la inmunidad única de virus y bacterias. En el genoma de los mamíferos, el sistema CRISPR se ha desarrollado en una tecnología de edición de genes eficiente y simple. Al igual que un gen «tijera» versátil, puede activar o silenciar ciertos genes al mismo tiempo, permitiendo la edición «masiva» de genes.

  El desarrollo de esta tecnología ha hecho que el desarrollo de armas genéticas adquiera una significativa potencia «en bruto», lo que puede hacer que la población-objetivo de armas genéticas sea más precisa, más rápida y más disuasoria. Las agencias de inteligencia de los Estados Unidos han enumerado la «tecnología de edición genética CRISPR» como un arma potencial de destrucción masiva.

    Sin embargo, en lo que respecta a la tecnología CRISPR, actualmente se limita a los laboratorios, y la tasa de fracaso de los experimentos es muy alta, sin mencionar el desarrollo de armas de destrucción masiva. La guerra moderna se está desarrollando en múltiples dimensiones, es multimodal y multidimensional no se ciñen únicamente al espectro militar: con la mejora continua de la tecnología de la información, la guerra es una confrontación en mayor medida contra la información material, energética, de equipos y de datos. Resta por debatir si las armas genéticas basadas en la mortalidad masiva y crónica de humanos y animales se pueden usar en el combate real, y de darse semejante escenario, a que costos.

        En este sentido, la «destrucción masiva» brindada por las armas genéticas, independientemente de los militares y civiles, traerá serios riesgos políticos y morales con consecuencias severas e incalculables. Además, si la operación es defectuosa o se entra en la «niebla de la guerra», si se produce una fuga durante el transporte y se esparce en el medio ambiente, las consecuencias a sopesar son equivalentes a «levantar una piedra y golpearse el pie».

     Sin visión estrecha de miras, podemos decir que a la larga, las armas genéticas son más que nada un elemento de disuasión estratégica. En el mundo real, la exploración humana de los secretos biológicos es tan solo la punta del iceberg. La ingeniería genética no es la creadora de Dios. El abuso desenfrenado de las armas genéticas traerá calvario y consecuencias impredecibles a toda la humanidad.

AUTOR: CAO SHIYANG
FUENTE: CHINESE PEOPLE LIBERATION DAILY