por Ekaterina Blinova

El 15 de junio, la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) de Perú anunció que Pedro Castillo, del partido de izquierda Perú Libre (Perú Libre), ganó las elecciones presidenciales después de que todos los registros electorales se hubieran contado en la segunda vuelta. ¿Cómo se las arregló el maestro de escuela para llegar a la prominencia y cómo podría cambiar el rostro del Perú?

A principios de este mes, el candidato presidencial peruano Pedro Castillo superó a su competidora de derecha Keiko Fujimori de Fuerza Popular (Fuerza Popular) en la segunda vuelta por un estrecho margen de 0,28 por ciento . Sin embargo, Fujimori se niega a ceder. A raíz de la segunda vuelta solicitó al Tribunal Nacional Electoral (JNE) la nulidad de los resultados en 802 colegios electorales, lo que equivale a 200.000 votos . 

¿Qué hay detrás del fenómeno de Castillo?

Durante la primera vuelta de las elecciones presidenciales, José Pedro Castillo Terrones, maestro de escuela, líder sindical y político, pasó completamente desapercibido para la mayoría de los medios de comunicación, analistas y científicos sociales, dice Carlos Mamani Aliaga, sociólogo y analista peruano de Proyecto Patria, un Organización política de Cajamarca.”Prácticamente nadie consideraba a Castillo como un posible candidato para la segunda vuelta”, dice Mamani. “Ya en la segunda vuelta, estuvo en el escenario en dos debates con Keiko Fujimori demostrando que obviamente no tiene formación como estadista, sin embargo, a pesar de todo, logró dar una buena pelea en los debates”.

Al comentar sobre el fenómeno de Castillo, el sociólogo peruano llama la atención sobre la profunda división entre la capital del país y la provincia. Las tierras altas del centro-sur y el este del Amazonas difieren mucho de que la ciudad capital de Lima es una especie de “mundo paralelo”, según él. Si bien Lima, que representa un enorme 30 por ciento de la población del país, es claramente “adversa” a Castillo, es muy popular en la provincia.”Su imagen de provinciano y humilde ha logrado resonar en millones de peruanos del interior que se identifican plenamente con su discurso provincial, nacional y popular”, señala Mamani, describiendo a Castillo como un “conservador revolucionario” al estilo peruano. con “un impulso por la justicia social”.

Según el analista, Castillo “ha logrado captar el inconsciente colectivo peruano” que en términos generales siempre ha sido “culturalmente conservador”, pro-familia y pro-vida y no tiene nada que ver ni con el progresismo de izquierda globalista ni con el progresismo de derecha. ala conservadurismo elitista.

© REUTERS / SEBASTIAN CASTANEDALa candidata de derecha de Perú Keiko Fujimori y el candidato socialista Pedro Castillo saludan al final de su debate antes de la segunda vuelta de las elecciones del 6 de junio, en Arequipa, Perú, el 30 de mayo de 2021.

No se debe subestimar el hecho de que Castillo también es un cristiano evangélico, señala el analista político y autor argentino Gonzalo Fiore Viani: el presidente electo se opone vehementemente a legalizar el aborto y permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo, al contrario de los típicos progresistas de izquierda.

Castillo también es un ferviente defensor de los derechos de los pueblos indígenas y pide que se reescriba la constitución del Perú “con el color, el aroma y el sabor del pueblo”. Además de eso, Castillo no descarta nacionalizar la industria minera, así como la extracción de petróleo y gas y reformar el sistema de pensiones del país para favorecer a los trabajadores. Aparentemente, por lo tanto, sus oponentes lo consideran un “extremo izquierdista”, según Viani.

“El tiempo dirá si podrá implementar efectivamente su programa, verdaderamente revolucionario no solo para el Perú sino para el actual contexto político latinoamericano”, dice el analista político argentino, agregando que Castillo ya recibió el apoyo del ex presidente de Uruguay José “Pepe Mujica y exdirector de Bolivia Evo Morales.

Según Viani, el modelo económico peruano se ha mostrado ineficaz sobre todo en la reducción de la desigualdad y la pobreza en el país: “Por eso un político como Castillo ha tenido un desempeño tan bueno saliendo prácticamente de la nada”, dice. “Representa el descontento y la incredulidad de la población del país en los políticos establecidos”.

© REUTERS / SEBASTIÁN CASTAÑEDALos partidarios del candidato presidencial de Perú, Pedro Castillo, se reúnen en la calle el día después de una segunda vuelta, en Lima, Perú, el 7 de junio de 2021.

Quiebra del modelo neoliberal en Perú

Una vez que asuma el cargo el 28 de julio, Castillo tendrá que gobernar un país extremadamente dividido, enfatiza Mamani, y agregó, sin embargo, que cualquier otro presidente, incluida Keiko Fujimori, habría enfrentado un desafío similar.

El mayor obstáculo del presidente electo será poner fin a un largo período de inestabilidad política e institucional en el país. El año pasado, Perú vio a tres presidentes en solo un mes, mientras que algunos de sus predecesores enfrentaron cargos de corrupción.“Vivimos en un estado permanente de crisis política fundamentalmente asociado a la plaga de la corrupción que, año tras año, desangra al Pueblo, restando un porcentaje significativo del PIB (3%)”, dice Mamani.

Si bien el Perú va a celebrar su bicentenario de la independencia el 28 de julio, el país ha sufrido inestabilidad política, división y luchas sociales y económicas, con profundos desequilibrios demográfico-territoriales durante casi dos siglos, según el sociólogo.

La implementación del modelo económico neoliberal en las últimas tres décadas ha demostrado ser ineficaz y agravó aún más las cosas, dice Mamani. Según él, el Perú se ha convertido en un mero proveedor de materias primas, mientras que se han impedido iniciativas encaminadas a lanzar proyectos industriales soberanos que empleen los recursos estratégicos del país como cobre, litio, etc.”No puede haber soberanía política sin soberanía económica, y esto nunca será posible ni cierto sin un proyecto industrial claro, que nos saque de la periferia del mundo y nos permita ser lo que realmente deberíamos ser: un país poderoso, “insiste el analista.

Sin embargo, es poco probable que Castillo lleve a cabo una transformación económica de esa magnitud, según Mamani. Por un lado, cree que los globalistas progresistas y de extrema izquierda en el entorno del presidente electo podrían obstaculizar tales intentos.

Por otro lado, una fuerte oposición del Congreso de la República del Perú, así como de las Fuerzas Armadas (y especialmente de la Armada), podría socavar la agenda reformista de Castillo, dice el sociólogo, refiriéndose a las especulaciones sobre un posible golpe de Estado.

© REUTERS / GERARDO MARINLa candidata presidencial de Perú, Keiko Fujimori (C), con el primer candidato a vicepresidente Luis Galarreta (L) y la segunda candidata a vicepresidente Patricia Juárez, reacciona en una conferencia de prensa el día después de una segunda vuelta de las elecciones, en Lima, Perú, el 7 de junio de 2021.

Las posibilidades de Fujimori de revertir la victoria de Castillo

Mientras tanto, la rival política de Castillo, Keiko Fujimori, está luchando con uñas y dientes para revisar los resultados de las elecciones presidenciales.

La candidata presidencial de derecha es hija del expresidente Alberto Fujimori quien cumple una condena de 25 años por corrupción y abusos a los derechos humanos, señala Gonzalo Fiore Viani: “Durante la campaña aseguró que perdonaría a su padre si era presidente electo “, añade.

A pesar de este controvertido historial, es popular entre una parte considerable de la población.”Mientras que Castillo tomó la zona centro-sur del país con porcentajes de hasta el 80 por ciento, Keiko ganó por amplio margen en el centro-oeste: Lima y Callao, las dos ciudades con más votantes en Perú”, señala Viani.

Además, una novedad de la última campaña de Keiko es que cuenta con el apoyo de todas las élites peruanas, incluido el escritor, profesor universitario y premio Nobel Mario Vargas Llosa, quien anteriormente se opuso al “fujimorismo”, dice el autor argentino. 

Llosa apoyó a Keiko al mismo tiempo que denunciaba a Pedro Castillo como un “peligro para la democracia” por las propuestas políticas y económicas de esta última, según Viani.”Sorprendentemente, poco antes de las elecciones, prácticamente todos los medios liberales-progresistas fueron abiertamente críticos con el fujimorismo, pero una vez en medio de la contienda electoral, paradójicamente cambiaron su apoyo a Keiko Fujimori al iniciar una campaña de demolición de medios contra el profesor Castillo”. dice Carlos Mamani Aliaga.

Mientras tanto, perder obviamente no es una opción para Fujimori dado que una serie de demandas por supuestos casos de corrupción la persiguen, señala el analista peruano. Si pierde, podría enfrentar más de 30 años de cárcel por tomar dinero de la empresa brasileña Odebrecht para financiar sus fallidas candidaturas presidenciales en 2011 y 2016.

Por lo tanto, está jugando sus últimas cartas al presentar demandas por supuestas irregularidades electorales . Además de esto, Keiko Fujimori todavía cuenta con el apoyo de los medios de comunicación, las Fuerzas Armadas y los sectores comerciales tradicionales de exportación primaria.

No está claro cómo se desarrollará la situación, pero es muy probable que, por mucho que Keiko Fujimori intente desafiar los votos, Castillo sea presidente, sugiere Mamani.

Sin embargo, podría haber una baza en la manga de Fujimori, según el sociólogo: Fujimori puede intentar retrasar el triunfo de Castillo hasta el 28 de julio. Si no hay un ganador claro ese día, uno de los congresistas puede convocar a nuevas elecciones.”De ser así, Keiko Fujimori cumpliría plenamente con la siguiente expresión: ‘Si la presidencia no es mía, no será de Castillo'”, concluye Mamani.

Gonzalo Fiore Viani Magister en Relaciones Internacionales es miembro del Equipo de Dossier Geopolitico

Publicado en: Sputnik en ingles con el titulo: How Failure of Peru’s Neoliberal Model & Need for Industrial Growth Created Castillo’s Phenomenon

https://sputniknews.com/latam/202106181083184584-how-failure-of-perus-neoliberal-model–need-for-industrial-growth-created-castillos-phenomenon/?fbclid=IwAR1wMvCcIlekPBwEcbrv1i5HhvoWqreRZM-Guz0i7Sn9qGXcyiKFNKDTX6w

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Responder a jony Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *